Está en la página 1de 14

SEGURIDAD SOCIAL EN VENEZUELA.

NOLY COROMOTO FERNÁNDEZ.

DIRECCIÓN NACIONAL DE SALUD INDÍGENA.

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA SALUD. VENEZUELA.

nolyepiayuu@gmail.com

Seguridad Social en Venezuela.

Palabras claves. Seguridad social.

Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.


1. ESTRUCTURA Y CARACTERÍSTICAS.

Definición. Es una institución pública, cuya razón de ser es brindar protección de la


Seguridad Social a todos sus beneficiarios en las contingencias de maternidad,
vejez, sobrevivencia, enfermedad, accidentes, invalidez, muerte, retiro y cesantía o
paro forzoso, de manera oportuna y con calidad de excelencia en el servicio
prestado, en atención al marco legal, bajo la inspiración de la justicia social y de la
equidad, garantiza el cumplimiento de los principios y normas de la Seguridad Social
a todos los habitantes del país, de manera oportuna y con calidad de excelencia en
los servicios prestados.

Para ello realiza determinados procesos, uno de ellos es la afiliación de empleados y


patronos para que estos posean un sistema de seguridad social.

Generalidades. El Sistema de Seguridad Social Integral como conjunto orgánico,


interrelacionado e interdependiente de regímenes de protección social, está
organizado en subsistemas y es un servicio público de afiliación obligatoria para cada
trabajador y de carácter contributivo.
El órgano de dirección del Sistema de Seguridad Social Integral es el Ministerio del
Trabajo, teniendo como marco legal la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad
Social y las leyes especiales que rigen los diferentes subsistemas, sin menoscabo de
las competencias concurrentes de los Ministerios u otros entes de supervisión y
control.
Se crea el Consejo Nacional de la Seguridad Social como órgano asesor y consultivo
del Ejecutivo Nacional, que tendrá entre sus atribuciones:
a) Definir y proponer los lineamientos estratégicos de la política de seguridad social
integral.
b) Asesorar al Ejecutivo Nacional y evacuar sus consultas en materia de Seguridad
Social.
c) Velar por el cumplimiento estricto de lo dispuesto en las leyes.
d) Colaborar en las definiciones de las formas de interacción y coordinación con los
organismos públicos y privados vinculados, directa o indirectamente, con la
seguridad Social.
e) Presentar los planes de seguimiento de la ejecución de los programas de Seguridad
Social Integral, para evaluar sus resultados y elaborar las recomendaciones que se
consideren convenientes.
f) Proponer, mediante leyes especiales la creación de nuevos subsistemas.
g) Para los efectos de la afiliación, se crea el Servicio de Registro e Información de la
Seguridad Social Integral (SEREISSI), bajo la dirección del Instituto Venezolano de
los Seguros Sociales (IVSS).
h) El Servicio de Registro e Información de la Seguridad Social Integral (SEREISSI),
tendrá a su cargo el registro automatizado de afiliación de empleadores,
trabajadores, familiares calificados, prestadores de servicios y la historia provisional
de los asegurados.
El Sistema de Seguridad Social Integral lo conforman los siguientes subsistemas
que, sin perjuicio de su autonomía, actuarán coordinadamente:
a) Subsistema de Pensiones;
b) Subsistema de Salud;
c) Subsistema de Paro Forzoso y Capacitación Laboral;
d) Subsistema de Vivienda y Política Habitacional; y
e) Subsistema de Recreación.
Subsistemas:
a) Subsistema de pensiones. Tiene por objeto la cobertura de las contingencias
de invalidez, vejez, muerte, asistencia funeraria, nupcialidad y sobrevivencia. Es
único y lo conforman dos (2) regímenes: el de Capitalización Individual y el de
Solidaridad Intergeneracional, en los cuales participan, de acuerdo con sus
ingresos, todos los contribuyentes.
Para este Subsistema se crean los Fondos de Capitalización Individual, con el
objeto de otorgar a los afiliados una pensión cuya cuantía dependerá del monto
acumulado de los aportes en la cuenta individual del afiliado y del producto que le
corresponda por el rendimiento de las inversiones realizadas. Los Fondos de
Capitalización Individual son propiedad de los afiliados y su patrimonio es
independiente y distinto del patrimonio de las Instituciones que los administran,
su administración estará a cargo de Instituciones que determine la ley del
Subsistema de Pensiones y el Fondo de Solidaridad Intergeneracional cuyo
objeto es complementar hasta la pensión mínima vital, a quienes habiendo
contribuido en el Subsistema de Pensiones, el acumulado de su cuenta, no
alcance el monto de aquélla. El mismo será financiado por las cotizaciones de los
empleadores y por los aportes del Ejecutivo nacional y estará a cargo del Instituto
Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS). La Ley especial de este Subsistema
determinará su administración., la supervisión estará a cargo del Ministerio de
Finanzas.
Los beneficiarios tienen derecho a escoger libremente los entes administradores
de los fondos y de los prestadores del servicio de salud, que podrán ser públicos,
privados o mixtos debiendo cumplir con los requisitos que les fijen las leyes
Especiales.
b) Subsistema de salud. El Subsistema de Salud tiene por objeto garantizar a los
afiliados el financiamiento y la seguridad de la prestación de los servicios de
salud. Los beneficios que otorgará el subsistema y sus condiciones serán
determinados en la ley especial.
El Subsistema de Salud es único y lo conforman dos (2) regímenes de carácter
contributivo: el Solidario (de afiliación obligatoria), y el Complementario (de
afiliación voluntaria).
En este subsistema se crean el Fondo Solidario de Salud, con el objeto de
