Está en la página 1de 27

UNIVERSIDAD NACIONAL SAN CRISTÓBAL DE

HUAMANGA FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS


POLÍTICAS ESCUELA DE FORMACIÓN PROFESIONAL DE
DERECHO

TEMA
Derecho de sucesiones: Sucesión testamentaria
ASIGNATURA
Derecho Romano (DE-241)
DOCENTE
Mg. Iván Chumbe Carrera
INTEGRANTES
CACCIRE OSORIO, Alessandro (13192120)
CHOQUE ESPINO, Jhon Víctor (13192125)
ESCOBAR GALINDO, Hilder (13190510)
GALINDO QUISPE, Juan Eliseo (13192128)
SEMESTRE ACDÉMICO
2020-I

AYACUCHO - PERÚ
2020
Este trabajo dedicamos a Dios, sabio supremo; a la

vida que nos presenta retos; a nuestros padres que

siempre están con nosotros, acompañantes eternos. Por

último, al profesor Iván Chumbe Carrera por instarnos

a la investigación jurídica y por aportar su

conocimiento para nuestra formación profesional.

2
ÍNDICE

ÍNDICE................................................................................................................................................3
INTRODUCCIÓN..................................................................................................................................5
CAPÍTULO I: DERECHO DE SUCESIONES..............................................................................................7
1) CONCEPCIONES..............................................................................................................................7
2) CLASES DE SUCESIÓN.....................................................................................................................7
CAPÍTULO II: SUCESIÓN TESTAMENTARIA Y El TESTAMENTO............................................................8
1) SUCESIÓN TESTAMENTARIA..........................................................................................................8
2) EL TESTAMENTO............................................................................................................................9
2.1) CARACTERÍSTICAS DEL TESTAMENTO.........................................................................................9
2.2) REQUISITOS PARA LA VALIDES DEL TESTAMENTO....................................................................9
2.3) FORMAS DE TESTAMENTO........................................................................................................10
2.4) CONTENIDO DEL TESTAMENTO................................................................................................10
2.4.1) La institución de heredero.....................................................................................................10
2.4.2) La sustitución hereditaria.......................................................................................................11
a) Sustitución vulgar........................................................................................................................11
b) Sustitución pupilar.......................................................................................................................12
c) Sustitución cuasi-pupilar..............................................................................................................12
2.5) NULIDAD DEL TESTAMENTO.....................................................................................................12
2.6) REVOCACIÓN DEL TESTAMENTO...............................................................................................13
2.7) APERTURA Y PUBLICACIÓN DEL TESTAMENTO.......................................................................13
2.8) TESTAMENTIFACCIÓN...............................................................................................................14
2.8.1) Testamenti factio activa.........................................................................................................14
2.8.2) Testamenti factio passiva.......................................................................................................14
CAPÍTULO III: EVOLUCIÓN DE SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO
ROMANO..........................................................................................................................................15
1) SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO ANTIGUO............................................................15
1.1) TESTAMENTUM CALATIS COMITIIS...........................................................................................15
1.2) TESTAMENTUM IN PROCINCTU................................................................................................16
1.3) TESTAMENTUM PER AES ET LIBRAM........................................................................................16
2) SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO HONORARIO.........................................................17
2.1) BONORUM POSSESSIO SECUNDUM TABULAS..........................................................................17
3) SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO IMPERIAL Y EN EL JUSTINIANEO18
3.1) TESTAMENTOS PÚBLICOS.........................................................................................................18
a) Testamentum apud acta condictum............................................................................................18
b) Testamentum principi oblatum...................................................................................................19
3.2) TESTAMENTOS PRIVADOS.........................................................................................................19
1) Testamentos ordinarios...............................................................................................................19
a) Testamentum tripertitum............................................................................................................19
b) Testamentum per holographam scripturam................................................................................19
c) Testamentum nuncapativo..........................................................................................................19
2) Testamentos extraordinarios.......................................................................................................20
a) Testamento otorgado por el analfabeto......................................................................................20
b) Testamento otorgado por el ciego...............................................................................................20
c) Testamento en tiempos de peste.................................................................................................20
d) Testamento redactado en campo................................................................................................20
e) Testamento del padre a favor de sus hijos...................................................................................21
f) Testamento militar.......................................................................................................................21
CONCLUSIONES................................................................................................................................22
BIBLIOGRAFÍA...................................................................................................................................24
INTRODUCCIÓN

