Está en la página 1de 17

c  


     

1. Las Formas de Propiedad

1.1. Sistemas basados en la propiedad privada

1.2. Sistemas basados en propiedad colectiva

BIBLIOGRAFÍA

17

Todos los derechos reservados ©

UNIDAD IIEn lectura anterior dimos una mirada

general sobre conceptos de utilidad

práctica que ayudan a encontrar las

diferencias entre la empresa

cooperativa ± como forma organizativa

de cooperación contractual- y las

demás formas organizativas y empresariales desarrolladas

por las personas naturales y jurídicas y su ordenamiento

general sistémico.

Como complemento y ampliando lo pertinente, este

documento retoma las categorías definidas y las aplica para


identificar la naturaleza jurídica de la cooperativa y la sociedad

mercantil como figuras jurídicas tipo, más conocidas dentro

de sus respectivos grupos de empresas de carácter privado.

Estos dos ejemplos son útiles para identificar mejor las

formas empresariales de capital y aquellas otras que se

conforman como sociedades de personas y reforzar los

conceptos por medio de los cuales puede distinguirse su

naturaleza, fines económicos, sociales dentro de la legislación

colombiana.

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD II4

1. Las Formas de Propiedad

Desde hace más de 500 años se

acepta como acuerdo el denominar

economía a la forma como los

humanos se organizan para

dispensarse las mejores cosas,

satisfacer necesidades y encontrar el desarrollo. A esas

formas se les llama sistemas económicos.

De otra parte, se entiende como medios de producción a

todo aquello que sirve para producir los bienes y servicios

necesarios. El hombre desde mucho tiempo atrás entendió


también que la propiedad sobre esos medios de producción

asegura el tenerlos disponibles. La economía, entonces, se

organiza de diferentes maneras y ellas expresan la forma de

ejercer propiedad y de relacionar los diferentes factores como

medios de producción.

Los sistemas difieren sustancialmente según el principio

moral que los anima y rige su actividad económica. Desde

esa perspectiva se observan dos sistemas animados por: unos

que preconizan la justicia y la equidad entre y para todos los

hombres, basados en el cultivo de una plena autonomía y

participación y otros, que predican la individualidad del ser

humano, como fuente de iniciativa y potencialidad, proponen

la capacidad, la libertad y la responsabilidad individual del

hombre como motor de la construcción de un sistema que por

efecto de intereses en contrario se regula a sí mismo.

En la práctica, no obstante ser diametralmente opuestos,

tanto el uno como el otro han permitido la propiedad privada,

con un amplio abanico de matices y vertientes, algunas de

ellas extremas.

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IIPara nuestro objetivo de identificar las

formas organizativas y

su naturaleza, se amplía la información en los siguientes

puntos.
1.1. Sistemas basados en la propiedad privada

Los siglos XI a XVIII se identifican por el

florecimiento de los gremios y profesiones.

Los gremios medievales apoyaron su

actividad en la propiedad privada de

talleres e Instrumentos de trabajo por

parte de los maestros. Surgen al amparo de las cofradías

religiosas y son guiados por el principio de la equidad,

promulgado por la Iglesia católica, pues la humanidad en

occidente vive bajo la hegemonía de ésta.

El maestro como patrono, dueño del taller y los instrumentos

de la empresa, orientado en su moral y por su principio de

equidad, regula su relación entre él y los asalariados (tres a

cinco entre aprendices y oficiales que vivían en su casa y

participaban de su mesa como familia ampliada) y aquella

relación entre él como fabricante y el comprador.

En su relación con el asalariado, el maestro no solamente se

compromete con manutención y salario justo, también le

asegura instrucción profesional completa con exigencia de una

³obra maestra´ como examen final ante el gremio, de esta

forma se reconoce la promoción social del aprendiz. Dicha

obra maestra lo lleva a maestro. Además, aporta al seguro

mutual establecido por el gremio para ampararlo a él y a su

familia, enfermos, viudas y huérfanos. Estos gremios fueron


muy celosos en fijar parámetros de moral. Entre varias

restricciones, se tenía prohibido exigir o adelantar trabajo en

la noche, infantil, en días domingos y fiestas religiosas de

guardar.

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IIEn su relación con el comprador, en

consenso y como gremio

se acuerdan normas y pautas tanto técnicas como morales.

