Está en la página 1de 8

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

Hallazgos en resonancia cardiaca post COVID-19 en pacientes


sin elevación de troponinas
Cardiac compromise in patients recovered from COVID-19 without troponin elevation
assessed by cardiac magnetic resonance imaging
Adrián Carlessi1*, Leonel Perello1, Cristian Pantaley2, Armando Borsini2, Lucía Rossi2,
Florencia Giménez2, Julián Leonardi2, Ariel Ballina3, Martin Maillo3, Paula Di-Rienzo3, Paula Gonzalo3,
Martín González-Vara3, Luciana Vegetti3, Sebastián Wustten3, Lucas Costa4, Diego Vergara5 y
Cristian Froullet5
1Departamento de Imágenes Cardiacas No Invasivas, Servicio de Diagnóstico por Imágenes; 2Servicio de Cardiología; 3Departamento de
Neumonología y Alergia. Hospital José María Cullen; 4Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional del Litoral; 5Servicio de Diagnostico
por Imágenes, Hospital José María Cullen. Santa Fe Capital, Santa Fe, Argentina

Resumen
Antecedentes: La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) afecta al sistema cardiovascular, ya sea mediante la agre-
sión directa viral o indirectamente por medio de la inflamación sistémica y afectación multiorgánica. Las troponinas son
ampliamente utilizadas para determinar lesión cardiaca. La finalidad de este estudio es evaluar la prevalencia de afectación
cardiaca (ACARD) en una población recuperada de COVID-19, derivada a resonancia magnética cardiaca (RMC), sin eleva-
ción de troponinas al momento del estudio. Métodos: Ciento cincuenta y seis pacientes que se recuperaron de COVID-19
y que no presentaron elevación de troponinas fueron derivados a RMC. Se consideró ACARD a la presencia de: realce
tardío de gadolinio (RTG), edema, miocarditis, pericarditis, deterioro de la función sistólica del ventrículo izquierdo (DFSVI)
y/o depresión de la función sistólica del ventrículo derecho (DFSVD). Resultados: La prevalencia de ACARD fue del 28.8%,
siendo más frecuente en hombres (p = 0.002), en pacientes que requirieron hospitalización (p = 0.04) y en aquellos que
cursaron cuadro no leve de infección (p = 0.007). La DFSVD (17.9%) y la DFSVI (13.4%) fueron las hallazgos más frecuen-
tes. La frecuencia de miocarditis fue del 0.6%. El RTG se manifestó en el 7.1% de los pacientes y se relacionó con menor
fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) (p = 0.0001) y derecho (FEVD) (p = 0.04). Conclusión: La prevalencia
de ACARD fue del 28.8%. Esta es más frecuente en hombres, en pacientes que requirieron internación y que cursaron
cuadros de infección no leve. La miocarditis presentó una prevalencia muy baja. Los pacientes que presentaron RTG tuvie-
ron menor FEVI y FSVD.

Palabras clave: COVID-19. Resonancia cardiaca magnética. Realce tardío de gadolinio. Troponinas.

Correspondencia: Fecha de recepción: 31-10-2021 Disponible en internet: 06-04-2022


*Adrián Carlessi Fecha de aceptación: 09-01-2022 Arch Cardiol Mex. (ahead of print)
E-mail: adriancarlessi@gmail.com DOI: 10.24875/ACM.21000335 www.archivoscardiologia.com
1405-9940 / © 2022 Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez. Publicado por Permanyer. Este es un artículo open access bajo la licencia
CC BY-NC-ND (http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/).

1
Arch Cardiol Mex. (ahead of print)

Abstract
Background: The disease caused by coronavirus (COVID-19) affects the cardiovascular system, whether by direct viral
aggression or indirectly through systemic inflammation and multiple organ compromise. A widely used method to determine
cardiac injury is troponin measurement. The aim of this study is to evaluate the prevalence of cardiac involvement (CINV) in
a population recovered from COVID-19, referred to cardiac MRI (CMR), who did not present troponin elevation. Methods: The-
re were 156 patients that recovered from COVID-19 and who did not present troponin elevation referred to CMR. CINV was
considered to be the presence of: late gadolinium enhancement (LGE), edema, myocarditis, pericarditis, left ventricular sys-
tolic dysfunction (LVSD) and/or depressed right ventricular systolic dysfunction (RVSD). Results: Prevalence of CINV was
28.8%, being more frequent in men (p=0.002), in patients who required hospitalization (p=0.04) and in those who experienced
non-mild cases of infection (p=0.007). RVSD (17.9%) and LVSD (13.4%) were the most frequent findings. The rate of myo-
carditis was 0.6%. LGE manifested in 7.1% of patients and its presence was related to less left ventricular ejection fraction
(LVEF) (p=0.0001) and right ventricular ejection fraction (RVEF) (p=0.04). Conclusion: In patients who recovered from CO-
VID-19, 28.8% of CINV was found. It was more frequent in men, in patients who required admission and in patients with
cases of non-mild infection. The patients that presented LGE had less LVEF and RVSF.