En este trabajo monográfico abordamos acerca de la sucesión testamentaria al

tratarse su estudio de vital importancia para el joven universitario del derecho. Para de esta

manera estar inmersos en los conocimientos de diversa índole; es decir con este trabajo

buscamos que el estudioso de derecho adquiera nuevos conocimientos en el tema y que no

se limite a un solo tipo de conocimiento. A su vez desarrollamos este trabajo

nominalizando “Derecho de sucesiones: sucesión testamentaria” por ser de interés social y

apoyo para ampliar el conocimiento. En tal sentido estamos convencidos de que este trabajo

será de mucha utilidad a otros universitarios, investigadores jurídicos, estudiantes y para las

colegas del saber que quieran investigar el tema. En la actualidad aún es vigente la

sucesión, por lo cual es menester saber su origen, de qué forma se heredaba, a través de qué

traspasaba los bienes, etc. Por tal razón, el tema abordado en este trabajo monográfico, es

de suma importancia.

Cabe precisar que anteriormente en el derecho romano solo existía la herencia legal,

en donde la masa hereditaria solo se transmitía a un familiar y no consentía dentro de ella

que el testador traspase a un individuo externo que no tenga vínculos de sangre; con el

tiempo esta forma de heredar fue cambiando y se puso mayor prioridad a la voluntad del

causante permitiendo que dispusiera libremente de sus bienes. Bajo esta premisa

investigamos el derecho de sucesiones, poniendo mayor énfasis en sucesión testamentaria y

al testamento. Para lo cual empleamos el método de recopilación de datos, es decir, hemos

analizado diversos marcos teóricos que abordan el tema. En tal sentido esta materia

requiere una singular atención, además porque en la actualidad es el tema más común y más

tratado en una sociedad en donde la herencia es necesario y de vital importancia para una

vida independiente del hogar. En base a lo expuesto pretendemos resaltar la importancia


que ofrece la sucesión testamentaria dentro de un Estado democrático como el nuestro

sin
desconocer que dicha libertad de expresión, realizada a través de un acto testamentario, se

encuentra sometida a unas reglas y solemnidades de carácter general que en ningún

momento pretenden coartar la libertad de expresión; sino por el contrario garantizan el

normal funcionamiento de una sociedad democrática y libre. Por lo tanto, consideramos que

es necesario conocer no solo el alcance de las normas que regulan la sucesión

testamentaria, sino también observar su evolución y vigencia en el mundo actual, con

mayor interés en un país como el nuestro.

Para lo cual se ha estructurado en tres capítulos: En el primer capítulo nos

dedicamos netamente a derechos de sucesión, sus concepciones tanto romanísticas como

actuales y mencionamos las vías comunes de sucesión en Roma. Mientras en el capítulo II

abordamos el tema central de la monografía, sucesión testamentaria y el testamento,

haciendo un hincapié en el estadio del testamento desde la perspectiva del derecho romana

y desde el derecho peruano. Así mismo en este trabajo dedicamos un capitulo completo

para las diversas formas del testamento de acorde a los periodos de desarrollo cultural de

Roma y también desde el punto evolutivo histórico del derecho romano. Al final de la

monografía consideramos conclusiones de cada uno de nosotros, por ser parte importante

de un trabajo monográfico; estas conclusiones son productos de la investigación jurídica y

de revisión de diversos marcos teóricos del tema.


CAPÍTULO I: DERECHO DE SUCESIONES

1) CONCEPCIONES

No cabe duda de que uno de los efectos de la muerte es la sucesión. Dicho eso, el

derecho de sucesiones es una rama del derecho civil, conocido también como derecho

hereditario, sucesorio o simplemente sucesiones; que proviene del latín succession, traspaso

de derechos que se generaba a la muerte de una persona. En Roma era concebido como el

reemplazo o sustitución de una persona en los derechos de otra que falleció; mientras en la

actualidad a la sucesión se considera como la trasmisión del patrimonio (bienes, derechos y

obligaciones) de alguien que deja de existir; y en el lenguaje jurídico es el cambio de titular

en una relación jurídica, que puede operarse tanto por acto entre vivos, como por causa de

muerte. Este hecho jurídico puede ser universal y particular. En la primera es el traspaso de

totalidad de derechos, obligaciones y bienes del causante; mientras en la otra solo es el

reemplazo de algunos.

