Está en la página 1de 161

Diccionario

A
Abasí Acuñación (1) 27
Moneda* de plata* y moneda de cuenta* En plural, nombre que se da frecuente-
persas creadas por Abbas I (1587-1629), mente al conjunto de monedas* emiti-
cuyo peso inicial, de 7,70 g, se fue redu- das en un período concreto o por una
ciendo a lo largo de los siglos XVII-XIX. ciudad, monarca o país.
También recibe este nombre una moneda Ref.: Morales y Salazar (1986: 5); Cooper (1988:
otomana similar, acuñada en Georgia y 1-2); Beltrán (1989: 125)
en el Cáucaso en los siglos XVII y XVIII.
Ref.: Mateu (1946: Voz abassi); Amandry (2001: Acuñación (2)
Voces abbasi; abazi) Procedimiento para fabricar monedas*
y medallas* mediante la presión de dos
Abridor cuños* sobre un cospel* colocado en-
V. Grabador tre ellos. Inicialmente, la acuñación era
manual (acuñación a martillo*), método
Acero relegado, desde el siglo XVI, por el em-
Aleación* de hierro* y carbono, en di- pleo de máquinas.
ferentes proporciones, que, sometida a Ref.: Morales y Salazar (1986: 5); Cooper (1988:
temple, adquiere elasticidad y dureza. 1-2); Beltrán (1989: 125); Amandry (2001: Voz
En la industria de la acuñación (2)* se frappe)
utiliza, fundamentalmente, para fabricar
punzones (1)*, matrices* y troqueles*. Acuñación a martillo
Ref.: DRAE (1992: Voz acero [1]); Amandry (2001: Procedimiento manual para producir
Voz acier); Kroustallis (2008: Voz acero) moneda*, utilizado desde la creación
de la moneda metálica, en el siglo VII (1988: 291); Morrison (1992: 62); Gil Farrés
a.C., hasta la Edad Moderna, época en (1993: 48); Alfaro (1996: 46-47)
la que primero coexistió y después fue
sustituido por la acuñación mecánica*. Acuñación con prensa de volante
El cospel*, calentado para ablandarlo, Procedimiento mecánico para producir
se colocaba entre los dos cuños*: el de moneda* que consiste en presionar un
anverso* o pila (1)* estaba fijo en un cospel* entre los cuños* de una prensa
yunque* y el de reverso*, o troquel*, de volante*. El sistema utiliza la energía
sujeto con la mano, era golpeado con animal o humana como fuerza motriz.
un martillo para imprimir los tipos* en [Fig. 243]
Ref.: Cooper (1988: 51-60, 126, 131-136); VV.AA.
el cospel. Esta fue la técnica habitual, (1988: 291); Morrison (1992: 62); Gil Farrés
aunque durante la Edad Media tam- (1993: 48-49); Alfaro (1996: 46-47)
bién se utilizó el martilleo en frío, sin
calentar los cospeles, dada la delgadez Acuñación industrial
de los mismos. El carácter manual del Automatización de la acuñación (2)* me-
sistema podía ocasionar cantos* agrie- diante la aplicación de la fuerza del va-
tados y formas irregulares, debidos a la por y la electricidad a la acuñación me-
expansión del metal*, así como defec- cánica*, a partir del siglo XIX. Con ella
tos, tales como las monedas con doble aumentó la velocidad de acuñación.
golpe de cuño* y las monedas incusas*. V.a. Prensa automática
Además, las monedas acuñadas a mar- Ref.: Cooper (1988: 123-157, 223-243); Morrison
tillo* presentaban con frecuencia una (1992: 62-63); Gil Farrés (1993: 48); Alfaro (1996: 47)
forma ligeramente cóncava, a causa del
impacto que recibían. También se de- Acuñación mecánica
sarrollaron algunas técnicas excepcio- Procedimiento de acuñación (2)* me-
28 nales para producir piezas con aspecto diante máquinas, en uso desde el siglo
diferente al habitual, como las monedas XVI. Las más utilizadas fueron las pren-
bracteadas*, las esquifadas* y las incu- sas de volante* y las de rodillos*, aun-
sas griegas. que hubo otras máquinas de empleo
[Figs. 241a, 241b, 241c y 242] menos extendido. Las máquinas per-
Ref.: Melville Jones (1986: Voz mints and min- mitieron acuñar con mayor velocidad y
ting); Cooper (1988: 7-13, 33-38); Melville Jones perfección técnica, así como reducir las
(1990: Voz minting); Gil Farrés (1993: 47); Alfaro
(1996: 45-46); Amandry (2001: Voz frappe [frappe posibilidades de falsificación*.
au marteau]) [Fig. 243]
V.a. Prensa de rodillos; Prensa de volante
Ref.: Cooper (1988: 39-50, 73-78); Morrison
Acuñación con prensa de rodillos (1992: 62); Gil Farrés (1993: 48); Alfaro (1996:
Procedimiento mecánico para produ- 46-47)
cir moneda* que consiste en pasar una
plancha de metal* entre dos cilindros AE
paralelos (prensa de rodillos*) en los Del latín aes, abreviatura utilizada inter-
que están grabados, de manera coinci- nacionalmente en Numismática* para
dente, los diseños de las caras* de la denominar tanto al cobre* como al bron-
moneda*. Las piezas se obtenían, poste- ce*, indistinguibles sin un análisis.
riormente, recortando la plancha ya im- Ref.: Amandry (2001: Voz AE)
presa. El sistema utiliza la energía ani-
mal o hidráulica como fuerza motriz. AE 1
Ref.: Durán (1955); Cooper (1988: 61-72); VV.AA. Término convencional utilizado en la
mayoría de la bibliografía especializada y sin pretender alcanzar una total exac-
para designar a determinados valores titud, podemos definir el AE 2 como la
de vellón* y bronce* del Bajo Imperio emisión* de entre 4-10 g de peso y 19-
Romano, acuñados a partir de media- 21 mm de módulo*.
dos del siglo IV d.C. Esta fórmula se V.a. Follis (1)
adoptó con el fin de sistematizar la [Fig. 47]
gran variedad de acuñaciones (1)* de la Ref.: Carson (1990: 241-243); RIC (X: 17-19)
época, ante la práctica imposibilidad de
relacionar las piezas existentes con los AE 3
nombres contemporáneos de las mo- Término convencional utilizado en la
nedas*, que, además, tan solo a veces mayoría de la bibliografía especializada
aparecen citados en las fuentes escritas. para designar a determinados valores
Existen hipótesis de identificación de de vellón* y bronce* del Bajo Imperio
algunos valores, como el nummus (2)*, Romano, acuñados a partir de media-
la maiorina* o el centenionalis*, pero dos del siglo IV d.C. Esta fórmula se
sin seguridad y con una alta probabili- adoptó con el fin de sistematizar la
dad de que las mismas denominaciones gran variedad de acuñaciones (1)* de la
se aplicaran a especies distintas a lo lar- época, ante la práctica imposibilidad de
go del tiempo. Según sus dimensiones, relacionar las piezas existentes con los
y sin pretender alcanzar una total exac- nombres contemporáneos de las mo-
titud, podemos definir el AE 1 como la nedas*, que, además, tan solo a veces
emisión* de unos 10 g de peso y 21 mm aparecen citados en las fuentes escritas.
de módulo*. Existen hipótesis de identificación de
V.a. Follis (1) algunos valores, como el nummus (2)*,
[Fig. 46] la maiorina* o el centenionalis*, pero
Ref.: Carson (1990: 241-243); RIC (X: 17-19) sin seguridad y con una alta probabili- 29
dad de que las mismas denominaciones
AE 2
se aplicaran a especies distintas a lo lar-
Término convencional utilizado en la
go del tiempo. Según sus dimensiones,
mayoría de la bibliografía especializada
y sin pretender alcanzar una total exac-
para designar a determinados valores
titud, podemos definir el AE 3 como la
de vellón* y bronce* del Bajo Imperio
emisión* de entre 1,50-4 g de peso y
Romano, acuñados a partir de media-
14-18 mm de módulo*.
dos del siglo IV d.C. Esta fórmula se
V.a. Follis (1)
adoptó con el fin de sistematizar la [Fig. 48]
gran variedad de acuñaciones (1)* de la Ref.: Carson (1990: 241-243); RIC (X: 17-19)
época, ante la práctica imposibilidad de
relacionar las piezas existentes con los AE 4
nombres contemporáneos de las mo- Término convencional utilizado en la
nedas*, que, además, tan solo a veces mayoría de la bibliografía especializada
aparecen citados en las fuentes escritas. para designar a determinados valores
Existen hipótesis de identificación de de vellón* y bronce* del Bajo Imperio
algunos valores, como el nummus (2)*, Romano, acuñados a partir de media-
la maiorina* o el centenionalis*, pero dos del siglo IV d.C. Esta fórmula se
sin seguridad y con una alta probabili- adoptó con el fin de sistematizar la
dad de que las mismas denominaciones gran variedad de acuñaciones (1)* de la
se aplicaran a especies distintas a lo lar- época, ante la práctica imposibilidad de
go del tiempo. Según sus dimensiones, relacionar las piezas existentes con los
nombres contemporáneos de las mo- el triente, la de Minerva y 4 puntos; el
nedas*, que, además, tan solo a veces cuadrante, la de Hércules y 3 puntos;
aparecen citados en las fuentes escritas. el sextante, la de Mercurio y 2 puntos;
Existen hipótesis de identificación de y la uncia, la de Roma y 1 punto. Este
algunos valores, como el nummus (2)*, sistema de valores y tipos, pero ya en
la maiorina* o el centenionalis*, pero monedas acuñadas, perduró hasta el
sin seguridad y con una alta probabili- final de la República, aunque su peso
dad de que las mismas denominaciones disminuyó paulatinamente a lo largo
se aplicaran a especies distintas a lo lar- del tiempo.
go del tiempo. Según sus dimensiones, V.a. Marca de valor
y sin pretender alcanzar una total exac- [Fig. 16]
titud, podemos definir el AE 4 como la Ref.: Mateu (1946: Voz aes grave); Crawford
emisión* de menos de 1,50 g de peso y (1974: 41-42, 716-718); Amandry (2001: Voz aes
[aes grave])
14 mm de módulo*.
V.a. Follis (1)
[Fig. 49] Aes libral
Ref.: Carson (1990: 241-243); RIC (X: 17-19) V. Aes grave

Aes formatum Aes rude


Trozos de bronce* o de cobre* (aes) fun- Bloques informes de cobre* o de bron-
didos en moldes* a modo de lingotes* ce* (aes), de tamaño y peso muy varia-
toscos de diferentes formas (tortas, bo- do, fabricados por fundición* y utiliza-
las, barras, varillas), utilizados como di- dos como dinero (1)* por Roma y los
nero (1)* por Roma y los pueblos itálicos pueblos itálicos en el siglo III a.C., an-
en el siglo III a.C., antes de la introduc- tes de la introducción de la moneda*.
ción de la moneda*. El valor de los tro- El valor de estos bloques dependía de
30
zos dependía de su peso, cuya unidad su peso, que no solía superar la unidad
ponderal* era la libra (2)* (c. 324,72 g). ponderal*, la libra (2)* (c. 324,72 g). Los
Ref.: Amandry (2001: Voz aes [aes formatum]) hallazgos arqueológicos en la Italia cen-
tral y septentrional permiten remontar al
Aes grave siglo XIII a.C. el uso del bronce al peso.
Sistema de la moneda* romana de bron- Ref.: Mateu (1946: Voz aes rude); Melville Jones
ce* entre principios del siglo III y el 211 (1990: Voz aes); VV.AA. (1991: 221); Amandry
a.C., fecha de la introducción del sis- (2001: Voz aes [aes rude])
tema del denario*. Se trata de piezas
lenticulares fabricadas mediante fundi- Aes signatum
ción*, cuya unidad es un as* del mismo Sistema del bronce* romano, formado
peso que la unidad ponderal*, la libra por lingotes* rectangulares fundidos,
(2)* (unos 324,72 g), siendo los diviso- con tipos* en ambas caras*. Se fecha
res* el semis*, el triente*, el cuadrante*, entre finales del siglo IV a.C. y la pri-
el sextante* y la uncia (2)*. Los tipos* mera mitad del III a.C., probablemente
fueron variados hasta que en la última coetáneo a las primeras emisiones* de
emisión*, hacia el 225 a.C., se estable- aes grave*. Los lingotes pesan en tor-
ció una proa de nave para el reverso* y no a 1,50 kg (aproximadamente, 5 li-
una divinidad para el anverso*, distinta bras (2)*) y presentan imágenes varia-
según el valor: así, el as presentaba la das: delfín, gallo, elefante, toro, rama,
cabeza bifronte de Jano y la marca de ancla, trípode, tridente, caduceo, etc.
valor* I; el semis, la de Saturno y una S; A diferencia de otros sistemas basados
también en el peso (3)*, como el aes Agujas de toque
formatum*, el signatum es un produc- Agujas o barritas de oro* o plata* de
to oficial del Estado romano, práctica- diferente ley* que utilizan los ensaya-
mente una moneda*, y es considerado dores* para comprobar, por compara-
el antecedente directo del sistema mo- ción en la piedra de toque*, la pureza
netario posterior. del metal* empleado para la acuñación
Ref.: Mateu (1946: Voz aes signatum); Crawford (2)*. Suelen agruparse en instrumentos
(1974: 41-42, 716-718); Melville Jones (1990: Voz en forma de estrella o de llavero y, a
aes); Amandry (2001: Voz aes [aes signatum])
veces, llevan la marca del ensayador*,
Afgani como signo de propiedad.
Unidad monetaria* de Afganistán, creada Ref.: Cooper (1988: 34); DRAE (1992: Voz aguja
de toque); Amandry (2001: Voz touchau)
en 1925. Se divide en cien pul*, mientras
que 20 afganis equivalen a un amani*.
Akçe
Ref.: Amandry (2001: Voz afghani)
Pequeña moneda* de plata* acuñada
desde el siglo XII por diversos poderes
Afinación turcos y turcomanos del Asia anterior.
Procedimiento empleado para purificar Fue la principal moneda de plata oto-
los metales* antes de su acuñación (2)*. mana hasta finales del siglo XVII.
En la Edad Media, también recibía este
Ref.: Amandry (2001: Voz akçe)
nombre el método utilizado para com-
probar y establecer el valor, peso (3)* y
ley* de las monedas*. Albertín
Moneda* de oro*, con valor de dos ter-
Ref.: Amandry (2001: Voz affiner)
cios de ducado (1)*, acuñada en los Paí-
Aggry (1) ses Bajos por los archiduques Alberto e
31
V. Cuenta aggry chevron Isabel (1598-1621). También se emitió
el doble albertín*.
Aggry (2) Ref.: Mateu (1946: Voz albertín); Amandry (2001:
V. Cuenta aggry oculada Voz albertin)

Agorah (1) Aleación


Actual moneda fraccionaria* de Israel Producto homogéneo de propiedades
(pl. agorot); 100 agorot equivalen a un metálicas, compuesto de dos o más
shekel (1)*. elementos por fusión conjunta o por
Ref.: Amandry (2001: Voz agorah) aglutinación, donde uno de los cuales,
al menos, debe ser un metal*. Su fabri-
Agorah (2) cación corresponde al deseo de modifi-
Moneda* de plata*, divisor* básico del car alguna de las propiedades físicas o
sistema fenicio-púnico, que equivalía a químicas del metal de origen.
1/20 del shekel (2)*. Ref.: Amandry (2001: Voz alliage); Kroustallis
Ref.: Alfaro (1998: 80) (2008: Voz aleación)

Agostar Alfonsí
V. Augustal V. Alfonsino

Águila Alfonsí menut


V. Trionfo V. Alfonsino menudo
Alfonsino Aluminio
Nombre genérico dado a diferentes mo- Metal* de color y brillo similares a los de
nedas* de oro*, plata* y vellón* acuña- la plata*, ligero, resistente, dúctil y ma-
das durante la Edad Media en las Coro- leable. La búsqueda de metales de bajo
nas de Castilla, Aragón y Portugal por precio ha hecho que se utilice durante el
reyes llamados Alfonso. siglo XX para la fabricación de moneda*.
[Fig. 106] Ref.: Morales y Salazar (1986: 22); DRAE (1992:
Ref.: Mateu (1946: Voces alfonsí; alfonsino); Voz aluminio [1]); Gil Farrés (1993: 56); Kroustallis
Amandry (2001: Voz alfonsino) (2008: Voz aluminio)

Alfonsino menudo Amani


Alfonsino* de vellón*, acuñado en Cer- Moneda* de oro* de Afganistán entre
deña a lo largo del siglo XIV. También 1888 y 1924, con valor de diez rupias*
se emitió su mitad. y equivalencia a la libra (3)* inglesa. Se
Ref.: Mateu (1946: Voz alfonsins menuts de Sa-
acuñaron piezas de cinco, dos y medio,
denya); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004:94) uno, y medio amani.
Ref.: Amandry (2001: Voz amani)
Algodón
V. Fibra de algodón Amolé
Lingote* de sal* gema utilizado como
Alma dinero (1)* en Etiopía y en las regiones
Núcleo metálico de una moneda*. En vecinas hasta el siglo XX. Los amolé, de
las monedas forradas*, el alma suele ser forma rectangular, estaban organizados
de un metal* inferior (cobre*, bronce*) en un complejo sistema de valores, con
al que recubre la pieza (oro*, plata*). tamaños y pesos que tenían estableci-
32 V.a. Falsificación de época
das equivalencias con diversas mone-
Ref.: Amandry (2001: Voz âme) das* occidentales. Como la sal es frágil,
los lingotes se protegían de los golpes
Alpaca y el desgaste envolviéndolos en telas de
Aleación* de cobre*, níquel* y cinc*, de algodón*, hojas de palmera y estuches
color blanco, utilizada en época con- de fibra vegetal*.
temporánea para la fabricación de me- V.a. Sal
Ref: Rivallain e Iroko (1986: 57-58); Rivallain
dallas* por su brillo y dureza, similares (1994: 37-40); Amandry (2001: Voz amolé); Esto
a la plata*. es dinero (2001: 68)
Ref.: DRAE (1992: Voz metal1 blanco); Kroustallis
(2008: Voz alpaca) Amonedación
V. Acuñación (1)
Altin
Moneda* otomana de oro*, creada en Ángel
1477 como equivalente del florín (1)* y Nombre dado a diversas monedas* de
del ducado (2)*. El altin, con sus múlti- oro* de los siglos XIV a XVII, acuñadas
plos* y divisores*, se mantuvo con su- en Flandes, Francia (ange d´or, angelot)
cesivas reformas hasta el siglo XIX, mo- e Inglaterra (angel) y caracterizadas por
mento en el que simplemente pasó a presentar en el anverso* al arcángel San
ser una de las denominaciones de otra Miguel, generalmente alanceando al
moneda de oro, el yüzlük*. dragón. También se emitieron medios
Ref.: Amandry (2001: Voz altın) ángeles.
Ref.: Mateu (1946: Voces ángel; angelate; ange- (1986: 7); Medina (1992: 30-32); Gil Farrés (1993:
let; angelos; angelot; angelote); Amandry (2001: 20); Amandry (2001: Voz avers)
Voces ange d’or; angel; angelet; angelot; angelot
au saint Michel)
Aragonito
Antoniniano Mineral del grupo de los carbonatos,
Moneda* romana imperial, inicialmente una de las formas naturales del car-
de plata* y después de vellón*, creada bonato cálcico, generalmente de color
en el 215 por Caracalla (Marco Aurelio blanco y brillo nacarado, que cristali-
Antonino), del cual toma su nombre. za en prismas hexagonales. El nombre
En principio equivale a dos denarios* y se debe a Abraham Gottlob Werner
pesa 5,07 g, presentando el retrato del (1749-1817), que lo definió a partir del
emperador con corona radiada (o de la mineral procedente del yacimiento de
emperatriz sobre un creciente lunar) en Molina de Aragón (Guadalajara). Es el
el anverso* y tipos* variados en el rever- material del que están hechos los fae*
so*. Se acuñó hasta el 274, fecha en que de la isla de Yap (Micronesia).
fue sustituido por el aureliano*. Con el Ref.: DRAE (1992: Voz aragonito); Kroustallis
(2008: Voz aragonito)
tiempo, el peso cayó hasta 2,80 g y la
aleación* se empobreció paulatinamen-
Árbol de fundición
te, disminuyendo su contenido en plata
Pieza en forma de rama, compuesta por
hasta niveles tan bajos, que muchos de
monedas* obtenidas mediante fundi-
los ejemplares conservados en la actua-
ción* en un molde múltiple en árbol*
lidad son prácticamente de bronce*.
y que no han llegado a ser separadas,
[Figs. 35 y 36]
Ref.: Mateu (1946: Voz antoniniano); Melville
conservando así los canales de fundi-
Jones (1990: Voz antoninianus); Amandry (2001: ción por donde ha circulado el metal*.
Voz antoninien) [Fig. 231] 33
Ref.: Cooper (1988: 13-16); Gil Farrés (1993: 43)
Anverso
Cara* o lado principal en las monedas* Ardit
y medallas*. En general, se considera an- V. Ardite
verso a la cara que lleva el retrato o el
símbolo del gobernante, el nombre del Ardite
país emisor* o el tipo* aparentemente Moneda* de vellón* (en catalán, ardit)
principal. En las monedas acuñadas a acuñada en diversas localidades de Ca-
martillo*, el anverso puede reconocer- taluña y en los condados de Rosellón
se como la cara convexa, al ser ésta la y Cerdaña en los siglos XVI y XVII, así
que queda en la parte inferior durante como en Navarra en los siglos XVII y
el proceso de acuñación (2)*. En las pu- XVIII. También recibe este nombre la
blicaciones numismáticas suele utilizarse moneda de cobre* acuñada en Barce-
la abreviatura Anv. para designar al an- lona en época de Felipe III, Felipe IV,
verso. En la bibliografía sobre monedas Luis XIV de Francia y el archiduque
árabes, generalmente desprovistas de re- Carlos de Austria. En 1755, durante el
presentaciones figuradas, tanto el anver- reinado de Fernando VI, se acuñó en
so como el reverso* reciben el nombre Segovia una emisión* especial de ardi-
de áreas*: así, el anverso es la primera tes destinada a circular exclusivamente
área o IA, siendo normalmente la que en Cataluña.
presenta la profesión de fe musulmana. [Fig. 156]
Ref.: Beltrán (1950: 48-49); Morales y Salazar Ref.: Mateu (1946: Voz ardite); Amandry (2001:
Voz ardit); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: en el reverso. Tenía múltiplos* (decus-
142-143, 150, 159-161, 164-165) sis*, quincussis*, tressis*, dupondio*) y
divisores* (semis*, triente*, cuadrante*,
Área sextante*, uncia (2)*, semuncia*, cuar-
Nombre que en la bibliografía numis- tuncia*), algunos de ellos emitidos sólo
mática se da tradicionalmente a cada ocasionalmente. En la Península Ibérica,
una de las caras* de las monedas* ára- durante el período republicano, un cier-
bes. El anverso* es la primera área (IA) to número de cecas* hispanas, especial-
y el reverso* la segunda (IIA). mente en el sur, adoptaron la metrología
[Fig. 247] romana para las emisiones de bronce,
Ref.: Gil Farrés (1993: 20)
acuñando ases y divisores. Con cierta
frecuencia, se llaman también ases a las
Argénteo unidades* de bronce de las cecas ibéri-
Moneda* romana de plata*, creada en cas y celtibéricas que no siguen el siste-
294 por Diocleciano con talla* de 96 en ma romano, aunque en sentido estricto
libra (2)*, como el denario* de Nerón no lo sean; en la bibliografía más actual
(siglo I d.C.). Alguna de estas monedas se evita el uso del término para estas
lleva la marca de valor* XCVI. En 310 se piezas. A partir del reinado de Augusto,
interrumpió la acuñación* de toda mo- la metrología romana y el sistema del as
neda de plata pero, a partir del 324/325, se utilizan ya en todos los talleres de la
con Constantino, volvió a emitirse, con Península.
tres unidades: el argénteo-silicua, una
[Figs. 16, 17, 31, 57, 65 y 66]
réplica del argénteo, el miliarense* y el Ref.: Mateu (1946: Voz as); Crawford (1974: 6);
miliarense pesado. El término procede Melville Jones (1990: Voz as); Amandry (2001:
del latín argenteus, “de plata”. Voz as); Esto es dinero (2001: 120)

34 [Fig. 37]
Ref.: Amandry (2001: Voz argenteus) Ashrafi
Nombre de diversas monedas* árabes
Argentino de oro*, entre ellas las de los sultanes
Moneda* de oro* acuñada en Argentina mamelucos del siglo XV (de peso simi-
entre 1881 y 1896, equivalente a cinco lar al del ducado (2)* veneciano), las
pesos (1)*. egipcias de los siglos XVI y XVII y las
Ref.: Mateu (1946: Voz argentino); Amandry persas de los siglos XVI al XVIII.
(2001: Voz argentino) Ref.: Amandry (2001: Voz ashrafi)

As Aspron trachy
Unidad de la moneda* romana de Moneda* bizantina de vellón*, y a veces
bronce* desde la República, a princi- de cobre* puro, creada por Alejo I Com-
pios del siglo III a.C. (aes grave*), has- meno (1081-1118) y acuñada hasta el siglo
ta finales del siglo III d.C. Fundida en XIV. Tiene forma cóncava y vale 1/48 de
sus orígenes y luego acuñada, durante hyperper* o 100 nummia*. En las fuentes
la República presenta habitualmente, latinas se le da el nombre de staminum
en el anverso*, la cabeza del dios Jano o stamenon, diferenciando entre stamina
y, en el reverso*, una proa de nave y, nova y stamina vetera con el fin de distin-
como marca de valor*, el signo I. En guir las monedas anteriores y posteriores a
el Imperio, generalmente muestra el la reforma de Manuel I (1143-1180).
retrato del emperador con corona de Rev.: Amandry (2001: Voces aspron trachy; sta-
laurel en el anverso y tipos* variados ménon)
Att reverso*. A lo largo de su vida, el peso
Moneda* del antiguo reino de Siam (ac- teórico del áureo sufrió varias modi-
tual Tailandia) con valor de un sesen- ficaciones, así como su tipología, que
taicincoavo de baht (2)*. Pertenece al se diversificó a finales de la República
sistema del pot duang*. e incorporó el retrato del emperador
en los anversos de época imperial. Se
Augustal acuñaron múltiplos* de diez, ocho,
Moneda* de oro* acuñada en Sicilia por seis, cinco, cuatro (cuaternión), dos y
el Emperador Federico II (1198-1250), un áureo y medio, así como divisores*
inspirada en tipos* monetales romanos. de medio áureo, también conocidos
En el anverso* presenta un busto lau- como quinarios de oro*. El nombre,
reado de Federico II a la romana y en el además, se aplicó como genérico para
reverso* un águila explayada. El mismo la moneda de oro en textos y docu-
nombre se dio a algunas monedas sici- mentos medievales.
lianas de oro posteriores. [Fig. 34]
[Fig. 142] Ref.: Mateu (1946: Voz aureus); Melville Jones
Ref.: Mateu (1946: Voz augustal); Amandry (1990: Voz aureus); Amandry (2001: Voz aureus)
(2001: Voz augustale)
Áureo de 20 ases
Aurar Moneda* romana republicana de oro*,
Plural de eyrir*. múltiplo* del áureo*, acuñada a finales del
V. Eyrir siglo III a.C. con valor de veinte ases*.

Aureliano Áureo de 40 ases


Moneda* romana de vellón* creada en Moneda* romana republicana de oro*,
el 274 por Aureliano para reemplazar múltiplo* del áureo*, acuñada a finales del 35
al antoniniano*, por lo que también se siglo III a.C. con valor de cuarenta ases*.
la conoce como neo-antoniniano. En
el anverso* lleva el busto radiado del Áureo de 60 ases
emperador y, a veces, presenta en el Moneda* romana republicana de oro*,
exergo* la marca* XX.I o su equivalente múltiplo* del áureo*, acuñada a fina-
griego, KA, que indica que 20 aurelia- les del siglo III a.C. con valor de se-
nos (XX o K) equivalen a un argénteo* senta ases*.
(I o A) de plata*.
Ref.: Amandry (2001: Voz aurelianus) Áureo y medio
Moneda* romana de oro*, equivalente a
Áureo un áureo* y medio.
Unidad de la moneda* romana de oro*,
desde la República hasta la creación Austral
del sólido (1)*, a principios del siglo Unidad monetaria* de Argentina entre
IV. Las primeras emisiones* de oro re- 1985 y 1992, con valor de cien centa-
publicanas, a finales del siglo III a.C., vos*. A partir de 1992 se convierte en
estaban compuestas por tres valores moneda fraccionaria*, equivaliendo
que, por sus marcas*, se supone que 10.000 australes a un peso (1)*.
equivalían a sesenta, cuarenta y veinte Ref.: Amandry (2001: Voz austral)
ases*. Llevaban como tipos* la cabeza
de Marte en el anverso* y un águila so- Axis
bre fulmen y la leyenda* ROMA en el V. Posición de cuños
Azada
Herramienta agrícola, compuesta por un
mástil al que se sujeta una ancha pala o
lámina de hierro* con uno de sus lados
cortantes, de variada tipología según las
épocas y las zonas. En algunos lugares,
como China y el continente africano, se
han usado estas herramientas como di-
nero (1)*. Así sucede, por ejemplo, con
ciertos tipos de azadas utilizadas por
el pueblo mambila en Nigeria y norte
de Camerún (azada mambila*). La mo-
neda* china llamada bubi* es también
un recuerdo de la función dineraria
que cumplieron en la antigua China las
azadas, o más concretamente las layas,
pues reproduce la forma de éstas.
Ref.: Quiggin (1963: 74, 95-98, 230-231, 235-
237); Esto es dinero (2001: 81, fig. 61; 165, nº 99)

Azada mambila
Azada* utilizada como dinero tradicio-
nal* por el pueblo mambila, asentado
en la franja fronteriza entre Nigeria y
Camerún. De las diversas formas que
36 adoptan estas azadas, muchas de ellas
sin ningún recuerdo de la herramienta
real, la más peculiar es aquella que pre-
senta una lámina o pala de hierro*, de
unos 60-70 cm de largo y 20-25 cm de
ancho, con dos grandes escotaduras a
los lados, usada, entre otros fines, para
pagar las dotes matrimoniales.
Ref.: Esto es dinero (2001: 165)

Azófar
V. Latón
B
Baht (1) [Fig. 254]
Ref.: Ramos (2003) 37
Unidad monetaria* de Tailandia des-
de 1908, equivalente a cien satang* o
cuatro salung*, ya dentro de un sistema Balanza de equilibrio
monetario de tipo europeo. También Balanza* usada para la comprobación
recibe este nombre la unidad ponderal* del peso (3)* y módulo* de ciertas mo-
de Siam (actual Tailandia) y de Cambo- nedas*, cuya denominación aparece
ya, de unos 15,20 g, en la que se basa mencionada en el propio instrumento.
el sistema del pot duang*. Ref.: Ramos (2003)

Ref.: Amandry (2001: Voces baht; bat)


Balboa
Unidad monetaria* de Panamá desde 1903,
Baht (2) dividida en cien centésimos* o centavos*.
V. Pot duang
Ref.: Mateu (1946: Voz balboa); Amandry (2001:
Voz balboa)
Balanza
Utensilio que aplica la ley de la palan- Ban
ca para establecer el peso (3)* de un Moneda fraccionaria* (pl. bani; en
objeto. Desde inicios del siglo XVI, el castellano, banes) de Rumanía (desde
centro más importante de producción 1867) y de Moldavia (a partir de 1993),
de balanzas empleadas en pesajes nu- centésima parte del leu*.
mismáticos fue la ciudad alemana de Ref.: Mateu (1946: Voz bani); Amandry (2001:
Colonia. Voces ban; banu)
Bandeja Bat
Plancha de cartón*, madera*, plástico* u V. Baht (1)
otro material con alveolos de distintos
tamaños para almacenar las monedas* Batir
o medallas*. V. Acuñación (2)

Banliang Bes
Moneda* china de bronce* del tipo Moneda* romana republicana de bron-
conocido como cash* (redonda con ce*, con valor de ocho uncias (2)*. Fue
agujero central cuadrado), creada ha- emitida sólo en 126 a.C.
cia 350 a.C. en el reino de Qin. Con la Ref.: Mateu (1946: Voz bes); Crawford (1974: 6);
unificación realizada en 221 a.C. como Amandry (2001: Voz bes)
consecuencia de la victoria de Qin
sobre el resto de los reinos, se con- Besante
virtió en la moneda única de China, Moneda* de oro* emitida en el Oriente
perdurando, con variaciones en peso latino en los siglos XII y XIII a imita-
(inicialmente de unos 8 g) y módulo*, ción* del dinar (2)* islámico. Algunas
hasta su sustitución por el wuzhu* en llevaban leyendas* y tipos* cristianos.
118 a.C. Además, el nombre se utilizaba en Oc-
Ref.: Amandry (2001: Voces banliang; chinoises cidente para designar diversas monedas
[monnaies]) de oro acuñadas en Oriente, tanto cris-
tianas como musulmanas.
Banu Ref.: Mateu (1946: Voz besante); Amandry (2001:
V. Ban Voz besant)

38
Barbuda Bigatus
Moneda* de vellón* acuñada por Fer- V. Denario
nando I de Portugal (1367-1383), tam-
bién conocida con el nombre de ce- Bikuele
lada. También se acuñaron medias Haz compuesto por tres hachas* en mi-
barbudas*. niatura, realizadas en hierro* y unidas
entre sí con fibra vegetal*, una de las
Ref.: Mateu (1946: Voz barbuda); Amandry (2001:
Voz barbuda)
formas de dinero tradicional* usadas en
África. Cada haz formaba una unidad,
utilizada como medio de intercambio
Barilla
por la cultura fang, en la zona de Gui-
Moneda* española de cobre*, acuña-
nea Ecuatorial.
da en Manila en época de Carlos III
Ref.: Quiggin (1963: 72); Esto es dinero (2001:
(1759-1788). También se la denomina 85, fig. 67; 164, nº 86)
barrilla.
Ref.: Amandry (2001: Voz barilla) Bikuele amu
Conjunto compuesto por varias unida-
Basilicón des de bikuele*. Estos grupos de haces
Moneda* bizantina de plata* creada por fueron utilizados como medio de inter-
Andrónico II (1282-1328). Valía un do- cambio por la cultura fang, en la zona
ceavo de hyperper*. de Guinea Ecuatorial.
Ref.: Amandry (2001: Voz basilikon) Ref.: Esto es dinero (2001: 85, fig. 67; 164, nº 86)
Billete nuria, ante la falta de circulante* o en
Papel moneda* emitido generalmente por circunstancias de emergencia (gene-
un banco o una autoridad pública como ralmente de carácter bélico), canjeable
moneda fiduciaria*, cambiable sin limita- por emisiones* de curso legal al termi-
ción de tiempo por moneda* metálica y nar dichas situaciones.
respaldado por su equivalente en meta- V.a. Moneda de necesidad; Ficha
les* preciosos*, que circula como moneda [Fig. 204]
Ref.: Mateu (1946: 151); Beltrán (1950: 34); Mo-
de curso legal*. Formalmente se trata de
rales y Salazar (1986: 30); Morrison (1992: 74-
un papel* impreso, con diversos diseños, 77); Amandry (2001: Voz nécessité)
marcas* y firmas* que garantizan su au-
tenticidad. El término billete se utiliza con Billete domiciliado
frecuencia, por tanto, como sinónimo del Billete* de circulación* restringida cuyo
más genérico papel moneda. El primer cambio quedaba limitado a una ciudad
país donde se emitieron billetes fue China, o región, característica propia de las
en el siglo XI, con antecedentes que se emisiones* más antiguas. En ellos cons-
remontan al siglo IX. En Europa, los pri- taba el nombre de la sucursal en que
meros billetes de banco se imprimieron eran pagaderos, generalmente median-
en Suecia en 1661, generalizándose des- te un sello* estampillado.
pués bajo el control de los respectivos go-
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 20)
biernos nacionales. En España, la primera
emisión* data de 1783, a cargo del Banco Billete inutilizado
Nacional de San Carlos, antecedente del
Billete* retirado de la circulación* y
actual Banco de España. Aunque en ori-
desmonetizado* mediante diversos sis-
gen es un documento pagadero “al porta-
temas: taladro circular, corte con tijeras,
dor”, y así aparecía en los propios billetes,
sello*, etc.
dicha expresión se convirtió con el tiempo 39
en convencional y desapareció paulatina- V.a. Sello
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 21)
mente; en España lo hizo en 1979.
[Figs. 202, 203 y 204]
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 20); Morales y Sala-
Billete no circulado
zar (1986: 9); Beltrán (1989: 125); Tortella (1994: 27) Billete* que, por determinadas circuns-
tancias, no ha llegado a ponerse en cir-
Billete con sellos en seco culación*, aun después de estar confec-
En los billetes* del siglo XIX es frecuente cionada la tirada.
encontrar, además de las firmas*, sellos* V.a. Sello
en seco como signo de legitimidad. En Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 21)
épocas de falsificaciones*, se solían pre-
sentar los billetes en la ventanilla de los Billete no habilitado
bancos para su autentificación mediante Billete* que no lleva la firma* del cajero,
sellos, que podían ser en seco o en tinta. es decir, no apto para la circulación*.
V.a. Sello V.a. Sello
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 20) [Fig. 205]
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 20-21)
Billete de circulación restringida
V. Billete domiciliado Billete provisional
Billete de necesidad*, emitido por causa
Billete de necesidad de guerra con un período de validez
Billete* realizado en momentos de pe- determinado, como los billetes* de 100
pesetas* fabricados por el Banco de [Figs. 97, 116 y 123]
España en Madrid en 1938 y valederos Ref.: Mateu (1946: Voz blanca); Morales y Salazar
(1986: 9)
por dos años.
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 20)
Blanca de la banda
Blanca* de Juan II (1406-1454) y Enri-
Billete sobrecargado
que IV de Castilla (1454-1474), conoci-
Billete* que presenta sellos* adiciona-
da por este nombre por su tipo* de an-
les impuestos después de su emisión*,
verso*: el escudo de la Orden y la divisa
generalmente estampillados en tinta.
de la Banda Real de Castilla.
Con estas estampillas la autoridad legi-
Ref.: Mateu (1946: Voz blanca de la banda)
timaba el billete, autorizaba su circula-
ción*, prorrogaba su vencimiento, etc.
En épocas de abundancia de falsifica- Blanca del Agnus Dei
ciones*, se solían presentar los billetes Blanca* de Juan I de Castilla (1379-
en la ventanilla de los bancos para su 1390), creada en 1386 con motivo de la
autentificación mediante sellos. guerra contra Inglaterra y conocida por
este nombre por su tipo* de anverso*:
V.a. Sello
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 20) el cordero de San Juan. En el reverso*
lleva una Y gótica coronada, inicial del
Billón nombre del rey.
V. Vellón [Fig. 96]
Ref.: Mateu (1946: Voz blancos del Agnus Dei)

Binio
V. Dos áureos Blanco (1)
Nombre que se dio a diversas monedas*
40 Birr de vellón* de Castilla y Navarra durante
Unidad monetaria* de Etiopía, dividida la Edad Media.
en cien céntimos*. Ref.: Mateu (1946: Voz blanco)

Ref.: Amandry (2001: Voz birr)


Blanco (2)
Blanca En la Edad Moderna, piezas de vellón* acu-
Moneda* de vellón* acuñada en Cas- ñadas por Felipe II (1556-1598) y sus suce-
tilla y Navarra durante la Edad Media, sores en el Franco Condado y Borgoña.
así como su mitad y su cuarto. Aunque Ref.: Mateu (1946: Voz blanco)
sus tipos* varían, en Castilla solía llevar
un castillo y un león. En época de los Bloque de té
Reyes Católicos presentaba las iniciales V. Ladrillo de té
coronadas de los monarcas (F e Y). En
Navarra, donde además se emitió un va- Boeki gin
lor mayor, la gran blanca*, llevaba gene- Moneda* japonesa de plata*, dentro del
ralmente las iniciales coronadas de los sistema del yen*, acuñada específica-
respectivos reyes en los anversos*. Con mente a finales del siglo XIX para com-
este mismo nombre se conoce también petir con el peso (1)* mexicano en el
la moneda de cobre* acuñada en Cas- comercio por el Pacífico. Suelen llevar
tilla por Felipe II (1556-1598), con un la leyenda* en inglés “trade dollar”.
castillo en el anverso y el monograma* Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 41-42); Amandry
de Felipe en el reverso*. (2001: Voz yen)
Bolívar Borde
Unidad monetaria* de Venezuela des- V. Canto
de 1879, equivalente a cien céntimos*.
Ref.: Mateu (1946: Voz bolívar); Amandry (2001: Bracteada
Voz bolivar) V. Moneda bracteada

Boliviano Braspenning
Unidad monetaria* de Bolivia, entre Nombre dado al cuarto de gros* en Bra-
1863 y 1963 y, en su forma actual, sus- bante y en Flandes durante los siglos
tituyendo al peso (1)* boliviano, desde XV y XVI.
1987. Se divide en cien centavos*. V. Cuarto de gros
Ref.: Mateu (1946: Voz boliviano); Amandry Ref.: Amandry (2001: Voz braspenning)
(2001: Voz boliviano)

Brazalete
Bolognino Aro que rodea el brazo más arriba de la
Nombre genérico de las monedas* acu- muñeca y que se usa como adorno per-
ñadas en Bolonia (Italia). Se emitieron sonal. En algunas ocasiones han consti-
también dobles bolognini*. tuido formas de dinero tradicional*: ade-
Ref.: Mateu (1946: Voces bolognino; bolognino más de formar parte del patrimonio y ser
de oro); Amandry (2001: Voces bolognino; bolog-
nino d’oro)
una reserva de riqueza, se han emplea-
do también como medio de intercambio
y de pago. Esta función la han cumpli-
Boloko
do, por ejemplo, algunos tipos específi-
Lingote* de cobre* en forma de barra
cos de brazaletes de bronce* africanos,
doblada en U y rematada con un disco
como las manillas* y ciertas piezas de
en cada extremo. Estas piezas han sido 41
gran tamaño, como las utilizadas en la
utilizadas como dinero tradicional* por
actual República Democrática del Congo
diversos grupos asentados en la zona
(globulares –brazalete mbole*- o tubula-
del Lukenie y en la confluencia de los
res), y los llamados navoí*, fabricados
ríos Kasai y Sankuru, en la región centro-
en Nueva Guinea (Oceanía) y realizados
occidental de la República Democrática
con caparazón de tortuga*.
del Congo. No eran producciones locales,
Ref.: Amandry (2001: Voz bracelet); Esto es dine-
sino que se obtenían de otras poblacio-
ro (2001: 87-89; 161, nº 57; 167, nº 118-119)
nes metalúrgicas, como los bankutu, a
cambio de productos como la sal*. Aun-
Brazalete mbole
que la unidad de valor eran las azadas*
Brazalete* de cobre*, abierto, hueco y
denominadas kundja* (10 kundja gran-
de forma globular. Este tipo de braza-
des equivalían a un boloko), según una
letes, fabricados en el área de la actual
relación de precios realizada en 1911 se
República Democrática del Congo, for-
sabe que el precio de los productos más
maban un sistema dinerario compues-
caros solía expresarse en boloko. Así, el
to por cinco ejemplares de diferentes
valor de un esclavo varón era de 2 boloko
medidas (desde 18 cm hasta 35 cm de
y 3 el de una esclava, mientras que el pre-
sección), cada uno con su propia de-
cio de una esposa ascendía a 10 boloko.
nominación. Estos objetos de adorno,
[Fig. 199] tanto masculino como femenino, solían
Ref.: Quiggin (1963: 67-68); Opitz (1991: 25);
Dinero exótico (2001: 72); Esto es dinero (2001: utilizarse para afrontar los pagos matri-
109, fig. 87; 169, nº 138) moniales.
[Fig. 196] por otra plana con bordes redondea-
Ref.: Van Erve (1997: 22); Esto es dinero (2001: dos. Este tipo de monedas presenta
88; 167, nº 118)
varias inscripciones*, entre las que se
puede leer el lugar de emisión*. Por su
Briquet
forma es también conocida como “mo-
Moneda* de plata* acuñada en los Países
neda azada”.
Bajos en el siglo XV, de la que también
Ref.: Quiggin (1963: 222); A history of Chinese
se emitieron piezas de dos y de medio Currency (1983: 3); Thierry (1986: 2-3; 1993: 59);
briquet. El nombre hace referencia a los Williams (1997: 137); Amandry (2001: Voz bê-
eslabones característicos del collar del che); Dinero exótico (2001: 41); Esto es dinero
Toisón de Oro. (2001: 166, nº 107)

Ref.: Mateu (1946: Voz briquet); Amandry (2001:


Voz briquet) Bullet money
V. Pot duang
Bronce
Aleación* de cobre* y estaño*, en pro- Bunduqi
porciones variables, considerada más Nombre de diversas monedas* de oro*
adecuada para las acuñaciones (1)* del mundo islámico, procedente del
que el cobre puro. A veces también se apelativo árabe de Venecia, Bunduqiya,
alea con plomo (1)*, aluminio*, níquel* a cuyos ducados (2)*, imitados a partir
o cinc*. En Numismática* se emplea la del siglo XV, se llamaba así en el Medi-
abreviatura convencional AE*, del latín terráneo oriental.
aes, para denominar tanto al bronce V.a. Matbú
como al cobre, indistinguibles sin un Ref.: Amandry (2001: Voz bunduqi)
análisis.
Ref.: Morales y Salazar (1986: 10); Melville Jones Buril
42
(1990: Voz metals of coinage); Amandry (2001: Instrumento de acero*, de forma alarga-
Voz bronze); Kroustallis (2008: Voz bronce) da y prismática y terminado en punta
por un extremo, utilizado para grabar
Bronce terciario en hueco las matrices*. Se manejaba
V. Potín solo o con ayuda de macetas*, peque-
ños martillos de acero con mango de
bubi madera*.
Moneda* china de bronce* con forma Ref.: VV.AA. (1988: 290)
de laya o azada*. Tiene su origen en el
primitivo uso como dinero (1)* de estas
herramientas agrícolas. Posteriormente
se realizaron imitaciones* de las mismas,
objetos que terminaron convirtiéndose
en la moneda oficial de los Estados de
la China central bajo el dominio de la
dinastía Zhou (1122-256 a.C.). Las más
antiguas copian con mayor fidelidad las
layas reales, pero su forma se fue sim-
plificando con el tiempo. En la época
de los Reinos Combatientes (453-222
a.C.) se suprimió la terminación ahue-
cada en forma de flecha, sustituyéndola
C
Caballero Cagliarese 43
Nombre de diversas monedas*, sobre Nombre genérico de las monedas* de
todo de oro*, pero también de plata*, vellón* y de cobre* acuñadas en Caglia-
acuñadas en los Países Bajos entre los ri (Cerdeña) desde finales del siglo XV
siglos XV y XVIII, con un caballero ar- hasta principios del XIX. Las primeras
mado como tipo* principal. se emitieron durante el reinado de Fer-
Ref.: Amandry (2001: Voz cavalier) nando II de Aragón (1479-1516). Tam-
bién se acuñaron piezas de medio, dos,
Caballo tres y seis cagliaresi.
Moneda* de cobre* acuñada en el Ref.: Mateu (1946: Voz cagliarese); Amandry
reino de Nápoles desde 1472, bajo (2001: Voces cagliarese; Sardaigne)
el reinado de Fernando I de Aragón,
hasta la proclamación de la República Caja de cambista
napolitana, en 1648. Denominada así Estuche portátil, generalmente de ma-
por presentar un caballo en el rever- dera*, que contiene una balanza* y un
so*. Carlos V emitió la pieza de tres juego de pesas dinerales*, de latón* o
caballos*. bronce*, correspondientes a las princi-
Ref.: Mateu (1946: Voz caballo); Amandry (2001:
pales monedas* en circulación*. Utiliza-
Voz cavallo) do por cambistas y comerciantes desde
la Edad Moderna, su uso se populari-
Cacao zó a finales del siglo XVII y principios
V. Semilla de cacao del siglo XVIII. La prensa automática* y
la acuñación industrial* trajeron consi-
go la fabricación de monedas con un Canto
peso exacto y con cantos* que evita- Borde exterior y lateral que delimita
ban el cercén, lo que paulatinamente las dos caras* de la moneda* o de la
fue haciendo innecesaria su utilización medalla*. A veces lleva decoraciones o
a partir de la segunda mitad del siglo leyendas*, generalmente para evitar li-
XIX. Desde inicios del siglo XVI, el maduras y cercenes; inicialmente estos
centro más importante de producción motivos se grabaron mediante la cerri-
de estas cajas fue la ciudad alemana lla*, desde 1833 mediante la virola* par-
de Colonia. tida, integrada en la prensa de volante*,
[Figs. 240 y 253] y, a partir del siglo XX, mediante la vi-
Ref.: Gil Farrés (1976: 70; 1993: 68); Ramos rola cerrada.
(2003)
V.a. Moneda cercenada
Ref.: Beltrán (1950: 52); Morales y Salazar (1986:
Caja de pesas 11); Cooper (1988: 101-106, 170-173, 193-199)
Estuche portátil, generalmente de made-
ra*, que contiene un juego de pesas*. Canto dentado
Ref.: Ramos (2003) V. Canto serrado

