Está en la página 1de 11

Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

ANTE EL PRÓXIMO CONGRESO DEL PS

Aporte a la discusión de la militancia socialista


Es imprescindible frenar la caída libre del PS
para fortalecer al Frente Amplio
Este documento es un aporte al debate de las y los socialistas, evaluando los últimos tres
años de nuestro partido y de la realidad política nacional. Pretendemos decir nuestra opinión
con claridad y con lealtad, sin atacar a nadie, pero sin guardarnos nada de tres años que han
sido largos y muy duros. El único propósito es aportar a una indispensable autocrítica, ya que
de tanto reclamarla para afuera, se nos ha olvidado aplicarla hacia adentro.

EL REFERÉNDUM PARA ANULAR LA LUC: DERROTA ELECTORAL Y ACUMULACIÓN


SOCIAL Y POLITICA QUE REVITALIZA A LA IZQUIERDA Y LOS MOVIMIENTOS
SOCIALES

La resolución del referéndum, donde la opción de derogar los 135 artículos de la LUC no logró
la victoria, supone un traspié importante en la medida que se mantienen aspectos centrales
del ¨programa escondido¨ de la derecha. A la hora de escribir estas líneas recién comienzan a
hacerse análisis que habrá que profundizar para extraer las múltiples enseñanzas que esta
derrota nos deja. Aprender de los reveses es clave para que podamos superarnos y crecer en
la capacidad de conectar primero y representar después a las necesidades y los sueños de
cientos de miles de uruguayas y uruguayos. Seguramente este necesario análisis en
profundidad será parte importante de la discusión de nuestro Congreso.

Pero no obstante lo anterior, la realización del referéndum, cuando se lo mira en términos de


proceso, deja un saldo relevante: el que a pesar de la derrota la izquierda y las
organizaciones y colectivos sociales han tenido la capacidad de generar un punto de inflexión
positivo en el proceso de acumulación social y política.

Esta es quizás la cuestión más relevante que emerge hacia el futuro inmediato: la izquierda
parece retomar el proceso de acumulación y renueva sus lazos con la sociedad, la
reconstitución del bloque social de los cambios es hoy una cuestión que se afirma, aunque
queda mucho por hacer. Ello se debe a que más allá de discusiones iniciales y dudas que
emergían en la previa de la recolección de firmas de parte de un Frente Amplio que no
lograba salir de la confusión en que lo sumió la derrota del ballotage, se supo resolver
adecuadamente saliendo a dar el debate y la lucha desde y con la sociedad, que es el único
camino que recorrer si se quiere construir una plataforma sólida para los cambios hacia 2024.

La tarea desarrollada por cientos y miles de compañeras y compañeros -que sólo contaron
con su militancia y convicción para enfrentar desde el mano a mano una pelea a todas luces
en desventaja frente al poder de los medios y del Estado al servicio del No- a la vez
emocionante y muy eficaz, nos permite hoy encarar con optimismo y energía social renovada
la nueva etapa política que se abre hacia el 2024.

Página 1 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

Este debe ser el comienzo del proceso de acumulación social y política que ha sido
construido desde la resistencia al proyecto neoliberal, pero nuestro principal desafío de aquí
en más además de profundizar la tarea de oposición política, estará en construir una
propuesta renovada de cambios para el país que sintonice con las mayorías nacionales
y los intereses de las trabajadoras, trabajadores, los colectivos golpeados social y
económicamente por el modelo excluyente de la derecha, pero también que represente
a las clases medias y sectores de la producción que son excluidos por el gran capital.

La construcción de dicha propuesta trasciende - aunque la incluye - la dimensión


programática. Debemos reconstruir un relato político de cambio que sea capaz de disputar
con éxito la hegemonía cultural de la derecha.

EL PS EN EL FRENTE AMPLIO

En diciembre pasado culminó el escrutinio de las elecciones internas del Frente Amplio y
podemos, ahora sí, comenzar a analizar sus resultados. Fue el final, también, de un ciclo
electoral que comenzó en junio de 2019 con las elecciones internas de los partidos políticos.
Significó una gran votación, alrededor de 130.000 votos de frenteamplistas residentes en
Uruguay y otros países del mundo. Es una demostración cabal de que la “llama está viva”
luego de las derrotas electorales del FA y los diferentes escenarios que fueron aconteciendo
políticamente en el marco de la emergencia sanitaria y el desarrollo del nuevo gobierno de
derecha.