2) CLASES DE SUCESIÓN

La transmisión de bienes, derechos y obligaciones en Roma era generalmente por tres

vías, es decir había tres clases de sucesión: successio ab intestato, successio ex

testamentum y successio contra testamentum.

La doctrina jurisprudencial ha dado una mayor precisión en cuanto a las clases de

sucesión, permitiendo a los operadores del derecho más facilidad de proceder la sucesión.

En tal sentido la sucesión en la actualidad puede ser testamentaria, intestada, mixta y

contractual. En este trabajo abordaremos solo la sucesión testamentaria en término

romancístico y someramente en término del derecho peruano, haciendo una comparación

entre las dos concepciones para comprender mejor.


CAPÍTULO II: SUCESIÓN TESTAMENTARIA Y El TESTAMENTO

1) SUCESIÓN TESTAMENTARIA

La sucesión testamentaria según la historiografía romana surgió después de la sucesión

legítima, por lo cual tiene prevalencia sobre ella. En tal sentido en el Derecho romano nadie

puede estar en parte testado y en parte intestado.

Bajo la premisa podemos decir que la sucesión testamentaria en Derecho romano tuvo

tres principales faces de evolución, las siguientes faces son: Sucesión testamentaria en el

derecho antiguo (ius civil o quiritaria), Sucesión testamentaria en el Derecho Honorario, y

Sucesión testamentaria en el derecho Imperial y en el Justinianeo.

La sucesión testamentaria en la actualidad es en su conjunto el acto de ceder

propiedades materiales e inmateriales al sucedáneo (persona que recibe el patrimonio) a

través de un documento (testamento) escrito ante un notario o en otra entidad que pueda dar

fe a dicho acto. Este hecho jurídico es posterior a la muerte del testador.

El causante no puede obligar a su heredero lo que debe o no debe hacer con la

propiedad transmitida, a tal grado que existe la posibilidad de que el acto sucesorio sea

denegado o aceptado por el sucedáneo, ya que es un derecho jurídico que tiene el heredero.

Esta clase de sucesión se diferencia de otras clases por poseer testamento, como su

medio de valides o instrumento por el cual hace valer su voluntad del testador; en donde el

causante manifiesta su última voluntad.

El derecho de sucesiones, en especial sucesión testamentaria, está regido por un

principio jurídico fundamental: la voluntad del causante expresado en un testamento. Este

es el elemento que prima en la sucesión testamentaria para determinar la forma, el cómo y

entre quienes se debe distribuirse el patrimonio hereditario o la masa hereditaria.


2) EL TESTAMENTO

El testamento en el código civil peruano es considerado como un acto solemne,

jurídico, personalísimo, unilateral y revocable. A su vez es un instrumento legal mediante el

cual una persona hace total disposición del destino de sus bienes después de su muerte,

específicamente contiene la última voluntad del causante. Además, es la declaración

voluntaria de una persona expresando lo que quiere que se haga con sus bienes después de

su fallecimiento. En Roma el testamento era sometido a ciertos requisitos, en el que

necesariamente tenía que tener la institución de un heredero. Como objetivo del testamento

romano como en la actualidad es ser un mecanismo legal para hacer cumplir la última

voluntad de una persona.

Ulpiano en sus reglas expresaba que el testamento era la manifestación legitima de

nuestro pensamiento solemne para que valga después de nuestra muerte. Mientras que

Modestino consideraba como la justa expresión de nuestra voluntad respecto de lo que cada

cual quiere que se haga después de su muerte.

2.1) CARACTERÍSTICAS DEL TESTAMENTO

En la época romana los testamentos tuvieron evolución junto a la organización

política de Roma por lo que optamos la siguiente característica tomando en cuenta al

testamento en general por lo que es un acto del ius civile y con las solemnidades

establecidas. Es un acto unilateral en el sentido que solo necesita la voluntad del testante y

esencialmente revocable hasta el momento de la muerte que se dé.

2.2) REQUISITOS PARA LA VALIDES DEL TESTAMENTO

Si bien en la antigua Roma el testamento era una de las formas de sucesión de los

bienes a un heredo por lo que se opta ver que para la validez de este se exige las siguientes

condiciones:
a) La capacidad del testador.

b) Solemnidades o formalidades jurídicas.

c) La observación de las formas prescritas en el ius civil.

d) La institución del heredero: Designación del heredero, adquisición de la

herencia y las cargas impuestas al heredero.

