Está en la página 1de 5

1

SCRATCH START

(ARRANQUE DESDE CERO)

La semana pasada hablábamos del hard reset, de un reseteo forzado que el Señor quiere
de nosotros en esta Cuaresma, pero hoy avanzamos al siguiente paso y es el scratch
start, el arranque desde 0.

 La Palabra del Señor en Apocalipsis 21,5 nos dice: Y el que está sentado en el
trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y añadió*: Escribe, porque
estas palabras son fieles y verdaderas.
 Cuando uno hace un reseteo forzado debe empezar de cero todo, como un
dispositivo nuevo, un arranque de cero, es necesario volver a empezar desde el
inicio.
 Es lo mismo que el Señor quiere de ti y de mí en este tiempo. Mira que la
Cuaresma dura cuarenta días y el número 40 en la Biblia significa proceso, ahí
tenemos los 40 días de Noé en el Arca, los 40 años que el pueblo de Israel
anduvo por el desierto, los 40 días que pasó Jesús en el desierto.
 Dice la palabra del Señor en Deuteronomio 8, 2:

Recuerda que durante cuarenta años el SEÑOR tu Dios te llevó por todo el camino del
desierto, y te humilló y te puso a prueba para conocer lo que había en tu corazón y ver si
cumplirías o no sus mandamientos.

 Para arrancar desde cero debemos vivir el proceso de permitir al Señor saber qué
hay en nuestro corazón, solamente él lo sabe, y la Palabra lo confirma: en
Jeremías 17,10: Yo, el SEÑOR, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos,
para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras.
 Santa Teresa de Ávila, Doctora de la Iglesia dice que solamente conociendo a
Dios podemos conocernos como personas: “Jamás nos acabamos de conocer, si
no procuramos conocer a Dios; y, mirando su grandeza, acudamos a nuestra
bajeza y, mirando su limpieza, veremos nuestra suciedad; considerando su
humildad, veremos cuán lejos estamos de ser humildes”.
 Mis hermanos si para hacer el reseteo hablamos de la oración, para empezar de
cero debo mantenerme más firme en oración. No puedo arrancar desde cero si no
2

me conozco, y me conozco solamente delante de Dios. Cuando formateamos un


equipo electrónico necesitamos conocer sus características para volver a
empezar de cero porque puedo instalar un programa que no sea compatible con
el equipo y simplemente no va a funcionar bien.
 Puede ser que para una persona su arranque desde cero fue de una manera, pero
para otra persona no necesariamente puede funcionar lo mismo, cada uno somos
un universo diferente y solamente Dios sabe lo que mejor conviene a cada uno
para su salvación. Bien dicen que el Señor nos hizo en serio no en serie.
 Para Andrés y el otro discípulo bastó que Juan el Bautista les diga que Jesús es
el Cordero de Dios para arrancar desde cero y lo siguieron. Para San Pablo fue
necesario botarlo de un caballo, dejarlo ciego, que Jesús le diga que porqué lo
persigue, y ese sí que fue un reseteo forzado.
 Solamente el Señor sabe el momento y el instante en que ya podemos arrancar
de cero. Por eso a diferentes edades el Señor nos llama a cada uno. Yo siempre
le he dicho a mi esposita que hubiera anhelado conocer a Gus personalmente, y
me he preguntado por qué el Señor no me llamó antes. Él me conoce y sabe que
si hubiera llegado a esta comunidad antes de mis 24 años hubiera sido muy
inestable, hubiera faltado mucho, no me hubiera comprometido porque vivía
absorbido por la universidad, etc. Pero nunca es tarde, a San Agustín lo llamó
pasados sus 30 años, después de muchas oraciones de su madre. Todos los
procesos son diferentes, a Abram se le apareció a los 75, Moisés empezó su
propósito a los 80 años, cuando el Señor ya los reseteó.
 Condiciones para arrancar desde cero y vivir el proceso:
1. Aplicar la combinación perfecta: en qué consiste esta combinación? Ayuno,
oración y ofrenda. El ayuno implica la relación conmigo mismo, la oración
implica la relación con Dios y la ofrenda mi relación con el prójimo. Y
dentro de la ofrenda es sumamente importante vivir las obras de misericordia
como parte de mi ofrenda al Señor. Hay 14 obras de misericordia: 7
corporales y 7 espirituales:

¿Cuáles son las obras de misericordia?

Hay catorce obras de misericordia: siete corporales y siete espirituales.

Obras de misericordia corporales:


3

1. Visitar a los enfermos.


2. Dar de comer al hambriento.
3. Dar de beber al sediento.
4. Dar posada al peregrino.
5. Vestir al desnudo.
6. Visitar a los presos.
7. Enterrar a los difuntos.

Obras de misericordia espirituales:


1. Enseñar al que no sabe.
2. Dar buen consejo al que lo necesita.
3. Corregir al que se equivoca.
4. Perdonar al que nos ofende.
5. Consolar al triste.
6. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
7. Rezar a Dios por los vivos y por los difuntos.

2. Vivir las bienaventuranzas: el Señor en el capítulo 5 de San Mateo nos habla


de las 10 bienaventuranzas, es parte de un estilo de vida que nos invita el
Señor:

CIC

 Las bienaventuranzas

1716 Las bienaventuranzas están en el centro de la predicación de Jesús. Con ellas Jesús


recoge las promesas hechas al pueblo elegido desde Abraham; pero las perfecciona
ordenándolas no sólo a la posesión de una tierra, sino al Reino de los cielos:

«Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.


Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra.
Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que buscan la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de
los cielos.
Bienaventurados seréis cuando os injurien, os persigan y digan con mentira toda clase
de mal contra vosotros por mi causa.
Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en los cielos.

(Mt 5,3-12)

1718 Las bienaventuranzas responden al deseo natural de felicidad. Este deseo es de


origen divino: Dios lo ha puesto en el corazón del hombre a fin de atraerlo hacia Él, el
único que lo puede satisfacer:
4

«¿Cómo es, Señor, que yo te busco? Porque al buscarte, Dios mío, busco la vida feliz,
haz que te busque para que viva mi alma, porque mi cuerpo vive de mi alma y mi alma
vive de ti» (San Agustín, Confessiones, 10, 20, 29).

3. Experimentar la conversión diaria: A Santa Teresa de Calcuta le preguntaron


en una ocasión cuándo fue su conversión, a lo que ella respondió esta
mañana, esto lo dijo porque es necesario dar ese giro de 180° al mundo para
ver al Señor cara a cara y es necesario tomar esta decisión cada día.

Es decir el arranque desde cero debemos vivirlo día a día.

Cada día hermanos es una batalla espiritual, por eso San Pablo dice que ha librado la
buena batalla de la fe, que ha corrido la carrera. Para San Pablo todos los días asumimos
retos para llegar a la meta que es el cielo.

Tú y yo asumimos el reto diariamente? Qué difícil es morir al mundo y a sus apetitos


día a día.

San Agustín decía que si no fuera por gracia del Señor sería capaz de cometer los
crímenes más atroces. Esto es una lucha diaria hermanos, el tentador, el enemigo de las
almas no se cansa de perseguirnos, por eso San Pedro dice que está como un león
rugiente buscando a quién devorar.

Dice la Palabra del Señor en el libro de Job, capítulo 1, versículo 6: 6Hubo un día
cuando los hijos de Dios vinieron a presentarse delante del SEÑOR, y Satanás vino
también entre ellos. 7Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Entonces Satanás
respondió al SEÑOR, y dijo: De recorrer la tierra y de andar por ella.…

Y miremos lo que nos dice el Señor, Mateo 16,24: 24 Entonces Jesús dijo a sus
discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y
sígame.

Ir en pos de Él es arrancar de cero, condiciones negarse a sí mismo, tomar la cruz y


seguirlo. Es necesario la muerte al yo, sin muerte, sin cruz, no hay resurrección.

Queremos en verdad experimentar el poder de la Resurrección mis hermanos?


Queremos arrancar de cero? La condición es la muerte diaria a mis gustos y deseos. Por
eso San Juan Bautista decía es necesario que yo disminuya para que el crezca.
Queremos alcanzar la estatura de Cristo? Muramos a nuestro yo. La Cuaresma es un
proceso de 40 días para prepararnos a la Pascua, el paso de lamuerte a la vida del Señor.

Queremos experimentar la Pascua en todo su esplendor? Mis hermanos hay que morir,
hay que disminuir.

El arranque desde cero nos lleva a cargar toda la información nueva, pero yo no puedo
cargar nueva información en un lugar, un dispositivo donde no hay espacio. Cuando el
computador, el teléfono está saturado de información yo debo borrar y si quiero espacio
total hay que resetearlo totalmente. Vino nuevo en odres nuevo. Si el vino nuevo lo
pones en un odre o un recipiente viejo se revienta, así de sencillo. Si a un computador
que está lento, con virus, con varios inconvenientes, le cargas nuevos programas no van
5

a funcionar bien, peor aun si le instalo un programa pesado y que requiere mucho
espacio.

El Señor es absoluto, no por partes y nos quiere completamente a ti y a mí, él no quiere


pedacitos de nosotros, nos quiere totalmente y esto es un proceso que estamos llamados
a experimentarlo.

El Padre Gustavo García, nuestro fundador tenía la visión sumamente clara al respecto y
nos dejó esta pequeña frase: “Vamos a empezar hoy con el Espíritu Santo, vamos a
esforzarnos con el Espíritu Santo, es posible ser santos con el Espíritu Santo, y si fallo
volveré a empezar con el Espíritu Santo”.

El gran Maestro del arranque desde cero es el Espíritu Santo, lanzarse a la Cuaresma sin
el Espíritu Santo, es como lanzarse a lo profundo del mar sin barco.

San Agustín
“El hombre nuevo nace del viejo, porque la regeneración espiritual se inicia con el
cambio de la vida terrestre y mundana” (CS 8,10).

“Antes de llenar el vaso con el líquido bueno hay que derramar el malo” (AFe 1,13).

1. Preparación para la muerte: San Alfonso

– No basta con la conversión, hay que perseverar en ella.

– De poco sirve desear no pecar, si no se dejan las ocasiones de pecado.

– La misma costumbre de pecar no deja ver al pecador el mal que hace.

Santo Cura de Ars


Todos los santos comenzaron su conversión por la oración y por ella perseveraron; y
todos los condenados se perdieron por su negligencia en la oración. Digo, pues, que la
oración nos es absolutamente necesaria para perseverar».

También podría gustarte