Un saldo especialmente positivo de este proceso electoral es el resultado de las elecciones


de las presidencias departamentales, donde en 13 de las 19 correspondientes fueron electas
compañeras, lo que supone un cambio cultural sustantivo para nuestra fuerza política. Las 13
departamentales que eligieron compañeras mujeres en las presidencias fueron: Artigas,
Canelones, Colonia, Durazno, Flores, Lavalleja, Maldonado, Montevideo, Paysandú, Rocha,
San José, Soriano y Tacuarembó.

En este sentido, la política de alianzas que se tejió desde el interior del país por parte de
nuestros compañeros y compañeras fue muy acertada, y, una demostración clara de ello es
que seis de esas presidencias serán ocupadas por compañeros y compañeras socialistas.
Hay ejemplos muy contundentes de esto, experiencias de las que todo el partido debe
reflexionar y aprender. Lo mismo aconteció con muchas candidaturas de base al Plenario
Nacional y a los plenarios departamentales.

Sin embargo, mientras para el Frente y sus principales fuerzas políticas los resultados fueron
favorables, nos encontramos ante una derrota muy contundente para las y los
socialistas y para la candidatura presidencial de nuestro secretario general. En efecto, el PS
alcanzó la cuarta posición en la elección, triplicado por el MPP y el PCU, más que duplicado
por la novel lista 95 y apenas por encima de la Liga Federal. Por su parte, la candidatura de
Gonzalo Civila, la del “Frente que se anima” no resultó en realidad segunda, se ubicó tercera,
detrás del voto en blanco. Y fue más de seis veces menor que la votación de Fernando
Pereira. Es un resultado cualitativa y cuantitativamente muy desproporcionado.

Página 2 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

En contraste con esta situación, es muy importante recordar que el último antecedente de
elecciones internas del Frente Amplio en el que una militante socialista compareció como
candidata a la presidencia de la fuerza política fue en 2012. En esa ocasión, nuestra
compañera Mónica Xavier fue electa presidenta, con 61.374 votos superando con luz a los
candidatos de las hoy primeras fuerzas electorales del Frente, Ernesto Agazzi (MPP), Juan
Castillo (PCU) y Enrique Rubio (VA), y multiplicando aproximadamente por seis la votación
alcanzada por el compañero Gonzalo Civila en 2021. En dicha instancia electoral, la votación
del PS fue muy importante, lo que nos permitió emerger de dichas internas como una
poderosa fuerza política nacional. Además, demostró lo acertado de la política de alianzas
diseñada por la conducción mayoritaria del PS en ese contexto histórico.

EL CAMINO SOCIALISTA HACIA LAS ELECCIONES FRENTEAMPLISTAS


DE DICIEMBRE DE 2021
Actitud política de la minoría

En el origen de este proceso electoral la actitud política de la minoría partidaria fue


irreprochable. Así, cuando se formuló por primera vez en el CEN la posibilidad de que
Gonzalo Civila fuera candidato, con el apoyo en esa primera instancia, entre otros del PCU, le
dimos nuestro apoyo crítico, aunque planteamos dudas y sobre todo argumentos señalando el
riesgo de exponer al PS pues tenemos una realidad interna complicada que iba a quedar más
expuesta. Lo formulamos así primero en el Comité Ejecutivo Nacional y luego en el Comité
Central, donde expresamos claramente nuestros reparos respecto a su conducción del PS y
la de su equipo de trabajo más cercano. Allí, en el CC, ya sabíamos que el PCU dudaba en si
respaldarlo o no y que no era cierto que estuviera garantizado su respaldo a la candidatura de
Gonzalo. Semanas después, otro CC debió resolver ya con el dato firme de la resolución del
CC del PCU en apoyo a la candidatura de Fernando Pereira. Y allí expresamos la
inconveniencia de continuar adelante con la candidatura de Gonzalo Civila, en virtud de los
muy escasos apoyos políticos con que se contaba y del riesgo que implicaba marginarnos de
los espacios de articulación centrales del FA, espacio que histórica y orgullosamente nuestro
PS había ocupado por décadas. Aquí tenemos una diferencia a la interna del PS, ya que parte
de la mayoría de la Dirección no entiende importante el rol articulador del PS, sino que
prefieren un partido marcando línea.