2.3) FORMAS DE TESTAMENTO

Desde el inicio del derecho romano hasta el derecho justinianeo, el testamento tomo

diversas formas, variando según las distintas fases de evolución histórica del derecho. Es

así las solemnidades y formalidades exigidas en derecho civil o quiritario fue puesto al

segundo plano por el derecho postclásico. De tal forma que los testamentos del derecho

antiguo son reemplazados por el testamento pretoriano, que a la vez el último entra en

desuso y es mejorado en el testamento del derecho imperial y en justinianeo. Todo este

proceso evolutivo del testamento abordaremos con más profundidad en el capítulo III.

2.4) CONTENIDO DEL TESTAMENTO

Según Gayo la base y fundamento del testamento es la institución de heredero

(caput et Fundamentum), en tal sentido es esencial esta parte del testamento romano, por lo

cual detallamos a continuación al igual que a la sustitución hereditaria que también es el

contenido del testamento.

2.4.1) La institución de heredero

La institución de heredero (heredis institutio) debía hacerse de forma solemne y

necesariamente usando ciertas palabras en latín, con la utilización del vocablo heres, un

ejemplo, Tito eres heredero (titius heres esto) y también podía sujetarse a condición de

suspensivos por ejemplo, tito será mi heredero cuando Ticio fallezca, pero la condición de

suspensivos no se permitieron pues contrariaban el principio de que "el heredero una vez
instituido es siempre heredero" (semel heres, semper heres). Por tanto, no se admitía

ninguna disposición que lo privara de tal calidad y en caso de que el testador la hubiera

incluido, se tenía por no puesta.

Con el tiempo dicha exigencia fue desapareciendo o modificándose. Así, con

Constantino II estas formalidades fueron abolidas, y el requisito de comenzar el testamento

con el nombre del heredero fue eliminado por Justiniano.

En el derecho romano bizantino bastaba que la designación del heredero fuera clara,

lo esencial era el nombramiento del heredero o herederos; en ese caso si el testamento

contenía una sola institución de esta especie, el instituido sé consideraba heredero único. Si

había varios herederos instituidos todos lo eran por partes iguales; pero cada uno adquiría la

cosa a él atribuida.

2.4.2) La sustitución hereditaria

La sustitución hereditaria (heredis substitutio) se trata de instituciones supletorias a

fin de salvar la vigencia del testamento a través del nombramiento de un heredero suplente

o sustituto.

En el derecho clásico se conocieron dos clases de sustitución: la vulgar y la pupilar;

más tarde, en la época justinianea se agregó una tercera: la cuasi pupilar.

a) Sustitución vulgar

Es aquella en la que se nombraba un sustituto previendo que el primeramente

instituido por alguna circunstancia no llegara a heredar, tal vez por haber premuerto al

causante o haber repudiado la herencia o por incapacidad; en ese caso el testador nombra al

heredero sustituto. Se aplica el principio de “si no hay heredero” (si heres non est). El

testador puede sustituir a uno o a varios coherederos. Es un llamamiento posterior al

nombramiento de heredero y puede tener un contenido patrimonial distinto.


b) Sustitución pupilar

El paterfamilias instituye como heredero a un impúber y le nombra un sustituto si es

que éste muere antes de llegar a la pubertad y pueda otorgar su propio testamento. En esta

sustitución existen varios supuestos; el primero supone que el filius familia impúber muera

antes que el testador, el sustituto lo sucede en el testamento. También puede suceder que el

impúber adquiera la herencia, pero muerta antes de llegar a la pubertad, el heredero

sustituto sucede al hijo quedándose con dos herencias, la que le correspondía de la herencia

del paterfamilias y la del propio impúber.

c) Sustitución cuasi-pupilar

Esta sustitución fue introducida por Justiniano, se daba para el caso que el heredero

fuera un enfermo mental, el testador nombra un sustituto para el caso que el descendiente

no recupere la razón. El heredero sustituto solo adquiere los bienes adquiridos por la

herencia del paterfamilias y no el patrimonio obtenido directamente por el enfermo mental.

2.5) NULIDAD DEL TESTAMENTO

El testamento podía ser nulo o inválido desde un principio, esto cuando no se

tuviera la testamentifacción, cuando el testamento adolece de un vicio inherente en su

redacción, cuando no se hubiera observado la forma exigida o cuando adoleciera de algún

defecto en su contenido: Cuando faltaba la institución de heredero o si al hacerla se hubiera

pasado por alto a un hijo, sin instituirlo o desheredarlo (testamentum ruptum) de forma

expresa, el testamento simplemente era nulo o inválido.