garantizar a los afiliados la prestación de la atención médica integral y su
financiamiento; y cancelar las indemnizaciones diarias que correspondan de
conformidad con lo establecido en la Ley Especial del Subsistema. El Fondo
Solidario de Salud será administrado por el Ministerio de Salud y Desarrollo
Social de conformidad con la Ley Especial de Subsistema y el Fondo Especial a
la Atención de Enfermedades de Alto Costo, Riesgo y Largo Plazo.
c) Subsistema de paro forsozo y capacitación laboral. El Subsistema de Paro
Forzoso y Capacitación Laboral, tiene como objeto la protección temporal del
afiliado por la terminación de la relación de trabajo en los términos y condiciones
señalados en la Ley del Subsistema, mediante el otorgamiento de prestaciones
en dinero así como procurar su pronta reinserción al trabajo, a través del servicio
de intermediación y capacitación laboral.
Estará constituido por un régimen financiero de reparto, de carácter solidario. Se
constituirá un Fondo de paro Forzoso de carácter obligatorio y solidario que
cubrirá los gastos de indemnización económica, salud y capacitación laboral. Su
administración estará a cargo del IVSS.
d) Subsistema de vivienda y política habitacional. El Subsistema de Vivienda y
Política Habitacional tiene por objeto generar las facilidades a los afiliados y a los
beneficiarios del Sistema, para el acceso a una vivienda digna y adecuada,
incluyendo sus servicios urbanísticos básicos; además de estimular y apoyar la
participación individual y comunitaria en la solución de sus problemas
habitacionales.
Dicho ahorro se constituirá con las contribuciones que los trabajadores y
empleadores y los rendimientos que estos produzcan. Su administración la
implementará la Ley Especial del Subsistema.
Los recursos del Fondo Mutual Habitacional son propiedad de los afiliados en
proporción a sus cotizaciones y sus rendimientos y su patrimonio es
independiente de sus administradores.
e) Subsistema de recración. El objeto del Subsistema es promover e incentivar el
desarrollo de programas de recreación, utilización del tiempo libre, descanso y
turismo social para los afiliados y beneficiarios del Sistema de Seguridad Social
Integral.
La ley Especial del Subsistema definirá los lineamientos y establecerá las normas
para desarrollar en forma directa o mediante acuerdos con entidades públicas o
privadas, los programas de recreación. Utilización del tiempo libre, descanso y
turismo social, así como el fomento de la construcción, dotación. Mantenimiento y
protección de la infraestructura recreacional.1
2. PRINCIPIOS Y VIGENCIAS DE LAS NORMAS INTERNACIONALES
La Seguridad Social Integral se basa en los siguientes principios:
a) Universalidad: Es la garantía de protección para todas las personas amparadas
por esta Ley, sin ninguna discriminación y en todas las etapas de la vida.
b) Solidaridad: Es la garantía de protección a los menos favorecidos en base a la
participación de todos los contribuyentes al sistema.
c) Integralidad: Es la garantía de cobertura de todas las necesidades de previsión
amparadas dentro del Sistema.
d) Unidad: Es la articulación de políticas, instituciones, procedimientos y
prestaciones, a fin de alcanzar su objetivo.
e) Participación: Es el fortalecimiento del rol protagónico de todos los actores
sociales, públicos y privados, involucrados en el Sistema de Seguridad Social
Integral.
f) Autofinanciamiento: Es el funcionamiento del sistema en equilibrio financiero y
actuarialmente sostenible.
g) Eficiencia: Es la mejor utilización de los recursos disponibles, para que los
beneficios que esta Ley asegura sean prestados en forma oportuna, adecuada y
suficiente.
1. NIVEL DE COBERTURA. PRESTACIONES DE LA NUEVA SEGURIDAD
SOCIAL.
El artículo 18 de la LOSS establece las prestaciones garantizadas en el nuevo
régimen:
 Promoción de la salud de toda la población de forma universal y equitativa, que
incluye la protección y la educación para la salud y la calidad de vida, la
prevención de enfermedades y accidentes, la restitución de la salud y la
rehabilitación; oportuna, adecuada y de calidad.
 Programas de recreación, utilización del tiempo libre, descanso y turismo social.
 Promoción de la salud de los trabajadores y de un ambiente de trabajo seguro y
saludable, la recreación, la prevención, atención integral, rehabilitación,
reentrenamiento y reinserción de los trabajadores enfermos o accidentados por
causas del trabajo, así como las prestaciones en dinero que de ellos se deriven.
 Atención integral en caso de enfermedades catastróficas.
 Atención y protección en caso de maternidad y paternidad.
 Protección integral a la vejez.
 Pensiones por vejez, sobrevivencia y discapacidad.
 Indemnización por la pérdida involuntaria del empleo.
 Prestaciones en dinero por discapacidad temporal debido a enfermedades,
accidentes, maternidad y paternidad.
 Subsidios para la vivienda y el hábitat de las personas de bajos recursos y para
una parte de las cotizaciones al Régimen Prestacional de Pensiones y Otras
Asignaciones Económicas en el caso de los trabajadores no dependientes de
bajos ingresos.
 Asignaciones para las necesidades especiales y cargas derivadas de la vida
familiar.
 Atención integral al desempleo a través de los servicios de información,
orientación, asesoría, intermediación laboral, y la capacitación para la inserción al
mercado de trabajo; así como la coordinación con organismos públicos y privados
para el fomento del empleo.
 Atención a las necesidades de vivienda y hábitat mediante créditos, incentivos y
otras modalidades.
 Cualquier otra prestación derivada de contingencias no previstas en esta Ley y
que sea objeto de previsión social.

