Está en la página 1de 596

D E C L A R A C IO N

COPIOSA DE LA
P O T R IN A C H R IST IA N A ,
C O M P V E ST A PO R O RDEN
del Beatifsimo Padre Clejnente
V III.
por e l p a d r e r q b e r T o.d #
Belarmino de la Ctipafiia de Iefus,Car~
' denal que es*dc U S, Igle]iaf
V iflajy aprouadaporla Congregado!! <
de la reforma.
!Y raduzida de lengua Italiana en Cajlellarii
por Luis de v&a,Secretario delDuquede M.o
telto. T del proprio añadida en ejla v ltí·
p í a imprefiion,vna Lucba } o com­

bate efpiritual del alma cSfu s


afeBos dejordenados.
Con adiciones de exéplo^al fin délos cagt^
5«los,por el Macftro Sebaftian de Lirio¿cg£
tedratico de Prima de Griego,y C#r-
re&crc^i libros en la Vniiterfi-j
dad de Al cala.
Ccn todas las Vicentas necesarias.

k M L I S B Q A . Por Machias Rodriguos*


L I C É Ñ C 3A S .

I f f ' 'TT^á^críii'á^abda©oú'tVÍnií;
y ’ Cmiftáa cbni poíta felo f e r -
J é ^ f t b b é r t t í ^ é ja r m l i i ó ,.'^ ó iíH c
dá SSiítidádé dé CÍemente V ilt. ¿o'
asas addiegoes nella ácrecemadaV
nao tcm CQUfa. que entróntre noíTa
fancáFe, ou bóscóftumes, antes he·
otra irjui prinna, & proueitofa pera
ellclsj<&:perá a íod críalo dios pini­
nos, peílo q íie^digriifsima He Fé'iim
primir muitas ve ¿es.' Hm Lisboa ncf
ta cafa d e’S. Roque da Corixpanhia
de Icfu. A 14.de Dezembró de 6z$.
Ddtit'or Iárgé CS.bra]

V ífta a iníoririacáq potkffc i rri-


primir liLirb, intitüfado
declaración copióla cíe la Dóutrina
Chriftiana,compofta pof órefen del
Beatifsiñío PadreCle mente VIII. &
iícrpeis.dc.impreflb. torne coífri^p
cora ó feo original'para feífaj
^ p a ra correro s: ícin pila nao/^tter
t% Em Lisboa aes Í4».deDezénñÍ)ro
de 161?.
<3 . Pereira* D í h ao- 'daSylíla.'·
F.r.tncifco Barreto. Fn y fn fo n h

0 O □ 1 ic^cft^a paf^fe imprimir ^


cite liaro. ÉitíXÍ56óa^;',\i[lc'5
Dezembróde 1629.
GafpardoRego de cdfonfecar.

Q
Vefe-poíTaínijprimír eflelí-j
uroviftas as liccncas do San
t o Officio, & ordinario, & ,dop
deimprcíló tprne para fe taixar¿ $¿
fem ella nao corrcrílsA, i i.ííe Ianci-j
rode 1 ^30.
Arau\o. Cabral. Salazar. '■ Barreto'..'
I efte líuró ifnpreíTcrcom í
\/ feu original imitulaáp Db-1
drinaC^iftiana, «8¿c,v .Eíí^ confor­
me com feu original, pello quepo-
de ebrréí. ■Éfn--I^sb^*tíéftá'}é'ará.'’3¥*
Sao Rbcjue J a Gqinparthiá'
¿ ó . cíe M ar^ o de i ’é f u r

D pütvr ío rge\CabrM¿>

M ir g o d c

Arhjqosi Cabral·· ; <:3


G+Peretrké. Batreto * ■■■:.; ,.o;i
A L J L L V S T R I S S I M O S E f t ^QR
T$on Bemdndb de<Ro)ds.y.SandoUaí · Carde ·
nal de la jg fejft dé líowfj. Arfobifpa deTo-
'ieity Iníjuífidor Q,entrdl3.y delCqnfe
yM E jtÁ fadslR eynúeJlrb Señor»

E ,Ñtjr^.Qtri^· ^xcrcicjo s fa n tos, y


ocypafionesrcb piedad q .tiene la
:C o g rc gáción ((elós Sacerdotes,
fundada en el-Cbtlegíó^íé Cío te pama4'
de lefus defta villa de Alcalá de H en a­
res, n o c ¿ ia jnen0S' priricrpal el yr acó-
pañando a los Religiofos deíla (agrada
I ^ lig io n ^ p ó r m an4adode yi^rtf.S-v*·'
¿ptria jlu^riísiBia fál^h a predicar, y c&
féífarp d rté d ó 'éfie Á rcobiípadpjco ta ­
ta gloria deD l»s nuefíro Señór,y peone·
c h o d e la s almas, <leq fon buenos tefti-»
g os loám ü d io sp u eb ló ’Aq có los fermo-
nes,y las cófefsiones q cíios Padres ha-
zen¡, en pocos dias fe íienten tan tro c a­
dos, y mudados, q llenos de adm irado,
dar» mil g|pcias a Dios nueftro Señor,v
av.Señoría Iluftriísima por él paftoief-
á irítu ald e los Sacramentos^ y dotrina
para las almas, y para los cuerpos el fuf
terito,ylim oínas q con tata-liberalidad
y largueza, com o vigiIantifsitnDPaflor
v.S Illuftrikim ac&cftos Religíóíos les
cmbia.los quales,y algunos Sacerdotes
deí?a Congregació-hemos advertido <|
en los mas de 1o s ejp1 ó s ay gtfáde: i rio·
TÍicia de 1a D o ¿i riña iGh riíh|iiá,y. dc quá
ta iinporranciarfe-m quc los: Gur,3£ c fc
plieíícn con lo q vi.5’. llufirifsima· $ierle
mandado en fus Góftituieibnesiq toda$
los Domingos, y fieüas énffóen la.D^fc.
trina C hñííiánai SMpii¿Q.a y»5>jIIuftriC·
íima encargue de nueyo efto a los,Gu^
raS} renouando efte fu juftifsimo manda
miento, y íi para cutifplir con fu obliga
cion pareciere a V;SJ lIüfli'ifsima a pro-
pofito, qTe ayuden los Clíras defta D o-
trina del Ulaftnfsimo Cardenal R o b er­
to Bfdártflioo., que c¡piA adiciones de e-
xemplos impreffa a v. S- lluflrifiima o-
irezcohumilméte,pido fefirua de eticar
garlo a losCuras,para q los demias O b if
pos,y Prelados imiten a v.S.Ilufirifsim a
qíiend6 rimado de las Ffpañaf,fe có~
form a.conla volunt.vi.ae! Román« Pó
tifice, y vñiuerfaí Páílor de la Igleífoj y
pone en exectieion lo q fa Santidad guf
ta, de q la enfeñáqacle.laDotrina CfmT
tiana,fea muy vnirormc entqdjá lafan’·
¡ta Iglcfía, y quetddos enfeñenj y ajpré-
‘dan por efía dojriníidel erudítiísiino,
y reh'gioíiiísjiTiO GardenalBelar raino de
la GSpañía^de IeíiiSjComo por el Breuc
ide Íí Santidádide Clemente O&auo q
'flquí vá itíipr£flo;c! ontara n a v.S IIufírií
íima, cuya periona nupítro’ Señor nos
guarde pór mucííósy y felielfsimos años
¡Amen. ■

De /vueftra Señoría Tluftrifsíma


huniilde fieruo y Capellan.

¿ ti M . s t b a í l k n J e L i r i o ,
Clemens Papa OSiaunil

t) futuram reí nieittoriam· Paito*


¡ralis Rómani Pontificis folicira-
idoineam prxdpiié ctiram inca-
**'^*3'*J,beredebet, vt Chriftifidéles pue-
ri Catholicam do&rinam fdcilc docean*
tur, vt in illis vilo eoderiiflue tem pofe pie-
tas, acdiüinorurtí obferuantia precepto*
tum ihdies crefcat. Cütrt itaqueíicut a o
cepimtiá plürés do&rinx Chriftiance li­
berna vafijspcffonis com poílti diuerfum
ordinem, vérbortimque ferien! continen­
tes hadtenüs etnánaüerintjitá vtift docédo,
& iii diícendo, no modicá íit ofta difífi cul­
tas, átqlte variétas. N os hític Malooccürre-
re cü p iéíites, nouum eiufdem dijÉtrin.-g
Chriftians libellum per dileduíh filiünl
RobertumBellarttíiniim Presbyterurh So*
cietatis lefu, de mandato noftro cónfcrip-
ttirti j ac in duas partes diuifum, a dileñis fi·*
lijs reformatoribüs in Congregatione ré-
formationis nofíraf depütatis délígenteí
examinan iriandáuinnis.Cümcjue libellunl
huiufmodi, jatn oínriino ábíblutüíti, & a
prsdiftd Congregatione cottipf obatiim irt
lucefnedi, & typis tradi tnártdáuerirnüs*
■vt poft hac vnuí idetnque n7odüs in docgn·'
d o , &¡ diTccíido Ghriniánatil dó&ríndtíi
ad ómnibus tenca tur.· M otu proprio, &ncx
qerca fcicnti.ijnaturjrcjucdwliL'er.irione r.o-
ftri d¡le£tis £lij$ confratribusconfacernita-
tisdodlrinn: Chriftianrc de vrbe, qui v tetiá
qpcepimiis. multis ahhincannisin ipía vr-
fce, & extra indiuerfis lccis Doctrinan»
huiufinodi docere conieruerutit. predittu
noure Doctrino: Chriftianx libcllum , ve
perfertur examinatum, & aprobatum au-
thoritate noftra imprimi foco re > quddque
nenio vnquam , tam in alma vrbe, quani in
toco (tacú nrftro Eccleíiafbco libellum hu-
iufniodi, fine exprefla confratnim , feu of-
ficialmm eiusdem confraccrnicaris licencia
írhprimíre pofsic, ad decennium proximü
audorira.te Apoftolica, tenores prasfentiu
conce^m us , & indu lgem us: Inhíbeme«
propterea vniuerfís, 8c fingulis Chrifti íi-
delibus, pnsfertim librorum impre/Toribus,
& bibliopoÍisinditione noftra Ecclefiaüi-
ca coníí ftentibus.fub indignátionis noítrx,.
6c amifsionibus librorum , r.ec non guie·
gcntorum ducatorum aufi de camera, pro
vr.a Camera: Apoftolica:, pro aliaderiun-
ciatori, feu acufatori, & pro reliqua terti/s
partibus C am era prccdifte applicanda, eo
ipfo incurrenda poena,ne libellñ Do&rina»
C hriltianx huiufmodi,fine officialiü focie
tatis prxdifta:, p ro repore exifíétiü licécia,
etiií"- .;'i<cr'r>tisobtéí.a;impritnif;, auc ¡m·^
prású vendere; fcu Venalem habáre. vcl
proponere audeant,feu pr.ífumant. Man­
dares delitto filio noflro núc,&pro tépora
exiftéti in vrbe Vicario, & eius officialibus
in di&a vrbe , &cius diftridum, tam in
publicis,quam in priuatisfcholis, & Ec-
clcfijs alios Doftrinne Chriftianre libellos
adhiberi, imprimí, & ia impreflos vedi, f 3Ut
venaleshaberi, vel propopi minlmé per-
mitant: quinimo, fubpcenispremifis con­
tradictores quofcuq; ad omniafupradifta,
¡nuiolabilitár obferuanda au&oriráte noftfl
cogant,& cópellam.Horcamur aute inDo
mino Venerabiles Parriarchns, AFchiepií,-
copos,Hpifcopos, Se dile&os filios eoríi Vi-
carios.necnó Abates,Parrochos vniueríos.
Vbiqj locoríi exiílétes,& aüosadquosfpe-
£lat,vt quantu per eos íieri poterit, in do-
Cendo Do&riná Chriflianá,in eoruquif*
que Ecclefijs, Dioecefibtis, & Parochis reí*
pe&iue libellu huiufmodi,vtprxfcrturap- ·
probatuhi,& i u í To noftroeditan·»,recipiSc*
& adhibeánt, necno recipt, & adhiberi cu-
rent, & faciant. Dile&is vero fílifs noftrís,
& Sedis Apoftolic*, necnon legaris, vice-
legnti9, gobernatoribus , Se aíliis‘ ftatutf
reftri Ecclefíaílici officialibus per pres­
ientes iniunguimus, acrefpe&iue manda -
mus, vt pcenaspraedi&as ín contfaueniétes
q'uadoi&quoties requifi'ti fuerint, irretfiif* *
fibiliter exequantur. Decerncntcs irritum,
& inane quidquid fecus iuperhi«^ quouis
modo contigerit artentari, nonobftanti*
bus conßitutionibus, 8c ordinationibus A -
poftolicis, cseterifque contrarijs quibuf-
cumque . Datum Ferrari*, fub Annulo
Pifcatoris, die X V . Iulij M D X V I I I .
Pont i ficatus no ftri Anno feptimo*

M arcellus Veßrut Barbianu.


Prologo a los Curar.

gVjygffi) Ntre otras razonesque memouie


« 1^ 5 « ron a imprimir algunas hiftorias,
y cxemplos con la dotrinadell-
W'*'CJ****iuftrifsimo Cardenal Roberto Be-
lar mino, no fue la menos principal ayudar
a losOuras que cumplan fácilmente lo que
les eíU mandado en el fanto Concilio Tri-
dentino,en laSefsion quinta,en el capitulo
fegundo,por eftas palabras, ¿rchtpresíyttri
jhcjhc. flebani, & quicimqut farrechUles ,v c i
4114s Curam animarum habentes, Ecclejias
<jue modo olt¡nent, ftr fe, vel altos tdtnets yfitm~
fediti fuer'mt, dieltfs faltem Demtnicts>& fcflii
(ilentnlt/ns^plebes Jibi comí¡fas pro f< 4, & e4rnm
CApacítate pafant falutárilus Verbis, docencia e¿
fctre omnib us neceflaríum ejl ad fa lu te^
anitnciandofue eis cum hreujfate, 0 - fdctlírau
f'ermonts, vi ti4 (¡na coi declinare, .& virtútes
fitasfeííafi eporteat, vt' ptrnam <£ternañi euaderer
er cccleííem plor¡tm cottfeyitl valeant. Qn.e Jos-
que tienen cargo de animas,.les expliquen
Ias cofas neceííhri.is para fu faluacion,aco-
modandofecon la capacidad de fus oyen­
tes. Y eRo manda elftnro Concilio lo ba­
gan por lo menos los Domingos, y íieltas -
(bienes del año. Y cllluflrifsim o.yRcue-
rendifsimofeñor Cardenal de Toledo, Do
Bernardo de Rojas, tratando de la enfeña^
f a de la Do£tri»aChriftiana,en la con^itu-
cion quinta de fus Synodalesen el titulo
primero,que es de Fide Catholica,defpnes
deauer mandado lo mifmo que he referi­
do de) fanto Cócilio de T rento, d>ze. Iten
excitamos, y mandamos a los tales Sacer­
dotes, que en la dicha declaración del Euá-
•goliopor el difeurfo del año, entre laso-
tras cofas que propuíieren, tengan cuyda-
do de yr inftruyédo al pueblo en los Artí­
culos de la Fé, y en los diez Mandam ien-
tos, y preceptos de la Iglefía, & c. Y alea­
do de las conftituciones,Encomienda a los
vifitadores fepan fi fe guarda cíle orden
fuyo, y el mandato <íel Concilio. Tambié
jes.manda el fagrado· Concilio T ridentirio
eifla Sefsion veynte y quatro,Decreto de
reformatione, capitulo quarto, que den or
den que los niños aprendan la D odrina
Chriftiana, y fefialen perfona que la enfe-
,£e*los Domingos por · lo menos. EtUm fdl-
ttMDtmtatcts, (y dlíjs fejims .ditlus, paeras ¡n
jingults fdrrcchijj fi¿tl rud'tmenta, c ? ehedien-
tUm erg* Dettm grparrntes de ligtnter ah ijt, a¿
qv.ts fpetfab'náocgrt cur/ihttnt.Y el mifmo fe-
«or Arfobifpo de Toledo en lá Conftitu-
ciotercera qeslavltim a, titulo deimprcf-
foribus librorum, manda lo mifmo por ef-
tas,palabras. Iten encargamos, y mandi-.*
itios en víftuá de fanta obediencia 3 los
Curas, y a cada vno dellos hagan dezir la
D oíirina Chrifljana todo’s los Domingos
y ficítas de guardar en la tarde, y aperciban
«tocios los parroquianos que embien , o
llenenalliíushijos da cator¿e añosabaxo.
Yaunqucno huuiera eñe mandamien­
to y precepto, fe auian de dar por obliga­
dos los Curasacnfeñar la Doftrina C h rif
tiana, yiendo la obligación que todos los
Chriftianos tienen de aprenderla, y faber-
la,principalmente el Credo,oArticulos'de
la Fe, los Mandamientos, y Sacramentos
que han derecebir. Afsi lo afirman los pa­
dres de la Compañía,RobercoBelarmino,
Gabrifil Va/.q. luán A<or, y Gregorio de
Valencia, yen confirmacióndefto, citan
a muchos y graues autores, a Santo Tho.
en la z. 2. q. i. ar.7. Alenfe-part. ?. q. 81.
memb. j.art.i.Sco.in 3.dift.2S'.q.2.Gabr.in
5.dift.zf.q.vnica,ar.4iMarli.;n ^.diO.z^q.
i4.arr.3.concl,5,.& tf.Adrian.guodhbeto **
in'initio, S.Bonauent.art. r.qu.íft»^. tn
dift. 2?.R.icar. in eadem dift. arr. 4, quneft.
1. Durando ibidem quaift. 1. num. 1 1 1 .
A ngeló, Sylueftro , Tabiena, Armilla,
verbo Fides, verbo Crede re, Cajetano in
Suma, verboignotacia,yotrosdelos qua-
les vnos afirman que ay obligación a fa*.
bcr explícita, y diftintamente todas las to-
fas contenidas ej» el Credo,o Artículos de
la F¿, y que no baft* frber eftas cofas a bul­
to, y en confufo, creyendo todo lo que
cree la fajita Madre Iglefia, Otros de ños
Doctores dizen que es necesario faher to-
daslas cofas que con folenídad la Tglcfia ce
lebra, e{to es, como dizen los Padres Ga­
briel Vafquez,y luán Azor, las cofascon-
tenidasenel Credo, o Artículos déla Fé.
par* que aya también obligación*·? faber
Jos Mandamientos qu¿ vno ha de guardar,
y lo§ Sacramentos que ha derecebir, eitan
los fobredíchos padres a alguno de los au­
tores arriba citados , y Sylueftro, Angelo,
STabiena, y Armilía; y a mas citaran, fi mas
trataran dello.
Antiguamente auia obligación defaber
algunas deftas cofas] de memoria.,como coi
ta de algunos Confilios, pero agora ba fta
entenderlas, y faberlas, aunque no fea por
orden, y de memoria. Pero no fe puede
/¿íegar, dizeel padre Azor, fino que eftan
en grande peligro de no cumplir con .fu o-
bligacion, los que no faben eftas cofas de
memoria, y con el orden que la Iglefia las
propone. Y Nauarro in Manufli cap. i . n.
2i . 8c in cap. quando de confecratíone, d.
iy. y Paludano in 4. d. 1 f. quoeft. f. dizcn
que ay obligación debaxo de pecado ve¿
m al a (¿iberias de m em oria.
Y a unque no fea pecado mortal el no
f.ibereft*s cofas de memoria, pero es pre-
cinrfe poco de perfeto Chriftiano, como f»
dizen en la 7. Synodo general, cap. 7. N«n
efe cenfendum chrljltunum , qul fre f!t o cdptu·
Symbolttm memtñter non tennerit. Y en el Con
filio Remenfe fe manda a los Sacerdotes q
no den la comunion a los que de memoria
nofupieren el Cnido, y elPaterNofter,
porque fin fabereltas cofas ninguno pue*
defaluarfe. Quod ftne eorumfitent¡4, niillusft-
Ihs efiefofiir,
Y pues toda eíH do&rina ha de yr llena
dé exemplos5eftaque tocáalos feñores C u
ras, razón es que no V ay .1 fin ellos, y afsfc
quiero aqui poner dos cafos mui dtuerfos,y
dos muertes muy diferentes de dosCuras,
por auer fido también fus vidas muy opuef
tas, pues la muerte fuele fer c o n fó rm e a la
vida. 1:1 primero cuenta Ceflfario, Iib.
cap.8. que vn Canohigo de la [gíefia de '
Bona le contó como vn Cura llamado A-
dolfo, hombre profano y fenfual, eftaua
vn dia jugando con vn fu.pariente a los da
dos, vino alaiazon vn parroquiano de fu
Iglefia rogándole que fuera aconfeífar.y
kdar el Santifsimo Sacramento a iu madre
que eftáua muy mala,y aunque fe lo fuplí-
co llorando, no refpondio mas de que en
acabando el juego yria. Dixole que la en­
fermedad no daua tanto tiempo. fil enoja­
do con !a importunidad del mo90,di:<o a fu
pariente.· Señor líbrame dsfte hombre, que
no mcdexavinir. FucíTe el mofo triíle, y
llorando, y Iaenfermafe murió fin Sacra­
mentos. Demás defto, el que con el Cura
jugaua, tres dias dcfpucs fe encontró con
el hijo de la difunta, y ijp mas de por el po
co enojo que el Cura moftró contra el, 1c
mató. Dios queriendo ya rematar con taiv
mal hombre, diole vna enfermedad; d¿
que murió, y en dándole! a , clmifer.ible
dio en vna grande defefperacion. Hallofe
con elvnaparíenta fu ya.y doliendofede
verle tan fin dolor, ni ccntricion, ledixo:.
ySeñor, por Dios os ruego que le llaméis pa
1ra que os perdone,y os dé mas tiepo de pe­
nitencia fru&uofa.Ul con vn animo,y rof-
tro defefperado,refpódio:Veys aquel gra­
nero,cuyo techo es de cañas,tata es !a muí
titud de demonios qno aqui cftan al rede­
dor de mi. Apenas huno dicho eftas pala­
bras, quando empegó a entraren lasanfias
yagoiiias déla muerte, y efptró.en manos
:dcJosqucen vidaic auian enfeñoreado.
Elíégundo cuentaFray Tomas de Can
tipratoen efta forma. En vna ciudad ama
*vn Cura muy zelofo del bien de fus parro­
quianos, y defleofifsímo de adelantarlos
en todo genero dd*virtudés;era muy éxem
piar en fu perfona, y muy abílinentejy te­
nia mucha oracion y trato con Úios nuef-
foó Señor> a todos proc-twatta"enderezar, y
encaminar por el camino real del cielo:ha-
ziafe todo a todos, llenando a vnoscon biá
dura, a otros con rigor: haziales amoneda­
ciones,y pláticas muy a menudo,enfeñan-
doles las cofas necclTarias parafufaluado»
Lleno pues de dias, y de merecimientos,en
eftos empleos le cogio la muerte: y para
moftrar Dios ríueftro Señor lo 'mucho que
leauia agradado en vida efte fantoCura,
cuydando, y cncaminandofus ouejispor
el camino de fu faluacion, no folame-nre
fe contentó con darle vna muy Felicísima'
muerte, fino que el camino por donde fu
alma fubia al cielo, quifo que eftuuieíTelle
no de claridad, luz, y grande refplandor,y
que eftofutííTe patente, y lovieífen mu-'’
chos,en premio de ía luz que el auia dado
a fus hijos efpirituaies, enfeñandoles las c»
fas neceíTariasparafu faluacion.lo qual ti­
bien fue cierto teftimonio de que fu alm a
yua a gozar de la ciara viña -de Dios.<
También me ha parecido referir lo qué a
vn fanto Obifpo lefucedio, llamado Mau
filio, el qual con mucha dguocion eftando
vn dia dizíendo Mi/Ta^iiio a el vna niu-
ger con vn hijo fuyo que eflauapara mo­
rir, y ella le auia alcanzado de Dios, fien-
do efteril, por las oraciones de S. Mauri·»
Jio, para que le diefle el Sacramento de la
.Confirmación, y murieíTe ( fiendo Dios
dello feruido ) fu hijo con mayor gracia
del Señois Detuuofe mucho el fanto Pre-
ládoenelfantofacrificio,y en aquel efpa-
.cioel muchacho acabó !a vida. QuádoS.
Maurilio vio muerto el hijo,y las lagrimas
yfollofos déla madre,y la tfaufa poijque fe
lo auia traydo. No fe puede fácilmente
creer el dolor que como clauo le trafpafsó
las entrañas, temiendo que por culpa fuya
.aquel muchacho fueííc muerto fin el facra
mentó de la Confirmación : que los fan-
tos temen que ay culpa fúya, donde ño la
áy. Fue tanto fu fentimiento, que no fe po
>diaconfolar, y determino de daffe ama-*
yores ayunos, afperezas, y penitenciasipa
ra pagar con ellas aquella cul pa que a fu pa
reccr auia cometido. Para cftoíecretamen
te-fe ialró de la ciudad , lleuando configo
¿.is llaues delfagvario de fu Iglefia, donde
cítauan muchas reliquias de Santos: y c f-
cféuiendoen vna piedra que eftaua a la o*
rilla del m¿r el día en que partía, entró en
vna ñaue, y auiendo ñauegado vn rato,to«
mando las llaues que lleuaua en las manos¿
fe le cayeron en la mar. Entonces qon nuc
no fentimiento y dolor dixo: hafta qHeef-
tas llaues bueluan á mis manos, no bolue-
ré yo a mi cafa,ni a mi Iglefia.Lleg© a tier­
ra, concertofe con vn cauallero por orte*
laño; para tener %uydado de fu huerta : y
con aquella humildad, y trabajo de afligir
fu cuerpo, y borrar el pecado que tanto le
congoxaua. El clero , y pueblo, y toda la
ciudad de Aguierre, de donde eleraObif*
po, quandó fe vio íí n fu Paftor, quedó ato
nita, y confufa, y mucho mas defpues que
Dios.del cielo con varias viíiones los yua
amoheftando que bufcalTen a fu Prelado,
porque de otra fuerte alguna gran calami­
dad vendría fobre filo s. T.rataron en fu
confíftorio, y efcogieron quatro ciudada­
nos de los mas apropofito para efto, y pro­
veyéndolos de todo lo neceflariopara el'
camino, les mandaron que no boluieflen
fin hallarle. Siete años anduuieronen fu
bufca fin hallar raftro del enparte alguna,
y boluiendofe ya fin efperanja, llegaron a
Vn puerto de mar déla menor Bcrtawa, y.
hallaron efcricas en aquella piedra que di*
xirnos, eftas palabras. Por aquí pafsó Ivtau
rilio Obifpo de Auguierre.Alegpés con ef-
te folo indicio, fe embarcaron para paliar
de la otra parte del mar en bu fea de fu Pre­
lado· masnauegando (obondad, y podes
de Dios) ynpez grande faltó deimar den­
tro de la ñaue, y abriéndole» hallaron den­
tro las llaues delas/eliquias que fe le auian,
caydo al fanto de las manos; y rcconocien
dolas temieró que el miíjno fanto huuief*
fecaydoen la mar, y alli fuefle ahogado.
Trataron entre fi, li boluerian a fu ciuda d
Cón folas las llaues, oque harían. Y eftan-
doeneftaduda, tuuieron vna reuélación
del cielo, que les mandauaque fíguieíTen
fu derrota hafta hallar al mifmofantolAle-
tados con efta reuelacion,faltaron muy alé
gres en tierra, y guiados del Angel del Se-
■üoc, Helaron a cafa de aquel cauallero,y
vieron a Maurilio quelleuaua verdura pa­
ra el feruicin de fu amo· Conociéronle, y
efpantaronfe; echaronfe a fus pies, y le di-
’xeron dios quien eran, y a que autan. ve·'
nidos; y lefuplicaron que fe boluielfecon
ellos, para bien, y confuelo de aquellas
ouejas que Dios Nucftro Señor le auia
encargado. Turbofe el Santo£onaque­
lla noueo’ad, delpuesde tanto tiempo, y
aunque le hazian gran fuerza los ruegos
y lagrimas de aqtiellos meníageros, h o fá
dexó vencer, antes les dixo, como el'auia
hecho juramento, y voto de no boluera
fu iglefia, harta que Dios Nueftfo Señor le .
reftituyeffe las llaues délas reliquia^ della
quefeleauiancaydo enlam ar. Entonces
ellos fe las moítraron, y le dieron cuenta
del pez que auia faltado en la ñaue, y co­
mo las auian hall.\do dentro en fus entra­
ña;. Luego fe diuulgó la fama defte hecho,
y llegó a'oydos del Roy, y todos comeo-
p ro n a rcuerenciar como a fu fantifsimo
Prelado, al que antes tenían, por vil hor­
telano. Pero Maurilio, aunque importu­
nado de los fuyos, y animado de los mila­
gros que auia vifto, fe inclino a bohier a fu
Iglefia, no quifo hazerlo hafi» auerl'o pri­
mero confultado con Dios .Nueftro Se­
ñor, y pedirle fu guia y fauor. Pufofe vna
noche en oracion, y eftando ya canfado
fe adormecía, y vio vn Angel que 1c dezia:
Lcuantate.Maurilio,y hazlo que deífean
elfos pueblos, porque por tus oraciones
Dios ha guardado tus ouejas, y te reftituy«<
ra el muchacho cj tu tanto has llorado, y.
por quié has falido de tu Iglefia.Có efta re-
tielacion del cielo;cl fanto Obifpo la maña
na figuiente acompañado de ¿numerable
pueblo, fe embarcó, y acSbadafu nauéga-
cion,fe defembarcó, y ftie recebido de fus
feligrefes con increyble fiefta, y regozijo.
Entro en la ciudad, y muy confiado de lo
que ePSeñor le auia prometido, fe fue ala
Sepultura del muchacho muerto, y echa­
do en el Atelo con grandes anGas fuplico
anueílro Señor le refucitaíTe.· y al mifmo
tiempo el fanto O bifppfe leuantode la
oracjon, y el mofo del feptilcro» D íoleeí
facramento de la Confirmación, llamóle
Renato, como dos vezes nacido; dedicóle
a lalgleíia, enfeñole, y el Señor le ador­
nó de tantas virtudes que merciofute-
der en el Obifpado a fan Mauri-
lio, y refpládecer co muchos
milagros, y fer digno
dicipulo de tal
Maeftfo«
D E C L A R A C I O N DE LA
D O C T R I N A C H R .IS T I A N A .
paravfo délos que enfeñan niños, o otras
perfonas íiniples: ordenadas en modo
~ de Dialogo entre Maeftro, y,·
Dicipulo.

C A P I T F L O I

Que cofa fea Doftma Chriíliana, y


quales las partes principales
della.
_ C ^ g ^ S V e s e s necéíTario para faluarfe,'
faber IaDoétrina Chr:ftiana,def
feo mucho que me declareys,
que cofa fea. y
M . La Do&rina Chrifíiana es v n breue co-i-,
pendió y fumario de todas las cofas q ueC h rí‘
fío Nueftro Señócá enfeñado, para moftrar-
nos el camino de la falud. '
D . Quantas fon las partes principales, y
mas neceflarias defta Doíirinai*
M . Son qiiatro; el Credo, el Padre nueftro,
los diez Mandamientos, y Tos fíete Sacra­
mentos,
•DÍCl^KJÍCtOVLVtijf' ^ . ■' ·
D^Porquc no fon mas, ni menos q quatfosl
M. Porque fon tres las virtudes principales,
Fe, Efperanfa, y Caridad. El Credo es ne-
ccííario para la Fe, porque nos enfeña lo que
aliemos de creer. El Padre nueítro es necefla
rio para la Efperanfa, porque nos dize lo que
auemos de efperar. Los diez Mandamientos
fon ncceífarios para la Caridad, porque nos
nuieftraji lo que auemos de hazer para agran­
dara Dios. Los Sacramentos fon neceífa“
rios,porqu¿ fon los inítrumétos,con los qua*
les reuiuen,y fe conferuan las virtudes de
que tenemos necefsida^ parafaluarnos.
D.M ucho querría que me dicífedes alguna fe
mejanfa para entender mejor la nccefsidad
deftas quatro partes de laDottrina Criítiana
M . S.Auguftindáíadelacafa: Porq afsi co­
mo para hazer vna cafa, es necélfario hazer
¿inte» los cimientos, leuantar defpues las pa-«
iredes,cubrirla con el techo:y para hazer citas
cofas,fon meneiter algunos inflrumentos.
Afsipara hazer en el anima el edificio de la
falud, es meneiter el cimiento de la Fc,las pa
«redes de laEfperanja,el techo de laCaridadj
y los inítrumentos que fon los Sacramentos.

I> r · · " | Amtíen guítaré de oyr alguna hif


■ twia, o excplo para enterarme, y
JL ·"" " COil,))
. T)0 CTH ÍTÍJÍ C t í K I S T M N J *
confirmarme mas en lo que me aüeys eni
fe Hado.
M . Sobre todas las hiftorias y exempIos,qué
Te pueden referir,para declarar lanecefsidaJ
que ay de aprenderla Do&rina Chriftiana»
y la foberania, y mageftad que contiene en
íi el enfeñarla, es digna deperpetua recorda­
ción, y dp mucho gufto,porfer muy nueuo,'
lo que fe cuenta auer acontecido en las Islas
Filipinas. En-vn lugar llamado Abuidgo,
auia vna muger Gentil de noble linage, y
viuda, la qual con vna enfermedad de hidro-*
péfia, cafi del todo eftaua confu mida. Eftan-;
ido pues muy cercana a la muerte, llamaron
fus parientes a vn Sacerdote de la Compa­
ñía de I E S V S, el qual trabajó mucho por
inftruirla en lo que era meneíterpara bauti­
zarla j pero ella era tan ruda, y de tan corto
ingenio, que aun defpues de todo efto no fa-’
bia perfignarfe. Procuró, el Padre enfeñarlv
y cathethizarla lo mejor que pudo, fegurr
la breuedad del tiempo, y fegun fu poca ca­
pacidad : y defpues de auerla Bautiza-'
do fe partió a otro pueblo donde le 11a-
mauan . Defpues de dos dias de comc*
auia recebido el Bautifmo , aumentando-·
fele la enfermedad, quedó la muger fin feu
tido, de manera que todos entendieron efta=j
lia muerta.· fu cedió efto a las dos de la noehéü
D E C l^ R .vfC IO 'N D E i J t ' . ' 'A
Entonces fus parientes ccmenfsronalloraí·
fu m uerre, con varios llantos y clamores to­
do lo reftante de la noche.,' Amortajaron! el
cuerpo muertoj pero al amanecer, algit
ñas horas defpues deíle rapto, comentó are
uiuir la que entendían era ya muerta, no íín
grande admiración délos que cftauan pre-
fentes. Buelta pues en fi, les contó lo que
auía vifto, y es lo que fe ligue. Parecióme, di
xo, que fubia a vn monte, y en entrando por
vna llanura, llegué al fin della, donde aaia
vnas efcaleras de metal ,fubiendo por las qua
les, vi vna cafa toda de oro, a la qual ningu­
na cofa fe puede comparar, por mzs rica, y
mas hermofa que fea. N o me dexaron entrar
en ella, pero poco defpues fe me apareció
lafantifsima Virgen Maria, aunque no pude
ver a fu dulcifsimo Niño Iefus,que eílauaen
Jo interior defta caía. Entonces la VirgenMa
ría, eftando prefente vn Angel en figura de
vnhermofifsimo mancebo, me preguntó íi
era C'hriftiana; y que filo era, como nofa-
bia rezar lo que deuenfaber los Chriftianos.
Callando yo, la fantifsima Virgen hincan-
jdofe de rodillas, me dixo: Ven hija, y comie
9a a dezir lo que yo dixere; y en breue tiem­
po me enfeñó el Padre nueñro, Alie María,y
Credcj y acabado efto,me dixo: bueluete hí-
rj aí (lue aun no es llegada la hora de tu muer-
F7 ' . DOCTKIH^f CHn,ISTI^K^Í. 3
te.Guióm e vn Angel, hafta que poniéndo­
me en vna encrucijada, me dixo tomalíe el
camino déla mano derecha. Erto contó la ln
xüadefpues de auerbuelco en fi,aIosciueef-
tauan prsfentes,y defpues perfígnandofe co
menfó a rezar el Padre nueftro,Aue Maria,
y Credo,que la Virgen le auia enfeñado, no
con pequeña admiración de feys Indios que
allí eftauan, y fabian bien que vn dia antes
apenas fe fabia perfígnar. Finalmente apre-
tandolamasla hidropeíia, dequeeftaua en­
ferma,poco defpues murió. Defta verdad fue
ron teftigos de vifta los feys Indios, y de oy-
da muchos Efpañoles. Efcreuioeftoel Padre
Gregorio López de la Compañía de Iefus,y
Prouincial délas cafas y.Colegios, que la
Compañía delefus tiene en las Islas Fili­
pinas.
GAPITVLO II.

Declaración de lafenal de la Cru^,


D.

A
Ntesde venir a la primera parte
de la Doctrina, quifiera que me
diefledes vna como mueftra, o fe-
nal de las cofas que é de creer, declarando-
ixieíucintamente los myfterios mas neceíTa-1
nos que contiene el Credo. ¿ ■:
DECLvfK.^CIO'KDK 1^4 t ■ ,
M· M uy bien pedis,y afsi lo quieto hazcf.
Aueis pues de laber, que fon dos los myfte-
rios mas neceflarios de nueítra F é,y ehtram
feos fe encierran envnafeñal, que fe llama1
lafantaC ruz; el primer m yfbrioes lavni-
dad, y Trinidad de Dios, y el fecundo, la
Encarnación, y Pafsionde Chnfto Salua-<
dor nucílro.
D . Que quiere dezir vnidad y Trinidad de
Dios?
M . Éítas fon cofas altifsím as, y poco a poco
feosyran declarando en el progreíTo de la
do&rina, y por aora osbafta faberlos nom·*
brcs, y entender lo poco que fé pudiere. Vni·*
dad de Dios, quiere dezir, que demas de to­
llas las cofas criadas, ay vna cofa, la qual no
á tenido principio, mas íiempreá íldo y ferá;
jr efta á hecho todas las otras cofas, y las man
ftieney gouierna, y esfobre todas altifsima*
nobilifsima, hermoílfsíma, poderofifsima,
feñora abfoíuta di todas las otras, y efta fe
llama Dios, el qual es vno folo,pcíq no pue
deauer fino vnaverdaderadiuiriidadsjeftc· es
v«a fola naturaleza y eíTencia^nfinitamente
#oderofa, fabia,y buena, Src.Pero con todo
e;To,cfta Diuinidad fe halla en tres perfonas,
que fe llaman:Padre,Hijo, y Efpiritu Santo,
rlas quales tres perlonas fon vn folo Dios,
J>orqu3 tienen la mifma Diuinidad, y efíen-
' . pOCTKIKJfCHKISTlJúJ.'' 4
cía’. Tomo por exemplo : Si.tres peffo^
ñas acá baxo en 1a turra, que fe llamaflen
Pedro, Pablo, y luán, tuuieiTen vna mifma
alma, y vil mifmo cuerpo, fe dirían tres per-
fonas:porquevm es Pedro, yotraPablo, y
otra luán; y con todo eíTo ferian vn hombr e
folo, y no tres hombres, no teniendo tres
cuerpos, ni tres almas, fino vn cuerpo, y vns
alma, Efto no es pofsible entre los hombres*
porque el fer del hombre e; pequeño y finí-’
to,y por efto no puede eflar en diuerfasper-
Fonas; pero el fer de D ios,yd efu Diuinidad
es infinita; y afsi. puede hallarfe, y fe halla
el mifmo fer, y la mifma Diuinidad del Pa­
dre en el Hijo, y en el Efpiritu Santo; fon
pues tres peffonas, porque vna es el Padre,
otra el Hijo, y la tercera el Efpiritu Santo;y
con todo elfo fon vn folo Dios, porque tie--
nenia miíma Diuinidad, el mifmo fer, la
mifma potencia ,fabiduria ,y bondad,&c·.
D . Aora podréis dezirme, que quiere dczirj
Encarnación, y Pafsion del Saliudor!>
Ivl. Aueis pues de faber. que la fegunda per-
fona, que (como auemos dicho) fe llama Hi­
jo, de mas de fu fer Diuino, el qual tuuo,
no folo antes que el mundo fuelTe cria­
do, paro abeterno, tomó vna eterna, y per-
feta naturaleza humana, en el viétre de vna
Virgen purifsima; y alsi el que ante·«·
"DKCLJtKJlCIOW. D P . l j f
fojamente Dios, empego a fcr Dios, y hom­
bre, y defpues deauer conuerfado con los
hombres treyntay tres años, enfeñando el
camino deldfalud, y haziendo muchos mi­
lagros, al fin fe dexó poner en vna Cruz, y
en ella murió,por fatisfazer a Dios por los pe
cados de todo el mundo; pero paífados tres
dias, fefuciíó de muerte a vida; y al cabo de
otros quarentá dias fubio al Cielo, como di­
remos defpues en la declaración del Credo,
y efta es la Encarnación, y Pafsion delSal-
uador.
D . Porque fon eílos los principale* myfte-
rios de la Fé.?
M . Porque en el primero fe contiene el prr-
mer principio, y vltimo fin del hombre; y
en el fegu ndo, el vnico, y eficaz remedio,pa
ra conocer aquel primer principio, y llegar a
aquel vltimo fin; y porque en el creer, y co-
'^fíareftos dos myfterios,nos moftramos d if
,t i niflos de todas las faifas fe&as de Gentiles,
.Turcos, ludios, Hereges; y finalmente,por­
que fin creer y confortar eftos dos myíterios,
ninguno fe puede faluar.
D . De que modo fe incluyen eftós dos my*
ñeriosenla feñaldelaCtuz?
M . La feñal de la Cruz fe haze, diziendo:
en nombre del Padre, del Hijo, y del Efpiri-
’tú Santo, y juntamente feñalandofe a íi m if
• DocTKm^i CHUisTMti^f. -
mo en forma de Cruz, poniendo la mano de
recha en la frente, quandofedize:En nom­
bre del Padre; y de fpues abaxo al pecho qua*
dofedize: en nombre del Hijo; y-finalmen-
te del ombro yzquierdo al derecho, quando
fe dize en nombre del Efpiritu Santo. Eíta p.t
labra en nombre de, nos-enfeña la vnid.id de
Dios: porquefedizeen nombre, y no en los
nombres; y por nombre fe entiende el po­
der, y autoridad diuina; laqual es vna fola en
todas tres perfonas; aquellas palabras del Pa
dre, del Hijo, y del Efpiritu Santo, enfeña la
Trinidad de las perfonas. El fantiguavfe cñ
forma de Cruz, nos reprofenta la Pafsion, y
por configuiente la Encarnación del Hijo dé
Dios. El paíTar del ombro yzquierdo al dere­
cho, fignifica que por la Pafsion del Señor
forros transferidos de las cofas traníitorias a
las eternas, del pecado aéla gracia, y de la
muerte a la vid*.
D .A que «feto fe haze eíta feñal de la Cruz?''
M. Primeramente fe haze para que fepamos»
quefomos Chriftianos, efto es, foldados del
fumo Emperador Chrifto; porque eíta feñal
es como vna infígnia, o librea, qué diftingue
los foldados de Chrifto, de todos lo»enimi-
gosdela Igleíia, como lo fon los Gentiles,
ludios, Turcos, y Hereges; y demas defto fc^
haze eíUfeñal para ¿puocar el auxilio diuino
t>l c l jr .óiokt >e l J
én todas ntieltras obras: [porque Con éfta fe··
ñalfe llama en nueftro fauor la fantifsima
Trinidad, por medio de la Pafsion del Sal-
uador; y por elfo acoftumbran los buenos
Chrifiiano-f hazerefta feñal q uando fe leuá-
ran de la cama, quando falen de cafa, quan­
do fe pone a la mcíá,quando van ala cama,
y en el principio de otra qualquiéra cofaq
ayan de hazer; y finalmente fe haze efta fe­
ñal para armarfe contra qual quiera tenta­
ción del demonio, porque el fe efpantadef-
ta feñal, y huye della, como ha/.en los mal­
hechores quando veen labrara de ¿ufticia*,y
muchas vezes por medió defta feñal de la
fanta Cruz,fe libran los hombres de muchos
peligros efpirituales, y temporales, hazien-
dola con fe, y confianza de ládiurna miferi-
cordia, y méritos de Chriíto, que en ella
ijiurio.
I __________________ ;_______________________
JD. Abéis alguna hi(loria donde fe def-
cubra,y campee efte poder,y virtud
de la fanta Cruz?
.El BienauenturadoSan Gregorio Papa
eferiue en fus Diálogos, que en vna ciudad
de Italia auia vn Obifpo llamado Andrés, el
qualautendo ííempre viuido vna vida muy
religiofa, y llena de virtudes, tenia en fu ca­
ta , y compañía vna nwger también religio-
Í>?CTR.IX-J CttK.IsrTjrK¿t'.
fa(por eftar muy cierto y Lattsfechode fu vir­
tud y caftidad) de laqual ocaíion aprouechá
dofc el enemigo,halló entrada para tentar fu
coraron;yafsi comentó a imprimirla fi­
gura dél en los ojos de fu alma, c incitarle a
tener feos penfamientos. Acaeció pues, qus
enefte tiempo vn ludió caminando de C á-
paña para Roma, y tomándole la noche ccl*
ca de la ciudad de efteObifpo, y no tenien­
do lugar donde fe acoger, riño a parar en
vn templo antigo, que eftaua alli, de vn ído­
lo; y aunque el no creia en la Cruz, todavía
por la coftumbre que tenia de ver períignar
a los Chriftianos en el tiempo de los peli­
gros, hizo el también fobre fila feñal de la
Cruz; mas como el no pudielTe dormir de
miedo de aquel lugar, vio a la media noche
vna gra quadrilla d<í demonios entrar en el,y
entre ellos vno mas principal: el qual aflen-
tado en vna íiIJaen medio del templo, co­
mentó a preguntara aquellos militados ef-
piritus, quanto mal auia hecho cada vno
el mundo; y como cada vno refpondicífe
lo que auia hecho , falio vno dellos en me­
dio , y d ix o : que auia folicitado el animo
delObifpo Andrés,con la figura de vna mu-
ger religiofa,que tenía en fu cafa. Y como
aquel maluado preíidcte oyeffe efto co grade
at£ci5,y lo tuuicíTe por tato mayor g an ítu v
E’lCLotMClOK DÉL^f ■
Qitanto mas religiofa era la perfona, el efpí·»
ricu malo que auia dado ^uenta defto, añadió·
queeNia pallado, a hora de vifperas, auia
tentado tan fuertemente fu corafon, que lie
gandofe a la religiofa con femblante alegre,
le auia dado vnapalmadica en las efpalaas.
Entonces aquel antiguo enemigó del gene­
ro humano, comentó a exortar a eíte tenta­
dor a que dieife cabo a lo que auia comenta­
do,para que conefto alcanjaíTe vna corona
íi n guiar entre todos fus compañeros. Pues
eflando el ludio viendo todas eftas cofas, y
temblando con gran pauor de lo que veia,
aquel maluado efpiritu que alli preíidia,man
dó a los otros, que fueflen a mirar quien era
aque que auia ofado dormir en aquel lugar;
y mirándolo ellos con gran atención,dieron
vozes, diztendo: A y , ay, vafovazio, mas
fci^n felladojy refpondiendo ellos eftoj de-
Taparecio luego toda aquella compañía de
■¿fpirituj malignos. Y hecho eftoel ludio fe
leuantó luego, y viniendo con gran prieffa
a la ciudad, y hallando al Obifpo en la f gle-
fíatomolea parte, y preguntóle, fí era mo­
tila d o de alguna tentacion;y como el Obif­
po de vergüenza no le confortarte nada, el
replicó, que en tal dia auia puerto los o/os
mal amor en vna íierua de Dios. Y co­
mo el todavía negarte, el ludio añadió,dizié-
' e "DOCr^lNJl CHKISTMK^· 7
do: porque niegas lo que repregunto, pues
ayer a hora devifperas llegarte a, darle vna
palmada en. las efpaldas? D élo qual maraui-
llada el Obifpo, echó de fu cafa a aquella
criada, y edi fi có en el templo vn oratorio en
honra del Bienauenturado S. Andrés Apo-
ftol.Y el ludio viéndola virtuddela fanta
Cruz, fu poder, y valor contra los demo­
nios, pidió al Obifpo el agua del Bautifmo, y
fue recebido en el gremio de la Iglefia, ccn-
feruando la deuocionalafanta Cruz, fignan
dofe muy amenudo con ella en todas fus ro­
taciones y peligros, para librarfe de lasaíTe-
chan^as, y engaños de los demonios, íiendo
Chriftiano, pues conerta feñal déla fanta
Cruz, no íiendolo, fe auia librado de aquel
exercito, y caterua de efpiritus malignos.,

CAPI TPLO III.


DttUracm del Qreáo.
Legando aora a la primera parta
de la Do&rina os ruego me enfe-
ñeis el Credo.
M . El Credo contiene doze partes, las qua-
les fe llama artículos,y fon doze có for m e^l
numero de los doze Apoftoles que le ords-
-VnCLlAH^ÍClOK DE l J Í (
harón, y fon los que fe figueij.
i . Y o creo en Dios Padre todo jioderofo.'
Criadordel C iclo ,y déla tierra.
а. Y en Iefu Chrifto fu vnico Hijo nueftro
Señor.
3. El qual fue concebido por obra del Efpiri-
tu Santo, y nació de Maña Virgen. -
4. Padeció debaxo el poder de Poncio Pila-
to,fue crucificado, muerto, y fepultado.
5. Baxó al infierno, el tercero día refucitd
de entre los muertos.
б . Subió a los cielos, eftá fentado a ladieítra
de Dios Padre todo poderofo.
7. D e alli á de venir a juzgar los viíios, y
muer tos.
8. Creo en el Efpirítu Santo.'
í>.La finta Tgleíia Catholica, y la Cornu^
mon de los Santos.
i p . La remifsion de los pecados,
1 x. La refurrecion de la carnc.
12 . L a vida eterna. Amen.
D . Declaradme el primer articulo palabra
por palabra. Que quiere dezir, yo creo?
M. Quiere dezir; yo tengo por cierto,y muy
verdadero todo aquello que en eftos doze ar
ticulos fe contiene; y la razón defto es, por-
oue eftas fenter.cias las á enfeñado el mifmo
p io salo s doze Apoftoles, y ellos a lalgle-
fia, y ías á enfuñado a n o ío u o s, Y por-
nocTWKsJ cH KH TijntJl
jgueesímpo/sible que Dios diga cofa faifa,1
j>or elfo ' creo con mas cejteza eftas cofas,
que las q yo veo con los ojox, y toco conJ,as
manos.
D . Que quiere dezir, en Dios?
M . Quiere de¿ir> que auemos de creer fírJ
jnemente que ay Dios,aunque no lo veamos
con los ojos corporales, y que eíle Dios es
vno folo, y por eíTo fe dize: en Dios, y no
enlosdiofes. Y noaueis de imaginar que
D iosfeafemejantea alguna cofa corporal,
por mas grande y hermofa que fea, mas aueis
depenfar que Dios es vna cofa efpiritual,
q ficprc fue, y fiempre fer.í, q lo a hecho to-
dojlo inchc todo,lo abraca todo, lo fabc,y lo
vee todo:y finalmente qualquer coíaq fe re-
prefente a los ojos, o ala imaginación, aueis
de dezir: Eftoque aorafe rae reprefenta no
es Dios, porque Dios es vna cofa infinita*
mente mejor.
D . Porque fe dize que Dios es Padre?
M . Porque verdaderamente es Padre de fu
vnigenito Hijo, del qual hablaremos en el
fegundo articulo.· y también porque es Pa­
dre de todos los buenos, no por naturaleza,
fino por adopcion·· y finalmente porque es
Padre de todas las criaturas, no por na­
turaleza , ni por adopcion, fino por crea­
ción , como dcfpues diremos en eíle pro-
DEClvtWCIOX DF. Uyf
prio articulo.
D . Porque fe dize omnipotente?
M.porqefte esyn titulo proprio deDiosjyaíí
q.Dios tiene muchos tirulos proprios fuyos^
ccmo eterno, infinito, inmenfo, y otros; co
tudo eflo en efte lugar el mas apropoííto es,
que fea omnipotente: porque no parezca di­
fícil creer, que el aya hecho:el cielo, y la tier­
ra de nada, como fe dize en las'palabras fi-
guientes. Porque aquel que puede hazer to­
do lo que quiere ( que eíTo es dezir omnipo­
tente) no puede ferie cofa alguna difícuíto-
fa. Y fi vos me di.veredes, que Dios no pue­
de morir, ni pecar, y que afsi parece que no
puede hazér todas las cofas, os refponderia,
que el poder morir y pecar, no es poder fino
impotencia: como quando fe dize de vn va-
[erefifsimo foldado, qué puede vencer a to­
dos, y no puede fer vencido de alguno, no
le perjudica fu valor, por dezir, que no pue­
de fer vencido; porque «1 poder fer vencido,
no es fortaleza, fino flaqueza.
D. Que quiere dezir Criador?
U. Quiere dezir, que Dios a hecho todas las
:ofas de nada, y. que el fololas puede redu­
cir a la mifma nada; y aunque pueden los
Angeles, y los hombres, y los demonios ta*
jien hazer y deshazer algunas cofas,pero no
pueden hazerlas fi^o de alguna materia, la j
DOCTRINA CfiRl STT.yCN^C. 9
qual. primero eftaua e n íer; ni: puedan dcsha-
zcrl-í,ifin.o. es.r.echizjendqla en alguna.mra
cpf^del modoque vn albañil, napvvíde^ fa­
bricar v.na cafa·idv.na.da, fino en piedra, pol-
uo, y madera, o cofa fe-rojíante; aisi.qus io-
lo Q íqs fe llama,,y es Criador,, p$r£iu.cMa-
1® no nene.necefsidad;de.materia algunapa-
ra hazer las colas. ·
D. Porque fe dize,· Criador del Cielo, y de
latierra^Ho.'á hecho también el avre,el agua
las piedrasjlos arbóleselos hombres, y todas
las demás cofas?
M. Porque en el Cielo, y tierra, fe incluye
también todo aquello qu& eftá en el Cielo,y
en la. tierra,’ como quan'do fe di^e, .que el
hombre tiene ctterjpp v ^-y almaj fe- ehtiende
también, que tiene todas las cofas que fe ha­
llan en el cuerpo, como-venasi farrgrcyhuef-
. fos, y,ne.ruios, 6cc. Ytodas las ¿ofas.que fe.
••hallan enelalm a, cojno .iriemom, .entendi­
miento, y voluntad, femidos interiores, ,y
{interiores, & c.. · De forma ,. ;que por · ¡el
Ci.elo fe .entiende, el .-ay.re - donde. cftan
l;is.anes, y.t^vdas las cofas alcas, las nuues,'y
las Kftrcl.las^y por efto .fe. dize las aues del
Cíelo, las nuues. del Ci.elo, las Fftrcliasdel
Cielo ; y .finalmeiite los Angeles . Por
la tierra fe ©atiende todo aqu ello que eíla ro
deado delayre> como las aguas del m a rid e
m c i^ jc io t i dt. u a · ,
Jos fios que eftan en las partes masbaxas d©
ja tierra; y tábié todos los animales, plantas,
piedras metales, y qualquier otra cofa qu^
<pnla tierra, o en la maf fe halla; y en fin fe
dize: Dios Criador del Cielo, y de la tierra,
porque eílas dos cofas fon las partes principa
les del mundo, vna fuperior enque habitan
los An fieles, y lí.otra inferior, en que habita
Ics'hombres,quefonlas des criaturas m is no
í'.'esque todaslds otras, a las qua!es las de-
m.is fi rúen, y ellas dos eftan obligadas afer-
uiv a Dios que las hi¿o de nada, y las lcua’n iq
a raii alto citado.

Declaración dpifegundo Articulo.

D ; "S V Eclaradmeaora elíegundo Are·-


fi H culo. Q ¿e quiere dezirí Y en I e-
j b - J r fu Chñfto fu vnico H ijo nucítro
Señor?
!M. Aquel Dioso'mnipotente de quien auc-
nios hablado en el primer articulo, tiene Vn
H ijo verdadero y natural, el qual (como ar­
riba os dixe)fellam aIcfu Chnfto. Y para q
en alguna manera emendays como Diósá
engendrado efte fuHijo.romad la fcmejaii-
f a del Efpejo; porque quando vno fe mira a
y n cfnejo, luego produxg vna ·.imagen de-jCj
■ DoCTRjPí^ CHPJSH.A vV?. Io
mefmo, tan iemejante a 11, que no íc puede
hallar dferencia alguna-, pues no folamcn-
tc es iemej.mtG en las faiciones, pero tambie
pn el mouirniento: porque fi el hóbre fe mus
u¿, también la imagen fe musiie·, y eíla ima­
gen tan femejante, no le ha¿e con trabajo,
m rismpo, ni con inítrumentos, mas en vn
inflante, y con folo vn mirar ^ Deíla fuerce
ausis de coníiderar, que Dios mirándole a 11
mifmocon el ojo de fu diurno entendimien­
to en el efpejo de fu piuinic!ad,pioduxo Vna
imagen iemejanre.Vfi m ifino; y porqueDios
á dado a efta imagen toda fu fuít;incia,y todo
fu fer,lo qual no podríamos hazer nofotros,
.■mirándonos en el efpejo; por cíTo aquella
imagé es verdadero Hijo de Dios, aüq nuef-
rras imágenes ¿jen el efpejo vemos no so nnc
Aros hijos. De dóde aiteis dé colegir,qelHijo
cteDiosesDios, *fsi como el Padre.y vn mif.
.»ntíDios con e! Padre, porcj tieiu:.Li mifmi
fultanoiadel Padre. Y demás deílo aueis dé
colegir, que el Hijo de Dios no es áz menos
edad que el Padre, fino que fiempre fne en­
gendrado con foío-el nv.rar Dios en íi
mifmo:y finalmente aueis de colegir, qu; el
Hijo deDios no fue engedradó có ayuda de
muger, o con interualo de tiempo,o torpe­
za concupifcencia , o otra imperfeciofl;.
porque como feád ich o , tus engendrado
DECIDA. ACJOJCDEL^C
yorel Padre folo,'con vnpiiró mirar éri lí
niifmo con el ojo de fu diurno entendimien­
to.
D . Que quiere dezir, que eftéHijó de Dios
fe llama Iefu Chrifto.
M . Elle hombre de Iefu, quiere dezir Sal.ua-
dor; y Chrifta.(q es fu fobreñom'bíe) quiere
dezir, fumo Sacerdote, y Rey d¿ todos los
Reyes; porque có'mó dixe quando os decla­
ré la feñal delaíanta Criíz, él Hijp d e ü io s
fe hizo hombre, para venir a réfeátarnos con
l\i fangre, y guiarnos a la vida' ¿teína-, y áfsi
^qúandofé humanó tomó eíle nombre de
Saluador,por moftr’ar, que átii.i venido para
faluarnos;y fue,honrado por fu Padre,con él
titulo cíe fumo Sácérdote, y de R ey füpré-
mo, que todo efto. quiere dezir Chrifto, y
'por efto foínos íiofotros llamados Chriftia-
J 1 0 S.
p . Porque razón, quando fe nombra Tefú,
todos fe quitan el fombrero, o fe humillan,
loqu.tl no fe haze a los otros nombres de
Dios?
M . L a razón es, porque efte es el proprio
nombré del Hijo D io s, y todos los otros
fon nombres comunes i y también porque
$fte nombre nos reprefentacomoDios fe hu
fnilló pornofotrbs, haziendofe hombre 5y
porefib nofotros en agradecimiento nos hu£,
BOCHIN\A CHXJSliisCNs(. ' jr
millamos a ,íu Mageñad, y no íolo nofo-
tros los hombres, pero también los AngeleJ
deí Cielo, y los demonios del infierno,fe hu
millan a eñe nombre, los vnos por amor, y
los otros por fue^a, porque Diosa querido
que todas las criaturas intelleó'tuales fe humí
ljen a fu Hijo, pues el fe humillo por nueftro
amor h-ifta morir en vna Cruz.
D . Porque fe dize, que Iefu Chrifto es Se­
ñor nueftro.
M . Porque nos á criado juntamente con el
Padre, y afsi es Padre, y Señor nueftro, co­
mo el Padre*, y también porque con fus tra­
bajos,y Pafsion nos arefeatadb del poder del
demonio, como defpuesfi dirá.

D. « > N ía declaración de la feñal de la S.


Cruz, htziftes mención de! myfte-
# '-á rio de la fantifsima Trinidad; y en
tonces quife preguntaros, íl con algiin mila
gro Dios nueftro Señor ama confirmado ef-
te articulo y myfterip; ocafion teneis aora
para referirme alguno.
M . Lint re las otras marauillas que á obrado
la Mageftad de Dios nueftro Señor, en con­
firmación de la Fé.de la fantifsima 'Brinidad,
es muy digna de fer fabida la que refiere Vin
cencío Vcluacenfe, y otros Autpres^que fu*
т с ь Я к л с ю ы DE Т л
cedic en cierra ciudad deFrancki,donde auía
algunas perfonas inficionadas del error de
^rrio. E/laua vn Obifpo de aquella Ciudad
celebrando MiiTa, en hazimienco'de gracias
deaneries Dios librado del cerco quelere-
jiian pueílo los inimigos-y adéshora vio caer
de lo alro del tiemplo tres sotas clanfsinias
como el criílal, femejátes en todo.y de igual
grandeza; las qua!es viniendo a juntarfe fe
hizo dellasvna piedra hermefiísima: con­
firmando Dios con eíle milagro la ver­
dad d e b que los fieles confeííauan accíca de
Javnidad d¿la efiencia, y de la Trinidad, с
igualdad de las Diuinas perfonas. Acabada
la íMifla, tomó el Obifpo la piedra,y querieu
do'a erltaxar en Vna requifsima Cruz, don­
de eflauan engalladas otras piedras precio-
ios, fue cola admirable, que encaxandpla en
ella, todnslas piedras cayeron. Tenia vir­
tud de dar i alud a les enfermos,y con 1er vna
niifm?t,a los fieles parecía clarifsima, y res­
plandeciente,y a los que no eran les parecía
efeura y agena de toda luz.. Af¿i acaece era
c! mylleriodéla fantifsimaTrinidad,figni-
ficado en aquella piedra,que a los que le m i­
ran con fimplicidad,y con fe, y no fe cura de
élcudffñarlo , refpíandcxe Dws en el mas
tque mil fóles, poroue en ninguna ccía
echan mas de ver la Mageílad y grandeza de
P ó C lfjX ^ C liilS T T ^ tÑ M li
‘¿¡Dios,que en lo que la f¿ les enfeñn deíle rby-
íterio: y por el contrario a los que con efpi-
ritu bachiller quieren efcudriñarlo, y darla
alcancc.felo'sdexaaefcuras.Y ticneotra co
fa,qije como es eminente fobre todos loso-
tros my íterios,y fe lleua de buelo a la luz na­
tural, no permite que le engaiten entre ra­
zones. filofoíicas, niquele mezclen con do-
trinas humanas y peregrinas, porque Juego
dá con ellas en tierra, quando fe traen para
hazelle eliden te.T-rcs piedras pequeñas y de
vnmifnio tamaño y lígura,y de igual pefo,tá
bien fe hallaron abriendo el pecho a la Bié-
ayenturada fanta Clara natural de monte
Falcon, fegtinefcriucn Filipo Bergamo, y
fray Marcos deLisboa,autores fidcdignos.Ef
ra fanta gloriofa fue deuotifsima de la PafsiS
de Chrifto,y del myitrio delafantifsim.i T rí
nidad,y en el curfo de fu vida, folia quexar-
fv algunos dias de quetenia algunos dotares
r.ibiofosen lo interior del coraron. Eíto fue
caufad¿ que quando murió,le abrieron el pe
cho,para ver que traía detrod^l ceráf Qnjvie
ron que teniae n el las infígnias de JaPafsion,
ylaim agen de C H R I S T O crucificado,
echa como de medio relieueen la mifma cap
ne ; y en la bexiguita déla hiel fe hallara
.ttes piedras pequeñas de vn milmo t2íH3
ño y ¿gura , que temadas k s tres piedres
; D EC L^f^C lO N D E L A
no pefatia m¿s que-cadá vnádeüas; y* toman ·
do cada vná de por /i, pefaua tanto como to =
dás tres. F.xpreífa imagen de ló que conf&f-
fainós de la eíTenci a diuiria, cii las tres dmi-
nas perfonas, que por fer vriá mifma en to­
das eliás, y entera en cada vna' fola, qual-
quiera dellas es tanto como todas juntas: y
tódasjtintas rio-foii más que cada yha dd'.las.
Sino acabáis de entend;r el como, pregun­
taros he, que combespofsible qiie aquellas·
tres piedras (prefiiptieño que cada vna tiene
fu proprio pefo) todas juntas no peferi trias
que cada vna dellas, y cada v'na tomada por
h, péfe tanto como las tres juntas? Refpbn*
derrncheys,que ello palTaaísi,y que miiche$
le án vifto y palpado, pero que no alcanjays
el como es aquello; y deziroshcyo entonces
ii lo que veys con los ojos, y palpays con lás
manos, no alcan^ays, como aueys de alcan­
zar lo que elVi tan lexos de vueílra vifta.

Declaración del tercero Articulo,


D- Tguefe agora que me déclareis el Ñtf
cero Articulo. Que quiere dezir :lrl;
V -/ qual fue concebido por obra del Ef-
£¡ritu Santo, riacib de Maria Virgen:
IVL. En efíe Árticuió fó declara el modo nía-
P oC T ^ISA CtíXJSri^N^C i5
«rauillofo de '^Encarnación delHijo dcD ios,
porque y,a vos fabeys que todos los hombres
racen de padre, y d ; madre, y que lama-
'dre no queda virgen defpues de auer conce­
bido, y parí do al hi jo. Mas el Hijo de Dios
queriendo hazerfe hombre, no quifo tener
padre en !a tierra, fino fríamente Madre,ca
yo nombre fue María, la qual fue fiempre
Virgen purifsima: porque el Efpiritu Santo,
que es la tercera períona diuina, y es vn mif-
ni'-' Dios con el Padre,y con el Hijo, con fu.
infinito poder formó de la purifsima fangrer
defta Virgen María, y en fu vientre, vncuer
pode vn niño perfe&ifsimo: ven el mifmo
riempo crió vna r.nima preciofifsima,la quai
juntó al cuerpo de aquel niño, y todo efto lo
juntó a fu perfona el Hijo de D ios;y afsi le
fu Chrifto, que antes era filamente Dios.co
menfó a for hombre: y del modo que en que
to Dios tenia Padre fin Madre, de eíTa fuerte
en quanto hombre tuuo Madre fin Padre.
D . Quificra que me diefledes vn exemplo, o
fímilitud, para entender como pueda vna
virgen concebirí*
M . Los fecretos de Dios es neceíTario creer­
los, aunque no fe entiendan, porque Dios
puedehaz.ernías délo que nnfotros pode­
mos entender. Y por eflole dixo en el prin­
cipio el Cred®, que Dios es todo podcrolbi
2>£ÍL^(Í{.2 C ~!0 X D Z .ÍJi.
C c n todo qíTo ay vn buen exemplo en la
creación del mundo: porque ya vo,s aureis
entendido, como Ja tierra ordinariamente
no produ.ze el trigo, fi antes no la aran, la
fiambran, la mojan las Humas, y la calienta
el fol·, y no obftente efto, en el principio quá
doproduxo l.tprirrera vez efta tierra, no
fiendo arada,ni fembrada, ni mojada, ni del
fol calentada: y por configúrente, Cendoen
fu manera del todo virgen,por folo el man­
dato de Dios omnipotente, y por -virtud del
mifmo Dios preduxo luego el trigo . Afsi
pues, el vientre virginal de Maria, fin co-.
mercio humano, pof folo el mandamiento
de Dios, por obra del Efpiritu Santo, produ
xo aquel granico preciofo del cuerpo anima
do del Hijo de Dios.
D , Si Iefu Chrifto es concebido por el Efpí-
riru Sanro,parece que fe pued'c dezir, que el
Efpiritu Santofea fu padre, enquantj hom
bre.
M . N o es afsi, porque para fer padre, no baf
ta hazer vna cofa, pero es menefter hazerla
delapropriafubftancia, y por elfo nofotros
r o dezimos que el alba ñil es padre déla cafi
que haze, porque fe ha¿e de ladrillos, y no
delapropnacari;c: demareraque ahecho
el Efpuitu Santo e¡ cuerpodei Hijo deDios,
pero á le hecho de la carne de la Virge, y no
DOCTRJX-Á CtiRJSTÍyCX>y4 . Tj
jAi fit propria fubancia: y afsi el Hijo deDios!
lio es Hijo del Efpiritu Santo, mas es Hijo
de Dios Padreen quanto Dios, porque del
•tiene la Diuinidad,yesHijo de la Virgen en
qu i nto hombre,porque della tiene carne hu
mana.
D . Porque le di/e: porque el Efpiritu Santo
lii/.;) elta obra de la Encarnación, y no con­
currió también el Padre,y el Hijo?
M.I-o q obra vna perfona diuina,lo obra j lí­
tamete las otras dos:poríj tiene vn mifmo po
der,faber, y bond.id.Pero có todo cíTo,laso-
bras de.la pctccia le atribuye.al Padre,las de
la labiduria al H ijo,y las del amor al Efpiritu
Sáto^y porq erta áíido obra del fumo amor
de Dio» para con el genero humano, por
elfofc>arrihuye al Jifpiritú Santo.
D.Qiníicraoyralgíicxóplojparaentcder co
mo todas las tres diuinas perfonas án con­
currido en la Encarnación, y con todo alfa
folo el Hijo a encarnado.
M.Quando vn hóbre fe pone \’ n vertido, y
otros le ayudan a vertir, cntóccstre* fon los
que concurren a vertirle,y no obrtanteelfo,
vno folo queda vertido: afsi todas las tres
perlesías diuinas án concurrido en h.izcrl.t
Encarnación del Hijo, mas folo el Hijo leu
ene.irnado,y hecho hombre.
D . Porq fe añade ou el arcu.ulo. Y nació de
DZCLAitAGlOHDtltA
Maria Virgen? .
M . Porque en cfto ay también vna grande
nóuedad,por quantoel I-Jijo de Dios falio
del vientre de laMadre al fin de los noue má
zes, fin-dolor, ni detrimento de la mifmaMa
dre,no dexandofcñal alguna de fu falida; có
ino Jo hizo pontualméte, guando rcfucitan-
do, falio del Sepulchro cerrado , y quando
defpues enrró, y íalio deí Cenáculo donde
eftauan fus difcipulos, eflando ííempre cer­
radas las puercas; por efto fe dize; que la Ma­
dre de nueftro Señor Iefu Chrifto, fue fiem-
pre Virgen, ames del parco, en el parto, y
¡dcípues del parto.

D . j?-'*' N el nacimien«o de.Chrifto nuef-


g ·^ tro Señor huuo algunos prodigio-
■fi— fos milagros, conque Dios de cla­
ra fTe fu Maceftad, y gloria?
M . El Bienauenturado S. Tomas afirma,.q
aparecieron el dia del Nacimiento de Chrif-
to,hazia la parte Oriental,cres Soles,los quaj
Jes fe juntaron, y vinieron a pararen vno:el í
del medio eftaua coronado de efpigas,como i
lo dize Dion. Cáfic: Oromm vnv.m coronafpt-
carum ignha drcundabae.ho qual denota el m is­
terio de. la Santifsima Trinidad: (como les
parece a algunos) y que la fegunda-perfona, j
D dCTKiU tA-cm i'TiAii si* ij
•él Verbo diuino, fe hizo hombre* y fue coro
nació con la corona de la hninanida-d, en las
(entrañas de la Virgen; que aísi explica San
Ambrollo aquel lugar de los Cantares: Po'-
ned los oy'os, hijas de Syon, en el R ey Salo-
mon, y vereysle cooonádo con la corona c5
qne fu Madre le coronó en él dia de fu defpo
fono·, y que defpues au iad efer coronado'
con efpinas el dia de fu-Pafsion f^nt ifsima,y
que en elSacramento;del altar éftaria coro.-
nado con los accidentesdel pan, figurado
en las efpigas. Otros dizcn que ftie fignifica-
cion, de que en el Sol de jufticia, que aifiana
cidojfehallauany juntauan cuerpo, alma,y
diuinidad,y que todas concurrían en la con-
ílitucion de la mifma pérfona.
Cerca del Sol dizen graues autores» que
apareció en aquel dia vn cerco de oro, y en
medio del vna donzella con-vn-niño en los
bracos, clqual fue amóftradD a Cefar Augúf
to; a quien los Romanos querían adorar por
Dios;ydizen que por efta caufa el no per­
mití d que le adoraíTen, antes fe poftró dclan
te del Niño,y le adoró.
Refieren también algunos autores, que la
linche del Nacimiento , en la prouinciade
los Himnos, cayó-vn granito muy grueilo,
y condenfado, y que en cada grano eftaua e f
culpida vna VirRen convn niño en los bra*
DTCZsCH'staoN VZlyC\
fos:y que echado-ene' fuego aquel granizó,V
ato fe derretía, por lo qual fe gu.ird.iron co­
mo cofa marauillefa,y que la noche de 1^
Pafsion de Chrifto fe deshi¿o todo, y lo re-
íbluio enagua.
D.Pues me aueis referido algunas de las ma j
rnuillas, que el Verbo-Diuino Encarnado o-
;bró en fu Nacimiento, para maniícdación
de fu gloria; contadme alguna que aya her
cho en honra de fu Madre, en confirmaaó
de íu virginidad antes del parto, en el parto
y defpues del parto.
M . F.n la hiíloriadeS. Francifco fe cuenta
'de vh rcliciofo,Maeftro famofo déla Orden
'de Santo Domingo·,que tenia grandes ten­
taciones acerca de la Virginidad de nue-Rra
' Señora: oíreciafele como por ímpofsible.q
eíi.iSeñora fuefle Madre,y juntamente Vir­
gen ;pero como verdadero Ghrift¡ano,!e da­
llan mucha pena eftas tentaciones y dudas
quefentia déla Virginidad de nueftra Seño­
ra, y deíTvíana encontrar con vn varón enfe
fiado, y fauorecido de Dios,para defeubrir-
le fu rocho, pareciendyie que efte feria gráj
de remedio de fu tentación: y auiendo oydoj
de ¿ir grandes cofas del venerable Padre frayjj
G il,de la Orden de SanFrancilpo, fe fue a'
fu Cor.uento a defeubrir lo que por fu co-íj
rajón paíTaua j y teniendo reuelacion Frayj
• DOCTRJiJ^CHliSTJ^CS^. l-
Gil déla venida del MacíWo.y la caufa delta,
le falio al camino, y en viéndole, hiriendo
la tierra con vn báculo que en la mano llena
na, dixotPadre Predicador,la Madre de Dios
Virgen ames del parto; y al punto laho vna
hermoíiísinia azucena de la tierra. Mino fc-
gunda ve/, con el báculo en la tierra, dicien­
do: Padre Predicador,Virgen en el parto; y
al pun ro filio otra acuccna. Tercera vc¿ ha-
l>ló, y hirió la tierra, diciendo: Padrel’ redi-
cador,Virgen defpues del parro, y al puno
apareció otra tercca ajuaena. Concito el-
Santo Fray Gil 1c fue,y aquel gran Predica
dor, quedó líbre de aquella tentación que le
m oleftauijy muy aficionado,y dcuoto del
Santo.

Declaración del quzrto Articulo.

D. Ve quiere dezir, lo que fe íip¡nc


■ ■ en el quarto Articulo: or.u·,ene
a padeció debaxo dei po­
der de Pondo Piiato,fuecruciiacado, muer­
to ^ lenultadoí
M. A eftc Artículo contiene el proucch^fa
niyíleriode nueftra redempcion : en ilima
cs,que Chrifto defpues deaisoi· conuerf.ido
en el mundo cerca de trcyntay ttes años,
BECLjí\ACiO U
,y de auer «nfeña^o con fu lancifsima vida, >
>confu do¿ir¿iia;y· milagros, el camino déla
£?lud>fuepor PoneioPilaco (qué entonces
. era gouernador deludea) injuítamente ayo-
:tado,yenclauado en vna-Cruz, «n k quál
murió, y por vnos fantos hombres fu© fcp'ál
tado.
'D . Acerca deftc. myfterio,ftime ofrecen al­
gunas dudasy.y deífeo quo mc; las declareys,
para fer tantomasagradec¡do:a Dios por vn
beneficio tan.grande, q.uanío mejor.-lo.en­
tendiere. Dezidme pues,íiChrifto es Hijo
de Dios todo-poderofo, como fu Padre no
le libró délas manos de Í?ilaco?Y'-fi eíTeChri
. fio. es Dios, comoa ft*io fe libró?
M . Dios huuierapodido, fi quifíera, Ubraffe
en mil maneras de las manos de Pilato·, y no
folo efto,pero todo el· mundo no -fuera baf-
tante para haberle algún mal, íi'élnohuu'ie-
ra querido. Y eftofevé claro, porque el fa-
bia, ylodixoames^a fus difciptilos',xjuc lefauf
carian los-Tudios para hazerle morir,y .pade­
cer, y finalmente le auia-n debilitar, la vida.
Y con todo effo norfeefeondio, fino quefa-
lioal encuentro a fus inimigos; quando Je
queriariprender* y; n^p ie conocían, el mil*
mo Señor dixo: Yo foy el que b u feaysy en
aquel niifmo tiempo auiendo todos caido en
e! .¡.'iielo como muertos, el no h u yó, como
• DpCrXJÜJt CtíRJSTÍ^U^C. IJ
pudiera,fino queefperó que boluiefíen en íi
y fe lfeuantaflen: y fe deso atar, y lleuar co-?
mo vn manfoCordero, donde ellosíjuerian.
'D . Porque caufa Chrifto fiendo in.ocente,fe
dexó injuíUméte crucificar,y quicar la vida?
M .P o r muchas razones,mas la principal fue
para fatisfazer a Dios por nueftros pecados;
porque aueis de fabjr, que la ofénfi fe mida
fegun la dignidad de aquel que es. ofendido;
y por el contrarié, la fatisfacion fe mide fe.-
gun la dignidad de aquel que fatisfaze. T o­
mo por exemplo: Si vn criado diefíe vn bo-
feton a vn Principe, feria tenido por grauif-
-fimo «xcelfo, fegun la grandeza del Princi­
p e- mas ú. elPrincipe aieflTe vn bofeton al
criado, feria cofa de poco momento, fegun
Ja baxeza del criado. Y por el contrario,ó vn
criada fe quitafe el fombrero a vn Principe,
en poco feeftimána; masfi el Principe fe lo
quicaffe a vn criado, feria fauor notable,con
forme ala regía ya dicha. Afsi a nueftro pro-
pollto, porque el primer hombre,y con el to
dos nofotros,auiamos ofendido a Dios, que
es Mageftad infinita, laofenfa hecha pedia
fatisfacion infinita; y porque 110 auia hom­
bre, ni Angel de canta dignidad,por ello vi­
no el Hijo de Dios, el qual fiendo Dios de
nfinitaDignidad, y aviendo tomado carne
mortal en efta cacne, fe fugetó p6r honra de
D ÍCI^A ^C IQ H m I J t .
Diosam uertéde Cruz.·y afsi fatisfízocom
plidamente con lupena por mieftras tulpas
y pecados.
D . Qual es la otra caufa, porque Chrifíc?
quilo padecer tan acerba muerto?
M . porenfcñarnos con fuexemplola vir­
tud de la paciencia, de la humildad, de lao-
bcdiencia, y de la Caridad, que fon quatro
virtudes, íignificadas en los quatro remates
déla Cruz:'porque no fisfmedehallar ma­
yor paciencia,qu¿ padecer ín juftamente vna
muerte tan igr.ominioía, ni mayor humil­
dad, que elfugctarfe el Señor de todos los
feñores a fer crucifieacto en medio d^ladrp-
nes; ni mayor obediencia, que querer ' mas
preílo morir, quedexarde cumplir el manda
miento del Padre; ni mayor Caridad, que
poner la vida por Militar a fus proprios inimi-
gos.Y también aneis de faber,que la Caridad
fe conoce mas por los hechos, que por las
palabras, mascón padecer, que con hazer;
y afsi Chriíto, que no folo quifo hazernos
infinitos beneficios, mas también padecer y
morir por noibtros, á moñrado, que nos a-
ma ardentifsiTOamenrc.
D . Si Chrifto es Dios, y hombre (como ar­
riba aueis dicho) y parece que Dios no pue­
da padecer, ni morir, como dczimos que a
padecido, y muertof
Z>ÓCTRJH\ACH\iSfIA'lÍU i8
M . Porel mifmocafo que Chrifto es Dios
y hombre, ptiede juntamente ¡padecer y no
padecer, morir y no morir: y en qiunto es
hombre a podido padecer y morir·, y por el­
fo os dixe, que fiendo Dios, fe alúa hecha
hombre,por fatisfazer por mteftros pecados,
fopo rtando la pena de la m uerce en fu car­
ne fannfsimajlo qual no huuiera podido ha-
zer., fina fe hiiuieflfe hecho hombre.
D . Si Chrifto áfarisfecho al Padre por los
pecados de todos los hombrea, de dondo
nace que fe condenen tantos, y que noto-
tros tengamos necefsidad de hazer peni-'
tencia por nueftros pecados?
M . Chrifto á farisfecho por todos los peca-
.dos de los hombres, mas es neceffano a-
plicareftafatisfacion én particular aefto, o
alo otro,lo qtial fehazeeort la Fe, con los
Sacramentos, y con lis buenas obras,, y ef-
pecialiuente con la penitencia . Por eftc*
pues es ncccíTario haz.cf penitencia y bue­
nas obras, aunque Chrifto aya padecido y
obrado pornofotros $ y por efto también
fe condenan muchos, o quedan inimiges da
Dios, porque o no quieren tener la fe co­
mo los ludios, .T urcos, y Heredes',olio
quieren recebir los Sacramentos , como
aquellos, que no fe quier.en bautizar, o
confeflar , .0 no t quieren hazer aquella
m CLAKACW N DE L 'J i \
péniténcia que pueden por fus culpas,y pe- i
tadósjhi refoluerfe de viuir conforméis ley '
Dios* ; ^
í ) . Quifiera algnn -exe mpo para entfehdeiH
fefto.
-M. Tomad exemplo de vno que trabayalFe
mucho ,y con fu fudor y trabajo ganafíe tan
to dinero,·quanto baftafle para fatisfa^er. a
todas las deudas defta ciudadiy lo pufíefle en
vn bañCo,para que fe dieffe a todos aquellos
que üeuaiíen polifafuya: efíe tal no ay du­
da,qué auriafátistecho por fu partepor to-
<dosjy con todo cffopódria fuceder,que mu­
chos quedarte n adeudados, íinoquifíeíTen,o
por foberuia, o por pereza, o por otra ¿aufa
yr a pedi r la póliza, y lleuarla al banco para
tomar el dinero.

Y
Para que feays muy aficionado ala
Pafsión del Señor, eftad atento, y
oyreis algunas hiílorias, no menos
prcuechoías,qúé gúílofas, y algunos fa
uores y mercedes, que fu Mageftad haze a
los quefrequentemente meditan fus traba­
jos, y procuran imitar al Redentor del mun
do> macerando) y cafiigandó fu cuerpo.
D .ffcriú efé en ¿1 libro que íe llama, Efpejo
DÓCTUlN^C C tíK JSnA tijC 19
Hela humana faluacion, qus vn Religiofo
de uoto, y gran íieruo del Señor, fupíjcauá
a la Mageft id diuinacon continuos ruegos»
que' le reueUíTe,que feruicio le era mas acep­
to y agradable; .al cabo deftos muchos rue­
gos,vn día fe le apareció nueftro Señor Iefij
Chrifto,que venia para el con vna Cruz g ri
de en el ombro, y le dezia: No me puedcs'jha
zer otro feruicio mas agradable y acepto,que
ayudarme a lleuar eíla pefada Cruz. Pregun
tandolepuesj que como podía llenara cuef-
tas la Cruz con el? Le refp.ondio : Con el co
rafon podras l’áuar mi Cruz, con la conti­
nua memoria y deuocion, deque en ella te
redemi: en los oydos, con.oyr con muc ho
defíeo quantas fueron mispenas;en |as efpal
das,con la mortificación de tu carne.Como
c$o oyó el Religiofo, dio gracias al Señor,y
procuró de allí adelante ocuparfe en eíle fan
to feruicio.
Y enlahiítoriadefantoDomingo, feef-
criue de vn Reli giofo de aquella fagrada Oí
den, Alemán de nación,y de mucha v.irtud.
y fantidad, que desde muy 111090 timo partí
cularifsima deuocion a la Pafsion de C h rif
to,enlaqual folia penfar muy ame nudo co
gran fentimiento y lagrimas, y reuerenciai
fus íacratifsimas llagas, diziendo a cadavní
bellas aquellas palabras de lalglcíiii: *■
D E C L ^ & C IO N DE
m iste chrljie, ¿r bcncdtctmus t ’iVi,qiúdper crueeni
fitnftdm tutm redimíflí mundum . Adoramofte
Chrifto, y bendeziffiofté, porque por tu fan
ta C ruz redimifts el mundo. Y'dizicndólas,
Jiincaua cinco vezes las rodillas en el fuelo,
rezando cada vez la oracion del Padre nue-
ílro, y íuplicando a Dios ledielíe fu Canto
temor, y amor. Y quan acepta, y agradable
]e fuefleefta deuocion, lo moftró bien e n
vnaíingiilar merced y regalo, que le hi$o
citando en oracion, apáreciendole Chrifto
muy benigno y h'umano, y combidandole a
que llegarte fin miedo a gozar de fus llagas;
lo qual el hizo coprofunda humildad, llegan
■do la boca a ellas, y de ello fue tanta la fua-
uidad, y dulfura queííntio en fu anima,que
de alli adelante todoloqu e.n o era Dios, le
era amargura,y tormento increyble.
Citentafe también de v n cautiuo C hrif-
tiano, que era muy deuoto de la Pafsion de
Chrifto, y por la continua memoria que de
cHatraia, andaua ílempre trifte y llorofo.
-Viéndole afsi el tyrano a qubn feruia, pre-
guntauale algunas vez.es,porque andaua tn f
te,y nofealegraua como Jos demás conipa*
ñeros? 1:1 ílempre refpondia, que no podia
mas, porque traiaertol C o raro n imprelfala
Pafsión del Señor. O yendo efta refpuef-
tael tyrano, «juifoYerfí dezia la verdad,;^
• VOCT^lÑJt CH^ÍSjl^CtJ^Í. 20
hnziendole abrir el pecho , y íac ir el cora­
r o n , ”h litaron en el vnaVmagen He ChriíW
crucificado, perfeílifsimamenre formada, la
qital marauilla fue parte para que eltyian o
feconuertieíTea la Fé.

DeclarÁcm del quinto Articulo l

7 " O he entendido muy bienlocme


meaueis dicho, y para entender
.B_ el quinto Articulo, que dize: Ba­
so al infierno, al tercero dia refucitó de en­
tre los muertos, deíTeo iaber, que fignifica
eíte lugar del infierno.
M , El infierno es el mas baxo, y profundo
lugar que en.el mundo ay, digo que es«el
centro de la tierra; y por e(To la fngrada
Efcritura, en muchas partes contrapone el
Cielo al infierno, como el nías alto lugar, al
lugar ínfimo: y en efte profundo de la tierra
ayjquatro como profundifsimas cauernas,
vna para los condenados, que es la m.is pro­
funda de todas.· porqlajufta Iuftida 'quiere
que los fubernios demonios , y los hom­
bres fequaces fuyos , citen en el lugar
más baxo, y dift.inte del Cielo , que; fe
íe pueda hallar. £n la fcgunda cauerna,
D t C L ^ a ^ f lO U D t l y t

3 ue es algo mas alta, eftan las almas que pa­


seen la pena del Purgatorio. En la tercera
que eíli mas alta que.la fegunda, eftan las al­
mas de los niños que mueren ^nBautifmo,
jas quales nó padecen tormentos de fuego,
fino folamente perpetua priua'cion de la fe­
licidad eterna. En la qüarta, que es la mas al­
ta de todas, eftauan las almas de los Patriar*
chüs,Profetas, y otros Santos que murieron
antes de la venida de Chrifto.Porque fi bien
aquellas almas faritas no tenían que pagar,
con todo no podían entrar en la gloria y bic-
auenturanca eterna, harta que Chrifto con
fu muerte abridle la puerta de la vida eterna;
y por eíTo eftauan en aquella parte m as alta,
llamada el Limbo de los Santos, o por otro
nombre el Seno de Abrahan, donde no pa­
decían pena alguna, antes gozauan de vn
dulce repofo, eíperando con grande alegría
la venida del Señor. Y afsi leemos en el Éua-
gelio, que la alma de aquel fanto mendigo
Lazaro, fue llenada por los Angeles a repo-
far en el feno de Abrahan,donde el Rico a¡-
uariento la vio; porque alfando los ojos def-
de las llamas del infierno, donde eftaua ar­
diendo, vio a Lazaro e n v n lugar mas alto*
que eftaua con grandifsima alegría y con-
fuelo gomando del fruto de fu paciencia.
D , A Ja qual deñas quatro partes del infier-
D 0 CTRirt.sC c m i s n ^ c a j t · *i
no baxó Chrifto nuueftro Red’emptor def-
' pues dé fu muerte?’
M · No ay duda fino, que baxó al Limbo de
los Sanros Padres,y luego los hizo Bienauen
turados, Ueuandolos defpues eoníigo al Rey
no del Cielo· También fe hi¿o ver de todas
las otras tres partes del i nfierrto, cfpantando
a los demonios como vitoriofo triunfador,
amenazando a los dañados como juezfupre
mo, y confolando a las animas del Purgato­
rio, como fu abogado, y libertador: di ma­
nera, que baxó Chrifto al infierno , como
fuele vn R ey a vezes baxar a los cárceles pa­
ra vifitarlas, y perdonar a quien le pare­
ce.
D . Si Chrifto era ya muerto,y fu cuerpo ya-
zia en el fepulchro, no baxó alinfieríio todo
Chrifto,fino folamenteel alma de C hriilo,
y afsi parece que no fe dizebienque.Chrifto
baxó al infierno?*
M . La muerte bien tuuo fuerfa para apartar
el anima de Chrifto de fu cuerpo, mas no pu
do apartar el anima, ni elcuerpo de la per-
fona diuina del mifmo Chrifto; y por elfo
creemos que la perfona diuina de Chrifto,co
el cuerpo eftuuo en el fepulchro, y la mifma
perfona con el alma baxó al infierno.
D . Como fe verificaqueel Señorrefucitaf-
fe al tercero dia,pues de la rarde del Viernes
D E C L ^ ACCIÓN DE L ^ i
quando Chrifto fue fepultado, harta la flo­
cho ames del Dom ingo, guando refucitó,
ix> ay dos dias enteros?
M . No de¿imos que Chrifto refucitafle def-
puos de tres dias enteros, fino que refucitó
al tercero dia·, lo quales cerrifsimo, porque
efluuoen el fepulchro el Viernes, que es el
primer dia, aurtqueno entero, ellutio todo
el Sabado,que es el fegundo dia; ertuuo el
Dom ingo, que es el tercero dia: porque los
dias naturales empie9an desde la tarde pre­
cedente al anochecer, y de alli adelante fe
•vá contando el dia.
D.Porquocnufa Chrifto no refucitó luego
defpucs de muerto, fino quequifo efperar
tres dias?
M .Porque quifo que fe vieffe, que verdade-
ramentcauia muerto, y por eífo eftuuo en
el fepulchro lo que baftaua a prouar efta ver
dad. Y aueis de notar, que aísi como C hrif­
to auia viuido entre los hombres j j . 03+.
años,afsi quifo eftairentrelos muertos alome
nos rreyn ta y tres, o treynta y quatro horas,
<í tatas fon fi ¡útays vna hora del Viernes’.por
<j vm hora antes de anochecer fue enterra­
do-, veynte y quatro horas del S aba do, y o-
cho, o nueuedel Dom ingo, porq refucitó a
medianoche enel principio del Aurora.
D .P o iq caüfa fe dize de Chrifto,q refucitó,y
DOCTRINA C H \T S T ¡A iiA . 22
de los otros muertos, como de Lazafo, y del·
hijo de la Viuda, fe dize q Fuero 'reluchados/
¡M.La razón cs,porq Ghrifíb por fer Hijo dfc
Dios rtfuciVo por fi mifmo,efto es,por virtud
de fu diuinidad,tornó a vnirfualm aal cuer­
p o ^ afsi comentó de nueuo a viuirjmas los
aaros muertos no pueden botuera viuir por
virtud propria,y por eiTo fe dize q án fído re-
fucitados por otros: como todos nofotroset
diá’deljuyzioferemos refucitados porCrifte;
D .'A y otra diferencia entre laRcfurrecinn
de Chrifto, y délos otros que antes del relu-
citaron?
M .Efta diferencia ay, q los otros fefucitaron
mortales,y por elfo murieron otra vez, mas
Chrifto refucitó inmortal,yno puede morir.

Por la confefsion, y predicación d^

Y te Articulo de la Refurreció deChri


fto nueftro Señor, dize Simeón M c-
tafrafte,que murió S.Longinosel qual auic-
do vifto la paciencia con que nueftro Señor
Iefu Chrifto auia padecido, alumbrado por
la luz del C ielo, conocio que el que moría
era verdadero Hijo de Dios, y por tal le con
fefsó. Defpues que fue fepultado el cuer­
po del Señor, mandaron a Longinos que
le guardarte con fus Toldados j y ’auiendo
D E C L ^ y íC IO N DE l^C
el tercero dia refucitado el Señor, déla ma*,
iiera que fe dizeeá el Euangelio, los Tolda­
dos quedaron alfombrados, y Lengüinos
mas con firmado,y dio cuenta a los Efcribas
yFartfeos, de las marauillas que Dios auia
obrado, y el y fus foldados auian vifto en la
fagrada Refurrecion de Chrifto. Tuuieron
deíto grandifsimo enojo y pena los Sacerdo­
tes, y rara efcurecer la gloria de Chrifto gro
curaron eoh dones y promelTas, de peruer-
tira Longuinos, y perfuadiríe, que publicaf-
fe, que eftando dormiendo fus Toldados, 1 os
Dicipulos de Chrifto auian venido de noche
y fe auian lleuado el fagrado cuerpo del fe-
pukhro. Mas el fanto Toldado, como aftaua
ya trocado, y lleno de diuina luz, nunca qui ‘
fo conuínir con la mentira,fino pregonar ía
verdad, y fer teftigo fiel de la Refurrecion
del Señor. Viftafu conftanciadeterminaron
los ludios vengarfe del; y el fabiendo fu ma­
la intención, y loque vrdian contra el, de-
xandoel oficio de foldado, y comprandcxal
guna hazienda, fe partió de Ierufilcn para
Caparlocia acompañado de dos foldados fu"
y os: allt comenfó a predicar lo que auia viC·
to, y con fus palabras y obras conucrtir mu­
chos a la Fé de Chrifto. Era eftraño el fruto q
Longuinos hazia, y grande el numero délos
que defpedidas las tinieblas de fu antigua ig
DOCTRINA CH R lSTí'jÑ ÍA . 2;
jiorancia, abrían los ojos a los rayos ele la di-
nina luz. Crecía, y florecía la Fé de Chrifto,
con grande ignomina délos ludios, que re
auian crucificado: los quales prefeuerando
en fu ceguedad, yn o pudiendo lleuar con.
paciencia que Lengüinos fu capitan, fe hi»
zieíle pregonero de la Hé de Iefu Chrifto,
procuraron con grande fuerza, que fuefle
condenado a friuertecomo rebelde traydoc,
yq u eel Prefidente Pilaros embude tolda­
dos a Capadocia, para que le'prendieíTen,.y
matafíen. Fueron los Toldados armados de
impiedad y furor, y quifo nueftro Señor, «|
encontraren con el fin conocerle,el qua! Ies
regaló mucho en fu cafa, y defpues les d :xo·:
Y o foy Longuinos a quien bufcavs, dadme
la muerte, ypagadme con ella elferuicio q
os hecho éftos días. Y certificados, que el eni
Longuinos, dixeron, que antes perderían
ellos la vida, qJc quitarfelaa quien les auia
tratado соя tanta humanidad y corteña. En
«feto fue neceílario que los animaíTe,y dixef
fe, que el mayor bien que en efta vida le po*
dian hazer, era embiarlea reynar con C h rif
to; y mandó a vn criado fuyo que traxeflen
vn vertido blanco, y de fiefta, para celebrar
lasbodasceleftiales aquel dia. Y animando a
. fus Toldados, y abra^andole con ellos, fe hin
có de rodillas, moftrandoles conla manoel
DECLAMACION D E L A
Jugar donde quería fer enterrado; y allí le
«íegolaron, y con el a fus dos fantos compa­
ñeros por laconfefsio del articulo de 1?. Re*
furrecion.

Declaración delfexto Articulo,

D . 'V T Engamos agora al Artículo ícvto»


\ y «que es acerca déla ATcenííbn;def-
• V, Teo faber quanto tiempo eftuuo el
Señor en .’la tierra defpu es que refucitó, y
porque caufa?
M .Qnarenta dias efluuo,como vos lo podéis
ver, contando los dias que ay desde la fíefta
de la Refurrecion, hafta la de la.Afceniiori;
y la caufa defta tan larga detención lúe,por
que quifo Chrifto con muchas y diuerfasa-
pareciones, eftabalecer el myfterio de fu cer-
.tifsi ma y verdadera Refurrecion,porque efte
es cafi el mas difícil: y quien le creyere, no
tendrá mucha dificiildad en creer los o-
tros.
Porque quien refucitó, no ay duda que
eftaua muerto; y quien müria, ames auia na­
cido ; y ais i el que cree la Refurrecion de
Chrifto ferá facil de creer la muerte, y naci­
m iento, y afsi roifmo, porque a los cuer­
pos gloríelos no les conuiene la viuienck
VOCTl(lUA CHZlSTIANA· z\
de la tierra,.íino la del Cielo: y por ello eí
quecreelaReCurreoon de Chrifto mieílrp
¡Saluador, fácilmente podri creer fafubicfi
al Cielo,
D . Quifiera Caber la cauCa porque Ce di¿e,que,
Chriíto Cubio al Cielo, y de fu CantiCsimn
Madre,q fue aíTumpu, yno Ce dizeq Cubio?
M . t-a cauía es fácil, porque Chrifto como
era Dios y hombre, Cubio por virtud propria
al Cielo, de la Cuerte que cambien porfupn>
pri.i virtud reCucitó·, pero la Madre que era
criatura, aunque de mucho mayor excelen- ·
cia que todas las otras criaturas, fue rcCucit.i-
da,no porpropria yirtud,fino por la deDicst,
y licuada al R ey no celeftial.
D . Que quiere de¿ir.Eft l a(Tentado a la dies­
tra de Dios Padre todo poderolo?
M , No aueys de imaginar, que el Padre c V ;
a la izquierda del Mijo, ni tampoco que el Pa.
dre efté en medio, y que tenga a la dicftra aJ
H ijo, y a la finieftra al Efpiritu Santo corpo-
r:lmente:porque afli el Padre.comoe! Hijo,
en quanto a CuDiuinidad, y el Efpiritu
Santo, eftan en todas parres, y no Ce pue­
de dezir, que vno eftéala dieftra, o íinieftni
del otro,hablando propriamento.Y aCsi el e f
tar a la dieftra,quiere dezir en eftc articulo,ef
taren igual alteza y mageftadjporque el que
eíU al lado d§ o tro, no efú mas a lto , ni
m C L ¿ L \ A C lO K DE
masbaxo que el. Y pordarnosa entenderla
fágrada Efcritura efte modo de hablar, en <jl
I'íalm o que emp¡e9a.· D txit Dtmtnus Domtno
meo: vna vez dize que el Hijo eftá íéntado a
ia dieftra cíel Padre·, y otra vez dize, que el
Psdi'·?. eftá afentado a la dieftra d¿lHljo,que­
riendo fignificar, que eftan en igual emijien
da, corno auemos dicho. Afsi que Chrifto,
xjuando fubio.al Cielo, fubio fobre todos los
«choros y ordenes de los A ngeles,y de las al­
mas lan cas que lleuaua confígo , y llegó al
throno altifsimo de Dios: paró alli no ¿fu­
tiendo mas arriba que el Padre, ni quedó
mas abaso; fino poniendofe (pordezirlodef
ta fuerte) ú lado del Padre, como igual a el
e¿i gUina,y en grandeva.
D . Per fer Chrifto Dios, y Hombre,quifie-
raf.iberii eftá alternado a la dieftra del Pa­
dre, en quanto Dios fofamente* o también
en quanto hombre.
M . Chrifto en quanto Dios, es igual al Pa­
dre: en quanto hombre,es menor que el Pa-
die; mas nepor eflb fon dos Chriftos, fino
folo vn Chrifto, y vna perfona fofa jpor eíTo
ie dize, que Chrifto Dios, y hombre eftá fen
tado a la dieftra del Padre; y afsi la humani­
dad del Señor, quiero dezir fu carne, y fu al­
ma, eitan en e l throno diuino a la^dieftra de
Dios Padre; no .por dignidad propria, fino
DOCTRINA C H U ISJIA N A . 1?
pofqueeftan vnidasala perfonadel verda­
dero y natural Hijo de Dios.
D.Querría que me diefledes algúnexe'mpl^
defto para entenderlo mejor.
M . Tomad el de la purpura Real, quando el
R ey vertido della.eftá Tentado en fu throno
Real, y todos los Principes del R eyno eftan.
Tentados mas baxo que el. La purpura del
R ey efta en lugar mas eminente que losPrin
cipes dichos, porque efta en la propria filia
del Rey; y efto ffe’haze no porque la purpu­
ra Tea de igual dignidad con el Re·/, fino por
que efta vni da al R ey, como proprio vertido
fuyo. Defta.manera, la carne y alma deChri
ftó efta Tentada Tobre todos los Cherubines
y Serafines en lamifma filia de Dios, no por
dignidad de Tu naturaleza, mas por eftar vni­
da a Dios; no Tolamente como el vertido al
]toy, mas mucho mas eílrechamente, con­
tiene a faber,por vnion perTonal,como que­
da dicho. ·

Por eftar perTuadHo, que os á de feí

Y de conTolacion, y prouecho , os
quiero contar lo que paTsó a vn Tol­
dado noble, que andando vifitando los lug
res de la tierra Santa, y llegando al monte
Oliuece, mirando el lugar por donde C hrif-
2/ r t l lAKfX C I 0 U DE t^C ,
ip Cabio a los Cielos, fue tan vehemente el
^leSíeo que le dio de ver al Redemptor dct
inr.rclo, que derramando muchas lagrimas
con amorofos aforos hablando con Ghrifto,
dexia fiempre: Mi Dios, y mí Redemptor,
con fuma diligencia os é bufcado en todo lu­
gar; al prcfente eíUndo en cfte, de donde
vos fubiftes al C ielo, os fuplico recibays mi
efpiritu, y tengayS por bien que mi alma vea
la gloria inefable, deque aflentadoa la die-
ftra de vueftro beatifsimo Padre gazays. Y
repetiedo v n a y muchas vezes con lagrimas
fuaues, y c5 tiernos afetos:Miamor lefus, 6
Iefus,ó mi amor,6 mi amor I efus, fe le ari a -
có el alma.,y fe fue a gozar de fu amor Chrif-
to.Sus amigos llamaron Vn medico; el medi­
co quifo faber de fu complexión: y dizien-
dole que era alegre y muy amorofa, dix o.-Er­
re hombre fe á muerto de amor diurno, y ^ e
puro gozo fe ]eá partido el corafon .Sacj*
ronfele, yen el hallaron efe citas las pala­
bras con queefpiró: ó mi ámorlefu.
Y para queos encendays mas en el amor
de Diqs , y ameys mucho a C H R I S -
T O Nuefrro Señor , os quiero con­
tar vna hiftoria-mtiy regalada y gufteía;y
es en fuma , como efíando lefn Chrifto
Nuefcro Señor en el Cielo , fe compade­
ce de los pecadores, y les da la mano
• D O CT\W jCCm tjm A N J l , 26
toara que falgan del pecado, y eftj aparejado
^Cíl fuera necefíarió)para morir otra vez,paráj
que los hombres fe faluen:ylo efcriue Saitj
Dionyfio Areop*gita en efta forma.
Efíando fan Carpo con mucha trifteza,'
porque vn infiel en cier ra fiefta que fe hazia
afus diofes, ama engañado a otro fiel,y per-
uertidole,y apartadole denueftro'bué ícfusj
y eftando con grande.enojo y amargura co-
tra eftos pecadores, y pidiendo a Dios qua
los priuafTe de la vida, como a indignos de
ella, con algún rayo, o toruelliho; vna no­
che vio fubitamente, que la cafa en que efta-
ua, temblauacon vn gran terremoto, y def-
pues de alto abaxo fe abrió; vio’ juntamente
vna luz in menfa, que baxaua del Cjelo haf·*
ta donde el eftaua alfó los ojos al Cielo»
y viole abierto, yalli fentadó al Saluador^
rodeado de ¡numerables Angeles en figu­
ra humana . Bolnio los ojos haziaabaxo,.y
vio afsi mifmo el fuelo abierto, y eñ, medio
vna profundidad horrible y efpantoía,y quo
aquellos dos hombres (contrá los qualés eL
eftaua enojado) por la injuria que auian h£-
cho a Dios,eftauá a la boca del abifmo,como
para caer en el, defpauoridos y temblando.
Salian d · adentro muchas ferpientes, qua
con los dientes y colas , con fus bocas*
y lenguas j y el mouinriento de fus c!:er-’
D ECLAM ACIO N DE L A
pos, procurauan tíralos para dentro en aqu£¡
lia profundidad: y no faltauan algunos ho^
bres, que ayudauan a las ferpicntes, y que­
rían a empellones y golpeghazer caer aque­
llos miferables hombres, que mas muertos
que’viuos allí éftauan. Quando San Carpo
tuuo efta vifion , com enjóa alegrarfe, por
ver tenian’fu merecido, y q era caftigada fu
graue culpa con grande pena, y defleaua
que cayeffen prefto en aquella horrenda fi­
nia^ qualquer tard aba le parecía grande,
por el zelo que tenia de la honra de Dios, y
del caftjgo de los malos. Tornó a mirar al
C ielo, y vio que Chrifto nueftro Señor co-
padeciendofe de aquellos peccadores, fe le-
líSntau^ de la filia en qué eftaua, y baxar.do
adonde ellos eftauan, les daua la mano con
mucho amor, y que los Angeles losayuda-
u«n, y librauan de aquel peligro. Y dixo a
Carpió: Hiereme a mi, que eftoy aparejado
a padeser otra vez, porque los hombres fé
íalüen; y harelo de buena gana,porque ellos
no pequen mas: y tu que te mueítras tan
zelofo, mira también por ti, pues
te conuietie también
¡gozar de mi.
JDOCl\WiA' ZJ‘

Declaración del Articulofeptimo.