Keywords: COVID-19. Cardiac magnetic resonance. Late gadolinium enhancement. Troponins.

Introducción tardío de gadolinio (RTG) fue de alrededor del 31-


32%10,11. Por otro lado, recientemente se observó, en
La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19),
pacientes que fueron hospitalizados y con troponinas
causada por el coronavirus del síndrome respiratorio
elevadas al alta hospitalaria (un tercio necesitó soporte
agudo severo (SARS-CoV-2), surgió primero en Wu-
ventilatorio durante la hospitalización), que la prevalen-
han, China, en diciembre de 2019 en pacientes que se
cia de RTG fue del 49%, siendo del 33% el RTG no
presentaban con neumonía de origen desconocido1.
isquémico, que posiblemente pueda ser atribuido a la
Desde esa fecha y hasta el momento en que se escribe
COVID-19.
este artículo se han desarrollado 134,719,328 casos de
El objetivo de nuestro estudio es determinar la pre-
COVID-19 en el mundo, con al menos 2,915,972 muer-
valencia de anormalidades en RMC en una muestra
tes2. Aunque la COVID-19 se presenta principalmente
grande de pacientes recuperados de COVID-19, que
con afectación del sistema respiratorio, debido a la
no presentan elevación de troponinas al momento del
interacción entre ella y el sistema cardiovascular3,4 se
observa frecuentemente lesión cardiaca en estos pa- estudio (tomando solo en cuenta esta medición), eva-
cientes. El mecanismo de la lesión cardiaca es multi- luados con las técnicas habitualmente disponibles en
factorial, incluido el desequilibrio entre oferta y demanda la mayoría de los laboratorios de RMC.
de oxígeno sin obstrucción coronaria, estrés miocárdi-
co, inflamación, disfunción microvascular, rotura de pla- Material y métodos
ca aterosclerótica preexistente o toxicidad por lesión
viral directa5. Los estudios muestran una alta prevalen- El presente es un estudio observacional, prospectivo,
cia de alteraciones cardiovasculares en pacientes hos- unicéntrico, realizado en el Hospital José María Cullen
pitalizados6,7. La determinación de lesión cardiaca por Santa Fe, Argentina. Pacientes consecutivos desde
medio del dosaje de troponina ultrasensible muestra octubre 2020 hasta abril 2021 que fueron inicialmente
una peor evolución en aquellos pacientes con aumento referidos para un examen de RMC y que cumplieron
de dicho biomarcador8,9. con los siguientes criterios de inclusión, fueron pros-
Sin embargo el impacto cardiaco en el mediano pla- pectivamente incluidos: a) los pacientes fueron previa-
zo publicado en diferentes estudios es controvertido. mente confirmados con infección por SARS-CoV-2
En los reportes iniciales se muestra alta prevalencia de mediante el test de reacción en cadena de la polime-
afectación cardiaca en resonancia cardiaca magnética rasa-transcripción inversa (RT-PCR); b) tener más de
(RMC), siendo mayoritariamente la elevación de los 30 días del alta epidemiológica; c) no presentar eleva-
mapeos T1 y T2 nativos los hallazgos más frecuentes, ción de troponinas al momento del estudio, y d) fir-
secuencias no disponibles en gran parte de los labo- ma de consentimiento informado. Los criterios de
ratorios de RMC. Estos estudios incluyeron pacientes exclusión fueron: a) negativa a la firma del consenti-
con y sin elevación de troponinas. El hallazgo de realce miento informado; b) insuficiencia renal con depuración
2
A. Carlessi et al.: Hallazgos en resonancia cardiaca

de creatinina ≤ 30 ml/min; c) dispositivo o prótesis no ventricular izquierda, se excluyeron las trabéculas y


