Está en la página 1de 63

1

Bogotá, 2 de abril de 2009

Honorable Magistrada
Señora
Clara Elena Reales
Sala de Revisión de Tutela
Corte Constitucional de Colombia
E.S.D.

Referencia: Amicus Curiae de la Fundación CiViSOL en el Proceso T-2043683 y expedientes


acumulados.

Caso de Mariela Tenorio Carabalí y otros ex –recicladores del botadero de Navarro en acción de
tutela contra la Alcaldía de Cali, Corporación Autónoma Regional – CVC, Departamento
Administrativo de Gestión Ambiental-DAGMA y EMSIRVA por violación de los derechos a la vida, al
trabajo, a la seguridad social y a la subsistencia.

Honorable Magistrada:

CIVISOL: Fundación para la construcción cívico-solidaria de un cambio sistémico es una organización


colombiana, dé naturaleza cívico-solidaria, y por tanto, sin ánimo de lucro. “El objeto principal de la
Fundación es la búsqueda de un cambio sistémico, es decir, un cambio que impacte en las normas
jurídicas y culturales del Estado y la Sociedad, mediante un fortalecimiento cívico y solidario que no sólo
incremente la inclusión en el desarrollo y la democracia, sino que sirva concretamente para exigir,
apalancar y afianzar la inclusión de personas viviendo en situación de pobreza, vulnerabilidad,
discriminación, indefensión o marginación.” La organización está representada legalmente por Adriana
Ruiz-Restrepo ciudadana colombiana identificada con la de cedula de ciudadanía 66.836.163 y, entre
otros, los miembros que abajo suscriben este escrito, Lina Arbelaez, ciudadana colombiana identificada
con la cédula de ciudadanía No. 31 539836; Camilo Barrera, identificado con cédula de ciudadanía No.
80.871.866; Sebastian Torres, identificado con cédula de ciudadanía No. 80.874.049; Maria López
Castaño identificada con cédula de ciudadanía No. 53.905.239, Claudia Benavides Hurtado identificada
con cédula de ciudadanía No. 67.019.163 y Shailly Barnes, ciudadana estadounidense identificada con
número de seguridad social terminado en 469, quienes nos permitimos presentar ante la Honorable Corte
Constitucional de Colombia nuestra intervención, a título de Amicus Curiae, en el proceso de la referencia.

El propósito de esta intervención como amigo de la Corte, es poner en su consideración y en la de los


Magistrados de la Sala de Revisión que usted integra, algunos argumentos y hechos constatados que
creemos podrán servir para el análisis y decisión del caso en cuestión. Esta intervención la realizamos en
función cívica y modo solidario y con el claro propósito de coadyuvar en la defensa judicial de los derechos
de los ex-recicladores de Navarro y por extensión de los de Cali. Buscando también que, con ocasión de
este caso, la Corte Constitucional se sirva hacer claridad sobre los derechos de los recicladores en
Colombia y así contribuya aun más al empoderamiento jurídico para la reducción de la pobreza en
Colombia.
2

En una primera parte, la intervención de CiViSOL se ocupará del análisis de (i) la pobreza de los
recicladores, y sobre cómo fue posible constatar, como consecuencia de la intervención de las
autoridades accionadas, (ii) un mayor empobrecimiento de los recicladores. Luego se hará un corto
análisis sobre (iii) la responsabilidad que asumieron o no las autoridades accionadas para poder
contrastarlo (iv) con lo que deberían ser las políticas públicas en un Estado Social de Derecho. CiViSOL
pasa después a explicar por qué considera que la protección de los derechos del tutelantes requieren de
(v) una orden integral de inclusión que (a) ampare todos los recicladores de Cali, la cual estima viable
(b) según las condiciones fácticas que se refieren al negocio de la basura en Colombia y la capacidad de
los recicladores como actores empresariales solidarios. Finalmente, (vi) CiViSOL analiza como el marco
normativo vigente permite una orden de inclusión de los recicladores a la economía formal de la ciudad
de Cali y, mediante un análisis detallado confirma que el camino jurídico esté despejado para una tal
orden y poder (vii) poner a consideración de la Corte algunas sugerencias sobre las ordenes de inclusión
susceptibles de garantizar efectivamente los derechos tutelados.

Se adjuntan a esta intervención un video de CiViSOL para la Corte sobre la situación de los ex -
recicladores de Navarro; un diagrama que ilustra el servicio de aseo ordinario y especial; dos documentos
allegados por el delegado de la Asociación Nacional de Recicladores para el Valle del Cauca; un
documento que relaciona las notas de prensa relevantes al caso; y un documento en el que CiViSOL
refiere a experiencias de otros países relativas a la inclusión de los recicladores de oficio y tradición. De la
intervención y sus documentos se allegará o enviará versión electrónica.

A continuación, el análisis de la Fundación CiViSOL sobre el caso en referencia:

1. LA POBREZA DE LOS RECICLADORES

En Colombia, durante más de 60 años cientos de familias colombianas han escarbado, entre masas
revueltas de aceite de cocina, verduras, pañales, cartón, pilas, cuchillas de afeitar, materia fecal, arroz,
toallas sanitarias y vidrios de botellas, la basura que puede reciclarse para separarla, venderla y así poder
vivir el día siguiente.

Es un oficio que implica untarse, golpearse, cortarse, rasparse e infectarse para poder desenterrar y
separar material recuperable que permita levantarse unos cuantos pesos con que comprar “el diario”, es
decir, la cucharada de aceite, el pan, la panela y a veces, algo de vísceras, con que poder dar de comer al
día siguiente a la familia. Este es el resumen de la cotidianidad de los colombianos recicladores durante
generaciones. Y esta es exactamente la misma vida que tuvieron los individuos más pobres de Europa en
el Medioevo, sólo que ahora se trata de ciudadanos, en la Colombia del siglo XXI, y bajo la vigencia de un
Estado Social de Derecho.

En el ámbito de la pobreza urbana1, los recicladores son los pobres entre los pobres. Desde hace varias

1 “El reciclaje y la recuperación realizada por individuos pobres y grupos está presente en muchas partes de África, Asia y

Latinoamérica dado que representa una estrategia esencial de supervivencia de los pobres (Furedy, 1984a, 1992a; Blincow,
1986; Hernandez et al., 1999; Moreno et al, 1999). Un analista del Banco mundial describía la separación y el reciclaje de
residuos sólidos municipales como un "hecho de vida" (Bartone, 1986: 38) en muchas ciudades del mundo en desarrollo. Sin
3

generaciones, ancianos, hombres, mujeres y niños colombianos, muchos de ellos bisnietos de los
desplazados por la violencia2 de mediados del siglo XX, llegaron a las ciudades a refugiarse de la violencia
que los sacó del campo3. Para ellos, como para sus bisnietos, sólo las bolsas de basura y los botaderos a
cielo abierto han ofrecido una oportunidad de subsistencia en la ciudad. En las pilas de desperdicios del
resto de la sociedad, estas personas marginadas aprendieron desde hace décadas a escarbar y
seleccionar el material que podían recuperar para su propio consumo o para venderlo a negocios. Boticas
o farmacias que, por ejemplo, se interesaban en comprar frascos para envasar menjurjes y fórmulas
magistrales, entre otros comercios que compraban también cartón, latas de metal y, papel periódico, ese
que, muchos años antes de que las bolsas plásticas invadieran masivamente el comercio, sirvió para
empacar la mercancía que se vendía al detal.

Con el crecimiento de los municipios y la población, vino el incremento en la producción de basura y las
ciudades tuvieron que crear grandes vertederos centrales en donde depositar la basura de toda la
sociedad. El municipio de Cali comenzó a operar el botadero o basurero de Navarro, en 1967.
Naturalmente, las personas sin ninguna otra oportunidad de subsistencia que rebuscarse la vida en los
desechos de los demás, siguieron la basura a su nuevo destino, el botadero de Navarro. Una extensión
gigante de desperdicios con montañas de basura fresca revuelta y un piso hecho de desperdicios sólidos
compactados por el tiempo. Un paisaje vigilado por gallinazos, el paraíso de las ratas y las cucarachas y
la única opción de vida para miles de familias caleñas, que, como otros colombianos y latinoamericanos,
tienen la desgracia de vivir en una de las regiones naturalmente más ricas de la tierra y humanamente mas
inequitativas del mundo.4

En Cali, otro tipo de recicladores, igualmente pobres, y desde hace muchos más años que los recicladores
de botadero, vienen también recuperando y separando material reciclable a lo largo de las calles de la
ciudad. Lo hacen directamente de las bolsas y contenedores de basura que los usuarios del servicio de
aseo dejan en los andenes de la calle para su recolección pública. Estos recicladores de calle se cargan
kilómetros el material al hombro en costales, y en ocasiones emplean carretillas de tracción humana o
mejor de tracción familiar. Otras veces, cuando prospera el miserable negocio, logran inclusive hacerse a
un triste y débil caballo de fuerza, y así con ayuda de tracción animal pueden arrastrar más material
para venderle a las bodegas intermediarias y las grandes industrias compradoras. En efecto, los grandes
actores de este negocio de la basura compran residuos sólidos aprovechables a los más pobres de la
ciudad para luego volverlos materia prima secundaria y reingresarlos al ciclo económico de producción.

En ambos casos, basurero o calle, muchas de las mujeres recicladoras que están lactando aun5, y los
padres que no tienen adonde dejar sus hijos, se ven forzados a llevar a sus pequeños al trabajo, o tienen
que dejarlos sólos, cuidándose entre hermanos, o confiándolos a algún vecino. Por eso, por la extrema
pobreza y desamparo de estos adultos, es que los niños de padres sin oportunidades, sumidos en la

embargo, en muchos casos las actividades de los recicladores pobres, desarrolladas en lugares como los vertederos de Cali,
Colombia, hace que estos “cazadores y recolectores de las junglas urbanas de Latinoamérica" sean vistos como dramáticos
símbolos de la pobreza urbana y sean estigmatizados y sujetos a la represión municipal (Birkbeck, 1978,1979).” In “The Waste
Sector And Informal Entrepreneurship In Developing World Cities, Urban Forum, p.248 . Traducción CiViSOL
2 Fuente: RRA Consultores (Derecho Público + Innovación Social), Bogotá 2009
3 Fuente: RRA Consultores (Derecho Público + Innovación Social), Bogotá 2009
4 Colombia resulta ser el segundo país, después de Brasil, con mayor desigualdad en los ingresos en Latinoamérica, la región

más inequitativa del mundo. Ver: El Tiempo, sección economía, 27 de junio de 2007 y Banco Mundial "Desigualdad en América
Latina y el Caribe: ¿ruptura con la historia?".
5RRA Consultores (Derecho Público + Innovación Social), Bogotá 2009
4

pobreza, nacen y crecen en circunstancias tan difíciles que luego, paradójicamente, aterran y conmueven
a toda la sociedad que se entera de la desnutrición o victimización sexual de sus niños más indefensos. El
abandono que es la pobreza, y la urgencia de la supervivencia, son las razones que explican por qué los
hijos de los recicladores empiezan en el negocio de escarbar basura desde tan temprana edad. Al fin y al
cabo es el negocio de sus padres y abuelos, el oficio que desde inicios del siglo pasado vienen
desarrollando las familias más pobres y excluidas de nuestro país. Esto, por supuesto, cuando no es que
la ley los persigue, la sociedad los discrimina, los perros los muerden, la policía los acosa, la opinión los
insulta, la prensa los invisibiliza y la administración les quita el acceso a la basura sin darles ninguna otra
opción de seguir viviendo.

O bien, cuando peor aún, entran y arrasan con ellos -en el nicho de mercado que detectaron y forjaron
con sangre y sudor- algunos impecables empresarios del gran mercado de capital y de aun mayores
influencias. Aquellos que con "gran visión de negocio" han querido entrar a competir con los más
marginados de su sociedad: los recicladores tradicionales de una economía informal de subsistencia. Se
trata de una libre competencia dolorosamente asimétrica en este desregulado y muy salvaje mercado del
reciclaje de basura en Colombia6.

El proceso en referencia evidencia que para los recicladores de Navarro en Cali, el “basuro” era lo más
cercano a la garantía al derecho a la vida, al trabajo y a hacer empresa que tienen los demás
colombianos. Es por ello que en el proceso, los recicladores de Cali solicitan a los Magistrados de la
honorable Corte Constitucional una orden de protección que les ofrezca garantías a su derecho a
sobrevivir y progresar, y por lo que CiViSOL -motivado por la solidaridad que debe cohesionar a los
colombianos y el civismo que debe enriquecer los asuntos públicos del país- ha querido intervenir en el
proceso de referencia. La Fundación “CiViSOL: para el cambio sistémico” aspira a coadyuvar a que se
proteja y empodere jurídicamente a través de un fallo de justicia constitucional a los colombianos más
marginados de Cali en sus derechos como constituyentes colombianos, y de paso contribuir a que se
evidencie que en Colombia el derecho todavía sirve para salvar y mejorar vidas y que la ley aun sirve a
todos los colombianos por igual.

Si bien el cierre del vertedero de Navarro es una decisión entendible y justificada desde una perspectiva
ambiental, que nadie cuestiona, la misma decisión por mal planeada y asocial, ha sido y sigue siendo7
6 En efecto en la contestación a la acción de tutela, EMSIRVA afirma, en línea con el espíritu de libre competencia, que:

“(…)estas personas pueden realizar y ejecutar su oficio como todos en Colombia, procurándose sus propios clientes y no de
manera autoritaria como antes lo hacían en Navarro (…)” Folio 34
7 CiViSOL tuvo oportunidad de conocer que el Defensor del Pueblo – Regional Valle del Cauca, ha venido buscando por todos

los medios a su alcance amparar a “(…) antiguos trabajadores del relleno sanitario del basuro (Recicladores), desplazados,
desmovilizados, habitantes del Barrio Marino Ramos, Retiro, Vergel, Mojica y habitantes de otros sectores que viven en el
carreteable del que fuera el basuro de navarro”, como consta en carta de febrero 26 de 2009 dirigida al Alcalde y cuya
referencia dice: ¨”Sugerencia de Aplazamiento Diligencia Desalojo y la acción de tutela contra el Municipio”. Así mismo,
interpuso tutela contra el Municipio, la Agencia para la acción social y el ICBF en la que, sin discutir en lo absoluto el cierre de
Navarro de hace unos meses, la Defensoría solicita al juez amparar los derechos fundamentales de los Niños, el Derecho
Fundamental a la vivienda digna y al Debido Proceso además de la garantía del principio de confianza legitima en el Estado.
Con ello ha querido proteger a 653 hombres, 712 mujeres, entre los cuales se encuentran 829 niños, niñas y adolecentes (…)
personas que habitan casas construidas en madera, lona, guadua, tejas de zinc y de cartón, de las cuales el 62% cuentan con
servicios de energía y acueducto en forma ilegal. Vale la pena destacar su preocupación por un informe presentado en una
reunión en el que la Policía Nacional, encargada de ejecutar el operativo de desalojo, explicaba que el costo de movilizar 720
Unidades de Policía, pidiendo apoyo a las Unidades del Cauca, Nariño y Quindío, era de $324´474.000.oo, discriminados en
transporte, alimentación, combustible y alojamiento para los agentes. “(…) Ante la información presentada por la Policía
Nacional respecto al costo que implica el desalojo, se cuestiona por parte de este Ministerio Público el por qué no se invierte
5

una grave amenaza el derecho a la vida, o mejor, a la subsistencia misma de una población vulnerable
atrapada en la economía informal de la ciudad.

2. EL EMPOBRECIMIENTO LEGAL DE LOS QUE YA ESTÁN EN POBREZA

Para la administración no debería ser difícil imaginarse que si alguien depende de la basura y se la quitan,
se arriesga su vida. Tampoco debería ser difícil imaginar que si uno sólo encuentra oportunidades en los
desperdicios de los demás, es porque no tiene otras opciones de trabajo y sustento a su disposición.

Precisamente la gran vulnerabilidad de la población recicladora explica que la decisión del cierre del
botadero, haya terminado por crear empobrecimiento en personas que ya de por sí están en situación de
pobreza, y de paso aumentar el riesgo a su mínimo vital. Entendiendo por mínimo vital “(…) la porción de
los ingresos del trabajador (…) que están destinados a la financiación de sus necesidades básicas, como
son la alimentación, la vivienda, el vestido, el acceso a los servicios públicos domiciliarios, la recreación, la
atención en salud, prerrogativas cuya titularidad es indispensable para hacer efectivo el derecho a la
dignidad humana, valor fundante del ordenamiento jurídico constitucional.”

Haber cerrado el basurero de Navarro sin ofrecer alternativas adecuadas que garanticen el mínimo vital
de las personas que pierden su fuente de trabajo y sustento, equivale a cerrar, aun más, la trampa de
pobreza en la que han vivido y no ofrecerles salida alguna. Cerrar una fuente de economía informal en un
país en desarrollo y en situación de conflicto es estrechar la ciudadanía de los colombianos en pobreza
hasta asfixiarles el espacio que ocupan para vivir en el país.

Que el Estado con su decisiones lleve a un grupo en situación de pobreza a una situación de aun mayor
pobreza, es un mensaje social y jurídico de consecuencias nefastas no sólo por el grado de desafección y
de no-pertenencia8 que implanta en la población afectada respecto de la Democracia, la Ley y el Estado
Colombiano, sino porque pareciera asumir que está tácitamente aceptado sobrevivir de cualquier otra

todo este dinero en Planes Sociales y Programas de Desarrollo para atender la población en mención y dar solución de fondo a
los problemas presentados”.
En sentencia de fecha 25 de marzo de 2009, la Sala Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Cali, con ponencia
de Dra. Ruth Patricia Bonilla, encontró que la acción era improcedente. “A pesar de lo sentida que resulta la situación de
quienes pretende representar la defensora no resulta procedente entrar a tomar una decisión por esta vía, pues como ya se dijo,
se adolece del requisito de legitimación por activa lo que imposibilidad radicar en cabeza de personas ciertas el derecho y la
correlativa obligación de la administración para impartir la orden derivada de la tutela”. Hallándole razón a los representantes del
ejecutivo, el CSJ, dice que se trata de una población respecto de la cual no es posible saber si hay ex-recicladores,
desplazados o sólo gente en pobreza, la Juez decide la improcedencia de la acción por tratarse de un “grupo abierto”. Dice que
falta “un censo, un listado o cualquier otra forma de determinación o certeza de cuál es el personal que requiere de la atención
que reclama (…) se trata de un personal conformado por personal con distinto origen, y que está en permanente
cambio, con tendencia al crecimiento (…)”

En este punto CiViSOL quiere manifestar su profunda tristeza ante la evidente y absoluta desprotección de las personas en
situación de pobreza. Parece que además de luchar cada día por mantenerse vivo y no dejar morir de hambre a los hijos, las
personas en pobreza tienen que armar un club para volverse un “grupo cerrado” e identificable sin mayor esfuerzo. Sorprende
que la a quo no haya considerado siquiera oficiar a Planeación Municipal para pedir un censo o buscado alguna otra forma de
“probar” quienes son los niños a los que, en desorden y sin lista, les da por morirse de hambre.
8 Al respecto ver diversos análisis sobre la gobernanza como estrategia de reducción de pobreza en la sección de Gobernanza y

Pobreza de UNDP, Oslo Governance Center http://www.undp.org/oslocentre/overview/governance_mdgs.html


6

forma. Y como son los más marginados de una economía que es ya informal, más abajo sólo está
disponible la economía criminal nacional y transnacional que opera en Colombia. Y esa sí, con las
destructivas y lamentables puertas a la delincuencia o la auto-victimización, abiertas de par en par. Es
necesario reconocer que en el más desesperado de los casos de pobreza y exclusión, la economía
criminal sigue siendo, para muchos en el mundo, una opción de supervivencia.9 Por ejemplo, es frecuente
que la auto-victimización por pobreza de las mujeres madres cabeza de familia sea la prostitución forzada
por hambre que además lleva al riesgo, aun mayor, de caer en redes transnacionales de trata de personas
que mediante promesas falsas de salir de la pobreza las hacen soñar con poder mejorar las condiciones
de vida de sus hijos. En el caso de los jóvenes, la pobreza resulta ser el caldo vital de la trata para correos
humanos o mulas de droga, o bien para la explotación laboral y sexual en zonas de combate.

Con ocasión de la visita a los recicladores de Cali para ayudar en la recopilación de material probatorio
para la Corte, CiViSOL pudo constatar el mayor empobrecimiento de los recicladores y la angustia de estar
en un callejón sin salida10. Muchas de estas personas manifestaron estar alimentándose de la caridad o de
las sobras que quedan abandonadas en el piso de la galería de Cali. Muchos de ellos que habían logrado
tener un techo sobre sus cabezas se enfrentan hoy al corte de los servicios públicos domiciliarios legales
por mora11, y al posible desalojo de sus viviendas por el no pago de sus obligaciones arrendatarias. El
alimento para sus hijos escasea y, o aguantan hambre, o tienen que separar sus familias y mandar a los
pequeños donde un pariente en otra ciudad que les pueda asegurar comida y abrigo. (Ver testimonios en
video de CiViSOL para la Corte Constitucional adjunto)

En su visita a campo CiViSOL pudo constatar que muchas de las personas visitadas son madres cabezas
de familia, algunos discapacitados, un porcentaje alto de adulto mayor y un sector importante de población
afro descendiente. También, y con gran preocupación, se pudo observar que un sector importante de los
recicladores se compone de jóvenes entre 20 y 35 años que buscan una oportunidad para poder realizar
9 Ver “La Trata de Personas en Colombia” estudio de la Universidad Javeriana para UNODC/ Anti-Trata, Bogotá 2006
10 Todas las personas contactadas dijeron que están “aguantando hambre” y que les quedan pocos días para que sus escasos
recursos se vean agotados. Buena parte de ellos están “arrimados” con sus hijos y nietos adonde amigos y familias o viviendo
en cambuches de plástico y cocinando en terraplén. Edwin Alberto Reina, uno de los habitantes del barrio el Retiro, quien fue
Reciclador de Navarro cuenta que "Estamos aguantando es hambre, viviendo en condiciones de miseria. (...) quedamos fue en
la calle. Entonces yo le digo al alcalde o al señor presidente que se ponga la mano en el corazón y ayude a los recicladores de
Navarro (…), que nos den el reciclaje, que nos devuelvan la fuente En ese momento Grecia, quien es compañera de Reciclaje
de Edwin, grita: "Que nos devuelvan la basura." (Testimonio de Edwin Alberto Reina, en Entrevista a Recicladores de Navarro,
17 de marzo de 2009.) Por su parte Gloria Patricia Cuero, quien se encuentra aun en los cambuches construidos en las afueras
del Botadero de Navarro, manifestó "estamos aguantando hambre, estamos recogiendo la comida en Santa Elena (la galería).
La que nos encontramos tirada por ahí." Jhon William Davial, también vive el drama evidenciado con las declaraciones
anteriores dice que "tras de que nos quitaron el sustento de trabajo allá (refiriéndose a Navarro) y nos dejaron, vea, como nos
ve a la deriva." Don Ricaurte Larrahondo, cuenta que "en el reciclaje he estado en casi todos los botaderos que ha tenido el
municipio de Cali. Cumplí 45 años de trabajar en el reciclaje. Y ahora estoy paseando las calles sin hacer nada, porque el
gobierno, el Estado Colombiano nos quito el basuro. Nos saco a la calle con promesas de reubicación de empleo y hasta ahora
no ha habido nada. No estamos viviendo de nada, sino de la voluntad de los compañeros amigos de nosotros, que de vez en
cuando dan para una libra de arroz."
11 Es importante manifestarle a la Corte que los recicladores que cuentan con viviendas, pertenecen al plan de ubicación

otorgado en administraciones anteriores y antes del cierre de Navarro. Otros fueron beneficiados con el Plan de Gestión Social
para Recicladores de 2007, en el cual se les garantizo 3 meses de arriendo. Sin embargo estas medidas temporales no han
sido de gran ayuda para la población de recicladores, en tanto que hoy no cuentan con ingreso alguno que les pueda garantizar
el sustento o el mínimo vital. Cabe anotar que en los recibos de servicios públicos adjuntados por los recicladores se puede
observar que pertenecen todos al Estrato 1. Muchos de ellos alegaron no poder adjuntar recibos, porque no contaban con
vivienda propia, sino cuartos alquilados en viviendas. Cuartos de los cuales ya serian desalojados por no contar con los
recursos para pagar los cánones de arrendamiento pactados.
7

sus sueños, pero que, bajo el entendido de que el trabajo que habían realizado durante varios años ha
desparecido, algunos manifestaron que se les estaba obligando a recurrir a la delincuencia para poder
subsistir.