D . "fl ^ 1? alli .i de venir a juagar los viuos


1 B y lo s muertos-, quandoferá eíla
M s r venida del Señor?
M. Será al fin del mundo: porque aueys de
faber queefte mundo a*de tener fin, y aca-
barfe de todo punto con diluuio de fuego,
que abrafará todas las cofas que eftanfobrtf
la tierra, y noaurám as días, ni noches, ni
cafamientos, mercancías, ni otras cofas que
agora veys-, afsi que en el vl'timo dia defte
mundo (el qual nadie puede faber fíeltá cer­
ca, o lexos) vendrá Chrifto del Cielo a ha-
zerel juixio vniuerfal. Y aquella palabra- D e
alli a de venir, nosenfeña, que no creamos
a ninguno que diga fer Chrifto, porque nos
querrá engañar, como hará el Antechnfto
cerca del fin del mundo, porque el Chrifto
verdadero no vendrá de algún bofque o lu­
gar incognito,· fino que vendrá del Cié lo,
con tanta Mageftad y gloria, que nadie po­
drá dudar, de fíes el, o no; como qiundo na­
ce el Sol, que viene con tanta luz, que no íe
¡puede dudar de fi es el, o no.
D.Porque'fedize.-Iuzgar viuos y muertos;
Jio feran todos los hombres muertos,.y re-
m C lJt\< A C lO H D t
-íucítados?
[M .P o rlo sviu o sy muertos, fe pueden
■tender los buenos que viuenvida efpiritual
de la gracia: y los malos, que fon muertos
efpirirualmente por el pecad6. P tro cam­
bien es verdad, que vendrá Chrifto a juzgar
Jos viu'os y Jos muertos,quito al cuerpo, por
-que en aquel dia mudios auráya muertos,!
y muchos fe hallarán viuos.· los qüales aun­
que lo cítara en aquel vltimo dia, y algunos
’dellos fcran mc90S, y otros niñps, con todo
cflb todos en vn puco morirá,y luego bolue-
ra a refucitar,para que pa guen la deuda de la
muerte.
D,M uchas vezes c entendido yo, que quien
muere en pecado mortal, luego vá al i nfier-
jio jy q u e el que mucre en gracia de Dios,
vá luego al purgatorio, o a la gloria: como
puesán de fer juzgados, fiendo ya dada la
¿entencia?
M . Hn la muerte de cada vno fe haze el jüy-
Viio particular de aquella alma que entonces
fale del cuerpo, mas defpues el vltimo dia fe
hará juyzio vniuerfal en prefencia de todo
el mundo, y cfto por muchas caufas. Prime­
ramente por la gloria de Dios, porque yisn-
<lo muclio* a Jos ricos en prosperidad, y í
Jos buenos afligidos, imaginan que quipa no
gousm a Dios el mundo bien, y afsi entoi^-
DOCTRINA C H ^ lS T IA N ji. Z$
CCS ie verá claramente como Dios a v iíto y
¿¡otado tedas las cofas,y como con graja,
juftieiaa dado a los malos'alguna profperí·
dadeempora!, para premiarle algunas obr.rs
fuyas buenas de póco momento, auiendo
defpues de darles pena eterna por fus peca-^
dos. Y por el contrario, á dado a los buenos
aflicipn temporal, por caftigarles algún pe­
cado venial, o por darles materia de pacien­
cia y mérito, por auerlos de enriquecer def­
pues con theforos de gloria infinita, por fus
buenas obras. Lo fegundo, fe hará el juyzio
vniuerfal por gloria de C hriflo: porque auié
doíidoinjufhmente condenado, de muchos
no conocido, ni honrado como conuenia,
erajuftoquc JlegaíTe vn dia en que *tcdo el
mundo le conocielíe y honraííe por fuer­
za, o por amor,como a verdadero R ey y Se­
ñor del vniuerfo. Lo tercero á de fer el juy-
zio vniuerfal, por gloria de los »Santos: por­
que a los que en el mundo auianíulo perfc-
guidos y maltratados, viefien todos com o
Dios lo:. hon®u.i,y glorificaua. Lo quar­
to, para confufíon de les foberuios enimi-
gns de Dios. Lo quinto, porque el ciierpo
juntamente con el alma, tuuieíTcn fu fen-
tencia de gloriado pena.
m C lJ t ^ A C t o n DÜ IJC
Elaeftrecha cuenca, que el día del
juyzio fe i de pedir a los hombres«,
de la eterna pena con que Chrifto
nueftro Señor, Iuez de viuos, y muertos,á
decafiigar a los malos, y la gloria y gozo
que en el Cielo á de dar a los buenos, oyreis
algunas hiftorias, y memorables cafos,quan-
do al fin de la Do&rina Chriftiana tratemos
delosquatro Nouifsímos, muerte, ju y z io ,
infierno, y gloria.

Declaración del Articulo oStauol


D. "V El Articulo oftauo dize: Y o creo
1 . ■ en el Efpiritu Santo: que quiere
J L · ^ dezir Efpiritu Santo?
M . Aqui fe declara la tercera perfona de la
Santifsima Trinidad, como en el .primer ar­
ticulo fe declara la primera, y en los otros
feys la feguñda: afsi que el Efpiritu Santo no
e§ Padre, ni Hijo, mas es vna tercera perfo­
na que procede del Padre y dei H ijo,y es ver
dadero Dios como el Padre,^'e.l Hijo; antes
es el mifmo Dios, porque tiene la mifma Di-
uinid.id, qíie eftá en el Padre, y en el H ijo.
D . Quifiera alguna femejanfa defto.
M . Lascofas diuinas no fe-pueden declarar
pcrfe&amente por femejanya de cofas cria­
rlas, efpecialmente corporales:mas no obfta-
r DOCTRINA C tíR ISnA N \ A . 29
te efíb, podeys tomarla de vn lago,o laguna,
jgy^e procede de algún rio, el qual nace de al?
güna fuenre·- eftastres cofas diflintas fonj
pero vna mifma aguaes. Afsi pues el Padre
Eterno, como fuente, produze al Hijo, co­
mo vnrio.· y el Padre y el Hijo, como fílen­
te y rio, produzen al Efpiritu S a n to como
lago; y no por efto el .Padre, y el Hijo, y el
Efpiritu Santo fon tres Diofes, fino vn, folo
Dios.
D . Porque fe llama elípiriru Santo la ter­
cera perfona de laTrinidad? No fon tam­
bién Eípiritus Santos todos los Angeles, y
todas las almas bienauenturadas?
M. Por excelencia fe llama Ditos Efpiritu 5 a
to, porque es fumó efpiritu, y furriamente
fartto,y es autor de todos los efpiritus cria­
dos, y de toda famidacf: afsi como entre los
hombres,aunque ay muchos que fon Padres
y Santos, por oficio, o por bondad de vida:
como muchos buenos Obifpos, o clérigos, o
religiofo$;y todavía no fe llama-Padre Can­
to, fino el.Papa^ porque a el folo le toca'cfte
nombre por excelencia, por fer cabera de
todos los otros Padres, v porque dene fer el
mas íanto de todos poroondad de vida, co­
mo lo es por oficio, reprefentandonos la per
fona de Chrifto.
D. Si el nombre del Efpiritu Santo le con-
D ~ £ L A \ JtC 10 N DE l ^ í
uiene a Dios por excelencia, porque fe atttJ
¡buye fulamente a la tercerapcrfona? N ot^
tambié elPadre, y el Hijo por excelencia Hf-
piritu Sainó?
3VÍ. Afsies, pero porque la primera perfona
tiene vn nombre proprio, conmenc a faber,
Padre; y la fegíida otro nóbre proprio, efto
es H ijo; fe le á dexado a la tercera perfona el
nobre comñjpor diüinguiila de las otras dos:
y vlrra defto aueis de faber, que quándo fe
dize de la tercera perfona diuina, que es Ef­
piritu Santo, aquellas dos palabras ha/„en vn
nom brefolo; afsi como quando vn hombre
fe llama Luys Bernardo, hazen vn folo nom
bre, aunque«de otra manera fuelenfer dos
nombres Luys, y Bernardo.
D .Q u e fignifica que el Efpiritu Santcf fe
j>inta en forma de Palom a, efpecialmente
fobre Chrífto, y fobre la Virgen.
M . N o aueis de penfar qucel Efpiritu Santo
tenga cuerpo, o que pueda verfe con los
ojos corporales, fino que fe pinta afsi por dar
nos a entender los efetos que produze en los
hombres ; y porque la Paloma es íimple,
pura, zelofa , fecunda, por eífo fe pinta
fobre Chrifto, y f<ffre la Virgen: para que
entendamos que C hrifto, y fu Madre fue­
ron llenos de todas las gracias, y dones del
Efpiritu Santo, y en particular de tanta
DOCUWA CHÜjSTlAKA. JO
finiplicidad, pureza ,· zelo de la honra de
■ÍDios, y de lafalud do las almas, y fecírdidáSl·
efpiftcual, por la qual adquirieron infinitas
hijos, como lo fon todos los fieles y buenos
Chriftianos.
D . Que fignifica, que fobre los Aportóles
fe pinta el Efpiritu Santo en forma de len­
guas de fuego?
M .P orqu eel Efpiritu Santo, diez diasdef-
pues^e la Afcenlion del Señor, vino fobre
los Apoftoles, y los llenó de ciencia, dé cari­
dad, y decloquencia, enfeñandolesa hablar
en todas lenguas, para que pudieífen predi­
car por todo el mundo la fantaFé; y en fe-
ñaldeftosmarauillofosefetos·, hizo parecer
aquellas lenguas de fuego: porque la lumbre
deaquel fuego fignifica la fabiduriáj el ardor
del m’tfmo fuego, la caridad , y la figura
de la lengua la eloqüencia. Y porque fue
cite vn grandifsimo beneficio , que hizo
Dios a la íglefia, que por elfo íe celebra
aquella grande fíefta, que fe llama Penthe-
coíles, o Jíefta del Efpiritu Santo. ·

D . f rf fEneys algún cafo, o memorable


9 fuceíTo, donde fe haga algun
J L mención, o fe trate de la perfora
del Efpiritu Santo?
DECl¿€\jCClON DE 1
M .Contareos vna niliy guítofa, y proue-
■&ioCfhin;ona,la qualen efta formaefcriiH?·
Enrique Grarjat. Dos hermanos hij<* de
nobjcs padres, fueron a eftudiar a Pans: el
menor deífeofo de falir con fu intento,
Hiofe al eítudio, a la deuocion, y a buenas
compañías, cuitando lasque le parecían no
tales. Al contrarío el mayor no eftudiaua ,an
daua ociofo, y con malas compañías-, diofe a
banquetes y juegos: y lo que peor fu e¿ tra­
tar con rameras; y en todos eftos males cre­
cía de manera, que ya no folo en la reputa­
ción délos eftudíantes, fino también en la
de todo el pueblo era fu nombre infamifsí-
•mo y viruperifsifno.El hermano menor ayu-
dauale có los recuerdos q podía: pero víédo q
de todo hazia burla, vn dia le dixo llorando:
Vcó carifsimohermano,q menofpreciays lo
q os digo,y lo eítimays'como fí nueftro negó
cío fuelíe juego de muchachos·, pues yo os
aíTeguro, q algún dia vendrá, y muy preíto,
•en queospefe de aucr tan pertinazmérere­
mitido alEfpiritüSanto. Dichoefto,le dexó;
pero continuamente fuplicauaa Dios que
le ablandafle el corafon. Y el piadofo Señor
ico y ó , y confoló dando con fu hermano en
vna cama, y apretándole con mortal d«!en-
cia: donde boluiendolos ojos y memoria a
la vida paliada, fe halló can apretado de la
D OCTSjÚ jt C№TS77A N 2 . ?I
multitud de fus pecados, que cali defefperj^
fe fu remedio. Vio vna noche que entrauji _
en fu cámara vn bellifsim^y venerabilifsl· ’
mo anciano, que le miro con tan feuéro rof-
tro, y tan terribles ojos, que con grande tc-|
blor y turbación, apenas le fupo y pudo pre­
guntar quien fuelle. El refpondio·, Y o fo y el
Padre celeftial, que te crié quando no eras,
que te di la vida y alma que poífees· que pa­
ra tu feruiciocrie elSo l,laL u n a,y Eftrellas,'
para que dexada tu mala vida; hiziefles peni
tencia: pero viendo que conftnimo obftina-
db,deshechas las faludables amoneftaciones,
vengo para dezirte,*que te quedes como per
didoy condenado,pues afsi lo quieres.Di­
cho eíto defaparecio, dexandole lleno de co-
fuíion, y de vn grande y· frió fudor, con el
qual eftuuo, y pafso aquella noche y el día
íiguiente aguardando la hora de fu fin y con
denacion. Pero laíiguiente noche vino a el
vn hermoíifsimo mancebo, en todo muy pa
recido al anciano; venia defnudo, y con vna
corona'de efpinas, con vna C ruz en fus
omtros, y derramando mucha fangre del
cortado: y llegandofe al enfermo le pregun­
tó fí le conocía, ^ixo que no, más’de que le
parecía muy femejante y parecido al'ancia-
«o. El mancebo le refpondio: N o es mucho
quelepar«2ca;puosfoyjGhrifto fu Hijo,que
'DECLlS & C I O X d e í j . ·

f
íadandome de laperdició de los hombres,’
nc al mundo, y en el morir para fu rem$£
3. Y .porque tíi desdichado, te ás querido
priuar deftqs mis grandes beneficios, vengo*
a decirte, que te quedes p?.ra fiempre fin
ellos y djdo por hijo déla eterna perdición.
Diciendo eíto tomó vn puñado dclafangre
que del collado le corría, yarrojandofela al
roítro, le dixo: Tom a para confulíon efta
mi precióla fangre- que yo derramé para v i­
da. yredempeion de los demas. Dicho eíto
defaparecio, quedando el enfermo tan def-
caecidoen el cuerpo, y tan defcfper^do en
el alma, que.fe quedó como yerto, fin faber
donde pudieífe acudir por remedio. Embióa
llamar a fu hermano, el qualvino, y quedó
tan admirado de ver al doliente tan defcolo-
rido, y tan fin figura* que con notable fen-
tinyento, y muchas lagrimas,le dixo ¡ Q mc
es eíto mi hermano, adonde feá ido tu anti­
gua belleza, tan codiciada de losdemss.que
agora te veo con tancfpantable figura? D o-
de eítnn tus bríos pallados?Donde los per-
niciof scompai'.e™ s que te engañaron, y
te me quitaron del l elo, para dar en tan
grande precipicio? Qne es cito, que te veo.
tcmbl-.ind;-), y cubierto d.·. vn mortal fndor¿
Si l.i prelente enfermed-'d lo haze acuér­
date que Ás pallado ocr«s mas graues: 11
v b c - m X iA c iiK js n > A t fM 32
tas pecados afsi te tienen, arepientete, y pro^
foyi la enmienda: no te defefperes^, pues es»
clementifsimo elSeñor; en vn puntoperdo-J
nó al Ladrón,yaiia le prom etioyle dio lue­
go el parayfo. C on eítas palabras cobró el
doliente vn poco de animo, y le contó a fu
hermano, como el Padre, yelH ijo,leauian
dado por condenado: y que fíendo fu fen-
tenciairreuocable, no tenia animo para ef-
perar,ni bufear remedio. El buen hermano,
con grande confianza le dixo - Aunque el
Padre, y el Hijo, hallándote impenitente
yobftinado, teayan con razón condenado,
110 defefperes, fino toma, aunque tarde, mi
confejo: arrepiéntete, llora lopaflado. pro­
ponía enmienda, 11.mía vn confeíTor, y có-
fiellatus pecados, que por ventura con efto
ellirpiricu Santo (que dizefan Bernardo es
la benignidad de Uios)hallan<ictc penitente
yconfelfado, re perdonara. Óonfolado..el
enfermo con eftjs palabras; llamó vn con-
feíTor, y confelfoíTe con tanto dolor y lagri­
mas, que parecía fe le rompían las entra­
ñas , y apenas pedia hablar palabr^,. Aca­
bada la confefsion, com ulgó, y recibió la
extrema vn cion ,y conefto efperaualabo­
ra de fu muerte; spero’ la feguiente noche
vino a el otra perfona rm y femejante a
las dos palladas, veftidi de blanco y traia
m c i j i & c i o i t DE «I
(.vna blanca palomafobre elombro deféchd,
]y lIegan<Jofe cerca del enferm óle miró gjssj
kan benignos ojos,y con tan apacible roftro,
que le preguntó: Quien foys vos Señor, que
os auey s dignado de venir a efta cafa, y con-
folar con vueft-ra piedad', a quien tan defcon
/olado y a temorifadó efta como yo ? réfpon-
dio: El Efpiritu Santo, que procedo del Pa­
dre, y del Hijo, y tengo con ellos vna mif-
m apoteftadjy vengo a dczirte, que tus pe­
cados te fon perdona dos, y que te efta abier
to y feguro el camino del Cielo. El buen pe­
nitente que ral oyó,com o fí íaliera defte abif
mo de la de fefperacion, con alegrifsimas la­
grimas comenfó a'dezir: ó Padre de los po­
bres , confuelo de los miferables, que es pof-
ííble que ay puerta del Cielo fpara quien el
Padre, y el Hijo án condenado al infierno,y
q efta mi pequeña penitencaá mudado lafen
tencia de llamas eternas. El Efpiritu San­
to refpondto.· T en buen animo y no dudes
de tu faluacion, porque fon fortifsimos los
b raco s de la penitencia; haze violencia ala
efpantq^a Mageftad, vence al inuencible,
muda al inmutable, y le aplaca, aunque eíté
nías enojado: y porque no te de tenga mas,
c o n la mefrhapenittfncia continuando, dif-
p o n d é tus cofas,y compon tu alma con Tos
jaas aátos ds virtudes que en eíte tiempo pu-
D O CTRJi& t CH I(IS77Í¿N A · 5J
'dieres, que de aqui a tres dias vendremos por
U^alma, para lleuarlaTobrelaseftrellas,y p 3 ‘
nerláen pofleTsion de los gozoseternos. Dií’
cho efto el ETpiritu Santo deTaparecio; y el
mofo tres dias defpues Tantamente murió, y
por medio de Tu penitencia Te Tue a los Cie­
los. Defta hiftoria, que con tanta atención y
gufto aueys oydo, no auéys de Tacar, que ct
Padre y el Hijo quieran condenar alguna
perTona,y el Eípiritu Santo la quiera perdo­
nar, y Taluar, pues tienen vna nuTina natu­
raleza, vna miCma voluntad y vn rniTmo
querer. El Trinco pues que aueis de Tacar, á do
Ter vn perfeto conocimiento de la obliga­
ción que es corre de amar y Tcruir, no Tola*
mente al Padre, y al H ijo , fino también al
Efpiritu S anto; y para aclarar vueltro enten­
dimiento con efU verdad, abraTar.y encen­
der vuefka voluntad e;i ci amor deíte Tobe-
rano y diuino ECpiritihíucedin eTtas vifiones
y apariciones; y coneíto paliemos al feguie-
¡te articulo.

Declara cien del nono Articulo ..


t^· V V e quiere de?.ir lo q u e en. el Ar-
M ■ ticulo nono Te dize:La Tanta igle
. fia C atholica, la comunicó d¿
D E C L j i^ C J O N D É L^C ^
los Santos.
%1. Aquí empieja la fegunda parre del
ao: porq la primera parte pertenece a Dic sj
la fegunda a la Tglefia Efpcla de Dios: y afsi
como creemcs en Dios vna Diuinidad, y
tresperfonas, al'sien la [glefia creeinosque
ay vna fola Igleíia , y que tiene tres bienes
principales; el primero en el a!ma, que es! i
remifsion de pecadcs; el otro en el cuerpo,
que es la ’refurrecíon de la carne; el otro en
el alma, y en el cuerpo juntamente, que fer.t
la vida eterna, como veremos en les artícu­
los {¡guíente·;. *
D . Declaradme palabra por palabra todo el
Articulo, y primeramente, que quiere dezir
I glefia?
M . Qti'ere dezir conuccacion y congrega­
ción de les hombres, los qualesfe bautizan,/
hazcn profefsicn de la F¿ y ley de Chrifto;
debaxo d ; la obediencia del fumo Pontífice
Romano, y fe llama conuocacion, porque
nofotros n o nacemos Cluiftianos, del modo
que nacemos Efpañoles,italianos,o Francc-
fe? . o do otros Pveyncs, fino que fomes
llamados por Dios , y entrames en eíla
concregacion por medio del .ftautifmo, el
qiul es como puerta de la Iglefia. Y no bal-
ta eüar bautizado, para eítar en la Igleíia,
fino cuc.es mcncíter creer y confeiíar la
DOCTRINA C U n jS T tA X A . 34
fanta Fé, y ley de Chrifto, como nos loe«·*
ÍÍWan los Paftores, y Predicadores de efl»
mifmalglefia: ni tan poco efto bafta, maseá
neceíTario eftar a la obediencia del fu m o P 5 -
tifice R om ano, como Vicario de Chrifto;
conuiene a faber, reconocerle, y renerlepor
faperior fupremo en lugar de Chrifto.
D . S ilalglefia es vna congregación de ho-
bres, como llamamos Tgleíias, las qne fabri­
camos, donde fe di/e la Mifia, y los Diuinos*
oficios?
M; Porque los fieles,que fon la verdadera T-
glefia, le juntan en aquellos edificios, par«-\
hazer los ejercicios Cbriftianos, y por eflb
fe llaman cambienlglefias aquellos edificios,
efpecialmente quando eftan dedicadas y
conflagradas a Dios: pero nofotros en efíe
Articulo del C red o, no hablamos délas 1-
glefias que eftan hechas de piedra y madera,
fino dé la Iglefia viua, que fon los fieles bau­
tizados, y obedientes al Vicario de Chrifto^'
cim o fe á dicho.
D . Porque fe dizela Tglcíxa, y no las Igle-
fias , pues fe hallan muchas congregacio­
nes de fieles en diuerfas partes-del mun­
do?
M . Porq la Tglefía no es mas de vna, aunq a-*
bra<pa todos los fieles q efláefparádos por el
[müdo;y nofdlamécc aquellos q agora viuen *
\DtCL¿CI{sCClON DE L^(
rmas también les que á auido desde el princi­
pio del mundo, y aura harta el fin del; y jffíSi
fefio fe dize no folo vna, m?.s también C a-
tholica, que quiere dezir vniuerfjl, porque
fe entiende a redes los lugares, y a todos los
tiempos.
T>. Porque fedize, feria Te,lefia vna fola,íi
contiene tanta multitud de hombres?
M . D izele vnafo’la, por tener vna fola es··
te ja , que es C hrifto,y en fu lugar el Pontí­
fice Romano, y también porque viue de vn
mifmo efpiritu, y tiene vna mifmaley·· afsi
como vn Reyno fe dize fer vno, porque tic-
r e vn Rey folo, y vna mifma ley, no obftan
te que en aquel Reyno ay a muchas Prouin-
cias, ciudades, villas.
D . Porque fe dize, que efta Iglefia es finta,
auiendo en ella muchos hombres malos?
M . Dizefe fer fanta por tres razones* La pri­
mera , porque fu cabera, que es Chrifto,
es fantifsima ; afsi como vno que tie­
ne vn rofiro hermofo, fe dize fer lindo h#·
fere, aunque tenga algún dedo torcido, o al­
guna mancha en el pecho, o en lasefpaldas.
Segunda, porque todos los fieles fon fantos
p o r fe ,y profefsion: porque tienen vna Fe
verdadera, y diurna, y Iw.en profefsion de
Sacramentos fantos,y de vna ley juila, que
nc manda fino Cofas buenas, y np prohíbe
' DOCTRINA CHÍ{ISUÁH A . ^
fino las malas. Tercera, porque en la Igleíia*
BJMlgunos verdaderamente Tantos,no fola- ,
mente de fe, y porfefsion, fino también de
virtud,y coftumbres:, fiendo cierto que én­
tre ludios, Turcos,JHereges, y geniófem e- ^
jante, que eftan fuera de la Igleíia, no puede
auer alguno verdaderamente fa n to .
D . Que quiere d ezir, la comunion de los
Santos? ‘ 5
M . Quiere dezir, q ePBüerpo de la fanta Tgle ·
íia, eftá de tal fuerte vnido, que del bien de
vn miembro participan todos los otros. P *r
donde aunque muchos eftan en tierras re*-
motas , y nofotros ho los conocíamos, no
porellbfusM iíTas,oraciones,y diuinosofi­
cios, y otras buenas obras, dexan de ayudar­
nos: y no folamenre ay efta comunion aqui
en la tierra, mas también nueftras MiíTas, o-
raciones, y buenas obras, ayudan a los que
fcítíncn el Purgatorio·, y las oraciones de
los que eftan en-h gloria, nos ayudan a no­
fotros·,y las animas del Purgatorio.
D . Si efto es afsi, no ay que hazer oracion
por alguno e n participar, ni hazer dezir Mif-
fas por efta, o por aquella almadel Purgato­
rio, pues todo el bien es común.
M. No es afsi, porque la A4 iíTa, y la oracion,
y las otras buenas obras, aunque en alguna
¡ manera fon comunes a todos, todavía ayu-
DECLsCH^CCIOifDe L j t
¿dan mucho mas a aquellos porlosquales fe
hazen en particular, que no anoítttros. <ESi
D . Que diremos delosdefcomulgados:par-
ticipan también elfos deios bienes de los fie­
les, o no? ;
M . Porefto fe llaman defcomulgados, por­
que no tienen la comuñion de los Santos; y
fon como ramos cortados del árbol, como
miembn s apartados/” uerp'o.que no par­
ticipan del humor cfnwie efparce entre los
otros ramos, o miembros vnidos ; y de aquí
pedéis colegir, quanto cafo fe á de hazer de
l.idefcomunion, pues no puede tener aDios
por Padre, e! que no tiene la Iglefia por M a­
dre.
T). Luego los defcomulgados eftan fuera de
la Iglefia, como los ludios, y los otros infie­
les?
M . Afti es, nías ay efta diferencia,que los lu ­
dios, y Turcos eftan hiera de la Iglefia,por
noauerrecebidoelfan to Bautifmo: los he-
reges que fon bautizados, pero.án perdido la
fé, eftan fuera, porque án falido y huydo
dellaporfim ifm os; y por eíTo la Iglefia los
¿óílri ñe có varias penas a boluer a 1a fantaFé,
como quando vnq oue/uela huye del rebaño*
cl paíiorla obliga con el cayado a boluer.Pe­
ro los defcomulgados, porque tienen rece-
cebido el Bautifmo,y la Fe Catholica;án en-
DÓCTRINCA C H rjS jl^ C tf^ . Y>
trado, y n ofalenporíi mifmos, mas fon de­
sdichados por fuarf.i, como quand ■ >el paftot*
cclia fuera del hito vn a eneja farnofa, y l i ;
deca por preíade los lobos. Pero es verdad,
quelaíglofia 110 difecha a los defcomr.lga«^
dns para q-neeítín íiempre.fuera, fino por­
que fe arrepientan de fu inobediencia; y afsi
humillados pidan que los'buclu m# la Igle-
íia, y fean de nueuo reftituid osen el feno de
la Madre, y en la comunión de les San­
tos. '

D .f Res cofas me aueis declarado en


B efte articulo. La primera, la obe-
JL dienciaquefe deue al Vicario de
Chrifto, que es el Romano Pontífice. L afe-
gunda, lo mucho queayudantas oraciones
de vnos fieles a otros, afsi viuos cémo d;fun -
tos. La tercera los grandes l i ¿nes de que ci­
tan priuados ios defcomulgadcs; y de todas
quifíera oyr algunos exemplos, o cafos me­
morables.
M .T o d o lo q u e me pedis, haré dé grado,y
para dar principio a lo que en el primer lu­
gar propufiftes. .Auc's defaber, que erando
S.PdicsrpoObifpo de lifmirna'cn fuíplcfia,
huuo grades diidis y dificuldaces entre los
chriftianos,acerca del tiepeert q fe auia ds ce
lebrar laPafcua de R.eturrcctOjy par a tomar
DZCLtARyiClON DE L j .
buena refolucion , v acertado afsiento e n t
vellas, fe determinó d sy ra Roma,[para co&at
ferir fus dudas con Can Aniceto Papa, que a
lafafon era Vicario en la tierra de C hriílo
jiueftro Redemptor. Llegado a Roma, hizo
reuerenciaafan A n iceto , confirio íúsdu-,
das,propufole fus dificuldades, v i o que el
mifmo a#a aprendido de fu maeftro fan Iiú
Euángeltftaj y de los otros Difcipulos del Se
ñor. Y faciendo que Valentino y Marcion
hereges.fembrauan en Roma fu peruérfa y
diabólica do&rina, comentó fin Policarpo
a predicar y exortar a todorlos fieles que fe
gitardafl'en de ellos como de ferpientes, y
enimigosde lefuChriflo, y q fupiefle. cierto,
ijue la dotrina que el Ies predicaua, era dotri-
Tta de los Apoftoles, y del mifmo Señor, que
por medio defus Difcipulos fe laauia enfe-
riado; y de cuyas fuentes el auiabiuido: y pa­
ra mouerlos mas a aborrecer a los heredes, y
huyr totalmente de fu conuerfacion, Ies co-
taua, que yendo vna vez fin íuan Euange-
Jifta fu maeftro acompañado de muchos di-
cipulos, a vnos baños donde fe eftaua lauan-
do Cherinto herege, les dixoelfanto Apof-
tol: Huyamos deaqui,y vamos prefto, por­
que no caygan , y nos tomen debaxo eftos
baños, en los qualesfe laua Cherinto enimi-
go de la verdad. Y el mifmo fan Policarpo
DOCTRJNyt C H R I s n ^ e N jt . 17
andando vn día porR.oma, encontró con
fajardon herege, y e n viendole, boluio el4
roftro, y le apartó por no hablarle. Notó ef-
to Mar cion, y como herege, le llegó a poli-
carpo, y le dixo.No me conoces? Si conoz-^
po, dixo Policarpo. Pues quien foy yo? Tu
es( dixQ) el hijo primogénito de Sathanas.'
Para cumplir con lo fegundo,dela comu­
nicación que ay entre ios fieles, y quanto
ayudan las oraciones de los vnos a los otros,
vienebienloquefucedio en la Bertaña me­
nor. Huuo vn feglar, q ¿»úf ocupado en ne­
gocios, era d eu otoym u y cuydádofode fu
conciencia·, y en particular tema vna deuo-
ción, quefíempre que yua, o venia de la tg!e
íia,opa(Taua por el cimenterio, fedeten¡a,y
ofrecí a a! gu na deuota. o raci o n po r l as animas
délos difuntos. Sucediócfeflebuen ChnfHa
no Uegafleal fin de fu vida, y ¿m edia noche
embió a llamar a fu cura, rogándole que le
traxeíTeel Santifsimo Sacramento: per« el
queriendo mas dormir, que ayudar aquella
alma, no quifo yr, mas embió en fu lugir vú
Diácono llamado D a n ie l, que como tan
deuotofuede muy buena gana, y comulgó
al enfermo, el qual comulgado muño·, y en
tan buena compañü como la del Santifsimo
Sacramento, fe deue creer, que yriaa buen
lugar, t i Diácono fe boluio luego a la Igie-
d U lJ í ^ c io n d e l Л
fia,cuya puerta halló de paren par abert'a,.iu
► Яel Ia auia cerrado con llaue.Queriédo p\^¿
entrar por ella fe halló tán chuado, que no
pudopafíar adelánte,ni bolueratras Litando
muy admirado,oyó vna gran voz,qucde/.ia:
Xeuantaós todos los fie'.es, queen efte cemen­
terio cftays enterrados y acudí ala ígieila,p|
.ra cj rogemos a Dios por el anima de nu^ftro
dcuoto,y le paguemos enlam ifm a moneda
el bien ó nos á hecho. O yófe luego vn grade
xuydo de los cuerpos que ala voz dicha fe le-
mntaró, у vio que toda la Igleíia eftáiu lie-
31a de hachas y candelas encendidas, y q en­
trando en ella,los difuntos con vna fuauiísi-
in ay celeítialmclodía,comen9aron a cantar
y hazer el oficio por el difunto, delífmaner
Taque con fu facerdote., y acorcsconCerta-
.dosfuelencantarlos Eclefiafticos. Acabado
el oficio, fonó ds nueuo la vo 7. que todos íe
boluieíTen a fusfepulchros:loqual hiziero,no
cómenos ruydo qlalieron delíes·, y pocó a
poco fe vio que yuan faltando, háfta que del
tocio fe acabaron las muchas luminarias de la
Iglcíu . Acabado lo dicho e! Diácono fe ha­
lló libre para mouerfe· y afsi entró enlatgle-
íia, y pufo en fu lugar el vafo,y ¡o demás que
auia licuado para comulgar el enfermo. Fue
ncnf.i del Cura, dixiencíole como el enfer­
mo era muerco, y que era neceílario que
DOCTfJXiA CHU'lSTI^CNji.' 38
luego fuefl'en los dos hazer el oficio .Leuan-
ftj&e el Cura, y ambos cumplieron con lo'
que al difunto fe deui.r, pero el buen Diáco­
no, agradeciendo la merced que Dios le auú
hecho, dexo el mundo , enrrandofe en el^
.Monafterio deS.i:vM?.rcin en Turón, don­
de defpuss fue Prior, y murió famamen-

Y enlavidA deSanH ugon Abad Clunia-


cenfe, cuenta Surio de vn Ar^obifpo d eT o-
fa di Francia, llamado Duiago, que era aini
go de oyr, y dezir donayres, y palabras aó^~
fas. San H ugon que era entonces Abad d i
C lu n i, reprehendióle efto diucrías vezes,
por auer f í d · antes Mon^e de fu monnfte-
rio, diziendole que fino fe cmendma ten­
dría por efto particular purgatorio. Murió el
Arfobifpo de ai a pocos dias, y apareciofe a
vn ían to Mcrnge llamado Siguino, y mol»
traua la boca muy hinchad i , y los labios
llenos de llagas : Pidióle cort lagnmasque
rogaífe a H ugan hiziefle oracion por e!,
porque padecía cruel tormento en el Pur­
gatorio, en pena de fus donayres, y pala­
bras ociofas, de que no fe ania e m e n d a d o .
Refirió efto Siguino a San H u gon , el qual
mando a fíete Móges, .q fíete d:as guardafse
fíiccio,por. farisfáaó de aqlla culpa. D efees,el
vno quebrátó el iJlecio. Aparecióle aSignino
V E C lA K U t t O X DE I j t
el Arfobifpo, yqucxofe de.aquel mofige,^
squepor fu inobediencia fe áui.i dilatado é¡2t
remedio.Siguino fue coñeílo al Abad Hu-
gon, y halló que era afsi verdad. Encargóle a
otro e! íilencio porfíete dias,y pafiadosapa-
rccioleelArfobifpo tercera vez, y dio gra­
cias al A b ad ,y a los mónges, moftrandofe
■vellido de Pontifical, y fu roftro fano y m i^
alegre, defapareciendo luego.
Para cumplir con lo que en el tercero lugar
me pediftes, o|iquiero referir dosexemplos,
en los quales vereys los males en que incur­
ren los defcotnulga dos, y los bienes de que
lospriua la defcomunion. El primero refie­
re fon Pedro Damián, Cardenal, y Obifpo
de Hoíha, en efta manera. Pío Obifpo Abfa-
reníe, dexó el Obifpado por la poca reueren
cía y refpeto, que los de fu Obifpado le te­
nían, y por el defaíTofsiegr» con queviuia:y
enere otros exemplos queme contó, de co­
mo Dios caftiga a los rebeldes, me dixo :En
aquel mi Obifpado, vn cauallero de fangre
noble, aunque e! en’fi no conrrefpondiaafu
linage, no cumplía, ni obedecía a los precep­
tos y mandamientos de ¡a tglefia; y afsi ha­
biendo poco cafo dellos fe-cafó fin difpenfa-
cioncon vna deuda luya. Y o le amonefté
n’uchns vezes, dexa He aquella muger , pues
aquel no era verdadero matrimonio; y nun-
D oC T ^ IN ^ íC H R lS n ^ S ^ Í.
ica fe le daua nada de lo que le dezia.Defpues
BB>vine a defcomulgar, y hize leer contra ely
rodas las cenfuras de la Iglefia; y no hizo ^
mas cafo dello, que fi fueran cuento de ni­
ños. Tomé de los panes de la boda, y eche,-^
los a los perros, y no lo^uifieron tocar; y
con todo elfo no fe quilo reduzir; mas al fin
Dios le cafhgó, y fue quando mas rebelde y
pertinaz eftaua, y quando menos fe quería:
humillar a los preceptos y cenfuras de la [g!e·
fia. Vna noche que eftaua dornuendo baxá
vn rayo del Cielo y le mató; y afsi murien­
do, experimento y íintio la fentencia d$I
Diuino Iuez,pues queeftando velando,la tu t
uo en poco, y no quifo recebir medicina pa­
ra fu dolencia.
El fegundo fe cuenta en las hiftorias d e C if
tel, por cftas palabras. Auiendo faltado a vn
Abad,que fe llamnua Conrado, vn anillo
que v n cueruo auia lleuado en el pico; fofpc
chando que alguna perfona lo auiá cogido,
mandó publicar vna excomunión contra eí.
que le huuieíTe tomado. El ladrón, aunque
no tenia fentido, ni fabia íi era culpado, no
dexó defentir quanta fuerja tenía la exco­
m unión^ afsi desde luego com enfó a en­
flaquecerle poco a poco, y no quería comer,
ni graznar,ni hazer los demas juegos y niuef
tras de alegría, que fuclen hazer las criara-
j>?2 iZ iX Á tc íb ü m d
Ms irracionales. Defpues íe le vcníefori t
caer las plumas, y aponerfe toda la carne tfi
№o ceniza,y eftarcomo m uerto;délo qual
te dos fe tnatauillauan, y no podían atinar
iqu.il fuerte la caufa de tanta mudanza. A l
cabo de alguno? dws citando parlando los
criados del Abad delante del,de qual.feriá
la caula de auer perdido la alegría, y cafi la
vida,el cuerno tan poco a poco.El vno dellr s
como burlando, dixo: Que coníiderar me á
dado» fe.ñor, íi acafo es efte el ladrón que
bufeamos, porque es indicio de que eftá def-
comulgado, laefpantofa plaga conquceftíi
herido, fu trifteza, el auér perdido fu alegría,
y auerfele caydo las plumas de que todos ran
tonos marauillamos. N o dexaron de tocar
eftas palabras ales corafones de los que''lo
oyeron, y dar que penfar al Abad, el qual
mandó a vno de fus criados, que fubielíe al
arbel donde el cueruo tenia fu nido , y
roirafle lo que auia·. Subió vn mancebo,
yln cgo halló el anillo embuelto en otras
cofas, y lo baxo, y dio al Abad. Deíla mane­
ra fue caftigado el irracional, e ignorante la­
drón, no fin particular ve hurtad dcDtcs>fe-
gun le cree para nueftro exem plo, creyén­
dolo afsi el Ábad, y los circunftante», pues
desde aquclrur.to el cucruo penfó a poner fe.
a¡=¿rc£y ic ib n ó d o la m a s , bolineado aef-
DOCrtitf^C c h í t s t i '^c í í j c : 40
jar ene! eítado que antes cíUua«

Declaración del décimo Articulo

D, Ve quiere dezir la remifsion de


a ■ los pecadcs, que es el décimo
Articulo?
M.^fcltcescl primero de aquellos tre^ bienes
principales, que fe hallan en la Igleíla, para'
lo qual es meneíter faber, que todos los hotn
bres nacen pecadores y enemigos de Dios y
defpues creciendo, van fiemprcde mal en
peor, hafta t)ue por gracia de Dios fe le per­
done el pecad j , y vengan a fer amiges y hi­
jos de Dics. Efta gracia tan grarefe no fe ha­
lla en otraparte que en lá fanta lgie/ía,en l.i
qual ay los Cintos Tacramentos, y efpecial-·
mente el Ihutifmo, y la penitencia, que co*
mo medicinas celeítiqles, curan los hombres·
de todas las dolencias efpirituales, que fonf
Ies pecados,
D . Querría que me decIamlTcdcs vn poco
mejor quan granGcbien feaeíta remiftion dq
pecad, s.
M . No ay mayor mal en el' mundo que e l
pecado, nofolo porque de! nacen redes los
otros males en efta vida y en 1i ocra,íi{i ·>t i ­
bien porq el pecado lu ¿ e que ei homb'-q
D E C L A R A C IO N DE l^ t 4
feaenemigo deDios^porque que cofa fe pue
'de imaginar peor, que fe%pnemigo de aqy^
'que puede hazer todo lo q u e quicre,y nin­
guno le^uedereíiftirr1Quien podrá defen­
der aquel con quien Dios eftá ayrado? Y por
el contrario, no fe puede hallaren eftavida
mayor bien, queeftaren gracia de Dics.Por
que quien podrá dañar a aquel que es defen­
dido de Dios, eftando tod.o en mano d e lf if-
mo D iosfY en fuma ya ves f^beys, que en-
crelas cofas corporales, la mas eflimada es la
vida, porque efla es el fundamento de todos
los otros bienes: y la cofa mas aborrecida es
la muerte, porque ella es contraria a la vida.
Afsi pues, íier.do el pecado la muerte efpiri-
tual del alma, y la remifsiondel pecado la
vida della , podeys fácilmente confiderar
quan grande fea el bien qué fe recibe en la
Iglcíía auier.do folamente en ella la remif-
fion de les pecados.

E la remifsion de los pecados por

D virtud deles Sacramentos, os ten­


go de contar muchos exemplcs qua-
do os explique los Mandamientos de la
.lama fgleíia, y quar.doosdeclare
los líete Sacramer.tos.Agora
páíTemos al íiguiente
Articulo.
D O CT R jX jt C tíX Js T lU U jt. 41

Declaración del undécimo Articulo ,


D. Ve quiere dezir: La refurrecion.
•í B de la carne, que es el vndecimo
Articulo?
M. Eñeeselíegundo de les bienes principa­
les de la fanta igleíia, conuiene a faber, que
en el vltimo clia todos los que fe hallaren
con la remifsion de los pecadcs bolueran a
viuir.
D . L os otros qu£ eftan fuera de la Igleíia, o
nóán tenido la remifsion de los pecados, no
han de boluer también a viuir?
M. Quanto a la vida natural, todos boluera
a viuir, afsi buenos como malos: nvas porque
l.i refurrecion délos malos, ferápara fera-,
tormentados eternamente, y no para tener
al^un bien, por eífo aquelU vüa fuya fe lla­
m ad masprefto vna muerte continua,que
verdadera vida; y afsi la verdadera, furne-
cion, conuiene a Cíber, para la vida pToriofa,
no ferí lino la de los buenos que íi fruuieren
h.illiid >lin peca do.
D . Quiíiera íaber, li cfto6 mifmos cuerpos
que agora tenemos, refucilaran, o otros fe-
mejantes.. .·
M. No ay duda de que ¿fbs mifmos cuerpos
DECLARACION DE LA «
refucitaran, porque de otra manera no feria
verdadera refurrecion, fino te leúantaíTs^i
mifmo que cayo, y no boluicfl'e a viuír lo inü
moque murió*, y pues la refurrecion fe h.ue
para que el cuerpo fea pa rticipe del premio,
o de la pena, afsi como a fído participe de las
buenas obras, o de pecados, neceífario es qus
fea el mifmo cuerpo, porque otro no mero
cia pena, ni premio.
D . Com o es pcfsiblc; que pueda boluera vi·
n irel que \ fido quemado, y las cenizas re­
partidas al viento, o echadas en el rio?
M . Poreftofe dizeen el principio del Cre·
dojque Dioses omnipotente, porquepuéde
h;i2crlo que nos parece impofsible·, mxsfi
vos confiderais, que Dios á hecho el Cjelo y
la tierra de nada, no os parecerá difícil de
crc?r, que puede rednzir al fer primero lo <]
en cenizas le aura conuertido.
D . Quiíiera<jaber, fi los hombres bolueran
a fer hombres, y las mugeres mugeres, o fi
nudos fran de vna manera?
Al. Esnece/Tario creer que los hombres ferí
hombres, y las mugeres feran mygeres,por­
que de otra fuerte no ferian los mifmoscucr
pesque antes eran. Y ya os c dicho queán
deferios mifmos.li bien en laotrayid i 110
aura mas garxracion dehtjc5, ni maridos,y
mugeres,perq aura la diuerildad de hombres
'D O C ñ jÜ jL CHRISTlUÑJt. 4*
y mugeres, porque cada vno goze el premio,
¡¿$las virtudes proprias que en fu fexo aura,
exercitado.Y del modo queferá hermofoef-'-
pcétaculo verla gloria délos Martyres,y de
los ConfefTores; afsi lo ferá también ver i*j
gloria de las Vírgenes, y fobretodo de la
Madre de IE S V Chriíto Nuefíro Salua-.
dor.
D .D ezid m e por vida vueftra, en que edad
y ’eftatura refueitaremos, ya que algunos
mueren niños, otros mopos, y otros viejos.
Todos refueitaremos en aquella eftatura,
y en aquel fer q aura tenido, o auriá de tener
en la edad de treynta y tres años, en 1$ qual
refucitó nueftro S eñ o r.t)e fuerte que los
niños refucitaran tan grandes, quanto auian
de ferio fi llegaran a treynta y tres añes;
y los viejos refucitaran en la flor de aque­
lla edad que tuuicron quando fuej de tre-^
yntafftres años : y fi alguno en*·*« edad
auia eftado ciego, o coxo,o X fido anano, o i
tenido desformidad, refucitará entero, fa-
no > y con toda perfecion: porque P ie s
' haze las cofás perfetas* y afsi en la refur-
recíon i queferá obra propria fuya, coi>
regirá los errores, 'y defetos de la natura­
leza.
m c i^ t R A C io N D t i j t ^
En la confirmación deíle Articula,

Y leemos que algunos Santos réñ^^


taronperfonas muchos añ<~s antes
difuntas, principalnjc/ite Eftanislao Qbifpo
refucitó a vndifunto, queauia tíxsañosan­
tes partido deña -vida. Auia comprado el fan
to Obifpo Eíjianislao vna heredadde vn ho-
brell.im.ido Pedro (que era rico) para fu l-
gleíia5y pagado enteramente el precio della,
peronotenja bailantes efciituras para pro-
uarlo. Era ya muerto tres años antes el due­
ño delahsred '.d dequie.nlaauia comprad·):
y los herederos del difunto,por d ir giifto* al
R ey,#y ap rouccharfe de la ocafi on, pulieron
pleyfo al Obifpo, diziendo que aquella he­
redad que el auia vl'urpado era fuyadellos.
V iolo el negocio en Cortes delante e i Rey,
y.com o al íanto Obifpo le faltalTen los re­
caudos peflaríos,y los teftigesno loqui-
íic^en -íi' por temor del R ey, fu e» on d ;-
nado a que reílituyeife la heredad. Pidió tres
dia% de termino para traeralli a Pedro, tres
años antes ( como ¿dicho ) difunto, qije fe
la auia vendido. Di^ronfelos/haziendobur-·
• la del-, mas el Santo veló. ayunó, y oró con
-gran feruora nueílro'Señur, fuplicardole,
puesaque lia era caula fuya,cl la defendicfle.
Y al cabo de tres di.is, auiend i el íanto Obif
po ofrecido el íacnücio fanto de la MiíTa, fe
0 P OGTRjN^C CHRJSTÍ^di^:. 43
fue a la fcpultura donde Pedro ellaua ente^-,
S*Jo, y quitar la lofa, y cauar la cierra,y def-,
cubir elcuerpoj y tocandnb con el báculo4-
paftoral, le mandó que fe leuantaíTi. A lm if
mo punto obed^cio el muerto a la voz delj
Santo, y fe leuantó viuo, v por fu mandado
le íiguió harta el tribunal dond¿ eftaua el
R ey, y alos Grandes* y juezes de l i C orte,
les dixo Eftanislao.'Veysaqui'álPedro el que
me vendió la heredad, el qual de muerto á
refucitado, y efta prefente: pregitntalde fi
es verdad, que y o le pagué Honradamente
lo que para la Igleíia le compré, y el me veri^
dio; el hombre es conocido, lá fspultura e f ­
ta abierta, Dios áfido el que lo it refucilado',
para confirmación de la verdid, fu palabra
deuefer mas firme y cierto afgüm enro de
ella,que todos los dichos'dé‘I<55 téftigos,rii
efcrituras que f&puedan áfógáiv ·
Defte miligro tan graue y tan manifiefto,
quedaron elados y atónitos los aduerfarios
del fanto:Obffpb:, y iib tüúicrbVf que dézir,
porque Pedro les declaró la verdad, y amo­
nedó a fus parientes que hizieíTen peniten­
cia d i fus pecados, y da las molBftiás qtle co5rt
tra jufticjf! auian dado a Eftanisiab, el qjial le
ofreció, que fe quería viuir algunos años, el
fe lo$ alcancaria d ef Señor: y Pedro efcboiió
anees boluerfe a la fepultura, y tom arfe a
DECLjiRjlCTON DE L Jt j
inorir,que quedaren vna vida tan pelígrofa;
diziendo al Santo, que el eñaua en el P i m
'gatorio, y que le quedaua muy poco de pa­
gar de los pecados que auia cometido en ef-
te mundo, que mas quería eítar feguro de fu
faluácion, aunque fuclTepadeciendo las pe­
sias que quedauan por padecer, que poncrfe
en contingencia de perderla,boluiendo al
golfo y torajflmtas del mar tempeftuofo def-
te ííglo: que loque lefuplicaua era, que ro­
garte a Dios nüeftro Señor, que le remitief·
fe aquellas penas, y le JleuaíTe a gozar preño
<le G. entre los bienauenturados. C o n efto a-
compañandole el Santo Obifpo, y gran nu­
mero de gente, fe boluio Pedro a'fu fepul-
tu ri,y compufo fas miembros: y pidiendo a
los circunftantcs que le encomendalfen a
D io s , murió fegunda vez;, paraviuir con
Dios eternamente.

Declaración del Articulo duodécimo.

V e quiere dezirj La vida eterna,


í ■ queesel vltimo Articujo?
. M» Quiere dezir vna cumplida
felicidad dei alma.y del*cuerpo,y eñe es el
íutno bien ^ y vltimo fin que adquerimo^
D Ó cr(fN yC c m i s n ^ H j i . 44
j»or eftar en la [glefia.
¿agjPezidnie^n particular que b'enesaura en
la vida eterna.
M. Quiero cnfeñaros efte myfterio por feme
jan^ade las cofas defte mundo. Y a vos fi-«
beys, que acá en la tierra fe deflei vn cuerpo
f.i no. hermofo, ágil, y robu (lo; v na alma.fa-
bia. prudente,dotta, quawoaíentendimien
to,llena de to^as virtudes quanto a la volun­
tad, y dema^defto fe deflean bienes exterio*
res, como fon riquezas, poder, y guftcs. Ao-
ra pues en la vida eterna el cuerpo tendrá
por falud la inmortalidad con la imposibili­
dad, conuiene a faber, que no le pueda da­
ñar cofa alguna. Por belleza tendrá la clari­
dad, que ferá vn refplandor como eífoI.Por
agilidad tendrá fubtileza; efto es, que en vn
momento fe podrá mouerde* vnapawe del
mundo a otra, y de la tierra ni C ielo fin tra­
bajo alguno. Por fortaleza tendrá vn fer ro-
bufto, que fin comer, y fin beuer, y fin dor­
mir, fin repofar podrá feruir al efpiritu en to
do lo que a el le ferá neceíTano, y no tendrá
miedo de cofa alguna. Quantó al alma eftar.l
lleno de iabiduria, porque verá la caufa de
todas las colas. que es Dios. La voluntad ef-
tará tan llena de caridad , y de bondad,
que no podrá, hazer ni vn peccadó venial.
Las. riquezas de los bienauenturados, ferá
D tC L A K A C lO N DÉ L A
el no tener necefsidad de nacía, uniendo etv
Dios-todo bien. La honra íbr h*os de
iguales a los AngeldS, fer Reys y ficerdotes
efpiritíiales para íiépre.El poder ferá fer jun-
j€ ámente con Dics feñores del vniuerfo, y
poder hazer todo aquello que querrán, por­
que eftaran vntdosconla voluntad dalina, a
la qujl cofa alguna no puede reíiítir. Final­
mente, los deleyees feran inefabks, porque
todas las potencias, afsi del alm^, como del
cuerpo eftaran vmdas a los objetos conue-
nientes aeftos.de donde nacerá vri conten­
to cumplido, vna paz jamas prouada, vna
alegría y.alboroto perpetuo.
D ‘. Si todos tendrán eflas cofas,y eftaran c5 ;
ten tos de un modo, no aura en la g oriavno
masbienauenturado que otro?
M . Antes el que*mas á merecido en efta vida,
aquel tendrá mayor premio, y ferámasbie·
auenturado: pero no aura embidia, ni dif-
gufto, porque todos eftaran llenos legu n fu
capacidad; y aquellos que auran merecido
mas,feranmascapazes-y afsi tendrán mayor
gloria. C om o por exempío: Si vn padre
tüuieíTe'muchos hijos, el vno mas grande
que el otro, fegunfu edad,y les hi¿iefie fon­
dos veflidos de tela de oro, proporcionadbs
a la .efta tura de cada vno, no ay duda que los
tpa§ grandes tendrán mayor veftido, y de
DOCTf'jNjC CH%fS7l j :N X . 4S
Jferias valor, y no por eilo dexaran de eftac to-
contentos, ni los pequeños doñearían
los Vertidos de los grandes, porque 110 Ies;
eftarian mas bien.
D . Qüe quiere de¿i r, que efta fruicioñ de la.,
gloria fe llama vida eterna. N o viuiran eter­
namente rambien los dañados del infier-'
no?
M . En aquellos fe dize auer prppriamente
vida,que fe mueuen por íí mifmos: de donde
en cierto modo, fe dize también fer agua vi­
na aque1la de las fuentes, porque fe mueu-j;
y la de las lagunas fe dize eftar mtierca, porq
eft i queda; y afsi de los menauenturad‘s en
el Cielo fe d'z&-tener vida eterna, porque
pueden obrar todo lo que quieren con l^das
tus potencias interiores, o exteriores Un ef-
toruo alguno, y fiempre obran y fe exerejj^
a fu beneplácito; pero los condenados en éí
infierno, aunque viuen, porque jamas acaba
de morir y confumirfe, todiuia fe dize que
t;e nen perpetua muerte, porq 11c eita n arad :s
al fuego y al tormento, y efta conftreñidos a
apadecer fiempre lo que no querría,y no ¡me
den cofa de las que quieren,o Ies diría güito;
alsi que los bienauenturados en el Cielo,go­
zan detedobien, fin mezcla de mal ,y los d.t
ñados en'elijjyfierno, padecen todo eí ftallih
]>oder jamas cumplir cofa que quieran. ^
D tc O C R iJ tlO N D E Í ¿¿'
T). Quecjuierc de-'ir, Amen, que fe poní al
fin del Credos*
'M.QiJ.ivre dezir:afsi es la verdad·,o lo mifmo
quedezintodolo que fe á dicho es cierto y
(verdadero.

Para que os alentéis a afpirar, y fuf-

Y pirar por aquellos celefti.iles bienes,


eftad atento a\n a dulcifsima hifto-
ria, que cuenta Henriquo Teutonico,la q
contiene vn raro cafo de dos foldados gran­
des amjgos, vno de I#s quales dixo al otro: Pa
ra tal día édshazer .vn banquete en mi cafa,
ruégaos que os halleysy fíruays en el.R ef-
pondiole,quelohariadem uy buena gana,
j^fro que el también para otro di i tenia apla­
yado vn banquete, en el qual deffeaua que el
fe hallarte, y firuicíTe; dixo que lo haría.Pero
fuccdio,que efte fegundo murió antes que
el primero hiziefie fu com bite;y el di.a que
le hizo, apareció en e’ el difunto, para cmti-
plirfu palabra,y feruir como lo auia prcme-
tido. Acabado el combite dixo al vino: Y o é
cumplido lo que nundafles, quiero, que
vos cumplays lo que me prometiíles. Ref-
pondifcJe el viu o : Si vos foysjnuerto, co­
mo podré yo hallarme en vueuro banque-
D O C T \W jtC H *J S 'IlJtU A . 46
jje? El muerto le dixo : ConfeíTaos paca
fffio m in g o que viene, y o y d ¡Mlflfa, que
quaodo boluays della a vueítra cafa, hilla-
reysala puerta vn cauallo blanco infilla-
do, y dos lebreles blancos, que os lleuaraaa
mi banquete, y os bolueran dsfpues a vuefr
tracafa. E lvin o d eM ifía, ^ halló el caua­
llo, .y los lebreles j yponiendofea cauallo,
le perguntaron donde yua; resfpondio, don­
de Dios quifiere, y boluereíin falta . C o n
efto fe pufo en camino, íiguicndo a¿os le­
breles por campos, por deíiertos, y p.ir
bofqucs; y el cauallo caminaua con tanta ve
locidad,que el vie nto no le alcanfaua. Lle­
garon a loefpífo de vn bofqus donde eítaua
vna cclda de vn Hcrmitaño, y a lli pararon
el cauallo y lebreles, y^l buen cauallero fo
apeó, y acordandofe de algunas cofilhs que
en laconfefsionfe le oluidaron, fe reconfi­
lió, y to rn a n d o a fubircnel cauallo co n lii
mefma velociddad, prolíguio el camino,
hafta que llegando delante de vri gran pa­
lacio, todos pararon, y el cauallero fe apeó;
y el compañero difunto le falio luego al en­
cuentro, diziendile: M acho aueis tardado,
pero aun falta de poner en la mefa vn plato,
efleíbruireys.Entró dentro del Palacio, y
vio femada a la mefa vna multitud de táine-
_fable hermofura,que quedó, como fuera de It
d e c la r a c ió n de ¿Si
y al fin fíruioles'el vltimo p lato,Y luego le
dixo el difunto, queel combite era'acabad:®^
Íepodiayrafuc.tfa. Elviuo le rogó, quopor
amor de Diosle dexa(Te eftarvn poco en a-
qwelgloriofo lugar. El' muerto añadió, que
Cn codo calo conuefliá que fe boluieífe lue­
go, porque fe aíia detenido mas de lo q el pe
í'.iua. Finalmente torno a fubír en el mifmo
cauallo,y los lebreles le guiaron por el.Eriif-
m ocaniino,yconlam ifm a velocidad llego
al bofiiguezito del hermitaño con quien fe
confefso quando pafsó por alli:no auia ya
hermitaño,no auia ya hermita* ni raftro del-
la,fino folo vncolladico donde auiaeft^do.
Llegando cerca de fu pueblo,vio los bofqucs
y feluas arrancad.is> las cafas d i recreación y
granja» deftruydas^y todo caíi mudado, que
no acabaua de maraui'larfe. A l fi n llegó a fu
cafa.y hallóla hecha nronafterio deMoñges:
JUmó a la portaría, y diziendole al portero
como elera el feñoir dé aql pueblo, y de acjlla
cafa: auifó al Abad, el qual vino con todo el
eonuentó , y a la nueua fe vino juntando
el pueblo - El Cam lléro preguntó, como
eri tan poco tiempo como el auia eftado au-
fente, les auian dado fu cafa, y hechola con
1161110? El Abad refpondio, que auia mas de
dozientos años, que aquella cafa era monaf-
>terío.El cauallero afxrmaua,que aquel mifmo
DoCTRjtfJt CH RISTI^xZ*. 47 '·
L»iía fe aui.i el partido de fu cafa. Salió alli vn
raiiy viejo, y dixo que el auiaoydo al agüelo
irte fu padre, como vn dia auia parcido de1
aquel lugar el fc.ñor del, con vn cauailo y le­
breles bl.mcosj y auia dicho que bolueria·, y
echando bien la cuenta, facaron en limpio,
que aquel cauallero auia cftado aufente mas
de dozientos y quarenta años; aunque el pen
f.uia que aquel mifrrto dia fe auia aufentado"
Defuerte que tanto fue el guftoy tanto el
deley te que gozó en el vltimo plato de aquel
banquete, que auiendofe detenido en el el
tiempo dicho, le pareció todo negocio de
pocas horas.

CAVI TVLO IJJI.

Declaración de la Oración del Señor .


Y
D. A por la gracia de Dios fe lo que
é de creer. Agora deííeoqueme
e.nfeñeis lo xjue c de efperar? y
■14/Vmedio
deflear, y que A/*1fl ^ á«
tendre <4M ale
para aV anuar­
a aAM
_.
io.
M .Todo loquer agora me perguntays fe en­
cierra en la oracion del Señor, que nofotros
.llamamos Padre nueílro. Porque enefta o-
racion fe declara, que cofa feá de deílear, a
DECLARACION DÉ L-J
quien fe k de pedir, y la mefma oracíon es el
medioparaalcanfarlo.
D .Q u a l es la oracion del Señor?
M . l¿ík es>Padre nueftro que eftás en losCfe
los,.& c.
D .Porquecanfafe antepone el Padre nuc-
firo a rodas lasot ras oraciones?
M . Primeramente, porque es la mas excelen
te de codas, porauerla compuefto el mifnio
Chrifto, que es fuma fabiduria. Segundo,
porqiujefta oracion esbreuifsima, y porefto
■vtil para ferenieñada, y tenerla en la memo
ria, y juntamente eftá llena de fuftancia;por
que comprehende todo lo que fe dpue pedir
a Díos.Tcrcero,porque esm uy vtil y eficaz,
porauerla hecho el que es juntamente juez
y abogado nueftro, y por eíTo fabe mejor
que nadie como es menefter pedir para al-
tancar. Quarto por fer la mas neceflfaria de
todas: porque tedos los Chriftianes eftan.o*
bligi’df.s a lobería y exercitarla cada dia,que
por elfo fe llama oracion cotidiana; eftoes
‘ oracion que ca¿a dia fe á de dezir.
D . Com enfad pues adeclararme aquellas pa
labras primeras: Padre nueftro que eftás en
los Cielos.
M . Eft?s pocas palabras fon coma vn pre­
mio pequeño, o verdaderamente vna pre­
paración de. la oracion 5 porque diziendo
d o c t r i n a c h k is t í ^
a m .
que Diosera nueftro Padre , tornamos ant»
tj¿o y conlianfa d: fuplica'rle. D iziendj que
elfci en los Cicles, nos acordamos, de que e¿
me nefter acudir a fu Mageftad con grande·
temor y humild'idjporque no eí Padre terre­
no, fino celeftialj y demás d eílo , dizier.do
que es Padre, conílderaremos q querrá coni
plazernos en lo que le pedimos. Diziendo,
que efl't en los C íe le s, como Señor y due­
ño djl inundo, íntendám esque p cd ti h.t-
zerquanto quifiere. Y finalmeate dicien­
do que eft.i en los Cielos, y coníiderando
que nofotroseftamosen la tierra, nosacor-
dames de que no polfeemos nueftra heren­
cia , fino que fomos peregrinos y viandan­
tes en tierra de enemigos, v que por efto te­
nemos grande necefsidad de fu ayuda.
D . Declaradme todas las palabras en partí*
cular. · *
M. Aquella palabra t\idre, íl bien pertenece.
aD ios,enquanto Padre de todas las cofas
por creación, codavia en efta oracicmfe en­
tiende de Diesen quanco es Padre por adoj»
cion de los buenos Chriílianos . Bien es
■verdad que pueden también dezir a Dios¿
Padre nueílro , aquello s'que dsfleancon-
uertirle y boluerfe hijos de Dics : y fo ·
■lamente aquellos no pueden con. ver­
dad dozir eij padre nueítro , que no.fc-n, r.i
DECLARACION DE LA ■
quieren fer hijos de Dios, y que eft
famiento alguno de conuertirfe. .
:D. Parque fe 4 ize Padre nueftro, y no Pa?
m ío? ;... · .
M . Dizefe Padre nueftro, porque entenda-
mos.que todos nofotrcs lomos Hermanes, y
que dcucmos ccmo tales amarnos, y eftar
yn'idos entre nofotros, como hijos d¿ va
mifino Padre. Dizefe también Padre ímef-
tró, para enfeñarnds.que 1^oracion· común
es mejor que la particular, y mas proutícho-
fa al que la haze; porque mientras todos di?
zen P/.dre nuelro, cada vno haze oracion
por todos, y todos hazen oracion porcada
v.no?
D . Porque fe diz.e: Q ue efta »n les Cielos.no
e'U D iesen todo lugar’
M . Dizefe, que Dios-efta en los Cielos, no
porque Dios no efte en todo lugar, mas por­
que los Cielos fon-la .-mal noble parte del mil
do, v en ellos refplandecc mas la grandeva,
poder , m fabiduria de D i*·, y en fin en ellos
fedexayer.earaacara, de le s Angeles, y de
los hombres bienauenturados. Puedefe tam- <
Vien íie/ir, que Dios eftá en los Cielos,· que
kabica fu iVlagcftdd,con vn modoparticular,
e 11 los A r.gc’es, y en los hombres fantos que
ion C'.eios efpirituales.
1 >. Lleguemos agora a. la primera pecicion.
DOCTRJxJC C H iy s n s íÑ s t .
Une quiere ¿ezir: Sea fantificado vueftro,,
iiflmbref · r
M.El nombre en cíle luo:ár,fígnifica lafamar
y la noticia^como quando nofotrós dezimos*
que vno tiene grande nombre, porque es cq4
nocido de muchos, o porque tiene bueno, o
mal nombre:porque tiene buena, o mala fa­
ma; fiendo conocido de muchos, es alabado
por bueno, o tenido por malo, y afsi, finti-
fioado fea el nombre de Dios, no és otra cofa
que efparzir por el mundo la noticia deDics»
y confem arlapuray fantaen las bocas y en
les corafoncs de los hombres, como en fí m if
ma. Y porque ay en el mundo'niuchosinfie
les que no conocen a Dios, y muchos malos
Cknftianos, que lo blasfeman y m.iidizen;
por eíTó los que fon hijos d i Dios, y tienen
zelo de la honra de fu Pa^dt e, ruegan con
grande deíTeo, que fea fantificado fu nom­
bre·, quiere de7.ir, que fea por todo el mundo
conocido, adorado, confefTado,loado,y beri
dito como conuiene.
D . Si ncfotros delTearaosque fea conocido,
y loado délos hombres, no feria mejor pedir
efto a los hombres que a Dios.
M. 1:1 homV re no es por fi mifmo bailante,ni
para conocer a Dios, ni paraloarle:y p o re f-
lo pedimos a D ios que obre con fu fanta gra
cia^de modo que los infieles, y los otros pe-
m c i^ JíC io a D z u A
cndores Teconuiertan^y aTsi conuert¡dos,ef.
piecena conocerle, y alabar Tu Tinto n o j^
bre.
í ) . Porque fe emp¡e9a la oracion, diziendo,'
qiiefea ramificado el no mbre de Dics?
M . Eftamos. obligados a amar a D ics (obre to
das las cofas, y mas queanofctrosm ifm csiy
p o re flo e l primero y mas frequente delfco
nueftro áde fer de la gloriado Dios, y para
efta fuimos criados y adornados de razón··
porque conozcamos y alabemos a Dios, en
lo qual confífte tanbien nueftro fumo bie'n,co
mo defpues diremos.
X>. Declaradme agora la fegunda petición,
conuiene a Ttber,venganosel vueftroReyno
M - Eneftapeticioncon muy buen orden fe
pide la falud propria, pues en la primera Te a
pedido la gloria de Dios.
D . Q re cofa Teá de entender por Reyno
de Dios?
M .D e tres Tuertes Te püede enteder elReyno
de Dios:porq Te halla vn R eyn o de Dics de
naturaleza, otro de gracia, y otro de gloria.
El de naturaleza es aquel con que rige y go-
uierna todas las criaturas, como abToluto Se­
ñor de todas las coTas jporque fi bien los honi
ir e s preuerfos procuran hazer m a l,y no
.guardan la ley de Dios, todavía reyna Dics
ibfcr$ ellos,porque quaxido le plaze,les impi-
DOCTRJN.A C H R I S T l A U jo"
fus deügnios: y fi alguna vez permite que«
¡gngan lo que quieren,defpues les caftiga fe*
ueramente, y ninguno áyque pueda reíüftir
■abfólutamentea fu voluntad, ni puede ha-®
zer, fino es lo que fu diurna M neelhd orde-(
na, o permite. EIR eyno de gracia es el con
que Dios rige y gcuierná las almas, y los co-
rafonesdélos buenosChrillianos, dándoles
efpiritu y gr acia para feruirls de buena gana,;
y buícar fobre todo fu gloria. El Reyno de
la gloria ferá en la otra vida defpues del juy-
zio·, porque entonces reynaráD iós con to­
dos los Santos fobrs todas las cofas criadas,
finreíiftencia alguna: porque entonces fe
les quitará a los demonios toda lapoteftad,
-y a los hombres preuerfos, los quaks feran
encerrados en las paflones eternas del in­
fierno . N o aura entonces mas muerre,
y celíará la corrupción con todas las ten­
taciones del m undo, y de la carne, que
agora afligen a los fiemos de D io s. alsique
fen'i aquel vn R ey no quieto, y racifico con
fegurayoflei's'.o de entera.y perfctafeücidad.
D . D equal deRcs tres Reynos fe habla en.
eftapeticionf’.
M . No fe habla del primero, porque aen el
noáde venir, que ya á venido: ni tanpor
co fe habla ciei .fecundo, porque de aquel fe
:.áhablado e;i la primera petición, y y i íi.
DECLAMACION DE L A ,· 4
.venido en grande parte; mas fe habla áélj *i.
,cero que á de venir, y fe efpera con g r a n ^
tiefíeo de todcs aquellos que conocen la mi-
Teria defta vida; y afsi en cfta pericion fe pide
‘nueftro fu m o b ien ,ylap erfera gloria del al­
m a,y del cuerpo.
D . Si el R eyn o deD jos, quenofotrosdeflea
n io sy pedimos que venga prefto, empe9ará
defpues del día del ju y z io , luego nofetros
defíeanvs y pedimos que eñe mundo fe ¡aca­
be prefto» y que prefto venga eldiadeljuy-
zíb.
M . Afsi es, porque fi bien los amadores del
m undj no pueden tener peores nueuas, que
fentir nombrar el dia del juyzio, los ciudada
n osdd Cielo, que agora viuen como pere­
grinas, y defterrades aca baxo en la tierra,
no tienen otro mejor deflfeo. D e donde San
Aguftin dize, que afsi como antes qneChri
fto viniera al mundo, todos los defleos de los
Santos de la anticua ley feendercfauan a h
pnm sra venida de Chrifto·, afsi •agora todos
losdeflec sdelos Santos de Ia le y nueua, fe
enderezan a la fegunda venida del mifmo
Chrrílo,q nos traerá lapei fetabiéaiiéruráfa.
D.Paflem os a la tercera petición.Que fignifi
can aquellas palabras: H agafe tu voluntad,
afsi en la tierra, como en el Cielo?
Ad.JPidcfe eneftas palabras la gracia de ob-
D O C TR IN A C H ^ lS U Á N A -
íeruar bien la lev de Dios, porque aiiiendo*'
A pedido en la fegunda pericion la vida biéi»
auenturada, que es el fin del hombre, conuejj*
nía que agora fe pedieíTe el medio princi-^
pal para llegar a aquel fin; y efte medio prirw
cipai es la obferuancia de los mandarnientos
de Dios, queafsi lo dixo Chrifto: li quieres
entrar en la vida eterna, guarda los Manda­
rme ntos: y porque nofotros no lomos pode
rofos por nofotros mifmos, para guard ir to
dos eftos Mandimientos colmo conuicne,
por elfo pedimos a Dios que fe haga por no­
fotros fu fin ta voluntad; que es como dezir,
que nos dé gracia para cumplir fu volun tad,
obedeciendo en todo y por todo fus fantos
Mandamientos.
D»Defleo de faber,íí vltra de cñplir la volun
tad de Dios en la obferuancia de los Manda
miemos, eftamos también obligados a con-
fnrmar nueftra vcl'intad con la diuina, quan
d >nos ombie tribulaciones y trabajos.
M . Eftamos obligadas a lo menos a no mur­
murar, y a no quexarnos de la diuina proui-
dencia·, porque todo lo que nos embia, o prc-
mite, lohaze a buen fin, conúiene a faber,>
para darnos materia de mayor merecimien­
to, íi nofotros fomos buenas, o por purgar
nos, íifomos malos.
_D. Para queefetofe añade: Afsi en la t ierra a
DECLARACION DE L A
-como en el Cielo?
rM . Paradiferíam os,que donemos p ro cu rü
,obedecera Dios, y obferuar fus fin tosM an
damientos, con la pei fecton con que le obe­
decen los Angeles en el C iclo, les quales no
cometen jamás ni vn mir.imo pfccado venial,
en cumplir todo loque Dios les manda. Se
puede también dezir, que noíbtros dcíTea-
mos y pedimos que los pecadores, figniSca-
dós por la tierra, obedezcan aDios tom o los
Santos le obedecen, ílgmñcados por el C íe
lo, o ver d ulera mente que toda la Iglefia, fi g
niñeada por la tierra obedezca enteramente
a Dios, como le obedecio Cháiíto íigni'fica-
co por el Cielo. <
D . Vengamos a ü qnarta petición: que quie*
redezir: lilpan nue.lro ds cada día, dánosle
oy? ·* · ;'·
tyí. C on mucha razón fe dize, el pan que
íuftent.ila vida, defpucs que fe ¡Vpedido-la
gracia, la qual es la m ifm avid a. Porque l i
primera cofa que deilea quien empis9a a vi-
uir, no esotra cofa que el mantenimiento;
con el qual fe mantiene elviuir. Pcroatieys
defaber, que en eíhi petición fe pide princi-
palmenteel pan efpiritual, que es manjar
del alma.fogundaríameme el pan corporal,
q es manjar del cuerpo. Y por pan cfpiritual
'e enciende el Sandísimo Sacramento del al-
DOCTRINÉ CHMSTlsCNjZ. 52.
tar, qiic es pan celeftial y diuino, e!qüal ma->
aatuillofamente fuflenra la vididel alma; y ,
tatfi'oieníc entiende l.t pal.ibrade Dios, lar
qual con los fermones,o con la lección de li-i
brosefpiritua'es, ayuda mucho a mantener!
lamifma vidadelalma.Y finalmente fe en-
t:e íd ila infpiració de Diosfa oracion,y qual
quier o tra cofa que ayuda a imtener, y acre-
cctar en nofotros la gracia cj es(como fe á di­
cho) la vida del alma.Pof pan corporal fe en
tiende todo aquello cj auemos menefter para
mantener la vida deí cuerpo qes comoinftru.
mentó del alma, para hazer buenas obras.’
D.Porque fe di¿e,queefte panes nueftro?
M. Con gran mifteíiofe llama riueftro efte
pan,porque tí nofotros hablamos del Santif-
fimo Sacra monto,aquel es m icfko pan,poiq
por nueftra f.ilud fue formado por el Efpiri-
tu Sato en el viécre de la bendita V irg c,y co-
zidoen ciertam anjraen clh órn od elafan ta
cru¿,fe nos apareja en la mefa de! airar por
mano de IosSacerdóíesv Y all ”.de efio,es nue
ftro , porque es próprio pan de hijos,y no fe
puede d.ir a los perros,efto es.a los infieles,ni
aquellos que eíHeii pecado mortal.Si habla»
mosde 1 id>étrina,lill.im .im osnueftropa co
uiene a faber, aquel que f¿ difpenfa por ver­
dad oros Predicadoras, a I d s hijos de la Tan­
ta iglefia, y no el pan agen o , cómo el quey
DECLAMACION DE L A
^dan loshereges a fus fequazes, que es pan
r.corronpido y apeftado . Mas íi hablanig^
f4dcl pan corpoxal, defleamos, que Dios nos
fíl¿ nueftro pan, y no el de los otros:;<jfto es,
['que nos ayude a ganancias juilas y licitas,y
también que bendiga nueftras polTefsiones,y
viñas, y todos m3eftros trabajos, para queíin
hurtos, ni engaños podamos procurarnos el
viuir. '
D . Porque fpdi?.e,que efte pan es cotidiano,
o de cada di.«?. , - .
M- Dizefe pan de cada di.1 , porque no dcíTbe
dio s cofas (.obradas,ni curiofas,fino aquello
quebafta para vjk fimple íuftento de cada
día, afsi para el alma, como para el cuerpo;
efpecialmente porque entendamos fe r pere­
grinos y forafteros en efta vida.
D . Porque fe dize: dánosle?
M . Porque aunque quera«nos trabajar,' por
auerclpan, afsi cfpiritual, como corporal,
fepamos que todos nueftros trabajos ferian
vanos, fi Dios no concurriere con fu gracia,
com oío experimentamos cadadia:pues por
mucho que los hombres fe fatiguen en fem-
b raryeoger, con todo eíTo vienen careftus,
por los pecados del m undo. Pedimos tam­
bién, que'Dicá nos dé nueftro pan, como dc-
zir, que no folamente nos ayude a procurar­
lo, y adquerirlo, mas también que lo bendi-
DOCTUrNo* C BK JSTIsC H A . tT
,gay fantifique, mientras del víamos, para
nos haga buen prouecho, y fea vtil al al­
ma y al cuerpo.
D . Porque fe añade aquella palabra, O y? .
M . Aquella palabra, O y, fignifica todo el
tiempo de efta vida temporal, y afsi pedinv1 s
a Dios,q en toda efta perigrinació nosluftés
con el pan efpiritual y corporal, haftaqué ILí
guemos a la patria celeftial,donde no tendre­
mos mas necefsidadde Sacramentos, ni de
férmones, ni menos de manjares corporales.
Puedefe también dezir, que pedí rnos a Oíos,
que nos de oy efte pan, porque no quere n- s
ferfolicitcs de aque'lo que á d ;fe r mañana,
no fabiendofi mañana feremns vntos: y aisi
nos i enfeñadonueftro Señor, a no tener an
íiadeloprouenir, jii cuydado fino de lo ne­
cesario para el tiempo prefente; de modo
que el pan que nosbafte p arao y,lo pidamos
oy; y el de mañana lo pidamos mañana.
D. Vna duda fe me ofrece de-lo que aneys
dicho, porqué íi nofotros no d-us.mos tener
anfia fino de lo prefente, ■parece que ha.*.cn
mal aquellos que fe proueen dé trigo y vino.,
y de otras- cofas neceííams para vn año en­
tero?
M . Nueftro Señor quandonos enfeñaa no
tomar pena fino de lo prefente, no pretenda
otra cofa, que librarnos de los cuydados fo-
DECLARACION DE L jt
frradcs los quales impi‘den mucho la órá-J
c io n y las otras cofas de mas importanq¿M
que pertenecen ala confecucion de la vida'
eterna; y por eflo quando el penfir lo futuro
•110 es fobrado, mas neceíTario, como elha-
zerlas prouifíones que aüeis dicho, entonces
no es malo penfar lo futuro,antes el tal cuy-
dado no esdefnañana,lino de oy; porqueíi
nofotros efperafiemos a mañana,no podria-
•mes qui^aa tiempo hazer la prouifion»
•D. Sieuefela quinta petición. Que quiere de
zir: Y perdónanos nucí! ras deudas, afsi como
nofótres las perdonamos a nueítros deudo»
.res?
M . Ya en las quatro peticiones precedentes
¿memos pedido a Dios que nos dé todo bie.n>
«ifsi eterno,como-temporal.agora en las tres
íiguictes pedimos que nos iibre de todo mal*
paifodo, prefente, y futuro; y en efto vereys
fer verdadero aquello.que yo es d¡xe arriba,
en razón de que en efta ¿ración fe contiene
todo lo q fe puede defl’ear. Pedimos pues eh
;efta-petición, que. Dios nos iibre del malpaf-
fado;quicre dezir de los pecados que auemos
cometido; porq va declaró nueftro Señor a
los Apoftoles,quar*d'j les enfeñó efta oració,
corno por deudas fe deuian de entenderles
pecados.
D . Porqcaufaie llama lospecadcs deudas?
D óC TR JX A C ttR jSTIjC ll^C .
|M . Por tres caufas. L a primera, porqué tor
Jafeti hombre que peca, ofende a D k s , y por
efio queda deudor de fari-.fa/_er a Dios por
la injuria que le á hecho. Secundo, porque
quien peca , tral paila la ley de Dios, y porq
Jadichalcy promete premio a quien l.iob-
lb ru a ,y peha a quien no la obferua . por
eflo quien no la*<abferua qusda dkidoí
de pagar la dicha pena . T ercero, porV
que cada vno de nofotros efta obligado a cul
,tiunr la viña de fu alma, y dar a Dios el fru­
jo d= las buenas obras; y afsi qoien no h v¿e
buenas obras, y mucho mas el que hay.e ma-
Ifls obras, en cambio d^ las buenas y famas,es
¿deudora Dics,q.csel verdaderoSeñory vni
uerfal Criador de rod i eíla vi ¡vi. Y porque
iodos nofotros fit itamos muy· de crdmárfó,
afsi en hazer aquello que no dciiriamos, co-
¿rooennohafcerlocj eftamos obligados; pár
cíTocouienc q mochas ve¿es cada dia rogue-
íi3QS£on mucha humildad a D io s, quenas
perdone nueftras déüdrs. .
»D.Porque fe añade: Aisi como íiofotroslas
perdonamos a nuellros deudor'.“*,»
-M. Aquí tabic fe entiede por deudas las ofen-
fas e injurias qnofórros recebimos de nueíiro
proxtirio, y deidmbs a Dios q nos perd one las
ofenías, afsi como nofotros· perdonamos a
qnic nos áoféiiido. Porque alsi como quien
DECLARÁCION'Dt LA.
perdona las ofenfas recebid.is d -1 próximo-«
éítt mas dd'puefto para recebirel perd'u»J¿J
íasofenfasqueel ahecho a Di os: afsi por el'
contrario,quien no quiera perdonarlas in­
jurias al proximo. fehaze indigno de que
Dios le perdone* Finalmente, con de/ir que
nofotrcs perdonamos las injurias a nucftrcs
eriímigos,venimos a moftrar qué nos agrada
la mifericordiá, y que nos parece acción de
animo generofo y grande el perdonar·, porq
quando nofotrrs pidamos mifericordiá a
:O k s , no nos pueda refponder: Com o quie-
.-re; tu que yo vfe contigo de mifericordiá,
auiendula tu aborrecido? Y comofuplic.is q
yo te perdone, pues as juzgado por cofa de
^animo vil el perdonar?
D . Declaradme aora la fexta petición: Y no
nos dixes caer en la tentación.
M . C on efta petición fe pide ayuda contra
el mal futuro; quiero de/.ir contra las tenta­
ciones, que fon los mcd.!os: para hezernos
caer en el pecado. Y aueis ele faber, que prin
cipalmente fe pide que Dios no permita que
feamos vencidos y rendidos dé la tentación,
' mas porque las tentaciones fon muy peligro
fa s,y la vitorües incierta, poreíTofe pide
también, que Dios no permita que feamos
■tentados,•especialmente quando vee que la
Vitoria no feránueílra, fino del dem onio.Y
D O CTRjnJt C H R JS n ^ C N A . ff
Neahi aueysdsfacar vnbucn documento, y
ps,fliieeldemenio nofolamentenonospue·*
de vencer, pero ni aun tentar, fi Dios no lo
permite.
D .N o entiendobien aquellas palabras: N a
nos dsxes caer en la tentación: porque pare­
ce que quiere dezir,queDiosfúele Kazer caer -
a los hombres en la tentación, y noíotroSlo
rogamos que no lo haga.'
M. Dexar caereo la tentación,y fer tenta­
do al mal, o ha¿er cacr con cfeto en el, es
proprio del demonio, y no es oficio de D io s
en manera alguna, el qual aborrece grande­
mente el. pecado: mas fegun el modo de ha­
blar de la fagrada Efcntura, quando fe habla
de Dios, que indii2e en tentación, no quiere
de/.ir otra cofa, fino premitir que vno fea te­
tado, o fea vencido déla tentación. Y afsi el
fentido defta petición es el que auemos di­
cho, conuiene a faber, que conociendo nucf
tra flaqueza y fragilidad; y por otra parte la
añuda y poder deí^emonio, rogam osaDios
que no folo no permita que feamos rendi­
dos de la tentación, pero ni aun permita que
feamos tentados, fi fu Magcftad vee que n a
auemos de quedar vencedores.
D . ReRa aoralavltim a petición: Mas libra-
nos de tudo m al. De.que malfe hablaen efta
petición*',
DECLARACION m L A
M - Efta petición vltim a, en partecorifífí
nía !ns peticiones fobrcdichas, y parte añ^Ja
alguna cola de nueuo; y por eflo dize: Mas
líbranos de mal; que es dezir.· No foiamente
pido que tu nos perdones les pecados pafla-·
dos,y nos defiendas de los que eftá por venir,
mas también que nos libres de todo o mal pr&
fenre. Y aduertid, que nueftro Señor con
grande fabiduria nos enfeña a pedir, que nos
-libre del m sl vniuerlal: y no vie-ne al parricu
l¿r,com o es de l.t pobreza, enfermedades^
pcrfecucior.es y cofas lemeíantes · Porque
iuuchgs ve/.es nos parece que vna cofa es
buena, la qual vee Dios que es mala par.i
nofotros; y porel contrarío nos parece que
vna c o fi es mala, y Dios ves que para nofo->
tros es buena; y afsi nofotros, fegun laenfc*
ñanfs del Señor, pedimos que nos libre d»
todo aqr.eUo que fu Mageftad vee que es ma
lo para nofotros., o fea profperidad, o ad-
ueríHad.
P . Qne quiere dezir, A men?
M .tita es palabraHebrea y(com o ya os dixc)
quiere dezir: Afsi fea, o afsi es.Y afsi como
otne)Hn del C red o , Amen, quiere dezir.·
ai'si cs;y afsi lo.creo.üe lapropna manera en
e.l ti h dei Padre ni!eliro,Am cn,q uiere dezir
afsi lea, i lo deí'íeo, y afsi ruego ¿j fe haga-
DOCTRINA CHR1STI~¿NA.
Erfuadido eftoy, que lo eftareys vos­

P eamb ten con lo que aueys oydo,a do-


zir* muy nmenudo la oracion del
Padre nueftro·, con todo ello oyd algun
excmplos para confirmaros mas en efte Tan­
to propofito. Y lea el primero de vn O b if-
po, que zimo en fueños vna marauillofi vi-
fion defta manera. V eya vnniño que eftaua
encima de vn pof o, peleando con vn anzue
lo de oro? y elfedal de plata,con el qual fa-
caua vna muger de gran mageílad y hermo-
fura. Fuedefpuesa la lg le fia ,y halló vn ni­
ño que eltaua fobre la fepultura de fu madre.-
y preguntándole, que hazia? refpondio <^113
rwaua por fu madre la oracion del Padre
nueftro. Entendió el Obifpoque por la ora­
ción de aquel cirio, fue libre dsl Purgatorio
el alma de fu madre·· defta manera ieran li­
bradas también aquellas por quien mucha¿
vezes fe rezare. Deftc exemplo auian todos
los padres de aprenderá enfeñar desde pe*
queños a fus hijos a rezar elrofario,y enco»
mondarlas almas d ; fusa n ropa fiados,yha-
zerlos cada dia y ra la Iglcíias y echarles agua
bédica, porq defta manera co la edad fuelTeit
creciódo en la dsuoció do N . Señora,y de las
almns, q es vna de las mejores piezas que Ies
pueden doxar en fu patrimonio. El fegundo
exemplo cucta S. Anfelm o en el libro do les
DECLAMACION DE L A
milagros de nueftra Señora (corno refieren
algunos grauesy deuotos Autores) dize que
huuovna muger muy deuotadela Madre
de Dios, que cada día con mucha deuocion,
y infunda le íuplicaua lemaftralfe a lefus,
bcnd'io fruto de fu vientre, N o defechófus
peticiones, nidsfpreciófus lagrifnas.íino an
tes !e apareció !a R eyna de mifericordiá, lle­
na de réfpiandor y gloria, y dixole, que por
lagrar.do fe y deuocion que auia tenido,le
concedía Dios lo que pedia. Luego apareció
el Niño lefus, con 'roftro mas hermofo que
de Serafin^y hablando con la dcuota muger,
le pidió que le abrajaííe y recogieíTe en fu re­
gado. En efie paíTo fue tanto el gufto efpiri-
tual, yfuauidad y dulzura, que la denota mu
ger lintio, que no ay entendí miento huma­
no que lo rueda comprchender, ni lenguaq
lo pued.. d.clarar. N o hallaua palabras conq
dar gracias ala Madre, y al H ijo, por tan Un­
gular fauor como auia rccebido. Eftandocl
Niño en les brafos ds fu regalada dcuota, le
d-.ro que rezaíTe el Padre nueftro, el qual ella
luego rezó·, y acabado, le hizo también de­
zir el Aue Maria, y comentando a deziria,el
Niño lefu inclinó fu cabera para la Aladre,
como haziendo la reuereñeia; y af¿i como la
mugerdez:ael AucM aria, ais: juntaments
con ella la dszia el Niño lefus, Quando Jlc-
DOCTRINA CHRjSTIAN A. <¡J
gó aquellas palabras: Bendito es el fruto de
tu vientre, díxo: y o fo y ; y abracando a fu
deuota, y a fu Madre, le defpidio, dexan-
dolaen vn mar de dulzura y fuauidad, con
que nos combida a todos a fer muy deuotos
dé rezar el Aue María, y él fanto Rofario
dónde tantasvezes fe repite.

C U 9 I T V L 0 v.

Declaración del ^Afie Marta.'

D .w “x V e s me aüeis declarado el Padre


Nueftro, deíTeo que me declareys
Д también el Aue M aria.
M .H arelode muijbuena gana,por
quedefleo quefeays deuotifsimodela V ir­
gen nueftra Señora. El Aue Maria pues en
Romance es efta: Dios tefalue Maria llena
eres de gracia, & c.
D.Q ueíígnifica que defpues del Padre nue
ftro, cafi fiempre fe dize el Aue Maria, an­
tes que qualquiera otra oracion?
M . Porque no tenemos abogado, ni medía
ñero para con C hrillo, mas poderofo que
fu Madre-, y por efto quando auemos dicho
la oracion que Chrifto nos á enfeñado, nos
D ECLAM A CIO N P E L A
bolüem osala M adre fantifsima, pafa qu£
con fu interccfsion nos ayude a alcanzar a-
quello que auemes pedido, diziendo el Pa­
dre nueftro,de la fuerte q aca en el mundo,
defpues deauer dado vn memorial al Prin­
cipe encomendamos, el negocio al que mas
puede con el. .
D . Q uien á compueílo el AueMariaf*
M . Ha la ccmpueftn el mifmo Dios, fí Hert
no nos la a enfeñadoporfu boca, fino por
la del Archangel S.Gabriel,.de finta ífib e í
y de lalglefia^ porq aquellas palabras D ios
te falue Maria, llena eres de gracia,elSeñor
es contigo,bendita eres entre todas las mu-
geres,las dixo el Archangel S. Gabrieljmas
dixolas comoEmbaxador deDios,y por eíTo
las dixo de parte de D ios,y fu Mageftad las
dixo por boca dein Embaxador.Y las otras
palabras:Y bédito es el froto de tu vietre,las
dkco S. Jfabcl,pero dixolas eftando llena de
Efpiritu S. como refiere el Euangelifta San
Lucas:, de donde fe colige, q las dixo el Uf-
piritu S. porbocade S.Ifab el, todo lo de­
más á añadido la ígleíla fanta, la qual es go
«ern2day enfeñadaporel mifmo Efpiritu
S .y afsi bien fe puede dezir,que defpues del
Padre nueítro.q Chrifto nosenfeñópor fu
boca propria,la Aue Maria es la mas excelé
te oracion que fe halla, por fer compuerta
DOCTRINA. C m iSTlA Ñ sl. 58
£orel mifmo Dios, y eníeñada a nofotro£
por boca de fus fiemos.
D . Vengamos a la declaración. Porque de«
zimos: Dios te falue María?
M.Efta falutacion que nofotros le hazemos
es para moftrar que fcmos amigos, y cono­
cidos,y que por cfto nos atreuemos a venir
a hablar. Y víamos de las palabras del A n ­
gel, pon] fabemos que fe alegra mucho de
oyr fiempre aquella buena nueua que le lie
uó el Angel, quando ledixo eftas mifmas
palabras, y de que nos acordemos, y fea-
mos agradecidos a nueftro Señor por v a
tan grande beneficio.
D . Que quiere dezir: Llena de grada?
M . L á gracia de Dios caufa en el alma trt i
efetcs.· borra los pecadas que fon como m í
chas que enfuzian el alma, adorna la mif-
ma alma de dones, y de virtudes, y finalmé
te leda fuerzas para hazer obras meritorias,
y gratas a la diuina M aceitad. Nueftra S e
ñora eftaua llena de gracia, porque quanto
al primer efeto, ella no atenido jamas man
cha de pecado alguno, ni original, ni adual
ni mortal, ni venial. Quanto al fegundo,
á tenido todas virtudes, y dones del Ef·»
piritu Sandio en alcifsmo grido. Quanto
al tercero gradoj á hecho obras tan gratas a
DECLAMACION DE L A
D io s,y támeritor as,que á fido digna de fu-
birfobre todos los coros délos Angeles, en
el alm a, y cuerpo.
D · N o parece que nueftra Señora aya teni­
do mas gracia que los otros Santos pues mu
chas vezesé oydó de¿ir que S. Efteuan y o-
trosfantos fueron llenos de gracia.
M . Aunque fe dize de otros Santos que án
fido llenos de gracia, toda via la Virgen á te
rudo mas gracia qtodcs,porq lahizoDios
capaz de mayor gracia q a otroS. alguno.
JTomo por exemplo. Si muchos vafos, vno
mayorq otros, fe hinché de balfamo, todos
eíláran llenos, pero en el mas grande aura
mas balfamo que en los otros!” y la razón
deño es, porque Dios haze a ios hombres
capazes de m ayor, ó menor gracia, fegun
los o ficios que les da·, y porque el mayor o f
ficio que aya dado a vna pura criatura, áíi-
d o ferM a d re d e D io s: porefto nueftra Se­
ñora fue hecha capaz y llena d e mayor gra
cia que ninguna otra pura criatura.
D . Q ue quiere dezir: El Señor es contigo?
M .,Efta es vna Angular alabanfa de la ben­
dita Virgen, la qual nos enfeña que e lS e -
í or eftuuo con ella defde el principio de fu
Concepción,con vna afsiftencia perpetua,
gouernandola, y defendiendolaj y de aqu¡
nace,que no á hecho jamas pecado alguno
DOCTRINA Cfíl[/S77AN A. *9
rti con penfamieftto, ni con palabras, nico
obras. Y afsi rióíolamente á Dios adorna­
do efta Virgen fantifsima de todas las gra­
cias, mas también a querido eftar fiempre
có el!a,como cuftodia d i theíoro ta gráde.
D . Q u 3 quiere dezir: Bendita eres tu entre
todas las mugeres?
M. Efta es la terceraalaban9a que fe da a la
Virgen, en laqual fe declara que no fola-
m enteefti llena de todas las graciasquea
vna Virgen pueden conuenir,mas también
de aquellas que pueden conuenir a vna c a ­
fada; y afsi abfolutamente fobrepuja a to­
das Lis otras mugeres, que an fido y. feran.
La bendición de las mugeres cafadas es la fe
cundidadj y eftanoáfaltado a la V irgen,
porque á parido a vnHi jo que vale mas que
cien mil hijos. Y fe puede también dezir,
que fea de infinito numero de hijos,porque
todos los bucnosChriftianos fon hermanos
de Chrifto, y por confequencia fon hijos
de la Virgen, no por generación, o natura­
leza, que en efte modo folo Chrifto es fu
Hijo,mas por el amor y ternura maternal,
que a todos tiene, de donde con razón fe di
ze: Bendita entre todas las mugeres, por­
que las otras, o tienen-la gloria de la virgin i
dad fin la fecundidad, o tienen labendicio
de la fecundidad íin la virginidad j y ella
DECLAMACION DE L A
fo laá juntado por priuilcgio Ungular de
Dios, la honra delaperfeta virginidad,con
la bendición de vna fuma y felicifsima fe­
cundidad.
D . Qr¡e quiere dezir: Y bendito el fruto de
tu vientre lefus?
M . Efta es la quarta a la b a b a que Ce d ía
nueftra Señora, q nofolam ente fea digna
de honra, por lo que en fi mifma tiene, pe­
ro también por lo que ay en el fruto de fu
vientre: porque la alab?.nfa del fruto redun
da en el árbol y la gloria del hijo redunda
en la madre. Y porqlefus es nofolam ente
verdadero hombre, y bcdito entre los hom
bres, pero también es Dios bédito fobre to­
das las cofas, como San Pablo nos enfeñn.
P o re ffo la V irg é no fola mentees bendita
entre las mugeres, mas es bendita entre las
criaturas,afsi en la tierra,como en elC ielo.
D . Declaradme lo q queda del A.ue Maria.
M . En las palabras <tguientes, repetiendo la
fantalgleíia la aT¿ba9a principal de N . Se­
ñora, que es fer Madre deDios, y mofaran-
do que ella puede alcanjar de efle mifmo
D ios, todo lo que quiere, le ruegan que in­
terceda por nofotros, que eftamos tan ne-
cefsitados de ello, como peccadores, y que·
nos ayude fíempre mientras viuimos, y en
©articular en el punto de la muerte, que es^
D O C TP jN A C H ^ lS r lA X A '. 60
guando eñaremosen el mayor peligro.
D . H clqarem e mucho de faber,porqueíé
toca el Auc Maria tres ve 7.es al día, es afa~
ber a la mañana, á medio dia, y al anoche­
cer.
M . Tocafe para que entendamos que tene­
mos necefsidad de acudir muy de ordinario
al amparo y fauor de D ios,y de fus Santos,
eftandp nofotros en medio de enimi-
gos viííbles, e inuiííbles: y que no deuenios
contentarnos con acudir a las armas de. la
oracion, al principio de nueftras obras,mas
quedeuemoshazer lo mifmoen el p ro gref
fo ,y e n e lfin d clla s. A y otro myfterio en.
efto de tocar tres vezes c\ Aue Maria, y es
que nueftra Madre la Tgleíía, nos quiere co
tinuamente acordar los tres principales
myfterios de nueftra redempcio, la Encar­
nación, la Pafsion,y la Refurrecion; y por
eíTo quiere'que Taludemos por la mañana ¿t
la Virgen, en metnoriade laR efu rrecion
#delSeñor.A mediodía en memoria de la
Pafsion.Y a la noche, en memoria de laEn
carnación.Porque déla manera que efta-
mos cierros, de que a medio dia fue nueftro
Señor puefto en la Cruz, y deque refucitó
a la m añanajafsi fe cree que laEncarnácion
fe obró en la noche.
D E C L A M A C IO N DE L A

