Está en la página 1de 9

1

DffiECCIÓN OENF:RA lle


LA POLICÍA


<
COMISIÓNJUDICIALD P.P.A.
MINISTERIO 4676/14DEL JUZGADO DE
INSTRUCCIÓNNº DOS
DEL INTERIOR DE MADRID

ANEXO IX:

INFORME SOBRELA
COMPATIBILIDADEMPRESARIALDEL
COMISARIO VILLAREJOREALIZADO
POR INSPECTORJEFESR. FUENTES
GAGO

DILIGENCIASPREVIAS4676/14
DELJUZGADO DE INSTRUCCIÓNNº 2 DE MADRID
ktt,.flJÍ ~ 2.2 :&115.Di,; .f't-(03//6 Jt Or C,Ot<.dL/0. J . ¡-..... . Jl??,4-'-<G't?(ll(
0 2. HA-J>i21D

DIRECCIÓN G~
DE LA POLICÍA
MINISTERIO
DEL INTERIOR CUERPONACIONALDEPOLICÍA
1 " DIRECCIÓN
ADJUNTAOPERATIVA

1
1 OFICIO
1
l 5/Refl:

N/Refª:

REMITENTE: Inspector Jefe D. José Ángel Fuentes Gago

FECHA: Madrid, 20 de Abril de 2015.

ASUNTO: Valoración de incompatibilidad de funcionar.fo público en activo


(Comisario CNP) por titularidad de empresas mercantiles.
_J DESTINATARIO: DIRECCIÓN ADJUNTA OPERATIVA.

MARCO NORMATIVO:

- LO. 2/1986.
- LO. 4/201 O.
- Ley 53/1984 .
- R.D . 598/1985 .

SUPUESTO DE HECHO:

- Ejercicio de actividad privada mediante la gestión de sociedades


mercantiles de titularidad propia.·

- La actividad privada se realiza en dos secuencia$ temporales; la


primera en un periodo de excedencia y la segunda en servicio
activo.

DESARROLLO:

A los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía les resulta de


aplicación la normativa de incompatibilidades establecidas con carácter
general en la Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de incompatibilidades del
personal al servicio de las Administraciones Públicas, ya que los referidos

iCORREO ELECTRÓNICO : CJ Miguel Ánge l, N" 5


Inn1 1 - MArn nn '
., '
r---- __ é)
funcionarios pueden desarrollar aquellas actividades que resulten
compatibles de conformidad con lo dispuesto con carácter general en la
citada Ley 53/1984, en aplicación de lo dispuesto en la Dispos ición
Adicional 6ª de la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad , introducida por la Ley Orgánica 4/201 O, de 20 de
mayo, complementaria a la Ley de Economía sostenible, en la que se prevé
lo siguiente:

''Sin perjuicio de lo dispuesto en el arlícu/o 6.7 de esta Ley, los


funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía estarán sometidos al
mismo régimen de incompatibilidades del personal al servicio de las
Administraciones públicas".

Así , los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía no solamente


podrán realizar aquellas actividades excluidas del régimen de
incompatibilidades, relacionadas en el artículo 19 de la citada Ley
53/1984, sino también aquellas otras actividades que, según lo dispuesto
con carácter general por esta Ley, ue a se s ce i
compatibilidad (STSJ Madrid de 11-05-2012, que pese a ser anulada por
falta de competencia objetiva por Auto de la misma Sala, su argumentación
es vá lida y sentenci-a ·de -la Sala · de lo -ConteAcioso-Administrativo de la
Audiencia Nacional, entre otras , en la Sentencia de fecha 17-12-2012 -
recurso de apelación 42/2012).

Los parámetros de compatibilidad admitidos, se centran en el


reconocimiento del derecho a compatibilizar determinadas actividades
privadas con su actividad como funcionario, siempre y cuando se cumplan
re-dITTeqatsita.

- Que no suponga menoscabo del estricto cumplimiento de sus


deberes .

- Que guarde respeto absoluto al horario asignado al puesto de


trabajo que desempeñe.

