Está en la página 1de 2

Actividad 2 - La argumentación: una nueva perspectiva

Eso, en la teoría, suena muy bien para frenar hechos tan graves como los que
vienen sucediendo. Es que los resultados de las tales “marchas pacíficas” saltan a
la vista: caos, destrucción de bienes y del patrimonio cultural de la nación,
vandalismo, saqueos; afectación grave de la propiedad privada, de la libre
empresa, de la movilidad, de la libre circulación por el territorio nacional, del
derecho al trabajo, de los servicios de salud y de la cadena alimentaria, poniendo
en peligro la vida, la salud de las personas y los puestos de trabajo. Policías
heridos. Además, amenazas de supuestos integrantes de las Farc para que los
comerciantes cierren sus negocios so pena de someterlos a “consejos de guerra”,
como lo denunció Fenalco.

La participación de la minga indígena, por otro lado, no deja de sorprender:


mientras el ingreso a su territorio supone el sometimiento a sus leyes; mientras
parten de la base de que la comisión de delitos por miembros de la misma debe
ser sancionada, no por las autoridades instituidas para reprimir los delitos, sino por
ellos mismos; mientras todo eso sucede -repito-, ahora se sienten con el derecho
de salir de su territorio para cometer toda clase de desmanes, invadir la propiedad
privada, bloquear las vías y perturbar el orden público. No les basta con los
ingentes recursos que reciben del presupuesto nacional, pagados por nosotros,
los contribuyentes, sino que vienen por más.

La gravedad de tales hechos es tal que al parecer un importante país recomendó


a sus nacionales no viajar a Colombia. Y la visión que de los hechos replican
organismos internacionales no es favorable al Gobierno, no obstante que tales
organismos están ofreciendo, lamentablemente, una visión distorsionada que no le
hace justicia al gobierno ni al país, pero que no ha podido ser contrarrestada.

Ciertamente, nada mejor que exista ese acuerdo y que todos en el barco rememos
hacia el mismo norte. Que se demuestre la grandeza de nuestros dirigentes. Que
se logre, a través de ese acuerdo, el establecimiento de un sistema equitativo,
sostenible en el tiempo, que satisfaga el anhelo de tantos colombianos y que todos
pongamos un grano de arena para hacer de nuestro país un país mejor. Que brille
un nuevo sol y se recorra un nuevo camino más justo, equitativo e incluyente.
REFERENCIAS.

https://elexpediente.co/la-necesidad-de-restablecer-el-orden-publico/
#:~:text=Es%20hora%20de%20restablecer%20el,como%20ning%C3%BAn
%20presidente%20quisiera%20pasar.

También podría gustarte