D. S efta faluracion que con mas guf


8 *“^ to oye la Virgen nueftra Señoras1
M . D efan ta Metildes, hija rega­
lada déla clementifsima Madre de miferi-
cordiá:fe eferiue enfu vida,que oyendo vn
dia MiíTa de la Madre deDios, quádo come
faua elSacerdote a dezir: saluefitn&A parent,
le vino vn deíTeo mui entrañable de Taludar
;la también, y hablando con ella, le dixo: 6
R eyn a dulcifsima, fi yo kallafle vna faluta-
cion mas excelente que humano entendi­
miento pueda inuentar, de muy buena vo ­
luntad yo os faludaria con e lla . Luego la
confoló la Madre de Dios·,y fiendo arreba­
tada en efpiritu, vio en vna clonóla viíion
a la Reyna del Cielo,laqualtrahia en el pe­
cho eferitas co letras de oro la íulutacio an
gelica, y le dixo:Níica hombre pudolegar
a hazerfem ejantefalutacion, ñi me pue­
des Taludar con otra quemas me agradeq
con efta, porque con ella me (aludo D io*
Padre, confirmándome con fu omnipoten
cia, para nunca caer en pecado alguno. El
H ijo que es diuina fabiduria, me hizo tan
refplandeciente,quefea Eftrella de todo el
mundo. El Efpiritu Santo con toda fu dul-
fura me hinchó de gracia* y me h iz i tan
agradable a fi,que todos los que por mi buf-
1 DOCTRINA CH1{ISTL/CNA. 6l
can gracia la hallaran-,y efto fe encierra en
la palabra Cratia plena. Quando fedize : Do.
muius tecum, fe me trae a la memoria aque­
lla obra mas inefable de quantas Dios hi¿o,
quando el Verbo diuinotomó carne huma
na de mi fuftacia. El contéto, dulfura y ale-
gria q yo ruueen aqlla hora,ninguno de Irs
mortales le puede declarar. F.n aquellas pa­
labras: BtneaiBatu ¡n multer>hú*,mirándome
todas las criaturas, me reconocen por mas
bienauenturada que todas las puras q Dios
á criado.Por aquellas pal abras:íe»f<f/¿7«j/tm-
flus vcntñs t¡<¡, es alabado y glorificado el
bendito fruto de mi vientre, que viuificó,
fantificó,y bcndixo al mundo. Acabado de
dizir todo efto defaparecio la Reyna de los
Angeles.
Siempre co y d o dezir, que la R eyn a de
los Angeles háze grandes fauores a los que
frequentemente la faludan con la falucacio
angélica del Aue Maria.
M. Afsi es verdad, como lo teftifican' las
hiftoriasíiguientcs. Cuenta el Cardenal la
cobodeVitriaco en fu libro intitulado de
las Abejas, porque en el recogio muchos
exemplos femejantes alas /lores que ellas
fuelen coger;el qual anda fin nombre de
fuauthor,DionyfIo Carttifiano dizc que es
el mifmo que efcriuio la vida de S. Chrifti-
¡na deLeodio, que en S uno fe llama Carde
nalIaeobodeVitriaco Obifpo de Ancoria/
Cuenta pues, que huno vn hombre, que
defpues de bien acotado del mundo, y def­
pues de auer gaftado caíi todo el tiempo de
fu vida en la guerra,recogiendofe a buen vi
uir, eneró en la Religión de Ciftel.Efte auia
viuido tan barbaramente,que preguntando
le el maeftro de nouicios’íi fabia la oracion
del Padre nueftro, refpondio que no,y que
en toda fu vida la auia podido aprender. M í
Só el Abad, que por lo menos le enfeñaffen
la oracion del Aue Maria. Era tan groflero,
q defta no pudo tomar fino las primeras pa­
labras: Dios te falue M ana,llena de gracia.
El macftro con fantozelo,encomendóle,q
ya que no podia aprender mas, que fiemprc
\ aun quándo en la mefa eftuuiefie comien­
do) penfafle en aquellas palabras^ hizolo
afsi, y con la coftumbre vino a tomar tanto
güilo en ellas, y en el nombre dulcifsimo
de Maria, qne jamas las dexaua, mil vezei
las repetía, y trahia en la memoria, y afsi
andaua en continua comunicación con h
M adre de Dics. Defpues de algunos años
vino a morir efte Religiofo, y fue fcpulta·
do en el lugar que ecan los otros fepulta-
dos.Fue cola digna de admiración, y d<
niucha, confolacion para los .deuotos de
DOCTTyJÑA C H l{T S n A ^ A . 6*
•Rofario, porque dentro de poco tiempo
Inació fobre fu cabeja vn árbol muy her mo
fo, que en las hojas con letras de oro tenia
efcritas eftas palabras .· A V E M A.1U A ,
G R A T T A P L E N A . Diuulgofe el mi
lagro, y luego vino el Obifpo de 1 1 Ciudad
a verle, y mandó cauar, y halló que tenia
la rayz en la boca de aquel R.e!igiofo, y en­
tendieron todos, que vna de las cofas que
muho agrada a nueftra Señora es rezar mu­
chas vezcs el A V E M A R I A , y fer
deuoto de fu fantiísímo nombre , el qual
como reliquia de grande virtud , alie­
mos de traer íiempre en la boca, y en el co-
rafon.
Huno también vn hombre muy olu ida-
do de fu faluacion, elqual com o efcUuo
fugitiuo, falidodecafa de fu fe ñor, fe dio
acodos los pecados, y vino a parar en ha-
zei'fe capitan de ladrones, y falteadores en
vnam ótañaen la qual tenia fu caftillo fuer
te , y de a!li robaua a todos los caminantes,
y hazia todos los defeondertos que en efte
mal oñdo fe fuelen hizer. Tenia vna cofa
buena,que auia tomado por deuocion re­
zar cada dia vna A u c Maria, porque afsi
fuelen lospeccadores repartir el tiempo,
que todo el que pueden dan al demonio,
y el que fegafta en reza t el Aue M a-
D E C L A M A C IO N DE L ¿ t
ria, folamcnte a Dios. Viuio efle hombreé
catorze años en eíte oficio «le f.iltcador,lue,
go al principio vino a nffentarfe con el vn
m ofo criado fuyo, al qual acetó luego de
buena gana, y feruia en lo que fuelen los
otros en femejantes cofas y oficios, y que
tales amos tienen. Vn día p.nfsó por el ca­
mino vn hombrtí fanto y rehgiofo, luego
los criados del capitan Io.afieron, y querían
]e robar; dizéles: no me hagais mal, antes
Jleuadme a vueftro capitan, que tengo vna
cofa que'le dezir de mucha importancia.
Lleuanle, habíale, dizele, queatodosquan
toseftanen aquel calillóles quiere hazer
vna platica. Manda^el capitan juntar a to­
dos los que auia: juntos, dize el Santo: Aíí
noeñanaqui todos. Refpondio: no falra
aqui fino v n m o fo que eftáen la caual'eri­
za. Eííe,dtxo, quiero que venga. Fueronle
a llamar, pero el venia de mala gana,y for­
jado, haziendo vifages con la boca, v con
las nianos, boluiendo el pie atras, y no que­
riendo parecer, harta que Ilégó. Entonces
le dixo el Santo de parre de Dios, que def-
cubriefle quien er;1. Luego publicamente,
forjado del poder diurno, confefsó que era
demonio del infierno* elquál auia catorze
añcsqueandaua en aquel cafiillo, aguar­
dando que aquel capitán desafíe algún dia
D o C T tfN y C fm is T iA N jt. ¿3
fie rezar el Atie Maria, para matarle, y lie··
liarle al infierno. Y acabádode dezir efto
defaparecio, quedando todos muy efpanta
dos del cafo. El capitan viendo la grande
merced que D iosle auia hecho de librarlo
del poder del enemigo, mudo fu vida,y hi­
zo penitencia de fus pecados.
D. También la Salue es muy celebrada, y
frequentem entefecantaen toda lalgleíia.
Con que mueftras á declarado la Empera­
triz del C ie lo , que fe agrada deña oracion,
y deuota falutacion.?
M. En lahiftoriadel Bienanenturadofanto
Domingo fe cuenta, que citando dizien»
do la Salue los Religiofos defta fanta
Religión, la ferenifsima R eyn a délos A n ­
geles fe apareció, y quifo hallarfe prefe nte
a la Salue que losReligiofos le cantauanj
los quales llegando a aquella palabra: spet
»«firafalue, la fantifsima Virgen les faluda-
ua a losReligiofos con grandifsima fuaui-
dad y dulfura. Y dizienao lo s' Religiofcs.·
Ea pues abogada nueftra, la Madre de Dios
fe hincaua de rodillas delante de fu H ijo ,
y hazia oficio de abogada por ellos. Y pro-
íiguiendo ellos, cantando: Buelue a nofo­
tros cífos tus ojos mifericordiofosj Efta S e­
ñora los miraua con vn roftro alegre,y con
apaziblc vifta.Y proílguiendo con la Salue:
DECLAMACION DE I A
Mueftranosa I 13SV S bendito·, la Empefá-
triz del C ielo, a fu I-Jijo que tenia en fus
bracos, le yua moftrando, y dando a ver a
todos, y a cada vn o de los Religiofos.
Y en el mifmo libro fe dize,q eftando los
rcligiofos de S.D om ingo en capitulo gene
rrl.y com enfaadolecoel hymnodel.Efpi-
Rtu San«fto: Veni creator Spirítits, vna feñora
llamada doña Maria deTarafcona, vio ba-
xar del C iclo vna llama de fuego de Efpiri-
i;u Sandto, que encendió, yabrafó dediui-
jioam or a todcslosque eftauan en el C a ­
pitulo. Y eftando otro día en Completas,
cantando los Rcligiofos la Salue, apareció
la Reyna de los Angeles, y dando vna bu el
ta por todo el coro, inclinauali cabera a
todos les que la faludauan cantando la Sal-
Vie, y hafta que fe acabo fe eftuito entre
ellos, y dcfpucs fe boluio a los Cielos dedo
de auia venido.
D . Contadme algun exemplo de la C oro-
jia, o Rofario de la Virgen Nueftra Señora».
M . IuanLanfpergio Cartufiano, y Ludo-
uico Bloílo Abad, entre las obras que dexa-
ion el'critás, tratando deftefantoRofario,
cuentan auer fido reuelado a algunos San­
ie s varones, particularmente a vn Prior
de la CartuxadeTreuens,quepor muchos
años auiaexercitado la dsuocion defte fin -
DOCTRINA C H K JS T IA N A . 46
foRofariocada dia( el qu'al fe llama afs#
■vul (’ ármente Rofario, por fer como coro­
na de rofas defuaue olor, y muy hermofas,
quefe prefentaa Dios, y a fu bendita Ma-j
dre ) Y íiendoefteSanto,y venerable Pa-<
dre arrebatado en efpiritu, lo qual muchas
vezes le folia acontccer,Yio co 'lo s o;os’'del
alma como los BienauenturadosdelCielo,
bendezian, y alabauan con inefable alegría,
y deuocion a Iefu Chrifto Nueftro Señor,
y a fu benditifsima Madre, por losm yüe-
rios, y artículos que en efte fantoRoíário'
fe contienen, los quales el mifmo Señor·,
con fu fuma clemencia, y amor auia obra­
do para remedio de todos, y que a los nom­
bres de I E S V S , y de M A R I A , hazian·
particular reuerencia, con aquella figura,
enqueintcleftualmente los veya, hincan-'
dofe las rodillas al de l E S V S , y incli­
nando la cabera al de M A R I A , y jun*
tamente hazian oracion a Dios, y lepedian
y fuplicauan a fu Mageftad mercedesy fa*·
uores paralas perfonss deuotas, que en la
tierrahaziédoeftcfáto exerciciodeefteRo'
fario, fe conformáuan con lo que ellcs ha­
zian en el cielo alabando, y dando gracias
aDiosporeftos mifterios.Y vio como en el
cielo eftauá aparejadas coronas herm oííf-
fimas,y mui refpládeciétes de gloria}en pre
DECLAKÁClON DE LA
mió de cada vno deftos Rofarios, .que deuo
tamente fe dixercn. Vio también, como ca­
da vno deftos Rofarios, que es por cada vez
que vno rezaua vn Rofario deftos, alcanza
u.i algún fauor, y merced, y alguna gracia
y bendición particular en efta vida por me­
dióde la facratifsima Virge Maria Madre de
D io syS eñ o ri nueftra,q orauapor losqef*
te Rofario lo ofrecían. Y entendió mas por
d'uina reuelacion,queenefte fantoexerci
cio eftaua encerrada tanta gracia, y tanto
theforo de bienes efpirituales, quefecomu
nicanpor mediodel, que ninguno de los
mortales lo podría comprehender. Murió
eftc Santo varón que efto vio, y lo d e x ó e f
cricojcomo locuentael d choLanfpergío,
el año de mil quatrocientos treynta y vno.
D . Com o fe ha de rezar el Rofario, o C o*
Fona de la Virgen nueftra Señora?
M . D e la hiftoriafiguiente lo podeys cole­
gir. t i Padre Macftro Fray Francifco de
M exia, Dominicano, en el libro que elcri-
u:o, e intituló Diálogos del Rofario de nue
ftra Señora, efcriue que tres hermanas fe re
folníeron a vitúr en recogimiento, dedican'
d >fu entereza a C h rifto,y a fu bendita Má
dre, a Iasqtiales coníingular prouidsncia
pnuiej'eron vn deuoto confefTor, que lue­
go las nnpuip en re¿ar el R.ofario ds nuef·^
DOCTRINA CHIUS7TANA. «55
tra Señora·, particularmente algunos días
antes de fu Purificaciones dixo el conféíTor
qne era bien que apareja fien algún digno
prerente,con q pudieíTen en la cercana fiieC
ta, vertir, tocar, y c a c a ra nueftra Señora;
y que eftas tres cofas harían, rezandola con
deuocion las tres partes delRofario, y que
ertuuieffen ciertas, que en pago, nueftra
Señora las vertería de virtudes. Ellas hizie»
ron lo que el confefi#r mandó, y nueftra
Señora lo que el pronaetío; porque venida
la vigilia de la Purificación, y eftando las
treserj tres camillas, nueftra Señora entró
en la camar%donde dormía. Venia con vn
veftido de requifsima tela, y bordido con
gran primor, fus refplandores eran como·
conuenian a la Madre de la luz. y acompa-
ñauánla Santa Catalina, y fanta Inés virgi·*
nes y mártyres, y en las bordaduras trayán
efcritas eftas palabras^««- Muritgrttia f>U»Ay
coneftetrage fe llegó a la canínlW donde
eftaua la hermana mayor, que*conmas de­
uocion auia rezado el Rofario, y dixole: Sál
uete Dios hija mía, y o vengo aboluerre du
plicadas lasfalutaciones que me ás embiado,
*y a darte las gracias por efte rico vertido <|
me ás hecho. La donzella con fuma hu­
mildad le refpondío, que aquel era faugr
digno de fu clemencia. Llegaron luego la¡*
DECLAMACION DE L A .
dos Virgines, y le dixeron: El Señor-fea con!
tigo hermana muy amada, fabetc que a no-I
forras también nos vertirte, quando a nuéf-
tra fuberana R eyn a vertirte; entonces nuef­
tra Señora le dio fu bendición, y despare­
cieron. Vna hora defpues boluio nueftra Se
ñora, vertida de vna hermofa tela amarilla,
p e ro lla n a y lifa ,y no moftraúalos refplan-
*jores que antes. Llego fe a la cama de la fe-
gunda hermana, y d#ndolefu bendición, le
agradeció aquel vertido que le auia hecho,
mas la donzclla con Temblante trifte, ref-
pondio: Señora, poco a venirtcsa mi Jierma
na con mas rico trage, con resplandores, y
acompañada de dos Virgines, y agora todo
efto falta. Nueftra Señora le dixo; hija, la
mayor deuocion con que tu hermana rezó,
y fu mayor caridad, me vertieron m ejor,y
con fu atenta oracion. combidó aquellas
dos Virgines, y la vifitaron.La donzella ref
pondio:fuj?licoos Señora que me perdoneis
lo paffádo, y*me efpereys que el año •vetiide
ro mejoraré lo que 6 faltado. Nueftra Seño-
T alc «too que afsi feria, y defaparecio.Paffa-
da otra hora, apareció a la tercenvque -auia
íido mas tibia. Venia *fola, y vertida de vn
joaf^o grolTero, dio fu bendición· a la don-
zella, y agradeció aquel vertido, que pata
íífie fta leauiahecho. Ella muy corridadi?
DO CTRINA 'ÓfO{ISTTAtfA. 66
jco.· Perdonadme Señora, y dadme tiempo,
que para el feguiente año os ofrezca*otro
vertido como el que mi hermana mayor os
ofreció. Dixo nueftrá Señora, que afsi fe hí
zieífe, y defaparscio. Su confeflor dellas,
que lo fupojias animó, para que fuplieiTeri
lo falcado con mayor deuocion, y candad
en lo venidero; y hizieronlo también, que
venida lafiefta de la Purificación del fíguié
te año, boluio la R eyna de los Ciclos,acom
pañadacon las dos Virgines, y Martyres,
y vertida con eltrageen que el año prece­
dente auia aparecido a la hermana mayor,
y cada vna de las tres crahia vna hermofa
grinalda,o corona en las manos·, y e n efta'
figura fe moftraron acoda« eres hermanas.
Y defpues de auerla Taludado, pufo a cada
vna dellas vna de aquellas coronas, dizien-
doles- Hijas njias, ya á llegado el dia en que
aueis de entraren el R eyn o de mi ílijo .q u e
ferá mañana, y en prendas defta verdad,
osdexó eftas corpnas. Ellas refpondieron,
que para todo lo qtíe fuefle fu feruicio efta-
lian aparejadas. Nueftra Señora despare­
ció, y ellas comentaron a fentir la vlrima
enfermedad, que les duró hafta la hora de
Completas del día feguiente, a la qual ho­
ra boluio nueftra Señora, acompanhada de
las dos Virgines,y vcftiédo aquellas tres al-
DECLAMACION D E L A
ma$devnasblanquifsity>as veftidufas; apa-
recfoiuego alli.grande multitud de Añóreles
que comentaron a cantar: Venifj/onftacbri'
/;> ricctpe c-oronam·, <¡u¿rH tibí Otmínnspr^parauit
intctermm·, y con la mifma mufica arranca­
ron aquellas tres almas de fus cuerpos,y nfsi
Coronadas y veftidag fe las llenaron al C ie­
lo.
D.Tvlüy gufiofas fon eftás hifton'as de k Vir
gen r.ueftra Señora, profc.guid,y contadme
algunas 6 tras, que por muchas que l'canos
aíTeguro que no me caufaran enfado, ni
canfancio, fino mucha Confolacion, y ale«
Jégria. .
M · En la Coronica de San Franciíco fe re­
fiere vna cofa digpa de memoria, que como
tal,folia contar muchas vezes F ia y Juan
Cápifirano, varón de tan infignefant'idad;
que por concefsion Apofíolic3,en Capiílra
b o , villa íln el Abruíbi ffc canta fu M illa, y
dizefu officio el dia queel murió. Digo que
. el folia referir, como entró en la religión
v n m o fo tan deuoto de la Virgen nuellra
• Señora, que fiendo feglar, acoftumbraua a
hazer cada dia vna grinalda a nueftra Se­
ñora, délas mejores flores; o yeruas qtre ha-
llaua, y ponerla fobre lacabefa de vna fu
Im agen. Y ccmodefpues de entrado en la
religión, nó rema-aquella libenad de coger
DOCTRJÑJk: CH RJSTlAtiA. 6j
a fu voluntad las flores, y hazer 4 a coftum»
-brada corona, engañado con dsfleo de tor­
nara fu antigua deúocion, determinó de
boluei’feálfiglo. Peroeftando vna vez en
oracion le apareció nueftra Señora, y le d i-
xo:.Hijo no te dí p$na vcrqu'3 no me pue.-
d?shazerla corona que folias, ni por effo
te tornes al figío, que en lugar vdelU te enfe-
ñaré yo como mehagas otra mucho mejor,
y a mi mas agradable. Cada dia quiero que
rezesmj Corona,, y de todas aquellas Aue
Marras,como de tantas flores, me haras vn»
her mofa grinaldá, y para ti de mayor meri.'
to. Dicho efto defaparecio nueftra ’Señora,
y el nouicio quedo confirmado en fu voaa-
cion, y & u y confolado con la viíitacion de
l.i Madre de Dios, y fin faltar dia ntngunq,
ofrecía a la Madre de Dios la nuewá Coro*»
m de Aue M arias.y Pacer noftres. De aquel
exercicio fuCédio, que cftando el nouicio
vna vca diciendo la 0 %fona dentro de· fií
celda, el nvaeflro délos nouícios quifo por
las .»berturas de la puerta ver lo que hazia, y
.violo queeftaiuen oracion muy eleuad-o, y
delante del vn Angel muy reblandeciente»
que tenia en 1 is manos Y n h i’o de oro, y en.
el y u.1 e nhilando hemiofiGimas. rofasy y de
guando en quando pónia vnahermoftfsima
áfucena toda de oroj y acabado d*-henchir
VECL^CM ACION DE L A
el hilo, vio que el A ngel juntaua fus dos rei(
,¡mates, y hecha vna corona, la ponia fobre
la cabera del nouicio,y fe yu a.E l maeílro
mandó por virtud de fanta obediencia al
nouicio, le diserte, que rezaua, y meditaua
en aquel tiempo. El refpondio que la C oro
na de nueftra Señora, y también le conró lo
que auapartado con ella,eftando determi­
nado de falirle de la Religión. El maeílro le
animó a la perfeuerancia, alabandole aquel
fanto ejercicio, y el tuuo mucho cuydado
ds no faltar en el, y veyafebien lo mucho
que en virtud medrana por efte medio. .Su­
cedióle vna vez, que líendo ya proferto, y
yteflando de camino por vn bofque^ cayó en
manos de falteadores; hizieronle grande
inft.incia a el, y a Tu compañero , para que
dixerten -quien era aquella muger que con­
figo trahian,y dellos auia íido viftá. Ellos
afirmaron con toda afleueracion, que nin­
guna muger trayan^configo. Pero los ladro
nes los pufieronaqueftion eje tormento, def
feandó faber lo que ellos tenían por cierto.
L os buenos R eligi’ofos que fe vieron en
aquel peligro', llamaron en fu fau o ra lafa-
crarifsima Virgen María Madre de Dios, la
qual apareció luego en los ayres con gran
magefted,y acompañada de glande multi­
tud de A ngeles,y con feueras p ale ra s repr^
DOCTRINA CHHIS77A N A . 68 ,
»hendió a-los falteadores, porque fe atreuiart
a tocar a fus deuotos. Los ladrones cayeron .
en tierra de temor¿y pedieron perdón a los
religiofos·, y el vno ddlos, dé quien vamos
hablando, les dixo,como en aquella fazon q
los faitearon, venia diziendo la C orona de
nueftra Señora·, de donde ellos entendieron
que la mugerqueen fu compañía venia, era
nueftra Señora que los acompañaua, y los
libró del peligro en que eftauan. <5 6 lo qual
compungidos de fus pecados, los dexaron tá
del todo,que no contentos con feruir ¿iD'ios
en el mundo, fe entraron en la Religión, lil
cafo referido fue muy publico y fabido,por­
que en breuc fe diuulgó por gran parte de
la Chriftiandad, y fue caufa de que crecief-
f<í la deuocion de la Corona,, o Rofario de
la Virgen nueftra Señora.
* Finalmente auete de faber, como en vna
aldea víuia vn paftor pobre, que tenia vna
hija donzellica, muy cift<v,y deuoca la qua 1
guardaua vnas pocas de ouejuehs que fu
padre tenia, y guardaualas en vn bofque do
de eftaua vna hermita de nueftra Señor a ya
dcíampara*da, v por efl'o la imagen de la M á
dre,y el Niño lefus muy mal tratadas,y fus
veftiduras rotas, y dcfpedafadns·, la qual paf
torcica folia enrrarfe en aquella hermita,
mientras fuganadicopafcia, y alli rezaua el
DECLAMACION DE LjC
Jtofario a nueftra Señora. Y mirándola vn.
día con particular fentimiento , de verla
tan mal veftid.iy rota, dixole con mucha de
•uocion: ó Señora mia, R.eyoa de los Cielos
y tierra, y Madre de mi Señor Iefu Chrifto,
y quan indignamente os veo voftida, y tra­
jeada, yo fo y pobrezil!a,que no lo pue^o re­
mediar; pero el feruicio que yo procuraré
hazércs^Señora mia,ferá que con efte mi
R ofario aeuotamente dicho os vertiré de o-
tros veftidos efpirituales, ya que l 's del cuer
po no puedo darosl(^. Hizolo como lo pro­
metió,durando y creciendo con fu deuocio
por alguno* años, al fin de los quales cay 6
en viia grande enfermedad déla qual mu­
ño. Sucedió* que en efta coyuntura yuan
camino dos jeligio fo s, y pallando por el
bofque donde aquella paftofzilla folia rezar,
el vno dellos fe halló tañ cargado de fueño,
que le rogó al compañero fe detuuieflc vn
poco, mientras el fi quinfa quebraua vn po­
co aquel pefado fueño que le mdleftaua; y
aunq el otro compañero le dixo,queno era
buen lugar aquel para detenerfe^porque fo,-
Jian en el falic ladrones a los viandantes, el
nopticUendo refíftiralfueño fedexó caer en
tierra, v luego conieS5Ó a dormir. El def-
piertofe entretuuo leyendo vn libro efpi-
ritual que conligo lleuaua, y apenas aui a co-
DoCTRJÑA CH RjSTrAU A. 69
m e la d o a leer, quando vio que de lexos*
venia ha¿ia el vna procefsion de honeftifsi-
mas,yhcrtnofifsimásdonzellas, vertidas de
diuerfas colores, las quales paliando de d>s
en dos delante del, le hazian corees r*ue-
rencia. El fe lcuantó para refponderles con
L· crianfa deuid 1. Defpues de efta viftofa có
pañia, vioq uefefeguiao tra procefsion de
ílonzellas mas hermofas que las primeras, y
vertidas todas de blanco, las quales paliando
cemolas primeras, le hazian feutrencia, y
el a ellas. Defpues dellas íe fe guia otra pro­
cefsion de donzellas de mayor belleza que
las primeras y fegundas, vertidas de carme-
fi, y efcarlara, que fe paífaron como las de-
mas. Tras ellas vehia vna Señora de inefa­
ble hermofura y mageftad, vertida de rofis
y flore? blancas y coloradas, y e n fu cabo-
fa vna muy viftofa grinalda hecha de las
mefmas flores. El reíígiofo quando la vio,
fe pufo de rodillas en tienta, y la fuplicó que
le dixeffe quien era, y quienes eran aquellas
donzellas que con ella yuan, y donde yuan.
Aquella Señora le refpondió: Y o foy M a ­
ría Madre de Dios, y vnica abogada de pe­
cadores, que a ningnno defecho, fi con vei^
dad y humildad me llama; las que van con­
migo fon las virgines dei Parayfo de mi Hir
jo . La primera procefsion es, de las que vi-
B ic i ^ t y ^ t c io m p e l a
uieron con refolucion de obedecer a (lis ,
padres en el eftado que les dieíTen, o de ca­
fadas, o de virgjncs, yp orefta indiferencia
en que eftauan yuan vertidas de diuerfos co­
lores. La fegundaprocefsiori es, de las que
con refolucion fiempre quifícron viuircaf-
tas, y por eíTo van vertidas de blanco, y ion
ni as hermofas que las primeras. L a tercera
procefsion es, de las que fobre el propofíto
virginal con que viuicron, dieron fus vidas
por <imoi»de*ni H ijo, y*de mi, y por eíTo
ten de roxo, y fon mas bellas que las prime
ras y fegundasjy todas vamos a efte pueble-
cito, queeftá aqui cerca, para hallarnos a la
muerte jjpvna donzellica, que eftá en el vl-
timo articulo de la vida, y quiero ponerla
en compañia de las que aquí van, porqile lo
perece, pues con fus deuotas oraciones me
virtió có eftas virtofas ropas q ves.Dicno efto
nuertra Señoradefaparecio con toda aque­
lla (anta compañía. El compañero dormido
düfpertó, y dixTo al defpierto, que auia dor­
mido vn fueño tan dulce, que le parecía ef-
tar en el Parayfo, porque dormiendo auia
gozado de todo lo que el auia rirto.Concer-
t.íronfcam bos.y fueron al pueblczu«lo, y
aunque hizieron diligencia para fa’oer la ca­
fa déla paftorcica „ nunca hallaron quien
della le dieflfe noticia, cafo q 1c caufó no po-
^ DOCTRINAcmrsnANA. 70 '
•ca trmeza, y les .fue ocaílon de dudar, fi la
‘vifionauiaíído engaño. Pero queriendofe
ya partir del pueblo, encontraroit coft v n
buen hombre, que les dixo,que en el fin del
lugar hallarían la donzellica enferma que
büícauan. Fueron alia, y hallaronla en vna
chofuela echada fobrevn pobre xergozillo,
y embuelta co vn andrajuelo, y no viendo
con ella a nadie, la Taludaron con deiiota
caridad. Y ella defpues de boluerie« la deui-
darefpuefta> lesdixQ, que fe defcubriefícn
las caberas, y hizieflen oracion, pediendo a
Dios les concediclTe ver la illuftn rsima com
pañiaqüc configo tenia^Hizieronlo; y lue­
go vieró a nueftra Señora, y a todas las de­
más Virgines que eftauan alrededor de la
donzella enferma, habiéndola mil regaloé y
caricia^ y nueftra Señoraeílaua junto a fu1
cabera con vna corona de flores en la ma­
no. Dem as defto vieron vna multitud de
Angeles, que fuauifsimamente cantauan»
con cuya fuaue melodía aquella bendita al­
ma arrancó de fu cuerpo» · y nueftra Señora
la coronó luego con la grinaldatTe flores
que en fus oíanos tenia, y con efta mufica,y
compañía fe futieron al Cielo: ,
DÉCLAKACION de l a

C^A ? I T V L O VI.

Declaración de los dle^ Mandamientos


de la ley de D 'm.

D. jk Viendo ya entendido el Credoj


Ljk el Padre nueftro.y el Aue Mafia*
X * · delTeo que rae dsdareys los diez
Mandamientos dé la ley de Dios, porque ef
ta e> la tercera parte principal de la do&rina
Chnftjtna, como.al principio dixiftes.
M . Mucha razón «¡eneisen querer aprender
y entender bien los die¿ Mandamientos de
la ley de Dios: porque la fee, y laefperanfa
fin la caridad, y fin la obferuancia de la ley,
no bailan parafaluar .
D . Qual es la caufa, di que auiendo en el
mundo, y en la 1 glefia tantas leyes,y tantos
mandamientos ella ley que concierte diej
Mandamientos, fe antepone a todas laso-
tras leyes?
Mli Mutilas razones fe pueden traer de la
evce'eneia defta ley. Porque primeramen­
te eíta ley áfído hecha por Dios, eferita pof
el mifmo, primero en los corafones de los
hombres, y defpues en dos tablas de mar­
mol. Segundariamente, porque cita ley es
DOCTRINA CtíÍjm\ANA. 71
Jamas antigua ley de todas, y como fuente
de tedas las otras. Tercero porque efta es la
ñus vniuerfal ley que fe halla: porque obli­
ga no folamente a los Chriftianos, mas cam
bié a los Iudic s,yGentiíes, afsi a hobres,co­
mo mugeres,aisi a ricos,como a pobres,afsj^
a.Principes, como particulares.· üfsi dcítos,
como a ignorantes. Quarco,porque efta ley
es inmutable, y no fe puede quitar, ni eii
ellapuede<alguno difpenfar. Quinto, porq
efta esncceíTaria a todos para faluaríe, co­
mo nueftro Señor n o d o á enfeñado en el
Euangelio.Y vltimamente porque fue pro­
mulgada con grandifsima folenidad en el
monte Sinay, a fon de trompetas A ngéli­
cas, cpn grandes relámpagos, y truenos del
cielo, y en preíencia del pueblo de Dics.
D. Antes de llegar ala declaración de los
Mandamientos en particular, querría en­
tender fumariamente el orden<áelios.
M. El fin de todos 1qs Mandamientos, es la
caridad, o amor de Dios, y del proximo,pot
que tpdos nos enferran a no ofender a Dios»
ni al proximo; y por efto eftan diiiididos en
dos partes, y fe elcreuieron, como ya tengo
dicho, en dos tablas de marmol. L a primera
parte contiene tres preceptos, los quales
nosenfeñan la obligación que tenemos a
Dios.Lafegund.i, contieneotrcs Jierepre-
D E C L J i ^ c l0 N DE ^
ceptos, los quales nos enfeñanla obligado,
que tenemos al proximo. Mas aucys de fa-
ber, que ¿tinqueen vna tabla no auia fino
tres preceptos, y en la otra fíete, con todo
eflfo las dos tablaserln iguales, y todas efta-
tian llenas de eferitura, porque los tres pri-
Jneros eftauan eferitos con mas palabras, y
los otros fíete con menes: y afsi los fíete pre
feptos masbreues, eran iguales, quanto ala
eferitura, a los tres preceptos mas largos.
D . Porque caufa los Mandamientos de la
primera tabla fon tres?
M . Porq nos enfeñan a amar aD ios con el
coraron, con la lengua, y con las obras.
D . Porque fon fíete los Mandamientos de
la fegunda tabla?
M .P o rq u eclv n o nos enfeñaa hazeHbíen
al proximo, y los otros feys nos enfefiana
no hazerle malen la perfona, ni en la hon­
ra, ni en la h?zienda, y éfto ni con obras, ni
con la lengua, ni con el corapon.
D . Agora vengamos a los mifmos Manda­
mientos, y primeramente eníeñadme las
proprias palabras con,que fueron eferitas
por Dios aquellas tablas.
M . Las palabras fon eftas: Y o fo y el Señof
Dios tuyo, el qual te á facado de la tier­
ra de Egypco, de la cafa de la feruidu ro­
bre.
DOCTRINA CHXJS71A N A · 7* . ·
1. N o tendrás otro Dios delante de tni.
2. No tomarás el nombre de D ios en va^
DO. ■
3. Acuerdare de fantiíicar las fiéftas.
4. Honra el padre, y la madre.
5. No matarás.
6. No fornicarás.
7. No hurtarás.
8. No lcuantarás falfo teftimonio a tu pro*’
ximo.
9. No dctTearás la muger agena.
10. No codiciarás los bienes de otros.
D. Que quieren dezir aquellas palabras que
van delante de los Mandamientos?
M. En aquellas palabras fe dan quatro ra­
zones, p a rí moftrarnos que Dios nos puedj
dartey, y que,nofotros eftamos obligados
a obferaala. L a primera razón eítá en aque­
lla palabra: Y o fo y el Señor; porque Herido
Dios, nueftro primero, y fumo Señor, el
qual nos á criado de nada, fin duda nospue
de dar ley como a fus proprios íieruos. L a
fegunda eftá en aquella palabra Dios, por<|
aquella palabra figniíka,que nueftroSeñoc
no folamente es dueño, mas también fupre
mo juez, y gouernador, y como.pal puede
dar ley, y caftigar a quien no la guarda.
La tercera eftá en aquella palabra cu­
yo .· porque vltra de la obligación que
DECLARACION DE i j i
tenemos de obedecer a D io s, como fícr-
nos ai dueño, y como fubdicos al juez: tene­
mos otra obligación, por raz 5 del concierto
tjue connofotros haze, y nofotros con el
en el fanto Bautifmo: porq en el nos coma
Dios por fus proprios hijos adoptiuos, y no
fu ro s le tomamos por próprio Padrejcomo
tambictoma D iosa todos fus fieles por pue
blo fu yo parti cular, y los fieles toma a Dios
por fu proprj,o Dios, y Señor. La quarra ef-
ta en aquellas palabra?: el qual te é facado
de la tierra de Egypto, de la cafa de ferui-
dumbre; porque viera de muchas obligacio­
nes,ay eftade agradecimiento:porque Dios
nosá librado de la feruidumbre del demo­
nio,y del pecado, la qual fue fignificada por
aquelja feruidumbre de Egypto, y de Fa­
raón, de que el mifmo Dios libró ¿pueblo
Iudayco.
D . Declaradme el primer Mandamiento.
M .E 1 primef mandamiento contiene tres
partes. L a primera es, que deuemos tener a
Dios pñrD ios. L a fegunda, que no tenga­
mos alguna otra cofa por Dios. L a tercera J
que no hagamos ídolos, quiero dezir efta*
mas , o i magines, que fean tenidas por dio»
fes, v que no adoremoseftosidoioí.
D . Declaradmelaprimeraparte.
M . Dios quiere fer tenida por lo que es, co-í
DOCTRINA C tíR JS T ÍytX A . ,

uiene a faber, por verdadero Dios, lo qm l


fe lw e exercitando para con fu diuina M a-
geftad quatro virtudes, que fon la Fe, la i:fc
peranfa , la Caridad, y la Religión. Quié
cree a Dios, tiene a Dios por Dios, porque
le tiene por fuma verdad, y en eíto pecar»
los hereges que no lo creen. Quien efpera
en Dios, tiene a Dios por Dios, porque le
tiene por fidelifsimo, y piadolifsimo, y catn
bien por podcrofxísi mo*confíderando, que
le querrá, y podrá ayudar en qu.iiqujer ne-
cefsidadj yen efto pecan los que delefpe-
rande la mifericordia de Dios , o efperan
masen los hombresjque en Díps,o tanto en
los hombres, quanto én Dios. Quien ama á
Dics fobre todas las cofas, ’tiene a Dios poc
Dios, porque le tiene poi'el fumo bien,y en
efto pecan aquellos que aman a qualquier
criatura, mas o igualmece que a Dios: y mu­
cho mas pecan los que aborrecen a Dios. Y
finalmente quien adora a Di 'S con fuma·
reuerencia (como nos lo eníeña la virtud
déla religión) aquel tal tiene a Dios por·
Dios, porque le tiene pnrprimer pfintipió
♦yaucor de todas lis cofas; y eneílo pecare
los q refpetan poco a Di<~,s, y a la« cofas a e l
confagradas, como Tglefias, vafos'íágrados,
facerd )tes. y cofas feme/antes; y también
aquellos que honran a los hombres igual-
DECLAMACION DE L A
mente, como a Dios.,o mas que a Dios. (
D . Declaradme la fegumía parte defte Mu­
damiento.
M .lin la fegunda· parte, D ios manda que
no tengamos por D ios cofa alguna criada:
y e n cfto pecauan los· Gentiles antiguamen
te,losquales no conociendo ai verdadero
Dios, tenían, y adorauan por Dios varia;
criatmvs, como al- Sol, o a la Luna,o algu-
neshorobres muertos. En lo proprio pecan
k>s hechizeros, y hechizeras^todcs les ma
le íic o s, los nigromantes, y adeuines, les
guales dan al demonio del infierno, la hon­
ra que fe deue dar a Dios, y algunos deltas
Je tienen y adoran por fu Dios, y por fa me
dio pienfan poder adeuinar las ccfis venida
ras, o hallar theforosyo cumplir algunos
deshoneftosdeircos fuyos: y porque el de­
monio, es capital enitnigo del genero.hu­
mano, por eflo engaña a efta pobre gente,y
con ranas efperanf as Ies haze cometer mu­
chos pecados, y a legitim o les haze perder
el alma, y muchas vezes también el cnerpo.
1 ). Declaradme la tercera parte.
M . En la<tercera parte manda Dios, que-no»
folamente»no tengamos por D ioslas colds
que el crió,como qaeda dicho, mas que tan
poco hagamos nóibtros algunas col; s para
tenerlas , y aderarlas pot D ion ea lo qual
DOCTRJSyC 'tnnjSTlA Ü A . 74
pecauan los Gentiles4q eranftan ciegos que
hazian ¡dolos, erto es, eftatuas, de oro", pla­
ta, o de madera, o marmol, y fe perfua-^
dian que aquellas fuellen diofes: efpecial-
mente porque1 los demonios del infierno,'
alguna vez entrauan dentro dellas, y las ha
2tan hablar, o mouer, y afsi les hazian facn-
ficios, y las adjorauan: y porque lós fantós
Martyres, no querían hazer lo miíTno.en.
modo alguno, los hazian morir con a ccrbif
fimos tormentos.
D. A y en efte mandamiento otra cofa?
M. Ha puerto Dios vna amenaza terrible
para quien contrauiene a lo que efte *Man-
damiemo contiene,·y vna grande promef-
fa a quien lo guarda: porcjdefpues de auer
dado efteMandamieflto, dize D iosertsspa
Libras: Y o foy vn Dios zelofo, qup caftigo
no fojamente aquellos q no me quieren bic,
pero también a fus decendeme; harta la.
quarta generado, y hago bic aquié í'ien me
quiere,harta mil generaciones. Dó‘de aueys
de'aduertir,q N . Señor dize, q el es vnD ios
fcelofo,para q entendamos,q puede cartigaf
grauifsimaméte,porqesD¡os,yq quiere c a f
tigar grauirsimamente , porque es zelofo
ds fu honra,y d é la jurticra, y razó n ,
por ello no puede fufrir la impiedad, y I.t
iniquidad: loqual es contri aquellos qu©
DECLAMACION DE L^t \
pecan continuamente, y viuen con tojn^
eíío ct>n alegría, como íí a Dios no le 1c cf cf|
fe nada dello; pero ya veys'que fe le d i , co­
mo a fu tiempo fe echará bien de ver.
D . Q^c quiere de¿ir, que Dios caftiga a lps,
pecadores harta la quarta generación,y pre­
miadlos juftoshafta mil generaciones?
M . D ioícaftiga hafta la quarta generación,
porqiíbporlo mas ordinario*no llega el hó-
"bre a viuir%ias, que a ver los hijos de fus nie
tos, o a los nietos de los nietos.· y no quiere
caftigar lino aquellos decendientes, quecl
•inifmo pec?.doi>puede ver; pero en el hnzej
bien Dios fe eftiende, no folo haftála qiur-
•t.á generación, pero harta la milefima,lx tan
tashuuiefTe: porque nueftro Señores m;s
inclinado apremiar, que a caftigar; porque
el premio nace de fu bondad, y afsi lo há-
zeliberalifsimamente·, y el caftigar nace de
■nueftros pecados, y afsi lo haze caíí por fuer
f a; efto es forjado de nueftrás maldades.
■D. Por^uefe añadeefta promelfa, y efta a*
menaza al primer Mandamiento folamén-
'
'M · Porque eñe es el principal mandamien­
to, y el mas importante de todos, y también
porque es el primero, y lo quedél fedizej
fe puede«ntender tahibien de íosotrOs.
D . Deífeo fabcrcomo no es contra efte Mí
1 A
d o c trin a c h r is tia n a . js
tdamiento, la honra que hazemrs a los San­
tos, a fus reliquias, e imagines: porque pare
ce que nofotros adoramos todas e!la cofas,
pues aellas nos arrodiUamos,y les hazeriios
oración, como la hazemos a Dios. *
M, I<a fanra Igteíia es Efpofa de Chrifto, y
tiene por Maeílro al l-fpiritu Sancto, y.afsi
no ay peligro de que fea engañada, ó que ha
ga.oenfcñe cofa que fea com ralos Manda
mientosde Dios·'y por venir masa lo parti­
cular , nofotros honramos é inuocamos
leyqantos como amibos de Dios, porque
nosfflíedé ayudar con fiBmerit'os,y oracio
nes con Dios,¡pero no los tenemos po r dio-
fes, ni los adoramos como diofes. Y no im ­
porta que nos arrodillemos, porque eAa re-
uerencia no es propria de Dios íblo, mas
también fe hazea las criaturas muy fubli-
madas como al Papa, y en muchos lugares
les R.eligiofos fe arrodillan a fus fuperipresí
tfsi que no ay que m aran i 11 arfe fi fe haze co
li s Santos que íjjynan con Chrifto en el
Cielo, lo que fe haze en la tierra con algu­
nos hombros.
D. Mas q diremos délas reliquias de los Sa­
tos que no tienen fcnrldo, y con todo eíío
nos arrodillamos a ellas, y hav'egjos ora­
ción? ^
M, No hazemos oración a las reliquias,que
D ECIA ?A C IO N P E I A
íñ e n Cabemos que noílenten, perohonrá-(
mos las ian tas reliquias, como a ínftrumen-
rps que fueron de las almas fantas, paraha-
zer muchas obras buenas, y que a fu tiempo
ferán cuerpos viuos y gloriofos, y Ion ago­
ra para nofotros amadas prendas del amor
que nos tuuieron, y tienen los Santos,y por
efíb nofotros hazemos oracion a les Santos
delante defus reliquias, rogándoles, que
por aquellas prendas amadas que tenemos
«ellos,fe acuerden de ayudarnos, como no
fotros nos acordamos de honrarles.
D . L o mifmo por ventura fe podía.Ibezir
<de las imagines? ,
M . Afsi es, porque las imagines de Chrifto,
y de fu bendita Madre, y de los Santos, no
las tenemos por diofes, y por eífo na fe pue
den llamar ídolos, como eran los de los Gc-
tiles,pero tenérnoslas por imagines que.nos
hazen acordar de Chrifto, y déla Virgen fu
Madre, y de los Santos, y afsi fíruen parí
los que no faben leer, como 11 fueranlibros:
porque por las mifmas imagines le enfeñan
muchos myfterios de nueftra fee, y la vida,
y muerte de muchos Santos.· y la honra que
Jes hazemos,110 es porque fon figuras de pa
peí, o dj|netal, o porque eften bien pinta­
das , o form adas, mas porque nos repre-
fentan al Señor, a Nueftra S eñ o ra, o
'doctrina cmisríAN /í. 7¿
rSlos otros Sanros. Y porque nofotrosf-ibS"'
mns, que las imagmes no viuen, ni o?en>
poréftar hechaspor manos cWiombres, no
pedímos a ellas cofi alguna ^pero ciclante
■aellasrogamos y pedimos fauora los quero
prefentan« como es a sueftro Señor, a la
Virgen, o alosotros Santos·
D . Si las reliquias, o imagines no fíentení
como hazen tantos mMagros, con los que
a gllas fe encomiendan?’ .
M. Todos los milagros haze Dios, pero mu­
chas vezes los haze-por intercefsion delps
Santos, y efpecialmente do fu fantifsima,
Madre.· y muchos los haze.con aquellos que
delante de las reliquias, oimagines inuocan
los Santos·, y alguna vez fe firue de las reli­
quias, e imagines por inftrumento de tales
milagros, por moftramos que le agrada que
tengamos ^euocion con los Santos, y fus
reliquias, e imagines.
D Luego quandovnodize, q u efeáen co -
mendadoa la cal imagen, y que ¿alcanzado
alguna gracia, fe á de eftrender que fe á eri-
comen<l.id> a aquel Santo cuy* ¿s la reli­
quia, o la tal im agen, y que Dios nueftro Se
ñor por fu interce sion, y por medio de fu
reliquia, o imagen, le í concedida la tal gra?¿
ciar*
DECLAR A C 10 N DE L A
prehendido también quanto os é dicho. ·,
D . Qmfícra vlcimamenite íaber>porcj fe pin
ta Dios PadrÁ^omo vn hóbre viejo,y el Ef-
piritu San&ó Como vna paloma,y los A nge
les como vnos mancebos con nías, fupuefto
que Dios y los Angeles fon efpiritus, y que
.no tienen figura corporal, que pueda fer
pintada por pintores, como fe pintan los
hombres. ,
Qnando Dios Padre fe pinta en forma
devn hombre viejo,y el Efpiritu San& oen
f<->rma de paloma, y lo» Angeles en forma
de mancebos, no fe pinta aquello que ellos
fon en fi, porque .como aueis dicho, fon of-
piritusfín cuerpo; mas fe pinta aquella for­
ma en que algunas vezes án aparecido;.y af-
íi Dios Padre fe pinta como vn hombre vie­
jo, porque defta forma apareció en vifion a
Daniel Profeta; y el Efpiritu Sanfto fe pin
ta en forma de paloma, porque endita for­
ma apareció fobre Chrifto quando fbebáu-
n/.ado por San TuanBautifta: y los A nge­
les fspintan en forma de mancebos,porque
án aparcado afsi muchas ve/.es. Demas def-
to aucys defaber, que muchas c^fas fe pin­
ta para hazemos entender, no las que ellas
fon en íí,m as la propriedad que tienen, o.
hs efetos que fuelen hazer. Y afsi fe pinta
laFé, como vna mnger con vn cáliz. en la
p o c rR iN A c m i s n A N A . 77 ¿
jnanftjyla Candad con muchos niños en
rededor: y con todo eíTo fabeys vos bien,
que ni la Fé, ni la Caridad Con mugeres, fi­
no virtudes-, afsi pues fe puede de¿ir que fe
pinta Dios Padre en forma .'de vri hombre
viejo,por darnos a entender que es an riquif-
ílino, efto es, eterno, y antes que todas las
cofas criadas. Y el Efpiritu S a n d o fe pijit.i
en figura de paloma, para fignificarpos los
done·; de inocencia, pureza, y Cantidad .qiu
ennoCotrosobrael Sanílo Kfpiritú. Y los
Angeles fe pintan moqos, porque fiem -^ e
fon hermofos y llenos do valor; y con ah ;
porquefiempreeftan;aparejadas para dis­
currir adonds Dios manda, y c on vcftid•>s
blancos, y eftilas fagwdas, porque fu n pu­
ros, é inocentes, y miniftrosde fu Diurna
Mageftad.

Vchas cofas contiene efte primer

M Mandamiento,como os é declara­
do, y de todas os podría referir al-
gunoscafos memorables·.pero por
nocanfiros, me comentaré con deziros fo-
lamence dos, del amor que d ilu y s réner a
Dios, y de la reuerécia que deueys h.txera
las imagines. H1 primero cuenca Eunq ue
Gran, que en cierca ciudad moraua vna d ó-
DECLAMACION DE L A
zella miiy noble, la quäl era deuotifsimade
la Reyna de los Angeles, a quien frequente
m ente pedíala moftra.ffefu hermofifsimo
y benignifsimoHijo. Siendo pues eftadon-
zeiladecatorzeaños, la vigilia deNauidad
la fandl'sima Virgen le concedio lo que tan
tas vez.es le auia pedido, aparecie ndole con
vna iivdizible belleza oo fu H ijo en los bra-
f os* y dandofele, para que fe regozijaíTe, y
a!ep,rafle con el. Quedó la donzella baña­
da de gozó, y contento io n la freien cía de
íii Dios, que tanto auia defiendo; pufofe el
N iüo lefus a razones con la donzella, y p re
•guntóla íi le atnaua;y refpondioella que fi.
JTornó a preguntar, que quanto; y ella ref
pondio, que como ?, fu, mifmo cuerpo. R e­
plicó el Niño lefus, y preguntó li le amaua
mas que a fu cuerpo. L a donzella ba­
ñada en lagrimas refpondi >, que amaua
a Tefus como a fu mifmo corajon? Y no
mas que a tu mifmo coraron? ( dixo el Nh
ñ o ) EíTo Señor (rcfpondio la donzella) di­
galo el mifmo corajon. Apenas huuo aca­
bado d i echar eftas palabras p o r la boca la
denota donzella, quando el pecho, y el co-
rajon fe le ábrio, y fe hiV.o vna boca en el,
y por ella Cilio aquella dichofa,y bienauen-
turada«a5m.a,abraíadas7 encendida de amor
de fu Dios, a la qual la ioberana Virgen, y
DOCTRINA CHRISTIANA. 7»
r fufagrado H ijo fubiero, y lleuaro cofigo at
cielo, cantando los Angeles co gr.í de fu a*
uidad y melodía.. A l ruydo de la unifica aclt
dieron codos los de fu cafa, y hallaron Ia
donzella muerta con grandes feñales de v i­
da; porque el coraron eítaua abierto y al
rededor del con letras de oro -.Dilirotc pluj-
,
f uam me (¡ni& (u creafil, recLem¡P.t,cr me ·
Amóte Señor mas q a mi,porque me criaf-
te, y me. dimifté co tu faagre, y como en
dore y arras me diñe tus. foberanos dones.
El fegurroo cuenta Sofronio Patriarcha
de Ierufalen, en efta manera. En el Monte
Oliuete vitiio muchos años encerrado vn
granfoldado de la-milicia tle Chrifto, qué
aunque* líempre combatido delenimi^o.
con e! efpirita defon.icacion, nunca f:e
vencido : fino íicmpre vencedor : pero
era tan molefta efta tan continua, y tan
vil tentación, que viendofe vna vez apre­
tado comenfó a gemir, ydar vbzes, dizien-
doaldem onio: D exam ey a, y contentare
que me as perfeguido haíla mi· vejez. A pa­
recióle vifiblemente el demonio, y dixols:
Hazcme juramento de n o d s 5 ir a nadie lo
que te dire, y yo te dexaré; Que te juro por
el altifsimo Señor q no lo diré. Pues lo que
quiero es qn o adores eíTa imagen que ahi
tienes ( era la imagen de nueftra Señora-
DECl DE L A
fo n elNiñolefusen los brajos)y yo te déxá
re. Dame tiempo para pe ufarlo, y te refpo-
deré. Luego por la mañana fe fu ; elte re-
íigiofo a otro padre quealii cerca eftaua. lla­
mado Teodoro, y le pidió cqnfejo, contán­
dole todo lo que con el demonio auia paíTa
do.El qual le refpondio.· Padre mió, burl.ido
c sá el demonio, pues os á hecho jurar lo
que no deuiades;pero acertad) lo aueys en
dar parte dello, porque menos feria
confentir con el en las tentaciones fenfua-
les con que ordinariamente o? combate,
quedexar dé adorar a Dios, y a fu Madre.
Animado el buen Religiofo con efta ref-
puefta, feboluio'afu lugar, y luego le apa-·
recio el demonio* que le dixo: O m.íí viejo,
como me ás quebrantado el juramento que
hizifte, yo te acufare dé perjuro el dia d e
juyzio. El monge refpondio con ánimo ef-
forjado. Y o juré, y hiciera mal en cumplir­
lo ; pero yo adoraré a mi Señor Tefn C h rif­
to. y reucrenciarcíiempre fu jtnagen, y la
dgfu Madre nueflra Señora, y a ti en nada
t e ; bid^ceré.Efie propoíito tan firme de­
bilitó mucho al demonio, de mane­
ra c¡ fegun fe cree, lo partió
de allí como corr.dj,
y rendido.
D o c m jN Á c h r is t t a n a . 79

Declaración del fégundo Mandamiento


D. rk Gora vengamos al fegundo M á
j \ damiento. Que quieredezir: N o
juraras el nomb’re de Dios en
vano?
M . En eíle Mandamiento fe trata de la hon
ra, o deshonra cj a Dios fe haze con las pala
bras,cSuiene afaber,fe manda que fe le ha­
ga honra, y prohíbe que íe le haga deshon­
ra·, y efte mandamiento fe puedediui'dir en
quatro partes, porque en quatro maneras
fe honra, o deshonra a Dios. C on las pala­
bras primeramente fe honra a Dios con no
brarle a mentido por afe&o de caridad, y fe
deshonra con nombrarle afst mifmoamc;-
nudo fin propofíto. Lo.fegundo, fe honra
con el juramento^y fe deshonra coñ elp er-
juro.Vercero, fe honra con el hazer votos,
y fe deshonri.con no cumplir los votos he­
chos. Q uarto, fe honra con-inuo<?arte ,* y
loarle,y fe deshonra con blasfemarle,y mal
dezirle.
D . Declaradme la primera parte.
M. El nom brad Dios, y a nueftra Señora,
o a los Santos simplemente, fe pued&hazer
bien y mal: perqué los que aman mucho a
D ios, amenudo fe acuerdan del, y del ha-
DECLAMACIÓN DE L A
blan a menudo, y efto fe hazc con deu ocio,
y afc&o, c^mo fe vec enlas Epiftolas de Πια
Pablo, en las quaíes a cada paflo fe lee,eléto
hrc de lefii C hriílo; porque como S. Pablo
tenían Chrifto en el corajon, afsi le cenia
en la boca. Pero ay otros, que por vn mal
Tío quando citan enojados, o fe burlan, fín
pe rifar lo que dizen, nombran a Dios o a
a'gun Santo, porque no les viene otra co­
fa a la boca vy efto es malo, porque es vn m i
nofprcciar el fantifsimo nombre dc'Dios. y
deftofeospuede dar vn cxemplo, aunque
no iguala, que es, com ofi vno tuuieíTe vn
vertido muy preciofo.y del fe Crutefleen
qualquierlugar,o tiempo, íiri miramiento
alguno.
D . D ecl ’.radme agora la fegunda parce,que
pertenece al juramento*
M . El juramento no es ot|a cofa,que llamar
áD ios por teftigo d i la verdad; pertf'para
cftarbien hecho, es m eneíler^eftí acompa­
ñado’ dé tres cofas, efto es, de verdad, de juf
tícia, y de juyzio, como el mifmo Di os en-
feña por boca del Profeta leremias. Y afsi
cemo en el juramento hecho con las deui-
das circunftancias, fe honra a Dios, protef-
tardo^ueludiuina Maceftadvee todis las
c o f’s.y es fumaméte verdadero,y defenfor
de' la verdád.-afsi por el contrario,fe deshon
DOCTRINA C H R lST lA N A . 8o
5ra grandemente el mifmo Dios, quinao (H
jura fin verdad, íin j’ufticia, y fin fliyzio,
porque el q afsi jura,dá a entender q Dios o
no labe l.is cofas, ó que es amigo de mentir.!
e iniquidad.
D. Declaradme mas particularmente, que
quiere dezir, jnrar con\erdadf
M. Para jurar con verdad,es neceflario que
Lipcrfonano afirme con•jurarnSviitd, fino
loquefiibede cierto fer verdad., y que no
prometa conjuramento fino aquejo qde
verasquiere cumplir. P or donde fon pre-
juros, y peca granifsimaméte aquellos qua
afirman co juramento hscofascj laben fo n
felfas, o a lo menos no faben fon verd.idc-
(leras, yafsi mifmo aquellos que prometen
con juramentólo que no pienfon cumplir.
D .Q ue quiere dezir, jurar con j.ufticia. . ,
M. Quiere dezir, que la perfona no prome­
ta con juramento el hazer ctífa que no fea
juila, y licita: y por elfo pecan grauemente
Jos que prometen con juramento el vengac
fe de las injurias, o de hazer ctrjf cofa que
defeontenre a Dios; y tales prometías no
fedetien cumplir, ni obligan de modo ab
gunoj porque ninguno puede eftar obliga­
do a hazer mal, porque la ley de Dios nos
obliga a-no hazcrlo.
D. Que quiere dezir, jurar con iuyzio?
DECLAMACION DE L Á
M . Que quiere dezir, jurar con prudencia y
nradufcza. confíderando que no conuiene
llam ara Dios por teftigo, fino en cofas de
grande importancia, y con mucho temor,
y reuercncia. Y afsi pecan'aqueIlos,que por
qualquier miñima cofa, o burlando, o jugart
do juran, los quales t o n efta mala coftum-
breds jurar a menudo, fácilmente incurren
en juramento fallo, que es vno délos ma­
yores pecados que fe puede cometer. De
donde afsi el Señor en elEuangelio, como
Santiago en fu Epiftola nos manda, qjue no
juremos, efto es,lin necefsidad. Y defto dan
los Santos la razón, porque auiendofeel ju
ramento l·,aliado por remedio de la flaque-r
za déla fee humana, porque los hombres
difícilmente íe creen el vn a al otro: poref-
, to fe deue vfar el juramento,como nosfer-
uimos de las medicinas, que no fe toman a
menudo, finólas mas raras vezis que fea
pof&ible.
D . Declaradme la tercera parte defte M an­
damiento* qupconfíftecn los votos.
M . El y.ow es vna promeíTa hecha a Dios,
de alguna cofa buena, y agradable a fu diuí
na Mageftad. Acerca defto aues de confide*.
•rar tres.cofis. L a primera que el voto es v-
na promeíla,y afsi no bafta para hazer voto,
elpropofíto, y puch o menos eldeíTeo do
B o c ñ j Ñ J c cHRiSTi^€N¿r. 8r
hazer alguna cofa, mas es necetíaríala pro 4
metía explicada con la boca, o a lo menor
con el coraron j y yltra defto auéys dead-
uertir,que efta prometía fehaze a D ia s,ji:
quien propriamcnte tocan los votos.Qu,an
do vos oys dezir,que fe hazen votos a nueC
tra Señora, o ai los Santos, aueys de enten-,
d c r, que aquellos mifmos- votos fe hazen
principalmente a Dios, pero en honra déla
Virgé.ode los Satos,en los quales Dios vi-
ue en vn modo mas particular,y mas alto q
en las otras criaturas·, afsi que el voto hecho
avn San to, noes mas que vna prometía*
Dios hecha, de honrarla memoria de aquel
Santo con algu ofrecimiéto, lo qual esh o -
rar al mifmo Dios en aque^Sáto. Tercero
aueys defabcr, q el voto no fe puede hazer,
fino de cofa buena, y agradable a Dios, co­
mo es de lafáta virginidad,deh pobreza vo
luntaria, o de cofas femejantes; de manera,
que quien hiziefle voto de hazer algún peca,
do, o alguna acción impertinente al ferui-
cio d eD ios, o de alguna cofa buena, que
trayga configo impedimiento de mayor biS,
no haria prometía de cofa grata a fu diuina
Mageftad, y poreffono le hazia honra, an­
tes pecana contra efte fegundo Mandamié-
tojcomo peca tabié grauemétecotrael m if-
Ü tC tA K A C IO n DE I A
m oft 4 andarhientoquien haze voto, y fió íe!
cúm plelo masprefto que pudiere. Porque
Dio&mandaenTa-fagradaEfcritura, q qu;e·
ha/e voté, no folo fe acuerde de cumplirlo,
Í ero'rifrfea tardío en el cumplimiento;
). Declaradme la vltima parte* la qual tra
ta de laalabanja dé D ios, y de la blasfemia.
M . Manda Dios en la vltima parte defte fe-
giindo precepto, que no fe blasfeme·, y por
el contrario, que fe alabe y bendiga fu Tan­
to nambre. Y primeramente en lo que toca
a la alabanjaj no «ly dificultad alguna: fien-
do cofa aueriguad a, que viniéndonos todo
el bien de Dios, y que eftando todas las o-
bras de Dios llenas de fabiduria, de jufticia,
y de mifericordia,es jufto que en todo y por
todo fea alabado y bendito.
• M asqu an toala blasfemia, es menefter,
que fepays que no es otra cofa que vna inju
riáquefe haze con palabras a Dios mifmo,
ó en fus Santos:y fe hallan feys maneras de
blasfemia. L a primera,quando fe atribuye a
Dios aquello que no le conuiene, cómo que
/enga cuernos, o femejante indignidad. Se­
gunda, qüando fe niega a Dios lo que le co-
njeneVcómo el poder, la íabiduria,la jufticia
ó otra excelencia-, como dezir, que Dios no
.puede hazsrque no vea, que no fea jufto.
Lotcrcero,quando jfé-atribuye a la criara-
DOCTRINA C t m S r tjC N A . 55z
?a aquello que es proprio de Dios.,cpmo ha·**
zen aquellos que dizen que el demonio fo*
be las cofas venideras, o que puede hazefi
milagros verdaderos. L a quarta, quando
fe maldize a Dios* ó a nueftra Señora, o t
los Santos. La quinta, quando fe nombran
algunos miembros de Chrifto, o de Santos*
porhazerles injurias, como fien ellos fueC«
fen vergonfolos, déla manera que l.o fon*,
en noforros. L a fexta, quando fe nombra al
guna parte de Chrifto, ó da los Santos, pa-«
raburlarfedellos, com olohazen aquellos·
que dizen, a la barba de Chrifto, de San Pe­
dro, o otras cofas femeiátes, q la imbidia del
demonio, y la maldad del hobre án hallado.
D . Defleo faber, que tan grande peccado/
fea la blasfemia.
M. Están grande, quecaíl es el mayor dd
todos, y efto fe puede conocer por la pena,'
que merece. Porque en el Teftamento vie­
jo, mádaua Dios que los blasfemadores fueC
fpn luego apedreados de todo el pueblo, y
las leyes ciuiles condenan a los tales a mue¿
te. Y San G regorio dizc, que vn niñoatiíé-«
•do aprendido a blasfemar de Dios,fin fer rd
prehendido de fu padre, murió teniéndole
el enlosbrafos, y fu alma fuelleuadaal fue
go eterno, por los demonios: lo qual no fe
lee auer fucedido p o r otro peccado: afsi
DECLAMACION De
^u¿ es iieeeflario vfar todas las diligencias
pofsibles para guardarfe de tan grande ofen
fa de í a diuina'Mageftad.Y auia de fer muy
fecil e! hnyr defte pecado, porque del no fe
faca ptouecho, o guíio alguno,como de al­
guno* o tros pecados, fino folamence el da-
ño que trae coflíigo el pecado, fi bien nunca
je ha de pecar, aunque por ellofi huuiefíe
de ganar el mundo todo.

D· 1 V Eque medios me ayudará para


I ■ defarraygarla coftumbre de ju-
J L · ^ rar, y para no dexarme lleuar de
la corriente de los que traen a D ios por tefti
go fin verdad, jufticia., o necefsidad.
M . Entre otros medios de que podeys vfar,
ion buenos los que algunos dan. El primero
de pedir a nueftro Señor en leuantandoos,
gracia para no jurar aquel dia. El fegundo,
guando juraredes poned la mano en el pe­
cho, doliendoosdeauer ofendido a nueftro
Señor. El tercero, a la noche herir vueftro
róftro, ó bez,ar la tierra tantas vezes, quan-
tashuuieredes jurado. El quarto, tener fiem
p feen la memoria los caftigos que nueftro
Señor haze a los que defenfrenada y defor*
denadamente juran,y las mercedes efpiri-
tuales y temporales, con que premia a los
DOCTRINA CfíRISTIANA. 8_J .
que reuercncian fu fantifsimo nombre. Y
para que defto no os oluideys, eftad atento
aloqu e efcriue Cefarío. Que en Colonia
aui.i dos mercaderes, que confeíTaron dos
maneras de pecados, perniciofos y daña­
dos para las almas: añque por el yfo que los
mercaderes tienen en cometerlos, fon de­
ltas defpréciados y tenidos en poco. Eftoi
pecados eran mentiras, y juramentos falfos.
Eftandofeconfeflando, dixeron al confef-
for-Señor no podemos venderninguna a >
fafino menrimos, o juramos, con lo qua]
Ahí chas veze ; nos perjuramos. A los quales
refpondtoel confeííor: Herm anos yo no os
é de dar el beneficio de la abfolucion, fi ar­
repentidos délo paitado, no me promereis
la enmienda de lo venidero. Y paraqueyo
fepa como fe cumple, conuieaeque alom«
nos por vn año·, qu ando com prayj, y ven-
deys, no jureys, ni mintays, ni os maldigáis
yviendo yo como lo cumplís, procederé
en el remedio de vueftras almas, que vale
mas que todas vueftras riquezas, y íi áque-·
lias perdeys muy poco os aprouecharan cin­
tas. Obedecieron los mercaderes, y prome«·
t-ieron de cumplirlo. Pero el demonio eni-
migo capital de nueftra faluacion, procurd
por todo aquel año, que ni vendieíTen,ni ga
paíTen cafi nada, por lo qual vinieron a caer
D E C Z J i^ C lO N D t
fert alguna pobreza. Y afsiel diaeftablecido*'
y feñalado boluieron a fu confeíTor, y le di·
xeron que aquel año auian recebido gra^if-
fimo daño en toda fu hazienda, por auer cú
jplidb la palabra que le auian dado de no me
tir,. jurar,ni maldecir. Pero el confellor que
era muy prudéte, y defcreto le$ refpondio:
Hermanos míos no os efpanteys, ni mara-
.uilleys, porque el demonio, que es vuefl ro
enemigó, haíidolacaufa, permitiéndolo af
íiD iosnueftro Señor, porque al principio
deyuefíra conueríioñ,conuenia que la ten­
taciones proualTe: quanto mas,q G en vuef-
tras haztfcndas áueys recebido grande daño,
en vueñras almas aureys recebido gran pro·»
uecho. Perfeuerad el año que viene en no
iriétir, ní jurar, y yereys la mejoría de vuef
rtra hazienda, y de vueñras almas. Prometie
ronloafsi, determinando primero de per­
der todos fusbiene%, y padecer qualquier
trabajo,antes que jurar, mentir,o maldecir.
Y D ic s p o r fu infinita miftricordiá cambie
fe apiadó dellos,porqueenbreue tiempo co
braron tanto crédito, que caí! todos yuan a
comprar a fus tiendas; con lo qual vinieron
a fer muy ricos,y poderofos en honra,y ha­
zienda. Y fe echo bien de ver; que para ha-
zerfe los hombres ricos, ayuda mas la vir­
tud, y buen credtto,quenolcs juramenta*.
DOCTRINA C R I S T I A N A . J?4
, á í mehtrras.Yafsúbueltosa fu b u en co n fef·
foiyíe dieron gracias por el bueno, y Tanto
¡con fojo que les’auia dado, por el qual: que­
daron libres der m uchos, y grandes pecca-
■dos; y llenos de riquezas.. *
• Jíatnbie viv Padre de la Copañiade Tefiís
queréíidiaen Flandes,efcriuio al Padre R i­
cardo Aller. ConfelTor ele la R eyn ade E s­
paña DoñaMargnrita d¿ Áufíria nueftra fe-
ñóra,en vna carcadd nueuede M affo del
año de 1 e s c o m o en.&TiEté del mifmo; a-
lío, acontecía el fi guien te cafo-extla C iu -
■daddeDuay. Y fue quedos mopós que ef-
tudiav.an en·el C olegio del R ey , teniun eo f
titmbrede jurarelnobredél ¿Icifs'imo Dios
y auiendo ambos coccrrhdofe •etv cierto dia
para jugar, y poniendofe a jugar comenta*
ron también a jurar,y biasfenun pero Dios
ou'eftro'Seño¿/que axmque fufre',vra'mbieSi
quando le parece, caftiga;, a vno deftos dos
moyos caftigó có vna repentina, y def^ftra-
da muerte,’ quedado fu cuerpodeFribado c£jn
tierra en préfencia de todos. El compañero
acudió a valerle, mas eflaua ya muerto, ne­
gro, y feo como vn demonio, y todo el.ror
ftro,y cuerpo acardenalado,como fi clgolpe
mortal de Dios vuiera.(ido de efpada, o d*
otra arma. El m ojo vino compungido de la
culpa por la pena, que veia¿xccuia.da;en fu
DÉCLÁK¿CCiotf D ELjt
•compañero muerto, recirofe a fu cafa,y co,
el dolor que la turbación, y temor le pufíe-
ron, hizo deuota oracion a Dios, y votó de
entrarfe.Religiofo, fí le libraua déla pena
que merecía, como participante en lam if-
ma culpa, por laqual era el difunto caftiga-
do. Apenas huuo acabado de hazer la ora­
cion y promeíTá,quando por la puerta de fu
apofento vio entrar a fu compañero. Co^
nocióle, y preguntóle qual era fu efiado?
Refpondio el difunto, por fus juramentos
y blasfemias fer para fiempre condenado a
las penas eternas·, y la mifma fentencia fe
.daua contra ti, fino efeaparas della con el
voto de Religiofo que has hecho.Dicho ef-
to defaparecio, y el viuo cumplió lo prome­
tido.

Declaración del tercero Mandamiento.

'T mAheentendido los dos manda-


V mientos pri meros, deíTeo agora
JL que me declareys el tercero.
M . El Mandamiento tercero, que es de fan
tificarlásfieftas,esalgo diferente de loso-
tros, porque todos los otros: conuiene afa-
te r los dos paíTados, y los fíete figuientes,
fon del todo na cúrales,y obligan no folamé
d o c t r in a c h r js t iá iíx . 8?
¡tea Chriftianos, mas cambien a los ludio»,
y a los Gentiles, pero efte terceto; en parte
es natural, y obliga a todos los hombres,y
en parte no es natural ni obliga a todos: por
q elíatificar las fieftas; efto es,tener algú dia
por Tanto, y que fe deua gaftar en obras Tan
tas, y en el culto diuino, es precepto natu­
ral; porque la razon natural lo enfeña a to­
dos los hombres; y afsi eri todas las parres
-del míído fe guarda algún día de fiefta: mas
-la determinación delcaldia,efto es dezir,q
fea mas efte qu* aquel, no es natural: y por
eflo los ludios tenián el Sabado por íicfla
principal,y entre los Chriftianos lo es elD :ó
mingo.
D . Porque caufá mandó D ios a los ludios
q guardarte elSabado más prefto q otro di i**
M. Dos razones ay principales. L a prim e­
ra es, porq en eld ia del Sabado iacabó Dios
la fabrica del mundo, y por. effo quifo qüe
efte dia fe lantificafíe, eh memoria de vn be
neficio tan grande, como et de la creación
del mundo: lo qualferuia también para coi-
fundir el error de algunos Filofofos, que dt-
xeron, que el mundo no ha tenido princi­
pio; porque celebrándole la fiefta en memo
ria de la creación del mundo, fe viene a co«·
'feflar que el mundo ha tenido principio. L a
fegunda razón es, porque auiendoel hom-
^ b z c Z U * ¿ A c io n m L j t ‘. ,

,l>fehechó trabajar a fus criados, y criadas; y>


fu s animales por feis dras.de la femana, qui-|
^b D /osquecl ferimo dia que es fcl Sábado,
•Tepofa'irenlos dichos'firuicntes<nel buey, .y
id afqillai.y'jquelaaap-rdS.áprendieffen a fer
<piado.ft»s,;pana con ftts’f trabajadores, y que
-no f liciten crueles, fino compafsiuos, tami­
c e n haAade los mifm os animales. ! ;
D . Que qui'cre íignificar quelos Chriftií»·
-nos no guaiMarnoseliSaBado, corno los’Lú*
idiosjáuiendo tan búeiúa razones :para;giiar·
'idarlo.' .. ¡ . r ...... ,'¡
tÍ!l...Con:nuh.cha:razonDias nosátrocado ol
oSfébado ^or.elD oéiingop coino tkmbien la
C ircu n ciííon .en el Bautifmo·, el Cordero
>Páfq\iad;'e!iclíIutófsimo Sacramento, y :t6
'das l-asK3tñas¿ofasrbuenás deJTeftaméto vie*
ja , eñ or lísxntt jp res d$ 11 e fh men tn nüeuo,
«porlqiWibelcSafcadoifó; celeÍDrajín memoria
sae la creación del rroindo, :.poriqúe er. aqudl
aJja!»cabó:.bobnLdelaereacíon-,cojiniíis r.tr
a o n ferelebrá el Domingo en^metnoria de
4 ajnifroacreacionr,.p^s:en:D 0 mirn:§otuuo
•principio. Y ílílo&iudios dnuan a 'Dios el vi
•timo dia de la femana,me jor llT¿é. losChri-
«Aiarros.eii'darte. él pri enero* V;ltra defto, en
-el D om ingofe ha¿e memoria de tres bene­
ficios pctncip.úes de nueftra rcdencion.por
Chrifto en Dom ingo n^cio,en Domin
DOCTRINA ^ H ilS T ÍA Ñ A . 74 _ ,¡
!go r¿fucito,y en Domingo embioel Efpifr“
tu Santo fobrc los Apoftoles: finalmente á
Sabado fignifica el repofo que tenían las al­
mas Tantas en el Limbo. El Dom ingo figñi-
fica la gloria que agora tienen lis almas Tan­
tas, y ciefpties tendrán los cuerpos en el G ie
lo; y por ello los ludios celebran el Sabado>,
porqué muriendo yuS al repofo del Limaos
mas los Chrifiianos Kan de celebrar el Dos-
mingo,porqmtiriédo van agozar dela-bie*
Jiauéturanjadel C ielo; loqual-feentiéde fi
•há obrado bien,Tegun la fantaJey que Dios
les hadado. - · r,:
D . A y necefsidad de;guairdar otras fieftasá-
llcndedél Domingo?. ·
M . Necefsidad es guardar otras muchasifia-'
'ftasfuera del Dom ingo, ajsi del Señor, col·
modenueftra Señora, y délos Tin tos·, eftb
es, todas las que la Tanta Igleíla· m-andá q«©
•Te guarden. Pero noTotros auemos hablad®
en particular del Domingo* porque, efta es
la mas antigua,y la que Te celebramas deí>r
dinario que las otras: como tambiécn eHá*
dayfmo auia muchas fieftasipero la mas fra­
que nre, y la mayor de todas era el S abada,
y por e(To en los Mandamientos no Te hazej
mención exprefla, fino del Sabado; alqua
como queda dicho, hafucedido el Dom in-
D£CLACACIO N D I L A
D . Qué es menefter hazer para guardar laíl1
fieftas. '
M . Dos coías fon muy neceflarias. L a pri­
mera es, abftenerfe de las obras fcruiles.qtie
fuelé hazerfc por criados,o.por artífices, los
qualcs no fe fatigan fino con el cuerpo, por
que aquellas obras, en que principalmente
obra el entendimiento, no fe pueden II i-
mar firuiles, aunque por ayuda del entendí
miento trabaje también la lengua, o la mi·
iio, o Otro miembro corporal. L a fegunda
x o fa es, que en las fieftas de precepto, efta-
mos obligados a hallarnos prefentes al facri
•Jieio Tanto de laM ifla; y- aunque la Iglefia
no nos obliga a otra cofa, con todo elfo es
-muycoueniecs q todo el dia déla fiefta,o la
4 a mayor parte del,fe ocupe eñ'oraciones>y
Jecionesefpiritaales, en vifitar Iglefias.en
oyr íermones, y hazer Teme jantes exerci-
riosfantos, porque efte es el fin para, que fe
•hanmftituido las fieftas.
D . Si en las fieftas no fe puede hazer obra
íerúil, tan poco fe podran tocar las campa-
•tta’s,ponerlas mefas, y menos el guifar las·
comidás, porque todas eftas fo n obras Ter-
uiles. ;
M . U1 Mandamiento de no hazer obras fer-
-uiles,feentiende córi dos condiciones. La
primera que no fean necesarias a la vida hj^
DOCTRINA CHRISTIANA 87
mana, y por eíto fe permite el poner la mc-
fa, guiíar la comida, y cofas femejantes, las
quales no pueden hazerfe el dia antes. L a
fecunda que no fean neceíTarias al feruicio
de Dios, y por eíTo fe permite el tocarlas
campanas, y hazer otros e^erciciosen l a l -
glefia, los quales no fe pueden hazer en o-
tros dias. Y vltra deftas codiciones es tambié
licito el ha¿er obras feruiles en dia de fief-
taquando ay licencia del Prelado con juila
caufa.

Inalmete os auifo,qfuelecaíligar d í o s

F a los tranfgreífores deíle tercer pre­


cepto,con necefsidad,y megua de las
cofas temporales*, como también premiará
a lcsque deli gentcmcntele guardan con a«,
bundanciade bienes, no folo temporales,íi
no también efpirituales. Conform e a lo que
Surio en la vida de San luán lifmonero re·*
fiere: que e n vn pueblo viuian dos oficiales
de yn mifmo oficio, y el vno tenia muger,
yhijoí, y familia, y con todo eíTo era tan
deuoto de oyr Milfa, que por ningún cafo
la dexaua, y afsi le ayudaua nueftro Señor,y
le yua bien en fu oficio, y multiplicaua
fu hazienda. El otro por el contrario, no te
niendohijo ninguno, fino fola fu muger,
fiempre trabayaua de dia, y de noche, aun
DECLAMACION DE L A
enlosdiasdefiefta, y M ifla o ia muy pocas
vezes: nunca falio de lazeria, fino quepade^
cia mucha necefsidad, y pobreza, Viendo»
puesefte que a/ o tro leyu a también,haziert
«joí'evndia encontradizo co ¿ lie pregunto
-que de donde le venían tantos bienes, y le
fucedia tanta ganancia,que con tener el ta­
ta familia, nunca le faltaua lo neceífario, y
ei fiendo folo trabajando mas,ííempre viuia
en pobreza.Aeftorefpondio el que tenia de
uocion de <^yr cada dia M ifía, que le moftra-
ria el dia íi guíente el lugar donde hallaua a-
cjuálla ganancia.Y venida la mañana,fe fue
por fu cafa del otro,y le lleuo configó a la I-
glefía, y acabado deoyr laM iffa, l«dixoq
fe boluieffe a fu cafa a trabajar: lo mifnio hi
20 el fegundo dia. Pero el tercero dia, vinie
«Jootravcz a fu cafa a llenarle coníígo ala
Ig le íia,le dixo el otro. Hermano ,íl yo qui-
fiere yr ala Igleíia, no he menefter que vos
m e lleHeys,que bien fe el camino: lo que yo
defleaua faber de vos era el lugar donde a-'
ueis hallado tan buena comodidad para en­
riqueceros, y que me UeuaíTedes allá, para
que yo también me pudiefie hazer rico.A lo
qual refpondio: Y o no fe, ni tengo otro lu­
gar dondebufque el teforo del cuerpo, y el
premio de ia vida eterna. Y p araco n fir-
‘mar efto, dixo; Por ventura no aueys'oydo
DOCTRltTÁ CR ISTIA N A . 88
lo que el S’e ñor dizeen el Euangelio*,bufcn<?
[’primero d R eyn o dé los Cielos,y fu juñida·'
yxr das las dima> cofas fe os daran, y concec
deran. Y oyendo efto elbuen hombre, en-*
tendió el miden o, cayo en lacuenta, y co-
pungido de¡fu peccado enmendó fu vida^
jio trabajando en los días de fiefta, y oyen-:
do d¿ alli adelante fu M i fía cada dia, y afst'
lecom erlo a y r bien, y fucederle profpera-
mente en todos fus negocios.
: La obligación tan grade que os. corre de
emplear los dias de fiefta en coíVs efpíritua-
les, y fatuas, y no enbáyles lafciuos, y def·*
honeftósv^ntendereys de la repécina muer-·
te con que caftigo el cielo a vna muger que;
gaftaua las fieftas en fe me jantes bayles, lo’
qual cuentaToraas de Cantiprato. Q ue e if
vna villa deBrabancia auia yna muger muy
defembueka, que acóftumbraua los dias dé
fiefta juntar otras muchas mugeres, y todas:
juntas gaftauá la mayor partf del dia cnbay
les lafciuos, y poco honeftos·, junto a donde
baylauaneftasmugeres jugauan a la pelota
muchos mancebos; vnó’delos qua'esyen-·
do a dar co fápála a la pelota, fe le filio d^la
mano, y dio co ella en la cabefa,y mato a e f
ta muger poco honefta,y vana,q prouocaua
a las demas a gaftar los días de fiefta en bai-
lesy 9nt$rwnimiécqs.Yanos*Quedaro todos
DECLAMACION DE LA
Josprefentes confufos,y admirados, y lie*
umdo el cuerpo a fu cafa, le pufieron etí las'
andas para enterrarle. Y viniendo los Cléri­
gos para hazer efte oficio, apareció el de mo
nio en figura de vñ toro muy negro,y dan­
do vn efpantofo bram ido,arremetió al cuer
po, y lo echó fuera délas andas, y con los
cuernos, pies, y m anos* le dio muchas heri­
das, y le hizo muchos pcdafos, y falia del
cuerpo vn hedor tan intolerabIe,q no pudié
dófufrirlos Clérigos, y la genre que auia
venido al entierro desampararon por todo
aquel dia el cuerpo. Y el diafiguieore auien
do dexado algún poco el mal oIotj algunos
parientes, y conocidos de la difunta enter­
raron fu cuerpo en el campo en lugar no fa
grado, pareciendoles que no merecía lugar
fagrado el cuerpo de aquella muger, cuya
alma rema tantas feñales de que ardiaenel
infierno.

Declaración del quarto Mandamiento.


P; Iguefe el quarto Mandamiento,
que es honrar al padre, y lama-
L J dre. Defino f: ber porque los Man
damientos de la feguntla tablafe empiezan
•por el honor del padre, y la madre.
DOCTRINA CHRIST1ANA. 89
M. Los mandamientos de la fegunda tabla
pertenecen al proximo, como pertenece a
Dios los de la primcra:y porq entre los pro
ximos,los mas c 5 jíítos,y aquienes mas obl{.
gados eftamos ío los padres, y las madres*
de losquaies tenemos el fer, y la vida, qcs'
el fundamen to de todos los bienes tempo-e­
rales: por effo con mucha razón empieza;
la fegunda tabla por la honra del padrc; y
de la madre.
D. Que £eentiende por efta honra qua a l
pa|drc,y a la madre fe le dcue?
M. Tres cofas fe entienden, focorro, obe«'
diencia,y reuerencia. Primeramente efta-
mos obligados, a ayudar, y focórrer al pa­
dre, y ala madre enfus necefsidades; y ef­
to en la fagradá Efcritura fe llama honra. Y·
es muy puefto en razón,que! los hijos* auietx
do recibido la vida del padre, y. la inadre»
procuren e.los d« conferuariesla fuya.D e-
inas defto, eftamos obligados a obedecer al
padre.yala madre, como dize f in .‘P ablo
en qualquier cofa en el Señ o r; efto es
en todo lo que fuere conforijie a la volún-
K dde Dios, porquequandoel padre, o la
madre nos mande cofaqfea a ella contra
ria,entonces es menefterfe§un elmandato
ds Chrifto aborrecer el padre, y la madre;
efto es no obedecerlos, ni efcucharlos,. de
DECLARACION DE L A
la mifma manera que íi fuellen nueíl'rosc-
nemigos. Finalmente citamos’obligados a
hazer rcuerencia al padre, y a la madre, te­
niéndolos refpeto, y honrándolos con pa­
labras, y attos exteriores, como conu iene.
Y.hazia ranto cafo deño Dios en el Teña-
meneo viejo, que mandaua que fe le di elle
muerte a quien vuieJTe tenido arreui mien­
to de maldezir, ó mal tratar al padre» ola
madre.
D . N o fe porque la ley de Dios manda a los
hijos que ayuden, yfocorran al padre, y a
la madre, y no. manda también al padre, y
ala madre que ayuden, y focorran a les hi­
jos, efpccialmenre mientras fon pequeños,
y tienen necefsidad de ayuda.
M . Verdaderamente la obligaciones reci­
proca e’ntre padres, y hijos, y afsi como so
abrigados a focorrer, reuerenciar, y©bede-
oer a los padres, afsi ellos cftan obligados,
110 folam entea proueerel mantenimiento
y el vertido a los hijos, pero encaminarlos,
y enfeñarles.· mas el amor del padre para có
les hi/os, es tan natural, y ordinario, que no-
ha íido ncccíTario otra ley eferita para acor-.,
dar a los padres la obligación que tienen pa­
ra con.los hijos.* Y por el contrario muchas
•vezes fe ve, que los hijos no correfponden
c a d anior a los que los engédraron, y por
DoCTRJNA C H R is n A t íjt 90
eflo ha fido menefter aduértirles de fu obli­
gación con efte Mandamiento. N ife h a c S
tentado Dios de mandarlo afsi íimpleinen-
te,pero ha añadido vnaprom eíla, y vnaa^
menaza para hazerlo obíeruar.
P . Será pera mi de mucho contento el fa·*
ber que promeíTa, y amenaza es eíla..
M. A eftc quaico Mudamiento añadió Dios
eftas palabras; Porque viuas largamente fo-
brc la tierra. Queriendo fígnifioar, quea-
quellos que hóran al padre, y a la madre,té*
dran por premio viuir largaméte, R o s q u e
110 los honraren,entre las otras penas es ef-
ta en particular, de tener corta v id íiy es pe
na muy proporcionada, yju fta: porque no
es razón que goze mucho de la vida, el que
no hijnra a aquellos de quic la ha recebido.
D . Vltimamenre fe me ofrece preguntar,íi
lo que fe ha dicho de! padre, yd el.t madre,
1'e cntiendctambicn de los oty^os fuperiores
que tiene para co nofotros lugar de padres.
M. Aueys penfado m uy bien, porq éfleMií
damienfó le deue eftender a todos los fupe
riores,afsi Eclcíiafticos>como tcporales,

Aíiq eíleamor dp los hijos áTlos padres


A eftá arraygado muy détro de las entrar
ñas, y del cox\ijont y cai¿ encargado, y p o -
D tC lA K A C IO N DE L.A
tintas razones déuido, con todo eflo parí
«iueen ninguna ocafion, en cofa tan deui-
da faltéis ferá bien referiros vn exemplo de
tom o fueron grauemente caftigados dos
m ofos.por auer fido defobedientes, ydef-
'cójiiedidcs contra fus padres, el qual cuen­
ta Hcnrique de nación Alemán. Que el
■año d i mil dociento$,y cincuenta, luce-
'dioen vripücblo del Ducado deJ 3orgoñá
llamado Vergic?, que vn moco deftraydo
gaftau*» a fu madre toda fu hacienda enra-
:üerhds', y bodegones. L a jnádre le encon­
tró vfiá máñána, f con· ocafion de alguna
defeomédida palabra que el la dixo, dixo:
«Yo ruego áD ios que antes que a cafa buel-
Hias, te me traygan muerto en las andas, y
átrauéfíado con golpe de efpada. En d mif-
nio tiempo en vha aldea cercana, auia otro
m ofo muy defcomedido con fus padres, y
que con cflojos afligía en grade manera, y
riñiéndole fu padrfe vn dia, el hijo aleó la
tilano; y le dio vn bófeton. El padre con el
pré rente fe nti miento le dheo: Riue'co aDios
quelá ní-írio coh que me has dado oy, te
■iba cortadíLcon golpe de efpada, y que dé-
tro de tres dias tu feas en tal horca ahorca­
do. Sucedió que cftcs'dos mojos malditos
fe 'encomiaron aquel mifmo dia, y el vno
combic© al otro a# h bodegón, donde be-
EbC TR JU A C H R TSn jtN A · 9l "
, tiiefontan largamente, qiie comenfando
a porfiar Tobre no fe cjue, yenierona las
manos, y alasefpadas, y el maldito de fu
padre mató al otro, y:le dio muchas puña­
ladas, porque de cierto quedafíe muerto.
Supofe luego, y aunque fe entró huyen­
do en v n b o fq u e , los del pueblo lefiguie-
ron, y alcan9aron; y querieiidofe defen­
der con fu efpada, vno de los roiniftros de
la jufticia le cortó la mano de la efpada:qué
era con la que hirió a fu padre.Prendieron;·
le, y dentro de tres dias por el homicidio le
ahorcaron en la mifma horca que fu padre
auia dicho, y el muerto fue lleuado a fu
madre en vnas andas, y atraueíTado con
$£>Ipe de efpada, como fu mifma madre lo
auia rogado. Luego que aconteció efta def-
gracia, llegó a predicar en aquel pueblo vn
padre de fanto Dom ingo, y la madre, del
muerto le contó la hiftoná, y Je dio peni­
tencia por Iá maldición que a fu hijo echó.
También los padres fuelen faltar no tan­
to en amar poco a fus hijos, quanto en a-
marlos mucho,y defordenadamente,y mas
que a Dios, y afsi por no priuarlos de las
cofas temporales,fe.pr]uan ellos de las eter­
nas. Según lo quede vn logrero loemos,
que llegando a la muerte no quifo reftituyr
lo mal ganado, porque no quedalíen fus
DECLAMACION D E L A V
Míos pobres. No quería el confefior abfol·
uerle. Robándole los h ¡jos, que túuiefíe cuc^
ta con la filuacion defu alma, y no con dc-
xarlos rico, aprouccho todo eíío muy poco,
porque murió fin dolor de fus culpas morta
les,fin confeflarfe dellas, y fínreílituyrla
haziendaagena: quedando los hijos herede
ros. D ixo el menor al mayor hermano,nuef
ílro padre es muerto, yo te ruego que no le
imitemos, lo que nos c-exó, lo gano con lo­
gros: c in juílamente, boluamos la hazienda
a cuya es: Que nos aprouccha tanta rique­
za, y dinero, teniéndolo con mala concien­
c i a ^ pon cdo en peligro nueílras almas de
que fe vayan al infierno? Reípondioel ma­
yor: yo mi parte tengo, íi nueftro padredo
•mal ganó ya lopaga,reftituyeralo el,que yo
nowengo tal propofito. Elm enor reflituyo
•toda la hiazienda que de fu parte heredó, y
dexando el físlo , fe conf.tgr© a la Maeeflad
de Diosjiueftro Señor en la orden de Ciltel
N o paíTaron muchos dias que murió el her­
mano mayor fin contrición, ni reílituyrlo
que heredó defii padre. Sabiéndolo el deuo
to R eligiofo que en la orden del glorio;'o>y
bienauenturado ían Bernardo, y conucnto
de Ciílel,perfeueraua en la guarda de fu re­
g la, rogo a Dios r.úcílro Señor que le rene-
JáíTe a donde eílauan las almas de íu padre,
d o c t r i n a c m r s n je N y c · 9J - ■
yh erm m o ; que a lo que veya muriero fi0·1
confefsion, y fatisfación de fus pecados, Y
hazicnda.Uílando vn día orando,abriofe Ia
tierra ha fia el profundo,y vio a fu padreen
terrado en l.is llamas del infierno, y al her­
mano enfimadel padre. Echaua maldicio­
nes el padre al hijo, diziendo. Maldito feas
hijo, que por dexarte muchahazienda fuy
logrero, y maldita fea la hora en que te en­
gendre» pues por ti eftoy ardiendo eneftas
llamas! Refpondio el hijo.· Maldito feas tu
padrt;. y maldito el día en que me engendra
/le, y la ora en que nací, porque a exemplo
tuyo fuy logrero, y por noreftituyrtuslo-
gros, y los míos, m eeíloy abrafando en ef-
te fuego. Y luego los dos juntamente aúlla
lun como lobos, maldiciendo las criaturas,
y al Señor que-l.is crio.Le qual vifto del £m
i toreligiofo, hizo muchas gracias al Señor,
porque lo libró de tantos pecados, y tantas
maldades, y de la pena dellas, aísi eternas*
como temporales.

Declaración del quinto Mandamiento!

I-claradme agor.ael quinto Manda*


miento.
M. ' “ e Mandamiéco prohíbe primeiramen
te “ omicidioj cito es, el matar hombres»
m & iA K x C ló U . D t L A
porque el matara otros animales no efti
prohibido en efte precepto ;y la razón es ef-^
ta,porq los animales an íido criados para el
hobre* y por eíTo quádo le viene acuéto el
feruirfe de la vida de los anímales, los pue­
den matar: peroel hombre no eftá crjado
pára otro hombre lino para Dios, y afti no
=esvno dueño de la vida del otro,n ilees li­
cito matarle.
D . C on todo elfo vemos que los Principes,
y Gouernadóres hazen morir los ladrones,
y otros malhechores, con fer hombrfts, y
-rio por efío fe juzga que en eíTo hazen mal,
fino bien.
M* Los principales gouernadores,que tie­
nen autoridad publica, hazé morir los mal­
hechores, no como dueños de Lis vidasde
los hombres, mas como miniaros de Dios,
.como lo dize S. Pablo, porque Dios quiere
y manda que los delinquentes lean caítiga-
,dos y muertos, quando lo merecieren,por­
que los buenos eften feguros,y viuan en
p a z .^ por elfo el mifmo Dios á dado a los
Prinppes, y Gouernador¿s la efpada en la
mano para hazer jufticia, defendiéndolos
hombres de bien, y caftigando los culpa­
dos. Y afsi quando por pública autoridad
hazen morir «i vn malhechor, aquello no fe
llama homicidio, fino a£tode jufticia·, y
DOCTRINA C H \lST lA n ¿Z . 93
quando el Mandamiento de Dios dizc: N ®
fmararas fe ha de entender de propria auto­
ridad.
D . Ofrecefeme vna duda, íí efte M anda­
miento prohíbe el matarf¿ vn hombre a íí
mifmo, como prohíbe el matar .1 otros?
M.Sin du^a algunaeftc mandamiento pro­
híbe también el matarfe v n o a íí proprio,
porque ninguno es dueño de /11 mifma vi­
da; porque el hombre no á fído hecho para
ñ , íí no para Dios , y por elfo nadie
puede priuarfe de la vida con propria au­
toridad. Y í l algún Santo, o Santa, por no
perderla fé, o la caftídad, fe á muerto a íí
mifmo,fe hadepenfar que aya tenido par­
ticular^ clara infpiracion de Dios para h.t-
2erlo, porque de otra manera no podria-
mos'efcufar tal acción de grauifsimo peca**
do,porque quien a fi proprio fe mata, mata
avn hombre, y afsi comete vn homicidio,
principalmente enefte quinto Mandamié-
to de la ley.
D. Porque dezis principalmente?
M. Porque no folamente efti pro hibído el
matar, mas también el herir, el dar palos.o
hazer'otra qualquierinjuriaá la vida,oper-
fona del proximo. Y afsi Chrifto nueftro
Señor, declarando efte Mandamiento en
el Euangelio, prohíbe juntamente el eno-
DECLARACION D I tZ Í
jo ,e l odio,el rencor, las villanías, y.otrod
afeítos feincjnnres,o palabras que Cuelen]
fer ca u fa ,y rayz de las muertes, y por el
co n van o quiere que feamosmanfnetos,y
apazíbles, procurando con todos la con­
cordia y la paz.

Y
Afst anfido caftigados con pena, y.
eterna muerte, algunos quenoán
querido perdonar a fus enemigos,y
có eíVe odio, y rencor en fu corafó, án p
tido delta vida coforme alo q vnos padres
Religiofcs de la orden de S. Francifco,. lla­
mados fray Simón d eB rexa.y fray Maria­
no de Trcui.· contauan, que en cierta ciu­
dad de 1 talia morauan en cierta comunidad
■ynas perfonas ííruiendo a Dios, dos de las
quales tuuíeron entre fí no fe que diferen­
cia, y fe dixeron la vna'a la otra muchas pa­
labras injuriofasy pefadas,y quedándoles
el rencor en fus corazones, no fe hablauan,
mfaludauan. Paliados dos m eles,cayo el
vno dellos enfermo muy crauementc,de-la
qual enfermedad murió. Anres de recebir
Jos Sacramentos, confiderando el peligro
de fli enfermedad, hizo llamar afu enímigo,
y pedióle perdón, abra^andoíe los dos en
prefen<;ia de todos ( no fe que dizerme de
lo que agora fe figue, mas de marauillarme
DOCTRINA C m iS T I A N A . 04
délos incomprehenfiblcs juyziosdeDios·)
Saliendo el fin o del apofento del enfermo,
dixo a algunos: Miedo tuno el biten hom­
bre que me pidió perdón. N o habló tan ba-
xo, que oyendo el enfermo lo qucdezia,no
refpondieíTe. Pues dizes, que por miedo*
tepedi perdón, y perdone, agora te digo, q
ni re perdono, ni qifero que me perdones.
Y diziendo efto, perdió la habla, y entró en
la pafsion y agonta de la muerte. Am onef-
tauanlelosquele ayudauan a bien morir, a
Jaamiítad, y reconciliación co fu enemigo,
y a la contrición de fus pecados·, y aunque
con toda diligencia hizieron efto, no cono­
cieron en el contrición, ni conocimiento
alguno de fus culpas, y afsi murió. M uerto
pues va, y enterrado, eftando todos juntos
comicndo,entrc>el difunto en el lugar don
de eftauan todos alternados a lam efr. Fue
muy crard s el efpíhto de todos, porque lo
vieron conel roftro alterado, los cabellos
eri/.ados, los ojos encendidos·, yfentian los
tormentos que 16 dauan, y no veyan quien
lo atormentaua. Elqual con voz terrible,
dixo: Por el rencor ju ? o r no arrepentirme
fiendo amoneftaddj ^ardo en los infier­
nos , y arderé paraTíempre*; pero qu en
fue caufa dello , no quedará fin pe­
n a. Leuantate deeíTa inefa, 6 maligno,
DECLAMACION DE L A I
cauíador de tantos males, queefla es la fénj
tenciadélH ijode D ios, el qual no puede!
errar en fus juyzios, que pues no quifímos
tenerpazen la tierra eftemos en perpetua
guerra en el infierno. Y arrebatándole el
dañado de fu enimigo.le íacó por fuerza de
]a mefa; y abrafados los dos dan do fe de bo­
cados el vno al otro, 4|bmo fif ueran perros
rabiofos, fe abrió la tierra, viéndolo todos,
y fueron como Athan, y Abiroi^ que fe'
los trapo el infierno, dexando en aquel lu­
gar vn i ntojerable hedor. Fueron luego a
donde auian enterrado al otro, y no lo ha­
llaron alli; por donde fe entendió, que con
Tus cuerpos y al mas eftauan entrambos en
los infiernos ardiendo, adonde fiempre ci­
taran. .
Cuenta también Enrique Gran,en la dif-
tincionnona, exenvplo nouénta y quatro,
de vn hombre que eftÉia-muy enemiftado
con otro, y jamas fe quifohazer fu amigo.
Llegó la hora de la muerte, y no le quifo
perdonar; quien en vid in o perdona, tan
poco ío h arien la muerte. Lleuanle a en­
terrar, comien9an a j^ z e r los oficios delan­
te de vn altar a doi| jfiaua vna imagen de
vn Chriftotrucificado.Llegan alas lecio-
nes, leuantófe vn Sacerdote, y comienfa
aquella lección de Iob: Parce m'iht Detnlne:
DOCTRINA C H R ISTlA N A . P>
^perdóname Señor. Apenas huuodichoef-
t.is palabras, quando el Chrillo que eftaua
enchuado, defenclauó las manos, y con
ellas cabrio, y tapó fus oydos, y abrió fu fa-
grada boca, y con ella entonó: X tn pepcrcít,
non pdrcam: no perdonó, pues no le quiero
perdonar. Admirados dé femejanre caíligo
les prefenres, no quifíeron darfepultura fa-
grada a aquel hombre, por eftar fu alma en
el infierno fepultada. Y al contrario, en ef-
ra vida, y en la otra galardona el Señor co
bienes efpiritúales y eternos,*los que por fu
amor; y a imitación de fu Mageftad perdo-
nan^glos que los ofende, com oft fucedio á
S. Iuan Gualberto, el qual tema vn padre
qúefe llamauacomo el Gualbertory era va■?.
líente, y brauo foldado, el qual tenia ene­
migad con vn hombre que injiiítamenre
>auia muerto a vn pariente fu yo ,y para ven-;
garfe, le pretendía matar; y Iuan acudía a
la voluntad de fu padre, y andaua en los
mifmos.paflbs y cuydados. V n día yendo a
Florencia,el y otro criado bien armados, to-:
pó a ¿afo aquel fu enimigo en el camino.
defarmado,en vn palio tan eftrecho que'no
fe le pqdia huyr, ni efeapar. Turbofe aquel
pobre hombre, y echandofe a los pies de
luán, con grande humildad le pidió por
amor de Chrifto crucificado, le perdonaífe.
DECLAMACION DE L A
Fue tanto loque fe enterneció Juan oyení
docl nombre deVcfú Chrifto crucificado,
que )uec<"> leuantó del fuelo a fu ©nimigo, y
le abracó y perdonó , y dixo que eftu-
iiiclíe fcguro, pues auia tomado tan buen
abogado y patrón. Hecho efto,aquel hom­
bre ife partió confolado,y [Han ílguio fu ca-
mino, y entro en vna Igleíia que eftaua en
el, y le pufo a hazer oracion delante de vn
Crucifixo quealli eftaua. Y para que fe vea
quan agradecido es nueftro Señor délas o-
.bras que hazeiflos por fu,amoi*, cfpeci.ilmc-
tequando perdonárnoslas injurias. Aquel
Crucifixo fhclinó la cabc9a a luán, ramo
quien le hazia grabas por el feruicio qnc le
auia hecho, cri perdonar por fu ruego,y ref-
peto, la muerte a fu enimigo; o como otros
refieren, Chrifto eftaua en la Cruz* defcla*
uó el br.190 derecho, y quitófe con el la co­
rona de.efpinastic !a cabefa. L o qual vien­
do luán,quedó muy confufo por efte bene­
ficio y regalo del Señor: y pareciendole q
le Uamauapara cofas mayores^, determinó
de dar de mano a todas las cofas deMIglo,
abraf andofe con Chrifto crucificado y def­
inido. Y paraefto pidió al Abadide S. M i­
níate de Floren cia el habito de S. Benito^
y tom óle con muy grande deuocion, y vif-
uendole el habito de la Religión, procurc
DOCTRINA CHKjSTIANjC. 96 ’
con gran cuydado de ferde vernsRíbligio-
fo ,y fuelo tanto, que vino a fer fundador
de vna nueuaReligión,en vn vaílequepor
la efpeffura dé los arboles fe llamaua V alle
vmbrofa, que es en laProuincia deTofca-
na en Italia. Hizo envida y muerte gran­
des milagros, y defpues fue canonizado, y
puello en el numero de los Santos. Tocio lo
qvial tuuo principio por. auer perdonado a
aquel hombre que auia muerto a fu parien­
te. Eñe premio díi Dios a los que perdonan
a otros por fu amor.

Declaración del Sexto Mandamiento1


V e 1'e con tiene en el íexto M an
damientó?
M . Principalmente fe cotiene
la prohibición del adulterio, q es péBfr co la
muger de otrory porq defpues de Ja vidala
cofa mas c (№112da es la honra,por efta caufa
defpues del MSdamiento no matarás,fe pro
hibecon mucha razón el adulterio, p o re i
qual fe pierde el honor.
D .Porque razo"dszis,primeramente?
M. Porque fiendo los diez Mandamien··
tos ley de juílicia, primeramente fe pro­
híben en ellos aquellos peendos gn que
.mas claramente fe comete Ja in/uílicia,
y tal x s el adulrero . M as cambien fe
t D ECLA K ^CION DE L A .
prohíben fegundariamente rodas las otras
fuertes de pecados carnales, como elfacri-
legio> que es pecar con vna perfona confa-
grada a Dios. El incefto, que es pecar con
perfona pariente: el eílrupo, que es pecar
cnri virgen·- la fornicación, que es pecar có
cjuion no es virgen, o fea foltera, o viuda o
ramera, y otras fuertes de pecados más abo­
minables, los quales no deurian, ni aun no-
hrarfe entre Chriftianos.
D .Si bien y ó creó que todo lo que me aueis
dicho es cierto, y verdadero, querría faber
en que fe funda, que la fornicación fea pe­
cólo : porque no parece que haga daño, o
injuria a alguno, el que comete.la íímplcj
fornicación.
M . Fundafe en todas las leyes: eríia ley d i1
naturá za, en la ley efcrita, y en la ley de
gracia. En la ley de naturaleza fe halla, qué
cl Patriarcha ludas quiíb hazeí* morir vna
muger llamada T ha mar, la qual auia íido
ib nuera, y eftando entonces viuda, la auia
hallado preñada, por donde fe vee, que en
aquel tiempo, antes quefelc huuiefTe dado
h ley aM oyfen,porinftinto de naturaleza,
los hombres conocían que la fornicación
era pecado. Defpues en Ja ley de Moyfcn,
en muchos lugares fe prohíbe la forni<^ció.|
Y en las Epiftoífcde S. Pablo lcernds mu-!
DOCTKWA C H \ l S n A ^ A . 97 ;
.chas vezes,que los fornicarios no entraran
en la gloria del Cielo. Y no es verdad qu©
la fornicación no haga daño,ni injuria a al­
guno,porque ha2e daño a/a mifma rauger,
que queda por éílo infame: hazedaño a la
generación,por que nace ilegitima:haze in?
juriaa Chrifto, pues íiendo todos nofotros
miembros de Chrifto', quien comete ipeca-
do de fornicación, haze .que los miembros
de Chnílo fe conuiertán en miembros de ra
meras. Y finalmente haze injuria al Efpjri-
tu Santo, porque nueflr.os cuerpos fon té-
plós fuyos. y afsi quien enfuzia fu cuerpo en
la fornicación, profana el templo del E fp k
ritu Santo.
D. Efte fexto Mandamiento prohíbe otra
cofa, que las fuertes depecadosqye aueys
dicho? .>{·
M. Tambien prohíbe todas las otras desho-
ñeflidades, que fon cpniq camino..para el
adulterio, o fornicación; efto esj [mirar Iaf.
ciuamente, los befos libidinofos, y otras co­
fias fcmejantes,y afsi nos lo á enfeñado mié­
lico Señor en fu fanto Euangelio,donde de
clarando efte feXto Mandamiento diz«,qu*
quien mira vna muger con mal d e ffe o ,y a J
cometido en fu animo adulterio; y por eflo
es neceffario, que quien de veras quiere
huyr peccadoc tales, tenga.grande cvyd*-
DECLAMACION D I LjC
do de fus fentidos,y en particular de los o-
/os, que fon como puertas ¿o rlas guales
entra la muerte del alm a.,

D· T "V E que coníideraciones me ayu-


I n daré quando el demonio me tu
xere alguna tentación, conque
me incite a quebrantar eíle fexto Manda·
miento? 1
M . Entre otras, os podeys ayudar do lac©
Íideracion de las penas del iníiei j o , donde
rigurofá y eternamente feran atormenta­
dos los deshoneftósjy déla con íideracion
de la Pafsion de Chriilo nu«ftro Señor, que
«fcn fu cuerpo fantifsimo recebio tantas he-
rida^y acotes,-porque los hombres no le
ofendicíTemos. Y para que eñasdos confí-
derat'iones queden mas impr^lfas en vuef-
tra alma, os quiero contar dos TnarauiUof.is
yei'pañtcjías viíiones. L a priihora cuánta
Hcnrique Grán'i y aunque alega aPedro
ClunieíHÍe, yo no é podido hallar tal hifto-
riacíi los dos libros que el eferiuiode mira-
culis ^petobafta la autoridad de Henrico, p*
r.i creer la hiftoriaiEfta es,que hallandofe vn
rel'giofo en el vlrimo articulo déla vida,
\ n A ngel arrebaté fu alma, y dio con ella
en Us puertas de los infiéraos, donde por
DOCTRINA CH RISTlAN A. 9%
verlas penas que fe, padecían, comentó á.
temer, y temblar: pero el Angel le anim»
de m anera, que pudo notar muy bien lo
qHspaflaua. Y lo que mas notó fue, qua
vio entrar de nueuo muchos demonios,qup
con grande rifa y mueftra de cotento, coi*-.
rían de.vna parte a o tra . por la con den a-.
cion de vn pobre .01090 queconíigo lleua-.
u'an, el qual lo prefentaron a fu Ppntifice,
que con mueílras de agradecimiento los
alabó mucho por ello, y les dixo, que pues
cl.mofo que auiah traydo auia íído en el mu.
do tan amigo de fu repofo, 4ehizieíTen af-.
fen ur en la filia que para el fe auia guar-,
dado. Y Tentáronle en vnafillabien encc-
dida, y.de tal fuerte, que íi fobreella echa­
ran todo el maV, jumamente con los rio ?,,
no bailara á apagar el fuego.ívlando tambic
q en pena He fus policios trages, Ic cubriefse
co vna de fus capas, y echáronle a cueílas.
vna capá no menos cncendid.i, fínom ásq
la filia. T.eniendóle en efta ppftura, mand<>
q le dieTTen de HeuerVy fuelle de fus buenas
y regaladas bellidas:,trax.eroñle vn gran vjr-
io lleno de vn he^or intolerable,q en beuié.
do fe fuéderraniádQpor todo fu cuerpo y
niiébrosVcorno vna.cncédifsima l ’ama. L ú e
go mádó q fe le dfeitealguna n)ufiq, ccm á
a tan anii£ó d e ílá .'L l¿ ¿ ^ ¡n los d.emóh'os
DECLAMACION DE Z A
con dos trompetas en las manos, y poníen-
d ofelasalcsoydos, comentaron .uotfartá
fuertemente, que por la bocanarizes , y
ojos le hazian defpedir grandes ll.ini.is de
fuego. Mandó mas, que le lleuaflcn a vna
estriara, donde con eternas penas, y amar­
guras, paíTe los fuzios deley tes que auia te­
nido y gozado. Fueron, y metieronle en
Vna cariara,que no auia horno tan encen­
dido y tan apretado como toda ella>y eftaua
llena de-fieras ferpienres, las quales como.le
vieron, enuiftieron luego con el,y en pago
dé los abramos, y befos, lo ábra9aron, y co­
giéndole entre*fus vñas,lo defpedafaúan y
mordían con indezible fierezay crueldad:y
en pago de los torpes taftos, lo tpeauan y
manijauan por todas las partes de fu cuer-
pci,con tanto dolor y tan graues torm en­
tos , que no ay lengua que lo pueda decla­
rar^ y en aquél lamentable citado lo de xó el
K eíig io fo , qúando boluieron el alma a fu
ctíe'rpo,y contó todo lo 4ue auia vifto, con
qtíán graues dolores págalo poco que fede»
Jéyco efte m ofo·
l a feguñdá.ctientan graues autores,aun­
que no por la mefma palabra. Vn Religiofo
jYqiiicio tentado dcdeshoneftidad, ándaua
pordexar el habito, e Kirie del monníterio.
Para cumplir Ju mal iát¿tito > tomo el de.
DOCTRINA CH AlSTTANA. 9$
monio figura de mancebo mundano, y lle'^
gandofe a el, le dixo.· Entiendopoco mas, o
menos tu defTeo, quiero tu amiftad, y como
amigo darte contento.Sabe que cerca de
aqui entre vnos fiíja le s .y arboleiasay vnas
mugercs, y podras feguramente entrete­
nerte con vna dellas. Oyendo eílo el ten­
tado, no aguardó mas, fino que moftrando
agradccerfolo, y que en otra ocafion lo pa­
garía, dixo que fe adelantarte, que el le fe -
guiria. El demonio yua delante, y el nout-
cio lo feguia. Auia entrado ya en la arbole­
da y felua, quando fe le pufo delante Tefu
Chrifto entragedeH eligiofo anciano del
mifmo conuento, y preguntóle: Donde
vays h;jo? R éfpondioel nouicio- Vos no
foys mi padre, ni maeftro, que os va en fa-
ber donde vo y? El R.eli<?iofodixo: Cierto q
tu eres mí hijo. Indignóte el nouicio,y con
voz alta le dixo: Dexadme, no me íeays ino
lefio,que vos rió foys mi padre, ni perfona
que pueda ertoruarme el camino. É lR eli-
giofo apartó el habito, y moftió e las m a­
nos, y el coftadp fangriento con las lhgasy
como e(H vn Crucifixoj y dixole: Agora
creeros quefoy tu padre.Dérrit ofe el noui-
cioen rierra, con dolor, y quebranto gran­
de de lusculpas, diziendo: Dios m ió,y Se­
ñor mió. Chrifto añadió: V e ,y confie fla tu
mct ¿oración pt tjt
¿»¿ciado, y fabc que el que te guiaua al car­
dal, era el demonio, y te lleuaua «i donde
qvtifiera quitarte la vida. Boluio el nouicio
almonafterio, aniendo defaparecidQfeleel
Señor, y vio al demonio qüe bo lu ia en fu
feguim iento,y traiatal p atío, que le alca-
jó prefto, mas llegando le defconocio, y
pallaua adelante, diziendo: Ciertamente
efte no es, porque todo era m ió, y poder
lleuaua para le matar entrando en el cardal.
Entendió el nouicio la m iferico F d ia que
D io sv fó con el, entró en el monafterio, y
confefsó fu peccado, y yiu io en adelante
con mas recato.