- Que no tenga relación con asuntos relacionados o que se


refieran a las actividades que desarro.lle en el Cuerpo Nacional
de Policía o que sean de.
su
-
competencia.
- -- - ... - -

Todo esto es avalado por recientes sentencias como la STS de 29


de jun io de 2012 que desestimó el recurso de casación en interés de la Ley
interpuesto por la ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO,
representada por el Abogado del Estado, contra la Sentencia de 23 de julio
2-

F·r._1 1
'o nº)1-2..':f-
de 201 O de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del-Tri bunal Su~eriG
de Justicia de Madrid ( dict~da en el recurso de apelación número
867 /2008), confirmando la sentencia de instancia en el sentido de
_______ __.__
~nocec el deJ.e.cbogue asis~alibiliza r el ejercicio de una
actividad privada por cuenta propia con la que corresponde como miembro
de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad sin menoscabo del estricto
cumplimiento de sus deberes y con escrupuloso respeto al horario
asignado al puesto de trabajo que desempeñe.

En iguales términos se pronuncia la Sentencia del TSJ de Madrid , de


13 de mayo de 2008, sentencia, cuyos efectos fueron extendidos a otros
miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en idéntica
situación y que fue confirmada por STS de 5 de mayo de 2011 .

En cuanto al bien jurídico tutelado , la STS de 30 de octubre de 2008,


seguida por las de 21 de septiembre de 2009 y 18 de marzo y 11 de mayo
de 201 O, indica que "al margen de las vicisitudes que cada normativa sobre
--------1 -~G01+1pa
t.ihHidacies-ha-t .eAido-a-k>-lal:QO-{J~ uestra histori-a---le@ishl!!
laltit
i,v,
Va&.,-e.9S-
- --
claro según la Doctrina y Jurisprudencia a la que posteriormente
aludiremos, que el fundamento de la incompatibilidad no es unívoco .
Resulta evidente el componente ético en la materia que nos ocupa, tal
como subraya la Doctrina, y que abarca distintas manifestaciones, desde la
honestidad profesional o relación de lealtad del funcionario hasta la de
conseguir la dedicación de sus titulares y la moralidad e imparcialidad de
estos para evitar el conflicto de intereses y, por qué no decirlo , la
concurrencia desleal.

AsI o en Ien e a a a ercera e n una Supremo al afirmar· que


la legislación de incompatibilidades tiene como finalidad evitar la existencia
de contactos o áreas de actividades coincidentes que puedan dar lugar a
que los medios y facultades concedidas a los funcionarios por razón de su
cargo puedan ser utilizadas en provecho particular pudiendo venir en
perjuicio del interés público , o por lo menos, del prestigio que por su
independencia debe rodear al funcionario (STS 14 de febre ro del 1968).

En esta misma línea, añade la Jurisprudencia de la Sala 3ª del


Tribunal Supremo que las incompatibilidades sirven para refor2:ar la
credibilidad en las personas que desempeñan funciones públicas lo que
permite de sus actuaciones predicar la presunción de objetividad e
imparcialidad . La imparcialidad, en suma, es la regla matriz determinante
de las incompatibilidades. Su finalidad es la de garantizar la separación de
funciones o transparencia en la correspondiente gestión, la imparcialidad
del órgano en cuestión y la de eliminar situaciones reales de pérdida de la
3
neutralidad debida en la función. Pero la garantía de la imparcialidad no es
-
la únicé! finalitj~d, pues como dijo el Tribunal Constitucional en su STC
178/1989 de 2 de noviembre - RTC 1989/178 -, si bien la garantía de la
imparcialidad puede ser una de las finalidades del sistema o régimen legal
de incompatibilidades de los empleados públicos , constitucionalmente no
tiene porqué ser la única finalidad. En conclusión la imparcialidad e
independencia en la gestión y la imagen pública del - Cuerpo Nacional
de Policía -, en este caso, son los principios informantes de la normativa
sobre incompatibilidades que por tanto habremos de tener en cuenta a la
hora de realizar una interpretación teleológica de dicha normativa y no
meramente literal"