Luego del análisis de pobreza y empobrecimiento, y para entrar ya en el análisis de la actuación de la


administración es importante tener presente la siguiente secuencia temporal de hechos del caso en
referencia:

1. Los recicladores como grupo marginado y vulnerable, han trabajado en Navarro y otros
vertederos de Cali desde mediados del siglo pasado.12

2. La política pública de saneamiento ambiental que conlleva al cierre de Navarro como sitio de
disposición final de basuras de Cali es una decisión pública adoptada hace diez años mediante la
Resolución No. SCA No. 336 del 15 de Septiembre de 1999 “por la cual se impuso un plan de
manejo, recuperación y restauración ambiental para la clausura y sellado del basurero de Navarro
y construcción de un relleno sanitario transitorio, municipio de Cali”.

3. Los recicladores han buscado de muchas formas ser incluidos por las políticas de aseo de Cali, en
general y, específicamente en el componente de aprovechamiento de los residuos sólidos.
Justamente el mismo oficio que por generaciones han realizado y que “evita que mensualmente
toneladas de material se vayan al sitio de disposición final de residuos, y es precisamente así (sic)
que queremos que el municipio nos retribuya el servicio a la sociedad (…)”13... Existe prueba, al
menos, de los siguientes esfuerzos de participación:

- “En el año 2003 con el ánimo de ser escuchados el gremio de recicladores se vio en la
necesidad de crear un ente jurídico que los representara de ahí nace UFPRAME CTA, y como
tal en las posteriores mesas de negociación que se realizaron con los diferentes entes
municipales, con el fin de ser reconocidos ante los mismos. (…) anexo el listado de los 29
grupos creados en la mesa de negociación interpuesta en el año de 2003 ante la Alcaldía
Municipal y reconocidos por la Personería Municipal (…)”14

- Los recicladores participaron en la formulación de política pública de manejo de residuos


sólidos de Cali y por tanto figuran como parte del Comité Coordinador del PGIRS de la ciudad
de Cali, adoptado por Decreto Municipal 0475 de 2004, el Señor Espólito Murillo,
Federación de Recicladores del Suroccidente – FERESURCO; la señora Zulma Ramírez
Anaya, Asociación Mujeres Cabeza de Familia –ONG; y el Señor José Iván Osorio, La
Mutual – Sector Solidario.

4. Por solicitud de los recicladores, y como se señala al inicio del Acta del 13 de Junio de 2008, los
recicladores se reunieron con las autoridades accionadas quienes anotan y firman en el acta -dos
semanas antes del cierre- que el tema de la reunión es “conocer las necesidades del grupo de

12 Ver el estudio de 1976 sobre la explotación y la pobreza de los recicladores de Navarro, publicado en Birkbeck, C. 1979.

“Garbage, Industry, and the ‘Vultures’ of Cali, Colombia” in Bromley, R. and C. Gerry, eds., Casual Work and Poverty in Third
World Cities. New York: John Wiley and Sons, pp. 161-183.
13Acción de tutela Folio 2
14 Folio 55 , Contestación a la Magistrada Clara Elena Reales oficio OPT-A-020/2009
8

recicladores de Navarro con relación al cierre del sitio de disposición y adquirir compromisos por
parte del Municipio, CVC y EMSIRVA, y para dar solución a la problemática social generada.”

5. El 25 de Junio de 2008, se cierra el basurero de Navarro.15

6. El día 18 de Julio de 2008 la accionante elabora acción de tutela porque después de “23 días,
sin la oportunidad de obtener el menor ingreso por el trabajo que me fue arrebatado, vemos en
peligro la vida de nuestros hijos, y la propia por causa de la falta de alimento ya que es muy poco
lo que podemos conseguir. De igual forma la vida de toda la familia está en riesgo a causa de no
poder acceder a servicios de salud”. La tutela se presenta el 22 de Julio; varias acciones de tutela
más fueron interpuestas y acumuladas al proceso de referencia.16

7. Otra acta, evidencia que nuevamente los recicladores solicitan a los administradores públicos
actuar en forma decidida y responsable. En efecto el acta del 8 de Agosto de 2008 dice que “en
atención a que el día 5 de agosto del presente año la Asociación de Recicladores de Navarro,
hicieron (sic) presencia pacífica en las instalaciones de la Iglesia La Ermita17, con un conjunto de
demandas asociadas a la situación de cierre del “basuro” de Navarro (…).”

Para efectos de análisis CiViSOL ha agrupado los compromisos que constan en las actas del 13 de junio y
del 8 de agosto de 2008 en tres categorías: soluciones de trabajo, soluciones de negocio y soluciones
periféricas a la subsistencia. CiViSOL tampoco estima pertinente distinguir a esta altura del análisis el
responsable de cada solución para evitar perder la mirada articulada de política pública y de respuesta
estatal a una población en peligro.

Las soluciones temporales de trabajo para garantizar la subsistencia

1. Oferta de empleo para 50 en corte de prado y enlucimiento. (Acta 13 junio)

2. Vinculación de 150 recicladores, extendida a 200 para recolección y barrido (Acta 13 junio)

3. Programas de formación para reconversión laboral de 200. (Acta 13 junio)

4. Proveer 625 empleos de carácter contingente en área de barrido, limpieza de ciudad, y zonas
verdes. EMSIRVA: 220 empleos; CVC 30 empleos; Alcaldía 375 empleos por 3 meses. (Acta 8
Agosto)

Las soluciones de negocio para garantizar la subsistencia

1. 815 millones para proyectos que generen empleo y sean ejecutados por los recicladores (Acta 13

15 http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-Cali-estrena-vertedero-de-basuras
16 Folio 2
17 El diario el país dice que “Unos 42 recicladores del basuro de Navarro se tomaron la iglesia La Ermita, en Cali, para protestar

por el incumplimiento de los acuerdos que pactaron antes del cierre del botadero a cielo abierto con entidades como la CVC y el
DAGMA. Durante la protesta, los recicladores decidieron internarse en la iglesia La Ermita, mientras el resto permaneció en las
afueras del centro religioso exigiendo enérgicamente garantías de vivienda, salud y educación. "Somos más de mil familias
afectadas por el cierre", dijo uno de los manifestantes, al tiempo que proclamaba que llevaba "más de dos semanas aguantando
hambre".http://www.terra.com.co/actualidad/articulo/html/acu13839.htm
9

junio)

2. Entregar a los recicladores de Navarro instaladas y adecuadas técnicamente para su operación y


funcionamiento las bandas transportadoras de reciclaje mediante comodato de 10 años. (Acta 8
Agosto)

3. Entregarles algo de basura (“un volumen”) para que tengan con que alimentar las bandas con que
irían a trabajar. (Acta 8 Agosto)

4. Entregar en funcionamiento la planta de separación de residuos en el término de noventa días


(v.gr. el 8 de noviembre de 2008) (Acta 8 Agosto)

Las soluciones periféricas a la subsistencia

1. Caracterización de la población infantil. (Acta 13 junio)

2. Salud y vacunación. (Acta 13 junio)

3. Actualización del SISBEN y registro de documentos. (Acta 13 junio)

4. Incorporación en programas de educación gratuitos. (Acta 13 junio)

5. Vincular a programas (no se dice de qué) a las madres cabeza de hogar. (Acta 13 junio)

6. Incorporación de 100 familias a los programas habitacionales; se estudiara la incorporación de


otras. (Acta 13 junio)

7. Se está ejecutando el acompañamiento del proyecto de acompañamiento en la agremiación de


Recicladores, incluido en el PGIRS (el PGIRS data de 1994) (Acta 13 junio)

8. Gestionar subsidios u recursos de subsistencia para el grupo de recicladores de Navarro que


implique garantizar el derecho a la vida de ellos y sus familias con el gobierno nacional. (Acta 8
Agosto)

9. Se creará una comisión permanente de seguimiento y agilización de los compromisos


establecidos. (Acta 8 Agosto)

10. No judicializar a los ocupantes de La Ermita (Acta 8 Agosto)

Antes de ilustrar con algunos extractos la reacción y tono de respuesta de las autoridades accionadas en
el proceso de referencia, CiViSOL quisiera hacer algunas preguntas abiertas a las autoridades
accionadas:

-Quiénes escogen y bajo qué criterios a las afortunadas 100 familias que no tendrán que dormir en la
calle?
10

-Quiénes son los que no van a ser vinculados para corte de prado y por qué?

-Si ya ninguno tiene donde vivir, cómo y dónde irán las autoridades a vacunarlos o a ofrecerles un
programa de educación gratuita?

-Para qué sirve una caracterización de la población infantil del basurero de Navarro a estas alturas? Para
encontrarles ropita vieja que les ajuste o para saber de qué tamaño serán los ataúdes que hay que
conseguir.

3. EXTRACTOS SOBRE LA RESPONSABILIDAD QUE ASUMEN LAS AUTORIDADES EN EL


CASO DE LOS RECICLADORES DE NAVARRO:

LA CORPORACION AUTONOMA REGIONAL DEL VALLE DEL CAUCA -CVC

Esta entidad dice que en el proceso "(…) no se aportó ni reposa prueba alguna que señale el compromiso
de la corporación para solucionar la problemática de los recicladores teniendo en cuenta que no existe ni
ha existido relación contractual laboral alguna y mucho menos esta dentro de nuestras funciones
ambientales el solucionar problemáticas sociales generadas por la prestación de servicios públicos, que de
ser así quien tendría que resolver la problemática social en un eventual caso sería el prestador de servicio
público con el concurso del ente territorial."18

“(…) con respecto al cumplimiento al compromiso de provisión de empleos de que trata el punto 4 del acta
de compromiso del 8 de agosto de 2008 esta no fue firmada ni suscrita por esta corporación teniendo en
cuenta que no existen obligaciones contractuales ni laborales con dichas personas.”

“(…) no obstante con el ánimo de colaborar mediante el proyecto 1500 se le dio trabajo a 30 de los listados
de la alcaldía que presuntamente ejercían como recicladores. 19

“La corporación no tiene la función de reubicar recicladores, ni realizar reconvenciones laborales, ni mucho
menos el carnetizar dentro de un plan social por no ser prestador de servicios públicos ni operador del
antiguo botadero de Navarro, no haber asumido relación contractual o laboral alguna con el accionante,
estando la responsabilidad planteada en el municipio de Santiago de Cali y su empresa prestadora de
servicio público de aseo en este caso EMSIRVA ESP, con base en la función constitucional de prestador
de servicios domiciliarios”20

De acuerdo con la "Ley 99 de 1993, artículo 23, la CVC es la encargada de administrar dentro del área de
su jurisdicción, el medio ambiente y los recursos naturales renovales y propender por su desarrollo
sostenible, con unos fines plenamente definidos de impulsar una relación de respeto y armonía del hombre
con la naturaleza y de definir como autoridad ambiental las políticas y las regulaciones para la
recuperación, conservación, protección, ordenamiento del territorio, manejo, uso y aprovechamiento de los
recursos naturales renovables"

18 Folio 45
19 Respuesta Requerimiento OPT-A-017/2009 Folio 45
20 Respuesta Requerimiento OPT-A-017/2009 Folio 42-43
11

Sin necesidad de entrar en esta sección a evaluar el origen y alcance de la política pública de saneamiento
ambiental en Colombia, que va, desde la recolección de basuras hasta su disposición final en el botadero
o relleno sanitario, basta saber que las Corporaciones regionales hacen parte fundamental de dicha
política. Y que, como bien lo anota la CVC, estas tienen el mandato jurídico de impulsar una relación de
armonía del hombre con la naturaleza.

En este orden de ideas cabe preguntarse por qué entonces la CVC, no asume responsabilidad frente a la
relación que los hombres y mujeres recicladores habían entablado con Navarro y su afectación con el
cierre del botadero? Será que los recicladores no caben en la categoría abstracta y perfecta de “hombre”
que se ha creado la CVC? o será tal vez que un vertedero de basuras no cabe en la concepción romántica
y fragante de “medio ambiente” de la Corporación? Porque claramente había una relación reciclador-
vertedero de la que la Corporación no se ocupó diligentemente, es más que ni siquiera reconoce como
parte de su mandato.

Contrario a lo que señala la CVC en el expediente, la Corporación sí estaba obligada a tomar parte en la
prevención de la crisis social tanto por su mandato de velar por la armonía hombre-medio ambiente como
por el artículo 3 de la Resolución SGA No. 336 de 1999. En dicho artículo la CVC, en 1999, impuso la
obligación al municipio de implementar un plan social. Y, como toda política, una vez formulada, se espera
no sólo que se dé su implementación por quien corresponde, sino que quien la impuso realice su
evaluación, es decir verificar si cumplió su objetivo. Así pues, CiViSOL no entiende por qué la CVC no
monitoreó la implementación e impacto de la obligación que ella misma impuso al municipio. Menos aún
puede entenderse cómo y por qué, sin haber verificado que se hubiera implementado el plan de gestión
social pre-cierre de Navarro, o habiendo verificado que era insuficiente, la CVC, en todo caso procedió,
cojeando, con media política incompleta, a cerrar el basurero y quitarle la fuente de comida y trabajo a los
recicladores. Máxime cuando tuvo 10 (diez) años para hacerlo bien hecho, diez años que han corrido ya
desde la expedición de la resolución hasta la fecha.

“[La corporación] (…) no medió o estableció relación laboral o contractual con el (sic) accionante donde se
pueda endilgar violación a derecho fundamental alguna (sic) por parte de la Corporación y mucho menos
responsabilidad alguna por una actividad individual realizada a mutuo propio en un sitio no apto para esa
actividad, destacando que mediante Resolución SGA No. 336 de 1999 en su artículo 3 se impuso como
obligación y medida de mitigación de posible impacto social que generaría la clausura y sellado definitivo
del basurero de Navarro, el deber de implementar un Plan de Gestión Social que involucrara a los
recicladores, obligación que insisto se encuentra en cabeza del municipio y EMSIRVA ESP que para el
caso concreto de la acción de tutela se torna improcedente como quiera que la controversia planteada
resulta de aquellas de orden legal que deben resolverse a través de otros mecanismos que prevé la ley
ordinaria (…)”21

EMSIRVA
“EMSIRVA E.S.P y otras instancias han asistido en algunas oportunidades a las convocatorias Municipales,
sin que ello signifique que ésta empresa pueda de manera lícita prescindir de 200 trabajadores legalmente
vinculados a la entidad para atender una problemática de tipo social y vincular en su reemplazo personas
con las cuales no tiene vínculo jurídico alguno, lo planteado en las reuniones constituye hipótesis respecto

21 Página 6, Contestación a la acción de tutela de Alexander Cifuentes Alarcón


12

de una posible colaboración (…) dicha colaboración o ayuda no constituye una obligación o
responsabilidad de cada uno de los convocados (…)”22

EMSIRVA menciona que ella “formuló como propuesta coadyuvar en la proposición de posibles soluciones
al gran problema social que genera la situación de los recicladores que no podrán realizar la actividad de
reciclaje directamente en el sitio donde opera la disposición final, para que a través de las empresas a las
cuales ella contrata la prestación de diferentes actividades inherentes a la prestación del servicio de aseo,
se vinculen a la colaboración y solución del problema social, dentro del contexto legal que las rige y de ser
posible, al necesitar personal en los contratos que ellos suscriban , vincular a algunas de estas personas,
como un mecanismo alternativo de mera colaboración (…)23

“(…) la actividad de reciclaje y lo reclamado por el accionante no constituye un imperativo para el operador
en la actividad de disposición final, ni para ninguna de las empresas que se encargan de la prestación del
servicio de aseo en las actividades de recolección y transporte, en cuanto a que, dichos desechos deban
ser entregados a determinadas personas como el accionante, pues como actividad económica libre podría
ser aprovechada por las mismas empresas prestadoras de servicio público o por cualquier otra persona
natural o jurídica que elija desarrollar el ejercicio de ésta actividad liberal; sin que exista, por ello obligación
Constitucional o legal de garantizar o proteger la actividad económica a unos cuantos, pues por ser una
actividad económica libre la misma se puede proteger o desarrollar por cualquier persona , y el hecho que
la autoridad Municipal pretenda ejecutar programas a través de esa actividad como solución a problemas
sociales que se afrontan en su territorio, no implica que sea una obligación el establecer condiciones
especiales de protección como las invocadas por la actora para personas en particular (…)”24

Adicional a esto, aduce que el anterior listado demuestra como “aún no siendo su competencia, por no ser
la titular de la obligación de proveer las necesidades laborales de los recicladores del antiguo sitio de
disposición final denominado Navarro la EMPRESA DE SERVICIO PÚBLICO DE ASEO DE CALI
“EMSIRVA E.S.P.”, sí se ha preocupado por esta problemática social, colaborando con los medios
disponibles a su alcance.”25

-Antes de hacer un breve análisis de la posición de EMSIRVA en este caso, es pertinente anotar, para
consideración de los Magistrados de la Corte, que al momento de decidir EMSIRVA además de ser (a)
una empresa prestadora de servicios de aseo, como cualquier otro concesionario, es también (b) la
entidad municipal que dispone de la facultad de contratar a las empresas concesionarias de recolección y
transporte de residuos así como de disposición final de residuos, la cual ejerció el año pasado al
concesionar las zonas 2,3 y 4 de aseo de Cali y la zona 1 para sí. En la actualidad EMSIRVA se
encuentra intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, entidad del orden
nacional y delegataria del Presidente de Colombia26 en materia de servicios públicos. En este orden de
ideas cabe destacar que fue justamente la Agente Especial27 quien en representación del Presidente y la
22 Folio31
23 Folio 231
24 Folio 33
25 EMSIRVA contestación a requerimiento de la Corte OPT-A-015/2009, Folio 38
26 Constitución Política, Artículo 370. Corresponde al Presidente de la República señalar, con sujeción a la ley, las políticas

generales de administración y control de eficiencia de los servicios públicos domiciliarios y ejercer por medio de la
Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el control, la inspección y vigilancia de las entidades que los presten.
27 “(…) Con ocasión a la toma de posesión, la Superintendencia de Servicios Públicos, mediante Resolución No. SSPD

20061300042245 del 3 de noviembre de 2006, adicionada mediante Resolución SSPD 20071300002235 del 26 de enero de
2007, estableció el plan de salvamento de EMSIRVA E.S.P., en el cual se incluyeron, entre otras medidas, la contratación del
servicio de disposición final y la contratación de operadores para la atención de 3 de las 4 zonas en que fue dividida la ciudad
de Cali para la prestación de los servicios de barrido, recolección y limpieza. El Agente Especial de EMSIRVA, mediante
13

Superintendencia, diseñó y formuló los términos de referencia y convocó a la licitación y adjudico los
contratos de la totalidad del servicio de aseo de la ciudad de Cali.28

Habiendo hecho ya claridad sobre la naturaleza y situación actual de EMSIRVA, para CiViSOL resulta
sorprendente que una funcionaria nacional de tal jerarquía, desconociera que sus actuaciones deben
ajustarse a un Estado Social de Derecho. Y que no sólo de una relación contractual se desprenden
obligaciones, sino que, como autoridad estatal, está sujeta a la Constitución Política y por tanto en sus
decisiones y actuaciones debe tener como fin esencial proteger29 a todas las personas residentes en
Colombia en su vida, bienes y demás derechos y facilitar la participación de todos en la vida económica
de la Nación y las decisiones que los afectan. Lo anterior es particularmente cierto y vinculante para
EMSIRVA en tanto elaborador de los pliegos o términos de referencia del servicio de aseo público
domiciliario de la ciudad de Cali, una actividad intrínsecamente ligada a la población recicladora de la
ciudad. Es decir, EMSIRVA es la autoridad que determina el desarrollo de la recolección y el transporte de
residuos y su disposición, vía estación de transferencia, hasta el entierro en el relleno sanitario de Yotoco,
así como los contratos de interventoría. Y, por supuesto, quien formula el desarrollo del componente de
reciclaje o aprovechamiento de residuos sólidos en la ciudad.

Sorprende también que sea la propia Agente Especial de la Superintendencia, la señora Susana Correa
Borrero, la persona quien, con absoluto conocimiento, control y capacidad de decisión sobre EMSIRVA,
haya firmado el acta del 8 de agosto en la que promete entregar a los recicladores de Navarro, mediante
comodato de 10 años, las bandas transportadoras de reciclaje debidamente instaladas y técnicamente
adecuadas para su operación y funcionamiento30 así como algo, “un volumen”, de basura. No se entiende
como al requerimiento de la Corte sobre el cumplimiento de EMSIRVA, esta entidad pueda contestar que
no las ha entregado, que no puede cumplir porque “(…) dichas bandas hacen parte del inventario de
bienes entregados por la firma Serviambientales [antiguo operador de Navarro] a EMSIRVA ESP para su
operación y custodia, pudiéndolos (sic) utilizar mientras fuese Serviambientales SA ESP quien desarrollara
la operación de la disposición final del municipio de Santiago de Cali, lo cual a la fecha no lo hace, pues
esa operación se desarrolla por un tercero [el tercero es Interaseo, la empresa a la que adjudicó la
concesión de Yotoco- Contrato 010 de de 200831]”
De lo anterior se concluye que, o bien la agente interventora y responsable de EMSIRVA la Señora
Susana Correa Borrero (a) olvidó que ya había firmado contrato con Interaseo hacia apenas unos meses
y por tanto no podía comprometer las bandas, o bien (b) la señora Correa Borrero abusó de la buena fe

Resolución No. G.G. No. 00664 de Diciembre 21 de 2007,adjudicó el Contrato para la disposición final de los residuos sólidos
ordinarios recolectados por EMSIRVA y sus contratistas en la ciudad de Cali, objeto de la Convocatoria Pública No.001 de
2006.De esta manera, el 15 de enero de 2008 suscribió con el Representante Legal de INTERASEO DEL VALLE S.A E.S.P., el
contrato número 010-2008.El Agente Especial de EMSIRVA, mediante Resoluciones GG No. 326, 327 y 328 del 1° de Agosto
de 2008, adjudicó los Contratos para la operación y explotación del servicio de aseo en los componentes de recolección de
residuos sólidos, barrido y limpieza de vías y áreas públicas, la gestión comercial y otras actividades objeto de la Convocatoria
Pública No.001 de 2007. El 20 de agosto de 2008 el Agente Especial de EMSIRVA EN LIQUIDACION suscribió con los
Representantes Legales de las firmas EMPRESA METROPOLITANA DE ASEO DE CALI S.A. E.S.P –EMAS CALI-, CIUDAD
LIMPIA BOGOTÁ S.A E.S.P y PROMOAMBIENTAL VALLE S.A E.S.P los Contratos números 087, 088 y 089 respectivamente.
La Zona N° 1 quedó a cargo de EMSIRVA ESP.” http://www.EMSIRVA.com.co/export/sites/portal/ZONA_1_PDF.pdf
28 http://www.desechos.net/news_items/16-interaseo-operar-el-nuevo-relleno-sanitario-para-Cali
29 Constitución Política, Articulo 2
30 Punto 1 pagina 1 del Acta que se adjunta.
31http://74.125.47.132/search?q=cache:0KwCL9cQYE0J:www.superservicios.gov.co/siteSSPD/documentos/documentos_pub/64

_2945.doc+interaseo+contrato+EMSIRVA&cd=4&hl=en&ct=clnk&client=firefox-a
14

de los recicladores de la toma de la Ermita y para conjurar rápidamente la situación optó por prometer lo
que fuera, inclusive algo que no podía cumplir. CiViSOL desconsidera que la Agente Especial no sabía lo
que hacía en la medida en que es una funcionaria de alto nivel del orden nacional actuando en
representación de la Superintendencia de Servicios y por ende del Presidente de la República de
Colombia.

El MUNICIPIO DE CALI / Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente- DAGMA /


Departamento Administrativo de Planeación Municipal

Dice el DAGMA que “con respecto a la zona de Navarro se ha encargado de velar por el cuidado y manejo
ambiental que se le ha dado a el vertimiento de basuras junto con el impacto ambiental que causa dicha
zona, mas no ha intervenido en la infraestructura laboral que se creó a partir desde (sic) el inicio en la zona
de Navarro con la recolección de materiales reciclables.(…) por no poseer recursos económicos propios
no puede comprometerse con la generación de empleos directos (…) por lo tanto DAGMA no podrá seguir
con sus compromisos con los recicladores, hasta tanto no se llegue a un acuerdo con la dirección de
CVC.”32
Dice el Departamento Administrativo de Planeación Municipal que “La alcaldía Santiago de Cali-
Departamento Administrativo de Planeación Municipal, no obstante haber cumplido con los empleos de
emergencia, dará continuidad para esta vigencia 200, prolongado por dos (2) meses más los empleos de
emergencia para los mismos 375 recicladores en materia de salud esta dependencia ha censado a través
del SISBEN un número de personas de 1274 en la cabecera de Navarro del programa de recicladores”33

Al respecto CiViSOL no puede sino lamentar que la Alcaldía de Cali, representada por estos dos
departamentos parezca no entender que el mínimo vital es el derecho a vivir una vida digna a lo largo del
tiempo y no en forma fraccionada, incierta y en zozobra permanente. Sorprende también la evasiva de
responsabilidad del DAGMA por no tener recursos propios, como si todo dependiera de girar dinero para
crear empleo y no tuviera a su alcance, como autoridad que es, otras muchas formas de buscar proteger a
los ciudadanos. En la misma línea Planeación Municipal parece creer, como todas las autoridades, que la
aspiración máxima de una persona en pobreza es sólo hacerse a un salario mínimo34. No parece haber ni
innovación ni voluntad política, en encontrarles sustento a través de la reorganización de su propio
negocio, es decir vía el derecho a emprender que tienen todos los colombianos. CiViSOL destaca que sí
hay un censo de navarro y que este comprendió a 1274 personas.