compatibles para RMC, y d) claustrofobia. El protocolo músculos papilares. La presencia de RTG, edema,
fue analizado y aprobado por el comité de ética y do- miocarditis, pericarditis, deterioro de la función sistó-
cencia del hospital. lica del ventrículo izquierdo (DFSVI) y/o depresión de
Según la severidad del cuadro de COVID-19 repor- la función sistólica del ventrículo derecho (DFSVD) se
tada por el paciente y considerando el máximo nivel clasificó como alteraciones cardiacas (ACARD). La
de asistencia sanitaria requerida, el antecedente fue miocarditis activa se definió como la presencia de
categorizado en: leve, moderado, severo y crítico. RTG no isquémico (localización subepicárdica o
Dichos cuadros se corresponderían con la Escala mesocárdica) asociado con criterio de edema en las
Ordinal de Mejoría Clínica propuesta por la Organi-
secuencias T2 STIR y/o hiperemia en las secuencias
zación Mundial de la Salud de la siguiente manera12:
T1 poscontraste precoz. El criterio de edema miocár-
leves, pacientes con cuadros de COVID-19 que no
dico fue establecido por medio del índice de edema
requirieron asistencia domiciliaria; moderados, pa-
miocárdico (IE), que fue definido como la relación
cientes que requirieron algún tipo de asistencia do-
entre la intensidad de la señal (IS) miocárdica y la IS
miciliaria o en guardia médica, pero que no reunían
del músculo esquelético13. Un IE > 2.0 fue considera-
criterios de internación; severos, pacientes que requi-
rieron internación y suplementación de oxígeno con do como anormal. El criterio de pericarditis fue la
nariguera, máscara Venturi, máscara con reservorio, presencia de RTG pericárdico o el engrosamiento
cánula de alto flujo o ventilación no invasiva general- pericárdico (≥ 4 mm) asociado con derrame pericár-
mente asistidos en sala general; y críticos, pacientes dico. Se determinó DFSVI cuando la FEVI era menor
que requirieron internación en unidad de terapia in- del 57% y DFSVD cuando la FEVD era menor del 51%
tensiva (UTI), con asistencia respiratoria mecánica en mujeres y del 52% en hombres14. La ubica-
y/u oxigenación por membrana extracorpórea. Se uti- ción y el patrón de las lesiones de RTG en fueron
lizó el score de comorbilidades de Charlson para evaluados por dos observadores que revisaron todas
determinar el riesgo previo de los pacientes las imágenes PSIR independientemente.
ingresados.

