Está en la página 1de 11

AULA DE APOYO

“ECONOMÍA DE FICHAS”

JUSTIFICACIÓN
Las dificultades de aprendizaje entendidas como un continuo que va
desde las dificultades más simples hasta las más complejas, de las más
precoces a las más tardías, de las más dependientes de factores
ambientales a las más dependientes de factores personales e intrínsecos
al sujeto, definida como aquel término general referido a un grupo muy
heterogéneo de trastornos que se caracterizan por dificultades
significativas en la adquisición y uso de la escucha, habla, lectura,
escritura, razonamiento o habilidades matemáticas, puediendo ser, en
mayor medida, intrínsecos o extrínsecos al individuo, los factores
intrínsecos son presumiblemente debidos a la disfunción del sistema
nervioso central, mientras que los extrínsecos son debidos a privaciones
que afectan al desarrollo tanto en sus dimensiones física, cognitiva y
afectiva. Las dificultades pueden ocurrir a lo largo del ciclo vital. También
existen problemas de conducta, de autorregulación, percepción social e
interrelación social, estas dificultades, pueden coexistir e interaccionar
negativamente con las dificultades de aprendizaje, no constituyen por si
mismas una dificultad de aprendizaje pero pueden influir severamente el
desarrollo de este proceso.
De esta manera, las dificultades de aprendizaje y/o conductuales
constituyen un verdadero problema para el desarrollo normalizado del
proceso enseñanza aprendizaje que se tiene en el aula y/o colegio, ante
la presencia de estas dificultades lo prioritario no es tanto preguntarnos
sobre el por qué el estudiante no aprende sino preguntarnos sobre qué
podemos hacer para que aprenda.
En el intento de apoyar a estos estudiantes resulta necesario tener en
cuenta una serie de principios y estrategias de actuación para alcanzar el
máximo nivel de éxito en el proceso de ayuda. Debemos considerar que
el estudiante con dificultades de aprendizaje, especialmente en sus
primeros años de escolarización, siempre busca el éxito. Él quiere
aprender, desea no equivocarse, anhela poder responder, hacer los
ejercicios, retener la información nueva, con la misma exactitud con que
lo hace la mayor parte de sus compañeros de clase, pero en realidad no
sabe muy bien lo que sucede, ni por qué sus resultados son tan malos,
está muy desorientado respecto de sí mismo y va otorgándose poco a
poco la imagen que los demás le ofrecen. Al fin, llegan a creerse los
referentes externos, que son los únicos que percibe claramente. Así llega
a la conclusión de que es torpe, inútil y que el fracaso en los aprendizajes
es una característica que le acompaña. Por esto, estos estudiantes
requieren una atención especial y personalizada. Si no somos sensibles a
sus necesidades educativas irán profundizando en su fracaso en las
experiencias de aprendizaje y, a la larga, caerán en una profunda
experiencia de fracaso personal.
En el intento de cambiar esta terrible realidad es que pretendemos
desarrollar estrategias que generen conductas positivas ante el proceso
de aprendizaje. Planteamos el uso de la estrategia “economía de fichas”
apoyando a nuestros estudiantes con reforzadores positivos ante su
esfuerzo por realizar las actividades que se les pide, instaurando, al
mismo tiempo, las conductas positivas ante el aprendizaje e intentando
extinguir conductas negativas ante el mismo. En relación a las
dificultades conductuales que presentan algunos estudiantes, la
estrategia busca desarrollar en el estudiante mecanismos de autocontrol
y autorregulación mediante la regulación externa en un principio.

OBJETIVOS GENERALES
• Estimular, reafirmar y/o establecer en el/la estudiante conductas
positivas y motivación intrínseca ante su proceso de aprendizaje
mediante la presentación de reforzadores positivos primarios y
secundarios ante la emisión de dichas conductas.
• Extinguir conductas negativas, en el estudiante, que entorpecen su
proceso de aprendizaje y generan malestar en su grupo de interacción,
mediante reforzadores positivos primarios y secundarios ante la emisión
de conductas positivas las cuales sustituirán las conductas negativas.