No se puede pedir un precio injusto, no se puede contabilizar

por encima los gastos de materiales, o los del trabajo aportado

ni costos de materiales utilizados en la pieza, ningún

elemento de especulación y mucho menos ganancias por

beneficios de intermediación.

En su momento se sancionaban los actos que configuraran

riesgo de confianza, en ese sentido, se predicaba alta

desconfianza frente al comercio y al sector de las finanzas, por

cuanto se consideraba que el control de estas actividadesera

dudoso.

Los cambios introducidos en los procesos de fabricación que se

van dando desde el siglo XVIII, chocan con las prescripciones

de ³trabajo honrado´ de los gremios. La libertad para la

actividad económica se volvió una cultura y luego configuró

ley. Esa libertad se dio para establecer la empresa donde se


quisiera, libertad para emplear procedimientos de producción

y métodos de organización, libertad para negociar y

relacionarse, aparece la contratación con el asalariado y

también con otros grupos incluso remotos. En occidente

cambió el principio moral que regía la actividad económica, el

comercio y las finanzas ya no son sospechosas al igual que

aquella publicidad que demerita al colega, más no la forma de

propiedad.

Entre la primera mitad del siglo XVII y finales del XIX el

liberalismo económico de occidente no tuvo limitantes, se

convirtió en ³capitalismo puro´.

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IISiguiendo a Elsa Hoerler (Hoerler, 1.985.

p:65) respecto de

esta expresión generalmente aceptada, ³Capitalismo´ es una

expresión adoptada por los discípulos de Marx, quien nunca

se refirió en esos términos y siempre, dice ella, lo hizo con el

término de ³economía burguesa´.

Capitalismo, se aclara, hace referencia a aquella aplicación

del liberalismo económico urgida por el individualismo, en la

cual la máxima no solo es el ego del empresario sino también

la acumulación de propiedad y capitales que no puede

confundirse como aquella que en general se basa en


propiedad privada.

La sociedad mercantil, como ejemplo de organización que

persiste conservando el tipo empresarial más identificable de

una corporación de capitales, permite describir de mejor

manera esa naturaleza, así:

Es una persona jurídica de carácter privado.

Ejerce derechos y contrae obligaciones como expresión de la

iniciativa particular del o los socios inversionistas de mayor

capital.

Es una empresa que como corporación de capitales

responde, hasta el límite de su patrimonio, por sus actos,

actividades y ante terceros.

Configura su patrimonio así: por acciones: Sociedad

anónima o Sociedad en comandita. Por participación que

se delimita como: cuota parte a capital, participación en

el total de capital inicial y reconocimiento de beneficios

posteriores valorados.

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IIPor acuerdo que combina las cuotas de:

parte a capital, parte

en bienes, valorados, y comandita, conocimiento o

servicios, valorados.
Es dirigida a satisfacer los objetivos de máxima rentabilidad

económica de las personas que la crean, sus fines son con

ánimo de lucro. El capital invertido por el inversionista

permanece en la misma hasta tanto cumpla con dicho fin.

Adelanta actos comerciales, de intermediación y venta de

productos y servicios, producidos o comercializados por ella,

en operaciones adelantadas con terceros.

Destina sus resultados empresariales a retribuir a cada

socio en proporción al monto y a título de rentabilidad de su

inversión.

Las decisiones se toman por mayoría de propiedad. El

derecho de voto de cada socio y su decisión tienen un peso

equivalente al porcentaje de participación, en relación directa

con el número de acciones o cuota-parte de capital sobre el

total.

El Estado la reconoce como corporación de capitales, con

ánimo de lucro y dentro del grupo de figuras de empresa

comercial.

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD II1.2. Sistemas basados en propiedad

colectiva

Como consecuencia de esa moral

egoísta que se profundiza en el sistema


económico imperante en el siglo XIX,

conocida como capitalismo porque

predomina con formas salvajes urgidas por el agio y por el

egoísmo, surgen mil voces que claman corregir el camino.

En 1890 la Iglesia católica se pronuncia y hace llamado a la

cordura, también en su interior se gestan reformas y, como lo

reflexiona el economista Manfred Max Neef (Max Neef,

1.986) en sus escritos sobre una economía alternativa a

escala humana, los caminos de la humanidad empiezan a

evidenciar bifurcaciones y enormes errores.