Calco Canto epigráfico


Unidad de la moneda* de bronce* en Canto* que presenta una inscripción*.
el mundo griego. El término chalkous, Ref.: Gil Farrés (1993: 19)
“cobre*, bronce”, se utilizó primero
como un nombre genérico para las mo- Canto estriado
nedas de bronce, en la época de su in- Canto* decorado con estrías paralelas.
troducción en el sistema monetario, y
44 acabó siendo adoptado como denomi- Canto liso
nación de valor*. Tiene como múltiplos* Canto* sin decoración.
el dicalco*, el tricalco* y el tetracalco*, Ref.: Gil Farrés (1993: 18-19)
y como divisores*, el hemicalco* y el
leptón (2)*. Canto redondeado
Ref.: Meurice (1985: 41); Melville Jones (1986: Canto* levemente convexo a conse-
Voz chalkos); Carradice y Price (1988: 93); Aman- cuencia de la forma almendroide de los
dry (2001: Voz chalque)
cospeles*. Es característico de las mo-
nedas* antiguas.
Calderilla
Ref.: Gil Farrés (1993: 18-19)
Nombre popular con el que se designa
a la moneda* española de poco valor,
Canto resaltado
en particular en los siglos XIX y XX.
Canto* con un resalte, llamado listel*,
Ref.: Mateu (1946: Voz calderilla); Morales y Sa- que permite apilar las piezas sin daño
lazar (1986: 11); VV.AA. (1991: 221); Gil Farrés
(1993: 55) para los tipos*. Es propio de las mone-
das* contemporáneas.
Campo Ref.: Gil Farrés (1993: 19)
Superficie del anverso* o del reverso*
de la moneda* o de la medalla* no ocu- Canto serrado
pada por los tipos* y las leyendas*. Canto* en forma de dientes de sierra, a
[Fig. 245]
veces también llamado dentado.
Ref.: Morales y Salazar (1986: 11); VV.AA. (1988: 290) Ref.: Beltrán (1950: 61-62); Gil Farrés (1993: 19)
Cañón en miniatura bajo otros reyes. Las piezas más antiguas
Diferentes tipos de cañones en mi- con este nombre son de plata* y fueron
niatura fueron utilizados como dine- acuñadas en el siglo XIII en Nápoles.
ro (1)* desde finales del siglo XIX y También circularon piezas de dos, me-
durante parte del XX en los sultanatos dio, un tercio y un cuarto de carlino.
de Brunéi, Sabah y Sarawak, en la isla [Fig. 144]
de Borneo. Están realizados en bron- Ref.: Mateu (1946: Voz carlín); Amandry (2001:
Voces carlin; carlino)
ce* y su longitud oscila entre los 15 y
20 cm, aproximadamente. Representan
cañones de tipo europeo y algunos Cartón
están decorados con símbolos*, como Conjunto de varias hojas superpues-
por ejemplo un corazón, emblema de tas de pasta de papel* que, en estado
la Compañía Británica de las Indias húmedo, se adhieren unas a otras por
Orientales. Fueron empleados tanto comprensión y se secan después por
para el tráfico comercial como para evaporación. También puede estar rea-
pagos matrimoniales o multas. Muchos lizado directamente con pasta de papel
fueron fabricados durante la Segunda o con hojas encoladas de papel viejo.
Guerra Mundial. En Numismática*, el cartón se emplea
con fines diversos como, por ejemplo,
Ref.: Einzig (1956: 90-91); Quiggin (1963: 257-
258, 261); Dinero exótico (2001: 55); Esto es di- para fabricar bandejas* de almacena-
nero (2001: 84, fig. 64; 165, nº 94) miento o, en momentos de penuria,
para emitir moneda de necesidad*.
Caparazón de tortuga Ref.: Esto es dinero (2001: 87; 167, nº 118-119);
Cubierta dura que protege el tronco de Kroustallis (2008: Voz cartón)
estos animales. En Nueva Guinea, con
este material se realizan unos grandes Casa de moneda 45
brazaletes* denominados navoí*, un V. Ceca
tipo de dinero tradicional*.
Ref.: Esto es dinero (2001: 87; 167, nº 118-119); Cash
Kroustallis (2008: Voz caparazón de tortuga) Nombre genérico, en inglés, de las mo-
nedas* de forma redonda con agujero
Cara central cuadrado de China y de sus imi-
Cada una de las superficies de una mo- taciones* de Vietnam, Corea y Japón. El
neda*, medalla* u objeto monetiforme término francés sapèque tiene el mismo
en general. significado.
[Figs. 188 y 244]
Cara de fantasma Ref.: Amandry (2001: Voces cash; sapèque)
V. Yibi
Castellano
Carlín Nombre que reciben las doblas (2)* de
V. Carlino Enrique IV de Castilla (1454-1474), con
un castillo en el anverso* y un león en
Carlino el reverso*.
Del italiano carlo, nombre dado a nume- [Fig. 100]
rosas monedas* acuñadas por soberanos Ref.: Mateu (1946: Voz castellano)
llamados Carlos en diferentes épocas y
lugares, aunque especialmente en Italia, Caurí
así como a piezas similares emitidas ya Las conchas*, en particular las de las es-
pecies Cypraea annulus y, sobre todo, cluso, bronce*, llamados estos últimos
Cypraea moneta, conocidas con el nom- yibi* o “cara de fantasma”.
bre de caurís, se encuentran entre los ob- Ref.: A History of Chinese Currency (1983: 1);
jetos que han sido más apreciados para Thierry (1993: 59-60); Amandry (2001: Voces cau-
su uso como dinero (1)* y que han go- ris; nez de fourmi); Esto es dinero (2001: 43-44,
fig. 29; 159, nº 44)
zado de mayor difusión en el mundo. La
principal concentración de estos molus-
cos se da en el archipiélago de las Mal- Cavallo
divas, en el extremo suroeste de la India, V. Caballo
pero existen también bancos importan-
tes en el de las Laquedivas, en el mar Ceca
de Arabia, así como en distintos puntos Lugar de producción, taller o edificio
de África oriental. Desde estos centros, donde se fabrica la moneda* y, por ex-
los caurís fueron exportados durante si- tensión, la ciudad donde se acuña mo-
glos a diversos lugares de Asia y África. neda. El término deriva del árabe sikka,
En el noroeste de Pakistán su empleo se “cuño* o derecho de acuñación (2)*
remonta al primer milenio a.C., y en la de moneda”, utilizado en documentos
India, a pesar de ser un país fuertemente medievales. En la Edad Moderna es
monetizado, continuaron desempeñan- sustituido por la expresión “Casa de
do un importante papel incluso hasta el moneda”, aunque a partir del siglo XIX
siglo XVIII. En China, los caurís fueron la vuelve a ser empleado en los tratados y
base del sistema dinerario hasta la apa- estudios de Numismática*.
rición de la moneda* y convivieron con Ref.: Mateu (1946: 28); Cooper (1988: 33-38,
ésta hasta aproximadamente 200 a.C. En 109-121, 211-221); VV.AA. (1988: 290); Gil Farrés
(1993: 35-37); Alfaro (1996: 44)
el occidente del continente africano se
46 sabe que los caurís circularon como di-
nero, al menos, desde finales de la Edad Cédula
Media, y que, en los siglos XVII y XVIII, Nombre de los primeros billetes* de
fueron usados como uno de los principa- banco españoles, emitidos por el Banco
les instrumentos de pago en el comercio Nacional de San Carlos en 1783 y 1798.
de esclavos. Algunos ejemplares presen- Las cédulas fueron realizadas por estam-
tan el dorso cortado, con el fin de po- pación en hueco* sólo del anverso*, con
der ensartarlos y facilitar su contabilidad un color y dibujo de orla* diferente para
y transporte, característica que suelen cada valor; el texto era igual para todos,
mostrar los más antiguos. En ocasiones, variando sólo la numeración y las firmas*,
los caurís pueden aparecer citados con el manuscritas. Tuvieron un éxito reducido y
nombre de “porcelanas”. fueron objeto frecuente de falsificación*.
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 24-26); VV.AA. (1979:
Ref.: Quiggin (1963: 25-36); Gómez-Tabanera
7-11); Tortella (1994: 32-38)
(1973-74: 28-29); Mitchiner (1978: 681); Moreno
Feliú (1991: 36-52); Dinero exótico (2001: 40);
Esto es dinero (2001: 43-46, fig. 28) Ceitil
Moneda* portuguesa de cobre*, acuñada
Caurí (imitación) a partir de la conquista de Ceuta, en 1415,
En la antigua China, la demanda de para facilitar las transacciones con el norte
caurís* creció hasta tal punto que se de África. Su nombre deriva del de la ciu-
fabricaron imitaciones* de las conchas* dad, siendo ceutí el término castellano.
de Cypraea moneta en los más diversos Ref.: Mateu (1946: Voz ceitil); Amandry (2001:
materiales: hueso*, jade*, piedra* e, in- Voz ceitil)
Celada centésima parte de la unidad mone-
V. Barbuda taria*.
Ref.: Mateu (1946: Voz centésimo); Amandry
Cent (2001: Voz centesimo)
V. Céntimo
Céntimo
Centavo Moneda fraccionaria* contemporá-
Moneda fraccionaria* contemporánea, nea de diversos países. Equivale a la
equivalente a la centésima parte de la centésima parte de las unidades mo-
unidad monetaria* vigente en diversos netarias*, entre ellas el dólar*, la libra
países, la mayoría americanos. Tiene (3)*, el franco*, la peseta* y el euro*.
múltiplos* de dos, cinco, diez, veinte, En España, en el sistema de la pese-
cuarenta y cincuenta centavos. Durante ta, tuvo múltiplos* de dos, cinco, diez,
ciertos períodos, fue la unidad moneta- quince, veinte, veinticinco y cincuenta
ria en Argentina, Brasil y Angola. céntimos. Anteriormente, en el siglo
Ref.: Mateu (1946: Voz centavo); Amandry (2001: XIX, con las reformas sucesivas del sis-
Voz centavo) tema monetario realizadas en época de
Isabel II, hubo céntimos de escudo* y
Centén céntimos de real*.
V. Cien escudos Ref.: Mateu (1946: Voz céntimo); Amandry (2001:
Voces centime; centimo)
Centenionalis
Uno de los nombres que aparecen cita- Céntimo de escudo
dos en las fuentes escritas (centeniona- Moneda* española de cobre*, centési-
lis nummus, centenionalis communis) ma parte del escudo (3)* de Isabel II,
para las monedas* romanas de vellón* vigente entre 1864 y 1868. Tuvo múl- 47
del Bajo Imperio, sin que se sepa con tiplos* de dos y medio, cinco, diez,
seguridad a qué piezas de las conoci- veinte y cuarenta céntimos de escudo,
das en la actualidad corresponden. Para y divisores* de medio céntimo de es-
centenionalis hay varias propuestas, cudo* y veinticinco milésimas de es-
entre ellas que sea sinónimo de pe- cudo*.
cunia maiorina*, que se refiera a las Ref.: Mateu (1946: Voz céntimo de escudo)
piezas acuñadas en el último período
del reinado de Constantino (a partir de Céntimo de euro
318), o que responda a distintos valores Moneda fraccionaria* de la Unión Eu-
de la segunda mitad del siglo IV. Dado ropea, el Principado de Mónaco, la Re-
que las denominaciones podían perma- pública de San Marino y el Estado de
necer en uso durante mucho tiempo, es la Ciudad del Vaticano, en vigor desde
posible que un mismo nombre se apli- el 1 de enero de 1999, equivalente a la
cara a diferentes monedas en distintos centésima parte del euro*.
momentos.
Ref.: RIC (VIII: 60; X: 18-19); Carson (1990: Céntimo de real
239-140); Amandry (2001: Voces centenionalis;
maiorina)
Moneda* castellana de cobre*, centésima
parte del real (2)* de Isabel II, vigente en-
Centésimo tre 1848 y 1864. Tuvo múltiplos* de cinco,
Moneda fraccionaria* contemporánea diez y veinticinco céntimos de real.
de diversos países, equivalente a la Ref.: Mateu (1946: Voz céntimo de real)
Cerrilla Chelín (2)
Máquina para acuñar los cantos*. Fue Nombre castellanizado del vocablo inglés
inventada por el ingeniero francés Cas- shilling y del alemán schilling, que alude
taing en torno a 1680. a ciertas monedas* medievales, acuñadas
Ref.: Cooper (1988: 102-103) por diversos Estados y ciudades alema-
nes y algunos cantones suizos. Recibe
Certificado de plata también esta denominación la moneda
Papel moneda* emitido por el Banco inglesa, 1/20 de la libra (3)* esterlina,
de España en 1935 con valor de cin- acuñada hasta 1971, de la que se emitie-
co y diez pesetas*. A diferencia de los ron piezas con valor de dos chelines y de
billetes*, en él no aparece la expresión medio chelín. Además, en varios países,
“pagará al portador”, sino “certificado especialmente de la órbita británica y
de plata”. austriaca, fue la unidad monetaria* antes
[Fig. 206] de la introducción del euro*, en 2002.
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 157) V.a. Esterlín (2)
Ref.: Mateu (1946: Voces chelín; shilling); Aman-
dry (2001: Voces schilling; shilling)
Certificado provisional
Papel moneda* emitido en 1938 por el
Gobierno republicano ante la escasez Chieng
de moneda* metálica, con valor de cin- V. Kakim
cuenta céntimos*, una y dos pesetas*. A
diferencia de los billetes*, en ellos no Chogin
aparece la expresión “pagará al porta- Moneda* japonesa de plata*, con forma
dor”, sino “certificado provisional de de placa ovalada, aplanada y alargada,
moneda divisionaria*”. No estaban res- que se emitió desde finales del siglo
48 paldados por el Banco de España, sino XVI hasta mediados del XIX con un
por el Ministerio de Hacienda. peso de entre 100 y 150 g.
Ref.: Amandry (2001: Voces chogin; japonaises
[Fig. 207]
[monnaies])
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 180-181)

Ceutí Chon
V. Ceitil Antigua moneda fraccionaria* de Corea
del Sur (1945-1966) y actual moneda
Chavo fraccionaria de Corea del Norte, centé-
Nombre que en algunos países recibe sima parte del rin*.
la centésima parte, o centavo*, del peso Ref.: Amandry (2001: Voz chon)
(1)*. Por extensión, moneda* de cobre*
de escaso valor, como la pieza de Al- Chonen taiho
fonso XII de diez céntimos*. Una de las “doce monedas* dinásticas”
Ref.: Mateu (1946: Voz chavo) (jiuni sen*), emisiones* japonesas que
imitan las piezas chinas tipo cash*.
Chelín (1) Fue acuñada por el Gobierno imperial
En la Edad Media, moneda de cuenta* en 848.
alemana, equivalente a una doceava Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
parte del marco (2)*.
Ref.: Mateu (1946: Voces chelín; shilling); Aman- Cianfrone (1)
dry (2001: Voces schilling; shilling) Moneda* de plata* acuñada en Nápoles
por Carlos V en 1528. de cien reales (2)*, perteneciente al sis-
Ref.: Mateu (1946: Voz cianfrone); Amandry tema monetario de Isabel II vigente en-
(2001: Voz cianfrone) tre 1848 y 1864.
[Fig. 172]
Cianfrone (2)
Nombre que recibió el medio ducado (4)* Cientoveintiochoavo de baht
de plata* de Felipe III y Felipe IV, emitido V. Solot
también en Nápoles ya en el siglo XVII.
V. Medio ducado (2) Cinc
Ref.: Mateu (1946: Voz cianfrone); Amandry Metal* blando de color blanco azulado
(2001: Voz cianfrone) y brillo intenso, utilizado, tanto en esta-
do puro como en aleación*, para fabri-
Cien escudos car monedas* y medallas*.
Moneda* de oro* de cien escudos (3)*, Ref.: DRAE (1992: Voz cinc [1]); Kroustallis (2008:
conocida habitualmente como centén, Voz cinc)
acuñada en el Real Ingenio de la mone-
da de Segovia por Felipe III, Felipe IV y Cinco áureos
Carlos II, con un peso de 359,19 g. En Moneda* romana de oro* equivalente
el anverso* presenta el nombre del rey a cinco áureos*. Este raro múltiplo*, de
y el escudo de la monarquía española, gran tamaño y considerable valor, era
la marca de valor* (100) y la marca de una pieza de ostentación, utilizada como
la ceca* de Segovia (el acueducto); en el presente diplomático o para obsequiar a
reverso*, la cruz de Jerusalén, la leyenda* personas cercanas al emperador, funcio-
HISPANIARUM REX y la fecha. Los cen- narios y oficiales de alto rango.
tenes, como otras monedas de altísimo
valor, eran piezas de prestigio y osten- Cinco centavos 49
tación que no estaban destinadas a ser Moneda fraccionaria* contemporánea,
puestas en circulación*, sino a ser utiliza- con valor de cinco centavos*.
das como obsequios a personajes impor-
tantes o como regalos diplomáticos. Cinco céntimos
V.a. Cincuenta reales Moneda fraccionaria* contemporánea,
[Fig. 155] con valor de cinco céntimos*.
Ref.: Mateu (1946: Voz centén); Morales y Sala-
zar (1986: 12)
Cinco céntimos de escudo
Moneda* de cobre*, perteneciente al
Cien pesetas sistema del escudo (3)* (1864-1868) de
Moneda* española con valor de cien Isabel II, con valor de cinco céntimos
pesetas*. Fue acuñada en 1870 y 1871, de escudo*.
excepcionalmente, en oro*, entre 1966 [Fig. 173]
y 1970 en plata* y, a partir de 1975, en
aleación* de diversos metales*. Dejó de Cinco céntimos de euro
emitirse en 2001, aunque circuló hasta Moneda fraccionaria* de la Unión Eu-
2002, año de la implantación del euro*. ropea, el Principado de Mónaco, la Re-
Ref.: Aledón (2002: 23, 26-27, 79, 97) pública de San Marino y el Estado de la
Ciudad del Vaticano, en vigor desde el
Cien reales 1 de enero de 1999, con valor de cinco
Moneda* castellana de oro*, con valor céntimos de euro*.
Cinco céntimos de real levantamiento de Cataluña (1640-1652).
Moneda* castellana de cobre* pertene- En el anverso* muestra el busto del rey
ciente al sistema del real (2)* de Isabel francés (Luis XIII y Luis XIV) o el escu-
II que, con valor de cinco céntimos de do coronado de Cataluña, flanqueado
real*, se acuñó entre 1854 y 1864. por la marca de valor* (V-R). En el re-
verso* se representa una cruz, similar a
Cinco décimas la de los croats*. En la bibliografía nu-
Moneda* castellana de cobre*, pertene- mismática también recibe el nombre de
ciente al sistema del real (2)* de 1848- real de a cinco.
1864 (Isabel II), con valor de cinco dé- Ref.: Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: 148-
cimas (2)* o medio real*. 155)

Cinco doblas Cinco shekels


Moneda* medieval castellana de oro* Moneda* fenicio-púnica de plata* con
con valor de cinco doblas (2)*. valor de cinco shekels (2)*.
[Fig.12]
Cinco enriques
Moneda* de oro*, acuñada por Enrique Cinco sólidos
IV de Castilla (1454-1474) con valor de Moneda* romana de oro* con valor de
cinco enriques*. cinco sólidos (1)*.

Cinco mil pesetas Cinco sueldos


Moneda* conmemorativa con valor de Moneda* catalana de plata*, con valor
cinco mil pesetas*, acuñada en oro* y de cinco sueldos (2)* y equivalente a
en plata* entre 1989 y 1992. dos reales (2)* y medio, acuñada duran-
50 te el levantamiento de Cataluña (1640-
Ref.: Aledón (2002: 100-117)
1652). En el anverso* muestra el busto
Cinco octavos de shekel del rey francés Luis XIII o el escudo
Moneda* fenicio-púnica de plata* con coronado de Cataluña, flanqueado por
valor de cinco octavos de shekel (2)*. la marca de valor* (V-S). En el reverso*
se representa una cruz, similar a la de
Cinco pesetas los croats*.
Moneda* española con valor de cinco Ref.: Mateu (1946: Voz sous, peça de cinc); Cam-
po, Estrada-Rius y Clua (2004: 148-149)
pesetas*, popularmente conocida como
duro (3)*. Fue acuñada en plata* entre
1869 y 1899 y en aleación* de diversos Cinco táleros
metales* a partir de 1949. Esta moneda Moneda* de plata* con valor de cinco
dejó de emitirse en 2001, aunque circu- táleros*.
ló hasta 2002, año de la implantación
del euro*. Cinco trentines
V.a. Ocho reales
Moneda* de oro*, con valor de cinco
[Fig. 174] trentines*, acuñada en Barcelona duran-
Ref.: Aledón (2002: 23, 77-78, 94) te los reinados de Felipe III y Felipe IV.

Cinco reales Cincuenta centavos


Moneda* catalana de plata*, con valor Moneda fraccionaria* contemporánea
de cinco reales (2)*, acuñada durante el con valor de cincuenta centavos*.
Cincuenta céntimos escudos*) y otras monedas de altísimo
Moneda fraccionaria* contemporánea valor, eran piezas de prestigio y osten-
con valor de cincuenta céntimos*. tación que no estaban destinadas a ser
puestas en circulación*, sino a ser utili-
Cincuenta céntimos de euro zadas como obsequios a personajes im-
Moneda fraccionaria* de la Unión Eu- portantes o como regalos diplomáticos.
ropea, el Principado de Mónaco, la Re- V.a. Cien escudos
pública de San Marino y el Estado de la [Fig. 154]
Ref.: Mateu (1946: Voz cincuentín)
Ciudad del Vaticano, en vigor desde el
1 de enero de 1999, con valor de cin-
cuenta céntimos de euro*. Cincuentín
V. Cincuenta reales
Cincuenta enriques
Moneda* de oro*, acuñada por Enrique Cinquina
IV de Castilla (1454-1474) con valor de Moneda* de plata* acuñada en Nápoles
cincuenta enriques*. desde finales del siglo XV al XVIII. Valía
un cuarto de carlino*.
Cincuenta excelentes de la granada Ref.: Mateu (1946: Voz cinquina); Amandry (2001:
Voz cinquina)
Moneda* de oro* de los Reyes Católicos,
acuñada a partir de 1497 con valor de
cincuenta excelentes de la granada*. Circulación
Comportamiento de las monedas* a
Cincuenta pesetas partir del momento en que salen de la
Moneda* española con valor de cin- ceca*. Dos son las fuentes básicas para
cuenta pesetas*. Fue acuñada en cu- su estudio: los hallazgos* monetarios y
proníquel* desde 1957 hasta 2000, año el contexto histórico. Se llama circula- 51
de la implantación del euro*. Las piezas ción abierta a la circulación libre, en una
emitidas en la década de los 90 mos- región, Estado o ciudad, de distintas cla-
traban siete muescas identificativas en ses de moneda, tanto locales como ex-
el canto*. tranjeras. En cambio, circulación cerrada
V.a. Flor española
supone el uso forzoso únicamente de la
Ref.: Aledón (2002: 78, 96) moneda propia del Estado o la ciudad,
prohibiéndose la moneda extranjera
Cincuenta reales dentro de sus fronteras y obligando a
Moneda* castellana de plata* de cin- su cambio por moneda local; este tipo
cuenta reales (2)*, conocida habitual- de circulación, habitual en los países
mente como cincuentín, acuñada en el modernos, también se conoce en algu-
Real Ingenio de la moneda de Segovia nos Estados de la Edad Media y de la
por Felipe III, Felipe IV y Carlos II. En Antigüedad. Por circulación residual se
el anverso* presenta el nombre del rey entiende la utilización en un momento
y el escudo de la monarquía española, determinado de monedas acuñadas en
la marca de valor* (50) y la marca de épocas mucho más antiguas y que ya
la ceca* de Segovia (el acueducto); en deberían estar fuera de uso. Este fenó-
el reverso*, un cuartelado de castillos meno se produce bien porque su valor
y leones dentro de una orla*, la leyen- es similar al de las piezas coetáneas,
da* HISPANIARUM REX y la fecha. Los bien por falta de moneda.
cincuentines, como los centenes (cien Ref.: Campo (1982: 51-55); Morrison (1992: 87)
Cistóforo annulus, conocidas con el nombre de
Nombre de las dracmas (2)*, didracmas* caurís*. La Nassa camelus y la Nassa
y tetradracmas* acuñadas en el Reino callospira se han utilizado para la fabri-
de Pérgamo (Asia Menor) a partir de cación del diwarra*, característico del
188 a.C. y hasta época imperial romana, archipiélago Bismark, y del tautau*, pro-
que presentan como tipo* de anverso* pio de Papúa-Nueva Guinea, lugar don-
una cista mística dionisíaca de la que de también se usa la llamada kina (1)*,
sale una serpiente. o gran concha de la especie Pinctada
[Fig. 11] maxima. Los pueblos indios de la costa
Ref.: Meurice (1985: 47); Melville Jones (1986: este de Canadá y Nueva Inglaterra ela-
Voces cista; cistophoric weight standard), Aman- boraban el wampum* con las cuentas*
dry (2001: Voz cistophore)
que obtenían de la concha de la Merce-
naria mercenaria, mientras que en la
Cliché
costa opuesta utilizaban como dinero
V. Galvano
las cadenas de Dentalium. En el sur del
continente americano, en las costas del
Cobre
actual Perú, el Spondylus* fue muy pre-
Metal* de color rojo pardo, brillante, ma-
ciado y tuvo amplia aplicación en los
leable y dúctil, aunque resistente, muy
intercambios y en el pago de tributos.
utilizado para la fabricación de mone-
En Oceanía, donde el “dinero de con-
da*, tanto puro como en aleación*. En
cha” alcanzó una importancia especial,
Numismática* se emplea la abreviatura
uno de los sistemas más conocidos y
AE*, del latín aes, para denominar tanto
complejos era el de la isla Rossel, ba-
al cobre como al bronce*, indistingui-
sado también, en parte, en el uso de la
bles sin un análisis.
concha de Spondylus.
52 Ref.: Morales y Salazar (1986: 12); Melville Jones
Ref.: DRAE (1992: Voz concha [1]); Esto es dine-
(1990: Voz metals of coinage); DRAE (1992: Voz
ro (2001: 43-50); Kroustallis (2008: Voz concha)
cobre1 [1]); Kroustallis (2008: Voz cobre)

Colmillo Concha de tortuga


V. Diente V. Caparazón de tortuga

Colón Cóndor
Unidad monetaria* de Costa Rica (des- Moneda* de oro* acuñada en Chile,
de 1896) y de El Salvador (desde 1940). Ecuador y Colombia a finales del siglo
Se divide en cien centavos*. XIX y principios del XX.
Ref.: Amandry (2001: Voz colon) Ref.: Amandry (2001: Voz condor)

Concha Contador
Formación protectora, rica en carbonato Ficha* utilizada para realizar operacio-
cálcico, segregada por el manto de al- nes de cálculo. Su posición en las co-
gunos moluscos, cuyo cuerpo protege. lumnas, líneas o cuadrículas de los table-
Las conchas fueron uno de los primeros ros de contar determinaba su valor en
elementos utilizados como dinero (1)* y la operación aritmética llevada a cabo.
su uso se constata en prácticamente to- Se conoce este sistema de contabilidad
dos los continentes. Con este fin se han desde, al menos, el siglo XIII, aunque
empleado, sobre todo en África y Asia, su empleo se generalizó entre mercade-
las especies Cypraea moneta y Cypraea res, banqueros, agentes de cambio, etc.
a partir del siglo XIV y, sobre todo, en la vadas. En el primer caso, estas marcas
Administración de los Países Bajos du- son utilizadas por el Estado o la ciudad,
rante la época de Carlos V y Felipe II. bien para dar curso legal* a monedas
El sistema se siguió usando hasta fina- extranjeras o a propias fuera de uso,
les del siglo XVII, cuando el cálculo bien para delimitar su ámbito geográ-
aritmético escrito se impuso sobre el fico de circulación*, bien para cambiar
cómputo manual. El principal centro el valor de monedas circulantes*, sobre
europeo de fabricación de estas piezas todo en épocas de escasez de moneda.
fue la ciudad alemana de Nuremberg, En el caso privado, se trataría de marcas
con los tipos* del “orbe imperial”, el de propiedad o control de comercian-
“león de San Marcos” y el “maestro tes y banqueros coetáneos, e, incluso,
contador ante su mesa” como los más de coleccionistas del siglo XVIII. Las
carácterísticos. En la bibliografía nu- monedas también pueden llevar marcas
mismática, el contador también recibe incisas o graffiti* con la misma inten-
el nombre de jetón, del francés jeton ción, como el XLII [nummi] grabado
(jetter, tirar, arrojar), ya que, durante en numerosos sestercios (1)* romanos,
el cálculo, las fichas se lanzaban so- puestos de nuevo en circulación en Ita-
bre el tablero. lia en el siglo VI. En el vocabulario nu-
[Figs. 218 y 219] mismático, la contramarca impresa en
Ref.: Mateu (1946: Voces guitón; jeton); Aman- monedas modernas o contemporáneas
dry (2001: Voz jeton); Ifrah (2006); Ramos (2007: recibe el nombre de resello*.
5-11)
Ref.: Meurice (1985: 51); Morales y Salazar
(1986: 14); Melville Jones (1986: Voz counter-
Contorniato mark or counterstamp; 1990: Voz countermark or
Nombre que recibe cierto tipo de me- counterstamp); Morrison (1992: 64-65); Gil Farrés
(1993: 25); Amandry (2001: Voz contremarque)
dallones* de bronce* acuñados en Roma 53
en los siglos IV y V d.C. La denomina-
Copia de ficha
ción procede del italiano contorno, que
V. Reproducción de ficha
alude a la gráfila* en hueco que rodea
sus tipos*, tanto en el anverso* como en
Copia de medalla
el reverso*. Los tipos son muy variados,
V. Reproducción de medalla
aunque la mayoría de ellos se refiere a
los juegos y espectáculos de Roma, y
Copia de moneda
han sido relacionados con la propagan-
V. Reproducción de moneda
da pagana de la aristocracia senatorial.
Pudieron ser utilizados como regalos,
Copia de papel moneda
talismanes, etc. Es frecuente que pre-
V. Reproducción de papel moneda.
senten graffiti* incisos, tales como pal-
mas, hojas o letras.
Córdoba
[Fig. 215]
Ref.: Meurice (1985: 51); Melville Jones (1986:
Unidad monetaria* de Nicaragua desde
Voz contorniates; 1990: Voz contorniate); Morri- 1912. Se divide en cien centavos*.
son (1992: 9); Amandry (2001: Voz contorniate) Ref.: Mateu (1946: Voz córdoba); Amandry (2001:
Voz cordoba)
Contramarca
Marca* impresa con un punzón (1)* so- Cordoncillo
bre una moneda* ya acuñada. Las con- Motivo acuñado en el canto* de la mo-
tramarcas pueden ser oficiales o pri- neda* para evitar su recorte y su falsi-
ficación*. Aunque al principio imitaba en el anverso*, que fue emitida por Car-
un cordón, posteriormente adoptó otras los V en los Países Bajos entre 1542 y
formas: cadeneta, hojas, estrías y moti- 1555. Recibe este nombre por imitar la
vos florales, principalmente. En España moneda francesa de oro que mostraba
comenzó a utilizarse a partir del reina- un sol radiante como tipo* principal.
do de Felipe V. Ref.: Mateu (1946: Voz corona del sol); Amandry
V.a. Moneda cercenada (2001: Voz couronne d’or au soleil)
Ref.: Beltrán (1950: 52); Morales y Salazar (1986:
14); Cooper (1988: 101-106); VV.AA. (1988: 290); Coronat
Gil Farrés (1993: 19)
Moneda* de vellón*, acuñada en los rei-
Cornado nados de Juan I (1387-1396) y Martín I
Moneda* castellana de vellón* acuñada (1396-1410) de Aragón con el busto
durante la Edad Media. Se llama así por coronado del monarca como tipo* de
presentar en el anverso* la cabeza del rey anverso*. Como múltiplo* se emitió el
coronada, ya que “cornado” es una for- doble coronat*.
ma sincopada de “coronado”. En la Edad Ref.: Mateu (1946: Voz coronat d’Aragó); Campo,
Estrada-Rius y Clua (2004: 86)
Moderna, recibió también este nombre
la moneda navarra de vellón emitida a
Coronato
partir de 1574. Se acuñaron múltiplos*
Moneda* napolitana de plata*, acuña-
de ocho, cuatro y dos cornados y tam-
da durante los reinados de Fernando I
bién un divisor* de medio cornado*.
(1458-1494) y Alfonso II (1494-1495).
[Fig. 91]
Ref: Mateu (1946: Voces cornado; cornado de
Muestra el busto coronado del monarca
Navarra) o la escena de la coronación como ti-
pos* de anverso*.
54 Corona Ref.: Mateu (1946: Voces coronato; coronato
Nombre dado a diferentes monedas* de dell’angelo)
diversos países europeos y de distintas
épocas, desde la Edad Media hasta la Cortadillo
Contemporánea, que en origen lleva- Nombre dado en América y Filipinas a
ban como tipo* una corona. La primera los fragmentos resultantes de cortar las
fue emitida por Felipe VI de Francia en monedas* españolas de ocho reales* en
1340. Posteriormente se han acuñado trozos rectangulares durante las épocas
coronas en Inglaterra, Alemania, Aus- de escasez de moneda fraccionaria*.
tria, Islandia, Noruega, Dinamarca, Sue- V.a. Moneda partida
cia, Estonia, Hungría, República Checa Ref.: Mateu (1946: Voz cortadillos de plata); Gil
Farrés (1976: 564)
y Portugal, entre otros países, siendo
en varios de ellos la unidad monetaria*
actual. En ocasiones, y según las zonas, Cospel
recibieron nombres distintivos, como las Bola o disco de metal*, de calidad y
coronas del sol*, emitidas por Carlos V peso controlados, sobre el que se acu-
en los Países Bajos entre 1542 y 1555. ñan los tipos* de la moneda* o la me-
dalla*. También recibe el nombre de
V.a. Escudo (1); Escudo (2)
Ref.: Mateu (1946: Voz corona); Amandry (2001: flan. En la Antigüedad se fabricaban ge-
Voz couronne) neralmente por fundición* en moldes*,
método que coexistió en la Edad Media
Corona del sol con otros, tales como el troceado de ba-
Moneda* de oro*, con escudo coronado rras o el recortado de láminas de metal.
A partir del siglo XVI se extendió pau- diversas áreas de África Central. El
latinamente el uso de máquinas para nombre procede de su lugar de origen,
su elaboración, al principio construidas una región situada al sureste de la ac-
aplicando el principio de la prensa de tual República Democrática del Congo,
volante* y, ya en el siglo XIX, el de la que cuenta con importantes yacimien-
prensa automática*. tos de cobre. Las cruces se realizaban
V.a. Metal; Moneda reacuñada en diversos tamaños, desde 1 hasta 25
Ref.: Melville Jones (1986: Voz flan); Cooper (1988: cm, aunque las más habituales eran las
9-12, 20, 97-101, 187-190); Melville Jones (1990: grandes. Diversos hallazgos arqueológi-
Voces flan; minting); Gil Farrés (1993: 20, 45)
cos permiten remontar sus orígenes al
siglo XIII. Su circulación* fue bien cons-
Cotrim
tatada por los exploradores portugue-
Moneda* portuguesa, de plata* o vellón*,
ses que se adentraron en estas regio-
acuñada en época de Alfonso V de Portu-
nes a partir del siglo XVI. Se fabricaron
gal (1438-1481), con valor de 5 ceitiles*.
en gran número durante el siglo XIX.
Ref.: Mateu (1946: Voz cotrim); Amandry (2001:
Inicialmente, dado su elevado valor, tu-
Voz cotrim)
vieron un uso restringido: sólo podían
ser propiedad de los jefes o dirigentes
Creseida
del grupo y estaban destinadas a las
Estátero* de oro*, electro* o plata* cuya
grandes transacciones, como la compra
acuñación (2)* se atribuye a Creso, rey
de esclavos o los pagos matrimoniales.
de Lidia (c. 561-547 a.C.), de quien toma
Posteriormente su uso se amplió a la
su nombre. Como tipo* de anverso* lle-
esfera comercial, utilizándose también
va un prótomo de león enfrentado al
en los intercambios a pequeña escala;
de un toro, y como tipo de reverso*, un
así, por ejemplo, con una cruz podían
cuadrado incuso*. 55
adquirirse 10 kg de harina o cinco o
Ref.: Melville Jones (1986: Voces Croesean sta-
ters; croeseid); Amandry (2001: Voz créséide)
seis aves de corral, y con dos, un arma
de fuego.
Croat [Fig. 197]
Ref.: Quiggin (1963: 77, 103); Williams (1997:
Moneda* de plata* creada por Pedro III 199); Dinero exótico (2001: 73); Esto es dinero
de Aragón en 1285, acuñada en Bar- (2001: 108-109, fig. 86; 169, nº 133)
celona hasta principios del siglo XVII.
Se emitieron también mitades, tercios Cruzado (1)
y cuartos. Se trata, en realidad, de uno Unidad monetaria* de Brasil entre
de los muchos nombres que recibió la 1986 y 1989, sustituida por el cruzado
moneda de plata dominante en Europa novo en 1989-1990. Se divide en cien
a partir del siglo XIII, entre ellos gros* centavos*.
(catalán, francés), grueso* (castellano), Ref.: Amandry (2001: Voz cruzado)
groat* (inglés) o grosso* (italiano), es
decir, “grueso”, en contraposición a la Cruzado (2)
moneda de vellón*. Moneda* de vellón* de Enrique II de
[Fig. 103] Castilla (1306-1379). También recibe
Ref.: Mateu (1946: Voz croat) este nombre la moneda portuguesa de
oro* creada por Alfonso V de Portugal
Cruz de Katanga (1438-1481) con el peso del ducado
Lingote* de cobre*, en forma de aspa (1)*. Acuñada en los siglos siguientes, a
o cruz, utilizado como dinero (1)* en partir del reinado de Juan IV de Portu-
gal (1640-1656) se emitió, además, como Cuadrigato
moneda de plata*. Tuvo como múltiplos* Nombre que recibe, por llevar una cuá-
valores de dos y cuatro cruzados. driga como tipo* de reverso*, la didrac-
[Figs. 134 y 253] ma* romana* republicana de plata* que
Ref.: Mateu (1946: Voz cruzado); Amandry (2001: se emitió desde aproximadamente el 225
Voces cruzado; cruzado calvário)
a.C. hasta la introducción del denario*,
hacia el 211 a.C. En el anverso* presenta
Cruzeiro una cabeza janiforme juvenil. Se acuñó
Unidad monetaria* de Brasil, emitida in- siguiendo el sistema ponderal griego.
termitentemente entre 1942 y 1993. Ade-
[Fig. 14]
más del paréntesis del cruzado (1)*, entre Ref.: Mateu (1946: Voz quadrigatus); Melville Jo-
1967 y 1970 fue sustituido por el cruzei- nes (1990: Voz quadrigatus); Amandry (2001: Voz
ro novo, y en 1993-1994, por el cruzeiro quadrigat)
real. Todas estas monedas se dividían
en cien centavos*, salvo el cruzeiro real, Cuarcita
que lo hacía en mil cruzeiros. Roca metamórfica formada esencial-
Ref.: Amandry (2001: Voces cruzeiro; cruzeiro mente por cuarzo, de color blanco le-
novo; cruzeiro real) choso, gris, amarillo o, si está teñida
por óxido de hierro*, rojizo. Presenta
Cuadrado incuso una gran resistencia a la erosión y a
Cuadrado o rectángulo rehundido que la alteración química. Las piedras de
ocupa el reverso* de algunas monedas* Togo*, que a veces han sido interpreta-
griegas. Es característico de las primeras das como una forma de dinero (1)*, son
acuñaciones (1)* de los siglos VII y VI a.C., de este material.
aunque aparece, incluso, en el V a.C. De- Ref.: DRAE (1992: Voz cuarcita); Kroustallis
56 pendiendo de la cronología de las mo- (2008: Voz cuarcita)
nedas, puede ser liso (generalmente en
las más antiguas), estar dividido interior- Cuarenta centavos
mente por líneas o presentar motivos, Moneda fraccionaria* contemporánea
letras o leyendas*. con valor de cuarenta centavos*.
[Fig. 206]
Ref.: Beltrán (1950: 58-59, 89); Melville Jones Cuarenta céntimos de escudo
(1986: Voz incuse) Moneda* de cobre*, perteneciente al
sistema del escudo (3)* (1864-1868) de
Cuadrante Isabel II, con valor de cuarenta cénti-
Moneda* romana de bronce*, cuarta par- mos de escudo*.
te del as*, equivalente a tres uncias (2)*.
En latín se denomina quadrans. En la Cuarenta reales
República presenta habitualmente la ca- Moneda* castellana de oro*, con valor
beza de Hércules en el anverso* y una de cuarenta reales (2)*, acuñada duran-
proa de nave en el reverso*, con tres te la segunda reforma monetaria de Isa-
puntos como marca de valor*. Duran- bel II (1848-1864).
te el Imperio siguió acuñándose hasta
época de Antonino Pío (138-161 d.C.), Cuartilla
con tipos* más variados. Nombre dado en México al cuarto de real
[Figs. 20, 33 y 58] (2)* y a la moneda fraccionaria*, equivalen-
Ref.: Mateu (1946: Voz quadrans); Melville Jones te a 1/32 del peso (1)*, que circuló hasta
(1990: Voz quadrans); Amandry (2001: Voz qua-
drans) 1861. También se conoce como grano (1)*.
Cuartillo (1) Cuarto de carlino
Diversas monedas* de cobre* de Santo Moneda* de plata* con valor de un
Domingo, México, Colombia y Vene- cuarto de carlino*.
zuela del siglo XIX.
Ref.: Mateu (1946: Voz cuartillo) Cuarto de croat
Moneda* catalana de plata*, acuñada desde
Cuartillo (2) finales del siglo XIII hasta principios del si-
Moneda* castellana de vellón*, acuñada glo XVII con valor de un cuarto de croat*.
por Enrique IV, de la que también se
emitieron mitades. Con esta denomina- Cuarto de daeldre
ción también se conocen piezas de Feli- Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
pe II, acuñadas a partir de 1566. ses Bajos en los siglos XVI y XVII con
Ref.: Mateu (1946: Voz cuartillo)
valor de un cuarto de daeldre*.

Cuartillo (3) Cuarto de dinar


Nombre popular con el que se conocen Moneda* musulmana de oro* con valor
varias piezas, como el medio real (2)*, de un cuarto de dinar (2)*.
los veinticinco céntimos de real* y los
dos céntimos y medio de escudo* de Cuarto de dirham
Isabel II. Moneda* musulmana de plata* con va-
lor de un cuarto de dirham (2)*.
Ref.: Mateu (1946: Voz cuartillo)

Cuarto de dobla
Cuarto (1)
Moneda* medieval castellana de oro*
Moneda* castellana, primeramente de
con valor de un cuarto de dobla (2)*.
vellón* y luego de cobre*, acuñada en 57
los siglos XIV al XIX y equivalente a
Cuarto de ducado
cuatro maravedís*. En distintos lugares
Moneda* de oro* con valor de un cuar-
y momentos del siglo XIX se acuñaron
to de ducado (3)*.
piezas de uno y medio, dos, tres, cua-
tro, seis y ocho cuartos.
Cuarto de escudo
Ref.: Mateu (1946: Voz cuarto)
Moneda* de oro* con valor de un cuar-
to de escudo (3)*.
Cuarto (2)
Término convencional para designar al Cuarto de excelente
divisor* equivalente a una cuarta parte Moneda* de oro* de los Reyes Católicos,
de la unidad*. acuñada entre 1475 y 1497 con valor de
[Fig. 63] un cuarto de excelente*.
Ref.: Mateu (1946: Voz cuarto)
Cuarto de florín
Cuarto de baht Moneda* de oro* con valor de un cuar-
V. Salung to de florín (1)*.

Cuarto de blanca Cuarto de follis


Moneda* de vellón*, acuñada en Casti- Moneda* bizantina de cobre* con valor
lla y Navarra durante la Edad Media con de un cuarto de follis (2)* y marca de
valor de un cuarto de blanca*. valor* I o X.
Cuarto de gros Cuarto y medio
Moneda* de plata* con valor de un Moneda* española de cobre*, acuñada
cuarto de gros*. en época de Fernando VII con valor de
un cuarto (1)* y medio.
Cuarto de maravedí
Moneda* de vellón* con valor de un Cuartuncia
cuarto de maravedí*, acuñada en época Pequeña moneda* romana de bronce*,
de Alfonso X (1252-1284). equivalente a la cuarta parte de la un-
cia (2)*. Fue emitida ocasionalmente a
Cuarto de pacífico finales del siglo III a.C., tanto fundida
Moneda* barcelonesa de oro*, acuña- como acuñada. Su nombre en latín es
da entre 1465 y 1493 con valor de un quartuncia.
cuarto de pacífico*. También recibía el Ref.: Amandry (2001: Voz quartuncia)
nombre de quarterola.
Cuaternión
Cuarto de patagón V. Cuatro áureos
Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
ses Bajos a lo largo del siglo XVII con Cuatro áureos
valor de un cuarto de patagón (1)*. Moneda* romana de oro*, equivalente a
cuatro áureos*, también llamada tradi-
Cuarto de pirral cionalmente cuaternión (en latín, qua-
Moneda* de plata* con valor de un ternion). Este raro múltiplo*, de gran
cuarto de pirral*, acuñada en Mesina tamaño y considerable valor, era una
(Sicilia) por Pedro III de Aragón entre pieza de ostentación, utilizada como
1282 y 1285. presente diplomático o para obsequiar
58
a personas cercanas al emperador, fun-
Cuarto de quirate cionarios y oficiales de alto rango.
Moneda* almorávide de plata* con va- [Fig. 28]
lor de un cuarto de quirate*. Ref.: Mateu (1946: Voz aureus); Melville Jones
(1990: Voz aureus); Amandry (2001: Voz aureus)
Cuarto de real
Moneda* castellana de plata* o de cobre* Cuatro bahts
con valor de un cuarto de real (2)*. V. Tamlung

Cuarto de shekel Cuatro cornados


Moneda* fenicio-púnica de plata* con Moneda* navarra de vellón*, acuñada
valor de un cuarto de shekel (2)*. en la Edad Moderna con valor de cua-
[Fig. 55] tro cornados*.

Cuarto de silicua Cuatro coronas


Moneda* romana y bizantina de plata*, Moneda* con valor de cuatro coronas*.
con valor de un cuarto de silicua*, crea- [Fig. 145]
da a mediados del siglo IV.
Cuatro cruzados
Cuarto de táler Moneda* portuguesa de oro*, con va-
Moneda* de plata* con valor de un lor de cuatro cruzados (2)*, emitida por
cuarto de táler*. Felipe II y Felipe III desde mediados
del siglo XVI hasta principios del siglo Cuatro silicuas
XVII. Moneda* romana de plata* con valor de
[Fig. 178] cuatro silicuas*, creada a mediados del
Ref.: Mateu (1946: Voz cruzados) siglo IV.

Cuatro cuartos Cuatro sólidos


Moneda* española de cobre* con valor Moneda* romana de oro* con valor de
de cuatro cuartos (1)*. cuatro sólidos (1)*.

Cuatro ducados Cuatro sólidos y medio


Moneda* de oro* con valor de cuatro Moneda* romana de oro* con valor de
ducados (3)*. cuatro sólidos (1)* y medio.

Cuatro escudos Cuatro táleros


Moneda* de oro* con valor de cuatro Moneda* de plata* con valor de cuatro
escudos (3)*. En España, recibió tam- táleros*.
bién el nombre de doblón de a cuatro.
Cuenta
Cuatro excelentes de la granada Desde épocas muy antiguas, las cuentas
Moneda* de oro* de los Reyes Católi- de vidrio* o de concha* han sido uno
cos, acuñada a partir de 1497 con valor de los elementos utilizados como di-
de cuatro excelentes de la granada*. nero (1)* en los intercambios, especial-
[Fig. 125] mente en África. Las cuentas africanas
solían ser de vidrio multicolor y fueron
Cuatro maravedís conocidas con diversos nombres, sien-
59
Moneda* de cobre* con valor de cuatro do el más extendido el de aggry. Con
maravedís*, equivalente a un cuarto (1)*. esta denominación hay tipos especí-
[Fig. 132] ficos, como los aggry oculados* o de
mosaico y los aggry chevron*, con es-
Cuatro pesos pecial incidencia en África Occidental
Moneda* de oro* con valor de cuatro y Oriental, respectivamente. En Egipto,
pesos (2)*, acuñada durante los rei- la fabricación de cuentas realizadas en
nados de Isabel II y Alfonso XII para pasta vítrea contaba con una larga tra-
Puerto Rico y Filipinas. dición; desde este país, y gracias a las
caravanas subsaharianas, se distribuye-
Cuatro reales ron por amplias regiones del continente
Moneda* castellana de plata* con valor africano a cambio de otros productos,
de cuatro reales (2)*, acuñada por los como oro*, marfil o esclavos, aunque
Reyes Católicos, los Austrias y los Bor- ya en época moderna, con el desarro-
bones. En las colonias americanas tam- llo del comercio europeo en el Golfo
bién recibía los nombres de medio duro de Guinea, se extendieron las cuentas
(2)* y tostón. Esta pieza aparece citada manufacturadas en Venecia, Holanda
a menudo como “real de a cuatro”. y Cambay (India). En la actualidad,
son realizadas por la industria local.
V.a. María
[Fig. 148]
Otras zonas donde se constata el uso
Ref.: Mateu (1946: Voces real de a cuatro; tos- de cuentas de vidrio son, por ejemplo,
tón); Amandry (2001: Voz toston) Alaska, Canadá y las Islas Palaos (Islas
Carolinas), donde estaban estructura- Cuño
das en un sistema jerárquico, cerrado y Pieza de metal* con la cual se impri-
muy complejo. men los tipos* en las monedas*, me-
Los aggry eran considerados objetos dallas* y objetos análogos. Al principio
valiosos, pero gran parte de su estima los cuños eran de bronce*, aunque
se debía a que se les atribuían virtudes posteriormente fue utilizándose para
mágicas, poderes que a menudo eran su fabricación el hierro* y, finalmente,
exaltados por los propios comerciantes el acero*, metales más duros y resisten-
extranjeros para incrementar así su valía. tes. Los empleados para la acuñación
Eran objetos sujetos a fuertes variacio- a martillo* (pila (1)*, troquel*) tenían
nes de valor, dependiendo del modelo forma cilíndrica, prismática o troncopi-
y, sobre todo, de la cantidad de piezas ramidal, con el tipo normalmente gra-
importadas y puestas en circulación*. bado en hueco y en negativo en uno
Ref.: Herskovits (1954: 235-237); Einzig (1956: de sus extremos; los cuños de anverso*
121-123,172-173); Quiggin (1963: 36-44); Rival- solían tener el otro lado rematado en
lain e Iroko (1986: 41-47); Moreno Feliú (1991:
28); Ruano (1996: 33-41); Esto es dinero (2001:
punta, con el fin de poder encajar en el
72-75) yunque* y, de este modo, quedar fijos.
Según se iban desgastando y deterio-
Cuenta aggry chevron rando, debido a los golpes del martillo
Cuenta* ovoide de vidrio*, llamada así y a la acumulación de metal proceden-
por la decoración espigada que presen- te de los cospeles* en los detalles del
ta en los extremos. Este tipo de aggry diseño del tipo, los cuños se limpiaban,
ha sido utilizado como dinero (1)* prin- retocaban o sustituían.
cipalmente en Eritrea, región que desde Con la introducción de la acuñación
épocas remotas mantuvo intensos con- mecánica*, los cuerpos de los cuños
60 tactos con el valle del Nilo y el área del (llamados ahora troqueles) utilizados
Mar Rojo. en las prensas de volante* adopta-
Ref.: Dinero exótico (2001: 77); Esto es dinero ron formas cuadrangulares y prismá-
(2001: 162, nº 75) ticas, mientras que en las prensas de
rodillos* los diseños podían grabarse
Cuenta aggry de mosaico directamente a lo largo de la circun-
V. Cuenta aggry oculada ferencia de los propios rodillos (tipo
Walzenwerke), o bien en cuños inde-
Cuenta aggry oculada pendientes en forma de T insertados
Cuenta* cilíndrica, realizada en vidrio* en los mismos (tipo Taschenwerke). En
opaco multicolor y perforada longitu- la actualidad los cuerpos de los cuños
dinalmente. Estas cuentas tuvieron gran son cilíndricos.
aceptación como dinero (1)* en África A partir de la Edad Moderna dispone-
Occidental, especialmente en la colonia mos de mayor información sobre los
británica de Costa de Oro y en el territo- métodos de confección de los cuños.
rio de Ashanti (actual Ghana). Algunos Hasta principios del siglo XIX los gra-
autores, dada la similitud formal con las badores* trabajaban las matrices* o los
cuentas oculadas fenicias, atribuyen su cuños definitivos individualmente, me-
introducción a su comercio en las cos- diante el grabado directo en hueco y la
tas atlánticas. impresión* con punzones (1)*, buriles*
Ref.: Dinero exótico (2001: 65); Esto es dinero y otras herramientas. Desde principios
(2001: 75, fig. 59; 162, nº 74) del siglo pasado, con la introducción
en las cecas* del pantógrafo* o máquina
reductora, el artista sólo graba el mode-
lo* inicial, a partir del cual se fabrican
múltiples cuños iguales.
[Figs. 227 y 228]
Ref.: Meurice (1985: 47); Melville Jones (1986:
Voz mints and minting); Cooper (1988: 8, 19, 28-
29, 61-62, 68-69, 78-81, 159-170, 235-236); Mel-
ville Jones (1990: Voz minting); Gil Farrés (1993:
43-45); Amandry (2001: Voz coin)

Cuproníquel
Aleación* de cobre* y níquel* (hasta un
40%), de color blanco, muy utilizada en
época contemporánea para la fabrica-
ción de moneda*.
Ref.: Meurice (1985: 68); Kroustallis (2008: Voz
cuproníquel)

Cypraea annulus
V. Caurí

Cypraea moneta
V. Caurí

61
D
Daalder en época de Felipe II. Tanto la unidad
62
V. Daeldre como sus divisores* (cuartos y medios
daeldres) circularon por los Países Ba-
Daelder jos a finales del siglo XVI.
V. Daeldre Ref.: Mateu (1946: Voz daeldre de los Estados);
Amandry (2001: Voz statendaalder)
Daeldre
Nombre castellano del flamenco daalder, Daler (1)
moneda* de plata* del tipo del táler* acuña- Nombre que en Suecia recibió el táler*,
da en los Países Bajos en los siglos XVI y moneda* de plata* europea de la Edad
XVII. Algunas de sus emisiones* recibieron Moderna.
denominaciones específicas, como el Fe- V.a. Grivennik
lipe daeldre* y el daeldre de los Estados*, Ref.: Mateu (1946: Voz daler); Williams
ambos acuñados en época de Felipe II (1997: 172-173, nº 259); Amandry (2001:
Voz daler)
(1556-1598). Del daeldre se emitieron tam-
bién múltiplos* (doble, triple) y divisores*
(décimo, quinto, cuarto, medio). Daler (2)
Moneda* acuñada en Dinamarca a prin-
Ref.: Mateu (1946: Voces daalder; daeldre;
daeldre de los Estados; Felipe daelder); Aman- cipios del siglo XX con destino a las
dry (2001: Voces daalder; philippus daalder) Indias Occidentales. Un daler equivalía
a cinco francos* franceses.
Daeldre de los Estados Ref.: Williams (1997: 172-173, nº 259); Amandry
Moneda* de plata* acuñada en Bruselas (2001: Voz daler)
Daobi llado con arco y flechas y, como tipo
Moneda* china de bronce* que, como de reverso*, un cuadrado incuso*. El
indica su nombre (literalmente signi- nombre significa “de Darío”, refiriéndo-
fica “moneda/dinero cuchillo”), tiene se a Darío I, primer rey que lo acuñó a
forma de cuchillo. Consta de un largo finales del siglo VI a.C. Fue emitido en
mango que remata en una anilla y una Persia hasta la conquista de Alejandro
hoja ligeramente curvada. Su origen, Magno, en 330 a.C.
que habría que situar hacia el siglo VI Ref.: Mateu (1946: Voces dárico; dáricus; darius);
a.C., parece hallarse en el valor, como Melville Jones (1986: Voz daric); Amandry (2001:
instrumento de intercambio, que las Voz darique)
sociedades pastoriles y nómadas del
norte y noreste de China daban a los Decadracma
grandes cuchillos utilizados con fines Moneda* griega, de oro* o plata*, con
cinegéticos. Con el tiempo se empe- valor de diez dracmas (2)*. Las piezas
zaron a fabricar con función exclusiva de plata siracusanas del siglo V a.C. re-
de dinero (1)*, disponiendo ya de un cibían también el nombre de pentakon-
peso regulado y de unas marcas* dis- talitra (50 litras*), ya que, en el sistema
tintivas del lugar de emisión*. local, la litra siciliana de plata equivalía
Existen cuatro tipos de monedas que a un quinto de la dracma ateniense.
presentan esta forma característica. De [Fig. 3]
ellos, el Yidao (1)* y el Qidao (1)* son
los que siguen con más fidelidad la Décima (1)
forma original. El primero es emitido Moneda fraccionaria* francesa (déci-
a partir del siglo V a.C. por el reino de me), décima parte de la libra (3)* y,
Yan, siendo el de tamaño más reduci- posteriormente, del franco*.
do. El Qidao es el acuñado por el reino Ref.: Amandry (2001: Voz décime) 63
de Qi, actual provincia de Shandong.
Los dos modelos fueron retirados de Décima (2)
la circulación* en el 221 a.C. Más ade- Moneda* castellana de cobre*, de épo-
lante, bajo el mandato de Wang Mang, ca de Isabel II, perteneciente al sistema
entre el 7 y el 9 d.C., se emitió el qidao de 1848-1864 y equivalente a la décima
(2)* y el yidao (2)*, que ya mostraban parte del real (2)*. Se acuñaron diviso-
la forma del cuchillo de una manera res* de medias décimas* y múltiplos* de
muy estilizada y que fueron conocidos cinco décimas*, o medios reales*, y de
también como “monedas llave”, dada dos décimas*.
su semejanza formal con este objeto. Ref.: Mateu (1946: Voz décima)
La anilla que remataba este tipo de
“monedas cuchillo” daría lugar, con el Décimo de daeldre
tiempo, a la moneda característica del Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
país, el cash*. ses Bajos en los siglos XVI y XVII con
[Fig. 187] valor de un décimo de daeldre*.
Ref.: A history of Chinese Currency (1983: 4);
Thierry (1986: 3; 1993: 59); Williams (1997: 137);
Amandry (2001: Voces daobi; couteaux [2]) Decussis
Moneda* romana republicana de bron-
Dárico ce*, con valor de diez ases*, fabricada
Estátero* de oro* persa que muestra, por fundición*. Fue emitida ocasional-
como tipo* de anverso*, al rey arrodi- mente a finales del siglo III a.C.
Ref.: Mateu (1946: Voz decussis); Crawford en cada momento, de su valor en ases.
(1974: 6); Amandry (2001: Voz decussis) Los denarios republicanos del siglo II
a.C. suelen recibir el apelativo de bigati
Deflación (sing. bigatus) por llevar como tipo* de
Reducción excesiva del dinero (1)* cir- reverso* una biga conducida por una
culante, lo que conlleva un descenso divinidad; estas emisiones* fueron tan
generalizado de los precios y una re- numerosas que, en algunas fuentes de
valorización* de la moneda*. El proceso época imperial, este término se utiliza-
puede producir la paralización econó- ba para designar, en general, a todos
mica de un país. los denarios republicanos.
Ref.: DRAE (1992: Voz deflación); Gil Farrés En la Península Ibérica, los primeros
(1993: 15).
denarios vinieron con las tropas roma-
nas durante la Segunda Guerra Púnica,
Delfín de Olbia
aunque, posteriormente, también se
Pequeña pieza de bronce* fundida con
acuñaron en cecas* hispanas. Por su
aspecto de delfín, una de las primeras
gran influencia, esta unidad fue adop-
formas de dinero (1)* utilizadas por la
tada por los pueblos ibéricos y celtibé-
ciudad griega de Olbia, importante cen-
ricos, que durante los siglos II y I a.C.
tro comercial e industrial situado en las
la emitieron en grandes cantidades. Los
costas septentrionales del Mar Negro,
denarios hispánicos suelen mostrar el
en la actual Ucrania. Presenta un an-
característico tipo del “jinete ibérico” en
verso* en relieve y un reverso* plano,
el reverso*.
a veces con una inscripción*, lo que lo
[Figs. 24, 25, 26 y 60]
sitúa en la frontera, no siempre fácil de
Ref.: Mateu (1946: Voz denario); Melville Jones
delimitar, entre el dinero y la moneda*. (1990: Voces biga; denarius); Amandry (2001:
64 Estos delfines, fabricados a lo largo de Voz denier); Esto es dinero (2001: 119)
los siglos VI y V a.C. junto con un tipo
específico de puntas de flecha*, caren- Denario dentado
tes de funcionalidad como armas, fue- V. Denario serrado
ron utilizados como circulante* y cons-
tituyeron la base de la introducción del Denario serrado
numerario* en estas regiones del Mar Denario* acuñado sobre un cospel* de
Negro. canto serrado*, conseguido manualmen-
Ref.: Williams (1997: 23); Esto es dinero (2001: te mediante el uso del cincel. Ejempla-
19, fig. 6) res de estas características se emitieron
a finales del siglo II a.C. y durante el
Denario siglo I a.C. Diferentes corrientes inves-
Moneda* romana de plata*, equivalente tigadoras han explicado esta particula-
a diez ases*, creada hacia el 211 a.C. a ridad como un sistema para mostrar el
semejanza de la dracma (2)* griega y alma* de la moneda* y, por tanto, certi-
acuñada desde la República hasta el rei- ficar la calidad de la pieza, evitando las
nado de Diocleciano, momento en que falsificaciones* (aunque existen dena-
se convirtió en moneda de cuenta*. El rios serrados forrados*), como un me-
nombre deriva del latín denarius, pro- canismo para evitar el limado de la pla-
cedente, a su vez, de los vocablos deni ta* o, simplemente, como una moda.
(“cada diez”) y aes* (“bronce*”). Du-
[Fig. 223]
rante la República podía presentar las Ref.: Mateu (1946: Voz serratos, nummos);
marcas de valor* X y XVI, dependiendo, Amandry (2001: Voz serratus denarius)
Denaro Diámetro
Moneda* de vellón*, equivalente al dinero V. Módulo
(2)*, acuñada por toda la Península Itálica
desde inicios del siglo IX hasta el XVI. Dibidibi
Ref.: Mateu (1946: Voz denaro); Amandry (2001: Disco obtenido de la parte superior de
Voz denaro) la concha* de Conus, utilizado como
dinero (1)* en muchas islas del Pací-
Denga fico occidental, generalmente para
Moneda fraccionaria* rusa, inicialmente adquirir artículos de alto valor. En el
de plata* y después de cobre*, acuña- Estrecho de Torres, al Sur de Nueva
da desde el siglo XIV al XIX con valor Guinea, con 10 ó 12 dibidibi de tama-
variable. ño grande se podía pagar el precio de
Ref.: Amandry (2001: Voces denga; kopeck) una novia, una canoa o un arpón para
la caza del dugong (vaca marina), que
Denominación eran los bienes más preciados para los
V. Valor nominal habitantes de esta zona del Pacífico. En
Papúa-Nueva Guinea se combinaban a
Denominación de valor veces con el rongo*, aumentando así
Nombre con el que se conocen los dis- su valor.
tintos valores que componen una serie Ref.: Quiggin (1963: 180-183); Dinero exótico
monetal. (2001: 89); Esto es dinero (2001: 49-50, figs. 38-39)