Pero además, entendemos (y así lo expresamos en aquel CC) que el error más importante
estaba en el sentido político que se le quería dar a la candidatura de Gonzalo y al espacio
político de apoyo a ésta que se caracterizó como la “izquierda de la izquierda", tan lejano del
rol que históricamente nuestro PS ha desplegado, como “horcón del medio” del Frente
Amplio, como expresaba reiteradamente el compañero Reinaldo Gargano.

Y esto no quiere decir que renunciemos a la profundidad de los cambios o a la necesidad de


una mejor izquierda; sino que reivindicamos y ponemos como desafío y postulado del
socialismo uruguayo el rol articulador de las diversas ideas que coexisten en el Frente Amplio,
siendo los socialistas forjadores del consenso, de la construcción y la síntesis. Es que
entendemos que la profundidad de los cambios no está determinada por la retórica inflamada
usada, sino por la cantidad de gente que se logre encolumnar atrás de un programa. Esa es

Página 3 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

marca de identidad del socialismo uruguayo que hace honor al prestigio de nuestro partido
dentro de la izquierda uruguaya.

Renunciar o no reconocer nuestra historia y no saber conjugarla con los nuevos objetivos
planteados llevó a que esa política de alianzas fracasara rotundamente

Las a lianzas

El PS construyó en este proceso, un conjunto de alianzas nacionales alineada con la idea


política, ya señalada, de construir una candidatura posicionada “a la izquierda de la
izquierda”. Eso implicó aliarnos con sectores como Casa Grande, la Corriente de Izquierda, el
PVP, La Amplia, la 711, entre otros. Se trata de compañeros y compañeras, en general, muy
valiosos y totalmente respetables, pero que carecen, como grupos políticos, de presencia
nacional, peso político y capacidad de acumulación para un proyecto como el del PS.

Ninguno de nuestros aliados obtuvo los votos suficientes para integrar la Mesa Política del
Frente Amplio y, en el mejor de los casos, tendrán una representación mínima en el Plenario
Nacional. Y también el PS pasará de tener dos representantes en dicha Mesa a contar con un
solo compañero o compañera, y a tener una menguadísima representación en el Plenario,
pasando de diez representantes a seis, en un total de 85 representantes de sectores políticos.

Por otra parte, esta situación de derrota posiciona al PS en un espacio político


extremadamente endeble y con aliados desdibujados. No genera un efecto de acumulación
esperado pese a la política de alianzas llevada adelante. Fue un espacio meramente
capitalino que se forjó a través de la candidatura de Carolina Cosse y que solamente se
posicionó desde una mirada centralizadora con sectores con nula representación en el resto
de los territorios del país. Las alianzas que armó el PS en lo nacional generaron tensiones en
los territorios, con sectores que en algunos casos generan resistencia en la militancia
socialista del interior. Esto se podría haber procesado mejor con consultas amplias a las
direcciones departamentales. No se trata solo de resultados electorales muy malos, sino de
una visión de la mayoría del PS desorientada y muy montevideana, donde, por cierto, también
fracasó, incluso desde el punto de vista ideológico.

El interior del país

Esto se vio reflejado en un verdadero divorcio entre los resultados de la lista 90 y muchas
listas 190 del interior del país. El esfuerzo que realizaron las departamentales para encarar
las elecciones del FA fue enorme. No solamente tuvieron que enfrentarse solos en la defensa
de la candidatura de Gonzalo Civila, pues la casi inexistencia de los otros sectores en el
territorio era una realidad, sino también se vio desarticulado el apoyo nacional con referentes
del PS. Era síntoma claro de que la estructura del PS estaba demasiado exigida con una
candidatura a la presidencia y con la campaña propia del partido. Pero, pese a este
panorama, las departamentales, en su mayoría, lograron posicionarse en las elecciones.
Hubo un reconocimiento de los frenteamplistas para con los y las socialistas del territorio,
pues en casi todos los departamentos la 190 votó mejor que la 90.