Declaración ¿el Séptimo Mandamiento'.


I). Ve cofa contiene el feptimo
W v Mandamiento?
^ M . Contine la prohibición del
hurto, eitoes, el tomar hazienda de otros
contra fu voluntad , y con buen orden fe
prohíbe el hurtar ,defpués que feá prohibi­
do el homicidio, y el adulterio,; porqueen-
’ tre los bienes deltemundo,defpuesdela vi­
da fe eftirha la honra, y defpues de la hon­
ra la hazienda.
í ) . D e quantas maneras fe vá contra efle
leptimo Mandamiento?
DOCTXJNjC C fíR T S n A N A ’ Tor» .
M · En dos modos principales,a los quales fe
reduzen codos los otros. El primero modo
princin.il-es,quitarla házienda a o trrse f-
condidament.e, y efto fe llama propriamen-
te hurto. El fegund" modo principales qut
tar a otros lo que ¿s fuyo manifieftam.nre,
como hazen los ladrones de camino·, y efto
Je Mama rapiña. Y íí bien el Mandamiento
de Dios, habla del primer modo, diziendo:
No hurtarás, con todo ello fe entiende rain ‘
bien del fegundo: porque quien prohíbe el
menor mal, fin duda prohíbe también el
mayor.
D . Quales fon los pecados que fe reduzen
al hurto, y a la rapiña,y eftan prohibidos en
e^e Mandamiento?
M.Eftos fon.Primeraméte todas las fraudes
y engaños, que fe ha/.en en vender, y cojn-
prar, y otras contratos femejantcsvy efto fe
redil?.« al hurto,pirque quien hayelas tales
fraudes, efcondidamemc tomó del proxi-
mo mas de lo que fe le deue· Segundo todas
las víuras,'las quales fe hazen prelbndo diJ
ñeros,con paito de q fe reftituyan co vn ta­
to m as,yeftoicrcduzealarapiña: porque
quien haze vfura mamfieftamenre, pide,
mas de lo que le á d.ulo .Tercero todos los
dañosquefe hazen al próximo , aun­
que el que los haze no e m e nada: como.
■kT 1
DECLAMACION DE LjC
guando vno quema la cafa de o tro; y efto fé
redice alguna vez ai hurto, y otra ala rapi­
ña feaun que efcondida,o manifieftamente
fe hr'.e e! d iño. Qnarto, quien no reftituye
lo «.jueeítá obligado, peca contra lo tnifnio
Mandamiento, yes como fehurtaíTe:por­
que tiene Jo que no es fuyo contraía volun
tad.de ctiyo es. Quinto,peca contra el mif-
tno Mandamiento, y comete hurto quien
' h líla algo que otro aya perdido, y fe lo to­
nina para fij y digo que otro aya perdido,por
que no es pecado tomar aquellas cofas que
no fueron de alguho, como las joyas qttea
Jas vezes fe hallan a las riberas del mar.Sex-
to, fexeduze al hurto, y a la rapiña el apro-
priarfe cofas comunes: porque quien lo tal
haze, priualos compañeros del vfo de lo q
er^de todos.
D . Dedeo faber, ú. el hurto es grande pec­
cado.
M . Todos los pecados mortales fe puede lia
ñiar grandes, porque priuan alhom brede
Ja vida eterna, pero el hurto tiene efto de
propno,q induze a grandifsimos males. Y
afsivemos queludas por el vfo que tenia de
hj-irrar, apropriandofe aquello que fe le da­
ña para vfo común del Señor, y también de
los fantos Apollóles·, llegó finalmente a vé-
derafuM aeftrofantifsim ó. Y c á d a diave-
DOCTXW jt C R IS T IA N A . roí
mos que ios faíteadores matan hombres, ^
nunca án vifto, ni con ellos tienen odio al­
guno, ni enemiftad, por dedeo Í0I.1 mente
de hurtarles Id poco que lleuan; y Dios per
mitcque quien quita a otros lo que es fuyo
lo pueda gozar poco: y afsi ludas fe a hocc£-
el niifmo, y los ladrones de ordinario'§¡jjHjí<
en manos de la jtifticia.________

r ■ 1 Odo loq ual ccnfirm any c5 ptp¿*


I uan los cafos y fuceflos figuientési-
•JL El primero cuenta fan Pedro D a ·
miaño Obifpo de Oftia, de vn hombre lla­
mado Pambo, el qual viuia en Rom a en el
tiempo que el Emperador H enrico tom óla
corona d¿l Imperio. Y fucedioquela mef-
ma noche de Nauídád, y a que auia anoche­
cido, paíTo vna piara de animales cerdofos
por el portal que llaman de la Fcria:y como
Pámbo era nccefsitado, y no tenia que co­
mer la Pafcua, hurtó vn animal de aquellos
y apretándole la garganta,porque no hizief
fe ruydo, lo Ueuó a cafa, y le dio a fus com-
pañerós para que le aderefaflenpara eldia
ñguiente. Venido pues el facrofanto dia
de Pafcua, comió del animal que auia co­
gido, holgandofe mucho de auerlo hurta­
do fin atender que Dios le auia vifto, y
que auia de tomar del venganza , la qual
DT.ClJCM ACIÓN DE X . / Í
5io fe dilato . Porque la figuienté nofi
che , como era hombre de guerra, fafio
confu cauálloa hazer centinela, yfintien-
<Io ganíi de dormir, tomó fit cauallo y fe ló
ató a la mano, y con efto fe durmió. Y fii-
cedioquceftandodefta manera, pafsó vn
ladrón por alli, y futilifsimamente delató
la rienda de la mano, y le lleuó el cauallo
co'fn freno, y filia. No mucho defpties def
penó, y hallandofe fin el cauallo, dchó de
.ver quefeloauian hurtado, en caftigo de
.que el auia hurtado aquel animal de la pia­
ra,y.fe leauiantomado de la mano mifma
con que el ama hecho el hurto: y dio eradas
al Señor, porque el caftigo auia fido tan
prefto, y no fe lo auia dilatado, como fu·
..Mageítad fuete hazer con los pccadores,fe»
gunla Efcrituradize. PaíTan eñ bienes, y
deleyres fus diss, y palian en vn punto al
infierno.
El fecundo cuenta el Padre fray Chrif-
touaf Moreno, por eftas palabras: No de­
jare deeferiuir (aunque con grande dolor
y laftima) lo que entendí y ohi contar, ha­
llándome vo en Roma en el año de t5<7·
gonernapdo e1 Sunimo Pontificado Paulo
IIIl.d egloriofa memoria, el qual eca Na­
politano,de la tluftre cafa de ios Garrafas,a
los muy Rcuercndos Padres fray Bernar-
D o c u W a Cr i s t i a n а . ·*«*
ílinodeTiboli,Proiiíncial déla Pfonincia
^deRoma, fray Simón de Веха, Letor cíe
Theologia, y fray Mariano de Cení Guar­
dian del Conuenco de S-Maria'de Ara Слг-
li, déla ciudad de R om a, todas perfonas
antiguas, y de autoridad, fé, y crédito. Kl
cafo cftraño, que algunos años antes aniá
acontecido en la ciudad de Loca enítaiia
es, queeftando comiendo vn dia en el co-
uento d¿l Seráfico PadreS. Francifco de
los obferuantes, todos losreligiofosen co­
munidad,tocaron la campanilla de la puer­
ta. Abriendo el portero, vio vn frayle vef-
tido del habito del Padre S. Francifco, el
‘qual le dixo: Padre yo foy embiado por vn
gran Señor, para que diga cierta embaja­
da al Guardian en prefencia de todos los
religioios, vuefla reuerencia déauifo. C o -
mimicado con el Guardian, y tenida licen­
cia, entró en el refitorio, adonde eftauan
todos los frayles fin faltar alguno. Y ef-
tandoenpieen medio de todos, dixo: Pa­
dre Guardian, y Padres Religioíos, no to-
weysefpanto de loqueos dixere--Yo foy
el demonio (tentador de las almas, perfo
puidor e inquietador de los que firuena
Dios) embiado aqyi porel gran Dios,y Se­
ñor qne todo lo puede,y manda, no temáis,
que de mi enojo al guno recibireys, m orare
DECLARACION DE L jt
éntre vofotros énefta figura y fembrantej
el tiempo que fu Diuina Mageftad querrá;
Vofotros callad, y no defcubrays efte myf-1
terio porque no os caftiguc Dios. Y pediré
todas las íimofnásdentro de la ciudad, por­
que afsi es voluntad del que me crió, y por
mi fol-'cmia caftigó. Viendo les relisiofos 'et
aquella la voluntad del Señor,callando fer-
uianafu Mageftad, marauillados délos fe-
cretosde la infcrutable voluntad de Dios,
Eftuuodos años el demonio en el conuento
y cada dia'yua a pedir limofna por la ciudad
y en particular a cafa de vn mercader muy
rico, adonde defpues de auer pedido limof-
jia, lin que le la dieflen (porque el merca­
der era muy firt piedad, y jamas le daua) le
dezia:Has penitencia,reftituye fo que deues
y ten dolor de tus pecad is. q no fabesquan
do morirás. Y el mercader no eftaua allí,
de/.ialó a fus criados, porque fe lo dixeflen.
Paliados los dos años, dixo el demonio al
Guardian y frayles.· Y a es comalido mi mi-
nifterio, enbiome el Señor a efta ciudad pa­
ra que predicaífe a tal mercader,que hizief-
fepenitécia^ycafído innumerables medios
á víado Dios para coñu^rtirlc, y muchosa-
ñosleáagradad i a penitencia yenmie-nda
de fu vida, y ¿amas aquerido correfpond¿r
alasnitrcedás diJDios; ya fu malicia es cu-
. DOCTRINA CHRjSTIAN A. 10}
jpltda delante del diuino acatamiento. No.
me puedo mas detener, y vofotr.cs guardad
'lo que promerift.es, porque no os veays en
el mifmo trabajo. Y en efte punto fe defapi
recio delante de todos. El Guardian, como
fuefle prudente, en la mifma hora fueaca-
fadel mercader con algunos fantos y perfe
tos religiofos, para darle auifo al mercader,
de lo que paffaua: pero poco le aprouecho,
porque auia ya tanta tépeftaden la cafa del
mercader triftey defdichado, que ni ellos,
ni muchos clérigos y religiofos dediuerfas
partes,pudieron entrar. Palfadas caíi dos ho
ras quietofe la gran tormenta, y entrando
dentro, hallaron que los demonios fe le a-
uian lleuado en cuerpo y alma alosiníier-
nos. Y predicando el Guardián lo.qu?. ,paf-
fiua, alabaron tedos a Dios, que de tantas
maneras llama a It.s pecadores a peni’tencia
y temieron viendo con qüánta feueri.d;i<i,y
uan juftamente caftigaálos defagradeci-’
3 os, que fíendo llamados al dolor y contri·*
cion de fus peccádos, no quieren correfpo^
der a los diuinos lia mamientós.
M uy al contrario le fucedio a vn grap lo­
grero, que cayendo en vna grauifsima en­
fermedad, boluio en fi,y doliendofe verda­
deramente de todos fus peccadt s^hizolla­
mar yn defereto Abad de la Orden de S.Be
DECLAMACION DE L A
níto áquien dtxo: Por quanco, Padre mío,
la enfermedad que tégo no me da lugar pa­
ra difponer de mi hazienda, os la entrego
en vueftras manos, para que reftituyayslo
mal ganado antes que me muera, y de lo tj
qiiédare hareys lo que fuere de jufticiayra
zon. No quiero llguar tras mi tan pelada, y
graue carga, mandadme luego al pyntolle·
uar al monallerio adonde defleo morir, allí
coíiftíflare y encomendare mi almaal.Señor
que la crio. Y confio en íu Diurna piedad,
que por la fangre oue derramó por los pee*
cadórcs, y por medio de las deuótas oracio­
nes que harán por mi los religmfos> fe apia­
dará de efle pobre pecador. Hizofe afsi,y
entrando por las puertas del conuento efpi
ró, fin tener tiempo deconfeíTar. Mando el
Abad lleúar el cuerpo al capitulo 'del mona
iíerio, y antes de enterrarle reftituyó lo que
abismal ganado,y hizo largas limofnas por
fu áiina, par» que Dk s !á librafíc de las pe*,
ras del Purgatorio (fi en ellas eftaua deteni­
da.) ÉHando los Monges cantando junto al
cuerpo del defunto a dos coros, aparecieró
qúatro demonios a la finiéfti'a de las tiridas,
adonde eftaua el cuerpo (a cuya preferida
cafí ti dos los Monges huyeron) quedando
algunos délos mas perfetos, para ver el fin
de la vifion. C i j ^ e y c o el que parecía Jruyá
DOCTZIXA CHí{TS7T y íN Á 10 4
pal, a deztf: DÍxic in wfíut> O" ÁelinjUAt, vi fe·*
tnft'ttf>, non 1p timtr Dei Ante fculos eius. R e fp o
dio vi (efundoiQufniam dflfJe, egitjvtinue nía-
lar mítjHUus eius tilulinm. Añadió.el otro, Ver*·.
l>4 tris eius ¡nanitas, & delus, voltuttvteHtMre^
vt bene ayeret. C o n clu y o el qijarto, dizicdoi
lm*¡Hit*re?n mediatas ejl· in itubUift·, ¿fiitit owni
y u non lena, wdlitiam atitcm ntn idiuit, C o n t ®
das eftas palabras entendían los demonios
<líir a entender la mala vida, dañadas, pala­
bras y penfam ienros que-auía tenido efte v i
uiendo, y por tanto que le pertenecía dere­
chamente fu cuerpo. A lafazon apareciólo
quatro A ngeles,le reftituveron, diziendo e l
primero: Vvnttne in (¿lomisericordia, tva, c r v e -
ríias tua vfjue n i nubes. Añadió el fegundo: 1»
fitetd tu4fetur mentes D el , (7 iudtc‘14 tmt aljjfus'.
multa. D 1X0el tercero, Filij· aute/» hetntnHnty :
inttgmlnt *Urum tünrum fperabunt. C o n c iiiy c
doeíquarto refpondio: Hernintt, cr_ iumentÁ
fdbabtsDomtne, tjitemaimtium /uultifllcañtmi*^
j'cricerdlam tkdra Deus.C o n las quale'saucorida
d<s, declaradoras del abifmo déla mifericoC
día de D ios, moftraron los fantos A ngeles
del cielo, quen o tenían que ver los:dem o- ·
utos con a quel cuerpo*, cuyá almaeftaua y a
gomando de D ios por fu fuerte,grande,fer-
uionte, y verdadera coutricion.
DECLAMACION DE i j l .

Declaración del ottauo Mandamiento^

® ^ “ 'V Ve contiene el oftauo Manda-


O ■ miento?
. Ya fea hablado de las inju­
ria? que fe hazen al prcximo con obras, agó
ra fe flguen las que fe hazen con palabras:
y por eíTo el o&auo Mandamiento prohí­
be el falfo teftinionio, que es vna principal
injuria que fe haze con palabras.'
D · Querría faber, fi es contra cfte Manda­
miento, quando vnodize vna. mentira, íin
daño de otro.
M . De tres modos fe fuele dezir la mentir a.
L o primero con hazer daño al proximo, co­
mo quando delante del juez, vno tcftifica
de o*tro, que á hurtado, o muerto, fabiendo
^ueno es verdad; eíla fe llama mentira da-
ñofa y perniciofr. El fegundoaprouechan-
do al próximo, como qtiando vnodizc me
tira para librar a otro de algún peligro,y ef-
tafe llama oficiofa. Lo tercero fin dañar*
ni.aprouechar,y efta fe llama mentira o-
ciofa.-El primero deftos modos es prohibi­
do propriamente en efle Mandamiento*
porque aquel no folamente es tefti monio
f.’.lfo, pero injuílo también > y grauiísimo
pecado, Losotrp-sdos.modos(aunque no^
D O C JtlN A C H M lW A N s f IOf
tengan.eníiinjufticia) no fórt pécaidós ¿añi;
graues comoelpriínefo', fon éojfíódo eíloí-
pecados por lo ménos'veniales, pbfquepcií·'-
cofa del mundo no fe puede dézft merítiF*
D . Eft¿ precepto GonVreíiéo t f i' ¿cía qtíe Ijfc1
prohibícíondelairientira. ' ·' ¿
M.Tarpbien cómpréhendeia pfohíbicioííí
dé otras fú£'r tés-de pecados qüe^contergiij ‘
con l:aleri:guayy éín; cfert'á máfréráTórédti“;
•¿Aú áifalfó íéffimónioi-y'¿Silba foñ'la c a № ·
ttínhéliay óí.afrériCáv ia> jnürrnííÉáelaíi y y líf1
riuld'ícío.A;; ’· f 1 ••'•r **">·.·;·
D>Que quiéré dezir- afréhtai ¿ éá|ttiwn$lr».? j
M, L a á fr e iit íi ©
bíá pafá' déshoílríiiU^proxijtiq, ídmoiqiilfc'
dbfe dize a Vn©qWá$%ftó¿áWéVd& p&e&i
jnyzio, vH’,'tofáriie^y:<íbTas fehtój^^
^ ^ S d ^ é É á t f ^ i í S í l p & & & W 0Á 4 ftinKr
dte1 frarzer;:injuriíÁ)ld mitóftfa£t8 &lüádb>:en.'
etíajftto' Éu&^elióyd«n4 &dte«íBíqiIiM»as»>
rea fu proximo ignorante, fetó di?nb'd«lp
fuego del infiérno-y-é dicho qüárfdoféAlftí
zfecon •a!ritifeo:déhsae'r injuri^ porqúe^uí^.
dbfé dlizé/p'6 f ;fe«№t.aTio' poé' ¿m o M ñ ar^ cn
corrtegfr^otíio algifnai vez haz& cóñ el fcifa¡t
eipadfe,;¿rínieftíro ¿bíí erdidpulói íjnpe*
foñiíe'iiládfc· i:rtjiWia4'ler entonces no
rfrentáji ni ©s;pfecsfdo, fino por ventar# ¡we?
. D S£L A \ A C I0N D i L A . -
Q r.Q fic cof.»; es m uFm .uraeion /
M .La mumniracion.esquitarlajama ajjjr©·
x^mp, diciendo mal deU y efto £o ha^e, 0*
djziendo mal falfameme, o contando el·
verdadero, pero.que eíli ocukojiaziert'
do afsi perder la buena £ima,la qual teni*
PriW coí>¡aqHcU'os que no tienen íioticra cíe
li¿pecoadpy'Y efta murmuración cs> vn mal.
m yy irequente entre'los bombees, y mqy
fiequenre y peligrofo r porqqeja'ramae*
i^iis/nipor^aníe quela.haziendí>.y,de ajgu··:
nos eftimada mas que lapropria yida.y.pof;
effQ^s^TaHdc .mal hazella perder: y. fuera;
d ^ p ¡es fácil cofa, que ales otros rúales ft>'
h^'.eremedio, pero cpnfum a dificultad fe-
jWffde ebb^pc la fama perdida» Y.con tc.dft
tQ fañ l á qui.ta&M:GA fu ¿murmura^,
cían, a! ceuituyría: afsi .$uces'
^^ifsihi.o ty^n^ejodjszii; bien f í e n l e de to>
da»quaado:cpn verdad, fe puede; h a z ^ 'y s
qbín do ho calla r.
quiere dezir., maldición?
JV£.Muldicion es, quando .vno matfdize a-lfc
pjjpsimoVdiy.cdo: maldito, feas^o ^.erda'deh
re jriint e le ocha diuerfas fue f tes de majdi-)
éfepesl pon de¡zir,;.ekaJ,o e» tal jnal te yen»,
jBK'yiíle maldezir cs'.pfa«ifsimQ; peccadoí
«joaada fe hi«e eon.c4>s»>© .^p-d^ffgq de;qu]&
aquellos tales ie A ligan de verás aí proxi*;
d o c t r in a c m is n A N A · to s y
mo; mas quando fin odio fe hazc,y fin mal·
delTeo, por burlar, o por ligereza,4por algunr-
fubito enojo, fin kducrtir a lo que fe dize, es?
el mal menor j perofiempreay mal,f>orqa®'
.de la boca de vn Chriftiano, quees hi/oíd^
Dios por adopcion, no deurian faliríín'o1
bendiciones.

el mundo. · ... .··


M. Cuenta el Do&or Santoro, y Eñriqáe
Gran, de dos compañeros,· v n o d e losqua-;
les era de mala lengua; y cayendo m ak ríu
ámigo le aconfejó que hizieíTe penitencia;
pero el no fe le dando nada d¿- la mtiérte <f.
cerca leeflaua, nunca qnifo dil'ponerfc pa­
ra ella. Llegando finalmente alo vltim b,fir
compañero le pidió, y el le prometio,•qiíefi'
ledaua licencia bol ueria dentro de tfe y n tá
dias a darle cuenta de la fuerte-que le cupief·
fe. Hizolo>y aparecióle pocos dias defpuesí
tan encendido, que de puro temor, y efpaHi
to fe defmayó el viuo·, y boluiendo en íí»
oyó qu.é le-de¿ia: Y o fo y tu defdichado coV
pañero,p.orqilié en vano ruegas aDiospues
foy paraitépre CQdenado.PregutOle.al viuo
D SC íJiK yfC lO N -m L A
iíomo k) auiftpaílhdo· en· la agonía de la mu
erteíRefpodwle: linel vlttmoumiculo.fuy
prcfentadcrdclan te dct luez fupremo, ycf-·'
tajndo; temblando da temor, vi rmiojaas ab
gíasrefplandttdontcsvlasquales tendiendo.
l^iJíajO^.secrntri nu,.claiMauan al luez: Se­
ñor, vengad m ieftnjionrad efte meiuirofo
murmurador, qué tanto nos á infamado có
jfú maligna lengua. £Í íuez oyendo eíío,me
uoifóceavn ш г о tan dyrado, y. m¿ mof-
wó-vnf«mblanc<£'cm ctííirraci&.que yóco-
íufoiy eípaijíádode lo queveia, y'coad’ena
do por mi mifma conciencia, meoluidéde
míyy dé'la'merceAdb Dios, y ccrnua defef-
pcri?d®;ácdbií.’eimpenit6jroe:moTi¿y me có-
dítrté. . ;
;.:Elímiftm(iHéonqucGran.dj 2 e^ qwe en et
Iíbcoltrnindbífaíbcui)asmoram,leyí> de vni
jnurthuradQrjqué'mnnoitenclefdichad'amé'
te^qnérit.níJ&xpíKlo cóníeíFár, noqucrieri-
diojDio&q.iíervoimixaffeelipropciavenenolá·
Itngpffycpwtfoniu maldezir. a otros 'imri-
t'htiqa.Hle apareció я лей)fu cofioei<io¿poc»
áeífpitó deiíniter'Oa: y demás derfaúnféf nal-
tdage y o g a r a , tcaina- laulqogüa fuera^ela?
brtca,. hecha! vha.afcuav y ta n larga: ¿fue fe ar
-iraílrciua pt>fcíáinM$ y d ш¥Гдао emiddifad©,'
que h mrfhia; ladauá.ewifllesdéritóll;ída3i y
con e lia ¿ b e s^ ii^ n .m é Q u d o sp é d a f© «
VOCT^NjC· Ctflt;lS77A N A .· 107'^
defpues Ce tornaua a roparat,qu edaivdo:$ñr
tera,-y c'de nueuo tornaua;*· ^morderla,.y
cortarla con dolores acerbifsirtios. Pregíi.a-
tolo el viuo, porque .-padecía aqMcJlfl .pisos»?
yrefpondio, porque mientras; yívii, foi-a y
mordía las vidas tie los.otros,:$ $ f ^f3;o fe**íl
mi ecernotormem'o,co'n otrorí muchosqijc
pade¿co, porque en el infierno caftigan-íi
cada vno en lo mifmo quepeoó.

Declaración delwueno Mandamiento*


D. Ve contiene efte· noueno Man
W W daniiento?
^ ■ -* - M .C ím tie n e ia prohibició del
dedeo do céner la m uger del próxim o: por-
quc (i bien en elfe xto M udam iento fe á;pro
•hibido el adulterio,; ¡can todo;e’fto aquerido
Dios prohibirá parte el defieo del adulterio
para darnos a e n te n d e r , qugcftos foti-díts
peccados diuerfos; ’ · . '*.·> V '·:· ·
D . Parece que con éfte Mand.'imientotnb
fe prohíbe el deffeo del adulterio«} vnafrnu
ger haze cóel maridr>deotra,ímo;fnlaniré'-
tc el deffcó del adulterio queftaze el hobfe
con la muger dá btrór pues folodj 2 e,no'Co-
di ciarás U. tira gef.de tu próximo. :·
M. Noes:'afsi, porque fe prohíbe tantor él
defleo del adulterio del hombre como el
DECLAMACION DE L A
'íáe la muger: pórque íibien fe <lize, no cu-
diciarís la nniger de cu proximo; con todo-
eflb,loqnefe dizeal hombre, fe entiende
ferdichoala muger: porque en el hombre
como mas noble, es 'comprehendida tam­
bién la muger; y vltra de eíTo, todos toben
-que es mas infame (a lo menos para el mu­
do) el adulterio de la nvuger, que no el del
hombre, conio también la honeftidad,y la
vergüenza es mas loada en la hembra, que
,en el varón. Luego'íi al hombre fe le prohí­
be eldeflear la muger de otro, lín dúdale
es prohibido también a la mugerel defícar
el marido de otra.
I ) · Arrriba me acuerdo queaueir€icho,que
donde fe prohíbe el adulterio, fe prohíben
también todas las demas fuértes de pecados
¡Carn ales, deífeo faber íi fe entiende lo mif-
mo del dedeo. * *
M . No ay duefc alguna, que mientras fe pro
hibe el defleo del adulterio, fe entiende ti­
bien: prohibido el defleo déla fornicación,
•yde todas lasiotras deshoneftidades,porque
vna.mifma raíó es la de todos eftos pecados
D . Deífeo faber, íi qualqificr deffeo de la
muger deotFo íeapeccado, aunque no fe
coníienta con laVoluntad el tal defleo.
M , San Gregorio Papa nos á ehfeñadó,qué
en el mal defleo ¿s_tres grados. El orime-
DOCTRTÑJr CffI{TSnANjt. 10$ ,
ío fe llama fugeftion· El fegundo delefta-1'
■cion. El tercero confentrmiento. La fugeí-
tion es, quando el demonio nos pone en ¿1
animo vnj>énfamiento d2shonefto,el qii&l
vá acompañado vn pmjcipio repentino de
mal dclíco.- y fia e ftí, ftinn f« haze Iué-
go reííftenciatal, que no lle g u e a delega­
ción alguna, el hombro no peca·', antes me­
rece con Dios: mas fi la fugeftion r>aiTa a fa
deleitación fenfual, y todavía' no ay el co -
Tentimiento de la ra?on y voluntad, entórt
ces el hombre no eftá fíii algún pecado ve­
nial·, masíi a la fageftion y deleclacion,fea-
ñadeél cpnfentimiento de larazon, y vo­
luntad, de tal modo que el hombre eche <fe
ver lo que pienfi y deífea, y voluntariame-
te fe cité quedo en el tal deíTeo y picntamic-
to, haze pecado mortal,y efto es lo quc r>ro
priamentefe prohíbe en efteMandamiéco.

Afsienlas Coronicasde S.F ran -

Y afeó fe cuenta, que declaró el Sei-


ñora vn gran ücruofuyo, y reli-
gjQlo de aquella Orden·, llamado fray l
Aluerne,el diuerfo modo co q í? áüiá ios fé
Iigiolos cóica las rotaciones·,efpedafrriéredS
tra los pc&tmiecos d¿ la carnc,porqvnas Ve-
PÉCLAKutClON DE Ljti
•2fiSr vendan, otras eran vencidos, y pecauí
/Ve,n.iíil, o mortalmente, todo lo qual £e Je
feprefentó desamanera. Vio cali inunie-
íables demonios, que fin ceflar arrojauan
liiuchas fieras, algunas de las quales con
grandiísifria ligea * oluian contra los de-
moníGs, y entoff,, líos con grande da·
mor dauan a huyr como afrentados. Otras
. aquellas faetas tocauan en lf'S religiofos,
fiias luegp cahian en el fíjelo fin hazerles
,<ia.0Q alguno: otras entraban con el hierro
liaftg la carne, y otras paffauan de parte a
"jpártéel cuerpo.
“ También atenta el Dodlor fray luán
fUulin, queáfiia vna muger calificada, tan
dada a obras de toda virtud, que fu Obifpo
í| tenia por fanta. .Sucedió que efta trifte
íeñorapufo los ojos en vn criado fuyo,y
repentinamente fe dexó Ueuarde vn pcn-
fa'miento de flaqueza, demanera que con-
fintioencljpero como no fue cofa puerta
Cn obra no curó de confefTarto,aunque mu·
.chas vezes fe le acordaua, y más fe le acor­
dó, y la remqrdip eítando para morir;· pero
.premlecio la verguenfa de manera,que fin
¿pnfelfarie /purio, y el Obifpo que era fu
-cojnfeflpfja íépültóenfu capilla.La noche
iígnienKj, leuantandofo el Obifpo a May ti­
fies antes que ios demas, fe entro en fu ca-
DOCTRINA C R ISTIA N A - t 09
pilla, y al entrar le pareció que coda ella ef-
taua llena de fuego como fí fuera vn horno
encendido. Gon todo entró, y vi <9que fo-
bre I.i tumba de aquella muger eft.uia vn
cuerpo tend do,y debaxo del vn grands fue
go, y muchos demonios, que con inftrumé-
tos dehierro atizauan el fuego. El Obilpo
admirado di lo que vei#, mirando, bien c 'v
nocio que aquel era el cuerpo de fo penitc-
te. Con todo effo, para mas cercificarfe¿ Itt
conjuró por Chriftoy fu Madre, dixeiTe
quien era, y porque eraran feneramenre.a-
tormsntada. Ella refpondio quien era, y q
por no auer confesado aquel penfamiento
confentido era condenada.
Declaración del décimo Mandamiento·
Ve contiene el décimo Mand.i-
miento?
M.Contiénclaprohibicion dcsl
deíTeo de lahazienda aeena·, tanto eftables
como fon las cafas,viñas,y otras taies c o í j s ,
quanto muebles,como fon dineros, anima­
les,frutos, o otras cofjsfemejantes: y afsi íe
cumple la juftiria¡perfeta,np-hazicndo no-
fotros ai proxitno injuria, ni tanpoco en é l
penfamiq-nto, y difleo.
D.Mucho me maguillo como auiédo Dios
prohibido el homicidio, y el adulterio, y el
m c iy C R jic t ó N τ>ζ i j t
íiurto,no prohíbe el delteo del homicidio,co|
πιο prohíbe el defleo del adulterio, y elhur,
to. 1
La razón es efta,pofque no delíea el hó·
bre principalmente fino aquello que le trae
algún bien, a lo menos aparente: y afsi def-
fea eí adulterio, porque le trae deleyte: def
fea el hurto, porque le trae prouecho.*e 1 hu
micidio*no trae bien alguno, y afsi no esdef
fejd o por fí mifmo, mas folamente por lle­
gar aladul^rio, al hurto,o algún otro deíi-
^nio. Por efto aunque el defleo del homici­
dio fea peccado grauifsimor, no qtufo Dios
prohibirlo particularrnére,-porqne fe podía
enteder por prohibido» quádo loicra el mif-
mo homicidiovy rambien'porque.auiendo
cerrado lapuefta al defleo defordenado de
los de'cytcs, y de las cofas vtiles,¿veniá aef·
tar cerrada también por configiiicnt<?aldcí
íe o d il homicidio,queporlo masrordínario
no fe dcfTea fino, para llegar a algún aproue-
cha miento, o deleyte.
t ) . Querría faber porque en las leyes huma
ñas no fe prohíbe nunca el defseo, como fe
prohíbe en efta ley de Dios.·*
ÍM.La ra/óes manifefta porcj loshóbrcsaun
qfean Papás,oEmparador<*s,no velos cora
£dnes,mas folamente las cofas eA'teriorcs:y
-porcfsa no pudicdo ¿uzgar lospcnfamicto«
. V O C T R JN A C ttK tS tlA N A . íto '
\ni los defleos, tan poco los puedan caftigaf»
y afsi no eftá bien qué fe entremetan en pro
hibirlcs.Péro Dios,que difcerne los corazo­
nes de todos los h&bres, piteds caftigar los
iríais penfamiétos y deíícos, y por eflb lós
prohíbe en fu fanta ley. ■A '
Y AfsilosSátos caftigaua qualquiera
maldeíTeo que en fu coraron fen-
tian; conforme a lo que folia con­
tar el Abad Zenon, que vna vez que camí-
nauaparaPaleftina, fe ílntio muy fatigado
del camino, y fe fentó junto a vn arbol,cer
ca del qual auia vna era de cohombros, y de
termino de tomar vno para refrefearfe: por
que aunque eran ágenos, le parecía que era
cofa de poco valór. D'efpues boluioen fi, y
pareciendoíe que auia pecado enfu penfa-
miento,aunque no lo auia exccütadó, dixo
•entre fí.’ I.os que fon ladrones, por orden y
mandamiento de las leyes, y los iuez.es,fon
puertos en tormento: y afsi, fíe de fer ladro
me conuiene fnfrir los tormentos que los la
drones padecen. Y leuantaridofe de alli, íc
pufo al fol, ay re,y fcreno,por cinco dias en
teros, al cabo de los quales, fintiendole can
fado, dixo: Pues «o puedo fufrir ellos tor­
mentos, conuicnemeno hurtar, m asan ­
tes ocuparme en el exercicio de mis ma­
gnos, fegun eftaua acoflumbrado, y fuften-
■DECLAS, A C IO N DB]LA
tarme de mi trabajo, como la fanta Eícrítftt-
ralo di/e porel Re.U Profeta: LdUresmam»
tUATum, juia mAndiiCttlit bedtus er 'tc, <*r lene tibí
erlt. Tu que comerás los eraba jes de cus ma­
nos, ferás bienauenturado, y te íii cederá bic
lo quaj cantamos cada día delance del acata
miento del todo poderofo Señor.

Declaración délos Mandamiento? deU


Igkjía.

CAP· VII.

Verrialtaber, fi allende de los


Mandamientos de la ley de
Dios, ay otros que gitardar.
M. A y los Mandamiento s de
la finta Iglefia. quefo.n los que fe figuen; ·
i O y r Mifla ios Domingos y. fieftas de gúar
dar. - ·
2. ConfefT.ir a lo menos voayez al a ñ o .
3 . Comulgar a lo menos la Pafcua de Reiur
recioni -
-4 . Ayunarla Q uífofm a, las q u a t f o Tempo
ras, las-vigilias de precepto, y abftenerfe de
carne el·viernes, y el labado.
5.Pagar lós diezmos y primicias a lajíglefii
DOCTRINA CH^rSTTANA. III
¡.No celebrar bodas en tiempos prohibidos
comoesdsfdeél primer D om ingodel Ad-
utento, •Jbafta-l*>Bptfaníás y defde el primeí
día de Quarefma, hafta táo&aúa de Pafcua..
Pero deftosMandamientos nó pienfo de-
z’ifoífcdla partícul^· p jrtt pprqic fon fací·*
les, y parte porque de ía M iífa, de Ja confef
íion, de.la cpirrunioiwy del ay ivn¿^hablare
rnos defpues guando declaremos los Sacra­
mentos» ,

D. \ T A qiíe cié mi scortó ingenio a-


Y ueys flá ^ íá Ihtbligencia de los
..1 Mandamientos de la laqta Igle
lia,· rió eábieh que fi'éjs &é· tijrvbhínfcaid
difopíimientoiteftcá fatftós preeéj^ios, íl#
les ápoyos y ‘áyüdás’deFr'éiinór de-'la^énat y
amor del preferífofey, dfsió.sHtégoftti refirays
álguh'as hiftoriás, dortd'ef fe éche1’®? f y t 'c ú *1
mo cáfltigá Otos i loá'thánlgreffóK^ de éftc^
preceptos, y coftid ptémia; a los·q;lfesgUai'4i
dán·, para qué •dífta m aherá ptíeeíá ^0 Coft-**
Cébir y fénei: effo's-dos ¿rfeótos de-amor} y:d ;
ifior, dé qúef düfleo ayttd^trmé', pata el civfft-
plíínientb y obfefiurntiáde los Mándamié·*
tóí dé ra-íhnt.i’íeiefia.
M-Haré todo lo qite ñiépedis Cort- grande
vótóHtády^ttííío; y ós referiré ¿feimeté e*-·
DECLAMACION DE L A
fos memorables,de cada vno de losManda-
mietos de la fantaiglefía. ) [ fi en efto me de
uuiiercalgo, ferápor faber lo mucho q vos
guítays de c.yr femejantes hiftórias.

E XE M P L O S S O B R E
los diez Mandamien­
tos dé lia
Exempló primero del primero Man·
damiento,
j.. ' J.

t^7\;;Venta fan,$.ntonio de Florencia, q


■ :>· . faliendovndiadefieftados amigos
%.·· J mancebos,de yna ciudad,para yr.íe
·:' a holgar al campo a cierta ca^a, el v
n ó dellost^uio cuy dado de cupljr con elpre
Qíptp depyr íTufla, y el otro no. Yedo pu?s
tos fu camiflo, cpmcngó a reboluerfe el
tiempo, y tbrbarfe el ayre, ,’de modo quepa
rg:cia q el cielo fe queria venir a baxo, y .hu-
riir el mw*do, y con ios grandes, truenos <j
com enjaro, y muchos relámpago!^ venia
a toda pneíTa con grandes fe ña les de mucha
agua; y entre cftasy.^jfbs, feoyfa enel ayre
vna voz, la qual oyeron los mifmos niofos,
D O C T R IN A C H I{IS 7 7 A N J C I r Z
..q.we de^ia: Dale, hiercle. Quedaron coefte
h'dz atemorizados,pero profíguiendo fu ca-
#iino,al mejor tiempo quando no fe catarS
cayo vn rayo* y mató a aquel defdichado
111090,q aquel día no auia oydo niiffa.Fue ta
grande el ¿tpíico y aíTombroq le dio alotró¡
qqued&como fuera de juyzio, fin faberlo 4
feiauiade ha'¿er;v, mayormente,q eftauáya
jynco ai puerto dódeahian de cafar; finalme
tepaííb adelante, y profíguio fu camino, y
oyó-otra vo zq le drtco.-Hierele,luerelc.Que
ció.el·pobre muy atemorizado.con,efta voz,
acordanjebfede lo q •auia paffado con fu co-
pañero;mas comooyefFeóutiavoz.en el ay.
re^qnc dixorNop]uedo,porque.i oydo oy et
'Vícrbñ caroJ&L&u eft. lintendio por cao que
auiaoy dom i(1a,po rq alfin delta, fe fueie dc-
sür efcEüangelio defan Iuán^dondc eíiá eítai
palabras. Quedo muy- confolado, y fe efea-
pó doaquellítan terrible, y repentina muei»
w.
J&emplofegúndodelprimer&M andanvettt^

f f ■ f Ámbjci>fe lepen las Goronicas dd


* s « - .§·.Frajicifcc,defantaXÍab¿ÍReyná
c JKl dp Portugal, yfobrina dsfanta Ifa·*
bcífveyna de Vn gr ia ,quéen treo tras gran­
des virtudes que tenia, vnaera fer muy,
PSClAKAClOtTDE I J t
jíiadofa, y compafeua.con los pobres, y en*
ferraos* y amiga de focorrerles, y afsi fe di.
zedella, que ningún pobre le pidió, que no
lefocorricíTej y ¿ucrade erto teitia manda-
d oa fu lifmonero, que д nrn eunole negáf-
fe !imofna. Télnicndo pues eifta fania Rey-
jia vn pageTocriaítode Camara^ de ·quien
fe feruiaen la deftriboijcion dfe eftas, ¡íjmof·
«as, y obras <d'c piedarfi por feí ^fftííoíbvy
de buenas coftumbres : aeonteéíb queí <5era
f ü ü ó de i*Caniara; d¡eíRey;dwfr E>«mW &·
marido, y prtuado ftryí). viertd^'íapriihm
¡ja qtié el otro teínia con Ja<R.eyftá, por ;em-
bidia que tuoo' ¿fely por caer en ¡gracia del
R e y, lequifo poner mal;erai- el ·■ afirmé n·:
«ióle que la Reyn^^rériia^náUtía-ficion *i:Y
ctííñ<S4t·]· R e y viuia; rio muy hífrfíeftimenie
(induziáopdr ©Utettiomó} traia.ccmjQ^o al¿
fim o^éfcGftténtíw,' ycettia aigán^fefcá*;
jiáftfítde-ltfRey fr* fifctíiííger; Pdrdojqicü efi
panrado de le que fu page le auia dicho, w
que no 1q acabó decreer, fino que quedo du
4 bfó;cóAií 6^ofedetfe'i^mcr
f age fecretaxnenre. Y faliendo aquel día i
áfl^fe-jpyfiró'-acsuallo po'f dotícip JuíS^r
íóiíjió'dtcai1,c ir ia l hoífrio feéfíaáacdiié-
Йс^'У lítétaháóí a1parre1 a' los héíiibres^us
í¿ diaMiftiego, lie?mando que a v if Ci^iHdí
dtCamáxx, que fcl'émhiam ¿ o frv it tica»4
DOCTRIU./C C H fíJ S T lA N A - II? .
do, diz^endo, queíi tenían hecho lo que et
Rey les auia mandado, le arrebataflen||¡ue-
go, y leechaíTen-dentro del horno de lá ca­
lera, de manera, y modo,que allí luego mu*
rieiíe, porque afsi conuenia a fu feruicio.Ve
nidapuesla mañana figuicnte, mandó et
R ey al page de la Reyna que fuefle. luego
con eftc recaudo al dicho horno, para que
los hombres pufieflen luego por execucion.
lo que el les auia mandado, y afsi muriefle.
Mas nueftroSeñor que nunca falta a los fu·*
yos, y buelue por los que eíían innocentes,
ordenó que en paflfando efté mo^o por vna
Iglelia,tañeíren la campanilla del alfar en
vnaMiíTaqusiícntonces eftauan diziendo;
y entrando dentíb, eíhiuo hafta que fe aca­
bó aquella MilTa, y>otras dos que fe comen­
taron luego, vna.en pos de otra. Enefle tie-
po defleando el R ey faber li era muerto, a-
cercó a ver él p.igé de Camara", que era eí
que lo auia ácufado, y leuantado el fálfo
teftimonio delante del Rey, alqual enibió
luego hl horno, a fab’er ¡£fe auia hecho lo <|
el auia mandado. Y llegado que. fue con eí
recaudo (comoeíte, conforme a las feñas,
era el que el R ey les atiia dicho) arrebata-
ionio luego los hombres, y atandole le e-
charon luego viuo en el horno. En efte ín­
terin, acabando el otro mojo innocente y
f mCllstiACION DE iS¿.
fin.culpa de oyr fus M itos, fue a dar el re-
c a u ^ a los que copian el horno, diciendo,
íiaimri cumplido lo ^ue í u foñor !cs aui.i
mandado, y diziendo ellos queii, el tolmo
la refpueftaa el R e y ,y cuando le vido que.
¿ó muy fuera de 1», viendo que auia acon­
tecido efle negocio al renes de como ello
auia mandado, y*ordonado. Y boluiendefe
al pagele comentó a reprehender, pregun­
tándole, que donde fe auia detenido tanto,
Entonces el criado dando cuerna d efi, le
refpondio: Señor, yendo a tumplijrel man­
dado de vueftrí Alteza, acerté apartar por
Yna Tglefia > donde eftauan tañiendo U
campañ'Ua del alfar, y entiendo dentro
ohi aquella MifTa harta elfcaboj. antes que
aquella fe acabarte corr^nfaron otra y o-
tra , y afs» aguardi harta que fe acabaron
todas: porque mi padre me dexo por ben­
dición q en todas las Milías que vieííe co-
jnsr.far·, efluuicíTe harta el fin . Entonces
Y inoeIR eypor efts juy?io de Dios a caer
en la cuenta de la \xpttad, y a conocer la
innocencia déla buena R ey n a,y lafideli··
dad y virtud dél bu<?n criado, y afsi e·*
chó defi ía.magin2cion mala que
contra la Keyna fu mu-
gér tenia.
D O CTR IN A C B R lS T lJ -N A . 114

Exemplo primero delfegundo Man­


damiento.
Aro es el cafo que fe refiere en las

R vidas de los Padres de vn pobre md


£0 que mató a fu pidre, y a fu her­
mano, y cometio otros males·,y aurlej taa
tado dé Dios,oyendo v n día vn predicador,
qué dezia aquéllo de Ezechic'.'í* implur egeríc
ftxnhcntld/n tib ómnibus ptcütisfuts, tmnt im ¡ni-
<jtt'{íitnm etns‘]Ut(s opcritnts efl, non rccrnUbor. S í
el pecador hiziere pcmirécia de tedf'S fus 'pe'·
cados,al punto fe los perdonaré, y no .me
acordaré mí»s dcllos.Quedó compungido,/
boluiendo en fí.,dixo.-M;1s quiero padecer eti
efta vida confufion,quc en la otra. Aparejó-
fe y confefsó con tanta v e rg u ea , y confn-
fion fus pecados, que el Sacerdote le abfoi-
nioy confoló, dandole'la faludible penité-
cia que Ic. conucnia. Hecho efto el hobre fe
arrddü’ ó delante de vna imagé de N.SeTío-
ra.cj cenia Ju Hijo enlf^'cr.iyOs, y furlicaua.
muy de cora9o a N. Sentir,q por fus precio-
íifsimas llagas,v por los merecimiecos de fu
íanfifsini^M.'’dre le perdonáíTcfus pecados;,
y repetid o tancas ve/cs, y con tanto do­
lo r, que cayó muerto delante de aquel al-i
lar. El Sacerdote que lo auia confetíadq^
r DT.CLAK A C IO N DE L j t
•quedó-muy admirado de efto, y rógóa los
muchos quéeftauan prefent«s, y no menos
efpanr.idos que el, que hiziefl'en oraci-5 por
aquel difunto: hizicronla todos con tanta
Voluntad, qüanta pena les cauío ellaftimo­
fo fucefso que vcyaru Y eftando todos oran
<lo por elrrepentinai)iente apareció vnabla
«juifsima paloma bolando por lalgleíla, la
qual lleüaua vna cédulaenel pico,y dexan-
<lóla caer a los pies del ficerdote, no pareció
mas. Tóm o lacedúía, y con muchas lagri­
mas la leyó al pueblo prefente, que con fu-
íña atemcion la ohia. La cédula dezja: Pre­
dica la fuma clemencia de Dios, a todos los
Jieccadoresy peccadorhs, por q'ualquieraq
dé coraron fe doliere de todos'fus peccados
y verdaderanienre fe confeffare dellcs, el
Séñor le perdonará, como perdonó y /ea-
piadó dcfte peccador, cuya alma goza de
Dios entre los angeles del cielo.

£xemplo fegundo delfegunda


Mandamiento.
R ay Bérnardino de Bufto, en la pri­

F mera parre de fu R ofario^ fiere que


en la ciud.'.ddeFlofencia am'íf vn hó-
iDre muy rico, el qual era tan enemigo de la
¿onfefiiouj q u e ^ n la Quarefnia con
DOCTRINA C m T S T ÍA N A . II* 1
cuitad lehazian confefl'aie.Efte cayó malo,
y viendo fu m agery fus hijos, que la enfer­
medad erapeligrofa, embiaron al vno de-
líosquerogafTeal Guardian deS. Francif-
co (confeffbr dü la muger del enfermo)qu<?
yinielfea pcrfuadiral· marido que confofíaf
fe, y ordenado las cofas de fu alma. Yendo
efle mofo bnfear el Guardian, encontró cS
dos fray'es.quc le preguntaron como efta-
ua fu padre, y queíi auia lugar, le irian a vi-
íjtar, el hijo refpondio, que fu madre reci­
biría mucha mercedde que fueflen alti,y le
hizieflen compañía mientras el yua a llamar
el Guardian de San Meniato(queafsi le lia
mauael monafterio délos Padres Francií-
cos.) L le g á d s e lo s dos frayles en cafa del
enfermo, entraron a vificarle, y dixeronlc a
la muger, que <jl vno d;l!os le cófeílaria. Hf-
taua eltnferm o en vn apofento grande, del
qual mandaron íalir a todos, y cerrándola
puerta, quedaron los dos religiofos folos c&
el enfermo. Paflada vna hora, vino el Guar
dian,y como entendió qué el doliente fekS
fefsaua,eíluuofefuera,dos horas grandes e f
perando,defpues de las quale$ fue íu muger
a veril auia confeflado, y hallado todáuia la
puerta cerrada, efcucho con.atécion íi ohia
algíí bullicio de palabras, y miro por la cer­
radura íi veya alguno:y no viendo a nadie.
DECLAMACION DE L A
jii oyédo ruydo alguno,ni lufpiro,nigemí-,
«Jo del enfermo, quedó có el 'corado muy fo
bref.iltado,y bpiu 5do alGuardiáledixo:Pa
dremio:q podra fercfto.tres horasáquea-
qucllos Padres religiofos fo cerraron con mi
m ando,y no falen,ni veo dentro perfona
alguna, ni oygo palabra de nadie, ni gemi-
dode mi marido,délo qual eíloym u y ma<
rauillada. El Guardian refpondio,como la­
bio y fanto; Señora no. os altereys, que no
ay entendí miéto humano que pueda ap¿ar
jos juyziosde Dios·, vueftro mando, como
íabeys, íiempre á fido defcuydad·'), malo, y
defalmado, venim igode enmendar fu vi­
da,fobre todo i ndeuotifsuno del Sacramen­
to de la C onfefsion. Vos os afeordays con
quanta dificultadle habíamos ctín^eífar vna
ve¿ en el año, y al fin dificulto^i cofa es, <j
quien viue mal, muera bien, ñero ‘ vamos
allá. Armaronfecon lafeñal do la Cruz, y
tocaron a la puerta del apofento, donde ef-
rauael enfermo , y como ninguno refpon*
diefle, mandó e1 Guardian que cchafíen la
puerta en el fuelo·, hizofe afsi, y abriéndola
falio vn hedor intolerabilifsitr.o del apofen­
to; y mirando con mucha cuenta y efpan-
to a vna parte y a otra, no vieron, ni halla*
ron fiuyles, ni enfermo, porque los fraylcs
eran dos demonipSjj por oculco juyzio di
DOCTRINA CH R ISTIA N A 111
Dios que Ies dio licencia, arrebatará a aqiis
rico ,yen cu erp o jya lm a lo lleuaronal in-
jperao. Exeplo fa'eq tiuiopor muchos dias
eípátada aquella ciudad.v perfiiadida,quaco
imporra no diferir Ja cof.fsió hafta la rnuy-
te, ni dilatada mucho nuétras dura la vida

Excmplo tercero delfegundo M ana Amiento


.·■.
Räy Bernardino de Bufto,en elfer*

F n on 31. al fin de la tercera parte del


efenue vn raro caíf., que dize f; relie
re en la Coronica de S. Francifco,el qiial
bien trae Enriqire Grá, q aíqga el Jibro llama
do l3.fcalacceli,qéfcriuio vn fraylc Dotmni-
co, llamado fray luán Gil; eferiuile también
fray Iuj.n fferolt,en la obra <|inticulö Prop
tuario de los exettiplosen la Ierra C .E l cafo
fue gus dos i'eh'gioG.Jt de la Ordsn del Será­
fico PadreS. Francifcopáffaron de camino
por vn pueblczuclo,donde réfidia vna feño
ra,que de vergüenza ca llana vn .pccadr? d«
flaqueza en las confcfstoncs onze años auia.
Ella viendo la buena ocaíion de los religio-
fos paíTageros, refoluiode confeíTarfe con
vnoddlos, y afsi lo hizo que en acaban­
do de dezir Miíla. el vn o dellos que era
Penircnciero del Papa , fe confefsó
con el · El compañero entre tanto
DECLAMACION DE L A
fe-pufo a orar junto vn rincón de la Iglefía,
desde el qual vio,que a cada pecado que a*
quella.feñora confeflaua, falta vn fapo por
la bocá.· y todos los que falian, fe ’Jman falié-
d g d e la Igleíía. V io también que vn fapo
mayor y mas fiero que los demas, llegóa
querer falir por la boca.,-pero no falio, lino
que fe tornó adentro. Y vio también que en
él puflto que el confeíTor la abfoluío, todos
los fapos que auian falido tornaron a en­
trar con prielíaenla Iglefia,y.con lamifma
feboluieron acn|far por la boca déla mu·
ger. Todo lo qual contó el compañero al Pa
are Penitencíelo, ya que ¿Staua vna legua
deUugar. El Penitencieró perfuadido que
ella auia callado algún pecado , y que por
eíTo los f apos que auian falidq, fe au^an tor­
nado todos a en trar, dixo a fu compañero:
Boluamos allá, y ayudftnos aquella anjmn.
Boluieron, pero halláronla muertajporquc
apenas fe auian partido ellos, quando Dios
dio licencia al demonio que la,ahogalTeyla
ahogó, en pena de tantos facrilegios como
áuia hecho en las confefsiones. Sintieron
grandemente los religiofos efte la- mentable
cafo, y no fabiendo como ayudar a la difun­
ta, fe fueron a la Iglefia a hazer oracion por
ella, en la qual eftauan con deíTeo grande
de faber que aura hecho Dios de aquélla al-
D0CT!{INACHR^iSrrZtNA. 117 <
ma. Su diurna Mageftad fe les cumplió^por-
que repentinamente lavicron delante de fi¿
dando grandes alaridos, di/.iend«: A y de
mi, o defuenturada de mi,o 11 nunca y ->na­
ciera, pues porauer c iliado vn pecad i en
la confefsion, ninguno fe me perdonó.fino
q^e por todos ell' sfoy condenada a lnse-
ternos fuegos. Venia latrifle rodeada tqÉja
de cadenas de fuego, acauallo fobre vn n¿-
rifsimo dragón, que por todas partes defpe-
dia llamas de fuego. Traya por cabellos fie­
ra« lagartijas, yííerpezillas, que despiada­
damente la picauan,y mordían, y por los o-
jos la entrauan, y falianfaetas de fuego,que
eran masefpantofas que los ré'ampagos, y
rayos. Demas deftos d©s fieros ^aprs tenían
aferrados fus dos o jo s ^ u e eran' como dus
brafas de fuego. D es crueles fcrpientes a-
ferrauaco losd entes de fus dos pechas,y có
lascólas le íejiian la garganta. Dos l-.rauos
lebreles tenían con fus dientes aferradas fus
dos manos que fe las defpeda?an.í y comiá:
y por los dos oydos con grande violencia la
entrauan dos íaetas de fuego. C on tan ef-,
pantófa vifion cayeran eR tierra los dos re-
Jigiofos, pgroboluie;51uegoen fi.Y eU.i'e»
dixo.-No temays fioriiffs£|$Dios, q yo foy 11
fin vétura,q cófefsádo co’ñ vno de vofotros
callé vfi pecado en la co n fesió n } y por
DECLAMACION DE t j t
ello padezco efto que veys, y mas es lo q no
veys. El Penicencteróla dixo: Por Dios vi-
uo, y por fu Hijo Chriílo te conjuro, que
me reí pondas a dos cofas. La vna, queíig-
rnficaeíla temerofa figura y diueríidad de
penas conque vienes? R<jfpon<fiole. Efte
dragón es el demonio que me encaño para
cali alíe el pecado de flaqueza que co­
metí, y el me atormenta con fu caíto en las
partes mas delicadas d¿ mi cuerpo, y me las
tiene hechas vna afcua. Las lagartijas c a í ­
ganlas culpas que cometi, aderesandome
l.vcabcfa y cabello del la. Eftos dos ^apos co
cílremados dolores nie comen las niñas de
los ojos, en penade mis lafciuas viftas.Eftas
doslerpientes me r^ ti los,pechos, en pena
de que los defeubri, y dexé palpar. F.ftos le­
breles me roen las m anos, en pSna de l·'» que
con ellas toqué, y de que di a mis amadores
lo que era mas deuido a los pobres.cíeChr.'f-
to N. Rsdcpcor. Eflas faetas*encendidas caf
tigan las murmuraciones, los fu/.ios ydef-
honeftos cantares q can te,yoh i cantar; y
de todos eílos males me librara, íi como
confefsé los demas pecados,cofefThra el qu*
callo.La otra coHmím preganto#s,q me di-
gasq pecadosfoi$Prq mas almas licúan .-*1
infierno? Kefpondio.· D* los hombres ay
en ci infierno almjtíjpór todo generé de pe-
POCTRJNA C H R IST IA N A . 11» '
cades: pero de las mujeres tefe dizer,q qua
tro fuerte* de pecados las condenan. El pe*
cado de flaqueza, el de los afeytes y trages,
la vergüenza con queenlaconfefson calla
peccadcs.y los agüeres, y hechizeriasdeq
fe ayudan; y donde efta falta, fuple.el peca­
do déla lengua. Preguntokicpas: pero fin
efperar el líero dragon cd uicua cruel­
dad laleuantó en alto, y quitandofela de
delante co ljtftimofos aullidos, y lamctables
vozes que y na dando, la licuó a fepulcar en
lo profundo de los infiernos,y fus tormécos
feran fin fin,delos qualcs pudiera cica par,
fien vida huuiera hcc ho confefaior.es ver­
dadera, y entera d: todos fus pecados.
Exemplo primero del tercero Man­
damiento.
R ay Bernardino déBuño, en ei fer-

F mon r6. al principio de la fegñda co


fíderaciorfrefiere, lo qual mas largo
eferitte Enrique Gran, por lo qual
porneaqui elmefmo exemplo·, pues Enri­
que lo efcriue mas cumplidamente, como
aqtii fe pom a.Y es que reíicrieron a vn Bif-
po; q dos matronas de fus fubdiras viuií tor
poniente, el qualdolicndófedsilo y ccnien
do no huuicfl'eotras qtis cambien fisiiiiefleii
Xu exemplo, pufoí'e e^g^,iciun. fuplicando
^ D EClJtM ^tCroN DE t A
al Señor le certificarte de lo que auia·, y hy-
zolo Dios, moftrandole con que difpofició
fe 1legaua ca^a vno a comulgar. Los que y-
uan en peccado, lleuauá los roftros ncgrif-
limos y feyísimos; ydemasdeftos, algunos
reñíanlos roftros como quemados, y los o-
ja s roxos conjftiVna fangre, y encédidos co­
mo vn fuegí tos los tenían tan refplan-
dccentes, y lós vellidos tan blancos, que e-
r.ifingular contento mirarlos. Vio también
que el cuerpo del Señor, a algunos de. los q
Jerecebian, lostoftauay quefnaua, a otros
]cs*rojcaua los cuerpos y almas,en tanta da
ridad y refplandor, como fí fuera vn mifmo
fol. Llegaro’defpueslasmugercs.cuyos rof­
tros vio también qHe algunos eran negros y
fe- s, algunos blanquecinos,otros como fin
ere y fuego. Entre las demas llegaron aque­
llas dos mugerest que le auian íido denun­
ciadas, y mirándolas con particular aten­
ción,vio fus roftros y ojcp fobre manera cía
ros y refplandecientes, y fus veftidos blan­
cos como la nieue,y que en comulgado que
daron ambas como vn criftal, claras, y res­
plandecientes en todo fu cuerpo.ElObifpo
admirado de lo que auiavifto,fuplicó de nu;
uo al Señor, qu i íc lo declararte. Fueoydo
y vino vn Angel, y dixole, que preguntai-
fe lo q deíTeaua faber.Lo primero, le pregfi
■DOCTRINA C H A ST IA N A ' np '
tó desaquellas dos mugeres, fi áuia fido ver­
dad loque le auian dicho dellas: y fi lo era,
c o o j o auia parecido alli con taca hermofurs

claridad y refplandoresr* El Angel le refpo-


dio.que auia .Gdoverdad lo que dellas le auia
dicho, pero que ellas fe auian arrepentido
d.elo hccho^ylo auian llorado con muchas
lagrimas., y fatisfecho con limofna*, y que
lo auian confeíTado con mucho dolor, y co
muchas veras propuefto y prometido de vi-
uir de alli adelante muy cafta y puramente
con lo qual el manfo Cordero de Dios las
auia perdonado,y trocado fus almas y cuer­
pos en la hermofura y refplandorque auia
vifto. Pregunto mas al A ngel, que figniftea
uan las diferencias de roftros que auia vifto
cirios demas hombres y mugeres? Refpoji-
dio, que los que auia vifto c 5 roltros alegres
y claros, eran los que viuian caftos: templa
dos, modeftos, y mifericordiofos co fus pro
X'vnos. l os que auia vifto co roftros negrrs,
y feos» eran hombres lafciuos, torpes, y má
chados, con oíros peccados que andan e a
compañía d^la rorpe/.a. Los que fobre cf-
tar negros,tenian O/os de fangre y fuego,so
murmuradores, engañadores, llenos de rert
cores y homicidas. Lo que as de hazereses,·.
ayudarlos con orac iones y facri(icios., para
^ue Dios los coriaierta¿.yerdadera pen ie i
DECLAMACION DE L^C
cu, pues por ellos minio y vefucito. qi^pn-
r.i cfto re nn <ído moítrados.Y todo el amor
que a Chrifto tienes, moftrafe'o en procu­
rar que-eft-ospcccadores íeconuiertan^Dc
clararles fus peccadcs, y fus peligros, por­
que con efto a ellos liaras mucho bien5y pa
ra ti ganaras grandepremio, imitando a tu
Señor, que vino de los cielos .-fía tierra, pa­
ra remediara les peccadorcs.

Excmpíofecundo del tercero Man­


damiento,
Nos re’igiofosentrando en vnal"

V glefia, vierohtoueftir al Cura della


para dezir miíTa: y Vno deftos reli-
giofos vio,que dosferpientes muy
disformes fe !e ciñeron al rededordel cuer­
pos y que defpues de auer celebrado, defnu
do ya de los vcft drs faccrdota'es,aparecie­
ren tres horribles dragones, y fe lo ciñeron
por rcdo elcucrpo.cem oquele querjá tra­
gar. C rm o eftedeuoto religiofo, todoeffá
tado· dixeíTeen fetrero lo qil€ r.uia viíloa
eñe facerdore, poftrado a fus pies, le dixo co
mo t e r ta v n pecado de inmúdicidj del qual
jio fe auia oTado confelfar dG vcrguciif.v, y
di liende fe del/y de nuer celebrr.do en peca
do morral,le confeíTó cóel dicho rcligiof>.
DOCT?KW A CRISTIANA·, no |
Exemplo tercero del terctro Mandamíente
Vnto a Marfella en Francia hunovn

I Condem uy dsuoto del 5 ícifsimo Sa­


cramento, por cuyo amor, y reuercn-
cia ohia cada día, quantas miñas podía
y comulgaua cada ocho días, y lo vno y lo.
otrofo lo pagaron muy bien·, porque en la
vltima enfermedad que tuuo, llegando a tal
termino, que fe conocio fer mortal, come«
90 a difponer lo que toca'ua a fu álmá y ha-
zicnda,y dífpufolo como quien era tan buc
Chrifliano. Llegando al particular de la co
munion(qii3era''lo quemasimportaua,y el
mas dcffc.iua) le vio con harto dolor fu yo,
q nolapcdiarecebir, porque leycniancier'
tos vomitosq lémoleltauá. Afligiofe no pr>
co de verfe priuado del mayor de los bienes
de fu Dios, fu confuelo, fu alegría, fu padre
inaeííro,y efpofo de fu alma, que el tanto
quería y eftimaua: y délo que parafutran-
íitoel v^Jiia era mas nccelTario, porqu^^n
aquel Diuíno Sacramento tenia pueitas -
das fus efperahfas* pero vifto que era lance'
forfofo, rogó alfrceidoce que alo menos
le truxefleelSantifsjmoSacramentó.Tru-·
X2ro n fe lo ,y coaqueldeiTeo ráentrañahleq
tenia de recetarle,rogó alfacerdotcíq cóaq-
lla diuinaHoília lo hizieflela fe Sal de la sí-
DT.CLAKJ-CIOKDELA
ta Cruz fobre el pecho, que paraefteefeto
tenia defcubierto, (6 grandeza déla piedad
defle Señor Sacramentado, y como confue
laalosqu een eIefp eran ,y anadie defpre-
cía de los que en el confian)al punto que có
JUhoftu llegó al pecho fantíguandole, el
pecho fe le abrió harta el coraron. Defcu­
bierto‘que fue el coraron, la hoftia confa-
grada fe filio de las manos del Sacerdote^
entrándole por e)pecho abierto, fe pufo fo
bre el coraron de! enfermo ; y defpues de
aucrle confutado y regalado, con tan iluf-
tre, y milagrofo heneficio, la hoñia( viendo
lo muchos delosqueprefenteseftauanjfe
filio del pecho; y faliendofe, fe facó coníi-
,go la dichgfaalma de aquel, cuerpo, y lle-
uóla a gozar cóníigo, de lo que tanto enef
ta vida auia amado y venerado. Ved G fe pa
garon bien las M ’iías, y comuniones, conq
viuíendo honró y firuioa Dios, piiesel niif
rno vino alleuarfsle configo a fu cielo., y
eaatm felicidad."
’or vida vueftra que merefirays algún
éxempió, paraque meconlirmeerivnafá-
ta deuocion que tengo de acompañar el fan
nfsimo Sacramento, quando filé a los en­
fermos.
D . Refiere Eflanislao Ofio Cardenal, en la
c.rna que eferiuioal Emperador Rodulfo,y
DOCTRJÑ./t C H K IST lA N A . itl 1
otros muchos autores, que Rodulfo, ilufr
trifs'.mo Conde de Afpurga, yendo vndiá
a cafar con vn criado fuyo, topó en el ca­
mino vn Sacerdote que yua a pie, y lleuaua
co.nfigo el Santifsimo Sacramento a vn er^
fermoque viuiaen vna cafería: y viendo <$
liorna fe apeó del caualló , y hizo fubir en
e! al Sacerdote ; cubriéndole con fu capa'
porque no fe mojarte. Y majado al Sacrif-
tan fubir en el cauallo de fu criado, y e n
cuerpo y á pie los fue acompañando como
lacayo, por la honra del Señor que allille-
iíaüári, harta que co'mulro el enfermo , y
llegaron a la Igleíía . Y agradó tanto al
Rey del C ielo efte feriiicio , que el Sacer­
dote agradec'iendóle efta tán pia humildad,
le díxo con efpiritu profetico. Honre os
!Dics ntifcftró Sjeñor a vos, y a vneftros de-
cendientes, como vos aueys honrad'voy fu
Santifsimo Sacramento,y miniftrosjydefu
párteos prometo,.que vúeftra generación
íerim uy leüantada y profperaaa. Sercy*
vos Emperador, y padre de rnuenes Em­
peradores y Rey¿; todo lo q’uál á
fucedido co mo a todo el
mundo es noto­
rio.
D ECLAM ACIO N DE L A .

E X E M P L O S D E L QVA&<
to Mandamiento.

N tres cofas confíüe el ayuno. La prí

E ms ra q fea vna fola la comida. La fe


gunda, que nó fe coma cofa vedada.
L a tercera que la horá'feaconuenientc, f
gun la coftuifcbre de lalgleíia. Y de codas
eftas tres cofas os quiero referir tres ejem ­
plos,' a fin (Te perfuadiros a que cumplays,
enteramente con lo que la fatua Igleila má
da en efle quárco Mandamiento.

Exemplo primero.
Na fan.ta cfclaua llamada Maria era
cautiuadcjvn homBre idolatra, fu
fantidad era grande, y entre otros
exercicios de virtud qnehazia feocupaua
•en frequentes ayunos y óracion. R ogó a o-
tra compañera fuya le guardaíTefecreto de
fus exercicios, no defcubriendolo a fu amo.
Pero al finílendo, como eran tan «rdina-
rics fus aytinos, vigilias, y oraciones no pu
do encubrirle mucho tiempo, y en particu­
lar fe fechó de verer. vn dia que celebrauan
ius amos el nacimiento vn hijo^con mu-
DOCTRtNl/ C R lfrlÁ N A * U 2 *
cho fegozijo y íicfta, y c& h vn folcne cora-
bitc. Pues como vinicfle a^aber fu ama la
abftinenciaque aquel di a auia-guardado fu
cfclaua, cmbiólaa .llamar, y preguntóle la'
cauía, y que myfterio'auia en aquello. A la
qualrefpondio la Santa.Pienfas feñofa quo
hago en eílocofa nueua? toda mi vida me
c ocupado en eftos exercicios·, foy Chri (lia­
na, y hija de padres Chriftianos, y los C h rif
tianos mamamos con la leche de la virtud
del ayuno, y heredamos en la fangre el ho­
nor, y fcruira nueñro'Dios con efte linage
deferuicio. Oyendo ella eíio, quifolahazet
comer porfuerfa.· y como lafanta cautiua
feefcufaiTc, dizicndo que ayunaua, y fobrs
eíló la quiííeíTe caftigar, entro en efta fiz ó n
fu amo, y fupo l(áf|ue palTaua, y que enr
Chriftiana, mandola aforar rigurofamen-
te. Luego la entró en vn apofento, dando-
la a comer por onfas·, y perfeuerando en fu
intéto, la licuó a vn Prefidcnte para que la
cañigafle conforme al orden imperial. Eftc
Ja boluio af otar fuertemente, y luego la hi­
zo dcfpedafar con vñas^de hierro, y con ef­
tos, y otros tormentos alcanfo la corona
del martyrio en tiempo de Adriano.Tiene-·
Ja lalgleíiapor lanta, y celebra fu memo-'
ria a primero de Nouiembre . Y pues
ella fanta eíclaua , por no quebran-
DECLAMACION DE L A
tar el ayuno, fufno la muerte, r.r'.on fcr.í q
vos por vn g u illo , no dexeys de guardar
cfte fanto Mandamiento.
*
Exemplo Jegúndo del quarto .
M a n d a m ie n to .

Ñ M on geerata combatido de les

V demonios, cjue a la hora de Prima


cargaua fobre el tanta hambre, y
desfallecimienc'o.que no lo podia
fufrir. C o n todo e(To nó quería perderla
Itortumbre que tenia los hermitañós, de no
comer harta la hora de Nona, Y para paflar
erte desfallecimiento y hambre, vio cofilí-
go de vna fanta caúrela||¡engaño, y es,que
dezia entre fi: bien veo queme muero de
hambre, mas con todo erto cfperar tengo
harta la hora de Tercia; la qual llegada, de
zia a fus penfamientcs; En verdad que me
tengo de hazer fuerte y que no tego de co*
•mer harta la hora de Sexta, y afsi fecntrete
nía halta aqueja hora. Y ya que venia, e-
chaua el pan en el agua y dezia: l*n tanto q
fe remoja efle pan, tengo de aguardar haf-
ta la hora d e N ona. Y a pues q venia la ho­
ra de Nona./rcznua las oraciones que era o-
fctígado, íegun ín regla, y ¿1 Pfalterio,yj>o
fioC T R JX A C H R jsnZíN A . 11J
nia el pan en la mefa para comer. Filo hizo
por muchos días: al cabo de los quales 'vn
día que fe auia Tentado acoiner a la hora de
N o n a , vio que de vna efpornlla donde
teniavnos mendrugos,fe leuaniovn humo
y fe Palio por vna véranilla que tenia la cel­
da: que Pegun fe entiende ,de¿ia fer el ePpi-
tu deja gula quele tenraua.por quanto def
de aquel dia nunca jamas tuuo hambre, ni
el desfallecimiento de cuerpo quo folia te­
ner, mas antes fu coraron Pe fortalec io en
la fe, y fu cuerpo con la abfli nencia, deital
manera que aun dofpues de dos dias que np
auia comido, ni guftaua de comer, ni aun
fe le daua nada detan largo ayuno». Deíla
manera fauoreciendole la gracia de Dios,
venció y apagp l | tentación de la gula, y fa
lio vi toriofo de la guerra que el demonio le
ha¿ia.

E x eplo tercero ¿el quarto Madameto,


E vn difcipulo de fan Odilorhfe

D cuenta, que vino en cafa de vnos


parientes fuyos, y pidió de comer
y como le dixe(Ten,queaun no e-
ra hora,que ib aguardarte., fe leuantó ,cftzié-
dr>:Vcngo canfado, y p.edifme que aguarde
y viendo allivnas gallinas,tomó vn palo,y
DECLAMACION D t L A
snató la mejor,diziendo·-Efte pez me come­
ré y o .Y como-le diseñen los cfrcuníbmtes:
N o'te es licito comer carne. Refpondia.Ln's
aues no fon carne, fino peces, porque Dios
nuefl.ro Señor, de la agua las hi zo ,co m o a
los peces. Y como le rraxeflen el aue alinda,
jcoínenfó a comer de vna pierna, y con ella
fe ahogó, y murió, en pago d cfu p o ct abs­
tinencia; o porque íeatreuio a comer carne
eftandolé prohibido.
Exemplo primero del quirttoM andamiento·
Venrafe en la vida de S . Anfelm oAr

C ^ob'fpo de Canturía que vn hom­


bre llamado Gálibo, auíendo cogido
fusfrutos^ no quifo .pagar los diez­
mos. Y endo vn dia el fm^p a vifitarle, quifo
ver fus troxes como otros años lo auia hs-
cho; y entrando con el, vio que no eftauan
llenas fino muyrnenguadas;y a vn lado vio
el demonio que eftaua fobfc vn monton. Y
boluiendoa Gálibo, le preguntó la caufa
«tañe fuceflo; y fabiendo del auer fido la cau
íáe ln o a u er pagado aquel año el diezmo,
mandd facar rodo lo que auia en las troxes,
ty pagar el diezmo, y luégo tornarólo a me­
ter: 4o qual luego qué fe hizo,las troxes que
dáron Q3.fi llenas,y rnultiplicandofe las fe-
jnillas, y frutos por milagro.
'DOCTRINA CHRJSTIANA. . í 24 '

1Exetnplofcgunio del quinto Mandamiento«


Scriuc Cefario de vn foldadó, que

E era ran deunto de pagar los diezmos,


que ténia fumo cuydado de pagar­
los c o j i tiempo , fi n engaño, ni vexacion
en tama manera>que el tenia vnaviña, de
donde folia'df|^er diez carretadas de vua.
Sucedió vna vez que no cogio mas que vn.i,
dixoleafu criado·· Am igo, Dios meá qui­
tado la parte qus defta cofecha me folia to­
car, pero yo no quitare a Dios fu parte, to^.
ma eíTa carretada, y lleuala ál diezmo. En e l
mifmo tiempo vn Sacerdote hermano del-
foldado páfso junto a fu viña, y viéndola
llc-ña de vua, fueflfe a fu hermano, y dixole:
Q\io negligencia es efU,que no vendimya is]
vueftra viñaf Refpondio queyalááuia ve.:
dimiado. Replicó el hermano que no, que
enaquel punto la ama vifta llen a re vua.
Acudió a verlo, y Vio que era afsi. Vendi­
mióla, y halló que jamas Icauia. dado tanto ‘
lrsío como aquel año, en pago de la büena
voluric.'d con que dio a la Iglefia lo#que
dellaauiacogido.
DelJexto Mandamiento.

E N el Credo,tratando de la Comunio de
los Satos, os cote vnexcplo, y caíligo q
d e c l a m a c i ó n de l a
p ío s hizo a vn hombre que fe quifo cafar,y
Eáccnfnrm e'al orden de lá Iglefia, y afsi
paitemos a la declaración de los confejos
ÉuangeJicos·.

Declaración de los confejos Euangeltcos ,


CAP. V il.
D. 1 V EíTeo que me digays, fi«demas de
1 .■ los.. Mandamientos del Señor,
ft. J L ^ j r ay. algunos confejos para viuir
con mas perfecion.
M .A y muchos confejos muy fantosy pro-
uechofos, para guardar los Mandamientos
con mas perfecion, mas los principales fon
tres: Pobreza voluntaria, Caílidad, y obe­
diencia.
D .t n que confifte el confe jo de la Pobreza?
M . En n# o tener cofa alguna propria, auien-
do antes dado toda fu hazienda a pobres-, y
efle ccnfejo leenfeñó Chrifto.,diuinoMaef
tro, ño folamente con palabras, pero tam­
bién io el exemplo:y defpues deChnfto los
fanros Aportóles le án feguido;y también
los primeros Chriílianos que habitauan en
Ierufalen,al tiempo de la primitiua Iglefia.
Y finalmente, todos los Religiofos hazen
DOCTRINA CH A S T IA N A . TX5
^voto de guardar efte fanco confejo da
voluntaria pobreza.
D.En que confifteel confe/o delaCaftidad?
M; En quererfer perpetuamente caño, no
folamente abfteniendofe de todo genero de
pecados carnales,pero también del matri­
monio. Y efteconfeio lea enfuñado tamhé
el Señor, con palal ras, y con e::emp!o, y le
íiguieronnueftra Señora la Virgen María,
eíg^ riofoS an luán Bautifta, y todos,los.
fagrados Apofto!es,defpues que fueron Hu­
mados porChriftó al Apoftolado*y defpucs
todos les religiofos ha/.en voto particul ir ,v
también todos losEccleíiafticos que tienen
¿órdenes facros.
D. que confifte el confejo de· la Obe-
d’enciá?
M. En renunciar el proprio juyzio, yJa pro
pria voluntad, que en el nuangcl:-o f®lam i
negarfe a ü mifmo, y fugetarfe a la vo’un-,
tad del fuperior en todo lo que no fuere
contra Dics. Y efteconfe/oleaenfc.'.ad >el
Saluador del niundo, no folamente con pa
lab¡vis,mas también con el exemplo. obede­
ciendo én todas las coías al Padre Ereme,y.
fugetandofe también quando era N; ño a l.t
Madre, y afán Iofeph, que eráren*8o por
fu padre,.por fer efpofo de nueftra Seño­
ra.· aunque en la realidad no era fu padre.
DECLAMACION DE L A
por fer nacido de Madre íiempre virgen. Y
cite es e! tercero confejo, al qual fe obligan
tJmbien con voto todos los religiofos.
D . Pórque fon tres confejos losprincipales
y no mas?
M · Porque los confejos principales ílrucn
para quitar los impedimentosde laperfecio
la qual confifteen la charidad, y los impedí
montos fon tres, que fon el amor de la ho-
z:énda, y efte fe quita con la pobreza: ai
amor delosguftos carnales, yeito fe quita
con la caftidadelamor déla honra y pode­
río,y cite fe quita co la obediccia. Demas de
íto, porq el hobre no tiene fino tres fuertes
de bienes; efto es, del alma,del cuerpo,y dc<
las cofas exteriore$:por elfo dado aDilpslos
bienes exteriores por la pobreza, el cuerpo
porl^iaftidj.d, y el anima por la obedien­
cia, vieneahazer vn facrificio a Dios de to
do quanto tiene; y afsi a difponerfe para la
perfección de la caridad, con el mejor mo­
do que fea p o f ible en cita vida ·

D . f ‘ R ' T F.neys alguna hiftona, adonde


H le dtílcubra lo mal que haze el q
J » fiendo llamado a religión y vi­
da pevfeta, no correfponde a la infpiracion
de Dios nueftro Señor. »
DOCTRINA CH üJSTIAN Á 1-6
,M. Mucho aueys de agradecer a nueftro^é
ñor qualquiera buen deíTeo que oíclc deTer
religiofo, y temer, fino cumplís con la D i­
urna voluntad que os llama a fu fantó fer-
uicio. Y para que no os defcuydeis en acu­
dir al llamamiento Diurno, os quiero re!e-
yir vno, o dos cafos, o caítigoscjue Dios hi­
zo a dos hijos que no correfpond á a la D¡-
uinainfpiracion,yalpadredelvno quefe lo
eftoruó.
Y fea el primer© el que en la fegñda par
te de la Córonica defan Francifco, feef-
criue de vn ficerdote, que lleudo*llama do
de Dios al citado de la religión, hizo voto
de entrar en la del Seráfico Padre fanFran-
cifco: pero defpues lo hizo ta mal que quá-
do para cumplir con lo prometido, deuia ro
mar el habito, lo trocó en vna Calongia, q
le dieron en vna Iglefia. Pero ©ios, que.ef
taua indignado con el, le dio luego vna en
fennedad, y aunque le duró feys mefes, el
tiempo y 15dolencia,que le deuian leriiir de
recuerdo paramejorarfe,le firuieron de en
durecerfe de tal fuerte, que nadie pudó acá
bar con el, qife en todos feys mefes fe con-,
fellafle. Y tomando por medio·, que viniel-
íe los frayles de la O rd 3deS.Fraiifcoja per
iludirle q fe cofeíTaííe; el afusmuchos rué
gos y lautas pcrfuacioncs,les refpódio: Pa-
DECLAMACION DE L A
dres, no os canfeys en hablarme de la cori-^
f§fsion,«porque yó fe quefoy para fiempre
condenado, y p o refto n o quiero, ni mea·1
prouechara confeílarme.Ypara dezirosde
vna vez, todo lo que en eíto ay, fabed q po­
co antes de vueftra venida yo fuy prefenta
do ante el tribunal de Dios, el qual mirán­
dome con ojos y femblante de indignado,
y efpanto, medixo. Llámete, y n() quiíiftc
oyrmel fino que me dexaítoy menofpiecii
fte por vna Canongia, pues yo ta mbien te:
dexo, y te condeno a las eternas rtsnas. Y j
al puntijqaeel defdichado acabó de refe­
rir citas palabras vltimasjfe 'e arrancó el al­
ma, y 1¿ dio en manos de aquellos qu*por
ar.crle engañado en la vida, fe la lleturó en
la muerte.En efte ca^igo fe vé quanto ofen
den a Dios, y á quanto peligro fe ponen, af
fi los que no refponden al llamamiento ds
Dios; ¿orno los que defTuaden el eftado re·
Jigiofo.
También Enrique Gran eferius, que co­
mo vn mo?o fue(Te llamado de Dios, dexo
fus padres y hazienda, y entrofe en vna re
ligion, donde comen9Ó con*feruora feruir
a Dios:pero fu padre que no tenia otro hijo
iinti'o táto efta houcd.id, que fin temor del
diuino juyzio, acudió al monnfterio con in
tentp de íacar a fu hijo, y que dexaffe el ha-
DO C7VJSA C H R lS rtA N A . 1 27
^bito; pero no fue oydo. Hizole grades pro-
nicíliis,y todas lasmenofpreció: amenazó­
le, pero burlofe de fus amenazas. Pufofe a
llorar, y el pobre m ofó viendo el roftro, y
barba de fu padre bañado de lagrimas, ca-
menf ó a ablandarfe, y h babolear ¿Vi fupro-
pofit». Los religiofos que lo aduertieron,
dolíendofe del peligro en que aquel pobre
mofo eftaua, apartaron al padre, con color
de que fe enxugafle hs lagrimas* y hablado
con el mof o, le dixeron: Hijo mio,í)ue h.i-
zeys, qúenoes vueftro padre, fino el de­
monio qr.eporfu medio os combate, y co
armas de p á tin a piedad, haze cruel guer­
ra a vueftra eterna faluacion: por tanto ef-
tad firme y confiante, no p$rdays la coro-
naque ya en el cielo fe os á comenfado a la
brarj porq fi vos dexays a Chrifto, podeys
bien temer que no os dexe: y fi por vueftro
padre dexays lo comenfado, temed no per
days al padre, y anos mefmo. N o baila na­
da defto,finoqueel inconftantefllofo mo-
uido de fu padre, dexó el habito,y fe fue co
el a fu fierra,donde fe prometían alegres a··
ños con la abundancia de bienes y riquezas,
quepofleyan. Pero el juüifsimo Dics, que
fíente mucho verfe dexado,yquetan poco
•fe cftime vn t.nlbeneficio, antes que fe p if-
fefle el figuie^re mt¿s, citó al p.'.dre y al hijo
" d e c I A Á a c ió n d e ' l a
que parecíeflen ante fu tribunal; y con vná^
muerte repccina los arrebato a ambos,y los
pufo en juyzioj que de las feñales fe puede
creer fue tan feuero, que ambos con la pe­
na echaron de ver la grauedad de fu culpa.
Declaración de losjiete Sacramentos de
la funta Iglefia.
C A P . IX.
D . S "V O rla gracia del Señor fe ya las
* s - J * tres partes principales d ela D o -
JL ¿tnnaChriftiam:refta agora que
me dcclnrcys la quarta, que íyio me ácuer-·
do mal, contenia los ficto Sacramíentosde
la Tgicfia.
M . Efta parte de la Doctrina es vtillifsima,
y afsi conuiene que la aprendays con mu­
cha diligencia. Aueyspuesdefaber,que ay.
en la Tglcfía fanta vn grande teforo, q fon
los fantos Sacramentos, por medio de los
qualesnofotrosadquirimosla gracia deDios
Ja cofcruamos, la aumétamos·, y quado por
nueítra culpa fe pierde laboluemosa cobrar
y per eíío quiero declararos, q cofa fe.i Sa-
cramicnto,quatos fon,y d e quié.'m fido in-
ftituydos, y algunas otras cofas: y defpues·
y e n f ' r e m o s a la d-ichracion de cada y no ds
lies en particular. - ^
d o ctr in a . c h r t s t i a n a '. n i% j
D . Com entad a declarar que cofa fea.Sa-'
cramento, que dsfleo macho laborío.
M. Sacramento es v n jp yftcno fagrado,co
el qual Dios nos dá fif acia,, y juntamen­
te nos reprefenta extoriormente el efeto in·
uiííble que obra la gracia en nueftra alma:
porcj fi nofotrosfúerámosefpiritusfín cuer
po, como fon los Angeles, Dios fios. dier.i
fu gracia efpirituai mente, mas porcj fomos.
compueftos de anima, y de cuerpo, poref-
fo nueftro Señor por condecender a nuef·
tr.i naturalezas nos dá fu gracia por medio
de ciertas acciones corporales, las qu.iles
(como é dicho) júntamete por algunss fe-·
Biejanfas exteriores, nos declaran el efeto
interior de la gracia,como por exemplo,el
fanto BautifniQ,quc es vno dé los Sacramc
tos de la Igleíia, fe haze lauando el cuerpo
con el agua,e inuocando juntamente la S.l
tifsimaTrindade, y por medio de aquella
ceremonia de lanar, Dios d.i fu gracia, y la
infunde en el al ma de aquel que íé bautiza,
Y nos di a entender que afsi como el agua
laua el cuerpo, afsi la gracia lau.i el alma, y
la limpia de fus pecados*
D .Si yo é entedido bié,me pareceq para ha
'zcr <£vna cofá fea Sacramento,fon necefia
riastres cSdicíones.Pi'Ttnero Cj fea vnacere
monia;o fi querremos riobrarla d nra fueres
DECLA¡{ A C IO N DE L A
vna acción exterior. Segundo que por elb
dé Dios fu gracia. Tercero que aquella ce­
remonia renga T en gan 9a con el efeto de lí
gracia, y afsi lo represente y fígniíique ex¡
*teriormenre.
,M. Aueys entendido muy bien, y agora
aveys vltra defto, de íiiber, que eftos Sacra­
mentos fon todos fiete, y fe llaman Bautif-
mf), Confirmación, o íürifma, Eucharil-
tia. Penitencia, Extrema vncion, Orden, y
M atrimonio.La razón porque fon íicte>es
eíla: porque Diosa querido proceder en dar
nos la vida efpiritual, como fuele proceder
en damosla corporal. Quantoa la vida cor­
poral, lo primero es mewefíer nacer, lo fe*
gundo es menefter crecer,lo tercero es me­
nefter criarfe-, lo quarto,quando el hombre
enferma, á menefter curarfe; lo quinto,qüá
do á de combatir, a meneíter armarfe ; lo
fexto, es neccíTario que ay quien rija,y go-
tiierne los hombres ya nacidos y crecidos;
lo feptimo, es menefter que aya quien atié-
da á la multiplicación del genero humano:
porque fí muriendo aquellos queán nacido,
no fucedieflen otros,prefto faltaría la gene­
ración humana. Afsi que quanto a la vida
efpiritiijit: lo prim ero es menefter que naz­
ca e i rio)otros la gracia de Dios, y eftofa
h i¿c con o! Bautifmo. Lo fegundo, es me-
D O C n jN A C H U jS T IA N A .
nefter que aquella gracia crezca,y fe fortifi­
que, yerto fe haze con la Confirmación.
L o tercero es menefter que fe crie y man­
tenga , y efto fe haze con la Eucha-
riftia . L o quarto es· menefter que fe co­
bre qiundo fo'á perdido, y efto fe haze con
U medicina de la penitencia, L o qi^in-
t ¿. es menefter que el hombre al punto
la muerte fe arme contra el enemigo in­
fernal, que entonces mas que nunca nos
combate,y efto fe haze con la Extrema vn -
cion. Lo íéxto, es menefter que aya. en la
Igleíia quien nos guie y gouierne en efta
vida efpirituai, y efto fe haze con. el Ordé.
Lo feptimo,es menefter que aya también en
la Iglefia quien Tantamente atienda a la muí
. tiplicacion del genero humano,porque afsi
fe multiplique el rfumero de los fieles,y ef-
tb fe haze. con el Sacramento del Matrimo-
.nio.
D . Quien á hallado, yínftituydo cofas t^n
marauillofas? ..
M.Eftos Sacramentostan marauillofos,no
pudieron ferhallados ííno porladiuina fa-
biduria,ni inftituydoslino de nueftro Dios,
el qual puede dar la graciajy afsi Chrifto N*.
Señor que es Dios y hombre, losa hallado
é inftituydo,y viera defto, todos los Sacra­
mentos, fon como ciertas canales, por los
DÉCLARyCCION DE i Z i
guales fe nos deriua la virtud de la Pafsio de
Chrifto, y es cierto que nadie puede difpé-
far el teforo de la Pafsion de Chrifto, íi no
<de la manera, y por los medios que Chrifto
áinftituydo.
D . Qucfriafaber, fi en el tiempo delTefta
méro viejo auia Sacramentos, y fí eran tan
excelentes como los nueftros, 9
M . En el teftameto viejo Jhuuo muchos.Sn-
eramentos, pero fueron diferentes de los
nueftros en quatro cofas. L o primero, que
eran aquellos mas en numero que los nue­
ftros,ypor efto la ley vieja era mas dificilq
la mieua. Lo fegundo, aquellos era mas de-
ficiles de guardar, que no fon los nueflros.
L o tercero, aquellos eran mas efeuros, y
afsi era entendido de pocos lo queítgnifica
uan, liendo la /igniíícacíon de los nueflros
tan clara, que qualquiera la puede enten­
der. L o quarto,aquellos no dauan la gracia
como la dan los nueflros, porque folamen
te la prefigurauan y*prometian; afsi q nue­
flros Sacramentos fon muy mas excelen­
tes, porque fon menos, mas fáciles,mas cía
ros, maseficazcs, que no eran aquellos.
D . También querría entender qual es el
mas grande de todos nueflros fíete Sacra­
mentos.
M -Tcdcs foii grandes,y cada vno dellos tic
DOCTRINA C H R IST IA N A . t JO *
¡ne alguna gráde¿apropna: el mayor deto­
dos es el Samifsimo Sacramento de la Eu-
chariftia, porq en el eftíel Autor de la gra­
cia, y de todo bien, que es Chrifto nueftro
Señor, pero con todo e(To quanto a lane-
cefsidad, los mas nece/Tarics de todos fon
elBautifmo, y laPenitenciaj y quanto a la-
dignidad de aquel que puede dar los Sacra
mentos, los mas dignos fon la ^Confirma­
ción, y la Orden, porque eftos dos Sacra·»
mentos, por lo mas ordinario.-no los puede*
dar fino el Obifpo» Quanto a la facilidad,el
mas fácil es la Eftrema vncion, porque enel
fe perdonan los peccádos fin trabajo de pe-
íiitencia.Quánto a lo fignifi.cado,el mayor
es el del Matrimonio, porque fignjfica la
vnion de Chrifto con la Iglefia.

Del ’Bautifmo,
O menead fi os parece, % decla­
rar el primero Sacramento,y di-
zidme ante todas co&s, porque
fe llama Bíutifmo?
M . Efte nombre de Bautifmoes. Griego, q
quiere dezir lauatono: y la finta Iglefia 3.
querido feruirfe defte nombre Griego, por
q efte nobre d<r laua torio es muy com ii,y fo
vfa a cada paffo en cofas baxas, y per eífo*
DECLAMACION D E L Á '
y porqueefie Sacramento tuuíeíTc proprio
nombre, por el qual fuefíe conocido mejor
y mas venerado, fea llamado Bíutifmo.
D .Q n e cofa es necesaria para hazer elBau
tifmc:!>
M . Son menefler por lo menos trqs cofas,
.y aprendeldasbien: porque en ciertos ca-
fos de nctefsidad (como defpues diremos)
qualquiera^iiedebautizar; y por eftó es ne
ceíTario que cada vno lo fepa hazer.Prime­
ramente fe requiere el agua verdadera y na
tu ral. y q u cco n ella fe báñe la pcrfonaqiie
fe bautiza. Lo fc'gundo, es meneller dczir
en el mifmo tiempo que fe echa elagua,ef-
tas palabras.· Y o te bautizo en el r.óbredeJ
Pádre,y del Hijo, y del Efpiritoíanto. L o
tercero, csneceifario que la perfona q bau
tiza,renga real y verdaderamente intécion
de bautizar; conuier.e a fabe.r, de dar el Sa­
cramento que Chrifto ;í ínftituydo, y que
la Ip.le^fefanta fuele dar quando bautiza,
porque fituuieííe folamente intención de
burla, ó fórm ente de lauai;el cuerpo de al*
gunafuciedad, feria vn grauifsimo pecca-
do, y aquella pebre alma no feria verdade­
ramente hau.tizada.
D . Qüc efeto?hazeel Bautifmo.
'M-H aze trcse'fütos. lil primero es, q renue
•üa el hombre períetamente,dándole la gra
·. DOCTRINA CHXJSTlJlNA.· I?* *
cía de Dios, por lo qualde hijodel demo­
nio,.fe bueluehijode Dics* y de pecador fe
bueiue jufto·, y no fol.miétc l.iua el alma di.
roda mancha de culpa, mas también la Ii»
bra de toda la pena del infierno, y do! Pur-
garorio:de modo que fi vno muriefle luego
defpues de ler bautizado, yria derecha ál
cielo,como fi jamas huuiéra cometido peca
do. El fegundo efern es,que dexa enel alma
vna cierta fe.ial.efpintual.la quil no fe pue
dq quitar de macara alguna,y por ella fe.co
noce t fíempreen aquellos también que vá
al inJiemo, queAn recebido él Bauriímo, y
queán fidocblasouejuelasde Chrifto, co­
mo en cite mundo fe conoce por.la marca
de quien fon los efe la« os. o los animales^y
cita es la cauta porq ei Bautifmo no fe pue­
de tomar fino fol amére vná vea,porque no
fe pierde jamaseftando íiempre eftampado·
en el alma el efíto de'. El tercero es, q por
el Bautifmo entra.la'jt;rfonaen lafanra F-
glefia, v participa de todos los b’enes della
como fu hijo,y h.ize profefbio cte fer C hri-
ftiano, y de querer obedecer a a quellos que
«n ktgAjP^-Chriftó la gouiernan.
D . A qúiv.i toca pri meramenre dar el/411-
to Bauriímo.
M. Toca al Sacerdote por offiejp proprio,
y en particular a aquel que riene cura dS al-
D E C l J i ^ C T O N DE
mas, mas quando no huuieflc facerdote, to
ca al Diacano: y en cafo de necefsidad,co­
mo quando ay peligro que la criatura mue­
ra fin Bautiírno, toca a qualquiera, afsifa-
cerdote cómo fcglar,¿ifsihombre como mu
ger, pero íiempre fe á de guardarla orden
que la muger no bautize, fí fe puede hallar
vn hombre, y que el fepjar no bautice ha-
lladofe prefente vn Eclcííañico^y entre Ies
Éclefiafticos, el menor á de dar lugar al ma
yor. · *■
D . Marauillome de que el Bautifmo, fe dé
a niños apenas nacidos, que aun no fabe lo
que reciben.
M.Es tan til la necefsidad dclBautifmo,que
quien muere fin tomarlo, o a lo menos lin
defícarlo, no puede entraren el cielojy por
que los ni ños pequeños fon muy peügrofos
de«morir fácilmente, y no fon capaces para
deflear el Bautifmo, porelToes neceflario
el bautizarlos luego: y aunque no conozca
loq u e reciben, fuplela íanta Iglefia, que
por medio delPadrino,o de IaMadrina,ref
ponde y promete por ellos,y efto baila. Por
que afsi como.por medio de A.daaawcaymos
cnpeccado y dsfgracia de D ios,lm que no
fotrós fiipieíícmos nadarafsi Dios fe com é­
ta q por medio delBautiftno,y déla íglefia
jía ra cs Iibfes de pecados, y boluamos en fu
DOCTRINA C H R JS n A N A . íjí
graciay aunque no lo echemos de ver. .
D . Que quiere dezir Padrino, y Madrina,’
de que agora aueys hecho mención, y que
oficio es el fu yo?
M . A. dar el fanto Bautífino porvfo anti ­
guo de la Igleíia, concurre vn hombre que
conmínente fe llama Padrino, efto es, co­
mo otro padre, alguna ve¿ vna muger .q
íelb m i Madrina,como otra madre, yeft^s
dos, o vno.dellos tiene el niño mientras fe
bautiza, y refponden por el quando el Sa­
cerdote pregunta al niño, fi quiere fer bau­
tizado, y fe cree lo« Artículos de la F e , y
coíasfemejantes. Y defpues quando el ni­
ño crece fon obligados el Padrino,y la M a­
drina atenercuydado deenfeñarleslasco-
fas de la Fe, y las buenas coftumbfós, íi el Pa
dxe,ola madre fue ¡Ten en efto negligen­
tes, Y vltra defto fe á de aduertir, queeftos
des contraen en fi por el Ba utífmo vn cier­
to paren releo efpirituai, y *afsi mi fin o ’con
el que fe bautiza, y conlu padré, y madre.

D . T W Anda vueftraq no falteys a vueftra fS


1 ta coftíiforc, y para mi ta proifcchofa,
de confirmar lo'qu; n-.e enfeñays,con al­
gunas hiítorias, o milagros. Y pues me
DECLAMACION DE I A
aueys declarado el facramento delBautif-
mb, ns pido que me refirays algún jnilagro {
dónde fe eche de ver fu virtud.
M . Nueftro Señor para dar paz afulglefía,
enobió vna enfermedad al Emperador Cóf-
tantino de vnalepra incurable, llamada e·· '
lefancia, íaqualtuüo también fu hija Conf-
táncia. y dellafanó porimercefsion de.S.
Inés virgen, y martyr.· porque los grandes
Principes, Emperadores, y Monarcas del
mundo como fon hombres mortales taro-
biÜheftan fugetos como todos los demas,
a todas las miferias de nueftra mortalidad y
corrupción· Y afsi dize Plinio,que en Egyp
to folia fer efta enfermedad familiar, y que
algunas vezes daña a los Reyes ( aunque en
<laño detodo el pueblo) porque para finar
íebañaua en vn baño de íangre humana.
Efto mifmo aconfejaron al Emperador CoC
tantinolosj facerdotcs Gentiles, teniendo
mas cuenta coAlafalud de vn hombre,que
con la calamidad de tantos innocentes,que
con fus nrGerresfela auian dedarlEftaua el
Emperador determinado delauarfe con la
fangre<je tres mil niños, lcsqualcs auian
m-indado bufear de muchas parces para má
dar haáer aquel cruel facrifició. Y auiendo-
felos traydo, y.eftando a punto los carnice­
ros que los auian de matar,y las madres trif-
votCTRjiJ<ACitT{nTi¿ttJjt. 133
tes'y llorofas, mefandofe y hiriendofugine
chos, y hinchiendo los cielos de aíaridosry
clam oresCom padeciéndolo el piadofo
Emperador de la innocente edad de Inshi'
jos, y de laternura, y entimiento de las ma
dres, no quilo fallid can corola: y afsi fe re-
íoluio de quedar enfermo/} bufcar otras
dicinas parafanar de la* lepra; y mandó rcf-
titiiyrlos hijos aíiis madres, y repartir'cs
bu,ena cantidad de moneda, y embioles a
fuscafascon grandifsimo concento y ale-,
gria. Aquella mifma noche aparecieron .1
C ontam ino San Pedro, y San Pablo , y
auiendole agradecido la mifericordia fj’.i;:
auia vfado con ¡las madres, y con los .niños,
ledixeron que embiafíe al monte Sorafle
por el Pontífice de los Chriflianos.que fe
llamaua Syjueftre, q el fe enfeñaria otro ha
ño con que fanaria mejor de la lepra d;l
cuerpo, y la del alma,quenóel q los facev-
dotes de los Ídolos le auian aconfejado.lim-
bió luego el Emperador por San Sy'ueílre
el qual vino, penfandoque le bu fea ua paj
ramartyrirarle.* mas quando oyó al Hrnpe*
rador el fiíeño y reuelacion que auia.tenido»
y los varones diuinos que le auian apareci­
do, entendiendo por fasfeñasqel Empera-
dor le dáua q era S.Pedro,y S.Pablo,le muf
tro las imagines dcl!os,q el tenia,y elEmre-
m C L Á K A C lO N D I LjC
jtídorfe confirmó que eran los mifmos,por,
qrre dezian muy bien los retratos con las
perfonás que el auia vifto. D e aquí comen­
to San Sylueftre a predicar alefu Chrifto,
yenfeñar al Emperador los myfterios de
nueftra fantaFc, y a declararle que fin ella
no ay íalud entera, y que aquellos dos que
le auian aparecido, eran Apoftolcs dfelSc-
ñor,fundadores déla Jglefia Romana * y
predicadores de fu Euangelio >y que el fe
jos auia embiado del Cielo para darle entera
falud en el cuerpo, y en el alma, y abrir el
camino de la vida, la qual alcanzaría defe-
chándo el culto de fus falfos dioíes, y abra­
cando la religión Chriftiana, y lauandofe
con el agua delfanto Bautifmo.Todo lo hi­
zo el piadofo Emperador, y dexando la pur
pura, y la diadema Imperial, feviftio deia-
có, y de ceniza, y ayunó; y hizo penitencia
de fus pecados·, y el íanto Pontífice le inf-
truyó en los myfterios de nueftra finta Fe>
y dcfpues le bautizó. Sob're aquel lugar dó-
«le le bautizaua, fobreuino vnaluz clarif-
fim a,y mas refplandeciente que el fo l.Y el
falicde la pila del Bautifmocon la carne
blanca, fana y pura como de vn ríiño dexa-
do el agua llena de aquella lepra, amanera
deefeamas de peces. C o n e fia falud tan fu-
bita,entera,y milagrofa5quedó el Empera-
D O CrtJN ^C C H ^ I S n ^ í J ^ . IJ4
dor Conftantino muy confirmado en Ias
cofas de nueltra Tanta Fe, y muy defleofif-
íimo de amplificarla por todo fu Imperio·
Tambien cuenta Vincencio ci) el libro f e
gundó del gloriofo f.mGines reprelencími"
te, clqual por dar gufto al Emperador Dio”
cleciano, y entretenimiento al pueblo Ko"
mano; quilo reprelentar en fus comedias
las ceremonias del Bautifmo,e inftruyó a fus
compañeros de lo que auian «Je hazer. Salen
ál tablado, dizeque quiere fer Chriftiano,
fale vertido deprssbyte.ro vnQ,dc fus com­
pañeros, haze las ceremonias en tal aclovfa
das, haziendo efearneo conefto del fanto
Bautifmo. Pero (ó bondad inmenfa del Se­
ñor, que por tan extraordinarios modas, y
vias¡atrae a fu rebaño la oueja perdida) en
cfte mifmo tiempo le alumbró el Señor con
vn rayo de fu luz, y le trocó la voluntad de
manera, quede veras pidió el fanto Bautifr
m o . Y preguntándole fi £reia lo que los
Chriílianos creen, leuantoTos ojos en alto
y vio vna mano que baxaua del cielo-.y mu­
chos Angeles que en vn libro leyan todos
los pecados de fu vida, losqualesMedixeron'
que lena libre de aquellos pccados con el
.agua del Bamifinó, íide veras la rccebia.
Pidióla de corajon, y con veras, y luego
que la recibió, vio ja eferitura dGl libro
BECLAKAClON DE L A
borradS, fin queen el quedafl"e feñal algu^
na. Dixeron los Angeles: Yaás viftocomo
As ¡ido limpio de tus culpas y peccados,pro
*cur<t có Ibna,ir la limpieza q ás recebido: có
JÜqiul quedó muy alegre y confolado. Vi-
ftieróle deblanco, como era de coftumbre
haberlo con los recisn bautizados; y marv
do clUmperador que le lubieiTen en vn pul
piro, defdeelqual eldixo al Emperador, y
al pueblo, c o b r o era verdadero Chníltano,
y las mercedes que nueítroSeñor le auia he |
th;j. Mandóte el. Emperador atormentar,.
y con la Diurna gracia tuuo fortab¿a y va­
lor para futrir muchos tormentos, finque
fuellenbaíb.ntes para apartarle de la verda
dera Fe, que auia poco antes recebido.