2. NORMAS ACTUALES QUE RIGEN EL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL EN


VENEZUELA.
El artículo 36 del Proyecto de Ley dispone la creación de cinco regímenes
prestacionales que sustituirán a los subsistemas que desde 1997 venían
conformando el Sistema de Seguridad Social Integral diseñado para Venezuela, y
otorgarán beneficios, tanto a quienes carecen de recursos económicos (prestaciones
asistenciales) como a quienes poseen capacidad contributiva (artículo 37). Dichos
regímenes son:

1) Régimen Prestacional de Salud. Tiene por objeto «garantizar el derecho a la


salud en función del interés público, en todos los ámbitos de la acción sanitaria
dentro del territorio nacional, como parte del derecho a la vida» (artículo 38). Será
gestionado por el Sistema Público Nacional de Salud, que protegerá la salud de
todas las personas y estará integrado por todos los «órganos, programas y
servicios que se sostengan total o parcialmente con fuentes de recursos fiscales
y parafiscales, organizado dentro de un mismo régimen de manera
descentralizada, intergubernamental, intersectorial y participativo en lo que
respecta a la dirección y ejecución de la política de salud...» (artículo 40). Para el
otorgamiento de las prestaciones y en consecuencia garantizar el derecho a la
salud, el Sistema Público Nacional de Salud integrará los recursos fiscales, las
cotizaciones obligatorias al Sistema de Seguridad Social, los remanentes netos
de capital y cualquier otra fuente de financiamiento que se determine (artículo
42).
2) Régimen Prestacional Dinerario.
Corresponde al antiguo Subsistema de Pensiones y otorgará prestaciones
dinerarias de corto, mediano y largo plazo (pensiones de invalidez, vejez,
jubilación, viudedad y orfandad, subsidios e indemnizaciones por maternidad,
paternidad, discapacidad total permanente, discapacidad parcial permanente,
discapacidad temporal, pérdida involuntaria del empleo, cargas derivadas de la
vida familiar y necesidades especiales de los miembros del grupo familiar),
incluyendo subsidios de vivienda para las personas de bajos ingresos y para una
parte de las cotizaciones cuando se trate de trabajadores cuentapropistas de
bajos ingresos (artículo 45).
El financiamiento de las pensiones de vejez será solidario y al efecto se
conformarán dos niveles de protección administrados por el Estado, a saber: a)
Un nivel Básico de Cobertura, para quienes lleguen a la vejez sin protección
económica personal, familiar o social, en otras palabras, un nivel de protección
asistencial, financiado mediante los recursos provenientes del Fisco Nacional, y
los remanentes netos de capital destinados a la seguridad social. Este nivel
otorgará pensiones equivalentes al salario mínimo urbano; y b) Un nivel de
Aseguramiento Colectivo Obligatorio para «las personas participantes en la
producción de bienes y servicios durante su vida activa» (artículo 46), es decir,
quienes poseen capacidad contributiva, que obtendrá los recursos a partir de las
cotizaciones de patronos y trabajadores, administradas bajo el Régimen de
Capitalización Colectiva. Este nivel garantiza pensiones definidas, cuya cuantía
será igual a una suma básica, más una porción adicional que estará en relación
directa con el número de cotizaciones y el salario de referencia del trabajador»
(artículo 49), igual a la fórmula prevista en la vigente Ley del Seguro Social;
independientemente de estos niveles de protección, las personas podrán afiliarse
voluntariamente a planes complementarios de pensiones de vejez administrados
por el sector privado.
Este régimen prestacional sólo atenderá las contingencias de discapacidad total o
parcial permanente, gran discapacidad, discapacidad temporal, viudedad y
orfandad, originadas por accidentes o enfermedades comunes, ya que cuando
estas contingencias sean producto de accidentes de trabajo o enfermedades
profesionales serán financiadas con el aporte exclusivo de los empleadores en
los términos que establezca la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio
Ambiente de Trabajo (artículo 52).
Las indemnizaciones por pérdida involuntaria del empleo serán financiadas por el
empleador y el trabajador, mediante el régimen financiero de reparto simple,
mientras que los subsidios destinados a la vivienda serán suministrados por el
Fisco Nacional en los términos y condiciones establecidos en el Decreto-Ley que
regula el Subsistema de Vivienda y Política Habitacional (artículos 53 y 54).
3) Régimen Prestacional de Empleo.
Reemplazará al Sistema de Paro Forzoso y Capacitación Laboral, pues tiene por
objeto atender a la fuerza de trabajo ante la pérdida involuntaria del empleo y el
desempleo, mediante políticas, programas y servicios de intermediación,
asesoría, información, orientación laboral y facilidades de capacitación para la
inserción y reinserción al mercado de trabajo, así como la coordinación de
políticas y programas para la generación de empleo (artículo 57). Este régimen
se financiará mediante los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias al
Sistema de Seguridad Social, los remanentes netos de capital y cualquier otra
fuente de financiamiento que determine la Ley Orgánica del Régimen
Prestacional de Empleo (artículo 64).
4) Régimen Prestacional de Seguridad, Salud de los Trabajadores y Medio
Ambiente de Trabajo:
Será el equivalente al Régimen de Prevención y Riesgos en el Trabajo,
consagrado en la LOSSSI vigente (artículo 44). Su objeto consiste en la
promoción de la salud y prevención de accidentes de trabajo y enfermedades
ocupacionales, así como garantizar a los trabajadores ante la ocurrencia de estas
contingencias el otorgamiento de las prestaciones, conforme a la reforma
propuesta del artículo 97 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio
Ambiente de Trabajo (artículo 66). Su financiamiento correrá a cargo exclusivo
del empleador (artículo 68).
5) Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat.
Dirigido a garantizar la vivienda y hábitat «... que privilegie el acceso y seguridad
de la tenencia de la tierra; la adquisición, construcción, liberación, sustitución,
restitución, reparación y remodelación de la vivienda; servicios básicos
esenciales, urbanismo, habitabilidad, medios que permitan la propiedad de una
vivienda para las familias de escasos recursos...» (artículo 70); sustituirá al
Subsistema de Vivienda y Política Habitacional. Los recursos para su
financiamiento provendrán de los aportes fiscales y los remanentes netos de
capital, así como de los aportes de patronos y trabajadores, tanto dependientes
como cuentapropistas (artículo 73).2