Un testamento válido en principio, podía ser invalidado posteriormente por las

siguientes causas:
a) Porque ninguno de los herederos instituidos llegara a adquirir la herencia

(testamentum destitutum), entiéndase que el heredero o los herederos instituidos no

quieren o pueden aceptar la herencia; por ejemplo, cuando el heredero muera antes

que el testador.

b) Cuando es omitido un hijo póstumo de uno u otro sexo, el testamento es válido

inicialmente, pero luego de sobrevenir el nacimiento del póstumo (póstumos SUUS)

se invalida por completo.

c) Cuando el testador pierde la capacidad para disponer después de redactar el

testamento (por ejemplo, caer en la esclavitud)

2.6) REVOCACIÓN DEL TESTAMENTO

Revocar, del latín revocare, significa sin efecto una disposición. Por ello el autor de un

testamento es libre de modificarlo, podía revocarlo en cualquier momento antes de su

muerte, y para hacerlo se establecieron distintas formas:

a) El derecho civil considero un modo de revocar el testamento, y esto es, redactando

uno nuevo. El nuevo testamento revoca al anterior; de ahí que un testador muere

dejando varios testamentos, el ultimo es el único válido.

b) La destrucción intencional del testamento hecha por su autor fue considerada como

revocación por el derecho honorario. Por ejemplo: Rompiendo las tablillas donde

se escribía.

c) con Justiniano, se aceptó que el testador revocara expresamente el testamento ante

un magistrado o tres testigos.

2.7) APERTURA Y PUBLICACIÓN DEL TESTAMENTO

El procedimiento de la apertura se realizaba ante el pretor en un determinado tiempo

de plazo. En donde a los testigos se les convocaba para que puedan reconocer los sellos y
acto seguido se le colocaba los sellos públicos para que se archive. Los herederos tenían los

derechos para que puedan solicitar su apertura y publicación.

2.8) TESTAMENTIFACCIÓN

Es la capacidad para testar y para ser instituido en un testamento, en otras palabras,

es la capacidad para ser testador, para ser testigo del mismo y para alcanzar la calidad de

ser heredero o legatario de cualquier disposición testamentaria. A este hecho jurídico los

romanos conocían como testamenti factio y lo dividieron en dos: testamenti factio activa,

para el testador que reconocía al heredero, y el testamenti factio passiva, para el heredero

instituido como tal en el testamento.

2.8.1) Testamenti factio activa

Se entiendo por la capacidad de realizar tu testamento así que los que poseían los

tres estados: libertad, ciudadanía y familia tiene la plena capacidad del derecho así que solo

esto pertenecía al ciudadano romano por lo que el esclavo, peregrino, los latini y los hijos

de familia carecían de esta capacidad por lo que no podían testar. La mujer sui iuris

necesitaba de la autorización de su tutor para hacer testamento. Justiniano permitió que se

perdiera la capacidad siempre que se hubiera adquirido otra vez la testamenti factio en el

momento de realizar el testamento.

2.8.2) Testamenti factio passiva

Es la capacidad para ser instituido heredero; así que poseían todos los ciudadanos

romanos. Sin embargo, la Lex Voconia de 169 a C limitó la capacidad de las mujeres, al

prohibir que fueran instituidas como herederas por los ciudadanos de la primera clase del

censo, que eran los más ricos; esta ley cayó en desuso en la época imperial; además; los

propios esclavos del testador podían ser instituidos si al mismo tiempo se los manumitía.

En
cuanto a los esclavos e hijos de familia ajenos, su institución como herederos les hacía

adquirir la herencia para las personas bajo cuya potestad estuvieran.

CAPÍTULO III: EVOLUCIÓN DE SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL

DERECHO ROMANO

1) SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO ANTIGUO

Según el Jurisconsulto romano Gayo en el derecho antiguo en donde imperaba ius civili

o quiritario había en el comienzo dos formas de testamento, un testamento en tiempos de

paz, testamentum calatis comitis, y otro en tiempos de guerra, testamentum in procintu. Sin

embargo, a medida que en Roma había cambios sociales, económicos y culturales, los dos

primeros testamentos entraron en desuso y fueron reemplazados por el testamentum per aes

et libram. A continuación, lo detallamos los tres testamentos. Cabe señalar que el

testamento en la primera época de Roma era como un negocio jurídico trascendente, al

punto en que era deshonroso que un ciudadano romano muriera sin testar. Esto conllevaba

que el testamento debiera ajustarse a solemnidades extremas, tal que así se convirtió

indispensable hacer el testamento en frente del pueblo, o ante el ejército en pie de guerra, o

bien por el procedimiento de la mancipatio.