De Id confirmación.
D. do aliemos baftanteoion
te^jsl Bauritmo, dizidme ac»o-
ra'qúe quiere dezir Confirm i-
cíon, o Ct ifma, que es el lc£tí-
do Sacramento?
‘M . El fecundo facramento fellam i Cofir-
d ación , porque fu eíetoes confirmar al
hambreen la Fe, como poco defpues di­
remos. Líamaíb también C n friia, que es
nombre Griego; quiere dc¿ir vncion, por-
DOCTRINA C H R ISTIA N A . í 3?
pue en efte Sacramento fe vnge la frente
de aquel que recibe el Sacramento. Por­
que afv. como en elBautifmo fe -laua con
el agua el que fe bautiza, para.fignificar, q
la gracia de Dios le laua el alma de las man
chas de to,dní le s peccados: afsi en la C h rif
ma fe vnge la frente, para iignificarquela
gracia de Dios Yiige el alma, y la confor-
ta.y purifica, para que pueda combatir con
tra el demonio, y confeíTar co ofadia laían
taFé,íin miedo de tormentos, ni de la pro
pria muerte. .
D . En que tiempo deuerecebirfe eíle Sacra
mentó?
M^Hafed¿recebir quádolaperfona á lle ­
gado al vfo de la rizón: porque .entonces
comienza a confeffar la Fe,y teiyiér. necefsi-
dad de fer confirmada, y cftaíjíécida en la.
rraciai de Di 's.
D. Eft<rSacramento caufa otro efeto mas
quo fortificare! alma?
M. Dexa vna feñal fixa, y eftampad.i en el
alma, que ererna mente no fe puede borrar
y por ello cfte Sacramento no fe puede re
cebir mas que vna ve/..
D . Que nc^cersid-id ay d¿ que en elalm afe
eflampe otra feñal, pudiendo bailar la del
Baunfmo.
.M No fin caufa f ; e unrpael}a fecunda fe
DECLAM ACIO N DE L A
’Sal, porque por ja primer,a,folamente fecc
лосе que el hombre es Chriftiano; eftoes5
de la familia de Chrifto.Pero porlafegun
da fe conoce.que es foldado de Chrifto, y
que trac en el alma la iníignia de fuCapicá;
como аса cnel mundo la traen los foldados
fobre el vellido;, y aquellos que defpuesde
auer recebidr» éfte Sacramento, van al in­
fierno, tendrán grandifsima confufíon,por
que cada vno verá que án hecho profefsion
de foldados deChrifto,y que defpues fe an
reuelado contra el aleuofa mente.

’ D e la Confirm ación teneys


v.algun exemplo que contarme?
M.Muchos libróse leydo,y mu
chos autores viíto, y no é podido l^Ilar e-
xemplo alguno delaConfirm acioiUino és
el que agora oyreys; no íe fi os dará gufto·
Cuenta Tomas deCantiprato de vn cie­
go, el qual guardaua las vacas de todo el lu
gar, y con tanto cuydado las apartaua de
los fembrados, y las lleuaua a los paitos co­
munes, como í¡ tuuiera ojos. Y to que ma­
yor admiración caufau.a, dicernia y cono*<
c ia e lc e lo r y propriedades de cada vnade
las vacas de tal manera, que en pediendo-
d 'oc t r jü a cH \ ¡ST i^ tlijc. t ja

! c vna vaca defta, o de aquella color, luego


aafiade los^iiernos, y la lleuaua a la per-
fona que fe 12^ M?a· Yendo a eñe lugar vit
Obifpo, y oyendo dezir delfemejantes pro
digios, le preguntó#íi fe auia confirmado.
EÍrefpondio que no. M andó qflefe cdfcfef-
fafíe luego, y confirmóle, y en recebiendo
el Sacramento déla Confirmación,al puto
cefsó aquel conocimiento que délas vacas
tenia, porque todo aquello fe hazia con ar­
te del demonio, y de fathanas·, y afsi con­
firmado, huyó el demonio del. que eílaua
del apoderado, y el m ofo quedó mas con­
tento con la vifta del alma, que no con la
del cuerpo, queriendo mas entrar en el
cielo íin vifta,que 110 en el infierno con ella,
pues la tenia por arte del demonio.

De la EucfotrlfU'.

D. V 'V Eclaradme agora el tercero Sa-


I M cram énfo, y dezidme prime¿
J L - ^ ramente, que quiere dezir Eu-í
chariftia?
M . Efte nombre es Griego, y· ílgnifíca gra*
ta memoria, o agradecimiento; porque en
efte myfterio, fe háze memoria,y fe agrade
ce a Dios el beneficio preciofo de la íantif-.
. D ECLARACION DE L A
íimaPafsion del Saluador, y juntamente íé
dá el verdadero cuerpo y fan^ e del Señor,
porelqualeftam os obligad® Idara Dios
graaas perpetuamente. :·
D . Declaradme mas poi;entero todo lo que
fe cdfttienetn eíle Santo Sacramento,por-
qu^conociendo yo fu grandeza, pueda ú .
to mejor honrarle.
M .L a H oftiaqueyeys en el altar, antesq
efté conf.igrada.no es otra cofa que vn poco
dp pan, hecho oblea fútil: pero luego que el
Sacerdote á pronunciado las palabras de la
configradon, fehilla en aquella Hoftiael
'verdadero cuerpo ael S^ñor. Y porque el
verdadero cuerpo del Señor es viuo, y vni-
do a ja Diuinidad en laperfona del Hijo de
Dios; por eíTo jtintamente con el cuerpo fe
halla también la fangre, y la alm», y la Di-
uinidad^y afsi todo Chrifto Dios y hom­
bre; déla mifmá fuerte en el C á liz, antes
de la confagracion, nó ay otra cofa que vn
poco devino, con vn poco de agua: mas
luego acabada la confagracion, fe tu lla en
c lC n liz la verdadera fangre de Chnfto- y
porqu e la fangre de Chrifto no eftá fuera
d jl cuerpo,por eíTo en el Cáliz fe halla jun­
tamente con la fangre, el cuerpo, el alma,
y la Denudad del mifmo Chrifto^y afsi to­
do C huflo Dios y hotnbr·. ^ .
DOCTRJNÁCH KjSTÍANA. fj 7 9
D . Y ó veo con todo eíTo, que defpues de la
confagracion,tiene la H oítiafiguradepan
como antes, y lo que ay en el Cáliz tiene fi
gura de vino como primero.
M . Afsi es, que en la H oftia cofagrada que­
da la figura del pan que auia antes, pero no
fiy la fuftancia del pan que primero auia: y
afsi debaxo de la figura del pan, no ay pan,
fino el cuerpo del Señor. Y o os daré vna fi­
ní ilitud para que lo entendays. Aureys oy-
do dezir, que la muger de Loth fe conuirtio
én vnacftatua defal, y quien vehia aquella
eftatua,vehia la figura de la muger deLoth^
y con todo eflfo aquella no era la muger de¡
I.oth, finofal, debaxo de la figura de vna
müger. Afsi pues, como en aquella conuer-
fion fe mudó la fuftancia de dentro, y que­
dó la figura de fuera, afsi en eñe myfterio fe
muda la fuftanciainterior del pan en elcuer
podel Señor, y queda de fuera la figura del
pan, que antes auia·,y lo mifmo deueys en
tender del Cáliz,efto es, que a y la figura, el
olor, y fabor del vino,y que no ay la fuftan-
cia del, fino la iangre del Señor debaxo de
aquellaefpecie del Vino.
D . Gran cofa me parece; que vncuerpo
grande como el del Señor,pueda eftarde-
í>axo de vna efpecie tan pequeña, como es
sUjuella de la H oíiiacb rifa grad a;
; DECL'jl$P<CjdÜ\ Dp L A
M . Grande cofa es por cierto, perotambíe
es grande la potencia de Dios, que pueda
Jiazer cofas mayores de :Io que noíbtros po
demos entender. Y afsi Chrifto quñdodi-
xo en el fanto Euígelio, que Dios podia ha
zer que vn camello, que es vn animal mas
grade q vn cauallo, paíTaífe por vn ojo de a
gu ja; añadió, que eftas c ofas fon a los hom­
bres impofsibles,pero q a Dios codo espof
fible.
D . Quiíiera vn exemplo para entender co
mo pueda eftar el mifmo cuerpo delSeñof
en tantasHoftias como fe hallan en tantos
altares.
M .L .as marauillas de D io s, no es neceffa-
rio entenderlas, mas baña creerlas, puesef-
tamos ciertos de q Dios no nos puede en­
gañar; con todo elfo os daré algñ exemplo
para vueftro confuelo. Nueftraalmá, cofa
cierta es que es vnafola, y toda cftá en los
miembros del cuerpo,toda en la cabefa ,to
da en lospies,y toda en qúalquier parte,pof
pequeña que fea de nueftro cuerpo: pues q
marauilla es, que Dios nuefiro Señor pue­
de hazer eftar el cuerpo de fu H ijo en mu­
chas hoftias, pues haze eftar vna mifma al­
iña toda y entera, en tantas tan diuerfas, y
apartadas parres de todo nueftro cuerpo?
f nlavidad e Sm uo A ntonio 4c Paduafe
ЪЪСЩШ'Л CtiKXSfíi/LXji. l)S
lee, queefte Santo vna,vez mientras precíí-í
caua en vna dudad de Italia, fe hallo junta­
mente en Portugal por Diuina poticia,pa­
ra hazer no fe que obra buena. Luego G pu
do hazer Dios que San A ntonio eftuuieíTe
juntamente en dos lugares afsi apartado«, f
en fu propria forma, porque no podra ha­
zer queChrifto efté en muchas hoftias.
D . Dezidme por corteíla, C hriílo fe parte
del cielo quando viene a la Hoftia,o verda­
deramente fe queda también en el cielo.
M . QuandonueftroSeñorcom ienfa a ha-
llarfe en la Hoftia fagrada, no fe parte del
ciclo, pero fe halla por virtude Diuina jun-\
tam enteenelcielo y en la Hoftia. Tom ad
el exemplo de nueftra almatquando vno es
fliño de pocos dias, es pequeñifsimo com o
vos veys:y quien lo midiefle,hallaría que ca
II no es mayor que vn palmo: defpues cre­
ciendo, fe haze mayor al doble de aquello
que ántes'era,y midiéndolo ferá de dos pal­
mos. Agora yo os pregunto, fiel alma quer
eílaua en vn palmo folo, á dexado aquel prí
mer palmo por venir al íegudo, o no? C iec
to es que no loá dexado, ni fea eftendido*
porque ella es indiuiííble: luego fíndexarel
primer palmo, a empe9ado a eftar tambiení
cnelfegundo. Afsi pues nueftro Señor no
dexa el cielo por hal larfe é laHoftia ni dexa
DECUCKAClO N DELA
vna Hoflia para hallarfe en otra, mas junta
fciécé fe halla en el cieloj y enlodas las Ho
ílias. ·■
D · Y a é entendido lo que ftcoticne en ef-
te Santifsimo Sacramento, agora deííeoía
ber q fe requiere para recebirlo dignamete?
M · Se requieren tres cotos. L a pr/mera es,
que la perfona confieífefuspeccados,y pro
cúre eftaren gracia de Dios quando vá a co
mulgar: porque vna de las caufas porq efte
Sacramento fe da en forma de pan,es por­
que entendaníos que fe da a vinos, y no a
muertos, para fuftentar Jagracia de Dios,y
acrécen caria. La fegunda es,q eítemosayu
nos en todo y por todo,eftoes,quealo me
nosde media noche abaxo no ayamos toma
do nada, ni vn tragó de agua. L a tercera es
que entendamos lo quehazemos, y q ten­
gamos deuocion a tan grande myííerio:
y por/bíTo eñe Sacramento no fe dá aniños,
ni a pérfonas a quien falte el vfo de la razo.
D · Quanameflududeuemos comulgar?
M . La obligación de’la Igleíia fanta, es de
comulgarfea lo menos vna vez en el año,
conuiene a faber, por la Pafcua de Refurre
■tion: mas con todo eíTo couendría hazerlo
mí’snmenudo, íegu el c S & jo del cofelTor.
D .Decidme agora el fruto que fe recibe de
efteSacraméto,y el fin porq fue inftiruydo.
DOfTÜJN./t CHJ{ISn'jN A . tj J
M. P or r/es caufas Chriftomicftro. Señof
¿ünftituydo efteDiuino Sacramento. L ó
primero, porq fea fu (lenco de las almas. L o
íegiindqr porque fea facrificio dela.nueua
ley. L o tercero,“ porq fea vn perpetuo me­
morial d¿ fu Pafsion,- y-vna prenda clarif-
limn del ?nior que nos riene.
D . Q¿±c eferó.haze en quanto es fufléto del
alma? >
M. Haze aquel efeto q h&.e el fuftéto cor­
poral en.el cuerpo, que por eflo nos le dan
en efpecie de pan: porque afsi como el pan
ccmferoia. el:calor natural, en que coírfte la
vieja idel cuerpo, afsi efte Santifsimo S acra
mentó, quando, es recebido dignamente,
con ferua y aumenta lacarjdad, que es la fa-
liid y vida deí alma.
D , Que efétoHazeen quanto es facrificio.
M. Aplaca Dios para, con el mundo, y alca
9a muchos beneficios, no folamente para
Y¿üos,Tnas también para muertos queeftan
en el Purgatocip. Y aueys de faber, que en
el Teftamento viejo fe ofrecían a Dios mu­
chos facrificios de animales, mas ¿n el Tef*·
tamento nu¿uo,cn lugar de todos aquellos
facrjficios,á fucedido e! facrificio de la m if
fa,enelqual por mano de facerdotesfe ofre
cea Dios el'muy acepto facrificio deleuer-
j>oy fangre defuHijo precioíifsmio,el qual
m c l j c \ A c 'J o u m L A
citan a fígnificado en todos losfacrificios del
^'eítamento viejo.
ID. Que efeto haze eomo memorial, y
preda del amor del Señor para con nofo-
tros,
jM. Haze que nos atordemos de vn tan gra
de beneficio,y nos encédamos en el amor
de vn Señó? que tanto nos am ó.Y por eíTo
afsi como Dios ei^elTeftaméco viejo qut-
fo quelosHefcreos no falamonte comiefíen
e l Maná que les embio del cielo, mas man­
dó tarnbien que cofer ua fíen vn vafo lleno
del,en memoria de todos los feenéficiósqne
D ios les ama heche quando les facó de Egy
pto. AfsiChrifto á querido que efte Santif-
fimo Sacramétoj'nofojamente fea comido
por nofotros, mas también qué fea confer-
uado fobre el altar, y algunas vezes traydo
en prbcefsio.n.· porque fiempré que le vea­
mos nos acordemos del infinito amor que
ños tiene·· mas en particular la fanta Miífa
esv n Compendio de toda lá vida del^Sé·*
ñor, porque jamas fe nos aparte de lá me­
moria.
D · DefTeo faber como laMiflafea vn coni*
pendió de toda la vida de Chrifto, porque
ms aprouechará para eftar mas dcúoto y a
tentó, quando me halle prefente.
M . Breuifsimamenteos lo diré. Ei introy-^
D O CTRIN A C H s J S T ljillX . 140 *
to déla Miffa íignifica el deííco que los farf
tos Padres tenían de la venida del Señor.
LosKyriesügnificanlás vozes délos mif-
mos Patriarchás y Profetas que pedían a
Dios efla venida deíTeada por canto tiem·
pn. La gloria in exce Uís,íignifica la Natiui-
d.id dél Señor. La oracion que feíkuie def-
pues,íígnificálá presentación, y ofrenda
al Templo. La Epiftola, la q'ual fe di/.c a la
parte íiriieftra del altar, íignífica la predica
cion de fanluanBautifta, que combidauá
á los hombres paraGhrifto. El Gradual fíg-
tjifica la cortüerfion délas gentes pot losfer
Inones de fáníiián. El Euangelióqüefclee
áotraípáríerdieííra del A ltar,ignífica la pre
dicacibn:del Señor,cl qual nos tranfieré dé
la linieftra a la diftra, efto es,de las cofas cor
pprales a las eternas,y del peccado a la gra­
cia, y traenfe juntamente lumbres y inpeít
fó, para íxgn ificar que <?1 fanto Euangelio ¿
alumbrado el mundo, y hinchidole delbuc
.ertor de lágloria de Dios. El Credo íignifi-
fcá ja conuerfion délos fantrs Apoftoíes,"y
¿tros dicipulos del Señor. Las oraciones fe
cretas,las quales fe empiéfí defpues delCre
do, fignificañ las'ocultas trayeiones de los
ludios contra Chriíto. El Prefacio q fe can
ta en altavoz, y acaba ¡ofanua ln exielfts, fig-
DECLAR ACIO N DE i j .
íiificala entrada folene que hizo. Chrifto en
IeruHilenel día de Ramos. Las otras oracio.-
nes fecretas que ván defpues fignifican la
Pafsiondcí Señor. El alfar de la Hoftiafig-
nificala e!euacion d¿ Chrifto.en la Cruz.El
Padre nueftro fignifica la oraciondel Se­
ñor mientras .eftaua colgado en la mifma
C ruz. E lpartifde la Hoftia fignifica la he­
rida de la lan^t. El Agnus D ei fignifica el
llanto de las Marias;quando baxauá aChrif-
to de la C ruz. La com ijnion,<ieí Sacerdote,
fignifica Ja fepultur.t. La poft comunión, ía
cjual fe canta,con aíegria, fignifica.la Refur-
recion.Él Ite Mifra.Qft,fignifÍ;c,a la Afcencio.
L a bendición del Sacerdote íjgíijfica. la ve­
nida del EfpirituSanto. El Eunnge|io;del fin
«JelaMifla, fignifica la predicación de los
Apoftol.es, quando llenosdeEfpiritu Santo
comentaron a predicar por todo el mundo,
y afsi dieron principio a la conuerfion de las
gentes.

H \ obrado la Mageftad de Dios aj·


gun milagro en confirmación def-
ta verdad cjue me aueys enfeñado,
y todos cófelTamos,que el cuerpo
de Chrifto Nueftro Señor, y fufangre fan-
tífsima eftan debaxo de lasefpecies del pan,
y del vino confagrado?
DOCTRINA CHfirSTTANA. I4I
Libros enteros andan de·milagros;que
elSeñorá obrado en confirmado defte myf-
terio;peroyo contentarme é con referiros
folatncnte dos. El primero cuenta el padre
fray Chriftoual Moreno poreftas palabras·.
En tiempo del Chriílianifsimo R ey de Frá-
cia Felipe, y de fu muger doña Luana Pa-
dres del ferenifsi,mo Principe don Carlos,
vna muger en la ciudad-de P$ris compro vv
na fayaa vn ludio por treyntafueldos fiada
a cierto tiempo, en el qual no pudiendo pa-
.gar, le dixo el Iudio.*Si quieres que yo te fucí
.teja deudavvete-a lalglefia, y traeme aquí
Ja Hoftia onde di2es que eftá tu t}ios, y por
ella yo te. daré los treynta fueldos que me
deues.Hizoío afsi lainiqua, y nula muger,
la qual fue a la parroquia de fan Meder:co,'y
fingiendo que qtierLv.(Comulgar,:r.uuofe la
Hoftia co n fagradá en, fu-,descomulgada bo­
c a j e don de facanderla la vendió al l udto i rr-
fiel por treyntá fue^dosque ledeuia. Tom a-
dola el per.uerfo ludio* dixo:· Agora, me ve­
daré yo defte H ijo de- Maria, -queafirni;tyx
Jos Chriftianosquec ftáen la Hoftia; y p o­
niéndola fobre vna meía, c o n r n cuchillo
de tajar plumas la quifo hazer muchos p e -
dafós. Y como cóm enfó el imquodandoki
con el cuchillo, luego Cilio fangre de aquell t
diuinlfsima Hoftia, Llanló a la m uger, y a

m C ljtitA C T Ó N DE a
v n hijo y hi ja que tenia, y moftroles aquel(
prodigiofo milagro, perfeuerando fíempri;
en fu infedilídad. L a muger, aunque incré­
dula, toda quedó atónita de ver tanta fan-
gre. No parando fu mal propoílto, tomó el
im piovn clauo, y vn martillo, para clauar
con el en diuerfas parteslaHoflia,a donde
eftaua el verdadero H ijo de Dics·, y aunqua
falio mucha mas fangre, no por efl o fe le en
ternecieron las encarnizadas entrañas. Pero
labuena múger.mouida por tan grande mi*
lagro, lé dixo: O hombre cruel, y inhuma­
no, como no te mueués por .¡tantos prodi­
gios? D e donde te vino tanta-ferozidád én
••tu corafóri? Vees til co tus infelicesojos tan
grandes maráúillás, y eílás ciegó?No fin cau
fa ta l,fu Saluador honran losChriftiimcs,
íadoran yilám án,el ^tíál íiéndo. herido de ti
to n tancrueles heridas,' éflafiempre entero.
Dexa ya de paflar Adelante tus facinorofos
propofítds,y ceíTaijdbtu infieTcrueldadj jii-
tamente conmigo Ieadóra.El nefando Tii-i
dio, como otro Faraón,fíerripre mas fe endú
rccicdojtomañdo la íacratifsima Euchariftii
«on* fus inmundas manos, y le echó en vn
grande fú¡s£o, del quál falio- bótando·, y le-
;uáñtandofeen alto echauá de fi rayos cla-
rifsimos. Lleno el enemigo de toda maldad,
y rabioía ira tomóej.cuchillo de la coz ina,
B O C TtjtfJt c n n js ñ Z tN ¿ ¿ . 141
Icon el qual acoftíibraua a defpec^arla car«1
ne, y trabajó de cortar en partes la benditif-
fima Hoftia. Pero el facrofanto cuerpo dé
nueftro Señor íiempre quedando enterr,
quantomasleheria, lagloriofa Hoftia mas
entera, y herm©faparecia.Tom¿ (no con­
tento de lo dicho) \rna lanf a, y daua con vn
animo feroz, de lanzadas a la immaculada
Hoftia, de la qualfalian arroyos de fangrs,
que regauan el fuelo. Y elcorafon mas du­
ro que diamante, pone vn caldero al fuego
con aguay azeite,y p e k y re íin a ,y quando
^heruia todo mezclado;, arrebatando aquella
fantifsima Hoftia, echóla dentro, y en el
mi fmo puntó falio la Hoftia confagrada fin?
léfion alguna de enmediodel caldero, y le-
uantada en alto apareció en medio della
na figura del Crucificado a aquellos infieles
ojos: Y en lugar de pedir elperuerfo ludio
perdón y-hüyó del xoftro.del Señor, y ¿fi-
cerrófeen vn apofehto,quedando alli llora­
do lam ugeriy hijos. O márauillofe piedad
del Señor; quefíend© impalsiblé, quifo móC
trarfe comopafvible, para mayor confirma-;
cion d elaC ath olicaF é. Yrporquanto, fe-
gun lafenriencia de NuéftroSaluador,y R e-
demptor lefu C hrifto: Nthll ecculrum cjl,
fuod n»n rtueletur, ninguna cofa ay oculta que
no fe reuele,ni efeodida q no fe íepa:ferá bie
: DZCltAMACION m U A
efcriuamos, en que manera fe reueló elle ta
aleo m ilagro.Copio efte día de Paícua fuef
fen a la MilTa mayor todos losGhriftianos,·
al ion de las campanas, a diuerfas Tgleíías,
vn hijo pequeño del exfecrableludio, vien
do que con grande prieíTa yua. muchos mu
chachos, hombres y muge res, preguntan­
do porqtiecaminauan con tanta pnelTa, le
r ifpondiero.il los muchachos Chriftiinos,
que al fon de las campanas yuan a las Igle-
fias para oyr miíla, y adorar a fu Diosja los
quaies dixo el ni ño Hebreo.;De valde vays.
alas Igleílasa bufear a vueftroDios,porque
toi padre le tiene eft cafa,y con muchas cu-;
chilladas y lanfadas, y otros crueles tormé-;
•tes lo á muerto. ^Oyendo eftavna. muger '
Ghriíiianifsima,encendida con el ¿el o dé l a .
faftta y católica Fe,tomó vna arquilla muy-
pequeñitade.plata, y callando Ce fue a cafa-,
del incrédulo ludio, con efcufaqtfe quena.»
fiiego: y eatrando porellá, pareao.que té--,
blaroñ.háftailosfiindamétos.dc la-cafa. Lle-r;
na demarauillofo y eftrafro éfpanco, fami--
guófe, y entrando: mas adetr.04 vio en el a y :
rea la facrof.vnta Hoflia confagrada,'en 1»
quileftaua e l verdadero cuerpo de nueftro
Señor lefu Chrifto. PoftradipoT elfu elo
1.a deuota muger, con muchas lagrimas, y
d-uocion adoró afu Dios y Señ or,y abrié-
D O CTRIN A CHRIS77A N A · ' 14 3
. cío el arquilla, fe le entró dentro della. Em-
buelue la arquilla con vn paño limpio , y
con mucha reuerencia la lleuó al Cura dé
la Iglefia de San luán ín Grauia, para que
la guardafle<Tomado el facerdore de la ir á
no de lamuger él diuino cuerpo de Chrifto
no marauillandofe poco, oyeron todos los
.que prefenteseftauá,el como hallara la de-
uota muger al Señor del mundo eñ cafa del
•infiel Iudio.Ponen el Santifsimo Sacramé-
to fobre el A ltar, y auifando al Obifpo, vi­
no a aquella Iglefia con toda laclerez.ia, y
muchos religiofos letrados y graues, délas
-Ordenes de los frayles Predicadores y Me*
nores.Mandan que traygá afuprefenciaál
peruerfo ludio, y a fu muger y hijos. Pre­
guntando el cafo refpondio con defuer-
gueñfa tcdo lo q con la fantifsima Hoftiá
auia hecho, y com o fe le vino a fus. ma­
nos. Ruegale él O bifpo, y todas las per-
fonas graues que alli eftauan, que pues a*
auia viftoy efperimentado tatas mafauillas
y grandezas de Dios, fe eouertiefle ala fan >·
ta Fé Catholica, y creyefle verdaderamen­
te como el verdadero cuerpo de nueftro Se­
ñor Ieíu Chrifto, Dics, y hombre verdade­
ro que fus padres auian crucificado; y auia
muerto por faluar les pecadores,eftaua real­
m ente u n entero y poderofo como'cn el cié
D ECU /tÍ(j€CÍbít DE £ 3 t
lo, en 'todas las Hoftias confagradas. N o(
<3uifo el defcomulgado creer, antes perfeue
randoenfu rabiófa infidelidad, Ieentrega-
ron al brafo fcglar, y por fu enorme, inhu­
mano y cruel pecado, le quemaron viuo.La
deuota, muger Hebrea con fus dos hijos, fe
conuertieron a la fanta Fé Catholica, y los
bautizó el Obifpo con muy gran folenidad,
fiendo fus padrinos los gloriofos R e y s . Y
mandó el Obifpo, que en la cafo del ludio a
donde tan altos myfterioo auian acontecido
fuerte edificada vna Tgleíía en hohra del diuí
no cuerpo de nueftro Señor: en la qualpufo
reli giofos, para que fíempre allí fuerte alaba*
da fu diuina Mageftad. Y porque la memo­
ria de can memorable hecho no fe perdiefle,
ordenó clfanto O bifpo, que cada año fe hi-
aiefle vna muy folene y general procefsion
en el dia delaDominica inAlbis,porferocU
tía de la fan&a Pafcua.
. El fégundo fe cuenta en la Coronica del
Bienauenturado S. Gerónimo, de quien fue
hijo vn religiofo llamado fray Pedro de Ca
«añuelas,q defpues fue Prior de Guadalupe,
.y fue muy combatido de t entaciones de Fé,
y efpecialmente cerca del Santifsimo Sacra
.meto del Alrar.Di¿iédole el penfamiéto, co
m o podiaferq huuieffeen lahoftiafágre,qui
fo&l Señor libró le del todoádefta tentado.
DocTUWjrcmjsnAHA. 1 44 1
con vn modo muy marauilIofo,y fue que d i
Iziédo el vn fabado miíTa de N . Señora, def-
puesqhuuo confagrado, en boluiendofea
dezir la oración q comienza: Supfllces te roga*
mut, vio vna nuue que deícendio de lo.alto,
y cubrió el Altar dóde el dezia la miíTa:dema
ñera q con la efcuridad de la nuue, el no po­
día verlaHoftia,ni el Cáliz. Y com ofeefp á-
taíTe mucho dcfte acaecimiento, y fueffe lle­
no de grandifsimo temor en ver lo que veia,
ro g ó a N . Señor con muchas lagrimas, que
le quifíefle librar defte peligro, y manifeüaf
porq caufa aquello auia acaecido. Y eftando
afsi llorando,y con gran temor,poco a poco
fe fue quitando la nuue,y efclareciedo el AI
tar del todo:y mirado el Altar, vio q falcana
laHoftia cofagrada,y q el C áliz eftaua defeu
bierto y vazio,porq tambie le auia B do toma
da la fangre idel.Yfue ta grande el efpanto,y
temor qrecebio quádo efto vio,qquedb co ­
mo muerco.y tornando en íi, com entó con
dolor de fu coraron muy grande,y derrama
do muchas lagrimas de lus ojos, a rogar de
nueuoa Nueftro Señor, y a fu íantifsima
M adre (cuya mifla dezia) q le perdonafle,fi
lo q auia acaecido era por fu culpa,y le libraf
fen y facafsé de aquel tan grade peligro. Y
•ftSdo en cita cogoxa, vio venir por el ay re
p E C V A ^ X C lO V lD E L Á
la Hoftia puerta en vnh Patena muy rcfplí·«
deciente,y pufofe encima de la boca del Cu-*
liz, y cortienfaron luego a deftilar, y Xalir
della gotas defangre deníro del Cáliz, y Pa­
lio en tanta cantidad como antes ef-
tana, y acabada de falir la fangre, tornoie la
hijuela de los corporales a poner fobre el
C áliz, y la Hoftia a fu lugar fobre el ara do-
de eftaua primero, lil Sacerdote eftádo muy
efpant.idoen ver tan grandes myfterios,y
no fabiendo que íe hazer oyó vna vpz que le
dixo.· Acaba tu oficio, (y feate en fecreto to
do cfto que ás vifto)y de ahi adelante nunca
mas fintio aquella tentación. El acolito, o
miniftro q feruia a miiTa.no vio ninguna co
fa deftas, ni oyó la voz, mas fintio' las lagri­
mas del Sacerdote, y como fe tardó mucho
mas en lamilla q lóq folia. Todo lo dicho
fe halló defpues de fu muerte fefento en vna
cédula de fu mano, puefta cp fuconféfsion
general·· lo qual el hi¿o en feñál del fe crcto 1
qtie le fue mandado guardar.
D.M arauillofos fon los exémplos que me
aueys contado: el primero me agrada mas,
por contener cofas tan prodigiofas,y afsi
qúifieraengran manera queme dixeffedes
en que parte le eícriue el padre fray C hrif-
touaLMoreno. s
M . En el libro que intitulo, lomadas para el
D O C njÜ A C H fjm jtN A . 14 J
I cielo, en la jornada quarta.en el capitulo 19
y es «templo primero; defpues del qual ef-
criue otros muchos, de los fauores que Dios
haze a los que en gracia reciben eíte Canto
Sacramento: y de los caftigosy penas qtte
executa en los que indignamente le recibe.
D e los quales ninguno refísro aquí,por aue-
ros contado algunos de ña materia en la de­
claración de tos Mandamientos de ^ Igle«
fia. .
DeUTerútmcu.

D. Igueíe agora el quarto Sacramen-


to, que fe dize de la penitencia^de-
claradme que-esefte Sacramento.
M . La penitencia fignifica tres cofas.Prime­
ramente fignifica y na cierta virtud, por la
qual el hombre fe arrepiente de fus peca­
dos. Y el vicio contrario fe llama impenitc
cia,quees quádo el hombre no fe quiere ar-
repcntir, fino que quiere perfeuerar en el
peccado.Lo fegundo llamamos penitencia
l.ipenay aflicionqueel hombre toma por
•fatisfazer a Dios por el mal q a hechojy aftí
d ;2Ímos, que vno haze grande penitencia,»'
porque fe aflige mucho có ayu n os, y o tfa s
cofas afperas. L o tercero, penitenciafignifi
ca vn Sacrameto inftituydQ.por Chrifío pa
DECLAMACION DE UA
ra perdonar los pecados a aquellos que deC*
pues del Bautifmo án perdido la gracia de
D ios,y feán defpues arrepentido delus tul
pas> y defíean tornar en fu gracia.
D- Bu que coníifte principalmente eñe -Sa­
cramento?
M . En dos cofis, en la confefsion del peca­
dor, y en la abiolucion del Sacerdote: por­
que Chrifto á 'hecho juezes-n los Sacerdo­
tes, de’Tos pecados que fe cometen defpues
del Bautifmo, y quiere que en lugar fuyo
tengan autoridad de perdonarfosxon tal q
el pecador los confiefle, y tenga la difpoíi-
cion que conuienc.Afsi q en efto coníifte el
Sacramento;q de la fuerte qexterroi*mente
el pecador cofiefla fus pecados,y el S.icerdo
t e exteriornjéte pronuncia la abfolucio :af-
fiDros interiormente por medio de aque­
llas palabras del Sacerdote, defata aquella
álmadel ñudodelos pecadoscon queeítau*
gtada, y le buelye fu gracia, y la fibra de la
obligación que tenia de fer precipitada en eí
infierno.
T>, Qúe cofa es neceííaria para recebir efte
Sacramento. '
M . Sónnecefiarias tres cofas, Contrición,
Confefs'ión, v fatisfacion, -Jasquales fon
tres partés deia pénitcncu.
p/Qtié'qaiercdezir Contrición?
DOCTRINACHRlSTlZiÑA. 146
(M .Q ne el cqrafon duro del pecador'fe buot
ua blando, y en vn cierto modo fe ronrpa
por dolor de^uer ofendido a Díos.Pcr6 dos
cofas en particular contiene la contriiion,
y la vna no bafta fin la otra. La primera es,
que el pecador fe duela de veras de todo#
los pecados cometidos dsfpues del bautiC·
mo: y por efto es neccíTario examinartíe
bien, y confíderar todas fus ocaíiones,y do-
lcrfe denoauerlashecho, fegun la reglada
laley.faJita de Dios. Lafegunda es, que el
pecador tenga vn propoíito firme de no pe
car mas.
D . Que quieredezir Confefsion?-
M. Que el pecador no fe contente de la co?
tricion, fino que vaya a los pies del Sacer­
dote, como la Madalena fe fue aJos pies de
Chrifto, yconfieíTe fus pecados con v e r­
dad, no añadiendo, ni defminuyendo, ni
mezclando alguna mentirá con fimplicidad;
no efeufandofe, no dando la culpa a otros,
ni multiplicado palabras fobrad,is, diciendo
todas las culpas enteramente, fin dexar al­
guna por verguenfa, y dizieildo el nume­
ro de cada vna,y las circunftancias graues,
en quanto fe pudiere acordar, y finalmente
con reuerencia y humildad, no contan­
do los pecados, como fi contafle vna hifto-
ria,ÍIno confeíTandolos como cofas vergon¿
DECLAMACION DE L A
foíiis, y indignas de vn Chnftiano, pedicn
do perdón.
D . Qué quiere dozirratisfacio*?
M'. f^ue el peccador renga intención de ha
¿er penitencia, y que acepte con voluntad
la que el confeflor le impuíú*re,y que la cti-
pía quanro mas prefto le fuere pofs:ble,con
Aderando que Dios le háze (angular mer­
ced en perdonarte la pena eterna, y de con
tentarfecon vna pena téporal,mucho me­
nor de la que fus peccados mereciaai.
D . Dezidme agora que fruto trae configo
efte Sacramento?
M . Quatro frutos grandifsimds recébimos
defte Sacramento. El primero es el que fe á
dicho,que Dios nos perdona todos los pee
cados cometidos defpues del bautifmo, y
nos muda la pena eterna del infierno,en v-
r¡a píína temporal que fe padezca en efta vi
da,“o enel Purgatorio. El fegundoes, que
las buenas obras hechas por nófotros quan-
do eftauamos en gracia de Dios, q defpues
por el peccado fó auiá perdido, fe nos buel
uen'por medió defte Sacramento. El terce­
ro es,que nofotrosfomoslibres del ñudo de
laexcomuniofí a cafo eftauamos arados co
ella. Porque aueys de faber que la exco­
munión es vna grandifsitna pena, que nos
líos priua délas oraciones de la Iglefia fin-
d o c t r in a c c r is t i a n a . 147
ta, de poder reccbir los Sacramétos, de po­
der conuerfar con los fieles, finalmente de
ferfepulc.idos en lugar fagrado^ y deña pe­
na tan terrible fomos libres porel Sacra me
to de !a renitencia, fegun ía autoridad que
les confjiVorcstienen del Obifpo, o del P*
pa aunque cíla abfolucion délaexcomun o
fe puede también dar fuera de! Sacra mentó
y por pre'ado, aunque no fe 1 facerdote. El
quarto y vltimo es, que nos hacemos capa
ces del teforo de las indulgencias,q muchas
veze; nos conceden losfumos Pontífices.
D . Q ne quiere de¿ir Indulgencia?
M . Indulgencia es vna liberalidad que vía
Dios por medio de fu Vicario con fus fieles,
de perdonarles la pena temporal en todo, o
en parte, q eltauan obligrdos a padecer por
fus peccados en eñe mundo, o en el Purga
torn. ,i
D . Que es neceíTario para gozar de la In-
dιllgenciJ.,,
M. Que e' hombre eñe en gracia de Dios,
y paradlo quefe confiefse.fi fe halla en pe
cad-t, y q cñpla todoquanto mádaelfumo
Pontífice,quando concede la indulgecia.
D . Que ran a menudo es necefsario recebir
el facramcnto de l.i penitencia?
M . La fanta Iglefia manda que cada vno ftf
¿onfíefse a lo menos ivn^ yez al año, y vi-
DECLAMACION DE l A
tra deíTocs ncceíTario confelTarfe cada vez I
^ue la perfóna quifiere comulgar, íi tiene no
ticia de* que aya cometido algún pecado
mortal. Y afsi nnírno quando efhí apunto de
muerte, o fe mete en alguna emprefa en
que aya peligro de morir. Pero allende def-
tas obligaciones, es muy bien hecho el con*
feíTarfeamenudo,y tener conciencia lim­
pia: efpecialmente porque quien raras ve*
zesfe confiefía,con dificultad puede hazer-
lobien.
D . Por remate me queda que preguntar, q
obras fon buenas, y agradables a Dios para
fátisfazer por los pecados.
M ; Todas fe reduzena tres, que fon orado,
ayuno, y limofna, que afsi lo enfeñó el An­
gel Raphael a Tobías: la razón es , porque
teniéndo el hombre la anim ay el cuerpo, y
los bienes exteriores:con las oraciones ofre­
ce a Dios de los bienes del almaj con el ayu­
no de los bienes del cuerpo: con la limofnn
de los bienes exteriores. Y por la oracion fe
entiende también el oyr mifla, dezir losóle-
te Pfalmos, el oficio de difuntos, y otras co­
fas feme jantes. Por el ayuno fe envende to
daslas'otrasafperezas corporales,como el·
licios,difciplinas, dormir en tierra, pere­
grinaciones, y otras cofas corno efta. Por li­
mofna fe entiende qualquier otra caridad^
D 0 C7\ lr fA CHKJSTl 'yCtJA. I4S
y feruicio que fe haze al próximo por amor
pe Dios.
D . Paraayunarbicn que cofa es menefter?
M . Tres cofas fe requieren.· comer vna vez
fola al día, y cita cerca de medio dia,y quart-
to masTc tarda, mejores: y abflenerfedela
carne,yafsi mifmo de hueuos,y lacticinios,
donde no huuicffc concefsion efpiritualdel
5 ummo Pon tifi ce para poderlas’ com er.
D . Es mejor iatisfazer a Dios por fi n'.ifmo
con eítas obras, o ganar las indulgencias?
M . Mejor es fatisfazer por fi mifmo con ef-
tas obras, porque con las indulgencias fe fa-
•risfize fofamente a la obli gación de la pena;
mas con e ítas obras fe fatisfaze, y juntamen
te fe merece la vida eterna: pero lo mejor
de todo es valcrfe de vno y de otro, fatisfa-
zendo por fi mifmo quanto fe pudiere, y
ganando también las indiligencias.

O rferefla materia déla penitencia

P tan importante, aunqueaueysoydo


algunoscafos notables della, esquié
ro contar algunos otros que os feran de mu­
cho prouecho; y fea el primero el que cué-
tael padre fray Bernardino de Buítos en
la parie primera*del Rofario, que es el tomo
DECLAMACION DE t j t
primero de fus fermones, en el fermon24.
refiere de vn m ofo fenfual y deftraydo, q
aunque le acón ejauan muchas vezes que
íeem endafle,y mirafse por fí, y fe cófeflaf
fe, porque no le fucediefse alguna defgra-
ciada muerte: todo era fin prouecho, por­
que lleuado de la mocedad, y mala cortum
ore, fe dexaua vencer de las ocafiones. V i­
no finalmente fu hora, y cayó enfermo·, y
apretado de la dolencia, y del temor de la
muerte,trató de confeflarfe,y de recebir el
fanto Sacramento, como lo recebio, que­
dando al parecer con buena difpoíl don pa
rala muerte, y al fin murió. Los fuyos lla­
maron dos padres de la fanta rcligio delSc-
rafico fan Francifco, que có fus oraciones
ayudafíen el alma, y con fu prefencia aco-
pañaiTen el cuerpo, harta que el dia figuien
te lo fepultaflen;1iizieronlo afsi, y eftando
ambosen vna quadra qpn el cuerpo, rezan
do algunos Pfalmos, ylas puertas cerradas,
Vieron a deshora en medio-de la camara vn
perro muy .negro y feo, que por entonces
lio hizo mas que dar vna ozicada al cuerpo
Los dos religiofos abrieron las puertas,y e-
chándole fuera, las tornaron a cerrar.* pero
apenas auian co meneado de nueuo los Pfal
mos, qu ando con mayor temor y efpanio,
que la primera vez, repentinamente vieró
DOCTRINA C H R J S T lA X A ' M9
junto a fiel mifmo perro.Tor«aron fegun-
oa vez a echarle fuera, y echado, cerraron
las puertas muy mejor que la vez prim en,
quedando a fu parecer con mas feguridad
de que no le verían otra vez: peroengaña-
ronfe, porque quando penfarón que la tra­
gedia era acabada,comento de nueuo.yfue
que repentinamente vieron en medio déla
camaraotro perro mucho uv.snegro,y mas
feo que el primero, que con eftrañ a fiereza
y ofadia fe llegó al cuerpo,y con rabiofa ft
ña coméfó a hazer tal carnicería en el def-
dich^do cuerpo, que los religiofos eftau.m
porvna parte efpantados de la fiereza y cru
eldad con que le defpedapauan,por otra 1/e
nos de temorjfinalmente defpucs de auer-
le tratado coran infernal rabia, le tomó en
la boca, y felelleuó, como fi licuara vn g.a
fa p n jy fin q u e nadie fe lo pudielle defen­
der, ni quitar, lo trafpufo de manera,q nu­
ca mas pareció, ni el perro, ni el cuerpo; fi­
no que con efto quifo el juftifsimpDios qu-s
feentendieífe q llenaron el cuerpo los m ef
mos perros infernales, que ya en fu poder
tenían el alm a.H eaquien que paró la vid-t
defembüelta defte pobre mofo, que acabó
preflo; y aunque confeíTado y comulgado
murió tan nial y tan defeflradamenre, que
la muerte temporal y la eterna,’le fake iro
DECLAMACION DE L A
en vn día.Y para librarnos de tan graues rná
les, os aconfcjo que prócureys, que U en .
mcnda de la vida acompañe el vfo de losSa
cramentos,

Exéf»]?tofejrmL·.
N la ciudad'de Paris, vruiendo vn·

E mancebo Canonigo delicada -y re­


galadamente, ^ fin coticincnciaal*
gima, cayóenynagrauifsima enfermedad
de la qual defpues dé auer confort ado, y re-
cebidolos Sacramentos fan tosdelalglcfii,
murió. N o pafsaron muchos dias,quafídoa
parecioa vn fu amigo,todo cercado de lia«·
mas, y a rado con cadenas de fuego, maldi ·
zsendo fudefdicha, y a Dios, con todas lis
criaturas. Marauillado el amigo,le pregun-
tó:Recebiendo tu los Sacramentos con ta­
tas lagrimas, comoeftas ardiendo en eft.is
tan terribles llamas? Refpondio el dañado:
Verdad es.que recibe los Sacramentos,y có
fefsé todos mis peccádos: pero falcóme el
dolor verdadero dello, y la contrición, y af
ñ nome-aprouech.'yon los Sacrarrccos, an­
tes los recebi para mi mayor condenación.
Lloraua y o ,порог mispeccados,fínopor
que me faltaua la vida; y dolíame, no por
auer ofendido a Dios, fin o por-entender
DOCTRJH^tCHKJSTt^ANjt. . I?0
■que los demonios fe quería apoderar do mí
alma; yílempre peníe que auia remedio en
mi vida, y tuue propofico de boluer a mis
í enfualidades en cobrando fallid; no nie­
gues por mi, que me aiormeneas mrscó tus
oraciones, y Hondo condenado para íietn-
ipre, ninguna cofa me puede aproucchar.
Dichns eftas palabras, ;defaparecio la infer-
nal alma, dgxando en el apofcmointolcia
ble hedor y efpanto.,

Exemplo tercero.
Afsando el bieñauerí turado fan Ber

P nardo por lá ciudad de Pauia, ,con>·


juró avnendemoneado,cl qual foí
p.idó, dixo,que tenia tres demonios dentro
de II llamado ¿1 vnó Cierra bolfas, el qual
tenia per oficio procurar que hiziefsen los
hombres muchos hurtos, rapiñas,y logros,
que jamas reftitiiyefsen. Elfsgundo refpo-
dio, que fe llamaua Cierra bocas, cuyo ofi­
cio era ha/erque loshóbfesy mugeres có­
mo tiefs»n inumerablespeccados de fenfua
Iidad. y que defpucs de cometidos, echaua
el reílo en q los dexafsé de cofefsar por ver
s;uen$a·. ydeíle modolleuauacafiinumera
b^es almas al infierno. 1:1 tercero dixo, q el
fe llamaua Cierra corazones, el qual tenia
DECLAMACION DE L jt
diligentifsimo cuydad'o de reprefentara to
dos lrs peccadoresel abifmo, y piélago infi
nito déla mifericordiade Dics para queco
fiandoíln concierco,deque Dios les per­
donaría, aunq fea en el articulo de la muer­
te, pequen continuamente·,y multiplican­
do ílis peccados,y mala vida, endurezcan
frs coracones: y yaque los tienen endure­
cidos, y bien cargados de culpas mortales,
pineales la feuerifsima jufticia de Dios, para
que no tengan cotricion,y dolor de fu ma­
la vida,y afsidefefperen déla mifericordn
y perdón del Señor·, y defte modo les hazé
morir fin contrición, quedando para íiem-
pre condc na dos. Para que no caygamos en
eftas tenraciones diabólicas, aborrezcamos
el peccado,como nos lo am onedad lahro
Profeta Dauid, diztendo: isiJfu’rdtem«dio
l x ¡ , & dbominatmfim. Efto es, conliderando
el mai que me caufala iniquidad déla culpa
mortal, la abominé, y la aborrecí, y con da
lor de mi vida paífada, pufe mi corafon en
tu ley p a n poderla bien guardar.

R ay Bernardino de Bufto, en el to­


mo primero de fus formones, ferm.
m
-f f ; 5 .e n
m cT R jtJ^ íC tíR jsríjtN jt. i j7
j 5. en la quarta.parte del efcruie, que en v-
na Tglefia cathedral de la tierra de Campa­
ña, huuo vn mofo Ecclefiaftico, feníual y
diíToluto, y no'auiendobaftado con el las
muchas inspiraciones que nueflro Señor le
auia embiado.· finalmente dio con el en vna
cama: y moftrando la enfermedad que era
de cuydado,fuslaftímados padre%procura-
ron perfuádirle que fe confeflalíe, y difpu-
íieíTe paralo que Dios quiíiefse hazer del: pe
ro el infeliz mofo tenia tanta vergueta de
c5 feíTar,que fe efeufaua; y por ocultos juy
ziosdeDios lodilaraua. Pero ia enferme­
dad, cjue ya era cafligo de!que no lo quería
por recuerdo, caminaua con furia parala
muerte.y al fin en poco tiempo pufo al en
fermo en el vltimo articulo,en elqual ape­
nas huuo entrado el defuentur.ido mofo,
quando delante de fuspadres.y de otros mil
chos que alli fe hallauan,leuanta vna gran­
de y laftimofa voz, diziendo;Ay de mi,que
grauesfon las acufationes que fe me ponen
anteDios /uezfupremo.Y callandojpor vri
poco,dexó no poco efpantadc s a los prefé-
tes, que fe mirauan vnosaotres con no pe­
queño temor. D e alli a vn poco leuantb o-
tra mayor y masdolorofavoz,di'/.iendo:Ay
de mi, que me hallo en el feuero jnyzio de
Dios, que me eílá juzgando} y caLú, dexS*
? tE c ij^ c to N m O c
do a los prefenres con mayor efpanto y do­
lor. A l fin de poco rato, leuantaotra voz,
del todo tremenda y efpantofa, diziendo:
A y de mi defdichado, que voy para fiem*
pre condenado a los fuegos fin fin. Y en 4 i-
ziédo eftas palabras,dá vna infernal boquea
da, y en ella el alma·, y al punto vinieron a
lli muchofi demonios.que no contentos co
aiter llenado el alma, en prefenciade todos
arrebataron el cuerpo,y lo l!euaton,fin que
inas fuefse vifto, ni lupieífen del.

De la Extrema Unción,
D. .VecofaeslaExtrem avr.cion?
W ■ M . La Extrcm-a vncion, es vn
^ / •SacramGto que nueftro Señor
á inftituydo paira los enfermos;y fe dizevn
cion, porque confiñeen vntar con el oleo
fantoal.enfermo, recitando fobreel algu­
nas oraciones; y fe dize Extrema,por fer vi
tima entre lasvnciones que fe dá en los Sa­
cramentos déla Tglefia, porque la primera'
íe dá en el Bautifmo·, la legunda en la C 5 -
ürmacion, la tercera en el facerdotio.-l.i vl-
.tima en la enfermedad; y también fe puede
dezirExtrema,porq fe dá enel fin di ¡avid n
D .Q iu lcs fon lose-et< s defteSacramento?
M -Son tres. El primero perdone ríos peca-
DOCTRIÜjC CHRTSTlJtNLZ. If a
dos que alguna vez quedan defpuesde Ira
otros Sacramentos; efto es, aquellos que la
perfona no conoce, o de que no fe acuer­
da· y fi los conocieíTe, o fe acordaíTe dellos,
de todo coraron fe arrepcnceriade auerlos
cometido, y los confeííaria. El fecundo ar.
legraral enfermo, y confortarlo en aquel
tiempo que fe halla oprimido de la enferme
dad, y de las tentaciones del demonio . El
tercero refíituyr la íalPl del cuerpo, fi efto
conuieneala falud eterna del enfermo: y
eftos tresefetos fignifica el azeyte de que en
efte Sacramento fe v fa , porque el azeyte
conforta, refrigera, y Ciña.
D#En que tiempo fe á de recebir efte Sacra­
mento?
M . En efto hnzen grande error muchos que
no quieren efte Sacramento fino quando ef.
tan en el tranfito; pero el verdadero tiempo
derecebirló,es quando los médicos juzgan q
la enfermedad es peligrofa, y los remedios
humanos no parcce q fea®fuficientes,y por
eíTo entonces fe· acude a los remedios celef-
tiale?; y afsi muchas vezes acontece, q por
medio del olio fanto el enfermo fana. Por
loqual no fedeue elle Sacramento pedir
quando no ay peligro de morir, ni tan poco
fe ádeefperar tanto, que no aya ninguna
efperanja de Yidj.. Y cftaes 1¿ cauta
DECLAMACION D E L A
que el olio l'anto no le d<\ a aquellos q mue­
ren por jufticia, porque aquellos noeftan
enfermos, ni tienen efperanfa de vida.

D. D elaextrem avncionn om ea
ueys de contar alguna hiftoriaí*
A M . Para confueío vueftro, y
de los que reciben eñe Sacramento, os quie
ro referirlo que de * , Jienauenturada Ma­
ría de Oguies fe cuenta en fu vida,que vna
Tezeflando vnos clérigos en vn lugar, di­
ciendo las oraciones y preguntas acoflum-
tr.-.da5,en la puerta de la Igleíia, para bau­
tizar vn niño, vio como fe yua del niño^n
demonio como afren t^ o, por la fuerfaq
le ha?.ian:y quando le batí tizaron, vio el El
pirittiSanto que baxaua y fe aflfentaua en fu
alma, y que muchos Angelescftauan al ré-
dcdordel. Quando ohia milTa, muchas ve-
zes vio entre las manos del facerdote,quí-
do affauala H o flT , vn niño hertnofifsimo,
y que baxauan al altar muchos Angeles co
grande claridad. Y quando el facerdote re-
cebiaelfanto Sacramento, veyaal Señor
que al aíma del facerdote lallenaua delnm
bre celeftial, y gozo,que r.o fe puede expli­
car. Quando dauan a los enfermes la i'anra
Extrema vncioii> ve ya al Señor con mu-
DOCTRJtiJt CH\lS±I^€Ñ¿C. Ifj
chos Santos, que fe hallaua prefenre,y daua
fuerza a los enfermos, y echauadealli alos
demonios;'/que como íeyuan vngiendo3
y vntando ios miembros, fe yuan llenando
de refplandores. '- ·
' Y enláhiftoriade S. Dom ingo fe cuenta
quetracandu fr.iy Reginaldo con S.D om in
go, de tomar el habico de lu Religión, y ef-
tando ya determinado de haberlo, cayó en
ia cama de vna fiebre continua, y al parecen
de los médicos, mortal. L:1 Padre S.D om in
go tomó muy apecfcos fu falud> y hazia por
ella continua oracion a Dios nueftro Señor.
Y afsi el enfermo, como el, llamauaa nuef-
tra Señora en fu ayuda, con mucha dcuo-
cion y fentimiento; Eftando· los dos ocupa­
dos en efía petición, entra por el .apofento
de Reginaldo lá facratifsirñaReyná del cie­
lo nueftra Señora,; convSfta claridad y refjplá
dor por todo eftrertio celeftial y marauiilo-
fo, acompañada'de otras bienauenturadas
virgines, que al parecer eraft fanta Cecilia^
y fama Catalina Martyres; las quales lie-'
g.iron con la íoberana Señora a la cámara
del enfermo, á quien ella como Reyna, y
Madre de piedad confoló,-y dixo:Que quic
res que haga yo por ti? Ya vengo a ver lo
que pides, dim eloy darfete á. Empachóle
Reginaldo, y como atajado con tan celef-
DECLARACIÓN DE IZ i
ti al vifion, dudana loque auia de h«lzer,o
áezir: mas vna de aquellas Tantas que con
mieftra Señora venían, fe Tacó pre%) def-
te cuydado, diziendo: Hermano, no pidas
cofa,%exaie todo en Tus manos, que muy
mejor fabe dar, qae tu pedir· El fcnférmo fi
guio efte confej'o como tan 4ifcreto y aui-
fad o,yafsi reípondioa la Virgen.N o pido
nada Señora, no tengo mas voluntad, que
lavueftra, en ella y en vueftras manos me
pongo. Eftendiolas entonces la Cagr.idaVir
gen, y tomando del ojio que jrahian para
efteefeto aquellas vírgenes, vngio aRegi-
naldo de la manera que Te fu eloiar Ja Ex­
trema vncion. Tan granda eficac¡3 :tuno el
fer tocada yvngido de aquel^fagradas ma
nos,quefubicamentc quedó^no déla eale-
tura, y conualecido de fucrgascof^orales,
como í¡ nunca 4iujiiera eíi*4 o enfermo. Y
lo que mase$> q con aquella foberana mer­
ced,fe 1c hizootra¡mayot fcilla virtud del a-
aiiraa, ; que defde aqxiella hora no fin tio
mouimjento.fenfual, nT3 'esh'onefto'
. en fu perdona, en todos los
/¿tai-de fu vida,en «i p gú tié-
;.. po njjugar, ni ocafion.
DoCTRJN./í Cti’R i m J t Ñ j t . tfj;

Del Sacramentó del Orden.


D. '"V Ve cofa es el Sacramento det
M ■ Orden?
J M .EsvnSacram étóer.elqual
fedá poteftad de confagrar la fantilsima
íuchariftia, ydeadm iniitnr al pusblo los
©tros Sacramentos, o verdaderamente do
feruir de oficio proprio a aquellos que áni
recebido la tal poteftad; y fe llama orden,
porque en efte Sacramento ay muchos gra
dos, y vno íubordinadoal otro, como de fa
cerdotes, Diáconos, y otros /nferiores.Pe-
ro en efto es neceffario dedáranjgs mas,
porque efte Sacramento notoca a todos,fi­
no folamente a hombres, y a grandes y do-
ftosjlos quales no tienen nccefsidad de q fo
les enfeñe la Docirina, Chriftiana,pues peí;
tenece a ellos el enfeñarlaa otros.

P O r íi a cafo el Señor os llamare y fuf


bíere a tanta dignidad, como es la
del Sacerdocio, quiéroos contar al­
gunos exemplos qiie traten-defta materia.'
DECLARACION DE L j t

£>xémplo primero.
L Seráfico padre SahFrancifcó en-
treptras muchas virtudes «que tuuo,
___ 1también fe feñáló en c^a d'é hon­
rara los Sacerdotes; Soliadezii^Si vieffeba·
xar vii fanto del C ielo, y por otra parte fa·
liéíTe Vn Sacerdote, primero yria a befar las
•ínanos al Sacerdote,y luego llegaría a hazer
reüéréncia al Santo. Quería dar a entender
que deuia mas al que le ádmíntftraua el fan·,
tifsittio cuerpo de lefuC hrífto, que al que
teynáüa coi* élj aunque eñe podía aproue*
charleá>aucho.Tájribiendió indicio de lo
fes íeríacérdóté; que fe tuüo por indigrío de
ferió, fiéndó tan grande Santo, yafsi foló
fiie DiaconoiPíenfen los Sacerdotevqüan-
tá deüe fer fu pbrfecion, pues fán Frañcifco
la fuya le pare¿io-qiie no baftaua.,

£xemplofegunío.
*JST Id principal Cafa de la Orden déla
Cartiixá, m brauavnM orige degrá
' fan tidad y mer^fimientos, llamado
IuanTorñerio; efte como fuefle promoui·
do a la orden facerdotal, y fegun es coftum
brehiiuielTede deüír la primera MiíTa con
DOCTRJN>ACHH}Sn¿tN¿C. i JJ
}gran folenidad, viendo el Sacriftan que tar-
daua m uch<f, para venir a celebrar, fue a fu
celda a llamarle: la qual abriendo vio en
medio delaceldaynaeftrella cíai£, y refpla
deciente,coma fi eftuuieraen el cielo.Y.Ua-
mandí'le,falio, el fanto, y dcuoto mieuo fa-
cerdore, podó ardiendo como vna llama de
fuego. Por.lo qual efpantado, y m aquilla­
do el dicho Sncriftan, aleando fus ojos, vio
que también en los quatro cantones de la
celda ardían quatro cirios blancos de m aq­
uillóla hermofura. Por donde fe entendió
la fan tay deuota^reparacionque auia he­
cho el buen religioíb para q^lebrar, y dig­
namente recebir tan gran Señor como nuef
tro Redempfor Iefu Chriftq, Dios y hom­
bre verdadero.' ·

Exemplo tercero,
Vpcrto Abad d eT u y, eferiue, que

R fu fuperior le mand ó que fe apare­


jarte para ordenarfe; pero el pro­
curó1con algunas razones efeufar-
fe.-yandando en.efle tiempo muyperple;-
x o co n la variedad de penfarhientos, qup
vnosleperfuadian que fe cflWenaiTe, otres
fe lo dilíuadiafr.· le fucedio que dormiendo
yna Aoche, lepardtio quefc.hallaua delan-
DECLAMACIÓN DE iZ i
ite <Ie vn altar, en el qualeftaua lefu Chrifto
viuo crucificado, que de hito eíi hitó le mi-
raua. lil le falu^o, diziendo: Bentdittus qulvt
jiítinnom ine Dom\m\y nucftroDios y Señor
Je inclinó la cabef a,que para el fue gran re*
galo y confuelo extraordinarioíy entendió
con quanta verdad dixo ib Magcftad.· Mtt-
tis f i n , c r humUh arde-, y con efto le dio grí
defleo de tom ar al Señor en las manos,y a-
dorarle, befándole los pies; pero no podia
porque la Cru¿ eftaua muy alta, y el altar
era muy anchó.Y como entendielíe del fé*
blantcdel Señor, queqireria fellegaíTe, lo
hizo: y luegofcl altar fe abrió de .fuerte que
pudo el entrar dentro,y toma r con fus ina
nos al Señor, y adorarle,y befarle los pies,
y íinrio que el Señor de'buena gana recebia
aque'los brajos, pues boltiiendo la boca,dio
con ella paz a Ruperto en la íhya,y confin
tio que el fe la diefle muchas vezes. C o ef-
to defpertó lleno de dul$:ura,y reboluiendo
en fu pecho efta vifion, entendió de lo que
en ella vio, que el Señor quería que le tra-
taíTe, y mahejaíTe en el Sacramento fantif
fimo, y que para efto fe ordenafTe/y anfí ef-
jperimentó todp el reftante de la noche, q
el deffeo del Crcerdocio le yua creciendodé
manera, que en fiendo de di a fe fue a fu fu-
jicrjor, y ls dixo nojjueria mas refiftir.
DOCTRINA CHkISTIANA. T<¡6
i fino y f a ordcnarfe quando el mandafle-
Erabió’e luego elfuperior, y ordenofe;y al
cabo de vn mes, entrando vna noche en la
cama, apenas auia comentado a dormir,
quando vio que vn hombre cubierto el rof-
tr'o, y eftendido pies y manos, venia cayen
do, y cayó fobre eLimprimiendofc tan en­
teramente con el, que ajaftália manos con
manos, pies con pies, y cabeya con cabefa,
&C.COHJO quando imprimen vn fello en v-
jia cera: en lo qual (dize Ruperto) yo que­
dé tan Ueno de fuauidad, que peníe acabar
la vida con la demafia del confuelo quq me
caufó: ydefperté, entendiendo entonces
quan verdaderaera la fentencia que díxo
el Señor: Non me v ’tdelit homo,cr vtuet: y efte
exce/To deconfuelo fe fuepoco a poco, té-
plando harta que fe'acabó. Pero yo quede
con facardeííe cafo la inefable vnion qué
ay entre Chriíto y vn alma quando comuí

N él libro fexto,er. el capitulo yódelas


E reuelaciones delanta Erigida íc eferiue
que rogando ella por vn facerdote que ce-
lebraua en pecado mortal, Chrifto le apare
DECLAMACION DE L j t
cio ,yle d ix o : El Sacerdote porqitien rué- ¡
gas, es como oue/a tan perdida,que no quie '
re oyr la voz de fu paftor. Quando vá a ce­
lebrar le acompañan los demonios·,quarido
fe pone el Amito los demonios le efcurecé
el alma, para que no conozcaquan grauc
cofa fea el celebrar con mala conciencia;
quanefo fe vifte^l Alúa, los demonios le vif
ten de indeuocion y dureza para que no fe
contuerta; quando fe ciñe, entonccj el de­
m onio le ata la voluntad, para que perfe-
itere; quando fe pone el Manipulo, el de­
monio le ata las manos páralas buenaso-
bras, y fe las füelrá para las malas; quando
fe pone JaEflóla,'el demonio le carga el
graue yuso de fu pecado, para que no leua-
ite el penfamiento ál cielo, ni al mal que pa
dece para remediarlo; quando fe vifte la C a
fulla, los demonios leviílen d e verguenfa
para confeííar, y dedefuerguénfa para pe·;
ca l; quando-dize la Confefsion, los demo­
nios dizen: miente, pues ellos fon tefligos
de fuimpenitencia.Finalmente quando co­
mulga (porque me vende como otro lu ­
das) entra en el vna gran caterua de demo­
nios. C on todo eflo, fiel de corafonm e pi-
diefíe perdón, le perdonaría luego, y lo m ef
mo haré /¡empre,que durante fu vida fe có-
uertiere de veras.
d o c t r in a c m iS T t iA U A . 1 57

De} Sacramento del Matrimonio,


V e cofa es facramento del Nía tri-
monio?
M. El facramento dsl Matrimo­
nio es la vnion del hombre, y de la muger,
la qual vnion íignifica, y reprefenta la
vnion que Chriflo tiene con la .Igleíía
pormediode laEnc^nacion; y la de Dios
con el alma por medio déla gracia.
D . Que efe^hazecfte'Sacram ento?
M . Primeramente comunícala gracia,para
Jleuarfe bien el marido co la muger,y amar-
fe reciproca y efpiritual mente, como C h rif
toam alalglefía,ycom o Dios ama al alma
fiel y j'ufta. Segundariamente comunica
gracia para faber y querer criar los hijos en
el temor de Dios.El tercero ¿feto es que pro
.duze vn vincnlo tan eftrecho entre el mi*
rido, y la muger, que no es pofsible en mo­
do alguno delatarlos; afsi como no es pof-
fible que fe defáte el vinculo entre Chrifto,
y la Iglefía. Y de aquí nace, que nadie puo*
de difpenfar que el marido dexe la primera
muger,y tome otra^y afsi mifmo que la ma
ger dexe al primer marido, y tome otro.
D . Que cofa es neceflariapara hazer el ma­
trimonio?
DECLARACION D I L j t
M . Son neceíTarias tres cofas, la primera,’ ,
que lis perfon.is fean hábiles para podcrfe
juntarjeftocs, que tengan la legitima edad,
que río fean parientes dentro del quarto
grado,que ño tengan voto folene de cafti-
dad, y de cofas femejantes. Segundo, que
en el hazerel contrato del matrimonio aya
tefiigos, y efpecialmente que fe halle el pro
prio Cpra, R edor, o párroco, o como qui-
fieremos nombrarle^-1·! tercero es, que el
confentimiento de amibas as partes fea li­
bre, no forjado de algún gijLn.de temor, y
que fea declarado con palabv aa!) OjptráS fC-
nales equiualentes, y qualquiera deftas tres
cofas que falte hará el matrimonio inuali-
<3o.
JD. Que cofa es mejor, tomar el Sacramea
to del matrimonio, o conferuarfe en virgi-
nidada i ./

M . El ApoñolS. Pablo nosá declarado cita


duda. Auierido efcritOj que quien fe ayun­
te en matrimonio,haze bien: pero quien no
fe ayunta por guardar virginidad,haze me­
jor; y la razones, porque el matrimonio es
cofa humana, y la virginidad es cofa An-
gclica.Ei matrimonio es fegun la naturale-
za>la virginidad es fobre la naturaleza*,y no
folamence la virginidad,, pero también la
viudezes mejor q el matrimonio. Por dods
DOCTRJNACHKj^TJyCNA. .1*8
auicndo dicho elSaluador en vna parabola,'
que líbuená Ternilla en vn campo hizo fru
to trigeíimo, en el otro fexageíimo,y en la
otra ceiyefi momios Cintos Do&orcs án de­
clarado, qiic el fruto trigefi mees de matri­
monio, el fexagéfímo de la viudez, y el
•centeíimo dé la virginidad. .

j£). ‘1 " " " ^ E grande vtilidad y prouecho


I V ferá qualquiera cofa que con-
fl ^ teys, confirmando lo que me
aue^ys enfeñado,por fergrande
lanecefsidádque tienen los cafados de en
feñanja, ycorrecion délos vicios, y excef-
fos que entroellos corren: y afsi os ruego ^
en efta parte no fcays corto, anees os pido q
me conteys algunas hiítorias largas llenas
deonfeñanfa, y dotrina.
M. r l padre fray Hernando delCaftillo en
la pri mera parte en el librdli>rimero,cap. 54
d¡2 e, que vn chuallero catholico niuydif·»
triydo en pecados y vicios de mugeres, t o
nia vna q Dios le auia dado,de la fagre Real
deFrácia,en quié fehallau.i todo el bié q pue
de en talcópañia deíTearfe. Mas eran eftas
partes agradecidas( como fuele acÓrecer)co
otro rato defamor,yd8slealtad defu marida
de lo qual le ¿quifo el· demonio aprouechar
para ganar a ella el alma, eonlo tema ya la
' DECLARACION DE L A
del'.y apre, ole tanto con vna pafsíon dé ce- |
Íos,( que en fuftancia es furiofa looiira, y
amor conuerútlo en odio) que fe determi­
nó de búfear quien la quifieíTe, atrueque de
vengarfe dé fu marido. Y con f v tan defua-
riado eñe penfamiento, y tan contrario a la
honeftidad de fu perfe-na, todo lo vencía el
verfe trocada p o f otra, y efto baftaua a tro­
carla. Andando en eñe penfamiento, vnjs
vezes aborreciendofe porque le-tenia, y o-
tras matandofe porque no lé executaua-,qui-
fo Dios eftando vna noche dormiendóS ar­
rebatarla en efpiritu, y moflearle las penas'
de los que en pecados fenfuales y torpes fe
enfuzian. Tenia efta defuensurada gente,
por cama vnos hornos ardiendo en vmas lia
mas, abrafauanlos fuertemente v tíosdrago
fies,que enrofeados por todo el cuerpeólos
atauanfin que pndíeflendefenderfe, ni* me
nearfe. Salían pfer los ojos, narizes y bocas
llamas de fuego tan hediondo y füzio, que
parecían mineros de piedradufre ardien­
do, con mezcla de muchas y afqueroíifsí-
jmas diferenciasde.venenos y p o n fo ñ a y ef­
ta corría defde la cabera haftalos pies,como
poralbañar^muy fuzio, y.penetraua rom­
piendo las entrañas,que como vna fragua
ardían. Echainn.de ii los dragones por mil
partes vna manera de raetalderretido,mez-
DO CTRJN^Í C H ^ IS T T ^ N A . I 59
ciado con tal ponfoña, que rompiendo por
las partes mas feníibles,y dolorofasde los
atormentados, les caufaua tales alaridos y
follólos .que todo el infierno retumbaua. Y
con todo eftc tormento, ni morían, ni po­
dían, Gendo eíto fu folo de(Teo:y el que mas
los afligía y defeíjperaua, entre los hornos q
¿fta muger alcanfó a ver*eftaua vno yazio
de gente y lleno de fu ego, que entendió
era para fu marido, del qual tuuo tan gran­
de compafsion, que fin acordarfe de !< que
le defamaua, comenfó á gemir, y llorar tan
amargamente, que defpertó defpauorida,y
defaparecio la vifion; y quedo ella dando
gracias a nueftro Señor, por áuerle atajado
fu deshonefto propoííto, con la confidera-
cion de cofas tanefpamofas y terriblesrcuya
memoria haziaenella tan grande impref-
íion, que aun defpierta y andando, le psre'-
cia eftauan prefentes, y que las via. Por lo
qual lo mas predo que pudo, fe fue para él
bienaventurado fanto Dom ingo a confef-
farfus pecados, y darle parte de lo que pót
ella auia palTado. Eigloriofo pádre, defpuet
de auerla confolado qpucho, y afeado la tót
pe zade fu penfa miento, y animandola á
paciencia y fufrimianto Chriftiano la aco-
fejó que tuuíelTe deuocion c 5 los myfterióS
de nueftra fanta Fé, y por ellos con nueftra
D t t íJ t X s i c io X DE ¿ J t
Señora,rezando con mucha consideración
fu Pfalrcrioj y junto con efto le dio las cu i­
tas, o rofario por donde el rezaua,par.i que
le puíleflfe entre las almohadas de la cabece
radel marido, y ella rogafic anueftro Se­
ñor por luz y gracia, para que no fe perdief
fe aquella alma. Fuelíe la noble mugcr.har-
toconfolada, y tfomen<;<í luego a rezar el
Pfalterio, continuándolo por quinze dias,
que afsi lo auia el fanto Confelíor manda­
do. Y la>primera noche que fu marido pu­
fo la cabera fobreel fanto Rofario vtuüQ t í
grande temor, que la gaftotoda llorando,
temblando-como azogado de dolor y pefar
dsfuspeccados,' y rogando a fu deuota mu
ger le ayudafsc con fus oración es.Otra no­
che fíguiente, aunque durmió, y con fueño
profundo, pero foñauaíe delante de Dios,
en juyzioí comoíireílmente'paffaraafsi.’V .
defpertando defpauorido,ÍÍn poder mas pe
gar los ojos, gaftó él reftó dé la noche en ge"
xnir, y pedir a fu nmgcr perdón,con delibe­
ración de fer oíro, prometiendo de enníen
darfu vida. Lá noche adélante, que fue la
tercera qué tuuo el R$fafio entre las almo­
hadas, fue arrebatado en efpiritu;y licuado
como fu muger al in fiemo, donde vio las
ponas y tormentos de los condenados por
*quel vicio#y. el lugar q para-fíeftauaapare/a
DOCTRINA CH R JSTlAN ut. l6 o
do, de que quedo, quando boltiií en íi, tárt
atemorizado y tembrando^quc el medio ib
lo parecía le au/a de acabar la yida. Y c 5 mu
chas demoftraciones de humildad y lagri­
mas,pidió de nueuo perdo a fu muger, pro-
teftando de guardar cón limpieza y lealtad«'
lafé.que prometió del matrimonio. O tro
dia fue en bufcadel gloriofo Padre fantó
Dqnjingo, con el qual el y toda fu cafáis
cqnfelfaron, y tomando gran dcuGcion co
el Rofario,nunca dexó en guerra,ni en paz;
efta fanta oracioí», combidando a/ella a to­
dos los que podía., Acabó mify fantamente
fu vida, c¡on. mucha* paz y conformidad con
fu muger, y nuiriédQ^ntrambos en vn m if
mo dia y fiara, y juntos en vna .-ibpultiira,
fueron PH^ftos en la Igleíia mayor deParis.

Exemplofecundo.
Ra,y Laurencio Surio, y Lipomanq
a-nue^É|íe'E'íierQ, efcriuio lo que en
parte elcr-jyio Simeo Merafrafte en
Griego, y paEt<5¡,fe hallo en Códices anti­
guos efcritojde mano? y demasdclós tres,'
autores dichos,tambieii Enrique Gran en la
diftincion$. cap. i o i . eferiue lo que agora
diré. Y es, que en la ciudad de Antioquia
huuo vn ia o ^ lla m a d o luliaiv muy noble
D ECLAR ACIO N DE L A /"·'·'
y rico, y cft rarifsimo ingenio, y vnico hijo
de fus padres, los quales afsi por preuanir
las ocaíiones, como porlleuar adelante fu
cafa, deíTeauan cafarle: pero el ni090 que lo
entendió, y tenia otros propoíljos, pufoft
en oracion, fuplicando a Dios le fauore-
cieffe¿ de manera quepudieíTe confe ruar fu
entereza. V ino vn Angel a el, y dixo le; Iu.
lianp hazlo que quieren tus padres,y cafate
quetuternas vnaefpofa.que no teferá can*
fa de perder tu entereza, fino que ni ferás
caufa de que ella conferuepor virtud de la
gracia, laentefeza que agora tiene.de la na·*
turaleza. Dixo a fus padres, que hariá lo 4
ínnndauan·· losqualet le bufcaron vjná don
zellallamiWa Baíllifa, vnica también dé fus
padres, y tan rara en todas buenas calida*
des, com oloera íuüano. Vino eldiade los
caíamientos, quéfuefon celebrados con la
fumptuoíidady aparát-o, qvie en tal ciudad
y a tales perfonas cónuenia, dé fiéftas, ban­
queas, muílcas, y cofas t^1.-Finalmente
Jos efpofos fe retiraron a fu apofeñto, don-
de luliano fe arrodillo a hazer pracióri; y á
penas la huuo com entado, quando la ca­
riara fe llenó de tal olor y fragancia, jque h
efpof.iie dixo con grande admiración: Ef-
pofo mió, con fer agora inüierno, liento
aquí tanta fragancia^ que me parece eftoy
DOCTRINA C H R J S T l ^ í . l6l
en vn jarJin de flores, roías, y azucenas:
de manera queefte olor meá quitado e ld e f
feo, y güilo de qualquier otro deleyte de
la tierra, auriqiié fea el del Canto matri-
monio.Iuliánó refpondio: Señora efteolor
n a c e del Señor, que es amadordela cafti-
dad, y prometen a los qué la guardan bie­
nes eternos. Refpondio Bafilifa: Pues efpt>
fóm io, que otro mayor bien podemos te­
ner, que por eíle medio álcanfar la vida e-
terna, y í i ’vos quereys, yo guftaré much¿>
que de conformidad conferuemos riueftra
entereza . Iuhano le aceptó, y[poftrados
ambos en tierra, dixeron: Confirma hocD ch¡ >
juodtperdtus es in n o b lí.Y ál punto fe eftreme
ció el apofénto todo, y apareció en el vna
refplandéciénte y celeftial luz, que lo llenó
todo, y en medio a vna parte fe defeubrió
el eterno R ey le fu Chrifto, Tentado en v n
throno, y rodeado de grande multitud de
ci’udadan os delciélq véftidos de blanco. A
otra parte fe vio la fóberana Virgen María»
con grande multitud de virgines q la acom
pañauan; y los que con Chrifto eftauan,
con vna honrada aclamación, dixeron.·ftf-
e'lidiKne> vtcifii Ifil’mne, Y los qué con la
fóberana Virgen venían, enconaron: Seat*
es BdfilifarfHX fdtttarihur menitts cenjenfifti.YpoV
tnídadode lefu Chrifto N , Señor falieron
D E lC A K A C J Ó li D E í ^ f
allí dos hermoiífsimos mof os, vertidos de bli
со ,y ceñidos con cintas de oro, quctrahian
doshcrmofas coronas en las manos;y tomí-
dopor elbrafo a losdéfpofados,les diVerón:
Manda el Señor que os leuanteys, puesyS
ambos foys de nueftrá compañía y numeró
y a luliano le meftraro vn hermofo libro éP
.crito con Ierras deoro, y mandáronle que
leyelíen en el; y lo que con grande con Cue­
lo fu yo ley b , era: lu lU n u t, qnl fro tántre meo
»t-undum w ittm pt) deputctitr in eoram nu m ert^ u
ttim multeyibus nonfnnt Co'nc/utnAW. Eaftlifaver»,
<jv.& eiíntegrd cerdc fociaftt efl depúfetur гп numen
vlrpinttm, efnлгит virgo Мапл tenet prlncipatiib: ·
Y todos los que eftauan en cópañiade Chrif
to, y de fu madre, respondieron: Am en; y
luego cerraron el Iibrí). Y vn venerable vie
jo de les que con Chrirto efiauan, les dixo:
En arte libro ticrie eferíto nuéftro É.ey los
caflos;y entre elloseftays vofotrós cüyopre
mío fefan los etérn Gsbienes.<2íí.¿ nec oculus vi-
dit. Defaparecio aquel diuino efpe&aculo,
ylosefpofos quedaron toda aquella noche
ocupados en alabanjas de Dios. Fuefon tan
tos los hobres y vírgenes, q por exemplo de
Itiliano y Bafilifa, fe dieron a Dios que an­
tes q ellos muriefsé embiaro deláce de íi mas
de mil aliñas^ porfuínedio ganadas para él
cíete, '
W c f f lf ít y c C n R IS T lZ ÍN A . id i

De las virtudes engeneral.


i
CAP. X.
D. As qtiatro paftasprinrcípales ctó
■ la DodtrinaChriftiana me aueys
1/ declarado,deffeo agora ifaber íi ay
mas que aprender.
M . Las cofas q es receíTario faber, so las qtu
tro q ya os é moftradojpero áy ótrás vtilifsi-
mas para el fin q nofotrospretedemos de la
falud eterna ,conuiene a faber,las virtudes y
vicios, las buenas obras, y los pecados;por^
aunq deftas cófas fe á hablado ya co filíame­
te, declarando el Credo y los M andamien*«
tos, toda via ferá muy prouechofo hablar
dellas difuntamente y en particular.
D . Dezidme pues, que cofa es virtud?;
M . Virtud es vna calidad q fe recibe en el al­
ma, la qual haze que el hombre fea bueno,y
afsi como la ciencia haze que el hombre fea;
buen Filofofo;y la arte,que vno fea buen ao
tifice. afsila virtud haze que vno fea buent
hombre; y demas deño haze que la perfona
obre bien con facilidad, promptitud, y per-
fecion.-peroquic no tiene efta virtud, tibien
podra alguna yez obrar bien mas no lo hara
D E C lS l^ A ciO N D E lJt
fino con dificultad, yconim perfecion. Y
para deziroslo co algún exemplo, la virtud
esfem ejantealarte, y ala pratic.i.· porque
ya vos veys qu,e vn o q tiene el arce, у 1л pra
tica de fonar,o de tocar la citara,o vn laúd,
¿j toca bien y có grande facilidad, aunq no
mire a las cuerdas; y otro q no fabe el arre o
no tienelapr^ica, podrá tocarlas cuerdas,
y fonai·, jaero ni lo hará preílo, ni bién.Afsi
pues, quien tiene la virtud (pongamos por
ejem plo) de la templanza, con mucha fa­
cilidad y alegría ayuna quando es meneüer
y ayuna perfetamente* efpcrando la hora
-conueniente, efperando viandas permiti-
.idas, y fola vnavez.-mas quien no tiene efta
virtud, o por el contrario es golofo, lepare
¿ e v n a muerte el auer de ayunar:y fi ayuna
,no puede efperar la hora deleomer; ydef-
puesa ía noche, en achaque debeuer vña
y e z como fe vfa, quiere hazer vna colado
tan grande, que es poco menos que la се­
ла.
.1). Quintas ion las virtudes?
M . Las virtudes fon muchas pero las mas
principales, alas qualesfe reduzen todas las
otras fon fíete: eílas tres Thcologales, Fee,
.'llfi'eran^a, y Charidade; yquatro Cardi­
nales, Prudencia, lufticia, FonalezaTTem
peranfa. Según еЯе numcro; xambimíiete
DÓC7ÍlNyC'CH¡(l577A Ñ A ·
dones del F.fpiritu fanto, y la s Bien auentu-
ra'n$as lUiangelicas, que nos guian a la per-
fecion déla Doétrina Chriftiana. Son tam­
bién fíete las obras de Mifericordiacfpiritua
les, y d j todas eftas cofas os quiero dar vná
breue noticia.

De las Virtudes Tbeologdes


6
.

C A P . XI.

D V e cofa es Fé?
■ ■ M. La Fé es la primera de las vír
tudes Theologales, que fon las
que miran a Dios; y elproprio oficio de la
Fé esa Iumbrar el entendimiento, y leuan-
tarloa creer firmemente todo lo que Dios
por medio de la [gleíu nosreueh, aunque
fea cofa dificil,y fobre la razón natural.
D . Q n eesla caufade q fea menefter creer
tan firmemente las cofas de la Fé?
M . La caufa es, porqueta Fé fe fundí en la
Verdad infalible: porque todo aquello que
la Fé ríos propone, áíido rendado por Dios
y Dios es la verdad niifma.por lo qual es im
pofsible que efto que Dios dize fcafalfo:af-
íi q quando la Fee nos propone alguna co ­
fa. la qual parece cotraria a la razó, como es
D E C L A M A C IO N t> t I A
Sque vna Virgen aya pando, es mcneflef re
íoluerfe en que Ja razón humana es flaca, y
ymede facilmenteengañarfe, pero Dios, ni.
fe puede engañar, ni puede fer engañado.
ÍD. Que cofa es neceflfario creer co efta vir­
tud de la Fé?
5M . Es neceífario creer diftintamente todos
los artículos.del Credo que.arriba auemos
declarado, y efpecialmente aquellos artí­
culos de que en la fin ta Iglefía fe haze fíef-
ta entre año; com o ja Encarnación del Se
ñor, la Natiuidüd, la Pafsion,: laRefurr^-
cion, la Afcenílon, la venida del Efpiritu
¿Santo, y la fantifsima T rinidad. Demás
defto es ncceíTarío eílar aparejado para
creer todo aquello, que nos vendrá decla­
rado por la Igleíia fanta. Y finalmente en
lo exterior deue guardarfe de las cofas que
fonfeñales de fer infiel: como feria andar-
fe vellido como T u rco ,o ludio, el comet
carneen viernes, com o los hereges hazen,
y cofas como eftas ; porque es neceffario,
tío folamente con el coraron y con la bo­
ca, mas también con las obras exteriores
confelíar la verdadra F é , y moílrarfíe
agenodstoda fe&a contraria a la fanta I-
glefia.
D . Que cofa es efperanfa?
M -L a eíperanja es la legenda virtud The^
’d octrtn A c m i m A X A · . t ¿ 4
logal, y fe llama afsi, porcj ella también mi
ra a Dios:yafsi com oco la Fé creemos en
Dios,áfsi con laEfperan^a efperamos en el.
D . Qual es eí ofi cío de la Efperan£a?
M . Es aliar nueftra voluntad a efperar la
felicidad eterna; y porque eflecs vn bien
tan alto, quenoerapofsible afpirarael có
fuerzas humanas: por elTo Dios nosdáefta
virtud fobrenatural, para que nofotros con
ella tengamos confianza de poder llegar a
tan grande Bien.
D . Donde fe funda1, y apoya efta efpe-
ran^a?
M . Se funda y apoya en la infinita bondad
y miíericordiade D ios,delaqual tenemos
certifsimas feñales, auiendonos dado fu
proprio Hijo, y por fu medio adoptándo­
nos por hijos, prometiéndonos la herencia
del Reyno de los cielos, íi nofotros hizicre-
moslas obras conform esala dignidad re-
cebida, y jiuamete auiédonos dado gracia*
y ayuda fufi cíete para hazer las cales obras*
D . Que cofa es caridad?
M . Es la tercera virtud Theologal (es a fa­
ber) que mira a Dios, porque con ella fe
leuátónueftraalir.aa amara Dios fobre tó
das las cofas, no folamcrc como C riador,y
autor de nueflros bienesnatuiales,mas tábic
como dador <!e la gracia,y de la gloria, cj ío
D ElCAKACrÓN DE L jt
tienes fobrenaturales.
D . Querría faber, fi 1a Charidadfe eftien-
de también a las criaturas.
M . La Caridad fe eftiende propriamente
a todos los hombres, y a todas las cofas que
Diosá hecho, masco eftadiferecia,q Dios
fea de amar por fím ifm o, por fervn bien
infinito: pero el amor fe eftiéde tábic a to
das las otras cofas, las quales fe deuen amar
por amor de Dios, y en particular fedeue
amar al próximo, el qual efta hecho a ima­
gen d e'D ios, como lo fomos nofotros;
y por el proximo no fe á de entender fula­
mente el pariente, o el amigo,mas- qual-
quiera hombre, aunque quiílefíe fer,o fuef-
fe nueflro enemigo: porque todos los hom
bres fon imagen de Dios, y como tales an
de fer amados.
D . Es gran virtud la Caridad?
M -E slam ayorde todas,ytan gran bien,
que quien la tiene no puede perder lafa-
lud efpiritual,fí antes no pierde la Caridad;
y quien ñola tiene, no puede en manera
alguna faluarfe, aunque tuuieíTe todas las
otras virtudes, y dones de Dios.

D . ^ · ^ O n temor eftoy dequeostengp


^ ^ canfado>. importunándoos tan-
DOCTRJX./t CHKJSTIjiN^C' i 6i
tas vezes que me digays exemplos en con··?
firmaciondeladorrina que me enfeñays;
ya ísin o me atreuo a pediros continueys
la narración tan guftoía deílas hiftorias.
M . Qualquiera cola que le í de- acrecenta­
m ien to vuéftro, aunque fea con algún tra
bajo mió, haré yo con toda voluntad;y'afst
por darosgtifto.,deftas tres virtudesThe¡J-
lógales os quiero referir tres hiftorias.

Exemfio primero de U Fe,

N tiempo de Onorio, R ey de los

E Huandalos, y perfeguidor de la Igle


fia, los hereges Am anos tenían vn
Obifpo llamado Giróla, el qual vi5
dofe vencido por vn Obifpo Catholicfvll-i
mado Hueenio,que en prefenciadcl R e y
difputó co el;y (abiendo que el mefmo ha-
zia muchos milagros,derteofo de cobrar re­
putación,fe cócert6 co vn pobre hambre
engañado co la mefma heregia,y diole ciit
cuéta ducados porq fe fingielfe ciego,y que
quádo el paliarte por la pla9a.cS ait as vozes
e importunas peticiones,le rogarte q le ref-
tituyefiefu villa. El h¿rege admitió el con­
cierto , y én cumplimento del , p i f ­
iando vn diapor la pla9a Cirola, y con d
m c i Z i f ( Á c c i o it de i a
Eugenio Obifpo, y fus compañeros, Vínf
dimül, y Longinos, también Obifpos Ca-
tholicos, comentó a dezira grandes vozes:
O bcatifsimo Cirola, fummo Prelado de
Jiucítra religión, fuplicote que mueñres tu
gran virtud y gloria , refíituyendome lo?
ojos que me faltan, y que experimenteyo
la virtud que tantos ciegos, coxos, y muer­
tos de tu mano án rccc bido. El Obifpo Пе­
ло de arrogancia llcgófe al hombre, y po­
niéndole las manos fobre los ojos, dixo:Có
forme a la reña y verdadera Fé que deDios
nueftro Señor tenemos, fe abran tus ojos
como tu defleas, y pides; pero fucedio dife
Ternemente y al reues, porque apenas el
blasfemo Obifpo le toco, quádo le faltó ú
acerbo dolor a los ojos ,q parecían fe le Ш
.tana de la cabera, y fe halló ciego de veras
el q penfó ferio de burlas.· y cometo a gritar
co n harta cofuíion del Obifpo C irola. O
miferable de mi,q mea engañado efte ene·;
•migo de la diuina ley, y con cincuéta duca­
dos q me dio,me á hecho que haga burla de
Dios: toma tus ducados , y buelueme los
ojos que por tu engaño é perdido. Y avo-
fotros gloriofos Chrjftianos: y verdaderos
Obifpos deD ios, fuplicoque no me def-
procieis, fino que ayais misericordia defte
miferable'. J_.osfantos Obifpos mouidos
DOCTRJliJt CHRJSTlStNA. 166
a miíerícordia, le dijeron: Si tu crees, todo
fe podra hazer. El rcfpondio: Padézcalo
queyo padezco quien no creyere, que le-
fu Chrifto, y el Efpiritu Santo fon vn mefr
mo Dios, y de la mifma fuftancia que el Pa
dre., que yo afsi lo creo. Los fantos Obif-
posoydaefta confefsion, comentaron co
humilde cortefia a rogarfe el vno al otro q
tocalfe al ciego, y al ñ ri fe concertaron; y
Vendimial y Longino lepufieron las ma­
nos en lacabefa, y Eugenio le hizo la feñal
de la C ru z fobre los ojos, diziendo: En no-
br.c del Padre, y del H ijo, y del Efpiritu
Santo, a quien confeíTamos fer vn Dios ds
vna mifma fuftancia e igualdad, fe abran
tus ojos; y al punto fe le quitó todo el do­
lor que padecía, y quedó con los ojos me­
jores, y mas claros que antes; moftrando
Dios que eftos que dauan ojos al cuerpo, da
uan también la verdadera luz y F¿ a las al-
m as:yal c6rrario,elObifpo Arriano quitó
los ojos al cuerpo, en feñal de que
fambicn con*fu error te­
n ían ciegas las al­
mas.
DECLAMACION D E L A

Excmplofegunío de la Efperanca.
O fronioen fu Pr.iciocfpirin.nl refie-

S re, que en Conftantinopla huuo vn


honbre muy illuftre.muy rico,y muy
lim rfnero, que tenia vn folo hijo,al qua]
-llamb vn día, y moftrandole las muchas ri-
quc/j’.s que para el tenia, le dixcf: Hijo min,
■flua’ quereys mas, que yo os dexe por here­
dero d¿.trdoseftosbienes,oqtieos dexe po(
menor de Chtifto,y a el.por vueftro tutory
■curador«5 Señor (Refpondeo el obediente
m ojo) mas quiero a Chrifto por curador,
puese i para íiempre permanece, y las hazié
dasoy fon, v mañana fe acaban. Conefto
el buen hombre (como tan amador de los
pol-rcs cumen^o adarles iimofnacon tan­
ta abundancia, quéquando vino a morir,
no le^quedó al hijo cofa alguna: pero auncj
el le vio tan pobre y tan humillado,fíempre
viuio con firme efperanca en fu curador, el
qual como, tari noble y ctiydadofo de los fu
yos, cuyd<í :ambien de fu menor, como fe
vio en. lo que fe dirá . Aula en la mefma ciu­
dad otro hombre, ño menos noble y rico,
calado co vna muy Chriftiana muger, qué
tenia vna fola hija. La buena muger dixo vn
d¡a a fu marido: Señor épeníado que no te-
DoCTRJti^í C tiR lST lA N A , 16"J ·
nemos mas que vn;i hija, y p.¡ra ella cantos
bienes, que no á menefter ma'sjíí la cafamos
con otro tan rico com o ella, m'la eflimara,
ni la amara, ferá mejor q la bufquemos vn
marida noble y bueno, áünque pobre para
quelaeftim ey la resale. El marido le dixo,
q u e le parecía mu y bien¡, que ella fefueíTeí
la Iglefia, y rogaffe a Dios le dieffe vn mari
do para fu hi ja,qual ella fele delíeáua,y q tu
uieíTe por aereo, qiie el primero queentraf
fe en la Igleíia, feriad que Dios queria par*
marido de fu hija. L a buena muger hizo lo
que fumando le dixo, y quifo Dios que el
primero que entró en UIgleíla fue aquel no.
ble m ofo,cuyo tutor era Chrifto.Ella le em
bió a llamar, y la preguntó quién era, y de
donde: el lo dixo, y ella añadió: Es pofsible;
que foys hijo de aquel gran limofnero? Se­
ñora II. Y foys cafado? Refpondio, que no·,:
y contolc lo que con fu padre le’áuia pafla·'
do, y como no tenia mas bienes q tenerpoc
tutor a Chriílo. Ella glorific«» al Señor por
jo que ohia, y dixo al mojo: Sabed que vue-
ílro bhen curador os á procurado muger y
hazienda que gozeysenferúiciofuyo. L le ­
u d e contigo a íu cafa diole fu hija por mu­
ger y co ella tanta hazienda,q excedió mu­
cho a la que heredara de fu padre, cuyas pi-
¡ fadís y «xemplo elfigiúo, queriendo jio fal
D E C l^ iA C lO lfo ltZ ^
tar énla miíéricordia, pues por medio déila
auia grangeado tantos bienes cfpirituales y
temporales.

Sxempto tercero de la Caridad,

Efí ere·fray Bernardino de Bufto, q


en vna ciudad de Italia; vn labra­
dor deitia a vn medico cierto dine­
ro, y fabiendo que el enfadado de fus dilacio
xies, le hazia bufcar para encarcelarle hada
que pagafle el labrador fe indigno de mane­
ra, que corto quantas vides tenia el medico
enfusvií¡as,y le taló todas fus miefes.Y mas
que embiando el medico quatró hijos fuyos
al pueblo dodeefta hazienda tenia para que
fi podían remediar algo, lohÍ2ieífen,el ruf-
tico fe emperró de manera, que con fumo
Hiendo decolló todos quatrovna noche; y
viniendo luego a la ciudad, tuuo modo de
entrar en cafa del médico, y con el mifmo
cuchillo degolló vn hijo quevna ama le cria
i:a al medico. Compungido el ruílico, ype*
farofo de la crueldad que auia cometido, a»
cudio alfa neo fray I'acome de la Marca,por
cuyo confejo vn diaque eí predicaua, y efta
»an efperando el férmon el médico y fu
muger, entro el hbrádor en Cuerpo,'y fin
hóm{INjC CHXJSTIjtlJA 16 %
lombrero.» con víia foga al cuello, y en la
mano el cuchillo con que áuia executácTo
Jos homicidios; y delante de todo el pueblo
fe arrodillo delante del medico, y fn muger
que eftauan cargados de luto y lloroíos: y el
llorando, Ies di ato: Y o fo y él traydor, quo
Con eftc cuchillo maté a vueílros hijos to-
inaldey matádmeconel,o ahorcadme lúe—
¿o con cfta fóga que al cuello traygo-, y fino
quer¿ystomar la venganza que mi crueldad
merece, yo os fuplico que por a mor de nue
ftro 3 <?ñor Iefu C h riíto , por fie fijigre, y
por fu bendita Madre me perdoneys, que
yo quedare por perpetua efclauo vueítro.
C o n la vifiaxfel matador,y deFcuchillo,co­
mo la llaga del fentimiento, y dolor eñaua
tan frefea, cayeron los dos cafados en tier­
ra medio defmayacíos: y en él en tretanto el
pueblo todo que prefente efláuái'llora«a cí>
tal efipeítaculo, afsipor lacompafsion <fe
los müertos,'como por laftimadelos viuos
que aili vehian Bueltos en ir los cafados,coit
lágrimas mas copiofas le dixeron.· N o que­
remos venganza de ti, fino que por amor de
D ios, y de Iefu Chrifto fu H ijo , y déla
Virgen faritifsima, te perdonamos tañdei
todo coraron, que te queremos no por ef-
f e p í fino p oj hijo,^ h«r«dero¿ en lugar
DECLAMACION DE L A
de los qnos mata fíe. Abrájaronle como a
tal, y arrojando acullá el cuchillo, y qui-
tandoledel cuello la fo g a ,fe le Ueuaron
configo, y letutiieron fiempre en fu cafa,
y a fu meía con grandifsimo amor, y rega·.
ío. y e l con grande fidelidad los firúio, y
che dedo, haíla fu muerte, defpués de la
qua* quedó herdero, y feñór dé fu cafa, co
mo ellos fe lo auian prometido.

De las Virtudes Cardenales·

C 'Á P . x il; :
\

D. V § cofa es penitencia?, ..
| ■■ M . Es la primera de las quatro
virtudes Cardinales, las quales
tienen elle nombre, porque fon quatro vir-
iudes principales, y cómo fuentes de co­
tias las otras virtudes morales, y humanas.
Torque ia prudencia gouierna al .entendí·,
niitínto, ala lufticia.goniernalavo’útad,Ia
T om planfigotiiernael apetito concupici
b jc ,y la Foctaíeza él iradblé.
^ a l e s e l o í c i o d e ,l a Prudencia?'
M . Kl m o íírá rW *tdáa¿ las acciones él <3e-
Sklo fin, y los medios conuenientes. y to-
D O C rttÜ Jt'C H W ttjtltJt. 169
'daskscirctinftaodas·, eftoes, el.tjempo, «$
lugar, el modo, y cofa-: femc/ances, par*
que la obra fea bien ■Hecha en codo,y por c<>
do, y p«r efto fe Iíamámáeftra d.e las otras
virtudes; y es cómo lös ojos^eri el cuerpo,
como la fal en’lps viandas, y comoei fol eft
el mundo. · .
D . Qualcs fon los vicios contrarios a la Prir
dencia?
M . La virtud fiempre eítt en medio,‘y afsi
tiene dos vicios contrarios,.que eftanen los.
eftremos. V n Vicio contrario á‘ Impruden­
cia, es'la imprudencia, efto es, h inconiide-
racion y temeridadiy es de aquellos que no
confideran 1¿ qy'e án dehazer,y afsi no mi­
ran al verdadero fin, o no toman los ver­
daderos medios. El otro es la aftucia, o pru­
dencia carnal, y. es de aquéllos que con to­
da diligencia pienfanel fin, y los medios,,
mas rocíelo enderezan a la propria vtilidad
para adquerir algún bien mundano; y-afsi
^procuran futilmente engañar al proximo,
para hazer falir las cofas a fu modo: masal
fin feveráqueeftos tales an fidomuy im­
prudentes, amendo perdido el fumo fcien,
por amor de vn bien tan pequeño.
D . Quecofaes jufticia,y qual es fu oficio?
M . La jufticiá es vna virtud qve da aoada
DiClJlK^tCjQíJ T}i I f f lr
%rno lo que es Tuyo, y afsi fu ofi ció es igua«
jarlas cofas,y poner, igualdad en los con­
tratos humanos, lo qual es fundamento de
la quietud y d c la paz: porque fí cad^i vno fe
contentare cpn lo. que es fuyo, y no qui-
ficffe lo que es de o.tros, no auria jamas
guerra alguna, ni difcordia.
D .Q u alcsfon los vicios contrarios ala juf*
ticia?
M . Son dos, el vno es la in/ufticía; efto es,
<jnañdo vno fe toma lo que es de otro,o en
los contratos quiere dar menos de aquello
que el deue, oquiere recebir mas de aquello
que fe le deue; El otro es,la demafiada jufti-
cia'como qtfando vno es demafiadainente
rígurofo, y quiere igualar las cofas mas fú­
tilmente de lo que diña la razón.' porque
en muchos cafos es menefterque fe méz­
clela compafsion con la jufticiajcomo fi vn
ípobre hombre no puede pagar todo lo que
deue.afsi t an preño, fin grandifsima defco-
modidad fuya,es cofa muy puefta en razón
y juíW quefe le dévn poco de tiempo, y
no quererlo hazer, es fobra de rigor.
D .Q uecofaesFortaleza,y qual es fu oficio?
La Fortaleza es yna virtud que nos
haze promptos para vencer todas las
dificultades que nos impiden el bien
obrar , y fe eftiende hafta el padecer
ctlntsTíANJ. tyo
jnuerte;,quando es neceflfario pafá gloria dé
D ios, o por no f.vlpr a nueílra obligación·, y
afsi todos los fantos Martyres án triunfado
de fus perfeguidores por medio defta virtucf
y defta fuerte todos los valerofos toldados
q u e e n las guerras juilas an hecho grandes
proezas,áñ fido gloriofospór m eíio d éla
mifma virtud.
D . Quales fon los victos contrarios á la Fot
taleza?
[M.Son el tem or,y el atreuimientoí porque
el temor haze que la perfonafe rinda fácil­
mente, lo qual nace de poca fortaleza,y el
ntreuímtentohazequefe meta en peligros;
manifieftes quando no es menefter·, ló qual
(por dezirlo afst) es demafiada fortaleza, y
no es d^gna de alabanza, fino de vituperio,
y pofefto no es virtud, fino vicio. . # .
D . Que cofa es T ép l^ a , y qúal es fti oficio?.
M . X a Templanza es vna virtud que pone
frenoa los deleytes fen/w-aIes, yh aze que
la perfona fe finia de tales plazeres confia
medida que manda la razón
D.qualésíolos vicios cótrarios aMaTéplSca?.
M . Son la deftemplanfa, y la infenfibili-
dad ·, la dsitemplanfa es quando la per··,
fom es muy dad.i a deleytes, y por e(V
tn haze exceílb en el comer, y en el.be­
ber, y en cofas femeiantes: lo qual daña a l'
bZ ttjÍ% A C lO -tít>ttjt >
alíriá y al cuerpo. La infeníibilidad es, cjujui
3 o la pérfona va por el otro eftrettio;ydetai|
fuerte hüyé todos lós plá¿¡sres,que no quie-
ré comer cofas néceíTariás aláfalud, pomo
féhtir aquel poco de guftó qtie traéconíígó
Aaturalméhté él mantenimiento conuenié«
termas con todo eflo, és mucho mas comuni
éntrelos hombres el vicio deládeftémplan·
¿ á, que es el dé lairifenfibilidadjy por effo tó
idos los Santos con palabras y con obras noí
ah éx&ítadó ál ayuno, y a la mortiíicació de
Tacarn£.

Ves de las trés virtudes 'Theologáles


os referí tres é xemplos de lás quárro
Cardinales os quiero contar*qüatro,
y afsi eíladme atento.

Bxemplof rimero de U TrudenciA,

F R a y Laurencio Surio trae la vida de


fan Aniel fnó Arfóbifpo dé Cóiítür·
be1, éfcritá por vñ noble Ingles, lia*
rilado Idinéro, Contemporáneo, y, familiar
íiiyo; éfte éfcriue, cjtie riendo fáñ Ánfelmo
Abrid,tenia éñ fu níonafterio vn mbngecico
jnúym áchacho,llam ado Ósberno, de gra­
dé ingenió para todo,pero irícjúieto y de per
v o e T fjN jc c H ^ im A U J t, r ji
¡jierfo reuefes; y Cobre todo tenia grande 3-
uerfioji a fu Abad, y murmuraua fin‘medida
del, y de otr,os. El Santo deffeando remediar
efte 01090, dio en regalarle, tolerar fus niñe­
rías, concederle algunas que fin detrimento
déla religión podía; con lo qual cornienfb a
nmanfaríe, a querer bien afan Aníelrno,tó-
niar fus confej os,e yríe eppiendancjo de fus
traüefuras.Sán Aníel,nvo con eftole yua mo
ftrandf»mas atnpr, ayudándole para quea-
prouechafl'e en la virtud poco a poco, qui­
tándole las cofilías que le anta concedido; (e
i.nflruyendóle enqup fuefle hombre, y tu -
uieíTc madúrela en fus cpílumbres. Quando
pl Santo le vio en lo dicho fohdamente apro
uechado, fom enfó de veras a reprehender,
y ¿artigar ius faltas: yvel mefo como ya ap.ro
uechaclo, lo 11 ¿uauatodo con mucha ygual-
dad de animo, y fufria con paciencia todos
ló.s trabajos/ y las injurias de los otros con
manccduiTibre. Miraua fan Anfelmo todp
¿ño có infinito gozo y alegria,y de tales priji
cipjps efperó q auia de fer gran tnini ílro en
la 1 gleli.a Catholica; pero quando menos f é
fiua, Dios dio con el eii vna cam arón vna
grande dolencia, en la qual el ianto Abad le
álsiAia de di.áy de noche, como padre, y co­
mo ¡»nigo, dándole por fu mano de co mer
y beber, Llegado a lo vltimo, le pedio que le
DECLAMACION D E tyC
' ¡apárecieíTc defpues de muerto; prometía
de h'azerlo,yrnurin.Licuaron el cuerpo'a
la Iglefia, donde mientras los religiofos le
cantauan el officio, fan Anfelmo fe retiró
a orar por el en Vn lugar mas remotd: yhi-
zolo con canto fentimíento y lagrimas,que
defpues de puro can fid oíc 'durmió, y en
fonhosvio vnasm uy venerables perfonas
vertidas de blanco, y entrauari* donde Of-
berno murió, y fe aííentauan como a ha*
zeralgnn juyrio. Y deííeando faber el fu«
celío deftejuyiio, vio que fe venia para el
Osberno, muy flaco, y defcaecid ■ >,a quien
Anfelm o pregunto: Com o te va hijo mió?
Refpondio:.///«· dntlffnus ferpens terbifurrexlt
¡n me ,¿7* ter ce cií'f tnfe/nct'ipfum ,¿ 7 Vrfxrius Do-
tntnt mei iíberautt me. Dicho efto, el difun­
to defaparecio, y Anfelmo defpertó, y de­
claró efta? palabras en la manera feguierite;
z tr ¡»fl'.rrexit ¡nm e. Tres ve¿es el demonio fe
leuantó contra mi, acuiandcme lo prime­
ro de los pecados dolíiglo. L o íegundó de
los del nouiciado. L o tercero, de los hesflhos
defpues de la profefsion. Y en todas eftas
tres acufaciones quedo vencido:porque los
del íiglo fe me perdonaron por lá entrada
en la Religión. Los del nouiciado, por la
profefsion; y los que hize defpues,por la
confefsion y penitencia·
DOCTUW./t CH RTSTlAXA. 171
& e · Vrfarij, llamó los A n gel cs.QttjAvtVrfá·
rij vrfci, itd sín étllitm o n eí coercent\ y fu A n ­
gel Cuftódio Fue el que le la'có bien del
juyzio.C o todo elfo él Bienauétnrado Sari
Anfelm opor vn año enteró le dixo cada
día Milla·, y por toda la OrdeneFcriuio, pi­
diendo oraciones y facrificios para el. C o fa
fue eftaqne defperto grande amor en todos
los Religiófos para con fu Prelado,y gran­
de defleo de tenerlo no folo por padre;fino
por amigo, por ver qiian bien auia librado
Osbernoén alma y cuerpo con eña amif·*·
tad.