Depreciación Dicalco
Pérdida o disminución del valor de una Moneda* griega de bronce* con valor
moneda*, generalmente por su excesiva de dos calcos*.
abundancia. 65
Ref.: Meurice (1985: 72); Gil Farrés (1993: 15) Didracma
Moneda* griega de plata* u oro* con va-
Desmonetización lor de dos dracmas (2)*.
Retirada de una moneda* de la circula- [Fig. 14]
ción*, eliminando así su valor nominal*
y su poder liberatorio*. Dieciocheno
Moneda* valenciana (dihuité) de plata*,
Ref.: Meurice (1985: 70)
llamada así por su valor de dieciocho
dineros (2)*. Fue acuñada desde la épo-
Devaluación
ca de Juan I (1387-1396) hasta princi-
Modificación del patrón monetario* con
pios del siglo XVIII.
el objetivo de rebajar el valor legal de
[Fig. 160]
una moneda* en relación al oro*, la pla- Ref.: Mateu (1946: Voz dihuité)
ta* u otras monedas.
Ref.: Meurice (1985: 73) Dieciséis maravedís
Moneda* de cobre* con valor de dieci-
Dextans séis maravedís*.
Moneda* romana republicana de bronce*
con valor de diez uncias (2)*. Fue emitida Dieciséis pesos
ocasionalmente a finales del siglo III a.C. Moneda* de oro* con valor de dieciséis
Ref.: Crawford (1974: 6); Amandry (2001: Voz pesos (2)*, acuñada durante el reinado
dextans) de Isabel II para Puerto Rico y Filipinas.
Dieciseisavo de baht Diez centavos
V. Sik Moneda fraccionaria* contemporánea
con valor de diez centavos*.
Dieciseisavo de quirate
Moneda* almorávide de plata* con va- Diez céntimos
lor de un cuarto de quirate*. Moneda fraccionaria* contemporánea
con valor de diez céntimos*.
Diente [Fig. 175]
Cada uno de los cuerpos duros que,
engastados en las mandíbulas del ser Diez céntimos de escudo
humano y de muchos animales, sirven Moneda* de cobre*, perteneciente al
como órganos de masticación o de de- sistema del escudo (3)* (1864-1868) de
fensa. En varias regiones del mundo, Isabel II, con valor de diez céntimos de
especialmente en Oceanía, se cono- escudo*.
ce el uso como dinero (1)* de dientes
de animales, sobre todo de los de pe- Diez céntimos de euro
rro, cerdo, jabalí y ballena. La sarta de Moneda fraccionaria* con valor de diez
cuentas* de las Islas Salomón, llamada céntimos de euro*.
rongo*, solía combinarse con dientes de
animales; además, la propia unidad del Diez céntimos de real
sistema equivalía a un diente de mar- Moneda* castellana de cobre* pertene-
sopa. En el caso del archipiélago mela- ciente al sistema del real (2)* de Isabel
nesio de Vanuatu (antiguas Nuevas Hé- II, que, con valor de diez céntimos de
bridas), el sistema dinerario se basaba real*, se acuñó entre 1854 y 1864.
en una especie de cerdo caracterizada
66 por sus colmillos curvos; el instrumento
Diez doblas
de pago era el animal, pero su valor se
Moneda* medieval castellana de oro*
calculaba en función de sus colmillos,
con valor de diez doblas (2)*.
existiendo diferentes denominaciones
según su medida y grado de curvatura.
Diez ducados
Algunos indios de las llanuras norte-
Moneda* de oro* con valor de diez du-
americanas utilizaban caninos de wapiti
cados (3)*.
(cervus canadiensis), que aún estaban
en uso a fines del siglo XIX, equivalien-
Diez enriques
do a veinticinco centavos* cada uno.
Moneda* de oro*, acuñada por Enrique
Ref.: Einzig (1956: 44, 58-60, 67-72, 75-79,
88-90); DRAE (1992: Voz diente [1]); Esto
IV de Castilla (1454-1474) con valor de
es dinero (2001: 38); Kroustallis (2008: Voz diez enriques*.
diente)
Diez escudos
Diez áureos Moneda* de oro* con valor de diez es-
Moneda* romana de oro*, equivalente cudos (3)*, acuñada en época de Isabel
a diez áureos*. Este raro múltiplo*, de II entre 1864 y 1868.
gran tamaño y considerable valor, era
una pieza de ostentación, utilizada como Diez excelentes de la granada
presente diplomático o para obsequiar a Moneda* de oro* de los Reyes Católi-
personas cercanas al emperador, funcio- cos, acuñada a partir de 1497 con valor
narios y oficiales de alto rango. de diez excelentes de la granada*.
Diez mil pesetas de del latín denarius, denario*. Base
Moneda* conmemorativa española, con del sistema monetario, equivalía, en re-
valor de diez mil pesetas*, acuñada en lación legal, a diez dirhames (2)*. Las
oro* y en plata* entre 1989 y 2001. diversas dinastías del mundo islámico
Ref.: Aledón (2002: 100-158) han acuñado divisores*, como el me-
dio, tercio, cuarto y octavo de dinar, y
Diez pesetas múltiplos*, como el doble dinar, o do-
Moneda* española con valor de diez bla (1)*. Se denomina así, además, a la
pesetas*. Fue acuñada en 1878 y 1879, moneda fraccionaria* de Irán, centési-
excepcionalmente, en oro* y, a partir de ma parte del rial*, y a la actual unidad
1983, en cuproníquel*. Dejó de emitirse monetaria de Argelia, Bahrein, Bosnia-
en 2000, aunque circuló hasta 2002, año Herzegovina, Croacia, Irak, Jordania,
de la implantación del euro*. Kuwait, Libia, Sudán, Túnez, Serbia
(hasta 1943), Yemen y Yugoslavia, entre
Ref.: Aledón (2002: 45, 90, 94)
otros países.
V.a. Piastra (1)
Diez principats [Figs. 75, 77 y 84]
Moneda* catalana de oro*, acuñada en Ref.: Mateu (1946: Voz dinar); VV.AA. (1991:
1493 por Fernando II de Aragón con 222); Amandry (2001: Voz dinar); Esto es dinero
valor de diez principats*. (2001: 122)

Diez reales Dinarín


Moneda* catalana de plata*, con valor de Moneda* de oro* de forma cuadrada, frac-
diez reales (2)*, acuñada durante el le- ción* del dinar (2)*, acuñada en el Reino
vantamiento de Cataluña (1640-1652). En de Granada por las dinastías nazaríes.
el anverso* muestra el busto del rey fran- [Fig. 83]
67
cés Luis XIV, flanqueado por la marca de Ref.: Rodríguez Lorente (1983: 81)
valor* (X-R). En el reverso* se representa
una cruz, similar a la de los croats*. Diner de doblenc
[Fig. 158]
V. Dinero de duplo
Ref.: Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: 156-157)
Diner de quatern
Diez táleros V. Dinero de cuaterno
Moneda* de plata* con valor de diez
táleros*. Diner de tern
V. Dinero de terno
Dihuité
V. Dieciocheno Dineral
V. Pesa dineral
Dinar (1)
Unidad ponderal* y moneda de cuenta* Dinero (1)
islámica. Desde un punto de vista puramente
Ref.: Amandry (2001: Voz dinar) práctico, dinero es todo aquello que
nos permite adquirir bienes y pagar
Dinar (2) servicios. Aunque la actual concepción
Unidad monetaria* musulmana de oro*, del mundo e, incluso, la propia etimo-
inspirada en la moneda* bizantina de logía del término (deriva de denarius,
Heraclio I (610-641). El término proce- nombre latino de la moneda* de plata*
romana llamada denario*), nos llevan a Dinero (2)
pensar principalmente en monedas y bi- En general, moneda* de vellón* de dife-
lletes*, tanto ahora como en otras épocas rentes Estados de la Edad Media, entre
de la Historia han existido otras muchas ellos los reinos cristianos de la Penín-
formas de dinero. Así, hoy en día lo son sula Ibérica. Se acuñó también su mi-
los cheques, los abonos de transporte o tad, el óbolo (1)*, y en algunos luga-
las tarjetas telefónicas y, antes de la in- res, como los Países Bajos y Sicilia, el
vención de la moneda, y paralelamente doble dinero*. Ya en la Edad Moderna,
a ella en algunas sociedades, lo han sido el nombre se mantuvo para ciertas pie-
objetos y materias tan variadas como el zas de vellón o de cobre*. En época de
ganado, las conchas*, el cacao*, la sal* o Fernando VII se emitió en Mallorca la
los lingotes* y utensilios de metal*, pre- pieza de doce dineros*. Con frecuencia
cioso* o no, conocidos todos ellos con los documentos se refieren a estas mo-
la denominación de dinero tradicional*. nedas de poco valor como “menudos”
Además, en situaciones excepcionales (castellano) y “menuts” (catalán).
en las que fallaba el abastecimiento de
[Figs. 87, 90, 102 y 114]
moneda, tales como guerras y asedios, se Ref.: Mateu (1946: Voces dinero; menudo; men-
empleaban como dinero de emergencia* uts); Amandry (2001: Voces denier; dinero; men-
desde artículos cotidianos, como el jabón, ut); Esto es dinero (2001: 123)
los cigarrillos o los sellos de correos, has-
ta emisiones* locales en metal y papel*, Dinero (3)
como las de la Guerra Civil. Unidad en la apreciación de la ley* de
Ya que el aspecto y las propiedades físi- la plata* que, siendo pura, se consi-
cas de todos estos productos son tan di- dera dividida en 12 partes; cada una
ferentes, la definición del dinero ha de de éstas se subdivide, a su vez, en 24
68 basarse en el papel que éste cumple en granos (2)*.
la sociedad que lo utiliza. Cuatro serían, Ref.: Mateu (1946: Voz dinero)
por tanto, las funciones clásicas: servir
como patrón de valor y unidad de medi- Dinero barco
da, procediendo como una noción con- V. Nén bac
table que permita calcular el coste de
las cosas; operar como instrumento de
Dinero caja
pago para satisfacer servicios, deudas o
V. Lingote “caja rectangular”
tributos; ejercer de medio de cambio,
como intermediario en las transaccio-
Dinero campana
nes comerciales; y, por último, actuar
como reserva de bienes, con el fin de V. Esquila de búfalo
ahorrar y atesorar riqueza. En el sistema
económico actual se usan los mismos Dinero “cañón”
elementos para prácticamente todas las V. Cañón en miniatura
funciones, pero en otras épocas y cul-
turas no hubo un dinero de uso general Dinero cornado
para todas estas actividades, sino que V. Cornado
se utilizaron distintos tipos según el
propósito al que se destinaban. Dinero de cuaterno
V.a. Dinero tradicional
Moneda* de vellón*, acuñada en Bar-
Ref.: Alfaro (1996: 11-12); Esto es dinero (2001: celona por Alfonso II de Aragón a fina-
15-16) les del siglo XII. Llamada así por tener
cuatro dineros (3)* de ley*. También se Dinero seisén
emitieron óbolos (1)*. V. Seisén
Ref.: Mateu (1946: Voz dinero de quatern); Cam-
po, Estrada-Rius y Clua (2004: 84) Dinero silla
V. Lingote “silla de montar”
Dinero de duplo
Moneda* de vellón* acuñada por Jaime Dinero tambor
I de Aragón entre 1222 y 1258, fecha en V. Mantou
que fue sustituida por el dinero de terno*.
Llamada así por tener dos dineros (3)* de Dinero tornés
ley*. También se emitieron óbolos (1)*. Moneda* de vellón* acuñada, a partir
Ref.: Mateu (1946: Voz doblenca, moneda); Cam- de Felipe Augusto (1180-1223), por los
po, Estrada-Rius y Clua (2004: 85; 87-88, nº 5) reyes medievales franceses siguiendo el
tipo* de Tours, derivado de la puerta de
Dinero de terno la ciudad que aparecía en las piezas de
Moneda* de vellón* acuñada en la Co- época de Carlomagno.
rona de Aragón en época de Jaime I, a V.a. Tornés
partir de 1258 y hasta 1276. Llamada así Ref.: Mateu (1946: Voz denier tournois); Aman-
por tener tres dineros (3)* de ley*. Tam- dry (2001: Voz tournois)
bién se emitieron óbolos (1)*.
Ref.: Mateu (1946: Voz dinero de terno barcelonés); Dinero tradicional
Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: 85, 133-134) Concepto que engloba todos aquellos
elementos que a lo largo de la Historia
Dinero jaqués han sido utilizados como dinero (1)*,
Nombre genérico de la moneda* de ve- tanto antes como después de la intro-
llón* del Reino de Aragón durante la ducción de la moneda* en una deter- 69
Edad Media. minada comunidad. Su origen está en
Ref.: Mateu (1946: Voz dinero jaqués) la necesidad, desde la Antigüedad, de
facilitar el comercio y superar las difi-
Dinero novén cultades del trueque de productos, así
V. Novén como de solventar otras situaciones re-
lacionadas con la esfera religiosa, social
Dinero piedra (1) y política, tales como los pagos de sa-
V. Fae larios, tributos, multas, deudas de gue-
rra y dotes matrimoniales. En el sistema
Dinero piedra (2) económico actual, estas funciones se
V. Piedra de Togo satisfacen con el mismo objeto, pero en
el caso del dinero tradicional se puede
Dinero pluma recurrir a diferentes modalidades, se-
V. Tevau gún sea el fin al que se destina.
Se ha empleado como dinero todo tipo
Dinero prieto de metales*, bien al peso, bien manu-
Moneda* castellana de vellón*, acuñada facturados en forma de armas, utensi-
en 1258 por Alfonso X y llamada así lios u ornamentos, productos agrícolas,
por el color oscuro que le daba la ma- tales como cacao*, cereales, tabaco y
yor proporción de cobre* y la falta de té*, animales de especies muy variadas
blanqueo final. e, incluso, piezas de tela*. En general, re-
Ref.: Mateu (1946: Voz dinero prieto) sultan idóneos aquellos objetos que re-
únen las características de ser manejables, Dirham (1)
duraderos, difíciles de falsificar y fáci- Unidad ponderal* y moneda de cuenta*
les de reconocer, transportar, contar, islámica.
pesar y/o dividir. Lo esencial es que Ref.: Amandry (2001: Voz dirhem ou dirham).
posean un valor convenido por la
comunidad que los utiliza, ya sea de Dirham (2)
tipo material, social o sagrado, ya que Moneda* musulmana de plata*, acuñada
probablemente fue este aprecio el que desde los inicios del Islam. El término
condujo progresivamente a su empleo deriva de la palabra griega dracma (2)*.
como reserva de riqueza, referencia de Las diversas dinastías del mundo islámi-
valor e instrumento de pago. De cual- co han emitido divisores*, tales como el
quier modo, todos ellos expresan la medio, el cuarto y el octavo de dirham,
mentalidad de las gentes que los usa- así como múltiplos*. En países como
ron y permiten aproximarse a su cultu- los Emiratos Arabes, Irak, Jordania y
ra, su sistema político-económico y su Marruecos, es, además, el nombre que
tecnología. recibe la moneda fraccionaria*. Aparece
La visión evolucionista del mundo oc- citado como “dirhem” en la bibliografía
cidental ha llevado a la utilización de más antigua.
términos como “premoneda”, “paleo- V.a. Quirate
moneda”, “moneda no convencional”, [Figs. 78, 82 y 85]
“dinero primitivo” e, incluso, “dinero Ref.: Mateu (1946: Voz dírhem); VV.AA. (1991:
223); Amandry (2001: Voz dirhem ou dirham).
curioso” o “dinero extraño” para refe-
rirse a todos estos instrumentos dine-
Dirhem (1)
rarios ajenos a la moneda. Algunas de
V. Dirham (1)
estas expresiones identifican el dinero
70 con la moneda, término mucho más
Dirhem (2)
restrictivo, o simplemente, presuponen V. Dirham (2)
una progresión cronológica lineal y un
cierto desprecio por todo lo que no se Dishekel
ajusta a los modelos europeos. Para evi- Moneda* fenicio-púnica de plata* con
tar este sesgo peyorativo, se prefieren valor de dos shekels (2)*.
las expresiones “dinero tradicional” e
[Fig. 52]
“instrumento dinerario”, que engloban
tanto las formas antiguas y tradicionales
Divisor
como las modernas.
V. Moneda fraccionaria
V.a. Dinero (1); Moneda de la tierra; Sal; Vidrio
Ref.: Beltrán (1950: 14-23); Dalton (1965: 44); Diwarra
Polanyi (1976: 310-311); Meurice (1985: 143); Gil
Farrés (1993: 57-60); Alfaro (1996: 11-12, 15-16);
Ristra de conchas*, generalmente de la
Amandry (2001: Voz monnaies traditionnelles); especie Nassa camelus, ensartadas en
Esto es dinero (2001: 15-16, 24-26) una fibra vegetal* rígida que permitía
ser cortada con facilidad en la longitud
Dinero zapato deseada. Propia de la isla melanésica
V. Yuanbao de Nueva Bretaña, en el archipiélago
Bismarck, es una de las formas más co-
Dióbolo nocidas de dinero tradicional* y uno de
Moneda* griega de plata* equivalente a los mejores ejemplos de objetos utili-
dos óbolos (2)*. zados según las funciones clásicas del
dinero (1)*, a modo de medio de in- [Figs. 92 y 93]
tercambio, patrón de medida y reserva Ref.: Mateu (1946: Voces dobla; dobla castella-
na); Amandry (2001: Voz dobla); Esto es dinero
de riqueza. Con el diwarra se podían (2001: 125-126)
hacer todo tipo de transacciones, desde
adquirir artículos de poco valor hasta Dobla de la banda
efectuar pagos ceremoniales. Dobla (2)* de Juan II de Castilla (1406-
[Fig. 194] 1454), llamada así por mostrar en el
Ref.: Quiggin (1963: 149-155); Van Erve (1997:
28); Dinero exótico (2001: 25); Esto es dinero
anverso* el escudo de la Orden de la
(2001: 46, fig. 32; 159, nº 47) Banda, con la banda engolada saliendo
de la boca de dos dragones o leones.
Dobla (1) [Fig. 98]
Nombre dado en Castilla a la moneda*
almohade y nazarí de oro* cuyo peso, Doble alfonsino
de 4,60 g, correspondía al doble dinar Moneda* medieval con valor de dos al-
(1)*. Como tipo* característico, tanto fonsinos*.
en anverso* como en reverso*, muestra
un cuadrado que divide el campo* en Doble bolognino
cuatro orlas* y que encierra, en varias Moneda* acuñada en Bolonia (Italia)
líneas, la leyenda* central. También se con valor de dos bolognini*.
acuñaron semidoblas*, aunque con ca-
rácter excepcional. Doble cagliarese
[Fig. 80] Moneda* de vellón* o de cobre*, acuña-
Ref.: Amandry (2001: Voz dobla) da en Cagliari (Cerdeña) con valor de
dos cagliaresi*.
Dobla (2) 71
Moneda* medieval cristiana de oro*, en Doble carlino
origen adaptación de la dobla (1)* almo- Moneda* de plata* con valor de dos car-
hade. Fue introducida en Castilla por Fer- linos*.
nando III (1230-1252), perdurando hasta
la reforma monetaria llevada a cabo por Doble castellano
los Reyes Católicos en 1497. A lo largo V. Excelente
del tiempo, la dobla cristiana recibió po-
pularmente diversos apelativos: enrique* Doble corona
(en época de Enrique IV), dobla ecuestre Moneda* con valor de dos coronas*.
(presenta el rey a caballo como tipo* de
anverso*), dobla de la banda* (muestra Doble coronat
el escudo con la banda engolada), dobla Moneda* de vellón*, acuñada en los reinados
de cabeza (cuenta con el busto del rey de Juan I (1387-1396) y Martín I (1396-1410)
en el anverso), y castellano* (castillo en de Aragón con valor de dos coronats*.
anverso y león en reverso*), especialmen-
te en época de Enrique IV. Por su equi- Doble daeldre
valencia, según la época, adoptó además Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
el nombre de dobla de 40, 35, 20 y 15 ses Bajos en los siglos XVI y XVII con
maravedís*. En ocasiones, se emitieron valor de dos daeldres*.
múltiplos* de cincuenta, veinte, diez,
cinco y dos doblas, así como medios y Doble dinero
cuartos de dobla. Moneda* de vellón*, acuñada en los
Países Bajos y Sicilia durante la Edad les en época de Federico III de Aragón
Media con valor de dos dineros (2)*. (1495-1502) con valor de dos sestinos*.

Doble ducado Doble silicua


Moneda* de oro* con valor de dos du- Moneda* romana y bizantina de plata*
cados (3)*. con valor de dos silicuas*, creada a me-
diados del siglo IV.
Doble ducatón
Moneda* de plata*, acuñada en Milán y Doble soberano
Brabante con valor de dos ducatones*. Moneda* inglesa de oro* con valor de
[Fig. 182] dos soberanos*.

Doble sólido
Doble florín
Moneda* romana de oro* con valor de
Moneda* de oro* con valor de dos flo-
dos sólidos (1)*.
rines (1)*.
[Fig. 45]

Doble golpe de martillo


Defecto de acuñación (2)* consistente Doble victoriato
en un efecto de “doble imagen” en el Moneda* de plata* de la República Ro-
tipo* de la moneda* o medalla*. Esta mana con valor de dos victoriatos*.
anomalía es propia de la acuñación a
Dobler
martillo* y se produce cuando el cos-
V. Doblero
pel* se desliza ligeramente entre los cu-
ños* después del primer golpe.
Doblero
Ref.: Meurice (1985: 76); Morrison (1992: 64); Gil
72 Moneda* de vellón*, con valor de dos
Farrés (1993: 100)
dineros (2)*, acuñada en Mallorca y
Barcelona durante la Edad Media, y
Doble gros
en Mallorca e Ibiza en los siglos XVI
Moneda* de plata* con valor de dos
y XVII.
groses*.
[Fig. 104]
Ref.: Mateu (1946: Voz dobler); Campo, Estrada-
Doble litra Rius y Clua (2004: 94, 102)
Moneda* griega y romana, de época an-
tigua, con valor de dos litras*. Doblón
Nombre que se daba a la moneda* espa-
Doble parisino ñola de oro* de dos escudos (3)*. También
Moneda* de vellón*, acuñada por Car- se usó como término genérico para la mo-
los II de Navarra (1349-1387). neda de oro; así, por ejemplo, se utiliza-
Ref.: Mateu (1946: Voz parisis) ban expresiones como doblón de a cua-
tro (cuatro escudos*), doblón de a ocho
Doble principat (ocho escudos* u onza (2)*), o, en época
Moneda* catalana de oro*, acuñada en de Isabel II, doblón de cien reales*.
1493 por Fernando II de Aragón con V. Dos escudos
valor de dos principats*. Ref.: Mateu (1946: Voz doblón)

Doble sestino Doblón de a cuatro


Moneda* de vellón*, acuñada en Nápo- V. Cuatro escudos
Doblón de a ocho Ref.: Mateu (1946: Voz doppia); Amandry (2001:
V. Ocho escudos Voz doppia)

Doblón de cien reales Dos áureos


Moneda* castellana de oro*, acuñada Moneda* romana de oro*, equivalente a
entre 1850 y 1851 por Isabel II. dos áureos*. Este raro múltiplo*, de gran
tamaño y considerable valor, era una
Doce dineros pieza de ostentación, utilizada como
Moneda* de vellón*, acuñada en Mallor- presente diplomático o para obsequiar
ca en época de Fernando VII con valor a personas cercanas al emperador, fun-
de doce dineros (2)*. cionarios y oficiales de alto rango.
[Fig. 39]
Dodecadracma
Moneda* griega de plata* con valor de Dos bahts
doce dracmas (2)*. Moneda* del antiguo reino de Siam
(actual Tailandia) con valor de dos
Dodrans bahts (2)*. Pertenece al sistema del pot
Moneda* romana republicana de bron- duang*.
ce*, con valor de nueve uncias (2)*. Fue
emitida sólo en 127 y 126 a.C. Dos centavos
Ref.: Mateu (1946: Voz dodrans); Crawford (1974: Moneda fraccionaria* contemporánea
6); Amandry (2001: Voz dodrans) con valor de dos centavos*.

Dólar Dos céntimos


Unidad monetaria* de diversos países Moneda fraccionaria* contemporánea
del mundo, entre ellos Australia, Nueva con valor de dos céntimos*. 73
Zelanda, Barbados, Belice, Bermudas,
Bahamas, Jamaica, Guyana, Brunéi, Dos céntimos de euro
Malasia, Singapur, islas Caimán, islas Moneda fraccionaria* con valor de dos
Cook, islas Fidji, islas Salomón, Trini- céntimos de euro*.
dad y Tobago, Libia, Etiopía, Namibia,
Zimbabue, Liberia, Canadá y Estados
Dos céntimos y medio de escudo
Unidos, donde fue creada en 1792. El
Moneda* de cobre*, perteneciente al
nombre proviene de la palabra inglesa
sistema del escudo (3)* (1864-1868) de
dollar, y ésta, a su vez, de la alemana
Isabel II, con valor de dos céntimos y
thaler, táler*.
medio de escudo*.
Ref.: Mateu (1946: Voz dollar); Amandry (2001:
Voz dollar)
Dos cornados
Dollera Moneda* navarra de vellón*, acuñada
V. Táler en la Edad Moderna con valor de dos
cornados*.
Doppia
Término genérico italiano para designar Dos cruzados
una moneda* de oro* con valor de dos Moneda* portuguesa de oro*, con valor
escudos (2)*. Numerosas ciudades y Es- de dos cruzados (2)*, emitida por Felipe
tados han emitido piezas de este tipo, II en el siglo XVI.
como la acuñada por Carlos V en Milán. Ref.: Mateu (1946: Voz cruzados)
Dos cuartos y entre 1982 y 1984.
Moneda* española de cobre* con valor Ref.: Aledón (2002: 23, 89)
de dos cuartos (1)*.
[Fig. 152] Dos pesetas y media
Moneda* española con valor de dos pe-
Dos décimas setas* y media. Fue acuñada, en plata*,
Moneda* castellana de cobre*, pertene- en época de José I Napoleón (1808-
ciente al sistema de 1848-1864 (Isabel II), 1813) y, en aleación* de diversos meta-
con valor de dos décimas (2)*. les*, durante la Guerra Civil, en 1944 y
entre 1953 y 1971.
Dos enriques Ref.: Aledón (2002: 65-70, 74)
Moneda* de oro*, acuñada por Enrique
IV de Castilla (1454-1474) con valor de Dos pesos
dos enriques*. Moneda* de oro* con valor de dos pe-
sos (2)*, acuñada durante el reinado
Dos escudos de Isabel II para Puerto Rico y Fili-
Moneda* de oro* con valor de dos escu- pinas.
dos (3)*, acuñada a partir de Felipe II.
Recibió también el nombre de doblón*. Dos reales
[Fig. 146] Moneda* castellana de plata* con va-
Ref.: Mateu (1946: Voz escudo) lor de dos reales (2)*, acuñada por los
Austrias y los Borbones. Las piezas
Dos euros castellanas emitidas en Barcelona du-
Moneda* con valor de dos euros*. rante la Guerra de Sucesión, a finales
74 del siglo XVII, también recibieron el
Dos excelentes de la granada nombre de pesset, peseta*. Esta mo-
Moneda* de oro* de los Reyes Católi- neda aparece citada a menudo como
cos, acuñada a partir de 1497 con valor “real de a dos”.
de dos excelentes de la granada*.
V.a. María
[Fig. 126] [Fig. 149]
Ref.: Mateu (1946: Voz real de a dos)
Dos maravedís
Moneda* de cobre* con valor de dos Dos sueldos
maravedís*, equivalente al ochavo (2)* Moneda* de plata* con valor de dos
y al octavo de real*. sueldos (2)*.

Dos mil pesetas Dos táleros


Moneda* conmemorativa española con Moneda* de plata* con valor de dos
valor de dos mil pesetas*, acuñada en táleros*.
plata* entre 1989 y 2001.
Ref.: Aledón (2002: 100-158) Doscientas pesetas
Moneda* española con valor de dos-
Dos pesetas cientas pesetas*. Fue acuñada en cupro-
Moneda* española con valor de dos níquel* desde 1986. Dejó de emitirse en
pesetas*. Fue acuñada, en plata*, desde 2000, aunque circuló hasta 2002, año de
1869 hasta 1905 y, en aleación* de di- la implantación del euro*.
versos metales*, durante la Guerra Civil Ref.: Aledón (2002: 90, 97-98)
Dracma (1) 1284, a las monedas de oro, acuñadas ini-
Unidad monetaria* de Grecia moderna, cialmente en Venecia e imitadas después
desde 1833 hasta la implantación del por diferentes Estados europeos.
euro*. Se dividía en cien leptones (1)*. [Fig. 139]
Ref.: Amandry (2001: Voz drachme) Ref.: Mateu (1946: Voz ducado); Gil Farrés (1976:
245); Amandry (2001: Voces ducat; ducato); Esto
es dinero (2001: 128)
Dracma (2)
Unidad de la moneda* griega de plata* en Ducado (3)
la Antigüedad, con un valor de seis óbolos Moneda* de oro* introducida en Aragón
(2)*. Tenía, como principales múltiplos*, por Juan II hacia 1475 y, en Castilla, por
la didracma* (dos dracmas), la tridracma* los Reyes Católicos en 1497, siendo co-
(tres), la tetradracma* (cuatro) -la más nocida como excelente de la granada*.
acuñada y popular en el mundo griego-, Se conocen múltiplos* de dos (doble
la pentadracma* (cinco), la hexadracma* ducado*), cuatro, diez, veinte, cincuen-
(seis), la octodracma* o mnaieion (ocho), ta y cien ducados, así como divisores*
la decadracma* (diez) y la dodecadracma* de cuarto y medio ducado.
(doce), y, como divisores*, la hemidracma*
[Figs. 109, 119 y 250]
o trióbolo* (mitad), el dióbolo* (tercio), el Ref.: Mateu (1946: Voz ducado); Gil Farrés (1976:
óbolo* (sexto) y el hemióbolo* (doceavo). 245); Amandry (2001: Voz ducat); Esto es dinero
También se emitieron dracmas en oro*, (2001: 128)
con distintos valores. Etimológicamente,
la palabra significa “puñado” (drachmé), Ducado (4)
haciendo referencia a los seis obeloi (asa- Moneda* de plata* de unos 28,75 g,
dores de carne utilizados como dinero (1)* acuñada en Nápoles y Sicilia bajo los
en la antigua Grecia) que podían cogerse Austrias y equivalente a diez carlinos* o
a cien granos (1)*. También se emitió el 75
con una mano.
[Figs. 5 y 50] medio ducado (2)*, llamado cianfrone*.
Ref.: Mateu (1946: Voz dracma); Gimeno (1976: Ref.: Gil Farrés (1976: 468-470)
37-38); Melville Jones (1986: Voz drachma);
VV.AA. (1991: 223); Amandry (2001: Voz drach-
me); Esto es dinero (2001: 82, 117)
Ducatón
Moneda* de plata* de diferentes Estados
Ducado (1) italianos durante los siglos XVI y XVII.
Moneda de cuenta* española de los si- Corresponde al múltiplo* de la unidad
glos XVI al XVIII, con diversas equiva- de plata del sistema monetario coetá-
lencias según las épocas. neo. En Milán, fue acuñada por Carlos
V, Felipe II, Felipe III y Felipe IV y, en
Ref.: Mateu (1946: Voz ducado)
Brabante, por los archiduques Alberto e
Isabel, Felipe III y Felipe IV. Se emitie-
Ducado (2)
ron dobles, triples y medios ducatones.
Nombre dado a numerosas monedas* de
oro* y plata* en Europa. En sus orígenes V.a. Filipo
[Fig. 185]
fue una moneda de plata, acuñada por Ref.: Mateu (1946: Voz ducatón), Amandry (2001:
Roger II de Sicilia en 1140 para el duca- Voces ducaton; ducatone)
tus Apuliae, de donde proviene la deno-
minación. Con posterioridad, los tipos* de Duplo
esta pieza fueron copiados en el grosso* Término convencional para designar
de plata, emitido en 1202 por Venecia. Fi- al múltiplo* equivalente al doble de la
nalmente, dicho nombre se aplicó, desde unidad*.
[Fig. 56]
Ref.: Alfaro (1998: 54)

Dupondio
Moneda* romana de bronce* o latón*,
duplo* del as*. El nombre deriva de
las palabras latinas duo (dos) y pon-
dus (peso (3)*). Se acuñó hasta el siglo
III d.C. Durante la República llevaba la
marca de valor* II, pudiéndose diferen-
ciar el dupondio de época imperial por
su metal* (latón) y por su tipo* de an-
verso* (cabeza de emperador con coro-
na radiada).
[Fig. 30]
Ref.: Mateu (1946: Voz dupondio); Melville Jones
(1990: Voz dupondius); Amandry (2001: Voz du-
pondius)

Duro (1)
Moneda obsidional* de plata* emitida
en Gerona y Tortosa en 1808 a nombre
de Fernando VII. Es la única pieza en
la que la expresión “Un duro” aparece
como marca de valor*.
[Fig. 167]
76 Ref.: Dasí (1950, IV: 29-31, 40-41); Amandry
(2001: Voz duro); Esto es dinero (2001: 131)

Duro (2)
V. Ocho reales

Duro (3)
V. Cinco pesetas
E
Ecu la segunda mitad del siglo XIX.
77
Moneda de cuenta*, propia de los países Ref.: Gimeno (2001: 16, 29-30, 131, 134)
miembros de la Comunidad Económica
Europea desde 1979 hasta 1995, fecha Electro
en que fue sustituida por el euro*. Nun- Mineral de plata* y oro*, de donde se
ca se emitieron billetes* ni se acuñaron solía extraer ambos metales*. El mismo
monedas* en esta unidad, salvo con ca- nombre se daba también a la aleación*
rácter conmemorativo. Su nombre es el de cuatro partes de oro y una de plata.
acrónimo de European Currency Unit Fue empleado por los lidios, en cuyo
(Unidad Monetaria Europea). territorio se encontraba en estado na-
Ref.: Amandry (2001: Voz euro) tural, para acuñar las primeras mone-
das*, probablemente a finales del siglo
Editor VII a.C.; después, la aleación natural se
En Numismática*, persona o entidad imitó artificialmente. En la Antigüedad,
que fabrica medallas*, generalmente el electro fue utilizado especialmente
por encargo, tanto de instituciones pú- por griegos y cartagineses y, en la Edad
blicas como de fundaciones privadas. Media, por los bizantinos.
En España, la generalización de la acu- Ref.: Morales y Salazar (1986: 18); Melville Jo-
nes (1986: Voz electrum; 1990: Voz electrum);
ñación industrial*, así como la prolife- DRAE (1992: Voz electro [2]); Gil Farrés (1993:
ración de la medalla académica y la 56); Kroustallis (2008: Voz electro)
extensión de su uso a cualquier tipo
de conmemoración provocó la exten- Electrum
sión de la figura del editor a partir de V. Electro
Emisión Presenta, en el anverso*, al monarca
Puesta en circulación* de monedas* o entronizado y, en el reverso*, el cuar-
billetes*, siendo oficial, o de curso le- telado de castillos y leones. También se
gal, aquélla autorizada por el Gobier- emitieron piezas de medio, dos, cinco,
no de un Estado, según sus instruccio- diez y cincuenta enriques.
nes. Estas emisiones pueden utilizarse [Fig. 99]
para cualquier operación en el ám- Ref.: Mateu (1946: Voz enrique); Amandry (2001:
Voz enrique)
bito territorial del Estado, quedando
automáticamente convertidas en di-
nero (1)*. En la literatura numismáti- Ensayador
ca también se usa este término para Funcionario de la ceca* encargado de
denominar los conjuntos de monedas vigilar la composición y pureza del me-
acuñadas con características físicas y tal* y de establecer las aleaciones* ne-
tipológicas similares. cesarias para la acuñación (2)* de las
emisiones* monetarias. En España, en
V.a. Falsificación; Moneda falsa
Ref.: Gil Farrés (1966: 1, 13; 1976: 63); Meuri- la Corona de Aragón, frecuentemente
ce (1985: 82); Gil Farrés (1993: 13-14); Amandry se incluía la marca del maestro de ceca*
(2001: Voz émission) como garantía de control, mientras que
en la Corona de Castilla sólo a partir de
Emisión de emergencia 1497 se impuso obligatoriamente gra-
V. Moneda de necesidad bar, en las monedas* de oro* y plata*,
una marca* que identificara al ensaya-
Emisión de necesidad dor, medida que acabó extendiéndose
V. Moneda de necesidad al resto de las cecas. Aunque al princi-
pio se utilizaron diversos símbolos*, a
78
Emisor lo largo del siglo XVI éstos fueron sus-
Autoridad que crea y pone en circula- tituyéndose por iniciales.
ción*, según sus propias instrucciones y Ref.: Morales y Salazar (1986: 18); VV.AA. (1987:
de manera oficial, la moneda* y el papel 221); Pellicer (1997: 21-24); Torres (2002: 177,
moneda* de curso legal en un determi- 180-184)
nado territorio. El emisor puede tratarse,
según las circunstancias políticas en cada Ensaye
caso, de una persona (un rey, un manda- Operación que permite comprobar la
tario eclesiástico, un jefe militar, etc.) o proporción cuantitativa de los metales*
de una entidad geopolítica (la República, de una moneda*.
el Estado, la Ciudad-Estado, etc.). Ref.: Meurice (1985: 86-87); Gil Farrés (1993:
69); Torres (2002: 180-184)
Engi tsuho
Una de las “doce monedas* dinásticas” Epígrafe
(jiuni sen*), emisiones* japonesas que V. Leyenda
imitan las piezas chinas tipo cash*.
Fue acuñada por el Gobierno imperial Error
en 907. Cualquier alteración de los elementos
Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen) formales de la moneda de curso legal*.
Ref.: Beltrán (1989: 126)
Enrique
Nombre dado a la dobla (2)* acuñada Escalín
por Enrique IV de Castilla (1454-1474). Nombre derivado del inglés shilling
que designa a la moneda* de plata* escudos* (en los Países Bajos), cuatro
emitida en los Países Bajos en los siglos escudos* (doblón de a cuatro), ocho
XIII-XIX e imitada en algunas ciudades escudos* (onza (2)*), diez escudos*
italianas y a la moneda acuñada en el (en época de Isabel II) y cien escudos*
Franco Condado por los Archiduques (centén), y divisores* de cuarto y me-
Alberto e Isabel (1598-1621) a semejan- dio escudo (3)*.
za del chelín (2)* inglés. Ref.: Mateu (1946: Voz escudo); Morales y Sa-
Ref.: Mateu (1946: Voz escalín); Amandry (2001: lazar (1986: 19); VV.AA. (1988: 290); Amandry
Voz escalin) (2001: Voz escudo); Esto es dinero (2001: 129)

Escudo (1) Escudo blanco


Unidad monetaria* de Portugal (hasta la Escudo (2)* de plata* acuñado en Fran-
implantación del euro* en 2002), Chile cia en el siglo XVII.
(entre 1960 y 1975), Angola, Cabo Ver- Ref.: Mateu (1946: Voz écu blanc)
de y otros países.
V.a. Corona
Escudo de los Estados
Ref.: Mateu (1946: Voz escudo); Amandry (2001: En los Países Bajos, moneda* de plata*
Voz escudo) de Felipe II. También se acuñaron cuar-
tos y medios escudos de los Estados.
Escudo (2) Ref.: Mateu (1946: Voz escudo de los Estados);
Nombre genérico dado en las Edades Amandry (2001: Voz statendaalder)
Media y Moderna a diversas monedas*
de oro* y plata* que mostraban un es- Escudo de plata
cudo en una de sus caras*. En origen, En Italia, moneda* de plata* de Felipe
fue la moneda de oro (écu) de los reyes IV, con valor de cien y ochenta suel-
franceses, creada probablemente ha- dos*. También se acuñaron cuartos y 79
cia 1270 por Luis IX. A lo largo de su medios escudos de plata.
historia contó, además, con numerosos Ref.: Mateu (1946: Voz escudo)
sobrenombres, generalmente relaciona-
dos con su tipología, tales como escudo Escudo del sol
de la silla, escudo del sol*, escudo blan- En Francia, escudo (2)* de oro* intro-
co*, escudo de la corona, etc. ducido en 1475 por Luis XI y acuñado
V.a. Corona hasta 1654, llamado así por el pequeño
[Fig. 138] sol que aparece sobre el escudo coro-
Ref.: Mateu (1946: Voz escudo); Morales y Sala- nado de Francia en el anverso*.
zar (1986: 19); Amandry (2001: Voz écu)
Ref.: Mateu (1946: Voz écu au soleil); Amandry
(2001: Voz écu: écu d’or au soleil)
Escudo (3)
En España, moneda* de oro* de ley* de
Escudo Felipe
22 quilates*, introducida por Carlos V
Doble ducatón* emitido en los Países
en 1535 para sustituir al ducado (3)* y
Bajos por Felipe II. También se acuña-
sufragar los gastos de la expedición a
ron piezas con valor de un quinto, un
Túnez. En el anverso* presenta la cruz
décimo, un veinteavo y un cuarentavo
de Jerusalén y, en el reverso*, las ar-
de escudo Felipe.
mas de Castilla y León. Fue la unidad
V.a. Filipo
del sistema del oro hasta el reinado
Ref.: Mateu (1946: Voces escudo Felipe; Escu-
de Fernando VII. Se conocen múlti- dos felipes de plata; Felipe Daelder); Amandry
plos* de dos escudos* (doblón*), tres (2001: Voz filipsdaalder)
Espécimen Ref.: DRAE (1992: Voces estampar [1]; imprimir
[1]); Blas, Ciruelos y Barrena (1996: Voces estam-
Billete* de curso legal que lleva impresa
pación; estampar)
con tinta o perforada esta palabra (spe-
cimen, en inglés; spécimen, en francés)
Estampación calcográfica
y que se envía como muestra a institu-
V. Estampación en hueco
ciones financieras y Bancos Nacionales
con el fin de que sirva de referencia
Estampación en hueco
para información, consulta, estudio y
Arte de estampar con láminas metálicas
análisis.
grabadas. Los surcos abiertos por el gra-
V.a. Sello bador* se rellenan de tinta, eliminando
Ref.: Amandry (2001: Voz spécimen); http://
www.bde.es/billemone/glosario/glosario.htm el sobrante que pueda haber en la su-
(consultado el 9 de abril de 2009) perficie metálica no grabada. Al poner
en contacto la lámina entintada con una
Esquila de búfalo hoja de papel* y presionar, la tinta de
Esfera hueca de bronce* en forma de los surcos pasa a la estampa; de ahí que
cascabel, con abertura inferior y anilla la huella del metal* quede claramente
de suspensión, que, atada al pescuezo marcada en el papel. También recibe el
del búfalo, es utilizada a modo de es- nombre de estampación* calcográfica,
quila o cencerro. Este tipo de esquilas talla dulce e impresión baja.
constituyeron una modalidad de dinero Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 19); DRAE (1992: Voz
tradicional* en Brunéi (Borneo), siendo calcografía [1]); Blas, Ciruelos y Barrena (1996:
Voz estampación en hueco)
empleadas para transacciones comer-
ciales, pagos matrimoniales y compra
de esclavos. Existían distintas varieda- Estampación litográfica
des, cuyo valor dependía del peso, las Arte de dibujar en un soporte (piedra*
80
características y la antigüedad del mo- calcárea o lámina de cinc* o aluminio*)
delo. Su aprecio radicaba especialmen- preparado al efecto para reproducir,
te en la estimación del metal* y en su mediante impresión*, lo dibujado; el
relación simbólica con el búfalo, muy término se aplica también a cada una
importante en la isla como reserva de de las reproducciones así obtenidas.
valor. Su uso perduró hasta principios El soporte, fundamentalmente una pie-
del siglo XX. dra porosa, tiene la capacidad de ab-
sorber la tinta o el polvo del lápiz graso
Ref.: Quiggin (1963: 257); Opitz (1991: 27); Dine-
ro exótico (2001: 56); Esto es dinero (2001: 38, con el que se ha dibujado el motivo.
fig. 26; 159, nº 39) Tras someter el soporte a un tratamien-
to químico que permite fijar la zona di-
Estampación bujada, se entintan los trazos marcados
Conjunto de operaciones llevadas a y se presiona la hoja de papel* sobre el
cabo sobre un soporte o matriz*, entin- soporte, llevándose así a efecto la es-
tado y trabajado previamente a partir tampación*. A diferencia de otros tipos
de las técnicas del grabado*, la litogra- de estampación, la litografía es plana,
fía o la serigrafía, con el propósito de ya que la tinta se deposita en la superfi-
hacer posible que la imagen o el texto cie del soporte sin necesidad de rebajar
contenido en el mismo pueda ser im- ciertas zonas ni de incidir con ningún
preso repetidas veces. Tal acción suele tipo de instrumento; de ahí que el pro-
efectuarse presionando con una máqui- ceso no deje huella alguna del soporte
na o prensa*. en el papel.
Ref.: Ruiz y Alentorn (1974: 18); DRAE (1992: Voz diversos Estados medievales europeos.
litografía [1]); Blas, Ciruelos y Barrena (1996: Voz El adjetivo (“esterlina”) se aplicó, pos-
litografía)
teriormente, a la libra (3)* inglesa, bien
por el estornino (starling) que presen-
Estaño
taba en el reverso*, bien por su color
Metal* de brillo y color semejantes a los
plateado (sterling).
de la plata*, duro, dúctil y maleable. Se
V.a. Chelín (2); Libra (3); Soberano
funde con facilidad y resiste la intem- Ref.: Mateu (1946: Voces esterlín; esterlina);
perie sin oxidarse, pero ha sido escasa- Amandry (2001: Voces esterlin; sterling)
mente utilizado como metal monetario.
Ref.: Morales y Salazar (1986: 19); DRAE (1992: Euro
Voz estaño [1]); Kroustallis (2008: Voz estaño) Unidad monetaria* europea, en vigor
desde el 1 de enero de 1999. Su im-
Estátero plantación física, como unidad del sis-
Una de las denominaciones de valor* tema monetario de la mayoría de los
de la moneda* griega en la Antigüedad. países que forman parte de la Unión
En origen, designó a las primeras emi- Europea, se produjo el 1 de enero de
siones* en electro* acuñadas en Asia 2002; en España, no obstante, su cir-
Menor, aunque más tarde se aplicó a culación* transcurrió paralela a la de
monedas de oro* y plata*, emitidas por la peseta* hasta el mes de marzo de
diversas ciudades siguiendo diferentes dicho año. El Principado de Mónaco,
patrones metrológicos. Se dividía en la República de San Marino y el Estado
numerosas fracciones*, siendo las más de la Ciudad del Vaticano suscribieron
utilizadas el hemiestátero* (medio está- tratados aduaneros con la Unión Eu-
tero), el trité* (un tercio), el tetarté* (un ropea (Francia e Italia) por lo que, a
cuarto), el hecté* (un sexto), el hemite- pesar de no formar parte de la mis- 81
tarté* (un octavo) y el hemihecté* (un ma, se adhirieron al sistema del euro
doceavo). A veces, los estáteros reci- y lo adoptaron como moneda* oficial,
bían nombres derivados de sus emiso- estando autorizados a emitirlos, en su
res* o de sus tipos*, tales como dárico*, propio nombre, y a ponerlos en cir-
creseida*, filipo*, etc. culación. El sistema está formado por
[Figs. 1, 7, 9 y 207] billetes* de 500, 200, 100, 50, 20, 10 y 5
Ref.: Mateu (1946: Voz estátero); Gimeno (1976: euros y por monedas de dos y un euro
37-38); Melville Jones (1986: Voz stater); Aman- y de cincuenta, veinte, diez, cinco, dos
dry (2001: Voz statère)
y un céntimo de euro. El nombre alude
a la raíz de la palabra “Europa” y fue
Esterlín (1) elegido por su idéntico significado en
Durante la Edad Media, unidad pon- todas las lenguas comunitarias.
deral* de diferentes Estados europeos, Ref.: Amandry (2001: Voz euro); Esto es dinero
equivalente a un 1/26 de onza (1)*. (2001: 136)
Ref.: Mateu (1946: Voz esterlina); Amandry
(2001: Voz esterlin) Exagia
Juego de pesas* oficiales bizantinas,
Esterlín (2) destinadas a verificar las pesas* utiliza-
Dinero (2)* inglés, acuñado desde das en el comercio diario. Fueron am-
el reinado de Enrique II Plantagenet pliamente difundidas en Oriente, entre
(1180-1189) hasta principios del siglo los siglos IV y VI. Las pesas suelen lle-
XVI e imitado, por su enorme éxito, en var inscritas su valor en letras griegas,
referidas a libras (2)* o uncias (1)*. cobijado por el águila de San Juan en el
[Fig. 233] caso de los ejemplares de mayor valor.
Ref.: Mateu (1934: 13); Tesoros del Gabinete Nu- La granada que aparece en punta en el
mismático (1999: 174-175); Ramos (2003) escudo, alusiva a la conquista de Gra-
nada, da nombre a la moneda.
Excelente
[Figs. 127 y 253]
Moneda* de oro* de los Reyes Católi- Ref.: Mateu (1946: Voz excelente de la granada);
cos, unidad del sistema del oro de su Gil Farrés (1976: 380-381); Amandry (2001: Voz
primera reforma de la moneda castella- excelente)
na, acuñada, según las ordenanzas de
1475, hasta 1497. Este sistema mantenía Exergo
la metrología de la dobla (2)* o caste- Tanto en monedas* como en medallas*,
llano*, aunque tomando como referen- nombre que recibe la parte inferior del
cia de peso su doble (c. 9,20 g), por campo*, generalmente del reverso*,
lo que el excelente también fue cono- cuando está delimitada y separada del
cido como doble castellano. Esta pieza resto por una línea horizontal (línea de
presenta en el anverso* a los monarcas exergo).
entronizados y, en el reverso*, al águi- [Fig. 246]
la de San Juan, cobijando dos escudos Ref.: Gil Farrés (1966: 12; 1976: 63); VV.AA.
(1988: 290); Gil Farrés (1993: 20); Amandry
con las armas de Castilla y León y de (2001: Voz exergue)
Aragón y Sicilia. Se emitieron también
medios excelentes* (equivalentes al Eyrir
antiguo castellano) y cuartos de exce- Moneda fraccionaria* de Islandia (pl.
lente*, con los bustos afrontados de los aurar), centésima parte de la krona o
reyes y el escudo coronado de Castilla y corona*.
82 León. Recibió este nombre por la buena Ref.: Amandry (2001: Voz eyrir)
calidad de su metal*.
[Fig. 120]
Ref.: Mateu (1946: Voces excelente; castellano
de los Reyes Católicos); Gil Farrés (1976: 374-
376)

