Está en la página 1de 5

HISTORIA DE LA MEDICINA LEGAL EN EL ECUADOR

La medicina legal en el Ecuador ha venido contribuyendo durante varios años


conocimientos acerca de la medicina en beneficio de la justicia cuya trayectoria ha ido
transcurriendo desde la época colonial hasta la actualidad, siendo de gran importancia
abordar la evolución de este campo en nuestro país y sobre todo los grandes aportes y
avances entregados a la investigación de la medicina legal. Es así que la historia
comienza el 13 de abril de 1693, donde el Rey Carlos II de España funda la Cátedra de
Medicina en la dominicana Real Universidad de Santo Tomas de Aquino, y gracias al
apoyo de Fray Bartolomé García y de Fray Ignacio de Quesada logran que la Real
Audiencia de Quito tenga un centro de formación dedicado a curar e investigar las
enfermedades que martirizaron a muchos ecuatorianos. Surgen entonces la primera
Facultad de Medicina en Ecuador. A partir del 18 de marzo de 1826 cambia de nombre
a Universidad Central de Quito debido al Congreso que se realizó en Colombia, que
dictaminó la creación de la Universidades Centrales en las capitales de Cundinamarca,
Venezuela y Quito instituyéndose la Escuela de Medicina, Cirugía y Farmacia. Para el
año de 1827 se crea una facultad medica propia gracias a la administración de José
Miguel Carrión y Valdivieso, Rector de la Universidad.
Como indicios de la medicina legal podemos mencionar que el 23 de mayo de 1857 el
medico cuencano Agustín Cueva Vallejo, realizó la autopsia de la poetisa Dolores
Veintimilla de Galindo, su informe sirvió para resolver que dicha mujer no se había
suicidado como se creía al inicio. El 6 de agosto de 1875 se realizaron las autopsias del
presidente Gabriel García Moreno y del Obispo Checa, fueron llevadas a cabo por el
ecuatoriano Dr. Miguel Egas Cabezas y Rafael Rodríguez Maldonado en conjunto con
dos médicos franceses Dominique Domec y Ettienne Gayraud, cuyo informe Médico
Legal fue emitido por manos del gobierno. A partir del año 1884 se crea la Policía de
Orden y Seguridad de la República, y entre una de sus obligaciones se le asigna formar
sumarios de delitos, crímenes y castigar las contravenciones relativas a la seguridad y
orden públicos.
El Dr. Mariano Peñaherrera es considerado el precursor de la Medicina Legal en el
Ecuador, en 1915 fue profesor y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad
Central, también publicó el libro “Estudios sobre la Legislación y Medicina Legal”. En
el año de 1936 se da la creación del Instituto de Criminología de la Universidad Central
del Ecuador Dr. Julio Endara Moreano, dicho nombre se lo da por ser un reconocido
docente y científico ecuatoriano, fue profesor principal de clínica psiquiátrica y
neurológica de la Universidad Central. Este instituto publica una revista llamada
“Archivos de Criminología, Neuropsiquiatría y Disciplinas conexas”. En el año de 1959
se crea el departamento Médico Legal de Quito y posteriormente el departamento
Médico Legal de Guayaquil, anexados al departamento de Sanidad de la Policía
Nacional. Otro personaje importante y uno de los pioneros de la medicina forense en el
Ecuador fue Carlos Eladio Barcos Velásquez, profesor de medicina forense de las
facultades de Jurisprudencia y Medicina del Alma Máter porteña; igualmente en el año
de 1980 fue mentor y fundador del instituto de Ciencias Forenses de la Universidad de
Guayaquil.
La Dirección Nacional de Investigaciones le es asignada el nombre de Dirección
Nacional de Policía Judicial e Investigaciones en el mes de septiembre del 2000 de
acuerdo al reglamento y al nuevo código de procedimiento penal. En el año 2001 Se
firma un convenio interinstitucional entre la Universidad Central del Ecuador, la
Fiscalía del estado y la Policía Nacional por medio del cual se crea el primer curso de
postgrado en Medicina Legal en el país. Para el año 2010 en la ciudad de Guayaquil
conjuntamente con el apoyo del Dr. Marcelo Jácome se da la primera apertura de la
maestría de Medicina Forense.
