Está en la página 1de 2

¿Qué es el paisaje urbano?

El paisaje urbano surge de la combinación de fenómenos ambientales y


humanos, que coexisten en una zona particular de la superficie terrestre. Es
un espacio que se modifica de manera constante con el paso del tiempo,
tanto por su crecimiento y desarrollo como por su deterioro.

Consiste en una zona urbanizada que se forma por las ventajas que
ofrecen la geomorfología (La geomorfología es la rama tanto de
la geología como de la geografía, que estudia las formas de la superficie
terrestre, para comprender su origen, transformaciones y
comportamiento actual.)  y las condiciones del lugar para fomentar
el desarrollo humano: la cercanía y el fácil acceso a ríos u océanos, el tipo
de suelo, la estratificación rocosa, el tipo de clima, etc.

A lo largo de la historia, el ser humano siempre ha buscado el dominio sobre


la naturaleza. Esa actitud juega un papel fundamental en la interacción del
hombre con su entorno. El paisaje es la manifestación concreta del espacio
observable. En el caso del paisaje urbano se identifica como tal por dos
factores principales:

 Factores objetivos. Son los elementos concretos (naturales o creados por


el ser humano) que presenta una ciudad y que la diferencia de otras.
 Factores subjetivos. Constituyen la imagen mental o concepción de
ciudad que tienen los habitantes, su comportamiento y su forma de pensar,
que dan origen a la idiosincrasia de la población.

Esos dos grupos de factores se interrelacionan de manera inseparable para


conformar un paisaje urbano.

Ver además: Población urbana

Características del paisaje urbano

Entre las principales características del paisaje urbano se encuentran:

 La densidad de la población. A pesar de que la cantidad de habitantes


varía de una ciudad a otra, hace referencia a un gran número de personas
que viven en cercanía.
 El crecimiento de la población. A pesar del aumento en el número de
habitantes, el incremento no es sinónimo de evolución. Existen
asentamientos con poblaciones en constante aumento, pero las
condiciones físicas y ambientales se tornan peligrosas para la vida.
 La infraestructura. Abarca las carreteras, edificaciones para la
vivienda, represas, obras de ingeniería, etc. Cuanto mayor sea el desarrollo
de la infraestructura en un determinado paisaje urbano, mejores
condiciones de vida pueden tener sus habitantes.
 La actividad humana. Consiste en la producción económica de los cinco
sectores (primario, secundarios, terciario, cuaternario y quinario), que
resulta clave para la evolución del sistema urbano. Esta actividad
económica está condicionada por las políticas de Estado.
 La geografía de la zona. Abarca diferentes condiciones como el tipo
de suelo (muy importante para la producción de alimentos), el acceso
al agua potable, la edificación de los caminos y de las casas (que permiten
que un asentamiento humano se desarrolle y evolucione hacia un sistema
urbano).

Paisaje suburbano
El paisaje suburbano corresponde a las zonas periféricas de las grandes
ciudades, es decir, las afueras donde se asientan poblaciones de tipo
residencial o industrial y que presentan una menor concentración de
población y de infraestructura en comparación con las urbes.

En la antigüedad, los suburbios eran lugares donde se asentaban los


sectores más empobrecidos de la población. Con el avance de las carreteras
y de los servicios de transporte, el trayecto desde la ciudad hasta las zonas
periféricas se agilizó.

Esto influyó en el desarrollo de grandes barrios residenciales con paisajes


más verdes, aire más puro y un ritmo de vida más tranquilo que el
desarrollado en la ciudad.

Paisaje urbano y paisaje rural


A diferencia del paisaje urbano, el paisaje rural carece de densidad de
población humana y de infraestructura edilicia o autopistas. Es el
espacio utilizado principalmente para el desarrollo de actividades
agropecuarias, industriales, de silvicultura y para la conservación ambiental.

La actividad llevada a cabo en las zonas rurales genera impacto y hace


posible la vida en las zonas urbanizadas porque las abastece de materias
primas y de alimentos, entre otros beneficios. En menor medida, el paisaje
rural incluye áreas residenciales, de transporte y de servicios.

También podría gustarte