Está en la página 1de 5

No es desconocido que existe gran polémica en torno a tomar o no agua de la

llave, es decir, directamente del grifo, y hay quienes aseguran incluso que el agua
de Bogotá es una de las más puras del mundo, pues bien, ante este panorama las
productoras de agua embotellada a nivel mundial también se la han jugado para
vender la idea que son puras y saludable de muchas maneras.
El agua “alcalina” se ha convertido en una moda popular para la salud en los
últimos años. Los defensores afirman que puede hidratarle más rápidamente que
el agua normal e incluso ayudar a curar el cáncer. El problema: no hay mucha
investigación sólida que respalde esas afirmaciones.
De hecho, cuando se trata de dar sentido a todos los diferentes tipos de agua
embotellada en el mercado y sus afirmaciones sobre la pureza y la salud, los
consumidores están comprensiblemente confundidos, dice Charlotte Vallaeys,
analista senior de políticas y experta en etiquetado de alimentos de Consumer
Reports.
En algunos casos, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados
Unidos ha definido los significados de los términos utilizados para describir el
agua embotellada, lo que se denomina "estándares de identidad". Pero esas
definiciones pueden no significar lo que usted cree que hacen.
Caso en punto: agua de “manantial”. Ese término es tan polémico, de hecho, está
en el centro de una posible demanda colectiva que involucra el agua embotellada
de Nestlé, Poland Spring. La demanda alega que "ni una gota" del agua califica
como agua de manantial legítima, y que la comercialización de la compañía es "un
fraude colosal perpetrado contra los consumidores estadounidenses". Nestlé
niega las acusaciones y está apelando la decisión de un juez en marzo que
permitió la demanda.
La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, permite que
los fabricantes utilicen términos que aún no ha definido, siempre que ese uso sea
"veraz y no engañoso". Pero, de nuevo, eso puede no significar exactamente lo que
usted cree que hace.
Por ejemplo, "alcalino" simplemente describe una solución con un pH superior a 7;
Aquellos con un pH por debajo son ácidos.
Por lo tanto, los fabricantes pueden usar "alcalinas" para describir su agua siempre
que realmente tenga un pH superior a 7. Pero eso no significa que la
Administración de Alimentos esté de acuerdo con las afirmaciones de salud
hechas para el agua alcalina, y la agencia podría, en teoría, multar a aquellas que
comercializan su agua  o cualquier otro producto de comprobarse que las
declaraciones de salud no se soportan con evidencias.
La Asociación Internacional de Agua Embotellada, el principal grupo de presión de
la industria, dice que el agua embotellada está "regulada de manera integral como
un producto alimenticio" por la Administración de Alimentos y Medicamentos de
Estados Unidos y cree que esas protecciones son suficientes.
Sin embargo, a Vallaeys le preocupa que el mercado siga siendo confuso. "Los
fabricantes pueden presentar nuevos reclamos en cualquier momento", dice, "y es
casi imposible que los consumidores lo digan, solo mirando la etiqueta, que son
oficiales y cuáles no".
Patty Lovera, directora adjunta de Food & Water Watch, una organización sin fines
de lucro de Washington, DC, dice que algunas marcas de agua embotellada
parecen estar aprovechándose de las "preocupaciones sobre la pureza, la salud y
la contaminación" del agua del grifo. Lo que, dice ella, hace que la precisión y la
transparencia en el agua embotellada sean más importantes que nunca.
En cuanto a Bogotá, Catorce6 hizo la prueba del potencial de hidrógeno (pH) por
colorimetría para medir el nivel de acidez del agua en un edificio del norte de la
ciudad, y la comparó con un filtro de agua que promete alcalinizarla (Nikken). El
resultado que arrojó el experimento, fue que el agua del grifo es particularmente
ácida teniendo en cuenta la escala de pH establecida para este tipo de ensayos.
Cabe aclarar, que la norma que rige actualmente en el país (Resolución 2115 de
2007), obliga a que se cumpla un rango de pH neutro del agua para consumo
humano, comprendido entre 6,5 y 9,0; mismo que debe tener el agua potable
tratada envasada (Resolución 12186 de 1991). En esta prueba el agua de la llave
de Bogotá en un edificio del norte de la ciudad no cumplió la norma que obliga a un
pH neutro.
                                                                   Resultado ensayo por colorimetría en Bogotá /
Catorce6
                                                                                                      Escala de
pH / /www.farmaciatorrent.com

Consumer Reports elaboró un breve glosario de algunos términos comunes que se


usan para describir el agua embotellada.
Agua potable tratada: producto líquido que se obtiene al someter el agua de
cualquier sistema de abastecimiento a los tratamientos físicos y químicos
necesarios para su purificación y con destino para el consumo humano.
Alcalina: agua con un nivel de pH superior a 7. Algunos defensores dicen que
puede neutralizar el ácido en la sangre de una persona y proporcionar un beneficio
para la salud, aunque eso es controvertido. Este es un término de la industria.
Artesiano: agua de un pozo que golpea un acuífero confinado, o una capa
subterránea de roca o arena que contiene agua.
Agua de glaciar: debe ser escurrimiento de la fusión natural de un glaciar, agua de
una corriente que fluye desde un glaciar y no se diluye por otra fuente, o la fusión
del hielo del glaciar en una instalación de procesamiento.
Mineral: agua con al menos 250 partes por millón de sólidos disueltos, con una
cantidad constante de minerales y oligoelementos en su origen. Los
embotelladores no pueden agregar minerales adicionales, lo que lo diferencia del
agua embotellada etiquetada como "mejorada con minerales".
Purificada: agua que ha sido tratada por varios métodos para eliminar químicos y
partículas. No puede contener más de 10 partes por millón de sólidos disueltos
totales. Los métodos de purificación incluyen ósmosis inversa (que utiliza presión
para empujar el agua a través de membranas especializadas) y destilación (que
implica hervir el agua, capturar el vapor y condensarlo de nuevo en agua).
Sin procesar: Agua sin filtrar, sin tratar, embotellada directamente de la fuente. Es
un término de la industria. Pero las compañías pueden venderlo legalmente
siempre que la fuente esté aprobada por una jurisdicción local y que el agua
cumpla con los estándares de calidad federales, lo que significa que no puede
exceder ciertos niveles de varias toxinas, como el arsénico y el plomo.
Agua embotellada con gas: agua que contiene carbonatación de forma natural.
Debe tener el mismo nivel de dióxido de carbono después de haber sido tratado,
incluso si el gas se agrega artificialmente. (Esto es diferente del agua con gas,
agua carbonatada artificialmente, que la FDA regula como un refresco).
Primavera: De manera crucial, se debe recolectar en el mismo manantial, o a
través de un pozo de pozo, que aprovecha el acuífero que alimenta el manantial. Si
se usa una fuerza externa, como una bomba, para mover el agua a la superficie, no
puede cambiar la calidad y la composición del agua, una vez que llega a la
superficie, por ejemplo, causando que tenga más partículas o más. Niveles de
cualquier mineral.

También podría gustarte