3. RELACIÓN CON EL SECTOR ECONÓMICO, SOCIAL Y CULTURAL


Este instrumento legal llamado Ley Orgánica de Seguridad Social, se redacta con
la finalidad de corregir en la medida de lo posible las grandes deficiencias que en
materia de salud presenta nuestro país, sin embargo su aplicabilidad representa
un abordaje de gran complejidad para el beneficio amplio de los distintos
sectores. (politico, social y cultural)
Desde el punto de vista operativo, crea una gran cantidad de instituciones,
puesto que ordena crear un ente rector para cada régimen prestacional, más una
Tesorería de la Seguridad Social, una Superintendencia (como Organismo
Contralor) y un ente rector nacional, dando además plazos para todas estas
creaciones, como es el lapso de seis meses a partir de que comience a entrar en
vigencia la Ley.
Desde el punto de vista financiero, es sumamente difícil poner en práctica este
instrumento legal porque la crisis económica actual, combinada con los costos de
protección social que prevé la ley Marco, amenazará el equilibrio fiscal del
sistema, al estimular la "informatización" de un gran número de empresas (sobre
todo medianas y pequeñas) y disminuir así el número de cotizantes.
Existen algunas inconsistencias como el establecimiento de topes salariales
mínimos y máximos de cotización a la Ley de política Habitacional vigente de
forma transitoria, la cual no los contempla y la supresión de crear entes
administradores de pensiones de carácter privado.
Es de hacer notar que en forma positiva, esta ley aborda integramente el tema de
la Seguridad Social con un apego estricto a las líneas maestras trazadas por la
Constitución Nacional, establecimiento claro de los roles y las funciones de cada
una de la instituciones que integraran el nuevo esquema, inclusión de un aparte
donde se contempla la creación del Servicio Social del Adulto Mayor que
cumplirá las mismas funciones de INAGER. Extiende además los beneficios
propios del Sistema hacia personas que no tiene capacidad de Cotización y
otorgamiento de una gran acción populista al Estado en materia de supervisión y
control.
Un estudio realizado por la Oficina de programación y análisis macro económico
del Ministerio de Finanzas sobre este marco legal señala que el esquema no
ataca las dificultades en el área social y no incluye los principios de
transparencia, eficacia y equilibrio fiscal: La reforma comprende la creación de un
sistema público de salud que abarca la integración de todos los centros de salud
y un modelo de pensiones de aseguramiento colectivo, que es similar al régimen
de reparto, es decir que todos los aporte van a un pote.
Según este Despacho, el nuevo régimen ofrece una pensión mayor, pero a un
costo elevado por la contribución ( que oscila entre un 35 y 43% del salario de
cotización) que se debe realizar, lo cual puede aumentar el problema de la
evasión al esquema y agravar el problema de financiamiento de la seguridad al
quedar desvinculado el esfuerzo de aporte al beneficio. Añade además que un
fondo de reparte no permite a los afiliados enfrentar un ambiente económico,
pues las pensiones están sujetas a una serie de riesgos que inciden en alguna
forma en el monto del beneficio; los riesgos que impactarán son: económicos
dado que los cambios en las variables macroeconómicas afectarán el
desempeño del fondo y pueden influir en el aumento en las tasas de aporte;
políticos porque se hacen promesas de incrementar las pensiones y ello no se
puede cumplir sin caer en desequilibrio actuarial y financiero; demográficos por
los cambios en las tasas de natalidad y mortalidad e individuales debido a la
incertidumbre que tiene el trabajador de su futuro laboral que no le permite
conocer su potencial de ahorro y planificar. Igualmente expone las dificultades en
la transición del viejo sistema al nuevo, ya que la Ley Orgánica de Seguridad
Social no establece un marco consistente para esta. En el instrumento se
mantienen los esquemas especiales del sector público y se reconocen los
derechos adquiridos de los trabajadores. Para Finanzas el marco adolece de
normas generales que regulen la negociación de los regímenes especiales,
traspaso de responsabilidades del Estado y asimilación del Seguro Social por las
instituciones del nuevo sistema; un esquema de gradualidad con plazos realistas
de aplicación de los regímenes y cláusulas de escape que establezcan un marco
para corregir problemas de implementación: Agrega que la ley crea un gran
número de instituciones y que se evita utilizar el sector privado allí donde se
puede promover mayor eficiencia a las funciones, lo que podría mejorar la
percepción de la seguridad social.

RESUMEN DE CARACTERÍSTICAS CON EXPERIENCIAS Y TENDENCIA A


NIVEL INTERNACIONAL O REGIONAL

PORTAFOLIO DE EVIDENCIAS. (BREVES ACTIVIDADES)