El 27 de agosto del 2015 mediante un decreto ejecutivo el Servicio Nacional de
Medicina Legal y Ciencias Forenses (SNMLCF) nace como entidad operativa
especializada para la prestación de servicios periciales en materia de Medicina Legal y
Ciencias Forenses. En el campo de sus competencias y obligaciones es el encargado de
garantizar la cadena de custodia, realizar pericias ordenadas por autoridad competente,
levantar indicios, siendo responsable de asesorar a las autoridades que investigan y
comparecer a las audiencias que se les solicite. El SNMLCF del Ecuador cuenta con los
servicios de Medicina Legal, Criminalística y Accidentología Vial. Además, está
conformado por ocho centros de investigación en ciencias forenses, ubicadas en
Ambato, Manta, Loja, Cuenca, Machala, Nueva Loja, Santo Domingo y Esmeraldas,
que disponen de los laboratorios de histopatología, biología y química, los que han
permitido que los exámenes forenses y las autopsias se realicen de la mejor manera
posible y en condiciones óptimas de calidad y calidez.
En los espacios educativos, durante los últimos años se han creado universidades
públicas y privadas en distintas provincias del país que cuentan con la materia de
medicina legal como parte de su pensum académico en sus estudios. Como por ejemplo
la Universidad Central del Ecuador tiene cátedras de medicina legal en las facultades de
medicina, derecho, odontología, y en la escuela de obstetricia. También en la Escuela
Superior Politécnica de Chimborazo tiene una catedra en la carrera de medicina.
Hoy en día el campo laboral de los médicos legales se encuentra en cuatro instituciones
del estado que son la Fiscalía General del Estado, el Servicio Nacional de Medicina
Legal y Ciencias Forenses, el Consejo de la Judicatura y en la Policía Nacional. Es
primordial el papel que ejerce la Universidad Central del Ecuador desde su creación en
la época colonial, sobre todo en la creación de la facultad de medicina, ya que es en esta
donde mucho de los médicos precursores de la Medicina Legal se formaron como
profesionales de la salud y lograron muchos avances y publicaciones en cuanto a esta
área. En los últimos años en nuestro país se han llevado a cabo grandes cambios
esenciales como es la creación de postgrados de Medicina Legal, debido a la urgente
necesidad de profesionales médicos legales en todas las provincias del Ecuador.
IMPORTANCIA DE LA MEDICINA LEGAL EN EL ECUADOR
La medicina legal ha venido tomando fuerza en el Ecuador desde la época colonial
debido a la urgencia de hacer justicia frente a las investigaciones criminalísticas que los
ecuatorianos necesitaban, es por ello que ha ido desarrollándose cada vez más y
aportando grandes logros en el campo de la medicina forense donde se aplica todos los
conocimientos médicos y biológicos necesarios para la resolución de los problemas que
plantea el derecho, de tal forma que estamos frente a una especialidad médica de alta
demanda frente al deterioro social en el que nos encontramos como sociedad, por lo que
podemos definir a la medicina legal como una disciplina que efectúa el estudio jurídico
y práctico de los conocimientos médicos necesarios para la resolución de problemas de
tipo judicial.
En América, sobre todo en los países latinoamericanos, han reconocido la importancia
de la medicina legal, incluyéndola como una cátedra dentro de los programas de las
respectivas facultades particularmente de medicina o creando institutos oficiales para su
aplicación práctica. En el Ecuador, la medicina legal se ha venido practicando casi
únicamente por los médicos miembros de los establecimientos de la Policía Nacional,
quienes en el ejercicio de sus competencias se han visto en la necesidad de participar en
el dictamen de diagnósticos médicos en el ámbito de la justicia. Es así que podemos
señalar que solo un pequeño número de quienes practican la medicina forense son
especialistas en la materia, ya que los establecimientos de educación superior han
generado una mínima cantidad de profesionales, esta limitación se ha agravado con la
dinámica dada en los últimos años a la administración de justicia, que exige cada día de
profesionales médicos especialistas en medicina legal.
Sin embargo no se debe despreciar la experticia y la práctica de quienes sin poseer un
diploma ni especialidad concedido por las universidades, han hecho de la medicina
forense una práctica diaria, participando en todas las áreas médicas y jurídicas, así como
de los escasos profesionales que alcanzaron las dos ramas de las profesiones, es decir la
medicina y el derecho, y de aquí parte la importancia de que la medicina legal no solo
realiza el estudio del cadáver, si no también estudia al vivo, al accionar y
desenvolvimiento del médico y del abogado en la esfera ginecológica, psicológica,
toxicológica, laboral, emergencias y desastres.
Es importante el estudio de la medicina legal porque nos ayuda a resolver problemas de
justicia además es imprescindible las investigaciones de los médicos forenses porque
existe una alta tasa de mortalidad en el país. Según el Instituto Nacional de Estadísticas
y Censos, en el año 2018, se han realizado 89 femicidios, 1769 fallecidos en siniestros
de tránsito, 818 homicidios intencionales y 3966 violaciones. Desde enero al 09 de
noviembre de 2018, se han perpetuado 51 femicidios, 1802 fallecidos en siniestros de
tránsito, 823 homicidios intencionales y 4015 violaciones, que son datos obtenidos por
la Fiscalía General del Estado, la Agencia Nacional de Tránsito y el Ministerio del
Interior.