Excelente de la granada
Moneda* de oro* de los Reyes Católi-
cos, unidad del sistema del oro de su
segunda reforma de la moneda caste-
llana, acuñada a partir de 1497 según
la Pragmática de Medina del Campo. El
nuevo sistema abandonó la metrología
de la dobla (2)* e introdujo la del duca-
do (2)* veneciano (c. 3,50 g), más utili-
zada en los circuitos internacionales. Se
acuñaron piezas de medio, dos, cuatro,
diez, veinte y cincuenta excelentes de
la granada, todas con los bustos afron-
tados de los Reyes en el anverso* y el
escudo con las armas de Castilla y León,
Aragón, Sicilia y Granada en el reverso*,
F
Facsímil una difícil travesía en frágiles canoas.
83
En Numismática*, reproducción* idén- Las que podían trasladarse se conserva-
tica de cualquier elemento de papel ban junto a las casas de sus poseedores,
moneda* (billete*, cédula*, vale real*, pero las grandes permanecían siempre
etc.), realizado para su uso privado o en el mismo lugar, independientemente
museográfico. de quién fuera su dueño. Éstas solían
ser propiedad comunal y se usaban
Fae para atesorar riqueza y para realizar pa-
Fae o fei es el nombre que reciben los gos políticos y diferidos; las más peque-
discos de piedra* utilizados como di- ñas, sin embargo, circulaban libremente
nero tradicional* en la isla de Yap, en y servían como medio de cambio.
Micronesia, desde mediados del siglo Ref.: Einzig (1956: 42-46); Quiggin (1963: 144-
XVIII hasta la década de 1930. Su tama- 147); Gómez-Tabanera (1974: 26-27); Dinero exó-
tico (2001: 93); Esto es dinero (2001: 70-71, figs.
ño varía de 5 cm a 4 m, pudiendo lle- 55 y 56; 163, nº 80)
gar a pesar hasta 5 toneladas. Cuentan
con un agujero central para facilitar su Falsificación
transporte. Eran piezas de gran valor, Fabricación ilegal o adulteración de mo-
debido a que se les atribuía un origen neda*, medalla*, papel moneda* o pesa*,
divino y a que el material con el que es- realizada, en cualquier momento histórico,
taban realizadas, el aragonito*, no exis- con el fin de hacerla pasar por auténtica.
tía en Yap y debía ser importado desde
V.a. Emisión
las Islas Palau (Islas Carolinas) o desde Ref.: Gil Farrés (1993: 14); Melville Jones (1986:
la lejana Guam (Islas Marianas), tras Voz counterfeit coins; 1990: Voz counterfeit coins)
Falsificación de época Morales y Salazar (1986: 20); Gil Farrés (1993:
14); San Vicente (2001: 175)
Falsificación* llevada a cabo mediante
la imitación* de la moneda* o papel
moneda* de curso legal del momento, Fanam
con el fin de ponerla en circulación*. En Pequeña moneda* de oro* del sur de la
las monedas, se consigue disminuyen- India, acuñada desde el siglo IX. A par-
do el peso, usando una aleación* em- tir del siglo XVI fue emitida en plata*.
pobrecida o bañando en plata* u oro* Ref.: Amandry (2001: Voz fanam)
un alma* de inferior valor.
Ref.: Mateu (1946: Voz falsa, moneda); Beltrán
Felipe
(1950: 35-37); Gil Farrés (1966: 13; 1976: 63); V. Escudo de plata
Morales y Salazar (1986: 20); Melville Jones
(1986: Voz counterfeit coins; 1990: Voz coun- Felipe daeldre
terfeit coins); Gil Farrés (1993: 14); San Vicente
(2001: 175) Daeldre* de plata* acuñado en época
de Felipe II en los Países Bajos. Como
Falsificación de medalla para el co- divisores* contó con quintos y décimos
leccionismo de Felipes daeldres y como múltiplos*
Falsificación* moderna de una meda- con dobles y triples Felipes daeldres.
lla*, producida con el fin de introdu- [Fig. 181]
Ref.: Mateu (1946: Voz Felipe daelder); Amandry
cirla en el mercado de coleccionismo (2001: Voz philippus daalder)
numismático.
Ref.: Beltrán (1950: 36); Gil Farrés (1966: 13; Felús
1976: 64); Morales y Salazar (1986: 20); Gil Fa-
rrés (1993: 14); San Vicente (2001: 175) Moneda* árabe de cobre*. Su nombre
procede del latín follis (2)*.
84 Falsificación de moneda para el co- [Figs. 76 y 86]
Ref.: Mateu (1946: Voz felús); Amandry (2001:
leccionismo Voz fels)
Falsificación* moderna de una mone-
da*, producida con el fin de introducirla
Fen
en el mercado de coleccionismo numis-
Moneda fraccionaria* de China, acuña-
mático. En la bibliografía numismática
da a partir de 1949 y equivalente a una
se alude a este tipo de piezas como
centésima parte del yuan* o a una dé-
“moneda falsificada”.
cima del jiao*. El nombre procede de
V.a. Moneda retocada una antigua unidad ponderal*, corres-
Ref.: Mateu (1946: Voz falsificada, moneda);
Beltrán (1950: 36); Gil Farrés (1966: 13; 1976: pondiente a 1/100 del liang*.
64); Morales y Salazar (1986: 20); Melville Jones Ref.: Amandry (2001: Voz fen)
(1986: Voz counterfeit coins; 1990: Voces coun-
terfeit coins; tooled); Gil Farrés (1993: 14); San
Vicente (2001: 175) Fibra de algodón
Fibra vegetal* obtenida de la borra lar-
Falsificación de papel moneda para ga y blanca que envuelve las semillas
el coleccionismo de la planta de algodón. Piezas de tela*
Falsificación* moderna de cualquier confeccionadas con estas fibras han ac-
tipo de papel moneda*, producida con tuado como dinero (1)*, sobre todo en
el fin de introducirla en el mercado de África, donde algunas regiones particu-
coleccionismo numismático. larmente renombradas por la calidad de
Ref.: Mateu (1946: Voz falsificada, moneda); Bel-
sus tejidos de algodón, como el reino
trán (1950: 36); Gil Farrés (1966: 13; 1976: 64); de Benin, en el Golfo de Guinea, apro-
visionaban de este material a los terri- concha* de Oceanía: el rongo*, el tau-
torios vecinos. tau*, el diwarra*, etc.
Los tejidos de algodón también tuvie- Ref.: Esto es dinero (2001: 59-63, 47-50); Krous-
ron un papel destacado dentro del sis- tallis (2008: Voz fibra vegetal)
tema dinerario de toda América central
y del sur. Los aztecas empleaban en sus Ficha
transacciones comerciales piezas de Pequeño objeto de metal*, marfil*, ma-
diversos tamaños (patolquachtli*). Los dera* u otra materia, de forma clara o
españoles adoptaron el uso de estas te- vagamente monetiforme, usado como
las, tomando como unidad la vara de sustituto de la moneda* en zonas o épo-
algodón, que servía como patrón de va- cas faltas de numerario*, como moneda
lor y medio de cambio. Desde el siglo interna en casas de negocios, de juego
XVI la vara tuvo una amplia utilidad, o establecimientos industriales, para se-
sobre todo en las regiones con proble- ñalar los tantos en el juego o como ins-
mas endémicos de abastecimiento de trumento de cuenta (contador*). A veces
moneda*. se utiliza como sinónimo de ficha el tér-
Ref.: Burzio (1958: Voces algodón; tierra); DRAE mino token (del inglés), aunque refirién-
(1992: Voz algodón [1]); Esto es dinero (2001: 58- dose más específicamente a las piezas
63); Kroustallis (2008: Voz fibra de algodón) medievales y modernas. Las de la Edad
Antigua reciben el nombre de téseras*.
Fibra de rafia V.a. Billete de necesidad; Moneda de necesidad
Fibra vegetal*, fuerte y flexible, obteni- Ref.: Lluis (1975: 51); Verdejo (1978: 42-55);
da de las hojas de la rafia, palmera pin- Morales y Salazar (1986: 21); Morrison (1992:
nada oriunda de África. Piezas de tela* 10-11)
tejidas con estas fibras han actuado
tradicionalmente como dinero (1)* en Ficha contador 85
el continente africano. Así, con paños V. Contador
de rafia se pagaban los impuestos en el
reino del Congo a finales del siglo XV. Ficha de cuenta
V. Contador
Ref.: DRAE (1992: Voz rafia [1]); Esto es dinero
(2001: 58-61); Kroustallis (2008: Voz fibra de rafia)
Ficha de entrada
Fibra vegetal Ficha* usada como sustituto de la mo-
Filamento natural (o haz de filamentos) neda* para acceder a ciertos estableci-
en que predomina la dimensión longi- mientos, espectáculos, etc.
tudinal y que forma parte de la com-
posición de los tejidos orgánicos vege- Ficha de establecimiento
tales. Las fibras vegetales se obtienen Ficha* usada como moneda* interna en
a partir de raíces, tallos, hojas, frutos y tiendas o establecimientos industriales,
semillas de diversas plantas, y se sue- con el fin de adquirir bienes o servicios.
len clasificar según este origen. Las fi-
bras vegetales forman parte de muchos Ficha de juego
de los objetos utilizados como dinero Ficha* usada como moneda* interna en
tradicional*. Así, además de tejerse en casas de juego.
piezas de tela*, intervienen en la manu- Ref.: Lluis (1975: 54)
factura de otros elementos, tales como
el tevau* de las islas de Santa Cruz o los Ficha de transporte
variados tipos de sartas de cuentas* de Ficha* de carácter semipúblico usada
como sustituto de la moneda* para ac- Fils
ceder a los servicios de ciertos medios Moneda fraccionaria* de Bahrein, Emi-
de transporte urbano (tranvías, autobu- ratos Árabes Unidos, Irak, Jordania,
ses, etc.). Kuwait y Yemen.
Ref.: Lluis (1975: 54-55) Ref.: Amandry (2001: Voz fils)

Ficha publicitaria Fino


Ficha* de carácter privado, emitida por Cantidad de metal* precioso* puro (oro*
entidades comerciales o de consumo y o plata*) contenido en la aleación* con
usada como reclamo de productos o ser- que se fabrica una moneda*.
vicios, con el fin de atraer a posibles com- V.a. Ley
pradores, espectadores, usuarios, etc. Ref.: Mateu (1946: Voz fino)

Ficha telefónica Firma


Ficha* de carácter semipúblico emitida En Numismática*, rúbrica, nombre,
por una compañía telefónica y usada apellido, anagrama o iniciales del artis-
como sustituto de la moneda* para el ta que aparecen en las medallas* y, en
establecimiento de llamadas en cabinas. ocasiones, en las monedas* para indicar
Con el fin de evitar fraudes, suele adop- su autoría (grabador*, diseñador, etc.).
tar la forma de un disco con ranuras u En los billetes*, la firma señala el ni-
ondulaciones. vel de responsabilidad de los diferentes
Ref.: Lluis (1975: 53-54) cargos que desempeñan alguna labor
en la institución emisora* (cajero, direc-
Figura tor del Banco Nacional, etc).
V. Tipo [Fig. 246]
86
Filipo Flan
Nombre dado a diversas monedas* acu- V. Cospel
ñadas por príncipes que llevaron ese
nombre, como el estátero* de oro* de Flor española
Filipo II de Macedonia (395-336 a.C.), Canto* con 7 muescas, que confieren a
el medio escudo de plata* de Felipe II la pieza un perfil polibulado o en forma
(1556-1598) en Italia, o el ducatón* del de flor. Es característica de las monedas*
mismo Rey y sus sucesores en Milán. de cincuenta pesetas* (1990-2000) y de
V.a. Ducatón; Escudo Felipe veinte céntimos de euro*. Representa la
Ref.: Mateu (1946: Voz filipo); Amandry (2001:
Voz filippino)
contribución española al diseño de los
euros*.
Filler V.a. Cincuenta pesetas; Veinte céntimos de euro
Moneda fraccionaria* de Hungría en di- Ref.: Aledón (2002: 96)
versas épocas: en el siglo XIX y hasta
1926, divisor* de la krone o corona*; Florín (1)
entre 1926 y 1946, centésima parte del Moneda* de oro* creada en Florencia en
pengo*; a partir de 1946, centésima 1252 e imitada, por su alta considera-
parte del forinto*. Dejó de acuñarse en ción, en muchos Estados europeos; así,
1999. en la Península Ibérica, fue introducida
Ref.: Mateu (1946: Voz filler); Amandry (2001: por Pedro IV en la Corona de Aragón,
Voz fillér) en 1346. En el anverso* presenta a San
Juan Bautista y, en el reverso*, una flor periales resultan sumamente confusas,
de lis; de ahí su nombre, que procede debido a la dificultad de asignar a las
del italiano fiorino, diminutivo de fiore piezas existentes los nombres utiliza-
o flor, tipo parlante* de la ciudad. En al- dos por las fuentes escritas. Como en
gunos lugares se acuñó el doble florín*, otros casos, por tanto, se ignora cómo
así como su mitad y su cuarto. En Es- se designaba esta moneda en la época,
paña, aunque se dejó de emitir durante llamada también nummus en la biblio-
el reinado de Fernando el Católico, su grafía numismática. El vocablo nummus
circulación* se constata hasta la época (2)* permaneció en uso como moneda
de Carlos V. de cuenta* y es posible que, además,
[Figs. 105 y 140] para aludir a una o varias monedas que
Ref.: Mateu (1946: Voz florín); Amandry (2001: estaban en circulación* en los siglos V
Voz florin) y VI.
V.a. AE 1; AE 2; AE 3; AE 4
Florín (2) [Fig. 38]
Moneda* de plata* acuñada en diversos Ref.: Mateu (1946: Voces follis; nomisma); Mel-
Estados europeos a partir del siglo XV, ville Jones (1990: Voz follis); Amandry (2001: Vo-
ces follis; nummus); RIC (X: 18)
sobre todo en Alemania, Austria y los
Países Bajos (gulden). A partir de 1816 y
Follis (2)
hasta la introducción del euro*, en 2002,
Moneda* bizantina de cobre*, de gran
fue la unidad monetaria* de los Países
módulo*, creada por Anastasio en 498
Bajos y sus colonias (gulden, guilder);
y equivalente a cuarenta nummia*; de
en la actualidad, lo sigue siendo de las
ahí sus marcas de valor*: el numeral
Antillas Holandesas y de Aruba.
griego M o el latino XXXX. También se
Ref.: Mateu (1946: Voces florín; gulden); Aman-
dry (2001: Voces florin; gulden)
acuñaron tres cuartos, medios (marca*
87
K o XX), cuartos (marca I o X) y oc-
Florín Karolus tavos (marca Ƥ o V) de follis. Aunque
Moneda* acuñada por Carlos V en los el follis fue devaluándose hasta acabar
Países Bajos, primero en oro*, a partir convirtiéndose en moneda de cuenta*,
de 1521, y luego en plata*, entre 1544 y el nombre se empleó como genérico
1548, para introducir la moneda gruesa de las emisiones* de cobre de Bizancio
de plata que se extendió por Europa a hasta finales del siglo XI.
lo largo del siglo XVI. [Fig. 68]
Ref.: Mateu (1946: Voz follis); Amandry (2001:
[Fig. 180] Voz follis)
Ref.: Mateu (1946: Voz florín Carolus)

Fondo de espejo
Follis (1) Técnica que, gracias a ciertas manipu-
Nombre por el que se conoce a la mo- laciones especiales llevadas a cabo en
neda* romana de vellón* creada por la ceca* durante su fabricación, permite
Diocleciano en 294 y que estuvo en dar a la moneda* o medalla* un fondo
uso, con sucesivas reducciones de peso, totalmente brillante y un relieve más
hasta la reforma de 348. El término pro- opaco. Es característica de las emisio-
cede de la palabra latina que significa nes* conmemorativas realizadas en las
“saco”, en alusión a la bolsa precintada últimas décadas.
en que se guardaba una cantidad deter- Ref.: Meurice (1985: 88-90); Morales y Sala-
minada de monedas. Las denominacio- zar (1986: 37); Beltrán (1989: 126); Gil Farrés
nes de valor* de las monedas bajoim- (1993: 92)
Forint Fuang (1)
V. Forinto Unidad de peso (3)* tailandesa, equiva-
lente a la octava parte del baht (1)*. Por
Forinto extensión, nombre dado a las monedas*
Unidad monetaria* de Hungría des- del antiguo reino de Siam (actual Tai-
de 1946, cuando sustituyó al pengo*. landia), pertenecientes al sistema del
Se subdivide en cien filler*. Es la pot duang*, con valor de un octavo de
forma húngara (forint) del término baht (2)*.
florín (2)*. [Fig. 192]
Ref.: Amandry (2001: Voz forint) Ref.: Amandry (2001: Voz fuang)

Fracción Fuang (2)


V. Moneda fraccionaria Monedas fraccionarias* camboyanas de
plata* y de vellón* acuñadas entre los
Fracción de dinar siglos XVII y XIX.
Moneda* musulmana de oro*, divisor* Ref.: Amandry (2001: Voz fuang)
del dinar (2)*, cuyo peso no se ajusta a
un valor establecido. Fuju jimpo
Una de las “doce monedas* dinásti-
Fracción de dirham cas” (jiuni sen*), emisiones* japone-
Moneda* musulmana de plata*, divisor* sas que imitan las piezas chinas tipo
del dirham (2)*, cuyo peso no se ajusta cash*. Fue acuñada por el Gobierno
a un valor establecido. imperial en 818.
Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
Fracción de quirate
88 Moneda* almorávide de plata*, divisor* Fun
del quirate*, cuyo peso no se ajusta a Moneda fraccionaria* de Corea, anterior
un valor establecido. a 1902; centésima parte del yang*.
Ref.: Amandry (2001: Voz fun)
Franco
Moneda* francesa de oro* del siglo XIV
Fundición
(franco à cheval, a caballo, y à pied,
Sistema de fabricación de las monedas*
a pie), cuyo nombre se perpetuó en
o medallas* que consiste en verter me-
una moneda de plata* del siglo XVI y
tal* fundido en moldes* de barro, piza-
en la unidad monetaria* de diversos
rra, arenisca u otro material refractario.
países: Francia, desde 1795 hasta su
El metal se vierte en un molde bivalvo
sustitución por el euro* en 2002; Tú-
en el que previamente se han grabado
nez, Marruecos y Argelia, hasta su in-
o impresionado los tipos* de anverso* y
dependencia; Bélgica y Luxemburgo,
de reverso*. Es un procedimiento sim-
hasta la introducción del euro en 2002;
ple y rápido, aunque poco empleado
y Albania, hasta su reemplazo por el
para la emisión* de moneda por pro-
lek*, en 1947. En la actualidad, unidad
ducir ejemplares de menor calidad y
monetaria de Madagascar, Ruanda, Sui-
más fáciles de falsificar. Se recurre a él,
za y Yibuti.
no obstante, para obtener monedas y,
[Fig. 137]
sobre todo, medallas que, por su gran
Ref.: Mateu (1946: Voz franco); Amandry
(2001: Voces franc; franc à cheval; franc à tamaño, resultan imposibles de acuñar,
pied) para ahorrar tiempo en casos de emer-
gencia (monedas de necesidad*) o, más
frecuentemente, para realizar falsifica-
ciones*. Ejemplos destacados de piezas
fundidas son las primeras emisiones* de
la República Romana (aes signatum*,
aes grave*) y las primeras medallas re-
nacentistas.
V.a. Molde
[Fig. 244]
Ref.: Cooper (1988: 13-16); Gil Farrés (1993: 43)

Fusión
V. Fundición

89
G
Galvano Ciruelos y Barrena (1996: Voz galvanografía);
90 Amandry (2001: Voz galvanoplastie)
Duplicado o reproducción*, realizado
por galvanoplastia*, de una moneda*,
ficha*, medalla * o matriz *. Debido al Galvanotipia
propio proceso de producción, los gal- V. Galvano
vanos son, con frecuencia, láminas muy
finas y unifaces*, ya que copian tan sólo Gigot
una de las caras* del objeto; muestran, Moneda* de vellón* o de cobre* acu-
por tanto, el dorso en hueco, aunque, a ñada desde el siglo XV al XVIII en
veces, éste se rellena con estaño*. los Países Bajos. También se emitió su
Ref.: Morales y Salazar (1986: 22) mitad.
Ref.: Mateu (1946: Voz gigot); Amandry (2001:
Galvanoplastia Voz gigot)
Procedimiento para reproducir un cuer-
po tridimensional o una lámina por Ginban
electrolisis mediante su recubrimiento Moneda* japonesa de plata*, con la for-
con una capa de metal* (generalmente ma del oban* (de ahí su nombre, que
plata* o cobre*) y la posterior aplica- en castellano significa “placa de plata”),
ción de una corriente eléctrica, que ge- emitida en las provincias de Akita, Mo-
nera una deposición electrolítica. Como rioka y Aizu en el siglo XIX. Su valor
resultado de esta operación se obtiene se expresa en momme y en bu, ambas
un galvano* exacto al original. unidades ponderales* japonesas.
Ref.: DRAE (1992: Voz galvanoplastia); Blas, Ref.: Amandry (2001: Voz ginban)
Glisado Gráfila
V. Galvano Línea formada por puntos, líneas con-
tinuas o discontinuas, zigzags, o algún
Goryoban otro motivo similar, que corre en para-
Moneda* japonesa de oro* con forma de lelo al borde de la moneda*. Delimita
placa ovalada. Tiene un valor de 5 ryo* y el campo* de la moneda y enmarca el
fue emitida entre 1837 y 1843. Presenta di- tipo*, tanto en el anverso* como en el
versos punzones (2)* con el valor, la firma* reverso*.
del intendente de la ceca*, la fecha, la ley*, [Fig. 245]
el origen y el emblema imperial, la flor de Ref.: Gil Farrés (1966: 12; 1976: 62); VV.AA.
(1988: 290); Gil Farrés (1993: 20)
la paulonia (Paulownia imperialis).
V.a. Ryo
[Fig. 193]
Gráfila de puntos
Ref.: Amandry (2001: Voz goryoban) Gráfila* formada por una sucesión de
puntos.
Gourde Ref.: Gil Farrés (1966: 12; 1976: 62); VV.AA.
Unidad monetaria* de Haití desde 1828, (1988: 290); Gil Farrés (1993: 20)
subdividida en cien céntimos*.
Ref.: Mateu (1946: Voz gourdin); Amandry (2001:
Gráfila lineal
Voz gourde) Gráfila * formada por un trazo continuo.
Ref.: Gil Farrés (1966: 12; 1976: 62); VV.AA.
Grabador (1988: 290); Gil Farrés (1993: 20)
Artista que labra los cuños* para las
monedas* y medallas* o las láminas me- Gráfila perlada
tálicas para la estampación en hueco* Gráfila * formada por puntos de gran
de los billetes*. La aparición de las ini- tamaño, a modo de perlas. 91
ciales o del nombre del grabador en las Ref.: Gil Farrés (1966: 12; 1976: 62); VV.AA.
(1988: 290); Gil Farrés (1993: 20)
piezas no es muy frecuente en la Anti-
güedad, pero sí en la Edad Moderna y
Contemporánea, por lo general en ca- Gran blanca
racteres minúsculos y en lugares poco Moneda* de vellón*, múltiplo* de la
visibles, tales como la línea de exergo*, blanca*, acuñada en Navarra durante
el borde del cuello o el corte del brazo la Edad Media. En el anverso*, general-
del personaje representado. mente, lleva las iniciales coronadas de
los monarcas reinantes.
[Fig. 246]
Ref.: Melville Jones (1986: Voz artists’ signa-
tures; 1990: Voz artists’ signatures); Gil Farrés Grano (1)
(1993: 24) Moneda* de bronce* acuñada en Nápo-
les y Sicilia entre los siglos XV y XIX.
Graffito Recibe esta denominación, además, la
Marca* o señal grabada a posteriori en moneda de Malta del siglo XVI. En Méxi-
las monedas*, mediante incisión, por co, también se llamó así a la cuartilla*.
sus usuarios. Se trata, generalmente, de Asimismo, se emitieron medios granos.
nombres o iniciales, con los que pro- Ref.: Mateu (1946: Voz grano); Amandry (2001:
bablemente se pretende determinar la Voz grano)
propiedad de las piezas.
Ref.: Melville Jones (1986: Voz graffito; 1990: Grano (2)
Voz graffito) Medida para indicar la ley* de las mo-
nedas*, utilizada hasta la introducción (grueso) y dado en diferentes países
del sistema decimal. Equivale a la cuar- de Europa a la moneda* gruesa de
ta parte del quilate* en el oro* y a la plata* de los siglos XIII al XVI. Las
vigésimocuarta del dinero (3)* en la primeras emisiones* surgieron a prin-
plata*; por tanto, el oro de máxima pu- cipios del siglo XIII, como múltiplos*
reza tiene una ley de 24 quilates o 96 del dinero (2)*, en diversas ciudades
granos y la plata pura, de 12 dineros* o de Italia (grosso*). A partir de enton-
288 granos. ces, se acuñaron piezas similares en
Ref.: VV.AA. (1988: 290); Gil Farrés (1993: 71) otros lugares, como el croat* barcelo-
nés y, sobre todo, el gros tornés* (gros
Grano de cacao tournois), emitido en Tours a partir de
V. Semilla de cacao 1266 por Luis IX de Francia y sus suce-
sores, que, con valor de doce dineros
Grave (2)*, alcanzó un gran éxito. Durante el
Moneda* portuguesa de vellón* acuñada siglo XIV este tipo de moneda se di-
en el reinado de Fernando I (1367-1383). fundió ampliamente por toda Europa,
Ref.: Mateu (1946: Voz grave); Amandry (2001: surgiendo así el real (3)* castellano,
Voz grave) aragonés y portugués, el gros de Na-
varra, el groat* inglés y escocés y el
Grivennik groschen* del Sacro Imperio Romano
Nombre dado a la moneda* rusa de Germánico. Se acuñaron también do-
diez kopeks*. Comenzó a emitirse, en bles, medios y cuartos (braspenning*)
plata*, en 1699, bajo el mandato de Pe- de gros.
dro el Grande; posteriormente se acuñó [Figs. 115 y 117]
en cobre* y cuproníquel*. En época de Ref.: Mateu (1946: Voces groat; gros; gros tor-
92 nés; grosso; grossus); Amandry (2001: Voces
Catalina I (1725-1727) se dio también
groat; gros; groschen [1]; grosso; tournois)
este nombre a las placas de cobre que
imitaban las platmynt* suecas.
Gros tornés
V.a. Daler (1) Gros* emitido en Tours e instaurado
Ref.: Amandry (2001: Voz grivennik)
por Luis IX de Francia en 1266 tras el
regreso de su primera cruzada. Equiva-
Grivna
lía a doce dineros torneses*.
Antigua moneda de cuenta* rusa, de va-
[Fig. 136]
lor variable a lo largo del tiempo y del
Ref.: Mateu (1946: Voz gros tornés); Amandry
espacio, y unidad monetaria* de Ucra- (2001: Voz gros)
nia, desde 1996. El término también se
emplea como sinónimo de grivennik*. Groschen (1)
Ref.: Amandry (2001: Voz grivna) Denominación del gros* en el Sacro Im-
perio Romano Germánico.
Groat Ref.: Amandry (2001: Voz groschen [1])
Denominación del gros* en Inglaterra y
Escocia. Groschen (2)
Ref.: Mateu (1946: Voz groat); Amandry (2001: Moneda fraccionaria* del chelín (2)*
Voz groat) austriaco, anterior a la introducción del
euro* en 2002.
Gros Ref.: Mateu (1946: Voz groschen); Amandry
Nombre derivado del latín grossus (2001: Voz groschen [2])
Grosso
Denominación italiana del gros*, acuña-
do desde principios del siglo XIII por
diversas ciudades del norte y centro de
Italia.
Ref.: Mateu (1946: Voz grosso); Amandry (2001:
Voz grosso)

Grosz
Denominación del gros* en Polonia. El
nombre se ha mantenido y, en la ac-
tualidad, es una moneda fraccionaria*,
centésima parte de la unidad moneta-
ria*, el zloty*.
Ref.: Mateu (1946: Voz groszy); Amandry (2001:
Voz grosz)

Grueso
V. Gros

Guaraní
Unidad monetaria* de Paraguay desde
1943, subdividida en cien céntimos*.
Sustituyó al peso (1)*.
Ref.: Amandry (2001: Voz guarani)
93
Guilder
V. Florín (2)

Guinea
Moneda* inglesa de oro* con valor de
veinte chelines (2)*, acuñada desde me-
diados del siglo XVII hasta principios
del siglo XIX. Recibió esta denomina-
ción por la procedencia guineana del
metal*. Se emitieron también medios,
tercios y cuartos de guinea.
Ref.: Mateu (1946: Voz guinea); Amandry (2001:
Voz guinea)

Guitón
V. Contador

Gulden
V. Florín (2)
H
94 Hacha Hacha (imitación)
Herramienta cortante, compuesta por Entre las formas de dinero tradicional*,
una pala de metal*, de filo algo con- además de las hachas* reales, existen di-
vexo, y un mango de madera*. Además versas imitaciones. Algunas son de pe-
de cumplir con su función de arma o queñas dimensiones, como los bikuele*
herramienta, determinados tipos de africanos o las hachitas centroamerica-
hachas se han utilizado, en ocasiones, nas y del área andina; otras están rea-
como dinero (1)*. En estos casos, en- lizadas a tamaño real, aunque carecen
contramos desde piezas originales has- de función práctica, ya que, debido a
ta imitaciones que carecen de cualquier su extrema fragilidad, son inadecuadas
funcionalidad práctica, dado su tamaño para su uso como herramientas. En el
o la materia con la que han sido realiza- actual Ecuador hay constancia de que,
das. Entre las originales, suelen adquirir
desde inicios del período incaico hasta
este uso hachas fabricadas como bienes
etapas posteriores a la conquista, cuan-
de prestigio o con fines ceremoniales y
do ya circulaba la moneda* española
rituales y que son estimadas, por tanto,
pero había poca moneda fraccionaria*
por su elevado valor social; éste es el
caso del zappozap*. Con la expansión disponible, se utilizaron para los inter-
comercial europea de los siglos XVIII cambios pequeñas hachas de bronce*
y XIX, algunos tipos de hacha se fabri- de forma trapezoidal y filo curvo. En
caron a gran escala, pasando a formar México, además de las piezas conocidas
parte del comercio autóctono. como tajaderas*, se han hallado otros
Ref.: DRAE (1992: Voz hacha2 [1]); Esto es dinero
objetos muy frágiles, confeccionados a
(2001: 84-85) partir de una fina lámina de cobre*, de
hoja alargada, filo estrecho ligeramente das en una misma zona puede indicar
convexo y lados paralelos que se abren la existencia de tesoros*, de depósitos
en la zona del enmangue, que han sido votivos o fundacionales, o de pérdidas
considerados como cinceles o escoplos; fortuitas en calles, edificios o lugares
su finalidad dineraria no está tan clara públicos.
como en los otros casos, pero es muy Ref.: Campo (1982: 53-57); Morrison (1992: 96-
probable que cumplieran esa función. 102); Gil Farrés (1993: 110, 114-116)
Ref.: Quiggin (1963: 312-313); Van Erve (1997:
37); Dinero exótico (2001: 83); Esto es dinero Hecté
(2001: 85-87, figs. 68 y 70; 166, nº 104 y 106) Moneda* griega con valor de un sexto
de estátero*.
Hacha en miniatura [Fig. 2]
V. Hacha (imitación)
Heller
Haler Moneda fraccionaria* de cobre*, acuña-
Moneda fraccionaria* de Checoslova- da en diversas ciudades del Sacro Impe-
quia (1918-1992) y de la actual Repúbli- rio Romano Germánico desde el siglo
ca Checa (pl. haleru), equivalente a la XIII. Toma su nombre de Hall (Austria),
centésima parte de la corona* checa. lugar donde se emitió por primera vez.
Ref.: Amandry (2001: Voces haler; Tchécoslova-
Ref.: Mateu (1946: Voz heller); Amandry (2001:
quie; tchèque [République])
Voz heller)

Halier
Hemicalco
Moneda fraccionaria* de la actual Eslo-
Moneda* griega de bronce* con valor
vaquia (pl. halierov), centésima parte
de medio calco*.
de la corona* eslava. 95
Ref.: Amandry (2001: Voz halier)
Hemidracma
Moneda* griega de plata* con valor de
Hallazgo media dracma (2)* o tres óbolos (2)*,
Los hallazgos monetarios son una de por lo que también recibe el nombre
las fuentes más importantes para la in- de trióbolo*.
vestigación numismática*, tanto los que
Ref.: Mateu (1946: Voz hemidracma); Amandry
se producen de forma casual, a raíz de (2001: Voz drachme)
labores agrícolas, aterrazamientos, obras
de construcción, etc., como los que se Hemiestátero
llevan a cabo en excavaciones y pros- Moneda* griega con valor de medio es-
pecciones arqueológicas. Son fundamen- tátero*.
tales para estudiar la circulación* de las [Fig. 220]
monedas* de una ceca* o de un período
histórico determinados, por lo que resul- Hemihecté
ta esencial recoger toda la información Moneda* griega con valor de un docea-
posible en cuanto a las circunstancias vo de estátero*.
del hallazgo, su contexto o cualquier
dato relacionado con el mismo. Hemilitra
Por la cantidad de monedas encontra- Moneda* griega y romana, de época an-
das, los hallazgos pueden ser aislados tigua, con valor de media litra*.
o de tipo acumulativo. En este último Ref.: Mateu (1946: Voz hemilitra); Amandry
caso, la localización de varias mone- (2001: Voz litra)
Hemióbolo que actúa como dispositivo de seguri-
Moneda* griega de plata* con valor dad para evitar las falsificaciones*. Suele
de medio óbolo (2)* o un doceavo de llevar un microtexto con algunos datos
dracma (2)*. de identificación impresos y cambiar de
Ref.: Mateu (1946: Voz hemióbolo); Amandry color al ser sometido a luz ultravioleta.
(2001: Voz drachme) Ref.: http://www.bde.es/billemone/glosario/glosario.
htm (consultado el 9 de abril de 2009)
Hemitetarté
Moneda* griega con valor de un octavo Hoja de té
de estátero*. Hoja de un arbusto perteneciente a la
familia de las Teáceas. Prensado en blo-
Hemitetartemorion ques (ladrillo de té*) o en paquetes, el té
Moneda* griega de plata* con valor de fue ampliamente utilizado como dinero
un octavo de óbolo (2)*. (1)* en China, Mongolia, Tíbet, norte de
Ref.: Mateu (1946: Voz hemitetartemorion); Birmania y otras regiones del Asia inte-
Amandry (2001: Voz hémitétartémorion) rior hasta mediados del siglo XX.
Ref.: Einzig (1956: 108-109); Quiggin (1963: 222-
Hexadracma 323); Weatherford (1998: 44); Amandry (2001:
Moneda* griega, de oro* o plata*, con Voz thé); Esto es dinero (2001: 57); Kroustallis
(2008: Voz hoja de té)
valor de seis dracmas (2)*.

Hexagrama Hueso
Moneda* bizantina de plata*, creada por Cada una de las partes del tejido óseo
Heraclio en 615, con valor de un docea- que constituye el esqueleto de los ani-
vo de sólido (1)*. Dejó de emitirse bajo males vertebrados. Se caracteriza por
96 el mandato de Justiniano II (685-717). su dureza, resistencia y capacidad re-
Ref.: Mateu (1946: Voz hexagrammon); Amandry
generativa. Con este material se fabrica-
(2001: Voz hexagramme) ron en la antigua China imitaciones* de
caurís* y monedas funerarias*.
Hexas Ref.: A History of Chinese Currency (1983: 1);
Moneda* siciliana de bronce*, de época Amandry (2001: Voz funéraires); Esto es dine-
ro (2001: 43-44, fig. 29; 159, nº 44); Kroustallis
antigua, con valor de un sexto de litra*. (2008: Voz hueso)

Hierro
Hwan
Metal* de color gris azulado, dúctil, ma-
Unidad monetaria* de Corea del Sur en-
leable y tenaz, que se oxida al contacto
tre 1945 y 1966, dividida en cien chon*.
con el aire. Pese a ser poco adecuado
A partir de 1966 se convirtió en mo-
para la acuñación (2) de moneda* y, en
neda fraccionaria*, décima parte de la
consecuencia, escasamente empleado
nueva unidad, el rin*.
para este fin, la búsqueda de metales
Ref.: Amandry (2001: Voz hwan)
de bajo precio favoreció su utilización
en el siglo XX.
Hyperper
Ref.: Melville Jones (1986: Voz iron money);
DRAE (1992: Voz hierro [1]); Gil Farrés (1993: 56); Moneda* bizantina esquifada* de oro*,
Kroustallis (2008: Voz hierro) creada por Alejo I en 1092 en sustitu-
ción del nomisma histamenon*. Con
Hilo de seguridad un valor de doce miliaresia* o seis mil
Banda plástica incrustada en el billete* nummi*, se acuñó entre los siglos XI y
XIV, emitiéndose también mitades y oc-
tavos. A lo largo de los siglos XIV y XV
fue convirtiéndose en moneda de cuen-
ta*. A partir de entonces, también se dio
este nombre al stauraton*, moneda de
plata* que, en realidad, equivalía a me-
dio hyperper*.
V.a. Moneda esquifada
[Fig. 71]
Ref.: Mateu (1946: Voz hyperpyron); Amandry
(2001: Voz hyperpère)

Hyperpyron
V. Hyperper

97
I
Ichibu gin las monedas* de quinientas y de dos
98
Moneda* japonesa de plata*, con forma mil pesetas*. El sistema consiste en una
de pequeña placa ovalada, que pesa 1 imagen oculta, grabada en relieve con
bu o 0,25 ryo*. Se emitió entre los siglos fresadora de control numérico, en la
XVII y XIX. que se inserta la marca de ceca* y la
V.a. Ryo fecha de acuñación (2)*. La imagen sólo
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry se hace visible al inclinar la pieza en
(2001: Voces bu; japonaises [monnaies]) un determinado ángulo, con un efecto
similar al holográfico.
Ichibu kin Ref.: Aledón (2002: 90, 98)
Moneda* japonesa de oro*, con forma
de pequeña placa ovalada, que pesa 1 Imitación
bu o 0,25 ryo*. Se emitió entre los siglos En Numismática*, moneda* que imita
XVII y XIX. a otra pieza de buena reputación, es-
V.a. Ryo tabilidad, elevado valor o aceptación
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry
(2001: Voces bu; japonaises [monnaies])
comercial. Algunos ejemplos son las
acuñaciones (1)* de los pueblos celtas,
Imagen latente inspirados en los estáteros* de Filipo II
En Numismática*, dispositivo de seguri- de Macedonia, las dracmas (2)* de los
dad, creado por L.J. Díaz y J. Zamorano pueblos íberos del nordeste de la Penín-
(Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, sula Ibérica, que copian las de la ciudad
Madrid), que se incorporó, como pro- griega de Emporion (Ampurias, Gero-
tección contra las falsificaciones*, en na), o las primeras emisiones* de visi-
godos y ostrogodos, que recuerdan las Ishuban gin
acuñaciones en oro* de Constantinopla. V. Isshu gin
Dentro de las imitaciones existen varias
categorías: desde la fiel reproducción, Ishuban kin
que señala su origen distinto mediante V. Isshu kin
leyendas*, monogramas* o marcas de
ceca*, hasta adaptaciones cada vez más Isshu gin
alejadas del original. Moneda* japonesa de plata*, con forma
Ref.: Morales y Salazar (1986: 24); Morrison de pequeña placa ovalada, que pesa 1
(1992: 91) shu o un 1/16 de ryo*. Se emitió entre
los siglos XVII y XIX.
Impronta V.a. Ryo
Reproducción en papel*, en hueco o Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry
en relieve, de una moneda* o medalla* (2001: Voces shu; japonaises [monnaies])
mediante el uso de una prensa*. Este
sistema comenzó a utilizarse en Espa- Isshu kin
ña en el siglo XIX, manteniéndose en Moneda* japonesa de oro*, con forma
vigor hasta la popularización de la fo- de pequeña placa ovalada, que pesa 1
tografía. shu o un 1/16 de ryo*. Se emitió entre
Ref.: Beltrán (1950: 51); Morales y Salazar (1986: los siglos XVII y XIX.
24); Gil Farrés (1993: 96-97) V.a. Ryo
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry
Inflación (2001: Voces shu; japonaises [monnaies])

Situación de continua alza de los pre-


cios producida por la abundancia exce-
siva de dinero (1)*, ya sea de monedas* 99
o de billetes*, y por su constante deva-
luación* o pérdida de valor.
Ref.: DRAE (1992: Voz inflación [3]); Gil Farrés
(1993: 15); Alfaro (1996: 55)

Inscripción
V. Leyenda

Inti
Unidad monetaria* de Perú entre 1986
y 1991, fechas en las que reemplazó al
sol* de oro* y fue sustituida por el nue-
vo sol, respectivamente. Se dividía en
cien céntimos*.
Ref.: Amandry (2001: Voz inti)

Ishibuban gin
V. Ichibu gin

Ishibuban kin
V. Ichibu kin
J
100 Jade la lista de materias y objetos con las que
Nombre de piedra* preciosa, de tonos ciertas provincias pagaban sus impues-
blanquecinos a verdes claros que, ha- tos. En las relaciones de regalos y tribu-
bitualmente, designa a dos minerales, tos aparece a veces trabajado en forma
estructuralmente diferentes pero de de anillos y discos, signos de un ran-
aspecto similar: la jadeíta y la nefrita. go social aristocrático. También en la
En ciertos lugares, piezas realizadas en América precolombina era un elemento
jade han podido cumplir algunas de de prestigio, que aparecía en las listas
las funciones del dinero (1)*, aunque, de contribuciones aztecas junto a otras
como ocurre con otras materias de alto materias preciadas y a objetos que sí
valor intrínseco*, no siempre puede de- eran utilizados como dinero, tales como
terminarse su uso real como dinero tra- las mantas* de algodón* o el cacao*. Por
dicional* y no como simple mercancía otro lado, en la cultura maorí de Nue-
de gran apreciación. va Zelanda se conocen figuras de jade
El jade ha sido estimado en diversas que fueron usadas con seguridad como
culturas por su belleza y por atribuír- dinero tradicional. En este ámbito, al
sele virtudes mágicas y simbólicas, ac- valor del mineral se añadía otro mucho
tuando, al igual que otros elementos mayor: el de la forma. Así, el jade, por
valiosos, como reserva de riqueza. En sí solo, nunca se empleaba para cum-
China era considerado el material más plir ninguna de las funciones propias
lujoso de todos y se empleaba desde del dinero; tan solo se destinaban a ello
antiguo para fabricar amuletos y piezas determinados utensilios, armas y ador-
rituales y de ostentación, figurando en nos confeccionados con jade, como las
mazas llamadas mere, utilizadas como imitan las piezas chinas tipo cash*. Fue
reserva de riqueza. acuñada por el Gobierno imperial en
Ref.: Herskovits (1954: 231); Quiggin (1963: 13, 848.
232-233, 241); Opitz (1991: 79); Alcina (1992: Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
143, 146); Dinero exótico (2001: 29); Esto es di-
nero (2001: 70); Kroustallis (2008: Voz jade)
Juego de dinerales
V. Juego de pesas dinerales
Jetón
V. Contador
Juego de pesas
Conjunto de pesas*, relacionadas pro-
Jiao
porcionalmente entre sí, en el que está
Moneda fraccionaria* de China, emitida
representada la unidad de peso (3)*,
a partir de 1949 y equivalente a una dé-
sus múltiplos y divisores.
cima parte del yuan*. Se subdivide, a su
[Fig. 232]
vez, en diez fen*. Popularmente, recibe Ref.: Ramos (2003)
el nombre de mao*.
Ref.: Amandry (2001: Voces jiao; yuan) Juego de pesas anidadas
Conjunto de pesas*, en forma de vaso,
Jingo kaiho en el cual la de mayor tamaño y peso
Una de las “doce monedas* dinásticas” actúa como estuche contenedor, mien-
(jiuni sen*), emisiones* japonesas que tras que las demás, de tamaño y peso
imitan las piezas chinas tipo cash*. Fue decrecientes, van encajadas en su inte-
acuñada por el Gobierno imperial en rior, unas dentro de otras. Los bordes
765. deben estar nivelados al mismo rasero y
Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen) las paredes tener un pequeño reborde
con el fin de asegurar un buen enca- 101
Jiuni sen je y facilitar su extracción. El vaso más
Literalmente, “doce monedas” (kocho grande, llamado “guardador”, pesa igual
jiuni sen, “doce monedas dinásticas”), que la suma de todos los demás, mien-
nombre con el que son conocidas las tras que el segundo en tamaño pesa la
doce primeras emisiones* de monedas* mitad que el guardador y lo mismo que
japonesas, acuñadas por el gobierno la suma del resto. Esta proporcionali-
imperial entre 708 y 958 a imitación* dad se mantiene hasta la última pesa,
de las cash* chinas; es decir, con for- denominada “disco”, que suele ser ma-
ma redonda y agujero central cuadrado. ciza y actúa como cierre del juego. En
Son: Wado kaiho* (708), Mannen tsuho* la tapa, el fondo o la pared de los vasos
(760), Jingo kaiho* (765), Ryuhei eiho* se encuentran marcas* del fabricante y
(796), Fuju jimpo* (818), Showa shoho* del oficial encargado de garantizar la
(835), Chonen taiho* (848), Nyueki jim- precisión de las pesas. Estas piezas fue-
po* (859), Jokwan eiho* (870), Kampei ron utilizadas, especialmente en el siglo
taiho* (890), Engi tsuho* (907) y Kengen XVIII, tanto en el comercio como para
taiho* (958). verificar el peso de lingotes* de metales
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 10-13); Amandry preciosos* y de monedas*.
(2001: Voces jiuni sen; japonaises [monnaies]) Ref.: Gil Farrés (1976: 69); Meurice (1985: 163);
Ramos (2003)
Jokwan eiho
Una de las “doce monedas* dinásticas” Juego de pesas dinerales
(jiuni sen*), emisiones* japonesas que Conjunto de pesas dinerales*, relacio-
nadas proporcionalmente entre sí, en
el que está representada la unidad de
peso (3)*, sus múltiplos y divisores.
Ref.: Ramos (2003)

Juego de pesas monetarias


V. Juego de pesas dinerales

Juego de ponderales
V. Juego de pesas

102
K
Kaiyuan minación popular, moneda de Chiang
103
Moneda* china de bronce*, del tipo co- o Chieng (= Ciang, Cieng), deriva del
nocido como cash* (redonda con agu- nombre de las principales ciudades
jero central cuadrado), creada en 621. emisoras*: Chiang Sen y Chiang Mai.
Aunque dejó de acuñarse en el siglo X, [Fig. 191]
continuó en circulación* hasta la intro- Ref.: Quiggin (1963: 216-217); Harding y Guehler
(1977: 190-207); Le May (1977: 11-12, 19); Cribb
ducción del yuan*, a principios del si- (1986: 11); Opitz (1991: 58); Williams (1997: 132:
glo XX. 201e); Dinero exótico (2001: 50); Esto es dinero
Ref.: Amandry (2001: Voces kaiyuan; chinoises (2001: 20, fig. 8; 156, nº 17)
[monnaies])
Kampei taiho
Kakim Una de las “doce monedas* dinásticas”
Moneda* de plata* emitida en el reino (jiuni sen*), emisiones* japonesas que imi-
de Lan Na, en el norte de Siam (actual tan las piezas chinas tipo cash*. Fue acu-
Tailandia), desde finales del siglo XIII ñada por el Gobierno imperial en 890.
hasta principios del siglo XVIII. Su for- Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
ma, una especie de anillo con aspecto
de lingote* doblado sobre sobre sí mis- Kengen taiho
mo, deriva de los brazaletes* que cir- Una de las “doce monedas* dinásticas”
cularon como dinero (1)*, al peso, en (jiuni sen*), emisiones* japonesas que imi-
esta zona. Lleva leyendas* referentes al tan las piezas chinas tipo cash*. Fue acu-
monarca reinante, al lugar de produc- ñada por el Gobierno imperial en 958.
ción y a su valor (4 baht (1)*). Su deno- Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
Kina (1) por presentar en origen, como tipo* de
Concha* de la especie Pinctada maxi- anverso*, un lancero a caballo.
ma, propia de Nueva Guinea. Además Ref.: Mateu (1946: Voz kopeck); Amandry (2001:
de ser usada frecuentemente como or- Voz kopeck)
namento personal y signo social, su va-
loración como dinero (1)* venía dada Kran
por su forma, su tamaño y la belleza de Moneda* iraní de plata*, emitida a partir
su superficie. Fue de curso legal* has- de 1826 en sustitución del abasí*. Equi-
ta 1960, momento en el que el cambio vale a la décima parte del tomán* y a
estaba fijado en doce chelines (2)* por mil dinares (1)* de cuenta. Entre 1890
cada pareja de conchas. La moneda* y 1929 recibió también este nombre la
actual del país (kina (2)*) mantiene el media rupia* afgana.
nombre de este tipo de dinero tradicio- Ref.: Amandry (2001: Voz kran)
nal* y representa esta concha en algu-
nas de sus emisiones*. Kreuzer
Ref.: Opitz (1991: 59); Van Erve (1997: 31); Esto Moneda fraccionaria* de cobre* del Ti-
es dinero (2001: 48, fig. 36; 161, nº 58) rol, Austria y Alemania, acuñada desde
el siglo XIII hasta el siglo XIX. Su nom-
Kina (2) bre procede de la cruz que mostraba en
Actual unidad monetaria* de Papúa- el anverso*.
Nueva Guinea, introducida en 1975 Ref.: Mateu (1946: Voz kreutzer); Amandry (2001:
para sustituir al dólar* australiano. Se Voz kreuzer)
divide en cien toeas*.
Ref.: Amandry (2001: Voz kina) Krona
V. Corona
104
Koban
Moneda* japonesa de oro*, en forma de Kundja
placa ovalada (su nombre significa “pe- Azada* utilizada como dinero tradicio-
queña placa”), emitida desde finales del nal* por diversos grupos asentados en
siglo XVI hasta 1867. Pesa 1 ryo* (unos la zona del Lukenie y en la confluencia
16,50 g) y presenta punzones (2)* con de los ríos Kasai y Sankuru, en la re-
el valor, la firma* del intendente de la gión centro-occidental de la República
ceca*, la fecha, la ley*, el origen y el Democrática del Congo. Constituía la
emblema imperial (la flor de la paulo- unidad de valor y tenía equivalencias
nia o Paulownia imperialis). con otras formas de dinero (1)*: así, a
V.a. Ryo principios del siglo XX, 10 kundja pe-
Ref.: Amandry (2001: Voz koban) queños equivalían a uno grande y 10
kundja grandes, a un boloko*.
Kopek Ref.: Amandry (2001: Voces kundja; n’gindza )
Moneda fraccionaria* rusa, inicialmen-
te de plata* y después de cobre*, acu- Kurush
ñada desde el siglo XVI hasta nuestros Moneda* otomana de plata*, acuñada
días. Equivale a la centésima parte del desde el siglo XVII a imitación* de los
rublo*. A partir de 1992, la inflación* táleros* europeos y equivalente a cua-
hizo poco rentable su emisión*, aunque renta para (1)*. A mediados del siglo
siguen circulando antiguas piezas. Su XIX se convirtió en la unidad moneta-
nombre deriva del ruso kopio (“lanza”), ria* del Imperio turco y, a partir de 1923,
en una moneda fraccionaria*, centésima
parte de la lira* turca. Recibe, además,
el nombre de piastra (2)* otomana.
Ref.: Amandry (2001: Voz kurush)

Kwanei tsuho
Moneda* de cobre*, base del sistema
monetario japonés desde 1626 hasta
1866. Su forma, redonda con agujero
central cuadrado, era similar a la de las
monedas chinas (cash*), pero su tama-
ño, metal*, tipos* y peso variaron con
el tiempo, siendo su modificación más
notable el uso del latón* e, incluso, del
hierro* para su acuñación (2)*.
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 25-26); Aman-
dry (2001: Voces kwanei sen; japonaises [mon-
naies])