RESULTADOS ESPERADOS

• Los/as estudiantes que asisten al aula de apoyo reafirman conductas


positivas hacia el desarrollo de su aprendizaje.
• Los/as estudiantes que asisten al aula de apoyo desarrollan sus
actividades escolares con motivación, alegría y voluntad.
• Los/as estudiantes que asisten al aula de apoyo adquieren y
mantienen una actitud positiva y motivación hacia el desarrollo de
nuevos aprendizajes.
• Los/as estudiantes que asisten al aula de apoyo desarrollan
mecanismos de autocontrol y autorregulación conductual.

POBLACIÓN
La presente estrategia toma en cuenta la participación de:
Estudiantes: son participantes primarios todos los estudiantes que
fueron remitidos al aula de apoyo y que se encuentran en proceso de
intervención en sus dificultades de aprendizaje como participantes
directos.
Docentes: serán parte del desarrollo de la estrategia como participantes
secundarios los docentes de los estudiantes que se encuentran en el aula
de apoyo, quienes fueron los primeros en identificar la presencia de la
dificultad de aprendizaje.
Padres y madres de familia: serán participes los padres de familia de
los estudiantes que requieran modificación conductual, estudiantes que
presentan dificultades conductuales que interfieren en el proceso de
aprendizaje. En caso de los estudiantes que no requieren de modificación
conductual la participación de los padres de familia no es necesaria.

DESCRIPCIÓN DE LA PROPUESTA
“ECONÓMICA DE FICHAS”

Definición: La economía de fichas consiste en el establecimiento o


reorganización de las contingencias ambientales mediante el control de
los estímulos reforzadores que existen en el ambiente del sujeto. Para
conseguirlo se utiliza un reforzador generalizado, artificialmente
establecido para esta tarea, cuya emisión se puede controlar de forma
completa. El reforzador utilizado debe tener una dimensión física: fichas,
puntos, pegatinas, etc. En este caso, en el sistema de reforzamiento se
administra fichas como refuerzo inmediato, fichas que son “respaldadas”
posteriormente permitiendo que se cambien por refuerzos más valiosos.
En este sentido, Kazdin (1985) cita tres requisitos indispensables en una
economía de fichas 1) la ficha o medio de intercambio 2) la recompensa o
refuerzos de respaldo que pueden comprarse con las fichas, y 3) el
conjunto de reglas que define las interrelaciones entre las conductas
especificas que obtienen fichas y los refuerzos de respaldo por los que se
pueden cambiar las fichas.

Esta viene a ser una estrategia flexible, de fácil aplicación y de gran éxito
con niños. Sirve tanto para aumentar como para disminuir conductas
deseadas.
Inicialmente debe reforzarse con fichas cada vez que ocurre la conducta
deseada para motivar al niño/a y lograr establecerla. Cuando la conducta
ya esta adquirida y mantenida, al menos relativamente consolidada, se
deberá reforzar de un modo intermitente. Así mismo, los intercambios de
puntos o fichas deben ser frecuentes en el inicio de la aplicación de la
estrategia para posteriormente retardar progresivamente el intercambio.
Para utilizar correctamente el sistema de fichas, previamente y de modo
conjunto, se deberá establecer claramente el valor de las fichas o puntos
que se otorguen y las conductas que van a ser premiadas con dichas
fichas. Dichas conductas deben corresponder a aquellas situaciones que
el docente desee implantar en el repertorio conductual del alumno
(disciplina, atención, tarea académica, etc.)
Las fichas han de tener un valor de intercambio muy claro para que el
niño/a y deben referirse tanto a situaciones graficas que se puedan
obtener (escuchar durante 10 minutos una grabación favorita) como a
cosas reforzantes (golosinas, lápices, etc.)
No debemos olvidar que cuando las conductas se vayan instaurando y
consolidando paulatinamente se debe ir alargando los intervalos de
intercambio de tal modo que se produzca una deshabituación progresiva
de las fichas y de los reforzadores que obtiene el alumno reemplazando
los anteriores reforzadores por refuerzo social (elogio, alabanza, sonrisa,
aprobación, etc.)