32 Folio 214
33 Respuesta al requerimiento de la Corte, folio 40
34 CiViSOL quiere manifestar que se suma a la posición de las autoridades accionadas en el sentido de que es imposible crear
empleos para la totalidad de los recicladores dentro del aparato estatal. Y que también se aparta de ellas en el sentido de que
la creación de empleo o la reconversión laboral no pueden ser las únicas alternativas disponibles para la inclusión. Sea porque
hay una corta visión de innovación social en la política y la administración pública del país, sea porque muchas de las
autoridades en Colombia se han acostumbrado a pensar que la única salida para quienes no disponen de capital es buscarles
un empleo de salario mínimo. CiViSOL aprovecha la ocasión para manifestar su gran preocupación ciudadana de ver que en
las autoridades no existe una voluntad clara de buscar la inclusión a través de la creación y formalización de negocios, ni
facilitar, fomentar y proteger el derecho a hacer empresa que también tienen los ciudadanos que no detentan un poder
económico. De hecho para quienes no detentan poder económico se reconoce el poder solidario que le permite a varios
asociar su trabajo.
15

Lamentablemente y como se verifica en esta sección, las autoridades accionadas están absolutamente
desarticuladas, por lo menos en este caso, del Estado social de derecho que representan sus
organizaciones y encarnan los servidores públicos.

4. LAS POLÍTICAS PÚBLICAS COMO MANIFESTACIÓN DEL ESTADO SOCIAL DE DERECHO


La Corte Constitucional de Colombia ha establecido que:
“(…) la búsqueda de la igualdad material para todos debe constituir el norte de las tareas cumplidas
por el Estado colombiano, bajo su nueva formulación en tanto Estado Social de Derecho; tal
presupuesto implica que las autoridades están obligadas, en primer lugar, a promover por los
medios que estimen conducentes la corrección de las visibles desigualdades sociales de nuestro
país, para así facilitar la inclusión y participación de los débiles, marginados y vulnerables en la
vida económica y social de la nación, y estimular un mejoramiento progresivo de las condiciones
materiales de existencia de los sectores más deprimidos de la sociedad –que día a día se
multiplican, y de hecho conforman, actualmente, la mayoría poblacional”35
Así, la Corte enseña que las autoridades del Estado tienen el deber de corregir las desigualdades sociales
y de estimular el mejoramiento progresivo de las condiciones materiales de los colombianos. De manera
que, las políticas públicas que produzcan las autoridades colombianas deben estar supeditadas al
cumplimiento del Estado Social de Derecho, es decir, a la búsqueda de la igualdad material de los más
débiles, marginados y vulnerables del país. Concretamente, el Estado
“(i) por una parte, debe adoptar e implementar las políticas, programas o medidas positivas encaminadas a
lograr una igualdad real de condiciones y oportunidades entre los asociados, dando así cumplimiento a sus
obligaciones internacionales y constitucionales de lucha contra la pobreza y progresiva satisfacción de los
derechos económicos, sociales y culturales básicos de la población -en aplicación de lo que la
jurisprudencia constitucional ha denominado “cláusula de erradicación de las injusticias presentes”-; y (ii)
por otra, se debe abstener de adelantar, promover o ejecutar políticas, programas o medidas
ostensiblemente regresivos en materia de derechos económicos, sociales y culturales, que conduzcan
clara y directamente a generar más pobreza de la que actualmente agobia al país, y agraven la situación
de exclusión o marginación de determinados sectores de la sociedad, especialmente de aquellos que se
encuentran en condiciones económicas precarias; mucho más si, como consecuencia de tales políticas,
programas o medidas, se acaba por empeorar la situación material de quienes ya están en circunstancias
extremas de subsistencia”36

Desde una mirada de sistema político, las políticas públicas son el Estado en acción. Un aparato de instituciones,
autoridades y servidores públicos que, orientado por la Constitución y sus valores fundantes, produce decisiones y
actos al servicio de la sociedad (outputs) con base en lo que a los ciudadanos aspiran y le demandan (inputs). En
este sentido las políticas públicas no son exógenas sino constitutivas del Estado. Aunque el proceso decisorio de las
autoridades estatales puede componerse de muchos estadios o momentos, en términos generales hay tres grandes
etapas en las políticas públicas: 1. la formulación de las políticas; 2. su ejecución en la práctica o implementación y,
3. la evaluación o medición de si lo decidido y ejecutado, sirvió o no.

Las políticas públicas son ejecutadas por todas las autoridades del Estado en los diferentes niveles, desde el
Congreso de la República hasta los actos administrativos de la administración pública; a veces tienen la forma de un

35 Sentencia Corte Constitucional T-772 de 2003 M.P Manuel José Cepeda Espinosa
36 Ibídem, Cepeda
16

instrumento jurídico, a veces las de un documento político. Las políticas públicas como manifestación del poder
público frente a los problemas de la sociedad tienen pues como limite el principio de Estado Social de Derecho que
ellas están obligadas a materializar en todas las 3 etapas.

“(…)Se trata de la prohibición de adoptar medidas inherentemente regresivas en materia de lucha contra la
pobreza y mejoramiento de las condiciones generales de vida, derivada –entre otras- de las múltiples
obligaciones internacionales del Estado colombiano en materia de derechos económicos, sociales y
culturales, y de los mismos principios y reglas constitucionales reseñados arriba.”37

En este sentido, es claro que, en este caso concreto las políticas públicas en materia de servicios públicos y medio
ambiente que llevaron al cierre del vertedero de Navarro -como decisión de política de saneamiento ambiental- las
autoridades involucradas estaban obligadas a actuar, desde cada orilla, en función de Estado social de derecho.
Todo el conjunto de decisiones y actos públicos -el Estado en acción- tenía que mejorar las condiciones materiales
de los recicladores de Navarro y no empeorarlas, es decir, empobrecerlos legalmente como en efecto ocurrió y se
evidenció.

Considerando la marginalidad y la vulnerabilidad de los recicladores de Navarro, hechos de conocimiento público,


el Estado en el nivel local, previendo el cierre de Navarro por razones de interés general y que cortaría el acceso al
sustento de los recicladores debió haber configurado y ofrecido medidas alternativas para preservar su mínimo vital.
Tender una mano cuando se suelta la otra; ofrecer medidas que permitieran a los recicladores mantener una
confianza legítima en las autoridades que siempre conocieron su modo de vida y con las que tanto han ya
interactuado a lo largo de su trabajo y esfuerzos de participación.

En efecto, dentro del caso objeto de estudio se constata como, tanto para la accionante, como para
muchas personas más, la forma en que la administración ha formulado la política pública de desalojo del
vertedero de Navarro, ha terminado por violar la confianza que estos caleños legítimamente tenían en su
administración. Si bien, las labores de reciclaje efectuadas por la accionante, y los otros antiguos
habitantes del vertedero de Navarro, se califican como irregulares por los accionados en el expediente, se
trata en realidad de una actividad informal que fue efectuada durante más de cuarenta años en Navarro, y
que fue tácitamente permitida o por lo menos tolerada por la administración. Es decir, una actuación
pública que resulta en la creación de “ (…) derechos particulares consolidados y fundamentados en la
convicción objetiva, esto es fundada en hechos externos de la administración suficientemente
concluyentes, que dan una imagen de aparente legalidad de la conducta desarrollada por el particular”.38
Esta tesis de la Corte no ha sido adoptada de manera aislada, la Corporación la ha aplicado en situaciones
fácticas similares, por no decir idénticas, en el pasado:
“La denominada confianza legítima tiene su sustento en el principio general de la buena fé. Si unos ocupantes
del espacio público, creen, equivocadamente, que tienen un derecho sobre aquél porque el Estado no
solamente les ha permitido sino facilitado que ejecuten actos de ocupación, y han pasado muchos años en
esta situación que la Nación y el Municipio contribuyeron a crear, es justo que esos ocupantes no queden
desamparados porque estamos en un Estado social de derecho.” 39

La labor que venían realizando los recicladores en el vertedero de Navarro, se extendió a lo largo de más
de treinta años y se realizó bajo el amparo de la confianza que adquirieron los recicladores al ver que las
autoridades permitan esta forma de sustento. Una forma de vida que cambio cuando se decidió prohibir

37 Ibídem Cepeda
38 Sentencia T-900/1999 MP Alejandro Martínez Caballero

39 Sentencia T-438/1996 MP Alejandro Martínez Caballero


17

las labores de reciclaje en botadero y cortar su única fuente de sustento. Por ello, aunque las autoridades
calificaran en los últimos años la actividad realizada por los recicladores como irregular, la administración
no debió acabar su fuente de sustento y abandonarlos a su suerte.
Lo anterior no significa que para no contravenir el principio de la confianza legítima, la administración
tenga que no realizar actuaciones que, como el cierre del vertedero de Navarro, son necesarios para el
interés general. En efecto, esto “(…) no significa que las autoridades están impedidas para adoptar
modificaciones normativas o cambios políticos para desarrollar planes y programas que consideran
convenientes para la sociedad”40. De lo que se trata es que la administración ofrezca alternativas que
busquen armonizar tanto los intereses de la sociedad con las necesidades de la población recicladora de
Navarro. Así, en muchas ocasiones la Corte Constitucional “ha ordenado que las autoridades respectivas
implementen planes y programas que permitan la coexistencia armónica de los intereses que colisionan,
toda vez que tampoco se puede desconocer (…) el fenómeno social que conlleva esta economía
informal.”41 Sobre este fenómeno vale la pena explicar que:
“(…) la categoría informalidad se incorporó a las ciencias sociales del continente cuando estas se
enfrentaron con la necesidad de explicar el crecimiento y la persistencia de amplios sectores de la
población que no lograban incorporarse a los nuevos espacios de integración social, económica y territorial
generados por los procesos de urbanización de mediados [del siglo pasado]. (…) En líneas generales,
existe coincidencia en considerar las inserciones laborales informales como localizaciones sociales de
riesgo o de exposición al riesgo social de exclusión, en las que los individuos o los grupos sociales se
encuentran sometidos a carencias o procesos de inhabilitación que atentan contra la capacidad de
subsistencia y de logro de una calidad de vida satisfactoria, de acuerdo con los estándares históricos
establecidos.(…) Estas condiciones señalan la necesidad de reconocer a los ocupados en estas
actividades como una población especialmente vulnerable y en riesgo de exclusión y, por consiguiente,
como sujeto prioritario de las políticas sociales para la superación de la pobreza y el acceso a la plena
ciudadanía social”.42

La Corte Constitucional, ha considerado que “(…) el desalojo de trabajadores informales con el cual
termina el procedimiento policivo tiene que ir acompañado de algunas medidas en favor de aquellos, si
están amparados por la confianza legítima43. Por lo tanto, lo qué la demandante busca en éste caso es
que la administración le brinde medidas de contingencia efectivas, para mitigar la situación de
desprotección a la que se ha visto enfrentada desde el cerramiento del vertedero de Navarro. Si bien
dentro de la demanda inicial, se encuentran relacionados una serie de derechos que han sido violados por
la forma en que ha sido efectuada la orden de cerrar el vertedero de Navarro, se encuentra que la
violación de estos derechos son derivados de la imposibilidad de los recicladores del vertedero de Navarro
a laborar, como consecuencia del cerramiento del vertedero sin haber sido otorgadas soluciones de
mitigación efectiva. Por lo anterior, tales medidas tendientes a dar solución a la problemática de los
recicladores del vertedero de Navarro, deben ser encaminadas a satisfacer la necesidad de ingreso de
éstas personas.

Al analizar la confianza legítima en ocasión de actividades informales, la Corte Constitucional ha dicho


que: "Quienes ejercen el comercio informal hacen uso de su derecho al trabajo, el cual también goza de
protección constitucional. Claro que la actividad de los vendedores informales coloca en conflicto el deber

40 Sentencia T-900/1999 MP Alejandro Martínez Caballero


41 Sentencia T-778/98 MP Alfredo Beltrán Sierra
42 Carpio Jorge, Klein Emilio e Irene Novacovsky, Informalidad y exclusión social, p.11 y 12
43 SU-360/1999 MP Alejandro Martínez Caballero
18

de preservar el espacio público y el derecho al trabajo; y, hay algo muy importante, en algunas
oportunidades se agregó que también habría que tener en cuenta la obligación estatal de “propiciar la
ubicación laboral de las personas en edad de trabajar”44

En el caso en referencia los tutelantes, trabajadores absolutamente marginales y sobreviviendo en la


informalidad, tienen en riego una serie de derechos que dependían de la oportunidad de trabajar y vender
material aprovechable encontrado en el vertedero de Navarro, tales derechos son: el derecho a la vida, el
derecho a la seguridad social, el derecho a la salud y finalmente el derecho al mínimo vital y móvil. La
Corte Constitucional, en casos de confianza legítima, ha encontrado que es posible tutelar el derecho a
laborar: “De ahí que las personas que usan el espacio público para fines de trabajo pueden obtener la
protección, a través de la acción de tutela, siempre y cuando se encuentren amparados por el principio de
la confianza legítima con las condiciones que la jurisprudencia ha indicado. Es así como los comerciantes
informales pueden invocar el aludido principio de confianza legítima, si demuestran que las actuaciones u
omisiones de la administración anteriores a la orden de desocupar, les permitía concluir que su conducta
era jurídicamente aceptada, por lo que esas personas tenían certeza de que “la administración no va a
exigirle más de lo que estrictamente sea necesario para la realización de los fines públicos que en cada
caso concreto persiga”.45
Como evidencia la jurisprudencia citada, es necesario que, quienes alegan haber tenido una confianza en
la administración demuestren que es legítima por haber entendido que era aceptada por las autoridades.
Justamente una de esas46 formas de aceptación jurídica es “la tolerancia y permisión del uso del espacio
público por parte de la propia administración47”.En el presente caso, la tolerancia y permisión de las
autoridades es notoria. No sólo desde el año de 1975 ya se consigna en estudios internacionales que los
recicladores desarrollaban su oficio en Navarro, sino que los recicladores cuentan que sí hubo un tiempo
en el que una cooperativa (que tiene ya muy pocos miembros activos) hizo una carnetización en el 2006
“debido al orden que deseaba imponer la empresa EMSIRVA al ingreso único de recicladores pertenecientes
al Plan Social al Relleno Sanitario de Navarro con el fin de impedir que se filtrara personal ajeno a este, esta
carnetización no se logro en un 100% (…)”48. A su vez el DAGMA aplaude el hecho de que esta población
“(…) contribuyo en el manejo de todos los materiales que se podían rescatar tales como plásticos,
papeles, vidrios, siderúrgicos entre otros”49
No sólo pruebas de tolerancia y permisividad sirven para evidenciar que de un extremo al otro mediaba
una confianza que era legítima, sino que la Corte ha enseñado que las promesas incumplidas también
cumplen el mismo propósito. Justamente la Corte Constitucional en un fallo proferido con ocasión del
desalojo de una comunidad de recicladores que vivían en una zona de espacio público explico que:
“De tiempo atrás se les venía haciendo a los ocupantes (…) numerosas y reiteradas promesas, esto
reafirma aún más la aplicación de la CONFIANZA LEGITIMA. El Distrito [o municipio] se comprometía a dar
solución a esa comunidad, por ello es criticable que en más de treinta años [se] haya permitido ocupación
del espacio público y en más de diez años algunos funcionarios hayan postergado la solución de los

44 Sentencias T-225 de 1992 M.P. Jaime Sanín Greiffenstein y T-578 de 1994 M.P. José Gregorio Hernández Galindo.
45 Sentencia T-617 de 1995 M.P. Alejandro Martínez Caballero.
46 “(…) las licencias, permisos concedidos por la administración (sentencias T-160 de 1996 M.P. Fabio Morón Díaz, T-550 de
1998 M.P. Vladimiro Naranjo Mesa y T-778 de 1998 M.P. Alfredo Beltrán Sierra), promesas incumplidas (sentencia T-617 de
1995” Sentencia T-499/99 M.P Alejandro Martínez Caballero
47 Sentencia T-396 de 1997 M.P. Antonio Barrera Carbonell y T-438 de 1996 M.P. Alejandro Martínez Caballero
48 Folio 55
49 Folio 214
19

problemas humanos que surgieron por la desidia de los funcionarios. Es indispensable que haya acciones
concretas y no ofrecimientos coyunturales que se enredan luego en trámites burocráticos muchas veces
inoficiosos y otras veces engañosos.”

CiViSOL solicita reiterar esta jurisprudencia en idénticos términos para el caso de Navarro.
Por ejemplo, (i) consta en el expediente que en el año de 2003 se crearon 29 empresas asociativas de
trabajo para participar en las mesas de negociación; (ii) que tanto la promulgación de la Ley 511 de 1999
como el PGIRS constituyen promesas normativas que dieron a entender a los recicladores que se
avecinaba un horizonte de inclusión y articulación de su economía informal a la de los servicio públicos;
(iii) que las actas del 13 de junio no son sólo hipótesis como las califica EMSIRVA ni actos caritativos de
generosidad personal, sino que constituyen compromisos públicos del Estado en el nivel local que generan
por ende, expectativas ciertas y reales en los ciudadanos. Así, además de tener que basarse en un
principio de legalidad, que pareciera equivocadamente ser interpretado como marcial, rígido y vacio por la
administración, las autoridades del Estado Social de Derecho, tienen que también actuar de buena fe.
Recordar entonces que su poder sólo se justifica en la medida en que busca un interés general pero
enderezado siempre a un propósito social, es decir un Estado para el que –y por encima de las formas
jurídicas de los textos- prima la justicia material de quienes lo constituyen.
Contrario a lo que lamentablemente no vio el a quo en este caso, los recicladores de Navarro de buena fe
sí creyeron en que la tolerancia y múltiples propuestas de soluciones paralelas al desalojo de Navarro
desembocarían en una solución de vida. Promesas que el día de hoy no han sido cumplidas por los
promitentes, son insuficientes, sólo han sido cumplidas por un corto periodo de tiempo o sólo respecto
de una parte de la población50.
Todo lo anterior demuestra que la administración abusó de la confianza que sus administrados más pobres
y necesitados de protección, habían legítimamente depositado en la CVC, EMSIRVA y la Alcaldía del
Municipio de Cali.
Así como, en virtud del principio de confianza legitima, las medidas alternativas buscan proteger los
derechos , es decir , exigen que al acabarse la opción A se les traslade alternativamente a una opción B,
el Estado colombiano, frente a condiciones de extrema pobreza y marginalidad debe aprovechar y corregir
la situación de exclusión que ha podido constatar. Es decir que, no basta ya, pasar a la opción B, sino
que, por las condiciones de marginación, indefensión o vulnerabilidad, es su deber nivelarla con el resto
de la sociedad. Esto es, subirla o apalancarla a una posición B1. Todo esto para decir que las medidas de
mitigación no deben mantener un status quo de desigualdad sólo que ya en otra posición, sino que deben
configurar también acciones afirmativas. En la sentencia T-724 de 2003 se explicó que:
“Por acciones afirmativas se entiende todo tipo de medidas o políticas dirigidas a favorecer a
determinadas personas o grupos, ya sea con el fin de eliminar o reducir las desigualdades de tipo
social, cultural o económico que los afectan, bien de lograr que los miembros de un grupo sub
representado, usualmente un grupo que ha sido discriminado, tengan una mayor representación,

50Al respecto se reitera lo que dijo la Corte en el mismo caso de recicladores desalojados T-617-95 no sirven siquiera aquellas
soluciones que sean “una solución parcial para algunos de los ocupantes”.
20

con el fin de conseguir una mayor igualdad sustantiva entre grupos sociales con problemas de
discriminación o de desigualdad de oportunidades”51.
Así que, si ya las autoridades tienen que intervenir el entorno y las circunstancias de vida de un grupo en
situación de pobreza, entonces deberán hacerlo buscando igualarlos en oportunidades y, de paso, mejorar
las condiciones materiales que han tenido oportunidad de constatar como peligrosas, injustas o
insuficientes para llevar una vida digna en este país.
Para el caso en referencia, CiViSOL concluye entonces que las autoridades accionadas debían no sólo
velar por mantenerles su lánguido y frágil mínimo vital mediante el acceso a y trabajo informal con la
basura (que ni siquiera hicieron) sino de paso mejorar sus condiciones de vida y acceso a las
oportunidades económicas, es decir, encontrar o configurar alternativas que les permitieran empezar a
gozar de un mínimo vital formal y menos riesgoso.
CiViSOL cree que una medida alternativa que a su vez constituya una acción afirmativa para los
recicladores no debería ser un asunto ni difícil ni complejo. Esto dado que (a) el mercado del reciclaje de
basura -que tan bien conocen los recicladores- actualmente se puede explotar económicamente de modo
formal en un mercado que además de rentable es creciente, y porque (b) este no es un mercado
autónomamente privado. Al contrario, la extensión, dinamismo y rentabilidad del mercado de aseo y todos
sus componentes (transporte, recolección, disposición final, tratamiento, aprovechamiento) dependen
completamente de la regulación que haga o no el Estado a través de su política pública de servicios
públicos domiciliarios. Es decir, de las reglas de juego que cree el Estado, y los actores que invite a jugar
al mercado o juego que se arma a través de los espacios, condiciones y tarifas que el Estado diseñe,
imponga y ofrezca o bien decida dejar libres al sector privado. Un juego que se crea no para afirmar el
poder del Estado, ni para la alegría de los jugadores del sistema de servicio públicos, sino para beneficiar
a los colombianos usuarios de servicios públicos tales como el de aseo domiciliario.

5. LA INCLUSIÓN DE LOS RECICLADORES A LA ECONOMÍA FORMAL O EL DERECHO AL


DESARROLLO
Luego del análisis que se ha hecho sobre la pobreza de los recicladores de Navarro y de su
empobrecimiento a causa del cierre del basurero; de evidenciar de la falta de enfoque de derechos
humanos en materia de formulación e implementación de política públicas; y demostrar la completa
desarticulación de las autoridades públicas involucradas en el cierre de Navarro respecto del Estado
Social de Derecho que ellas deberían representar, CiViSOL quiere someter, respetuosamente, a
consideración de la Magistrada Ponente y los Magistrados de Sala, el horizonte de alternativas de
inclusión que se vislumbra y que sirve no sólo para garantizar el mínimo vital y el derecho al trabajo , la
salud y la seguridad social de los tutelantes sino que constituye un horizonte de inclusión que sirve
también para corregir pobreza y desamparo. Un horizonte del que aspiramos se desprendan órdenes
que sirvan para dar a los recicladores certidumbre sobre sus derechos y una oportunidad de progresión
en el tiempo. Una orden que asegure también su derecho al desarrollo.

51 Al respecto ver la Sentencia C – 371 de 2000, M.P. Dr. Carlos Gaviria Díaz. Un tratamiento sistemático del tema puede verse

en: Las estrategias de la Igualdad, la discriminación inversa como medio de promover la igualdad, por Macario Alemany, en
sonomía No. 11, octubre de 1999, Universidad de Alicante, España.
21

“El derecho al desarrollo ha sido reconocido como un derecho humano a través de, primero, la
adopción de la Declaración del Derecho sobre el Desarrollo de la ONU en 1986 y luego, por el
consenso de todas las naciones reflejado en la Declaración de Viena de 1993. Es el derecho a
un proceso de desarrollo en el que todos los derechos humanos y libertades fundamentales
son progresivamente realizados. Es un derecho complejo consistente de todos los derechos
civiles, políticos, económicos, sociales y culturales reconocidos y realizados durante un periodo
respetando su interdependencia secuencial e interseccional. La realización de un derecho
dependerá de la extensión del ejercicio de otros. Igualmente del nivel de la realización de un
derecho hoy, dependerá que tanto pueda ser realizado mañana o el día siguiente. Aunque no
está incorporado en ningún tratado internacional o pacto, las obligaciones derivadas de este
derecho se derivan de obligaciones relacionadas con otros derechos reconocidos en diferentes
pactos.”52

Esta solicitud se justifica en que de no mediar una clara y contundente orden del juez constitucional que
impulse y dinamice la voluntad política de los hacedores de políticas públicas en Cali y demás
autoridades estatales, la situación de este población vulnerable seguirá tal y como viene en las últimas
décadas53: en un permanente estado de zozobra y en la mayor incertidumbre jurídica.
Esta oportunidad de los recicladores ante la Corte Constitucional es única, y literalmente, vital para lograr
corregir la pobreza que han creado la desidia estatal, las políticas públicas negligentes y medio
ambientales asociales. Decisiones y actuaciones que legalmente han terminado por empobrecer a los
más pobres y que a esta altura, y después de 10 años de sufrimiento no ha producido soluciones
efectivas, ni tampoco se avizoran. Una situación pues que sólo podrá ser corregida por una orden clara,
contundente, monitoreable y evaluable del juez constitucional.