Página 4 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

Asimismo, el alcanzar seis presidencias socialistas en los interiores, es una muy fuerte
demostración de que las departamentales siguen construyendo referentes, y las compañeras
y los compañeros socialistas allí siguen inspirando confianza y liderazgo. Rocha, Salto,
Paysandú, Colonia, Tacuarembó y Cerro Largo son ejemplos de presidencias socialistas que
asumen la responsabilidad de conducir el Frente Amplio. Es imprescindible reconocer el
trabajo de éstas y todas las departamentales, las que pese a las dificultades por la que
transita el PS, siguen comprometidos en permanente dedicación y compromiso.

No entendemos que se quiera presentar los resultados nacionales alcanzados por el PS


positivamente, como el germen de un nuevo espacio político perdurable. Si a nuestros aliados
políticos les va mal, si a nosotros nos va mal, no hay balance político favorable posible. Nos
hundimos y nos acercamos a la tradicional representación casi testimonial de nuestros aliados
en “El Frente que se anima”.

Mensajes confusos

El PS a partir de 2019 con el cambio de dirección tuvo varias vacilaciones que desorientaron
al electorado y donde en muchas ocasiones con una actitud refundacional se priorizó por
parte de la mayoría los intereses de las corrientes internas por encima de los intereses
generales; sumándole a esto que no se supo mantener los equilibrios internos teniendo
presente el escaso margen existente entre las corrientes partidarias que disputaron la interna
socialista.

A la debacle electoral donde el partido perdió el 50% de los votos se le sumó a los pocos
meses el episodio de las elecciones departamentales, donde no se apoyó un candidato
socialista a la Intendencia de Montevideo y se apoyó otra candidatura sin margen para una
estrategia de contención de la militancia la cual se partió en varias aguas. El asunto se
terminó resolviendo con un manejo muy desprolijo de la situación que dejaron muchas heridas
aún sin sanar en muchos militantes.

La importancia de la articulación y la unidad

Sin dudas los magros resultados electorales son evidentes en la caída de bancas en
diputados y ediles. La debacle electoral en las elecciones frenteamplistas tiene en lo anterior
una importante causa, ya que el frenteamplista de a pie no entendió esas actitudes, sumado a
la pésima política de alianzas y el error estratégico de posicionarse en un rincón del Frente
rompiendo, como expresamos en párrafos anteriores, con una tradición socialista de
articulación y unidad.

Son resultados que confirman un proceso de caída libre que viene sufriendo el PS. En efecto,
ante cada comparecencia electoral perdemos una porción muy importante de nuestro
electorado y lo más importante, perdemos militancia y referentes políticos, respecto de
anteriores comicios similares. Así aconteció en las elecciones nacionales de 2019, luego en
las departamentales de 2020 y ahora, en las internas de 2021. Cada vez estamos más
marginados de la sociedad y de sus espacios de decisión e inserción política, como así
también de los frenteamplistas.

Página 5 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

El compañero Gonzalo Civila estructuró una campaña buscando posicionarse como el


"candidato del pueblo frenteamplista de a pie", el que no fue elegido por las "cúpulas"
partidarias, el que representaba a la "izquierda social". Y se dijo muchas veces, hasta el
hartazgo incluso, que el compañero tenía un discurso que al frenteamplista de a pie le
llegaba, en contraposición al discurso de Fernando Pereira, que supuestamente era
rechazado por sectores militantes a los que fastidiaba su pasaje “exprés” desde el movimiento
sindical a la conducción frenteamplista. Fernando Pereira no solamente ganó, arrasó en todo
el país. En Montevideo, en Canelones, en los interiores diversos y en el exterior. Quedó
demostrado que el discurso y fundamento de un candidato surgido de abajo, no tenía la
mayor construcción de realidad frenteamplista.