UNIDAD I
1. Diagnóstico de pensiones o salud en Venezuela para un hipotético
seminario regional.
De acuerdo a la Ley Orgánica del Sistema de Seguridad Social, los pensionados
recibirán el tratamiento debido a través del IVSS, y lógicamente continuarán
recibiendo sus prestaciones hasta el fallecimiento del último de ellos (artículo 85),
pero no se indica qué ocurrirá con aquellos que están próximos a recibir su
pensión, de manera que todos los trabajadores sin distinción deben pasar al
nuevo sistema; en otras palabras, no se considera el corte de edades, aspecto
fundamental cuando se produce una reforma estructural del Sistema de
Seguridad Social.
En cuanto a los derechos en formación, el Proyecto garantiza los de los
trabajadores afiliados a regímenes de jubilaciones y pensiones preexistentes en
el sector público, pero impone como condición que «... los beneficios adicionales
a los establecidos en esta Ley sean financiados por el trabajador y con ayuda
eventual del Estado, en los casos que lo ameriten, bajo el régimen de
capitalización colectiva» (artículo 86), condición muy difícil de cumplir por cuanto
en su mayoría los fondos de estos regímenes no existen, por lo que los mismos
suelen ser financiados directamente a través del presupuesto del organismo o
ente público de que se trate.
De igual forma, el Proyecto plantea la integración de los regímenes de
jubilaciones y pensiones del sector público al nuevo sistema, de manera tal que
quienes cotizaban a éstos pasarán a cotizar al Régimen Prestacional Dinerario,
como sería el caso del personal de las universidades nacionales, institutos
autónomos y demás organismos del Estado (artículo 87), así como la progresiva
supresión de dichos regímenes (comenzando con los actuarialmente
insostenibles), prohibiendo expresamente la creación de nuevos regímenes de
jubilaciones y pensiones para los trabajadores al servicio del Estado.
Sin duda, la unificación y armonización de los regímenes pensionales del sector
público constituyen un viejo objetivo del Estado, el cual intentó lograrlo a través
de la Ley del Estatuto sobre el Régimen de Jubilaciones y Pensiones de los
Funcionarios o Empleados de la Administración Pública Nacional, de los Estados
y de los Municipios de 1986, no obstante, lo planteado en el Proyecto más que
unificación es la eliminación de los mismos, lo que habrá de generar graves
problemas, pues supondrá en gran número de casos la supresión de una
prestación, lo que es prácticamente imposible desde el punto de vista jurídico,
atendiendo al carácter irrevocable de las prestaciones de la seguridad social, ya
que actualmente los funcionarios públicos por ley están amparados por el Seguro
Social, pero también tienen derecho con base en la ley y en convenios colectivos
a gozar de jubilaciones y pensiones otorgadas por los organismos en los que
laboran y para las cuales en principio también deben aportar.3
Actualmente existen 1.372.028 pensionados en todo el país.4
2. Aspectos principales de la Resolución º89. CIT. OIT. Opinión sobre
seguridad social a nivel nacional.
Reconocimiento para la creación de programas que permitan extender la
seguridad social para garantizar los ingresos básicos a quienes lo necesitan con
asistencia médica completa.
Se considera derecho humano fundamental y un instrumento esencial para la
cohesión social para garantizar la paz social y la integración social, con el fin de
evitar y aliviar la pobreza y contribuir a la dignidad humana con pleno desarrollo
de la democracia.
Una administración correcta y transparente proporciona una economía creciente