Análisis estadísticos
Protocolo de resonancia cardiaca
Los análisis estadísticos fueron realizados con los
magnética y posproceso
programas bioestadísticos Epi Info 7 e IBM SPSS v23.
La RMC se realizó de acuerdo con directrices de Se evaluó la normalidad de las variables cuantitativas
control de infecciones institucional local con resonador mediante el test de Shapiro-Wilk. Para describir varia-
de 1.5T (SIGNA, Creator, GE Healthcare, EE.UU.). El bles cuantitativas se utiliza la media o mediana como
protocolo incluyó: medidas de tendencia central y la desviación estándar
- Imágenes de cine estándar de eje largo (cuatro, dos, (DE) o rango intercuartílico (RI) como medida de dis-
tres cámaras, tracto de salida del ventrículo izquier-
persión correspondiente. Las variables cualitativas se
do) y barrido de base a punta de eje corto en apnea
presentan con frecuencias absolutas y sus respectivos
espiratoria.
porcentajes. Pruebas t de muestras independientes
- Imágenes de sangre negra ponderada en T2 STIR
fueron utilizadas para evaluar diferencias de medias
(short tau inversión recovery) en eje largo (cuatro,
entre dos grupos, en el caso de no cumplir criterios de
dos y tres cámaras) y tres cortes de eje corto (basal,
normalidad el test U de Mann-Whitney se utilizó para
medial y apical).
- Imágenes de sangre negra potenciada en T1 precon- comparar distribuciones. Se utilizaron las pruebas
traste y poscontraste en los mismo cortes de las exactas de Fischer y chi cuadrada de Pearson para
secuencias potenciada en T2. las comparar diferencias de proporciones entre varia-
- Después de 7-10 minutos de la inyección de 0.1 bles cualitativas. Las correlaciones entre variables
mmol/kg de gadobutrol (Gadovist ®), se realiza la se- cuantitativas se evaluaron por medio del coeficiente
cuencia de RTG con PSIR (phase-sensitive inversion lineal de Pearson. Los intervalos de confianza del 95%
recovery). (IC 95%) se adjuntan a los parámetros cuando se con-
El análisis fue realizado con Cardiac YX (GE Heal- sideró necesario. La significancia estadística α se fijó
thcare) para la evaluación de volúmenes y masa en 0.05.
3
Tabla 1. Características clínicas y hallazgos en la mayoritariamente leves en su evolución en la fase agu-
resonancia magnética cardiaca (RMC) da de la enfermedad, con un 58.9%, solo el 5.9% de
Variable Valor los pacientes fueron severos/críticos. Un 35.2% de los
Características clínicas pacientes requirieron internación. La mediana y RI de
Edad, media ± DE 48.4 ± 13.3 días de internación fue de 10 (5-15) días, mientras que
Sexo masculino, n (%) 87 (55.8) la de UTI fue de 6 (4-20) días en aquellos pacientes
Índice de masa corporal, media ± DE 28.4 ± 5.3
que lo requirieron. Los pacientes recibieron corticoste-
HTA, n (%) 54 (34.6)
DBT, n (%) 22 (14.1) roides en el 42.9% y tratamiento antibiótico empírico
Fumador, n (%) 48 (30.8) en el 41.6% de los casos. El puntaje de morbilidad de
EPOC, n (%) 5 (3.2) Charlson más frecuente fue el 0, con un 56.8%, segui-
Enfermedad coronaria previa, n (%) 5 (3.2) do del puntaje 1 con 20.6% y el puntaje 2 con 13.5%.
ACV previo, n (%) 2 (1.3)
El 21% de los pacientes refirió presentar dolor precor-
Puntaje Charlson morbilidad, media ± DE 0.88 ± 1.37
Internación por COVID‑19, n (%) 55 (35.3) dial atípico, el 18% refirió palpitaciones y el 51% pre-
sentaban falta de aire al momento de la realización de
Severidad COVID‑19
la RMC. Todos estos síntomas no fueron incapacitan-
Leve, n (%) 92 (59)