La medicina legal envuelto en las transformaciones legales y sociales a través de los
años deberá ser analizada desde cuatro enfoques. Desde lo médico donde los
conocimientos de esta disciplina asesoran a los administradores de justicia, además los
profesionales de la salud deben conocer las sanciones que derivan el actuar con
negligencia médica, inobservancia de leyes y reglamentos, la impericia e imprudencia.
Desde lo legislativo que permite definir leyes acordes a la realidad y resultado de
investigaciones científicas realizadas desde el campo de la medicina legal. Desde lo
legal donde los análisis y dictámenes periciales dirigen los argumentos de las partes, en
función de resultados científicos probados, para llegar a sentencias justas. Finalmente,
desde lo judicial, la medicina forense engloba los elementos básicos para el cuidado de
la escena de los hechos, e indicios de víctima y victimario.
Dentro de los objetivos y artículos que se han planteado en el país para mantener las
obligaciones en el campo de la medicina legal con el fin de promover la justicia y que
exista un pleno desarrollo del buen vivir entre los ciudadanos se encuentran la
constitución del ecuador como una norma jurídica. El Artículo 195 de la Carta Magna
del Ecuador señala que “la Fiscalía dirigirá la investigación preprocesal y procesal
penal. Para el desempeño de sus funciones organizará y dirigirá un Sistema
Especializado Integral de Investigación, de Medicina Legal y Ciencias Forenses”. La
Fiscalía General del Estado Ecuatoriano, tiene como objetivo: “Fortalecer la capacidad
de investigación preprocesal y procesal penal para sancionar los delitos y evitar la
impunidad. Promover la transparencia Institucional para incrementar la confianza
ciudadana en la justicia penal”.
En conclusión, el trayecto que ha tenido la medicina legal en el Ecuador, siempre ha
sido de continua evolución, de constante cambio, de grandes aportes a la medicina y al
derecho, manteniéndose a la vanguardia de la ciencia y el arte. Ciencia cuando se
investigan fenómenos psicobiológicos y arte, al proporcionar principios técnicos
adecuados para actuar. Entendiendo que es de imperiosa necesidad, contar con
profesionales e instalaciones apropiadas para la práctica diaria médico legal; con la
finalidad de dar una respuesta oportuna, veraz y significativa, a los principales
incertidumbres que podría tener la autoridad, entregando elementos materiales
probatorios, que ayuden a la investigación criminal, así como el trato profesional a las
víctimas, con el fin de generar empatía por quien ha sido objeto de un acto atentatorio,
contra su integridad física.
BIBLIOGRAFÍA
1. Medina Siguenza RJ. Historia de la Medicina Legal en el Ecuador [Internet].
StuDocu. 2020 [citado el 11 de abril de 2022]. Disponible en:
https://www.studocu.com/ec/document/universidad-laica-vicente-rocafuerte-de-
guayaquil/medicina-legal/historia-de-la-medicina-legal-en-el-ecuador/10053891
2. Calle Gómez MA. Fundamentos de Medicina Legal en el Ecuador [Internet].
2020. 366 p. Disponible en:
https://liveworkingeditorial.com/wp-content/uploads/books/FUNDAMENTOS-
DE-MEDICINA-LEGAL-EN-EL-ECUADOR--2amiry.pdf
3. Arguello Delgado E. Historia de la Medicina Legal en Ecuador. AcademiaEdu
[Internet]. 2019;1(1):7. Disponible en:
https://www.academia.edu/41452974/Historia_de_la_Medicina_Legal_en_Ecuad
or
4. Chóez Chiliquinga EN. Evolución histórica de la Medicina Legal y Forense en el
Ecuador. Recimundo [Internet]. 2020;4(4):81–91. Disponible en:
http://recimundo.com/index.php/es/article/view/928
5. Vega Campoverde D. ROL DEL CENTRO DE INVESTIGACIÓN DE
CIENCIAS FORENSES DE MACHALA EN LA RESOLUCIÓN DE
PROBLEMAS MÉDICOS - LEGALES [Internet]. Universidad Técnica de
Machala; 2019. Disponible en:
http://repositorio.utmachala.edu.ec/bitstream/48000/14042/1/VEGA
CAMPOVERDE DIANA CAROLINA.pdf

También podría gustarte