105
L
Labra ser fabricados de forma oficial en China
106
V. Acuñación (2) por el Gobierno comunista hasta me-
diados de dicho siglo.
Lad Ref.: Einzig (1956:108-109); Quiggin (1963: 222-
V. Lat 223); Weatherford (1998: 44); Amandry (2001:
Voz thé); Dinero exótico (2001: 27); Esto es di-
nero (2001: 57)
Ladrillo de té
El té*, prensado en forma de bloques, Lana
generalmente conocidos como “ladri- Pelo corto, fino y suave, procedente de
llos”, o, menos frecuentemente, embol- varios animales (oveja, llama, alpaca,
sado en paquetes, constituyó una for- cabra, etc.). Determinados tipos de teji-
ma habitual de dinero tradicional* en dos, realizados con estas fibras textiles,
lugares como China, Mongolia, Tíbet, se han usado como dinero (1)* a lo lar-
el norte de Birmania y otras regiones go de la Historia.
del Asia interior. En China existían has- Ref.: Esto es dinero (2001: 58-63); Kroustallis
ta cinco tipos diferentes de ladrillos, de (2008: Voz lana)
los cuales dos tenían función dineraria.
Uno de ellos, contado por piezas, era Larín
usado tradicionalmente por los merca- Moneda*, generalmente de plata*, aun-
deres como dinero (1)*, mientras que el que también se fundió en oro* y cobre*,
otro, de peor calidad, era comerciado emitida* en el área del golfo Pérsico a
al peso. El uso de los ladrillos se man- partir del siglo XVI. Tiene forma de
tuvo a lo largo del siglo XX, llegando a horquilla y presenta punzones (2)* que
identifican al emisor*. En las costas ára- dida en cien qindarkas*.
bes tomó el nombre de towilah. Ref.: Amandry (2001: Voz lek)
[Fig. 190]
Ref.: Amandry (2001: Voz larin) Lempira
Unidad monetaria* de Honduras desde
Lat 1931, subdividida en cien centavos*.
Barra de plata*, vellón* o cobre*, apla- Ref.: Amandry (2001: Voz lempira)
nada y de forma oval, que circuló* en
los reinos del valle medio del Mekong Lengua de tigre
(actuales Laos, Tailandia y Camboya), V. Lat
desde el siglo XV hasta finales del si-
glo XIX. Algunas son lingotes* al peso,
Leptón (1)
mientras que otras presentan marcas*
Moneda fraccionaria* de la Grecia mo-
que identifican al emisor*, tratándose
derna (pl. lepta), centésima parte de la
ya de monedas*. Muchas de estas ba-
dracma (1)*, acuñada desde 1828 hasta
rras muestran pequeñas protuberan-
la introducción del euro* en 2002.
cias, alineadas a lo largo de su perí-
Ref.: Mateu (1946: Voz lepton); Amandry (2001:
metro, por lo que son conocidas como Voz lepton)
“lenguas de tigre”.
Ref.: Amandry (2001: Voz lat) Leptón (2)
Nombre dado en el mundo griego anti-
Latón guo a la pequeña moneda* de bronce*
Aleación* de cobre* y cinc*, de color equivalente a un séptimo de calco* y,
dorado, más duro que el cobre y resis- por extensión, a los bronces de valor
tente a la corrosión. Recibe también los mínimo. El nombre deriva del adjetivo
nombres de azófar y, en la Antigüedad, 107
leptos (pequeño, menudo).
de oricalco, utilizado, por ejemplo, para
Ref.: Mateu (1946: Voz lepton); Amandry (2001:
la acuñación (2)* de los sestercios (1)* y Voz lepton)
dupondios* romanos.
Ref.: Meurice (1985: 154); DRAE (1992: Voz latón Leu
[1]); Gil Farrés (1993: 55); Amandry (2001: Voz
Unidad monetaria* (pl. lei) de Ruma-
orichalque); Kroustallis (2008: Voz latón)
nía (desde 1867) y de Moldavia (a
partir de 1993), dividida en cien banes
Lats
(sing. ban*).
Unidad monetaria* de Letonia entre
1923 y 1940 y a partir de 1991 (pl. lati, Ref.: Mateu (1946: Voz lëu); Amandry (2001:
Voz leu)
latu; en castellano, lats). Se divide en
cien santims*.
Leva
Ref.: Amandry (2001: Voz lats)
Unidad monetaria* de Bulgaria desde
1880, equivalente a cien stotinki*.
Lei
Ref.: Mateu (1946: Voz lewa); Amandry (2001:
Plural de leu*. Voz lev)
V. Leu
Ley
Lek Proporción de metal* puro (fino*) y
Unidad monetaria* de Albania desde metal aleado (liga*) empleado en la
1947 (pl. lekë; en castellano, leks), divi- composición de la moneda*. Antes de
la adopción del sistema decimal, se ex- se orienta hacia el interior de la pieza,
presaba en escala duodecimal: 24 quila- leyéndose “desde el interior”, en el sen-
tes*, de 4 granos (2)* por quilate, para el tido de las agujas del reloj.
oro*, y 12 dineros (3)*, de 24 granos por Ref.: Gil Farrés (1993: 25)
dinero, para la plata*. En la actualidad,
se mide en milésimas* y en porcentajes, Leyenda en orla
aunque se ha conservado la denomina- V. Leyenda circular
ción de quilates para el oro.
V.a. Fino; Liga Leyenda retrógrada
Ref.: VV.AA. (1988: 290) Leyenda* en la que la dirección de la
lectura y la grafía de las letras están en
Leyenda sentido contrario al usual.
Inscripción que figura en el anverso*, Ref.: Meurice (1985: 180); VV.AA. (1991: 226);
reverso* y/o canto* de la moneda* o Amandry (2001: Voz rétrograde)
medalla*. Las leyendas indican el nom-
bre de la autoridad que garantiza la Liang
emisión*, identifican el tipo* y señalan Unidad ponderal* china, en uso desde
el motivo de la acuñación (2)* u otros el siglo IV a.C., con variaciones de peso
aspectos propios de la situación políti- según la zona y la época. Entre los eu-
ca, religiosa o económica del momento. ropeos era conocida como tael.
Junto con los tipos*, son vehículos de Ref.: Amandry (2001: Voz liang)
propaganda oficial.
[Fig. 245] Liard
Ref.: Morrison (1992: 45-48); Gil Farrés (1993:
25-34) Moneda* francesa, acuñada en vellón*
desde 1383 y en cobre* a partir de 1654.
108
También reciben este nombre algunas
Leyenda bustrofedon
emisiones* de plata* y de cobre acuña-
Leyenda* escrita de manera que, a un
das en los Países Bajos por Carlos V,
renglón trazado de derecha a izquier-
Felipe II, Carlos II y Felipe V.
da, le sigue otro trazado de izquierda
a derecha. Ref.: Mateu (1946: Voces liard; liard de los esta-
dos); Amandry (2001: Voz liard)
Ref.: Beltrán (1950: 87)

Libra (1)
Leyenda circular Moneda de cuenta* hispana durante la
Leyenda* dispuesta en círculo, siguiendo Edad Media y Moderna, con distintos
la forma de la moneda* o de la medalla*. nombres (libra de Cataluña, Navarra,
Ref.: Gil Farrés (1993: 25) jaquesa, valenciana...) y equivalencias
según las épocas.
Leyenda circular externa Ref.: Mateu (1946: Voz libra)
Leyenda* en la que la base de las letras
se orienta hacia el canto*, leyéndose Libra (2)
“desde el exterior” de la pieza, en senti- Unidad ponderal* romana, utilizada
do contrario a las agujas del reloj. como base para el sistema monetario
Ref.: Gil Farrés (1993: 25) libral (aes grave*). Su peso osciló entre
324 y 327 g. Su uso se mantuvo hasta
Leyenda circular interna finales del siglo VIII, prolongándose en
Leyenda* en la que la base de las letras época medieval como unidad ponderal
y moneda de cuenta* (libra (1)*), con Liganda
distintos pesos y equivalencias. Punta de lanza* de enormes dimensio-
Ref.: Mateu (1946: Voz libra romana); Melville Jo- nes (algunos ejemplares pueden llegar
nes (1990: Voz libra); Amandry (2001: Voz livre [1]) a medir hasta 2 m), confeccionada con
una fina lámina de hierro*, por lo que
Libra (3) resulta sumamente frágil. Este peculiar
Unidad monetaria* actual de diversos tipo de puntas de lanza, carente de
países: Reino Unido (desde 1707), Chi- cualquier finalidad práctica, tanto por
pre (desde 1879), Egipto (desde 1898), su morfología como por su tamaño, fue
Líbano (desde 1925) y Siria (desde una forma de dinero tradicional* carac-
1920). Lo fue, además, de Australia (has- terística de la etnia topoke, en la actual
ta 1966), Bahamas (hasta 1966), Bermu- República Democrática del Congo, don-
das (hasta 1970), Gambia (entre 1964 de estuvo en uso como circulante* y
y 1971), Ghana (hasta 1965), islas Fidji reserva de riqueza hasta principios del
(hasta 1969), Irlanda (desde 1804 hasta siglo XX. Según su tamaño, valía entre
la implantación del euro* en 2002), Is- 100 y 250 mitako*. También se conocía
rael (hasta 1985), Jamaica (hasta 1969), con el nombre de n´gbele.
Libia (entre 1951 y 1972), Nigeria (en- Ref.: Van Erve (1997: 32); Amandry (2001: Voz
tre 1959 y 1973), Nueva Zelanda (hasta n’gbele); Esto es dinero (2001: 84-85, figs. 65-66;
1967), Rhodesia (hasta 1970), República 163, nº 82)
Sudafricana (hasta 1959), Sierra Leona
(hasta 1964), Sudán (desde 1956 hasta Lingote
1992, cuando se convirtió en divisor* Bloque o barra de metal* fundido,
del dinar (2)* sudanés, subdivido a su principalmente de hierro*, plata*, oro*,
vez en cien piastras (1)*), y Zambia bronce* o cobre*, aunque el nombre
(hasta 1969). también se emplea para otras materias, 109
Comenzó a acuñarse en el Reino Unido como la sal*. El modelado en lingotes
(pound) en 1707, siendo posteriormente es una de las maneras más comunes en
introducida en sus colonias y en los Es- que el metal ha circulado como dine-
tados miembros de la Commonwealth. ro (1)* al peso desde la Antigüedad, ya
Recibe el sobrenombre de “esterlina” que resultaba útil y cómoda de utilizar
desde 1816, fecha en la que se adoptó como medio de pago y reserva de ri-
el oro* como patrón monetario*. Hasta queza. Además, el lingote constituía un
la aceptación del sistema decimal, en objeto de comercio en sí mismo y fa-
1971, se dividía en veinte chelines (2)*, cilitaba el transporte y distribución del
cada uno de los cuales equivalía a doce metal en bruto.
peniques*; en la actualidad, una libra Los lingotes pueden adoptar la más
equivale a cien peniques. variada tipología: desde perfiles cua-
drangulares, rectangulares o lenticu-
V.a. Esterlín (2)
Ref.: Mateu (1946: Voz libra esterlina); Amandry lares (“tortas”), hasta formas de vari-
(2001: Voces livre; livre sterling) lla o barra, pasando por modelos tan
peculiares como los yuanbao* chinos,
Liga los oban* japoneses o, en el continente
Cantidad de metal* aleado* con oro* africano, las cruces de Katanga*, los lin-
o plata* en la composición de una gotes idoma*, los boloko* y los mitako*.
moneda*. Pueden presentar marcas* o no.
V.a. Ley En China, a diferencia de Europa o Áfri-
Ref.: Mateu (1946: Voz liga) ca, el uso de lingotes es un fenómeno
posterior a la introducción de la mone- rectangular, con la parte inferior lige-
da*. Allí, el Estado únicamente acuñaba ramente cóncava. Pertenece al grupo
monedas de bronce (cash*), que servían de los llamados lingotes kezi, que se
para cubrir las necesidades cotidianas de emitieron con un peso de entre 1 y 10
la población pero eran poco apropiadas liang* o tael, unidad que, aunque varía
para las transacciones comerciales de según las regiones, se sitúa en torno a
mayor valor, en las que era necesario los 37 g. Suele presentar dos cartelas,
recurrir a otras materias, como la seda*. con inscripciones* que permiten iden-
Por ello, banqueros, empresarios y mer- tificar el banco, la ley*, el peso y, en
caderes comenzaron a fabricar lingotes ocasiones, el artesano que lo fabricó.
de plata al menos desde finales del siglo Este tipo de lingote fue muy habitual
XIII, con el fin de utilizarlos como medio en la provincia de Hunan (sureste de
de pago en los grandes negocios y ate- China) y se mantuvo en uso hasta 1935,
sorar sus reservas de riqueza. A partir del fecha en la que se prohibió esta clase
siglo XVIII se emplearon, además, para de circulante*.
abonar impuestos. La unidad de peso Ref.: Williams (1997: 146); Dinero exótico (2001:
(3)* de estos lingotes era el liang* (en tor- 47); Esto es dinero (2001: 170, nº 140)
no a 37 g), o tael, según la terminología
europea. Las piezas más comunes eran Lingote de sal
las de 1, 5, 10 y 50 liang, usándose las La sal*, especialmente la sal gema, que
mayores para las transacciones de gran suele tallarse en bloques, ha circulado
envergadura y las más pequeñas para el como dinero (1)* en varias partes del
comercio a menor escala. Dependiendo mundo, con frecuencia en forma de lin-
de la provincia de origen, existían varios gotes*. Los más conocidos son los amo-
tipos de lingotes, muchos de los cuales lé*, lingotes rectangulares utilizados en
110 aparecen en la bibliografía con nombres Etiopía y en las regiones vecinas hasta
alusivos a su forma (yuanbao, lingote el siglo XX. Igualmente se utilizaron ba-
tipo “caja rectangular”*, lingote tipo “silla rras de sal en otros lugares de África,
de montar”*). En ellos se incluían ins- en la isla de Borneo, al sureste de Asia,
cripciones* alusivas al banco o empresa y en el Tíbet, donde Marco Polo descri-
que los emitía, a la ley*, al peso y, en be lingotes en forma de torta, marcados
ocasiones, al artesano fabricante. A par- con el sello del Gran Khan y empleados
tir de 1920 fue el propio Gobierno chino para los pequeños pagos cotidianos.
quien los acuñó, aunque finalmente los V.a. Sal
retiró de la circulación* en 1935. Al igual Ref: Herskovits (1954: 196); Quiggin (1963: 258-
que la moneda china, los lingotes fueron 259); Rivallain e Iroko (1986: 57-64); Rivallain
(1994: 37-40); Esto es dinero (2001: 67-69)
introducidos e imitados en las regiones
adyacentes. Éste fue el caso de Japón,
que, desde finales del siglo XVI, emitió Lingote idoma
el oro y la plata en forma de lingotes, Lingote* de hierro* utilizado como di-
todos ellos integrados en el sistema mo- nero tradicional* por los idoma, grupo
netario oficial. étnico africano de la actual Nigeria. Se
trata de una plancha fina en forma de
V.a. Metal
Ref.: Amandry (2001: Voz lingot); Esto es dinero triángulo con un largo vástago. Su an-
(2001: 101-111) chura máxima alcanza los 15 cm y su
longitud se sitúa en torno a los 70 cm.
Lingote “caja rectangular” Ref.: Esto es dinero (2001: 107, fig. 85; 169,
Lingote* chino de plata*, de forma nº 137)
Lingote “silla de montar” hemilitra* (seis onkia), el pentonkion*
Lingote* chino de plata* de forma cua- (cinco onkia), el tetras* (cuatro onkia),
drangular, base plana y dos “orejas” late- el trias* (tres onkia), el hexas* (dos on-
rales, forma que recuerda a la de una si- kia) y la onkia. La litra siciliana de plata
lla de montar vista desde arriba. Presenta equivalía a un quinto de la dracma (2)*
cinco grupos de inscripciones*, tres en ateniense; por ello, las famosas deca-
los paneles del cuerpo y dos en los re- dracmas* siracusanas del siglo V a.C.
saltes del frente, relativas a la calidad del eran piezas de 50 litras (pentakontali-
metal* y al banco emisor*. Pesa 5 liang*, tra) en el sistema local.
es decir, aproximadamente 200 g. Es ca- A lo largo del siglo III a.C., además,
racterístico de las regiones del suroeste Roma emitió las series conocidas como
de China, cerca de la frontera con las “romano-campanienses”, monedas acu-
actuales Birmania y Tailandia. ñadas, en parte, en varias ciudades del
Ref.: Quiggin (1963: 246-248, fig. 109); Thierry sur de Italia y Sicilia según el estilo y el
(1986: lám. 38, nº 515-516); Williams (1997: 146, sistema metrológico griegos, que com-
fig. 216); Dinero exótico (2001: 47); Esto es dine- prendía, en plata, didracmas*, dobles
ro (2001: 170, nº 143)
litras* y litras y, en bronce, hemilitras*.
[Fig. 15]
Lira Ref.: Mateu (1946: Voz litra); Melville Jones
Unidad monetaria* de numerosos Esta- (1986: Voz litra); Carradice y Price (1988: 92);
dos italianos, antes de la unificación, y, Melville Jones (1990: Voz litra); Amandry (2001:
Voz litra)
hasta la introducción del euro* en 2002,
de Italia (desde 1862), San Marino y
Ciudad del Vaticano (desde 1866), equi- Luis
valente a cien centesimi o céntimos*. En Nombre dado a diversas monedas*
la actualidad, es la unidad monetaria de francesas de oro* acuñadas partir de
111
Turquía (desde 1930), donde se divi- Luis XIII (1610-1643) por reyes llama-
de en cien kurush*, y de Malta (desde dos Luis.
1971). El nombre deriva de “libra” (2)*. Ref.: Mateu (1946: Voz luises); Amandry (2001:
Voz louis d’or)
V.a. Piastra (1)
Ref.: Mateu (1946: Voz lira); Amandry (2001:
Voz lira)

Listel
Resalte que forma el canto resaltado*
que presentan ciertas emisiones* de
época contemporánea. Con ello se
logra apilar las piezas sin daño para
los tipos*.

Litra
Unidad ponderal* siciliana de la Anti-
güedad que dio nombre a diversas mo-
nedas* de bronce*, plata* y oro* acuña-
das en Sicilia, la Magna Grecia y su área
de influencia a partir del siglo VI a.C.
La litra se dividía en 12 onkia* y tenía
múltiplos* (doble litra*) y divisores*: la
M
Maceta ocho, cuatro, dos, uno y medio real (2)* y,
112
Pequeño martillo de acero*, con mango en oro, de ocho, cuatro, dos y un escudo
de madera*, utilizado en la grabación (3)*. Su etimología no está clara, aunque
en hueco de las matrices*. se ha relacionado con el término peruano
Ref.: VV.AA. (1988: 290) macuco, asociado a la idea de astucia o
disimulo, o con el árabe mahcuc, revisa-
Macuquina do, comprobado.
Nombre dado desde finales del siglo V.a. Moneda cercenada
XVI a la moneda* española de plata* y [Fig. 224]
Ref.: Mateu (1946: Voz macuquina); Morales y
oro* acuñada a martillo* en las cecas* de Salazar (1986: 27); Céspedes del Castillo (1996:
América. Con frecuencia se trataba de 232-233); Amandry (2001: Voz macuquina)
una pieza tosca, fabricada con cospeles*
irregulares y de grosor y módulo* varia- Madera
bles, lo que favorecía la limadura y el Parte sólida de los vegetales leñosos cons-
recorte de los cantos*. En algunas casas tituida por el tronco, las raíces y las ramas
de moneda (Potosí), se acuñaron hasta de los árboles, excluyendo la corteza. Al-
mediados del siglo XVIII, pero en otras gunos objetos usados como dinero tradi-
(México), se emitieron hasta 1732, fecha cional* están confeccionados, en todo o
en la que las cecas indianas estuvieron en en parte, en madera; así, por ejemplo, el
condiciones de poder obtener mediante tukula* africano, fabricado con pasta de
procedimientos mecánicos la nueva mo- madera* del árbol Baphia nitida.
neda de cordoncillo*, con el canto ya tro- Ref.: DRAE (1992: Voz madera [1]); Kroustallis
quelado. En plata se emitieron piezas de (2008: Voz madera)
Maestro de ceca emisión*. Dejó de acuñarse, junto con
En la Edad Media, máximo responsable la maiorina ligera y la media maiorina,
de la ceca* y de la fabricación de la mo- en 354.
neda*. Aunque desde finales del siglo Ref.: RIC (VIII: 61-66); Mateu (1946: Voz pecunia
XIV va perdiendo parte de sus funcio- maiorina); Amandry (2001: Voz maiorina)
nes de control financiero y administra-
tivo (que pasan al tesorero), el cargo Malla
se mantuvo en la Edad Moderna. En V. Óbolo (1)
ocasiones aparecen en las emisiones* el
nombre o las marcas* que identifican a Mameita gin
los maestros de ceca, también llamados Moneda* japonesa de plata*, con forma
maestros de moneda. de pequeña placa ovalada y peso va-
Ref.: Pellicer (1997: 21-22); Torres (2002: 175)
riable, que se emitió desde finales del
siglo XVI hasta 1865.
Maestro de moneda Ref.: Amandry (2001: Voces mameita gin; japo-
naises [monnaies])
V. Maestro de ceca
Man tao
Magistrado monetal
V. Mantou
En la Antigüedad, cargo público respon-
sable de la fabricación de la moneda*.
Mancuso
El nombre de estos personajes aparece
Moneda* de oro* acuñada por Beren-
con frecuencia en emisiones* griegas y,
guer Ramón I (1018-1035) y Ramón
sobre todo, romanas, ya que, en Roma,
Berenguer I (1035-1076), condes de
esta magistratura (tresviri auro argento
Barcelona, a imitación* de los dinares
aere flando feriundo), otorgada por el
(2)* musulmanes. Constituye la primera 113
Senado cada año, constituía el primer
emisión* de oro medieval cristiana en la
peldaño de la carrera política. En la Pe-
Península Ibérica. Los mancusos utilizan
nínsula Ibérica, algunos nombres gra-
la escritura árabe; sólo al final de su go-
bados en acuñaciones (1)* indígenas de
bierno, Ramón Berenguer I introdujo su
los siglos II y I a.C. (como las de Obul-
nombre en escritura latina. “Mancuso”,
co, en Porcuna, Jaén) han sido interpre-
que procede del árabe manqus (graba-
tados como magistrados de la ciudad.
do, acuñado), era, además, el nombre
Ref.: Melville Jones (1990: Voz mint magistra- dado por los cristianos a los dinares (2)
tes); Gil Farrés (1993: 42)
musulmanes.
[Fig. 101]
Maiorina Ref.: Mateu (1946: Voz mancuso); Amandry
Moneda* romana de vellón* que sustitu- (2001: Voz mancus); Campo, Estrada-Rius y Clua
yó al follis (1)* en 348. La nomenclatura (2004: 81-83)
de esta época es incierta, por lo que se
desconoce a qué acuñaciones (1)* en Mangir
concreto corresponde esta denomina- Moneda* otomana de cobre*, equiva-
ción: algunos investigadores proponen lente turco del felús*, acuñada desde el
su identificación con los valores cono- siglo XIV hasta fines del XVII.
cidos convencionalmente como AE 2* Ref.: Amandry (2001: Voz mangir)
y AE 3*; otros consideran que se trata
del centenionalis*, que tampoco puede Manilla
relacionarse con seguridad con ninguna Término derivado del portugués maneillo
(brazalete*) que sirve para designar uno (jiuni sen*), emisiones* japonesas que imi-
de los objetos de adorno más utilizados tan las piezas chinas tipo cash*. Fue acu-
como dinero (1)* en África, sobre todo en ñada por el Gobierno imperial en 760.
África Occidental y, especialmente, en la Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
costa norte del Golfo de Guinea (Costa
de Marfil y Guinea). La manilla típica es Manta
un brazalete de cobre* de sección circular Pieza de tela* de algodón*, usada como
o cuadrada, abierto y con los extremos dinero (1)* especialmente en América
engrosados, aunque existen variantes con Central (en México: patolquachtli*) y del
hilos trenzados o retorcidos y con diver- Sur (en el alto Perú) en época precolom-
sos remates y motivos decorativos. Su uso bina y aún después de la conquista, sobre
puede remontarse al siglo XIII y están todo en las regiones con problemas en-
documentadas en algunas de las famosas démicos de abastecimiento de moneda*.
placas decorativas de bronce* del palacio Igualmente, ciertos tipos de mantas, las
real del Reino de Benín (actual Nigeria) funerarias, fueron empleadas como una
de los siglos XV y XVI, donde aparecen forma especial de dinero tradicional* por
en manos de los dirigentes locales y de los ifugao de la isla de Luzón, en Filipi-
los comerciantes portugueses. Dada su nas, donde aún en 1920 se utilizaban para
gran aceptación, los traficantes europeos saldar diferentes clases de pagos.
las emplearon desde el siglo XVI para Ref.: Herskovits (1954: 194-196); Einzig (1956:
negociar en estas zonas. A través de las 93-95); Burzio (1958: Voces algodón; tierra); Qui-
crónicas y relatos de los primeros viaje- ggin (1963: 265); Céspedes del Castillo (1996:
ros portugueses se sabe que, en diversos 37-38); Esto es dinero (2001: 61, figs. 49-50)
lugares de las costas del golfo de Guinea,
el precio de un esclavo ascendía a unas Mantou
114 8 ó 10 manillas. Hasta el siglo XIX fue el Lingote* chino de plata*, de forma se-
tipo de dinero tradicional* preferido por miesférica y con inscripciones* en la
los Estados africanos que actuaban como parte superior. Su aspecto recuerda a
intermediarios en la trata de esclavos, por un tambor, por lo que, en la literatura
lo que británicos y holandeses las fabri- especializada, esta clase de ejemplares
caban, en gran número, en Birmingham, son citados a veces como “dinero tam-
Bristol, Liverpool, Manchester y Nantes. bor”. Característicos, sobre todo, de la
Estas manillas europeas resultan más li- provincia de Sichuan, al suroeste de
geras, al estar confeccionadas en latón*, China, estuvieron en uso hasta su retira-
y son siempre lisas, de forma abierta, da de la circulación* en 1935. La unidad
sección circular y extremos engrosados. ponderal* de referencia de estos lingo-
Alcanzaron tal difusión que pasaron a ser tes es el liang* o tael que, aunque varia-
utilizadas también en las pequeñas tran- ba dependiendo del tipo y de la región,
sacciones, perdurando su uso en algunas se situaba en torno a los 37 g. Los pesos
zonas de Nigeria hasta 1948, año en el suelen oscilar entre 1 y 10 liang.
que se prohibió su circulación*. Ref.: Sigler (1962: 6); Williams (1997: 146, fig.
218); Amandry (2001: Voz mantou); Dinero exóti-
Ref.: Rivallain (1994: 53-56); Williams (1997: co (2001: 46); Esto es dinero (2001: 170, nº 142)
298); Amandry (2001: Voz manille); Dinero exó-
tico (2001: 68); Esto es dinero (2001: 88-89, figs.
72-73; 166-167, nº 113-116) Mao
Nombre popular del jiao*.
Mannen tsuho V. Jiao
Una de las “doce monedas* dinásticas” Ref.: Amandry (2001: Voz mao)
Maravedí ce (1985: 127); Melville Jones (1986: Voz mint
marks); Beltrán (1989: 126); Melville Jones
Originariamente, moneda* de oro*
(1990: Voz mint marks)
creada por Alfonso VIII de Castilla en
1172 a semejanza del dinar (2)* almo-
Marca de agua
rávide. Las primeras emisiones* imitan
Imagen imborrable obtenida durante la
los ejemplares islámicos, adoptando
fabricación del papel*, visible al trasluz
ya tipos* cristianos con Fernando II
y utilizada como garantía de autentici-
de León (1214-1217). A principios del
dad en los billetes*.
siglo XIII, el maravedí de oro dejó de
Ref.: Tortellá (1994: 38)
acuñarse, aunque se convirtió en mo-
neda de cuenta*; después, en época de
Alfonso X (1252-1284), el nombre se Marca de cabildo
aplicó a piezas de plata* e, incluso, de V. Tanto de coro
vellón*, conociéndose medios y cuartos
de maravedí. Con los Reyes Católicos y Marca de ceca
sus sucesores pasó a ser una moneda Símbolo*, monograma* o letras, situa-
de cobre* de poco valor, con piezas de das en el campo* o en el exergo* de la
medio, uno, dos (ochavo (2)*), tres, cua- moneda*, que identifican la ceca* o ta-
tro (cuarto (1)*), seis, ocho y dieciseis ller monetario en que ha sido acuñada.
maravedís. Las últimas monedas se acu- [Fig. 245]
Ref.: Melville Jones (1990: Voz mint marks); Gil
ñaron durante el reinado de Isabel II, en Farrés (1993: 36-37)
1858, siendo sustituidas después por los
céntimos de real*.
Marca de desmonetización
El término deriva de “morabetí”, adje-
Marca* que la autoridad emisora* man-
tivo utilizado para designar lo que era
da grabar sobre las monedas de cur- 115
propio de los almorávides. Tiene tres
so legal* que conforman una emisión*
plurales diferentes: maravedís (el más
para anular su valor nominal* y, de este
utilizado), maravedíes y maravedises,
modo, retirarlas de la circulación*.
éste apenas usado en la actualidad.
[Fig. 89]
Marca de editor
Ref.: Mateu (1946: Voces maravedí; morabatí;
morabetín); VV.AA. (1988: 290); Amandry (2001: Símbolo*, monograma* o letras, situadas
Voces marabotin; maravedi); Esto es dinero en el campo* o en el exergo* de la meda-
(2001: 124) lla*, que identifican al editor* de la misma.

Marca Marca de emisión


Figuras, letras, monogramas* o núme- Símbolo*, letra o número, situado en el
ros, generalmente de pequeño tamaño, campo* de la moneda*, que identifica
colocados en diversos lugares del cam- el grupo o la fase a la que pertenece
po* del anverso* o reverso* de la mone- dentro de la emisión*.
da* y que aluden a cuestiones prácticas, Ref.: Melville Jones (1986: Voz mint marks; 1990:
como el valor de la pieza, la ceca* u Voz mint marks); Gil Farrés (1993: 24)
oficina* donde se fabricó, los ensayado-
res*, los monederos* o magistrados mo- Marca de ensayador
netales* responsables de la acuñación Emblema o iniciales del ensayador* de
(2)*, el orden de la emisión*, etc. la ceca*. Aunque comienza a aparecer
[Fig. 245] ya en la Edad Media, su empleo se ge-
Ref.: Gil Farrés (1966: 13; 1976: 63); Meuri- neraliza a partir del siglo XVII, habitual-
mente en el reverso* de la moneda*. glo XII. Los marcos peninsulares pesa-
[Fig. 245] ban en torno a 230 g y se mantuvieron
Ref.: Gil Farrés (1993: 35); Pellicer (1997: 25-27) en uso hasta la introducción, en 1849,
del sistema métrico decimal.
Marca de grabador Ref.: Mateu (1934: 3-4; 1946: Voces marco);
En Numismática*, rúbrica, nombre, Amandry (2001: Voces marc; marco); Torres
apellido, anagrama o iniciales del artis- (2002: 170-172)
ta que aparecen en las medallas* y, en
ocasiones, en las monedas* para indicar Marco (2)
la autoría del diseño del cuño*. Unidad monetaria* de varios países eu-
ropeos: Alemania (mark), desde 1871
Marca de maestro de ceca hasta la introducción del euro* en
Símbolo*, monograma* o letras, situadas 2002; Finlandia (markka), desde 1860
en el campo* o en el exergo* de la mone- hasta la introducción del euro en 2002;
da*, que identifican al maestro de ceca*. y Bosnia-Herzegovina (marco conver-
Ref.: Pellicer (1997: 21-22); Torres (2002: 175)
tible, konvertibilna marka), a partir de
1995. Se subdivide en cien peniques*.
Marca de oficina Desde el siglo XIII se acuñaron mo-
En las monedas* romanas, número o le- nedas* con este nombre en diferentes
tra (griega o latina) que aparece junto a ciudades y principados del Sacro Im-
la marca de ceca* para identificar, den- perio Germánico.
tro de la misma, en qué oficina* ha sido Ref.: Mateu (1946: Voz markka); Amandry (2001:
Voces mark; markka)
acuñada la emisión*.
Ref.: Melville Jones (1990: Voz mint marks); Gil
Farrés (1993: 24) Marco (3)
116 V. Juego de pesas anidadas
Marca de valor
Números, letras o signos (serie de pun- María
tos en la moneda romana, por ejemplo) Nombre que recibía la moneda* caste-
situados en el campo* del anverso* o llana de plata* de Carlos II, así llamada
del reverso* para indicar el valor de la por presentar en el reverso* el mono-
moneda*. grama* de la Virgen María. Las marías
V.a. Aes grave se acuñaron en el Ingenio de Segovia y
[Fig. 245] en Sevilla a partir de 1686, en piezas de
Ref.: Melville Jones (1990: Voz value, marks of); ocho, cuatro, dos y un real (2)*, éstas úl-
Gil Farrés (1993: 24, 39-41) timas llamadas popularmente marietas.
En el anverso* muestran el escudo de
Marco (1) Castilla y León. Al principio del reinado
Unidad ponderal* para los metales* de Felipe V siguieron aún emitiéndose
preciosos*, utilizada en Europa desde piezas de ocho y cuatro reales* en la
la Edad Media para la talla* de las mo- ceca* de Sevilla.
nedas* de oro* y plata*. Se dividía en
V.a. Cuatro reales; Dos reales; Ocho reales
8 onzas (1)* y en cantidades diferentes [Fig. 59]
de granos (2)*, y su peso variaba ligera- Ref.: Mateu (1946: Voz maría); Amandry (2001:
mente según las zonas. En la Península Voz maría de 4 reales)
Ibérica, la primera referencia al marco
es de época de Ramón Berenguer IV, Marieta
conde de Barcelona, a mediados del si- V. Real (2)
Mark Mbole
V. Marco (2) V. Brazalete mbole

Markka Meaja
V. Marco (2) V. Óbolo (1)

Matbú Medalla
Moneda* de oro* de Marruecos, de altí- Objeto monetiforme, acuñado o fundi-
sima ley*, creada a imitación* del altin* do, de carácter puramente estético, sin
otomano y emitida por la dinastía alauí valor monetal, producido por particula-
desde 1678 hasta 1859. En 1788, la acu- res o por entidades públicas con fines
ñación (2)* de la pieza conocida como conmemorativos, religiosos, honoríficos
“gran matbú”, equivalente a diez mizcales o de distinción. Creación artística del
(2)*, fue encargada a la ceca* de Madrid. Renacimiento europeo, fue el grupo
V.a. Bunduqi mejor conocido de las piezas moneti-
Ref.: Gil Farrés (1974: 186-187, 260); Amandry formes; por esa razón, hasta principios
(2001: Voz bunduqi [2]) del siglo XX el término designó tanto a
las monedas* antiguas como a las me-
Matriz dallas propiamente dichas.
Molde*, con el tipo* de la moneda* o me- [Figs. 208, 209, 210, 211, 212, 213, 214, 251 y 255]
dalla* grabado en hueco, a partir del cual Ref.: Beltrán (1950: 38-44); Meurice (1985: 129);
se elabora, en positivo, la patriz*, usada Morales y Salazar (1986: 28); Morrison (1992: 7);
Gimeno (1994: 5-6); Gil Farrés (1993: 15); Aman-
para confeccionar los cuños* de traba- dry (2001: Voz médaille)
jo definitivos. La matriz permite, de ese
modo, obtener otros cuños nuevos si éstos Medalla anepígrafa
se desgastan. El uso de matrices y patri- 117
Medalla* sin ningún tipo de leyenda*.
ces* se extendió a finales del siglo XVIII;
Ref.: Meurice (1985: 18); Morales y Salazar
antes de esta fecha, los testimonios de su (1986: 7); Morrison (1992: 37); Gil Farrés (1993:
utilización son escasos y ambigüos. Hasta 26); Amandry (2001: Voz anépigraphe)
la primera mitad del siglo XIX, la matriz
era realizada a mano por el grabador*; en Medalla conmemorativa
la fabricación moderna, sin embargo, este Medalla* realizada con motivo de algún
instrumento se consigue mediante el uso acontecimiento o para celebrar hechos
del pantógrafo*, a partir de la reducción pasados.
del modelo* hecho por el artista. [Fig. 214]
[Fig. 228] Ref.: Beltrán (1950: 42); Morrison (1992: 7); Gil
Ref.: Melville Jones (1986: Voz hub); Morales y Farrés (1993: 15); Gimeno (1994: 5-6)
Salazar (1986: 27); Cooper (1988: 160-163); VV.AA.
(1988: 290); Melville Jones (1990: Voz hub); Gil Fa- Medalla contorniata
rrés (1993: 43-45); Amandry (2001: Voz matrice)
V. Contorniato
Mazmudina Medalla de premio
V. Semidobla Medalla* realizada como galardón de
un concurso.
Mazuna
Moneda fraccionaria* de Marruecos, ante- Medalla de proclamación
rior a 1921, equivalente a 1/500 del rial*. Medalla conmemorativa* emitida por una
Ref.: Amandry (2001: Voz mazuna) institución, persona o ciudad con moti-
vo de la entronización del rey de Espa- [Figs. 211, 212 y 213]
ña. La proclamación era una ceremonia Ref.: Herrera (1882: 9-14); Vives (1916: XIV-XVIII);
Morales y Salazar (1986: 36-37)
pública que formaba parte de las fiestas
celebradas en las ciudades con motivo
Medalla falsa
del advenimiento al trono del monarca
Medalla* adulterada o fabricada ilegal-
y cuyo acto central era el alzamiento de
mente en cualquier momento histórico
pendones por el soberano. Así, sobre un
con el fin de hacerla pasar por autén-
tablado, el Alférez Real y las autoridades
tica.
municipales enarbolaban el pendón real
Ref.: Gil Farrés (1993: 14)
junto al retrato del monarca bajo un do-
sel y proclamaban al nuevo rey, iniciando
Medalla híbrida
después un recorrido por las principales
Medalla* en la que cada una de sus ca-
calles de la ciudad, parando en diversos
ras* corresponde a series diferentes.
lugares y repitiendo en ellos la proclama-
ción. Para esta ocasión, en muchas ciu-
Medalla mágica
dades de España, América y Filipinas se
Medalla* utilizada como amuleto o ta-
acuñaban medallas* que se regalaban a
lismán por atribuir a sus tipos* virtudes
personajes importantes o al propio sobe-
sobrenaturales.
rano y se distribuían entre el público du-
Ref.: Beltrán (1950: 44)
rante los actos. Su fabricación era encar-
gada tanto por las autoridades como por
Medallista
las entidades y personas relevantes de la
Artista que graba los cuños* para las
ciudad, que demostraban así su lealtad a
medallas* o crea el diseño para su fun-
la monarquía. Esta costumbre se popula-
dición*. Su firma* o marca*, si aparece,
rizó en el siglo XVIII con los Borbones,
118 suele presentarse en caracteres minús-
aunque ya en los siglos XVI y XVII, tanto
culos y en lugares poco llamativos,
en la Península como en Italia y en los
como la línea de exergo* o el borde del
Países Bajos, se festejaba con medallas el
cuello o el corte del brazo del perso-
comienzo de los reinados.
naje representado. No obstante, existen
Los diversos fines a los que se destina-
ejemplares, como los de Pisano, en los
ban y el nivel de riqueza de las perso-
que la firma utiliza el mismo rango que
nas y corporaciones que las encargaban la leyenda*.
determinan la variada tipología de estas
Ref.: Beltrán (1950: 40-42); Meurice (1985: 129);
medallas, tanto en metal* (oro*, plata*, Morales y Salazar (1986: 28); Amandry (2001:
bronce*) y tamaño como en calidad Voz médailleur)
artística. Algunas de ellas fueron rea-
lizadas por artistas de prestigio, como Medallística
Tomás Francisco Prieto en Madrid o Rama de la Numismática* que trata del
Gerónimo Antonio Gil en México, apro- estudio de las medallas*.
vechando la infraestructura de las Casas Ref.: Morales y Salazar (1986: 28)
de Moneda; no obstante, en muchos ca-
sos eran labor de plateros locales con Medallón
pocos medios. Algunas de las medallas Término con el que se conocen las mo-
acuñadas oficialmente para regalar al nedas* romanas imperiales de gran ta-
público tuvieron valor monetario, como maño. Se trata de un múltiplo*, insertado
ciertas emisiones* de Valencia y Madrid, en el sistema metrológico correspon-
con equivalencias en reales (2)*. diente, aunque acuñado en pequeñas
cantidades y con carácter excepcional, con valor de media silicua*, creada a
ya que estaba destinado a una distribu- mediados del siglo IV.
ción honorífica y no a la circulación*
regular. Tiene, por lo tanto, un doble Medio alfonsí
papel, como medalla conmemorativa* y V. Medio alfonsino
como moneda circulante.
Ref.: Mateu (1946: Voz medallones); Beltrán Medio alfonsí menut
(1950: 38); Meurice (1985: 130); Morales y Sa- V. Medio alfonsino menudo
lazar (1986: 28); Beltrán (1989: 126); Morrison
(1992: 8-9); Amandry (2001: Voz médaillon)
Medio alfonsino
Moneda* medieval con valor de medio
Media barbuda alfonsino*.
Moneda* de vellón*, acuñada por Fer-
nando I de Portugal (1367-1383) con Medio alfonsino menudo
valor de media barbuda*. Alfonsino* de vellón*, acuñado en Cer-
deña a lo largo del siglo XIV con valor
Media blanca de medio alfonsino menudo*.
Moneda* de vellón*, acuñada en Casti-
lla y Navarra durante la Edad Media con Medio baht
valor de media blanca*. Moneda* del antiguo reino de Siam (ac-
tual Tailandia) con valor de medio baht
Media corona (2)*. Pertenece al sistema del pot duang*.
Moneda* con valor de media corona*.
Medio cagliarese
Media décima Moneda* de vellón* o de cobre*, acuña-
Moneda* castellana de cobre*, pertene- da en Cagliari (Cerdeña) con valor de 119
ciente al sistema de 1848-1864 (Isabel II), medio cagliarese*.
con valor de media décima (2)*.
Medio carlino
Media dobla Moneda* de plata* con valor de medio
Moneda* medieval castellana de oro* carlino*.
con valor de media dobla (2)*.
Medio céntimo de escudo
Media pugesa Moneda* de cobre*, perteneciente al
Moneda* local catalana de vellón*, pro- sistema del escudo (3)* (1864-1868) de
pia del territorio de Lérida-Urgel, acu- Isabel II, con valor de medio céntimo
ñada desde finales del siglo XIII hasta de escudo*.
finales del siglo XVI con valor de media
pugesa*. Medio cornado
Moneda* navarra de vellón*, acuñada
Media senyal en la Edad Moderna con valor de me-
Moneda* catalana y valenciana de ve- dio cornado*.
llón* o de cobre*, con valor de media
senyal (1)*, acuñada entre los siglos XV Medio croat
y XVII. Moneda* catalana de plata*, acuñada
desde finales del siglo XIII hasta princi-
Media silicua pios del siglo XVII con valor de medio
Moneda* romana y bizantina de plata* croat*.
Medio cuartillo Medio excelente de la granada
Moneda* castellana de vellón*, acuñada Moneda* de oro* de los Reyes Católi-
en época de Enrique IV con valor de cos, acuñada a partir de la Pragmática
medio cuartillo (2)*. de Medina del Campo de 1497, con va-
lor de medio excelente de la granada*.
Medio daeldre [Fig. 128]
Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
ses Bajos en los siglos XVI y XVII con Medio florín
valor de medio daeldre*. Moneda* de oro* con valor de medio
florín (1)*.
Medio dinar
Moneda* musulmana de oro* con valor Medio follis
de medio dinar (2)*. Moneda* bizantina de cobre* con valor
de medio follis (2)* y marca de valor*
Medio dinero K o XX.
V. Óbolo (1)
Medio gros
Medio dirham Moneda* de plata* con valor de me-
Moneda* musulmana de plata* con va- dio gros*.
lor de medio dirham (2)*.
Medio hyperper
Medio ducado (1) Moneda* bizantina de oro*, acuñada
Moneda* de oro* con valor de medio entre los siglos XI y XIV con valor de
ducado (3)*. medio hyperper*.
120
Medio ducado (2) Medio maravedí
Moneda* de oro* con valor de medio Moneda* de vellón* o de cobre* con va-
ducado (4)*. lor de medio maravedí*.

Medio ducatón Medio miliarense


Moneda* de plata*, acuñada en Milán y Moneda* romana de plata*, acuñada en el
Brabante con valor de medio ducatón*. siglo IV con valor de medio miliarense*.

Medio enrique Medio pacífico


Moneda* de oro*, acuñada por Enrique Moneda* barcelonesa de oro*, acuñada
IV de Castilla (1454-1474) con valor de entre 1465 y 1493 con valor de medio
medio enrique*. pacífico*.

Medio escudo Medio patagón


Moneda* de oro* con valor de medio Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
escudo (3)*. ses Bajos a lo largo del siglo XVII con
valor de medio patagón (1)*.
Medio excelente
Moneda* de oro* de los Reyes Católicos, equi- Medio pirral
valente al antiguo castellano*, acuñada entre Moneda* de plata* con valor de medio
1475 y 1497, con valor de medio excelente*. pirral*, acuñada en Mesina (Sicilia) por
[Fig. 121] Pedro III de Aragón entre 1282 y 1285.
Medio principat Menudo
Moneda* catalana de oro*, acuñada en V. Dinero (2)
1493 por Fernando II de Aragón con
valor de medio principat*. Menut
V. Dinero (2)
Medio quirate
Moneda* almorávide de plata* con va- Metal
lor de medio quirate*. Cuerpo simple de brillo característico,
elevada conductividad térmica y eléc-
Medio real trica y sólido a temperatura ordinaria,
Moneda* castellana de plata* con valor a excepción del mercurio. Se identifica
de medio real (2)* o cinco décimas*. por su dureza, resistencia a la defor-
[Fig. 130] mación y a la rotura, ductilidad, ma-
leabilidad, fusibilidad (capacidad de
Medio shekel aleación* entre dos o más metales) y
Moneda* fenicio-púnica de plata* con durabilidad. Resulta, por tanto, fácil de
valor de medio shekel (2)*. dividir y cómodo de transportar. Estas
[Fig. 54]
cualidades, unidas al hecho de que
muchos pueblos otorgan al metal un
Medio soberano valor añadido, de carácter simbólico o
Moneda* inglesa de oro* con valor de sagrado, hacen de esta materia la más
medio soberano*. utilizada con función de dinero (1)*
y la más empleada en la mayoría de
Medio sueldo los objetos numismáticos. No obstante,
Moneda* de plata* con valor de medio no todos los metales son apropiados
121
sueldo (2)*. para esta función. Así, y desde la Anti-
güedad, los metales más usados como
Medio táler dinero han sido el oro*, la plata*, el
Moneda* de plata* con valor de me- cobre* y, en menor cantidad, el estaño*
dio táler*. y el plomo (1)*, tanto puros como en
aleaciones; en la actualidad, se recurre
Medio timbre a metales más baratos, como el níquel*
Moneda* de oro*, acuñada en Perpi- y el aluminio*.
ñán por Juan I de Aragón (1387-1396) Desde la Edad Antigua, los metales
y en Valencia por Alfonso V de Ara- al peso se han utilizado para valorar
gón (1416-1458) con valor de medio bienes y realizar pagos. Esta tradición
timbre*. se remonta, al menos, al siglo XXIV
a.C. en Mesopotamia, perdurando su
Medio trentín uso en algunas culturas hasta fechas
Moneda* de oro* con valor de me- muy recientes. En ciertas comunida-
dio trentín*, acuñada en Barcelona des, su arraigo llegó a ser tan fuerte
durante los reinados de Felipe III y que, a pesar de la llegada masiva de
Felipe IV. monedas* y billetes* a partir de fina-
les del siglo XIX, los metales al peso
Medio victoriato se siguieron empleando durante largo
Moneda* de plata* de la República Ro- tiempo.
mana con valor de medio victoriato*. V.a. Cospel; Lingote
Ref.: Melville Jones (1986: Voz metals of coina- romana de oro*. Equivalía a la doceava
ge; 1990: Voz metals of coinage); DRAE (1992: parte del sólido (1)* y a dos silicuas*.
Voz metal [1]); Kroustallis (2008: Voz metal)
También se acuñaron mitades.
Metal noble [Fig. 41]
Ref.: Mateu (1946: Voz miliarense); Melville Jo-
Metal* inerte químicamente y que, por nes (1990: Voz miliarensis); Amandry (2001: Voz
tanto, posee la capacidad de no alte- miliarense)
rarse ni oxidarse con facilidad, como el
oro* y el platino*. Miliaresion
Ref.: DRAE (1992: Voz metal1 noble) Moneda* bizantina de plata*, creada
por León III (717-741), con valor de un
Metal precioso doceavo de sólido (1)*. Se acuñaron
Metal* usado como medida de valor y también piezas de un tercio y de dos
para confeccionar objetos de adorno, tercios. A partir del siglo XI se convirtió
como el oro*, la plata* y el platino*. En la en una moneda de cuenta*, equivalente
Naturaleza puede encontrarse libre y sin a cuatrocientas nummia*.
formar compuestos, lo que, unido a sus [Fig. 70]
características físicas (brillo, color, dure- Ref.: Mateu (1946: Voz miliaresion); Melville Jo-
za) y a su relativa escasez, aumenta su nes (1990: Voz miliarensis); Amandry (2001: Voz
miliarèsion)
apreciación como símbolo de riqueza.
Ref.: DRAE (1992: Voz metal1 precioso)
Millarés
Moneda* de plata*, copia cristiana del
Metical medio dirham (2)* almohade, con leyen-
V. Mizcal (1) das* que imitan el árabe, a menudo de
forma incorrecta. Fue acuñada durante
122 Miaja el siglo XIII, con especial abundancia
V. Óbolo (1) en Aragón, Cataluña y Valencia. Estaba
destinada a ser reexportada hacia los
Mil pesetas países musulmanes, aunque circuló en
Moneda* conmemorativa con valor de todo el ámbito peninsular cristiano. El
mil pesetas*, acuñada en plata* entre nombre deriva del término miliarense*.
1989 y 2000. Ref.: Mateu (1946: Voz millarés); Amandry (2001: Voz
Ref.: Aledón (2002: 100-156) millares); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: 93)

Milésima Millieme
Unidad de medida utilizada para expresar Moneda fraccionaria* de Libia (hasta
la ley* del oro* y, desde la implantación del 1971), Egipto y Túnez, equivalente a
sistema decimal, también de la plata*. Mil una milésima parte del dinar (2)*.
milésimas equivalen a la máxima pureza. Ref.: Amandry (2001: Voz millieme)
Ref.: Meurice (1985: 132); Gil Farrés (1993: 71)
Mingdao
Miliarense V. Yidao (1)
Moneda* romana de plata*, introducida
por Constantino I en el 324 y emitida Mitad
esporádicamente hasta finales del siglo Término convencional para designar el
IV. Debe el nombre a su corresponden- divisor* equivalente a media parte de
cia con la milésima parte de la libra (1)* la unidad*.
[Fig. 62] Modelo
Ref.: Alfaro (1998: 54)
Arquetipo de medalla* o de moneda*,
esculpido por el grabador* o medallis-
Mitako ta* para su posterior reproducción en
Hilos o anillos de cobre* o latón* (pl. matrices* o en cuños*.
mitaki), utilizados como dinero (1)* V.a. Prueba de acuñación
hasta principios del siglo XX en gran
parte del África central. Módulo
Ref.: Quiggin (1963: 76-77); Rivallain e Iroko Diámetro de la moneda* o de la meda-
(1986: 22-25); Amandry (2001: Voz mitako); Esto
es dinero (2001: 109-110, fig. 88) lla*, expresado en milímetros. A prin-
cipios del siglo XIX, y con el fin de fa-
Mitcal cilitar la medición y publicación de las
V. Mizcal (1) monedas, el numismático francés Mion-
net inventó una escala con diversos
círculos, sobre los que se medían las
Mite
piezas; esta escala fue utilizada durante
Moneda* de vellón* o de cobre*, divisor*
todo el siglo XIX e, incluso, parte del
del patard*, acuñada en los Países Bajos
siglo XX, especialmente en el campo de
en los siglos XV al XVII. También se emi-
la numismática* griega. Actualmente se
tieron piezas de dos, tres y cuatro mites.
emplea el pie de rey o calibre para ob-
Ref.: Mateu (1946: Voz mite); Amandry (2001:
Voz mite)
tener la medida exacta de la pieza.
Ref.: Meurice (1985: 78, 134); Melville Jones
(1986: Voz mionnet’s scale); Beltrán (1989: 127);
Mizcal (1) Amandry (2001: Voz module)
Unidad ponderal* del mundo musul-
mán, aplicada habitualmente al dinar Mohur 123
(2)*. La reforma de ‘Abd al-Malik fijó su Moneda* de oro*, creada en el norte de
peso canónico en 4,25 g, equivalente a la India por los Grandes Mogoles en 1562
veinte quirates*. y cuyo valor era de diez rupias*. Su peso
Ref.: Mateu (1946: Voz mizcal); Amandry (2001: (11 g) coincide con el de la unidad pon-
Voz mithqal ou miskal)
deral*, de origen persa, llamada también
mohur. Se acuñaron piezas de doscientos,
Mizcal (2) cien, cincuenta, veinticinco, veinte, doce
Moneda* de oro* del sultán mameluco y medio, doce, diez, nueve, cinco, cuatro,
al-Mu´ayyad (1412-1421). También reci- dos, uno, un medio, un cuarto, un quinto,
be este nombre la piastra (2)* marroquí un octavo, un dieciseisavo y un treintaido-
de plata*, con valor de diez dirhames savo de mohur, cada una de ellas con su
(2)*, creada por Muhammad III en 1775. propia denominación. Fue imitado por los
Ref.: Amandry (2001: Voz mithqal ou miskal) sultanatos vecinos y por los Estados que
sucedieron a los mogoles en la zona.
Moco También reciben este nombre diversas
Nombre que reciben en la isla de Gua- monedas de oro y plata* acuñadas en
dalupe (archipiélago de Las Antillas) los Nepal en los siglos XVI a XVIII, y la mo-
ocho reales* españoles, recortados en neda de oro, con valor de quince rupias,
formas muy curiosas. emitida en la India británica entre 1835
V. Ocho reales y 1891.
Ref.: Gil Farrés (1974: 252) Ref.: Amandry (2001: Voz mohur ou mohar)
Molde Mon
Pieza hueca que se llena de materia La más pequeña moneda de cuenta* del
blanda o derretida, para que, al solidifi- antiguo Japón.
carse ésta, reproduzca su forma interior. Ref.: Amandry (2001: Voz mon)
En Numismática* el término se aplica
a las dos valvas de anverso* y rever- Moneda
so* que, una vez unidas y ajustadas, Forma de dinero (1)*, pieza generalmen-
reciben el metal* líquido que constitui- te de metal*, emitida por una autoridad
rá la moneda* o medalla*. Es, además, pública y grabada con tipos* y leyendas*
una de las técnicas más utilizadas en que certifican su valor legal; la marca* de
la fabricación de cospeles* para la acu- la autoridad emisora* es, por tanto, la que
ñación (2)*. Los moldes suelen ser de define la moneda y garantiza su validez
barro, pizarra, arenisca u otro material como dinero. Se utiliza como medio de
refractario. pago en las transacciones legales y co-
V.a. Fundición merciales, como medida de valor y como
Ref.: Casares (1971: Voz molde); Meurice (1985: reserva de riqueza. Actualmente tiende a
146); Cooper (1988: 10-17); Gil Farrés (1993: 43) adoptar el aspecto de un pequeño disco
de metal con diseños estampados en sus
Molde múltiple caras*, aunque a lo largo de sus más de
Molde* para fundir varias piezas al mis- 2500 años de vida ha contado con diver-
mo tiempo. Cuenta, por tanto, con va- sas formas, materias, diseños y tamaños,
rias cavidades, unidas entre sí por cana- según la época y el lugar de fabricación.
les de alimentación. La moneda fue inventada en tres zonas
[Figs. 229 y 230] distintas y sin relación entre sí: China, Li-
Ref.: Cooper (1988: 10-17); Gil Farrés (1993: 43) dia e India, si bien esta última se sumó
124
pronto al modelo griego como conse-
Molde múltiple en árbol cuencia de su conquista por Alejandro
Molde múltiple* que adopta la dispo- Magno en 337 a.C. Las primeras mone-
sición de un árbol: un canal central, a das chinas surgieron en el siglo VI a.C.,
modo de tronco, con ramas laterales eran de cobre* y tenían forma de azada*
que rematan en las cavidades para fun- y cuchillo, pues imitaban las herramien-
dir las piezas. tas que eran empleadas habitualmente
[Fig. 229] como dinero. Por el contrario, la tradición
Ref.: Cooper (1988: 10-17); Gil Farrés (1993: 43) monetaria occidental se originó en Lidia
(Asia Menor, actual Turquía) en el siglo
Molde múltiple en rosario VII a.C., a partir de pequeños glóbulos
Molde múltiple* que adopta una dis- de electro* acuñados con la técnica del
posición lineal, con distintas cavidades cuadrado incuso*. Su uso se extendió rá-
de fundición* a lo largo de un canal de pidamente por toda Grecia y, de allí, pasó
alimentación. Se utiliza frecuentemente al resto del ámbito mediterráneo.
para fabricar cospeles*. El término procede del latín moneta,
[Fig. 230] sobrenombre de la diosa romana Juno
Ref.: Cooper (1988: 10-17); Gil Farrés (1993: 43) Moneta, o “la que advierte”, junto a cuyo
templo se instaló, en 269 a.C., la ceca* de
Molde sencillo Roma. De este modo, el taller de moneda
Molde* para fundir una sola pieza. quedó bajo su protección, tomando tam-
Ref.: Cooper (1988: 10-17); Gil Farrés (1993: 43) bién su nombre lo que allí se fabricaba.
[Figs. 254 y 255] Moneda columnaria
Ref.: Gil Farrés (1966: 1); Meurice (1985: 136); Mo- Término que engloba los reales (2)* es-
rales y Salazar (1986: 29); Morrison (1992: 6); Alfaro
(1996: 12-13); Amandry (2001: Voz monnaie) pañoles de plata* acuñados en las ce-
cas* americanas que presentan, como
Moneda anepígrafa tipo* de reverso*, los dos hemisferios
Moneda* sin ningún tipo de leyenda*. coronados entre las columnas de Hér-
Ref.: Meurice (1985: 18); Morales y Salazar
cules y el cordoncillo* laureado en el
(1986: 7); Morrison (1992: 37); Gil Farrés (1993: canto*, tipo introducido en 1732 en
26); Amandry (2001: Voz anépigraphe) México. En sentido amplio, la expre-
sión puede aplicarse también a las emi-
Moneda anónima siones* anteriores, de tipo macuquino*,
Moneda* que no presenta en su leyen- que llevan las columnas de Hércules y
da* el nombre de la autoridad emisora*. la divisa PLUS ULTRA.
Ref.: Meurice (1985: 19); Gil Farrés (1993: 26); Ref.: Mateu (1946: Voces duro columnario; pese-
Amandry (2001: Voz anonyme) ta columnaria); Morales y Salazar (1986: 13)