A. Solamente una orden integral que abarque a todos los recicladores podrá garantizar el goce
efectivo de los derechos de los tutelantes.

CiViSOL quiere manifestar que ocasiones como ésta son únicas para las personas que están sumidas en
la informalidad y la pobreza; colombianos que por sus condiciones de precariedad económica tienen
poco tiempo para actividades diferentes a sobrevivir. Cuando se vive la vida en modo de subsistencia se
dificulta en extremo encontrar tiempo para ejercer la ciudadanía activa e inclusive para acceder a la
justicia de la cual depende la propia protección de la vida y fuente de trabajo. La pobreza dificulta pues el
ejercicio de la ciudadanía, porque resulta también dispendioso y abrumador tener que buscar una y otra
vez, al vaivén de la voluntad política de turno, y hasta el cansancio, la protección a granel de sus muchos
y constantemente conculcados derechos. Tener que probar ad inifintum, directamente, con la eventual
ayuda de abogados pro bono o de organizaciones de la sociedad civil, la propia pobreza para tratar de
desgajar una oportunidad de una acción afirmativa. Una carga enorme, porque además de lo doloroso y
agotador que resulta encontrar tiempo en la supervivencia para probar la propia pobreza, resulta
extraordinariamente difícil estar informado y al corriente de la información de políticas públicas

52. Arjun K. Sengupta antiguo Experto Independiente de Naciones Unidas sobre el Derecho al Desarrollo y antiguo Experto

Independiente sobre Derechos Humanos y Pobreza Extrema. Profesor adjunto de Desarrollo y Derechos Humanos de la
Escuela de Salud Publica de Harvard y Experto Independiente en Derecho al Desarrollo de la Comisión de Derechos Humanos,
India http://www.inwent.org/ef-texte/human_rights/sengupta.htm
53 Ver compilación de links de notas de prensa anexas.
22

susceptibles de afectar sus vidas sea porque crean una oportunidad de desarrollo , sea porque crean
una amenaza de mayor empobrecimiento.
Además de una orden de alto impacto social, CiViSOL respetuosa y comedidamente ruega a la Corte
impartir también una orden de gran alcance que incluya no sólo a los tutelantes, a los recicladores de
Navarro sino a los recicladores de calle de Cali también. Una orden clara y precisa de configurar
acciones afirmativas de inclusión económica de los recicladores en Cali, porque, a todas luces, no hay
otra forma de inclusión que pueda resultar efectiva para esta población vulnerable.
Tanto los recicladores tutelantes como el resto de recicladores de Navarro y de las calles de Cali han
usado cada oportunidad que han tenido o creado en los últimos años para buscar su inclusión en las
decisiones de la administración pública. Y sin embargo después de tantos años y esfuerzos, los
recicladores de Navarro no han podido participar efectivamente en las decisiones que los afectan como
lo evidencia su exclusión y marginación al momento de implementar las políticas de manejo ambiental y
de aseo y gestión de residuos sólidos.
Se cree que el alcance de la orden de inclusión debe abarcar también a los recicladores de calle de Cali
porque de no ser así se podrá generar al interior del gremio de recicladores de Cali un conflicto social
mayor54. Esto se explica en la medida en que los recicladores de calle de Cali tampoco están en
condiciones de arriesgar su magra fuente de sustento con los ex-recicladores de Navarro. Soluciones
como las de EMSIRVA que busca entrarlos a reciclar en barrios55 en donde ya hay otros recicladores de
calle trabajando desde hace décadas y mediante una ruta selectiva de material aprovechable equivale a
quitarle el pan de la boca a los recicladores de calle para dárselo a los ex-recicladres de Navarro.
Nuevamente una solución no-planeada, sacada del bolsillo, sin visión de ciudad ni implicaciones
sociales, que abre un hueco por tapar otro y deja mucho que desear de la preparación y responsabilidad
de quienes gobiernan.
Una solución que ahora más que nunca resulta riesgosa, porque tal y como ocurrió con los recicladores
de botadero ahora los recicladores de calle también han perdido, por virtud de la Ley 1259 de 2008, el
acceso a la basura de la que viven. Si aun ellos siguen ejerciendo su trabajo es porque todavía los
Concejos Municipales no han reglamentado la forma en que la policía perseguirá56, probara e impondrá
comparendos a los recicladores y todo otro ciudadano que se atreva a abrir bolsas y tanques de basura
en la calle.
A continuación se esbozan las razones por las que CiViSOL solicita ampliar el alcance de tutela o
amparo a todos los recicladores:

1. En el mercado de la basura y el reciclaje existe una libre competencia que, en absoluta asimetría, ha
puesto a competir a los colombianos más pobres -los recicladores que emprenden a punta de necesidad
y solidaridad - con los más influyentes empresarios de la inversión de capital. Algunos de estos
empresarios han ido, a lo largo del país, quitándoles, con la fuerza de su capital y lo poderoso de sus
influencias, el negocio de la basura de la que dependen para sobrevivir. Amparados por “la libre
competencia” impera en el mercado de los deshechos transables, que surge de la no regulación del
aprovechamiento de basura57, empresarios recién llegados han avizorado una gran oportunidad de

54 Cuentan los recicladores que cuando esto pasó en Bogotá, la basura como fuente de sustento se podía en algunos casos
llegar a terminar defendiendo y peleando con la vida.
55 Ver respuesta de EMSIRVA al requerimiento de la Corte.
56 Al respecto, ver video de CiViSOL para la Corte.
57 Ver respuesta a la acción de tutela de EMSIRVA, consagración de “incentivo” por la CRA y sentencia del Consejo de Estado.
23

competirles a los más pobres y un mercado libre listo para capturar. Así, además de entrar por la
grandes puertas legales y legitimas de las concesiones de aseo (recolección, transporte y relleno) otros
empresarios han ido también persuadiendo y captando con enorme facilidad y en “libre competencia” a
buena parte de los proveedores de basura58 o a los compradores59 de ella. Buena parte de la clientela
que entregaba, vendía o compraba desechos a los recicladores de oficio, es ahora de nuevos
empresarios que negocian con la industria nacional o internacional, como la china60, por ejemplo.

2. El pasado 19 de diciembre de 2008, fue sancionada la Ley 1259/08. Una ley sobre que los afecta
gravemente61 y sobre la cual los recicladores no tuvieron noticia62 hasta que se publicó en la prensa local
y cuyo contenido no fue presentado o debatido en la Mesa Nacional de Reciclaje del Ministerio del Medio
Ambiente63. Los artículos que más afectan a los recicladores son:

“(…) ARTÍCULO 4o. SUJETOS PASIVOS DEL COMPARENDO AMBIENTAL. Serán sujetos pasivos del
Comparendo Ambiental todas las personas naturales y jurídicas que incurran en faltas contra el medio
ambiente, el ecosistema y la sana convivencia, sean ellos propietarios o arrendatarios de bienes inmuebles,
dueños, gerentes, representantes legales o administradores de todo tipo de local, de todo tipo de industria
o empresa, las personas responsables de un recinto o de un espacio público o privado, de instituciones
oficiales, educativas, conductores o dueños de todo tipo de vehículos desde donde se incurra en alguna o
varias de esas faltas mediante la mala disposición o mal manejo de los residuos sólidos o los escombros.

ARTÍCULO 6o. DE LAS INFRACCIONES. Son infracciones en contra de las normas ambientales de aseo,
las siguientes: (…)

3. Disponer residuos sólidos y escombros en sitios de uso público no acordados ni autorizados por
autoridad competente. (…)

6. Destapar y extraer, parcial o totalmente, sin autorización alguna, el contenido de las bolsas y recipientes
para la basura, una vez colocados para su recolección, en concordancia con el Decreto 1713 de 2002. (…)

8. Dificultar, de alguna manera, la actividad de barrido y recolección de la basura y escombros.(…)

10. Realizar quema de basura y/o escombros sin las debidas medidas de seguridad, en sitios no
autorizados por autoridad competente.

11. Improvisar e instalar sin autorización legal, contenedores u otro tipo de recipientes, con destino a la
disposición de basura.

12. Lavar y hacer limpieza de cualquier objeto en vías y áreas públicas, actividades estas que causen
acumulación o esparcimiento de basura. (…)

15. Fomentar el trasteo de basura y escombros en medios no aptos ni adecuados.

58 establecimientos, Zonas francas, chatarrerías


59 Embotelladoras, papeleras, cartoneras, siderúrgicas,
60 Ver artículo de la revista The Economist: http://www.economist.com/specialreports/displaystory.cfm?story_id=13135325
61 Ver revista Semana: http://www.semana.com/galeria-problemas-sociales/marcha-recicladores/413.aspx
62 Fuente RRA Consultores (Derecho Púbico + Innovación Social)
63 Fuente: ARB Acta de Reunión con el Ministro Juan Lozano, Febrero 2009 y sobre la Mesa Nacional de Reciclaje, ver:

http://www.minambiente.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=433&conID=761&pagID=245.
24

16. Arrojar basuras desde un vehículo automotor o de tracción humana o animal en movimiento o estático a
las vías públicas, parques o áreas públicas.(…)

PARÁGRAFO 1o. Se entiende por sitios de uso público para los efectos del presente artículo esquinas,
semáforos, cajas de teléfonos, alcantarillas o drenajes, hidrantes, paraderos de buses, cebras para el paso
de peatones, zonas verdes, entre otros.”

Considerando que actualmente esta ley, directamente relevante para este caso de tutela, está demandada
por inconstitucionalidad, petición a la cual nos sumamos, CiViSOL aprovecha para explicar a la Corte que
esta ley bajo el pretexto de fomentar a una cultura cívica ambiental en el país no sólo corta de tajo el
acceso a la basura de los más pobres que se alimentan, trabajan y viven de ella, sino que bajo un pretexto
de cultura despliega el poder policivo y sancionatorio del Estado.
Se trata de normas que parecen reflejar un interés de protección al medio ambiente en un país en ni
siquiera ha dado el primer paso de una política cívica y ambiental,64 que es implementar la separación en
la fuente, esto es, separar en las casas y establecimientos los deshechos aprovechables de los que no lo
son y sacarlos en bolsas para su recolección en bolsas separadas. Imponer la separación en bolsas del
material orgánico y del material reciclable, es el primer paso para que, de un lado, una ruta selectiva
recolecte y se pueda aprovechar la mayor cantidad de residuos sólidos posible, y, del otro, un ruta
ordinaria recolecte, trasporte y entierre en relleno sanitario la menor cantidad de residuos posible65 y se
facilite la creación de compost66 o gases transables en mercados verdes y nuevas fuentes de ingreso
para los Estados. Separar en la fuente es el primer eslabón de la cadena que viabiliza el aprovechamiento
de los residuos sólidos y que, además, contribuye a (1) reducir el uso de energía y recursos que se emplea
en la producción de materia prima virgen67 vía creación de materia prima secundaria o reciclada; (2)
disminuir la producción de lixiviados y gases contaminantes que deterioran aire, suelos y fuentes de agua
al enterrar basura buena y en menor cantidad en los rellenos; y (3) maximizar el espacio útil de los
rellenos sanitarios del país.
Paradójicamente, sin siquiera haberse dado este primer paso de separación en la fuente en el país (de
hecho un Proyecto de Ley que pretendía esto y se llamaba Basura Cero fue archivado) el Congreso
rápidamente aprobó y el Presidente de la República sin ninguna objeción sancionó una ley que bajo un
pretexto ambiental manda a la policía de tránsito del país a perseguir y repartir comparendos
ambientales68 a todos los colombianos que con hambre, por cualquier razón o en busca de una fuente de
trabajo abran un basurero en el país. Una ley que sólo afecta a los más pobres porque, por ejemplo, los
nuevos empresarios del reciclaje a quienes las viviendas y establecimientos cedan su basura sí pueden
funcionar. A diferencia de los recicladores en pobreza, a los empresarios de capital no los afecta la ley
porque cuentan con (a) vehículos para transportar la basura hasta sus (b) espacios de propiedad privada
donde la separan y no tienen que, como los colombianos atrapados en pobreza, (b1) abrir la basura en

64 Ver World Bank:


http://74.125.47.132/search?q=cache:RRxuo5M3990J:siteresources.worldbank.org/INTUSWM/Resources/siswm.pdf+world+ban
k+waste&cd=2&hl=en&ct=clnk&client=firefox-a
65 Según la recicladora Nohra Padilla, representante legal de la Asociación de Recicladores de Bogotá, sólo el 10 % de la

basura sólo tendría que enterrarse.


66 De hecho la tutelante en su escrito, frustrada menciona la oportunidad perdida de crear compost con el vertedero de Navarro.
67 Ver video CiViSOL en donde una recicladora calcula la cantidad o “plazas” de arboles que han salvado los recicladores
68 Ver video CiViSOL en donde un joven habla ya de las amenazas de comparendo de la policía.
25

pleno espacio público para separarla ni mucho menos (a1) transportarla en antiestéticos vehículos que
empuja una persona o caballo flaco.
Luego de esta explicación sobre las amenazas que también sufren los recicladores de calle queremos
insistir en que la solución no es quitar la fuente de sustento a los recicladores de unos barrios para
dárselas a los de Navarro u obligarlos a compartirla. Si en cualquier momento esta sería una decisión
injusta e inconveniente, en este momento y de cara a la imposibilidad de que se recicle en calle por virtud
de la Ley 1259/08, la solución de EMSIRVA puede, al asegurar trabajo sólo para algunos recicladores y a
costa de otros, crear un conflicto social.
A continuación se presenta el marco legal que -cuando se articulan diversas disposiciones normativas-
gobierna la vida y el trabajo de los recicladores en Colombia, y según los momentos del circuito de
residuos sólidos que van desde el domicilio hasta el relleno:

1. Con la creación del servicio público domiciliario de aseo los ciudadanos y establecimientos,
lógicamente, optan por dejar su basura -que es su de su propiedad privada- a disposición del Estado
o sus concesionarios de aseo.
-En este punto los recicladores pueden acceder hoy en día legalmente a la basura si (i) directamente
se la ceden los ciudadanos a los recicladores69 y (ii) tienen vehículos mecánicos para transportarla a
(iii) un espacio privado donde acopiarla y luego separarla para vender después el plástico, el metal, el
papel y el vidrio encontrados.

2. En tanto la basura permanezca en la calle70 o espacio público –que en ese momento son bienes
abandonados o res derelictae- cualquier ciudadano incluyendo los recicladores podría apropiarse de
ella.
-Hoy en día y por virtud de la Ley 1259 de 2008 no es posible abrir un basurero en la calle. Aunque
seguramente por necesidad y costumbre se siga realizando furtivamente y sobretodo porque es
imposible tener a toda la policía de Colombia protegiendo basureros.

3. En el momento en que los camiones de basura del Estado71 o sus concesionarios de aseo recogen la
basura y la entierran en el sitio de disposición final, la propiedad de la basura, aprovechable o no,
pasa a ser del Estado y por tanto un bien público.72

69 La basura es residuo de un bien privado y por lo tanto propiedad privada.


70 “(…) si el usuario quiere derivar algún provecho económico de los residuos sólidos, se entiende que no debe dejarlos en sitio
público, pues ello supone la voluntad de desprenderse de ellos.” Consejo de Estado, Sala de la Contencioso Administrativo,
Sección primera, Noviembre trece (13) de dos mil tres (2003), M.P. Olga Inés Navarrete Barrero
71 “La Sala destaca el hecho de que mientras las basuras permanecen en sitio público, como por ejemplo, los andenes, no son

todavía propiedad del municipio el cual sólo la adquiere cuando las aprehende bien sea en forma directa o a través del
prestatario del servicio público de aseo. Entonces mientras las basuras permanecen en el espacio público pueden ser
manipuladas por los recicladores u otros interesados, sin que se entienda que se están apropiando de un bien del municipio.
Esta parte de la norma no desconoce el derecho de propiedad ni viola normas superiores.” Consejo de Estado, Sala de la
Contencioso Administrativo, Sección primera, Noviembre trece (13) de dos mil tres (2003), M.P. Olga Inés Navarrete Barrero
72 Aunque el Decreto 1713 de 2002 intentó cederle / regalarle la propiedad de la basura a los concesionarios, que son

remunerados por vía de tarifa de aseo por la recolección, transporte y disposicion final de residuos, el Decreto 1505 de 2003
derogo esa disposición.
26

-Hoy en día, y en virtud del artículo 24 del Decreto 838 de 2005,73 los recicladores no pueden trabajar
en rellenos sanitarios74.

Como se ve no es difícil entonces concluir que, por vía normativa, la totalidad de la cadena de residuos
sólidos en Cali y en todo Colombia, ha sido arrancada completamente de la vida de los constituyentes
más pobres, recicladores tanto de botadero como de calle. Una cadena de negocio que ha sido legal y
residualmente reservada para la operación de quienes mediante concesiones de aseo, o bien, en
mercado libre y desregulado puedan entrar a aprovechar el mercado que así creó y delimitó el Estado
mediante regulación y a través de términos de contratación. Un mercado que no es nuevo porque, hace
casi un siglo, los más pobres del país, ya lo habían encontrado y forjado en condiciones que aunque
infrahumanas fueron honestas y hasta hace poco legales también.
Sin lugar a dudas el caso de los recicladores de Colombia ha terminado por configurarse como uno de
los casos más impresionantes, y lamentables, de empobrecimiento legal de los pobres. Por eso CiViSOL
respetuosamente insiste en que sólo una orden de acción afirmativa de los magistrados de la Corte
Constitucional, podrá poner fin a este problema de exclusión y explotación, y convertirlo, en cambio, y
como lo exige el Estado Social de Derecho, en una oportunidad de inclusión y justicia social.
Cabe anotar que lo interesante de este panorama, que ha requerido pensar el derecho de abajo hacia
arriba, de los problemas a las leyes y no desde la abstracción de las leyes hacia la sociedad, para buscar
volverlo derecho vivo, al llenarlo de voces ciudadanas, radica en constatar la contradicción enorme de
un discurso contra la pobreza y inseguridad humana y la creación de normas y toma de decisiones que
en la práctica las crea. Una práctica que creemos es abusiva del buen derecho y que hace disfuncionar
a la ley.
Sólo si se ordena una acción afirmativa que integre a la población vulnerable de los recicladores de
oficio, en forma articulada e integral, podrá asegurarse el goce efectivo del derecho al mínimo vital
de los recicladores de Navarro sin arriesgar gravemente el goce del derecho al mínimo vital de los
recicladores de calle de Cali.
Para efecto de configurar las ordenes, dado el caso, estimamos pertinente informar a los magistrados de
la Corte sobre el contexto socioeconómico de su decisión.

B. Las condiciones fácticas que hacen viable la orden de inclusión.


(El negocio)
La orden de inclusión no tendría sentido si no existiera un mercado para aprovechar. Para el caso se tiene
que el mercado de la basura existe y además es rentable y creciente. Martin Medina uno de los expertos
mundiales en el tema dice que “La recolección informal de basura es una actividad dinámica con un
impacto económico considerable en todas las ciudades del mundo. De acuerdo a un estudio académico en

73 Restricción a la recuperación en rellenos sanitarios. Se prohíbe el desarrollo de las actividades de recicladores en el frente de
trabajo de los rellenos sanitarios. PARÁGRAFO transitorio.-. Esta prohibición empezará a regir a partir de la puesta en marcha
del PGIRS. No obstante, los municipios o distritos podrán hacer efectiva esta prohibición antes de la elaboración y desarrollo de
los respectivos PGIRS, siempre que en la ejecución de sus programas de recolección y aprovechamiento, como alternativa de
trabajo se considere la participación de los recicladores.
74 CiViSOL nota que la disposición prohíbe solamente “en el frente de relleno” lo cual podría significa que no está prohibido

trabajar todo el relleno en sí..


27

varias ciudades, la recolección de basuras informal en Ciudad de México, Manila, Buenos Aires, Cairo y
Bogotá, genera aproximadamente 250 millones de dólares por año75. El impacto económico de cerca de
500.000 recicladores en la India, excede 280 millones de dólares al año76.
Por su parte Cesar Rodríguez explica que “El reciclaje es una actividad económica considerable en
Colombia. En 1990, el dinero generado por el conjunto de las actividades que componen el circuito de
reciclaje, esto es, la recolección, la transformación y el transporte de los materiales, fue de 22 millones de
dólares (Fundación Social, 1990: 45).”77
Así mismo, y como se esbozara en los argumentos que dieron origen a la Sentencia de Tutela T-724-2003,
la Fundación Mckinsey en Colombia había estimado, en un estudio pro bono para la Asociación de
Recicladores de Bogotá, que el mercado del reciclaje estimado para el año 2000 era de 55.000.000.000 de
pesos”78

(La experiencia comercial y la identidad laboral)


Además de un mercado amplio y rentable que hace fácticamente viable la orden de inclusión en la
economía formal, los tutelantes y demás recicladores de Cali, y Colombia en general, vienen acumulando
durante décadas un importante know-how79 en el negocio de aprovechamiento de residuos sólidos y
transmitiéndolo80 entre generaciones.
De la experiencia en el oficio de los recicladores de Cali da cuenta C. Birkbeck quien por el año de 1976 ya
decía que81:
“Hace veinticinco años, la única recolección significativa era realizada por los recolectores de la basura,
quienes clasificaban a través de basura generada domésticamente o de los botaderos municipales en las
calles. Aquellos que trabajaron por más tiempo como recolectores de basura cuentan cómo se dedicaban

75 Martin Medina, The World’s Scavengers: Salvaging for Sustainable Consumption and Production (Altamira Press 2007) p.
252.
76 Ibídem, Medina, p. 211.
77 Rodríguez Garavito, César A. En busca de alternativas económicas en tiempos de globalización: el caso de las cooperativas

de recicladores de basura en Colombia [versión sin editar del capítulo publicado en: Boaventura de Sousa Santos y Mauricio
García Villegas (eds.) emancipación social y violencia en Colombia. Bogotá: norma, 2004], p.15
78 RRA (Derecho Público + Innovación Social) /Archivo Pro Bono
79 “El conocimiento de los materiales de la basura, también es muy importante, particularmente el conocimiento acerca del

papel y el plástico. Por ejemplo, el conocer qué es reutilizable y qué no. Estos conocimientos deben ser aprendidos en el
trabajo, por lo que inicialmente el reciclador ganará muy poco. Muchos ganan entre 15 y 20 pesos diarios, en los primeros
días de trabajos, pero con la experiencia de dos o tres meses, ellos mejoran gradualmente sus ingresos. De ahí que
aunque sea fácil acceder a la ocupación, ganar un ingreso decente requiere experiencia.” (Birkbeck:7)
80 “A pesar de las duras condiciones de trabajo, los bajos ingresos y el estigma que lo acompaña, el oficio de reciclador no es,
por regla general, una ocupación temporal. Son muy frecuentes los casos de recicladores que desempeñan la profesión
durante buena parte o toda su vida. En las conversaciones con los miembros de la cooperativa durante sus jornadas laborales
en la calle o en la bodega de la cooperativa, las respuestas recurrentes fueron similares a las de Darly, de 25 años, quien ha
sido “recicladora desde los trece años, cuando mi mamá me traía a la cooperativa”9. Son frecuentes los casos de personas que
trabajaban en otros empleos informales, como Concepción —de aproximadamente cuarenta años— que antes de ser
recicladora trabajó haciendo “oficios domésticos, en la prensa [vendiendo periódico en la calle] y en un chircal [depósito de
arcilla donde se hacen ladrillos]”. Un fenómeno creciente —y visible en la cooperativa— es el ingreso al oficio de bachilleres y
profesionales que han quedado sin empleo. (Rodríguez: 19)
81 Traducción de CiViSOL
28

ellos a la búsqueda de cubiertos, joyas, zapatos y ropa; todos estos eran vendidos en el centro de Cali,
para así finalizar dentro de los hogares de menores ingresos. Algún tiempo después de esto, diferentes
mercados para ciertos materiales recuperados, crecieron en las pequeñas industrias caleñas. Esto ha
continuado hasta el día de hoy, con largas placas utilizadas para fabricar estufas de carbón y una gran
variedad de botellas que tienen como destino pequeños laboratorios cosméticos. Finalmente, el desarrollo
de una industria a gran escala, a nivel local y nacional, y los crecientes problemas de suministro de
material crudo para estas industrias, promovió la selección de materiales crudos, en vez de objetos, para
ser usados en procesos industriales. Éste proceso comenzó cerca de 15 años atrás, y en la actualidad
representa el bulto de ésta actividad.”p.2

Tan especial y valiosa ha resultado para el país la identidad laboral y el conocimiento acumulado de los
recicladores que el propio legislador colombiano quiso, a través de la Ley 511 de 1999, reconocer ante el
país su oficio y negocio, e inclusive, premiar a los recicladores con mayor experticio. Esta es una ley
sobre“(…)la importancia que estas personas, empresas y organizaciones merecen y condecorar a la
persona natural o jurídica que más se haya distinguido por desarrollar actividades en el proceso de
recuperación de residuos reciclables para su posterior tratamiento o aprovechamiento.”82
Es por todo lo anterior que resulta muy difícil de entender, tanto para los recicladores de Cali y todo el país
como para los ciudadanos que ahora hacen equipo con ellos en CiViSOL, cómo el Congreso puede pasar
de (a) reconocer su importancia y tradición en materia de aprovechamiento de residuos reciclables,
demarcar su identidad laboral y premiar a quienes tengan mayor know how e impacto a unos años
después (b) acabar por vía legislativa la oportunidad que tienen de realizar el oficio y negocio que antes o
aun -y paradójicamente- premian.
Con base en esta identidad laboral y con base también en que la Corte Constitucional ha sido respetuosa
de la identidad y vocación de oficio de otros trabajadores pobres e informales como los vendedores
ambulantes (respecto de quienes se han dado órdenes de reubicación de su actividad y formalización de
su economía) CiViSOL solicita impedir que la administración pública force la reconversión laboral de los
recicladores como única solución para mantener su mínimo vital. Es decir evitar, como se vislumbra ya en
el expediente y las actuaciones de la Administración, convertir a los recicladores a otros oficios por los que
no tienen vocación laboral ni en los que han acumulado conocimiento, redes de negocio o experiencia.
Dicha solución podría ser razonable si no hubiera un amplio mercado de reciclaje pero no se entiende
como, habiéndolo, las autoridades no buscan su reubicación en la economía formal donde este mercado
crece y se expande. A lo sumo la reconversión laboral que ha ofrecido la administración deberá ser
solamente una opción disponible para quienes libremente quieran tomarla y abandonar el reciclaje como
oficio de subsistencia.
Tampoco se entiende como en un Estado Social de Derecho, las autoridades pudiendo velar porque el
negocio y trabajo del reciclaje se haga menos explotativo, difícil y peligroso para la salud y la vida de
quienes viven rodeados de la basura, no desarrolla, tan pronto se le presenta la posibilidad, una acción
afirmativa y contundente de dignificar sus vidas y trabajos; una decisión de inclusión.