Moderada, n (%) 55 (35.2) tes y ningún caso requirió internación.
Severa/crítica, n (%) 9 (5.8)
Presión arterial sistólica, media ± DE mmHg 123.8 ± 16.2
Presión arterial diastólica, media ± DE mmHg 74.9 ± 9.3 Hallazgo en resonancia cardiaca
Frecuencia cardiaca, media ± DE l/min 73.1 ± 14.4 magnética
Hallazgos RMC La mediana y RI de tiempo desde el fin de los sín-
Días desde alta epidemiológica a la realización 58.5 (44‑82)
tomas hasta la realización de RMC fue de 58.5 (44-82)
de RMC, mediana (RI)
IVFDVI, media ± DE ml/m2 69.1 ± 15.6 días. En el 28.8% de los pacientes se observó ACARD.
IVFSVI, media ± DE ml/m2 26.2 ± 9.3 La figura 1 muestra la prevalencia de las diferentes
IVSVI, media ± DE ml/m2 42.8 ± 8.6 alteraciones que conforman ACARD. El DFSVD y DFS-
FEVI, media ± DE (%) 62.2 ± 6.5 VI, con 17.9% y un 13.5% respectivamente, fueron las
IMVI, media ± DE g/m2 48.3 ± 10.6
alteraciones más frecuentes y la presencia de pericar-
IVFDVD, media ± DE ml/m2 71.5 ± 16.4
IVFSVD, media ± DE ml/m2 30.5 ± 9.4 ditis y miocarditis fue poco frecuente en la presente
IVSVD, media ± DE ml/m2 40.1 ± 9.8 muestra. El hallazgo de RTG miocárdico se observó
FEVD, media ± DE ml/m2 57.5 ± 6.7 en 11 pacientes (7.1%) y fue la variable más frecuente-
DE: desviación estándar; HTA: hipertensión arterial; DBT: diabetes; mente encontrada de afectación tisular miocárdica. La
EPOC: enfermedad pulmonar obstructiva crónica; COVID‑19: enfermedad por
coronavirus 2019; RI: rango intercuartílico; ACV: accidente cerebrovascular; tabla 2 muestra las características de los pacientes de
EPOC: enfermedad pulmonar obstructiva crónica; DBT: diabetes; FEVD: fracción de
eyección del ventrículo derecho; FEVI: fracción de eyección del ventrículo
acuerdos con los hallazgos en la RMC. Se observó una
izquierdo; IMVI: índice de masa del ventrículo izquierdo; IVFDVI: índice volumen fin diferencia estadísticamente significativa en el sexo,
de diástole del ventrículo derecho; IVFDVI: índice volumen fin de diástole del
ventrículo izquierdo; IVFSVD: índice de volumen de fin de sístole del ventrículo siendo más prevalentes las ACARD en los hombres,
derecho; IVFSVI: índice de volumen de fin de sístole del ventrículo izquierdo;
IVSVD: índice volumen sistólico del ventrículo derecho; IVSVI: índice volumen 39.1 vs. 15.9%, respectivamente (p = 0.002). Aquellos
sistólico del ventrículo izquierdo.
paciente que cursaron internación por COVID-19 pre-
sentaron más prevalencias de ACARD que aquellos
que cursaron la enfermedad en sus hogares, 38.2 vs.
Resultados 23.7%, respectivamente (p = 0.04), no observándose
diferencia estadísticamente significativa en la mediana
Características clínicas de internación entre los paciente que tuvieron ACARD
y aquellos que no lo presentaron, 9 (7-11.5) vs. 8 (5-13)
Las características basales de los pacientes se días (p = 0.64). A su vez, los pacientes que desarrolla-
muestran en la tabla 1. Se incluyeron 156 pacientes, ron cuadros de COVID-19 no leves tuvieron más
de los cuales el 55.8% fueron hombres. La media de ACARD que aquellos con cuadros leves, 40.7 vs.
edad fue de 48.4 (DE: 13.3 años). La prevalencia de 20.6% (p = 0.007). No se observó diferencia en la me-
hipertensión arterial fue del 34.6%, la diabetes mellitus diana de días de alta epidemiológica a la realización
del 14.1% y el 3.2% de los pacientes tenían anteceden- de la RMC entre los grupos, 54 (44-82) vs. 62 (43-84)
tes coronarios previos. Los pacientes fueron días (p = 0.41).
4
A. Carlessi et al.: Hallazgos en resonancia cardiaca