Moneda azada Moneda concesionaria


V. bubi Moneda* cuya acuñación (2)* es conce-
dida por la autoridad emisora*, normal-
Moneda bracteada mente el rey, a una localidad, iglesia o
Término empleado para designar un monasterio.
tipo de moneda* fabricada mediante V.a. Moneda real
un peculiar sistema de acuñación (2)*, Ref.: Gil Farrés (1976: 316-317, 326; 1993: 74)
a partir del siglo XII y hasta la Edad
Moderna, en países germánicos y del Moneda contramarcada
norte de Europa. Se acuñaba con cos- Moneda* que presenta una contra- 125
peles* muy finos y un solo cuño*, fijo, marca*.
para el anverso*, recubriendo el cuño
V.a. Moneda resellada
móvil de un material blando; esto [Fig. 225]
producía piezas extremadamente fi-
nas, de forma cóncava y de una sola Moneda cortada
cara*, con el reverso* en hueco (mo- V. Moneda partida
neda incusa*). Suelen ser dineros (2)*
o peniques*.
Moneda cuchillo (1)
Ref.: Mateu (1946: Voz bracteata); Gil Farrés V. Daobi
(1966: 13; 1976: 63); Cooper (1988: 27-28);
Amandry (2001: Voz bractéate)
Moneda cuchillo (2)
Moneda cercenada V. Qidao (1)
Moneda* de oro* o plata* recortada, ofi-
cial o privadamente, con el fin de con- Moneda cuchillo (3)
seguir metal* o disminuir el valor de la V. qidao (2)
pieza. La presencia de cantos* decora-
dos (cordoncillo*) se debe, frecuente- Moneda cuchillo (4)
mente, al deseo de evitar los recortes V. Yidao (1)
fraudulentos.
V.a. Canto; Cordoncillo; Macuquina Moneda cuchillo (5)
Ref.: Beltrán (1950: 33) V. yidao (2)
Moneda de Chiang Moneda de la tierra
V. Kakim Objetos que, en el momento de la lle-
gada de los españoles, se empleaban en
Moneda de Chieng América como elementos de intercam-
V. Kakim bio entre los indígenas. La expresión “de
la tierra” equivale a “del país”, ya que di-
Moneda de Ciang chos materiales podían ser de cualquier
V. Kakim tipo, desde agrícolas, hasta pecuarios,
minerales o manufacturados.
Moneda de Cieng V.a. Dinero tradicional
V. Kakim Ref.: Gil Farrés (1976: 402); VV.AA. (1991: 225);
Torres (1994-1995); Cavieres (2003: 12)

Moneda de consagración
Moneda de necesidad
Moneda* acuñada tras la muerte de un
Moneda* realizada en muy diversas ma-
emperador romano para conmemorar
terias en momentos de penuria, ante la
su apoteosis. En el reverso* suele apare-
falta de circulante* o en circunstancias de
cer la leyenda* CONSECRATIO y, como
emergencia (generalmente de carácter
tipo*, un águila o un pavo real, según se
bélico), canjeable por emisiones* de cur-
aluda al emperador o a la emperatriz.
so legal al terminar dichas situaciones.
Ref.: Beltrán (1950: 54); Meurice (1985: 138);
Melville Jones (1990: Voz consecratio) V.a. Billete de necesidad; Ficha
[Fig. 176]
Ref.: Mateu (1946: 151); Beltrán (1950: 34); Mo-
Moneda de cuenta rales y Salazar (1986: 30); Morrison (1992: 74-
Moneda* que, en la mayoría de las oca- 77); Amandry (2001: Voz nécessité)

126
siones, no existe físicamente, pero que se
utiliza para evaluar cantidades; así, por Moneda de restitución
ejemplo, el talento*, la libra (1)*, el sueldo Moneda* imperial romana en cuya le-
(1)* o el ducado (1)* en las Edades Media yenda* de reverso* figura la palabra
y Moderna. En general, se trata de piezas RESTITVIT y cuyos tipos* imitan los uti-
que han desaparecido de la circulación* a lizados en anteriores emisiones* impe-
causa de la devaluación* monetaria o de riales o, incluso, republicanas. Tienen,
reformas en el sistema, pero cuya acepta- por tanto, un carácter conmemorativo.
ción para la contabilidad ha persistido, al Estas monedas se acuñaron en época
ser monedas muy utilizadas y arraigadas de Tito, Domiciano, Nerva y Trajano.
entre la población. Ref.: Beltrán (1950: 54); Melville Jones (1990:
Voz Restituit and Restitutor)
Ref.: Gil Farrés (1966: 14; 1993: 14); Morales y
Salazar (1986: 15); Beltrán (1989: 126); Amandry
(2001: Voz compte) Moneda desmonetizada
Moneda* retirada de la circulación* y,
Moneda de curso legal por tanto, sin valor nominal* ni poder
Moneda* autorizada por el Gobierno de liberatorio*. Suele marcarse de diferen-
un Estado para circular por su ámbito tes maneras; por ejemplo, con cortes de
territorial. Automáticamente se convier- cizalla o resellos*.
te en dinero (1)*, pudiendo utilizarse en Ref.: Meurice (1985: 70)
cualquier operación económica.
Ref.: Gil Farrés (1966: 1); Meurice (1985: 57); Gil Moneda divisional
Farrés (1993: 13); Amandry (2001: Voz cours légal) V. Moneda fraccionaria
Moneda divisionaria Ref.: Beltrán (1950: 31); Meurice (1985: 142);
Beltrán (1989: 126); Gil Farrés (1993: 13-14);
V. Moneda fraccionaria
Amandry (2001: Voz fiduciaire)

Moneda divisoria
Moneda flor de cuño
V. Moneda fraccionaria
Moneda* que presenta un excelente es-
tado de conservación, semejante al de
Moneda epígráfica
una pieza recién acuñada. Generalmen-
Moneda* constituida exclusivamente
te se trata de ejemplares que no han
por leyendas*. Es el caso de numero-
circulado*.
sas monedas medievales europeas y de
Ref.: Meurice (1985: 88-90); Morales y Salazar
la mayor parte del numerario* islámico (1986: 37); Beltrán (1989: 126); Gil Farrés (1993:
acuñado a partir de la reforma de ‘Abd 92); Amandry (2001: Voz fleur de coin)
al-Malik, en 77 H./696 d.C.
Ref.: Morrison (1992: 37) Moneda forera
Tributo castellano que se pagaba al rey
Moneda esquifada cada siete años en reconocimiento del
Moneda* de forma cóncava, a modo de privilegio que concedía al monarca el
cuenco o cazoleta. La tipología es fre- derecho de acuñación (2)* de moneda*,
cuente en las acuñaciones (1)* bizanti- una de las cuatro máximas prerrogativas
nas resultantes de la reforma monetaria de la soberanía. Este impuesto, al que
de Alejo I (1092). se sometía toda la población, según su
V.a. Hyperper; Nomisma histamenon patrimonio, consta documentalmente
Ref.: Gil Farrés (1966: 13; 1976: 63); Meurice desde principios del siglo XII, siendo
(1985: 185); Gil Farrés (1993: 17) abolido en 1724. Su objetivo era obligar
a la autoridad emisora* a mantener la
Moneda falsa 127
calidad de la moneda y no deteriorarla,
Moneda* adulterada o fabricada ile- así como incrementar las rentas proce-
galmente en cualquier momento his- dentes de la acuñación.
tórico con el fin de hacerla pasar por
V.a. Moneda real
auténtica. Ref.: Mateu (1946: Voz moneda forera); Gil Fa-
V.a. Emisión rrés (1976: 326, 344)
Ref.: Melville Jones (1986: Voz counterfeit coins;
1990: Voz counterfeit coins); Gil Farrés (1993: 14) Moneda forrada
Moneda* fabricada a partir de un cos-
Moneda falsificada pel* de poco valor (cobre*, hierro*, plo-
V. Falsificación de moneda para el co- mo (1)*, estaño*) recubierto de una fina
leccionismo lámina de metal* precioso*, con el ob-
jetivo de hacerla pasar como pieza de
Moneda fiduciaria oro* o plata*.
Moneda* que representa un valor mu-
Ref.: Beltrán (1950: 32, 162); Morrison (1992: 86)
cho mayor (valor nominal*) que el valor
real de la materia de que está hecha
Moneda fraccionaria
(valor intrínseco*), generalmente papel*
Moneda* utilizada como divisor* de la
o metal* bajo. Su valor, por tanto, es
unidad monetaria* de un país.
aceptado en virtud de la confianza de-
Ref.: Mateu (1946: Voz moneda divisionaria);
positada en la autoridad que la emite. Meurice (1985: 141); (Beltrán (1989: 126); Gil
Es el caso de los billetes* o de las mo- Farrés (1993: 60-61); Amandry (2001: Voz divi-
nedas actuales. sionnaire)
Moneda frustra de un accidente en el proceso de acu-
Moneda* que, por su desgaste o por su ñación (2)*, cuando una moneda queda
pésimo estado de conservación, resulta adherida inadvertidamente al cuño* de
imposible de identificar y apenas es re- reverso y, al golpear el siguiente cos-
conocible, excepto por su forma. pel*, graba en hueco el tipo de anverso
Ref.: Gil Farrés (1993: 15, 93) en la cara* que debería ser el reverso de
la nueva moneda.
Moneda funeraria [Figs. 221 y 222]
Moneda* utilizada como ofrenda o ajuar Ref.: Mateu (1946: Voz incusa, moneda); Meuri-
ce (1985: 111); Morales y Salazar (1986: 24); Mo-
funerario. El caso más conocido es el rrison (1992: 64); Amandry (2001: Voz incuse)
del óbolo (2)* de Caronte, del mundo
griego y romano, que se depositaba en Moneda inventada
la tumba para que el difunto pudiera Moneda* con apariencia real pero que
pagar al barquero Caronte la travesía nunca existió en su época, falsificación*
hasta el Más Allá. También en la anti- creada generalmente para el mercado
gua China el “dinero (1)* del infierno” del coleccionismo. El término se utiliza
aseguraba el sustento del muerto en su también para referirse a ciertas piezas,
viaje por el Otro Mundo; con el fin de mencionadas en algunos libros anti-
evitar la inmovilización del numerario*, guos y que, no conociéndose más que
estas piezas terminaron fabricándose en por referencias nunca comprobadas, se
hueso*, plomo (1)*, terracota y, a partir cree que no existieron en realidad.
del siglo VII, en papel*. En la actuali-
Ref.: Beltrán (1950: 37); Meurice (1985: 113)
dad, se siguen imprimiendo billetes* fu-
nerarios en China, Vietnam y Singapur.
Moneda legionaria
Ref.: Beltrán (1950: 43); Meurice (1985: 142); Nombre que se da a las monedas* emi-
128 Melville Jones (1986: Voz Charon’s obol; 1990:
Voz Charon’s obol); VV.AA. (1993: 272-276); tidas para hacer frente a las necesida-
Amandry (2001: Voces Charon; funéraires) des de las legiones romanas durante las
campañas bélicas. Generalmente se acu-
Moneda híbrida ñaban en cecas* itinerantes que seguían
Moneda* en la que cada una de sus los movimientos de las tropas. Suelen
caras* corresponde a emisiones* dife- mostrar tipos* alusivos al ejército.
rentes. Puede atribuirse a errores de Ref.: Beltrán (1950: 32, 54, 167); Melville Jones
acuñación (2)* o, sobre todo, a falsifi- (1990: Voz Legio)
caciones*.
Ref.: Meurice (1985: 110); Morales y Salazar Moneda llave (1)
(1986: 23); Amandry (2001: Voz hybride) V. qidao (2)

Moneda imaginaria Moneda llave (2)


V. Moneda de cuenta V. yidao (2)

Moneda incusa Moneda natural


Moneda* que presenta en el reverso* el V. Moneda de la tierra
mismo tipo* que en el anverso*, aunque
en hueco. Puede ser producto de una Moneda obsidional
acción deliberada (las primeras emisio- Dentro de las emisiones de necesidad*,
nes* griegas de la Magna Grecia o las moneda* acuñada entre los siglos XV
monedas bracteadas*, por ejemplo) o y XIX en ciudades sitiadas y, por tan-
to, privadas de aprovisionamiento mo- antiguas y foráneas, y de fabricar cos-
netario. Aunque existen ejemplares en peles nuevos, por lo que suele usarse
oro* y plata*, la mayoría de ellas están en casos de emergencia, cuando se ne-
realizadas en metales* menos nobles e, cesita acuñar una emisión* con rapidez.
incluso, en otras materias no metálicas. Si se realiza correctamente, los tipos*
Ref.: Mateu (1946: Voz obsidional, moneda); de la moneda empleada como soporte
Beltrán (1950: 34); Morales y Salazar (1986: 30); desaparecen; pero cuando el proceso
Morrison (1992: 74-77); Amandry (2001: Voz ob- no es perfecto, los antiguos tipos son
sidionale)
visibles, por lo que las reacuñaciones
pueden proporcionar datos muy intere-
Moneda partida
santes para la clasificación cronológica
Moneda* cortada en dos o más porcio-
de las emisiones y su circulación*.
nes. En ciertas ocasiones, la falta o es-
V.a. Cospel
casez de moneda fraccionaria* obligaba
Ref.: Beltrán (1950: 54); Meurice (1985: 193);
a dividir piezas de mayor valor en va- Melville Jones (1990: Voz overstriking); Morrison
rias partes iguales, que pudieran usarse (1992: 64)
como divisores. A veces, los segmentos
resultantes recibían una contramarca* o Moneda real
resello*, que les otorgaba el valor con el En la Edad Media, moneda* acuñada di-
que debían circular*. rectamente por el rey, haciendo uso de
V.a. Cortadillo su privilegio de acuñación (2)*.
Ref.: Morales y Salazar (1986: 22) V.a. Moneda concesionaria; Moneda forera
Ref.: Mateu (1946: 138, 140); Gil Farrés (1976:
Moneda perforada 316-317; 1993: 74)
Moneda* que presenta uno o varios
agujeros. Se trata de una alteración pos- Moneda recortada
129
terior a la acuñación (2)* y que, por tan- V. Moneda cercenada
to, no responde a una tipología oficial
de agujero central. Según diferentes hi- Moneda resellada
pótesis de investigación, la perforación Moneda* que ha recibido un resello*.
de la moneda puede responder a un V.a. Moneda contramarcada
proceso de desmonetización* por parte [Fig. 226]
del Estado, con el fin de apartar una
determinada serie monetaria de la cir- Moneda retocada
culación* o con carácter ritual, o a una Moneda* que ha sufrido la alteración
manipulación por parte de los usuarios, intencionada de alguno de sus elemen-
para transformar la pieza en un objeto tos, por ejemplo, la leyenda* o el tipo*.
de adorno o en un amuleto. V.a. Falsificación de moneda para el coleccio-
nismo
Moneda-placa
V. Daler (1) Moneda reutilizada
V. Moneda reacuñada
Moneda reacuñada
Moneda* ya existente reutilizada como Moneda serrada
cospel* para una nueva acuñación (2)*. Moneda* acuñada sobre un cospel* de
Este proceso ahorra al taller el tiempo canto serrado*, conseguido manual-
y los gastos de conseguir metal*, bien mente mediante el uso del cincel.
en bruto o bien fundiendo monedas [Fig. 209]
Moneda sin circular dichas bandejas. Por extensión, colec-
V. Moneda flor de cuño ción ordenada de monedas o medallas.
Ref.: DRAE (1992: Voz monetario [2], [3] y [4]);
Moneda suberada De Gabinete a Museo (1993: 235, nº 23-24)
V. Moneda forrada
Monograma
Monedero Diseño formado por la combinación de
Toda aquella persona que trabaja en dos o más letras que a veces aparece en
la fabricación de la moneda*, aunque el campo* de una moneda* o medalla*.
a veces el término puede referirse res- Suele corresponder a la marca de ceca*,
trictivamente a los acuñadores propia- de ensayador* o del responsable de la
mente dichos. El personal de la ceca* emisión*.
siempre fue muy variado y numeroso, Ref.: Beltrán (1950: 51); Melville Jones (1990: Voz
en consonancia con las diversas fases monogram); Amandry (2001: Voz monogramme)
en que se desarrollaban las operaciones
de fabricación. Así, en la antigua Roma, Morabetino
a la cabeza de la familia monetaria o V. Maravedí
monetarii se hallaban los cargos públi-
cos responsables del proceso, los ma- Mowio
gistrados monetales* o tresviri auro ar- V. Tautau
gento aere flando feriundo, puesto que
constituía el primer peldaño del cursus Mullu
honorum. Bajo su mando se encontra- V. Spondylus
ba el resto de empleados de la ceca:
los cajeros o nummullarii, los jefes de Múltiplo
130 taller u officinatores, los fundidores de Moneda* de valor superior al de la uni-
metal* o flaturarii, los ensayadores* o dad* del sistema. Además de los múl-
exactores, los grabadores* de cuños* o tiplos destinados a circular*, existen
scalptores, los grabadores de leyendas* también emisiones* de altísimo valor,
o signatores, los ajustadores de forma llamadas habitualmente “grandes múlti-
y peso o aequatores, los martilladores plos”, acuñadas de forma excepcional
o malleatores y los sustentadores de para su uso como objetos conmemora-
las tenazas o suppostores. Todos estos tivos, de prestigio o de ostentación; es
cargos, obviamente con distintas deno- el caso, por ejemplo, de los múltiplos
minaciones y con los cambios exigidos mayores del áureo* y del sólido (1)* ro-
por los avances tecnológicos, se man- mano, de los valores más altos de la
tuvieron en activo durante las Edades dobla (2)*, de los cincuentines* y de los
Media y Moderna. centenes*.
Ref.: Meurice (1985: 135); Melville Jones (1990: Ref.: Amandry (2001: Voz multiple)
Voz mint workers); Gil Farrés (1993: 42); Aman-
dry (2001: Voces monétaire; monnayeur); Torres
(2002: 173-179)

Monetario
Conjunto de estantes, cajones y bande-
jas* en que se colocan ordenadamente
las monedas* y medallas*, así como el
mueble donde se disponen y conservan
N
N´gbele Nén bac 131
V. Liganda Lingote* vietnamita de plata* de forma
rectangular, a modo de barra ligera-
Navoí mente curvada en sus extremos, con
Brazalete* de gran tamaño realizado un peso equivalente a 10 liang* o tael
con caparazón de tortuga* y decorado (unos 370 g). Debido a su aspecto, en
con incisiones geométricas rellenas la literatura numismática aparece, en
de pasta blanca. Se fabricaba en Nue- ocasiones, con el nombre de “dinero
va Guinea y, desde allí, era exportado barco”. Estos lingotes tuvieron una gran
a Sag Sag, en el extremo occidental difusión a partir del siglo XVI. Ante la
de Nueva Bretaña, donde era una de ausencia de un numerario* abundante y
las formas de dinero (1)* destinadas fiable, se convirtieron en el circulante*
a pagos especiales, como los matri- principal del país, sobre todo durante
moniales. el siglo XIX. Eran emitidos tanto por el
Ref.: Quiggin (1963: 155, fig. 57); Opitz taller imperial como por particulares,
(1991: 78); Esto es dinero (2001: 49, fig. 37; aunque su ley* estaba sometida siem-
161, nº 57) pre al control del Estado. En los late-
rales llevaban la inscripción* công giáp
Negrete (“de primera calidad”) y en el reverso*,
Dinero (2)* de vellón* de Navarra, acu- el valor, 10 liang. En el siglo XIX, a és-
ñado por Fernando el Católico desde tas se añadieron otras leyendas*, refe-
1513. Equivalía a medio cornado*. rentes a la oficina* de control (Trong
Ref.: Mateu (1946: Voz negrete) binh), la era, la fecha, la provincia de
fabricación y el nombre del interventor. dado, de muy mala calidad, acuñada
Fueron retirados a mediados del XIX, a partir de mediados del siglo XV con
aunque continuaron circulando durante valor de un doble dinero tornés*. Tam-
cierto tiempo, tanto los oficiales como bién reciben este nombre las piezas de
sus imitaciones*. vellón y de cobre* emitidas en el siglo
Ref.: Thierry (1986: 7, 10-11, 66); Amandry (2001: XVI por Carlos V y Felipe II en el Fran-
Voz nén bac); Dinero exótico (2001: 49) co Condado y Borgoña.
Ref.: Mateu (1946: Voz niquet); Amandry (2001:
Nibu gin Voz niquet)
Moneda* japonesa de plata*, con for-
ma de pequeña placa ovalada, que fue Nishu gin
emitida desde el siglo XVI, aunque su Moneda* japonesa de plata*, con forma
uso se generalizó en la primera mitad de pequeña placa ovalada, que fue emi-
del siglo XIX. Su peso oscila entre 2 bu tida en los siglos XVIII y XIX. Su peso
y 0,5 ryo*. oscila entre 2 shu y un octavo de ryo*.
V.a. Ryo V.a. Ryo
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry
(2001: Voces bu; japonaises [monnaies]) (2001: Voces shu; japonaises [monnaies])

Nibu kin Nishu kin


Moneda* japonesa de oro*, con forma Moneda* japonesa de oro*, con forma
de pequeña placa ovalada, que fue de pequeña placa ovalada, que fue emi-
emitida desde el siglo XVI, aunque su tida desde finales del siglo XVII hasta
uso se generalizó en la primera mitad mediados del siglo XIX. Su peso oscila
del siglo XIX. Su peso oscila entre 2 bu entre 2 shu y un octavo de ryo*.
132 y 0,5 ryo*. V.a. Ryo
V.a. Ryo Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 24); Amandry (2001: Voces shu; japonaises [monnaies])
(2001: Voces bu; japonaises [monnaies])
Nishuban gin
Nibuban gin V. Nishu gin
V. Nibu gin
Nishuban kin
Nibuban kin V. Nishu kin
V. Nibu kin
Noble
Níquel Moneda* inglesa de oro*, acuñada des-
Metal* de color y brillo semejantes a los de 1344. Tuvo gran éxito en los Países
de la plata*, duro, tenaz y resistente a la Bajos, donde fue emitida a partir del
corrosión. Formando liga con el cobre* siglo XV por numerosos gobernantes
y la plata, se emplea en las aleaciones* y ciudades. Por su origen o tipología,
monetarias. puede recibir diversos nombres, como
Ref.: Morales y Salazar (1986: 30); DRAE (1992: noble de Inglaterra, noble de San Jorge,
Voz níquel [1]); Gil Farrés (1993: 56); Kroustallis noble de la E, noble de la nau o noble
(2008: Voz níquel) de la rosa, aunque este último término
solo se emplea para la moneda de oro
Niquet emitida por Felipe II en los Países Ba-
Moneda* de vellón* del Franco Con- jos. Tuvo como divisores* el medio y el
cuarto de noble. Novén
[Fig. 135] Moneda* castellana, de vellón* o de co-
Ref.: Mateu (1946: Voz noble); Amandry (2001: bre*, acuñada a partir del siglo XIII con
Voz noble)
valor de nueve dineros (2)*, de donde
deriva su nombre.
Nomisma (1)
[Fig. 95]
Palabra que, en el mundo griego, de- Ref.: Mateu (1946: Voz novén); Amandry (2001:
signa a la moneda*. El término deriva Voz novene)
de nomos (ley), recordando que su acu-
ñación (2)* proviene de la ley y, por Nueve sólidos
tanto, que es un derecho exclusivo del Moneda* romana de oro* con valor de
Estado. nueve sólidos (1)*.
Ref.: Amandry (2001: Voz nomisma)
Numario
Nomisma (2) V. Numerario
Nombre griego del sólido (2)* bizanti-
no, acuñado entre los siglos V y XI. A Numerario
partir de finales del siglo X se distin- Nombre que se da al conjunto de mo-
gue entre el nomisma histamenon*, de nedas* propias de un lugar, área, país,
buen peso, y el nomisma tetarteron*, Estado, gobernante o época.
de peso ligero. Ref.: Meurice (1985: 150); VV.AA: (1991: 225)
[Fig. 69]
Ref.: Mateu (1946: Voz nomisma); Amandry Numismática
(2001: Voz nomisma) Ciencia que estudia las monedas* y los
elementos formal o funcionalmente rela-
Nomisma histamenon cionados con ellas; es decir, todos los ob- 133
Moneda* bizantina de oro* (sólido (2)*) jetos que por su apariencia exterior se les
de buen peso, acuñada en los siglos X asemejan, tales como medallas* o fichas*,
y XI. Su módulo* aumentó con Basilio así como todos aquellos que desempeñan
II (963-1025), adoptó forma cóncava una función dineraria en las sociedades
desde mediados del siglo XI y su ley* antiguas y modernas (papel moneda*, di-
empeoró notablemente con Nicéforo nero tradicional*, etc.), y los relacionados
III (1078-1081). Dejó de emitirse como con su fabricación, control oficial y uso
consecuencia de la reforma monetaria (balanzas, pesas dinerales* y pesas*).
de Alejo I en 1092. La Numismática desempeñó un impor-
V.a. Moneda esquifada tante papel en el desarrollo de los estu-
Ref.: Amandry (2001: Voz nomisma histaménon) dios históricos, especialmente en el naci-
miento de la Arqueología. El análisis de
Nomisma tetarteron los objetos numismáticos desde un punto
Moneda* bizantina de oro* (sólido (2)*) de vista científico, más que estético, se
de peso ligero, creada por Nicéforo II puede apreciar en algunos tratados del
(963-969) y acuñada en los siglos X y Renacimiento, quedando establecida su
XI. Con Alejo I (1081-1118), su ley* fue metodología de investigación ya en el
empeorando hasta convertirse en una siglo XVI. En la actualidad, esta ciencia
moneda casi de plata*, desapareciendo continúa siendo una magnífica fuente
con la reforma monetaria de 1092. para la interpretación y datación de nu-
merosas civilizaciones, culturas y perio-
Ref.: Amandry (2001: Voz nomisma tétartèron)
dos históricos.
Ref.: Beltrán (1950: 9); Meurice (1985: 150); Mo-
rales y Salazar (1986: 20); Morrison (1992: 6);
Amandry (2001: Voz numismatique); Chinchilla
(2005: 35)

Nummion
Moneda* bizantina de cobre*, acuñada
en los siglos V y VI. Circularon piezas de
uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, ocho,
diez, doce, dieciséis, treinta, treinta y
tres, cien, ciento veinte, ciento veinti-
cinco y doscientos cincuenta nummia.
A lo largo del siglo VI su emisión* fue
más esporádica y ya en el VII sólo se
utilizaba como moneda de cuenta*.
Ref.: Amandry (2001: Voz noummion)

Nummus (1)
Unidad monetaria* de las acuñaciones
(1)* de bronce* de diversos pueblos de
los siglos V y VI (vándalos, ostrogodos,
francos).
Ref.: Amandry (2001: Voz nummus); RIC (X: 18)

Nummus (2)
134 V. Follis (1)

Nyueki jimpo
Una de las “doce monedas* dinásticas”
(jiuni sen*), emisiones* japonesas que imi-
tan las piezas chinas tipo cash*. Fue acu-
ñada por el Gobierno imperial en 859.
Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
O
Oban 135
Moneda* japonesa de oro* en forma Óbolo (1)
de placa o lingote* ovalado de gran Moneda fraccionaria* medieval euro-
tamaño (de ahí su nombre, que en pea, mitad del dinero (2)*. Era conoci-
castellano significa “gran placa”), por da popularmente como miaja en Casti-
lo que fue utilizada principalmente lla, Aragón y Portugal y como malla en
como pieza de ostentación, regalo u Cataluña y Valencia. Por extensión, se
ofrenda. Era el mayor valor del sis- llamaba también miaja y malla a otras
tema monetario establecido a finales monedas fraccionarias o de muy poco
del siglo XVI y en uso hasta 1862, valor.
con un peso de 10 ryo* (unos 165 g). [Fig. 88]
En tinta china se marcaba el valor y Ref.: Mateu (1946: Voces óbolo; malla; miaja);
Amandry (2001: Voz obole)
la firma* del intendente de la ceca*,
mientras que con punzones (1)* se
grababa la fecha, la ley*, el origen Óbolo (2)
y el emblema imperial, la flor de la Moneda* griega de plata*, sexta parte
paulonia. de la dracma (2)* y doceava del está-
tero*. Como múltiplos*, contaba con el
V.a. Ryo
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 23); Amandry pentóbolo* (cinco óbolos), el tetróbo-
(2001: Voz oban) lo* (cuatro), el trióbolo* o hemidracma*
(tres), el dióbolo* (dos) y el trihemióbo-
Oban de plata lo* (uno y medio), y, como divisores*,
V. Ginban con el tritetartemorion* (tres cuartos),
el hemióbolo* (mitad), el tetartemo- primera etapa monetaria de Isabel II
rion* (cuarto) y el hemitetartemorion* (1833-1848).
(octavo). Su nombre procede de los [Fig. 179]
asadores de carne (en griego obeloi)
que cumplieron algunas de las funcio- Ocho áureos
nes del dinero (1)* en el mundo griego Moneda* romana de oro*, equivalen-
antiguo. te a ocho áureos*. Este raro múltiplo*,
[Fig. 6] de gran tamaño y considerable valor,
Ref.: Mateu (1946: Voz óbolo); Melville Jones era una pieza de ostentación, utiliza-
(1986: Voz obolos); Amandry (2001: Voz obole)
da como presente diplomático o para
obsequiar a personas cercanas al em-
Ochavo (1)
perador, funcionarios y oficiales de alto
Moneda* española de cobre*, acuña-
rango.
da por Fernando VII en Barcelona en
1813.
Ocho cornados
Ref.: Mateu (1946: Voz ochavo); Morales y Sala-
zar (1986: 31)
Moneda* navarra de vellón*, acuñada
en la Edad Moderna con valor de ocho
Ochavo (2) cornados*.
Nombre que reciben diversas piezas de
cobre* equivalentes a dos maravedís* o Ocho cuartos
a un octavo de real* (de ahí su nombre), Moneda* española de cobre* con valor
desde principios del siglo XVI hasta el de ocho cuartos (1)*.
reinado de Isabel II.
Ref.: Mateu (1946: Voz ochavo); Morales y Sala-
Ocho escudos
zar (1986: 31); Amandry (2001: Voz ochavo) Moneda* española de oro* con valor de
136
ocho escudos (3)*, acuñada entre los si-
Ochavo moruno glos XVI y XIX con peso de 1 onza (1)*,
Nombre dado en España al felús* ma- por lo que también se la conocía con este
rroquí de cobre* de finales del siglo XIX nombre. Fue llamada, además, doblón de
que cuenta con el emblema del Majzen a ocho. Algunos tipos concretos recibie-
(antiguo Imperio de Marruecos) en el ron denominaciones populares; éste es
anverso* y la fecha (de 1254 a 1288 el caso de las peluconas, piezas de ocho
H./1838 a 1871 d.C.) en el reverso*. El escudos de Felipe V, Fernando VI y Car-
pago de la indemnización que se es- los III en las que el busto del monarca
tipuló en el tratado de paz de Tetuán exhibe una gran peluca.
de 1860 se satisfizo, en parte, en esta [Figs. 164 y 165]
moneda*, por lo que abunda en los ha- Ref.: Mateu (1946: Voces onza; pelucas; pelu-
cona); Morales y Salazar (1986: 34); Amandry
llazgos* y en las colecciones españolas. (2001: Voz onza)
V. Felús
[Fig. 86] Ocho maravedís
Ref.: Mateu (1946: Voz ochavo moruno); Morales
y Salazar (1986: 31) Moneda* de cobre* con valor de ocho
maravedís*.
Ochenta reales [Figs. 153 y 171]
Moneda* castellana de oro* con valor
de ochenta reales (2)*, acuñada en épo- Ocho reales
ca de José I (1808-1813) y durante la Moneda* castellana de plata* con valor
de ocho reales (2)*, acuñada por los Octavo de hyperper
Austrias y los Borbones en la Penín- Moneda* bizantina de oro*, acuñada
sula y en América. Por su excelente entre los siglos XI y XIV con valor de
ley*, fue aceptada e imitada en todo un octavo de hyperper*.
el mundo. Esta pieza fue conocida con
diversos nombres, entre ellos real de Octavo de quirate
a ocho, patacón, patagón (2)* y, sobre Moneda* almorávide de plata* con va-
todo, peso duro y peso fuerte, de don- lor de un octavo de quirate*.
de proceden las denominaciones de
las monedas, de módulo*, peso y valor Octavo de real
aproximados, que la sucedieron: peso Moneda* castellana de plata*, con valor
(1) y (2)*, nombre de diversas mone- de un octavo de real (2)*, introducida
das en América y Filipinas, y duro (3)*, por los Reyes Católicos a partir de la
apelativo popular de la pieza española reforma de 1497. Equivalía a dos mara-
de cinco pesetas*. vedís* o a un ochavo (2)*.
V.a. Cinco pesetas; María
[Figs. 131, 147 y 163] Octodracma
Ref.: Mateu (1946: Voces duro; peso; peso duro;
peso fuerte; real de a ocho); Dasí (1950); Morales
Moneda* griega de plata* u oro* con va-
y Salazar (1986: 34); Beltrán (1989: 127); Gil Fa- lor de ocho dracmas (2)*.
rrés (1993: 180); Amandry (2001: Voz duro); Esto [Fig. 10]
es dinero (2001: 131)

Oficina
Ocho táleros Cada uno de los talleres internos en los
Moneda* de plata* con valor de ocho que se dividía y organizaba la produc-
táleros*. ción de una ceca*. Se identifican me-
137
diante marcas de oficina* que, al menos
Octavo en las monedas* romanas, se incluyen a
Término convencional para designar al partir del siglo III d.C.
divisor* equivalente a una octava parte
Ref.: Meurice (1985: 152-153); Cooper (1988: 33-
de la unidad*. 38, 109-121, 211-221); VV.AA. (1988: 290); Mel-
Ref.: Alfaro (1998: 54) ville Jones (1990: Voz officina); Gil Farrés (1993:
35-37)
Octavo de baht
V. Fuang (1) Onkia
Moneda* y unidad de peso (3)* sicilia-
Octavo de dinar nas, de época antigua, equivalente a la
Moneda* musulmana de oro* con valor doceava parte de la litra*.
de un octavo de dinar (2)*.
Onza (1)
Octavo de dirham Durante las Edades Media y Moderna,
Moneda* musulmana de plata* con va- moneda de cuenta* y unidad ponde-
lor de un octavo de dirham (2)*. ral* de diferentes Estados europeos. Su
peso era de 27-28 g. En España estuvo
Octavo de follis en uso hasta la introducción del Siste-
Moneda* bizantina de cobre* con valor ma Métrico Decimal en 1849.
de un octavo de follis (2)* y marca de Ref.: Mateu (1946: Voces onza; uncia)
valor* Ƥ o V.
Onza (2)
V. Ocho escudos

Ore
Actual moneda fraccionaria* de Dina-
marca y sus dependencias políticas
(Groenlandia y las islas Feroe), Suecia
y Noruega, acuñada desde el siglo XVI.
Equivale a una centésima parte de la
corona*.
Ref.: Mateu (1946: Voz ore); Amandry (2001: Vo-
ces öre; øre)

Oricalco
V. Latón

Orla
Motivo decorativo que enmarca el bi-
llete*, recorriendo la orilla del mismo.
También se llama así la leyenda* exter-
na de las monedas* islámicas.

Oro
Metal* precioso* de color amarillo
brillante, el más dúctil y maleable de
138 todos, uno de los más pesados e inal-
terable por casi todos los reactivos quí-
micos, ya que sólo es atacable por el
cloro, el bromo y el agua regia. Durante
siglos, el oro fue el patrón monetario*
internacional por excelencia. En Numis-
mática* se emplea la abreviatura AV, del
latín aurum, para designarlo.
Ref.: Morales y Salazar (1986: 32); DRAE (1992:
Voz oro [1]); Gil Farrés (1993: 56); Kroustallis
(2008: Voz oro)

Oro nórdico
Aleación* de color amarillo compuesta
por 89% de cobre*, 5% de aluminio*,
5% de cinc* y 1% de estaño*. Es carac-
terística de las monedas* de diez, veinte
y cincuenta céntimos de euro*.
P
Pacífico Ref.: Mateu (1946: Voz pagoda); Amandry (2001:
Voz pagode) 139
Moneda* barcelonesa de oro* (pací-
fic), acuñada entre 1465 y 1493 por
Pedro de Portugal, Renato de Anjou Pai
y Juan II de Aragón. También se emi- Moneda* del antiguo reino de Siam (ac-
tieron medios y cuartos de pacífico tual Tailandia) con valor de un treintai-
(quarterola). Con la reforma de la dosavo de baht (2)*. Pertenece al siste-
moneda de oro llevada a cabo por ma del pot duang*.
Fernando II en 1493, fue sustituido
por el principat*. Paisa
[Fig. 110] Moneda* de cobre* de la Península In-
Ref.: Mateu (1946: Voz pacífico); Amandry (2001: dostánica, centésima parte de la rupia*,
Voz pacifico); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: acuñada a partir del siglo XVI. En la
101, 104-105)
actualidad, moneda fraccionaria* de Pa-
Pagoda kistán (desde 1961), Nepal (desde 1961)
Nombre dado por los occidentales a la e India (desde 1964). Fue, también, mo-
moneda* de oro* del sur de la India, neda fraccionaria en Bangladesh (de
acuñada entre los siglos VI y XIX en 1971 a 1972) y Bután (de 1928 a 1957).
la mayoría de los Estados del Deccan. Ref.: Mateu (1946: Voz paisa); Amandry (2001:
Eran conocidas localmente como vara- Voz païsa ou pysa ou pice)
ha, virakan o varfagama y contaban
con múltiplos* (dobles pagodas) y divi- Pallofa
sores* (medias pagodas). V. Tanto de coro
Pan de sal materia sintética similar) impreso que re-
V. Lingote de sal presenta un valor fiduciario. Sustituye a
la moneda* metálica, más incómoda de
Pantógrafo manejar, especialmente en grandes canti-
Máquina que permite copiar, ampliar o dades. Surge en China en el siglo XI, in-
reducir un modelo dado. En Numismá- troduciéndose en Europa en el siglo XVII
tica* se emplea para fabricar múltiples (Suecia, 1661) y extendiéndose en el si-
cuños* iguales, necesarios en la pro- glo XVIII. Son papel moneda el billete*,
ducción en masa que caracteriza a la el vale real*, la obligación al portador,
acuñación industrial*. Comenzó a utili- el certificado provisional*, el certifi-
zarse a principios del siglo XIX en la cado de plata* y algunos documentos
ceca* de Londres. semejantes. En España, el primer pa-
Ref.: Cooper (1988: 160-163); DRAE (1992: Voz pel moneda fue el vale real de 1780,
pantógrafo) sustituido en 1783 por la primera emi-
sión* de billetes del Banco Nacional
Paño de San Carlos.
V. Pieza de tela Ref.: Mateu (1946: Voz papel moneda); Ruiz y
Alentorn (1974: 18); Meurice (1985: 157); Aman-
Papel dry (2001: Voz papier-monnaie); Tortella (2001a:
149-192; 2001b: 24-37)
Soporte elaborado a partir de fibras ve-
getales* mezcladas con agua. La pasta es
Papel moneda falso
sometida a diferentes operaciones hasta
Billete*, certificado de plata*, vale real*,
convertirla en una hoja flexible, resisten-
etc. adulterado o fabricado ilegalmente
te y adecuada para retener pigmentos
en cualquier momento histórico con el
y colorantes, líquidos o sólidos. En Nu-
140 fin de hacerle pasar por auténtico.
mismática*, este material se emplea en la
fabricación de papel moneda*. Ref.: Gil Farrés (1993: 14)

Ref.: DRAE (1992: Voz papel [1]); Blas, Ciruelos y


Barrena (1996: Voz papel); Kroustallis (2008: Voz Para (1)
papel) Moneda* de plata* otomana, creada
por Murad IV (1623-1640) para susti-
Papel de China tuir al akçe*. En 1835 se convirtió en
Papel* hecho a mano a base de fibras la unidad monetaria* del Imperio, acu-
sacadas del interior de la corteza de ñándose piezas de cinco, diez, quin-
caña de bambú o de la paja de arroz. ce, veinte, treinta, cuarenta (kurush*),
Pese a su delgadez, es un material de sesenta, ochenta y cien paras. A partir
notable tenacidad. Material muy deman- de 1844 pasó a ser una moneda de
dado para la estampación en hueco*, cobre*, con múltiplos* de cinco, diez,
especialmente en el siglo XIX, dado su veinte y cuarenta paras, y, desde 1909,
aspecto traslúcido, con un ligero tono de níquel*. Dejó de emitirse a media-
amarillento, su finura, textura fibrosa y dos del siglo XX, transformándose en-
flexibilidad. Fue utilizado para la fabri- tonces en moneda de cuenta*. Catali-
cación de papel moneda*. na II de Rusia también acuñó piezas
Ref.: Blas, Ciruelos y Barrena (1996: Voz papel de de uno y dos paras, en cobre, entre
China); Kroustallis (2008: Voz papel de China) 1771 y 1774, con motivo de la guerra
ruso-turca.
Papel moneda Ref.: Mateu (1946: Voz para); Amandry (2001:
Trozo de papel* (o, en la actualidad, de Voz para)
Para (2) cie dura que puede ser lijada, aserra-
Moneda fraccionaria* del antiguo rei- da o agujereada. Algunos objetos usa-
no de Serbia. En la actualidad, moneda dos como dinero tradicional*, como el
fraccionaria de la República de Serbia, tukula* africano, están confeccionados
equivalente a la centésima parte del di- en este material.
nar (2)*. Ref.: Esto es dinero (2001: 59, fig. 48; 161, nº
Ref.: Mateu (1946: Voz para); Amandry (2001: 67); Kroustallis (2008: Voz pasta de madera)
Voz para)
Pasta de vidrio
Parisino V. Vidrio
Dinero (2)* francés de vellón*, emitido
desde el siglo X hasta 1505, época en la Pasta vítrea
que pasó a ser moneda de cuenta*, en V. Vidrio
uso hasta el reinado de Luis XIV. Aun-
que en principio era la moneda* local Pataca
de París, más tarde fue asumida por los Moneda* portuguesa de plata* acuñada
Capetos como moneda real*, acuñán- en Brasil a partir del reinado de Pedro II
dose en diversas cecas* del norte y este (1683-1706).
del país. También recibe este nombre Ref.: Mateu (1946: Voz pataca); Amandry (2001:
la moneda de oro* (parisino de oro*) Voz pataca ou pataka)
emitida por Felipe VI de Francia a partir
de 1329 y la moneda de vellón (doble Patacón (1)
parisino*) acuñada por Carlos II de Na- V. Patagón (1)
varra (1349-1387).
Ref.: Mateu (1946: Voz parisis); Amandry (2001: Patacón (2)
Voz parisis) V. Ocho reales 141

Parisino de oro Patagón (1)


Moneda* de oro* emitida por Felipe VI Moneda* de plata*, de 28 g de peso,
de Francia a partir de 1329. acuñada en los Países Bajos a lo largo
Ref.: Mateu (1946: Voz parisis d’or); Amandry del siglo XVII por los Archiduques Al-
(2001: Voz parisis d’or) berto e Isabel Clara Eugenia y por Fe-
lipe IV, así como en Estados vecinos.
Parisis El nombre se aplicó, además, a otras
V. Parisino monedas de plata de diferentes paí-
ses europeos a partir del siglo XVI. Se
Parpajola acuñaron también medios y cuartos de
Moneda* de plata* baja de la Provenza patagón.
e Italia, en el siglo XIV, y del Rosellón y [Fig. 183]
la Cerdaña, en el siglo XV. Ref.: Mateu (1946: Voces patacón; patagón);
Amandry (2001: Voz patagon)
Ref.: Mateu (1946: Voces parpallola; parpailloles);
Amandry (2001: Voces parpagliola ou parbajollo;
parpaïolle; parpaillole) Patagón (2)
V. Ocho reales
Pasta de madera
Pasta preparada con serrín muy fino Patard
mezclado con un aglutinante. Una Moneda* de vellón* y, luego, de cobre*,
vez seca, se convierte en una superfi- con valor de veinticuatro dineros (2)*,
acuñada en los Países Bajos en los siglos son escasos y ambigüos.
XV al XVII. También se emitieron piezas Ref.: Melville Jones (1986: Voz hub); Cooper
de dos, tres, cuatro y medio patard. (1988: 160-163); Melville Jones (1990: Voz hub)
Ref.: Mateu (1946: Voz patard); Amandry (2001:
Voz patard) Patrón
V. Prueba de acuñación
Pátina
Alteración de la superficie de las mo- Patrón monetario
nedas*, medallas*, etc. producida de Elemento de referencia escogido por
forma natural por diversas causas ex- las autoridades emisoras* para la orga-
ternas, especialmente por la exposición nización de su sistema monetario y para
al aire u oxidación de la pieza. Afecta fijar el valor legal de la unidad mone-
sobre todo a los ejemplares de bronce*, taria*. Se establece de dos formas: bien
cobre* y plata*. En la actualidad, algu- en relación a la cantidad de metal* pre-
nos procesos químicos permiten produ- cioso* (oro* o plata*) a la cual corres-
cir este fenómeno de manera artificial. ponde la unidad monetaria, bien por
Ref.: Beltrán (1950: 52; 1989: 127); Meurice comparación de la unidad monetaria
(1985: 158); Morales y Salazar (1986: 33); Melvi- nacional con otra divisa. Históricamen-
lle Jones (1990: Voz patina) te, el patrón monetario por excelencia
es el del oro, que en algunos países se
Patolquachtli mantuvo vigente hasta mediados del si-
Manta* de algodón* utilizada como di- glo XX. Las modificaciones del patrón
nero (1)* por los aztecas en el México monetario conllevan la devaluación* o
precolombino. En los textos castellanos revalorización* de una moneda*.
de la época, este tipo de mantas apa- Ref.: Mateu (1946: Voz patrón monetario); Meu-
142 recen citadas como “patoles coacheles”. rice (1985: 88)
Había piezas de distintas medidas; con
una de las menores, aproximadamen- Pecunia maiorina
te de las dimensiones de un pañuelo, V. Maiorina
se podía comprar una canoa. Su valor
se consideraba respaldado por la auto- Pelucona
ridad central; con ellas se pagaba una V. Ocho escudos
parte importante de los impuestos y se
preferían al cacao* para las transaccio- Pence
nes de cierta importancia. V. Penique
Ref.: Burzio (1958: Voces algodón; tierra); Céspe-
des del Castillo (1996: 37); Amandry (2001: Voz Pengo
patolquachtli); Esto es dinero (2001: 60-61) Unidad monetaria* de Hungría entre
1926 y 1946, subdividida en cien filler*.
Patriz Fue reemplazada por el forinto*.
Punzón (1)* que muestra, en positivo Ref.: Mateu (1946: Voz pengö); Amandry (2001:
y en relieve, los tipos* recogidos, en Voz pengö)
negativo y en hueco, en la matriz*. Se
utiliza para marcar los cuños* definiti- Penique
vos de las monedas* o las medallas*. El Originariamente, nombre del dinero
uso de matrices* y patrices se extendió (2)* entre los pueblos anglosajones y
a finales del siglo XVIII; antes de esta del Norte de Europa (Países Bajos, Di-
fecha, los testimonios de su utilización namarca, Finlandia, Suecia, Noruega),
acuñado a partir del siglo VIII. Desde el Pentóbolo
siglo XIII, el término designó a la mo- Moneda* griega de plata* con valor de
neda* inglesa de plata* y a la alemana cinco óbolos (2)*.
de vellón* (pfennig), 12 de las cuales
formaban un groat* o gros*. También se Pentonkion
emitieron medios y cuartos de penique. Moneda* siciliana de época antigua, múlti-
La denominación ha pervivido en diver- plo* de la litra*, con valor de cinco onkia*.
sas monedas fraccionarias* contempo-
ráneas, como el penni (Finlandia, hasta Pepión
2002), pfennig (Alemania, hasta 2002) y Nombre dado al dinero (2)* castellano
penny (Reino Unido y los Estados miem- de vellón* acuñado en época de Alfon-
bros de la Commonwealth, donde sigue so VIII, Fernando III y Alfonso X (siglos
en vigor). En el Reino Unido, desde la XII al XIII). El término procede de la
aceptación del sistema decimal en 1971, palabra pipio (pequeño), al presentar,
el penique es la centésima parte de la en origen, la figura del Rey niño, Alfon-
libra (3)*. Antes de 1971 se abreviaba d, so, junto a Fernando II de León; des-
por derivación de la palabra “dinero”; pués, y en sentido lato, pasó a aplicarse
hoy en día, la abreviatura usada es p. a la moneda* de poco valor.
Ref.: Mateu (1946: Voces penni; penny); Aman- Ref.: Mateu (1946: Voz pepiones); Amandry
dry (2001: Voces penni; pennig; penning; penny) (2001: Voz pepiones)

Penique con alma Pereale


V. Penique kissi V. Pirral
Penique kissi
Perra chica 143
Larga varilla de hierro*, representación
Nombre popular dado en España a las
muy esquematizada de un hacha*, uti-
monedas* de cobre* de cinco céntimos*
lizada como dinero tradicional* en Li-
de peseta*, emitidas en 1870 durante el
beria, Guinea, Sierra Leona, Costa de
Gobierno Provisional. El término pro-
Marfil y Nigeria. En la primera mitad del
viene de la interpretación del león que
siglo XX todavía se usaba en los merca-
aparece en el reverso*, alegoría del Im-
dos, atado en manojos.
perio español, como un perro.
Ref.: Quiggin (1963: 77, 92); Opitz (1991: 59); Ri-
V. Cinco céntimos
vallain (1994: 56-57); Esto es dinero (2001: 110,
fig. 91; 169, nº 135) Ref.: Mateu (1946: Voz perrina); Amandry (2001:
Voz perro)
Penni
V. Penique Perra gorda
Nombre popular dado en España a las
Penny monedas* de cobre* de diez céntimos*
V. Penique de peseta*, emitidas en 1870 durante el
Gobierno Provisional. El término pro-
Pentadracma viene de la interpretación del león que
Moneda* griega, de oro* o plata*, con aparece en el reverso*, alegoría del Im-
valor de cinco dracmas (2)*. perio español, como un perro.
V. Diez céntimos
Pentakontalitra Ref.: Mateu (1946: Voz perrona); Amandry (2001:
V. Decadracma Voz perro)
Perriale en Barcelona durante la Guerra de Su-
V. Pirral cesión. Posteriormente, el término fue
aplicado a varias monedas, especial-
Pesa mente a aquellas que circularon en los
Pieza, generalmente metálica, que se territorios hispanoamericanos durante
utiliza como elemento de comparación el siglo XVIII. Las primeras piezas en
para determinar el peso de un cuerpo. las que consta este valor aparecen en
Las pesas utilizadas para establecer el Barcelona durante la ocupación france-
peso exacto de las monedas* reciben el sa, acuñándose, después, en el resto de
nombre de pesas dinerales*. Cataluña durante la Guerra de Indepen-
Ref.: Ramos (2003) dencia, en Baleares en 1823, en Barce-
lona en 1836 (Isabel II) y en Berga en
Pesa dineral 1837 y 1840 (Carlos V de Borbón). Tras
Pesa* utilizada para comprobar el peso la Revolución de 1868, el nuevo siste-
exacto de las monedas*, así como para ma monetario instaurado, acorde con
detectar los ejemplares recortados, gas- las disposiciones de la Unión Monetaria
tados o falsificados*, tanto en las cecas* Latina, eligió a la peseta como unidad,
como en los comercios. También lla- dividida en cien céntimos*. Durante su
mada dineral o ponderal monetario, en larga etapa de vigencia, se emitieron
ocasiones tiene aspecto monetiforme o piezas de dos, dos y medio, cinco, diez,
lleva tipos* alusivos a la moneda a cuyo veinte, veinticinco, cincuenta, cien, dos-
peso se ajusta. Los conjuntos de pesas cientas y quinientas pesetas. Asimismo
dinerales pueden guardarse en cajas de se realizaron diferentes acuñaciones
cambista*. (1)* conmemorativas en oro* y plata,
como las de mil, dos mil, cinco mil, diez
144 [Figs. 234, 235, 236, 237, 238 y 239]
Ref.: Mateu (1934); Mateu (1946: Voz dineral); mil, veinte mil, cuarenta mil y ochenta
Meurice (1985: 70-71); Ramos (2003) mil pesetas.
[Fig. 170]
Pesa falsa Ref.: Mateu (1946: Voz peseta); Amandry (2001:
Pesa* adulterada o fabricada ilegalmen- Voz peseta); Esto es dinero (2001: 132-135); Ale-
dón (2002: 93-105); Campo, Estrada-Rius, Clua
te en cualquier momento histórico con (2004: 169-170, 198-231)
el fin de hacerla pasar por auténtica.
Ref.: Gil Farrés (1993: 14) Peso (1)
Actual unidad monetaria* de Argenti-
Pesa monetaria na (sólo sustituida por el austral* entre
V. Pesa dineral 1985 y 1992), Chile (reemplazada por
el escudo (1)* entre 1960 y 1975), Co-
Peseta lombia, Cuba, República Dominicana,
Unidad monetaria* española desde México, Filipinas y Uruguay. También
1868 hasta 2002, año de la introduc- fue la unidad monetaria de Bolivia
ción del euro*. Fue acuñada hasta 1934 (1963-1987), El Salvador, Paraguay y la
como moneda* de plata* y, a partir de efímera República Federal de América
esa fecha, en aleación* de diversos me- central (1821-1847). Se divide en cien
tales*. El nombre procede de pesset, di- centavos*.
minutivo catalán de la palabra “peso”, Ref.: Mateu (1946: Voz peso); Beltrán (1989:
usado en el siglo XVII para designar a 127); Gil Farrés (1993: 180); Amandry (2001: Voz
los dos reales (2)* castellanos emitidos peso)
Peso (2) en Isla Mauricio entre 1810 y 1815, en
Moneda* de oro* o plata* acuñada du- el Imperio otomano (kurush*) y en la
rante los reinados de Isabel II, Alfon- Indochina francesa entre 1879 y 1954
so XII y Alfonso XIII en Puerto Rico y (en cuproníquel* a partir de 1945), en-
Filipinas. Se dividía en cien centavos*. tre otros.
También se emitieron piezas de dos, Ref.: Mateu (1946: Voz piastra); Amandry (2001:
cuatro y dieciseis pesos. Voz piastre)
Ref.: Mateu (1946: Voz peso); Beltrán (1989:
127); Gil Farrés (1993: 180) Piastra (3)
Término de origen italiano que, en ge-
Peso (3) neral, designaba a todas las monedas*
Medición en gramos (g) de una mone- de plata* europeas de gran peso, y, en
da* o de una medalla*, resultado de una especial, al táler*, al escudo (2)* y a los
pesada a balanza*. ocho reales* españoles.
Ref.: Beltrán (1989: 127); Gil Farrés (1993: 180) Ref.: Mateu (1946: Voz piastra); Amandry (2001:
Voz piastre)