A este respecto , la Sentencia del Pleno del Tribunal Constitucional


178/1989, de 2 de noviembre, tras afirmar -FJ.3- que "el llamado principio
de incompatibilidad económica , o el principio, en cierto modo coincidente
con él, de dedicación a un solo puesto de trabajo - al que expresamente
alude el preámbulo de la Ley 53/1984 - no vulneran en modo alguno la
------- --hGeAS-tttl
:1Gi-é-R.-Ya-q610-AG--8StáA-\LiAGlJladGS--wAiGameA.te,-A.i-t~eAeA
- po¡:_.q,u
, ..;,é
----
estarlo, de modo exclusivo y excluyente, a la garantía de imparcialidad .

Tales principios responden a otro principio constitucional,


concretamente, al de eficacia , que es, además, un mandato para la
Administración, en la medida en que ésta ha de actuar de acuerdo con él
(art. 103.1, CE)", señala que "es ... el principio de eficacia, y no solo el de
imparcialidad, el que explica en buena parte y justifica constitucionalmente
el régimen de incompatibilidades establecido en la· Ley" -53/1984 -, así
como "que el legislador persiga, en definitiva, la dedicación exclusiva a la
función pública por parte de os emp ea os pu Icos no es una Ina I a
ajena a la exigencia de profesionalidad de los servidores públicos,
exigencia conectada directamente al principio constitucional de eficacia de
la Administración", para concluir -FJ. 8- que "la finalidad a que responde el
sistema de incompatibilidades es el mejor atendimiento de los intereses
públicos".

Por su parte, la Sentencia del Pleno del Tribunal Constitucional


73/1997, de 11 de abril, siguiendo la Sentencia del Pleno de dicho Tribunal
172/1996, de 31 de octubre, afirma que "las incompatibilidades de los
funcionarios públicos tienden a garantizar su objetividad de actuación, en
evitación de relaciones de dependencia perturbadoras, así como su
eficacia, procurando la máxima dedicación a las funciones propias de su
empleo o cargo, características aquélla y ésta predicables
constitucionalmente de la actividad de las Administraciones públicas y, por
tanto, exigible también de sus servidores (art. 103 CE)".
4 -
r--- -- --!Q3
FOLIO nº)ll.'\

Y , en lo que a la realización de actividades privadas se re.fiere, el


bien jurídico concretamente protegido por la normativa sobre
inGQmp_atibiJJd.ad.e
.s_ap_Li_
cable, r:adLca,_como_dicen_las_Senter:icias..de--1-4-y
- 2~1--.
de septiembre de 2009 y 18 de marzo y 11 de mayo de 201 O del TS, "en
preservar no sólo la necesaria objetividad e imparcialidad de dicho personal
que puede quedar comprometida con el desempeño de actividades
relacionadas con la función, sino en asegurar la plena dedicación que
resulta exigible a los componentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ,
según resulta de lo dispuesto en los arts. 5.4 y 6°.7 de la LO. 2/1986 , de 13
de marzo".

En el mismo sentido, afirma la Sentencia de 2 de junio de 2010,


seguida por las de 3 y 17 de noviembre y 16 de diciembre de 201 O y 26 de
enero y 1 y 8 de marzo de 2011 del TS, que "el bien jurídico que se protege
en la modalidad de realización de actividades privadas, radica en
preservar no solo la necesaria objetividad e imparcialidad · de dicho
------- - ei:sGAa. l.---f!blS-F)YeGieA-€Jt1eEla
f- seFA~F0
FRe~idas coA-el-desempeñ ,no-dioe
----
actividades relacionadas con la función , sino de asegurar la plena
dedicación que resulta exigible a los componentes de las Fuerzas y
Cuerpos de Seguridad, entre los que se incluye a los miembros de este
Instituto".

