Está en la página 1de 1

Libro: “Evolución Económica de la Banda Oriental”

Autores: Lucia Sala de Tourón, Julio Rodríguez y Nelson De la Torre


Cap. Segundo: “Valorizaciones de los ganados y el apoderamiento de las
tierras en el siglo XVIII

“El reformismo Borbónico”: principalmente bajo el reinado de Carlos III: se pretende superar el retraso económico de España, se inicia el
crecimiento de la agricultura, en detrimento de la ganadería, Cádiz pierde el monopolio. Son reformas que modificaran limitadamente a España
del siglo XVIII, ya que la estructura feudal que sobrevivió bajo el absolutismo no se ve esencialmente comprometida. A su vez la burguesía
española no se propondrá grandes transformaciones económicas y políticas. La burguesía estará más atenta a lo político que a lo económico
buscando el apoyo en el despotismo ilustrado (Kossok). Sala de Tourón dice que si bien los economistas de la época, citan a Adam Smith y
fisiócratas, cuando se trata de América aplican un “nuevo mercantilismo”. Igualmente las transformaciones algo incidieron no solo en la
metrópolis sino en las colonias americanas en cuanto a las fuerzas productivas: mayor integración de España al mercado mundial (incremento de
puertos habilitados en América y en la península), aligeramiento de trámites, franquicias para la marina mercante, etc.
Las nuevas medidas económicas fueron singularmente favorables para las regiones ganaderas y para los puertos, pero engendraron en
cambio, nuevas contradicciones con las regiones del interior del virreinato, productoras de artesanías y vinos, contradicciones que
estallaran violentamente durante la revolución. (Se necesita más cuero)
La política liberadora fue empañada por la guerra entre E e I y se vieron obligados los virreinatos a trasladar mercadería en barcos portugueses,
provocando el contrabando. Esto beneficio un notable cambio en las condiciones materiales de Montevideo, “los cueros se apiñaban en el puerto
esperando ser embarcados”, a su vez “los saladeros, que dicho sea de paso eran en época colonial los únicos en el Plata, influyen
considerablemente en la ganadería y en la incrementación de la marina mercante”
“La guerra de la revolución francesa y del imperio”: es el periodo donde la metrópoli se ve incapaz para abastecer a las colonias (1796-1802 y
1805-1808) barcos ingleses con “bandera neutral” comerciaban en el RdelaP. Es el momento donde se gestan ideas revolucionarias alimentadas
por las contradicciones de intereses de las clases dominantes americanas y el monopolio español. Igualmente los autores dicen que “América
contribuyo con sus propias contradicciones a la crisis general” los españoles al ver perder poco a poco su comercio en las colonias americanas,
intentaron hacer algunos cambios, así prohibieron el comercio con neutrales y dieron concesiones a españoles privados. Igualmente se produce
mucha corrupción los mismos funcionarios virreinales ejercían la práctica del contrabando, eran ellos los que tenían que fiscalizar la bandera del
barco mercante que anclaba en puerto montevideano. Los criollos alegaban que los requerimientos de la metrópolis eran “ilegales e ineptos”
(habían muchos hambrientos en la colonia que la metrópoli no podía satisfacer.) esto dio por motivo que a partir de 1801 la corona dio permiso a
nacionales y extranjeros a comerciar, de esta manera la impronta de que todo barco debe retornar a España dejo de existir.

“Renacimiento y recrudecimiento de la crisis”: Hay un periodo de renacimiento (1803-1806), las exportaciones a la Habana se ven
incrementadas, los permisos de desembarco en puerto neutral favoreció la economía. De todas maneras fue muy breve y no ayudo a establecer
mejoras considerables. Sin dudas estamos en fases definitivas de la crisis colonial.

“La ampliación del comercio y la explotación ganadera”: los conflictos externos modificaron la apetencia por los frutos del Plata, cueros, sebo
incrementaron sus precios al tiempo que la demanda y el interés por ganado y tierras también lo hicieron. Se inicia entonces el periodo de
matanzas incontroladas (vaquerías) y denuncias. Es el tiempo de expulsión misionera, Charrúa y minuanes.

“entre el Yi y el Negro”: fabulosa rinconada rica en ganados, propicio una disputa importante, vecinos (ocupantes), denunciantes y misioneros.
Un denunciante llego a ofrecer a las misiones, 1 cuero por cada 3 que extraería él.
Este periodo facilito e impuso la ocupación definitiva de Colonia del Sacramento, advirtiéndose los mismos resultados de conflicto “entre el San
Juan y el Cufré”. Los denunciantes alegaban perseguir contrabandistas, vagos, etc. Otras veces aseguraban fundar pueblos y establecimientos
importantes.