(La capacidad empresarial de los colombianos sin capital pero con solidaridad)

82 El legislador no los incluye pero sí los celebra. Los recicladores dicen que la ley fue para compensar / reducir la vergüenza

pública de saber que recicladores asesinados habían sido hallados en la morgue de la facultad de medicina de la Universidad
Libre de Barranquilla donde servían de material pedagógico.
29

Para fortalecerse en su ciudadanía y también para controlar los precios de material que los bodegueros y
la industria fácilmente imponían, muchos recicladores crearon cooperativas y otras entidades sin ánimo
de lucro. Desde los 90s, muchos recicladores se han asociado para crear empresa solidaria. La
Economía Solidaria vigente en Colombia y el mundo entero es aquella que permite asociar el trabajo de
muchos en vez de invertir el capital de unos cuantos en la creación y puesta en marcha de una empresa,
De ahí su enorme importancia como vehículo de inclusión y estrategia para la movilidad social.
El constituyente estableció en el artículo 333 de la Carta que “(…) el Estado fortalecerá las
organizaciones solidarias y estimulará el desarrollo empresarial. (…)”

Así pues la orden de inclusión que impartiera la Corte tendría, además de viabilidad desde la experiencia
organizacional, respaldo constitucional directo al promover las cooperativas83 y organizaciones de
recicladores. De hecho año tras año los recicladores se especializan más. De ello dan fe el Tercer
Congreso de Recicladores Latinoamericanos y Primer Congreso84 Mundial de Recicladores que se
realizó en marzo de 2008 en Bogotá bajo el liderazgo de la Asociación de Recicladores de Bogotá y la
Asociación Nacional de Recicladores85. Además, actualmente y bajo proyectos como el de “Planeación
Urbana Incluyente Para Los Trabajadores Pobres86” los recicladores de Colombia vienen forjando la red
regional de recicladores latinoamericanos y a su vez sosteniendo intercambios periódicos con
recicladores de África y Asia.

“(…) el proceso que está teniendo lugar en el Sur global es (…) la colonización por parte del capitalismo
global de las actividades económicas (por ejemplo, el reciclaje de basura) y las zonas geográficas que
hasta el momento habían permanecido en sus márgenes. En estas condiciones, la articulación de las
organizaciones económicas populares con el Estado y con entidades nacionales e internacionales es una
estrategia esencial para que dichas organizaciones puedan insertarse gradualmente en el mercado
nacional y global y en el proceso político. Por esta razón, las propuestas y teorías económicas progresistas,
entre ellas las de desarrollo alternativo, deben ir más allá de lo local y establecer vínculos entre las
iniciativas económicas locales, nacionales y globales”.87

Finalmente cabe destacar que la Corte Constitucional a través de su sentencia C-741 del 2003
interpretó que las organizaciones y cooperativas de recicladores, como entidades sin ánimo de lucro que
son, y vehículos de inclusión que representan, deben entenderse facultadas por el legislador para ser
también personas prestadoras de servicios públicos. “Organizaciones autorizadas” de la Ley 142 de 1994
que pueden operar, en pie de igualdad y en los mismos mercados con empresas de servicios públicos
organizadas como sociedades por acciones. Al respecto la Corte dijo:

83 “Es claro que los recicladores no son principiantes, desorganizados o que no tengan un sentido de empresa. Sin
embargo, de la forma en que estas características se presentan a sí mismas, no es aquella que puede presentar
soluciones a largo futuro. Ni nosotros debemos esperar que sea así, las barreras estructurales para cualquier
mejoramiento en su forma de vida son muy grandes. Lo que he tratado de mostrar a través de éste ensayo, es que
las actividades dentro del vertedero, constituyen trabajo, labor que no sólo provee sustento para los trabajadores,
sino que también tiene un gran valor para la economía industrial.” (Birckbek:12)
84 http://www.recicladores.net/index.php?option=com_content&task=view&id=77&Itemid=143
85 http://www.anr.org.co/m_novedad.php?IdCat=34&IdSub=158
86 “Inclusive Urban Planning for the Working Poor” o su abreviacion “Inclusive Cities” es un proyecto filantrópico de orden global.
87 Ibídem, Rodríguez, p.11
30

“(…) Así, la calidad de un servicio y la eficiencia en su prestación no se asegura creando barreras de


entrada infranqueables para las “organizaciones autorizadas”. Al contrario, dentro de la visión que inspiró a
la Ley 142 de 1994 esta calidad y eficiencia se logra cuando se dan condiciones que permiten confiar la
prestación del servicio a la mejor propuesta dentro de la mayor diversidad de ofertas. Adicionalmente,
excluir de manera absoluta con un criterio de orden territorial a las “organizaciones autorizadas” podría
llegar a ser contraproducente para el logro de los fines mencionados cuando tales organizaciones estén en
capacidad de prestar el servicio en mejores condiciones de calidad y eficiencia o de relación entre la
calidad y el costo. Esto nunca se podrá realmente saber si a tales “organizaciones autorizadas” se les
niega la posibilidad de competir con otros prestadores de servicios públicos en municipios que no sean
menores, en zonas urbanas o en áreas de ciudades que no pertenezcan a los estratos 1 y 2.

Esto conduce a la Corte a condicionar la exequibilidad del numeral 15.4 del artículo 15 de la Ley 142 de
1994 parcialmente acusado a que tales organizaciones también podrán competir en otras zonas y áreas,
es decir, en cualquier lugar del territorio nacional.”

Con base en las anteriores consideraciones de mercado, know-how, costumbre y capacidad


organizacional en CiViSOL aspiramos a que resulte fácticamente posible para los Magistrados de la Corte
considerar impartir una orden acorde con el Estado social de derecho lleve a acciones de integración a la
economía formal y fomento a sus organizaciones y cooperativas. Más aun cuando, como se verá a
continuación, todo el marco normativo así lo permite.

6. MARCO NORMATIVO PARA UNA ORDEN DE INCLUSIÓN EN LA ECONOMÍA FORMAL.

Partiendo entonces de que (i) se violó la confianza que legítimamente los recicladores de Navarro habían
depositado en la administración; (ii) se debió haber implementado o haber adoptado medidas afirmativas
respecto de ello; (iii) ninguna solución podrá asegurar su mínimo vital a costa del de otros colegas y (iv) el
oficio informal del reciclador tanto de calle como de botadero no podrá legalmente continuar. CiViSOL
pasa a analizar el horizonte de inclusión que se vislumbra en este caso y a partir del marco legal
disponible.

Para aclarar el horizonte de inclusión, CiViSOL parte de la jurisprudencia que para el caso de Bogotá
sentó la Corte Constitucional en la T-724 de 2003. Según la Corte, el Municipio, vía la entidad que
disponga de la facultad de contratación de servicio públicos domiciliarios, deberá observar:

“(…) el mandato constitucional que la constriñe a adoptar medidas a favor de grupos marginados o
discriminados, como lo son los recicladores”. Dijo también que es necesario que “en futuras ocasiones
incluya acciones afirmativas a favor de los recicladores (…) cuando se trate de la contratación de servicios
públicos de aseo, debido a que la actividad que ellos desarrollan está ligada con dicho servicio, a fin de
lograr condiciones reales de igualdad y de dar cumplimiento a los deberes sociales del Estado, y que por
ningún motivo vuelva a reincidir en las omisiones en que incurrió (…)”

CiViSOL entiende pues que el horizonte que el Municipio de Cali, a través de EMSIRVA, tenía a su
disposición para adoptar acciones afirmativas que garantizaran el mínimo vital de los recicladores, es todo
el que surge de la prestación de los servicios públicos domiciliarios de aseo88. Esto significa que la UESP,

88En este punto es importante señalar la experiencia de otros países que como Brasil han adoptado con claridad una voluntad
de inclusión de los recicladores al entregarle las rutas selectivas y limitar la facultad de licitar al sector privado el servicio de
31

o para el caso en referencia, EMSIRVA, disponían de los siguientes nichos del mercado formal de aseo
que por ser creados y controlados por el Estado podían y puede servir como vías de integración de las
organizaciones y cooperativas de recicladores a través del diseño del servicio de aseo en la ciudad.

Los componentes89 del servicio público de aseo son los siguientes:


1. Recolección.
2. Transporte.
3. Barrido y limpieza de vías y áreas públicas, corte de césped y poda de árboles ubicados en las vías y
áreas públicas, lavado de estas áreas.
4. Transferencia.
5. Tratamiento.
6. Aprovechamiento.
7. Disposición final.

Si a ello se suma que el Decreto 1713 de 200290 prevé que además del servicio público ordinario de aseo
habrá también un servicio especial de aseo que incluye “(…) el aprovechamiento de los residuos sólidos
de origen residencial y de aquellos provenientes del barrido y limpieza de vías y áreas públicas”, se puede
concluir que, además, estos componentes, como nichos de inclusión de los recicladores en el servicio de
aseo, pueden usarse también en la ruta selectiva del aseo especial que termina en plantas de separación
de material reciclable.

Es importante destacar que el municipio de Cali, ya había consagrado su voluntad de incluir a los
recicladores en la economía formal del aseo. En desarrollo del artículo 8º del Decreto 1713 de 2002 que
estableció en el país la obligación de “elaborar y mantener actualizado un Plan Municipal o distrital para la
gestión integral de residuos o desechos sólidos”, el municipio de Cali formuló y adoptó su PGIRS por
medio del Decreto Municipal 0475 de 2004.

Un Plan que, conforme lo dispuesto en el mismo artículo del Decreto 1713 de 2002,debe elaborarse y
mantenerse actualizado “(…) en el marco de la política para la Gestión Integral de los Residuos””.Dicha
Política, a su vez dispuso que, mediante artículo 67 del mismo Decreto, en Colombia “la recuperación y
aprovechamiento de los materiales contenidos en los residuos sólidos tiene como propósitos
fundamentales:
1. Racionalizar el uso y consumo de las materias primas provenientes de los recursos naturales.
2. Recuperar valores económicos y energéticos que hayan sido utilizados en los diferentes procesos
productivos.
3. Reducir la cantidad de residuos a disponer finalmente en forma adecuada.

aprovechamiento. También se destaca la experiencia de la Provincia de Buenos Aires que, como reconocimiento económico a
su contribución a crear una ciudad más limpia y un medio ambiente más sano, facilita y dignifica el trabajo de los recicladores a
quienes además de un incentivo económico ha entregado también la operación de los centros de acopio. Es de gran interés
destacar también que en la India, el modelo de KKPKP en la ciudad de Pune logra integrar, y sin necesidad de vinculación
laboral a las mujeres recicladoras organizadas en buena parte del servicio de aseo domiciliario del municipio. Finalmente es
importante también destacar el rol que juega la solidaridad de la sociedad civil de la ciudad y a titulo de usuarios del servicio de
aseo, quienes, como ocurrió en el Cairo pueden exigir y verificar por cuenta propia que su basura privada sirva de sustento y
fuente de vida a quienes que más lo necesitan. Ver documento de experiencias y legislación comparada anexo a este
documento.
89 Decreto 1713 de 2002, artículo 11.
90 Decreto 1713 de 2002, artículo 12. La prestación del servicio de aseo se clasifica de la siguiente forma: 1. Servicio Ordinario;

2. Servicio Especial
32

4. Disminuir los impactos ambientales, tanto por demanda y uso de materias primas como por los procesos
de disposición final.”

Un año después, en el 2003 la Política Nacional de Gestión de Residuos exigió91 garantizar la


participación y la inclusión de los recicladores y del sector solidario en la formulación del Plan para
efectos de estudiar alternativas de la gestión de los residuos en el municipio. El mismo Decreto 1505 de
2003, ya en su artículo 7, y para seguramente para reiterar la voluntad nacional de inclusión de los
recicladores a la economía que surge alrededor del servicio público de aseo, y concretamente de
aprovechamiento, ordenó:

“5. Garantizar la participación de los recicladores y del sector solidario, en las actividades de
recuperación y aprovechamiento, con el fin de consolidar productivamente estas actividades y
mejorar sus condiciones de vida.”

Luego el Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, mediante Resolución 1045 de 2003 “por la
cual se adopta la metodología para la elaboración de los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos,
PGIRS, y se toman otras determinaciones" desarrolló con mayor precisión la voluntad del Decreto
estableciendo mediante el artículo 592, que las entidades territoriales debían -y deben aun ahora- “(…)
asegurar la participación del sector solidario y los recicladores en [1] los procesos de elaboración de los
Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos, PGIRS y [2] en las actividades de recuperación y
aprovechamiento definidas en estos.

Si bien, y en la materia puntual que se refiere al componente de aprovechamiento de los residuos en


servicio público de aseo, el Decreto 1505 del 2003 dispuso en su artículo 8º 93 que los Municipios y los
Distritos sólo asegurarán “en la medida de lo posible la participación de los recicladores en las actividades
de aprovechamiento de los residuos sólidos”. Y que sólo “una vez [1] se formulen, [2] implementen y
entren en ejecución los programas de aprovechamiento los programas de aprovechamiento evaluados
como viables y sostenibles en el PGIRS, se entenderá que el aprovechamiento deberá ser ejecutado en el
marco de dichos programas”. Porque “(…) hasta tanto no se elaboren y desarrollen estos Planes, el
servicio se prestará en armonía con los programas definidos por la entidad territorial para tal fin.”. Esto
significa, como lo aclara el artículo 6º del mismo Decreto 1505, que:

91 Decreto 1505 de 2003, articulo 3. Adiciónese con el siguiente Parágrafo el artículo 9o del Decreto 1713 de 2002:
PARÁGRAFO. En los estudios de prefactibilidad y factibilidad de alternativas para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos,
las autoridades Distritales y Municipales deberán garantizar la participación e inclusión de los recicladores y del sector solidario
en la formulación de dicho Plan.
92 Resolución 1045 DE 2003, artículo 5, Participación del sector solidario y recicladores en la elaboración de los Planes de
Gestión Integral de Residuos Sólidos, PGIRS. En virtud de lo determinado en los artículos 9 y 67 del Decreto 1713 de 2002, las
entidades territoriales deben asegurar la participación del sector solidario y los recicladores en los procesos de elaboración de
los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos, PGIRS y en las actividades de recuperación y
93 Decreto 1505 de 2003, articulo 8. El artículo 81 del Decreto 1713 de 2002, quedará así: Artículo 81. participación de

recicladores. en la medida de lo posible la participación de los recicladores en las actividades de aprovechamiento de los
residuos sólidos. Una vez se formulen, implementen y entren en ejecución los programas de aprovechamiento evaluados como
viables y sostenibles en el PGIRS, se entenderá que el aprovechamiento deberá ser ejecutado en el marco de dichos
programas. Hasta tanto no se elaboren y desarrollen estos Planes, el servicio se prestará en armonía con los programas
definidos por la entidad territorial para tal fin.
33

“El servicio de recolección de residuos aprovechables y no aprovechables se prestará de acuerdo con lo


establecido en el PGIRS” sin embargo el Decreto, como lo aclara su parágrafo94, garantiza que se
mantenga “la participación de los recicladores y del sector solidario en las actividades que a la entrada en
vigencia del presente decreto estén desarrollando.”
Esta disposición que CiViSOL interpreta como una garantía a las actividades informales de los
recicladores, en tanto los programas formales no entren en funcionamiento es, además de una norma
razonable, una clara manifestación del respeto por el oficio del reciclaje y la voluntad de integrarlo al
sector formal.

En todo caso, y afortunadamente para los recicladores de Navarro y de Cali, el Municipio de Cali
obró de forma incluyente al momento de elaborar el PGIRS.

En efecto, representantes de los recicladores no sólo participaron en el PGIRS sino que inclusive formaron
parte del Comité Coordinador. Su participación fue además sustantiva y no simplemente cosmética -como
suele ocurrir en procesos de consulta- porque se logró que el municipio de Cali estableciera como
propósitos y fijara como metas lo siguiente:

“(…) LÍNEA ESTRATÉGICA 3: VALORIZACIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS ORGÁNICOS E


INORGÁNICOS
PROPÓSITO: en el Municipio de Santiago de Cali los residuos sólidos son reincorporados al ciclo
productivo, con participación de los diferentes generadores, las organizaciones de recicladores, sector
solidario, la academia, las empresas prestadoras del servicio de aseo y demás gremios y entidades que
contribuyan en la gestión de los residuos sólidos.

PROGRAMA RECUPERACIÓN, APROVECHAMIENTO Y COMERCIALIZACIÓN

-Subprograma recuperación de residuos sólidos (…)

3. Realizar y/o promover el estudio, diseño y puesta en marcha de centros de acopio y estaciones de
transferencia.
4. Promover la participación de los recicladores organizados en la recuperación de los residuos sólidos.

-Subprograma aprovechamiento y comercialización

1. Promover la creación y participar en una o varias empresas de economía mixta, para el aprovechamiento
y valorización de los residuos sólidos. (…)
5. Propiciar la participación de los recicladores, carretilleros y del sector solidario en las actividades de
recuperación y aprovechamiento, con el fin de consolidar productivamente estas actividades y mejorar sus
condiciones de vida. (…)
7. Promover y apoyar mecanismos de mercadeo de residuos sólidos y sus subproductos.

94 Decreto 1505 de 2003, artículo 6. Modificar el numeral 3º del artículo 31 del Decreto 1713 de 2002 y adicionar el siguiente
parágrafo transitorio: 3. El servicio de recolección de residuos aprovechables y no aprovechables se prestará de acuerdo con lo
establecido en el PGIRS. PARÁGRAFO transitorio. Hasta tanto no se elaboren y desarrollen los Planes de Gestión Integral de
Residuos Sólidos, el servicio se prestará en armonía con los programas vigentes que la entidad territorial haya definido para tal
fin, garantizando la participación de los recicladores y del sector solidario en las actividades que a la entrada en vigencia del
presente decreto estén desarrollando.
34

8. Incentivar la participación de grupos vulnerables para el desarrollo de iniciativas productivas orientadas al


aprovechamiento de los residuos sólidos. (…)
10. Promover y crear mecanismos de alianza estratégica entre la academia, el sector productivo, las
organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, para incentivar la investigación y alternativas no
contaminantes.
11. Identificar, evaluar y validar experiencias exitosas en el manejo, clasificación y aprovechamiento de los
residuos sólidos.

METAS E INDICADORES QUE MEDIRÁN EL AVANCE DE LA LINEA ESTRATEGICA 3: VALORIZACIÓN


DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS ORGANICOS E INORGANICOS

-Línea Base: Actualmente no se realiza la separación en la fuente. Meta: El 20% de los residuos
aprovechables se está recuperando por ruta selectiva, a diciembre de 2007. Indicador: Toneladas de
residuos sólidos recuperados en la ruta selectiva.

-Línea Base: El Municipio no cuenta con ruta selectiva. META: En el Municipio de Santiago de Cali hay
articulación entre las Empresas prestadoras del servicio de aseo y los recicladores organizados, a 31
diciembre de 2007. INDICADOR: Número de recicladores organizados vinculados a la ruta selectiva.

LÍNEA ESTRATÉGICA 4: CALIDAD EN LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE ASEO

PROPÓSITO: el Municipio de Santiago de Cali garantiza la continuidad, Calidad y cobertura en la prestación


del servicio de aseo ordinario y especial en forma efectiva y económica y las empresas prestadoras que
realicen actividades dentro del municipio cumplen con las disposiciones legales en la materia.

PROGRAMA FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL

-Subprograma fortalecimiento institucional de las empresas de servicio público de aseo (…)

7. Cumplir la reglamentación sobre las condiciones para la prestación del servicio de aseo ordinario y
especial para todos los operadores de forma equitativa.

-Subprograma fortalecimiento y organización de recicladores y carretilleros

1. Elaborar el censo y diagnóstico socioeconómico de los recicladores y carretilleros.

2. Capacitar en economía solidaria al gremio de los recicladores y carretilleros.

3. Promover la organización formal de recicladores y carretilleros que posibilite su participación en la


recuperación, aprovechamiento y comercialización de los residuos sólidos, su relación con el municipio y
la(s) persona(s) prestadoras del servicio. (…)

METAS E INDICADORES QUE MEDIRÁN EL AVANCE DE LA LÍNEA ESTRATÉGICA 4: CALIDAD EN


LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO DE ASEO

Línea base: No se ha implementado la ruta selectiva. Meta: Implementar la ruta selectiva en un 10% en
el Municipio, a diciembre de 2007. Indicador: Número de barrios con ruta selectiva.
35

Línea base: 238 recicladores agremiados, a julio de 2004. Meta: El 40% de los recicladores se
encuentran organizados formalmente, a diciembre de 2007.Indicador: Número de recicladores
organizados formalmente.

Línea base: 420 carretilleros agremiados en una organización sindical, a julio de 2004 .META: El 30% de
los carretilleros se encuentra organizado formalmente, a diciembre de 2007. Indicador: Número de
carretilleros organizados formalmente.

LÍNEA ESTRATÉGICA 5: DISPOSICIÓN FINAL ADECUADA

PROPÓSITO: el Municipio de Santiago de Cali, como núcleo de una subregión, cuenta con sitios de
disposición final, técnica, ambiental, económica y socialmente adecuados. (…)

3. Realizar alianzas y convenios para la adquisición del o los sitios donde se operará la disposición final.

1. Estudiar la definición, diseño y operación de centros de acopio y/o estaciones de transferencia.

PROGRAMA CLAUSURA Y SELLADO DEL VERTEDERO DE NAVARRO (…)

2. Continuar el plan de cierre y clausura del vertedero Navarro, con base en el estudio, diseño e
implementación de prácticas y tecnologías que apunten al aprovechamiento de subproductos, para
reducir el impacto ambiental y social y optimizar la inversión requerida.

3. Propiciar condiciones de readaptación95 laboral para el grupo de recicladores del vertedero de


Navarro.

4. Gestionar recursos de financiación para la clausura y cierre del vertedero de Navarro, incluyendo
programa social.”

En virtud del artículo 1 del Decreto 0475 de 2004 “Lo contemplado en el Plan de Gestión Integral de
Residuos Sólidos, PGIRS, es de obligatorio cumplimiento y se encuentra en armonía y coherencia con el
Plan de Desarrollo del Municipio de Santiago de Cali, vigencia 2004 – 2007, Artículo 14 – Metas del
Objetivo General 1-Equidad social, objetivo especifico 1.6, estrategia 2, y con lo dispuesto en el Plan de
Ordenamiento Territorial - POT.” Así mismo, es importante destacar que “De acuerdo con lo establecido
en el artículo 8º del Decreto 1713 de 2002, el control y seguimiento a la ejecución del PGIRS será
realizado por las autoridades ambientales regionales respectivas así como por las entidades de vigilancia y
control dentro de sus competencias.” Según lo estableció el artículo 12 de la resolución 1045 del 2003 del
Ministerio del Medio Ambiente a la CVC correspondía entonces realizar el control y el seguimiento al
PGIRS de Cali.