Centrando el supuesto que nos ocupa en la compatibilidad con


actividad mercantil o industrial integrada en el patrimonio personal o
familiar del Comisario del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel
Villarejo Pérez, si bien parece evidente que la titularidad de un patrimonio
1nmo 11ario generador de ·rentas, constituye su·püesto típico de
administración de patrimonio personal o familiar compatible con cargo o
empleo público, pueden surgir dudas en el supuesto en que la titularidad lo
sea de una actividad empresarial o comercial, toda vez que la regla general
ya enunciada es la de imposible ejercicio - por sí o por sustitución - de
cualquier actividad mercantil o industrial.

Pues bien, la introducción de la titularidad de empresa como


supuesto de administración de patrimonio personal o familiar exceptuado
de la regla general , es admitida por la Jurisprudencia del Tribunal Supremo,
aunque con limitaciones.

En concreto , la Sala 5° del Tribunal Supremo ha conformado un


cuerpo de doctrina - asumido por la Sala 3ª {STS Sala 3ª de 30 de abril de
20 13), conforme al cual, en orden a la calificación de las actividades
desarrolladas como de administración del propio patrimonio personal y
5
I •

(')

· )l3'c)

familiar, teniendo en cuenta que tal calificación comportaría que qu~daran


e)5ceptuatjas del r~gimer:i ge ir,~oíllpa_
tibil_idag~sseg_Cm
_l_qpr~yj!:it_q_
e_n los
artículos 19 de la Ley 53/1984 , de 26 de diciembre, ha de distinguirse
entre:

a) Las actividades de mantenimiento y conservación de bienes y


recursos ya integrados en el patrimol'.lio del titular, encuadrables
propiamente en la administración o gestión de lo que ya es
propio , (en este caso generado durante un periodo de
excedencia de casi diez años).

b) Las actividades en que la inicial inversión va acompañada de


trabajos, gestiones o actividades laborales, mercantiles o
industriales, encaminados no al mantenimiento o conservación
de bienes o recursos ya integrados en el patrimonio del propio
titular, sino que tienden a su creación, incremento o multiplicación
a base de alguna forma de ocupación en la empresa de que se
------------ --f.
1fat~.------------------------ ---

En consecuencia , la titularidad y administración de una empresa sí


puede formar ·parte del patrimonio p·ersoñal o familiar que no deriva en
incompatibilidad, siempre que en el mismo no se realice más actividad de
administración que la simple gestión de lo que ya es propio, sin una
implicación u ocupación en la empresa en modo que exceda de la mera
conservación de una empresa -obviamente generadora de recursos- ya
integrada en el patrimonio personal, sin merma de la imparcialidad y la
eficacia, lo que según propia manifestación del interesado acontece en este
süpuésto, y además; con cumplimiento -de 1-os · presupuesto-s genera1·es de
compatibilidad establecidos en el artículo 12 de la citada Ley 53/1984, pues
sus actividades en modo alguno han menoscabado el estricto cumplimiento
de sus deberes ni se trata de actividades que tengan relación con asuntos
que desarrolla en el Cuerpo Nacional de Policía, más allá del uso que él
mismo haya podido dar a parte de dicho patrimonio en beneficio del Cuerpo
Nacional de Policía.

Este reiterado criterio jurisprudencia! ( SSTS 10-01-2002 , 17-0 1-


2003 , 04-07-2008, 14-09-2009 y 21-09-2009 entre otras muchas) es
aplicable al caso que nos ocupa .por cuanto .la excepción del régimen de
incompatibilidades por "administración de patrimonio personal o familiar',
se repite en idénticos términos en la Ley 53/1984 , de 26 de diciembre, de
Incompatibilidades del Personal al servicio de las Administraciones
Públicas, objeto de interpretación en las referidas sentencias, así como en
el artículo 15 del Real Decreto 517/1986 , de 21 de febrero ; o incluso en la
1 '

más recient e Ley 5/2006 , de 1O de abril, de regulación de los conflictos de


intereses de los miembros c:lel Gobierno y de los Altos Cargos de La
Administración General del Estado.