17.9

13.5

7.1

2.6
1.3 0.6

RTG
DSVD

DSVI

EDEMA

PERICARDITIS

PERICARDITIS
Figura 1. Hallazgos en resonancia magnética cardiaca (RMC). Componentes de afectación cardiaca (ACARD).
DSVD: deterioro de la función sistólica del ventrículo derecho; DSVI: deterioro de la función sistólica del ventrículo
izquierdo; RTG: realce tardío de gadolinio.

A B 80
80

75 75
70
70
65
65
FEVD

60
FEVI

60
55
55
50
50
45
45 40
40 35
RTG(-) RTG(+) RTG(-) RTG (+)

Figura 2. A: fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) de acuerdo con la presencia de RTG. B: fracción de
eyección del ventrículo derecho (FEVD) de acuerdo con la presencia de RTG.

La localización del RTG fue subepicárdica en el presentaron una prevalencia del 12.7% de RTG, mien-
45.4% de los casos, en el 36.4% fue mesocárdica y tras que este fue del 3.9% en aquellos que no la requi-
subendocárdica en el 18.2%. Aquellos pacientes que rieron (p = 0.04); también el RTG fue más frecuentes
presentaron RTG tuvieron una media de FEVI del 56% en los pacientes de sexo masculino, 11.5 vs. 1.4% (p =
y en aquellos que no tuvieron RTG fue del 63%, siendo 0.01) y en aquellos con cuadro de infección no leves
esta diferencia estadísticamente significativa (p = (14.1 vs. 2.2%) (p = 0.004). No se evidenció correlación
0.002). La media de FEVD en los pacientes sin RTG entre la FEVI y FEVD con los días desde el alta hasta
fue del 58% y en aquellos con RTG del 53%, diferencia la realización de la RMC (r: 0.50 [p = 0.53] y r: 0.005
que también fue estadísticamente significativa (p = [p = 0.95]) (Fig. 3). El DFSVI fue más frecuente en los
0.05) (Fig. 2). Los pacientes que requirieron internación casos no leves, 23.4 vs. 6.5% (p = 0.002) y de forma
5
Tabla 2. Parámetros clínicos de los pacientes que presentaron elevación de troponinas al momento de la
presentaron afectación cardiaca (ACARD) y aquellos que realización del estudio, nosotros encontramos un
tuvieron resonancia magnética cardiaca (RMC) normal 28.8% de ACARD. La DFSVD y la DFSVI fueron las
Parámetro Normal ACARD Valor p alteraciones más frecuentemente observadas y en la
111 (72.2%) 45 (28.8%)
gran mayoría de estas el deterioro fue de grado leve.
Edad media ± DE 47.5 ± 13.1 50.7 ± 13.7 0.18 En nuestro trabajo la única condición preexistente que
Sexo n (%) mostró diferencia significativa en la presencia de
Masculino 53 (60.9) 34 (39.1) 0.002 ACARD fue el sexo masculino, coincidente con datos
Femenino 58 (84.1) 11 (15.9)
acerca de la mala evolución en pacientes de sexo mas-
Índice de masa corporal 28.4 ± 5.5 28.1 ± 4.7 0.71 culino en la infección aguda15,16. Con respecto a los
media ± DE
otros factores de riesgo y comorbilidades, no se obser-
HTA n (%) varon diferencias en la presencia de ACARD. Los pa-
No 75 (73.5) 27 (26.5) 0.37 cientes que cursaron cuadros no leves y aquellos
Sí 36 (66.7) 18 (33.3)
pacientes que requirieron internación presentaron más
DBT n (%) prevalencia de ACARD, este resultado difiere del estu-
No 97 (72.4) 37 (27.6) 0.40
Sí 14 (63.6) 8 (36.4) dio de Puntmann et al., que muestra una prevalencia
mayor de afectación cardiaca (78%) y este hallazgo no
Fumador n (%)
No 77 (71.3) 31 (28.7) 0.95 se relaciona con la comorbilidad previa ni con la seve-
Sí 34 (70.8) 14 (29.2) ridad del cuadro clínico agudo o la necesidad de hos-
EPOC n (%)
pitalización por COVID-1911.
No 108 (71.5) 43 (28.5) 0.45 En el presente estudio las alteraciones más frecuen-
Sí 3 (60) 2 (40) tes fueron aquellas en relación con la funcionalidad, y
Enfermedad coronaria en menor medida aquellas que podrían reflejar impacto
previa n (%) directo (inflamación, fibrosis, infección) sobre el cora-
No 108 (71.5) 43 (28.5) 0.45
Sí 3 (60) 2 (40) zón. Estas alteraciones de la funcionalidad (sin altera-
ciones tisulares) estarían relacionadas con la afectación
ACV previo n (%)
No 111 (72.1) 43 (27.9) 0.08 cardiaca indirecta17, es decir, la dependiente de la dis-
Sí 0 (0) 2 (100) función multiorgánica, con desequilibrio entre la oferta
Puntaje Charlson 0.73 ± 1.2 1.2 ± 1.6 0.10
y demanda de oxígeno miocárdico, que ocasiona la
morbilidad media ± DE infección, y que generalmente se observa en los cua-
Internación por
dros no leves. Esta vía de afectación es más determi-
COVID‑19 n (%) nante y prevalente que la lesión cardiaca directa viral18.
No 77 (76.2) 24 (23.8) 0.04 Estudios histopatológicos evidenciaron que la infección
Sí 34 (61.8) 21 (38.2)
directa presenta muy baja prevalencia19, incluso en
Cuadro no leve pacientes fallecidos durante la infección aguda20.
No 73 (79.3) 19 (20.7) 0.007
Sí 38 (59.4) 26 (40.6)
En nuestra cohorte la prevalencia de miocarditis fue
del 0.6%, utilizando los criterios diagnósticos de Lake
Días desde alta a la 62 (43‑84) 54 (44‑82) 0.64
realización de RMC
Louis originales21. Es de resaltar que estos últimos
mediana (RI) fueron actualizado en el año 2018, con la introducción
DE: desviación estándar; HTA: hipertensión arterial; DBT: diabetes;
de los mapeos de T1 y T222. Solo el mapeo T2 es su-
EPOC: enfermedad pulmonar obstructiva crónica; ACV: accidente cerebrovascular; perior al criterio de Lake Louis original en cuanto a la
COVID‑19: enfermedad por coronavirus 2019; RI: rango intercuartílico.
sensibilidad diagnóstica23 y cuando se comparan am-
bos criterios la actualización solo mejora la sensibilidad
sin impacto en la especificidad. En dirección con los
similar el DFSVD fue más frecuente en los casos no resultados que obtuvimos, en una serie de casos de
leves (26.6 vs. 12%) (p = 0.02). 16 autopsias se ha observado una prevalencia de mio-
carditis del 0%, y del 4.5% en 201 pacientes, siendo
estos últimos casos seleccionados, lo cual podría sig-
Discusión
nificar una aún menor prevalencia de miocarditis en la
En una cohorte de 156 pacientes recuperados de población general24. En nuestro estudio la presencia
COVID-19, a los que se realizó RMC y que no de RTG, parámetro robusto de fibrosis miocárdica y de
6
A. Carlessi et al.: Hallazgos en resonancia cardiaca

A B 75
80

75 70

70 65

65 60

FEVD
FEVI

60 55

55 50

50 45

45 40

40 35
20 40 60 80 100 120 140 160 180 20 40 60 80 100 120 140 160 180
Días desde el alta Días desde el alta

 Figura  3. A: relación de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) con los días desde el alta hasta la
realización de resonancia magnética cardiaca (RMC). B: relación de la fracción de eyección del ventrículo derecho
(FEVD) con los días desde el alta hasta la realización de RMC.