PROCEDIMIENTO
En este caso, la estrategia se desarrollara, tanto, en el aula de apoyo
como en el aula regular con la participación de los docentes y la
responsable del aula de apoyo, esta última se encontrara a cargo de llevar
el control de las fichas acumuladas por los estudiantes.

El objetivo principal de la estrategia es la acumulación de puntaje, con el


cual se puede canjear por recompensas de mayor valor, el puntaje más
alto por alcanzar es de 100 puntos, el cual pueden cajear por uno de los
juguetes que se tiene como premio principal; 70 puntos alcanzados
pueden ser canjeados por un chocolate; 50 puntos alcanzados pueden ser
canjeados por un chupete y 30 puntos pueden ser canjeados por un
caramelo.
Entonces:

30 puntos Un caramelo

50 puntos Un chupete

70 puntos Un chocolate

100 puntos Un juguete

Las fichas a ser acumuladas por los estudiantes tienen un valor de 1 y 2


puntos las cuales serán administradas por las docentes de aula de los
estudiantes y durante las sesiones en el aula de apoyo, (en el caso de los
estudiantes que requieren de cambio conductual se requiere la
participación de los padres de familia quienes tendrán una determinada
cantidad de puntaje a su cargo).

vale 1 vale 2
Acuerdos preliminares:

La designación de 1 punto o 2 puntos dependerá


del criterio de los/as docentes según el esfuerzo de los estudiantes y
según vea conveniente la docente, de acuerdo a la emisión de las
conductas deseadas.

Las conductas deseadas merecedoras de asignación de puntajes y las


conductas no deseadas merecedoras de castigo mediante la pérdida de
puntaje serán consensuadas con los docentes y estudiantes según cada
curso.
En la presente propuesta el listado de conductas deseadas y no deseadas
serán coordinadas en dos grupos de estudiantes; aquellos estudiantes que
requieren de apoyo en relación a su motivación ante el aprendizaje y
estimulación de su responsabilidad para con sus tareas escolares y
aquellos estudiantes que presentan dificultades conductuales y que
requieren de modificación de la misma

Primer grupo “estudiantes que requieren de motivación ante el


aprendizaje”.
CONDUCTAS DESEADAS
La emisión de conductas deseadas y que son merecedoras de la
designación de puntajes son:

CONDUCTAS DESEADAS PUNTAJE


GANADO
Motivación al realizar las actividades 1
Completar las actividades con eficiencia 1
Control de emisión las palabras prohibidas (no 1
puedo, tengo flojera, es difícil, no quiero, etc.)
Salir primero en los juegos realizados 1
Acumulación de sellos muy bueno en sus tareas 1
escolares (10 sellos muy bueno valen por 2
puntos)
AULA DE APOYO

CONDUCTAS DESEADAS PUNTAJE


AULA REGULAR REREGULAR

GANADO
Presentar tareas con responsabilidad (al día) 1
No molesta en el curso 1
No distraerse en el curso 1
Colaborar en el cuso con los compañeros 1
Participar en las actividades 1

CONDUCTAS NO DESEADAS
La emisión de conductas no deseadas por los estudiantes serán castigadas
quitando los puntos acumulados, la cantidad de puntos a ser quitados
dependerá del grado de gravedad de emisión de la conducta no deseada
y del criterio de el/la docente. Así las conductas que serán consideradas
no deseadas y merecedoras de castigo son:
CONDUCTAS NO DESEADAS
AULA DE APOYO PUNTAJE
PERDIDO
Realizar las actividades propuestas con desgano -1
y desmotivación
Realizar las actividades propuestas con malas -1
intenciones
Emisión de las palabras prohibidas con frecuencia
Dar mal uso a los juegos presentados -1
Utilizar los juegos sin permiso -1
Pelear con los compañeros -1
Acumulación de sellos negativos en sus tareas -1
habituales (10 sellos incompletos pierde 1 punto