Interpretación de la campaña

No estamos aquí, de cara a la militancia partidaria, para regodearnos en la tristeza de la


debacle electoral de nuestro partido. Estamos aquí con indisimulado dolor por estos
resultados para exigir responsabilidades políticas, para exigir también un imprescindible
cambio de rumbo ante esta nueva y categórica derrota electoral, esta vez triplemente
dolorosa: por los resultados de la lista 90, por los de la candidatura de Gonzalo Civila y por el
rol absolutamente marginal al que nos están condenando una y otra vez las decisiones de la
mayoría partidaria.

Esta conducción mayoritaria ha hecho oídos sordos a propuestas de centros socialistas, y de


hecho, más que no atender ni apoyar a algunos de ellos, ha minimizado su vida orgánica al
punto de que algunos han dejado de funcionar. Esta mayoría ha desoído el mandato del
congreso partidario de generar un proceso de evaluación del actual estatuto, lo cual nos
podría poner en camino a una restauración de la mejor convivencia interna.

Estamos aquí para exigir que las formas de hacer política que se le proponían - y muchas
veces que se le exigían- al Frente Amplio en caso de haber ganado las elecciones sean
aplicadas hacia adentro del PS. No se puede seguir proponiendo hacia la fuerza política lo
que no se practica hacia dentro del partido.

Estamos aquí, con voz firme, para rechazar enfáticamente la interpretación y valoración que
se ha hecho en los días posteriores a las elecciones, en instancias de conducción partidaria
como el CEN y en la prensa, afirmando insólitamente que nuestros votos fueron muy
importantes, calificados. ¿Desde cuándo el PS dejó de abrevar en la convicción ideológica de
que los cambios se construyen con la gente, y que eso se traduce en votos, en respaldo
popular? ¿En qué concepción democrática hay votos mejores que otros?

Rumbo ideológico del PS

Una parte muy importante de la conducción mayoritaria ha perdido el rumbo ideológico del
socialismo democrático uruguayo. Proclaman la consigna de “pocos pero buenos” -así lo
hicieron explícito en el CEN partidario que evaluó las elecciones- y nosotros rechazamos
enfáticamente esa concepción, tan propia de “iluminados”, de “vanguardias” políticas alejadas
de la voluntad popular. Los cambios se construyen con la gente, junto a la gente, sintonizando
con ella. ¡Basta de infantilismo político!

Página 6 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

Y esa concepción, insistimos, - “pocos pero buenos” - ha dominado también las acciones de
una parte de la conducción mayoritaria socialista, que no hizo nada, absolutamente nada para
impedir la sangría de más de 400 compañeros y compañeras que han renunciado al PS en
estos casi tres años de conducción del compañero Gonzalo Civila y su equipo cotidiano. No
solamente no les ha importado, sino que la han exhibido más o menos explícitamente, casi
como un logro: ahora, supuestamente, el partido tiene por fin una mayoría clara que lo
conduce con paso firme hacia un ideología también supuestamente radicalmente socialista.
Una especie de “partido depurado” en el que las minorías han sido, por fin para estos
compañeros y compañeras, reducidas a su mínima expresión.

No comprenden, no han comprendido, y parecen no tener disposición a comprender, que el


PS será plural o no será. Podrá tener en sus interiores corrientes de opinión que reflejen la
pluralidad socialista, más deberá ser un partido que sintonice con la ciudadanía o seguirá este
camino de despeñadero, que hemos dado en llamar de “caída libre”.

Y finalmente estamos aquí, para aportar caminos para la imprescindible recuperación


socialista. No estamos aquí solamente para quejarnos, para denunciar, para exigir cambios
de rumbo, tenemos propuestas para lograrlo, para conducir al partido a un camino de
recuperación política.

LOS DESAFÍOS PARA NUESTRO PARTIDO Y EL FRENTE AMPLIO


EN EL MEDIANO Y LARGO PLAZO
El PS deberá encarar sus instancias democráticas internas en 2022, el Congreso Ordinario y
las elecciones de una nueva dirección nacional, además de múltiples Convenciones y
elecciones de direcciones departamentales

En ellas habremos de analizar estos tres años de gestión pero debemos ir mucho más allá.
Es necesario acordar y reconstruir la convivencia interna, revitalizar los organismos
partidarios que permitan la elaboración y puesta en marcha de una estrategia colectiva de
cara a las elecciones de 2024 y 2025, que nos permita salir de esta brutal crisis partidaria y
así aportar a la recuperación del socialismo democrático y fortalecer al Frente Amplio.

