Está en la página 1de 1

1.

Elabore un ensayo critico reflexivo sobre la ley orgánica de las Zonas


de Empleo y Desarrollo Económico ( ZEDE)

En el Gobierno anterior el Ex – presidente, Juan Orlando Hernández prometió, crear 600.000


nuevos puestos de trabajo, pues dice haber dado con la clave "para dar un salto en materia de
atracción de capitales".

Se trata de las llamadas Zonas Especiales de Desarrollo y Empleo, ZEDE.

Durante mucho tiempo el mega puerto de Amapala fue mencionado como la primera de muchas
gigantescas inversiones que el candidato-presidente confía atraer gracias al polémico instrumento.

Según la página web de la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras, las Zonas de Empleo son
áreas del territorio nacional sujetas a un "régimen especial" en las que los inversionistas estarían a
cargo de la política fiscal, de seguridad y de resolución de conflictos, entre otras competencias.

Eso significa que las ZEDE "deben establecer sus propios órganos de seguridad interna, incluyendo su
propia policía, órganos de investigación del delito, inteligencia, persecución penal y sistema
penitenciario", se estipula en su ley creadora, aprobada en 2013.

Y aunque sus tribunales internos seguirían siendo parte del sistema judicial hondureño, en principio
estarían habilitados para funcionar "de manera autónoma e independiente y bajo el derecho
anglosajón (Common Law)", para lo que incluso podrían recurrir a jueces extranjeros.

"Es un espacio dentro de nuestro territorio que ya no va a formar parte de nuestro territorio",
resume para BBC Mundo el alcalde de Amapala, Santos Alberto García.

Es septiembre y los tambores de un desfile en conmemoración del 196 aniversario de la


independencia de Honduras puntean mi conversación con el alcalde, por lo que la ironía es difícil de
ignorar.

García, quien milita en el opositor Partido Liberal, no es el único que destaca las importantes
renuncias que están detrás de la idea de las ZEDE.

"Es un paso más hacia la pérdida de soberanía por parte del Estado, porque en esos territorios el que
va a gobernar va a ser el empresario privado", me dirá dos meses más tarde Ismael Moreno,
coordinador del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús en
Honduras, ERIC, uno de los centros de investigación más reconocidos del país.

"La lógica es que el gobierno entrega soberanía y los empresarios entregan empleo", resume el
sacerdote jesuita, para quien el esquema es una profundización del régimen de "zonas francas" que
ya opera en Honduras, o de los viejos enclaves bananeros.

También podría gustarte