pronóstico25, tuvo una prevalencia del 7.1%, sustancial- de Lake Louis. Sin embargo, utilizamos criterios diagnós-
mente menor que lo reportado en un estudio reciente, ticos de miocarditis que presenta similar especificidad,
donde fue del 30%, en el que incluyeron también parámetro muy importante en este tipo de población.
pacientes con elevación de troponinas y los valores de
estos biomarcadores fueron más elevados en los pa-
Conclusiones
cientes que presentaron RTG26. A diferencia de este
último trabajo, en el presente estudio los pacientes que
En casi un tercio de los pacientes recuperados de
presentan RTG tienen una menor FEVI y FEVD
COVID-19 sin elevación de troponinas se encuentran
(p ≤ 0.001 y p = 0.04, respectivamente) que aquellos
alteraciones cardiacas. Estas son más prevalentes en
pacientes que no lo presentan, cual mostraría que la
pacientes de sexo masculino y que hayan requerido
fibrosis hallada en nuestro estudio impacta en la fun-
internación o que cursaron cuadros no leves. Las alte-
ción sistólica predominantemente del ventrículo izquier-
raciones funcionales (DFSVI-DFSVD) son las más fre-
do, en donde la media de FEVI está por debajo del
cuentes. La prevalencia de miocarditis es muy baja. El
límite normal.
RTG es la alteración tisular más frecuente y determi-
nante de la FEVI y FEVD.
Limitaciones
Este estudio presenta la limitación de no tener datos Agradecimientos
de RMC antes de la infección por SARS-CoV-2. Se
muestran datos de solo un examen RMC de hasta poco A María Rosa Lombardo, Verónica Monzón y Liset
menos tres meses posteriores a la infección, y un largo Bringa por su invalorable trabajo. Al Hospital José Ma-
tiempo de seguimiento es fundamental para determinar ría Cullen y todos aquellos que dejaron sus vida por
la progresión o regresión de la afectación cardiaca y su luchar en esta pandemia.
impacto pronóstico. El manejo de los pacientes en el
proceso agudo no fue controlado, por lo cual puede ha- Financiamiento
ber variaciones en este, que pueden condicionar la evo-
lución de estos pacientes. No tenemos parámetros de La presente investigación no ha recibido ninguna
mapeo T1 y T2 y valoración de volumen extracelular, que beca específica de agencias de los sectores públicos,
forman parte de la revisión de los criterios diagnósticos comercial o sin ánimo de lucro.