1.1) TESTAMENTUM CALATIS COMITIIS

Este testamento se celebraba ante el comicio curiado (comitia calata) que se reunía

dos veces al año (24 de marzo y 24 de mayo). Era convocado por un calator (heraldo de los

sacerdotes) precedido por un pontífice máximo (pontifex maximus) y se efectuaba en

tiempos de paz. El paterfamilias en el acto declaraba oralmente sus disposiciones

testamentarias, y se presume que el pueblo debía de aprobar la propuesta del nombramiento

de un heres (herederos) que no fuera el hijo de de cuius (causante o testador).


Esta forma de testamento presentaba varias inconveniencias, razones por el que

entro en desuso; entre ellas, por realizarse solo dos veces al año (debido a esto algunos

romanos se morían sin testar), por ser de carácter público y por la decadencia de los

comicios por curia. Algunos estiman que perdió su carácter testamentario a partir del siglo

II antes de cristo.

1.2) TESTAMENTUM IN PROCINCTU

El testamento celebrado ante el ejército armado, se realizaba solo en tiempos de

guerra. En donde el paterfamilias que participaba en la guerra declaraba su voluntad

testamentaria (nombramiento de su heredero) ante sus compañeros de armas, que actuaban

como testigos. Como en la guerra a veces uno muere o sale victorioso, el testamento

dependía de ello; en tal sentido, si el testador sale victorioso el testamento perdía toda

valides.

Sin embargo, este testamento y el testamentum in procinctu cayeron en desuso y fueron

sustituidos por el testamentum per aes et libram, lo cual detallamos a continuación.

1.3) TESTAMENTUM PER AES ET LIBRAM

Llamado también testamento mancipatorio, por consistir en una venta ficticia,

efectuada por medio de la mancipatio, con la participación de cinco testigos y un portador

de balanza (libripens). En tal sentido el paterfamilias mancipaba sus bienes a un tercero,

denominado familiae emptor (comprador del patrimonio); en el mismo acto designaba a su

o sus herederos y daba instrucciones de la forma en cómo debía repartir su herencia.

Entonces, familiae emptor recibía los bienes en calidad de custodio, para luego disponer la

herencia conforme a la voluntad del testador.

Según Gayo todo este acto era conforme a la formalidad jurídica, en donde el

comprador (familiae emptor) pronunciaba las siguientes palabras: “Yo me encargo y tomo
bajo mi tutela y salvaguardia tu familia y tu dinero, a fin de que por este medio puedas

hacer testamento conforme a las leyes, sean compradas para mí por esta moneda (nummus

unus)” añadiendo
algunas palabras toca enseguida la balanza con la moneda y la da al testador como precio

de su patrimonio. Acto seguido el testador responde, teniendo en la mano las tablas que

contienen el testamento: “Yo doy lego, testo, tal como está escrito en estas tablas y en esta

cera; y por lo tanto romanos, dadme testimonio en ello”. Sin embargo, esta forma de

testamento cayo en desuso por ser público y por ser un acto bilateral que no permitía la

revocación.

2) SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO HONORARIO

Con el pasar del tiempo los dos primeros testamentos del derecho antiguo entraron en

desuso y el tercero fue simplificada; es decir que el testamentum per aes et libram continuo

en el derecho honorario, pero no en la forma como se concibe en el derecho antiguo, sino

con modificaciones y simplificaciones. En tal sentido el pretor ya no exigía la mancipatio,

que es la solemnidad importante en el anterior testamento, en su reemplazo simplemente

otorgaba la bonorum possessio (la posesión de los bienes). Es así que nación un nuevo

testamento con nuevas disposiciones, una de las nuevas disposiciones, por ejemplo, es que

un peregrino puede traspasar sus bienes y derechos, cosa que en el anterior testamento no

podía; así con este testamento obtiene una forma de dejar herencia. A continuación,

detallamos el nuevo testamento creado en el derecho pretoriano.