Exemplofegundo de la lufiicu,

Incencio Veluacenfe efcriue, que

V en' la ciudad de Conftantinopla


huuo vn Chriftiano, que para ga­
nar voluntades,y hazerfe famofo,
gaftó pródigamente fu hazienda* y mucha
mas que fus amigos le preñaron. Y hallan-
dofe ya fin hazienda,y fin amigos Chriftia-
nos a quien pedir, acudió a vn ludio,el qual
dixo que le preñaría, pero que le dicife
vn fiador, deque para el plazo feñaladole
pagana. Refpondíole que no tenia otro
fiadorque darle finoera a N . Señor Tefu
D$GLAHo*CIO# DE UA .
Chrifto,<¡ue¿ !e quería, 1« darta por fa fia­
dor- rMucÜQ.dixo; Y o no tengo por Dios a
C hriílo, ííap por hom bre,y gran Profetaj,
? ero yo le tomaré por fiador, fi me le das.
ofd.txo el ¿hriftiano) no te puedo dar fu
perfona prefente, fino foja fu imagen, que
íino te pagare para ¿1 día feñalado, quedare
por tu escl^üo, con todo eflo te pagaré tu
dinero. El ludio fe. con tentó que ambos
acompañados fuellen a lalglefiade nueftra
Señora- donde eftaua fu imagen de .bulto
Con fu Niño en los brafos, yi cl Chriftiano
tom óla mano del Niño, y tomóla también
el Indio en feñal de que falia üador por el
Chrirtiano. El Cbriíliano eccebido el dine­
ro, oargóvna ñaue dé mercadurías, y con
clh s fe fue a tierras muy diftantes, donde
panfcí tíntp, que pudo cargar mas ñaues, y
o'luidofe del pla^o en queauia, de pagar,
hafta vn día antes, que fe le acordó, y que­
do deilo tan apefarado, que cafi el dolor le
ponia en peligro de la vida, por no hallar
inediod- pagar para el figuiente día. Final­
mente buelto en fi. hi¿o fu cuenta¿el Señor
es el fiador, yo fe diré lo que deuo, al plateo
ieñaíado, y !e fuplicare, que pues fabe,y
puede, lo haga yr a manos del ludio. H izo
vnacaxita, y en ella encerró el dinero,en­
comendándolo al mar, y al Señor que crió
DOCTVltACHíiliTK'fNA. I7J
y gouierna ai ruar, para que lo lleuafle a m4L
nos de fu acreedor.,Hizolo el Señor, y
aqflella noche la caxita atrauefsó muchos
mares, y la íiguiente mañana fe hallo en la
co rta de Cqnftantinopla , y arrimada a la
cafa del ludio, que tenia fu habitación jun-;
toalm ar. Acertó afalirde cafa vn criado,
y queriendo tomar la cajuela, ella fe retiró.
D io noticia a fu amo de lo queauia vifto,
baxo el mefmo, y toiHÓ Ia caxa, viendo que
el fóbreefcrito dezla-parael. Sacó el dine·-
ro> y vaziaJa arrojó debaxode fu cama; D e f
pues de muchos dias Cupo como el.C hnfba
no auabuelto a Conftantinopla muy ricol
Fuele a hablar, diziendo que como no cura
pliafu palabra,pues no le ama pagado par^
eLdiafeñalado. Refpondiole que fin duda
fe lo auia pagado xodo. El ludio d¡xp:
tengo muchos teftigos de que te le di, y ti»
ninguno de que me lo ás pagado. BlChriO·
tiano dixo: Y o tengo por teftigo a mi mefT
mofiador, vente conmigo, y oyras loq el
dize,Fuerofe maño a m ano, y muchos o *
tros co ellos altcplo,dóde puertos anee la,
imacé de Chrifto, le dijeo el Chnrtianó: Sé
ñor,como tu er«sverdadsr oHi jo deDios,af
fi te fuplico declares la verdad,fi la es, 4 yo
é pagado a e.1c ludio quanto me preftó,
Refpondio la imagen con vn avo? cla'ray
DELCAMACÍÓN DE L A
alta, que todos la oyeron; Y o hago fe co·
m otéíligo deviftá, que para el dia a p ila ­
do le pagarte quanto le deuias; y por feñas
deílo, lacaxita en que le difte el dinero,la
tiene Üebaxo de fu cama. El ludio quedó, ad
mirado de lo que vio y o y ó , y tocado de
Dios, dexó el ludayfmo,y fe hizo Chriftia-
no, y toda fu cafa con el.
. Exempla ter.cero de la Fortaleza.

E Nriqtic Gran eferiue, que en el libro


llamado Efcála C eli fe lee ,· corno
áiíia en cierto lugar vn íanto Sacer­
dote que tenia efpécial gracia dé Dios en
confcffar, y ayudar con íantas ámoneíta-
cioneslos que vehiañ a fus píes', y por efta
faraia eran muchos los que venían. Sucedió
pues, que yendo muchos de vn pueblo a
tratar con el foberdicho Sacerdote; vio-
los yr el feñor del pueblo, y preguntan­
do donde yuin.defpues que fe lo dixeron,
clentr& dentro de fi, yhtT.o fu c u e n t a . Quá
to mejor fuera que; acudiera yo ,a confef-
farnie con aquel Santo pues tengo tantos
pecados, robos, tyranias, y otras culpas
ocultas. Por otra parte el mefmo fe relpon-
día: Qne teaprouechayr, pues no podras
cumplir la penitencia que el confeíTor re
diere. Pero alfinquifoprouar,fue,y cofef-
d o c tr w A ^ h i{ !S 77A n a . 174 ·
ib f lc .Y pregntóle el cSfefTor, fi podía ha-
zér fiete años depenitécia,dixo que no-Po
dreys hazer tres? no. Podreys hazer vnoí1
no.Si quiera feys mclcs? no. Finalmente le
preguntó:podeys velar toda vna noche cu
aquella Tglefía defáparada,q efta jñií) avu ef
tro pueblo? Refpódio q fi. Pueshazeldo, y
mirad que os mando que para defeuento de
vueftros pecados no falga.ys della' por mil··
guna cofa que os lucedi. El tonto el ca­
mino de laIglefia,dondeen llegando, fe &-
peo de fu cauallo, y fe entró con firme refo-
lucion de cumplir lo que fe le auia madado;
y arrodillado delante del altar, comento a
hazer oración. Los demonios de toda aque­
lla comarca fe juntaro, y el principal dellos
dixo a los demas en prefencia delTanto várq
que los ohiá: O y auremo; perdido vn grS fe
ligres,fielperfeueraen cñplirfu penitécia;
por tanto ved fi entre vofotros a y alguno q
fepa y pueda facarle de lalgléfía.Refpondiq
vno, que el lo haría. Dixerole q fuefle y lo hi
zieífe. Tcnia efte cauallero vna hermana por
cuyo cófejo fe gouernaua·, y el demonio to­
mado fu figura, íe llegó a el, y le dixo: C o -
mo!vn hombre q tiene enemigos c#mo vos
fe atreue a eftar aqui folo»con peligro que le
rnatenftomad lúegovueftro cauallo, y bol­
éamenos a caifa, El dixo que quería cumplir
DECl¿tl£kCiqp! D EÍ^t
fu penitencia, fcjla replicó, q no le feria hef-
mana, finó enemiga. El dixo,que en ningu­
na manera faldria. FileíTe el demonio corri­
do, y dixo al que le embió, lo que pafíaua.
Embió a otro, que también fe ofrecí o, y eflc
tomó la figura de fu muger, que venia cón
dos hijos que tenía, en los brafos, y los cabe
líos fueltos, llorando, le dixo·· Vueftros ene­
migos a cometieron, y tomaron el pueblo,
Taquearon vueílra cafa, y a mi me echaron
délla,y fe llenan cautiuos vueílros vasallos:
pero fi con tiempo acudís, ’lo podreys repa?
rar y refearar todo. El refpondio como al
primero. Bl demonio entonces le dixo:Pues
tomad alia vúcftros h jos, y arroyolos, dan­
do con ellos vn grande golpe en tierra, y ni
j>or efto fe niouio. Boluio el demonio a fu a-
JUO, y dixole, que eíl.iua duro cómo vn dia­
mante. Ofreciofe otro tercero, yem biolcj
fue, y fipgio que fe auia prendido vn grá fue
g o en aquella feltia 4I rededor de la Igíefia,y
Jlpgaiu ya a .entrar por.las puerrasdella.Có-
m cnfó adat' Vozes él demonio, pidiendo a-
yuda.y como niporeflofe niouieffeel peni­
tente, dixo el demoniojQue hombre es efte,
que en tal nécefsHad no ayuda? como quie­
res que te o y ga Dios? Refpondio, que por
ninguna cofa auia de interromperfu peni te
qía. Boluio a dar cuenta de que no auia he-
DO CTRltí^Ctíl{lSTlAÑ A. IJ $ ,
cho nada, y al fin fue el quarco: y puefto en
trage de facérdote,. comentó o focar las ea-
pánas, acomponéréialtar, yénceñder las
candelas; y. llegandófé al pefiicéncé,ledixo:
áoys vos fulano/* dixo qué fí. Pues fabed qué
vos eíUys défcomulgado por cal y cal delito
que hiziítes; faliós fuera, porq dé otra fuer­
te no diré máytiñés. 111nóferiioüioj y é ld e -
iftonió fe fue can íoftldo como los demás«
Él fbueñ pehiceiité a la mañana fe boluio a
l\i cafa, y Codo lo hallo como lo auia dexado;
y Dios relíelo á algunos fancos Padres, que
aquel hombre auia ganado qüacro coronas
en el cielo, con las quacro tentaciones que a
uía vencido,

Exemplo quarto deU TempUttfd.

lnfcencio Belüacénfe efcriue, que

V enero vn m o f o en él conuenco de
Clarauaíj pero apenas huiro encra­
so , quando fe hizo tan regaladlo quenada
podia-cóWer dé la hortaliza, y lo de mas qu#
cófnian los frayles, íiho que con cropie9o dé
todos ellos, quería cofas par licuares para fu
fuftenco. Yendo piles vn día defpites de co-
íner todos los religiofos ala Igleüa a dar gra
cías alSeñói*, COmo fiempre fe h.uen, y can
m C tZ l\A C C lO Ü DE i j t
«andoPfalmosporelclaurtro, yefle en fu
copañia: pero ittuy amargo, y melacolico,
porq aquel día no fe auia regalado. Vi'oq
a la puerta que va del clauftro a la Iglefia,
eftaua vna Señora de inefable bellé¿a, y
refplandor, que en la mano tenia yn pipo­
te de conferua, del qual dauavna cucha­
rada a cada vnode los que auian comido
ortalifa^ y yuan entrando en la Tglefia.
Llegó también eíle regalado, y abriendo la
boca, para que le dieíTe como á Jos demas
fu cucharada, nueftra Señora le refpondio:
N o es para ti efta fuaue conferua,fino para
eftos pobres q fonReligiofos,penitétes y no
Médicos, q no.biifcan regalos, fino que co­
men la ceniza como pan: pero tu no eres
como los demas hombres, fino rico, y Prin
cipe entre tus hermanos, y tan' regalado q
para fatisfazer tus güilos, es neceflario ro­
dear mar, y tierra. Y fi de todos les demas
majares dexas de comer, porq te llenan de-
venrofed.ides eleftomágo, alomenos pu­
dieras comer de hortaliza,como el Apoftol
lo aconfe/a: ínjirmus efl alos m4»dncet\y
pites eres can Galeñifta,y amigo, de lado-
trina, y reglas de Galeno,direteMedico:c«-
mre ipfim·, cura te a ti m if mo: y fino me has,
conocido, íabetc q foy Mariá Madre de m j
f£ricordia,que he venido a confolansft.t mi
cm tjs n A X A . 17 6
familia,para que en mi prefencia coman, y
fe alegren los que frabajan, y no hazen fu
propria voluntad, ni con fus ííngularida-
des turban el Conuento. El fray le áuergorf
9 a d o , y compungido con loque o y a le d i-
xo: Señora cony'uramenro me obligo a paf.
far con lo que los demas paíTan, y G ón eftai
faltare, que me eclieri del monaflcrio.Ydi-
ziendo efto, con la g¿na que tenia abrió la
boca, y la Madre de D iosle dio vna cucha­
rada, con la qual llntio tanta,y tari celeftial
dulzura, y llególe la fuauidad de aquella
dulzura tan al coraron, que al fabor ddla
en todo el tiempo que le quedo de vida, níí
ca quifo regalos, fino que con mas gufto, y
aníía que los demas quería, y comiá d pan
afpero, y las yeruas que fe dauán en el C o -
uentoexercitando la virt-ud de latemptan-
9a, y gozando de los frutos della en eílvyfr
da, y defpues en la otra.

De losjtete dones delEfjnriitt Santo»

G A P . x iii:
D./^VVales fon lps fíete dones del Eíj:ífí«
tu Santo?
M* Son l«s que el Profeta ID las nos a eti-
m C L jfttstC T oft m l a
feñaáo; cftó es Sabiduría, Entendimiento,
C o n fe jo , fo r ta le z a , C ien cia , Piedady
temor deDios. ,
£). A que cofas nos ayudan eftos Dones?
'M . A llegar a la perfecion de la vida Chrif-
tiana, porque fon como vna efcaleraque
íios haze fubir del eftado del pecado por di·
iierrfos grados harta la cumbre de la fanti.
dad. Mas aoeys defaber que el Profeta co·
tó eftos grados viniendo hazia baxo, por-
íjue vía como Vna efcalera, que venia del
C íe le , pero nofotros la contaremos al re­
nes para andar hazra arriba, y llegar de li
tierra al cielo. El primer grado pues es el
Tem or de Dios,el qual eífnnta al pecador,
tjuan 3 opienfaque tiene vn Dios ómnipo-
ténte por enemigo. El feguridó grado es. la
Piedad; porque qtiie-n teme las penas con
<jne Dios amfcnaza al pecador, empieza i
hazerfe pió, y deííeii feruir a Dins, y hazer
en todo fu fanta voluntad. El tercero gra­
nates la Ciencia,porque quiert defTeaháia
la voluntad de Dios: pide a fu diuina M i-
geftad, qucleenfeñefusfantos Mandam e
tos; y Dios parte por los predicadores, par
xspor los libros, parte por interiore infpi-
f.iciones, haze fabertodo loque le es ne-
ceflano. El qtiarto grado es la Fortaleza.,
porqu? ¿1 que íabe.y quiere ¿n todaslas co-
DOCTRINA CH RIiTlAN A. 1 77
fas feruir a Dios,Julia muchas dificultaos»
y tentaciones del mundo, del demonio, y
déla carne: por eflfo Dios entonces le da
el don de la Fortaleza,porque ven¡¡:a;tpdas
elTas dificultades, El quinto grado es el C 6 -
fejo , porque el demonio quando no pue­
de vencer por fuerfa, fe buelue a los enga-
•ños, y debaxo de pretexto de bien, procu­
r a hazer caer al juftó: pero Dios no le de­
xa caer, y le da el don de C on fe jo, con el
qual preualece contra los engaños del de­
monio. El fexto es el don del Entendimié-
to; porque quando vn hombre e^á bien
ejercitado en la vida a¿tiua; y tenido mu
chas vitorias del demonio, Dios le fube, y
leuanta a la vida contempl.itiuaj y con el
don del Entendimiento le hazeentender,
y penetrar los dininos miftérios. El fepti-
juo es el don de la Sabiduría, que es elcuni
plimiento déla perfeciori, porque aquel
-queesfabio, conoce la primera caufa, y
fcgun aquella ordena todas fus acciones,lo
-qiul no puede hazer fino el que al don de
-entendimiento añade la perfe¿ta caridad,
porque con el entendimiento conoce la
primera caufa, y con la Caridad endereza,
y ordena a ella todas las cofas, como vl-
timo fin·, y porque la fabiduru vne el afec­
to con el entendimiento, poreíTo fe llama
DJLZCAKACTÓlSt DE LjC
&bicluna; com o fi dixera, ciencia fabrofa*
como S^Bernardo nos loenfeña.

Délas ocho %enau£nturAn£M*

C A P ., X III I.
*

D.

L As- ocho Bienauenturanf as rqtt£


nueftroSañor nos haenfeñado
en e^Enangelio, que cofas fon?
M . Son otra e&alera para íubir a la perfe·
cion, femajan te a la délos dones del Éfpiri*
tu S an to: porque en ii ete fen tencías ay í¡ e*
te grados para llegar a la bienauenturanfaj
y la oétaua defpues- nos- dá‘vna feña, para
faber fi la perfona ha fubido efta efe-alera,©
no.
D . Declaradme Brencmente eíFa efcaleratí
M . Chrifto nueñro Señor en los tres prime
ros grados-nos· enítiña a quitar losimpedf-
mientos dé fe perfecion; por Ia-qual fe lie*
ga a lábienauentur.irifa. Los impedimien*
ros generales, y ordinarios fon tres:el deG·
feod elá hazienda, de las· honras*y dejos,
plazeres. Por eíTo Chrifto .nos dize en ei
primer grado ·, que fon bienanenturadbs
los pobres de efpiriru; efto esj aquellos qtre
voluntariamente. dcfprecian lahazienda.
D O C lW X A C tlU lST lA N M í ?5
í n clíegundó dize: que fon bicnauen tu ra­
éoslos manfos,quiere dezir., los que fe rin­
den a todos, y no refifton a quien fe les po­
ne delante, ni le procura echar a tras. En el
tercero dize·· que fon bienauenturados los
<jue lloran: quiere dezir, aquellos que n o
bufcan los güilos, y plazeres del mundo,
lino que atienden a hazer pen itencia,y lio-«
rar fus pecados. En los otros dos grados no s
enfeña la perfecion de la vida adiua,la qual
confifte en cumplir todo aquello que efta-
■íos obligados por jufticia, y por caridad.
Y afsi en el qnarto grado d ize , que fon *
bienauenturados los que tienen ¿tambre, y
fed de la virtud. Y en el quinto dize: qup
fon bienauenturados los mifericordíofos.
En los vltimos nos lleua a la perfecion de I*
vida contemplatiua. Y por d io dize en el
fexto, que fon bienauenturados aquellos q
tienen el corafonpuro, porque ellos verán
a Dios; quiere dezir lo verán en la otra vi«
da por la gloria, y en efta lo conocerá por
gracia de contemplación. En el feptimo
dize, q fon bienauenturados los pacíficos,
porque feran llamados hi jos de Dios; ef-
to es bienauenturados los que auiendo.
juntado la pcrfe&a caridad con la
contemplación , auran ordenado todas
las cofas a D io s , y pacificado toda
m C Í A % A C Í 01J DE L A
el R eyn o del alma, y afsi feran hijos dé
Dios femejantes a. fu Padre; fantos, pre-
fcto s,y puros. En la oétauafemencia, no
aynucuo grado de perfecion, co n fan A -
guftin dize bien; pero nos da vnafeñal ma-
nifiefta para conocer fi la perfonaá llega­
do alaperfecion>y cfta feñal es el padecer
con gufto las persecuciones, porque afsi
como el oro fe prueua en el crifol; afsi el
hombre jufto y perfeto en las tribulacio­
nes.

De lasfíete oírte de mfericórdia cor­


porales}y de lasJiete efpirituales.

C A P. XV.
D. A *. Gora queda que me declareys
las obras de Mifericordia, afsi
^-corporales, comoefpintuales.
M *Las obras de Mifericordia corporales
fon fíete, de lasquales, feys tenemos en el
fanto Euangélio, como es; dar de comer al
hambriento, dar debeueral fediento,vef-
tiral defnudo, hofpedar al peregrino, vi-
íitar al enferm o, confolaral prefo.Lafep*
tima obra de mifericordia es enterrar los
muer tos,lo qual nos enfeñó el S .T obias.
DoCTRjtíjt CH K JSTlA N A , fJ9 1
. Las obras de Mifericordia espirituales
fon fíete. Enfeñar al ignoran te, dar confe-
jo al queloá nienefter, confolar al afligi­
do , corregí r ál que yerra, perdonar las ofé-
fas,fufrir los defetos con paciencia,y ro-r
gar a Dios por viuos, y muertos.
D . Haljafe alguna caufa que nos efcufe de
hazer eítas obras de Mifericordia?
M.. Tres caufas nos pueden efcufar. La pri­
mera es, quando Iá perfona no tiene modo
de hazerlas: y afsi aquel buen Lazaro men­
digo, de quien fe habla en el £uangelio,no
hizo alguna obra de mifericordia corpora',
porque el t&nia necefsidad de cafi todas
aquellas obras, y afsi por la paciencia fue
coronado. Y efta es ladiuina difpoficion,
que los ricos fe falüen por viad ela miferi­
cordia, y los pobres por Via de la pacien­
cia. Afsi quien ho tiene ciencia, ni pruden­
cia para fi, no eíU obligido a.enfeñar, o
<far confe jo a ’otros. La fegunda caüfa es,'
quando la perfona fírue a Dios en vn cita­
do tnas alto que no es la vida aftiua, y por
rázon de aquel eftado, no tiene ocMionde
h.izer ¿muchas obras de caridad, como los
fantos*Hermicaños, los qualeseftan encer­
rados en las.foledades, o en fus celdas a co-
templar las cofas ceteftiale-jj nó citan obli­
gados a dexar aquel fanto excrcicio, ,’por
VeCLjtMyCCCTOÍí DE O c
andar bufcando a quien hazer obraste mi­
fericordia. L a tercera cauíaes, quandola
períbná no halla quien tenga noble necef-
«daddefu mifericordia; porque no efta-
mos obligados a focorrer fino a aquellos
que no pueden ayudarfe por íx, ni tienen
otros que lo puedan, o quieran ayudar. Es
verddad que la perfeta mifericordia, no ef-
perael tiempo de laobigacion,íino queef-
tá prefta para focorrer de la mejor forma
que pueda a todos aquellos qué pudiere,
í ) . Pareceme que la vltima o"bra de miferi­
cordia, que es rogar a Dios por el proxi mo,
todos la podemos hazer.
M . Afsies, y por eíTo también los fantó
Hermitaños hazen las obras de mifericor­
dia, porque ruegan a Dios que focorra con
fu gracia a todos aquellos que lo han m e·
jiefter.
---------------------------
C erca de las obras de Mifericordi á

A os quiero contar algunos exéplos,


no de todasfino de algunas por e f-
cufarprolixidad.

£xemj>lo primera.
*

P O f m uchos, y maraiiillófos medios á


cu erid oí
v o t r t iH 'A c m i m j t m t . r8o
querido manifeftar Dios nueftro Señor,
quanto puede con fu diuina Mageftad la
mifericordia vfada con fus pobres. En la
ciudad de Nifiue, tuo r n marido, y muger,
ella Chriftiana, y el Gentil (aunque m uy
pobres) por cierta ventura fe hallaron vna
vezcon cincuenta efcudos; y pareciendo
al marido que para no confum irlo, feria
bien darlos a logro, lo comunicó con íii ma
j$er, la qualcomo Chriftiana,y prudente le
dixo,que era bien darlos a logro al Dios que
adoran los Chriftianos.Ya donde efta elfe
Dios? (dixo el marido) Y o te lo moftraré
dixo ella, y fi fe los das, yo te afleguro que
fin duda te dará los reatos auontajados, y
e' principal doblado: dixo qüe fe los quería
d ir.Y la buena,y denota muger licuóle a la
IgleGa donde le moftró muchos pobrcsj di
ziendole,que dándolos a aquellos, los rece-
bia,y pagana el Eflosdilos Chriftianos.Re
pártiolos entre ellos con mucha alegría, y
boluiofe a fu cafa. Tres mefes defpues de lo
dicho,comentó efte buen hambre a tener
necefsidad, y dfeo a fu muger ·. Necefsi­
dad tenemos, y no veo que tu Dios nos
acude con rédito ninguno de aquello que
le dimos.No dudes (dixo ella) fino q te da­
rá ; yé al lugar donde los repartifte,
y verás que eres focorrido . Fuefle
DECLARACION DÉ L A
alaTg!efia,y aunque dio buelta porellaj i
no halló quien le dixeíTe nada*, ni fabia a
quien pedir, porque no veia fino los po­
bres a quien repartió fu dinero. Eftando
pues con alguna congoxa penfatiuo, vio a
lus pies vno de lo.s efeudos que auia dado a
los pobres; tomoló, y llegando a cafa, dixo
a fu muger. H e ydo donde me dixifte, pero
ninguno he hallado que me dieíTe cofa al­
guna, fino que en e'Vfuelo me hallé efte ef-
cudo. Ella como prudente le dixo: Sabeq
el Dios de los Chnftianos obra con mano,
y poder inuiílble; y afsi el te ha embiado
eñe efeudo, aunque tu no le has vifto; vete
con eíTo, y compra de comer para oy,que·
defpues elSeñor nos tornara a proueer.Fue
el buen hombre, y compro pan, y vino, y
vn pez* y diolo a fu muger. La qual abrien­
do el pez para labarle,halló dentro del vna
piedra tan rica, que la rifüger no'fabiendo
que cofa era, quedó marauilladadsfu gran
de hermofura: moftróla a fu marido, que
quedó nc menos marauillado de fu belleza
que la muger.· y en acabando de comer,atí-
que no fabia que piedra fuelle, le pareció
lleuarla a vender. El lapidario que la vio le
preguntó quanto quería por ella; dadme
( dixo e l ) lo que quifíeredes: darete cinco
efeudos fi me la quieres dar, Espofsible que
DOCTRINA CHXJSTTANJC. iS 1
tanto me dareys por ella? o^ burlayfme? El
Lapidario penfo que el dueño de la piedra
hablauabtirlandodelopocoque dalia , y
con eftá perfuafion le dixo que le daria por
ella, diez ducados; pero el buen hombre ne­
fando que fe burlaua el Lapidario, c.iüó.
ElLapidario viendo quecallaua,y pen fun­
do que lo hazia como hombre que enten­
día le daua poco comenfo a añadir mas pre­
cio, harta jurar que !e daria por ellacincuen
ta ducados:Con lo qual ya el vendedor co­
mentó a eftimar fu piedra, y hazeríc de ro­
gar tanto,que lle^ó a darle por ella crecien
tos ducados. Fuerte con ella muy alegre á
fu muger, la qual pejjfaua que quando mu*
cho la auria vendido en diez, adose reales:
viendo trecientos ducados quedó admira­
da, y glorificando la diuina dem encia, di·-
xo al marido.* Veis aquí ' maí8|d mió, quan
bueno , y' quan noble es el Dios de
los Chriftianos, pues.no folo.te hadado
cincuenta que tu le dirte* fino que en
pocos dias te los hafeysivezes doblado;para
que fepas que en el ciclo, ni en la tierra no
ay otro fino el. L;1 marido tocado de Dios
por medio;- defte beneficio, y viendo por
experiencia'lo que de folo palabra antes le
auiadichofu muger, creyó, y febaurizó,
glorificando a Dios por la luz que le auia da
D S C Z jtiA C W N DE I j t
3 o, y dando las gracias a fu muger, con cu
y a prudencia el auia medrado en bienes de
^lm á, y cuerpo.

Exempíofe g u n c lo .

L Caftillo de vn tirano, y cruel, y

A poco limofnero, que eftauaen vn


defierco, llegaron vna noche de
imterno dos frayles de la Orden de fan Frá
cifco, defcalfos, todos mojados,! y peredé-
do de hambre. No ofó la muger del Capi-
tan recogerlos dccro del Caftillo, por mie­
d o defu marido, cjuegn eftremóera inhu­
mano; y apiadándole dellos,los mandó ef*
conder en vn pa/iiiyefpcrando ccafion pa-
Ta que fin quefu marido vuieíTe fentimien'
todello, les^fÉdieífeJiazer alguna caridad.
-I-legada la noche,y aparejada lacena con
diuer íidad de viandas,pufofe la deuota mu
gerallorareftandoála mefa, laqualtenia
puerta jííto a vnachimedea, porque el frió
era muy grande. N a poco efpantado el ma
J'ido dever llorar a fu muger que mucho a-
ínaua preguntóle Ja caufa de fus lagrimas.
•Ella reípondio: lloro feñor mío, por verq
nolotros fiendotan grandes peccadores,
tenemos tanta abundancia de viandas .a
DOCTRTX./C C B X lS tlX tí^ t. 151
hueftra mefa’ y a la lumbre para defender­
nos del frío, y tantos regalos con que con­
tentamos nueítra fenfuali'dad: y auiendo
llegado a eílenueftro caftillo dos frayles
menores, ni tenian lumbre para enjugar
fus hábitos mojados, ni pan para comer, ni
cama adonde dormir. Preguntando el C a
pican donde eftauan, y fabiendoquc en el
pajarjleuantofedelam efa, y tomand >v-
na vela en fus manos] elm ifm ofue pore-
llos, y los hofpedi con mucha caridad· la-
uoles los pies enjugóles los hábitos, y aflen
tados a fu mefa, cenaren juntos· Acabad«
la cena, él nrifmo cauallero los acompañó
hafta entrar có ellos en elapofe nto'en que
auian de dormir. A donde como vierten los
penitentes religi'ofos, la cama tan curioia;
y regalada, dixeron al Capitan: Señor nue
ítra cofíumhre es de dormir fobre las tablas
o paja,fi vos lo tuuieredes por bien y remos
ál pajar de donde nosfacaftes. N o confen-
tire yo elfo (dixo el Cauallero) antesos ha
re traer aqui paja a donde podreysrepofar.
Y fue el Capitan, acompañahdole fus pa­
jes, y con fus proprios bracos lleuó toda (a
paja q era neceíTaria paraq aquella noche
pudierte dar defcáfo a fus fatigados cuec
pos los lleruosde Dios: fue efta cierto m uy
grande caridad» y humildad, lidififado, y
. DÉCL^C&CCIÓX DE L ji
mouido el Capiran a dolor de fus pecados,
por medio del olor de fantidad que los deuo
t ns religiofos de íí dauan, les preguntó.-Pa-
d resíien el mundo fe hallaffe vn hombre
tan malo, y preuerfo, que huuieífe treynta
años que no ha confelTado, y en efte tiem­
po huuielTe hecho p.ilTad ís de cié muertes,
mas de cien mil ducados robados, y diuer-
f< s, y cafi ¡numerables otros pecados^y ar-
repentiendofede todos ellos pidiefle per­
dón a p io s, con propoíitode no ofender
a Dios·, perdonarlehia el Señor? Refpon-
dioel mas.viejo: Señor efto tened por muy
cierto, que aunque vno cómetidlTe tantos
pecadós m ortales, quantos granitos de
arena ay en la mar, hojas en l o s arboles, ato
m osen e1ayre.eftrellas en el cielo,en el mif
mo punto que de todo cora9on fe arrepin­
tiere dcllos con verdadera contricioji, fe
los perdonad nueftro Señor. Animado el
cauallero con efta refpuefta, proftrafe a los
pies dclReligiofo, adonde con fentidifsi-
mo dolor de fu coraron, y lagrimas de fus
ojos, dandofe golpes en fus pechos, pedia
perdona Dios: diztendo, que el era aquel
atroz pecador, él qual auia treynta añosq
no confeíTiua, en el qual tiempo mató a
nnsde cien hombres, robando a diuerfis
perfonas muchifsimos ducados, y. cometí-
d o c t r i n a 'í h m i s t i á u a . 18$
do tantos pecados que no era pofsible pq
derfe confeíTar: pe ro con todo eflo confia-
ua en el piadofo Padre de las mifericordias,
el qual por'perdonar los pecadores vino del
c ie lo a la tierra, derramó fu fangre, y mu­
rió clauadoen la Cruz. C o n efta confia nfa
rogó humildemente el contrito pecador,
álreligiofoque era confeffor, tuuiefle por
bien dele confeffar en aquel mifm opun­
to, porque tenia gran temor, no le faltarte
¿1 tiempo para lo poder hazer. Refpondio-
leaefto el difereto religiofo. C om o vuef-
tros pecados fean muchos, y muy grandes,
ferá bien Señor, que con diligencia penfeis'
en ellos, y examinada bien vueftra yida,có-
feffareysderepofo, pues nofotros no nos
yremos defte caftillo hafta tanto que cum-
plays vueftro gufto. Y II en efte tiempo mu
rieredes, el Señor que ve vueftro co r^ on
contrito fe apiadará de vos, y os dará fu fá-
to R ey no. C o n efta s palabras fe fue con-
foladoel Capitana fu cama,quedando los
Religiofos recogidos en fu apofento, ro­
gando al Señor por la faluacion del contri­
to pecador. Perfeuerando en la orucion, pa
reciale al que prometio de confefl'arle, que
fehallaua delante del tribunal d eC hn fto,
el qual eftaua Tentado en juy¿io, yqi/ N e­
ja n t e fu diuino acatamiento, fue prcfeiN
, · m C L Á K A C tO X D E l a
cía el alma de aquel Capitan. Acufauanlá
loS'H em onios de quantos peccados auia co­
metido defde fu niñez,, pidiendo con mu*
chainftancia la entregaflenenfus manos,
para que fin fin la atorméntaflen c5 las 11»«
mas del infierno. Puerta en tanto aprieto,
fue a co n fe ja d a por el A n gel, que viefle en
el cielo fi hallaua algún fanto a quien vuief
fe hecho alsun feruicio, y que a erte tomaf
fe por fu defendedor,y patrón. Boluiendo
fus o jo s , vio al Seráfico Padre SanFrancif
co, cerca del jufto Iuez,a quien fuplicó tu«
uielíe por bié de fauorecerle en aquella ne-
cefsidad, y anguftia en que eftaua puefta.EI
gloriofo Padre que fiempre intercede poc
los que fe apiadan de fus Rcligiofos, fupli­
có al Señor fuelle puerta toda fu mala vida
a vna parte, y la caridad que a fus frayles hi
2tera a otra; y la parte que mas pefaífe, elfa
quedafle en fauor de! alma; fue el excelen­
tísim o luez contento. Y pareciendole aj
Religiofo que pufo c! Beatifsimo Padre to
dala paja que el cauallero llenó para hazer
la ca n u a lo s Religiofoscn vnabalanja, y
los demonios todos los peccados en otra;y
pelando mas la p a ja bañada en lagrimas, q
■awiad erra m a d o p o r fus p ecad o s, y enrique
zida c o n la caridad, e n la qual fe mouio el
Capitan a já « piedad, lu zg ó el jufto lu ez, ^
TxocrtjTTjccBKjsTTjCNjc, 1*4
«jw por la caridad que aquel pecador hizo?
a los fray les, yp o r d verdadero dolor,y co>
tricion q tuuo de fus pecados, fe los perdo-
naua rodos,y entregaua el alma al Padre S«
Franeifca, para que el lalleuaíTealeielo, y>
colocaíTe en el lugar que le conuenia, ado*
de perpetuamente gozaffede Dios.Confu1·
fos los demonios, partieronfe para las tarta
reas regiones. Boluiendo en íl el Réligiofo,
fue con gran prielTa a el apofento adodeei
Capitan dormía, y halláronle muerco cora
las manos encruzi jadas fobré fuspechos, yr
con elroftrotá hermofo, que parecía mas
defam o que depeccador.

Exemplo terceto

A
San Paulino OBifpodeN oIa, d¡*
2e S. Gregorio Papa,que vino vna
m uypobrebiuda,y le rogo que 1©
dieíTe alguna limofna para refca»
tar vn hijo q tenia en Africa, en poder del
yem od'elR ey délos Vandalos. A la q u a f
refpondio el Santo, que ya no tenia cofa
darle, fino a>fi·mifmo; que le to maíTe a e l ,y
teencregaíTealyerno del R ey por fu hij'oa
qel debuena gana leferuiría por el.Y com a
5IU hiiicffe donaire deftoj ci S. có fu gran»
m c v jL R jt c w t i m i j t
de eloquencia le dio tantas rabones, y tan
éficazesquela pcrfuadio a hazerlo. PaíTa-
ro n lcs dos -aAfrica, y la biuda pedio al
yerno del R e y , quele hizíeíTe merced de
darlo fu hijo·,y coroono le alcanfaíTe, le
dixo,<5ue alómenosle trocaíTe por aquel
hombre que alli le ofrecía. Miróle el Bar·
haro, •paicc-iendole bien la compoftura,y
modcilvade furoftro. Preguntóle íi fabia
algún oficio- Ei fa rito le refpondio qué no,
íi no faelíe el deortelano para cultiuar vna
hueca. ContentolTe con efto,yd!ofuhijo
a 4a biud.i, y entregó a Paulino vna huerta
fu ya para que tuuiefle cargo della.Hazialo
Paulino con mucho cuydado,ycfmeraua-
fe en ello, y odadiaeriibiaua a fu amo de
las yeruas, y flores de la huerta algún re­
salo. Y el mifmo barbaro fe holgaua mu-
cho q'uando entraua en platicas con fu
hortelano, y guítaua mucho de fusra2o-
nes; y dexando a los otros amigos, venü
muchas vezes a hablar con el, y a pregun­
tarle diuerfas cofas,por hallarle varón muy
labio y prudente. Pafsb la conuerfacion
tan adelante, que Paulino dixo en fecreto
a iu amo, que mirarte por fi, y por fus co-
: as, p orque el R ey fu fuegro auia de morir
prsíio. Dcfcubrio efte fecreto el yerno al
l ’u jgro, y queriendo el R ey ver a Paulino,
tej:·« H a c n j u j t c t í ^ r n t A N A . 18*
dieron traya que viniefle eftando los des co
miendo, como quien les trahia algíj regalo
de fu huerta. En viendole el Rey qUedó e-
l.ido, y dixo a fu yerno, que deuia'fer ver­
dad lo que aquel efclauo le auia dicho,por­
que la noche antes, enfueños auia viAo al­
gunos juezes, yentre ellos aquel horteLa-
íio Tentado en vn tribunal, y por fu man­
cado le quitauan el afoteque tenia en las
»anos. Pregúntale tu (dixo el R ey, aparte
y¡en puridad quien es, porque no es pofsi-
ble que fealó que en el efterior parece. Pre
guntole a Paulino fu amo, y apretóle dama
nera, que aunque el lo quifo encubrir, no
pudo dexar de dezírle que era O bifpo.O ye
dolo fn amo, fe turbó, y le dixo que mirafr
fe lo que quería, porque el defíeauaqbol-
tiiefle cargado de. dones a fu tierra. Y como
el Santo no quifieffe oro, ni plata, fino folo
los cautiuds.de fü Obifpado. El barbaro los
fnan dó bufear, y poner en vna ñaue,y car-
gala de trigo, con la qúal el Santo Obifpo,
vencedor de íimifnto, del mundo ^ délos
tybanoSvdel demonio,y deí infierno; y co-
m o quien hazia el triunfo de la caridad, toe
nó a Nolá,y fue recebido de fus ouejas con
ia alegri^ y regozijo que fe puede penfar.
Y como el lanto la profetizó, afsi fucedio
la muerte del R e y dentro de pocos dias.
m c o i & c c i e t T D E i'je

Exemplo ¿judrto.

N Senador m uy noble y rico, Ifr'·

V zo v n a cafa de plaza* jan to al ca­


mino eafc para raoílrar quitasc»
ran fusriquezaí y poder; y encima de la
puerta mandó efeulpir eftosverfos: vccmfí
detur, ne dormiat, aiit epuLettir, hlcgens vílÍ4n4i
ft d Achiles,.Plata, Dtan& Quo^uferc dezir;
Efle decreto fe í de guaítiar eti efla cafaí
que no duerma la genctviUanajfino Achi­
les, Platón, o Diana. D-ando a entender*
que en aquella caía no dixrmiefferr, ni cor
miefle, fino li fuelle algún cauallero eftre>»
Xnado,como A chiles,o Filofbfo como Pla>
ton, o alguna dama nobl& y principad co­
mo Diana. Andando el tiempo,, vn diafue
arrebatado en efpiritu·, y tteuado;;a/tiyzio.
Y el Señor le dixor Pues procuras e x d u yf
a mi, y alosm ios, detucafa de-plazer,, no
fin ra^on te exclüyrede mneafu dcplazcr*
que es efta delC ielo. El Senadórquedó éfv
pantadoy oyendo tales palabrrs.-y no ha­
llando quien lefáuoreciefie; boluio' los o-
1jos la Madre demifericordiayy Jppidióle
iocorricíffe,aun que no mcrecia que la dier-
fáfaUor 4 suxíD;tA Virgen^loricü femó»
t f f iC f P jt f C f íR jS t t jt K A . l 26 ,
Uio a mifericordia, Jéintercedió por el, y 18
alcanzo perdón, y le a monedo que fe dief-
fe a la hofpicalidad>y recebir losperegrinos
y que qüitaíTe los verfos de la puerta, y pu-
fielÍG los figuientes: Muta decretum ftnéíorurte
recipe catnm nndi4m M drtim m , íttz^arum, & Id.
cetumperegrimmi Que quiere de¿ir.· Muda
el decreto, y recibe las compáñias d ele s
Santos, altieffiudo Martin, á Lazaro, y a
Santiagoelperegrinó. Signiiícadoporeí-
to, que acogieffe en aquef fu palacio a lo*
pobres defnudos, que eranfignificadospotf
fan Martin, y « los enfermos y débiles, qua
fon como Lazaro: y álos peregrinos y d ef
terrados,que fe entienden por Santiago. Y.
afsi con los rayos de la Eftrella de la mar,
efte Senador, que andaüa engolfado y per­
dido por el mar defle ííglo,fue enderefado
y guiado hafta que llego a Ierufaienciudad
celeftial.

S ral, y tanto apretó alas gentes,q lospuo


Obreüíno en Borgoña vnaM brc gáne-

blos fe efparcieron por toda la tierra, vnos


a ynas partes, y ottos a otras, y no auía per-
fona fauofccieíTe a tantos pobres. Viuia a
UfazS é Borgoña vn caualleronobüifsimo
Ú ICU A% X C101J DE i j f
tfe Image de Senadores, y cercano parien­
te de los Híiriós,. llamado Edicto, elqual
viéndó que ha falianadie ala emprefa, de
fáuorecer aquella necefsidaí, el folo íc en­
cargo dé ella, ^embio afu&criados-cScan-
fidad decar.ro* y cauaílos; para que bufeaí-
fen y lleuaflcn todos los pobres, y necefsi-
tados, de4as ciudades y poblaciones· comar
cánás, y ellos lós licuaron como les eftaua
rr¿andido*.y fueron en numero mas de qua
tro milhombres ymugeres» Y el.biron ca­
nalífero los. repartió po»r ditíerfas cafas, ya*
¡pofent^s, y Tes· dio todo lo fleteflfarío en co
¡ío el tiempo que <furó· aquélla hambre j, y
defpues»qiíando Vmo la- cofécha y abundá-
€¡a, lo¿hizó lléuar a fus proprias cafas, de
]á manera qu& los auíán Iletrado.. N o mu­
cho defpífes oyó Wna voz qué baxatra del
cíelo, qtie le dtxo· EdiciovEdido, jorqu e
hizifte cofa tan heroyca, no Sitara pan.
eternalmcnre a'ti,ya tupoflerídad
pues obedeciendo a mis-pala­
bras, hartarte mi hambre,
hartad» mis pobrés..
D O C rtJX A C H xlS T lA ltJt.. iS j

De los viciosy pecados engeneral·


»

CAP. X V I.
D. A Sfícomom eaueys enfeñadolá*
Zj·, virtudes, y las buenas obras,p^á-
ra procurar alcanfaf las fera tiér
po ya que me enfcñeis que cofa fea vicio,
y peccado, parahuyrlo·
M. El'peccado no esotra cofa, que Vna^co-
mifsion, o omifsion voluntaria contraía
ley de Dif'S: donde aueys de cónfiderar, q
tres cofas fon neceíTarias para hazérel pec-
c'.’do.Primeramente que lea alguna cornil
fion, o omifsion; eftoes, hazer,o obi% al­
guna cofa prohibida, o no hazer vna fo fa ,
que noseftí mádada: co m o f por exemplo)
el blasfemar escomifsion. el n ooyr miffa
c í onnfsion. L o fegundo, es meneHcrque
eña comifsioñ.o óniifsion fea contra la ley
de Dios: porque la ley de Dioses regla del'
bien obrar, de l.i manera que la arte del fa­
bricar es ladel bien fabricar.Y afsi como el
artífice no fe puede dozir que es buen artifx
ce, ni que fabrica bien, quando no lo haze
fegun fu arte: afsi el hombre no viuc bien,
ni es buen hombre, quaifdo n©fígue la ley
» BIICURACION D ELA
de Dios; y por ley de Dios no fe cntiéde a-
qucllafolaque el á dado por mi mifmo, co­
m o fon los die¿ Mandamientos,pero tam­
bién aquella que nos á dado p o r medio del
Papa, y de los otros fuperioreá, afsi efpiri-
tuales,comó tempora!es,porque todos fon
minifiros de D ios,y del tienen la autoridad
L o tercero, fe requiere que la comifsion, o
omifsion fea voluntaría, porque lo gue fe
Jiazeíin confentimiéto de la voluntad, no
es pccado.'comb (porexemplo) quando v-
no blasfema eflando durmiendo,antes que
k llegado al vfo dq la razón, o no fabe que
.aqueUa palabra fea blasfemia,en tal cafo el
hoinbro no peca, porque falta el coníénti·«
yniento de voluntad.
D . Y a é entendido que cofa es pecado, de-
.zidnte agora que cofa fea vicio.
M . El vicio es vn mal habito, o vn mal vfo
«de pecar, adquirido cón peccar a menudo;
de donde nace que la perfona peca mas fá­
cilm ente^ con mayor atreuímiento y ale­
gría: como (por exemplo, dezimos que v-
no es blasfemador, o jugador, quando «sftá
acóflumbrado a blasfemar,o jugar;de fuer-
tequeelblasfemarespeccado, y e lfe rb ia f
femadores vicio,y afsi dircmosd&todoslos
otros vicios.
D . Hs gran fnal c í pecado?
noCTRjtiAcmjSTilZtijt. il?
M-'EseJ mayor-mal q fe puede hallar, y a u
e lfo lo es absolutamente mal, y d e fp la ze i
Dios mas q qual^uiera otra cofa, lo qual fe
conoce por efto;q no fe leuda nada aD iosd
•deftruyry perderlas cofas mas n°blssy pre
<io(asq tiene, por caftigar el pecado. Si vn
Principe tnyiefle vn vafo; de plata,o oro ri
^uifsimoy rte mucha belleza, y hallado dé-
,tro del algtí licor hediódo,fc difguftaíTe ta­
to dello, q hizieífe roperel vafo,y echaren
el profundo del mar, fin dudáq di riadas, q
aquel Principe cenia grandiís:mo.aborrec¡-
micto cotraaqael licor. A^orapue^Diosá
hecho drs vafos precioíifsimos, vnó de pía
ta q es el hóbre,y otro de oro, q es el A ngel
V po; ó fo.i hi Uado efte hediondo licor deí
pecado en elvno y en eflrro ^ roto y echa
do en el profundo, del infierno, a perpetua
miferia, todos los Angeles q pecaron,y ca­
da dia v á hechído en el mifrno lugar de per
dicion.todos los hóbres q mueren en peca­
do. Y vna vez por los pecados del mudo hi
zo venir el deliiuio, y mató todos los hom­
bres, excepto Noé con fu familia, el qual
fulamente fe auia conferuado en la juíti*
cia.
D . Qu antas fuertes de peccados fe hallan?
M-El pecado es de dos fuer tea,porqucvti o
fe lian* ipecado original, y el otro ¿ tn a l,
DECLARACION DE L A
yefte pecado adual es afsi mifmo de des
fuertes, porque el vno es mortal, y el otro
es venial.

DelfecA o original.

C A P . X V ir,
D· V e cofa es pecado original? *
M I el pecado original es aquel
có.q nofotros nacemos, qnos
■viene jo r fucefsio de nucflro primer padre
A da ni; Y para entender mejor efto, es me-
fiefteRque fepays, quequando Dics hizo
al primer hombre, y la primera muger,que
fe llamaron A d f“ ,y Euá,lesdiofite dones.
Prim eramente les dio fu gracia,por la qual
eran juftos, y smiros de Dios,y hijos fuyos
adoptiuos. Lofegudo Ies dio g ra n d e . ciécia
para faber hazer el bien,y huyr del mal. Lo
tercerole^io la obediencia de la carne al ef
piritu, porque no fe mouieflea deíTeosilli-
ejtoS contra la razón. Lo quarto le dio vna
promptitud y facilidad grandifsima para
hazer el bien, y huyr del mal, y no les dio
lino folo yn mádamiéio muy fácil.Lo quin
t 61 o£libró de toda fatiga y temor, porque
Ja tiqifa produzia por íl mifma fr i^ s fufi-
DOCTRINA 't n ijS T ljtt tA . l8sk
ciefttcs para 1a vida humana, y ño auia co­
fa que pudiefle dañar al hombre. L o fexto,
los hizo inmortales, como es dezir.queno
nuirieffcn jamas, fino pecauan.Lofeptimo
quería defpues de algún tiempo transferir­
le s al ciclo a vna vida eterna y gloriofa,co­
mo la tienen los Angeles, Mas el primer
hombre,y la primera muger, égañades p· >r
el demonio, no guardare ji aquel manda­
miento, y afsi pecaron contra Dios, y por
eílo perdieron todos Qftos fíeteaones que
quedan referidos· Y porque Dios no fe los
auia dado folamente para ello^j mas uml-ié
para todos fus decendicntes, por eíTo los
perdieron paráfi, y para todos nófotfir#, y
nos hicieron participantes de fu pecado, y
de todas l'us nuferias, como también huuie-
rara^s participado de fu gracia, y de los o-
tros beneficios,fino pecaran. Elle pues es el
pecadooriginal, vna eneniiftadcon Dio*,
y vna priuacion de fu gracia, con kujual
priuaci on nofotros nafeemos, y della pro­
cede liignorancia, la mala inclinación, la
dificultad en el hazer bien, y facilidad en
el hazer mal·, la pena, y el trabajo en el
proueemos de mantenimientos, los temo­
re s, y los peligros en que eftamos, la·
muerte ccrtifsima del cuerpo, y también
ja mu^fte eternadd alnya, fiantes demo-
DECLARACION VE Í A
rír tió fomós libres del pecado, y no bolue*.
mos a eftar en gracia de Dios.
D . Que remedio tenemos contra efte pe­
cado original?
M . Ya fea dicho arriba, que el remedioá
fido la Pafsion y muerte de Chrifto nueftro
Señor, porque Dios aquerido que quien
quifieíTc íatisfazer por el pecado de Adam
eftuuiefle libre ¿e pecado, y para efto que
íuefle Dios y hombre, porque fueíTe infi­
nitamente acepto a -Dios, y obedccielTc,no
en.cofa fácil, como lo fue la que femando
a Adam, fino en cofa tan difícil como fue
lamuerrevittjperofadela C ruz, y efte re­
n i ñ o fe nos aplica por el fanto Bautifmo,
como fe á dicho: y aunque Dios no A-que-
rido boluernos luego aquéllos fiete dones,
pero nos á buelto el principal, que es fu gra
cía, por cuyo medio fomos juftos, amigos
y hijos de Dios, y herederos de fu gloria:
lot otros dones nos feran dcfpucs en la
¡otra vida reftituydos con ganan­
cia, íi ¿n efta hiciéremos
loqucdewemos.
p o c n ju ^ t fp o

JPelpecado mortal,y venial·

C AP- X V III.

Efclaradme agora qjie cof? es


[.pecado attual, y como yno fea
mortal, o venial.
M. El pecado dftual es el que
íiofotros ha7cmos con la propria volun­
tad, qúando atierras llegado al vfo deja ra­
zón, conio es el robar, matar, jurar fd fo ,y
otras cofas tales c5 *raria$a la tey deDios: y
efte pecado es mqrcal quado priua déla gra­
cia deDios;4 es v'da del alma, y haze digno
déla muerte eterna en el infierno^el venial
les quando defaprada aDiosflnas no tanto^
priue de fu gracia, y merece-caftigo, pero
no eterno. -
D . Como conoceré fi el pecado es mortal,
o venial? *
M.Para conocer quando .el pecado fea mor
tal , e< menefter obferuar dos réglasela vna,
que el pecado fea cotrala caridad de Dios,
o de! proximojy la otra, q fea cócñplidio co
íentimiécó de la voluntad: porq quando le,
5 · vna deftas dos cofa ,no es mortal, íi no
D tCU tR A C lO U D E Z jt
venial. Entonce* fe dize' fer peccádo conJ
tra la caridad, y quando es contra la ley enJ
materia graue,de fuerte quefea ofenfa fu-]
£ cíente para deshazer la amiftad; pero cjiiá
do es en materia ligera, y no es bailante pa
ra.deshazer la amilíad, entonces no es ió· |
tra la candad, mas fe dize, no fer fegun la
candad. Y afsi el primero fo dize fer con-j
tra la lev, porque es contr.Hi caridad, la .j
qual es fin de la ley. Y el fe" úHo.fe dize no
fer córra la lejiporq no es cotra la caridad,
pero dizefe nofcrfegíí la caridad. Tomad ,
por excmplo: hurtar grande cantidad de ;
dineros, es pecado mortal, porque es con­
tra la ley de Dios, y e- en materia graue,y
a juyziode qualquicr, es bailante para def·
hazer la amiftad, y afs;es contra la caridad·
mas hurtar vn marauid o tu alfiler, o co.
fatal,no e s p ia d o mortal, fino venial, por
que es en materia ligera·, y aunque no fea
fegun la caridad, no es alómenos contra
la caridad, porque no es cofa que en razón
pueda romper la amiftad. í)e>la mifmafor-
■ma diremos déla otra condicion.de que a-
yade fer voluntario, quando vna cofaes
contra la ley, y en materia graue, y es cum
plid imenre voluntaria,es peccado mortal;
m.islino fueíTe cumplidamente volunta­
ria, como ú vao tuuicífe vn penfaniieiito^
■J^OCTMJtiACHnjSTlAtJA. 19 r
) defleo repentino de hurtar, o-matar,'o;
blasfemar, y luego boluefle fobre íi, antes
ác aúcr cumplidamente confentido con la
voluntad, feria fotomenre venial. Pero es
menefter eftar ¿duertido; y luego q el hom
bre conoce e! mal penfamientoj o defleo,
defecharlo antesq la voluntad confienta.

De Usfíete peccados Capitales*

C A P . XIX.·.

D. Efleo agora fáber qualesfon los


I ■ mas principales peccados, paira
J poderloscó masdiligccíahuyr.
M. Algunos peccados fon mas principales
porque fon como fuentes y fayzesde otros
muchos, y fe Uanan capitales, y eftosfori
fiere. O tr o ^ jn mas principales, porq fon
muy difícil de perdón arfe, y fe líánian pe­
cados contra el Efpiritufanto, y fon feys¿
Otros finalmente fon mas principales,por
que fon mas duramen*« i normes, y con­
tra toda raaon^ y por eíTo fe dize, que cla­
man por vengá9a en el cielo,y fon quatr.Oi
D . Quales£>n los pecados capitales?
M · Son eftos: Soberuia, o como otrcs dt-
¿en? V anaglopia^ Auaricia,l.uxuria, Erobi-
DECLARACION Dt £ A ~
'día* Gula, Ira, y Pereza*
D . Porque fe llaman capitales?
M .N o fe llaman capitales porque fean tttof
tales, porque muchos pecados fon morta­
les, y no fon capitales, comp la blasfemia,
y el homicidio;y muchos fon capitales,que
rjofon fiempre mortales, como la ira, la
gula, y la pereza. Llatnanfe pues capitales,
porque fonxabejas de· otros muchos que
dellos'proceíen, corno ramos de la ¿ayz, y.
arroyos de la fuente.
D . Que cofa es Soberuií, y que pecados
produze, y qua! es fu remedio?
M : Sobetuia es. pecado por d q ü á le l
J^ombre, pbnfafer mas de aquello que es,
y por .efló quiere efiar en' mrs eftirna que o-
tros, y ¿10 quiere tener fuperior, ni igual.
Los petados que produzefon el alabarfe,y
vanamen te gloriarfe,’ el atrauefarfe con o-
tros, la difeordia, la defobedieffcif, y otras
c o Cjs femejantes. El remedio es acudir con
toda diligencia a lijfanta humildad, que es
el conocimiento de fer nadaporíi mifmo,
y-qiie todo lo que tañemos es don deDios,
ypenfar que los otros fon mejores q nofo
tros,y por elfo eftimnrfe en menos q todos,
y íiigetarfc a todos interiormé¿e,y e n lo e í
teri or hórat-a todos fegu fu grado. Aproue
M cfl{ÍN \A CU XlSnAN ^t. i 9Í
cfra también mucho el confíderaf qtiefafó
fecruia haze al hombre femejante al demo­
nio, y que cfefplaze fainamente a Dios: y
por efto sflí efcriío queDiosreíiftea los fo
beruios,y fe mclinaalos-humildes$' aaque
líos los cónfunde^ y a eftosJosenfalfa;
D .Q u e cofa es auaricia, y quales fon los·
pecados q delUn<)C£n·, y q remedio tiene.
M..LaÁuaricia= es vrrafe¿to defordenada
deriqitezas, yconfifteen tres cofas.Lo pri­
mero en deflear la hacienda de otro, no c&
tentándole dé la fu ya X o legando, en que:
rer mas de aqueHo-que le bafta, y no querer
dar lo que le fobra·, a.pobres, como efta o-
bligado. Lo tercero,'enamar mucho laha-
ziénda que ticne, aunquefeá fnya,y no fea
fobrada: y eílo fe conoce quandolaperfo
na rio fe halla aparejada para perder luha-
£ienda*en Gafo que efto fea neceflari® poi?
ía honra de Dios. Y por eíTo d a e San· Pa­
blo que la auaricra es como vna idolatría,
porque el auarierito antepone lahazienda
A Dios, puea raas prefto fe contenta de pee
der aD ios,q la haziéda.Los pecados q nace
delaauariciafon müehos»como elhurto, la
capiña.el fraude en el veder, y comprar, 1*
crueldad papa con los pobres, y otros íe-
me jan tes. El remedio es exerciraríc e n lá
virtuddelaliberaliáad.cofideiando que en
D ECLdJ&ClON £>E t j t
efta vida fomos viandantes y peregrinos,y,
queporeífoves cofa vtil no cargarle de ha·
zienda, fino diuidirla entre los compañe­
ros del viage, los qtiales nos la lleuen a la
patria; y afsi nofotros eftando masdefem-
.barajados, hagamos nueítro cami’no.
D· Q¿¡e cofa es Luxuria, que pecado» pre­
ceden della, y qual es fu remedio/1
M. Luxuria es vn afedo defordenado dc
pecados, y del^ytes carnales, los pecados
q dello proceden fon, ceguedad de enten-
dimiento, témeridád, inconíUncia, y de.
mas d¿ftos,adulterio,fornicación, palabras
dcshoneíhs, y qualquier otra' inmundicia.
El remedio es, eA'ercitarfe en los ayunos,
en la oración, y huyr las malas conuerfa*
ciones; porque ertos fon los medios para
conferuar la caftidad, y fobre :todo no fiar
de íi mifmo, ni de fu virtud y fantidad, mas
eflar lexos dé los peligros, y guardar los íc-
tidos, confíderando que el fuerce Saníbn.y
el fahto Dauid, y el fibio'Salomon fuerort
engañados defte vicio,y vinieron a gránete
¿cguedaddeéntendimient<?, efpecial men­
te Salornon, que fe rediíxo a adorar todos
)íjs ídolos de fus mancebas. . m
D. Que cofa es la embidia, quepccadosrna-
cen talla, y qu-il es fu remedio? · ■· ·
M. Embidii es vji pecado, ffor el qual-el
DOCTRINA CHÍ{ISTIANA. IPj
hombre tiene difgufto del bie de otros.por­
que le parece que difminuye la grandeza
propria. Y aquí aueys de coniidirar, que
quandoos pefa del bien de otro, porque no
es digrio de tenerle, o porque no fe íirue'
bien del,efto no es pecado); y afsi mifmd
quandoos difplazc, el no tener también,
vos el bien que otros tienen, y efpecialmén
te la virtud; la deuocion, y tienes tales; y
é(to no es pecado, antes fe llama Tinta, y
loable embidia. Mas quando os pefa que
otr·) terina algún bien , porqueospare-
ce que ofufea vueftta gloria, y no quifíera-
desqueello tuuiera, porque no os fuefle
igual,.* füperior, efte es pecado de embi­
dia, y íalen del otros muchos pecados , co­
mo juy¿io temerario·* alegría del mal de
otros, murmuración, y detracción: porq
el embidiofo procura deftmnüyr la buena
fiima del proximo, y alguna vez fe reduze
acometer homicídio;cqmo Cain hizo,que
porembidiamató aííi hermano Abel,y lóé
ludios por embidia procuráronla muerte
deChrifto nueftro Señor. Él remedio es
exercitarfe en el amor faternal,.y confide-
rar quelaembtdia d iña mas ¿1 émbidiofo,
queal'émbidiadot porque el embidiofo fe
aflige,yíoe interiormente d i ordinario-.
Dios enfalda al embidíado, por aquella vU
mCLARiACIONDE O t
qucelembidiofolequerria abatir. Y afsi·. ve
nios, que el demonio por embidia hizo per
der ál hombre el Parayfo tei ren^l'.· y Dios·
cenaquella ocafiors hizo que. Ghriflo v-i-
iiiefle al mundo, y nos dieííe el Paray fo ce-
ieñial. Los hermanos del Patriare ha ío£c-
ph, le vendieron por embidia, y Dics coa
aquellaocaíion, hizo queel'Canco Patriar-
ca.vimeíTe a fer Tenor de fushermanos.Saut
peri.egt.iio aLianro Rey Dauidporembidi*
y D ios hizo que Saul perdielTe el Reyno, y
la-dio a Dan id.
D . Que cofa es Gula, c¡*k peccados-produ
ze, y qual es-fu remedio?
M. La Gula es vn apetito áefordeíi^do, de-
comer y de beber, el qual deforden coníif*
te en tomar roas fuílemo del que conuiena
en bufca.r manjares preciofos,en querer los·
prohibidos, como carne en viernes·,y fába-
do , en no querer efpecar lahora del comcr
efpccialmente en los diaj ds ayuno;y final
mente en cortier co demafiadi#anfia y glo­
tonería. Los pecados que nacen de la gula,
fon obfeuridad del alma, alegría vana, ha-
blardemaíiado: yrtmy de ordinario.. De la.
gola nace-la luxuria, con todos lo»pecca-
idcs>qjje della proceden. tTremedio-e$,pra
curar 4a templan^a, y abftinenci^» laqiial
fyudaal álíaa y al cuerpo; y par&efto es ca
D O 'C T R ttfjC C m iS T IA ttA · 19 4
particular muy vtil confíde/át que el güito
de la gula es muy breue, y dexa defpues mú
chas vezes dolores largos y prolixos deefto
m ago, de cabera, y de otros tales.
D. Que cofa es ira, que pecados proceden:
della, y que remedio tienen?
M. La Ira es vn deíTeo defordenádo de ve­
sania: pero aueys de faber, que la ira mo­
derada y bien ordenada es buena. * por ef-
fo dize el Pfalmp.· Ayraos,y no querays p<s
car. Y fafc Bafilio dize que la ira es como el
perro, que es bueno quando ladra contra
los enemigos, mas no quando haze mal tá-
fciena los amigos. Eldeforden de la ira co­
fín» en tres cofas. Lo primero, en querer
.hazer venganza cotra quien no merdee caf
tigo, y que no nos á ofendido. Lo íegun-
do en querer vengar fe depropria autori­
dad; porque elcaftigar y hazer venganfí
contra los malhechores, no toca ¿no al
fuperior, como al princcpe, o fus mini­
aros; y porque Dios es elfupremo Scñoc,
por efto fe dize que toca a fu diuina Mage-
ftad, principalmente el hazer vengan­
za. Lo tercero, en hazer la venganza por
odio,y<no por zelo de jufticiaxy exceder en
el modo* ¡ye.n las qtras cirawjftancias. Los
peccádosj, que nacen de la ira defordena-
diíon contenciones, palabras in/urio/as.
DECLARACION DE I j t
malos tratarftiejitos, actos no conuenien·*
tes, como de hombre que eftá fuera de íi$
porque la ira defordenada es femejantea
la locura. H1 remedio es, exercitarfe en la
virtud de la manfedumbre, y de 1 a pacien­
cia, confederando los exemplos de los San-
to's,y del mifmoChrifto, que con fopor-
tar, y fufrir,* han triunfado mas gloriofamé
t e que Jív ios hombres del mundo,con pro
curar vengarfe de fus enemigos.
D . Que cofa es Pereza, que peccidos pío* \
duze, y qual es fu remedior’
M . Pereza fe Ilartia Accidia, yes palabra
Griega, y quiere dezir enfado, faftidio, y,
negligencias y entonces es peccado Capi­
tal, qtiando á alguno le enfada, y cánfael
bien hazer, y recibe faftidio, y defgufto.de
eftarobhgadó a cumplir los Mandamien­
tos de D ios, y de caminar por el camino
de la virtud. Los pecadosque produze fon
defprecio de los Mandamientos, entregar-
fe a los vicios, defefpefación* de poder ha>
zer bien, odio, y rencor contra aquellos,
que le fuerza adexar el pecado, y a tonur
el biren camino. El remedio es,-nocftar ja
masociofoi leer buenas libros,: couiilderar
el premió qhe Dios promete al gue cs dili-
genteen la obferuancia de fus M«rid.imié-
DOCTRINA CHKfSTlA N A . I 9y
tos,^ la peha eterna intolerable, qué tiene
aparejada a los negligentes· #

li los filete peccados Capitales o*

D quiero referir fíete cxemplos,qus


os ayudaran mucho paralmyr de
líos, temiéndolos со mor a rayzes, y pnnci ·
pios de otros muchos.

Exemplo primero.
-

А Ы .о Monge en la hiíktriaLaufíca
Р (llamada afsi,porq como dizeS.Iuan
D.'.mafceno, la dedicó, y cmbjóa vn
Obifpo fu amigo,llamado Laufo)rer
fier¿ como el Abad luá le« coto de vn Mo-
gc,q en lo mas fecretó de la foledad hizoy-
na vida tan finta, q có cUa llegó a no cuy-
dar de comer ni de necefsidid corporal, fu -
itentand ile.có el familiar trato de O íoslo
can tari e alaba nfas, у со I.is jnaraui!lofas vi
fíones que en fueño^ le era muy ordinarias:
y Dios milagrofamete le prouc’a de pa ca­
da dia, para q quádo quifíeíTe IopudieíTe cq
mer. lifte fiendo ya vie/o,comentó з fiarle
vn poco de fu buena fuerte, y larga religo
y a eftimarfe masq a los otros,dar mas tiepo
D llC Á R A C lO X DZ
¿lfueños, menos a la oración, y dexaffe He

Í iar de fus antojos, y apetitos. Finalmente


e relbluio de boluerie a lo poblado,dexan·:
dolafoledad, aunque dilató laexccuciópa-
ráeicercero dia, y el fejmienre acabando
de orar halló como foliíferpán fobre la nie
fa, pcro mal co2tdo, y lucio. Comiolo aun
qué;cbft dolor. Boluiendo otra vez a co­
merlo, hallolo cómo roydch.de perros} de
lo qual fe cumpungioalgo, P^ro menos de
lo que deuiera. Al fin fe pufo en camino pa
rala ciudad, y ballofeaftipor el calor, co-
mo cantando necefsitado de rep<^fo;y fe
retiró i vn Monafterio que cerca del cami­
no vio}donde le recocieron, y fituicron cd
arto ?. vn hombre can famofo; y e\ íxendo ro
gado, les hizo vna platica efpjricual, anima
dolos a perfeuerar en lo comentado, con
que ellos quedaron confólado, y el viejo
partio muy luirte, viendo que amoneftaua
^los demas, y el feyua a remate perdien­
d o Con lo qiiál tocado de Dics, dio la buel
ra para fu celdajdonde por muchos dias lio
róí’u defcuydo^y cerrandofe en fu cama-
rillacubrió fu cuerpo de cilicio, fu cabepa
de ceniza, y tendido en tierra derram ó mu
chas lagrimas, hafla que vn A ngel le dixo:
Dios a aceptado tu penitéciai mira no te de-
desengañar mas; ;üno q.viuas en perpetuo
DOC7%TN A CH1{lS r i¿ N ^ e . 196
Ji^pmicnto de gracias al Señor q tato bie»
te ha hecho. Y o hijos mios(dezia el A.bad
Iiun). os he referido lo dicho, para que vi-
uaysen perpetua humildad, fin jamas coil-
tentaros-ds vofotros,fino que con perfeue·
rantc fortaleza pafíeys adelante. creciendo
en el bisn, tin d irlugara larcmifsion,puei
deftatimo principio el igran mal,y dañó del
te tan famo$f Monge.

¿■xemplofecundo de U Áuaricia.
L Padre Martin del Rio diz.e, que

E Pedro Pifarró, en el Eoithome de


las cofas notables q en Eurc^a han
a · vntccid * desde e'laño de 1 sSn. acá. fo
1 6 1.refiere que en el Reyno deSueuiavtií*
vn hoitibre noble mny rico. qucteniadvjrc
t i mas de treynta mil ducados, prudent^,y
de raras partes-, folamente era notado1de
tan auariento, que con razón, y fin ella fjtao
ria fiempre allegar mas, y mas. Sucedió qtf©
vn año antes, viendo la sraH e falta;'y
necefsidad que auia de atierl^enó con gran
de cuydado muy bien fiis troxes de trigo,y
comenfolo a vender a tan fubidó precio,
que la pobre gente, o auia de morir ce
hambre, o fi corhorauan trigo del queda­
ban fin házienda^. Entre otros mu-
d e c l a r a c ió n DE I j t
ch^s, vino a el vn pobre cargado de hyf s,
y ofrecióle feys tallares porque le dieílev-
na fanega de trigo, prometiéndole que lo
que f.i!tau/i fe lo pagaría preílo. El mirán­
dole cor. indignación íe dixo, quefuefleen
maíahf ra. y fi quería trigo, que traxefleel
dinero. Fuelle el pobre deiconfolad'j, ye-
^hando mil. malecones. Pocos dias aef-
puesembiando Riuergero (sjue afsifella-
maua cite rico) vn criado como Telia, que
vifitaflelasfpoxes,bóluto diciendo que en
latroxe eftaiian tres bueyes negros que fe
comían ef trigo, ^efte criado et día feguien
tefe echó en la cama, y poco dafpues mu­
rió. Émbió otro ñus principal, que vierte fí
eraafsi, boluió dr/iendo, que búeyes,y ca-
lullosaúia. Qjiífo finalmente para certifi-
carfe yrel mefmo,y mirando por «ntre la
puerta, vio la trox llena de todas fuertes ds
ganados, que yuan confumiendo el trigo:
de lo qual quedó tan efpantado, y fentido,
quefebo!uioloco,y dixo,y hizo tales de-
facinos, que fue menefter encerrarle, y
atarle con cadenas. Cafo fue que
; a todos efpantó,y atemori­
zo grandemente.
DOCTRJtf^C CHSJSTltAU jC . 19 7

Exemplo tercero de la Luxur 'ta.

gui«nre,y ha can poco rismpo.queaun ef-


tá corriendo langre, y tan fabidode.n d s
los de la ciudad donde pafsó, que por mu­
chos diasen ella no fe habló deotr.i r r f > .
Auiatrés mofos glotones**y amancebados
con tres mugerciU.is. Vn día autendo comi
do efplendidamente,y entreteniendofe en
comer, y parlar ffifta bué raro de la noche,
vno dellpsen qaien auiaqued.idcj vnr.iftri-
11o de temor, yverguenfa, dixo a los dc;-
m is. baft.i que fomos tan pecadores, y pec-
didr's y y.i que tan abundantemente hemas
comido^ bemdo efla noche.no pequemos
mas,lj““ · por hazi miéto de gracias rezemos
alcunJTtofa. Vno de los otrr s dos que dcui^
fermasdefaimado, refpondio: gracias doy
yo, y lasdar¿ íiempreal demoni o; y es ra­
zón hazerlo afsi, pues nos ocupamos en fer
uirleRiofe mucho la defgráciada facccia, y
Jeuantandofe de h mefa, fe fueron a dor­
mir cada vno e¡j fu cama, y có fu máccb-t,
aunque las tres camas eííauan en vna mif-
DECLARACION DE L A
ma pief a, o fala grande. Apenas fe auian a-
cabado de acortar quando vieron que a-
brian lapuerta,yentrauapor ella vna ef-
pátofa figura de fierifsimo demonio de grá
"de eftatura, y de fierifsima, y efpantablc
villa: venia vertido de cr.f.idor con vn arco
enlas manos, vnaaljaualian» defaecas. y
vn'alfangeen la cinta: traia coligo do#mo
jos de cozina, queco'mo pageslc venían a-
¡timbrando con dos hachas, par.r ver, y fer
viítos. · En entrando fe comentó a paíTcar
por la fala, y lo! dos moyos fe eftutiieron ar
rimados alumbrándole. Los tres acortados
ertauan mirándolo quefálTaua: y vieron
que defpues de auerfe paíTcado vn rato, 11c
jg¿ á la cama del vno, y fixando lo« ojos en
¿ 1, fe le eftuuo mirancio con vnos ojos que
irro;aua.llamas de fuego: vnas vezes la mi
raua aella,y otras a el,que los tenia co tein
blores de muerte, y el con vna f#CLrifa.lc
feñoreaua. Pafsó luego a la camal fegtí-
do, y luego a la del tercero,y con cada vno
i^llos pt»r bucarato hizo lq mifmo que có
él primero. Defpues de aucrlo reconocido
en la manera dicha^ pufofe en la mitad da'
la fila,y con vriá muy orrenda, y ronca
voz, que hizo eftremecer toda la cafa, di·.
Xo: dondseftá aquel que poco ha me dio
las gracias defpuás ds auei* cenado? q yo v£¿
DOCTKJN '/Í CHUISTjCátf^. - 198
yo a agradecerfelas, y pagarfelas. En dizie-
doeík^fínefperar mas re'fpuefta, fe llegó
ala cama donde el miferablc eftaua,y to­
mándole por vn pie. con vna furia diabóli­
ca, dio con el vn grande golpe enmedio de
aquella fila, mandando alos co^inerillos,
quecon/igo traía, que luego tomaíTcn a-
qucl mao Chriíííano,y en vn aíT.idor le ef-
pctafíen de pies a cabera. Hizierolo como
fe les mandauá, y juntamente con efpet ir
le, le ataron los bracos atras,defconjun tá-
dofeloscon dolores mas que*mortalc5, co­
mo íi ataran los alones de vna aue al affa-
dor. tfecho efto, preguntaron que mas
mandaua que hiziefTen del. Hefpondio;
que hígays vn gran fuego, y lafctffeys,· y
alardesys muy bien, porque lo quiero p íri
mi miela, y corrtida. Encendieron el fue­
go, puliéronle a aíTar en el, dondedauatm
ferables, y laftimofos gritos, por los atrd*·
zes dolores que p.idecia, afsi délfuego·,ro­
mo del. aílador con que eftáua claua-
do . Los compañeros , y las mugéres[ef-
tauan temiendo , y jembrando , por­
que vieron al defdichado acabar infeliz­
mente fu vida en aquellos tormentos, y
oüan la carne aliada de fu cuerpo defaf-
trado; y temiendo que lo mifmo feria de-
’••os, dauan doloroíos gemidos, y cftauan
DECLARACION D E L A '
poco menos que muertos. Pero en acab^ij
;ao efte feroz demonio de executar la jufti-
fciadeDios en aquel defdichado,fc bolnio a
los que quedauan, y mirándolos con vn
femblaíue fierifsimo.les djxo con cfpanto
ía voz} vofotros merecí adss e! mifmo car*
tigo que vusftrq compañero^ y yo he def.
fcado daro'sle; ríero el gran Dios no me hi
dado licencia páw hazerlo: yo me voy, y
de mala gana,porquela tema buena de igua
Jaros en la pcna,pues fr y .;yguales en la cul
pa. Miradqugaplaqueysa Dios con lagri­
mas.· y penitencia; que viuays virtuofamé-
te, fopenaqueexperímejieareys cifras pe­
nas mas h<*rribles que jas que aquí aucys
•Vifto. Dicho cito, defaparecio, lleuand >a-
quellainfelizalmaalinfiewno, daxandoTu
cuerpo aflado, y a-los compañeros como
muertos, los qualesa la mañana, bueltos
algoenfi, faieuantaron, y aliaron elcuer-
-pir muerto, y quemada, en fee, y ref-
fimonio verdadero, de que no auia
fido' fueñoíino verdad todu
JoqiieauiapalTadoaque- .
lia noche, y ellos a-
uian viílo.
DOCTRINA CHl(TS77ANA.
Exefnplo yuarto de la Ira,

C. efario cfcriue, que vn hombre muy


digno de fee,íe contó,que poco an-
J tes auia venido a vn pueblo, don­
de eftaua.vn Religiofo, el quálfepufo a de
zir M:flTa,v cerca del vnas mugeres de cier­
tos Toldados,tan parleras,que no le dexaua
¿tender a lo que dezia. Acabada la MiíTa,to
mó a parte a algunos de los que la auia oy-
do, y dixoles* vofotros Tenores, veniftes a
oyr Mifía^pero el demonio puToen boca
de aquellas Matronas tanta parlería, ybo-
zingleria, que cierto no medexauan aten­
der a lo que hazia: y direos lo q no ha mu­
cho que aconteció'. En el pueblo donde ef-
toy auiavna dózellica noble,hija de padres
ricos: pero tan iracunda, y reboltofa en cá
fa, yen la f glefia,y en todas as pactes, qu$
fiempre andaua en riñas, yen difcordiasj
de manera que íe cenia por muy dicho ío
quien efcapaua de fu lengua. Murió, y fe-
pultaronla en el portal,o maguan de la Igld
fia. La mañana fíguientefuyrhos.«la Iglé*
fia, y vimos que aquel:a fepultura hume*-
ua como fi fuerala boca de vn horno. Efp£
tamonos,y con defíeo de faber qúeera a*
fuello, abrimosJ a fcpalrura, y hallamos 4
D E C lJi^jC C tbíJ DE L A
del pécho a baAro fu cuerpo eftaua fa.no, y'1
del pechó arribaeftaua todo quemado: que (
fue dczir, que guardo,y conferuo ilefa la
■virgindad, pero que el fu ego de fu yra cqn-
fumio todo lo alto dclguerpo.

Bxemplo quinto ¿el pecado de la Cula,


lfericordia es de Dios, y muy fia
M guiar caftigaren la vida presente
nueftros defcuydos, para que no
fe paguen en la venidera. Vnamuy noble
d^nzellica entró Monja;· y aunque comen
50 bien fu carrera, dexofe prefto v en c er de
la gula en que'á temó el demonio; y fue
demanera, que la pobre monja vfurpaua to
das las cofas de comer que podia auera las
manes, con las quides ella en fu rincón fa-
tisfaziá fu goloftna. Duróle efte fínieftró al
gunosaüos, porque ella lo hazia con tanto
fecreto, que nunca vino a noticia ds niñgu*
na de las monjas. Pero no queriendo elSc-
ñor que fu mal paíFaíTe adelante, le caftigo
con vna pena Bien a propoíito para fu cul­
pa, y fue que ja pufo grandifsimo horror,y
¿ftioeñ codos los manjares que comen los
jhóbrtfs, dcx5dole folaméce gufto en comer
frfhjados, h'oj.is, y rayzes de yeruas, qyeío
nunjares de belfas. Y auieridoya algüno|
DOCTRINAOTRISTSANA. 200
«fas que folo comía deftos man jares t vn<>
¿ellos fucedio.que comentando ella a co­
mer fus fakudos-, jautamente yío conella.
que de los· miímos cumia vn fiero piierco,·
el qual gruñendo, y hoyando* efparzia los
faluadospor vna j» por otra parte. Ella<on.
elefpancodc aquella nouedad, le pregun«v
to quien ei’.v Refpondiole el puerco. Y o
foy el¡ auali que contigo hg comido haftá
agora los manjares que tnnurtauasparaía
tisfazer tú gulajyvengóte a dezir,q poreG*
pació de vn año no eomeras-otra ¡cofa mas
que efta que agora comes, en pena de que
pues como beília te dexafte lleuar del ape-.
tito, co mas folamente lo que comen las bs
ftías.Y afsi fue como el· demonio le dixo,
queriendo’iiueftro Señor que el mifmo e.-
¡nemígo que la venció, la ayudaíTe a leuan-.
tar, y quq^agalTó fu culpaenlo mifmo cS.
que pecó, para quo purga da en la vjda.pr©
fence, no perdiefle la eterna.

Exempío fegunde de la Emitidla*

F
Ray GodefcaíeoejCcriuedevn ReítJ
giofo de fan Benito, can vano, yaca
b¿ciof© que beuia'los vientos por íeu
Abad, Viendo que no lo podía fer yiuiedo
D E C L j t ^ ^ O U D E lú
.¿1 que lo era, diovn medio diabolicó para
falir con fu precenfion, y fue que auia en el
conuento yn muchacho, a quien el -Abad
folia cómo padre reñirle. A ele dioelmal
ReÜgiofo vnos polúbs de foliman, dizien-·
rfoleí Si tu echas eftos en l^s harinillas o ga­
chas que fuele comer el Abad, el te querrá
mucho, y nó te reñirá mas. El muchacho
tomó los poluc^ y refotyiofe de echar la
mitadeñ lacomida dslAbad, y guardar la
otra mitad para tornarlos a echar, íí acafo
ótra vez le réñieíTe. El Abad comiodeloq
lbauian venenado, y con ello nluno, yen
ib lugar fue elegido el mal pretenfor, pe­
ro pagado dignamente^porquecomoel ti­
bien riñieíTe el fobredicho muchacho, el le
réfóluio de darle laotra mitad dejos pnl-
líes, para que el Abad· le quífíelfe mucho, y
no le cafogaíTe, comocara ¿1 mijpio efsta
fsJos auia dado al primer Abad. Diofeloí
-íín malidaninguná, y el Abadmurio^que-
dando júntame nte caftigajio con fu mifmo
engañó.^ ■
,
Exemplo feptm o de U ‘Perciba.
í í ¿í prado efpiritual que compufo
E luán Eniráto, o fegun otjroí? Sofro-
rijo Patriarcha do lemfalen, y fue
POCTRItfJí £w (lS T rÁ N A · %0 f
áprouado en el fegundo ConcilioNicénó,’
fe cuenta que vn Monge tenia fu celda le*
xos del agua, como doze millas, y vna ves
délas que fue por agua desfaleció en elca»
mino, muy canfadp.'Vjendofe pues tan fg
ligado, dixo entre fi: que necesidad ay d©
que yo paífe tán'to trabajo: yo me quierd
yr a morar junto al agua,y hazer allí mj cel
da. Otra vez yendo por aguantón ,fu c.-inta
ro, yua echando fus trazas donde ejlarna
bien la celda, y como le edificaría, y la vi­
da que en ella auia deviuir. En efto oyó v»
na voz tras de fi, como de hombre, que de-
2ia, vrió, dos, tres, &cc. Boluio la cabeya, a4
mirado de que en aquella foledad vuieííe
quien irjjdieffe, o contafle alguna diftancia
o otra cofa, y no vio a nadie. JJoluio a con­
tinuar fu cartiiiK), y a penfar en fu t r a ^ y
buelue á oyr la mjfma voz que dezia; vno¿
dos, tres> ¿ce. Elbojüio fegunda ve2- laca-
befa, y tampoco vio nada. A la tercera vez
acaecióle lo mifmó,y botóíendo la cabera,
▼io vn mancebo muy hérmofo> y re/plan?
deciente, que le dixo· no·te turbes, que yo
foy el Angel deDios, y vengo contando?
,ielos paífos quedas en efte c a m in o , para <j
ninguno dellós quedefin premio, n ie la r
don jy en djziendo efto defapareeio>El MS
ge viendoefto, boluio snfi >y dixé¡?£w£s £&
. DECLAMACION DE L^C
jnoitanfin juyzioeftoy, que quiera perder
tanto bien, y tanta ganancia? Decermino-
fe luego de mudar fu celda aíi mas iexosde
lo que la tenia para tener aísi masc.mfancio
y trabajo.

Ve los pechados contra el Efjiirito Sato^

CAP. XX.
P . f " " * Onrrael Efpiritu Santo, quales
fon, y quantos los peccados?
M. Son feys, efto es, defefpera
fion de la falud del alma, Prefuncio de fal-
«arfcíin mereciméto: impugnar la verdad
conocida., enibidiada desgracia deotro^o
bftentacioh en los peccados, y impeniten-
cia final.
D . Porque fe llaman peccados contra el
IfpiritHSan£lo. ,. .
M · Porque fe hazen por pura milicia, ef-
pecial mente el tercero,que mas propriamé
te que los otros es peccado cont ra el Efpiri
fu Santo; efto es,quando la perfona cono­
ce la verdad, y con todo effo obftinadamé-
te quiere entéder,y prouar q no es verdad.
EÍ jopear por malicia fe di¿e corra el Efpiri-
tu S átOj¿pr§ al Efpiritu S, fc atribuye la bo
.. ЬоЩЫ'./i c É p s ñ ^ -M Ъо5
dad, que es contra la malicia. Afsi como ¿í
pecado p*or ignorancia, fe dize fer contr*
el Hijo, al quaí fe atribuye la fabedoria. Vj
el pecar por fragilidad fe le dizé fer contra
el padre, al qual atribuye él poder*
D. Que tienen de fuyo proprio eftós peca·3,
¿os?
M. TSéntóh éfto, qué no fe perdonan en eftó
mundo, ni tS poco en el otro,como nos a-
monefta el Señor en el Euarigeíioj loqual
fe ha deentértder^fsi,.quéfon difíciles dé
perdonárfe: porque es cofa müy rara, y di­
fícil, que los qüé caen en eftos peccados,ve
gan a verdadera penitencia..Como qúan­
do dezimos que vna enfermedad es incura­
ble,no queremos! dezir qüe no fe piiede cu­
rar en modo ájgunoi fino qüe raras vezes
fe cura, y que de ordinario noayrcmef
dios para ella.

De los fcó&iói qué claman al С i tíoí


CAP* XXL

T>. Vaiitos, y qüáles fon los pécá-


Ш ■ dos q claman en el Cielo? ·
·. i M.Son quatro; [éfto es, homi*
cidi°voiurano, pecado cafnal cotra natura
oprefsion de pobres>efp2cialmete de huer-
D E G lS tR A C I O N T>E
fonos, y bmdas y de fraudar fu jornal al jof
nalero.
D . Porque fe ctizc que chiman en el Cíelo?
M. Porquees tan manifcftala jufticúdef-
tos peccados, queno fe puede encubrir, ni
efeoíider de modo alguno.

Délas ¿juatropojtrlmerias,

C A P , X X II.

D. Veria algún, documento gene·


w V P^rá hiiyrelpeccado.
M . El Sabio dizejacuerdate de
tus póí}nmcri.is,y ja mas pecarás. Eftas fon
quatro, muerte, juyzio vniuerfal, infierno
Gloria.
D. Porque fe llaman poftrimcrias eftasqua
tro cofas.
M.-Porque k muerte es el fin de la vida, y
la vhima cofa que enefte mundo fe nos ha­
de ofrecer. El juyzio finales el vltimo de to
4<i5:los jiiyzipsqfe han di hazer, y por éflo
no ay del apelación alguna. El infierno es
«l vltimo mal qhan de tenerlos malhecho­
res, y s¡n aquel eftado. ha de eftar fiépre, fin
poderle jamas mudar. La Gloria.cs.el vlci-
mo/bicn que han de tener los buenas; y no
• DOCTRINA CUnimAN'M 10 i ^
le han de perder jamas.
D. Qnifíera alguna confíderácion, para e-
xercitarme en eftas poftrimerias, porq acó·.«
dándome a menudo deltas, no pecaffcmin
ca, comodize el Sabio que alegajes.
M. Quanto a la muerte, podeys conlidar.it
eftos cju itro puros. El primero qes la muec
tecertifsftiá, y ninguno L.i puede huyr. lil
£egundo,que la hora dellaes incigrta,y mu
chos mueren quando mencsfe lo picnfan.
El tercero,que con lamuerre acaban todo»
los defígnios defta vi<}a,y entonces fe cono
ce la vanidad del Jimnd>. El quarto, q ala
h >rade h muerte todos Ce arrepienten del
■mal q han hecho, y del biert que han dexa?
d >de hazer.y por eflfo es gran locura haz«
aquellode qu« eftaraos cierto que rvasaus-
m:is dj arrepentir.
Qu into ¿1 juyv¿opodeys confiderar cC*
tos puntos. El primero,q es erju'yzio fe ha»
rade cofamuy ifnporcance.cortio es delfu
mo bien, o delfatuo m il.,El fegundo, q &
hara, por el juez, fupramo, q fabe codas.lat
cofas,.al qual nadie puede refiftir· El terco-
ro, que fe har.t en prefenciads tudoel.mu.;
do, donde ninguno podraefeóndeFfe-.;ÉÍ
quinto, q noatirá efperáfaalgunadehttyí
la fentencia, olaexecucioad^adininaju^
t ic ií.;/ ‘ '
- D ECtA^AC IO N DE i A
Quantoal infierno,confiderad que el es
íncho, largó, alto,y profundo: anchó por
^ contiene todas las penaá imaginables:lar-
co.· porque todas fon eternas: alto, porque
fon todas acerbifsjmas en fumo grado:pro-
fundo, porquefon puras penas,fin mezcla
alguna deconfuelo. q
Quanto a laGloria,cofíderalda de la mif
ma fuerte, ancha porque contiene todos
los bienes imaginable¿-y también mas de a-»
Ruellos que nofotros podemos imaginario
4eflear:larga porque cpdos eftos bienes fon
Eternos: alta porque fon bienes muy altos,
y fober.inos:profunda porq fon puros bie­
nes, fin mezcla alguna de mal. Y aquí po*
dreys añadir, q los bienes defta »/ida no tie­
nen alguna de las condiciones dic Jiás,porq
fon pocos, breues, pequeños,y·íiepre mez­
clados con afanes y angujas: y alsi mifmo
los males darte mudo íbn pocos, breues,pe
queños, y fiempre mezclados, con algñ co-
fúo.lo·, de donde aüeys deconcluyr, q ver*
daderaméte han perdido el juyzio todos a-
quellos q porámor délos bienes defta vida,
ppor temor de las tribulaciones prefentes,
pierden los bienes venideros,o caen en los
¿nales que eftán por venir . Dcllos nos libro
«1 Señor. Amen,
204

E X E M P L O S DE LOS
quatto Nouicios.

Primero de la muerte.

F
R'ayThomasde Cantiprato, lib.t.1
de vniuerfali bono, cap. 50. part. 9 .
refiere que íiendó mofoel, tuno por
compañero y dicipulo muy amado, vn m
90 noble y rico, ycntonccs muy caftó.· pe·»
ro por fu defdicha, dio en manos de vn mt
eflro que lo eftragó, y del toctS 1c arruyno,
porque co fu mal exemplo le trocó en dé f-
honefto: effb fuélo que .i ¡udicipulp enf e-
ño. Y aunque yo, y otros amigos (dize el
autor) 1e poníamos delante fu deshonra, y
fu peligro, y el con efto fe retiraua algúdia
de fus vicios, bol uta luego; y a 1 fin en ellos
encalló de manera, que le fucedio lafiguie
te defdicha.Vinieró ala ciudad, dóde eícra
C inonigo,ciertos caualleros de fu tierra; y
parientes fuyos, con mucho acopanhamic
to dft criad >s, a losqinles el alojó .magnifi·
camétec facala. Y aquella mifntia nocheq
Uegaró,auiédo todos jucos cañado en vn £o
• D ÍC tA R jtC IÓ X DÉ tZ i
léne banquete que hizo a fus huefpedes, éf
Jos lleuó a los apofentos donde Ies tenia apa
fe/ado el alojamiento, y el fe retiró al fii-
yo'. Durmió paco rato, y a deshora comen
£Ó desde la cama a dar horrendas vozes, di­
ciendo: Ayuda, ayuda, fuiorccedme,ayu­
dad me. Defpfétaron todos los criados, y
huefpedes, y acudieron corriendo al po­
bre mofo; y aunque nofibian,. ni del pu­
dieron facar palabra con que entendieffcn
que tenia, y porque auiadado tan defme-
furadas vozes, en el femblante tan lleno de
efpanto, vieron que algo áuia* y mas quan
.do adüirtieron quqfu negocio yua tan mal,
que al parecer fe Ies moria. Turbaronfe to­
dos con vn cafo tan repentino y defaftra-
do, y llamará luego al Dean de la Iglefía,el
qiial vino con otros muchos., y viendo q
tan apfiéíTa fe yua muriendo* fentofe fobre
ía cama, y con grandes vozís, conjuros, y
lagrimas, le amoneftaua , y rogaua , .qué
confeflafle luego fus pecados, y que dexaf-
fe todos los focorros humanos, y aeiidieífe
a pedir el de Dios. Pero en vano fe canfó
el buen Deán» pues al cabo de auerle-gran
fato amoneftado fin prouecho. alguno, el
desdichado mofo boluíendofe a el con v-
íios terribles, y efpantofos ojo« dixo con
tremenda voz¿ A y de aquel· que me enga-
80GThjrfA'Ctíl(lSTl¿tÍÍJC* ¿O*
fió* y me eüi'agó-.yo pago agora, y el paeav
rádefpucs. Y dezidme, de que me feruirá
llamar a Dios, y pedirle foCorro , puesya
desde aqui veo el infierno abierto para mi,
y veys aqui prefentes tantos demonios^titt
an venido-por mi, y con efpantofas anfias
eftan efperando aucrme a 1$> manos? E.t
Dean, y todos los otros prefentes, v :endo
yn‘tan repentino, y de&ftrado icafo, Gím
viuasLigrinuslerogau.inquefefígnaíTe. y
fe armaÜe con la fanta Cruz. Pero el,in fe­
lice mojo no haziendo cafo de lo que le ds
zian* como fino le.importara, .comentó qe
vrtosojos muy efpantofosamirar a v r w y
otra parce, y a dar tales, y tan tremendas
vozes, que a todos.teniaatemoPÍz,ados y ert
medio deltas con vn animo derefperada.
dioelaltriii con la muerte a los que lael-pG,;·
tauan, y laauian poffeido en la vida.Nota-·
fe que todos ,y mas los mofos diftraydos,vir
lien con dos engaños; el vno que fon mor
f os, y tienen tiempo: el otro que con l’>s Sa
cramentos reparan en la muerte las faltas
de la vida. Kl cafo referido defengañads l$
vno, poique murió mo$o, y tanrepentina·»
mente: y de lo otro, porque contener ter?
mino y tiempo fie confeffar, y comulgar
muchos que le rogauanlo hiztc(Te,por o»
culto juyzio de Dios no lo hizo. * .
f> d C ÍÁ 1 {A C I0 N D E % .yt

Segundo exemfUdtl luyalo,


N el ímnua de * 590. efto es, en.la*

E carcas donde fe eferiue n algunos ca-


fos memorables que an paitado por
las manos d*los Padres déla Compañía d
Iefus, íe cuenci vn cafo que fucedio a luán
Antonio lofredoVeneciano,el qtulporfer
parencc a muchos, y de mucha admiración,
fe diuulgó por toda aquella tierra. Viuia ef
te hombre licenciofamente ofendiendo a
nueftro Señor, pero tenia particular afe&o
ydeuocióna la Virgen fantifsima nueftra
íeñora. Quifo Dios por cita dcuocion, y
recurfoque tenia a nueftra Señora, corre­
girle^ apartarle de los malos paíTos en que
andaua. Diole vna peligrofa enfermedad,
en la qual era grauemcnce acormencado de
noche, y de dia con grandes, y acerbos do­
lores, de fuerce que no le dexauan repofar.
Aumentóle los dolores vna cémerofa, y
horrenda viíxon que vn dia vio^ Parecióle
que le lleuauan ante el tnbunal de Dios, y
que le hazian cargo lo’S demonios de toda
fu mala vida, agrauandole fus pecados, jr
maldades, pidiendo a la diurnay'uñicia, que
pues era fuyo fr· 1<? entrega líe paradarle el
cáítigo que fus-culpas merecían. El pobra
BoqptjNA c m is n A N A . 206
hombre enmudeció, nofabiendo, ni tenie
áo que refponder; y e fiando lleno de pa-
üorymiedo, viendo al juez ,igrauiado> y
que no tenia quien le valieíTe, vio q el júe2
eon grande fcueridad y ri gor pronunciaua
contra el fentenciade condenación eter^
na, y que Icentregaua a los demonios, mu­
dándoles que lo atormentaren, y dieflen
fu. merecido. EJ pobre hombre en cf-
te trabajo no defeonfió, antes con mucho
dolor y lagrimas comonyé a rogar al jue¿;
que le perdonafle, y alargaífe Ja vida, qu.2
el le-prometia hazer vna Jarga penitencié
y mudanza en fu vida y coflnmbres. Pare·?
cióle citando en eftoque defpertauadc vn
fueño profundo y terrible;· y lleno de pa­
co^ temblando, y temiendo el caftigoa·-·
menafido, acogiofe a la Madre del luez,'
la Virgen Nueííra Señora, rogándole muy
ahincadamente que le fuefle Patrona, y
ayudadora en tan grande peligro y trabar
jo. promeriendole dí yr en peregrinación“
a fU cafa de Loreto, lí le alargafíe la vida pa
rá hazer penitencia de fus pecados. Apenas
auia acabado de hazer el voto quando fe Iq
apareció vifiblemente Nueftra Señora ro*
deada de Angeles , y de vn fobcrano
refplandor,c6 vna corona Real en fu cabe-
·&» y v & v e l l i do ds ineftimable hermoía-
D ECÍAK AClO N D i L A
ray valor. En viéndola fepuíocle rodillas
como pudo fobre fu cama, y le rogo con
mucho dolor y fentimiento de fus culpa*
Je alcanfaíTe aquello que le pedia de fu Hi­
jo. La Virgen le animó , ydixo, queporiü
iiitercefsionfuHijo fe lo auia concedido,y
qtieno moriría de aquella enfermedad; y
juntamente le dixo, quecnmendalíe fu vi­
da, y boluiefle lobrefi, dexand > los malos
tratos,y paflosen que andaua. El lo prome­
tió afsi, y dio grandes vozes a los de fu ca­
fa, que vieíTen, y adoraífen a la Virgen.A-
cudieron todos, y vieron el grande refpl.in
dor, que trahia·, y como yua fubiendo al
cielo, y afsi f<j quedaron llenos de admira­
ción, y gozo. Sanó en breuetiempo, y lue­
go hizo fu peregrinación a la cafa de Lore*
tOjdohde'crtii vn Colegio de la Compañía,
^cumplir-fu voto. Yen vjendo que vio U
imagen de nueftra Señora, , no aujendolt
vifto antes,-m o y do de¿H‘ de que forma era,
dixo que aquella era la que a el le auia apa-
. recído. Cpmó a los padres lo que le auia
paliado, confeflfofe.y enmendó,
de allí adelante fu vida.
DOCUW A Ti A . i07

Exemplo tercero Ael Infierno*


E las penas del infierno predicó

D vn famofo predicador en la Is­


la de Cicilia muy marauillofa»
j«ente , y también de los gozos de l.i
gloria del celo · Ccmo, comieíTen ve­
llos 1 ■ bles en vna hofpedaria, repre­
hendieron a vn hombre difoluto, todoocu
pado en juegos y comedias, porque noa-
«ia oydo el íermen, djziendolc quan alta y
marauillofamente predicó el predicador,
de las penas del infierno, y déla gloria del
cielo:a les quales el maligno refpondio te-’
merariamente: Bien Toys voforros Jocos en
hazer tanjo cafo délo que predicó el predi
cador; yo os digo, que por vna buena co­
mida daré yo a quien melapagare, quanra
gloria me puede dar Dios, y rae obligare a
padecer quantas penas ay en los infiernos»
{palabra profana y defeom.ulgada.) Ape­
nas acabó de hablar el perdido,quandoerí-
traron dos demonios por el mefon, en tra­
pe y habito de mercaderes, íinfer conocí··
dos del, ni de los que eftauai*prefentes, di-
i.iendo;Quienesel que dize,que dará qui­
ta gloria le puede dar Dios, y le obligarás
padecer quaiefquier penas del infierno.·5Su
't>'BCtJf(st<tÍbÑ DÉ is t · 11
fe quiere obligar a eflo, ñofocros le pagafé*
inos vnaefplendjpima comida. Yo me obíí
go alo dicho'(refpondioel dcíuergonja-
tío) y a mas fí ftias ptiedo, folo con que me
págueysla comida del modo que yo lape-
diere. Hizieronlo afsi los demonios, y en
auiendo comido, y pagado, dixeronle; No*
fotros ya pagamos, figuenos. En di mifmo
punto, fofpechando los que eftaur-n alüq
aquellos dos mercaderes eran demonios, le
amoneftaroh queeftuuiefle quedo, y fe do»
JieíTe de lo mal que auia hablado, y pidiefle
con todo fu corafoh perdón a Dios, quede
tan graue pecado fe confeíTaflb, y dixcflfe
fu culpa, confiando mucho en la mifericor
dia del Señor. No quifo creer el incrédulo
y defconocido, antes pérfeüeró ?nfu malí*
-cia, y dureza de. corapon. Daiianle priefía
iosdemonios, diziendo·· Ya cumplimos lo
qüe te prometimos, cumpje tu agora,y ven
con nofot.ros, porque para ti yan o ay cie­
lo, y las pena««, del infierno guftarás para íié
pre. No queriendo riiouerfe del lu g a r adon
•de eftaua, arrebataro de! defdichado y mal
aiacído, los demonios, leuantandole en el
a.yre, adondeáe móuio muy gran toruelli··
no; y acabo de gran rato que en el ayre 1¿
acormentauaiti,vieron quantos en el melón
e(lauan(no fin gran dolor, lagrimas, y fuf-
W c k W A C Ú K iS -jfA X A * Í 0$
piros, por ¿bmpafsiony laffima que leterJ
nian, al que cierto no la· merecía) como f ®
abría la tierra·, y Caliendo vna gran llama da
fuego, cayó en ella el obftinado pecador,-^
defapareciendo el fuego, no hallaron raf-.
tro del miferable hombre; par donde en-
tédieráqfele auiá llenado los demonios e a
cuerpoy alma alps- infiernos, y temieron'
la rigwrofa, juña, y feuera jufticiadeDios^
Exemplo juarto de la Clona.
N día licuaron vn endemoniado al

V padre fray Iordan, que fue Gene­


ral déla fagrada Orden de Predica­
dores, y entrerotras cofas que pafsó con el
demonio que en el hombreeftaua, fue que
le preguntó, que en donde eílaria de me­
jor gana^ reipondio el demonio, que en ét
cielo. Preguntando 1e¡ otra vez, que porq
en el cielo mas que· en otra parte; refpon-
dio, que por verla cara delCriadorjy atrue
co de verle (dize) en el poftrero d» me hol
gar¡3 de padecer hafta aquel día todas quan
tas-penas padecen los condenados. Añadió
y dixo al Santo, que fí to^as a quellas cofas
cj'có fu hermofura del'ey ta la vida fuefsé re
duzidas a vna cofa, y todas las eftrellas
refpládccieíTen cada vna como el fol ,yq el
fol tuuieííe mas luz que todas· eflas eftre-
D ECLARACIO N DE
Has, y todas aquellas hermofasefttelias fot
mafsen con fus rayos vna fola hermofura
ten por .entendido que toda aquella hermo
fura, es incomparable a la hermofura del
Criador; afsi como la noche mas temerofa
yefeura, lo es con el dia mas claro, y ref·
plandedente-FinaJmente os acordareys de
lo que al fin del Cred o os conté, de vri fol
dado que c^uuo én vncombitc eirel Cíe*
lomas dedoziemo6años,y apenas le
pareció féaúia detenido vndia,
a donde el Señor nos lleuc
a todos. Amen.

Lita s Deoy & Beata M d ri# , 2?, loárm


B m n gelifa
INDICE.

D E LOS C A P IT V L O S , Y
cxemplos , con los Autores y
lugares donde fefacaron, y
Ja edad y tiempo en
que florec ieron.

En el TroloM.
O
wjKtylfa Vere acompañado de vna multi«
f l s v í l s tuc^ demonios vn' Cura defeuy«
3/gfflpltdado, y negligente en fu oficio»
•az№ + b Sacofe de Cefareo de la Orden de
Ciftel, dellib. ?. del cap. 8. Florecio por
los años de i t il .
VnCura que como buen paftor dauabuén
exemplo a fus oue jas, y el parto de la es­
piritual dotrína a fus tiempos, fue vifto
fubir al cielo por vn camino lleno de grS
de luz y refplandor. Refierelo fray T o­
mas de Cantiprato, lib. de vriiuerfaK'
bono,par.».floreció ppr los años de i »7»
La riguroía penitencia que hizo vn Obifpo
por no auer dado vn Sacrameto a vn ni·
IN D ICE,
ño. Fray Laurencio Surio,tom. 5. en tre
zede Setiembre. Florecio por los años
de 1 y77.
Que cofafe a D eélrina CbfiiftíAffa.
Cap. i.f o l. 1.
nfeña la Virgen nueftra Señora laDo&ri-
na Chriftiana a Yna onuger que no la fa·
bia, Í0I.2. Délas Anuas de la Compañía
de íefus, del año de 160Ü. donde fe eferí
uen las cofas memorables quepa flan a la
villa, y por las inános de los Religiofos
defta finta Religión. -
D e la feñ a ld e (a C ru z . Cap. 2./0/.3.
1
rn hombre de nacton Hebreo, fue libre de
los demonios, hazienda fobre ñ la feñal
de la Cruz, fol. De San Gregorio Pa­
pa, en los Diálogos lib.3. cap. 7. Flore-
eio efte fanto Dotor por los años, de
59 0 .