Y ello es así, porque se trata de la gestión de un patrimonio personal


generado durante los casi diez años que el funcionario estuvo en
excedencia reglada y solicitada formalmente (del 13 de agosto de 1983 al
29 de junio de 1993), que se dedica a administrar cuando reingresa al
servicio activo, sin perder de vista que muchas de las empresas que se
constituyeron en esa época , actualmente están extinguidas.

Para finalizar, si bien es cierto que NO consta solicitud de


compatibilidad, desde nuestro punto de vista hay que resaltar que no
resulta necesaria si se trata de una actividad compatible ex art . 12.1 de la
Ley 53/1984.

En definitiva , al ser los preceptos recog idos en este informe de


--- --- -- es-eleeefHfttef~retarse de-la-ma ne·~ --
- att1Fale--ca-saAeieAaeler-a¡-les-mi-s,r:A -
más ajustada a su literalidad y sin que quede lugar a ninguna sombra de
duda sobre la concurrencia de la infracción, por lo que en ningún caso
procede verificar una pósible interpretación en la que pudiera existir
cualquier posibi lidad de incardinación en los preceptos aludidos de
conductas que no estén nítida, clara y terminantemente comprendidas en
los mismos.

Ello implica que razonablemente pueda existir una aplicación distinta


de los criterios estatutarios generales restrictivos en tales supuestos , sin
perjuicio de que también puedan existir otros en los que las circunstancias
concurrentes y la propia evolución de las actuaciones de los miembros del
Cuerpo Nacional de Policía en el seno de nuestra sociedad puedan Hevar a
la aplicación de distintos criterios en la materia , siempre dentro del respeto
a la máxima dedicación funcional y profesional de sus miembros a los
trascendentales cometidos que tienen otorgados (STS de 17 de enero de
20 12, que desestima el Recurso de Casación Contencioso-Disciplinario
116/2002), lo que en este supuesto concreto, se cumple escrupulosamente.

CONCLUSIÓN. A tenor de la información que obra en nuestro


poder , en vista de lo manifestado en escrito con registro de entrada número
118 de fecha 18 de marzo del año en curso por el propio interesado ,
según lo establecido en la Ley Orgánica 4/201 O, de 20 de mayo , del
Régimen Disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, concretamente en su
artículo 32, se entiende que no es preceptiva la incoación del
corre spondiente procedim iento disciplinario, ya que:
--- 7 ---
..
FOLiO nº }t

1.- La actividad .desarrolla.da por el funcionario deL Cuerpo Nacional


de Policía, Comisario José Manuel VILLAREJO PEREZ , se puede
----------1 ·r:iGar-Gl
if"l.ar-
- eA- I- u or:i- actividad.~ ~ xclui.da -el · gime - de-
incompatibilidades, relacionadas en el artículo 19 de la citada Ley
53/1984, de 26 de diciembre, de incompatibilidades del personal al servicio
de las Administraciones Públicas .

2.- Su actividad privada cumple con los parámetros de


compatibilidad admitidos en el artículo 12 de la citada Ley 53/1984 y que se
centran en el reconocimiento del derecho a compatibilizar determinadas
actividades privadas con su función como funcionario , pues su actividad
atiende a los requisitos generales de:

- Su actividad no supone un menoscabo del estricto cumplimiento


de sus deberes .

------------,=-- -+-a-
trarda-respeto-absclt ttc:Yctl-horarto--asigrwdo-al-pt1esto-de-trabajA-----
que desempeñe .

- Y no tienen relación con asuntos relacionados o que se refieran a


las actividades que desarrolle en el Cuerpo Nacional de Policía o
que sean de su competencia.

3.- Por lo anteriormente expuesto, entendemos que no resulta


necesaria la solicitud de compatibilidad pues se trata de una actividad
compatible ex art. 12.1 de la citada Ley 53/1984.

4.- Tal y como se establece en el artículo 1.3 de la Ley 53/1984 , el


desempeño de su puesto de trabajo como Comisario del Cuerpo Nacional
de Policía y su actividad privada, no ha impedido o menoscabado el estricto
cumplimiento de sus deberes .

El Inspector Jefe

Fdo. José Ángel Fuentes Gago.

También podría gustarte