Está en la página 1de 5

Claves para integrar las redes sociales en la

Estrategia de Marketing de mi empresa.

No voy a hablar de la importancia que están


tomando las redes sociales en el ámbito del
marketing empresarial y cómo éstas están
cambiando la forma de hacer las cosas en marketing
porque creo que es algo ya sabido por todos, o por lo
menos por muchos.

Voy a haceer un repaso a las claves que hay que


seguir para integrar las redes sociales en nuestro
plan de marketing, y aunque haré un recopilatorio de
todas ellas, de lo que en verdad quiero hablaros es
de lo que "no, debemos hacer".

Al margen de que una empresa quiera o no estar en


las redes sociales, ya está en ellas, los usuarios ya
hablan de la empresa, sus productos, sus directivos...
Así que los pasos lógicos serían:

1. Escuchar
Saber qué se dice, dónde se dice y quién lo dice?.
Existen varias herramientas que permiten saber lo
que se está diciendo en la red, por ejemplo Google,
es el buscador por execelencia en la red, cuenta con
herramientas de búsqueda: noticias, imagenes,
mapas, cuenta con otras herramientas menos
conocidas como google Insights, que permite ver las
tendencias sobre una palabra o conjunto de palabras
determinadas, si ahora es buscada más o menos
que antes.
Youtube, segundo motor de búsqueda para buscar
videos relacionados a términos definidos.
Facebook se puede aprovechar para buscar en los
comentarios de las personas sobre una marca.
Para conocer en tiempo real qué se dice en la Red,
se puede recurrir a search.twitter.com o
www.google.es/realtime.

El mundo de los blogs es un sitio interesante que hay


que vigilar a través de por ejemplo,
blogsearch.google.es, BlogPulse, Technorati o
Socialmention.
Para un análisis más enfocado a las redes se puede
utilizar aplicaciones como Toopsy, Mentionmap,
Monitotter...

Al escuchar se puede ir identificando a los que


hablan de nosotros y los podemos ir clasificando
como clientes, periodistas, analistas...
Este proceso de escucha deberia ser permanente en
la empresa, por eso ha aparecido en estos últimos
tiempos la figura del Community Manager, para
entre otras muchas cosas vigilar y monitorizar la
reputación on line de la empresa.

2. Planificar
Antes de hablar hay que pensar lo que se quiere
decir, con quién se desea mantener una
conversación, quién va a ser el interlocutor de la
empresa, con que frecuencia...
Un plan de actuación deberia recoger los objetivos
que nos proponemos en la comunicación 2.0, por
ejemplo: mejora de la atención al cliente, identificar
a clientes potenciales, difundir acciones de
marketing para vender mas...

El plan debe recoger también el público objetivo al


que nos vamos a dirigir ya que no todos usan las
mismas herramientas ni redes sociales.

Analizado y definido nuestro cliente potencial hay


que definir las herramientas, redes sociales que se
van
a utiizar en la estratégia de marketing on line. Mas
tarde definiremos tambien los temas que queremos
tratar en ellas, la especialidad de la empresa, la
responsabilidad social, el servicio post venta...
estaría bien hacer un calendario con los temas a
tratar cada semana, para llevar mayor control.

Finalmente hay que definir quién va a ser el


responsable de crear los contenidos. Puede crearse
un grupo de trabajo con el personal de la empresa
que se adecue mas a esta tarea o se externaliza el
servicio contratando a empresas y compartir la
gestión.

3. Conversar
Cuando ya hemos escuchado y planificado estamos
en disposición de conversar. Las campañas
tradicionales de marketing off line tenian una
duracion concreta en el tiempo. En el mundo del MKT
online hay que ser conscientes que esto es algo
permanente en el tiempo, es decir, hay que tener
claro que la presencia en las redes sociales que
hayamos escogido no se puede abandonar una vez
que se acaba la campaña o la romoción, ya que
podemos transmitir una mala imagen empresarial y
peredr credibilidad.

4. Monitorización
Hay que ir midiendo permanentemente las acciones
que se están llevando a cabo en las redes sociales
para ver si cumplen con los objetivos que nos
marcamos en la fase de planificación. Existen
muchas herramientas de medición así que cada
empresa debe buscar y probar las más adecuadas
para ella.

COMO NO HACERLO

Cuando una empresa decide entrar en las redes


sociales piensa que como las herramientas son
gratuitas (facebook, twitter, Linkeding, tuenti,
youtube, Flickr, ....) no van a tener costes, ERROR, la
escucha permanente y las conversaciones que se
generan conlleva un coste no solo económico sino de
personal cualificado y tiempo de dedicación. Hacerlo
mal es más fácil de lo que uno puede pensar!!

Numerosas empresas han sido criticadas en las


redes por no entender el cambio de mentalidad que
estas herramientas suponen. Al ser tan sencillo crear
cuentas en éstas redes se puede cometer el ERROR
de pensar que la empresa está preparada para
dialogar con la audiencia.

Muchas empresas comenten el ERROR de pensar que


siguen con el monólogo de tiempos pasados y
utilizan las redes para promocionar sus productos.
Esta estratégia produce un rechazo inmediato y son
etendidas por la audiencia como Spam.
Ejemplos de malas prácticas son por ejemplo, utilizar
etiquetas populares (hashtags) en Twitter para
promocionar productos o etiquetar fotos en Facebook
para que determinadas personas se fijen en ellas
aunque realmente esas personas no salan en las
fotos.

Otro de los errores que no hay que cometer es


intentar persuadir a bloggers para que hablen de la
empresa o sus productos.
Los clientes agradeceran que la empresa entable con
ellos una relación lo más humana posible por medio
del diálogo, no seguir con el monólogo como en
tiempos pasados.

En el entorno competitivo en el que vivimos cada vez


es mas difícil diferenciarse por lo que hay que
apostar por otros parámetros como la calidad del
servicio que se presta y las personas que lo prestan
las cuales serán la clave para poder tener algún
valos diferencial frente a nuestros competidores.
En este contexto, las redes sociales son un excelente
camino para conseguirlo