Declaración del Credo. Cap. $.fot. 7«

A rticulo 1 .fo l. 6 . A rticulo 2.fo l. g .

¡fiando diziendo vn Obifpo mifla, cayero


tresgotas.darifsimas como el chriftal: y
vniendpfe todas, fe hiao vn» piedra her-
INDICE.
■i monísima, e^demonftracíon 4«! myf-
teriodelafantifsima Trinidad, fol. ir·*
Vincencio Beluacence, de la Orden de.
S. Domingo,en fuSpeculohiftofial, lib.
2. cap. } í>. Florecio por los años de 1 140,
líres piedras pequeñas,de vn mifmo tama­
ño y fisura,*y de igual pefo, fe hallaron
abriendo el pecho a Santa Clara de Mo-
fefalcon, fol. 12. Don Efteuande Sala-
zar, monge Cartuxo, en el difeurfo <¡jie
los zo.quc hizofobre el Credo,caíl al fia
Flofecio por los anos de 1574.

Artuule 3 . fol. 12 .

En el día del Nacimiento de Chriftonuef-


tro Señor apar-ecieron en el cielo tres So
les, el vno délos quales eftaua corpnado
con efpigas, denotando el myfterio de U
Encarnación del Ve*rbor fol. 14. Lo pri­
mero afirma el Angélico'Docor Santo.
Thomas en la ;. párr. en la quefh ?6. en
elartic. j. el qual Florecio por los años
de 1174. Lo fegundo afirma Dion Cafio
hiftoriador de los Romanos, enellib.45?
Florecio por los años de 210 .'
En efte riiifmo dia apareció vn cerco de or«
junto al Sol, y en el vna donzeUa co vn
niño ch los brafos, fol.
IN D IC E,
ció Papa III,. defte ;nómbre, enei fcrm^
z. de Natiu. Florecio por los años de
1200 . ^
En la-noche del.Nacimiento cayó vn gra­
nizo, y en cada grano eftauaefculpidav
ha Virgen co vn Ni ño,fol. i f .Fray Die­
go Morillo, ferm. 3. de Nauidad. Flore*
ció por los años de i <5 q o .
Nacen tres azucenas, en conformidad^He
la virginidad de nueílraSeñora antes del
parto, y en el parto, y defpues del par­
to, fol. 1 y. De la hiftoria de fan Francif-
co, r. pare.íib. 7. cap. 116. eferita en Ca­
reliano por Fray Diego Nauarro áño
de .1*74.

Articulo 4 . fol. 1 6.

Pide Chri.fto nueftro Señor a vn religiofo


J e ayude a lienar la Cruz a cueft^s,con la
. confideraetón della, con hazimicijto de
.' gracias, con compafsion en fu alma, y
. mortifici&ion en fq¿uerpo,fol. 19. L.u-
«dolpho.dc; S.axonia.iriPrremio Pa&ipnis
Chrifti.Flor.ecioporlos años de i -j -jo .
D a Chrifto rjueftroSeñor a vn religiofo lí-
# ceda que gqze defus llagas, por £er muy
deubto del jas, fol.i.pi De la hiftoria-de S.
Domingo, 1 .par .hb.i.cap.áí*efcritápor
I N D I G E.
el Padre Hernando del C adillo aíío de
US?· .

En el co ra^ n d e vn Chriftianofe hallóla


imagen de Chrifto crucificado perfera-
' mente formada,fol. 19 FrayThóm asde
Captipatro, devniuerfali bono,»Velde
apibus, lib. r. cap. vltittió. Floreció por
los anos de 117 0 .

A rtic u lo <$.f o í. z o .

SanLonginos fo e martyrizado por la co-


fefsion, y predicación del articulo dé la
• Refurrecíon dé Chrifto,fbl. 22. Siméoñ
Metefrafteen .deM affo.Florecio por
los años de 1200.

Articulo 6. fol. 2 3 .

Mirando vn folda’do el lugar por donde fu


bio Chriftoa los cielos, murió de.amor,
y defleo de ver a fu Rcdcmptor, ibl..if.
Padre Lorino de la Compañía de Iefus,
fobre losaftos de los Apocóles, cap. r.
verf. 1 r. Florecio por los años deitfo’5.
Eftando Chrifto nueftro Señor en el cielo,
fe compadece de los peccadores, y les dá
la mano para <]ue falgan de peccado,foj.
26. San Diomlio Ariopagita, Epiftola 2.
IN D IC E .
ádDemophiluib, de virginitate. Jrigre-
cio por los años de fo.

Artículo y f o l . z j .

De cuenta que el día del juyzic


feá de pedir a los hombres, y de la regu-
rofa que fe pide en el juyzio particular,
le ponen exemplosen el capitulovltimo
de los Nouifsimos, y antes en el cap.S.de
los confejos Euangelicos.

Articulo $ . fo l. 2 $ .
Coníuelael Efpjrítu Santo a vn moyo de-
feíperado, a quien ¿1 Padre, y el Hijo a-
uianaparecido, y atemorizado, fol.jo,
Enrique Gran, de nación Alemán, en4a
diftincip 10. en el cap. i. Florecio por los
ai»t>sde 1480.

A rticulo q .fo l.33.



Parte fan Policarpo a dar \ i obediencia
al Romano Pontífice, fol. ;6. Eufebio
Cefarienfeenfu hiftoria. Florecio por
losados de?; o.
Las animas de Purgatorio hizieron el ofi­
cio por vn fu deuotp, que en vida las io-
<orria3 fol. i 8. Henrique T entonico dif-
IN D ICE.
tintioíic ;íc.<>4.Florecio porlosaños I480
Poc las oraciones y filencio de vnos reli-
giofos, filio del Purgatorio vn Ar$:o-
bifpo. fol. 58. Fray'Láurertcio Surio eñ
el tomo i. en 20. de Abril; Florecio «por
losa»osde r 577.
Cay& vnrayo fobre vn hombre que no hi­
zo cafo déladefcomunion. fol. 38. San
Pedro Damiano Cardenal, y Obifpo-de
hoítia,en laepift. 2. en el tomo <íc IarBí
blioteca de los fátos Padres,fol.tfi7.d6de
eftan fus obras.^ Florecio por los anos de
i?oo.
Defcomulgó vn Abad a quien le húuieíTe
hurtado vn anillo, vn cuerno que 1c co-
gio, enfermó,.y llegó a punto de r a e r ­
te. fol. 39. Enrique Gran Speculo Mag­
no, diftinft. j.exemplo f i.Floredbpoj
los anos de 1480.

Articulo 1 0 -De la remifsionde los pe·


cadoi.fol. 40.

Articulo 11 .fol. 4 1 .

»S. Stanislao Obifpo, refucitó a vn difunto


que auia tres anos antes partido defla
IN D IC E
vida.fol. 41. Fray Laurencib Surio Car-
tnxano, tomo a. em i.de Abril,Florecio
por los años de 1577·

Articula 12 . fo l. 43,
Auiendo eftado docientos años vn caualle*
ro en vn banquete en el cielo, apenas le
jjarecio auia eftado efpacio de vn dia,
fo l,4 ?.HenriqueTeutonico diftindl.p,
cap. 64. Floreció por Jps años de 1480.

Cafa 4, del P a d n N ueJlro,fol. 47.

■Rozando vn niño el Padre Nueftro fobre la


fe^ultura de fu madre, vio vn Obifpo
que facaua con vn anzuelo de oro vna
muger muy hermofa. fol. Hénrique
<3can diftin&.9. cap. 14 3.Florecio por
• Jos años de 1480..
Re^ael Niño Iefus el Padre Núeftro, y
Alie Mana , juntamente con vna mu­
gen. fol· <¡6. Pelbarto de la Orden de fan
Francifco, in Pomerio lib, par. 4, cap.
5. arde. 3, Florecio por los años de
INDICE.
Cap. <$. Del Aue María, fol. 57.'

A Santa Meti.ldesle dize Nueftra Señora,


■ que el AueMaria.es la falutacion que mas
le agrada, fol. 60. En fu vida, lib. 1. cap.
59. I-fcriuelo el Padre luán Rebelo de la
Compañía de Iefus, en el libro dslRó-
• fario, cap. i9.ar. 1 .Florecio por los años
de i<5 io.
Sale por la boca de vn difunto vn ramo-
éncuyas hojas eftauaefcrito. AVEM A­
R IA G R A TI A PLEN A , fol. tír.El Car
denallacobo de Vicriaco en fu libro in­
titulado de las abejas, tomo minnrumo-
perum, opufc.de partic. iudic. capi­
tulo ro. Florecio por losaños de 122.0.
Rezando vn Aue María cada día vn hom­
bre falteador, le truxo Nueftro Señora
carrera de faluacion. fol. 6 i. San Vicen­
te Ferrer al fin del ferm.3. feriaz. roga-
tionum. Florecio por los anos de 1400.
Cantando vnos Religiofos la Salue Regina
aparecióla Virgen Nueftra Señora con
fu Hijo, y les hizo muthos fauores fol.
63·
Da Nueftro Señor en el Cielo tantas coro­
nas, qüantas Coronas, y*Rofarios reza­
mos en la tierra. fol. 6j .
INDICE.
Licúa laVirgen al Ciclo tres dof)zellas,que
con mucha dcuocion rezauanel Rofa-
rio, fol- ¿4.
D os Angulares cafos que acontecieron a
vna deuora de nueftra Señora, y defu
Corona. fol. 66i
Nueftra Señora acompañada de muchas
virgrnes fe halló a la muerte de vna paf-
torzica, que en vida le rezaua el Rofario.
fol. <58. ,

Cap. 6 . De los diez Mandamientos. f o L j 0.

Primero Mandamiento, fot. 72.

Lleuanal cielo la Virgén,y íuHijo a vna


donzellaque amáua mas aNueftro Señor
que aíí afcefma. fol.<S>í. Enrique Gran en
ladiflinft.9. exemplo 74. Florecio por
losañosde 1480.
Procuró el demonio, quevn monge noa-
doraíTe la imagen de Nueftra Señora.fol.
7g. Sofronio Patriarca de Ierufalen en
fuPrado efpisjtual, cap. 6 . cuyo autor
fue luán Cuyrato. Florecio por los años
de 600.
.Segundo^Mandamíente, fo l. "J9>
Dexando de jurar do? mercaderes, venie-
IN D IC E ,
fon a enriquecerfe mucho. fol.83.Cef.
de la Orden de Ciflel, lib.;. c. 37. Flore
ció por los años 1200.
Caftiga Dios con muerte repentina, y con
pena eterna a vn 01090 jurador, y juga­
dor, fol. 84. Sacofe de vna Arta devn
padre de la Compañía de Iefus, eferita
enFlandes.a p.deMarfo de 1603.para
el P. Ricardo Alie, confeflor de la R ey
na de Efpaña Margarita de Auftria Ñ. S-
Ttrcero Mancamiento, fol* 8 4 .
Guardando las fieftas vn oficial, y oyendo
MiíTa, tenia todo lo neceífario: y otro
que hazia.Io contrario de todf» eítaua me
nefterofo, fol. 87. Fray Laurencio Su-
rio en la vida de S. Iuan Lfrnofhero, a
13. de Enero. Florecio poríosawos 1577.·
Vnamugcr quegaftaua lasfieftas enbaylcs
laciuos, fue caftigadacon muerte repen­
tina, y defpeda^ado fu cuerpo por vn
demonio, fol. 88. Fray Tomas de Cátri-
prato, lib. 2. cap. 49. part. 13. Florecio
por los a»os de 1270.

Quarto Mandamiento* fol. 8 S .

Vn moco fue ahorcado en pena de la poca


obediécia que a'fu fnadre tenia-y a otro
I N D I C E . /
le fue cortada la mano con que hirió ó fu
padre, fol. po. Hinrique Gran, de nació
A lem a», en la diftin&o 9. en el cap. 1 <¡c,
Florecio por los eñoí 1280.
V n logrero fe condenó por nodexnr a fus
hijosp&bre,fol.’ p r.¡E l Padre Fr. ChnC-
toual M oreno en el libro q intitulo,Ior-
nadas para el cielo.

Quinto M Andamento fo l.' 92.

Viene del infierno virtiombre y abrasado]


a otro con quien auia eftado enemiftado,
felelleuó coníígo a padecer lo que el pa
deciera en el infierno, fol.. p j. El Padre
Fray Chrifloual Moreno en la lomada
primera*cap. 57. Florecio p o r los año;
de i f 70.
Eftando haziendo los oficios aun hombre
que no quifo perdonar a fu enemigo, vn
Chrifto crucificado defc»clauando las
manos, fe tapo los oydos, fol. ¿>4. Enri­
que Gran en la diftincion 9. cap.pf. Fio:
recio por los años de 1480.
A fan luán (íu.úberto, porque perdonó a
fu enemigo, le hizo muchos fauores def'
déla Cruz Chriflo nueftro Señor, fol.
• 95. S. Antonino de Florencia en 2.part.
tit. í.cap.i7.Flor<?tioporlos años. 14*9.
I N D I CE.
Sexto Mandamientofot. j é . '

Caftigan én el infierno a vn mofo defoite-


fto,Tentándole en vna filia de fuego,po­
niéndole vna capa de llamas, y dándole
otros tormentos, fol. 97 -Henrique Gra
diftincion p. cap.85.y allegaaPedro C lu
niacenfe. El*qual Florecio el año de
' 1140.
Chrifto N . S.a vn mofo que yua a ofender
le,le aparece,y aparta de fu mal intento,
moftrandole fus fantas llagas, fol. 9 8 .0
D o& or Bafilio San toro, en la 2. p lib. 4;
cap. 89. Florecio por los años if88.

Séptimo Mandamentofol. 9 9 .

HurtQ vn hombre vn lechon, animal cer-


d o fo .y e n cafiigq deftol« hurtaron vn
cauallo á el, foljÜf% San Pedro Damián
Obifpo de Hoftiá, Epiftol.8. Eftanfus o-
bras en el to m .; . déla Biblioteca de los
fantos Padres, fol. io i. Florecio por los
años de i í 00.
Lleuafe el demonio kvn mercader, áuien-
do tenido primero muchas amonefta-
- ciones para que lalieíTe de peccado, fbl.
102. Padre Fr. Chriftouaí Moreno en l.i
IN D ICE,
jornada i. cap. 37. Florecio por ios anos
«le 1570.
Vn hombré reftituyaRoda lo mal ganado
.. que tenia, y fue lleuado al cielo , mani*
feftándo efto los Angeles, fol. 1 03. Fray
Bernardino de Buíto en la primera par-
te de fu Rofario, ferm. $ 1.

O&auo Mandamiento, fol. 1044

No fe pudo alc a fa r de vn murmurador q


fe confeífaíTe. fol. 10 6. Enrique Gran
*■ diftlnft. 9 . exemplo 5$..
Vn murmurador apareció la lengua de fiie-
ra, y haziendolapedamos, fol. iotf.ElDo
ftor Santoro, lib. x. cap. 8 i.Florccio por
los años de 1588.

Nono Mandamiento. fo L 1 0 7 .

A vn Religíofo de SartiFrancifco, le fue


moftrado el valor con. que algunos refif-
tena las tentaciones fenfuales, y la tibie*
za con que otros las defecHan. fol. 108.
par. 2. lib. 7.cap.ig. déla CoronicadeS.
Frácifco,por Fr.Felipede Sofa,a»o 1*77
VnAmuger fe codcnó por |no auer confef-
' fado vn mal penfamiéto de deshonefti-
dadeonfentido. fol. 10$. El Doctor Fr.
IN D ICE,
íuan Raulin en el Itiniario del parayfo,'
q u e afsi llama a los fermones de la peni­
tencia, ferm. I I , Florccio por los ало *
de ц!£о·

Dccime Mandamiento, f o l .1 0 9 .

El Abad Zenon fe caftiga a íl mifmo como


a ladrón, por el defleo que tuuo de hur­
tar vn cohombro de vna huerta, fo l.u o
Pedro Sánchez de la Compañía, en el li­
bro intitulado Reyno de Dios, lib. 4.
cap. 7. kn. 37. Florecio por Ios-años dt
1580.
Cap, 7. De los Mandamientos de U
IgleJja.fol. 1 1 q. *'

Primero M andam ienu. f $ l . 1 i 1,


¡Mata vn rayo a vn mojo que fe fue a caja
íinoyr.Milfo f o l . n i . San Antonino
deFlorericiaj 2.part.Theologal, titulo
9. cap. 10. 2.enlasvltimaslineas.Flo-
recio por los años de 1459. #
Vnpage de S. Ifabel, por fer amigo de oyr
muchas Miflas, 110 fue echado en vna cá
dera de fuego, fol.j i z. P. Fray L u ys da
Granada en la 2.p.defuCatecifmo,enel
G.i7.$.io.Floreriopór los años de i> 80.
IN D ICE
Segundo Mandamiento, fol. 1 1 4 .
Muére de contrición de fus pecados vn m3
cebo queauia muerto a fu padre,y viene
vna paloma con vna cédula, en qu&dize
eíMfu alma en el Cielo, fol. 114'. Fray
. Chri^oual Moreno en la jornada fcgun
da en el cap. 4. Florecio por los .años de
1570.
A v.n hombre que era enemigo de confe·
far, fe le aparecen dos demonios en £ gu.
radedo$ Religiofos,y lelleuaron conli
• go al infierno, fol. 114 . Fray Bernardi­
no de Bufto en la 1. par. de fu Rofario,
ferm. 3<5. Florecio por los años de 1480.
Vna noble muger que de vergüenza rio c6·
fefsó Vh pecádo, fe condenó, y apareció
a vnos Religiofcs. fol. 116 . Fray luán
F.rOlt llamado el Ditipnlo,enelPromp·
■tuario délos cxemplos, en la tercera C.
exempló 14· Florecio por los años de
M ío.

Tiretro Mandamiento.

De vn Obifpo que vehia el eftado, y difpo


. ¿Icion de las almas de los que comulga-
uan. fol. r 18. Enrique Gran diftinft. *·
cap. i 9o, Floreció por los años de 1480.
IN D ICE.
Saüóito-aiflezir Mifla vn Sacordóteetfpecá
do mortal, le ciñieron el cujrpodos fer-
pientesfy boltiiondo do dc^irMilTa eres
dras¡íín¿5. fol; i ií >. Fra/Itían G jI cB la
orden de S . Domingo, en él libro intittí-
- lado Scala cceli. Floreció por los año$.d&
604.
Vn Conde muy-íiitíigo de comulgar,traye
dolé el Santifsimo Sacramento a ia ho­
ra de la muerte , y habiéndole con la
Hoftiavna Cruz en los pecios por no
poderla reccbir: el pecl^ fe alírio, y le re
cebio en el·. fol. r zo. Fray ChriftoUal Mo
renoenía /ornada 4. cap. i?. Elorécio
• por losítiios lí.70.
Por Vnftífiii¿io qñe hizo al Sarttifsítflf? Sa­
cramento el Canda.Rjodo'lfoí fue h&oho
Emperador, fa'i.-ní. Fray luánde-P^nfi*·
• da, j-.phr.'de taívíonatchia £defíaftica¿l)b,
r ía.cip. 4. Ffotécio por losajbsdtfi.jíjo.
Qj^arto Martdairtitnto.'fyí. 1 0 6 .
Vna muger por no quebrantar el ayuno
p.ldé.cip grandes y l<jvfyifnu
muerte, fol. Fr* Pedro Maído*'
n.id >de. la ord'e de S.Ágtiñin, en el libro
intitulado,Tr.#as yAxéxciciode vrt OM-
tori-),en el di.ilogo defayuno, cap. <J.Flo
.'rscííxjfettf. lo» Jpi&dz ¡ 6 ;’.fo·.·
INDICE
Vn Rcligiofo cumplía con fus ayunos, coa
cerando configo de Guardarlos ,, h.tflij
hora de Tercia, &c. íol. iii.'Enrique
Gran· diilinidt. 2. cxcroplo 2.8. Floreció
- :.'j>or los a»"S de.1480,
-.Ahogofe comiendo carne vn dicipulo de
San Odilon, fi'l. i2;,.San.Ajicon¡r!0; 2.
í 5. cap. 15. z. Florecía poy los
años 145P.

Qm ^ qM Andamiento, fo l. 1 23.

Las troxes de tti hombre eftauan mengua


¿as,y cl'demonio fobre el trigo,’ por no
auer pagado les diczmos.fnl. Hn la
vítfa defan -Aníelmo Ar90bifp0.de Cart
-•fudria. Florecio pqr los años 800.
Díoscnriquecioavn hombre qu.e-pAgaua
í'·· 11 el diez-rtib. fol, .114. Fray Go4ejfeal-
-có Wolén^dc la Orden dé S. Agúfim,en
el torno j.frrm . 9 9 . en la letra F. Flore­
ció po.r los anos de 1460.

CaJ>. S.Dp los G o n f rjosEuan¿cli-


c iií.f c l.1 2 4 .

E x m ffo fr im t r .o .
ín d ic e ;
do a Religión, no correfpondio a la Di-
uina voCacion. fol. tzC. De Ia2. par. d¡3
la Goronica de SanFrancifco, lib.^cap«
13. eferita en Caftellano porFray Feli­
pe de Sofá. Florecio pór los a5 os.de
i y77.
Llamó a juy^io Diosa vnoquefalio déla.
Religión, ya fu padre que le facó. fol.
a ¿¿Enrique Gran, dift. xo. cap. 23.Fio·,
recio por los a»os de 1480.

C «f*y£> t\o sjiete Sacramentos- fó l· 127.1

D el Bautifmo. fo l. 13 0 .

Con elBatitifrri& flíe libre dé vna lepra el


Emperador Conftantino. fot. 'r P'a-,
dre Pedro He Ribádeneyra ¡de la Corrí·'
~p.iñiade lefus, en la vida de San Syl-
r usílrfi Papa, a 3*·. de De¿iembre. Floré-*
' ció por los años dé ,r603.
A San Gines reprefenrance, le moftrSt'on
los Angeles que quedaría líbre de fus Pf-
• cados, recebiendo el Bautilmo,/fol.r;4
.· Vincencio Beíuácenfe, lib’.’iVCap. 10,4.
Flore’cio por los ¿ños de 12 Á '
I N D 1 C ti.
De laQonf.rmiicion.foL 134.

Vncidgo que por arre del demonio vehia


algunas f orfas, recibiendo el Sacra mentó
déla Confirmación, el demonio 1cdexó
.y ccíTóelconocimiento, quede aquellas
cofas tepia, fol. x3?. Tomas de Cjantim-
pfiitp, 1$>. j . cap. í 7.pare.Floreció», por
los años He r 270.

De la Euchartfliayfo l. 136.
·■:■· ^ - · · *
Satadevría Hoftii, que hirió vntudio, a-'
bufidancia «tefaingre^y con yereftono
fe quiere canuertir, fot. 141. Padre fray
•laytneBleda, en el libro déla Cofradía
jde UM iW P«, milagro 20. FloKfci« por
"|<js aACvj^e;f ¿00.. ; . .·_■ ·.
Jtyfp réli$¿yí$o defan Genony!irno,.que t^nja
acerca <íeÍ3antif5¿rpq Sac^a-
. m ^ o ^ ’j^íefaparecÍ9 laHofti;* y el LVn
guis.· y Gaxañdo dcfpues la Hofti^, fe. pu-
della qi*a?>ta fa»-
« r f o i * 143. En la;hiíio,riadel
Brier>^e^wadp' fan. Gerontyippr Ub» i.
tajp. Ef^rit^por el P.adr^ Fr^y -Iofeph
’’pe S ig íle la . Floreció, por ]osr3¿Q$
' ‘ ·· ·S
INDICE.
D é la Pentfemik-ifol. 145.

El demonio en figura dé vn perro; deleita


9a el cuerpo de vn ino^o que auia coftfef
fado mal, fol. 14'ú Padre fr.iy'Bcrn.ifrdi-
no de Bulto, en el rom. 1. di fits férrno-
. «es, en él fermori t f. Floréelo por los a-
ñosdei48o.
Apareció vn mo^o cercactoflc llamas, y ata
do con ¡radenas dé Tue^Oi qíié^ñfiífenó,
pero fin dolor dejas peccados. fol. 14^.
. Ccf.irSó'en los Diálogos, lili.arcáp.í?.
.? FlorccK>pórlosáñosdé 1200Í·'
C ójj(tirado por S'itn Berrtard'Vvh ¿n^ííno
niado, dixo tcniá deníro dcTr tres demo­
nios; quéfc ll.uiiákTGierFábótfus.Cikr-
ra bocas,JCicrra'có'rafóné^fiil.· »..fbvErt
la vidí de-Snrr Bernardo, el qual Hbretio
por losíi'ilosdé 1F40.
Muere fin cónfefsiori yñ moprfíqíñe:di'Btó
la con fefsjori, y Sli £Üérpo^cW»vm4Tup
.licuad > AViníiériio/fol. 1 ^f .'PráyBei'hár
dino dé Bufeo coitió-i .feriridü i j. Flore*
' ció por los á'ño ¡' dé í 48 ■).
‘ ·'· ' ' T■'* '· ■·,
De U Extrem a <ptuior},foL \ 5 1 .
Vna fanta vio loíéfetosq ha'y.SélSacramé
• jro:dd>B4Utifiñépy^!á' Erichí riília, y de
IN D ICA'
la Extrema vncíon. fol. 1^2". Fray Lau­
rencio Surto en fu vida, en el to<|o j.
Floreció por los años de 1 575.
y.iénclaReyna del cielo, y v.nge con olió
fanto a fray Reginaldo, y con eíto le dio
ialud.fol. i«r; .En la hiftoriade fanto Do.
mingOii; parte, lib. 1. cap. 3;. eferira
por el padre fray Her nando deí Cafiillo
Fiorecio por los anos de 15:87.

;. -Pfil Sacramento del Orden.fol. 1 ^ 4 .

^ ñ Fráncifco no quifo fer Sacerdote, y


reuerenciaua mucho a los -Sacerdotes,
fol. 154.,§án Buenaucntura en fu vida.
Florecio,por los años de 1250.
Muefíra éj. cielo con fcñales lapreparació
que vn RelígiofQ tuuo anees de dezirMif
Ík.knlaCor'onicadclaorden déla Car
tuxá.fol. 1*4. Refiérelo el Padre Fray
.Chriílqual Moreno .en la lomada 4¿cap.
. rjr. ejemplo 3. Floreció por los 1570.
Con vna viíion moftraron al Abad Rupcr
' ¿oel gran bien que, el Santifsinio Sacra­
mento comunica al alma. fol. 1^5.Sacó­
le del libro 12. que el mifmo Ruperto el
crlifioiobre S. Matheo, cap.26. Flore­
ció por los años de m 20.
p e vn Sacerdote qac ceiebrauá en peca^
I N D T С E.
do, r.nurf Гаям Brígida vna rpueberon,
rogand'·» л nneftro Se«or рог el.foJ.: Jiji,
.En el c¿tv5+. de las retielacio.ncsdfr&n-
raBrigtíb, aprou.uiis рог el confilioaSe
En;l!c¿. Florecto efta lauta por los años
de i j 70.

D?l S*br*mento del Matrmonio.fol. 1 5 7 ·

I)/??.cafados, et νήο que hizöddultcrioify


•<*.í. РЧГА q«e tuuo voluntad dchaacrR,
fueron ¡licuados en νίίΐοη al infierna^
ver las pen;i$ con queft natoimciítdíWs
Jos ."dulceros. fol. j , 8. El padre fray Her
nando del C aíl'loen la primera parté
dé la hiftoria de S. Domingo en el bb.i
c.ifh.sjí).' Floreció por Ids años de а?8т-
A luíínn^.y B.ifiiifa apareco Ghrifto, y lu
Reym Nueflra Señora co.nmucnos’S£r.
tos, por auerfe determinado de gnardir
hcaíWHd. íol. /¿o. l.tpomano .19. de
Enero.Florccio por los años de i 550.

Слр. j o .Dslás vi/iíides engencvil.fol. i6 z.

Cap. u .d e lá$ viriudcsTbcologsles :f . ib 3..

Р > !а Г с .
Queda,vn hombre с;ср.<ь que fingió ferio.
IN D I CÉ.
y rftífttuyeftlcla vifta vnosÓDnpps'Ca-
:tbf>lÜc¿s, fól. <e,-. Sari· "Gregorio Turb-
wénfc/librU.'^t! l.i Hiftória cíe los Francfc-
• -fos tap. j. Floreció por los añosde <5ob.

Déla Ef¡>(ranea.
C h r»ftd cnrfquiceo a vri mo^o q»e''í>$riun-.
ció la herencia de fu padre, por tener a
\fucd»q»ña ’Magéftad pof" tVJtórí fo lriíS .
Erado efpirirual, cüyf>'antór ft o liu n
.'iBnyrapo liiorrge, cap, 201, Florccio por
>Jds3ños detfoó,- ------- , .. - -
__r \ .

■De la Caridad.
.« ··' ‘ · í
J>rnra caridad do dos cafadós. fol.ió^ .Fr.
jSernardino deBiifto en la ¿, par; -cn'fci*
• ierra, 34.Florecioporlos añosde r^Só.
·_* ·’ ■».· „ · , ...... y
' ■ · · y- :

O ap iih D eI qí virtudes Cardiria-


' · les. fo t. i6 g .

De-la Prudencia.

La gtóde prudécia cocj S.Anfeltno gouerno ‘


vn mofo diioluto de fu mifmo inonefte-
<· rio.f.170. fr. Súrio en ía vida de S.Anfel-
ÍN D IC E
m6. tomo’ z .a ir de Abnl._Floredo por
los años

D e la lußieia.

(Eomno erHijodc l a Virgen falio fiador de


;.vn Chriítiano a qiwcnvn ludio pteftcM·
'¡iTicros. fol. 172. Vincencio BelitAcerife
Jib. 6. cap. 1 z . Floreció-pór los años d¿
I

De la Fortaleza.

Vrpfoldadtf;fit£récfo cjtt.ttro eófórtás, Pnr


•*'sf6ér vefteirfe íjuatiró tentac^6fer<Í&’ He-
••mbíiió; föli ?^j^Ertrr^^^a¥i5Íáp;J07«

Nueftra Señora coníoló y regaló con vm


congrua a cfeVtdf¿R^Il^>Vfos otue cornil
pobrpmenre. rfol· 175. V in ien do Be!»a-
‘ c.?p.‘ 1c £ jélórecíó*por les
:iátíoá d¿ r íik . -'

Cdf> I J.de losJiete dates del F.fpir¡:u Safo-.'fili f j 6

Cdp.-i ^.de Ins'^cffo'BieMerítiíracAs .fol. 177


Capt/Í^. Üé iúijibir'di deMifiruerdik; f&l, r 78. ·
INDICE-
Exm plo prmerg.

P e vn hombre gctil, que por conTejo de fii


nutgei· dio de limo'fnn ciertos dineros, y
Diosfelosrcflicuyói fol.,i8o. Sofmnio
enelcap. itír. dél lirado cfr>irít.u;il,cu*
yo autor fue [или Ешгдго. Flofecio por
los ados lie бою.

Exemplofegmiio.

V n hombre que auia treynta años que no


fe confeifaua, por auer •ijofpe'd-ndbr.díií
:Pvdigibfos de. 3 afi Francifc©., je 4 io,
Contrición dpj ,:y · fe feluí).
íbl. iS i. Fray Chriíbual Moreno, en U
jornada j. cap,,j 4. eícipp^q^ Fiorecio
por los años de 1570.

Extm phtcr cercas

Sap Paqlijip. dc.iñi w lu ntad íe^uedpi f¡a$·


tiuo,-'para que fucíí: refeautío vn hijo
'áe vna.viuda. fol. 184. Sari Gregorio ca
fus Diálogos, libro j . ca$.,iy

Е*еЩ 1о qu*rtp.. .
\Vaho'mbfe hQÍpedau*
I N p í CE.
Ieaparei.no ChriílcY, y le dixo, qáe cott
razón Jeéxcluyria. de fu ceieíUal cafa,
pues el excluía afsi'á fus pobres la fuy*
ijbl. i$?. Enrique Gran difiin&. ¡?.cxemy
. -pío 3. I lcreciopor los a«os dé >pKo.

Ex'm plo quinto.

Diye Chríflo aEdicío: A ti,y atú ^»oííeri-


dad no fal^rá pan, pues hartafle miham
brí, hartando mis pebres, fol. Y8<f. San
Gregorio Turonenfe lib. 2.hiftorix,C3p.
4. Florecio por losados de í o p .,.

Cap. 1 6* Délos vicios y pecado?en ge~


' ' n sra l.jo l- 187.

Cap. 17. D el pecado original. Ji¡l: 18

Cap. 1 8 . Delpecado inórtalyveniitl.

Cap. i g .D e losJtetepecadot espitó­


les.fol. 1 9 1 .

• Eximplo primero de la Soberuia·


Como cafiigüDios fa'fó6eruia.de vn moge
iof.i$f.Pa)adio, c.46. floreáó año 440.
I N O I GE.
'E&yhípló D e la Avaricia.

Los ídemo nios e n fi gura de bejti as le co‘Vn!e


rón l is troxesdi vn rico inhumano', fol.
196 . Padre Martin del Rio, lib .;. Mari.t,
quarc. i.qunefí. i? fe ¿lio. i. florecio por
los años (Je. i^ i o·

.Exentólo tercero de la Lttxuria . . *

£a atroz níijerte quecl deniqnio dio a vn


mnloy déshr»nefto riiofo. fo!. 179. Padre
Martin dfi] Rio)>lib; 3. qiMeftjpniirn. Ma-
gicar.* qií.rft, 7. fe£t. 1. Forecio por los
años de 1610·. · ’

Exemplo qüartode la irá.

Cort^ERH^feaÍHgí>4álit3 de Vn‘3 donzefla,


fol.tp^.Ceíario Ii<>..‘4 .col.z. Florecio por
lósanos de n o o .
t's

~Exempi$ quinto de ¡a Gula.

Com o <afligo Dios, v remedió la Gula de


v n a tTi‘ó rffá,' foÍ. 1 p p .'ífí s^éndrable S e d a
<¡p~¡a,vjda de, Huita B 11rgu ndofora Abade-
& . .F^£aop,or.;losaños de <?8*.
I N P I C E.
•E xem tlofexto de la Embidia·
■'■. - .' .v
Con lo que vn ruyíi por. imbidia engaño,
quedó engañado: f o l 200. Fray Goáef-
calco tomo i . canción, ferm. a^. Flore;
ció por los años de 1460.

Exemfclofiptimo déla pereza·

Defcubrevn Angel a.vn moijge quanto


pierden por fer pérezofos les Hom bres
fol. ipo.Padre Alófol^odrigu^¿, tomo
i.2.p.c.2t.Florecio por losañós itfio.

Cap. 20, de lospecados (ontr# el,Efftri*


tu Sanie, fo l. 2o í. -

Cap.21 .falos pecadasque claman ep fi


Cielo.fol. zo2.

Cap. 22.de las qttairo Pojlrime-


n a í.fó i. 202.

Extm plo primero de la mueütti


Mneréfln confefsion, y llenan Ylt alma a;
infierno les dcironios a vn mancebo dif-
traydo. fol. 104. FrijjpToffi¿s'tle Canri·
patro; l:b. 3. de vninerf;:Ii bono, c.’.p· 30,
IN D IC E ,
par. 9. Florecio por los años de i ¿70.

Exm plofegfindo del j uyzto.

t s vn hombre preíentadó' ante el tribunal


de Dios, y librado de las penas clol infier­
no por la ínrercefsion de nueftra Señora,
fol. aó¿. enla Anua de 1590. donde fe
eferiuen las coías que hazen los padres
déla Compañía de Ieius,

Exím alo tercero del infierno .

•^us demonios lleuan al infierno vn honv


bre-que dixo, eftaria en elporgo2ar de
vña buena comida. fol. 206, Fray Ber*
mrdino de Buftos .in 2. p. Rofar. ferro.
¿¿.'Florecio por los a»os de 1480.
'- 1
E xem flo quartod* la Gloria.

Dizenle к fr. Iordá, q no ay cofa en el mu­


do q fe p^íTa cóparar сo lavifta de Dios,
fol. 208; Ennqile Gran, diftinft. 9. exem
: pío ¿4. Florecio por los años de 1480.

F IN T>S ¡ T A B L A .
. LVCHA,

O e O M B A T E
E S P i r I T V A L D E L

alma con fus afedos defor-


denados.

CO\APV£STO EN LEN-
gu* Italiana por vnjieruo de Dios,y tra·
dt*\ido en UCajlellanaporLuys de Vera,
Secretario del Excelentijsimofeñor do»
He<?lor *Ptnatello, Duque de Monte Leo,
Viforrey,y Capitán General del
Principado de Cata­
luña, & c.

Cambien van tradvz


das al fin las meditaciones de los
dolores mentales de Chrifto
N.S. del propiio Autor.

Mm L irio*) forM a tb h iR o Íri¿u tt


Anno de ] 6 3 o.
. A L A S MV Y R E :
v e r e n d a s m adres
1 dclMonafteriodeS.Aridresjdc Ve*
nccia, delícofas de la perfecío
Chriítiana.

L eñcedido defíeo qtié enW


Referencias he conocido do
caminar fienipre con pafloj
toas aprcfurados a la períeció, y al a
***pr del q por nofotros fe dcxó po-
fler en vtia Crüz,q no a las aípereza*
y penitencias que hafta aora han he
chó, me ha obligado a tener en cicr
to modo inquieto el animooyendó
neccfsidades d i las almas de V .
Querencias. Afsi porque ya rae tc-
gopor gratificado có el gufto qm<
^a la efperafa q he cócebido de q ha
Reproducir la palabra de Dios co-
p io fo fiu to en los co n co n es ¿ C V.
Rcuctcncias, como porq yo le he h*
cho m ucho m enor del q [c deiiia al
deíTeodeV.Reucrcncias, y a mi <r
bligacion;y citando con penfamiefl':
to , y cuydado de fuplir cito en par*
te, y auiédo llegado a mis manos al­
gunos pape Ies acerca de mortifr
caciódetas proprias paGionei,de<j
titas vezes he hablado a V .Reueré'
cías,me ha parecido por confnelo,y
remedio de fus almas hazerlos im ­
prim ir,y dedicarlos aV.Rcoerécias,
porcj fiédo nueftra vida vna cótinai
pelea fobre la tierra,podra efte libro
ícniir para eníeñarfe V.Reuercncias
a pelear contra fi mifmas,pucs el Se
ñor las ha llam ado có cípecialidaJ
a efte no m enos gloriofo q difícil có
bate.N oíe trata aejui de dcílruyrlas
Ciudadc« ageaas, íino de vencer la.
telútad propria:no de adquirir Rey
nos eftraños, fino de eníenorcsrrCc
del Rcyno q eftá dentro de nofotros
m ifmos.A efta guerra efpiritual có-
bido a V.Reuerencias: anees nueftro
C^pican Chriftolas combido,que a
uiendo perdido por nofotros fu vi­
da en la Cruz, quedo el mundo con
maerte vencido. Efte Señor es el
^ue nos llama,y incita a vitoria,y
fu erte de nofotros mifmos, para q
con fu Mageftad víuamos en eterni
dad. * °

Siertto en ti Sefitr, deV.R.Ccronitni


Conds de Porcia el viejo.
AL i e t o r ;
. ^
O auiedo el autor dfr
fte tratadillo del Co-
km batcjoluchacípiritua!
trabajado c ci co fin de q falicí-j
fe a los ojos del mudo, fino po^j
c5fucIo de algunas almas deuO'
tas q fe lo pidieron, en fin llcg¿
a manos de pcrfona,q quifo poí
el hiende muchas, qfe impri-
micíTe, y auiédofe aora de bol*
uer a imprimir por la inftancii
grade q de muchas partes fe Itf
hecho,ha añadido el mifmo au­
tor algunas cofas q ferá de pro­
vecho, y de cofuclo para las peí
fonascfpirituales,de q me ha pa
recido q eílen aduertidas para q
entré en la letura co mas gufto^
I V C H A , O CO M BATE
E S P I R I T V a l DHL ALM A
con fus afc&os defordsnados.

C A PITV LO T.
E N QV£ CONS ISTE L A PER·
ftetón Chrijiiina^y dt quatre cofas
ncctffarito para d a n cd rU .

es U m ayor, y mas noble ern·


prciHi, que dczir, o imaginarte puede) has
de entender, y faber anres, en que cor.fífta
la verdadera,y perfeta vida efpiritual. Por­
que muchos fin caer en la cucca,U h ápueC
toen el rigor déla vida, en la maccracion
de la carne, en los cilicios,en las vigilias,en
los ayunos, y en otras femejátes afpere^as,
y tonalidades de! cuerpoiotros’efpccialmS
te las mugeres) fe perfuade auer llegado a v
.na grÁdo virtud, quado dizc muchas o rado
fles.oyc muchas Mili as,largos oficios, y fre^
quctald<ilgleíías,y lascomumoncs. O tros
lichd, icrmfáti
d o s (enífe los quales fe halla a vezes alga*
no, que vertido de habito Religiofo, viu e1
en mnnaneno) han crcydo qne la perfe*
cion de todo punto depende, del frequen*
tur el coro, do! filen ció, do lafoledad, y de
le regular, y bien ordenada diciplina; y afsi
e n cftjs,y e n otras acciones exteriores tic**
he por cierto,q fe f«ido e* efiado perfeto de
los hombrea efpirituales. lo qual verdade*
ramenteno es afsi, porque las obrasdichas» i
fon algunas veres medio para adquerir ef- |
piritu.y otros frutos de efpiritu, y por eíTo
no fe puede d e ’ir,q en ellas Tolas cóíifta la ¡
j>erfecion Chriíliana, y el verdadero efpi­
ritu; aunque fon fin duda podcrnfifsimo
medio para adquerirefpiritu, aquellos que
bien, y dtfcreramente vfan delhs, para to­
mar vigor, y fuerza contra la propria ma­
licia, y fragilidad, para armarfe contra los
aíTa'tos, y engaños de nueflros comunes e-
nem igosfy para apercebirfe con aquellos
focorros efpirituales.· los. quales todos los
fierttrsdeDios nueftro Señor, y efrecial·
mánte le s principiantes, han meneftor.Fro
to^ de efpiritu fóen Ia< perfonas verdadera
mere efpirituales. y a'libradas q caftigan el
cuerpo.porq haofédido a fu Criador,y por
*ter.er!e humilde en fu feruicio,viué en filen
«io,yfoledad: porhuyr qualquier mínima
•Jlfpirtaal dtl *lmi. {
oft nfa de Dios N.Señor, por gozar y con-
toerfaren el cielo.atiende al culto diu in o,y
Jas obrasdepied-id.y orí,y frecuéntalos í í
tos facramctos para gloria deDr'S N^Señor
y para vnirlc fiépré mas por amor có fu di­
vina Mageftad.Mastodo fu f&dair.cto prin
opa' ,le pone en otras obns, y no en lis cx-
terjoresq quedan dichas. nop<~r defetos ñ
*Mas tengan en fi(q rodas fon íanfs'ntac} fí
110por culpa de losq las vfan. porq fon mu ·
chas ve¿es caufa de masd.iño,q no los r e a
clares, v manifieftos,y eftoes, pon' np.
fliédo en ellas folas todo fu cuvdado.fc d ef
cUydan del hóbreinterior,dexádo?een m i·
^osde las naturales inclinaciones y del de«»
^onio f'tapado, el qual viendo ó eíV s fe a-
Pa*tande! camino derecho,los d ¿ti nofo
•améte continuar eftos exercidos có o.u^o,
^as los haae tambió re crear(fegun fu va n i
U^aginaciójco lr$ deley tes de la glora, d ■ ·>«
^«fe perfilad* auer llegado entre coro* de
á n geles, v fentir a Dios Nueftro Señor
<kntro de ü y y a vezes fe hallan abfortot
<n ciertas med iaciones ’llenas de altos, cu*
r,«fos, y dc'eytofos puntes, y cali oluida-
"Osdel mundo, y de las criaturas, les pa*
£ceauerfe arrebatado haflael tercer cis-o.
^croenquátos errores fe hallando» en-
ЬасЪл,о nm bttt
redos, y qoan apartados eíh n d ela рсгГв*
cion que nofotros vamos bufeando, facif*
mente fe puede colegir f¡ confederárnosle
■vida, y malas coíhimbres. Porque fuelc11
les tales ier hombres muy cabefudos.curií;
fos,y deligenres mirad.-»res,y murmurado*¡
ras de los hechos,y dichos d¿ otros, y íl 1°*'
tocaysenvn* cierta reputación vana qu*
pienfan tener, o le» aparcays de aqucll
uocionc* que vfan, o losqititayt Ц coftuiti*
bredefus comuniones, fe inquietan, y al*
teran fobre manera.y fi Dios nueftro Scñof
por reduzirlosal verdadero conocimiento
¡es cmbia, o permite traba jes, enfermed*'
«Íes,y perfecuciones(que nunca vienen fin
fu voluntad,y fon bs piedras de toqu; del*
fidelidad de fus íicruo)entóccsdtífcubreli
liilaf a,y el interior daño, y corrompido p£>f
Ja foberuia fecreta, porq en qualquier acá"
am iento, alegre, o trirte, no fe quiere reli*
nar, y humillara U voluntad de Diosnuc;
tro Señor,ni al cxéplo de fu bédito Hijo, 4
tanto fe humilló,y abatió,fugetar.dufc a to
das las criaturas, teniendo por verdadera
amigos,yabra9andoa losq losperfigué,ctf
mo a tnftrunietos de fu infinitabódad y ce®
pero dores de fu falud,y dc fu verdadera re*
formació.y mortificació. Y afsi es ccfa auc-
migada qlemcjátc géte cílápu«rta en
• flfpirituál ¿ti álmt. é
peligro,porq teniédo dofalübrado el ojo iiy*
terior, y mirado en íi proprio« las obras ex­
teriores q fon buenas, fe atribuyen muchos
gr.'.dv.sdepcrfecjcn, y enfobcrt’.ccidos,juz
gan a los otros .y no ay quien los conuierta
a ellos, fino es vna extraordinaria bondad,
y ayuda de Dios nueftro Señor.· porq m is
lacilmenre fe redu¿e a obrar bien c I p^cca -
«°f tnanifieflo, quccloculto, y cncubi::r-
*°conel manto délas virtudes apáreme-·.
Por donde fe vee claramente, hija mu. q
en las cofasreferidaf noeíUfc^nio aus·!"·*
dicho) la vida efpiritual, y afsi has de f · “ *r
<jue no confifte en otra cofa que en vn ver­
dadero conocimiento la bond id. y gr*n
deza de Dios, y de nucílra nonada-.de ¡a na
tural inclinación que tenemos al m ’.1 en el
ahorrecernos anofotros mifmos; c n c U .
^or de Dios, y en delapropriarnos total«
^ente de nueÁra vó'untad, y refignarno«
en la diurna, fugetandones no folarrer.re a
& Mage¡lad,péro por fu amor, a qualquier
Cr¡atura,licuado en todoefto porvltimo fin
•WeíTeo de*ágradarle,yel reconocimiétode
S afsi merece el fer feruido.y atnado.Efta es
JanegaciS de nofotros mifmos,q N . Rede­
dor nos pide.efta es la obedié^iaaq có obras
V co exéplos llama a fus Genios fieles, eíh es
Ja.ciUiq p fu amoroía ley les es pueda c los
Lutb/l·, t combáte.
hombros, y efta diloccion, y verdader aca·*
ndad tancas vczes, y efpecialméte en la v‘
tima Cena combidaa fus queridos Dicipu-
los, y a fusefcogidos. Y porque afpiran¿№
tu alaalreza de tanta perfecion, te has ^
h i/.ir fuerpaa ti mifma, y vencerte gene*
rofim enteen todas tus proprias pafsiones-
o fcin grandes,o fean pcqueñ.is.es muy n*
ccíTario que con va lerofa promptitud de * 1
nimo te aparejes para efte combate, poH j
el premio, y corona de tan grande vitoria» i
no fed* fino aesforfados.y vitoriofosgueí
reros· y quanto es nvis coftof.i, difícil, y tra»
baiof.i que otra qualquier efta dificulto^
lucha, y bien reñida batalla, tanto f«rá mal
gloriofo el vencimiento, y mas agradable a
D ios. Pues atendiendo tu atropelar,y dar
muer re i todos tus apetitos,y defleor defof-
denados por pequeños que (can, darás itu*
yo rg u fto .y feruirás masa D ios,fiqne te­
niendo alguno dellos,voluntariamente vi­
vo re a^otaflfoshaíl* derramar fangre,y ayu
ñafies mas q los antigos hormitaños, y A«*,
core tas: o conuirtieíTcs a millarts de almas.
Porq aunq de fuvo le fea al Señor mas gra­
ta la contisrfion de las almas, que la morti·
ficácion de vn pequeño aperitu. Tu no ha*
do querer, ni obrar otra cofa con mas cuy-
dado, que lo qucelmifmo Señor apretada-^
Z ff ¡ritual del sima. ■ 7
mente pide, y qirerejde ti, y es fin duáa.q
guita mas de que trabajes por la m ortifica·
cion de tuspafsiones,que de qualquier otra
cofa mas grande en fi, y de m ayor momé-
to en que le firuas, dexando en ti alguna de
Has viua. Y afsi hija,p n esfabeífeeu n eflo ,
en queconlíftalaperfccion Chriftiana, y
para alcanzarla has de emprender vna
continua, y porfiada lucha, conuiene que
tu como animofa guerrera, y enemiga de
t' niifina, te apercibas con quatro cofas,co
roo de armas teguras para licuarla palma,
y Quedar vencedera en efta efpiritnal con­
tienda, ycftasfonrla defeófianfade tí mif-
ma, la confianza en Dios aueftro Señor, el
e*ercicio, y la oración.jD e hs guales prin-
c’palmenteyremoshabIando co breuedad,
■andonos el Señor fu gracia.

C A P . II.

A defcon fianzade ti m ifm apedtt*

L alcanzar do tres modos.El primero


de los quales.q tu conozcas y confi
deres profundamente por ti no puedes a
f ar bic alguno» por no fer el hóV re mas apto
Paralas buenas y meritorias obras,qvna pie
para lcwantarfc per ú mifraa haziaarrí
tucbi, 9 combatí
fot; nímeftos inclinado al mal, que Urait-
ma piedra al dentro de la tierra. 1
El fegundo modo es que con humilde*
Juegos fe las pidas a D ios, porque es dotf
fuyo: pero es neceflf:iri· que para alcanftf',
1», re consideres y mires antes defnudade*|
Ha, y del todo imprftikihtaífci poderla al"!
can carp otti m ilhia,yque derta fuerte**
prefentes delante del diurno acatamiento»
y con Fé cierta de que fa diurna Magefta^
n ó te la negará, rerfeuieresfiem preen eft*
petición ím canftrte. todo el tiempo qu5
fu d;uina prouidencia poríus inescrutable*
y oculto* iuy?.iosto lo dilataré: y h^7iend®
lo afsi', no temas que tu ciperan^a que<!6
fru^radn .porque infaliblemente te la con-
cederá el Señor aquien Ja picUs.
El tercer modo es,.quequantas vezes tí
aconteciere caeren algún defeto, buchu*
luego !os ojos del encendimiento a tu fra­
gilidad, y flaquera, y a la repugnancia que
tienes al bien, pues harta que dé ray?. la co-
i\ozcas, y cófielfe?, no cefíaran/a marta*
c.'y das, porq aqualqu-era q pretenda vn irfí
a jqitelh |u¿, y verdad increada, le es nccei
f<».rj r el verdadero conocimiento de ít mif-
nto.v cHc fuelc d a rlila diuina clemencia a
1 $l*>befu¡;'iS;y atrcu:dos,'por viadecaydas
Üamandolos por ellas al proprio conocí-
Bfpiritnsl tUl éims. £
iftiento de lu impotencia, y nonad.i,y prdW
»m eque cayga mas, o menos el hombro
Qu.inro mayor,o menor es fu foberuia:y af-
fi donde no himjcflc raftro de prcfunciorij
ni a!tiucz,como fue en la famifsinvt V irg e
nueftra Señora, noauria cayda alguna. D o
»añera quC quando rncayga$,has de acu­
dir luego con e! penfim iento al humilde
conocimiento de tí mifmA,y con importu­
na orac ion pedir al Señor que re tic la ver­
dadera líítre j ara conocerte bié,íino qjuiiia
de ntieuo caer en d efetos ma$graues.
Cap.t l f . De la cm jitn uen Dioí.
V n qu ela confian$a,propriafeacu

A efta pelea(como auemos dicho)tan


neccíTaria,con todo elfo fi la tuuicf
Umos fola, o huyriam os, o quedaríamos,
^jncidos, y ptefos. de los enemigos, y por
®*°al!cHedí;íla, es mencftcr,que también
^cngas total confianza en Dios nueflro Se-
í'0r>efperan<lo folamcnte de fu duiina M a
todo el bien y auxilio,y cfte fe pue-
®*afsj niifmo alcanzar dei ottres modos.
Primeramente pidiéndola a fu D iuina
^ a§cftad con continua, y feruorofa oraciS
Segundo, con confiderar,y ver có o jo·
A f é e la om nipotencia. y labiduriainfini-
** deDiet N .ü.a la quaJ no ay cola unpofsi-
Lucha, o combate
Me, ni difícil, y q por fer fu bondad fin m*·
did¿; eftí con inefable delleo prompto, f¡
aparejado para comunicarnos de hora efi
hora, y de momento en m om ento, tod*j
quanto auemos menefter para la vida efp·*
n ru a l.y total vitoriade nofotros mifmo*·!
P o que como fera jamas pofüble.que nucí
tro diuino'Paftor, que ha corrido trcyn<J
y tres años tras la ouejuela perdida,quedá'
di> por los grandes gritos con que llama«1*
ro n co ,y porcaminus tan afperos.y Heno*
de efpi ñas, que derramó toda fu fangre, 1
aun dexó con ella la vida: agora que etf*
oueiucla va tras del que la llama, y le rué* ·
ga, nobueluaaella aquellos ojos de vid*
r o la oya , y no fe la ponga fobre fas efpol'
das, haziendo rego zijo con todos fus vc¿*
•nos, y enn los Angeles dol Cielo? Y quien
podra t.?n poco creer, que vn tan benigno»
y fiel Señor, que continuam ente cíüAl*'
m ando al coraron del hombre, co n defleo
entrañable de entrar dentro del, y allí rep®
far, y com unicarl; fus diuinos dones, abrií
d >le del pues efíe cora^ n, y combidand**
le con el fe haga t'ord-J, y no quiera entrar*
F. I tercero modo de adquenr afta fa nta có
fí tny a es acudircon la memoria a la verdad
d^ la fagrada Kfcriptura, que entantoslu-
¿ui rfs nos enfeña, que no quedo j* m « có*
Efpiritatl del tlm i: g'
™foqu¡en confi& en Dios. O tro modo fe
añade a eftos, para alcanzar a vn mifmo tié
jHíládefconfianfa d « fi,y la confianza en
Dios, y es efte; quandofe ofrece auer de ha
zer alguna cofa, anres qutf te refuetuás a
quererla poner en exscucion, bdeluetcc·
** penfamiento a tu flaqueza, y al peder, y
oondad%d §D i°s nueftro Señor, y defpues
delibera lo queásde obras,y no errarás en
*»ada. ^ 7
Y fino guardares aquefta orden, aunque
te parezca, que todo lo hazes virtualmente
*n confiaba de Dios, te hallarásen grai*
Parteengañada, porque tiendo tan propria
*1hombre la prefumpeion, al camino dete·*
«ho de obrar con la d^feonfianfa defi, y
kcon fian faen Dios, esquela conGdera-
¿jondenueftra nada, y de fu omnipoten­
cia vaya fiempre delante de nueflras obras:
y «ftá muy adíuertida, que muchas vezes te
Parecerá auer alcanzado la defeonfian^a de
*· mifma, y la confianwen Dios, v no feri
*^s', y efto te lo dará a.effiender el efeto que
pfoduxere en ti la cayda,porque fi qu.rndo
c*cs te inqú'etas, te entrifteces,y te fíente*
Prouocar a vn no fe que de djfcfperacioít
poder paliar adelante con el bien que as
^ p e fa d n , cierto esque tu confiauas en ti,
y no-ea Dios: y fi la trifteza, y defcfpef ació
LucbSy o comiste
íuefe muchas mucho confiauas en tí, y J>0'
co en Dios» pues aquel que muy defconfl·''
d o d e íl mifm o,confiau.i en D ios, quineto
<ac no fe m arauilla,.no feentriftece, n ·1}5
vaíquea, conociendo q u tcflo nace dci^1
flaqueza,y no defininuye la confianf a q||C
tenia en D ios, fino que aborreciendo i J*
bre toda la falta cometida, con •wi quieco»
y pacifico dolor de auerofendido# fu Se'
ñor, profiguefueniprefla, y perfígui a A $
enemigos hada la muerte, confiando y.»
allí adelante menos de fi,y mucho mas cp’6
anres en Dios.
Eftas cofas quema que contf detv.lTen al'
gunos que hazen m uy délos efpirituale$>
que quando caen en algún deleito deftoí»
no pueden, ni quieren quietarle; y a vezeí
mas por librarte de la anfiof.i inquietud c->A
qutfeílan, que no por o tro lin , no veenl^
hora de hallarfe con el cofifelíor, al qual
de razón auian principalmente 4 e y t
a bufear, para Iauarfe de la man*
ch ad elp efead o , yfo rta le ·
cerfe contra el, con el
Santo Sacraméto.
CAP. IIII.'

&*l exercieioi y frioleramente dél enteri*


di miento, el qaál dtutmoi tener
¿uárdadi dt la ignorancia·
y curit/idad»

S I la defconfianca de nofotros.y la c o
fianya en Dios cftuuieren folas, no
folamente no alcanzaremos la vi £to·
fu que procuramos: pero caeremos ento»'
dasUs fuertes de males,^gdnvltra deftasdo*
*°fas, nos es neceíTario el exercic io, que es
tercera de las quatro que arriba propufi-
* o S, el qual principalmcce fe áde hazer c o
«entendim ientoy con la voluntad,
t i entendimiento áde eftar libre dedos
de ignorancia ycuriofidad: d e la ig -
noraqMa,'para que tenga lux y el and id pa
r* con9cer lo que es neceíTario para vencer
le d r a s pafsiones viciofas, y cita lu?. puc-
^e alcan9arf||Udos m an era*L a primera
Vprincipal, es, con oracion, pidiendo al E f
P'fituSanto que la infunda en nueftros co-,
r,?Tncs: lafegunda es, éfcn elco n rin u o e-'
^ c ic io de vnaprofúcU cofiderac ó de las
^ofas, no d elo q parece, fino de lo que fon:
PorqcxercitádofcdeOa fuerte, viene a f i .
Lucha 0 combate
caríe en limpio la verdad, de las que verd*
deram entefon bucnáS, y la mentira, y va­
nidad de las otr.is, q jamas dan lo q fu aparÉ
cia prom ete,y perturba la paz del coraron.
Aduicrte pues hija, y oy¿ con cuydado
lo q»e quiero de/irte, porque es de grande
importancia para conocer bien la tintúrale
Z3 y calidad de las cofas que fegun la diueí'
lidad délas ocafiones quefe te ofrecerán*
conuiene que eft¿s muy fobreauifo, tcnic*
do ¿em pre la voluntad libre,y pnrg.id.1
todo afe&o y amor que no fea deDios.o ci¿
medio que te llefa% lu Mageftadrporque li
el entendí miento a de dicernir bien y derc*
chamiente, es necelfario que mire y confí*
dere el objedto que fe le propone,^ntesqué
la voluntad fe aficione,porque entonces a
el entendimiento libre y claro, puede ha-
y-zt buena clecion. Mas fi ya la voluntad fe
l¿auia aficionado, n o p u e d e e le n tllim ié
to conocer la cofa, com o ella en fí es, porq
aquel a fe ito # la volñradq lecntremetic»
les dcs'.íibra de fuerce que la Pfega por me­
jor de lo que enefeto es,y por tal fele repre
íenta a la volu n tad la qual poreftacaufa le
ama con mas eficacia, y por efie aumento
del amor le vaobfcurecicnio mas el enten
dim ien tr.y confuobfcundadenciéde mas
la ik m a d c ia voluntad, repreíen*.ando el
E/piritaal del *lm t ri
objeto por mejor, y mas amable·, de donde
nace el venir eftas dos potencias a caer mi-
ferablemente de vnas tinieblas en otras m i
yores, y d j Vn error en otro masgrand*. y
afsi hasdeeftar m uy vigilante, y cuydado-
fa.en no poner/amas la afición en cofa al­
guna, haft.i que con la luz del entendjjjiien
to la ayas reconocido bien, y examinad i,
Y principalmente con el de la gracia, y ora
cion, y efto te aconfejo, no folo en las co-
£>s indiferentes, pero tibien en las que fon
^lWnas,y fantas, porque aunque en fí fean
puede fuceder que por alguna circíif-
t-Wcü de tiempo, lugar, y medid i, o por
cauft de la obediencia no lo fean para ti, y
por cito han peligr.fdo muchos en los Tan­
tos y loables ejercicios.
Dcuem os también guardar el entendi-
fni&nto de la curiofidad, porque no enrien­
de cofa qu¿pueda perturbar nueílra victo­
ria, y por cfto has de perfeauircon grande
cUydado, la curiofidad d<Jps coftsde la tier
r*> noneceíTarios, aunque fean licitas, re­
primiendo q iun to pudieres e! enrendimíé
lfV y procurando haberla ignorante. Las
^•íuas, y mudanzas del mundo grandes» y
Pcjusiias^fean para ti, com o fino fuellen,
y fi alguien quillcredártelas, no les desoy-
do : en los dcíTeos de faber cofas del cielo,*
Lucha, 9 etmbát 't
liasdeferfobna, y humilde, y no quíef**
faberm asquea Chrirto Crucificado, y fi*
vida, y muerte; to d o lo demas apartalo <Í®|
ti,»porque agndarasenello mucho a Dios»
que quiere,y eftima grandemente a losqi>e
folam entedofleandelqm nto harta p a ra l’
mafAi bondad, y aborrecer * fi mifmos; V
todo lo que fuera defto fe pide es amor pf°
prio, y foherui.i de efpirítu.
S i defta fuerte te gouernares,librarte h*J
de muchas a fecharlas, porque el derno'
nio viendo en los que atienden a la vida c»
pintual, la voluntad fuerre y gallarda,pro*
cura combatir el entend miento, p an qüC
rendándole, pueda por efta via hazerfe
ñor del, y della; y afsi a los tales da a las'’®
zesfem im ientosaltcs.y curiofos, efpeci*
mentea los agudos, y de grande ingeni**:
porque diuertidos en ellos (en que falfan*?
te imaginan, que gozan de Dics) fe olui¿fi
de purificar el coraron, de mortificar fu5
pafsiones, ydq^íiproprto conocimiento»
porquedertafuerte caygan en ella^o del·*
foberuia, y hagan para íi vn idolo de fu e*1'
tendimiento, yendofe poco a poco pef#
iludiendo (fin caer en la quita) que ya n°
tienen necefsidadde Maert.ro, ni de con*
.íc/o,que'fcsenfermedad dedificultofa cü'
x», por fe* mas peligrofi U foberuia del ciy
Efpirtual dtlalm *. i¿
■tendítnlento, que la de la voluntad: por­
que el foberuio de voluntad obedecerá a 1<Í
menos alguna v& : pues tienbpor mejor el
parecer de otro, pero el que tiene firme o-
penion de que el fuyo es el mejor de todos
de quien podra fer curado? como fcfu g c4
tváalfu yzio que tiene por menos bueno,
SUe el luyo? íi el ojo del alma (que es el en­
cendimiento) con que fe ha de ver, y la nar
j* foberuia, eíU lleno dello, y ciego, quien
|®curan? y fila luz fe conuierteen tinie-
^ as>y la regla es faifa, como yrá lo demás?
lo qual deutsoDpnerte con tiempo a ix
Peligróla enfermedad, antes que penetre
a dentro, en botando la agudeza del cnteri
dimiento, y rindiéndote con facidad al pa­
recer de otro,que fi te hi'zieres ignórate por
a°ior del Señor, ferás mas fabiajque Salo­
món.

CAP. V.

O? la v o h n tsd yy delfin a (¡uefebáti de d i­


rigir toda nucirás obra .

A R A hazernos vnefriricu cóDios


-flo bafta tener buenos dedeos, ni ef-
xA . * u r prontos para ponerlos por obra,
Lutbáy o eembete
ñ todo n olo hazemos} como mow'dos de
•Mageüad, jfccon fin folamente de agrada^
le ;en cfto O c m o s grande contralle coi»
nueftranaturale¿a, porque ella tirada,y n>o
uidá de algún güito particular, o comodi'
•dad propria,fe enreda,y apacienta mucha*
vezes en las cofas efpirituales, mas áblcerf
fútilmente que en otras, yafsi quando fc
le propone alguna cofa que Dios quiere»
luego la ojea, y apetece: no como mouifl*
por el, ni a fin de hazer fu voluntad, fino'
por el bien y contento que fe lefigue, d*
querer lo que Dios qujfre. ·
Para huyr efle lazo que te eflorua el ca*
mino de laperfecion,y enfeñarte a querer»
y obrar qualquier cofa, como mouida dt
D ios/y con intenció de agradar folament*
a fu Mage^ad (que de todas nueílras obras«
y penfanC-n tos quiere fer vnico principio
y fin) obferuarásefta regla; quando fe te o *
fVezca alguna cofa de que el Señor fe firus;
no inclines luego la voluntad a quererla»
harta que leuantando el entendimiento a
el, veas que es voluntad fu y a , que tu lo
quieras, porque afsile agrada a fu Magef"
tad, y coi^íblo fin de darle güilo, y tirada
tu voluntaa deíle moutmiento de la diuina,
fe incline a quererla como cofa de que Dios
fo firue, y por folo fu beneplácito* y ¿loria.
EJfiritugl 4tl álmá". ti
^ p o rc l contrario quetftndo refutar lis co
fas de que Dios no guita» no lasdefeches
*ntes de poner los ojos de tu entendimien­
to en fu voluntad, como arriba diximos, y
eftá aduertidaj porque muchas vcz;s te pa­
recerá que tienes ya eftc motiimiento, y te^
engañarás, porque la naturaleza fe hulea af
fimifma:de flonde procede elfucedor nmy
de ordinario, que lo que fe quiere pura, o
Principalmente por nueftro Ínteres, nos pa
rece que lo queremos, o no queremos por
aRradar, o no defagradar a Dios: y afsi cu
el principio de qualquier obra, defmidate
Suanto pudieres ¿T toda mezcla, domle fe
Vaya entremetiendo algo tu yo, y no qujo-
r*s obrar, ni defechar nada, antes que te fié
tas mouer, y tirar a ello por la dmina volun
tad folamínte. ·
Si en las acciones que prefto partan, no
Pudieres llempre fentir con efeto eftc mout
^iento, conteníate con vna virtual inten­
ción de agradaren to d ofoloitu D icsjp tro
las demás es menefler fentirle a&ualmé-
Je en el principio, como te i dicho: y quádo
« larga diiracion dellas truxeffe algún peli­
gro, ten cuydado de renouarle a menudo,
y detenerle fíempre dcfpierco hafta el fin,
P*ta huyr los engaños de la naturaleza,que
nuty fácil para boluerfe a fi mifma,y por
LuchíC, o comb&tc '.
efta caufa en intrátalo de tiempo traeca·*
©bje&cs, y mudajos fines muchas veies. ^
fieruo de Dios, que en cílo no vine fobrc fíi¡
muchas vezes comienza vna obra con mo*
tiuo de Tolo agradar a fu M ageíhd, y d^f'
pKespocoapocofinfcntirlo. fe v i dele/*
tandocnclla, de manera que no folamen*
te feoluidadeaquel fin re&o*con queem*
pecó de dar gufto folo afú Señor:pcro fe
xa licuar tanto defte deleyte/o de la ganan* j
cia, y honra q dello fe le puede feguir; q«c i
fi el mifmo Dios fe le impida, por en fef
medad, o por otro accidente, o por medio '
de alguna criatura, quJla inquieto, y turfc*
<ip,y con dificultad fe reduze a querer Jo
que Diosdifpone: afsi que hija, has de el*
tar muy recogida en ti, para tener fiempf6
viuo,ydefpiercocne Cinto mtífciuo ento'
das fus obras, porque es increyble la fucrí1 ,
y virtud que tiene, pues vna cofa por mini'
jna y humilde que fea, como fe haga con
felo fin de contentara Dios, y de glorifi'
carie,vale infinitamente mas que otras
muchas de muy grande precio
y valor, haziendofe fin
efte motiuo.
CAP. V í.

Pe Itt t/»lunuits jHt Ay en ti h»mtre,jr de


ld?uerr.i<fHt entre tlUs <ty.

A mbieífce importa nuichflfaber, q

T en nofotros ay dos voluntades, (a


v u é le la razón,que poretio |j ih -
ma raciora!,y fu p crior.y-iírí-ri
®®1 lentidó, nóbrada por efta caufa «en fu · l
c in fe r i^ y fuele también fer figni<ic.:d.i
dcbaxodelos nombres de apetito, carne,
&ntido,y pnfsior:y aunque entrambas pus.
den llamarfc voluntades > con tod > eíío
como fomos hombres por la razón , quan-
dofoUm entea fentido queremos algún.i
cofa,no fe entiende quererla nofotros ver­
daderamente, harta que con la voluntad fu
f 'erior nos inclinemos a ella. Do fuerte que
°da nueftra batalla cfpiritual coníirte en
«ftoprincipalmente, que la voluntad fu-
Perior efta puerta como en medio, tenien­
do encima la diuina, y la (fel fentido deba-
xo,y e$ de entrambas combatida continua·
mét^porq cada vnadellas pretende tirarla
* fi»y rcndirla,y hazcrla fugera a fu obedie-
<j*a. Para aquellos que el\an ya habitua­
dos «nías virtudes,o vicios, y tienen pro-
«pofito de yrlo afsi continuando, 110 es efta
Lucha, 0 combate
pelea trabajofa, porque los virtuofos fácil'
mente dan confentimienco a la voluntad
de Dios,^ los viciofos fin contralle fe rifl'.
den a la de! fentido: pero los que liento gri
do pena y fatiga.efpcciaVmente en los prío
opios, fon los mas habirÉkdos, qiundofc
tefuciuen de mudar vida: y boluiendo 14
efpaldasal mundo y a la carn^fo entregan
al amor y fcruicio de lefu C hnllo. Pofq«< j
los golpes que fu voluntad fupérior recite
de Iadiuina, y los que por fu palfe le da U
inferior (que fiempre la eflan cómbidando
fon poderofos y rezios, y fe hazen bien fe*1
tir, no fin trabajo del que lo padece. M¿5
no prefuma nadieauer lle u d o a verdades
virtud,ni poder fermr a Dios,fino.®ke(u3l
ue a trabajar y padecer 'a pena que fe fien*
te, dexádo los güitos en que ?ntss renia prc
fa fu afición.· y dedo nace, que muy poco*
llegan a citado de perfetos,porque a los e¿*
teísmos d >loresque trae fiempre confií0
Ja rvfilléciadevna infinidad dedeíTeosrro*
pnos, que continuamente nos hazen
ra, cómo couardes foldados no quieren ha*
¡r.er roílro, peleando y fufriendo co#va!of
yconftancia,antesretirandofe, rinden l-,s
arnns y fuspprfonas a los enemigos qu«
los tiranizan. Y aqui as de defeubrir vn en'
gaño, tanto mas dañoío, quapto es meno*
Espiritual del alma. 15
Conocido, que muchos que profeflan vida
cípiricuaI,aniandofe al doble mas de lo que
ta conuendria·, (aunque a la verdad no fa-
ben amarfe)porq lo mas ordinario tqinaa
,0* exírcicios que ñus fe acomodan a fu
Rufto, dexandó los otros que tqfan mas i
lo ' iuo de fu inclinación natural, y de fus
aPetitos fcnfuales, contra los qualcs de fcue
I13 razón fe auía de oponer clcsfuerco de
* batalla.

C A P . VII.

&t¡ mido dt (pmbatir (entra losmoumitn*


tos dtlfentido, y dt los a&os qtu id *
froduzir U voluntad, para ba-
xxr ti habito dt la
virtud.

S
iempre que fueres combatida ds la
voluntad, del.fentido, h¿s degxerci-
tarte en muchas maneras para acer­
arte a la de Dios, quefe llama, y mucuc,
Pf>rqiic te opongas, y hagas refiOencia a U
fcijfual.
Primeramente, quando la del fentido te
T^ta»conuienftiaier y na gallarda refifien
lichd, * cerníate 0
d a , porque la voluntad fuperioT no confia
ta a fus rnouimientos. ^'
Segundammcme.defpuesqueeftosay4
ceíTado, has de procurar exercitarlos d*
nucuó en ti, para reprimirlos con mayor im
p etu ,y luego te conuiene llamarlos otr*
vez al campo , para acabar de echarlos
ti.con incierto enojr>,y aborrecimiento^
cftos dos embites.o dcfaíios has de hazer en
qudouerpafsion, o apetito defordenadtfy
ex repto en los eftimulcs de la carne,que en
c¡k.s y¿ te dixe defpucs lo que has de ha*
* cr\ ·
últimamente es neccfíario que hagas ac*
tos de virtud, contrarios a las tales misio­
nes,como por exemplo: tu eres a calo con*
batida de mouimicntos de impaciencia, 6
tu viuendo dentro de ti mifma eftuúier«*
bien atenta, Cernirás que continuamente
baten la voluntad,para que a ellos fe ind··*
ne, y. rinda, y eneítos te hasdeexercitaro*
poniéndote con doblado esfuerzo a caá*
nicuimiento, porque la voluntad n o con*
(unta; fiodesando jamás efta efearamufa»
hjfta que eches de ^er que el enimigoeft*
ca nftdo, y que como muerto fe da por vefl
cido.
Pero h.’ s deadtfertir, que quando élite'
nv,mo y¿ que reíiílimos válbrofamente* %
. Efpiritualde!sima. 16 ·
con firme determinación a los mouimien-·
tosde alguna pafoonnueflra,no fulamen­
te los exercita en nofotro», mas procura
cxercitandofe fofíeg*rlos, porque con el e-
xercicio no alcancemos el habito de la vir­
tud a ellos contraria: y por efto has de tener
cuydado quando te hallares foíTegada y pa-
tifica,dereduiir ala memoria,y llamar a
Qcfafio aquellos penfamientos que te pro»
ür>can a impaciencia,y dcfpertalos en ti,de
nodo que te fictas mouida dellos en la par-
!c fenfinua,y entonces trauando de nueuo
; j^eícararríffajhasde reprimiiconbriosga
bardos fus mouimientos.Y porque muy do
b in a rio fucede, que aunque rebatimos a
^eftrosenemigos, porque conocemos ha
en ello bien,y feruir aDios,toda via por
aborrecerlos, corremos peligro deque-
**** otravez vencidos dellos, teferaporef-
¡? de importancia el afeitarlos de nueuo, y
ludirlos de ti, con afeftos no folam ent·
r*Pugnantes, pero de indignación, harta <|
defta fuerte a ferte odiofos, y abomí·
«ables#.
, Finalmente pára adornar tu alma de lo¿
1 ^oitosdela virtud, nobafta que con los
w ®rc'tios dichos , re fifias a tus viciofa»
ío !í° nes’ Pcrocs neceíTarlo que hagas ac-
\ s - virtud a ellas totalmente coritr.iri.is>
Luchi-i o combate
como fi vno daocajfion de impaciencia) n®
folamentetedeues contentar de echara*
ti cfta pafjio: pero has de deflear muchas>y
muy muchas vezcs,q lapropriaperfon^i У
en la mifma forma, te inquiete, y moleft*»
esforfandote quanto pudieres a fentir соя*
tentó del trabajo quehuuieres paíTado^*'
perando,y proponiendo padecer otros
ynres, y aun es bien que te exercites en^J
aclos exteriores de aquella virtud contra111
a la pafsion que refirieres, fi ella lo pidi«fí,
com oenelexem plo queda dicho, vfan¿°
con el que trabaja de palabras humildes» 1
amorofas, y mcftrandotedifpuefla раг*Ф
uirle, y darle todo guftoj y aunque hi¿¡e*’
feseftosaftoscon canta flaqueza de efpi°*
tu, que te parecieíTe hazerlos contra tu
Juntad, no por eífo los has de dexar di я*®*
do alguno, porque por flacos que fean te
mantienen firm eenla batalla,y te abre11
¡camino para la vitoria; y aduierte que no f°
Jámente his de combatir defte modo co^
las pafsiones grandes y eficazes de-algun
,v¡cio·, pero también con las pequeñas,y 'el1
tas del proprio vicio,porque eítas prep3fJ,n
la entrada á las mayores,que fon la^ que ert
n »fotroshazen los hábitos viciofos» yP °f
el p -со cuydado que han4 enido algunos
d: arrancar cftaspafsiones mcnud-к. Ц*. yf
Efftritn*Jdelalm a 2 17
wcedido quando menos penfauan, def­
ines de aucr vencido las grandes dolm if-
vicio, fer acometidos de los proprios
enemigos con mayor fue^a que antes, y
S^edar vecidos d¿ílos.Al!cndedeftodeues
fortificarte algunas ve¿cs en los defleos de
cofas licitas, priuandote dcllas, como no
neceltarias, porque defta fuerte axnaeC
lrJras para mortificarte en las otras, y h a -
*** vna cofa muy acepta al Señor.
Hija mia, y o te digo lo que ílen to, fi te
^ercitar es del modo que te he dicho, den-
lro de breue termino, con la ayuda deDios
tc harás muy efpiritual, pero con otros e-
^rcicios por buenos que te parezcan, y de
l*nto gufto, y fuauidad que cafi te entretH-
^ieíTen en r«galados coloquios con C h rif-
lo, no te dexes perfuadir a que jamas alean
?wis efpiriru, y entiende que afsi como los
óbitos viciofos fe hazen con muchos,y fre
gentes años de la voluntad fuperior, rin-
^endofe a los apetitos fenfuales·, afsi por el
contrariólos hábitos de las virtudes Éuan-
fcclicas fe alcanzan conformandofe mu­
chas vezes con los mouimicntos deladiuí-
voluntad: y de la manera que la nueOr*
puede fer jamas llamada virtuofa y eli­
mina, por masque fea llam ada,y combatí-
de lasinfjpiracioncs, y gracia del Señor,
Lm ba , o combate
háfta'q confienta a ella s, He la propria fuer·*
te, no ferá nunca v¡ciofa,y terrena,por mtf'
cho que fea a cofada de la parte inferior,h¿
fía que a ella fe incline, y fugete.

C A P . V III.

Loquefebadcbaztrquando parece qvt U


vóluntad/uptrior ejik deí todo vtn-
ctda^o abogada.

I alguna vez teparecieíTc qnela vo·*

S lunrad fuperior no tiene fuerza algu*


na contra la inferior, por no fentif
en ti vn.d¿fleo eficaz, cftatecon todo elfo
firme, y no dexes el combate, porque íTcin-
pre te has de juzgar por mas auantajad·)·
mientras cláramete no conocieres auer re-
dido,pues no teniendo nsieílra voluntad i*·1
perior necefsidad de que la inferior cocuf*·
ra, puede (aunque en eftaaya total repug*'
mneia) querer qtulquier coía todas laj st-
zes que le pareciere, y por el fin que mas le
agradare, por mas coces que la inferior tic*
aunque re lili a la naturaleza, murmure ^
mundo, y rabie el demonio: y fi eftos ens*
migos alguna vez te aíTaliaúTen con canfi
F/ptrtual del almi. ÍÍS
violencia, y re apretafíen de modo, que ttii
Voluntad cafí ahogada, no tuuicíTe (por
dezirloafsi) aliento para házera&o algu­
no a ellos contrario, firueie en tal cafo do
la lengua, y defiéndete diziendo: nom o
rmdo, note quiero; como fuele hazerel
que teniendo fobre fi fu enemigo, y no pu­
liendo herirle con la punta, dale con el po
too de la efpada, y procura dar vn falto a-
tras, para poder afirmarfe mejor con el yfr
herirle: de eíTa mifma fuerte te retira én tu
Proprio conocimiento, confiderando que
j^da eres, y menos que nada puedes: y con
j confianza en Dios, que todo lo puede*
jjalealapafsion enemiga vn recio golpe,
Riendo: ayúdame Señor y Dios mío., ayu
^»tie lefus, y Mariai
Podras también qtiando el enemigo t#
tiempo, ayudarla flaqueza de voluntad
*cudiendo al entendimiento, yeínfideram
**? algunos puntos, por cuya ponderación!
V»cne la voluntad a alentar, y esforfarfd
£°ntra los entmigos, como por exemplo:
Ufu te hallaras en alguna perfecucíon, o
*fíbajo,tan acometido de impaciencia,que
11 Voluntad caíi no puede,o a lo menos no
j№¡crefufrirlo, podras ayudarla Con la cort
Aeración de los puntos ílguientes, y de o«*
\\Qt tales.
Luchayo combate
Confiderarás primeramente, fi tu mertfj
ccs aquella perfecucion y trabajo, porqu*
fi la mereces por auer dado ocafion, la jufti
cía reda quiere que fufras la herida que con
tus proprias manos te ás dado. Segundo, y
no reniedo tu en aquel particular cafo cul­
pa. bnclue el penfamiento a los otros
dos tuyos,por lesquales aun noteá DioJ
caftigado, ni tu ás hecho penitencia dcllo*
como deunas: y viendo que fu infinita mi'
fericordiate trueca la pena que mcreci.i$>
(que feria eterna,o temporal en el purgaco
rio) con vna tan mínima en la vida prefen*
te,deues recebirla con guAo y hazimiento
do gracias.· y quando te pareciefíe auer he'
cho mucha penitencia.y pocas ofenfas a U
diurna Mageftad, (aunque eftas cofas nun
ca las has de creer) dones cófiderar que en
el R eynodeD iosnofe entra por otra pticf
ta que por la de la negación de fi mifmo, i
déla paciencia,que por cftapropria entró
el HijocU* D ios, y todos los otros miebro*
luyes: y que aunque por otra pudielíesefl'
trar, por ley de amor no deurias deflearlo»
auiendoChnllo SeñorM.y todrs lo'fant*1*
entr.tdo porC ruz,y p< r remate deílo te
uiertoquelaprincipal coníidcracion,qu<*
deues h.izer no í o Límente en efta ocafion ,
pero cu qualquier otra que fe ofrcz;a p^rA
E jpiritua l del alma', 19
reforjar la voluntad es.que bueluas el oén*
1amiento al gufto, y contcnro que tu Dios
haderecebtr, por lo mucho q reama, prr
qualquicr.ifto devirtud o inorrificacion de
tus p.ifsiones, que por agradarle hüicres,
como generofa guerrera, en la pólca q por
el has emprendido.

CAP. IX.

Que nofe deuen buyr Us ocajtonet


de pelear.

Llende de quanto te he dicho qhas

A de hazer, para veflirre de los ahitos


• de las virtudes te aduierto; que n
Conuiene hityr lasocaílones de pelear, que
fe te ofrecieren, porque queriendo alean-
9‘ir el abito de alguna virtud, como es el de
Impaciencia, no conuiene huyr de las perlo
*ús, acciones, o penfamiento que te incita
* la impaciencia· yafsino deues c f c u f a r l a
platica djperfona alguna que teTea molef
ti, o pefada, antes la has de eftimar-, y con-
üerfando con ella, has de tener aparejad.»
vo'iit.id par.« fufrir qualquier cofa de dif
gufto q te pueda caufar, povq de ocra fuerte
jamas te habituaras a la paciencia. _
Lacbayo combate '
Defta mifma manera, fi alguna obra
^aüfa pena y enfado, o por fi mifma,o pof
laperfonaej te la a encangado,o porq cedí
Vierte de hazer otra q te agradan a mas, no
dexes de emprender y continuar la tal obra
penofa, áunq hazicdola te fiemas inquieta»
y dexandoíate halles conrepofo; porqué
II la dexafles, nunca aprenderías a padecer
ni feria verdadera quietud la que tendrías»
no procediendo de animo purgado, y lint*
pío depafsion.
L o proprio te digo de los penfamiento*
que algunas vezes te fatigan e inquietan I*
mente, porque no es bien que de todo po­
to los diuierras,antes deties amarlos much»
porque con la pena que te caufan,te firueft
para acoftumbrarte a la tolerancia del.is co
fas contrarias, y quien otra cofa te acófe/a»
mas preño teenfeña a huyrla moleftia qu«
fien tes, que adquirir la virtud que defleas.
Bien es verdad que conuiene (efpecialmtí'
te ál foldado nouel) efgrimir en las oca fio-
nes dichas, con aduertencia y deftreza: vna
vezes falíendolas al encuentro, otras hu­
yéndoles el cuerpo, fegun fe y ra alcanfai*'
do mas o menos de la virtud; pero nunca
fe han de boluer del todo las efpaldas, po­
niéndole de fuerte en huyda,quecn to<to
y por todafc efeufe la pena y trabajo, p ° r"
Rfpiritual del alma. 20
que el que por entonces quedare libre, fi
*ra vez fuere aífalt.’.do, no tendrá con que
poderfeenfu fazon defender de los go l­
pes de la impaciencia, quedando para ellos
en defeubierto, con no poco peligro de íer
vencido quando le fobreuengan, por no
auerfe fortalecido, y armado de la virtud
contraria j y ya te 6 aducrcid<j| queeílnj
documentos jio dan lugar en el vicio déla
wrne > porque derte trataremos defpuas«

CAP. X.

modo queft á de rejiflir a los tnouimin-


fot repentinos át la pafsion.

N Ocftandoaun acoflumbradoa re
pararlosgolpesrepentinosdc las
injurias, y de otra contraria: para
«ikituarceaeílo, teasde enfeíiar apreuc-
flirlas y defTearlas muchas vezes, efpcran-
dolasco animo preparador 'el modo de pre
Vcnirlas es,q mirado tu eftado y condicion,
Confidcrcs tambié lasperfonas, y los luga­
res dóde y con quié tratas, y de aqui podras
fácilmente congeturar lo que te podría fu-
Lucha, 9 combate
cedefty íobreueniendotea Iguna qua*quief ^
©tra co ft aduerta,denjas de que te aurá ayo
dado el tener el animo preparado paralaj
otras que tenias preuiAas, te podrís tarobié
valer defte mcdo que agora diré. Luego
que empieces a fentir los primeros golpe*
de la injuria, o de otra cofa que te de pena»
eftá adueakia de ha/erte fuerza para eTeuaf
la mente^C)ics, coniiderando fu inefable
bondad, y el amor que te tiene, conelqual
te embia aquella aduerfídad, porque fufric
do la por fu M.igeftad, te acerques mas a el·'
y v iílo lo q ueclfe firuede que tu la fufras»
rebuehie fobre ti mifma, reprehendiendo*
te ,y d u en d o en tu animo.· porque cauf*
no quieres lleuárena Cruz, que no efte, n·
el otro, mas tu Padre celeftial te embia amo
rofamcntePy defpues bueluete a la Cruz,y
atraíala con la mayor paciencia, y alegría
quetefuere pofsible.*yfi al principio, pre*
ualcciendo en ti la pafsion, no pudieflcs 1®
úantar 'a mente a Dios, y quedaíTes herida
procura con todo effo ha/erlo lo maspref”
toque pudieres, de la mifma fuerte que«
herida no eftuuieíTes.Pero es muy verdade*
r o ,y eficaz. remedio contra eftus fubiro*
jnouimientos, el quitar con tiempo la oca*
fion de donde proceden, como fi echafles
de ver, que por el afé&o que tienes a a lg ^
E jfiritttal dtl alma". 21
i»a Cofa, quando te dan en ella molcftía, fue
les caer en alteración de animo, el modo de
poner remedio en efto con tiempo es, que
teenfeñes .1 quitar el afeito: mas fi la altera
c>on procede no de la cofa, fino de la per-
fona, que por no tener con ella fangre(co-
^odizen) qualquier acción fu y jte canfa
y altera, el remedio es,que te esfuerce? a in
cünarla voluntad a amarla, y quererla.

CAP. x l.

D el modo de combatir con el vici#


de la carne.

O n el vicio de la carne has de com

C batir con particular, y diuerfo mo


do, que con los otros, porque has
detener aduertencia a tres riem-
pos antes que feamos tentados, quando fo-
*nos tentados, y defpues que la tentación
es pafTada.
Antes de la tentación no ás de combatir
con el vicio de la c¿rne, fino con las ray/es
«e donde procede, y afs» As de huyr prime­
ramente quanto pudieres, toda conuerfa-
cion , por poco peligrofa que fea, esfor­
zándote a no moftrar roftro, o dar pala-
ZucJ}4y«ttmfáii
fcras de beneuolcncia, fino con vn im o ·)
defta grauedad, tratar con breuedad lo que
Ja neccfsidad pediere. Segan do, has d®
h u yrelo cío , yertaf vigilante y defpien*
con penfamieneos,yobras conuenientes1
tu citado. Tercero, no has de hazerjamaj
refil ¡encía, fi norcndirte,y executar con ptt
tualidad todas las cofas que los fuperior#
te ordenaren. Quarto, guárdate de ha#*
juyzio temerario del proximo, efpecialmc*
te en coftsdcrte vicio, y fi manifieftamen-
t o vuieres caydo,compadécete, y no te in­
dignes contra el, ni le menofprecies, nu»
faca fruto de humildad : abítete y hazte
jjoluo, tiembla de ti mifnia, y licúate mas*
Dios con la oración, porque fi fueres fácil
en juzgar a otros, el Señor te corregirá a tu
co fta, premetiendo que caygas en el pro*
prio pecado,porque de effa manera conoz*
cas tu fuberuia , y humillada por aquella
procures remedio aefta:ofino cayeres, hJ*
de dudar de ti mifma, te miendo la c a y d a .V
vltimamentere conuienaque aduiertas» n
uando te hallares por alguna abundancia
3 edele/tescfpirituales por la gracia fenfí'
ble, no te enuanezcas penfando que eres
aIt’o ,y que ya tus enemigos no fcarreuer*
mas a combatirte.
En el tiempo de la tentación confidera-
Efpiritual ie l almai 2S
íi procede de flcafiócxtrinfeca, o íntrií»fc-¿
ca-.porexcrinfecaenticdoyobs platicas y
cóuerfaciones <j incita a cite -vicio, cuyo re­
medio es la huyda comoarrib.i te dixerlain
tr¡nfeca procede o de la viuezidid del cuei*
Pfiby de penfamictosq nos viene por fuge-
cion del demonio.Quanto a lo primero, c<S
ü,cnecaíligarel cuerpo con ayunos, dia-
Pl'nas, cilicios,vigilias,y otras afp;¿rc¿as ¿a
*®s>conforme te ditare la difcrecitn y obe­
diencia. Quanto a los penfamicntos, los re
tedios fon la meditación, la orucion, y el
0cupartecndiuerfosexercicios, fegun el c f
l ?do que tuuieres.y la meditación no quer­
ría que fuelle íobre algunos pu ntos que mu
chos libró* proponen para ren ícdio de h té
ta.cion, que fon coníiderar la baxez.i decaí
v‘cio, la infacibilidad, los dif güilos penas,
Pcl'gros, deílruyciones de la hazienda , de
a ' ida,de la honra, y de la ce »ndcnacion e-
tCrna,porque no es efteíiempre camino fe-
§uro para vencer la ten tación , porque
verdadero remedio es Jauyr no folo
0s penfamicntos, pero también qual-
Sl,ier otra cola, porcontraria que a efto
*ca, qne n os lo reprefentei pues aunque el
Pcnfamiento por vnavialosdefscha, por
° Cl'a da ocafiony peligro de delcytarfe la
Lucha 9 combate
▼o-hintad, yafsi tu meditación para efte el*
to, á de fer acerca de la vida, ypafsionof
Chiriflo: y íi en efta contra tu güilo boluiel'
fen a reprefentarfece, y te moleflaflen m·15
1.9 ordinario, (com o fin duda te fucedí1
r.t) .noporefíote atemorices, ni dexeíl*
meduMcion: ni para refiílirlos.tebueluas d(
modo alguno a ellos, finofigue atentaron
te !o que meditauas, no cuychndo de tal«5
penfam ientos mas que íi no fueran tuyo*'
porque ofleesel camino feguro de hazerl«5
refiftencra, aunque de contino te hizieíTe?
guerra. N o repongas jamasen difputac®
ellos, fobi ·e fi les.i dado confentimiento,0
no, porqu e cftees vn engaño del demonio
con capad ebien, pues en la quietud y con*
fej odelpatlre efpirim.il, conocerás mej^
la verdad; y viue aduertidade dcfcubrirfc
pre con fidttildad tus penfamientos a tu c°
feíTor fin a v ergonfarte, porque fi para vc'
cer todos !o s enemigos,tenemos tantan®'
cefsidad do 1.1 humildad,para efle es much®
mas meneílcr. Q uantoalaoracion parad
teefero, fo .« de ha¿er con ordinarias eleuí'
cionesdo l.i inctea Dios,cS vitoalintencj0
de fi.jplic.it !c por la Vitoria contraeílevicio
íinbolucr j a mas actualmente el penfai>ne'
to a el, porque es negocio peligrolo.y efa
tebafta por agora, para defenderte en el
E fp rituM del alma". 2}
tiempo de la tentación.
Lo que has de ha/er defpues de la tenta.
cion es, que por fegura, y libre que te parez
ca eftar,te apartes d-* aquellos obje&os que
lucaufan, y que no te acuerdes mas de-
llos, aunque corr fin de virtud, o de algún
kicnte/inrieifcs mouerpara otra cofa, por
<luc eñe es vn engaño de la viciofa natur¿r
*c¿a>y la¿o dcSatanas.

C A P . XII.

Del modo de combatir cütra lañe-


gltgencia.

P Ara caer en el vicio dañofifsimo de


la negligencia, has de ha¿er todo el
esfuerzo pofsíble por correfpondef
con promptitud de animo a qualquier bue.·
^ainfpiración, huyendo ¡délos confuelog
mundanos, las curiofidades y las fuperfluaj;
ocupacionesque no pertenecen a tu citado
7 porque para el que ha cay do en negligeh
c'a, nó ay mejor remedio queel obrar bien
y cljnegligéte aborrece la obra por buena á
fea, mirado mas preño al trabajo que nuie f
tra,que al bien que promete; por efto es ne
^».ffario dcfcubnrlccfte teforo, para qu» í'j
Lttcba, o combAte.
pa q vnaeleuaciondem entea Díos,yvrf,
humillar las rodillas por tierra por fuhon*
ta, vale mas que todos los teforos del mun·1
<ío:eI trabajo fe]Ie hade encubrir de manera
que parezca menos de lo que es, como d«'
air. Tuexercicio pide vna hora entera ds
«ración, y efto le parece mucho a tu negli*
grncia,has de perfu.idirte cafi convnf·»*
JuJable,y dulce engaño, que bailara vn
medio qua rto, y ponerte en la oracion pof
cftc pequeño efpacio de tiempo, p o r q u e rá
piendodefta forma la negligencia, c o n fa - '
cilidjd podras profeguirlaotro quarto,yaí 1
fiyrla continuando de efpacioen efpacio,
y fi aun en efto fintieíles dificultad, aexal*
por no congojarte demaíiado, pero de all«
a vn poco buelue a tomar el mifmo exerc»
ció.
C A P . X III.

Del regimiento de ¡osfentidosl

Os fentidos, que ío las puertas pof

L donde fuelen entrarfenos nueftros


enem igos, y con ellos 1« muerte
del al ma, guardarás demanera que fea n
mida para Dios,y afsiquando t e v i e r e s ocu
p.ida en alguna cofa criada, penetra con el
ojo interior a tu Dios, en ella efeondido ,.
£fpiritual del altna. 24
¡^ue le cftáfiando fer,ybuelue atl tr.ifma,
•V mírale de la propria manera en ti mi fina,
5) qual podrasdezireftás,o otra» palabras.
Tu Señoreftásprefenteen mi, mas que y o
'°eík>ya mi merma,y yodefcuydada y in-
Srata,nopicnfoent», ni reamo, ni rcue-
rcncio: y alguna vez podras leuantar el en­
tendimiento a Usíncomprchenfibles gran-
de?as, y perfcciones de efte Señor, alegran
^ te de todo fu bien, masqttefí fucile ruyo
proprio, yfíntiendom ayor contentamieu
l°d e qaefeaincomprehenfible.que fid e l
t(Jdo fe pudieíTe cemprehender, y l¡ vieres
criaturas racionales poder, fabiduria,
"Ondad, juflicia, o alguna otra de las perfe-
c,onesdiuinas, eleuate en Dios, y di eo til­
i n t e : eftos fon los aroyuelos de aquella
!?lcnte no criada,y deaqod piélago inmere
de todo bien, y íintiendotc deleytar cor»
* belleza de las criaturas, lueeo has de paf-
*'r defta a la fobera na hermofura, y deleg­
ándote en ella fola diras; Q uádoD ios mi®
V todo mi confuelo,me recrearé y confola·»
$ fojamente en vos? D e otro modo po-
r* también huyr defte deleyte, mirando
el o/a del entendimiento , luego
SUc te lientas tirar de algún objetto de-
^ytofo, que debaxo del cftáel demonio
efeondído
Lucha·, 9 combate
fcfcondido, preparado para darte muer te,*
alomenos henrre, contra el qual puedos №
hlardefta manera: O maldita, y venenof*
lcrpiente, que aparejada eftás ocultamente
p.iraemponfoñarme. Y dcfpues leuantan*
t\o el ¿fpiritu a Dios,dirás Glorificado fe.i>J
vos Señor, que me aueys defeubierto la ce­
lada del enemigo, que me quería acabar.
hn la variedad de los accidentes te exef'
citarás defta luerte.· quando fueres oprifl®’
d.i, y fatigada de dolores, o padeces frió, c*
1 r, o otra cofa, te as de leuantar con 1*
morrea aquella eterna voluntad de Dio*»
que áiido feruida, queen tal tiempo,y m«'
dida padecteffes aquella incomodidad^ »*
íi alegre y confolada, dirás en tü cora^flf
cite es el cumplimento de la foberana dif'
poficion, que abeterno tiene ordenado qu*
y■ ">pade¿caefto·, y lo mifmo harás en los o*
n os accidentes,como quando el cielo fe &
bre de nieblas, quando llueue, haze vient°»
fe ferena, o cn qualquier otro acaecimie*1'
ro, yportencruem pre prefente .ISeñof»
quando lees v e te a d con el penfamiento»
y mírale debaxo d? aquell \s palabras, y rf'
o!'<1. í como de fnboca d uina. y quan<£
entum entefe cria algún penfamiento®*
rola buena, bueluete luegoa Dios, yado'
ín d o le con profunda humildad* r«coíi£>c«
Efpiñtvál deJalma.
<1tal penfimiento de fudiiuna MageíUÍd£
dale por el gracias.

cap. xnn.
Ü'I orden y nade dt combatir loi tm m igttl

L orden He combatir contra tus eno

E migas pafsiones, es q tu entres détro


de tu corado,y con examC· diligente
'cas de qual deljps eres mas poíTcyda, y d
^ueotros penfamientos y afeito eres ro­
deada :y echo efto, buelue las armas contra
*1 enemigo, que en a&o, y mas de cerca te
hazc guerra, pero en el tiempo deia tran­
quilidad,es neceflario cuy dar ds comba tic
*1 <?ne mas daño tefuele hazer, y mas defa«
^¿da al Señor·

cap xv.
D í ¡oque fe deue bazer quand# quedamos
btrido t ·

J F ^ Vando ascaydoen algún defeco*


V ■ por fragilidad y flaqueza tuya, o
verdaderamete por volütld,oma-,
|*cia, bueluetc luego a Dios con el conocí«
Luché, o cómbete
Intento y odio de ti fnifma·, y dilc cof» vi*
tierno y amorofo coraron. Veys aqui, Ssé I
ñor mió, que yo c echo como quien íby»
que de mi no podía efperarfo otra cofa quí
caydas· ducleme Dios mió con todo eftre*
jnoj y no ay duda, Señor foberano>qtw n°
auria parado mi mal en cfto, í¡ vueftra po*
d v o fa dieftrano mehuiefle tenido: yo oí
doy R ey mió por ella las gracias que deuo
yosfuplico hagaysvos como quien fr»y>»
e n n o dar lugar a que viua cnvueflra dei'
gracia, ni mas os ofenda y / e fto hecho, no
ay para que andar vacilando fobr© fí Dio*
:s á perdonado, o no: porque cfto no es o*
tra c c fi que foberuia, inquietud de menW»
perdimiento de tiempo, y lazo del demo'
íiio, masdexando libremente en manos «k
la diuina piedad, profigtiewexcrcicio cor
mn íi cay dono vuieflcs: y aunque bueluaf
a caer muchas vezosen el dia, y quedes he*
n d a , haz cfto 'm ifm o,coil nome.no* con*
fiansa la vltima vez que la primera. D ifg ^
ta tantoefteexercicio al demonio, porqt*
fabe lo mucho que agrada a Dios, que no*
tiene atados de tal fuerte, y tibios, que tv¡ü*
c h .?3 ve¿es dexamos de hazerlo, y afsi qtÚ'
to nv.yor dificultad finticres en efto» tanto
jnas grdhde violencia deues hazerte, rep°*
ticndola mas de vna Yczcn Ynafola cay«**
je /pirttnaldel almsl .
Vfi coftto3 oelTo,defpues dellatefintieíTe^
inquieta, confuía y dcfconfiadi, la prime·
*a cofa queás de hazer es, qué procures co-?
brar la paz y tranquilidad dalcoraron, y a f
tranquila y pacifica, te büeluas a tu Señor
porcj la inquietud q fe tiene por el pecado»
no tiene objecto la oféfi de D i05y fu amor,
fino el daño proprio. H1 modo q ás de tene¿
Píra cobtarefta paz y fofsiego es,q por en­
tonces te oluides totalmente de la cay da,
y te pongas aconfíderar la infinita bondad
de Dios, y como inefablemente deflea v -
íirfe contigo, y hazerte bienauertturadí
en fm gozos eternos: y defpiiés que con e f
k s , o femb jantes confidéraciones, vuio-’
rés pacificado tuefpiritu,boluerásatu cay-
haziendo lo qile arriba queda dicho;
y al tiempo de la confefsion facramen-
tal, (la qual á de fer muy amenudo)
recorre en tu memoria todos
los defetos, y defcubrclos
Ajiceramente a tu
confeííor.
Lucbáy o ctmbatt

C A P . XVI.

Que el bombndeue efiarJiemfre pacifico.

Ara tener por todas partes guarda­

P do el coraron de qu.tlquiera turba­


ción, y defaíTofsiego, ten fisniprá
yna centinela alerta, para que fiempre qu«
¿efeubra qualquier cofa q lopacda inqr.:i
tar, luego te toque alarma, y puedas f.-.lií
á ladefenfa·, y fueediendo (como mucha*
■vezes ácontece) que te turbes e inquiete**
por rflgiín aflalto repentino, desando toda'
i parte, entiende lbprmvero en foflegarlí
mente, porque eftande«fta pacifica, fe ha'
zen muchas cofas bien, y fin efti no fe pu<'
de Ivazer alguna de prouecho, deinaídcq
fio ni ore fe eftá en descubierto para los gol­
pes de losenemigos. Tem e tamo el demo­
nio efta paz, como jugar dondfe Dios habi-
ta para obrar cofas marauillofas, qu· mu­
chas vezes intenta engañarnos debaxo dff
bar de ras amigas, con infpiraciones que ti*
«en aparencia de bien, dífpcrtando en no*
fotros alalinos bucncxdeffeos, cuyo enga­
ño ib conoce por loscfccos, porq n osiap
talapai.de! coraron* y por ello, quandol3,
Espiritual ¿ ti alma : 27
centinela re toca la arma dealf*4in nueuo
cUiteo , no le deientrada, mas iibre de todo
lo que enel puedes tener de ínteres proprio
Vd¿ voluntad, prefentaloal Señor,confef
f>»nHo tu ceguedad e ignorancia, y fuplica-
fe con vina iplhncia, que te di lu¿ para ver
fi -Cembia fu Mageítad, o Tile de la tierra, y
Procura mortificar la viuc?.idad de la natu-
r>lfezi, antes quepongasen ejecución el
tildeifeo, aunque fueflede Dios, porque
fe obra a quien la mortificación precediere
fe:·’»mas agradable que <1 con folo el moui·
miento de la naturaleza fuefTe heca: y aun
al unave¿ podrá fer que agrade mas la mor
tili ».ación, que la mifm aobra, defpidiendo
defh fu erto deti losdefle->s nobu¿nos»o no
■ibra^ando los que lo fon, harta auer repre-
mido los mouimicncos narun’es, vendrás
a tener en paz, y feguridade el caftillo de tu
g r ifó n , el qual conuiene que guardes ta­
pien de ciertas reprehenfiopeslnteriores co
trati mifma, que fon algunas vezes del de­
monio, aunque por acufarre de alguna fal­
ta» parecen de Dios: pero por el fruto que
Próduxeren, conocerás cuyas fon. Porqu«
®te htimi >lan, y tienen pacifica, te ha¿en
diligente en el bien obrar, y no te quitan 1*
confianfaen Dios,lasdeueseílímar como
fuyas, tnas fi te confunden,y hazen puíila-·
Lucba^ o combate.
^íime,' «lefconfiada y perezofaalbíen: e£
yecialm ente en lo do que eres reprehendí
da, tenpprciertoque vienen del contrario
y afsinolesdes orejas,, fino continvu tue/
xcrcicio,

e a p. x v ii.

tymo el demonio por vía de prepq/ítoj de f f


fas mayores, procura a -uez.es imr
pedir, el alcanzar las
virtudes.