2.1) BONORUM POSSESSIO SECUNDUM TABULAS

Posesión de los bienes según las tablas o el testamentum bonorum possessio

secundum tabulas fue un documento que contenía la designación del heredero y los sellos

de siete testigos. Esta forma de testamento admitido por el derecho pretorio, apareció

cuando los pretores en su afán de suplir, corregir y coadyuvar con el derecho civil redujeron

las formalidades exigidas por el derecho civil. Bajo la premisa, el pretor otorgaba la

bonorum possessio (la posesión delos bienes) a quien aparezca en el testamento sellado
por los siete
testigos (los cinco testigos, el libripens y el familiae emptor) como heredero y abierta ante

él. De esta forma ya no se exigía el rito o la solemnidad de la mancipatio.

En un principio este tipo o forma de testamento se designaba o era concedido sine re,

esto cuando había un heredo ab intestato que probaba la inexistencia de mancipatio en la

celebración de un testamento o cuando impugnaba un heredero testamentario en otro

testamento, lo común era que esté designado en testamentum per aes et libram. Por estos

dos motivos en el gobierno de Antonio Pío o el piadoso, el bonorum possessio se hizo

inimpugnable, así se ha convertido en cum re: es decir con exeptio doli (la excepción de

dolo) frente al heredero civil intestado (legítimo heredero) que reclamara la herencia bajo el

fundamento de que no se celebró el testamento con la solemnidad o rito de la mancipatio.

3) SUCESIÓN TESTAMENTARIA EN EL DERECHO IMPERIAL Y EN EL

JUSTINIANEO

En el derecho imperial se simplificó bajo testamentos redactados por escrito, que

debería llevar la firma del testador y la de siete testigos, junto con sus sellos, que, además,

debía realizarse el mismo día y en un solo acto.

3.1) TESTAMENTOS PÚBLICOS

El derecho posclásico conoció el testamento público bajo dos formas distintas:

a) Testamentum apud acta condictum

El testamento apud acta conditum (testamento registrado por acta) fue realizado de forma

verbalmente por el testador frente a la autoridad, que luego era asentada en el acta

correspondiente.
b) Testamentum principi oblatum

El testamento principi oblatum se hacía por escrito y luego entregado al emperador

para que este depositara en los archivos imperiales, pudiéndose hacer conocer cuando el

testador muere.

3.2) TESTAMENTOS PRIVADOS

Este tipo de testamento reconoció dos formas:

1) Testamentos ordinarios

Dentro de los testamentos ordinarios se encuentran los siguientes testamentos:

a) Testamentum tripertitum

Esta descrito en una constitución de Teodosio II por lo que Justiniano reconoció esta

forma testamentaria y le llamó testamento Tripertitum, por su triple origen:

a) El derecho antiguo (la necesidad de los testigos y su presencia en un solo acto)

b) El derecho honorario, (los sellos y el número de testigos)

c) Las constituciones imperiales, (el requisito de las firmas del testador y de los testigos)

Este testamento consiste cuando el testador escribe de antemano su testamento en

unas tablillas y reúne siete testigos para presentar su tablilla, si es posible cerrada para su

secreto de sus disposiciones; entonces cada testigo hace lo mismo que el testador, pone su

subscriptio bajo el testamento y después ponen sus sellos y sus nombres cerca del sello.

b) Testamentum per holographam scripturam

Era un testamento escrito sin el subscription del testigo, a este testamento se oponía

un testamento similar, pero con subscription del testigo.

c) Testamentum nuncapativo

Este era un testamento oral que se otorgaba frente a siete testigos, que debían oír la

voluntad del testador.


2) Testamentos extraordinarios

En la época que estudiamos aparecieron también los testamentos especiales o

extraordinarios, que atendiendo a determinadas circunstancias aumentaron en algunos

casos, o disminuyeron en otros, las formalidades requeridas para este acto. Tal testamento

son los siguientes:

a) Testamento otorgado por el analfabeto

Entre los que aumentaron las formalidades, figura el testamento otorgado por el

analfabeto. En este caso los siete testigos debían firmar y una octava persona, cuya firma

suplía a la del testador.

b) Testamento otorgado por el ciego

También el testamento otorgado por el ciego aumentó su formalidad o solemnidad.