Para mediados del siglo pasado, cuando el mundo ha sufrido

las dos guerras mundiales con todos sus efectos sociales y

económicos, los pueblos de Europa adoptan sistemas más

mesurados. Sus empresarios y dirigentes escuchan los

mensajes de la Iglesia católica y de sus reformistas, que

conmina a sus laicos por acciones y más humanidad. El bien

común y la justicia social (Valle Montoya & Hernández

Hernández, 2009) son conceptos que se tornan en

orientadores e inclinan hacia un Estado Benefactor que corrige

los efectos no deseados del sistema económico imperante.

Nuevamente el principio moral se modifica, aunque en la

forma de propiedad se sigue privilegiando aquella privada

individualista.

9
Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IISe construyen, entonces, propuestas de

propiedad colectiva

y otras que, sin eliminar la opción de una propiedad privada

individual, propugnan por una sobre los medios de producción

y las empresas, en donde los trabajadores o los consumidores

sean los propietarios y a la vez sus directos receptores de

servicios, beneficios y utilidades.

Surge entonces la cooperativa, como aquella forma que, sin

perder su dimensión social de asociación de personas,

consumidoras o trabajadoras convertidas en productoras, se

constituyen en propietarias de la empresa y conforman un

patrimonio sumativo de los aportes individuales y además

construyen uno colectivo.

Al respecto de la cooperativa, aunque se tienen diversas

definiciones válidas incluida la de la Alianza Cooperativa

Internacional ±ACI- (Macpherson & Eguia Villaseñor, 1.997),

para los efectos y en relación con los elementos de

diferenciación que se han seleccionado, puede decirse que

cooperativa es:

³Un grupo de personas que: se asocian en forma libre y

voluntaria; celebran un acuerdo de cooperación con el

propósito de unir esfuerzos, recursos y capacidades para

proveerse bienes o servicios y satisfacer así sus propias


necesidades, haciendo empresa de propiedad común y sin

ánimo de lucro; asumen una responsabilidad limitada;

aceptan ser orientadas por valores y principios del

cooperativismo universal; y operan de acuerdo con las

normas legales, sus propios estatutos y las demás

disposiciones de cumplimiento obligatorio vigentes´ (Huertas

de Mora, 2008).

10

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IIEsta definición, siendo genérica, aplica

para toda clase de

cooperativa y muestra que se trata de una organización social

que a la vez es una empresa privada. Como asociación se

distingue porque sus miembros unen esfuerzos, recursos y

capacidades por vínculo común, para solucionar necesidades.

Como empresa, porque aborda aspectos de capital y

propiedad común, de trabajo, de gestión y de reparto de

riqueza de manera diferente a la manera y modo de la

empresa de capital. Sus actos no son de intermediación

entre oferentes y consumidores en tanto los bienes y servicios

que produce o vende, proveen a sus propios asociados.

De todo lo anterior se infiere que la naturaleza de la

cooperativa se identifica porque:

Es persona jurídica de carácter privado.


Como empresa es capaz de ejercer derechos y contraer

obligaciones como expresión de la iniciativa particular pero

colectiva de sus asociados, a quienes une un vínculo

común.

Es una asociación de personas que como empresario

colectivo, responde por sus actos, actividades y ante

terceros y lo hace limitada o ilimitadamente hasta el monto del

patrimonio colectivo o individual, según acuerdo en estatutos.

Está dirigida a satisfacer necesidades, objetivos y propósitos

de las personas que la crearon, sus fines son sociales y de

servicio y su operación se adelanta sin ánimo de lucro.

11

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IIConfigura su patrimonio con los aportes

en dinero o en

especie de sus asociados, adicionado con aquellos resultados

de beneficio empresarial o excedentes que hayan sido

acordados para conformar patrimonio colectivo.

Las personas que la conforman, adoptan valores y

principios cooperativos universalmente aceptados, tanto

individual como colectiva y empresarialmente.

Los asociados, en su doble identidad de propietarios y

consumidores/trabajadores, asumen la autogestión y el

autocontrol de su organización y empresa.


Los asociados como propietarios toman decisiones que no se

dan en relación con el capital aportado por cada uno sino en

forma democrática participada. La base de toma de

decisiones es personal. Una persona = un voto.

Sus actos se reconocen como cooperativos, porque no

corresponden a los de intermediación de bienes y servicios con

terceros no asociados.