Sin mayor esfuerzo analítico parece evidente entonces que el horizonte de inclusión de las acciones
afirmativas, dado el caso que se ordenen, es el del servicio de aseo de la ciudad de Cali, como lo
estableciera ya la jurisprudencia de la Corte. Y que, además de todos los componentes que integran al
servicio de aseo, los modos idóneos para iniciar la inclusión de los recicladores en la economía formal del
aseo será lo que se habían fijado en el PGIRS del municipio y con fecha de cumplimiento 2007, fecha
vencida inclusive.
95 Nótese que es readaptación y no reconversión laboral.
36

Sin embargo esta opción se dificultaría, en principio, por el hecho de que la Agente Especial del orden
nacional que intervino EMSIRVA en la ciudad de Cali, ya formuló pliego de condiciones, convocó a
licitación y adjudicó los contratos del servicio de aseo96. Y no sólo estructuro y adjudicó97 todos los
componentes de aseo ordinarios y tradicionales que se esperaría fueran concesionados sino que quiso
entregar también, y a los mismos a los concesionarios, el servicio de aseo especial, es decir, la ruta
selectiva de basura reciclable. La misma que va a desembocar al lucrativo mercado del reciclaje, aunque
es importante señalar que esa opinión no la comparte la Superintendencia. Tal vez, la delegada de la
Superintendencia y por ende del Presidente de la República, no dio mayor importancia a los recicladores
de Cali al momento de estructurar el negocio, o bien olvidó que el PGIRS es vinculante y además refleja la
voluntad de las autoridades y la sociedad civil caleña. Tal vez, y en línea con la Superintendencia de
Servicios, y en contravía de gran número de expertos en Colombia y el mundo, la Agente Interventora
considera también, que el mercado de la basura en realidad no es un negocio lucrativo98 sino un simple
mito.

Ahora bien, de esto ser así, no se entendería entonces porque los empresarios -que legitima y
naturalmente buscan la maximización del lucro- habrían aceptado además de las rutas ordinarias que van
a la estación de transferencia, y luego al relleno de Yotoco, operar también las rutas selectivas99 que
llevan el material reciclable a centros de acopio si esto no fuera un negocio rentable.

En efecto a EMSIRVA-Intervenida los concesionarios le formularon la siguiente inquietud:

“(…) 9. Es importante que los términos de referencia en los temas relacionados con el reciclaje se
pronuncien sobre los siguientes aspectos: 1. La participación que le dé EMSIRVA a los
recicladores informales para que no se conviertan en los beneficiarios de la separación hecha y
presentada por los usuarios. (…)” Audiencia de aclaración de la convocatoria EMSIRVA 001 –
2006”, Cali, 18 de enero de 2008.

Sobre la responsabilidad de EMSIRVA de incluir a los recicladores al momento de diseñar el negocio, la


carta de fecha 23-05-2008 lo confirma. En ella la Superintendente de Servicios Públicos Eva María Uribe
Tobón da respuesta a una carta abierta del Alcalde de Cali. Apartes de ésta dicen que “EMSIRVA

96 Y hace un par de días liquido la entidad.


97 Ver Términos de Referencia y contratos en:
http://www.superservicios.gov.co/siteSSPD/publicaciones.jsp?secNivel1_id=1&secNivel2_id=88&secPublicar_id=88
98 http://www.caracol.com.co/nota.aspx?id=583051 y texto original en

http://www.superservicios.gov.co/siteSSPD/documentos/documentos_pub/64_2744.doc.
99 “Recolección selectiva: En lo que se relaciona con las actividades de la recolección de material aprovechable el proponente

presentará en el documento técnico: a) Las macro rutas de servicio. Para estos efectos el proponente deberá presentar un
mapa indicando la frecuencia y el horario de cada macro-ruta, de recolección selectiva. Adicionalmente deberá presentar un
resumen de cada macro-ruta indicando el equipo que asignará, personal operativo, número de micro-rutas y toneladas a
recoger. b) Las micro rutas. El proponente deberá considerar que si resulta seleccionado deberá presentar a mas tardar al mes
de la comunicación en la cual EMSIRVA EN LIQUIDACION informe la entrada en operación del o los centros de reciclaje que
organizará la administración municipal, el diseño de cada micro ruta y de las micro zonas que por sus características
particulares requieren atención especial en cuanto a equipos, horarios y frecuencias. p.52
37

estructuró ésta convocatoria (…), con lo cual queda claro, para el caso en referencia, que es a esta
entidad a quien correspondía buscar la inclusión de los recicladores.
En la carta se dice además que “(…) los términos de la convocatoria se encuentran ajustados a la
normatividad vigente que rige el servicio público de aseo, incluyendo lo dispuesto por el Plan de Gestión
Integral de residuos sólidos de la ciudad de Cali adoptado mediante Decreto Municipal 0475 de 2004”.
Nuevamente, y como obra en el expediente en referencia, EMSIRVA intervenida por la Superintendencia
de Servicios, insiste que no tiene responsabilidad alguna en materia social y que “(…) con todo respeto,
corresponde a la Alcaldía adelantar programas de reinserción laboral y apoyo social a las personas que
viven del reciclaje en Navarro o en el resto de la ciudad. No es parte del objeto social de la empresa
adelantar estas actividades que son del resorte del Municipio.”
Luego la Superintendente contesta al Alcalde que “(…) en relación con su propuesta de que a Navarro se
lleve el material susceptible de aprovechamiento hasta tanto se construya la nueva planta de
aprovechamiento del Municipio, es necesario, Señor Alcalde, que esté previamente en ejecución el Plan
del Municipio para poner en marcha la ruta selectiva. Hasta el momento la Alcaldía no dispone de dicho
Plan y por lo tanto no puede ponerse en funcionamiento la ruta selectiva. Cuando ésta entre en ejecución,
la Convocatoria prevé que los contratistas la lleven a cabo como parte de las tareas previstas en el
contrato.”.
Finalmente en su carta al Alcalde de Cali, la funcionaria del orden nacional aprovecha para “(…) agradecer
su disposición frente al tema y su intención de participar (…)” y añade que, en EMSIRVA-intervenida por
la Superintendencia, “(…) esperamos contar con la presencia de un observador del Municipio en el Comité
de Evaluación de las ofertas que se presenten (…)”. Termina por expresar que se ha comunicado con la
“Dra. Susana Correa, Agente Especial, quien coincide plenamente con los términos de esta
comunicación”.’100
En este orden de ideas es claro entonces, que tal y como ocurrió con Bogotá en el año 2003, el negocio
del aseo ordinario así como el de ruta selectiva fueron entregados en su totalidad a concesionarios y en
exclusión total de los recicladores organizados en economía solidaria.
Se podría pensar entonces que, en la medida en que ya hay contratos adjudicados, no hay oportunidad de
corregir el empobrecimiento que creó EMSIRVA-intervenida en la ciudad de Cali, y respecto de su
población más marginal, y que otra vez, los recicladores se han quedado al margen de la sociedad, sin
saberlo, sin haber sido consultados, sin tener ni la información o capacidad de reaccionar, creyendo que
su participación en el 2004 había sido efectiva. Como si no fuera este un Estado Social de Derecho y la
Superintendente Uribe Tobón una de sus representantes, y por tanto una funcionaria obligada a corregir
pobreza en vez de crearla.101
Y sin embargo, y muy afortunadamente, este no es el escenario para este caso. El espacio para inclusión
creado por voluntad municipal para los recicladores permanece intacto por virtud del Decreto 0475 de
2004 que adoptó el PGIRS. Y esto es asi, en la medida en que la adjudicación de contratos de concesión
100 http://www.superservicios.gov.co/siteSSPD/documentos/documentos_pub/64_2945.doc.
101 Espolito Murillo, Delegado de los recicladores del Valle del Cauca ante la Asociación Nacional de Recicladores manifestó

que, sobre el tema social de Navarro, se hizo un estudio que realizó “la corporación bioparque para EMSIRVA pagado por ellos
y la Superservicios, a lo cual no ejecutaron porque a la señora Susana correa le dieron la orden de que parara el proceso con
los recicladores desde Bogotá por orden de la jefe de ella, en otras palabras se perdió el esfuerzo y se mal gasto un recurso.”
Se anexan a esta documento de Amicus Curiae los dos documentos por él remitidos.
38

de EMSIRVA, y puntualmente en la materia de ruta selectiva es ilegal porque desconoció el PGIRS de


Cali. El Decreto Municipal 0475 de 2004 estableció que, bajo la línea 3, “En el Municipio de Santiago de
Cali [debe haber] articulación entre las Empresas prestadoras del servicio de aseo y los
recicladores organizados.
Sorprende también que funcionarias de alto nivel, delegadas por el Presidente de la República para la
materia de Servicios Públicos Domiciliarios en Cali, desconozcan que, además, el Quinto Propósito del
“Sistema de Aprovechamiento de Residuos Sólidos” en Colombia, y consagrado por el Decreto 1505 del
2003, y adicionado al Decreto 17173 de 2002, que a su vez desarrolla la Ley 142 de 1994, ley que rige su
cartera de Servicio Públicos, es justamente el propósito de “Garantizar la participación de los recicladores
y del sector solidario, en las actividades de recuperación y aprovechamiento, con el fin de consolidar
productivamente estas actividades y mejorar sus condiciones de vida.” Sin contar con que la Constitución
así lo manda y la jurisprudencia confirma su intención y la aclara.

Así pues que, a diferencia de la estructuración de pliegos de condiciones de la UESP en Bogotá en 2002 /
2003-que también entregó todo el mercado formal de aprovechamiento de residuos sólidos a los
concesionarios y excluyó a los recicladores- la entidad EMSIRVA-intervenida por la Superintendencia, no
podría haberlo hecho legalmente. En efecto, y a diferencia de la UESP en el 2003 -cuando aun no se
había expedido ni el Decreto 1505 de 2003 ni la Sentencia T-724 de 2003- la Agente Especial de
EMSIRVA sí estaba legalmente obligada a estructurar el contrato de aseo con inclusión de los recicladores
de Cali en virtud del Decreto 1505 de junio de 2003 y el Decreto Municipal 0475 del 2004 -PGIRS Cali, de
obligatorio complimiento. Esto incluye y obliga a EMSIRVA, intervenida o no.

Si se tiene además que han pasado ya seis años desde que la Corte explicara que por mandato
constitucional hay que incluir “acciones afirmativas a favor de los recicladores de Bogotá, cuando se trate de
la contratación de servicios públicos de aseo, debido a que la actividad que ellos desarrollan está ligada
con dicho servicio”, no se entiende ni se justifica el proceder de funcionarios de la Superintendencia que
actúan por fuera de su propio marco normativo de Servicios Públicos; la voluntad local del municipio
consagrada en el PGIRS; y peor aún, en contravía de la jurisprudencia de la Corte Constitucional y en
desacato de los principios que orientan el Estado Social de Derecho y las obligaciones internacionales que
atan a Colombia. Un accionar que sobretodo es lamentable si, como quedó demostrado en este escrito de
Amicus Curiae de la Fundación CiViSOL, se tiene que ni los recicladores de botadero ni los recicladores de
calle pueden hoy en día, y por la combinación normativa de disposiciones de las Leyes 1259 de 2008, el
Código de Transporte102 Ley 769 de 2002, y el Decreto 838 de 2005, continuar ejerciendo su actividad de
informal de reciclaje.103

102 Ley 769 de 2002 Artículo 98. [Erradicación de los] vehículos de tracción animal. En un término de un (1) año, [contado a partir
de la iniciación de la vigencia de la presente ley], se prohíbe el tránsito urbano en los municipios de Categoría Especial y en los
municipios de primera categoría del país, de vehículos de tracción animal. [A partir de esa fecha las autoridades de tránsito
procederán a retirar los vehículos de tracción animal].
Parágrafo 2º. Las alcaldías municipales y distritales, en asocio con el SENA, tendrán que promover actividades alternativas y
sustitutivas para los conductores de los vehículos de tracción animal. La Corte Constitucional declaró inexequibles los
parágrafos entre corchetes [Erradicación de los] [contado a partir de la iniciación de la vigencia de la presente ley] [A partir de
esa fecha las autoridades de tránsito procederán a retirar los vehículos de tracción animal]. Sentencia C-355 de
2003.Postreirirmente las Sentencias C-779 de 2003, C-481 de 200y C-475 de 2003 se atuvieron a declarar Cosa Juzgada
constitucional. Parágrafo 1º. Quedan exceptuados de la anterior medida los vehículos de tracción animal utilizados para fines
turísticos, de acuerdo con las normas que expedirá al respecto el Ministerio de Transporte. La Corte Constitucional declaró
exequible el parágrafo anterior. Sentencia C-475 de 2003. Parágrafo 2º. Las alcaldías municipales y distritales, en asocio con el
SENA, tendrán que promover actividades alternativas y sustitutivas para los conductores de los vehículos de tracción animal.
39

Resulta aun más sorprendente que EMSIRVA-intervenida, haya adjudicado una ruta selectiva de residuos
sólidos que ni siquiera puede operar en el corto plazo, como explícita y acertadamente lo dice la
Superintendente en su carta al Alcalde. En efecto, sin contar con una cultura ciudadana de separación en la
fuente, que haga viable la ruta selectiva, y la creación de varios Centros de Acopio o Plantas de Separación
de Material Reciclable, el aseo especial en Cali no tendrá nada que recoger ni tampoco adonde llevarlo. Así
pues, por ahora, la misma basura revuelta será llevada en un mismo camión, transbordada a camiones más
grandes en una estación de transferencia, para de ahí ir a enterrarla toda y revuelta104, como siempre, al
relleno de Yotoco; tal y como se venía haciendo en Navarro aunque ya mas lejos de fuentes acuíferas.
Haber concesionado la ruta selectiva de material aprovechable cuando las condiciones aun no estaban dadas
y considerando que la ruta pudo haberse estructurado y concesionado luego y en forma separada,
destinándola, por ejemplo, a los recicladores organizados como acción afirmativa de inclusión, o cumplimiento
del PGIRS, no parece tener mayor sentido ni justificación. No se entiende porque se adjudicó algo que no se
puede operar en el presente. En efecto, para CiViSOL no parece tener sentido concesionar y adjudicar algo
para el futuro105 de unos concesionarios cuando los recicladores de Navarro y de calle están sin presente y sin
futuro, con su subsistencia en vilo.

Tampoco se entiende por qué, nuevamente, se ha concesionado una ruta selectiva cuyo propósito es
separar el material aprovechable del que no lo es, cuando el aprovechamiento de basura en Colombia aun
no está integrado en la tarifa de aseo,106 sino que funciona sólo como un incentivo para el concesionario;
una opción que el concesionario podrá tomar o no y dependiendo del mercado. No se entiende cómo es
posible concesionar una ruta selectiva, es decir, abrir un camino para que los usuarios de aseo paguen
camiones por transportar material reciclable, cuando al final puede ser que ese material ni se recicle
porque al concesionario no le resultó, en ese momento de mercado, atractivo el incentivo. Pareciera
imposible saber si el material que recoge la ruta selectiva, se aprovechará o no, porque el concesionario
sólo buscara el incentivo cuando realmente valga la pena, es decir cuando el mercado nacional y mundial
esté pagando bien el material reciclado y eso es indeterminable.

Porque si, como ahora, el mercado cae por la crisis económica y, por ejemplo, porque China ya no
compra material para la construcción de su represa, el incentivo ya no resultará interesante y entonces
será más rentable mandar toda la basura a enterrar que incurrir en los costos que implicaría separar y
vender. Caso en el cual, no se justificaría para el usuario del servicio de aseo pagar un transporte de
material de reciclaje al no haber certeza de que el material sí termina siendo reciclado y el medio ambiente

Nota: La Corte Constitucional declaró estarse a lo resuelto en la Sentencia C-475 de 2003, mediante Sentencia C-779 de
2003.La Corte Constitucional se declaró inhibida para fallar, mediante Sentencia C-355 de 2003.
103 EL nivel de complejidad jurídica dificulta entender los derechos, usar las oportunidades y conectar con el Estado. Sobre el

vinculo que hay entre pobreza y derecho de recomienda leer el reporte final de la Comisión para el Empoderamiento Jurídico de
los Pobres, que fuera Co-presidida por Madeleine Albright y Hernando de Soto. .
http://www.undp.org/legalempowerment/report/executive_summaries/spanishfinal.pdf
104 Salvo que la ciudad pudiera seguir contando con los recicladores que separan la basura aprovechable de la orgánica y en

tanto se dan las condiciones para una ruta selectiva en Cali.


105Dice la señora Eva Maria Uribe Tobon: “Hasta el momento (…) no puede ponerse en funcionamiento la ruta selectiva. Cuando
ésta entre en ejecución, la Convocatoria prevé que los contratistas la lleven a cabo como parte de las tareas previstas en el
contrato” Carta de enero de 2008.
106 Resolución CRA 351 de 2005: “Artículo 17. Aprovechamiento. Como incentivo a las actividades de aprovechamiento, éstas
se considerarán para efectos de tarifa, como una actividad de disposición final, cuyo costo máximo será igual al valor que
genera indiferencia en el costo de disposición final al suscriptor, ajustado por las diferencias generadas por concepto de tramo
excedente, así(…)”
40

protegido y entonces, sano. En ese orden de ideas, haría mucho más sentido para el Estado y la
comunidad reconocerle y pagarle a los recicladores su trabajo, porque ellos no sólo transportan el material
sino que con toda certeza lo reciclan. No sólo de ello dependen sus ingresos y la vida y educación de sus
hijos sino que además se precian de que su identidad laboral es ante todo función ecológica.

7. Las Ordenes De Inclusión

La ventaja de ordenar una acción afirmativa de inclusión económica de los recicladores a la economía
formal de servicios públicos por parte de la Corte es que existe un mercado multimillonario que el Estado,
la sociedad y el mercado podrían compartir con aquellos que antes que cualquier otro actor detectaron,
trabajaron y aprovecharon el mercado desde el siglo pasado. Durante décadas ya, los recicladores han
contribuido a prevenir, en silencio y grandes privaciones, un mayor deterioro ambiental en el país.
Bien vale la pena que la Corte considere entonces, reiterar una prohibición de empobrecimiento legal de
los pobres y de paso impartir una orden que empodere jurídicamente a los sectores pobres que, como los
recicladores, tratan de sobrevivir honestamente en medio de un maremágnum de normas, políticas y la
desidia estatal. Una decisión que, de paso, reitere que las políticas públicas no son la materialización de
todas las ocurrencias del funcionario de turno, sino la cadena de acciones y decisiones que, como
eslabones articulados de una cadena, atan al Estado con sus constituyentes, inclusive -y sobre todo- con
los que están en marginación, vulnerabilidad o indefensión. Y que se reitere, por tanto, que es deber
estructural de un Estado Social de Derecho consultar sus decisiones y formular soluciones con los
constituyentes, particularmente, si están atrapados en pobreza, y para que las decisiones del Estado que
los afecten no terminen por asfixiarlos más, sino que al contrario creen para ellos ventanas de oportunidad
que les permitan progresivamente ir escapando de la pobreza.
Sería contrario a la costumbre como fuente de derecho en Colombia, a la identidad laboral y social que
han forjado los recicladores a lo largo del tiempo mediante un trabajo honesto y legitimo desarrollado con
la aquiescencia107 del Estado y la sociedad, así como contrario a la participación efectiva y al fomento a la
Economía Solidaria, que la administración no considerara la inclusión efectiva de los recicladores en la
economía del aseo de Cali, y la Corte lo asegurara mediante una orden judicial.
En este punto, CiViSOL quiere insistir que, sin una decisión firme de la Corte y órdenes claras y precisas,
la fuerza del lucro, la inversión y en ocasiones la codicia terminarán por arrancar completamente el
mercado del reciclaje de colombianos trabajadores y honestos que, aunque en pobreza y marginación, ya
llevan casi un siglo en el mercado de la basura, asegurándose la vida y forjándose una identidad.
Si cuando la basura finalmente adquiere valor en Colombia ésta no se logra compartir con los compatriotas
que más oportunidad y protección necesitan, entonces, una literaria frase del Nobel colombiano Garcia
Márquez, sería ante todo una premonición108: “(…) ya lo verán, decía, se volverán a repartir todo (...) y
nada para los pobres, por supuesto, porque estos estarán siempre tan jodidos que el día en que la mierda
tenga algún valor los pobres nacerán sin culo, ya lo verán (…)”.

107 Ya en 1976 Birkbeck relataba que “(…) ni la institución dueña del predio ni EMSIRVA directamente hacen esfuerzos por
impedir que los recicladores accedan al botadero, ni tampoco de frenar su trabajo de separación de basura ni antes ni
después de que han pasado los buldóceres. EMSIRVA, por supuesto, no acepta ninguna responsabilidad por los accidentes
que puedan ocurrirles en el botadero como consecuencia de su labor.” (Birckbek:3) Traducción CiViSOL
108 http://www.scribd.com/doc/7591347/Gabriel-Garcia-Marquez-El-Otono-Del-Patriarcagabriel Garcia Márquez, El Otoño del

Patriarca. P.81
41

Considerando, como se evidencia en el expediente del caso en referencia, y por análisis de contexto
también se constató, que no ha habido ni a quo, ni Consejo Seccional, ni Alcaldía, ni CVC, ni EMSIRVA, ni
Superintendente que logre proteger la vida, el trabajo, la salud y la seguridad social y el derecho al
desarrollo de los más vulnerables, los colombianos recicladores tutelantes y demás recicladores de Cali,
entonces, comedidamente CiViSOL solicita a la Corte tutelar los derechos mencionados e impartir
órdenes que garanticen acciones afirmativa de inclusión para estos y los demás recicladores de Cali,
como garantía también de su derecho al desarrollo. Con el mayor respeto, CiViSOL se permite poner a
consideración de la Magistrada Reales, y a los Magistrados Henao y Mendoza ordenes del siguiente tenor:

1. Ordenar, a titulo de medida cautelar, la no-implementación, ejecución y puesta en marcha de la ruta


selectiva adjudicada por EMSIRVA-intervenida o liquidada, en la medida en que la adjudicación del
servicio público de aseo en su modalidad especial, o de aprovechamiento, se realizó en contravía de la
Constitución, sin base legal y en contravía de la voluntad municipal y una población vulnerable ya incluida.
Se prohibirá que los concesionarios empiecen a operar. En todo caso de conflicto, los derechos de los
recicladores a ser incluidos en la ruta selectiva son de mayor rango, de naturaleza legal y priman en el
tiempo sobre los de los concesionarios que en todo caso no podrían haber adquirido ninguno por carecer,
la adjudicación de ruta selectiva, de fundamento legal. En todo caso, de haber lugar a acciones de
responsabilidad estas recaerían directamente sobre las decisiones que tomó el agente especial
interventor de la Superintendencia y no sobre la entidad intervenida que perdió control frente a este.

2. Ordenar que en el término de dos semanas se conforme en la ciudad de Cali un Comité Municipal para
la inclusión de los recicladores a la economía formal del aseo. Dicho Comité estará Co-presidido por el
Alcalde Municipal y el Defensor Regional de Derechos humanos. Lo integrarán también el Director de
DANSOCIAL o su delegado con voz y voto, así como por un representante del DAGMA, un representante
de la entidad que coordine el PGIRS ; el/la representante legal de FERESURCO, el /la representante legal
de UPFRAME; el/la representante legal de la Asociación de Recicladores de Navarro; el/la representante
legal de la Asociación Nacional de Recicladores y el/la representante legal de la Asociación de
Recicladores de Bogotá, organización invitada con voz y voto al Comité por su experiencia en la situación
similar de Bogotá y por su reconocido liderazgo internacional (Premio UNHABITAT). En todos los casos
los recicladores podrán asistir acompañados de sus asesores.

A las reuniones podrán asistir también con voz pero sin voto un delegado de la Arquidiócesis de
Cali, uno de la Universidad del Valle y uno de la Fundación Carvajal en representación de la
sociedad civil organizada de Cali y aparecer como acompañantes del proceso en el expediente y
la investigación. En la medida que para el momento de esta decisión EMSIRVA haya sido
liquidada, su liquidador, por carecer de competencias más allá de la función de liquidar, podrá
participar pero no decidir como parte del Comité. En todo caso, y como consecuencia del Estado
Social de Derecho que también representa el liquidador, deberá buscar el mayor impacto social en
las decisiones que con carácter técnico, tome al momento de liquidar. El Comité informará
periódicamente a la Corte Constitucional el avance de su gestión, el alcance de sus decisiones y
los tiempos de implementación.

