Está en la página 1de 4

DOCENTE : Victtor Hilario

ASIGNATURA : Ética I

ALUMNO : Karla Amelia Jiménez Brito

MATRICULA : 2019-8223

GRUPO :3
Introducción

En este documento voy a estar analizando ‘‘La sandalia rota’’, esta es una lectura que
nos quiere dejar una moraleja. El tema principal del texto es que el hombre se identifica
y se aprecia por lo material que posee y su puesto laboral y no lo que es como persona.
Al final habrá una conclusión en la que daré mi punto de vista y para finalizar
responderé tres preguntas que me fueron asignadas.

‘‘La sandalia rota’’

Los grandes enemigos del «ser» son el «hacer» y el «tener», porque al hombre se le
juzga, no por lo que es, sino por lo que hace o lo que tiene, sus actividades o sus
posesiones, sus éxitos o su cuenta corriente. De aquí nace la necesidad de adquirir y de
tener poder del hombre, hasta el punto de que se olvida de sí mismo y no piensa en más
que en «hacer» y «poseer» que no le queda tiempo para «ser».

Cuando a la gente se le pregunta quien es, siempre se escudan de su profesión. Las


personas están tan identificadas con su trabajo que cuando se retiran, piensan que
simplemente son unos jubilados, como si la vida se acabara en el momento que dejan de
realizar su profesión. Las personas deberían dejar de definirse por sus profesiones y ser
capaces de identificarse por su personalidad; no por su trabajo, ni su profesión.

Shri Nisargadatta Maháraj era una persona alegre de la India moderna, sin embargo,
todo lo que tenía era un pequeño estanco en un suburbio de Bombay, y todo lo que hizo
de negocio fue vender cigarrillos baratos. Una de sus citas fue: ‘‘Nunca me preocupa el
futuro. Si me fio de mí mismo, me encuentro con la reacción justa ante cualquier
situación me nace dentro. No me pongo a pensar que es lo que tengo que hacer;
sencillamente, me pongo a hacerlo y me sale. Los buenos resultados no me importan.
Me da lo mismo que sean buenos o malos. De todos modos, son lo que son. Si me son
contrarios, vuelvo a empezar. Mis acciones nunca llevan el sentido de tender a un fin.
Las cosas pasan como pasan; no soy yo quien las produzco, sino que ellas salen como
resultado de lo que yo soy’’.
Para reevaluar el ‘‘yo soy’’ en frente al ‘‘yo hago’’ y ‘‘yo tengo’’, una parte importante
es el desprendimiento. El hombre tiene que seguir trabajando y hará todo lo que tiene
que hacer, sea en la oficina, en casa, pero tiene que desprenderse del depender de lo que
el hombre hace para darle valor a su vida. La actitud viene de gran ayuda para tener una
vida con paz en el alma y alegría en el corazón para tomar lo que viene y dejar que se
marche lo que sobre. Así crece la persona y así se valoriza la vida.

Una mañana Shri Nisargadatta fue testigo silencioso de una escena que le pareció bella,
tan emotiva como inesperada. Lo hizo vivir unos instantes agradecidos, una parábola
viva del desprendimiento y libertad interna en las vicisitudes diarias de la vida. En su
paseo madrugador Shri Nisargadatta observa como de un momento a otro las sandalias
que estaba usando una mujer empoderada se le desprende, y ve como la mujer, después
de tratar de repararla y ver que no tiene arreglo, simplemente se quita la otra, se despide
de ambas sandalias con una ligera inclinación reverente y continuó con su camino
descalza en la misma dirección.

Shri se paró y reflexionó. Si ese accidente le hubiera ocurrido a él, o a muchas personas
conocidas, se habría molestado, habría maldecido al zapatero que le vendió la sandalia,
la habría arrojado con rabia y habría vuelto a casa cojeando y furioso consigo mismo y
el mundo. El habría pasado, decididamente, un mal rato. Su reflexión lo hizo llegar a
una lección de realismo. Tómalo cuando viene, y déjalo cuando se va. Aquella mujer sin
saber la cita bíblica, «El señor me lo dio y el señor me lo quitó; bendito sea su santo
nombre» la puso en práctica. Esa fue la lección practica que dictaban aquellas dos
sandalias parejas abandonadas al lado del camino en el polvo de la mañana. Cuando la
mujer se le perdió de vista, el se acerco al lugar de los hechos y luego de estar un rato
allí, de pie, como había hecho ella, se inclinó ligeramente ante aquellas sandalias que lo
habían hecho reflexionar. Las saludó y se alejó despacio. Su paseo de la mañana había
dado frutos.

Conclusión

Este trabajo llevo a cabo un resumen sobre una breve lectura que trata sobre por que las
personas no deben identificarse por lo que hacen, sino que deben identificarse por
quienes son. No por sus posesiones, sus ideas y pensamientos.
Pienso poner en practica lo aprendido en la lectura, ya que hay veces que nos dejamos
controlar por las situaciones que nos suceden, cuando en realidad todo se trata de como
enfrentamos esas situaciones.

Preguntas

1. ¿Por qué el ‘‘hacer y el tener’’ puede afectar el desarrollo autentico del ser
persona?

- Las personas sienten presión por poseer.


- Las personas deben identificarse con lo que son, no por lo que hacen.
- Luego de retirarse de su profesión, las personas sentirán que no valen nada.

2. ¿Cómo puede construir una vida equilibrada sustentada en principios


éticos?

- Inculcando los principios básicos de la humanidad.


- Respetando y valorando a las personas que nos rodean.

3. ¿Qué legado dejaría a la sociedad, en favor de la creación de una


consciencia ciudadana responsable, respetuosa y solidaria?

Cultivaría valores cívicos como el respeto, la tolerancia y el apego a la ley, en


las personas que me rodean, Hablara de la solidaridad que debemos tener los
unos con los otros, rechazaría la violencia y cumpliría con mis obligaciones.

También podría gustarte