Peso (4)
V. Ocho reales Pichol
V. Tanto de coro
Peso de minas
Moneda de necesidad*, en oro* o pla- Piedfort
ta*, utilizada en México como moneda* V. Prueba de acuñación
para pagar el salario de los mineros.
Piedra
Ref.: Mateu (1946: Voz peso de oro de minas);
Dasí (1950, II: 101-103); Burzio (1958, II: 185-
Término empleado habitualmente como
186) nombre genérico para designar a las ro- 145
cas o a trozos de ellas de tamaño muy
Peso duro diverso, sin atender a ningún criterio
V. Ocho reales de clasificación científica (composición,
formación, etc.). Se trata, por tanto, de
Peso fuerte un cuerpo, más o menos duro y com-
V. Ocho reales pacto, que no es terroso ni de aspecto
metálico. En ciertas culturas, este ma-
Pfennig terial se encuentra relacionado con el
V. Penique dinero (1)*, ya sea como materia pri-
ma para la elaboración de objetos con
Piastra (1) valor dinerario (los fae* de la isla de
Actual moneda fraccionaria* de Chipre, Yap, de aragonito*), ya sea actuando él
Egipto, Líbano, Turquía, Siria y Sudán. mismo como dinero. En este caso, y a
V.a. Dinar (2); Lira
excepción hecha de ciertas piedras pre-
Ref.: Mateu (1946: Voz piastra); Amandry (2001: ciosas o semipreciosas que, por su alto
Voz piastre) valor intrínseco*, han sido consideradas
simplemente como mercancía lujosa,
Piastra (2) puede mencionarse el ejemplo docu-
Nombre que recibieron diversas mone- mentado de la Venezuela de principios
das* de plata* acuñadas en numerosos del siglo XVII, en donde los españoles
Estados italianos desde el siglo XVI utilizaban esmeraldas, perlas y oro* en
hasta principios del siglo XIX, así como su comercio con los colonos holande-
ses de Curaçao, a los que adquirían te- dra de toque; toque [2]); Healy (1993: 234-236);
las y esclavos. Amandry (2001: Voz pierre de touche)

Ref.: DRAE (1992: Voz piedra [1]); Esto es dinero


(2001: 69-71); Kroustallis (2008: Voz piedra) Piedra del rayo
V. Piedra de Togo
Piedra de Togo
Disco irregular de cuarcita*, con una Pierreale
perforación central, que en ocasiones V. Pirral
ha sido interpretado como una forma
de dinero tradicional*. Su zona de dis- Pieza de tela
persión se sitúa al norte del golfo de Determinados tipos de tejidos, realiza-
Guinea, en la franja costera de Ghana, dos con fibras de origen vegetal o ani-
y, especialmente, en Togo. Se conocen mal, se han usado como dinero (1)* a
varios hallazgos* de depósitos de este lo largo de la Historia. Piezas de tela
tipo de piedras*, algunos de ellos for- de algodón*, seda*, lana* o rafia* han
mado por numerosas piezas, como el cumplido esta función en numerosos
de Worobong, en el distrito de Kwaku lugares del mundo. En Extremo Oriente
(Ghana). Los primeros viajeros euro- el protagonismo perteneció a la seda,
peos supusieron que estos conjuntos tanto en piezas manufacturadas como
eran ocultaciones de dinero (1)* local, a en madejas.
semejanza de los tesoros* de moneda*, En África, sin embargo, las fibras más
tan bien documentados en Occiden- utilizadas fueron el algodón y la rafia.
te. Sin embargo, este uso dinerario no Existían paños de distintos tipos, tama-
está demostrado. En realidad, la creen- ños y colores, siendo el de tinte índigo
cia popular otorga a estas piedras un el más apreciado. Las piezas de tela se
146 origen divino, considerándolas repre- empleaban como moneda de cuenta*
sentación del principio femenino. Por y para efectuar toda clase de pagos,
tanto, su función primordial, aún en incluídos los tributarios y los rituales,
la actualidad, es protectora, resultando aunque para costear las compensacio-
muy apreciadas como amuletos y por nes matrimoniales a veces se confec-
sus poderes terapéuticos. cionaban paños especiales. Dada su
Ref.: Quiggin (1963: 61); Rivallain e Iroko (1986:
aceptación, los comerciantes europeos
84-85); Van Erve (1997: 44); Dinero exótico (2001: empezaron a importar con este fin te-
67); Esto es dinero (2001: 71, fig. 57; 163, nº 82) jidos fabricados en Inglaterra, Flandes,
Francia o India.
Piedra de toque Los tejidos de algodón también tuvie-
Esquisto silíceo (lidita o Lapis Lydius), ron un papel destacado dentro del sis-
generalmente de color negro, utilizado tema dinerario de toda América central
por los ensayadores* para comprobar la y del sur. En Oceanía, aunque su uso
ley* del oro* y la plata*. El ensaye* se no estuvo tan extendido como en otros
hace comparando el efecto que produ- continentes, encontramos ejemplos
ce el ácido nítrico en dos rayas trazadas muy representativos del empleo como
sobre la piedra*, una con el metal* a dinero de piezas de tela, en especial
probar y la otra con una aguja de to- de esteras trenzadas con distintas fibras
que*, cuya ley es conocida. A veces vegetales* y corteza de árboles, si bien
llevan la marca del ensayador*, como los tipos, los usos y el valor variaban
signo de propiedad. mucho según las islas.
Ref.: Cooper (1988: 34); DRAE (1992: Voces pie- Ref.: Einzig (1956: 41-43, 256-257); Burzio (1958:
Voces algodón; tierra); Quiggin (1963: 110-111, europeos. También se llamó así en dife-
130-136, 147-148, 189, 220-221); Rivallain e rentes lugares, especialmente en Fran-
Iroko (1986: 48-56); Alcina (1992: 145-146); Riva-
llain (1994: 36, 69, 89-92); Céspedes del Castillo cia e Italia, al escudo (3)* español. En
(1996: 37-38); Williams (1997: 144-145); Esto es origen, el término tenía una connota-
dinero (2001: 58-63) ción despectiva, al hacer referencia al
menor tamaño de estas piezas en rela-
Pila (1) ción a las francesas, igual que la pistola
Cuño* inferior en la acuñación a marti- era más pequeña que el arcabuz.
llo*, generalmente fijado a un yunque*. Ref.: Mateu (1946: Voz pistola); Amandry (2001:
Solía corresponder al anverso* de la Voz pistole)
pieza.
Ref.: Mateu (1946: Voz pila); Meurice (1985: 163); Pitxol
Cooper (1988: 20, 33); Amandry (2001: Voz pile) En Mallorca, Sicilia y Cerdeña, mone-
da fraccionaria* de vellón* o de cobre*
Pila (2) acuñada en el siglo XV por Alfonso V y
V. Juego de pesas Juan II de Aragón.
Ref.: Mateu (1946: Voz pitxol)
Pila de pesas anidadas
V. Juego de pesas anidadas Plata
Metal* blanco, brillante, muy dúctil y
Pilarte maleable. Es uno de los metales pre-
Moneda* portuguesa de vellón* (en ciosos*. En Numismática* se emplea
portugués, pilharte), con valor de dos la abreviatura AR, del latín argentum,
dineros (2)*, acuñada por Fernando I para denominar a este metal.
(1367-1383). Ref.: Morales y Salazar (1986: 35); DRAE (1992:
Ref.: Mateu (1946: Voz pilharte); Amandry (2001: Voz plata [1]); Gil Farrés (1993: 56); Amandry 147
Voz pilarte) (2001: Voz argent); Kroustallis (2008: Voz plata)

Pirral Platino
Moneda* de oro* (llamada también au- Metal* dúctil y maleable, de color si-
gustal*) y de plata* acuñada en Mesina milar a la plata*, aunque menos vivo
(Sicilia) por Pedro III de Aragón entre y brillante, muy pesado y difícilmen-
1282 y 1285. El término (en italiano, te fusible e inatacable por los ácidos,
pierreale) significa “real (3)* de Pedro”. excepto el agua regia. Es uno de los
Se emitieron también medios, cuartos y metales preciosos*. Fue descubierto
quintos de pirral. en el siglo XVII. Posee cualidades que
[Fig. 143]
le hacen apropiado para la acuñación
Ref.: Mateu (1946: Voz pirriali); Amandry (2001: (2)* de moneda*, como su inalterabili-
Voz pereale); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: dad, resistencia al desgaste y alto peso
94-96, nº 26) específico y calidad; sin embargo, tam-
bién cuenta con desventajas, como la
Pirriali dureza, que hace más difícil y costo-
V. Pirral sa su acuñación, y la falta de un color
propio que lo haga fácilmente identi-
Pistola ficable.
Nombre dado a diversas monedas* de Ref.: Morales y Salazar (1986: 36); DRAE (1992:
oro* del tipo del escudo (2)* acuñadas Voz platino [1]); Amandry (2001: Voz platine);
a partir del siglo XVI en varios Estados Kroustallis (2008: Voz platino)
Platmynt un tubo o cañón, guarnecido de barbas.
Nombre por el que se conocen las gran- En ocasiones, las plumas intervienen en
des monedas-placa de cobre*, rectan- la confección de objetos utilizados como
gulares o cuadradas, emitidas en Suecia dinero tradicional*, siendo el más cono-
entre 1644 y 1759 con valor de medio, cido de ellos el tevau*, o “dinero pluma”,
tres cuartos, uno, dos, tres, cuatro, cinco, de las islas de Santa Cruz (Micronesia).
ocho y diez daler (1)*. El valor, emisor* y Ref.: DRAE (1992: Voz pluma [1]); Esto es dinero
fecha de acuñación (2) aparecen en mar- (2001: 62-63); Kroustallis (2008: Voz pluma)
cas* impresas en el centro y las esquinas.
Placas de cobre* similares, a imitación* Poder liberatorio
de las platmynt* suecas, fueron emitidas Capacidad que legalmente se concede
en Rusia entre 1725 y 1726. a una moneda* para poder pagar con
V. Daler (1) ella, limitada o ilimitadamente, ciertas
deudas e impuestos.
Ref.: Amandry (2001: Voz platmynt)
Ref.: Meurice (1985: 171); Gil Farrés (1993: 79)
Plomo (1)
Metal* pesado, denso, blando, dúctil, ma- Ponderal
leable, blando, fusible a bajas temperatu- V. Pesa
ras y de color gris azulado. Es altamente
resistente a la corrosión, aunque se oxida Ponderal de vasos anidados
fácilmente. En general, no reúne condi- V. Juego de pesas anidadas
ciones favorables para la acuñación (2)*.
No obstante, en China se usó para la emi- Ponderal monetario
sión* de moneda* (siglo X) y en Europa, V. Pesa dineral
148 excepcionalmente, para la fabricación de
monedas de necesidad* y para la elabora- Porcelana
ción de ciertos objetos monetiformes (fi- V. Caurí
chas*, téseras*, medallas*, pruebas*, etc.),
designados, en ocasiones, con el nombre Posición de cuños
genérico de “plomos” (2)*. Disposición del cuño* de reverso* res-
Ref.: Melville Jones (1986: Voz lead coins); Mo-
pecto al de anverso* en el momento de
rales y Salazar (1986: 36); DRAE (1992: Voz plo- la acuñación (2)*. Se expresa en térmi-
mo [1]); Amandry (2001: Voz plomb); Kroustallis nos horarios, utilizando como símil la
(2008: Voz plomo) esfera del reloj. Así, y considerando el
eje imaginario del cuño de anverso, fijo,
Plomo (2) apuntando a las 12, el de reverso puede
V. Ficha orientarse a la 1, las 2, las 7, etc. En al-
gunas publicaciones aparece expresado
Plomo monetiforme mediante flechas. El estudio de las posi-
Tésera* de plomo (1)*. ciones de cuños en las emisiones* mo-
Ref.: Amandry (2001: voz plomb) netarias contribuye al conocimiento de
los métodos de trabajo de las cecas*.
Pluma [Fig. 248]
Formación de células muy queratinizadas Ref.: Meurice (1985: 23-24, 170); Campo (1987: 10)
y mineralizadas que cubren el cuerpo de
las aves y que ejercen funciones protec- Pot duang
toras y de ayuda de vuelo. Constan de Moneda* del antiguo reino de Siam (ac-
tual Tailandia) consistente en un trozo Prensa automática
de plata* o, más raramente, oro* plega- Aplicación del vapor o de la electricidad
do en forma arriñonada; de ahí su nom- como fuerza motriz a la prensa de vo-
bre, literalmente, “verso enrollado”. Los lante*. Las primeras prensas* movidas a
occidentales la denominaron baht (2), vapor fueron instaladas en Inglaterra por
por seguir este sistema ponderal (baht Boulton y Watt a finales del siglo XVIII,
(1)*), y tical. Además, en la bibliogra- extendiéndose su uso a lo largo del siglo
fía numismática anglosajona aparece siguiente. El modelo más utilizado fue el
a menudo como bullet money, “dinero de palanca articulada, creado por el in-
bala”. Presenta diversas marcas*, alusi- geniero alemán Uhlhorn en 1817 y luego
vas al rey, a la dinastía gobernante y adaptado y mejorado por otros, como el
al dios Vishnu. Se emitió desde finales francés Thonnelier, en 1833. Desde me-
del siglo XIII o principios del XIV hasta diados del siglo XIX, las prensas Uhlhorn
finales del siglo XIX, fecha en la que y Thonnelier fueron sustituyendo paula-
Rama V (1868-1910) introdujo un siste- tinamente a las antiguas prensas de vo-
ma monetario de tipo europeo. Existen lante, dado su fácil manejo y su mayor
piezas de cuatro (tamlung*), dos, uno, seguridad y capacidad de producción
medio, cuarto (salung*), octavo (fuang (hasta 120 piezas por minuto). En Espa-
(1)*), dieciseisavo (sik*), treintaidosavo, ña, la primera máquina de este tipo se fa-
(pai*), sesentaicincoavo (att*) y ciento- bricó en Barcelona en 1856. La tecnología
veintiochoavo (solot*) de baht. a vapor fue posteriormente adaptada a la
[Fig. 192] energía eléctrica, evolucionando así hasta
Ref.: Amandry (2001: Voces baht; pot duang)
la más moderna maquinaria. En la actua-
lidad, la automatización se ha mejorado
Potín con la introducción de la informática en
Aleación* de estaño*, plomo (1)* y co- el proceso de acuñación (2)*.
149
bre* que aparece, en lugar de la plata*,
V.a. Acuñación industrial
en la Galia antigua y en el numerario* Ref.: Cooper (1988: 123-157, 231-234); Gil Farrés
tardío de los partos arsácidas, princi- (1993: 49)
palmente en las cecas* de Alejandría
y Antioquía. Prensa Codera
Ref.: Mateu (1946: Voz potin); Meurice (1985: Prensa* de pequeño tamaño que se uti-
171); Gil Farrés (1993: 56); Amandry (2001: Voz liza para obtener improntas* en papel*
potin)
de monedas* o medallas*. Fue inventada
por Francisco Codera Zaidín (1836-1917),
Pound
catedrático de griego, hebreo y árabe
V. Libra (3)
en Granada, Zaragoza y la Universidad
Central, respectivamente. La primera que
Premoneda
construyó se conserva en el Instituto Va-
V. Dinero tradicional
lencia de Don Juan (Madrid).
Ref.: Gil Farrés (1993: 96-97)
Prensa
Máquina que sirve para comprimir. En
Numismática*, máquina utilizada para Prensa de balancín
acuñar, imprimir billetes* o realizar im- V. Prensa de volante
prontas* (prensa Codera*).
Ref.: Meurice (1985: 171); DRAE (1992: Voz Prensa de cilindros
prensa [1]) V. Prensa de rodillos
Prensa de molino horizontal con dos grandes pesos en las
V. Prensa de rodillos puntas, el volante, que, atravesando el
tornillo vertical en su extremo superior,
Prensa de rodillos es movida mediante fuerza humana o
Prensa* para acuñar moneda* basada animal. Fue inventada en Alemania a
en un sistema de cilindros paralelos mediados del siglo XVI, aunque su uso
con cuños* múltiples, entre los cuales no se generalizó hasta el siglo XVII y,
se hace pasar una plancha metálica que en el caso de España, hasta principios
resulta grabada por ambos lados, recor- del siglo XVIII. Con las primeras pren-
tándose posteriormente las piezas. Los sas de volante podían obtenerse unas
cuños podían grabarse directamente 30 monedas por minuto, hasta que, a
a lo largo de la circunferencia de los fines del siglo XVIII, los franceses Gen-
propios rodillos (el llamado “tipo Wal- gembre y Droz realizaron mejoras sus-
zenwerke”) o disponerse en cuerpos in- tanciales en las máquinas de la Ceca*
dependientes, que luego se insertaban de París. Así, en 1783, Jean Pierre Droz
mediante vástagos en los rodillos (“tipo inventó la prensa de volante de virola*
Taschenwerke”). La máquina se movía partida, o máquina de Droz, que graba-
con fuerza animal o hidráulica, de don- ba los cantos*, alimentaba los cospeles*
de procede el nombre de “prensa de y retiraba las monedas ya acuñadas,
molino” con el que también se conoce. produciendo hasta 60 piezas por minu-
Tenía dos inconvenientes: no marcaba to. La máquina de Droz fue la base de
los cantos* y los cilindros eran difíciles las investigaciones de Boulton para su
de ajustar, desventajas que, con el tiem- prensa automática* de vapor.
po, llevaron a su sustitución por la más Los volantes se adaptaron, además, para
flexible prensa de volante*. otros trabajos de la ceca, como la fabri-
150 La prensa de rodillos fue inventada en cación de cospeles e, incluso, el corte
Alemania a mediados del siglo XVI. Ya de monedas acuñadas con prensas de
en 1582, Felipe II instaló en Segovia el rodillos*.
Real Ingenio de la Moneda, primera fá- V.a. Acuñación mecánica
brica moderna de moneda, con prensas [Fig. 243]
de rodillos de tipo Walzenwerke. De Ref.: Cooper (1988: 51-60, 126, 131-136); VV.AA.
ellas salieron las piezas de mayor tama- (1988: 291); Gil Farrés (1993: 48-49)
ño que se han acuñado en España: los
cincuentines* y los centenes*. Prensa Droz
V. Prensa de volante
V.a. Acuñación mecánica
Ref.: Durán (1955); Cooper (1988: 61-72); VV.AA.
(1988: 291); Gil Farrés (1993: 48) Prensa Thonnelier
V. Prensa automática
Prensa de vapor
V. Prensa automática Prensa Uhlhorn
V. Prensa automática
Prensa de volante
Prensa* para acuñar moneda*, com- Principat
puesta por una caja de hierro* con un Moneda* catalana de oro*, creada en
robusto tornillo vertical que cuenta en 1493 por Fernando II de Aragón para
su extremo con el cuño* de reverso*; sustituir al pacífico*. Se acuñó en Bar-
éste se hace descender sobre el cuño celona y Perpiñán con la misma ley* y
de anverso* mediante una larga barra talla* que el ducado (2)* veneciano. Se
emitieron también piezas de diez, dos y Punta de flecha de Olbia
medio principat. Pequeña punta de flecha fundida en
[Fig. 111] bronce* y utilizada en la ciudad griega
Ref.: Mateu (1946: Voz principat); Campo, Estra- de Olbia como dinero (1)*. No resulta
da-Rius y Clua (2004: 102; 106-107, nº 20)
funcional como arma, ya que es com-
pletamente maciza y, por tanto, no se le
Prueba de acuñación puede insertar el ástil de madera* nece-
Moneda* o medalla* que no llega a sario para dispararla. Olbia, importante
circular, ejecutada para determinar centro comercial e industrial situado en
las condiciones definitivas de la que la costa septentrional del Mar Negro, en
ha de emitirse. Suele hacerse en me-
la actual Ucrania, produjo estas piezas,
tales* baratos, sobre cospeles* más
junto con otras en forma de delfín*, ha-
grandes o gruesos y, a veces, es uni-
cia los siglos VI-V a.C. Ambos objetos
faz*. Posiblemente alguna de estas
constituyeron el punto de partida para
piezas se utilizase como modelo* o
la introducción de la moneda* en estas
patrón para uso de grabadores* o de
regiones del Mar Negro.
otras cecas*; la distinción entre prue-
ba y modelo es, por tanto, una cues- Ref.: Williams (1997: 23); Esto es dinero (2001:
19; 164, nº 87)
tión subjetiva.
V.a. Modelo
Ref.: Meurice (1985: 86); Morales y Salazar Punta de lanza
(1986: 37); Beltrán (1989: 127); Amandry (2001: Diversos tipos de puntas de lanza, en
Voz pied-fort ou piéfort) hierro*, fueron utilizados como dinero
(1)* en la actual República Democráti-
Pu bi ca del Congo. En las regiones situadas
V. bubi al sur, entre el alto Lomami y el alto
151
Sankuru, eran empleadas como medio
Pugesa de cambio, incluso para las compras
Moneda* local catalana de vellón*, pro- cotidianas. Muchas de ellas se fabri-
pia del territorio de Lérida-Urgel y, so- caban especialmente para este fin,
bre todo, de la ciudad de Lérida, acu- con una fragilidad, tamaño o formas
ñada desde finales del siglo XIII hasta que las hacía completamente inútiles
finales del siglo XVI. Equivalía a un como armas. Así sucede con la ligan-
cuarto de dinero (2)*. Presentaba un tri- da*, característica de los indígenas to-
ple lirio, tipo parlante* de la ciudad, y la poke.
leyenda* PUGESA DE LEIDA. También Ref.: Einzig (1956: 131); Sigler (1962: 16); Quig-
se emitieron medias pugesas*. gin (1963: 65); Esto es dinero (2001: 84-85, fig.
[Fig. 112] 66; 163, nº 82-85)
Ref.: Mateu (1946: Voz pugesa); Campo, Estrada-
Rius y Clua (2004: 117-120, nº 1) Punto secreto
Marca de emisión*, propia de las acu-
Pul ñaciones (1)* de la Edad Media. Se tra-
Pequeña moneda* de cobre* del mundo ta de puntos situados arbitrariamente
iraní y del Turquestán, acuñada entre entre las letras de las leyendas* y cuyo
los siglos XIII y XVIII. También recibe significado sólo era conocido por los
este nombre la moneda fraccionaria* de monederos* y el personal de la ceca*.
Afganistán, centésima parte del afgani*. Ref.: Meurice (1985: 167-168); Beltrán (1989:
Ref.: Amandry (2001: Voz pul) 127); VV.AA. (1991: 226); Gil Farrés (1993: 24)
Punzón (1)
Instrumento de acero*, de forma cilín-
drica o prismática, que lleva grabados
en uno de sus extremos tipos* o leyen-
das* que luego, por presión o percu-
sión, quedan impresos en la superficie
en la que se hinca. Los punzones se
utilizaban tanto para contramarcar* mo-
nedas* como para fabricar cuños*. En el
primer caso, el instrumento solía llevar
el tipo grabado en hueco, quedando en
relieve, después, en la moneda; en el
segundo, el grabador* se servía de un
juego de punzones que reproducía, en
relieve, todos los motivos necesarios
para construir el tipo y la leyenda de
la futura moneda, con los cuales gra-
baba en hueco el cuño. La técnica de
fabricación de cuños con punzones se
conocía desde la Edad Media, pero se
empleó especialmente desde mediados
del siglo XVIII.
[Fig. 228]
Ref.: Meurice (1985: 167); Morales y Salazar
(1986: 38); VV.AA. (1988: 291); Cooper (1988: 19,
152 80-81); DRAE (1992: Voz punzón [3])

Punzón (2)
Nombre que recibe la marca* que pro-
duce la aplicación de un punzón (1)*
sobre una moneda* o una medalla*. Es
un término más genérico que contra-
marca* o resello*, por lo que suele uti-
lizarse para marcas amorfas o difíciles
de identificar.
Ref.: Morrison (1992: 64-65); Gil Farrés (1993:
25)
Q
Qidao (1) nifica “cuchillo (dao) del convenio (qi)”,
153
Moneda* china de bronce* en forma de palabras que aparecen grabadas en la
cuchillo, emitida en el reino de Qi (literal- anilla. No obstante, en alguna bibliogra-
mente, la palabra significa “cuchillo de Qi”) fía este tipo de piezas puede aparecer ci-
entre el siglo IV a.C. y el 221 a.C., fecha en tada también como “moneda llave”, dada
la que fue retirada de la circulación*. Co- su semejanza formal con este objeto.
rresponde a la serie denominada genérica- [Fig. 187]
mente daobi* o “monedas cuchillo” y, de Ref.: Amandry (2001: Voces daobi; couteaux (2); qidao)
los dos tipos que siguen con más fidelidad
la forma de este instrumento (Yidao (1)* y Qindarka
Qidao), es el de mayor tamaño. Moneda fraccionaria* de Albania desde
[Fig. 187] 1947, equivalente a la centésima parte
Ref.: Amandry (2001: Voces daobi; couteaux (2); Qidao) del lek*.
Ref.: Amandry (2001: Voz qindarka)
qidao (2)
Moneda* china de bronce*, con forma Quadrans
esquematizada de cuchillo, emitida por V. Cuadrante
el emperador Wang Mang entre el año 7
y el 9 d.C. Tenía un valor de quinientos Quadrigatus
wuzhu*, indicado por una inscripción* V. Cuadrigato
en la hoja. Corresponde a la serie deno-
minada genéricamente daobi* o “mone- Quartuncia
das cuchillo”; de hecho, su nombre sig- V. Cuartuncia
Quattrino ce* con valor de cinco ases*, fabricada
Moneda* de plata*, con valor de cuatro por fundición*. Fue emitida ocasional-
dineros (2)*, emitida en diversos Esta- mente a finales del siglo III a.C.
dos italianos desde el siglo XIV hasta Ref.: Crawford (1974: 6); Amandry (2001: Voz
mediados del siglo XIX. En Nápoles fue quincunssis)
también una moneda de vellón*, acuña-
da en el siglo XV. Quincunx
Ref.: Mateu (1946: Voz quattrino); Amandry Moneda* romana republicana de bron-
(2001: Voz quattrino) ce* con valor de cinco uncias (2)*. Fue
emitida ocasionalmente a finales del si-
Quetzal glo III a.C.
Unidad monetaria* de Guatemala desde Ref.: Mateu (1946: Voz quincunx); Crawford
1925, subdividida en cien centavos*. (1974: 6)
Ref.: Mateu (1946: Voz quetzal); Amandry (2001:
Voz quetzal) Quinientas pesetas
Moneda* española con valor de quinien-
Quilate tas pesetas*. Fue acuñada desde 1987 en
Cada una de las 24 partes en que se divide aleación* de diversos metales*. Dejó de
la ley* del oro*. El oro puro tiene 24 quila- emitirse en 2001, aunque circuló hasta
tes y el llamado oro de ley, 18. Cada quila- 2002, año de la implantación del euro*.
te se subdivide, a su vez, en 4 granos (2)*. Ref.: Aledón (2002: 90, 98)
Ref.: Mateu (1946: Voz quilate); DRAE (1992: Voz
quilate [2]); Gil Farrés (1993: 69-72) Quinto de daeldre
Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
Quinario ses Bajos en los siglos XVI y XVII con
154 Moneda* romana de plata*, mitad del valor de un quinto de daeldre*.
denario*. Lleva la marca de valor* V,
indicación de su equivalencia a cinco Quinto de pirral
ases*. Se acuñó especialmente en el si- Moneda* de plata* con valor de un
glo I a.C., mientras que en el Imperio quinto de pirral*, acuñada en Mesina
sus emisiones* fueron más esporádicas. (Sicilia) por Pedro III de Aragón entre
[Fig. 27] 1282 y 1285.
Ref.: Mateu (1946: Voz quinario); Melville Jones
(1990: Voz quinarius); Amandry (2001: Voz quinaire)
Quiran
V. Kran
Quinario de oro
Moneda* romana de oro*, equivalente a
Quirate
medio áureo*. Su acuñación (2)* se ini-
Moneda* almorávide de plata*, de la
ció en la República, continuando des-
que se acuñaron también fracciones*
pués durante el periodo imperial.
de medio, cuarto, octavo y dieciseisavo
Ref.: Mateu (1946: Voz quinario de oro)
de quirate. El nombre deriva del griego
kerátion, “algarrobo”, ya que su peso
Quince céntimos
equivale al de la semilla de este árbol,
Moneda fraccionaria* contemporánea
curiosamente constante (0,189 g).
con valor de quince céntimos*.
V.a. Dirham (2)
[Fig. 79]
Quincunssis Ref.: Beltrán (1989: 127); Canto e Ibrahim (1997:
Moneda* romana republicana de bron- 204)
R
Rafia única) o en una sucesión de erres (sien-
155
V. Fibra de rafia do R la pieza rara y RRRR la rarísima).
En la bibliografía anglosajona también
Rand suelen aparecer las letras C (common,
Unidad monetaria* de la República de corriente) y S (scarce, escasa) en los
Sudáfrica desde 1961, subdividida en grados inferiores de la escala.
cien céntimos*. Namibia utiliza el rand Ref.: Meurice (1985: 175-176); Morales y Salazar
sudafricano como moneda* nacional. (1986: 38); Beltrán (1989: 127)
Ref.: Amandry (2001: Voz rand)
Reacuñación
Rareza V. Moneda reacuñada
Indicación, en sentido relativo, del nú-
mero de ejemplares que se conocen de Real (1)
una moneda* o medalla*. Es uno de los Unidad monetaria* de Brasil desde
indicios para evaluar el volumen ori- 1994, subdividida en cien céntimos*.
ginal de una emisión* monetaria, ade- Sustituyó al cruzeiro* real.
más de un elemento para determinar el Ref.: Amandry (2001: Voz Brésil)
valor de una pieza en el mercado del
coleccionismo. En las publicaciones nu- Real (2)
mismáticas, el grado de rareza se seña- Moneda* de plata* creada por Pedro I
la de varias formas; las más frecuentes de Castilla (1350-1369). Acuñada ininte-
se basan en una escala numérica (por rrumpidamente desde entonces, aunque
ejemplo, R1 a R5, siendo R5 la pieza con diferentes tipos*, leyes*, valores y
pesos (3)*, fue la unidad del sistema mo- Real de vellón
netario español hasta mediados del siglo Moneda de cuenta* española, creada en
XIX. A lo largo de su dilatada historia el siglo XVII, en época de Felipe IV o de
se emitieron, como múltiplos*, piezas de Carlos II, con un valor de treinta y cua-
dos, tres, cuatro, cinco, seis, ocho, diez, tro maravedís*. A partir del siglo XVIII,
veinte, cuarenta, cincuenta, ochenta, cien su equivalencia se fijó en una vigésima
y trescientos veinte, y, como divisores*, parte de los ocho reales*, aunque su co-
medios, tercios, cuartos, sextos, octavos, rrespondencia con las restantes piezas en
décimas (2)* y céntimos de real*. circulación* varió a lo largo del tiempo. En
[Figs. 94, 122, 129, 150 y 253] ciertos ambientes, permaneció en uso aún
Ref.: Mateu (1946: Voces real; realets; realillo; después de la introducción de la peseta*.
reals; regales; reial); VV.AA. (1988: 291); Aman-
dry (2001: Voces real; realito); Esto es dinero Ref.: Mateu (1946: Voz real de vellón); Gil Farrés
(2001: 127) (1976: 528); VV.AA. (1988: 291)

Real (3) Réplica de ficha


En sentido amplio, nombre de las mo- V. Reproducción de ficha
nedas* propias de los reyes durante la
Edad Media, aunque, en sentido estric- Réplica de medalla
to, el término sólo se aplicó a deter- V. Reproducción de medalla
minados valores en oro* (real de oro),
plata* o vellón* de ciertos Estados eu- Réplica de moneda
ropeos, entre ellos Aragón, Mallorca V. Reproducción de moneda
(reyal), Navarra, Nápoles, Sicilia, Países
Bajos, Francia (royal), Portugal (pl. reis) Réplica de papel moneda
y Castilla (real (2)*). V. Reproducción de papel moneda
156
[Figs. 94, 108, 118, 122, 129 y 253]
Ref.: Mateu (1946: Voces rayal; reaes; real; reale;
Reproducción de ficha
realets; realillo; reals; regales; regalis; regalium; Copia fiel de una ficha*, hecha sin áni-
reial; reyal); Amandry (2001: Voces real; reale; mo de engaño, para su uso privado o
realillo; realone; royal d’or) museográfico.
Ref.: Morales y Salazar (1986: 14); DRAE (1992:
Real de a cinco Voz réplica [3])
V. Cinco reales
Reproducción de medalla
Real de a cuatro Copia fiel de una medalla*, hecha ge-
V. Cuatro reales neralmente en materiales baratos, sin
ánimo de engaño, para su uso privado
Real de a dos o museográfico.
V. Dos reales Ref.: Morales y Salazar (1986: 14); DRAE (1992:
Voz réplica [3])
Real de a ocho
V. Ocho reales Reproducción de moneda
Copia fiel de una moneda*, hecha ge-
Real de a seis neralmente en materiales baratos, sin
V. Seis reales ánimo de engaño, para su uso privado
o museográfico.
Real de a tres Ref.: Morales y Salazar (1986: 14); DRAE (1992:
V. Tres reales Voz réplica [3])
Reproducción de papel moneda Reyal
Copia fiel de un billete*, certificado de V. Real (3)
plata*, vale real*, etc., hecha sin áni-
mo de engaño, para su uso privado o Rial
museográfico. Actual unidad monetaria* del sultanato
Ref.: Morales y Salazar (1986: 14); DRAE (1992: de Omán, Qatar, República del Yemen,
Voz réplica [3]) Arabia Saudí y, desde 1932, Irán, donde
sustituyó al tomán*. También recibieron
Reproducción galvanoplástica este nombre la unidad de plata* de Ma-
V. Galvano rruecos (sustituida en 1912 por la pese-
ta*, en la zona española, y en 1921 por
Resello el franco*, en la francesa) y una mone-
Nombre que reciben las contramarcas* da fraccionaria* de la Honduras Británi-
a partir de la Edad Moderna. ca (actual Belice), acuñada desde 1855
Ref.: Morales y Salazar (1986: 39); Gil Farrés hasta 1864 como divisor* del dólar*.
(1993: 25) Ref.: Mateu (1946: Voz riyal); Amandry (2001: Vo-
ces rial; riyal [ou ryal, rial, rijal])
Revalorización
Modificación del patrón monetario* con Rin
el objetivo de elevar el valor legal de Moneda fraccionaria* de Japón, acuñada
una moneda* en relación al oro*, a la a partir de la introducción del sistema de-
plata* o a otras monedas*. cimal y del yen*, en 1871. Dejó de circular
Ref.: Meurice (1985: 177) en 1954. Equivalía a la décima parte del
sen* y a la milésima parte del yen.
Reverso Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 40-42); Amandry
157
Cara* o lado secundario en las mone- (2001: Voz rin)
das* y medallas*. En general, se con-
sidera reverso a la cara en la que no Ring dollar
aparece el retrato o símbolo del go- En la isla de Guadalupe (archipiélago
bernante, el nombre del país emisor* de Las Antillas), nombre que recibía la
o el tipo* aparentemente principal. En moneda* española de ocho reales* a la
las monedas acuñadas a martillo*, el que se recortaba un agujero cuadran-
reverso presenta con frecuencia una gular en su parte central, quedando así
forma ligeramente cóncava, al ser el como una pieza anular.
lado que queda en la parte superior V. Ocho reales
durante el proceso de acuñación (2)*. Ref.: Gil Farrés (1974: 252)
En las publicaciones numismáticas sue-
le designarse con las abreviaturas Rev. Riyal
o R. En la bibliografía sobre monedas V. Rial
árabes, generalmente desprovistas de
representaciones figuradas, tanto el Rongo
anverso* como el reverso reciben el Sarta de pequeños discos de concha*, de
nombre de áreas*: así, el reverso es la colores alternados, utilizada como dine-
segunda área o IIA. ro tradicional* en varias islas del Pacífi-
co. En ocasiones, los discos se combi-
Ref.: Beltrán (1950: 48-49); Medina (1992: 30-
32); Gil Farrés (1993: 20); Amandry (2001: Voz nan con dientes* de diferentes animales
revers) o con algún tipo de colgante, también
realizado en concha. Así, el rongo ca- y se mantuvo en algunos de los Estados
racterístico de Papúa-Nueva Guinea se constituidos después de su desintegra-
compone de discos de color rojo, blanco ción: Bielorrusia, la Federación Rusa y,
y negro y de colgantes como el dibidi- hasta 2000, Tayikistán.
bi*, obtenido de la parte superior de la Ref.: Mateu (1946: Voz rublo); Amandry (2001:
concha de Conus, mientras que en las Is- Voz rouble)
las Salomón el rongo suele portar algún
diente de animal, especialmente colmillo Rupia
de jabalí, inserto entre sus cuentas*, de Moneda* de plata*, acuñada en la Penín-
color rojo las más apreciadas, debido a sula del Indostán desde el siglo XVI. An-
que este color se consideraba sagrado tigua unidad monetaria* de los Grandes
(rongo significa “sagrado”), y de tonali- Mogoles, de la mayoría de los Principados
dad negra las de menor valor. Estos co- hindúes, del Reino nepalí y del ámbito in-
llares se usaban, según su longitud, para dostánico de influencia persa, lo fue, du-
la adquisición de ciertos bienes de alto rante el siglo XIX y parte del siglo XX, en
valor y para efectuar pagos especiales, Afganistán, Bangladesh, Birmania, Bután,
tales como tributos, multas, ofrendas a Omán y Qatar y lo es, en la actualidad, en
los espíritus o pagos matrimoniales. la India, Indonesia, República de Mauricio,
Ref.: Einzig (1956: 63-64, 82); Quiggin (1963: Nepal, Pakistán, Seychelles y Sri Lanka. Se
162, 181); Van Erve (1997: 33); Dinero exótico divide en cien paisas* o cien centavos*.
(2001: 89); Esto es dinero (2001: 50, fig. 39; 159-
Ref.: Mateu (1946: Voz rupia); Amandry (2001:
160, nº 38 y 55)
Voz roupie)

Rubia Ryal
Nombre dado a la peseta* durante la Moneda* inglesa de oro*, equivalente a
158 II República (1931-1939) por presentar medio soberano*, cuyo reverso* muestra
en el anverso* una cabeza femenina la rosa de los Tudor. Fue acuñada a par-
sobre latón*. La denominación popular tir de 1487 y hasta mediados del siglo
se mantuvo para las pesetas acuñadas XVII. Con este nombre también se emi-
posteriormente, aunque los tipos* hu- tieron en Escocia piezas de oro, entre
bieran variado o el cospel* no fuera de 1555-1558, y de plata*, entre 1567-1571.
color amarillento.
Ref.: Mateu (1946: Voz soberano); Amandry
V. Peseta (2001: Voz ryal)
Ref.: Aledón (2002: 62-63)
Ryo
Rublo Unidad ponderal* japonesa, de unos 16,50
Unidad monetaria* de Rusia desde el g. Su origen se remonta al liang* chino.
siglo XVI. En origen, el rublo nació en V.a. Goryoban; Ichibu gin; Ichibu kin; Isshu gin;
el siglo XIII como un lingote* de plata* Isshu kin; Koban; Nibu gin; Nibu kin; Nisshu gin;
marcada, aunque ya a finales del XIV Nisshu kin; Oban
empezó a emitirse en forma de mone- Ref.: Amandry (2001: Voz ryo)
da*, primero en vellón* y, posteriormen-
te, en plata; no obstante, a lo largo de Ryuhei eiho
su dilatada historia también se acuña- Una de las “doce monedas* dinásticas”
ron piezas en cobre* y, ocasionalmente, (jiuni sen*), emisiones* japonesas que imi-
en oro* y en platino*. Desde 1704 se tan las piezas chinas tipo cash*. Fue acu-
subdivide en cien kopeks*. Su emisión* ñada por el Gobierno imperial en 796.
continuó en la antigua Unión Soviética Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen)
S
Sal ta, sobre todo, en el caso de la sal gema
159
Cloruro sódico, sólido cristalino, lige- o sal de piedra, la de mayor calidad, ex-
ramente higroscópico, crepitante en el traída mediante técnicas mineras y talla-
fuego y soluble en agua y glicerina. Se da en bloques o lingotes*; no obstante,
obtiene por extracción minera de los también se usaron para este fin otros
depósitos naturales o por evaporación tipos de sales, como la marina.
del agua del mar. Es de color blanco y V.a. Dinero tradicional; Lingote de sal; Amolé
de sabor característico bien definido. La Ref: Herskovits (1954: 196); Quiggin (1963: 258-
259); Rivallain e Iroko (1986: 57-64); DRAE (1992:
amplia variedad de usos de la sal y su Voz sal [1]); Rivallain (1994: 37-40); Esto es dinero
importancia para actividades esenciales (2001: 67-69); Kroustallis (2008: Voz sal)
en la vida del ser humano hicieron que
este producto llegara a adquirir una Salong
alta consideración, razón por la cual en V. Salung
algunos lugares se empleó como una
forma específica de dinero (1)*, cum- Salung
pliendo funciones tanto de referencia Moneda fraccionaria* de Tailandia y, an-
de valor como de medio habitual de tes de 1860, de Camboya, equivalente a
pago. Así, en Roma, antes de la gene- un cuarto de baht (1)* o de tical (1)*.
ralización de la moneda*, una parte de En el antiguo reino de Siam (actual Tai-
la paga del ejército se efectuaba en sal landia), también recibió este nombre la
al peso, el salarium, término del que pieza de un cuarto de baht (2)*, emitida
derivó la palabra “salario”. dentro del sistema del pot duang*.
Su utilización como dinero se documen- Ref.: Amandry (2001: Voz salong)
Santim Seis cagliaresi
Nombre que recibe el céntimo* en Ma- Moneda* de vellón* o de cobre*, acuña-
rruecos, Etiopía y Letonia. Equivale, por da en Cagliari (Cerdeña) con valor de
tanto, a una centésima parte de las res- seis cagliaresi*.
pectivas unidades monetarias* de estos
países: el dirham (2)*, el birr* y el lats*. Seis cuartos
Ref.: Amandry (2001: Voz santim) Moneda* española de cobre* con valor
de seis cuartos (1)*.
Sapèque
V. Cash Seis maravedís
Moneda* de cobre* con valor de seis
Satang maravedís*.
Moneda fraccionaria* de Tailandia des-
de 1908, centésima parte del baht (1)*. Seis reales
Ref.: Amandry (2001: Voz satang)
Moneda* de plata* con valor de seis
reales (2)*, acuñada por Carlos V en la
Schilling Casa de la Moneda de Barcelona para
V. Chelín (2) sufragar los gastos de la expedición
contra Túnez (1535). Esta pieza aparece
Seda citada a menudo como “real de a seis”.
Fibra segregada por las glándulas situa-
das a ambos lados de la mandíbula del Seis sólidos
insecto conocido como gusano de seda, Moneda* romana de oro* con valor de
y que, en contacto con el aire, se soli- seis sólidos (1)*.

160
difica en hilos finísimos y flexibles. Pie-
zas de tela* tejidas con estas hebras han Seisén
actuado tradicionalmente como dinero Moneda* castellana de vellón*, acuña-
(1)*, sobre todo en Extremo Oriente. da por Sancho IV (1284-1295) con valor
Así, en China, constituyó una forma de seis dineros (2)*, de donde deriva el
muy popular de pago, tanto en piezas nombre.
manufacturadas como en madejas. La Ref.: Mateu (1946: Voces dinero seisén; seisén)
dinastía Tang (618-906) contó, incluso,
con un doble sistema dinerario basado Seiseno
en la moneda* y en la seda, reserván- Moneda* catalana de vellón* bajo o de
dose esta última para las adquisiciones cobre*, acuñada, a partir de 1641, du-
de mayor valor. rante el levantamiento de Cataluña con-
tra Felipe IV (Guerra de los Segadores,
Ref.: DRAE (1992: Voz seda [1]); Esto es dinero
(2001: 59); Kroustallis (2008: Voz seda) 1640-1652). Equivalía a seis dineros (2)*,
de donde deriva el término. Como ti-
Seis áureos pos*, lleva las armas catalanas y la cruz
Moneda* romana de oro*, equivalente a de Santa Eulalia, circulando algunas de
seis áureos*. Este raro múltiplo*, de gran las piezas a nombre de Luis XIII de Fran-
tamaño y considerable valor, era una cia (1641-1643), con su retrato. También
pieza de ostentación, utilizada como se denomina así la moneda que, con el
presente diplomático o para obsequiar mismo valor, fue emitida por Felipe V en
a personas cercanas al emperador, fun- Valencia entre 1715 y 1724.
cionarios y oficiales de alto rango. [Fig. 157]
Ref.: Mateu (1946: Voz seiseno); Amandry (2001: en época de los aztecas como tras la
Voz seiseno ou seisino); Campo, Estrada-Rius y conquista. Las fuentes documentales de
Clua (2004: 148; 152-154, nº 17)
esta época refieren que el cacao era el
dinero que circulaba habitualmente en-
Sello
tre los indios y los castellanos para las
En Numismática*, leyenda* o dibujo es-
pequeñas transacciones y que, aún en
tampado en seco o con tinta en algunos
1714, el virrey de Nueva España había
billetes* y cuya finalidad es autentificar-
propuesto realizar las contrataciones
lo, retirarlo de la circulación*, etc.
para la nueva ceca* en Guatemala en
V.a. Billete con sellos en seco; Billete inutilizado;
granos de cacao o en especie. Este tipo
Billete no circulado; Billete no habilitado; Billete
sobrecargado; Espécimen de dinero tradicional* pervivió hasta fi-
nales del XIX en Nicaragua y aún más
Semidobla tiempo en algunas partes de México y
Nombre aplicado en Castilla a la mo- Guatemala.
neda* almohade y nazarí de oro* acu- Ref.: Burzio (1958: Voz cacao); Quiggin (1963:
ñada, con carácter excepcional, con 310-311); DRAE (1992: Voz cacao1 [1]); Aman-
dry (2001: Voz patlachté); Esto es dinero (2001:
valor de media dobla (1)* y cuyo peso, 54-56); Kroustallis (2008: Voz semilla de cacao)
de 2,30 g, correspondía al dinar (1)*.
En los reinos cristianos, la semidobla Semis
almohade también recibió el nombre Moneda* romana de bronce*, equiva-
de mazmudina. lente a la mitad del as*. Durante la Re-
[Fig. 81] pública presentaba, en el anverso*, la
Ref.: Mateu (1946: Voces mazmodina; mazmudina)
marca de valor* S y la cabeza de Satur-
no, y, en el reverso*, una proa de nave.
Semilla de cacao En el Imperio, aunque los tipos* se di- 161
Semilla del fruto (cacao) del cacaotero, versificaron, la emisión* de semises fue
árbol de la familia de las Esterculiáceas. cada vez más escasa, desapareciendo
Mediante la fermentación, el secado y definitivamente en época de Adriano
el posterior molido de estas semillas se (117-138 d.C.).
obtiene el polvo de cacao, principal in-
[Figs. 18, 32 y 67]
grediente del chocolate. Ref.: Mateu (1946: Voz semis); Melville Jones
La semilla de cacao* es una forma de (1990: Voz semis); Amandry (2001: Voz semis)
dinero (1)* característica de América
Central, donde, a la llegada de los es- Semissis
pañoles, formaba parte de un sistema Moneda* de oro*, primero mitad del só-
económico muy desarrollado. En él, la lido (1)* romano y luego del sólido (2)*
semilla de cacao (patlachté) era la uni- o nomisma (2)* bizantino.
dad principal, dentro de una compleja Ref.: Mateu (1946: Voz semissis); Amandry
combinación de medidas y equivalen- (2001: Voz semissis)
cias. Los granos de cacao se medían en
xiquipilli, o conjuntos de 8.000 semillas, Semuncia
constituyendo 3 xiquipilli (24.000 semi- Moneda* romana republicana de bronce*
llas) una carga. Unas pocas semillas eran con valor de media uncia (2)*. Fue emiti-
suficientes para comprar los alimentos da ocasionalmente a finales del siglo III
cotidianos, mientras que las cantidades a.C., tanto fundida como acuñada.
mayores se utilizaban para el pago de Ref.: Crawford (1974: 6); Amandry (2001: Voz
sumas importantes y de tributos, tanto semuncia)
Sen [Figs. 29 y 252]
Moneda fraccionaria* de Japón, equiva- Ref.: Mateu (1946: Voz sestertius); Melville Jo-
nes (1990: Voz sestertius); Amandry (2001: Voz
lente a la centésima parte del yen*, acu- sesterce)
ñada desde la introducción del sistema
decimal, en 1871, hasta 1954. También Sestercio (2)
reciben este nombre diversas monedas Moneda* romana-republicana de plata*,
fraccionarias asiáticas, creadas en el si- equivalente, en origen, a dos ases* y
glo XX en países como el sultanato de medio, es decir, un cuarto de denario*
Brunéi, Camboya, Indonesia y Malasia. o medio quinario*. Fue acuñada desde
Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 40-42); Amandry la creación del sistema del denario, ha-
(2001: Voz sen)
cia 211 a.C., hasta mediados del siglo
I a.C.
Senyal (1)
Ref.: Mateu (1946: Voz sestertius); Melville Jo-
Moneda* de vellón* o de cobre*, de bajo nes (1990: Voz sestertius); Amandry (2001: Voz
valor, acuñada, con carácter local, en al- sesterce)
gunos municipios catalanes y valencia-
nos entre los siglos XV y XVII. También Sestino
se emitieron medias senyales*. Moneda* con valor de dos caballos*,
[Fig. 113] acuñada en Nápoles en época de Fe-
Ref.: Mateu (1946: Voz senyals); Crusafont et alii derico III de Aragón (1495-1502). Tam-
(1996: 19); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004:
bién se emitió el doble sestino*.
117; 120-123, nº 24; 16)
Ref.: Amandry (2001: Voz sestino)
Senyal (2)
V. Tanto de coro Sextans
V. Sextante
162
Señal
V. Ficha Sextante
Moneda* romana republicana de bron-
Séqel ce*, equivalente a la sexta parte del as*
V. Shekel (2) o a dos uncias (2)* (de ahí su marca
de valor*, 2 puntos). Habitualmente
Sesentaicincoavo de baht presenta, en el anverso*, la cabeza de
V. Att Mercurio y, en el reverso*, una proa
de nave.
Sesino [Fig. 21]
Moneda* de vellón* o de cobre*, con Ref.: Melville Jones (1990: Voz sextans); Aman-
dry (2001: Voz sextans)
valor de seis dineros (2)* o medio suel-
do*, acuñada en Milán y otros lugares
de Italia en los siglos XV y XVI. Sexto
Ref.: Mateu (1946: Voz sesino); Amandry (2001:
Término convencional para designar al
Voz sesino) divisor* equivalente a una sexta parte
de la unidad*.
Sestercio (1) Ref.: Alfaro (1998: 54)
Moneda* romana-imperial de latón* o
bronce*, acuñada, dentro del sistema Sexto de real
del as*, tras la reforma de Augusto (si- Moneda* medieval castellana de plata*
glo I a.C.) y hasta el siglo III d.C. con valor de un sexto de real (2)*.
Shahi Signo de valor
Moneda* persa de plata*, acuñada en V. Marca de valor
los siglos XVI al XVIII. En 1932, este
nombre pasó a denominar a una mo- Sik
neda fraccionaria* de Irán, con valor de Moneda* del antiguo reino de Siam (ac-
cinco dinares (2)* o 1/20 de rial*. tual Tailandia) con valor de un diecisei-
Ref.: Amandry (2001: Voz shahi) savo de baht (2)*. Pertenece al sistema
del pot duang*.
Shekel (1)
Unidad monetaria* de Israel, emitida a Silicua
partir de 1980. Se divide en cien agorot Moneda* romana de plata* creada a
(sing. agorah (1)*). mediados del siglo IV (hacia 358-359)
Ref.: Amandry (2001: Voz shéqel) y equivalente a medio miliarense*. El
nombre se utilizó, hasta el siglo VIII,
Shekel (2) para designar a diversas monedas de
Moneda* fenicio-púnica de plata*, deri- plata bizantinas y de los pueblos germá-
vada de la unidad ponderal* babilónica nicos con peso de entre 2 y 3 g. Existen
del mismo nombre. Existen múltiplos* múltiplos* de dos y cuatro silicuas, así
con valor de uno y medio, dos (dishe- como mitades, cuartos y tercios.
kel*), tres (trishekel*) y cinco shekels, así [Fig. 42]
Ref.: Mateu (1946: Voz silícua); Melville Jones
como divisores*, con valor de cinco oc-
(1990: Voz siliqua); Amandry (2001: Voz silique)
tavos, un medio y un cuarto de shekel.
[Figs. 13 y 53] Siliqua
Ref.: Mateu (1946: Voz siclo); Melville Jones (1986:
Voz siglos); VV.AA. (1991: 226); Amandry (2001: Vo- V. Silicua
ces shéqel; sicle); Esto es dinero (2001: 118) 163
Símbolo
Shekel y medio Figura de pequeño tamaño que apare-
Moneda* fenicio-púnica de plata* con ce, a veces, en el campo* de la mone-
valor de un shekel (2)* y medio. da*. Se utiliza para representar la ceca*,
el magistrado monetal* o ensayador*
Shilling responsable de la emisión*, o bien
V. Chelín (2) como marca de emisión*.
Ref.: Meurice (1985: 193-194); Beltrán (1989: 128)
Showa shoho
Una de las “doce monedas* dinásticas” Sinquena
(jiuni sen*), emisiones* japonesas que imi- Moneda* de cobre*, acuñada en Ibiza
tan las piezas chinas tipo cash*. Fue acu- desde el reinado de Carlos V hasta el de
ñada por el Gobierno imperial en 835. Carlos II, con valor de cinco sueldos*.
Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen) [Fig. 161]
Ref.: Mateu (1946: Voz sinquena)
Siclo
V. Shekel (2) Soberano
Moneda* inglesa de oro*, emitida des-
Siete sólidos de 1489 hasta principios del siglo XVII
Moneda* romana de oro* con valor de con peso de dos nobles* y valor de dos
siete sólidos (2)*. ryal* o veinte chelines (2)*. En 1817 se
creó, con el mismo nombre, una pieza se asignó este nombre a los primeros
de oro equivalente a la libra (3)* ester- dinares (2)* transicionales (los latinos y
lina, que continúa acuñándose en la ac- los bilingües), acuñados en el Norte de
tualidad para el coleccionismo. En los África a principios del siglo VIII.
Países Bajos, además, recibió esta de- [Fig. 43]
nominación la moneda de oro emitida Ref.: Mateu (1946: Voz solidus); Melville Jones
por la Monarquía Hispana en los siglos (1990: Voz solidus); Amandry (2001: Voz solidus)
XVI y XVII. También circularon dobles
y medios soberanos. Sólido (2)
V.a. Esterlín (2)
V. Nomisma (2)
Ref.: Mateu (1946: Voz soberano); Amandry
(2001: Voces soberano; sovereign) Sólido y medio
Moneda* romana de oro* con valor de
Sol un sólido (1)* y medio.
Actual unidad monetaria* de Perú, divi- [Fig. 40]
dida en cien céntimos*. Sustituyó al inti*
en 1991, moneda* que, a su vez, había Solot
reemplazado al sol de oro* en 1986. Moneda* del antiguo reino de Siam (ac-
Ref.: Mateu (1946: Voz sol); Amandry (2001: Voz tual Tailandia) con valor de un ciento-
sol) veintiochoavo de baht (2)*. Pertenece al
sistema del pot duang*.
Soldino
V. Sueldo (2) Sou
V. Sueldo (2)
Soldo
164 V. Sueldo (2) Sovereign
V. Soberano
Sólido (1)
Moneda* romana de oro*, creada por Spintria
Constantino I en 310 para sustituir al Tésera* de plomo (1)* o de bronce* que
áureo*. Se acuñó en el Bajo Imperio Ro- muestra escenas eróticas en el anver-
mano a lo largo de los siglos IV y V y, so* y un numeral, indicando su valor
hasta el siglo IX, en el Imperio Bizanti- en ases* (del I al XVI), en el reverso*.
no, donde recibió el nombre griego de Posiblemente servía para pagar los ser-
nomisma (2)*. Estaba dividida en vein- vicios de los próstibulos en la Roma del
ticuatro silicuas*. Se emitieron múlti- siglo I d.C.
plos* de uno y medio, dos, tres, cuatro, Ref.: Mateu (1946: Voz spintria); Amandry (2001:
cuatro y medio, cinco, seis, siete y nue- Voz spintriennes)
ve sólidos, así como mitades (semissis*)
y tercios (tremissis o tremís*). También Spondylus
acuñaron sólidos algunos de los llama- Molusco bivalvo marino de aguas ca-
dos pueblos bárbaros, como los fran- lientes que habita principalmente en el
cos, los burgundios, los ostrogodos y golfo de Guayaquil (Ecuador) y en las
los visigodos, así como los merovingios costas de Tumbes (Perú). Su concha*
y los carolingios, la mayoría de ellos a roja fue uno de los objetos más apre-
nombre del emperador de Bizancio. ciados entre los indígenas americanos
En la antigua bibliografía numismática, del área andina, donde era conocida
con el nombre de mullu. Fue utilizada de cobre*, con valor de un sueldo (2)*
como ofrenda a los dioses, además de o un sexto de real (3)*, acuñada en los
aparecer, junto a otras formas de dinero Países Bajos entre los siglos XIV y XIX.
(1)*, como el cacao* o las mantas* de al- Ref.: Mateu (1946: Voz stuiver); Amandry (2001:
godón*, en las relaciones de tributos que Voz stuiver)
se entregaban al soberano azteca.
El Spondylus también fue usado como Sucre
dinero en la isla de Rossel, al sudeste de Antigua unidad monetaria* de Ecuador,
Nueva Guinea, dentro de una compleja emitida entre 1884 y 2000, año en que
organización dineraria en la que las con- fue sustituida por el dólar* americano.
chas completas, pulidas y con una perfo- Se dividía en cien centavos*.
ración en uno de sus ángulos formaban Ref.: Amandry (2001: Voz sucre)
parte del sistema de 22 valores, muchos
de ellos con denominación propia, lla- Sueldo (1)
mado ndap. Esta clase de dinero se em- Moneda de cuenta* medieval, equiva-
pleaba para los pagos de mayor impor- lente a doce dineros (2)* de vellón*.
tancia, por lo que los valores superiores Ref.: Mateu (1946: Voz sueldo)
estaban sólo en manos de los jefes. Por
el contrario, el sistema nko, constituido Sueldo (2)
por discos de almejas gigantes, circulaba Nombre dado durante las Edades Me-
libremente entre toda la población. dia y Moderna a algunas monedas* eu-
Ref.: Einzig (1956: 72-75); Quiggin (1963: 183- ropeas de plata*, como el sou francés
186); Moreno Feliu (1991: 26-27); Esto es dinero (siglos XVI a XVIII) y los soldos o sol-
(2001: 47-48, fig. 34)
dinos italianos. El término procede del
latín solidus (sólido, macizo), del que
Stamenon 165
también deriva la palabra sólido (1)*.
V. Aspron trachy
En el caso hispano, entre los siglos
XVII y XIX se acuñaron piezas con esta
Stauraton
denominación en Cataluña y Baleares
Moneda* bizantina* de plata* equiva-
(sou). También se emitieron piezas de
lente a medio hyperper*, acuñada en los
medio, dos, cinco y treinta sueldos.
siglos XIV y XV.
Ref.: Mateu (1946: Voces soldino; sueldo); Aman-
Ref.: Amandry (2001: Voces stauraton; hyperper) dry (2001: Voces soldino; sou)