En este sentido, creemos necesario debatir abiertamente y repensar nuestra política de


alianzas la cual ya hemos criticado, no por la idea sino por su contenido. El PS ha sabido a lo
largo del tiempo acumular y ser una de las “puertas de entrada al Frente Amplio”;
reivindicando esa historia es que debemos de retomar la senda de acumulación, como lo
supimos hacer aportando al Frente Amplio.

Es un imperativo político, ético y moral aportar al triunfo del Frente Amplio e instalar
nuevamente en el país políticas que tengan en el centro a la población en general y no
solamente, como acontece con la derecha multicolor, a los sectores más privilegiados.

Nuestros objetivos serán:

1. Recuperar el gobierno nacional, con un programa adecuado de cambios que


permita recuperar los logros de 15 años de gobiernos de izquierda ante el avance
neoliberal y neoconservador y, a partir de ahí, profundizarlos.

Página 7 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

2. Retener y recuperar intendencias en todo el país, apoyando decisivamente no


solamente a las compañeras y compañeros socialistas recientemente proclamadas y
proclamados en las presidencias departamentales, sino también a cada a cada
militante de cada rincón del Uruguay. Es vital que podamos realizar un esfuerzo
específico en todo el territorio nacional, en Montevideo, en Canelones y en los
interiores diversos.

3. Incrementar el peso específico del PS dentro del Frente Amplio, aumentando


nuestro aporte al mismo y recreando un espacio socialista con fuerzas y
personalidades afines. Habrá que definir una nueva política de alianzas que nos
posicione en un espacio de articulación en el FA, que nos permita dialogar y construir
con todos y todas las frenteamplistas y especialmente que multiplique nuestra voz y
nuestras fuerzas.

4. Desarrollar, modernizar y fortalecer la estructura del PS en todo el país,


potenciando el trabajo en la sociedad civil (sindicatos, organizaciones sociales,
cooperativas, gremios estudiantiles, etc.) y fundamentalmente, dando señales de
apertura, de unidad real y de acercamiento fraterno con los más de 300 afiliados y
afiliadas que han renunciado al partido entre fines de 2019 y todo el año 2020 y 2021.
Asimismo apoyar a la JSU en un proceso similar de fortalecimiento.

Hacia un verdadero Plan de Desarrollo Partidario

Para cumplir con estos objetivos las y los socialistas debemos diseñar un plan de desarrollo
partidario para el nuevo período de dirección partidaria 2022 – 2025 que:

a. Aporte respuestas a las necesidades populares concretas, a través de iniciativas


de impacto nacional, departamental y municipal, que proyecten y pongan en la agenda
al PS y a sus principales voceros y voceras en cada nivel.
b. Recree una visión de desarrollo nacional, sostenible y con justicia social en el
corto, mediano y largo plazo, desde las medidas concretas hacia el cambio en la
matriz productiva, las mejoras en la educación, la profundización de la reforma de la
salud y del Sistema de Cuidados, la reforma social, la reforma del estado, la
distribución del ingreso y la riqueza, el mejoramiento de la convivencia ciudadana, la
igualdad de género, la descentralización, la economía social, el desarrollo científico-
tecnológico, el cuidado del ambiente, entre otros.
c. Estimule debates prospectivos - considerando los profundos cambios
demográficos- adelantando los desafíos del desarrollo en una perspectiva de 30
años, hacia el Uruguay de 2050.
d. Se comprometa en un esfuerzo renovado hacia el Frente Amplio, en apoyo a la
presidencia del compañero Fernando Pereira, y apuntando a que la fuerza política se
abra a la ciudadanía en todo el país – y muy especialmente en el interior y los
interiores- para recibir iniciativas y transmitirlas, para volver a entusiasmar.
e. En el área del trabajo en la sociedad civil, jerarquice el crecimiento y la
consolidación de una fuerte identidad socialista en los sindicatos, colaborando en
el fortalecimiento de los sindicatos más débiles, apuntando a aquellos que contengan
más trabajadores y trabajadoras jóvenes en todo el país, y generando pensamiento de