y desarrollo sostenible, facilitando cambios estructurales y tecnológicos en el
mercado laboral.
Cada estado y sociedad adecuará y diseñará sus políticas conforme a sus
necesidades, facilitando, promoviendo y extendiendo la cobertura de la seguridad
social. La buena administración proveerá la confianza, la interlocución social y la
buena gobernanza en la seguridad social.
Priorización en el régimen de asistencia social a las personas más excluidas con
pequeños salarios en determinados lugares de trabajo (migrantes, mujeres en la
economía informal, domésticas). Se debe enmarcar una estrategia que permita
por métodos como microseguros, que contemple las diferencias de salarios y
encamine la creación de políticas para la cobertura de estas personas.
Integración de la economía informal a la economía formal, ayudando a los grupos
más vulnerables y que debe ser financiada por toda la sociedad.
Las personas en la edad activa deben poseer un trabajo decente que permita la
asistencia social necesaria como la educación de sus hijos, esto es clave para
mantener la empleabilidad, con el objeto de que resulte más atractivo trabajar
que recibir prestaciones de la seguridad social, siempre y cuando estas sean
adecuadas.
Contemplar la igualdad de género, es decir, no puede obviarse que en el
beneficio del cuidado no remunerado que proporcionan las mujeres a niños,
padres y demás familiares impedidos, quedando perjudicadas. La seguridad
social y servicios sociales deben concebir la igualdad entre hombres y mujeres.
La desigualdad entre los salarios de las mujeres pone en relevancia la violación
de sus derechos en la seguridad social.
El envejecimiento de la población repercute en la financiación y en el reparto de
la asistencia médica. Sin embargo, se deben buscar medidas de aumentar las
tasas de empleo para que no haya un desequilibrio entre los activos financieros
que se pagan a pensionados.
Se requiere atención especial a personas con HIV como las que se encuentran
en edad activa y residen en el África sub-sahariana.
Pensiones que tengan prestaciones definidas basadas en el reparto que permita
que el riesgo se asuma colectivamente.
Evaluaciones actuariales para la viabilidad financiera de los sistemas de
pensiones garantizándose a largo plazo.
Los sistemas de seguridad social ampliarán su cobertura a medida que las
necesidades y particularidades de sus naciones lo demanden y lo permitan las
circunstancias, priorizando los gruidos más apremiantes, más allá de las
categorías comunes y existentes.
Programas específicos para la inclusión de grupos excluidos de la seguridad
social. Esto puede ser posible como los países en desarrollo aumentando la
capacidad de financiación siempre y cuando se proteja a los beneficiarios.
Para los que no poseen un sistema formal de seguridad social deben basar
estrategias de la creación del mismo considerando las recomendaciones de la
OIT y la Declaración de Filadelfia. La OIT debe asesorar a los gobiernos y
interlocutores sociales sobre como aplicar un adecuado sistema de seguridad
social, con ejemplos de las mejores prácticas.
La cooperación de la OIT deberá incluir una amplia medida en extender y mejorar
la cobertura de la seguridad social, con métodos innovadores, apoyo a
interlocutores sociales, buena gobernanza, financiación y administración de
regímenes de seguridad social. Adecuaciones conforme a los aspectos socio-
demográficos y económicos cambiantes.
Evaluaciones e informar periódicamente al Consejo de Administración resultados
que permitan percibir avances y que procedimientos se deben seguir apoyando.