CONDUCTAS NO DESEADAS PUNTAJE


AULA REGULAR REREGULAR

PERDIDO
No presentar tareas (no tener al día) -1
Molesta constantemente en el curso -1
Distraerse constantemente en el curso -1
No colaborar en el cuso -1
No participar en las actividades con entusiasmo -1
Finalmente, los estudiantes podrán canjear su premio según la cantidad
de puntajes que tengan acumulados de acuerdo a su propio criterio,
siendo esta una decisión suya.

MATERIALES
Fichas:
• 3 Hojas de cartulina color rojo
• 2 hoja de cartulina color negro
• 2 hoja de cartulina color amarillo
• 1 frasco de silicona liquida
• 4 cintas de embalaje transparentes

Control de fichas:
• 1 hoja de plasto formo
• 1 caja de pinturas acrilex
• Pinceles varios
• 2 hojas de cartulinas color rojo/negro
• 1 botella de silicona liquida
Reforzadores:
• 2 bolsa de dulces
• 2 bolsa de chupetes
• 2 caja de chocolates
• 3 muñecas
• 10 pelotas
• 1 auto
• 1 rompecabezas de 500 piezas
EVALUACION

Un componente muy importante a ser tomado en cuenta es la evaluación


la cual será considerada y desarrollada durante todo el proceso de
intervención con cada estudiante, el primer informe de evaluación se lo
realizara al finalizar el primer de instauración de la estrategia tomando en
cuanta los siguientes criterios:

• Se observa cambio en la motivación intrínseca de los estudiantes


ante su proceso de aprendizaje
• Se observa conductas positivas hacia el desarrollo de los
aprendizajes en los estudiantes.
• Se observan cambios en su responsabilidad ante sus actividades
escolares.
• Se observa actitudes positivas y motivadoras hacia el desarrollo de
sus nuevos aprendizajes.
• Se observan mecanismos de autocontrol y autorregulación
conductual en los estudiantes

Cronograma:

MESE DE TRABAJO
ACTIVIDADES May Juni Agost Septiem Octub Noviemb Diciem
Abril Julio
o o o bre re re bre
Planificación y organización de
la estrategia
Elaboración del material
necesario
Reunión de planificación y
establecimiento de acuerdos
con los docentes de los
estudiantes que asisten al aula
de apoyo
Desarrollo de la estrategia

Primera evaluación de
resultados observables
Segunda evaluación de
resultados observables
Entrega de informe final
Segundo grupo “estudiantes que requieren de modificación conductual”
En el caso de los estudiantes que requieren de apoyo en la modificación
conductual y estimulación del autocontrol y autorregulación además de los
acuerdos ya mencionados, se exige control de conductas que son
disruptivas tanto en el aula de apoyo, aula regular como en la casa, de
esta manera las conductas deseadas merecedoras de la asignación de
puntajes y las conductas no deseadas merecedoras de castigo son las
siguiente:
CONDUCTAS DESEADAS
CONDUCTAS DESEADAS PUNTAJE
EN EL COLEGIO

GANADO
Quedarse sentado en su asiento durante la clase
Pedir permisos constantes para levantarse de su
asiento

CONDUCTAS DESEADAS PUNTAJE


GANADO
EN LA CASA

CONDUCTAS NO DESEADAS
CONDUCTAS NO DESEADAS PUNTAJE
EN EL COLEGIO

PERDIDO

CONDUCTAS NO DESEADAS PUNTAJE


EN LA CASA

PERDIDO

Finalmente, los estudiantes podrán canjear su premio según la cantidad


de puntajes que tengan acumulados de acuerdo a su propio criterio,
siendo esta una decisión suya.

También podría gustarte