Stooter Sycee
Moneda* de cobre* o de vellón*, acuñada V. Yuanbao
en los Países Bajos entre los siglos XVI y
XVIII. Equivalía a 1/20 de real (3)*.
Ref.: Amandry (2001: Voz stooter)

Stotinka
Moneda fraccionaria* de Bulgaria (pl.
stotinki), centésima parte del leva*.
Ref.: Amandry (2001: Voz stotinka)

Stuiver
Moneda* de vellón* y posteriormente
T
Tael Dinero exótico (2001: 82); Esto es dinero (2001:
166 85-86, fig. 69; 166, nº 105)
V. Liang

Tajadera Talar
Herramienta azteca en forma de T, tam- V. Táler
bién llamada hacha* o hachuela, elabo-
rada con una fina lámina de cobre*. En Talari
las crónicas españolas del siglo XVI, en Nombre dado en Egipto, Sudán y Etio-
México, existen referencias al empleo pía al táler* de la emperatriz María Te-
de hachas en los intercambios, por lo resa I de Austria (1753-1780), a los ocho
que algunos autores piensan que estas reales* españoles y a otras piezas simi-
piezas, demasiado finas para tener uti- lares que circularon por estos territorios
lidad práctica, pudieron ser una forma en los siglos XVIII y XIX.
de dinero (1)*. Sin embargo, esta opi- Ref.: Amandry (2001: Voz talari)
nión es discutida por quienes les atribu-
yen únicamente un uso artesanal, como Talento
herramienta de trabajo de los talabarte- Unidad de peso (3)* y moneda de
ros o como un instrumento de alfarero cuenta* griega, equivalente a seis mil
destinado a moldear la arcilla. dracmas (2)* áticas. Además reciben
[Fig. 200] este nombre los lingotes* de cobre* o
Ref.: Einzig (1956: 175); Burzio (1958: Voces co-
bre en forma de T o hachuela; hachuela de co-
de bronce* en forma de piel de buey,
bre; tajadera); Quiggin (1963: 312-314, fig. 139); de unos 30 kg de peso, que fueron
Williams (1997: 200-201); Romano (1998: 177); objeto de un intenso tráfico comercial
en el Mediterráneo entre los siglos XV yor talla, menor peso de la moneda.
y X a.C. En la Edad Media también se Ref.: Mateu (1946: Voz talla); Meurice (1985:
empleó este término como moneda de 196); Morales y Salazar (1986: 42); Beltrán (1989:
cuenta. 128); Torres (2002: 172)

Ref.: Mateu (1946: Voces talento; talentum);


Melville Jones (1986: Voz talent; 1990: Voz ta- Tallero
lent); Amandry (2001: Voz talent); Esto es dinero V. Táler
(2001: 99-100, fig. 81)
Tamlung
Táler Moneda* del antiguo reino de Siam
Moneda* gruesa de plata* de Alemania, (actual Tailandia) con valor de cuatro
Austria, Polonia, Rusia, los Países Bajos bahts (2)*. Pertenece al sistema del pot
y otros países europeos en la Edad Mo- duang*.
derna, originariamente con valor de un [Fig. 192]
florín (1)* de oro*. El término deriva de
la palabra joachimstahlergulden, usa- Tanto
da para designar a la moneda de pla- V. Ficha
ta emitida en Joachimstahl (Bohemia)
a fines del siglo XV. Desde principios Tanto de coro
del siglo XVI, con el descubrimiento de Ficha* o pieza monetiforme de latón*
las nuevas minas bohemias de plata y o cobre* utilizada en las catedrales y
con el empleo masivo de este metal* comunidades religiosas para pagar a
para la acuñación (2)*, diversos Estados los canónigos las horas de asistencia
europeos emitieron piezas similares al coro y a otros servicios eclesiásticos.
(daalder* en los Países Bajos, daler (1)* Suele estar acuñada sólo por el anver-
en Suecia, etc.). Su éxito y amplia cir- so* y llevar monogramas* religiosos o 167
culación* hizo que aparecieran distintas signos alusivos a la iglesia que las em-
denominaciones de esta moneda: talar pleaba. Se usaron, sobre todo, en los
(Polonia), tallero (Italia), talari* (Etio- siglos XVI y XVII, y especialmente en
pía, Egipto, Sudán), dólar* (América). Cataluña, Valencia, Mallorca y sur de
En Alemania se acuñó hasta 1871, fecha Francia. Son conocidas también como
en que fue sustituido por el marco (2)*. marcas de cabildo y pallofas (del cata-
Existen múltiplos* de dos, tres, cuatro, lán pellofa).
cinco, ocho y diez táleros y divisores* Ref.: Mateu (1946: Voces marcas de cabildo; pa-
de medio y cuarto de táler. llofas; tantos de coro); Beltrán (1989: 128); Cam-
[Fig. 184] po, Estrada-Rius y Clua (2004: 174-181)
Ref.: Mateu (1946: Voz taler); Amandry (2001:
Voz thaler) Tarí
V. Tarín
Talla
Número de monedas* obtenidas por Tarín
cada unidad de peso (3)* del metal* que Término de origen árabe que, en el si-
se acuña; así, por ejemplo, “talla de 96 glo X, designaba a las monedas* de oro*
en libra” significa que de una libra (2)* emitidas* por los lombardos en el sur
debían producirse 96 piezas iguales. La de Italia y por los normandos en Sicilia.
talla se determinaba mediante una ley u Posteriormente, recibió este nombre la
ordenanza con la que los gobernantes moneda de plata* acuñada en Sicilia y
controlaban la inflación*, ya que, a ma- Nápoles entre los siglos XII y XVII. En
la actualidad, la Orden de Malta emite 1835, durante la Era Tempo; de ahí su
piezas de bronce* con valor de dos y nombre.
nueve tarines. Ref.: Jacobs y Vermeule (1972: 25, 34); Amandry
[Fig. 186] (2001: Voces haba sen; japonaises [monnaies])
Ref.: Mateu (1946: Voz tarín); Amandry (2001:
Voz tari) Tercio
Término convencional para designar al
Tarja divisor* equivalente a una tercera parte
Nombre que desde finales de la Edad de la unidad*.
Media recibieron distintas monedas* Ref.: Alfaro (1998: 54)
europeas –Francia, Navarra...-, general-
mente de vellón*, por el escudo (targa) Tercio de carlino
que mostraban en el reverso*. Moneda* de plata* con valor de un ter-
Ref.: Mateu (1946: Voz tarja); Amandry (2001: cio de carlino*.
Voz targe)

Tercio de croat
Tautau
Moneda* catalana de plata*, acuñada
Uno de los tipos de dinero (1)* de con-
desde finales del siglo XIII hasta prin-
cha* utilizados en Oceanía. Característi-
cipios del siglo XVII con valor de un
co del distrito central de la costa meri-
tercio de croat*.
dional de Papúa-Nueva Guinea, se trata
de un collar formado por una serie de
Tercio de dinar
cordeles de fibra vegetal*, unidos entre
Moneda* musulmana de oro* con valor
sí, en los que se ensartan, solapándo-
de un tercio de dinar (2)*.
se unas a otras, numerosas conchas de
168 Nassa callospira, previamente cortadas
Tercio de real
por el dorso. Su uso está documenta-
Moneda* medieval castellana de plata*
do más como reserva de riqueza y pre-
con valor de un tercio de real (2)*, acu-
sente diplomático que como medio de
ñada por Enrique II (1369-1379).
cambio o referencia de valor.
Ref.: Einzig (1956: 81); Quiggin (1963: 115, 172);
Van Erve (1997: 18); Dinero exótico (2001: 87);
Tercio de silicua
Esto es dinero (2001: 48-49, fig. 35; 161, nº 60) Moneda* romana y bizantina de plata*
con valor de un tercio de silicua*, crea-
Té da a mediados del siglo IV.
V. Hoja de té
Tercio de trentín
Tejuelo Moneda* de oro* con valor de un tercio
En Numismática*, etiqueta de papel* de trentín*, acuñada en Barcelona duran-
que, colocada en el alveolo de la ban- te los reinados de Felipe III y Felipe IV.
deja* o en el interior de la bolsa de al-
macenaje, sirve para anotar los datos Terlina
identificativos básicos de la pieza. Moneda* de vellón*, con valor de tres
dineros (2)*, acuñada en Milán y otras
Tempo tsuho ciudades italianas entre los siglos XV y
Moneda* japonesa de cobre*, de forma XVII.
ovalada con orificio central, equivalen- Ref.: Mateu (1946: Voz terlina); Amandry (2001:
te a cien mon*. Se acuñó a partir de Voz terlina)
Ternet de todo el conjunto, no sólo de las mo-
Moneda* de cobre* de tres dineros (2)*, nedas, sino también del recipiente que
acuñada en el taller de Perpiñán en las contiene y de las joyas u otros ob-
1611, durante el reinado de Felipe III. jetos o fragmentos de metal* que, habi-
Ref.: Amandry (2001: Voz ternet) tualmente, aparecen mezclados con las
monedas.
Tésera Según las circunstancias del abando-
Objeto de metal*, marfil*, madera* u no, el modo de formación y la com-
otra materia, de forma clara o vaga- posición, se distingue entre tesoros de
mente monetiforme, usado en la Edad ahorro, tesoros de emergencia, tesoros
Antigua como moneda de necesidad* o itinerantes, tesoros locales y tesoros por
como ficha* para fines no siempre bien pérdida accidental. Los tesoros de aho-
conocidos: desde entradas a teatros, rro, constituidos a lo largo de un exten-
termas u otros lugares públicos, hasta so período de tiempo como reserva de
piezas de cuenta en juegos o testimo- la riqueza personal o familiar, suelen es-
nios de pagos u otros servicios. Las de tar integrados por monedas de diferen-
plomo (1)* reciben el nombre de plo- tes épocas; los de emergencia, creados
mos monetiformes*. en un corto margen temporal y a causa
[Figs. 216 y 217]
de alguna situación de urgencia, suelen
Ref.: Mateu (1946: Voz tesera); Meurice (1985: proporcionar un conjunto homogéneo
197); Melville Jones (1990: Voces spintria or en cuanto a pesos (3)* y cronología, así
sphinthria; tessera); Morrison (1992: 9-10); como una visión representativa de la
Amandry (2001: Voces plomb; tessère)
circulación monetaria en la época de su
ocultación; los itinerantes, formados por
Tésera frumentaria
piezas más o menos contemporáneas de
Tésera* de plomo (1)* que, en Roma, 169
diversos lugares, suelen corresponderse
se presentaba en el Porticus Minucia
con bolsas de soldado o de viajeros; los
Frumentaria a cambio de una ración
locales están compuestos por monedas
de trigo.
que circularon en un lugar determinado,
Ref.: Amandry (2001: Voz tessère [tessère fru- ya fuera en un corto o en un extenso
mentaire])
espacio de tiempo; y los procedentes de
Tesoro pérdidas accidentales, por último, reúnen
Conjunto de monedas* reunidas volun- piezas muy variadas, aunque siempre
tariamente, ocultadas o perdidas en un circulantes y, normalmente, de escaso
momento determinado y nunca recupe- valor. También existen tesoros ligados a
radas por su propietario. Este carácter un determinado ritual, tales como depó-
voluntario define al tesoro frente al ha- sitos votivos, fundacionales, funerarios,
llazgo*. En la terminología numismática etc. A veces, los elementos que confi-
es frecuente usar el término “tesorillo” guran un tesoro mantienen la forma de
para referirse al tesoro formado por po- la bolsa o del receptáculo en que eran
cos ejemplares. transportados, por lo que resulta esen-
El estudio de los tesoros es básico para cial documentar esta información en el
la investigación numismática, pues re- trascurso de labores arqueológicas.
fleja la producción y la circulación* mo- Ref.: Campo (1982: 56-57, 63-64); Melville Jones
netaria, la historia, el poblamiento y la (1986: Voz hoards and finds); Beltrán (1989: 128);
Melville Jones (1990: Voces hoards; treasure Tro-
vida económica de una región. Por ello ve); Morrison (1994: 94-95, 102-103); Amandry
es fundamental la conservación íntegra (2001: Voz trésor [monétaire])
Testón Tetras
Nombre que reciben diferentes mone- Moneda* siciliana de bronce*, de época
das* europeas de plata* y de oro* de antigua, con valor de un tercio de litra*
los siglos XV al XVII, especialmente en o cuatro onkia*.
Italia, Francia y sus áreas de influencia.
Los reyes españoles también acuñaron Tetróbolo
testones en Borgoña e Italia siendo, Moneda* griega de plata* con valor de
además, el nombre con el que en oca- cuatro óbolos (2)*.
siones fue conocida la pieza de ocho
reales*. El término deriva del italia- Tevau
no testa, “cabeza”, ya que estas piezas Uno de los tipos de dinero tradicio-
muestran en el anverso* la cabeza del nal* más conocidos de Oceanía, pro-
monarca. pio de las islas de Santa Cruz (Islas
V.a. Tostao Salomón). Se trata de una tira de fibra
[Fig. 141] vegetal* de unos 10 m de largo, en-
Ref.: Mateu (1946: Voces testón; testone; tes- roscada en forma de rueda, que lleva
tonos); Meurice (1985: 197); Morales y Salazar
(1986: 42); Gil Farrés (1993: 57); Amandry (2001:
adheridas minúsculas plumas* rojas
Voces teston; testone; testoon) del pájaro Myzomela cardinalis. Su
fabricación era muy laboriosa y sus
Tetarté connotaciones mágicas restringían el
Moneda* con valor de un cuarto de es- acceso a su técnica de producción,
tátero*. heredada de padres a hijos. Los te-
vau se empleaban como dinero (1)*
Tetartemorion en entregas rituales (ceremonia del
Moneda* griega de plata* con valor de matrimonio), para ciertas compras,
170 (barcos, canoas), y como reserva de
tres cuartos de óbolo (2)*.
Ref.: Amandry (2001: Voz tétartèmorion)
riqueza. A pesar de la llegada masiva
de monedas* y billetes* australianos
Tetarteron durante la Segunda Guerra Mundial,
Moneda* bizantina de cobre* de los si- hasta los años cincuenta se siguió re-
glos XI al XIV, creada por Alejo I en curriendo a esta forma de dinero para
ciertos pagos de tipo tradicional. En
1092. En el Imperio de Nicea, en el si-
1975 fueron declarados patrimonio
glo XIII, este término también designa-
cultural de las islas, prohibiéndose su
ba a una moneda de vellón*. Tomó el
exportación. En la literatura científica
nombre del nomisma tetarteron*, pieza
occidental el tevau también es cono-
de oro* de similares dimensiones.
cido como “dinero pluma”.
[Fig. 72]
Ref.: Amandry (2001: Voz tétartèron) [Fig. 195]
Ref.: Williams (1997: 203-204); Esto es dinero
(2001: 62-63)
Tetracalco
Moneda* griega de bronce* con valor Thaler
de cuatro calcos*. V. Táler

Tetradracma Tical (1)


Moneda* griega, de oro * o plata*, con Unidad monetaria* de Camboya hasta
valor de cuatro dracmas (2)*. 1960.
[Figs. 4 y 8] Ref.: Amandry (2001: Voz tikal)
Tical (2) Título
V. Pot duang V. Ley

Ticket Tobillera
V. Ficha V. Brazalete

Timbre Toea
Moneda* de oro* acuñada en Perpiñán Actual moneda fraccionaria* de Papúa-
por Juan I de Aragón (1387-1396) y Nueva Guinea, centésima parte de la
en Valencia por Alfonso V de Aragón kina (2)*. Fue introducida en 1975.
(1416-1458). Recibió este nombre por Ref.: Amandry (2001: Voz toea)
ostentar el escudo real (timbre), escudo
adornado con yelmo coronado y con Toisón de oro
cimera en forma de dragón alado. Tam- Moneda* de oro*, acuñada por Felipe
bién se acuñó su mitad. el Hermoso, duque de Borgoña, entre
[Fig. 107] 1496 y 1506. Llamada así por presentar
Ref.: Mateu (1946: Voces timbre de Aragón; tim- dos leones afrontados sosteniendo un
bre de Valencia); Amandry (2001: Voz timbre de Va- eslabón del Toisón de Oro.
lencia); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: 86, 108)
Ref.: Mateu (1946: Voz toisón); Amandry (2001:
Voz gouden vlies)
Tipo
Motivo que da carácter distintivo a las Toisón de plata
monedas*, medallas* y objetos mone- Moneda* de plata*, acuñada por Felipe
tiformes, y que aparece, generalmente el Hermoso, duque de Borgoña, entre
en relieve, en una o en ambas caras* 1496 y 1506. Llamada así por presentar
de la pieza. Los tipos, junto con las le- el escudo de Austria-Borgoña rodeado 171
yendas*, constituyen la representación por el collar del Toisón de Oro.
de la autoridad que acuña la moneda y
Ref.: Mateu (1946: Voz toisón); Amandry (2001:
garantiza su valor; por ello, su elección Voz zilveren vlies)
nunca resulta casual, sino producto de
una decisión oficial. Con frecuencia Token
son, además, vehículo de propaganda V. Ficha
política y religiosa.
[Fig. 245] Tomán
Ref.: Beltrán (1950: 50); Gil Farrés (1966: 12;
1976: 62); Meurice (1985: 207); Morales y Sala-
Inicialmente, moneda de cuenta* persa
zar (1986: 43); Morrison (1992: 36-45); Gil Farrés y, desde finales del siglo XVIII, mone-
(1993: 20-24) da* de oro*, con valor de diez kran*
de plata*. Fue la unidad monetaria* de
Tipo parlante Persia y, posteriormente, de Irán, reem-
Tipo* que expresa de forma visual el plazando al ashrafi*. En 1932 fue susti-
nombre de una ciudad, persona o país, tuido por el rial*, pasando a equivaler
como la rosa (rhodon) de Rodas o los diez rials o doscientos shahi*.
leones del Reino de León. Ref.: Amandry (2001: Voz toman)
Ref.: Beltrán (1950: 50, 86); Meurice (1985:
207); Melville Jones (1986: Voz speaking type); Tornés
Beltrán (1989: 127); Melville Jones (1990: Voz
speaking type); Morrison (1992: 38); Gil Farrés Adjetivo originariamente aplicado al di-
(1993: 21-22) nero (2)* (dinero tornés*) y al gros* de
Tours (Francia). Reciben este nombre, [Fig. 168]
además, diversas imitaciones* europeas Ref.: Campo, Estrada-Rius y Clua (2004: 148-149)
de estas monedas*, como las portugue-
sas de plata* y de vellón*, éstas últimas Treintaidosavo de baht
acuñadas en La Coruña por Fernando I V. Pai
de Portugal (1367-1383). También se emi-
tieron mitades. Tremís
Moneda* romana de oro*, tercera parte
V.a. Dinero tornés
Ref.: Mateu (1946: Voces tornés; tornesa; torne- del sólido (1)*, creada por Valeriano (253-
se; tornez); Amandry (2001: Voces tornês; torne- 260). Fue acuñada abundantemente por
se; tornesello; tornez; tournois; turnose) los bizantinos a partir de Anastasio I (491-
518) y hasta la reforma de Alejo I (1092),
Torta e imitada por algunos de los llamados
V. Lingote pueblos bárbaros, como visigodos, sue-
vos, ostrogodos, francos, burgundios y
Tostao longobardos, así como merovingios.
Moneda* portuguesa de plata*, similar [Figs. 44, 63 y 74]
al testón* (pl. tostões), emitida a partir Ref.: Mateu (1946: Voces tremisas; tremisas; tre-
del reinado de Manuel I (1495-1521). En missis; triens; triente); Melville Jones (1990: Voz
tremissis); Amandry (2001: Voz tremissis); Esto
origen presentaba, en el anverso*, el es- es dinero (2001: 121)
cudo con las quinas y, en el reverso*, la
cruz de la Orden de Cristo y la leyenda* Tremissis
IN HOC SIGNO VINCES. Los reyes es- V. Tremís
pañoles Felipe II y Felipe III acuñaron
piezas de este tipo durante la pertenen- Trentín
172 cia de Portugal a la Corona castellana. Moneda* de oro*, con valor de dos du-
La denominación se mantuvo como cados (3)*, acuñada en Barcelona duran-
unidad para la moneda de plata has- te los reinados de Felipe III y Felipe IV
ta 1910, fecha en la que fue sustituida con los tipos* de los excelentes* de los
por el escudo (1)*. También se emitió el Reyes Católicos. Se emitieron también
medio tostao. piezas de cinco, medio y un tercio de
V.a. Testón trentín. El nombre procede de su equi-
[Fig. 177] valencia con la moneda de plata*, que
Ref.: Mateu (1946: Voz tostao); Amandry (2001:
Voz tostao) en un principio era de treinta y cinco
reales (2)* y, a partir de 1618, de treinta
Tostón y tres.
V. Cuatro reales [Fig. 133]
Ref.: Mateu (1946: Voz treintín); Amandry (2001:
Voz trenti); Campo, Estrada-Rius y Clua (2004:
Towilah 142-143; 146-147, nº 27)
V. Larín
Tres caballos
Treinta sueldos Moneda* de cobre*, acuñada por Carlos
Moneda* de plata*, con valor de treinta V en el reino de Nápoles con valor de
sueldos (2)*, acuñada en Palma de Ma- tres caballos*.
llorca bajo el reinado de Fernando VII
(1808-1833). Equivalía a ocho reales*. Tres cagliaresi
Existen piezas de forma octogonal. Moneda* de vellón* o de cobre*, acuña-
da en Cagliari (Cerdeña) con valor de Ref.: Mateu (1946: Voz treseta); Amandry (2001:
tres cagliaresi*. Voz treseta)

Tres cuartos Tressis


Moneda* española de cobre* con valor Moneda* romana republicana de bron-
de tres cuartos (1)*. ce* con valor de tres ases*. Fue emitida
sólo ocasionalmente: fundida, en el si-
Tres cuartos de follis glo III a.C., y acuñada, en 38/37 a.C.,
Moneda* bizantina de cobre* con valor por los prefectos de la flota de Marco
de tres cuartos de follis (2)*. Antonio.
Ref.: Crawford (1974: 6); Amandry (2001: Voz
tressis)
Tres escudos
Moneda* de oro*, acuñada en los Países
Bajos con valor de tres escudos (3)*. Trias
Moneda* siciliana de bronce*, de época
Tres maravedís antigua, con valor de un cuarto de litra*
Moneda* de vellón* o de cobre* con va- o tres onkia*.
lor de tres maravedís*, acuñada en épo-
ca de Alfonso X (1252-1284). Tricalco
Moneda* griega de bronce*, con valor
Tres reales de tres calcos*.
Moneda* castellana de plata* con valor
de tres reales (2)*, acuñada en la ceca* Tridracma
de México por Juana I y Carlos V entre Moneda* griega, de oro* o plata*, con
1535 y 1537. Esta pieza aparece citada a valor de tres dracmas (2)*.
menudo como “real de a tres”. 173
Ref.: Dasí (1950, I: 83); VV. AA. (1999: 708)
Triens (1)
V. Triente
Tres sólidos
Moneda* romana de oro* con valor de Triens (2)
tres sólidos (1)*. V. Tremís

Tres táleros Triente


Moneda* de plata* con valor de tres tá- Moneda* romana de bronce*, tercera
leros*. parte del as*. Habitualmente presenta,
en el anverso*, la cabeza de Minerva
Trescientos veinte reales y, en el reverso*, una proa de nave;
Moneda* española de oro* con valor de como marca de valor* muestra 4 pun-
trescientos veinte reales (2)*, acuñada tos, ya que equivalía a cuatro uncias
por José I (1808-1813). (2)*. Dejó de acuñarse a finales de la
República.
[Fig. 166]
[Fig. 19]
Ref.: Mateu (1946: Voces triens; triente); Melville Jo-
Treseta nes (1990: Voz triens); Amandry (2001: Voz triens)
Moneda* de cobre* con valor de tres
dineros (2)*, acuñada en Valencia y Ma- Trihemióbolo
llorca por Felipe V entre 1707 y 1724. Moneda* griega de plata* con valor de
[Fig. 162] un óbolo (2)* y medio.
Ref.: Mateu (1946: Voz trihemióbolo); Amandry Tritetartemorion
(2001: Voz obole)
Moneda* griega de plata* con valor de
tres cuartos de óbolo (2)*.
Trillina
Ref.: Mateu (1946: Voz tritetartemorion); Aman-
V. Terlina dry (2001: Voz tritèmorion)

Trióbolo Troquel
Moneda* griega de plata* con valor de En la acuñación a martillo*, nombre
tres óbolos (2)* o de media dracma (2)*, que recibe el cuño* superior o móvil,
por lo que también recibe el nombre de que suele ser el de reverso*. En la acu-
hemidracma*. ñación mecánica* en prensa de volante*
Ref.: Mateu (1946: Voces hemidracma; trióbolo); y en prensa automática*, el nombre se
Amandry (2001: Voz drachme)
aplica tanto al cuño de anverso* como
Trionfo al de reverso*, tochos de acero* de for-
Moneda* de oro*, acuñada en Sicilia ma cuadrangular, poligonal o cilíndrica
por Fernando el Católico (1479-1516) que muestran el tipo* de la moneda*
con valor de un ducado (3)*. También grabado en hueco en uno de sus ex-
recibió los nombres de águila, por el tremos.
tipo* de reverso*, y de florín (1)* de Si- Ref.: Mateu (1946: Voz troquel); Meurice (1985:
206); Morales y Salazar (1986: 44); Cooper (1988:
cilia, en época de Carlos V. Se emitió, 20, 33, 79-81); VV.AA. (1988: 291)
además, el doble trionfo.
Ref.: Mateu (1946: Voz trionfo); Amandry (2001: Tukula
Voz trionfo)
Pieza rectangular de pasta de madera*,
con decoración geométrica incisa, uti-
Triple
174 lizada como dinero tradicional* en las
Término convencional para designar
al múltiplo* equivalente al triple de la regiones del norte y suroeste de la ac-
unidad*. tual República Democrática del Congo.
La madera con que se fabrica es de Ba-
Ref.: Alfaro (1998: 54)
phia nitida, árbol autóctono de África
Central, de gran dureza y de color rojo:
Triple daeldre
precisamente este color, muy importan-
Moneda* de plata*, acuñada en los Paí-
te en las manifestaciones de la cultura
ses Bajos en los siglos XVI y XVII con
material de esta zona, confiere virtudes
valor de tres daeldres*.
especiales a los tukula, aunque, con el
tiempo, se van ennegreciendo. Desde
Triple ducatón
el siglo XVII fueron usados para inter-
Moneda* de plata*, acuñada en Milán y
cambios y regalos en ceremonias fúne-
Brabante con valor de tres ducatones*.
bres. Durante los siglos XIX y XX, los
pueblos kuba y lele los emplearon en
Trishekel
sus relaciones comerciales a gran esca-
Moneda* fenicio-púnica de plata* con
la, sustituyendo a los pagos en paños*
valor de tres shekels (2)*.
de rafia*.
[Fig. 51]
[Fig. 198]
Ref.: Quiggin (1963: 80-81); Williams (1997:
Trité 209); Amandry (2001: Voz tukula); Dinero exótico
Moneda* griega con valor de un tercio (2001: 70); Esto es dinero (2001: 59, fig. 48; 161,
de estátero*. nº 67)
U
Uncia (1) Unidad 175
Unidad romana de peso (3)*, doceava Término empleado en Numismática*,
parte de la libra (2)*. El nombre deriva especialmente en monedas* de Hispania
del griego onkia* y, a su vez, da origen Antigua, para designar la denominación
al término “onza” (2)*. de valor* base del sistema metrológico
Ref.: Mateu (1946: Voz uncia); Amandry (2001: cuyo nombre real nos es desconocido*.
Voz once) Para los múltiplos* se utilizan los térmi-
nos triple* y duplo* y, para los diviso-
Uncia (2) res*, mitad*, tercio*, cuarto (2)*, sexto*
Moneda* romana de bronce*, docea- y octavo*.
va parte del as*. Lleva un punto como [Figs. 59 y 61]
marca de valor* y suele presentar, en Ref.: Alfaro (1998: 54)
el anverso*, la cabeza de Roma y, en
el reverso*, una proa de nave. Dejó de Unidad de cuenta
acuñarse a finales del siglo II a.C. Tenía, V. Moneda de cuenta
como divisores*, la semuncia* (media
uncia) y la cuartuncia* (un cuarto). Unidad monetaria
[Fig. 22] Moneda*, real o de cuenta*, que sirve
Ref.: Mateu (1946: Voz uncia); Melville Jones legalmente de patrón monetario* en
(1990: Voz uncia); Amandry (2001: Voz once) cada Estado y de la cual se derivan los
demás divisores* y múltiplos*.
Uncia (3)
Ref.: DRAE (1992: Voz unidad monetaria)
V. Onza (1)
Unidad ponderal
Unidad principal del sistema de pesos
(3)* usado en un determinado territorio.
Esta medida sirve, además, como base
del sistema monetario.

Uniface
V. Unifaz

Unifaz
Se considera unifaz al objeto numismá-
tico (moneda*, medalla*, billete*, ficha*)
que, intencionadamente o por error,
sólo presenta tipos* por una cara*, que-
dando la otra en blanco. Ciertos tipos
de piezas, por su carácter o proceso
de fabricación, son a menudo unifaces:
por ejemplo, pruebas de acuñación* y
galvanos*.
Ref.: Meurice (1985: 209); Morales y Salazar
(1986: 45); Amandry (2001: Voz uniface)

176
V
Vale real cido en España.
177
Forma de deuda pública, creada en Estos vales se emitieron durante los
1780 para hacer frente a los gastos de reinados de Carlos III y Carlos IV. De-
la guerra contra Inglaterra y, al mismo bían estar impresos, llevar el distintivo
tiempo, a la falta de liquidez causada de su otorgamiento por el Rey, las fir-
por la interrupción de la llegada de mas* del Tesorero General y del Con-
remesas de metales* preciosos* proce- tador de Data y Guerra de la Tesorería
dentes de las colonias. Con este sis- Mayor y el sello* o número de la emi-
tema, un consorcio de comerciantes sión* y renovación, que variaba perió-
españoles y franceses se ofrecía a en- dicamente. También figuraba, manus-
tregar a la Real Tesorería cierta canti- crito, el nombre de la persona que los
dad de dinero (1)*, en efectivo o en suscribía y el año en que circularían,
letras; a cambio, ellos recibirían la mis- pues debían renovarse anualmente en
ma cantidad, más el importe de la co- la Real Tesorería, hasta su extinción
misión estipulada, en vales reales, que por redención del capital.
utilizarían en sus transacciones comer- [Fig. 201]
ciales por todo el Reino. Eran admiti- Ref.: VV.AA. (1979: 2-6); Tortella (1994: 31-32)
dos por todas las cajas públicas para
el pago de contribuciones, deudas o Valor extrínseco
créditos con la Real Hacienda y tenían V. Valor nominal
validez, además, en el comercio al por
mayor; por ello han sido considerados Valor facial
como el primer papel moneda* cono- V. Valor nominal
Valor intrínseco con valor de veinte céntimos*.
Valor propio de la moneda* de acuerdo
con el precio del metal* en los merca- Veinte céntimos de escudo
dos nacionales e internacionales. Hasta Moneda* de cobre*, perteneciente al
la Edad Contemporánea, el valor nomi- sistema del escudo (3)* (1864-1868) de
nal* y el intrínseco se confundían, pues Isabel II, con valor de veinte céntimos
la moneda valía prácticamente lo mis- de escudo*.
mo que el metal en que estaba hecha;
en la actualidad, la utilización de meta- Veinte céntimos de euro
les baratos, sin valor per se, ha cambia- Moneda fraccionaria* de la Unión Eu-
do la relación entre ambos conceptos, ropea, el Principado de Mónaco, la Re-
dejando ya de ser coincidentes. pública de San Marino y el Estado de la
Ref.: Meurice (1985: 113); Morales y Salazar Ciudad del Vaticano, en vigor desde el
(1986: 24); Gil Farrés (1993: 14) 1 de enero de 1999, con valor de veinte
céntimos de euro*.
Valor nominal V.a. Flor española
Valor otorgado a la moneda* por la au-
toridad que la emite y que es aceptado Veinte doblas
por todos los usuarios de la misma. Este Moneda* medieval castellana de oro*
valor debe aparecer grabado en una de con valor de veinte doblas (2)*.
las caras* de la moneda (valor facial).
Hasta la Edad Contemporánea, el valor Veinte ducados
intrínseco* y el nominal se confundían, Moneda* de oro* con valor de veinte
pues la moneda valía prácticamente ducados (3)*.
lo mismo que el metal* en que estaba
178 hecha; en la actualidad, la utilización Veinte excelentes de la granada
de metales baratos, sin valor per se, ha Moneda* de oro* de los Reyes Católi-
cambiado la relación entre ambos con- cos, acuñada a partir de 1497 con valor
ceptos, dejando de ser coincidentes. de veinte excelentes de la granada*.
Ref.: Gil Farrés (1993: 14); Amandry (2001: Voz [Fig. 124]
valeur faciale)
Veinte pesetas
Valva Moneda* española con valor de veinte pe-
V. Molde setas*, acuñada en oro* entre 1892 y 1904.
Ref.: Aledón (2002: 50-51, 54)
Varaha
V. Pagoda Veinte reales
Moneda* española de oro* o plata*,
Varfagama con valor de veinte reales (2)*, acu-
V. Pagoda ñada en época de José I (1808-1813),
Fernando VII y durante las dos pri-
Veinte centavos meras etapas monetarias de Isabel II
Moneda fraccionaria* contemporánea (1833-1864).
con valor de veinte centavos*. [Fig. 169]

Veinte céntimos Veinticinco céntimos


Moneda fraccionaria* contemporánea Moneda fraccionaria* contemporánea
con valor de veinticinco céntimos*. Victoriato
Moneda* de plata* de la República Ro-
Veinticinco céntimos de real mana, creada en torno a 211 a.C., en
Moneda* castellana de cobre* pertene- paralelo al sistema del denario*. En el
ciente al sistema del real (2)* de Isabel anverso* presenta la cabeza de Júpiter y,
II, que, con valor de veinticinco cén- en el reverso*, una Victoria coronando
timos de real, se acuñó entre 1854 y un trofeo, de donde proviene su nom-
1868. bre. De ley* más baja que el denario,
probablemente fue instituida para pa-
Veinticinco milésimas de escudo gar deudas de guerra y circular fuera de
Moneda* de cobre*, perteneciente al Roma. Dejó de acuñarse hacia 170 a.C.,
sistema del escudo (3)* (1864-1868) de aunque sus tipos* reaparecieron en qui-
Isabel II, con valor de veintinco milési- narios* hacia 99-98 a.C. Existen también
mas de escudo*. dobles y medios victoriatos. Al menos
una serie debió emitirse en Hispania
Veinticinco pesetas durante la Segunda Guerra Púnica.
Moneda* española con valor de veinti- [Fig. 23]
cinco pesetas*. Fue acuñada en 1812- Ref.: Mateu (1946: Voz victoriato); Melville Jones
1814, 1871 y 1876-1890 en oro* y, desde (1990: Voz victoriatus); Amandry (2001: Voz vic-
toriat)
1957, en aleación* de diversos metales*.
Dejó de emitirse en 2000, aunque cir-
Vidrio
culó hasta 2002, año de la implantación
Materia pastosa, blanda y muy maleable
del euro*. Las piezas acuñadas a partir
resultante de la fusión a elevada tem-
de 1990 muestran un agujero central.
peratura de una mezcla de sustancias
Ref.: Aledón (2002: 26-28, 78, 95)
vitrificantes (óxidos de sílice y boro), 179
fundentes (carbonato sódico y potási-
Vellón
co) y estabilizantes (cal u óxido de alu-
Aleación* de cobre* y plata* en la que la
minio*), a la que se puede añadir agen-
cantidad de metal precioso* es siempre
tes oxidantes (óxido de plomo (1)*),
inferior al 50%; no obstante, la propor-
agentes decolorantes (manganeso y an-
ción de ambos metales* en la aleación
timonio) y agentes colorantes (óxidos
varió mucho a lo largo del tiempo. Fue
metálicos de cobre*, cobalto, hierro*,
utilizada en la Antigüedad y, sobre todo,
estaño*, etc.). Una vez enfriada la masa,
en la Edad Media para la acuñación (2)* ésta se convierte en una sustancia sóli-
de moneda*. da, dura y frágil. Suele ser transparen-
Ref.: Mateu (1946: Voz vellón); Beltrán (1989); te, aunque también existen variedades
VV.AA. (1991: 227); Gil Farrés (1993: 56-57);
Amandry (2001: Voz billon); Kroustallis (2008: Voz
translúcidas y opacas, de distintos co-
vellón [1]) lores y tonalidades. Desde época muy
antigua, las cuentas* de vidrio han sido
Venezolano uno de los elementos utilizados como
Moneda* de plata*, unidad monetaria* dinero (1)*, especialmente en África
de Venezuela hasta 1879, cuando fue (cuenta aggry oculada* y cuenta aggry
sustituida por el bolívar*. Se dividía en chevron*), aunque también se constata
cien centavos*. En 1871 también se emi- su uso en Alaska, Canadá y las Islas Pa-
tieron piezas de oro*. laos (Islas Carolinas).
Ref.: Mateu (1946: Voz venezolano); Amandry V.a. Dinero tradicional
(2001: Voz venezolano) Ref.: DRAE (1992: Voz vidrio [1]); Ruano (1996:
31-33); Esto es dinero (2001: 72-75); Kroustallis
(2008: Voz vidrio)

Vintem
Moneda* portuguesa de plata*, con va-
lor de veinte reales (3)*, introducida en
1489 por Juan II de Portugal. Se acu-
ñaron, además, medios y cuartos de
vintem.
Ref.: Mateu (1946: Voz vintem); Amandry (2001:
Voz vintém)

Virakan
V. Pagoda

Virola
Abrazadera o anillo de metal* que, aña-
dido a una prensa*, permite la acuña-
ción (2)* de anverso*, reverso* y canto*
de una moneda* o medalla* al mismo
tiempo y de un solo golpe. Su uso se
documenta desde el Renacimiento.
Ref.: Meurice (1985: 212); Beltrán (1989: 128); Gil
Farrés (1993: 48-49); Amandry (2001: Voz virole)

180
W
Wado kaiho das de guerra, de los tributos, de las
181
Una de las “doce monedas* dinásti- multas y de los matrimonios. La pobla-
cas” (jiuni sen*), emisiones* japone- ción occidental de las colonias, donde
sas que imitan las piezas chinas tipo frecuentemente escaseaban las mone-
cash*. Fue acuñada por el Gobierno das*, acabó adoptándolo a lo largo de
imperial en 708. los siglos XVI y XVII, tanto en sus tra-
Ref.: Amandry (2001: Voz jiuni sen) tos con los indios como para uso pro-
pio, para lo cual fijó equivalencias con
Wampum las emisiones* europeas. En algunos
Cuenta* confeccionada con la concha* casos, los colonos llegaron a fabricarlo
de la almeja Mercenaria mercenaria. e, incluso, a declararlo dinero (1)* ofi-
Estas cuentas se ensartaban en cuer- cial. Más tarde su empleo disminuyó,
das o se cosían, formando diseños, so- aunque continuó circulando hasta el
bre diferentes soportes, especialmente siglo XIX.
en cinturones, aunque también en ca- Ref.: Einzig (1956: 289-290); Quiggin (1963: 305-
308); Amandry (2001: Voz wampun); Esto es di-
pas, delantales, collares, pulseras y to- nero (2001: 46-47)
cados. Fueron utilizadas por diversos
pueblos de Norteamérica cumpliendo Warn
una amplia variedad de funciones, no Moneda* coreana de plata*, acuñada
sólo ornamentales y de prestigio, sino entre 1888 y 1902. Se dividía en cuatro
también dinerarias: así, el wampum yang*.
era el dinero tradicional* de los tra- V.a. Yuan
tados de paz entre tribus, de las deu- Ref.: Amandry (2001: Voz warn)
Won
Unidad monetaria* de Corea del Norte
y Corea del Sur. En Corea del Norte se
divide en cien chon*, mientras que en
Corea del Sur lo hace en diez hwan *.
Ref.: Amandry (2001: Voz won)

Wuzhu
Moneda* china de bronce*, del tipo co-
nocido como cash* (redonda con agu-
jero central cuadrado), creada en 118
a.C. Perduró hasta 621 d.C., año en que
fue sustituida por el kaiyuan*.
Ref.: Amandry (2001: Voz wuzhu)

182
Y
Yang batientes (475-221 a.C.). Es de forma
183
Moneda fraccionaria* de Corea, ante- ovoide, con reverso* plano y anverso*
rior a 1902. Se subdividía en cien fun*, ligeramente abombado. Presenta una
necesitándose 4 yang para formar un inscripción* en el anverso, normalmen-
warn*. te la palabra bei (caurí), cuya grafía re-
Ref.: Amandry (2001: Voz yang) cuerda, en cierta forma, los rasgos de
una cara; por esta razón este tipo de
Yen piezas es conocida popularmente como
Unidad monetaria* de Japón, creada en “cara de fantasma”, “cara de demonio”
1870 a imitación* de las monedas* occi- o “nariz de hormiga”.
dentales, tras adoptar el sistema decimal Ref.: A History of Chinese Currency (1983: 1); Thie-
a principios de la Era Meiji. En origen, rry (1993: 59-60); Amandry (2001: Voz nez de four-
mi); Esto es dinero (2001: 44, fig. 29; 159, nº 45)
fue emitida en plata* y oro*, acuñándo-
se más tarde en aleaciones* baratas. Se
divide en cien sen* y mil rin*. Yidao (1)
Moneda* china de bronce* en forma de
Ref.: Mateu (1946: Voz yen); Jacobs y Vermeule
(1972: 40-42); Amandry (2001: Voces yen; japo- cuchillo, emitida en Yi, capital del rei-
naises [monnaies]) no de Yan, entre el siglo V a.C. y 221
a.C., fecha en la que fue retirada de la
Yibi circulación*. Su nombre significa lite-
Imitación* de caurí* realizada en bron- ralmente “cuchillo de Yi”. Corresponde
ce* en el antiguo Estado de Chu (Chi- a la serie denominada genéricamente
na), en la época de los Reinos Com- daobi* o “monedas cuchillo” y, de los
dos tipos que siguen con más fidelidad Estado, por lo que solía llevar inscritas
la forma de este instrumento (Yidao y la marca* de la entidad emisora*, la ley*
Qidao (1)*), es el de menor tamaño. En del metal* y la fecha. Su peso oscilaba
la bibliografía también puede aparecer entre 1 y 50 liang* o tael (entre 37 g
citada como mingdao. y 1.850 g). También se fabricaron pe-
[Fig. 187] queñas piezas de carácter votivo, con
Ref.: Amandry (2001: Voces couteaux (2); Yidao) leyendas* benéficas tales como “felici-
dad” o “longevidad”.
yidao (2) [Fig. 189]
Moneda* china de bronce* con forma Ref.: Sigler (1962: 6-7); Quiggin (1963: 246); A
esquematizada de cuchillo, emitida por History of Chinese Currency (1983: 6); Thierry
(1986: 35); Williams (1997: 146); Amandry (2001:
Wang Mang entre el año 7 y el 9 d.C. Voz yuanbao); Dinero exótico (2001: 45); Esto es
Literalmente, su nombre significa “un dinero (2001: 111, fig. 92; 170, nº 141)
cuchillo”. Lleva leyendas* alusivas al
nombre y al valor, cinco mil wuzhu*. Yuansi
Corresponde a la serie denominada ge- Lingote* chino de plata* de forma len-
néricamente daobi* o “monedas cuchi- ticular y peso reducido, generalmente
llo”; no obstante, en alguna bibliografía 0,5 o 1 liang* (entre 0,18 g y 37 g).
este tipo de piezas puede aparecer cita- Ref.: Quiggin (1963: 222); A History of Chinese
da también como “moneda llave”, dada Currency (1983: 35); Thierry (1986: 106, nº 504);
su semejanza formal con este objeto. Dinero exótico (2001: 44); Esto es dinero (2001:
170, nº 139)
[Fig. 187]
Ref.: Amandry (2001: Voces couteaux (2); yidao)
Yunque
Yuan Prisma de hierro* o madera*, a modo
184 Moneda* china de plata*, acuñada a de mesa, en el cual se hinca el cuño*
partir de 1889 a semejanza de las mone- fijo (pila (1)*) durante la acuñación a
das occidentales, y actual unidad mone- martillo*.
taria* de China, dividida en diez jiao* o Ref.: Cooper (1988: 19-33); Gil Farrés (1993: 46)
cien fen*. También aparece citada como
dólar* chino. Yüzlük
V.a. Warn Moneda* otomana de oro*, creada a fi-
Ref.: Amandry (2001: Voces yuan; chinoises nales del siglo XVIII.
[monnaies])
Ref.: Amandry (2001: Voz yüzlük)

Yuanbao
Lingote* chino de plata*, en circulación*
desde el siglo XIV hasta 1935. De for-
ma arriñonada, con grandes rebordes,
en ocasiones aparece citado en la bi-
bliografía occidental como “dinero za-
pato”, debido a que su forma recordaba
al típico calzado chino. Era característi-
co de la provincia de Shandong (costa
oriental de China) y se utilizó, princi-
palmente, en el comercio de la sal*. Fa-
bricado por mercaderes y banqueros,
su emisión* no estaba controlada por el
Z
Zappozap Zloty 185
Hacha* con mango de madera*, recu- Moneda* polaca de oro*, acuñada por
bierto por láminas de cobre*, y pala de primera vez en 1528, a semejanza del
hierro* compuesta de ejes radiales y ducado (2)* húngaro. En la actualidad,
curvos con decoración en relieve, uti- unidad monetaria* de Polonia, dividida
lizada como dinero tradicional* por la en cien groszy*.
etnia lulua en la región de Kasai occi- Ref.: Mateu (1946: Voz zloty); Amandry (2001:
dental, al sur de la República Democrá- Voz zloty)
tica del Congo. En origen, era una pie-
za usada con fines ceremoniales, como
símbolo de rango y de dignidad, en
paradas militares y en fiestas religiosas,
estimada por su elevado valor social y
su papel de representación de riqueza.
Más tarde, con la expansión comercial
europea de los siglos XVIII y XIX, estas
hachas se fabricaron a gran escala, sien-
do empleadas en este contexto, junto
con otros bienes importados, como di-
nero (1)* y elemento de prestigio.
Ref.: Quiggin (1963: 63-64); Opitz (1991: 24);
Dinero exótico (2001: 71); Esto es dinero (2001:
84-85; 164, nº 88)