Página 8 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

avanzada en cuanto al futuro de las relaciones laborales en función del cambio en los
formatos productivos y en las modalidades del trabajo. En segundo lugar, apuntar al
cooperativismo de todo tipo y a las expresiones de la economía social, como ámbitos
solidarios de producción económica y de un sentido fraterno en las relaciones
sociales. En tercer lugar, reforzar presencia en el movimiento estudiantil en todas sus
expresiones y en todo el país, apoyando los esfuerzos de la JSU. En cuarto lugar,
debemos bregar por organizar, en torno a sus múltiples demandas, los sectores
sociales más vulnerables.
f. Incluir en esas iniciativas y políticas un espacio de debate sobre el socialismo como
proyecto en el Uruguay, difundiendo nuestra visión sobre la “Democracia sobre
nuevas bases” como camino al socialismo, y estimulando el intercambio con
quienes tengan las mismas preocupaciones. Si bien es un debate abierto, las y los
socialistas no partimos de cero en materia teórica, pero queremos y esperamos
escuchar a los demás, para arribar a síntesis superadoras. Dicha actividad sería
infructuosa si no logramos la participación de compañeros y compañeras de otros
grupos políticos frenteamplistas, o independientes, única forma de construir
colectivamente los caminos que mejor se correspondan con las realidades políticas y
culturales uruguayas. La clave de este esfuerzo será demostrar hasta qué punto
alcanzar un nuevo gobierno frenteamplista a nivel nacional y nuevos gobiernos
departamentales nos aproximará al socialismo, tal y como lo entendemos nosotros.
g. Para ello debemos de relanzar Secretarías, Agrupaciones, Comisiones o Grupos
de Trabajo, para estudiar y plantear soluciones al país, para mirarlo a largo plazo,
pero también buscando las salidas a corto plazo, que entusiasmen a técnicos/as, a
profesionales, pero también a las organizaciones de productores/as, de
organizaciones no gubernamentales, de artesanos y artesanas, de la sociedad, de
quienes no tienen voz en la política cotidiana. El Frente debe abrirse a la sociedad, y
desde el PS debemos impulsar esa apertura. La sociedad debe estar incluida en las
salidas, en el progreso.
h. Construir un estilo de hacer política que sea eficaz comunicacional y
organizativamente, - superando largamente lo que ha sido una gestión concentradora
de poder, cerrada y de espaldas a las demandas de los territorios - para lo cual
debemos abrirnos a la luz pública, convocando, cuando termine definitivamente la
pandemia y en la medida de lo posible al CEN en todas las departamentales y al
hacerlo, aprovechar para que actores departamentales y municipales lancen
iniciativas, mientras delegaciones del CEN visitan varias localidades fuera de la capital
departamental, previamente preparadas. Lo mismo se puede reproducir mediante
desembarcos en localidades de Canelones y en barrios de Montevideo. Aparte de
esto, los voceros y voceras del Partido deben recorrer todo el país, varias veces al año
junto a referentes de mayorías y minorías partidarias, sin el sectarismo con el que se
ha manejado esta conducción en los últimos tres años. En la misma dirección, el
Partido debe incrementar su apoyo a los gobiernos y a nuestra militancia a nivel
departamental y municipal, haciendo propuestas concretas de acción y de
mejoramiento de la legislación, y apoyando a quienes son protagonistas en el terreno,
tratando de reafirmar la vocación municipalista de las y los socialistas.

Página 9 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

La nueva agenda

Debemos tener permanentemente en agenda la incorporación de nuevos afiliados y afiliadas,


la reaproximación de aquellos compañeros y compañeras que, siéndolo y producto del
desencanto, han perdido el contacto con el partido y, muy especialmente, con la verdadera
diáspora socialista que se ha creado en los últimos tres años. Ha sido brutalmente pasiva la
actitud de la mayoría partidaria en este último tema, consolidando así un partido que busca
ser homogéneo ideológicamente, casi que celebrando la salida de los y las “rebeldes”, útil
para el mantenimiento de las mayorías en la conducción y, como lo demostraron los hechos,
absolutamente inútil para incidir en la sociedad. Resulta crucial fortalecer a los Centros
Socialistas, promoviendo el intercambio y crecimiento de compañeros y compañeras,
descentralizando y democratizando la información y la discusión.