El colectivo decide que el destino de sus resultados

empresariales se aplique como distribución equitativa

entre quienes aportaron a su logro, ya sea mediante servicios

comunes o por retorno de excedentes.

El Estado le reconoce figura jurídica como cooperativa.

12

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IIEl esquema visto en la lectura

³Clasificación de las formas de

organización´ (Huertas de Mora & Equipo, Curso de economía

social, solidaria y cooperativismo, 2010), se complementa con

las figuras jurídicas reconocidas para el sector cooperativo y

para el sistema de la economía solidaria reconocido en

Colombia, así:
La cooperativa muestra especificidades según el grupo de

personas que la conforman. La empresa puede ser propiedad

de demandantes o consumidores y en ese caso se denominan

como: de consumo, de crédito, de seguros, de vivienda, de

educación, de comerciantes o de industriales, en las dos

últimas los asociados actúan como consumidores de insumos.

Otros grupos conforman propiedad de trabajadores o

productores tales como: de enseñanza, de trabajadores de

una industria o profesión, de obreros agrícolas, conocidas

como de producción y trabajo.

La operación y forma empresarial de esta segunda clase de


cooperativa, la de los trabajadores, han dado ocasión a

conformar cooperativas de trabajo asociado, nueva forma

surgida a fines del siglo XX y con gran auge de número para los

inicios del presente. Su surgimiento obedece a la necesidad

de organizar oferta de trabajo que responda, de manera

desregularizada y flexible, para responder a la coyuntura y

exigencias de rápida adaptación que están afrontando las

diferentes empresas y cadenas productivas ante los procesos

de globalización y crisis en el esquema de economía imperante

en el mundo.

Estas cooperativas, según la especialidad de sus asociados,

están en capacidad de ofrecer trabajo especializado, servicios

de gestión y conocimiento o, desarrollar obra civil para

terceras empresas contratantes.

La mayoría de las nuevas se han estructurado para facilitar o

viabilizar trabajo a sus asociados, como parte del proceso de

un tercero y no corresponden a la tradicional de producción y

trabajo.

14

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IILas implicaciones y deformaciones que

ha venido mostrando esta forma

cooperativa, es materia de estudio y

preocupación por parte del mismo


movimiento cooperativo representado

por la ACI a nivel mundial y, además,

para su control se ha generado abundante, controversial y a

veces contradictoria regulación por parte de los Estados,

siendo España y Colombia, ejemplo de ello.

Es pertinente enunciar a los Fondos de Empleados y a las

Sociedades Mutuarias, como figuras jurídicas que han logrado

algunos elementos distintivos y por ello han sido identificados

ante la ley colombiana.

En la práctica, los primeros son una expresión práctica de la

cooperativa de aporte y crédito para un grupo asociado cuyo

vínculo común es laboral. Las segundas se animan en la

ayuda mutua y la solidaridad, más que en un acto de la

cooperación, muestran su carácter asociativo y adelantan

actividades organizadas de previsión, prácticas mutuales para

constitución y destino de fondos mutuos. Han sido asimiladas

a cooperativas de seguros, no obstante ellas son anteriores a

éstas.

Las cooperativas de municipalidades o asociaciones

cooperativas de municipios son expresión de ³la cooperativa´,

aplicada a una asociación de personas jurídicas de interés

común, como son los diferentes entes municipales o

regionales. La cooperativa, entonces, es o puede ser también,

una asociación de personas jurídicas que, siendo sin ánimo de


lucro, confluyen en un interés común, y conforman empresa

igualmente sin ánimo de lucro.

15

Todos los derechos reservados ©

Naturaleza de la Cooperativa UNIDAD IILos organismos de segundo y tercer

grados y las instituciones

auxiliares del cooperativismo, consolidan empresarial y

organizativamente la práctica de la integración y cooperación

entre cooperativas, que le es propia a la naturaleza de ³la

Cooperativa´, por principio universal.

Los organismos mencionados son una cooperativa de personas

jurídicas; las instituciones auxiliares pueden o no ser

cooperativas en su conformación, pero en todo caso y para ser

reconocidas como tales, deberán acreditar fines sin ánimo de

lucro y declarar su actividad de fomento, complemento y

desarrollo de una o varias cooperativas y del sector

cooperativo en general.