En tal sentido el ciego, acompañado de los siete testigos, debía dictar su testamento a un

oficial público llamado tabularius.

c) Testamento en tiempos de peste

Entre los testamentos que disminuyeron los requisitos formales, está el realizado en

tiempos de peste (Testamentum tempore pestis conditum), para el que no se exigía la

presencia simultánea de los testigos, con el propósito de evitar el contagio.

d) Testamento redactado en campo

Otro de los testamentos que su formalidad y su solemnidad disminuyo es el

testamento elaborado en el campo (Testamentum ruri conditum). Este testamento era para

las personas del campo y solamente contaba con cinto testigos.


e) Testamento del padre a favor de sus hijos

También tenemos el testamento del padre a favor de sus hijos (Testamentum

parentum inter liberos, que podía hacerse de forma oral ante dos testigos o constar en

documento ológrafo del testador.

f) Testamento militar

Finalmente hablaremos del testamento militar (testamentum militari) que ya desde

épocas anteriores estuvo regido también por normas de excepción relativas tanto a la forma

como al contenido. En principio, la voluntad del soldado constituía un testamento valido, de

cualquier manera, que se haya manifestado y podía testar confiando en su compañero de

armas, escribiendo con su sangre sobre su escudo, o trazando sobre la arena con su espada.

Ya con Justiniano limito este privilegio solo al tiempo en donde el soldado está en campaña

siendo el testamento militar un privilegio inherente a la persona, que comienza con el

enrolamiento y termina con la licencia. El testamento hecho durante el servicio es válido

incluso un año después, a menos que haya sido licenciado por causas ignominiosas.
CONCLUSIONES

El testamento ha perdurado desde la aparición del derecho romano hasta la

actualidad, teniendo algunas modificaciones, como un instrumento en donde el testador

expresa su última voluntad antes de despedirse de sus familiares y amigos. Por lo tanto, el

derecho sucesorio sin el testamento no es concebido como tal, por ello, es necesario la

existencia de testamento para su denominación. Cabe precisar que el testamento en la

actualidad es como un acto jurídico solemne, personalísimo, unilateral y revocable. Para

llegar a tal concepción el testamento tuvo que evolucionar desde el derecho antiguo,

pasando (literalmente) por derecho justinianeo y llegando en los términos jurídicos

expresados anteriormente a la actualidad.

Al finalizar el trabajo monográfico sobre el derecho se sucesiones: Sucesión

testamentaria en el derecho romano, es indispensable conocer su desarrollo y evolución a

través de la organización política romana. Cabe resaltar que Roma fue el principal impulsor

del derecho, en especial en el campo ius civili y no cabe duda estudiarlo. La sucesión

testamentaria en Roma fue solemne, unilateral y con presencia de testigos, aparte de ello el

testamento varió según sus épocas y diferentes maneras de testar fueron admitidas

sucesivamente por el derecho civil antiguo, por el derecho pretoriano y por las

constituciones imperiales.

La sucesión testamentaria romana que hemos investigado se ve aún en la actualidad,

pero con ciertas modificaciones; el desarrollo del testamento ha sido pausado, lento y

gradual; en tal sentido el testamento actual, igual que el testamento romano, guarda una

porción para los familiares cercanos. El testamento romano era considerado como acto

voluntario más importante por ser la última voluntad del causante (de cuius). En Roma la

sucesión se producía después de la muerte del otorgante, conocido como mortis causa. El
testamento que es unilateral, personalísimo, solemne, revocable contiene uno o varios

herederos y en Roma era libre.

El tema que abordamos en conjunto fue la sucesión testamentaria y el testamento, en

muchos aspectos fue un tema demasiado interesante e enriquecedor, no solo en el cognitivo

sino también en el aspecto emocional debido a que llegamos a conocer en mayor

profundidad la cultura romana y su extraordinario aporte al derecho sucesorio.


BIBLIOGRAFÍA

Moranchel Pocaterra, M. (2017). Compendio de Derecho Romano. México: Literatura y


Alternativas en Servicios Editoriales S.C.
Morineau Iduarte, M., & Iglesias González , R. (2016). DERECHO ROMANO. México:
Oxford University Press Mexico.
Orguello, L. (1998). Manual de Derecho Romano. Buenos Aires: Astrea de Alfredo y
Ricardo Depalma.
Petit, E. (1982). TRATADO ELEMENTAL DE DERECHO ROMANO. Buenos Aires:
Editorial Albatros, B. Carbelleria y Cia.
Zambrano Copello, V. (1994). sucesiones y testamentos en el derecho internacional privado.
Agenda Internacional , 113-138.

También podría gustarte