3. Resumen de principales contenidos del C102 de OIT. Ratificación con


argumentos en pro y contra en Venezuela.

Venezuela es miembro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),


creada en el año 1919. Sus decisiones, en especial de la Conferencia
Internacional del Trabajo, se expresan como Convenios y Recomendaciones. El
Convenio es de obligatorio cumplimiento para el país miembro que lo suscriba y
ratifique. Venezuela ha ratificado 54 Convenios. (Pedro Nikken, 1991). Entre los
Convenios más importantes suscritos por Venezuela están: OIT. Convenio 3º.
1919, relativo al empleo de las mujeres antes y después del parto. Publicado en
G.O. Nº 118. Extraordinario, del 04-01-1945. OIT. Convenio 102. 1952, sobre la
Seguridad Social. Publicado en G.O. Nº 2.898. Extraordinario del 27-08-1981.
«Prescribe las bases fundamentales de un sistema moderno de seguridad social.
En cuanto a las contingencias que debe cubrir o proteger». Se refiere a:
Asistencia médica, prestaciones monetarias de enfermedad, prestaciones de
desempleo, prestaciones de vejez, prestaciones en caso de accidente del trabajo
y enfermedad profesional, prestaciones familiares, prestaciones de maternidad,
prestaciones de invalidez y prestaciones de sobrevivientes.

Unidad II
1. Opinión sobre las tasas de cotizaciones de la SS para los empleadores y
los trabajadores (costo de trabajo, precios de bienes producidos por las
empresas y nivel de vida de el/la trabajador/a y su familia).
La pertinencia e incidencia sobre las tasa de cotización de la seguridad social
para los empleadores y trabajadores en cuanto al costo del trabajo, precio de los
bienes producidos por las empresas y el nivel de vida de los trabajadores y su
familia.
La cotización en el sistema de seguridad social en el pueblo venezolano es
mixta, los trabajadores realizan un aporte porcentualmente inferior respecto a los
empleadores, esto permite que los ingresos anuales de los trabajadores
alcancen un nivel equilibrado y se mantengan una determinada estabilidad
familiar según sean sus ingresos. Los niveles de producción y el costo del trabajo
en la actualidad se ven afectados por la difícil realidad de la caída del ingreso y la
informalización del empleo. Esto ha sido determinante en la oferta de trabajo y
evidentemente ha deteriorado el nivel y calidad de los servicios que pudiera
ofrecer el Estado y el sector privado en cuanto a la seguridad social,
especialmente en las áreas rurales y sub-urbanas.
Estas incidencias nos ofrecen una realidad muy diversa según sea el área o
sector de la producción en la economía venezolana. A pesar de los esfuerzos por
parte del estado para regularizar el acceso a los servicios de seguridad social
para la gran mayoría de la población, aún existe una brecha que superar. Desde
nuestra visión debe diseñarse y promoverse una política destinada a los
asalariados y a los desprotegidos laborablemente y que con ellos se considere
una estrategia para consensuar y corregir el grave deterioro en la distribución del
PIB, más aún debe evaluarse el costo del trabajo compensando con los
beneficios según sena los bienes producidos y asimismo nuestras aspiraciones
como fuerza laboral para garantizar mejores condiciones de vida y mayores y
mejores beneficios en servicios como salud, vivienda, alimentación, formación y
capacitación, logrando así la optimización del servicio de pensionados y
finalmente mejores condiciones de vida para la familia.