3. Ordenar que el Comité de Inclusión sea el responsable de decidir y configurar las acciones afirmativas
en un lapso de 6 meses, que luego la administración de Cali implementara dentro del término perentorio
que defina el Comité. El Comité está obligado a configurar soluciones que abarquen a los ex-recicladores
de Navarro y los recicladores de calle.
42

Se tendrán por ex-recicladores de Navarro todas aquellas personas que el DAPM censó y/o
alternativamente podrán tenerse como ex-recicladores de Navarro las personas que figuran en las
bases de datos de las cooperativas, EATs y otras organizaciones que funcionaron en Navarro y
que aparezcan inscritos con anterioridad al 1º de marzo de 2009. De igual forma se procederá
para determinar quiénes son recicladores de calle en la ciudad de Cali.

De declararse inexequible la Ley 1259/08, y legalmente viabilizarse el oficio, tendrán prelación en


la solución de inclusión los ex -recicladores de Navarro.

Entre muchas otras alternativas el Comité deberá evaluar y decidir sobre la factibilidad de entregar
el total de ruta selectiva109 a los recicladores organizados de la ciudad de Cali, o si lo hace
parcialmente y si lo uno o lo otro se hará en forma escalonada. Asimismo decidirán sobre la
necesidad y procedencia de un esquema de negocio que atraiga la inversión del sector privado a
la economía solidaria de los recicladores.

Así mismo este Comité decidirá sobre los Centros de Acopio o Plantas de Separación de
materiales que funcionen en Cali110.

En la medida en que, como lo señalara el Consejo de Estado, la basura es propiedad del Estado y
puede cederse a quien en su representación la recoja en la calle, el Municipio la podrá ceder
entonces a los recicladores organizados que operen las rutas selectivas y/o los centros de acopio
según decida el Comité.

El SENA, llegado el momento, concurrirá a la capacitación y puesta en marcha de las decisiones


técnicas.

4. Exhortar al Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo, la Comisión de Regulación de Agua


Potable y Saneamiento Básico –CRA, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios y
DANSOCIAL a convocar a un foro nacional en donde se convoque a la sociedad civil y la academia a
discutir la mejor forma de aprovechamiento de residuos sólidos. Los recicladores tendrán un espacio para
explicar su visión de negocio como estrategia de reducción de la pobreza. Los empresarios concesionarios
del aseo expondrán la proyección del negocio y los nichos de oportunidades. Como resultado de este foro
las entidades convocantes elaboraran una Política-Guía de aprovechamiento de residuos sólidos con
inclusión social que en forma inequívoca sirva para orientar a las entidades territoriales en el desarrollo
del quinto propósito de la política de aprovechamiento. Con debida antelación se anunciará la presentación
del borrador de Política-Guía en el Canal Institucional que luego se difundirá ampliamente y se someterá a
la participación efectiva de la sociedad civil. La política de aprovechamiento de residuos sólidos con
inclusión social se transmitirá ampliamente por el Canal Institucional.

109 Nótese que en la respuesta al requerimiento de la Corte, ya se había verificado la factibilidad de esta opción, pues aunque
en forma inconveniente e insuficiente, EMSIRVA ya había dado viabilidad al uso de tulas azules entregadas por el PGIRS y un
camión para el inicio de de ruta selectiva en algunas comunas de Cali en la Zona 1 en la que opera EMSIRVA.
110 Nótese que ya en el acta del 8 de agosto de 2008 un Centro de Acopio se había destinado ya a los ex –recicladores de

Navarro.
43

Especial atención requerirá la decisión del aprovechamiento como componente tarifario de aseo; la libre
competencia en el mercado de la basura; y la titularidad y marco de cesión del valor económico de resulte
de la basura reciclada todo lo anterior con un propósito de inclusión que sirva a corregir la pobreza de
impedir adoptar medidas regresivas. El derecho y la política pública comparada habrán de servir para
ampliar el horizonte de alternativas.

5. Ordenar a la Agente Especial de EMSIRVA a gestionar ante el gobierno nacional, en el término de dos
(2) semanas, las ayudas sociales para los ex -recicladores de Navarro a los que se comprometió en el acta
del 8 de agosto.

6. Ordenar a la CVC a afectar la partida que quedó consignada en el acta del 8 de agosto para proyectos
empresariales de los ex -recicladores de Navarro en un término perentorio de un mes.

7. Exhortar a los concesionarios a que, a la luz del deber constitucional de solidaridad de los colombianos
y en función de la Responsabilidad Social Empresarial, como practica de gestión empresarial, vinculen a
los ex -recicladores de Navarro a su operación vigente y concesionada por el Municipio.

8. Exhortar a las Corporaciones Autónomas y demás autoridades ambientales a que en el futuro


desarrollen su mandato de velar por la armonía en la relación del hombre y naturaleza, a la luz del Estado
Social de Derecho. Esto es, comprometerse a que, sus medidas programas y políticas, tanto generales
como técnicas, no resulten socialmente regresivas para la sociedad y se enderecen en cambio, y en la
medida de lo posible, a la reducción de la pobreza y el logro de una mayor justicia social en el país.

9. Ordenar a la Administración de Cali la suspensión de nuevos desalojos en la zona de Navarro,


conforme lo solicito el Defensor Regional hasta que no se conjure la crisis social causada por la desidia de
las autoridades accionadas.

10. Ordenar al DAGMA a crear y promover -con el concurso de las Organizaciones de la Sociedad Civil
que a bien tengan unirse en su esfuerzo- campañas de civismo y solidaridad dirigidas a la ciudadanía de
Cali, con miras a que los usuarios del servicio de aseo de la ciudad (a) empiecen a separar en la fuente y
(b) a ceder a los recicladores organizados la propiedad de su basura reciclable y, por lo menos, en tanto
se inicia la operación de las rutas selectivas en la ciudad. Para el efecto se podrá facilitar, trasporte
automotor y espacios de los que disponga el Municipio donde desarrollar la tarea de separación y facilitar
la carnetización del gremio de recicladores de oficio en la ciudad.

11. Ordenar a las autoridades accionadas extender y/o renovar los contratos que tuvieren con los
accionantes de este proceso hasta tanto, no empiecen a operar los negocios de los recicladores de Cali
que darán integración prioritaria a los accionantes en este proceso.

12. Ordenar al ICBF articular una campaña, en coordinación con el Defensor Regional que asegure, sin
necesidad de separar a los menores de edad de sus familias, la vida digna de todos los menores en riesgo
hijos de ex – recicladores de Navarro y habitantes del carreteable del que fuera el botadero de Navarro.

De los Honorables Magistrados,


44

Adriana Ruiz-Restrepo
CC. 66.836.163

Lina Arbelaez
CC 31 539836;

Camilo Barrera
CC 80.871.866

Sebastian Torres
CC 80.874.049

Maria López Castaño


CC 53.905.239

Claudia Marcela Benavides


CC 67.019.163

Shailly Barnes
Social Security: - 469
Ruta de Basura

Estación
de
Trasfere
S
Ruta ordinaria de Material NO Aprovechable
E

P 1 Estación de
Trasferencia

A
Ruta Selectiva de Material Aprovechable
C
Plástico
Centro de Acopio de
I Material Metal
2 Aprovechable o
Planta de Separación Vidrio
O de Reciclaje
Papel

N
Normatividad y Experiencias Internacionales en Materia de
Inclusión de los Recicladores

BRASIL

-Fuente: Dias, Sonia M. & Alves, Fábio C.G. 2008. "Integration of the Informal Recycling Sector in
Solid Waste Management in Brazil. Study prepared for the GTZ´s sector project "Promotion of
concepts for pro-poor and environmentally friendly closed-loop approaches in solid waste
management".

“OVERVIEW OF BRAZILIAN LEGISLATION

Brazilian Constitution (Art. 30, clause V) stipulates that municipalities are responsible for the
management of solid waste services. The role of the national state is the establishment of territorial
and environmental guidelines 1.

The first body of legal framework recognizing the waste pickers´ role in SWM were elaborated at the
local level, in the early years of the 1990´s, when the first partnerships with cooperatives started in
municipal recycling programmes, such as:

• In 1990, the municipality of Belo Horizonte (Minas Gerais State - south-east), included in its
Organic Law (the municipal Constitution) an article 151, clause VII, stating that the collection
and sale of recyclables would be preferably done through the work of cooperatives (though
not making it explicit that would be from waste pickers´ cooperatives). About a decade later
(2000), recognizing the importance of SWM, Law # 8052/00 creates the Department of Social
Mobilization of the Belo Horizonte´s Urban Cleansing Superintendency responsible for
carrying out environmental education programmes and having, also, as one of its
responsibilities the provision of technical advice to waste pickers´ organizations.
• In 1990, in Porto Alegre (Rio Grande do Sul State- south), Law # 234, which instituted the
Urban Cleansing Code, stated in its article 14, § 1st, that the recyclables collected via its
municipal recycling scheme should be destined preferably to formally organized waste
pickers´ groups registered on the Urban Cleansing Department (Departamento de Limpeza
Urbana –DMLU).
• In May 2000, Diadema (São Paulo State - south-east) instituted Law 1921/00 which
mentions waste pickers´ organizations, along with other organizations, as priority for the
establishment of partnerships and opens the possibility that revenue generated could be
destined to these very organizations. Still in 2000, Law Nº 1928/00 was passed authorizing

1
Federal Constitution of the Republic of Brazil. 1988. Art. 30, clause V - It is the municipalities
responsibility to organize and render, directly or under concession or permission, the public services of local
interest, including public transportation, which is essential;
the municipal executive power to celebrate Covenants with the waste pickers´cooperative. In
2004, Law # 2.336/04, regulated by the Decree # 5.984/05, which allows signing of contracts
with cooperatives for remuneration for services rendered at the municipal recycling scheme.

Some states later on elaborated laws acknowledging the role of the informal recycling sector:
• In 2001, in Minas Gerais State, COPAM2 issued Resolution 52 determining a six-month
deadline for the municipalities of Minas Gerais state to upgrade final destination of wastes,
and, also, forbidding waste pickers’ access to dumps. The deadline was postponed by
Resolution # 67 in the end of 2003, in which it was added that the municipality should create
labour and income alternatives for the waste pickers withdrawn from open dumps. This
addition occurred as an answer to the demands made by the waste pickers to the Minas
Gerais Environmental State Secretary during the 2nd Waste & Citizenship Festival held in
Belo Horizonte in 2003.
• The Federal District of Brasília (DF) in the Law # 3517/04 recognizes organized waste
pickers as the beneficiaries of the material generated in the state buildings. Still in DF, two
years later, in July 7th 2006, the government published the Law # 3890, which determines the
implementation of selective collection in all the administrative regions of DF and, following
Law 3517/04, also dictates the destination of the materials to the waste pickers.

At the Federal level:


• In 2001, there was the inclusion of waste picking as profession in the Brazilian Occupation
Classification (Classificação Brasileira de Ocupações). Among the classified activities 3, there
are functions related to the collective labour of a cooperative, which shows that the waste
picker profession is bigger than only street collection of recyclables. With this inclusion as a
profession waste picking started to appear in official data base making it possible now for
researchers to monitor the evolution of the activity in a number of aspects.
• In 2007, Law # 11.445/07 was passed which establishes the national guidelines for basic
sanitation and will function as support to the National Solid Waste Policy Law (when the Law
project is approved in Congress), when put into effect. The new law, in its article 57, modifies
article 24 of Law # 8.666/93, making bidding unnecessary for the hiring of solid waste
pickers. This means that waste pickers´ associations and cooperatives can be hired by the
municipalities to perform selective waste collection, and thus be paid for the service
rendered, as occurs in Diadema, but with a different legal framework.

• A further legal instrument which promotes waste pickers’ social inclusion is the Presidential
Decree 5940/06 which was presented on the 5th Waste & Citizenship Festival held in Belo
Horizonte (in August 2006) and had participation of waste pickers’ representatives in its
elaboration. This Decree determines that a “Solidarity Selective Collection” be implemented
in all federal public buildings (throughout the whole country) and the material generated be
destined to waste pickers´ organizations. The main objective of the Decree is the generation

2
The Environmental Policy Council (Conselho de Política Ambiental – COPAM), created in 1977 as the
Environmental Policy Commission, has been responsible for the formulation and execution of environmental
policy in Minas Gerais.
3
It is described in this classification the several types of waste picker activities: Scrap iron Picker, Paper or
Cardboard Picker, Scrap Picker, Scrap Packager (cooperative) and Scrap Sorter (cooperative).
of labour and income for waste pickers. The Interministerial Committee for the Social
Inclusion of Waste Pickers (CIISC 4) is responsible for its implementation; which started on 12
metropolitan regions deemed priority for the investment in the management and treatment of
solid waste by the federal government’s Growth Acceleration Plan (Plano de Aceleração do
Crescimento - PAC). Like big private generators public buildings can, with the destination of
its material, greatly increase waste picker organizations´ income. An agreement is
established between the waste pickers’ organization and the public institution whereby
access to recyclables are guaranteed. Besides that the solidary decree makes room for the
promotion of socio-environmental actions that can contribute to the improvement of the
coop's productive structure.

• In September 6th 2007, after a number of other projects with the same subject, the National
Solid Waste Policy was sent for Congress appraisal as an Executive Power proposition. This
proposition advocates the reverse logistics system, which makes the generator responsible
for the destination of the product after the consumption, ensuring the return of recyclables to
the productive chain and the increase of waste picker activity 5. The proposition was
recognized as a big advancement by MNCR (the national movement of waste pickers) as it
will mandatory that the waste pickers be included in the reverse logistics system. For that,
fiscal and financial incentives must be made available for recycling industries and for the
development of regional programs in partnership with picker organizations, as well as
financial support funds for the structuring of these organizations 6. TO DATE: THE LAW HAS
NOT BEEN APPROVED YET.

FINAL REMARKS:

Regarding social security, discussions are under way, within the CIISC, as to the possibility of the
waste pickers to be classified as special social security holders, similar to the traditional handicraft
fishermen who contribute with only 2,1% of their gross income. That would mean an enormous
benefit for the cooperatives which nowadays in order to fulfill its tax duties must pay 20% of the
coop’s monthly income added to the 9% paid by each member. Such a high tax value is one of the
main obstacles to the welfare tax payment by the organizations. This means that waste pickers up to
now have been excluded from the right to retirement and maternity leave for example.

In our case in Brazil, in the last years we have seen the enactment of laws aiming at waste picker
inclusion which means that integration of the informal sector depends on them being formally
organized as cooperatives/associations.

4
The CIISC is omposed of federal government´s institutions and has also representation of
the National Movement of Waste Pickers. These are the government organizations that
integrates it: Ministry of Cities, Ministry of the Social Development, Special Secretariat for
Human Rights, Ministry of Science and Technology, Ministry of Development, Industry
and Foreign Trade, Ministry of Education, Ministry of Environment, Ministry of Work and
Employment, Ministry of Health, Presidential Staff Office, National Economic and Social Development
Bank, Social Bank - CAIXA and National Waste Pickers’ Movement.
5
According to the Urban Environment and Water Resources Secretary of the Environment Ministry, Deputy
Luciano Zica.
6
To date: this Law-project has not been approved yet.
However, knowing that most waste pickers are in informal situations, with low organization levels and
lack of proper and adequate working conditions, some questions arise: given the fact that many
waste pickers resist organization will an increase on the amount of financial resources and technical
assistance necessarily increase membership at cooperatives and associations? If that is not so, since
all the legislation states clearly that support will be given only to cooperatives and associations how
to tackle the issue of autonomous waste picking activities in a way that do not create further social
exclusion? Sonia Dias, August 2008”

INDIA
-Fuente: Chikarmane Poornima and Narayan Laxmi Organising the Unorganised: A Case Study of
the Kagad Kach Patra Kashtakari Panchayat (Trade Union of Waste-pickers)

“(…) Mobilising around Economic Issues: KKPKPs Perspective on scrap collection


Unlike in some developed countries, source segregation of garbage into organic (bio-degradable) and
recyclable (non-bio-degradable), is not mandatory in India. The statutory responsibility of the
municipalities extends to providing public receptacles for depositing garbage, its transport and
disposal in a manner that is not detrimental to public health. The municipalities themselves do not
undertake segregation. It is the waste-pickers who perform this task, thereby earning their livelihood
from the sale of scrap. The commodity prices of scrap constitute the earnings of scrap collectors.
They do not get paid separately for the labour that they expend to collect the scrap. Legally, the
waste-pickers have no rights to scrap. It belongs to the generators till such time that it is deposited in
the municipal container after which it "belongs" to the municipality.

1. Establishing scrap collectors as "workers" and scrap collection as "work"


It has been mentioned earlier that the organisation was founded on the premise that scrap
collectors were unrecognised "workers" contributing to resource recovery, cost-saving for the
municipalities and environment protection.
The premise was substantiated by first estimating (on the basis of data generated by the co-
operative scrap store run by the Union) and later quantifying through formal research the contribution
of waste-pickers in the management of urban solid waste.
While the arguments remain the same, the data given below are based on a formal study
commissioned by the International Labour Organisation and undertaken by a team of researchers
from the SNDT Women's University in 2000-2001. There were 4594 registered scrap collectors in the
Pune Urban Agglomeration comprising the Pune and Pimpri Chinchwad Municipal Corporations at
the time that the study was conducted.
The arguments put forth to the municipalities were,
⇒ Collectively, scrap collectors salvage 144 tonnes of recyclable scrap prior to its transportation,
thereby saving the Pune and Pimpri Chinchwad Municipal Corporations the sum of Rs.15822750
(Rs.16 million) per annum in transportation costs alone. By implication each waste-picker
contributes Rs.246 worth of unpaid labour per month to the municipality.
⇒ Each waste-picker and itinerant buyer, average earnings of Rs.60 and 75 per day, respectively.
At conservative estimates this amounts to Rs.375000 per day, in the primary transaction that
takes place between the scrap collector and the local retail scrap store. Further value addition
takes place as the scrap is sorted, graded and traded.
⇒ The annual contribution of the scrap trade to the total income generated in Pune is
Rs.184824000 (Rs.185 million).
⇒ The environmental benefits that are derived from the work done by waste-pickers would be
difficult to quantify in economic terms.
(Source: Chikarmane, Deshpande, Narayan, 2001)

2. Seeking State recognition of scrap collectors as "workers" and scrap collection as work
The KKPKP spearheaded the struggle for recognition of scrap collectors as "workers" and
scrap collection as "work" by the Municipalities and later the State government through a series of
processes. Foremost among them was organising and mobilising scrap collectors through public
rallies and demonstrations. The above arguments formed the basis for the demand for the municipal
endorsement of photo-identity cards issued by the Union. The demand was put forth in 1993 by
means of several public demonstrations in which thousands of members participated.
The Pune Municipal and Pimpri Chinchwad Municipal Corporations conceded to the demand
in 1995-1996 and became the first municipalities in the country to officially register (through the
KKPKP) and endorse the identity cards of waste-pickers in recognition of their contribution to the
management of urban solid waste. The endorsement authorises waste-pickers to collect scrap.
This has since been followed by a notification from the Maharashtra State government
directing municipalities to register waste-pickers and issue identity cards and pursue methods of
integrating them into solid waste collection through their organisations or through NGOs.
Municipal endorsement of identity cards transformed the stereotypical image of waste-
pickers in their own eyes as well as those of the public. Scrap collectors have independently used the
I cards creatively, sometimes as bail when arrested on suspicion and sometimes as surety when they
did not have enough capital for immediate payment while buying scrap. Today the average waste-
picker on the street is clearly able to state her contribution to the city's cleanliness, to argue her claim
for space to sort the scrap, to convince citizens that she is not dirty because she cleans the waste
that they generate and to confront the police saying she earns an honest livelihood.

3. Claiming State resources on the basis of State recognition


(a) Medical Insurance
The KKPKP argued that while the financial benefits (savings in transportation costs) accrued to the
municipalities, the costs (health costs) of contributing to municipal solid waste management were
borne entirely by the waste-pickers labouring under abominable conditions of work leading to higher
levels of morbidity. The argument was substantiated by the findings of studies that showed that
waste-pickers suffered from occupation related musculo-skeletal problems, respiratory and gastro-
intestinal ailments. Scrap collectors, particularly women, tended to ignore minor illnesses till they
assumed dangerous proportions and became regular ‘conditions’. Only a 5 percent sample of scrap
collectors in Pune had one incidence of Tuberculosis, 3 of occupation related accidents, 6 respiratory
tract infections, 9 major injuries including falling from/into garbage bins, 1 eye infection and 36 cases
of severe musculo-skeletal problems (Chikarmane, Deshpande, Narayan, 2001).
In 2002-03 the Pune Municipal Corporation became the first municipality in the country to
institutionalise the Scheme for Medical Insurance for all Registered Waste-pickers in its jurisdiction.
The above arguments are detailed in the docket (prepared by the Municipal Commissioner) that was
presented before the decision making bodies of the PMC. The payment of the annual premium to the
New India Assurance Company has become part of the annual municipal budget. Hospitalisation
costs of up to Rs.5000 are reimbursed by the insurance company. Claims are processed through the
KKPKP.
(b) Education
The KKPKP argued for the inclusion of children of waste-pickers in the Central Government
aided Scheme for Pre-Matric Scholarships to Children of those engaged in Unclean Occupations the
basis of municipal recognition (endorsed I cards). Until then only children of night soil carriers were
considered eligible for the scheme that was implemented through schools. The government initially
refused to accept that waste-picking was an "unclean occupation". The press played a very effective
role in this campaign and articles titled "Government finds ragpicking too clean to merit help!"
alongside a photograph of a waste-picker inside a garbage container, hit the headlines. In 2001, the
Maharashtra government conceded to demand that the municipal endorsed I card constituted proof
of "unclean occupation" and extended the benefits of the Scheme to the children of waste-pickers.
(c) Space
In 1997 the KKPKP successfully argued for the right of waste-pickers to use by-lanes without
obstructing traffic, as sorting sites for scrap. The argument elaborated on how the municipality
allocated parking space for the cars of the rich but could find no space for waste-pickers to sort the
scrap that had been generated not by them, but by the relatively better off citizens.
In 1998 the organisation also managed to get constructed space gratis for running a co-
operative scrap store within the limits of the Pimpri Chinchwad Municipal Corporation.