7
Conflicto de intereses 11. Puntmann VO, Carerj ML, Wieters I, Fahim M, Arendt C, Hoffmann J,
et al. Outcomes of cardiovascular magnetic resonance imaging in pa-
tients recently recovered from coronavirus disease 2019 (COVID-19).
Los autores declaran no tener conflicto de intereses. JAMA Cardiol. 2020;5:1265-73.
12. World Health Organization. COVID-19 Therapeutic Trial Synopsis [Inter-
net]. World Health Organization; 18 febrero 2020 [consultado: 28 sep-
tiembre 2020]. Disponible en: https://www.who.int/publications/i/item/co-
Responsabilidades éticas vid-19-therapeutic-trial-synopsis
13. Friedrich MG, Sechtem U, Schulz-Menger J, Holmvang G, Alakija P,
Protección de personas y animales. Los autores Cooper L, et al. Cardiovascular magnetic resonance in myocarditis:
A JACC White Paper. J Am Coll Cardiol. 2009;53:1475-87.
declaran que para esta investigación no se han realiza- 14. Petersen S, Khanji M, Plein S, Lancellotti P, Bucciarelli-Ducci C. Euro-
pean Association of Cardiovascular Imaging expert consensus paper:
do experimentos en seres humanos ni en animales. a comprehensive review of cardiovascular magnetic resonance normal
Confidencialidad de los datos. Los autores decla- values of cardiac chamber size and aortic root in adults and recom-
mendations for grading severity. Eur Heart J Cardiovasc Imaging.
ran que han seguido los protocolos de su centro de 2019;20:1321-31.
trabajo sobre la publicación de datos de pacientes. 15. Jian M, Peng B, Wei H, Fei W, Xiao F, De-Min H, et al. Gender differen-
ces in patients with COVID-19: Focus on severity and mortality. Front
Derecho a la privacidad y consentimiento infor- Public Health. 2020;8:152.
16. Peckham H, de Gruijter NM, Raine C, Radziszewska A, Ciurtin C,
mado. Los autores han obtenido el consentimiento Wedderburn L, et al. Male sex identified by global COVID-19 me-
informado de los pacientes y/o sujetos referidos en el ta-analysis as a risk factor for death and ITU admission. Nat Commun.
2020;11:6317.
artículo. Este documento obra en poder del autor de 17. Giustino G, Pinney SP, Lala A, Reddy VY, Johnston-Cox HA, Mecha-
correspondencia. nick JI, et al. Coronavirus and cardiovascular disease, myocardial injury,
and arrhythmia: JACC Focus Seminar. J Am Coll Cardiol. 2020;76:2011-23.
18. Metkus TS, Sokoll LJ, Barth AS, Czarny M, Hays A, Lowenstein C, et al.
Myocardial injury in severe COVID-19 compared with non-COVID-19
Bibliografía acute respiratory distress syndrome. Circulation. 2021;143:553-65.
19. Halushka M, Vander Heide R. Myocarditis is rare in COVID-19 autopsies:
1. Huang C, Wang Y, Li X, Ren L, Zhao J, Hu Y, Zhang L, et al. Clinical cardiovascular findings across 277 postmortem examinations. Cardiovas-
features of patients infected with 2019 novel coronavirus in Wuhan, cular Pathol. 2021;50:107300.
China. Lancet. 2020;395:497-506. (Erratum in: Lancet. 2020; 20. Basso C, Leone O, Rizzo S, De Gaspari M, C van der Wal A, Aubry MC,
395(10223):496.). et al. Pathological features of COVID-19-associated myocardial injury:
2. Dong E, Du H, Gardner L. An interactive web-based dashboard to track a multicentre cardiovascular pathology study. Eur Heart J. 2020;41:
COVID-19 in real time. Lancet Infect Dis. 2020;20:533-4. 3827-35.
3. Knowlton KU. Pathogenesis of SARS-CoV-2 induced cardiac injury from 21. Friedrich MG, Sechtem U, Schulz-Menger J, Holmvang G, Alakija P,
the perspective of the virus. J Mol Cell Cardiol. 2020;147:12-17. Cooper LT, et al. International Consensus Group on Cardiovascular
4. Cheng P, Zhu H, Witteles RM, Wu JC, Quertermous T, Wu SM, et al. Magnetic Resonance in Myocarditis. Cardiovascular magnetic resonance
Cardiovascular risks in patients with COVID-19: Potential mechanisms in myocarditis: A JACC White Paper. J Am Coll Cardiol. 2009;53:1475-87.
and areas of uncertainty. Curr Cardiol Rep. 2020;22:34-40. 22. Ferreira VM, Schulz-Menger J, Holmvang G, Kramer CM, Carbone I,
5. Atri D, Siddiqi HK, Lang JP, Nauffal V, Morrow DA, Bohula EA. COVID-19
Sechtem U, et al. Cardiovascular magnetic resonance in nonischemic
for the cardiologist: Basic virology, epidemiology, cardiac manifestations,
myocardial inflammation: Expert recommendations. J Am Coll Cardiol.
and potential therapeutic strategies. JACC Basic Transl Sci. 2020;10:
2018;72:3158-76.
518-36.
23. Pan JA, Lee YJ, Salerno M. Diagnostic performance of extracellular
6. Wang D, Hu B, Hu C, Zhu F, Liu X, Zhang J, et al. Clinical characteristics
of 138 hospitalized patients with 2019 novel coronavirus‐infected pneu- volume, native T1, and T2 mapping versus Lake Louise Criteria by car-
monia in Wuhan, China. JAMA. 2020;323:1061-9. diac magnetic resonance for detection of acute myocarditis: A me-
7. Fu L, Liu X, Su Y, Ma J, Hong K. Prevalence and impact of cardiac injury ta-analysis. Circ Cardiovasc Imaging. 2018;7:e007598.
on COVID-19: A systematic review and meta-analysis. Clin Cardiol. 24. Kawakami R, Sakamoto A, Kawai K, Gianatti A, Pellegrini D, Nasr A,
2021;44:276-83. et al. Pathological evidence for SARS-CoV-2 as a cause of myocarditis:
8. Wei JF, Huang FY, Xiong TY, Liu Q, Chen H, Wang H, et. al. Acute JACC Review Topic of the Week. J Am Coll Cardiol. 2021;77:314-25.
myocardial injury is common in patients with covid-19 and impairs their 25. Aquaro GD, Perfetti M, Camastra G, Monti L, Dellegrottaglie S, Moro,
prognosis. Heart. 2020;106:1154-9. et al.; Cardiac Magnetic Resonance Working Group of the Italian Socie-
9. Giustino G, Croft LB, Stefanini GG, Bragato R, Silbiger JJ, Vicenzi M, ty of Cardiology. Cardiac MR with late gadolinium enhancement in acute
et al. Characterization of myocardial injury in patients with COVID-19. myocarditis with preserved systolic function: ITAMY Study. J Am Coll
J Am Coll Cardiol. 2020;76:2043-55. Cardiol. 2017;70:1977-87.
10. Huang L, Zhao P, Tang D, Zhu T, Han R Zhan C, et al. Cardiac involve- 26. Wang H, Li R, Zhou Z, Jiang H, Yanet Z, Tao X, et al. Cardiac involve-
ment in recovered COVID-19 patients identified using magnetic resonan- ment in COVID-19 patients: mid-term follow up by cardiovascular mag-
ce imaging. JACC Cardiovasc Imaging. 2020;13(11):2330-9. netic resonance. J Cardiovasc Magn Reson. 2021;23:14-26.

También podría gustarte