C O n otra faifa vandera procura cato


bien a v ezesel demonio engañar*
nos, que es poniendo en nofotroí
^efToos y propoíiros de pelear con los ene*
jn igosqu eeftan lexos, y fon los mas ftief'
tes, dexando <tecombatir con los mas ve*
zinos, contra losqualesnos es ncccíTario
pelea reo n efeto, para vecem os a nofotro*
inifmós,dc donde proceden mas daños,pof
q u ; eítamos perpetuamente llegados, y n<>
^uydamos d elk> ,y juzgando los proponeos
quehazem os, p o re fe a o s, nos en fo b eru e*
pernos vanam ente, y no queriendo ifufri*
v m fola palabra contra nofotros, gaftam«*
uompo en largas m e4 ¡ucioncs propo^1*
Bfpiritual ¿el alma. í 8
do padecer por amorderDiosaunlas penas
del purgatorio» y porque no fíente en efto,
Repugnancia la parte inferior, como de co­
fa queeftálexos, nos perfuadimos fiendo
miferablesdeeftar en el.grado de los que
con toda paciencia,y con efto fufren gran -
des cofas. Para huyr defle engaño, has de
eftar aduertida de no pelear fino contra los
enemigos quede cerca, y cfe<5liuamente te
Аагеп guerra, queafsi echaras de ver íi tus
Propofitos fon verdaderos,o falfos» fuertes
0 flacos; pero contra los enemigo* deque
n° fuclesfer moleíhda,no re aconfe/'o que
emprendas guerra, fino es quando virifimil
fticnte vieres queeftan difpueftos para fal­
c a r de alli a poco tiempo, porque para ha­
llarte entonces mas fuerte, te fera licitó г1
adclantarte a proponer, y no jttzguér lo»
Ptopoíitcs porefc&os, fi algún efpacio de
tiempo no te huuiercs exerettado en las o-
®ras de aquella virtud, que en tal cafo aun­
que no fe puedan defarray gar del todo al­
gunos defctos pequeüos (los quales nos de
* a algunas ve¿es Dios, para que nos сопог
camos, y ImmiHcmos) podemos hazerpro
Poíltos de mas alto grado de perfecion: pe-
*o quandoen las cofas ligeras fomos def-
^uydad'os, no auiendo esfuerzo alguno
vf ara vencernos en ellas, el proponernos.
Lucha, o cómbate
SnofotfoS proprios otras mayores, no*es«f|
tra cofa que vanidad, prefumpcion,y laf# '
del demonio.

C A P . X VIII.

D* que modo procura el demento apartar


nos del camino de ¡a virtud.

T ro engaño mas vía contra nofo'

O tros la afluta ferpiére,procurado *


partamos del camino de la virtud*
y es quequando vna perfona fe halla enfa
.m a,y vá lleuando fu enfermedad conan»'
m ofufrido, viendo el aduerfario, que
continua afsi, alcanzara habito de paciefl'
ci.iMKle opone con darle deíTeos de haz6f
efte, o el otro bié, y le perfuade, íi eftuuie^
.con falud, feruirta mejor a Nueflro Señor»
aprouechando afsi a los fuyos,.y aü a otro*’
y poco a poco le vá encendiendo eílos del'
Icos de manera, que la inquietan por 110 p°
der acudir a los tales buenos exercicios ^
flue picnfi; y quinto los dedeos crece ma*’
.le va haziendo mayor la inquietud, de tal
juerte, que fin caer en la cuenta,la induze*
.tener impacicciadela enfermedad, tenic*
dola p e r efloruo de las buena* obras que co,
Efpiritvrf dtltlm*. i 9
«wjuietud deflea; y quando el fagaz enemi
ffi la á rcdiuido a efte termino, le borra cp
Qe(tre¿a del entendimiento e! fin del íerui-
ciode Dios, y la dexa con el definido def-
feo de librarfede la enfermedad: y porque
no le fucede como quificra, queda to­
da turbada e impaciéte, y dexádo deftc m?
do la virtud, cae en el vicio.
El remedio defto ferá, que quando re ha
Ves en aleun eílado trabajólo, e(Us aduer­
m a de no dar lugar a defleos, ¿s qualqtiier
Jen que fean, pues e< verifímij, que no pu­
liendo porentonres cumplirlos,te verntf
a inquietar. Y a eíle nropofíto quiero tam­
bién que fepás, qufc fucede muchas vcz.es,
cft.indo alguno impaciente p oreltr.v
“aícique la aflige, procura encubrir el v cio
de la impaciencia, con capa de algún bien$,
Vafsi el enfermo, impaciente por e! mal 4
r|ene, dize, que fu impaciencia no es por la
Pena de la enfermedad, fino por aucr d.ido
®cafion de tenerla, o porque caufa pefidú.-
«re, o daño a ótros, o porque no pueda acy
dir a diuerfos exercicios, y obras de efpiri-
lu· Y déla propria manera el ambiciofoq
2 ° puede alcanzar la dignidad que deífea,
^^»quexandofede otros, que por lo que
a fu perfona tocaua, no fe le daua nada,pe»
^ q u e lo fléte por íot de fu cafa,'o amigos,
Lucba, o combate
j>er otros refpetos. Y queeftos feengañeiV·
je ve dirim ente, porque no fe turban,
inquietan, quando por otra via, o por otra*
perfonas refultan los proprios efetos, a cu*
ya fombra cubrían fu falta y v i c i o , p o n g o |
porexemplo: Tu dizes que tu indifpoficiofl |
no te dá pena por lo q ati te toca, fino pof
el trabajo de los que te fintcnj y no obftafl*
te cfto, fi elfos proprios fintieífen el mífm9 i
trabajo por la enfermedad de otros, no
daria cuydado, por donde fe conoce quC
toda la rayz de tu dolor eP.aua en ti, era p°f
t i , y no por otro,y defta fuerte fe podría d®
zir de las demas cofas.
Demas defto te acuordo, que Heuaná0
Icón paciencia alguna cruz, no des jamas №
par a dcíTcos de dexarla, porque dedo te re*
¿ultarian dos dAños: el vno es, que fi el tal
dcíTeo no te quitaffe por entonces la pacitf ij
c ía , alomenos toyria poco a poco difpon»6
d o a la impaciencia: y el otro es quevert'
drías a merecer folamento por aquel poco
de tiempo que padeces, fino huuiefles def-
&ado la libertad» mas del todo te huuicííc*
refignadoen Dios, aunque tu padecer no
huuierafidofinodcfola vna h o ra , loauri*
el Señor eftimado por feruicio de tiempo
m uy largo; y afsi ten por regla vniuerfal»·*
licuaren codas las cofas el dedeo dcfnudo
gfpirrtualdelalmé'. 36
^•qualquierotro ob jeto, y que folamen-i
[ íc quieras en el!%s pura y fen/illamente lo
mas fuere voluntad de D ios: porque
fuerte, no pudiendoacacccrtc (fin tu
I culpa) fino loque a fudiuina voluntad a-
[ Sedare, nunca eftarás afligida, ni turbada»
n*dexarás el camino de la perfecion, y 1' *
^dios lícitos que alguna, y aú algunas v¿-
te conuienc vfar para librarte de las co-
ascontrarias, no fcan afiendotede ti mif-
^ »eftoes, amando la libertad, fino por-;
que quiere D ios que te valgas dellos.

CAP, X IX ,

que modo procura nueftro enemigo qui­


las virtudes que atemos alcancado
fesn ctuja de nuijlrx ruyna.
Laftuto, y maligno dragón, nunca

E dexa de tentarnos aun en las prcv


prias virtudes queauemos aleando;
P°rque fean ocafion denueftra ruyna, qu
^complaciéndonos con illas anoíotros
^•fmos, venimosa enfadarnos, para caer
** el vicio de la foberuia. Para guardarte
®efte peligro ás de cóbatir aflentado bien el
P'e en el cip o llano y feguro de vn verda-
•«ero yprofúdo conociqiiccojde 4po? ti eres
Lucba $ combate
nada, nada fabes, y menos que nadapue*|
des, y que no tienes otra cofa que,la etern*,
condenación·, y viue fiempre defpierta.yl
violante, para tener lexos de ti q u a lq u ie f
ponfatn er.to que pueda apartarte defíe c<)'
ji< 'cimiento,pues fiendo como es cnemig0
tuyo: fino te quitare la vida,a lo menos pr°
curara herirte-,y para que entiendas la ver*
«Jad defto, aprende efta regia. Quantas vC*
zesreboluieres ala confideracion de ti m··
nía, fiempre te ás de coníiderar con lo q«e
es tuyo, y n^con lo queesds Dics y defij
gracia,ydefpueseflimare portal, qual со
lo que es tuyo te hai lares: porque fi te соЛ'
Aderares antes que tu fueras, verá? que en
toda aquc’la eternidad a s fidovn puro nad·»
y que no as obrado,ni podido obrar cofa ^
guna, para alcanzar el fer que tienes. 5 it¿
confideráres en el tiempo prefente, ech¿*
ras de ver,que por fola la voluntad de Di^5
eres, y que dexando a fu Mageflad lo qw*
esfuyo; efto es, el continuo regimienr¿c°
que te gouierna y conferua, que otra c^l*
no tienes detifyo, queelm ifm o nadaque
antes, y que es cofa cierta, queenefte pfl'
merfer natural, eftando con loquees tuyo
n'i tienes coufi alguna porque eílimarte,
ni porque querer fer eft-midadeotros. í*1
qu.m toalferdela diurna gracia, y al bi«^
Efftrituál dtl alma. 31
•bfar, conoceros también que la naturales
f* del nuda del auxilio delCieIo,no podrí*
J^mas obrar por /í cofa buena; y coníiderá-
<ta deft-í fuerte rus muchos males paíTados*
Y°rros mavores q haita aora aurias hecho,
fi 1a m .m o d e ! Señor por fola fu bondad no
^ huuteíTc d o .e n id o , hallarás que tus pecá­
i s ,n o folamente por la multiplicación de
d iai, y délos años, mas también por la
delosaíli s ,y malas inclinaciones, aurian
Crccido cafi infinitamente, hafta hazerte
Lucifer infernal*,y afsi no queriendo fe r»
<*>010ladrona,y vfurpadora déla bondad
Dio*, fino eftarte fiempre con lo que es
,l»yo, te deue* cada diaeftimar por peor;pe
r? as de aduertir, que conuiene que eíle juy
1jo de ti mifma, vaya acompañado de juítí
(>aporque de otra fuerte te feria demucho
<taño, por quequanto en el conocimiento
^adelantarías a alguno, que por fu cegue­
dad píen fe fer algo, y por tal quiera fer te·
rodo de otros, tanto perderías tu, y«ferias
Peor que el, queriendo fer cftimada y teñí*·
da de iorh&mbres, por otra de lo que en e-
2to fabes -que eres.· y afsi fi quieres que el
c°nocimiento de lo poco que vales, y de
tu malicia, fea verdadero, y te haga grata
^Dioses menefter que nofolo |te conozcas
mala y vil,pero que come tal te tr.rc',
Lucha, ó cómbate
y delía fuerte quieras fer tratada de los de*
m as;yfi alguna vez fe te ofreciere por al'
puna cofa buena que Dios aquerido obraf
por ti, fer como buena amada,y alabada cií
otros, eftá muy recogida) en ti, fin diuef'
tirtevn punto déla verdad dicha·,y bol*
uiendote interiormente a Dios,le‘dirás dei*
tro de tu cora9on: no permitas tu Señof
mió. que yo fea ladrón, y vfurpadorá de tú
bondad. Y defpues boluerá* al que té alaba»
di^iendole entre ti mifma: porque me tic·*
res por buena, fí folo mi Dios es verdadef*'
mente bueno? que haziendoio defte modo»
y dándole al Señorío que es fuyo» vendrá
a difponerte para mayor gracia»

C A P . xX *

Que enlap'elea efp ¡ritual № autmosb


perfuidir jamast que auemos vtncido a nuy
tros tntmtgoss fino que dtutmot reiti*
rar nuejlros exerc'tcios twmojk
nueuoi combatientes·

Tra cofa demas de las dichas, e*

O ceflario que tengas aduertida> y


E/ftríual del aintám %i
|ue no te ptrfuadas jamas auef alcanzad®
Vitoria de alguna pafsion, no obftante quo
'por mucho ticnfpo no fíntieffes en ti moui
miento della, mas como fi de nueuo cmpe*
y fuelles vna niña rezien nacida,ro-
para combatir, tus exercicios como al
Principal, de la propria manera que fino hit
'úefles hecho cofa alguna: efpecialmente
S.uc C nofotros tenemos la mira a la perfe-
tion a que Djos nos llama, por mucho que
huuieíTcmos caminado en la virtud,no nos
itrcuerianio» a dszir, que auemos entrado«
ni aun en la raya, vltra que a las vezes,aquel
es vicid,que por oculta foberuia nos parece
virtud.

CAP. X X I.

, De la oración.
A auemos tratado, con el diuínof

Y fauor, de la defeonfíanfa de nofo«


tros mifmos^, de la confianza en
V*os, y el exercicio.q fon tres cofas nece
rus para alf anjar Vitoria de'nueftras pafsio«
n«s.Siguefe agora laquarca,<j es laoracio, v-
i Qicoy muy poderofo nTclio para alcafar
* ^lalqnicr bicde lasbenignas manos deDiosj
per# para que fea eficaz y aceu »fu c'iui-
Lucha, e embate
jtaMageftad,es neceffario, que eftés habí'
tuada en las cofas que fe figuen. Primero«
que en tu coraron arda vn ardientedefleo
de feruir a Dios,como mas agradare a fuM*
geftad. Segundo, que tengas vna fevjua,
de que Dios te quiere dar todo lo que es me
neflerparafu feruicio,y tu bien. Tercero»
que vayas ala oracion, con intencioné
quererla voluntad de Dios, y ñola tuy**
afsi en el pedir, como en el alcanzar lo qu®
pedieres: efto es, que te mueuasa orar fo*
lamente, porque Dios lo quiere.· y que def"
lees fer oyd.i, porque también guüadello
fu M ageáadjyen fuma, la intención deuO
fer de vnir tu voluntad con la diuina, y BO
de licuar a la tuya la de Dios.Quart® y vlti
nio, que con la oracion á de eftar tan vni*
do el exercicte de vencerte a ti mifma, q lo
vno c o m o en rueda vaya feguiendo alo o*
tro.· pues de otra fuerte, el pedir alguna vir*
tud, y no trabajar para alcanfarla, íeá*
mas prefto vn modo de tentar a Dios»
ctra c o fa .
Defpuesde la oracion, ten fiempre vii&
y ñ rme efperan^a en el Señor,de que te c«
cederá las mercedes que le huuieres pedi­
do, o otras inayoj“ », o vnas,y otras junca*:
y uinque urdaflen i venir, y viertes algo*
i\.i> léñales en contrario, no por cflodcues.
Ejj/irttua! del álma. 3j
iexar la oracion y la confian^a^ntes quari
^omás te pareciere eílar defcchada, u n ta
dcues aBatirte ifc.is atüs ojos, yawnientAC
lafe en D io s, que manteniéndola firme,
quandoes mas contrallada, entonces Ib c 0
agradable. Da puei ííempre gracias a
Dios, reconociéndole por bueno, labio y
amorofo, no menos qüandoeftcs ertdudA
de auer fído oyda, que qUando huuleíTes al·»
Cindadela rnercedque pedirte, quedando
confiante y alegre en qüalquier íucaíTo en
la fubmtfsion humilde de la inefable proüi *
dencia de Dío6.

CAP. XXtU

Q *t tofa f u orácítn mentdl, y dtq u *M d $


f tb a d á b A u r * 4

Ración mental es vna eietiacínrt

O 4enueítra menteat)ióS, convií^


cual, o aftual petición dé lo qui
fe dciíea: virtual fe entiende qtíando fe l
vanta la mente a Dios, para á!ca¿araieliná
Merced, moftrando nueftra ntfcefsidati, fin
de¿ir, o defcurrirotráco'aicotflo quando
Vo cícug la méte a DiosLy en fu diuitia pre*
Lucba, o combate -
fencia me reconozco inhábil para obr.irci|
bien, y apartarme del mal.eftc conocimié'.
ro hecho delante del Señor e л la forma di'
cha, csvna oracion; que virtualmente p<'
de todo loque nos es necesario. A yfrtw
modo mas apretado de oracion mental vtí
h u í. que fe hazc con folo vn fimple minf
con la mente a Dios, loqual no es otra c«1'
que vn recuerdo racico, y pedición de U
merced que antes attiamos peditío·, y pro*
cura tómár bien en la memoria eíhmanC'
Mde orar, y haztela muy faniilwr, por*
que(como la experiencia te lo énfeñaw·) ^
vna'armaquecnqualquier ocafion la pus'
des fácilmente tejicr 9 y degrand«
valor y prouec ho.
La oracion mental a&ual, fe hazequ.ifl'
do con p.ilabras nienr.iles fe pide lamer ce¿
defle, o femejame modo: 5 eñor mió, Dio*
mió, hazedme por vueftra gloria efta tnsf'
ced, O deftaotra fuerte·' Señor, yo сссоЯ
te agrada que yo topid/ieftas virtudes, có*
pie Señor en mi tudiuiho gufto.'Y"*Igtt^,·,
уел fe ponchas delante el enemigó qu¿ te *
tribuía, y tu flaqueza para refíftirle, dizien-
<Íolc.-veys aqui Señor la criatura de vueflriS
manos, có vueftra fangre redimida,y vey\
también aqui.elenemigo vueftroy niio, Я
intenta y procura quitárosla y tragarle!^·1,
¿fpiritual del dm a. 34.
*ós bien mió, acudo, en vos foloconiio, <j
У®У$mi fragilidad, y la inclinación, natu­
ral quc tengo a rendirme voluntariamente
vu^ftrodiüino fauorЛ о т е vale, v

C A P * &XÍIÍ*

Üe UórAcii&fp«? de rHediiAeióñi 1

S
Iquifiefesorai* aígu espaciodptienta
po,como de media hora, dé vnaho
ra, o mas, juntarás con laorapon Ц
Meditación de ú y ida y pafiion de C h iflo
^ueftro Señor, aplicando fíempre fu» ácci<>
a la virtud que deífeaí. Pongo poVexé-
Pío.· pides a Dios qüe tebaga merced de lá
v»rtud de la pájciéncia·,. y pira cito, tproa*
P°r ventura algunos pün te* de qtúdo en*
^'fitiron a Iefus ñueftro Redemptor, <juáí(
do le deíhudafon cruel menté, yle аггагЦ
Lar°n la carné, que tenia pegada con loe
^cíTos, quan¿a -le (quitaron dd la cabe-*
£* la corona de efpínas » y defpaes fe Id
j°*uieron a poner; coiitib fue enclauado
ríes y manos en la С ги г, como col·*
8>ndo della, fue letiantadoen alto, con
Cxtremo dolor de fus facratifsimas llagas,
,vde todo fu bé dito cuerpo, y otros puntos
Luthiyd tcmbatit
tal« y6 a^ iin o detlos. A eftos puntos apü'i
cará4;l(*>5leHtidos, para dolsrtc de las peo**
qu¿«#éáda parte, y en (todas juntas fenri*
nueftro Salu:idor^ E)e aqui paffaras a fu л1·'
n u fantifsima, penetrando qttanto fe pud!í
re, Ja pácÍ€Í*tJAi У ^«íifedynibrecon <]uí
llcuaua tantas y tan grandes afliciones,
fatiaiijyen^O iíro-^Í4 h;i rnbre que cen i^
paífécer, pa'rájglóriá de fu Erwho Padrí, У
beneficio nueftro, fnayores, y jnas atrocí5j
ftín ^ b s / C o n tfd é ra m 'tféfpaes'áefle^í'
flor, ¿Óri vn.encéndídó deflTeb, efeqiia.lte'
ÜtííejTP^cjcncj.ttñs trabáios, y tambiec<>'!
Vnóbitdto a lu’lrfernó Padre- ruega pof ti»
^irV;qné tenga p o r t e n darre graciJí ¿o*
qu^ljéíitís ton fiíjrím ie ntdl A ct tr¿ qíitaH
Íá2brt ftftien e^ /y quálcjiflé? otra éfud te
yeH üáj? mouidacon eftó m Tólumad,H<^
‘ bjajtoucliás vez# a quererfnfrir, ybiíel'
l: r ue'defpacs ra т+ieiire al Pá^re £e1óf-
" tiál, pediehHole'íaVrfhid dé íi
paciencia, con loe ifcifmos
iucgOsq fu fcídito.Hfij o
7a pide para ti.
C J V P . XX1III.

Dé otro, moda i t or/rctoh, ■


fo r vía
de meditadon.

AmbietT podras orar y mdftUwf de

T otra inanera: efto es.tu atfrás aten­


tamente coníidérado los d6iar¿s>
V trabajos que el Señorfnfrio, y.aplicado»
^ fentidos para dolertc dellos, y penetra·*
** *con el penfamiento la prompcitud de^-*
con que padecía,y U granáóca de fus
Afores y de fu paciencia, paflfaris a^elinte-
*d is coníidoraciones: lá vna del mcrecj·*
diento defte benegnifsimo Se iror, y l » o-
,r* del contento grande que el Padre erer-
^ tenia por la perfeta ol-éliccta fiefiiHiioi
y ptcfentádo eflasdoscefas afuDtufna Mji
Scíhde, pedirás en vim rdibllasja qne d d -
jj^res; y efta demand t la podras tew;r, no
mente en cada rnvftério, m.rs también:
cn todos 1:>í actos interiores y exteriores,
el bendito Idus Jrazia fcn qualquicr 1117
Lucha, o cómbete

C A P . XXV,

Pe otro modo de orar for medio de U Sari'·


tifstma Virgen.

Tro modo ay de orar,de mas dé lo*

O dichos, por medio deja Santiftimi


Virgen Madre de nueftro buen le*
fus,ponicndo primeramente I.i menteenel
Padre Eterno, dcfpues en fu foberano Hijo
y.vltimamente en fu gloriofa Madre. QiU'
to al Padre, á s de conliderar dos cofas, y
prefentalas delate de fu Mágeftad, que fon
Í qs deleytes que abecerno tuuo de fi mifm°
en la Virgen, anees que ella tuuieíTe el fe*
exterior, y e n fus virtudes y acciones, def-
pue s que al mundo fue produzida. A cerca
de los delectes, meditarás defta fuerte: Le*
uanta a lo alto tu penfamiento fobre toda*
las crururas; y deípuos que ayas entrado en
Ja miftna eternidad y mente de Dios, con^
<bra l.*$dilicüs, y contentos quedefim if'
mo tomaua en Mana Santifsima y fu bells*
za;y h illando entre eftos güilos a Dios, p·'
«Jaleen virtud dellos, mercedes con todaf«*
guridad-, fupficale'cf te dé fu gracia y iuer-
^ p a ra vo n c^ ra enemigos, y c fp e c ú k
Efpiritusl del alm a: 36
mente al oi:e mas te combate entonces. Y
ipaíTandp íicípues a la confídcracion de ta­
tas y tan Angulares virtudes, y obras defta
Señora, y prefentandolasen todo,o en par
*e» ó alguna particular delante d^ Padre
Eterno, y pedirás afsí milmo porj ella a fu
Diuina bondad lo que deíTcarcs. Qjianto
alH ijo, le traeres a la memora el vientre
v¡rgi nal, donde 1c truxolu SantifsimaMa-
dre encerrado nueuemc¿es, la reuerencia
oue le adoró Jdefpues de nacido, cono *
riéndole por verdedero Dios, y hombre,
ilijo y cria’dorfuyo, lospiadofos ojos que
le vieron en tanta pobreza, los bracos que
le recogieron, losdalccs befos que le dio.l.t
leche conque le crió, y los traba/os y dolo
res que por el fufno en fu vida y muerte: y
por medio deoftascoDs hacásal amantifsi-
*no Hijo vna dulce violencia, para que te
conceda lo que le pidieres. Bolmcdote def-
puesala puri&inu V ÍF gen , laás de acordar
<)ue por la eterna fabiduria y bondad, á fído
elegida por Madre de gracias y piedad, y
Abogada nueílra, y que defpucsde fu ben­
dito H ijo, no tenemos otro recurfo mas
poderofoque'eldefu amparo: y acorda-
rasle de mas defto,aquella verdad que dclla
fe di¿e y eferiue, q jamas; hafta aora nadie
a combate
Jaintjoc6 con f¿,que no le huuicfHj refp®n' ¡
¿ido con piedad, y finalmente 1c pondrás'
pelante los trabajos de fu vnico Hijo,fupl''
candóla, que por gozo y contento Cuy?’
hagan · n tjel efijto porque fueron padecí*
{los.

CAP* xxvi.
p e otro medio di orgr f or medio de lo t jn *
gelet, y de todoi Isi BunAutntt*r*dos.

L O s Angeles.y todos los Santos del


Cielo fpn tainbien para efto tnedi®
muypoderofo, del qual repodra*
fcrúir de dos roaneras: la vna es.que te byel
uas al Padre Eterno, y le reprefenresol **
jnor, y alabanzas con q«e es exaltado pof
toda la corte celeftia), y los dolores v trab*·
jos que los. Santos án padecido en la trerra
por fti Magefíad; y en virtud de codas efta*
«ofas, le pidasfu diuino auxilio. Kl otro nio
do es, que acudas aeftos diuinós efpirin»s>
^omoa a^ueUós qdeno fojamente defleaf*
nueftra perfecion, pero efuefearnos colocar
d sen mas, fupremo* lugares qoe ellos, y
Jes pidaífocorro patvi et co'ifcBate qiwítra®5
^on los vicios^ y af«i nuírao para que ce de-
Effirilnál dtl e4*ia. 37
fiendan dellos a la hora de tu· muerte.
* A lguxa vez «•(nbiQn te pondrás a confí-
dcrar las m uchas, y Ungulares mercedes
tjucán recebido del C ria d o r, defpertando
Cntivn viuo afeito de amor y alegría, de
«Jije ellos poflean tan grandes dones, déla
m'frr\a manera que fí fueíTen tuyos pro-
r fios,y aun «íeues procarar h o llarte do que
^ lo slo s g o z e n .y fto tu, pues tal a fido la
voluntadde Dios.
Para poder hazer efteexercicio co n mas
°rden y facilidad, podras diaídir l«s hileras
los Bienaaenturados por los dias de la
fetnana, en efta forma: El D om ingo, to­
barás los nucue coros de los Angeles; «l
I-Unes, a San fuan Baptiza ·, El Mar-
tc*> los Patriarchas, y Profetas; el Miér­
coles , los Aportóles ·, el lueaes los Mar­
a e s ; el Viernes, los Pontífices, y lo«
demas; el Sabadoa las Virgines, y las dé«
*nas Santas: pero nunca dexes d i acudir
cada día a la fmtifsima V irgen , y al An­
gel de tu guarda, a San Miguel A rclun*
g el, y a los de mas Santos que hu-
túcícs efeogidó por aboga4
dos tuyos particu­
lares.
Luch/i, o combate.

C A P . X XVII.

D i ¡n meditación de Cbrtfto crucificado^^


facar della a/ ccI oí .

arta aquí te he hablado de la oració

H ymedítacion de lefu Chrifto,cfli'


cificado por via de oracion,y aof*
tratare délamifma meditación, para e
ía rte c o m o fe pueden facar della diuerfoí
áfeítos, y dellos notaré algunos.
Tu propones por exemplo, meditar la co
fonación del Señor, y en efta fe pueden to*
«nar los puntos feguienres: Com o fu M 3'
geftnd fite por efear neo vertido de purpuré
y como fu cabera fantifsima fue adornad*
«e corona de efpinas, y herida con vna c¿'
ña, como fu diuino roftro fueefcupido , 1
¡abofeteado.
C om o el R ey de eterna gloria adorado en
los cielos de tantas legiones de Angeles.^6
efcacnecido y burlado en la tierra con rcu¿
renda fingida y honra faifa por gente v i l 6
infame.
Queriendo deftos, o de los tales punto4
exercitarenti afe&osdeamor,.ís de es for­
jarte con la meditación dellos a palfar
Efpirtual del alma. 38
vn conocimiento a mayor conocimiento
/*c la infinita brid ad de tu Señor, y del gr?
de amor que te tiene, pues tanto fufrio,y
Padeció por ti, y procura yrte inflamando
“ cm'pre ma$ do vn amorofo afeito para có
fuMageñad; déla mifma bondad y amor
«cilmente facerás contrición y dolor, por
aUcr ofendido a vn Señor tan bueno, y a-
"»orofo, queá fido por tus maldades tá mal
trítado, y de tantas nunoras afligido. Para
Jftouerte a efpcran^a, confidcra que vn Se*
Cortan grande fe ha dexado reduzira tan
extrema mifena,’folamcqto para librarte de
los lafos dsl pecado, y dol poder del demo­
nio para ap.’ ícara fu eterno Padre, y darte
firme confiaba con que acudas a el en todas
tu»necefsidades.-facarás alegría,paliando de
tus penas a los efettos que hazen, pues con
ellasborrará tus pecados,ylos de todo el mu
^°> aplaca la irado Ai Htcrno Padic,deftier-
r'* al principe de las tinieblas, deltruye la
fu erte .recoge a fu rebaño fusouejuetasdif
Arriadas, y ocupa las filias de los Angeles,
9ucporfu rebeldía cayeron.· demás defto
te puede mouer a alegría, laque recibe elPa
*Jre, y el H ijo,y el í fpiritu S. y toda la Iglc
j*a triíifante,y niiliríte para m ouerteado-
'0r,y compafsion de tu afligido y fatigado
Luthfy ó combate
Se ñor. D e mas de penfar las penas del crtet
po ya dichas, entra con ej,r«nfani¡encfl *>
las otras mayores de fu alma fantifsirn* i <j
conociendo la inmenfa dignidad y bondad
del Padre,y anudóle fobre todo lo que p^*
demos entender, fe dolía infinitamente dtf
las ofcnfts que cometían contra fu Mage»*
tad fus criaturas; y tenia demas dsftovfl*
p e n a indicible, por ver ,tanus almas cond* ;
nadas a eterno tormento por fus culpas*, Y
afsi mifmo-leatraueffatia el coraron el ctí*
chillo de dolor que trafpaflo el de fu f.wtȒ
fima Madre, y lentia grande congoxa, p<’f
Jos tormentos que en el Verbo veyaq aatf
«le padecer por fuamor, tantos M a r ty r c *
glonnfos, y Vírgenes fantas: y domas dc<j
en todos ellos dolores te.is de compadecer
de tu Señor de la f irma q teé dicho,te pid*1
© pordezirló mejor. quiere c fte ‘'eñorqus
rengas vna mas verdad.·™ có''afsion>ye*q
Cn lo venidero atiend. s a pcrfeí,ur :us pro*
prios guftos. que .in fido c.iufa de fus lhgas»
las qualcs ás *!c vngir con el dolor dt> tu i>»'
gratitud. Para mouerte a aSorrccmucto del
pec-ido, ásdeaplicar tndr.sIrspnntrsquC
meditares a foto ríle fin. como íipor pin*
gu n.t otra cauf.t huuiefTe p.idecido elSeñor
que por induzirte a aborrecer tu? mal.« in­
clinaciones, efpccíalmeme aqnclla q m lS-
Efpiriiv t i i t l cl0 4 . 39
te aprieta y mas deíagrada a fu bondad. P*
f a fac.ii»vl:imwBenrp admiraciop, confide
T* concuydadoqueel que padece es el Ver
^ Encarnad■j.dmifmo Dios hecho hom­
bre por tij que Irs por quien padecí fomos
nr.fotros, vililsima» eiwur.isfuyas, q con-
tiniun'éte le .memos ofendido·,y c (Vimos o
tendiendo, que les que !e atormentan fon
Yr'a gente maluáda, y las he?esdel pueblo
S"c las penas quepadece fon íhdi^nifsmas
Vcrgon9olas, y tormentos grandes y hor­
r e s fobre toda imagí nación} y para admi
torre mampienfa <4modo y animo con qu3
padece; pero no prefumas poderlo con-
Prehendcr, porque efte pobre, y humilde
Señor noettro, tuuo vna paciencia entre
t*n tas congoxas y vituperios,que auentaja
Infinitamente a*Todo lo qurlas criatura»
poeten entender, y vn coraf on llenS
detpd a faauidad, y dulfura, de a-
m erparo, para con aquellos de
fapiadadosy ferozes aramos
q ¿contra el tenían aque­
llos ratnofos y nubla
dos fiyones.
Larra, o combate

CAP. XXVIIh

De ¡a devocionfe^Jtblety de Id
fiqued/ti

A <to>0¿tonícnfitíe procedealgfl'

L nas.vezes de. la naturaleza, o otra*


déWemoniOiyraA-ezcs también de
la gracia: podras difeernif dequal def
procede, por los frutos que prodaze: pof<J
fino tefi^ue dcllatnciom.de vid*« has de tf
tner no fea la cdufael demonio,o la natura*
lez*, y cantojn*s, qitanto- mas colmada vi­
niere degufto y dulzura. Y afs» quandofin-
tigres que el entendimiento fe laborea en
guftos efpimuales, no tepógas a dtfp.uear/
examinar de dóde procede,ni te apegues i
e'los. nite dexK focar detuna4*iy fió ma­
yor diligéciay aborrecitnicto den mifm*
defpega de tu coracó todas lascólas,y no
admitas, ni qaierasdcrro del,fino a foloDb*
tu verdadero Criador, y :el cumplimento
d¿ fu fama voluntad: porque defta fuerte»
aunque fea del demonio, o déla nacureza»
fe bohiera t'c la cracia.
La fequedad procede también de las tres
PJpiritnal del i¿eu» 40
Cofas dichas· del demonio, por entibiar ef
|ntendiipientq_y apartarle de la emprefa.
efpmtual, atrayéndole a los entreienimien
tos del mundo. D e nofotres mifmos poc
nucftras culpas, o negligencias. D e la gra­
cia >o por adticrtirnos que fenmos mas deli*«
gentes en ce*ar teda ocupación, que no
^•»d\j D ios,o nbvaya enderezada para fu
C' ^eftad, o por vnirncsa el con vna ver­
b e r a renunciación de nofotroí mifmos,
aun en los ¿eleytes efpirituales, porque no
reguemos a ellos el coraron, y tés demos
Pirte en el, querré ndoleel Señor t&dopar*·
«'• de manera, que ñ te fintieres íeesr, has
^entrar dentro de ti, y mirar porqne de-
feto tuyo ce i n quirido la deuociorr fénfi-
í,y enderefár contra ella tn combare: no
P; r cobrar la ienGbtlidaá de la esleta, fin»
Pf'r apartar de ti lotjue defagrada alosojos’
Dios: y mrra queno dexe» por leqaedaá
ta ejercicios efpiritaales, mas prodigúelos?
C(3n todo tu esfuerfo, porinfni£taó£crsqua
** parecieren, beuiendo con güito él palias
^amargura que cíTa fequedad’te ófrecci
'4qualli alguna vez viniere acompañada
•je tantas, y tan efpefas «nieblas,y obfeuri-
dades de entendimiento y que no fepas.1
. ^>ndeboluerte,niquepamdo tomarte,has
^ eílarfola, y firmeen la C ru z, aparrad"
íuchiy ó comía le
íc_toáo$ los deley tes d< la tierra, aunque
nw db,y la» criaturas te los ofrezca; cncü‘
bre tus pjfsiones a todos,cxtcpr<j .1 ;u Mae*
tro, o Padre efpiritu.il, y a el fe las defcu*
Jjriris, no a fin deque teconfuele,íinopafJ
que teenfeñede que itiodo losas <fcllcu.ií
p.ir.i agradar fna< a Dios·, y ás de cftar muf
aduertida de no vfar de las común iones >0
Otros excretóos efpirituales, o quáíquiefv
tra cofa para, aligerar la pena,fino porree®*
bir fiiepfas parafufrirla, y no pudiendo po*
laconfuSon cjuc tienes,üruirtede’ entefl'
cjimientp, para orar, íuplelo con la buen1
voluntad, con oraciones jacularorias,y d®'
uaciones.de menfe a Dios , y (obre tndj>
lleua t&paciencia íacarga délaceguedad·
y con htumid£reGgn2CÍon,qu9$Á4«$ vn*
9radonm uy acepta al Señor; y fl 4*íle rov
do te gobernares, ferás verdaderamente
«Jeuou, porq la verdadera 4>¿ocion es vo*
proropticud de voluntad de fegu traC brir
co con la C ruz a cueftas;. por qtialqai^f cv
¿ in o q n ^ s llame y llcuc, y a querer a Dio*
>r D ios, y alguna vez dexar a Dios pof

g ios. Y i» por e lú medida, y no por la de l*


¿ n ú b le deuocion, midiere muchas perío*
nos efpirituales fu aprouechamiéto, efpcial'
méte m ugerct.no fe quexarian inútil (o
por mejor d c iir ) deíagtadeadamótc den«j
Ejpiritual del 18
’■en que el Señor les haz/ifíd» procurarían
masféruorXeguirfu fecíina voluntad,
obra fiempre lo que rwtjor nos eíU. T í
•>'en fe engañan muchos.o^ particular mu
enqnequando fon troleftadasdeefc
í^ntofos y horrible» penfamientos, fe co­
linden y defaniman, creyendo quctotal-
, átelasáD iosdefam parado, nopudien
°perfuadirfea que en vn entendimiento
°ndeviuen penfamientos rale;, habite fu
'Uíno Efpiritu, y quedan abatidos y cali a
P*№e de defefperar, y de dexar los buenos#
^ fcicios que hazen: en lo qual fe mueftrá"
P°co agradecidas a Dios, pues lo permite,
P°rque con eftas tentaciones vengan a vn
"Cocimiento mas claro de íi mifmas, y pa
A como necefsitadas fe lleguen a el. Y
s' loque til ás de hazeren cafos femejan-
fij,€s<iue elgolfesen vna profunda con
Aeración de tu peruerfa inclinado,la qual
S»iere Dios que conozcas fer tan apareja-
? *1 mal,que ñ te faltalíefu amparo,te pre
g pitarías. Defpues defto as de entrar en co
V efperanf a,viendo,que tu D ios por
Peligro que te mueftraf te quiere tirar en
de fi coh la oración,y recurriendo a el j
qual ledeues hazer gracias: y asde fa-
j que taléi pcnfa mientos fe defechan
L iria * o combate"
mejor con Ytfclejeftra y fufrida tolcranc»*|
que no con vojatiriíioía rcfiílencu.

C X P. X X I X .

Como elfsntifsm o Sacramento de la E Ú


, cbarijlia es tod.tr ofifumo medio
para vencer ¡as pafiients.

l.fantifsim oSacram ento <1:la E«1*

E chaníha fe rccibc por diucrlbs li ncí* |


pero queriendo cu i ecebirlc,· para &
flru y ry defarraygartu malas inclinación^
as de vfar del en ella forma.
Antes de la com union, teniendo coran'
di dad de tiempo,empegaras del'de la noch*
antes a penfar el deJfco que el H ija de Dio*
tiene deque le recitasen el Cmtilsimo S·^
cram ento del alt2r, gara vn-trfe contigo, 1
com batir y deshaaer qualquicr pafsion vr.
ciofaq tengas. Elle^eflTeo de C hnfto nu«1
tro Señor, es u n g ra n d e , q»c por ningu?
entendimiento ajado puede fer cooxprcb*
dido : y para co m prcliciuUrlo tu en algún*
parte, as deconfi^erar 4os cqfts. Laprtxo*
ra es. qufanto fe agr.tcteeíte jíc ñ o r deeO4*
c o n nofotros, pues e f ttl^ u r t^ tt deleite*»
y q^Tcrc que 1c (Jpnos él pfroprio cotaf on.·)
E f f ¡ritual del ahpil
A-a fcgunda, que ks decon/iderares, que a
^orrcce/u Mae^ftad el pecado fnbre tod<
^carccTmiento^afsi porque impide el vnii
fe con r.ofotros, como porque es opufifto i
dtuinas perfcciones: puts fiendo el fu.
^obien, y belleza inmenfa, no puede de-
*ar de aborrecer y abominar la culpa infi­
dam en te, ño fiendo otra cofa que tinie-
fealdad, y mancha de nueftraj atmay,
£ara imprimir mejor efte deíTeo tan encen
^’do de tu Señor, rebueluc en tu penfamié«
l° fus obras del viejo y nueaoTeftamienca
* «fpecialmente las de fu muerte ypafsion,
y veras que codas án fidopara libramos da
nueftrasculpas y mi ferias, y de todo nueftro
^ r e r contrario a f·* Mageftad: y aísi di«
los iteraos fuyos, a quienes á alumbra«
que fu foberano Hijo, por deshazer en
^íberos qualquier paftion,o apetito defor
rfn'ado, fe pondría denueuo, fi neceíTarío
^efle, i milttuerres.
Conociendo pues poreíias confideracío
f)cJ,el deflecrqaeChrifto tiene de entrar era
1,1alma,defpierca en tí vna gana grande de
>cebirle conéftas, o otras tales oraciones:
^latoriáy* Venid Señor mió, focorred a
e«t* vueftra miferable criatura contra fus
fj'emigosjquando, regalo mió y todo mi
*0) fcrá labora qtxe yoos reciba? quando
LpcbtjO cqmbatt'
apinpd^y forriiíi<U có vo* pan Yjuó>>'¿' f
f«rc fuis defordenados apeti tosf H al Iand<^v<
te pues mas fuerte con li^fperaiif.rdtt'?*!,
vánidV^c tu Señor,. llama muchas ve¿c**!
batáll.i Ja,pafsioncon quieo entonces*^11' ¡
xeres guerra, y cs-fucrfaro a rcílrtirla co«*;
puyares briosque nunca, .y. con mortal y 1
borrecimiéto» y pepeura ha/.er adosde d«*
feos cíe ja.Virtud contra ri.;, y/iijá lo ins có‘
tinuixipp^poriapochc, y aUiuañanaqi^*
deserta r e s » ; . r - · " .
” Cejando cftuu¡eres para/ffgbir.el iairt1*
Cuio 5atranientfi.<tf»rjsiy n antes vflJ
ojeada Tcr ,us y p9r.Lt poca tid-l·* |
dad.qjupis.^fjd^ contra ^ iic í y.fobera»*?
Señor, defde la coip^juon.halla c<J
■tonccs, y cnn v^r^^f^i do^i-^f^ia, y c<>
yjo fanto temor rccóíiujL^ira&por tuiogrJ'
titube m dign^i^. Pero j^íjXafldp d e f ^
fu mme nfa buiu^ul, queq^iierg por ni^
rebelde que ayasfido,Qffilftj^ b aS)/teilf'
garasaha/.crlocpnüadañíe^Cf .. ,, v
En a len d o coinu¿cad<yj¿ has «eretír^
lo mas prcilo que pudaere^vCn io mas inú'
ojo yelcondido de-ru ccragon,y dcfcubr®'
le a tu Señor lo* defetos y^Tifenas-que t“'
uicres, d i ondule mentalmente ¿efta, niJ*
ñera* Ya vo» veys Scñ<>( mió, con quav11
faciijdad os ofendo,.quant^sve^esc y i j
. Ji rptr'ituh)dtTiOris. 4J
fiicrrcrhcTitc nie oprime c/V.t p.i fsio;
^6 í¿?5PTC,inÍí¿Í3 (|uc nocspofsiVc qsa yb'
pueda pnr mi libr.irma dsHit; y afs« R-cy de
JtalmV, e íh 'biit.il li c: vueftra, y p o r vos'
efpero 1.1 vitom .B iliiicndotc dcfpucs
«^Hrerno P^drto dfrcrcls p.ifJ fftc efero fu
& n3ito^ptjó,<juc dentro de rtWlma.tten«s
ferpenreo ritra Fei Tu Diurno actxilio, q«e
íi^uro íjMe no rc falVe, áunq pare¿-
tárete ajártele. ' > ;

C A ^ T:X3H¿
Céttñ ton el úlfrio SicrkmtriioJP átfjicri* .
id rtoloirot afetfo di ario?.
Att«acpccitar?n tiefte dium® Sacra·.
W - J mento-cl api«r,qne es quien<l¿sh*r
-II. , z£ y ennfume todos ríueílros defoc*
denados apetitos, rcboluerásen tu enten­
dí mieiufte l-amor que tec«eoe., meditando
dcCdiU noohc^ntes,-como aquel grande
y omnipotente Señor, no comenro con a-
uerte crudo a iin*gen y fcm ejci fu y i, ds
auer«mbiad'> a la cierra-J fu vni^erwtoH ijo
a-íeruirte treynta y tres..años, fufriendo
tantos y tan graues trabajos, y vna afrento
fa m u e r t e p o í - n e f e a t a t t e , quiere
Lyfijho ctmbAit ’
defrias duflo dexarcelo cn cl famífsámo S*
cramfto dela Eucharifiia, RJra fu/1¿to y&'i
medio 4? tus necofsidadcs, y para
de amor por don predo/ifsitno. Confided
primeramente, que es Dios el qucle <fi a'

3 uella potencia,fabiduria.y bondad ¡net#


i, que no tiene limites, cuya altean y P6^
fecion haze infinitas ventajas a todo hunú
no conocimiento. Confid^a defpueí el
dVn, qne esfo vnígeniro Hij'p, iguala fuE*
rerno Padreen mageflad y grandeza, y ¿6
fu mifma fuftanciay naturaleza: porque fi
qualquien cofos perpocrfVa&r que teng*
que vn Rey terreno nos embia, fe cft ma y
quiere tan tnYpf»rxcípeeo. delxjue laá jepir
b n d o ^ u e ftí hará porvn dohma* §ue ce-
leflial y de incomparable excelencia, que
jM¡es menos del Hijo de D i 6s,DMs"vtfdí|
dero, y el mifVno Dios ellfuánOs ledárf .«
uanrare, vltradefto, apenfar la eternidad
defte amor, por el qualdefde abecerñofe’
determinó enfu encendimiento akifsim o'
de darte a fi proprioi que esfumo® infini­
to bien, y con jubilo, -alegría, y alboroto
interior, habla defta fuerte dentro den:
Como en aquel abifmo d« la eternidad de
Dios era mi poquedad tan-eftimada, que
fe acordaua efte grande Señor de mi, y
delíeaua dar fe a ú miüqo por mu’ Y final-
F ff iritiu l del alfüyt: 44
I «neme rehiíelu«; on tu pcnfa miento la pu*
^mor ai^e vn Señor tal te á moftra-
. w>,q\ie W ílÍHocomo los amores de la tief
**» mezclídoscon algunos inrcreíTes,o me
**os tuyos, porque folamente por Tu bon­
dad infinita, ycaridad inmenfa fe nos á da
Jo-,y entretenido ¡dulcemente en efte pc»-
” *niento, puedes dezirle defta fuerte den-
de tn coraron* Señor mió y todo mi bié
Parque caufa amays tatito a efta vueftra in­
din a criatura? Que quereyes Señor m o
de mi, que foy vn pocodepoluo? Bien veo
‘teñór, que en eli fue^o de vueftra caridad
ay fino íbk» vn deñgnio por donde d a-
mámente veovtiéftro amor, pues no
por etro fifi me amays, que porque yo os a-
“^ y todo os me entregays, porque todo
Weentregue a vos: y efto no porque de mi
«engays necefsidad alguna, ti no porque vi­
niendo y o e n v o s, fea por vnion amorofa
vn vos mifmo: y de labaxeza en mi co­
mpon terreno, fe haga con vos vn folo y
diiiino corafrtfl.
Cóíideradoefto te ofrecerás a lo q masagra
daré a Dios, có el mayor afeito q pudieres,
quedado có vn encendido defleo de fe^uir
uépre fu fama voIñrad:y defpuesq te fíntie
tes bien abrafado deftedelíeo, vetasen tu
mente el grá defTeo que el Señor tiene de q
Lutbáj o combate
el día feguienteíeabrasel corayón para «*}
trarfe en e l , entrarle a llí, <enar co0¡ i
tigo, y deley tarfe con tu compañía:para ·0 -
qual defpertarás en ti el anüa de recebtrl*
con eftas oraciones jaculatoria«, o otras t*
les. O Manna,que cclcftial y.diuina.quair
do ferá la hora ¡que yo os reciba a fatisfacio*
vueftra? Quaftdo Señor, efiarc yoivrn^
con tos, portazos de verdadero amorfOS*
do por vos, vida miade mi alma,renuncié
re toda mi proptia-voluntad y mis pe ríe*
ciones? Y con eftas,o (eme jantes oracion¿
breues,y conlaconfideracion de los puif
tos dichos, encenderásaüi la noche ante*
com o la mañana el defleode recetarlo,y éf
vnirte con íuMageftad por agradarle,y pro
curar que recogida dentro de ti, tengas li­
bres y deCerabaracadaslaspotencias delalr
n u de toda curioudad vana, penfamtento»
o apegamiento te rrenó, y los fentido» del
cuerpo ayunos del gufto de los objedtof
proporcionados a eUos. Luego que le aya*
reccbido,enciérrate lo mas preftoquepudf
das en el retrete de ty coraron, y habla en
el con tu Señor^que allieftá, deftaodcotra
manera.- o Rey de Reyes, quien os á traydo
dentro de mi/ que foy vna tñíle,imferablCf
pobre, cicga>y defnuda de todo bien? y oy*
ras que te refpóderá, que el amor. O amor
FfpiritvMl iel^lpts. 45
increado,o amor dulce ylobcrino.que pre
de mi?..No otra cofa (tedirá) que
*89?,· nTqutctoqucon la tierra de tu cora­
ron arda otro fuego que efte, para que con
fuma y acabe qualqnier otro amor, y a bra-
k toda tu prppria voluntad: y cfto te pido
porque quietó for todo tnyo, y que tu fea*
toda mia, lo qual no podra jamas fer, m:cn
tr*s nohirietes aquella reíignacidn de ti,
*)uc tanto me agrada, y eíhniicres adda a tn
*tt»or proprio, a tu mifmo juyzio,y a<£ul-
*№cr apetito, o eftimacíon tuya^pádaícíel
Corred miento de timifma, por daiife mi
***»«··, y tt» coraron, porque entre« eo el
mío, jrte vhas con el, queporefto abriera
«n la C ra c puerta ernnt cuerpo patael. Yn
jurero de riatma, por mi redemida^uena·»
dapidas, Jiadi ptenfes, en nada entiendas)
^ a veasrfuera de. mi: .porqueyo ¿n tí 1<r
P»dotodo;l»rintiendai,lo pienfe,y lo"*ea
«fetal maneta, que tu nada abibrto en el
«Wmode mi infinidad» en ella fe conuter*
ti, y afsi: fn~ferás colmadamente'dichofa
en mi, y yo *n ti eftaré fatisficho. Y por
fu defteexercicio ofrecerás al Padre Eter­
no a fu querido H ijo por ti,portodoel mñ
do* por lastimas de los difuntos, en memo
lia, y vm ojtde aquel ofrecimiento que de
tthizo, quando ctauado de manos y pies.
Ltiiffjiy 6 eomhtt
fcfiauapffftrtieme en'U'Crn?, y <íefta fucrt«.
podras-tamken ofrecerle to^o* tu<
dos que aquel d i»fc h a¿e n c*i toda la Í$lc'
fia Caíhohcá. ■

CAP. X ?^ T

D t U Comunion efpirtttiaJ*..

- -V«qne el SeSor no pueda récebirí®


X A ^acramcntalmcntc, finovna ve*
^ íola al, dia, poedefe con codo, e(fo
receñir efpirirualrnep te cadarhora y rae®*
to, finque criatuTacalguna m u ta pueda oí*
toruarf fiqo la propriaTOgltgepctt, .o oif*
culpa voluntaria-, yra vetes feraefta comí?
m en ta» firá tucrfa y grarralDíosicorto pó*
ventura muchas orrasfacramentalesjfppf
defeto, o culpa dé los.que ir*! reciben báf
manera que quanexs:?vez«sc*3preparaa#
para la coraumrm, hallaras ai Hijo de-£Hé*
aparejad o para fuÁemr arte p on ü relimo* y
con fus proprias.mftnós, lo qitzi haras efl
«da forma: Buelttecea fuMageftad con ef'
te propbfi to, y dá rna brttocoj eada por tu*
defeco^ duélete eón el de en ofenfa, y cx>*
vn amorofo afb¿to,ruegrde qbe fe digne d<
yeiur a m alma, para £»4« manjar Tobera*
Efpi ritual ie] almi. 46
■J,o: Qquarfdo quifieres h5¿ctre alguna vio]
¿ nci*> o albina mortificación de alguj
de virtud, ha7lo ;od<
i a*ftcfin, ybuejr?a.tu dulce Señor, Uanu;
; *° con vn-vjuo dedeo dentro de tu alnu, a
acordándote tambje#. de U comtjn»on Sa«
tramcntalpafl’ada,dic^>n vnco«$«n:#b&t·
^^o^uajvdo Dios mió os recebiré otra,vea
®nel£intif$iraorSa¿faflcicnto del aU¿r? Ser
norftloriofo,rprque^novom$ alora efpirir
^Im en^e^o U ®»fa* virtud amtf# tó*
^odemi.

C A P/ XXXII.
D el batimiento degraciaí.
* 0 d o v l h¡¿ que hazemos esHeDújF,
T «Migados ádar-gi^-
c n iA fi» di tiña Mageftad,por qiíál
^ier exerdtlo ñotftroy que fea bueno, y
r* h vi roría que alcanzaremos, 7 todos los
do* paroculáre^y comunes, ypar«
^zerefto fc«moré* razonabas de confidej
^ el fi n có q ei Señoriéwiueue a comuni-
fugrjci3,pctr<$id*(lodepcdc el ver­
ed ero haz imi黩· de gracias. Y porque en
S iq u ie r beneficio qnm haze.lleua prmoi
^méte puelU la mis* en ítt hora y nue Ara
Lucha, ó cómbate
yr<rttechrrrcc<iároce ¿nrcs Inqtis en eí
reficiofc dcfcubriere de fu bondad, fa^i^ -
ria, y poder-, confiddrj dcipú^j que' no ^ ·
en ri cofiqac fe i di” na de taHidhéficiV», í*^|
nofolím eiitc demeriw»*, e i ngrátitñd^ y
ffálmemebbed&ceU fu diurna vtriúntad· №|
ciendo'lo-qne con étt-cnéficirt tie p>de, q***
es que letfnias y amesvy tra* eftó, Te h«<k
hazer v ñ ’Ctiinj^i'd^ftéfcrmiéhtÁdefiTñií'
«ia/el quafrpcfdías 'hl¿er deU iftVner.vr q«c
ebcMgutaríre c a n u to fc fe addittira.

C .A y P .v - X ^ X l K .

qMftq) OfrecürtífclTK^
M-Jr.. íiiiW'fu^'dígnwo-aQiolffl^nfijr^
JL;> t qi¡6 W:b$t»d)to?Hj jo «¿enar« cti 1*
tierra yiUi®i¿>o u»la^wáHoíc offeáa a fi n»*,
mo, y a fvs «bn»* ¡*í* £tcm o Padre, nrü
juntamente co» eltosrffeba a todo* mofo'
u o s:y afti t$iutld*t»qn «fierre* ofrdfcerte íl
Señor, mira pfinwéfc-«H&Hftfto\de la fo rrt»>
queoy fir>oíréca{ queda di*
c h o ,y haz. to ofer«qn-1ii ¿«wly -miíoo de 1*
faya, o poc dczir mejor,, haz. aqucila· *n’*'
ma oferta d e'C h n A ·, e a la qual ry 't¿n>b^
'H [firiiu *l del 47
fift&asinciui'i. Y damas <?efto: -fefl #fte ttt
¿frcciroivMUú ftn rrnpricdad de algún guf*
r o ^ ^ ^ & l l t a r . no poniendo ! >.mirá cr¿
bjcncsdcl cv?lo y do la tierra, lino puramé-
^ cn la voluntad d cD ics, y en l'iHiuina
rrouidcnqia, a laqu.tl deucs ofrecer yfa*
V'ficarte en perpetuo hoiocauílo, y olui·
^d.i dv.*todo lo criado» dirás dcíla fuerte:
Vcys aqm £eñ«r niio, y mi Criador, el
tarro en manos de vueftra tobera na proui-
dencia, h.utd de mi lo que mas os agrada·.
**cn vxla, o muerte, en tiempo, o eterni­
dad. DcíUmifma manéra, quandoqui/14·
res ofrecer ayunos, oraciones, o otras buc·
ñas obra* ,mira al H ijo de Dios como ofre-
cea fu Eterno Padrej tus mefmos ayunos,
Oraciones, y obras juntamente con las fu*
yjs, y afsi juntas y viudas por el, fe bs fue*
<ies ofrecer: y entonces conocerás que las
ha/.es con coraron fincero, quando las hi·
iteres en tiempo de. la aduerúdad que fu>
ices con paciencia·, y quando co n c re ta b a
dieres a la diurna di^oficion.qúeHcndo o-
írecer bsobras dc Chw^o alPadre Erer-
o por tus pecados,-lo hara*d${U mnnera.
Í )arás vna vida confufament* ( y alguna.
♦Tez cambien con diftincion) p p r:tjs Reca­
de si y conociendo ciwno etfpntsib’e
' por ti aplacar la ira
Lucb<}. o cowíate
i la vícfa y pafsió delSaluador penfado én a!
gunaobra y pena luya, coj^oporcxüTjo!^
quar.do ( r¿ua, nyunaua, oderVamaüa jan-
gre, donde verás que aplacando para con'
tigoafu F tcm o Padre,y por Ufa'penas dtf
tus maldades, lcofreceíiquelU obra, o p.if-
fíon, cafí diziendo: Vcys aquí Padre Eter­
no, que farisfago plenariamente vueftra
jufticia por los pecados de N. firuaíé vuef-
tra Mageftad de perdonarle, y decebirle en
el numero de vueftros efeogidos; y enton­
ces ofrece efta propria oferta, y ruega por
ti, o por otros al mifnio Padre omnipoten­
te, fuplicandole que en virtud della re per
done todos tus pecados, a gloria, y honra
de fu nombre. Podras también hazer e^o,
no folanient'e, paflando de vn oa otro m yf
tern , p¡cro también de vno a otro a¿to de
cadaonyOírio. Muchas mas cofas auria que
dezir, muy importantes en razón defte e-
xercicio, pero bafte eflo para lo que por ac­
ra me áíidopermecido hablar contigo, que
no haras poco fí hicieres lo que re he pro-
propuefto. Pero para:la‘capacidad de tu en .
tenaimiento, y poría breuedad queá fido
conuienete Vfar, es neeellario que tenga*“
ííempre v n a atenta cbhfideracion porqtleí
ta,y rancha maádel exercício,recibirás ma-
^or fuerza párá tu vkoña^y refueluetí a to -r Á
Efpiritnal del alma» 48
marvalerdfamcte l. s arnus’. pr.rq eflra es v-
na güerraq no puedehuyric, y quié nopew
«£*»iffcííurtafía¡Tíс nce á de quid ir cu el c.im
po herido, o muerto,y no ay elpsrar paz al
gunaen ella^ porq es contra enemigos.que
mas cruel y.niiferablemenrc acabí, a qu é
mas procura fu amifiad, note efpáre elfer
•erozes y poderofos, pQtq todoiu pod¿r y
•ucrfa eíli en manos del R e y,por cuyo fer
Uicio y honra emprédifte la polca,y en ella
no puede perder, fino el q voluntariamcce
^uifíere.Y fi elSeñor por quien tomarte 1 as
a*itias,no te concediere có tanta ргсЛсЫл
citoria, no defcaezcas del animo:porq dc-
ucs cftar certifsitna de que con fu poder, y
bondadconuicrteíadafcía* cofa»da qti.il-
Я11>гг genero q fean en bien y proaecho de
fus Heles guerreros*,У cftoferá vn gráde mo
l wo para p elea ro n fiada mente·, o por mas
<),ue fddilate tuvitorji, viue fegura de q fe·
r-i o p^ía librarte déla foberui* ytenerte hu
^ildej’oporque vayas creciendo eo virtud
У te haoa$ mas experimentada y platica en
*1 arte oe pelear,o por otro algún bien, que
Por entonces te lo quiere cener encubierto.
T u erf efe*©,hija mia,para во-фг ingrata
1 tu Señor q ie a m i едр(о,у pér ti Ге я entre
gado en manos déla muerte, y vencido el
ffcundo, empréde có denodado corafó eflj.
Luchay o combate
pelea, yatien<feiegun la voluntad ¿ k &.·
celeflial Capitán, a la total deftruycion ¿j,
tus enemigos, y rebeldcía'ílr'ivirá^:*
Porque íi vno tan folo dexas viuo, té Í¿rí
como vn pon^on en los ojos, o lanfac’. t efl|
el cortado, que te embalará la carrera de lJ|
gloriofa yitoria, la qual el te conceda, y 1J
cnroíia de fu gloria, para gozarte en el A*
men.
49
I O N E S DE
L C ¡S DOLORES MENTALES
de Chrifto nitcílro Re»
demptor.

EL 9 Z 0 9 Z I 0 ^lVfo&
f i e dátalas.

VE muy deífeofa vna alma amiga


de Dios, de apacentaría y hartar«
fe de los amargos manjares de la
pafston del dulcifsimoy am orofif
fimo Tefus, la qual defpues de largo tiempo
V de eficaces plegarias, fue por mano del
ntifmo Señor, introduzida al tala mo de fu
anguíliado coraron, y de tal fuerte alean·
(ó diuerfasvezes eíte bié y merced,<j la fuet
9a del dolorq fencia, Uobligaua a dezir; no
•ñas Señor,no ma$,qesinfufrib!e pena tan
gráde.Y no le pareceran ertas cofas incley
í>lcs a qiiic tuuiere noticia de quá benigno y

liberal es efte Se ñor,para qualquiera que có
íes v perfeuerancia le fabe pedirlo que def-
fea. Dixrm e cfta almadichofa, que orando
de/.ia a Dios con grandes andas: O Señor
taioj yo te ruego y fuplico, mecnegues en
Meditaciones de los dolores ' . [
elamarguifsimo^iTiardetus dolores n/ota*.
les, porque en el deíTeo ( amor mió, y tqd$ -
mi bien) acabar la vida. TMfiTSíídStrcíiffc*. ·
des feruido, dirae dulce Idas mió, y to'da ef
porania mía, que tan grande fue el dolof
de tu afligido corafon, y que el amorolo
Iefus le refpondia: fabes quan grande fue j
cldcflor, quantolofue el amor que ruuc * '
jni Eterno Padre, y ala criatura; y domas ·
deftomedixo, que ya en otros tiempos 1-* ,
auia hecho el Señor capaz, en el grado qu® i
auiafido fu volunrad , del amor que a U
criatura tenia, fobrelo qual me refirió mü*
chas cofas buenas y deuotas.quc elquertf
efcriuirlas fuera hazer vna larga hifloria«
Quando el Señor le dezia, que era tan grafl
de fu dolor, quanto fue grande fu amor p¿*
racon la criatura, le parecía a ella por 1J
grandeza defte amor( de que como digo

Í .1 auia hecho capaz) que le faltauan todo*


los fentidoí,y queoyda aquella pal abra et*
forjada a reclinar la cabera en alguna par*
te, por el afan grande que en todos fus mi*
bros fentiaj y defpuesque eftuuo ai si algufl
tiem po, auiendo bueltoa cobrar fuerza?»
dixo: o Dios roto, ó vnico bien del alma,y°
te pido por merced por ti mifmo, que m*
digas quantas fueron las penas que por tu
amorofo coraron en ceru fteja lo quale^
Mentales dé Cbri^fi. ^ . S .' 50
benigno áeñor refpondio dúlceme nts dcí*

%*

El primer dolor mental de lefusfu« por lat


almas} que aunque unidas a tlyfe
auisn de condenar.

Abe hija que demas de otras muchas

S penas mias, q por aora no quiero de-


zirte, fueron infinitas 1js que dentro
de mi coraron pafsc por infinitas almas,
miembros m ios, que veia que fe auian de
apartar de mi, que foy la verdadera cabe«
9a, y que tantas vezes fe auia de fcparar da
*ni cada alma, quantas pccaua mortalmen-
tc: y efta fue vna de las mas crueles aflicio-
Hcsqyo'fenti^porq (conlidera) íi a v n o a
Suié dá el tormeto de la cuerda, fe quexa cS
láto eftremo quado fe le aparta los huerto »
de fus fítios naturales,q martirio feriá el mió
Pues t átos micbros fe auiá de apartar de mi,
d antas almas vnidasam i, án lidoy feran
condenadas mientras el mundo durare, y
*antos dolores fcntiaquantoseran los mié-
oros aue de mi fe auian de apartar-, y tanto
toas dolorofo es el apartamiento del micm-
V o cfpiritual, que no del corporal, «juaneo
Meditaciones deles dolores
e«tnas preciofa£í alma que el cuerpo-
quanto fea mas precofa el alma que el cu#,
po.no lo puedes fiber
viue·, porque yo folamente conozco la yio*'
blc¿u del.alma, y la baxeza del cuerpo^c^'
mt (Criador .de lo vno,y de lo otn ,,y al>i ni
tu, ni criatura alguna puede comprehsndvf
la cruel congoxa que me caufaron tantos
apartamientos de miembros tan conjuntos
COPUHgP, Y aquienesyo u n to amaua-, y d¿
la forma que en el pecar ay vn moJonu*
^raue que otro, y efte pecado es más inof*
mé q aquc!,afsi yo en el ver los vanos mív
<Jcs de pecar, con que las almas fe auian dí
apartar de mi, fentia mayor, o menor pe-
a, de donde rcfultaua la calidad, y cami*
3 ad de tantos dolores como me atormen*
fauan, y porque yo fabia que auiendo d«
£er yoluntacfeternamente mala, auia tañí*
bien de fer eterno fu tormento,por eflfo era
ífteelm ayor cuchillo que me trafpaflauJ
el cora^n: porque tanta infinidad de al­
mas, como teé dicho, miembros mios, nun
ca jamas auian de boluer a juntarfe y vnir?
fp comigo, que foy fu cabefa, y efle nunca
jamases, loque atormenta y atormentará
eternamente aquellas alm w defdichad.is,
mas que todas las otras penas que tendrán,
o puedew tener in .xtcrnú y a mi me afligid,
Mentales d eC b r^ t N . S . <{i
l j nt a ‘queauru de buena gana efeogído et
todas Ijs aflieiones que
'íenr^por lo$ apartamientos y feparacionei
en los modos y formas que aurian de fer,no
fol'Vvna, fino muchase infinitas vezes. N o
lolamente por todas las almas, fino por v-
n* que huuicflfe de vnirfe y junta rfe a la in­
u n d a d de los otros miembros viuos, que
*°nmis efco^id is, y los que viuiranjííewi-
Prc con cfpíritu de vida que proceda de mi,
^ eviuifico todas las cofas que viu$n. Y
a<lut.is de ponderaren quanto ettimo vna
alma, pues te é dicho que padecería pena*
tan grandes por vnir y juntar vna fóla có­
digo, y aun huuiera^ querido padecer pof
e'la infinitas vezes, y es tanto lo que ator­
menta aquellas almas la pena deíte, nunca
jamas poder vnit fe conmigo por ordena­
ción de mi diuina jufticia,quequerriíellas
Padecer también vna infinidad de penas co
ta' cue pudielfen tener efperSfa defta vnio,
V afsi difpone mi jufticia en todos los pecá­
i s que a la calidad y cantidad de las penas
Su2 me catifaró en apartar las almas de mi,
correfponda la calidad y cantidad del caf-
V :V Porque nías que otra cofa me afligía,
c"e nunca jamas quiero y ordeno, que cftc
v,nunca jamas aflija y atormente aquellas a l-'
'pas, mas que todas las otras.penas que
. . Mtdtta¿ijfínes délos ¿bhres
31A i, o tendrán Vternalmente; y ‘aqtih as ,
potar, que penas padeterj^mí coracoju5^:
tantas almas condenadas.
Entonces me dezia aquella alma,que na*
cía en ella vn fanto defleo, (el qual cccy*
tamban que fucflfe por fu diuina ijifpira*
cion) de preguntar al Señor efta duda· pe­
ro con gran remor y reuerencia, pornop*
recer especuladora déla d¡uinidad,y nís*
con fuma fimplicidad, pureza, y confian-
ja dezia: O dulce y penadolefus, mucha*
■vezes с oydo dezir, que tu mi Dios y Señor,
Jleuaftcfobrc ti las penas de todos los con­
denados: y querría íaber (b ien m ió,С de
ello fueíledes feruido ) fi fue verdad, que
iintieífts aquella diuerfidad de penas que
a y en el infierno, como fon tener frió, ca­
lor, abrafarfe.morderfc los proprios mieit»
bros con la vifta dé aquellos cí¡t>iritus infer­
nales. Y entonces el benignifsimo Iefus»
respondiéndole graciofamente, le dezia·
{yp arecialea ella que efta pregunta no le
auía defagradado) Hija mia, yo no fenti ef
ta diueríidad de penas de los condenados
en el modo que tu me lo preguntas,porque
auiandefer miembros muertos, y aparca­
dos de mi, y entenderlo ás mejor por cfte
exemplo.· Si tu tuuieífes vna mano, o v n
pie, o otro quatyuier miembro cortado^
■Mentales de C b rig g N . SV >¡z
Jttíí^'quela mano, o el pie fe coftaffe, o le
es que fentiris gráue
M f ñ t ¡ pero ^eípues que fucíTe cortado el
tal Miembro, aunque le echalTen en el fuc-
po,<o a los pierros, o lobos, tu nofentirias
dolor álgpno, como He miembros podri­
dos y muertos, y de rodo punto apagados
del cuerpo: y (olamente fentirias pena de
ver echar en el fuego, o tragar de las fieras
*n miembro que á tido tuyo. Defta miftna
manera fueron las almas condenadas, que
Porfer miembros mios, mientras huuoef*
Teranf a de vida vital, y de vntrfe cómigo;
padedinfinitasaflicione?, y aun todos los
afanes y afliciones que tuuieron en eíla vi­
da, porque harta la muerte auia efperan?*
di poderfe vnir conmigo, fí ellos quifieran.
Pero de lo que auian depadecer defpues de
la muerte, no fenti pena alguna, com ode
miembros ya podridos y muertos y aparta
desde todo punto de mi, y que para fíem-
pre no auian de viuir conmigo vida verda­
dera: pero con todo eflo me era grauemen-
tepenofo el ver que tantos que auian fido
proprios , y verfladeros miembros mios¿
auian defpues de ferprefade los inferna­
les cfpiritus, y condenados a Í g n ito s
y eternos torm entos, v if«> es qiun-
I to a los dolores m en' * «juc fufri .por los
Meditacionfs de los doliYes
condenados, qiit antes aman ya fítfó mié^
bros míos.

E l fegundo dolor mental ¡que fu e por lof.fi*


cados de toda los t f ogtdos. j

L otro dolor mental que me trefpaí

E ío'el alma.fue por los peccados mof


tales de codos los cfccgidos: porque
en todos los modos que te ¿ dicho auer fid
afligido por los miembros dañados, lo fuy
de la mifma manera por todos los efcogi*
dos, que mortalmente atiian de pecar, po*
la feparacion que auian de ha/.er de mi, V
quanto era grande el amor que eternalmé-
te les auia de tener, yU baxeza que fe vni*
pecando mortalmente y quan excelente U
■vida a que auian de vnirfe, obrando bicn·^
graue s y enormes los pcccados quede m*
los auian de apartar. Táto era poreftos mis
miembros queridos, acerba y cruel mi paf'
JIo ji : y en eAo folo fue diferenre el dolor 4
fenti por los miembros dañados, del q tuuo
por los efeogidos, que pof los dañados, co­
mo miembros defunidos, no fuy atormen­
tado de las penas que defpues de la muerte
auian d e fufrir,fino (com o te é d ic h o ) del
penfar' de^ue auian fido miembros mioJ;,
Mentales de Chr\gr:N*S . 53
pcropor'Insjfcosidos fufrir todos aqus’l isí ’
- en vida, mas
¡^iVüefre aum de padecer, yafsi fcntilos
ñi-if'ryrios de todos los Martyres, Lis pena-
l’d.ndes de todos los penitentes, las tentado
ne$ de los rentados, las enfermsd idc? dé
l°s enfermos, los golpes de les atormentar­
a s , las infamias,las peregrinaciones, y to­
da fuerte de incomodidades fuyas: y en fi n
s i q u i e r pena grande, o pequeña de to­
dos los efeogidos viandantes, íenti tan vi­
vamente en mi mifma perfona,como tu vi
lamente fentirias que te hineíTen la mano,
0 el pie, o otro qualquier miembro del cuer
Po.Confidera pues,quantos fuero los mar-
, yrios, y cada vno de por fi, quant.t diueríi-
dad de penas padeció, y defpues las pen*s
de todos los otrosefcocidcs. que tantas fue
ron, y la diuerfidad dellas·, y para que pue­
das entender mejor eftojConííderafi tu tu-
Hiedes mil ojos, mil manos, y mil pies, y de
cada vno d i todos los otros miébros tuuicf-
fesmi!, y en cada vno fíntiefle·»infinita di*
^jerfidad dedolores,y todas juntas las tuuief
•c* a vn tiempo, no feria efte vn exquisito
tormento, y fuplicio nunca entendí d*·»?
Pues mira hija quanto fue infinitamente
vM»ay0r mi dolor, noauiendo fido mil mis
Vniembros, ni millones, fino inumerableví-
M tditagfin de las do loreti ^_ ,
infinitos; ni tan poco la diuerfidarf'ilel** i'
penas, fueron a niiltares^^s^j i x u é ^ a gt^
que fueron i nnumer.ibles las p'énasTcle lose1 .
cogidos, de los Martyres; de los Conf&ff0*"
res Vírgenes, y de todos los otros elcVlo*,
míos, y afii como no fe puede comprehcfl*
der, ni entender quales, y quantas fon 1J$
bienauenturanfas, gozos, y premios aparí
j a^os para los juftos y efcoqidos para el cic'
lo, afei no fe puede entender, ni conprehe*
der quales y quantas fueron las penas mefl
tales, que por los miembros efeogidos fr'
fri, a las quales penas conuiene, quep«r<íi
nina /uftigiafcancorrefpondicntes lasbic*
nauenturanfas, los gozos y premios celeí'
tiales. On quanto a los dolores que me afli*
gicroiupor los tormentos de losefcogido*
dcfpues de tu muerte .fabras que padecí to*
daladiueríidad,calidad,y cantidad del**
. penas que ellos auian de padecer en el puf'
gaterio. fegun que masjomenoshuuicflef1
merecido; yeftofue porque cftosnoerai*
miembros que fe auian de apartar de mi p/
t j ílcmpre, como los códenados, fino mie*
bros vira’c s q-uc auian de viuir eternamen·*
fe con efpiritu de vida, auiendoles yopre*
uenido con mi gracia y bendición; y U r«**
zon porque no me atormentaron laspen^s
. de los condenados al infierno,y aquella*™?
M ental de ChriJfaS.N . 5$
ios afiián de ertar en ef purgatorio fi,ás
que fue, porque afsi
tHíftü icmerías dolor por qualquier golpe,
o que rccibieíTcsen vn miembro mo­
lida, o roto, que fucile vino, y no aparta­
do del cuerpo de todo ptito, harta que buef
to afu lugar fanaíTc,af$i yo pádcci rodos’los
t°rmécos del purgatorio que misefeogidos
filian padecer,como miembros mirs viuos,
9üe mediante aquel caftigo auian de boluer
fea juntar perfc&amente conmigo,q foy
«>verdadera cabera. Y ásdcfaber.quenin
guna diuerfidad, o diferencia ay entre las
penas del purgatorio, y del infierno: í¡ no
esj que las del infierno nunca, nunca nun­
ca jamas tendrán fin, y las del purgatorio
fi;y porefta cauf» las animas en efle lugar
Padecen con voluntad y alegría, aunque
no fin dolor, y fe purifican y limpian de
tedas las manchas que los pcccados hizie-
r° n , fufriendolo todo con paz, y dándo­
l e gracias en fuma juflicia. T o d o e flo c
Siendo darte a entender acerca de la pe­
na mental que padecía por mis amados,y
Acogidos.
Pluguiera al Señor que yo me acordara
de las clcuoras palabras que en efte paíTo oi
de aquella alma, mientras con vn entra-
M tá ittffrn d ' Joi ¿olores
nableMantomedixoai’e'la hccho algtlntí
tn capaz (conforme a fu
retido) de la grauedid y rorpcz-uíelpcc^'
d syquan grande pena y martyrio aurt dá
ció afti amantifstmo lefu , apartandofe V
defuniendofedel fumo bien, paravnirfey
yuntarfe a cofas tan baxasy viles,como fon
tedas las defte mundo, que nos d i ocafió y
mareria do pecar: co todo eíTo me acuerdo»
q ella medixo con muchas y amargas lagji
mas·, ó Dios mió, y quá miferable foy juic*
di os catifadotan grandes e infinitas p«'
r.is, o ir e falue, o me condene. N o enten"
di jama·;, Señor mió, que tanto os ofen*
d:eil*e el pecado, que íi lo entendiera, pien-
foque no huuiera pecado con tantafacilí*
d id, y lipere¿a: pero vos. R ey y Criador
de mi alma, no mireysefto que digo, que
aunque lo entendiera , lo huuiera hecho
peor que nunca, fi vueftra pia, y poderof*
mano no nie huuiera detenido; ó amorc*
d¿ mi alma, fon tantas, y tan crueles vucf
tn s penas, qu; no me pareceismas Dio*>
fijiomaípreftod'ré que foys ( fi en ello no
os ofendo) vn ir.fiernodepenas dea-
m^r-.^alsi fe llamaua muchas
ve¿es c5 vna fann cópaf
fíó,yíim plicidad,
E l Verter dolor mental dt íefuyquefu t
¿áre fantijiinia.

S u atenta hija m ia.y ó y e m e , qoo

E mequ¿dan pordc/.irte amarguifs·-


mas colas, efpcculm ente 'acc'ca de
*>4ucl agud > cuchillo que trafpafsó m ial-
nia: cfto cs.de mi M.idre fan ti i sima..porque
fue aterbifsimo cldc.lordc n?i purae m óce­
te Madre, Lt-qual por mi pafsiony muerte
aui.idefertan a flig id a ,y atribulada, que
noáauido, niauiá jamas perfona mas pe­
nada, y aHigida que ella, y por ello la aue-
mos encumbrado y fublimado en la gloria
fobre todas las criaturas Angélicas y huma
ñas, que defta fuerte lo hazemos íiemprc,
Porque quanto por nueílro amor es la cría·
tl,ra humillada y afligida en efte mundo, y
aniquilada$n fí m ifnu: tanto defpues en
cl R cyno de la bienauenturanca es por
niidiuina jufticia, premiada, y Jcuannd.i^
Vafsicom ono huuo nunca en eOc fig lo o -
*ra mas anguftiada que mi dulcifs ima M a-
<*r®> a fs ie n e lC ic lo n o a y , niaurájam as
alguna femejante a ella ; y de la fuerte
^ue ella fue en la tierra la que mas ¡pa­
deció dcfpucs de m i; afsi en la glori» ^
MeditHfi¡Mi de los dolores
defpuesde mi lamas bienauentiiraaajry J*
de faber que en todos los jfl9jjofs.yJuy t-^3gt;
dos los refpctos,que y o (Dios TfíuñunoT^/^
afligido, y lufri tan gnúes penas en cft«|S'/
y porefío mifantifsima Madre padeció, y
Áte en tanto eílreirto afligida, fa!uo que yo
padecí en vn gradu mas alto y perfeto qi'6
ella: y fue tanto lo que me atormentó lu do
lor, que R huuiera fido voluntad de mi P * '
dre, m evuierafído de fuma confolacion»
que todos fus trabajos huuieflen recaydo
fobre mi alma, porque ella quedara libre de
líos, y conefto fe me huuieran renouado
todos los dolores que en mi pafsion tuue, /
reiterado las mifmas heridas con faeta agu
da y venenufa,todo lo qual me v uiera fíelo
de fumo refrigerio, com oel'a quedara fin
pena alguna. Mas porque mi pafsion auiJ
de feríin genero alguno deconfuelo, no
me fue efta merced concedida, aunque mi*
chas ve¿es, y con tierno afeito fe lo fupli;
que a mi Eterno Padre, por el amor filial q
a mi Madre tuue. Dezia entonces efta al*
ma fanta, que le parecía que fe le arrancau*
el coraf on por el dolor defta fantifsima Se4
yfcora, yqueeftauapueOa en vna congox*
y añila de mete tal, q no podía pronüciar o-
ira palabra que efta: O Madre glorioíifsi-
iü» f no quiero ya llamarte Madre-de
M ent ales de(gj¿r¡gpjv' S. ^8
fino Xladfrc de dolor, Madre de psn.i, Ma-
tí|Cior!es que no fe puede
nfriíenr: porquefí tu fíijo es vn
¿biljrtio dcllas, como te llamare fino Madre
decidor. No mas Señor mió, no mas, no
rcie digays mas de los dolores d¿ vueflra
in d ita Madre, que no me hallo con fuer­
a s para podcrl. >s oyr,y cfto me bailará pa-
ra mientras tuuierc vida, aunque me dura
toil años.

£/ quarto dolor mental de Iefu> que fue por


f u enamorada duipula Mudaglena,

Or.iendoen filencio el Señor lama

P teria paliada, por ver aquella alma


tan afligida, dize que le empego x
dezir-.Pues que dolor pienfas que fenti,
Por la grande pena y aflicion de mi querida
y bendita dicipula Magdalena ? fue tal
Sue no podras jamas entenderlo bien tu, ni
Pcrfona alguna, por la perfecion mia, que
foy el Maeftro que la amaua, y por la dilcc
c>on y bondad dclla, que era la dicipula
3mada, y no puede comprehender ef-
to otro que yo : aunque podría fer de
y S w*w cofa capaz quien huuisffc prot^c
Meditscignfi de lot d o lo n ..
do., o hecho experiencia del amo» calió,)* f
efpiritual.· cn q uan toalan u ryicr nmadoy,
pero no puede hallarfe
te, porq ra poco podría hallarfe vn maijjl''t>'
y dicipulo tales.Pucscscicrroq no huilón*
aura jamas otra Magdalena como ella.y de |
xa dezir a cída vno lo que fe !e antojare a- ;
cerca defto, porque lo que yo digo es, cjuc }
excfcptaa miMadrefátifsima.no huuo per*
fonaque mas que ella fíntiefle mi pafsion f
muerte: y afsi como defpues de mi Madre»
fue ella la mas afligida por mi muerte, afsi
defpues de mi Relurrecion, fue defpues de
m¡ Madre, la primera a quien confole: yfi
otra perfona la huuiera fentido mas q ell·*»
fin duda huuiera aparecido ala tal antes.ÜA
el dulce fueño que luán, mi querido dicipo
io, tuuoel día de mi vhima cenafobre flM
f.turado pecho, le hi¿e capaz de profundo*
myficrios, y alii vio mi Refurrccion, y el
fr u to amplifsimo délas almas,que procedí*
de mi:;marca pafsion y muerte: y aunque
m¡ querido hijo y dicipuloluan m uidle mi
yor dolor de mi pafsion y muerte, que lo*
otros dicipulos mios, có todo elfo caüfa de
loque elfabia quedello auian derefultaf,
no fe auentajo en el incomparable dolor i
1? enamorada Magdalena, la qual aun no c ,
ra capaz de cofas tan alus y profundas, co^ ¡j
JVI entalet de C b rijh N .S .
ñi o f;ii an^iuia iídu JfetlWv ^nunquc pudie­
ra, nó huuiera impedido mi muerte, por el
re he dicho jfc.tuia
'He-* guir della. P cro eft o no p.if$ó defta
íucítepormi querida M.idaglen«»; porque
SUando me vioefpiraren la Cru¿. 1¿pare·
cioqueauia faltado p.íra eUa el Cielo y la
l'erra, porque en mi fulo tenia cifrada fu e f
Fcranfa, fu amor, fu paz, fu confítelo ,.y
^si me amauafín medida, ni orden, y por
jonfiguienre fue fu dolor fin orden, ni me»
dida,elqualyofolo conocí, fu fri, yfenti
cordialmente dentro de mi alma, y proué
PorMadiglena todas las ternezas q fe pue­
den prona r y feñtirpcrvn fanto, carto,y
®fpnuual amor, porque n»e amaiu entraña
Clemente. Y pórquepuedas entender efto
Hejor, fabrasque mis Dícipulos, por n o e f
l*r aun apartados délas cofas de! mundo
Comoefta Santa pecadora, boluieron alas
r*desqueauian dexado, mas ella noboluio
*1» vida holgada y pompoía, antes encen­
dida y abrafadade vnfafttó defieo, p o m o
r«nerefperanf .i de verme yiuo, me bufea-
üí muerto anfiofatueme/pórouefabia que
*};ngunacofapodia dc!eyr.:rla nus,<jtíeyo
*u amado Maeftro, o vuio, r< muerro*, q ef-
*° fea afsi fe vé, pues por halarm e nuierro
Ijcxó la compañía de íes riú os, y U prefen-
M edil ación de los dol ores ·* c
cu de mi bcndit^iv»jd^c,quc es J#.?nas¿ft§*
na de fer delTcada, y la mas amable y .igr-t",
dable ó fe pueda hallar, y
\ilion y dulces coloquios de los Angelqjjl*J
parecieron vn puro nada, por no aueríiie
hallado a mi: efto proprio has de.entender
de qualquieralma que efetuofamente nic
ama y defTea·, porque en ninguna otra viíió
o rrefencia fe repola, o foiVega: fino fola*
ir.ente en lamia, quefoy fu querido Dios*
N o puedes Alma penfar quan grande, y del*
medida fue !a pena d»*lla mi querida cífcipl*
na, y como toda reberuer.'ua en mi afligí'
do coraron, fúy por ella lobre todo encare
cimento anguftiado, y fin duda alguna au*
rin Magdalena caydo muerta por la gran­
deza de fu dolor, II yo lo permitiera, pero
no di lugar a ello, porque qu¡fc valerme de
JUparahazerle Apofioladelcs Aportóles*
A los qu.->.les anuncio y euangdizo la verdad
de mi Refurrecion, como ellos lo hizicron
defpues en todo el mundo: hizela también
v n limpio efpe/o, y vino exemplode ver­
dadera conuerfíon a mi, y de verdadera pe·*
nitencia, para q fuelTe regla cierta, y guia
íégura de la vida contemplaciua bienauen-
turada, cflandoenlaioledad treinta y tres
a.ños desconocida y efeendidaal mundo»
y guftando y Entiendo allí les intimosafec*
T ·*u in ffftsít Cbri/ío N . S. 6o
*o»,y efjxosdcl an»¿ff»étfel grado que e a
*fta 4i3a mortal fe pueden guítar, y lentir.

£ Quinto dolor mental de lefut3quefue por


f u i tarosy amados Dtfcivulos.

E
L otro dolor que roe trafpaflauael
alma, era la fixa memoria que tenia
de aquel fa^rado Colegio, colunas
V icíe lo , fundamento de mi militante I
glefia, ovejuela fin paitar, el qualyo veiaq
auia de andar efparcido y defcarriado, y
fabia todas las penas, y martyrios que por
mi auia de padecer; y no fe ha hallado, ni
Hallará jamas Maeftro alguno,que tan cor­
dialmente amafíe áfus Difcipulos, como
yo amaua a mis queridos hijo«, hermanos»
difcipulos y benditos ApoOoles: porque a-
Unque amé todas las criaturas íiempre c o a
vn amor infinito, con todo has de penfar q
tuuc vnefpecial amor a los que corporal*
tríente comunique, y afsi padecí por ellos,
en mi alma efpecial dolor·, y mes por fu ref
petoque por mi dixe aquellas palabras: 7Wf
tu dnimdmtdvfjut a¿ morttm> por la ter­
nura grande que me caufó clauerlos de de
lar fin mi, PadreTuyo, y maeftro fiej y era
Meditación de lot Odiót e?' 'i,(
f [fr anouftia eme mcp.iregS'c1
t* »parta micto corporal de líos otra mítert®
y afsi quien con liderarte kFf^»M6<ac6$<^
timolermon qhi¿e, no feria de tan ert&vi’'*
dcf nido coraron que no llorarte, porq p»-
recia qiic.todas ellas llenas de vna am.irg·'
compáfsior», fe me arrancauan de lo pro­
fundo de mi coraron, el cual cali rebétaiu
dentró'dc mi pe£ho por fu amor, efpecial-
mente^iendocj por mi auia deler vno cr»i
cificado, otro dcfollado, <>tro dcool'ndo,y
en fin todos auian de perder l.i vida có va-
ños martyncs por nii anior.y quán pr.irdii
y grauc ieaefle dolor, lo puedes por ti nnf
ma conocer, peníando quanro te afligiri.'S
fi v'.clVesalguna ferfona, a quien fanramé-
te amalles y dell calles trdo bien y confue-
lo, maltratada cÓ palahrasy obras, y muer'
tapor ta refpcto.que yo hija mía tuy caí Ta
de todos los males y trabajes dedos misDif
cipulos y Apoftole» y por efto no puedo dar
té fcmeiáfa al cu na del dolor que por ellos
paffc^ pero lo dicho te bailará para que pue
das compadecerte de mi.
E lfexto dolor mental de b fu s , quefu e por
la ingratitud de ludas.
Tro internrt dolor me a flií: ia, y co

O mocuchilo con tres puntas aguda*


'M entiles de »9. 6l
y ve'rrcnof.n, hería, trafp.ifi’aua y afa'etan»
*n» cor.tfon. La vna porfci
imr-ctiídy ingratitud d í mi .tniadodifcipa
h Sftdas.iniquny peftimo crayd >r. La orrá
P^r la dureza, pcruc-ríid id. y ingratitud de
miefcogidn pueblo Iiidiyco: yla o tra p o r
h cegucdid malignidad, y ingratitud de
M as las criaturas que fueron, fon.y fora n.
V primeramente pieníá, que tan grade fue
1* ingratitud de ludes, auiendo ie y o acep*
fado y recebido en el nun-.erode los Apof-
tf>les, perdonado todos fus pecados, dado
P der para hazer milagros, hecho dcfpen-
fero de quanto medauan, y moftrado ííem
Pre íí ngular y efpecial amor, por apan arle
de la iniquidad que auia coccbidó hazer co ·
tram i,y quanto yo me lemoftraua masa*
morofo, tanto mas lo andana el maligBan­
do y.maquinando. Conquanta amargura
creerás que yo reboluia en mi afanado cfpi·*
ricueftas cofas, y otras queaora 03110? Mas
quando HegíJ a aque! ado humilde, digno
de toda compafsion, de lauar fus pies, y de
losotros,entoncesfedcsh.v.ia mi coraron
en vn entrañable llanto, y verdaderamen­
te filian por mis ojos arroyos de lagrimas
viuas, fobre fus torpes y abominables pies,
porque dentro de mi tnifmo de¿ia.*o ludas
^uc te hehecho yo, que tan cruel traición.
M t d t t a w y 4etot dqioret
me has armado? o défuenturado SicipuK
no era efta la vltima feñakric
pedia móflrar? o Hijo perdicío, porquera;
zon te apartas defta fuerte de tuPadre^ i
Maeflro?o ludas, fi es que codicias los tre-
ynta dineros que por mi te dan, porque no
vasa mi Madre, que también lo es roya, y
fe venderá a fi m ifm a,por librarme, y 1'*
ferartedetan grande peligró y muerte? O
diciptilo ingrato, yo te befo con tanto a'
mor los pies, y tu me has de befar con tan
grande tray cion la boca? o que mal cambio
m e daras hijo amado, y querido, no lloro
mi muerte y pafsion, fino tu perdida, por-
que yo no he venido al inundo por otra co­
fa,que por padecer y morir por mis alma*
amadas.Efta* y otras palabras le dezia con el
cora9on· mojándole y regándole los pie»
con abundantes lagrimas. Pero el no cania
en efto, porque yoeftaaa arrodillado dclan
te del con la cabera inclinada, del modoq
■vnoeíUquando laua a otrolqs pies, y mi
roftro lagrimofo y trifle eftaua cubierto con
lá multitud de mis largos cabellos: efte trifie
y amargo llanto de ternura de amor proce­
día. Fuefem eiítealdevn padreq tiene vit
hijo vnico. y folo, a quien eílado cercano a
la muerte haze algún bié, y defpucs dentro
dcfucorayon ledize; Veto con Dios, hijo
Men*aS¡d t £bfj£oKN * S. 6i
quériío^ ue eftc éfei vki^no bien que yo
tcJbPp^ij^íSj.oprqiic eftopropno m efu-
cedjowínt con lu^as,quan<Jple laucy bo's
loíjpics, y con tan grande amor los Ücc’ iic y
aperteconmi fagrado roftro. Vijpnd.->cfto
^isApoftoleí, parecía que dixelten: O Ic-
fus nueftro querido M.ieftro, vnperfeto c-
Xemplo nos dais de profunda humildad, y
de caridad entrañable. Mastriftesy mifera-
blcs d z nofotros, que haremos fin vos, qu»
foys tod^ nueftro bien ? que hará vueftra
defconfolada y pobre Madre, quando le di
gamos efta vueftra humildad,que nos ayays
lauado nueftros pies hediondos y fu/,ios,lb
nos de lodo y poluo:ydem as de e(To no$
los ayays befado con vueftra dulce y meli­
flua boca? O Señor yDiosníieftro» femejan.
tes mueftrasde amor fon para nofotros fe-
ñales cierras, e indubitables de mayor pena
y dolor. Todo efto te he dicho hija para dar
te alguna noticia del grande y entr.iñahls
dolorquefufri.por la impiedad y ingrati-
tuddeludac traydor; puc;quanto mas le
quife, y mayores tnueftras 1e di dclle
amor, tanto más me atormento
y afligió fu maitgna in­
gratitud.
M c d i t a l i o n a de lo s ’P.olojps.

Elfeptimo dolor mental de lefus, q*e ju t


j or la ingratitud del pMbJfTühtycd.

O V iro mas rr-ifpafió la faeta dilin


grato y obftinado puebloludayco,
por fu indezible ingratitud,podras
pelar cóííderádo los beneficios q le hi/c. H*
zele mi pueblo ía n t o , y Sacerdotal, efeogi*
Je en mi parte y herencia fobre todos los o·»
tros pueblos de la tierra, laque'e déla i^rui*
dumbre de E^y pro de Ias manos dcFaraon,
truxelc a pie enjuto por media del marBer-
me jo, fuylcs coluna de diaconla fombra,
y de noche con la luz: fu fíentele de cclcftial
M annáquarentaafo5,di'econ mi jftopria
boca la lev en el monte Sipay-, y infinuas
Vitorias contra fus enemigos. Tomé carne
humana dellos, y todo el tiempo que viui
en la tierra conueríe con ellos, enleñe’es
el camino del cielo, hi/ales en aquel tiempo
infinitos beneficios y mercedes,di o/os a fus
ciegos, oydos a fus fordos, pies a fus cojos,
a fus muertos vida, y en fin hize entre ellos
enumerables, y marauillofos milagros , y
quancío yo oy entre otras cofas,que con ta­
to furor y rabia clamauan que fuelle Barra
b.’ s libre y fuclto, íiendo hombre tan malo
y fcdicioíb, y que yo R ey del cielo y de la
/vjV f CbtiQo^I. S . 63
rior^yíw^TTc cr^cilÍTÍ^Try n'tuerro: m ^ a re
n'i alli^'fju concón fe desh>znde
no lo fabe nad e.fíno
^íT^oxroriméta q pena fea receñir vno mu­
cho nial de otro,a quié el ha hecho mucho
b>c«yquá dura cofa fea para vn inoccreel
prír.nle todo vn pueM , mucra, muera cruci
fiqi’é’c- y q quié eftá en pc'igrodc pena ral
V le laSe cláramete cjmercce otras mil como
d a.fea por vozdeeíTemifnio pueblo acia
nudo por libre: eftas fon cofas mas preílo
Tara penfar, y confiderar profundameate,
Sue para explicarlas con palabras.

Elotauc dolor mítal delefusyqfut for la


ingratitvd de todas fas criaturas.

S*a niifma alma de quié vamos había


do, Cedo alumbrada por Chnflo <¡ es
. ^.Sol dcíuíhcia, me dixo(como dan­
do gracias al Señor por li, y por todislas
criaturas)q fenriaento.'cs tanta humildad
cn fu corado, q verdadera mete cófeflfanaa
Oios va toda fu Corte ceicílial,q ella ama
rcccbido do fu Ma^ertad, mas done? y bene
íjciosq ludas, ye'iafola inasqtodD aquel
JPuebl« amado junto, y que peor, y mas in­
gratamente loauia hcchocoa el, que fu-
M e d itfr b Z d$ hs'L°J°#;s
da* y que mas crubl,y'protcruañiorrc le a-
uia crucificado y mucrtg^lfc^ in
grato pueblo:y con eílaíantacot?<*wj«jojJ
fometia fu alma debaxo de los pies d^ líjjs co
donados,y del maldito ludas,y dei'de aquel ^
abifmo y profundo lugar embiaua fofpnros |
llantos, vozes y gritos a fu amado e injuri*
doDios,diziendoIe: Bcnignifsinio Señof*1
como puedo yo darte gracia; de que me fi**
fres.pues lo he hechocótigo milvezes peo*
que ludas? T u le hizifles a el tu dicipulo, 1
tal también me hizirtea m i. Pcrdon.iflele*
el les pecados,y yo confio que por tu mife*
ricordia y gracia,me les ás tábien perdona'
do. Diftele a el la defenía de las cofas ten»'
poralcs, y amiingrara, as dado la de tato*
dones y gracias de teforos efpirituales. A el
le difte virtud de hazer milagros, y á mi rt>5
los has hecho hazer mayores, trayendo in¿
voluntariamente al lugar y habito donde
me hallo. O mi dulce Tefus, y yo te he ve*1
dido, y te he hecho, no vna traición foU*
fino mil y infinitas. Dios mío y todo mi re'
galo, bien lo fabes t» que re he hecho fl»*'
yor trayeionque ludas,quando debaxode
efpiritualidad te he docado, y me he Ucg·*'
do a las araduras déla muerte: fi tanto tes*
üigio la ingratitud de aquel pueblo, quan*
to te aura afligido 1·» mia? pues ha fido niu
r’f y e C W h g . S. . 6 4
cnom*yf¡r, auiendo recebirto m.is bcn'cfi-
qu^Hr's, dí ti mi verdadero
^ e a f^ Y ii Señor yo te alabo,y doy gracias
de íjpdo coraron, que me has facado de la
feruidumbre Egyciacadel mundo, y de los
peccados, y He las manos de’, cruel Faraón,
ty'e es el demonio infernal, que fcñorcaua
*fuplazerla pobrecilla de mi alm a, que la
hajlleuado, Rey mió, por medio délas a-
fcuas detmar de U vanidad mundana, con
los pies enjutos: y he por tu gracia paíTado
a la foledad del deserto de l.t Religión ,don
de infinitas vezes me has fuftentado dstu
dulcifsimo, yfaborofo Marina, que me ha
fabido a todo fabor.· efto es, que rodos los r’o
leytes del mundo me han parecido cantan
c'o, refpero de vna mínima confolacionef
Piritual. Y o te d o y infinitas gracias Señor
Y padre mió benigno, queme has dado la
leyportudulcifsima y Ctntiftima boca, no
v na fino muchas vezes, en el M onte Sina
de ftnta oración, eferita con el dedo de tu
T'edad en las tablas de piedra de mi duro y
rcbclde coraron. D oyte gracias fuaue Re-
demptor mió,por todas las Vitorias que me
Has hecho alcanzar de mis vicios, capitales
enemigos míos: todas las vezes que yo he
H^ecido, tu has íido caufa de mi vitoriajy las
^ V '/M oí . .
q h : íí .lo y l< » y \v c u K 'i lid o p .r ñlr i.hIH.kÍ
y p< r c l p r c n a m r .r tja r i
tcgo.Tu Señor, .'is nacido porgi-T^^í n n*®[
a lm a , y m e á s e n l’o ú .id o e l c .u n tn o , y l^Tu*
do 11 verdad para venir a ti, verdadero p^·11
loen lastinichlar y «'bfcurid.id defte mifc*
raHe nítido. Tu me as dado el ver,cloyr, d
hablar, y el canunanporq verdaderamente
y»-eftjua ciega para todas lnscofascfptnttt*
les, forda, coja y muda, y me ás refncirado
en ti verdadera vida.q l.tdasatodo loq vi'
ue-.y yoDios mió y R.cdécor mió,te he pu«
fto en Cruz, re he acotado en la coluna, ttf
he coronado de cfpinas, te he dado abeticf·
hiel y vinagre; yo he fido la q hv* hecho ef'
to ,yo ^eñor mió. Y afsi paflTando por eft·'1*
penofos difeurfos có muchas lagrimas y pfr
na,fcgun el Señor le comunicaua la gracU
concluyendo dezia: Sabes,Señor mio,por4
digo q y ·.·)he hecho rodas eftas coías contri
ti? perá he villo luz en la tuya,y afsi íc q ttf
afligreró mucho nías los pecados mortales»
cj yohecom endo,q entonces te afligieron
áquc’los q de tantas maneras atormentauí
di farrado cucrpo; por lo qual no es mcncf
t«rq tti m: digas el grande dolor q te cauío
la ir gratitud de todas la6 criaturas que pues
meas dado gracia para conocer,a lo menos
en parte mi grande ingratitud; confidercy
ty d t C h rjg o S .N . 64
<h tu duina
íraciáT·'' Я contra ti hi/ieró rodadlas <чго$
iPcr.'enefta coníidcrano
И*м£п7а. '.efüsmio,clal ento,y me admiro
de tinta candad y paciccia como nenesco
eihstm ingratas trtaui'as, fin falrarporcf
f° jamas le prouocrnosdc rodo loq auemos
^Cncfler en nueftras neceísidades eíbrttui
fes y córranles· y afíicomo (Di '.sniKOno
k ritcdé faber todas ’as cofas (j is hecho ;rí
c'2lo,turra, yen los demás eK'msntospiT
aforras viles сriamra», afsi rápoco fe pue­
de cóprehender, nifabermicflra in<$cib’e
,n3ratitu<l; y al si yo confíclTo Señor mio.<|
f"b tu fabes qual yquán grande aya fido á
Ч'-ieUa amargifsima facta, cj tan penofarm--
t2 te pafsóct coraron, por la ingratitud‘de
tjnt,H criaturas,.quantas fueron, fon y ferá
el mundo·,y efta verdad yo la conozco v
c,vnficflo por mi y por todas la< criatura«, q
j^nio nimes, ni du,ni hora.ni ountopaff^
^^participemos de rus beneficios, у £г.т*
Clas·, afsi m patía minuto de t epo fiirinfini-
tjs m gratitudes nueflras, y eito сопогсо,'
creo y conftefío íj fue vno de los atro-
zcs y crueles dolores y penas q tu
alm.i fantifsimafintio. ;

FIN IS. -*
X a B L A D E Í O S C o,
°l¡m

C ip .1. En que confíne tepa*l»rói*Gfc«*C|


tiana, y de quatro co as ncccíTarfas
ella. fol. 4·^
C ap .x.D clad efco rfian fa de II m ifm o.f7;
C ap. D c la ccnfianf.i en D ios fol·^* *
C ap. 4. De'exercicio. y elpedalmcntedd
entendimiento que es vna parte del.f··^
C a p .j. Déla volumnd.y del fin a que nuc»
trhs obras fe han de dirrigir. fol. 1*·
C a p .tf. D e des voluntades que ay en el
hembre, y de la guerra que entre ell*
ay. fol. í4*
Cap. 7. D el modo de combatir contra 1»-'*
roouimientosdcl fentido,y délos a&fl*
que hade produ¿irla voluntad para ha*
z e r el habito de virtud. fol. il·
C ap . 8· D e lo que fe ha de hazer quando 1*
voluntad fupenor parece que efta del
todo vencida, y ahogadj. fol. \1'
C ap .9. Q^tcno fedcuenhuyr las ocafío*
de pele-.r. fol . i 9·
C a p . ir . D el modo que fe hade refífiti·*
los mouimicntos repentinos de la pa£
flon. · fol. *c*
C ap. 11. D el modo de combatir con e! vi­
cio de ¡a carne. frl. * f·
Cap. i *. D el modo combatir contr-1
negligencia. fol. t i
. dos;'*’'- w fol. i?,
f e * & P ti o ruin y modo de combatir
■^¿onfriiloscncniigos. fo'. ?<;.
Cap. i y. D é lo que fe hade hazer quando
quedamos heridos. fo l.25
Cap. 16. Q neel hombre deueettar pacifi-
,co. foJ.nS.
Cap. 17. Com o el demonio por viadepro
pofítos procura apartarnos del camino
de la virtud. fe 1. 27.
Cap. 18. D el modo con que el demonio
I procura apartarnos de adquirir virtud.
fol. z8.
Cap. 19. Del modo con q procura nueftro
aduerfario, que las virtudes que auemos
alcanfadofean caufa de nueftra ruyna.
fol. 30.
Cap. ro .Q u een la pelea efpiritual no nos
auemosde perfuadir jamas que auemos
vencido. fol. %i
Cap. a t. D éla oracion. fo l^ t;
Cap. 21. Que cofa fea oracíon m ental,y
desque modo fe ha de hazer. fol. j v
Cap. 2j. D e la oracion por vía de medira-
cion. fol. ¿4.
Cap. 24. D e otro modede oracion por via
de meditación. fo l.¿7.
^Cap. 2?.Dei otro modo de orar pormedto
de la Virgen, * fol. i? .
T A B I tópbjft
Cap. 26 .De
de todos Irs Aneóles, y Snnros. tol. ?<*·
Cap. 27. D e I» meditación de'f.b^ljt'
y cificad·' para tacardellaafeítos. Tr^.37·'
C a p .28. D éla deuocicn fonfible y
.fequedad. fo l.j? -
C ap. ap. C om oel f.*ntifs*mo Sacr.-mc»*0
es poderosísimo medio para vencer 1·'·*
p.ifsiones· fol.^i·
Cap. jo . C om o có el n;jfmoSacr.»nicto fe
defpierta en nofotros afeito de amor.
Cap. j i . D e lacr mun ócfpiritual. fol. 45·
C ap.32.D cl hazimicnto de gracia«., fol. 46
Cap. 35,. Del ofrecimiento de lí mifmoJ
Dios. fol. 4¿·
Fin iijÍAtébl*.

TABLA DE T O S DOLORES
mentales delefus.
El primer doJqr, que fuepor lasalmasque
•te .unan de condenar. fol. 5°*
*. Por los pecados de los efeogidos. fol. <¡»·
3. Por fufantiísinu Madre. fol.*7·
4. Porfu querida dicipula Madalegna.f.f
5. Por los Apodoles,y Dicipulos. fol. ¿°·
6 · Por la ingratitud de ludas. fol. 6 f·
7. Por la ingratitud del pueblo Iudayco»
fol· 6 \'
if. Por la ingratitud de I*s criaturas, fo M 5-

También podría gustarte