Como expresamos en la primera parte de este aporte, el PS será plural o quedará condenado
al ostracismo. Debemos entender, de una vez por todas, nuestra diversidad interna como una
riqueza que nos permita conectar mejor con los diferentes sectores de la sociedad y
enriquecer nuestro proyecto.

El futuro debe ser de democracia y libertad, la única forma de ser verdaderamente socialista.

Hoy somos circunstancialmente minoría, más siempre somos partido, somos historia, y
sobre todo somos parte del presente y el futuro del Socialismo y del Frente Amplio.

Aiminé Miranda Darío Días Gabriel Isola


Alberto Leira Darío Píriz Gabriela Bovio
Aldo Guerrini Diana Spatakis Gabriela Palazzo
Alicia Revetria Diego Soria Gonzalo Pérez
Álvaro Díaz Edgardo Gianneechini Graciela Lozada
Ana Camargo Edgardo Imas Guillermo Dorrego
Ana González Edgardo Scarpitta Guillermo Montalbán
Andrea Vázquez Edison Maciel Gustavo Bernini
Andrés Coitiño Eduardo Marques Gustavo Bordoni
Antonio Van Velthoven Eduardo Nalbarte Gustavo Pacheco
Ariel Ruchansky Eduardo Rivas Guzmán Robaina
Blanca Elgart Eduardo "Lalo" Fernández Herico Ferreira
Bolívar Beloqui Elba Lima Hermes Toledo
Carlín Susaye Elena Clavell Hugo Cuadrado
Carlos Caquías Elena Ferreira Hyara Rodríguez
Carmen Anastasía Emiliano Molinari Ismael Cortazzo
Carolina Fernández Enzo Benech Javier Guedes
Carolina Ferrari Eva Larrosa Jorge Coll
Catalina Pérez Fabricio Méndez Jorge Fernández
César Basso Facundo Terra José Mignone
César Gutiérrez Félix Margalef José Rey
Clara Burjel Fernando Burjel José Luis Olivera
Claudio Alonso Fernando Delgado Juan Vallarino
Daniel Alonso Fernando Isabella Juan José Geymonat
Daniel Barrios Flavia Coelho Julio Bango
Daniel Molina Flavia Fagúndez Julio Benedet
Darcy de los Santos Flavia García Julio Betervide

Página 10 de 11
Aporte a la discusión de la militancia socialista | Abril 2022

Julio Midón Mariela Duthu Roberto Cerani


Junio Piñeiro Marina Masalles Rodolfo Pérez
Laura Bauer Marisa Martínez Rosa Coria
Laura Motta Marita Sassi Rosa Inés Ángelo
Laura Sánchez Martha Rey Rosario Alzugaray
Leonardo Pallares Martín Acosta Rosario Viera
Leonardo Porto Martín Arismendi Sandra Oliveri
Leticia Benedet Martín Buxedas Sandra Otero
Libia Leites Martín Esposto Santiago Giusto
Loreley Ceballos Martín Ford Sergio Pereyra
Luciana Caram Mary Binewies Silvia Bauer
Luis Balduini Matthew Martínez Silvia Camerota
Manuel Coelho Matilde Pérez Silvia Talamás
Marcel Dibarboure Medeiros Claudia Silvina Fagetti
Marcel Petrib Michel Skafar Sofía Otero
Marcos Rivero Miguel Fernández Melo Tatiana Domínguez
Margarita Carusso Miguel Palavicino Umberto Briozzo
Margarita Delgado Mónica Xavier Verónica Pérez Manukián
María Guidali Nelsa Carrasco Viviana Piñeiro
María de Lourdes Nelson Fernández Walter González
Sánchez Nino Pintos Walter Tabeira
María Elisa Licio Pablo Fuentes Washington Álvez
María Inés Castellanos Raquel Margalef Washington Bonilla
María Isabel Rodríguez Ricardo Martínez William Dorrego
Mariana Soroa Ricardo Russo Yerú Pardiñas

Página 11 de 11

También podría gustarte