2. Temas de discusión sobre la relevancia social del sistema de seguridad


social en Venezuela.
Cuestionario:
¿Cuales han sido los avances e impactos que sobre la población indígena se
han producido con la implementación de las misiones y programas sociales
como parte de una política de fortalecimiento del sistema de seguridad social en
Venezuela?
Los pueblos indígenas de Venezuela han logrado profundos avances
principalmente en el área de la legislación, la cual no ha sido sólo prolífica, sino
que se equipara con los más avanzados sistemas de protección internacional de
derechos. Por lo tanto se podría garantizar para estos pueblos un proyecto de
seguridad social que sea diseñado por el Estado y tomando como referencia el
proyecto de salud intercultural indígena con la participación directa de estos en
los programas y servicios de salud. Por otra parte considerar la garantía que
ofrece el Estado para impulsar el goce y ejercicio de los derechos laborales y
condiciones de empleo en los programas de desarrollo económico en sus
territorios, y en los espacios públicos y privados. La capacitación y la asistencia
técnica y financiera con el fin de fortalecerlos económica y socialmente,
destacando entre ello las misiones sociales que impulsan la participación directa
de las comunidades indígenas e incorporándolos plenamente en el proyecto de
seguridad social impulsado por el gobierno.

¿Cuáles son las expectativas que como actor social de los pueblos indígenas
tiene usted en cuanto al fortalecimiento del proyecto de seguridad social en
Venezuela?
Mayor participación de los pueblos indígenas para el diseño de sistemas
adecuados a nuestro contexto socio-laboral, adaptándolo a un abordaje
multicultural y pluriétnico. Además es fundamental considerar estrategias para
facilitar el acceso a los servicios, teniendo en cuenta que gran parte de estos
pueblos indígenas viven en localidades de difícil acceso y con escasa
infraestructura de transporte y comunicaciones.

3. Tendencia demográfica y de mercado laboral. (Influencia en el


financiamiento y cobertura del sistema).

De acuerdo a las observaciones de algunos indicadores socio-demográficos es


considerable que si bien la población en Venezuela tendría un importante
crecimiento en los próximos años se hace imperativo la creación de empleos que
absorban la mayor oferta de trabajo. Por lo tanto, la creación de más puestos de
trabajo para absorber la nueva oferta de mano de obra y poder cubrir el sector de
la población activa tanto en el mercado laboral formal e informal y abatir el
desempleo actual, desde el punto de vista del bienestar social, importará no sólo
la creación de la cantidad de empleos suficientes, sino también la calidad de los
mismos. En particular será importante que los trabajadores estén cubiertos de los
diferentes riesgos por la seguridad social.

Sin embargo, las políticas sociales, en particular las de seguridad social,


deberían atender la circunstancia del envejecimiento de la población de la región
en su diseño (va creciendo el peso de las personas de mayor edad y
disminuyendo el de las menores), por el aumento de la inserción de la edad
activa al mercado laboral5, siendo en este caso en Venezuela más mujeres que
hombres. En el sector informal casi siempre existen mayores riesgos de los
cuales el sistema de seguridad no toma en cuenta estas previsiones (indígenas
domésticas, madres adolescentes), y que en la práctica el estado debe
garantizar y contemplarlo en la operatividad de sus políticas.
El Estado debe ejecutar determinadas políticas sociales que garanticen y
aseguren el bienestar de los ciudadanos en determinados marcos como el de la
sanidad, la educación y en general todo el espectro posible de seguridad social.
Estos programas gubernamentales, financiados con los presupuestos estatales,
deben tener carácter gratuito, en tanto son posibles gracias a fondos
procedentes del erario público, sufragado a partir de las imposiciones fiscales
con que el Estado grava a los propios ciudadanos. En este sentido, el Estado de
bienestar no hace sino generar un proceso de redistribución de la riqueza, pues
en principio, las clases inferiores de una sociedad son las más beneficiadas por
una cobertura social que no podrían alcanzar con sus propios ingresos.
La inflación casi por definición podría decirse que ningún sistema de seguridad
social puede ser viable si existe una elevada o persistente inflación, pues no hay
forma de hacer rendir fondos que se van depreciando constantemente. Por ello el
gobierno debería garantizar que el control, o más exactamente, la eliminación de
la inflación, se lleven efectivamente a cabo.6

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.
1
http://www.monografias.com/trabajos13/segsocdf/segsocdf.shtml

2
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S1012-25082002000300009&script=sci_arttext

3
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S1012-25082006000300005&script=sci_arttext

4
http://www.ivss.gov.ve/

5
http://www.redtercermundo.org.uy/revista_del_sur/texto_completo.php?id=453

6
http://alfredocarpio.blogspot.com/2009/04/reforma-de-la-seguridad-social-en.html

También podría gustarte