4. Integration of waste-pickers into the doorstep collection and management of urban solid
waste
In 1998, the Hon. Supreme Court of India set up an Expert Committee on Solid Waste
Management in response to Writ Petition no.888 of 1996 filed by Almitra Patel and others. The
KKPKP was asked to send recommendations to the Committee, which it did. These have been
incorporated in the final report of the Committee.
The Ministry of Environment and Forests, Government of India formulated the Municipal
Solid Waste Handling Rules, 2000 based on the recommendations of the Committee, after directives
from the Hon. Court. The Rules direct the municipalities in 41 Class I municipalities to extend their
mandatory responsibility (collection from common points) and undertake measures for door-step
collection of waste and citizens education for source segregation. Although the Rules do not make
specific mention of waste-pickers, they are explicit in offering a wide range of choices to the
municipalities in the systems that they may want to adopt depending upon local conditions. Caught
between the compliance criteria for collection and budgetary constraints, municipalities have been
experimenting with different methods with varying degrees of success. Contracting out the system of
doorstep garbage collection, partly or fully, to both local and multinational operators is the most
popular because there is a strong lobby that believes that privatisation of garbage collection is
cheaper and more efficient. Frequently these measures displace waste-pickers as has happened in
Nasik, Maharashtra where they are unable to access the scrap since the garbage is carted away by
the contracted parties.
The integration of waste-pickers into the doorstep collection of garbage is the one of the
methods that will guarantee their access to scrap; improve their working conditions; improve their
earnings; and transform the status of the occupation from scavenging to service provision. In order to
demonstrate this, the KKPKP initiated “Swachateche Varkari” (harbingers of cleanliness) which is
promoted as Pune’s only eco-friendly doorstep garbage collection service offered through its members.
The KKPKP does not function as a contractor but promotes the service. About 400 members are
involved in the collection of source segregated garbage from 40000 households and commercial
enterprises across the city. They retain the scrap for sale through the usual channels and deposit the
organic garbage in the municipal container or the vermiculture composting pit. Apartment blocks contract
the waste-pickers and pay them a monthly service charge per apartment. The rates vary depending
upon the location and the class of citizens living in that particular neighbourhood. Effectively they fill the
gap between the generators of garbage and the neighbourhood garbage container. The Pune Municipal
Corporation is now officially promoting this programme.
Mangal Gaikwad resides in a slum in Aundh. The difference that her involvement in door-
step collection and in the Union made to her life is presented in her own words. "Today I earn
Rs.3000 from doorstep collection and the sale of scrap. The residents in the area who used
to frown at me while I was at the garbage bin, now know my name and greet me. A resident
gave me a second hand bicycle. I had never ridden one before. Today, I ride to work on that
cycle. When I was a child I used to envy the children who went to school with their bags and
water bottles while I had to go waste-picking. Since my work day is shorter now I was able to
attend the literacy class in my slum. I am now literate. I am the Treasurer of the credit co-
operative and the representative for my slum. I used to be terrified of my abusive alcoholic
husband. Twice I sent him to a de-addiction centre. He stopped for a while but continues to
drink. I am no longer terrified of him. I do not give him money to drink. I have bought a bigger
house for Rs.65000 from my savings and a loan I took from the credit co-operative".
(Source: Unpublished documention of KKPKP)

The transition from waste-picker to service provider has not been simple for waste-pickers. It
has required them to change their dress, demeanour and styles of work. Since they are ordinarily
abused or ignored by the middle classes, learning to relate with them has been a new experience.
They have perforce learnt to be punctual, regular and cordial.
Till date, the Pune Municipal Corporation has not pursued the privatisation through the
contractors' route because of the presence of a strong municipal workers union and an equally strong
waste-pickers union, both of which would oppose the move, albeit for different reasons.
The KKPKP is therefore poised at an interesting node in the struggle where the livelihood
rights of waste-pickers may come into direct conflict with the struggle of organised sector municipal
workers to protect and extend their preserve. It is significant to note here that the municipal
conservancy workers and waste-pickers share the same caste and social background. The fact that
door-step collection of garbage was never the mandatory responsibility of the municipalities and the
prohibitive costs of hiring regular labour to fulfil that added responsibility, offers the space for waste-
pickers (through the KKPKP) to negotiate their claims for public-private partnerships to fill the gap
between the door-step and the common collection point, without antagonising the municipal unions.
The new policy framework opens up possibilities for the integration of organised waste-
pickers into systems of solid waste collection (through public-private joint ventures), but also
constitutes a threat to their livelihoods in cities where they have not been organised. It is a strange
paradox that while on the one hand NGOs and MBOs are preoccupied with the need for policy
change in favour of the poor, there are so few that are willing to organise waste-pickers to explore the
possibilities that exist in a favourable policy environment in this specific context. Even those NGOs
(Centre for Development Communication, Jaipur and Nagpur; Exnora, Chennai and Hyderabad;
Forces, Mumbai) that have entered into solid waste collection contract arrangements with
municipalities have chosen to recruit/involve slum youth for doorstep collection rather than the waste-
pickers in those cities. This only substantiates the established fact that the improvement in the
conditions of work in any sector leads to the displacement of women by men, the lower castes by the
upper castes and informal sector workers by corporate entities. (…)”
EGIPTO

-Fuente: RRA Consulting (Public Law + Social Innovation), working document, NYC, March 2009

“ (…) Cairo’s Zabaleen:

Cairo’s waste collection is performed in part by formal garbage collectors and in part by informal
collectors, known as the Zabaleen. 7 There are over 70,000 Zabaleen in Cairo providing inexpensive
door-to-door garbage collection to the city’s residents. 8 A recent estimate concluded that the
Zabaleen collect nearly 1/3 of the city’s garbage and recycle approximately 85% of what they collect.9
The economic impact of their activities is estimated at $50 million annually. 10 They have been
labeled one of the “world’s most efficient resource-recovery and waste-recycling systems” by Wael
Salah Mahmi, professor of architecture and urban design at Helwan University. 11

Due to their efficiency, the Zabaleen have gained the popular support of Cairo’s residents, even if the
Egyptian authorities refuse to actively support their services. When Cairo’s municipal government
attempted to further privatize the waste collection industry, many residents came out to support the
Zabaleen instead. They not only successfully challenged the collection fees associated with the
private waste collection, they also continue to support and prefer the Zabaleen’s door-to-door
services. 12”

ARGENTINA

- Fuente: http://www.buenosaires.gov.ar/noticias/?modulo=ver&item_id=11&contenido_id=21075&idioma=es

“Por ocupación indebida del espacio público

Desalojan recicladores urbanos en Barrancas de Belgrano

Fue despejado el predio delimitado por las calles La Pampa, Virrey Vértiz , Sucre y Vías del
Ferrocarril Mitre, el mismo había sido ocupado por un grupo de recicladores urbanos con sus
pertenencias y materiales acopiados.
7
Martin Medina, p. 215.
8
United Nations Environmental Program (UNEP), Green Jobs: Towards decent work in a sustainable, low-
carbon world, (2008), p. 216.
9
UNEP, 216.
10
Martin Medina, p. 227.
11
UNEP, 216.
12
UNEP, 216.
Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público del Gobierno de la Ciudad se informó que el
asentamiento estaba provocando problemas de higiene y seguridad por la presencia de material
inflamable. Esto trajo mucha preocupación en los vecinos de la zona.

Por otro lado, se constató la presencia de varios menores viviendo en el lugar, esto implica un grave
riesgo de salud para ellos, así como de su integridad física, teniendo en cuenta que los
asentamientos estaban ubicados muy cerca del paso de los trenes. La semana pasada murió un
joven sobre las vías.

El Ejecutivo fue sensible a los reclamos de los vecinos, quienes por diferentes motivos se oponen a
la presencia de este tipo de asentamientos y defenderá el espacio público bajo la convicción de que
es un bien común innegociable. El Ministro afirmó que hubo alrededor de 30 conversaciones en un
lapso de 45 días con las personas asentadas en esa zona de Barrancas de Belgrano a quienes se
les trató de explicar que permanecer allí representaba una contravención por cuanto estaban
ocupando un espacio público, generaban problemas de higiene y exponían a los menores a
condiciones riesgosas para la salud e integridad física.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires continuará ofreciendo la mejor solución transitoria posible
a los recicladores urbanos, que vieron afectado el traslado de la mercadería al conurbano
bonaerense por la suspensión del 'Tren Blanco', con el propósito de respetar el espacio público y
acatar el justo reclamo de los
vecinos porteños.

El Ministro Piccardo agregó que "el Gobierno de la Ciudad dejó en claro que buscó, busca y buscará
una solución consensuada para resolver el problema de los recicladores urbanos", luego que se
desactivó el funcionamiento del denominado Tren Blanco a fines de diciembre último tras casi siete
años de prestación ininterrumpida. Esto trajo en consecuencia un indudable inconveniente para los
recicladores que el gobierno porteño desea solucionar en forma definitiva.

De esta manera, el Ejecutivo sigue poniendo a disposición de los recicladores desde que dejó de
funcionar el Tren Blanco unos 30 camiones diarios para que trasladen sus mercaderías al conurbano
bonaerense y puedan retornar a sus domicilios utilizando el transporte que elijan.

Piccardo explicó que detrás de los recicladores urbanos existe un gran negocio de intermediarios
que les pagan en negro, pero que luego revenden la mercadería (generalmente papel y cartones) a
las grandes empresas que les abonan en blanco.

"Es una industria que utiliza a 6 mil personas que meten la mano en la basura", dijo el ministro y
agregó que "por más que se les prohíba ellos van a seguir revolviendo los tachos y las bolsas" por
cuanto es su único medio de vida.

Sobre ese punto, aseguró que habrá que capacitar a los recicladores urbanos para que puedan
encontrar otras ocupaciones por cuanto una encuesta revela que el 70 por ciento quiere cambiar de
oficio, pero reconoce que no está calificado.
Publicación: 22 de febrero de 2008”

- Fuente: http://www.buenosaires.gov.ar/noticias/?modulo=ver&item_id=11&contenido_id=20359&idioma=es

“Acuerdo con recicladores urbanos

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llegó a un acuerdo, a través del Ministerio de Ambiente y
Espacio Público, con un grupo de recicladores urbanos quienes aceptaron dejar un asentamiento en
Plaza Noruega y comenzar a utilizar un transporte proporcionado por la Comuna para que retornen a
sus domicilios, después de finalizar sus tareas diarias.

Esta mañana y luego de varias rondas de conversaciones, las casi 60 personas que ocupaban la
plaza desde hace varias semanas comenzaron a regresar a sus casas en camiones provistos por el
Gobierno porteño y en tren.

“Fue un operativo muy importante, en el que dejamos en claro nuestros objetivos: la necesidad de
liberar el espacio público, por un lado, y de respetar el trabajo de los recicladores, por el otro”, afirmó
el Ministro del área, Juan Pablo Piccardo.

El funcionario señaló que “a partir de la cancelación del tren blanco por parte de la empresa
concesionaria del ferrocarril, hablamos con la gente de la Secretaría de Transporte de la Nación, que
se comprometió a poner camiones”.

Agregó que ante la realidad de que los rodados podían ser insuficientes, “el Gobierno de la Ciudad
proveyó de un sistema de camiones para el transporte de la mercadería”.

"El sistema ya está funcionando en toda la Ciudad – apuntó Piccardo - y Plaza Noruega fue el último
lugar en acoplarse a este plan”. También dijo que “hay un equipo especializado del Ministerio para
organizar los horarios” de modo que “los recicladores van a recoger lo que juntan diariamente y van
a subir la mercadería a los camiones”.

El funcionario aclaró que los recolectores “por una cuestión de seguridad, no van a viajar en los
camiones” por lo que el Gobierno está coordinando “el despacho de la mercadería en los camiones y
el regreso de los recicladores en tren”.

“El objetivo es organizar un sistema que hasta ahora era anárquico, para que se mantenga el valor
social ese tipo de trabajo, pero en un marco ordenado y de seguridad para ellos mismos”, dijo
Piccardo.

Afirmó que “por otro lado, no queremos que los menores participen del trabajo de reciclaje urbano,
con lo cual vamos a poner mucho foco en prevenir y erradicar esta realidad”.

Cronología

Luego que se desactivó el funcionamiento del tren blanco a fines de diciembre, el cual transportaba
diariamente y en forma gratuita a los recicladores, se produjo un fenómeno de asentamiento en
varias plazas y espacios públicos de la Ciudad.

Al no poder regresar a sus hogares, familias enteras de recicladores provenientes de la Provincia de


Buenos Aires comenzaron a instalarse con sus pertenencias en diferentes puntos de la Ciudad.

Esta situación provocó reiteradas quejas y denuncias de vecinos, respecto de los múltiples
inconvenientes que estos asentamientos provocaban en los barrios: ruidos molestos, faltas graves
de higiene, condiciones de peligrosidad por la presencia de material inflamable, etc.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acordó facilitar el transporte de esos trabajadores


informales y al mismo tiempo garantizar la seguridad e integridad de la mercadería que acopian sin
perjudicar su actividad económica.

De este modo, y gracias a la provisión de camiones, las personas pueden retornar sus domicilios en
el transporte urbano que elijan o que más les convenga. De regreso al otro día, pueden elegir el
lugar y la hora para que los fletes recojan los carros para continuar su actividad laboral.

El servicio logístico propuesto por la Ciudad no tiene costo alguno para ellos además de facilitar que
familias enteras puedan regresar a sus hogares y abandonar situaciones de precariedad. Este
sistema ya está siendo implementado por varios grupos de recicladores dispersos en la Ciudad.

Publicación: 23 de enero de 2008”

-Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1053295

“La recolección de basura en la ciudad


Asumirá el gobierno porteño el costo laboral de los cartoneros
Pagará aportes jubilatorios, obra social, transporte y ropa: $ 70 millones por año

FOTO
Según el plan presentado por el ministro de Ambiente porteño, los cartoneros ya no podrán viajar en
los camiones que aportará el gobierno Foto: Archivo

Por Laura Rocha


De la Redacción de LA NACION

El gobierno porteño asumirá el pago de los aportes jubilatorios y de obras sociales de los 4800
cartoneros registrados en la ciudad de Buenos Aires.

También les proveerá vestimenta, carros y el traslado en camiones, y pagará incentivos de 200
pesos mensuales a aquellos cartoneros que mantengan limpia su zona, como parte de un sistema
de regularización al que destinará unos $ 70 millones anuales.

Según pudo saber LA NACION, el plan se ejecutará sobre la base de convenios con las actuales
cooperativas de recicladores urbanos y está previsto que comience cuando se ponga en marcha el
nuevo contrato de recolección de basura, el año próximo.

El mecanismo ideado por funcionarios del área de Ambiente de la ciudad prevé que sea el gobierno
el que compre el material que junte cada cartonero en una zona prestablecida (de unas tres cuadras
por recuperador) y luego venda el producto de esa recolección a los mayoristas, que, en su mayoría,
están radicados en los partidos de la zona sur del conurbano bonaerense.

El detalle del plan fue brindado ayer en la Legislatura porteña por el ministro de Ambiente y Espacio
Público local, Juan Pablo Piccardo, durante la serie de audiencias que se celebran antes de debatir
el pliego de concesión de basura que regirá por los próximos diez años.

Tras el anuncio no se hicieron esperar las críticas desde la oposición y de las organizaciones
ecologistas que entienden, básicamente, que con este plan el gobierno está creando una empresa
pública y que reconocer dicha actividad en esos términos puede desembocar en una andanada de
juicios y amparos contra el distrito.

"No se entiende bien qué es lo que plantean. Ahora, los grandes generadores, como los
supermercados, le pagan a una empresa para que recoja los residuos reciclables. Después, esa
empresa debería llevar los residuos a los cartoneros. Con este nuevo planteo los supermercados no
pagarán, sino que entregarán el material directamente a los recuperadores. La inclusión no nos
parece mal, pero no queda claro cómo se instrumentará", opinó Eduardo Epszteyn, presidente de
Diálogo por Buenos Aires.

"El gobierno sigue sin establecer como se recuperarán los residuos orgánicos ni como se cumplirán
los objetivos de la ley de basura cero para 2010", agregó Juan Carlos Villalonga, de Greenpeace.

Según precisó Piccardo, los cartoneros estarán a cargo de la recolección de residuos urbanos
secos, que se hará "puerta a puerta". "Va a ser un proceso paulatino y por zonas", dijo el ministro,
que aseguró que la labor de los recicladores, bajo un sistema formal de trabajo, comenzará en las
áreas de los grandes generadores de residuos, como supermercados y edificios.

Guardar los residuos


El funcionario explicó que tanto los grandes generadores como los vecinos deberán conservar los
residuos secos en sus domicilios -hasta que pase a recogerlos el cartonero-, a diferencia de los
húmedos, que deberán arrojarse en contenedores, y no podrán depositarse en la vía pública.

Como se dijo, los vecinos recibirán la visita de un reciclador, designado cada tres cuadras, que
retirará esos residuos -previo acuerdo de día y horario con los encargados de edificios- y los
trasladará a distintos puntos de la ciudad en donde habrá camiones, provistos por el gobierno, que
llevarán el material hacia los "centros verdes", galpones en donde se separa y clasifica el material.

Hoy, sólo funcionan tres de los siete centros planeados. Según pudo saber LA NACION, los otros
cuatro estarán en la zona Sur. El nuevo plan estipula que en cada galpón trabajarán unos 100
cartoneros. Y el centro estará a cargo de un funcionario. El sistema costará unos $ 70 millones al
año, según cálculos oficiales. Es el mismo costo que muestra el macrismo como argumento del
fracaso del sistema de contenedores para depositar basura seca.

"Este dinero hoy se pierde porque se mezcla la basura húmeda con la seca. Entonces pagamos un
extra de $ 70 millones por año", detalló el ministro.

Con este nuevo sistema, los cartoneros tendrán beneficios, pero también obligaciones. Por ejemplo,
no podrán llevar a menores con ellos y deberán vestir un uniforme. Tampoco podrán viajar en los
camiones con los cartones. Según aseguran en Ambiente, sólo los 4800 recicladores censados
formarán parte del sistema.

Sin embargo, ayer, hasta en el bloque oficialista se preguntaban qué sucederá cuando un cartonero
que no forma parte de ese universo quiera incluirse. ¿Y con los derechos adquiridos en materia
previsional? ¿Se están creando contratos precarios desde el propio Estado? ¿De quién es la
responsabilidad cuando hay basura en la calle? Tal vez estas preguntas sean respondidas en la
audiencia pública del miércoles próximo.”
Superintendencia de Servicios
Públicos Domiciliarios
República de Colombia

*20086000340441*
Al contestar por favor cite estos datos:
Radicado No.: 20086000340441
Fecha: 23-05-2008

Bogotá D.C.

Doctor
JORGE IVÁN OSPINA GÓMEZ
Alcalde Municipal de Santiago de Cali
Palacio Municipal
Santiago de Cali (Valle del Cauca)

Referencia: Observaciones Concurso Público EMSIRVA. Rad. SSPD20085290213512 y Carta Abierta


El Tiempo

Respetado Señor Alcalde,

Doy respuesta a su Carta Abierta publicada en el diario El Tiempo y a la comunicación de la referencia, la


cual contiene sus observaciones en relación con la Convocatoria Pública No.001 de 2007, para la
selección de tres personas jurídicas idóneas que operen y exploten el servicio público de aseo, en los
componentes de recolección y transporte de los residuos sólidos generados en la ciudad, el barrido y
limpieza de vías y áreas públicas y la gestión comercial del servicio en la zona asignada.

Como es de su conocimiento, antes de la toma de posesión por la SSPD, EMSIRVA contrató con terceros
y durante muchos años, más del 62% de su actividad de aseo, barrido y limpieza. Esta contratación
dispersa y difícil de administrar de manera eficiente unida al hecho cierto de las restricciones operativas y
administrativas que enfrenta EMSIRVA y que precisamente dieron lugar a la intervención de la
Superintendencia, se constituyen en uno de los grandes obstáculos para lograr un servicio público de
aseo a la altura de una ciudad tan importante como Cali.

EMSIRVA estructuró ésta convocatoria con el fin de garantizar un proceso ordenado de contratación
sujeto a reglas claras y orientadas a garantizar un servicio de aseo adecuado a las necesidades de la
ciudad y fundamentadas en la normatividad legal y regulatoria del país.

A continuación, respondo cada una de las observaciones hechas por usted en sus dos comunicaciones.

1. Exigencia a los operadores de cumplir la política municipal en materia de residuos sólidos


consignada en el Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos -PGIRS-

En relación con su observación respecto de la necesidad de que los operadores que sean contratados en
virtud de la convocatoria cumplan la política municipal en materia de residuos sólidos, debe señalarse
Carrera 18 No. 84-35 Bogotá D.C.- Colombia PBX: 6913005 FAX: 6913142- AA 88666 - www.superservicios.gov.co
Superintendencia de Servicios
Públicos Domiciliarios
República de Colombia

*20086000340441*
Al contestar por favor cite estos datos:
Radicado No.: 20086000340441
Fecha: 23-05-2008

que los términos de la convocatoria se encuentran ajustados a la normatividad vigente que rige el servicio
público de aseo, incluyendo lo dispuesto por el Plan de Gestión Integral de residuos sólidos de la ciudad
de Cali adoptado mediante Decreto Municipal 0475 de 2004. EMSIRVA vigilará que los operadores
cumplan estrictamente con estas disposiciones.

2. Solución al impacto social del cierre del relleno sanitario de Navarro sobre 2574
ciudadanos recicladores

En cuanto a su observación respecto a la situación de los recicladores, es importante aclarar que ésta
constituye una tarea que corresponde a la Alcaldía. No es competencia de EMSIRVA resolverla ni podría
hacerlo mediante la presente convocatoria pública. Como muestra de buenos oficios y colaboración en
relación con el tema, EMSIRVA realizó estudios para determinar la situación de los recicladores y
proponer planes de trabajo frente a los mismos. Los resultados del estudio, incluyendo el censo de los
recicladores de Navarro, fueron remitidos al Municipio. Como apoyo de buena voluntad, EMSIRVA ya ha
organizado capacitaciones a los 609 recicladores censados en el Basuro, ya ofreció contratar algunos
para labores de manejo de zonas verdes durante el cierre del relleno y ofreció trabajo como escobitas a
otros recicladores. Sr. Alcalde: con todo respeto, corresponde a la Alcaldía adelantar programas de
reinserción laboral y apoyo social a las personas que viven del reciclaje en Navarro o en el resto de la
ciudad. No es parte del objeto social de la empresa adelantar estas actividades que son del resorte del
Municipio.

3. La operación de los nuevos contratistas no podrá iniciarse sino cuando entren en


funcionamiento la Estación de Transferencia y el relleno sanitario en el Municipio de
Yotoco

En cuanto a sus observaciones respecto de la Estación de Transferencia y el sitio de disposición final de


los residuos sólidos que serán recolectados por EMSIRVA y los contratistas, está previsto que el relleno
sanitario de Yotoco ya se encuentre en operación en el momento en que los operadores den inicio a sus
actividades, con lo cual se garantizará una adecuada disposición final con las medidas técnicas y
operativas establecidas en la regulación actual. Debe resaltarse que ya se encuentran adelantadas las
obras de adecuación del relleno, así como las relacionadas con la construcción de la Estación de
Transferencia. Se espera que los contratistas empiecen a operar los primeros días de enero de 2009.
Para esa fecha, ya estarán listos la Estación y el relleno.

Tanto EMSIRVA como los operadores deberán llevar al relleno sanitario de YOTOCO los residuos que
recolecten en la ciudad de Cali, tal y como se dispone en los términos de referencia de la convocatoria
No.001 de 2007:

“1.4.1. Delimitación del objeto del contrato. (...)

... Los componentes enunciados son:

i) Recolección y transporte, hasta la estación de transferencia, de los residuos sólidos


generados por usuarios residenciales, pequeños y grandes generadores entregados por
ellos a la ruta de recolección; exceptuando los usuarios grandes generadores de la ruta
Carrera 18 No. 84-35 Bogotá D.C.- Colombia PBX: 6913005 FAX: 6913142- AA 88666 - www.superservicios.gov.co
Superintendencia de Servicios
Públicos Domiciliarios
República de Colombia

*20086000340441*
Al contestar por favor cite estos datos:
Radicado No.: 20086000340441
Fecha: 23-05-2008

denominada industrial que actualmente atiende EMSIRVA E.S.P., los cuales serán
actualizados trimestralmente por EMSIRVA E.S.P. (Información disponible en el cuarto de datos)

“1.6. DEFINICIONES. (...)

22. Estación de transferencia: Son las instalaciones dedicadas al traslado de residuos


sólidos de un vehículo recolector a otro con mayor capacidad de carga, el cual los transporta
hasta su disposición final, operada por INTERASEO DEL VALLE S.A. E.S.P. ., de conformidad
con el contrato N° 010 de 2008, suscrito entre INTERASEO DEL VALLE S.A.E.S.P. y EMSIRVA
E.S.P.”

Lo anterior en atención a los compromisos contractuales adquiridos por EMSIRVA con el operador del
relleno sanitario, especialmente el numeral 1° de la Cláusula Cuarta del Contrato 010 de de 2008, que
establece:

“CLÁUSULA 4. OBLIGACIONES DE EMSIRVA ESP. Además de las consagradas en las


disposiciones legales y reglamentarias sobre la materia, EMSIRVA ESP asume las siguientes
obligaciones.

1) Entregar al OPERADOR los residuos sólidos ordinarios provenientes de las rutas de


recolección de residuos no aprovechables que EMSIRVA E.S.P. y sus contratistas recolecten en
la ciudad de Cali, para lo cual se obliga a incluir en los respectivos contratos esta obligación.” (...)

4. Disponer en Navarro el material que sea susceptible de aprovechamiento

Ahora bien, en relación con su propuesta de que a Navarro se lleve el material susceptible de
aprovechamiento hasta tanto se construya la nueva planta de aprovechamiento del Municipio, es
necesario, Señor Alcalde, que esté previamente en ejecución el Plan del Municipio para poner en marcha
la ruta selectiva. Hasta el momento la Alcaldía no dispone de dicho Plan y por lo tanto no puede ponerse
en funcionamiento la ruta selectiva. Cuando ésta entre en ejecución, la Convocatoria prevé que los
contratistas la lleven a cabo como parte de las tareas previstas en el contrato.

5. La Escombrera municipal (sitio para el aprovechamiento, la transformación y/o disposición


de escombros) será definida y operada o concesionada por el Municipio de Cali.

Estamos de acuerdo con sus precisiones respecto de la competencia del Municipio para definir y operar
la Escombrera Municipal. Una vez definido el sitio de la Escombrera por la Alcaldía, allí se llevarán los
escombros. La Convocatoria así lo ha previsto.

En mi calidad de Superintendente de Servicios Públicos quiero agradecer su disposición frente al tema y


su intención de participar en la solución a la prestación del servicio de aseo en la ciudad de Cali, lo cual
significará una mejor calidad de vida para los Caleños. El cierre de la convocatoria se llevará a cabo el
día 27 de mayo de 2008, tal y como se indicó en la Adenda No.7, toda vez que hasta la fecha se han
realizado 4 ampliaciones y la solución integral a la prestación del servicio de aseo en la ciudad de Cali no
da más espera.
Carrera 18 No. 84-35 Bogotá D.C.- Colombia PBX: 6913005 FAX: 6913142- AA 88666 - www.superservicios.gov.co
Superintendencia de Servicios
Públicos Domiciliarios
República de Colombia

*20086000340441*
Al contestar por favor cite estos datos:
Radicado No.: 20086000340441
Fecha: 23-05-2008

En esta medida, esperamos contar con la presencia de un observador del Municipio en el Comité de
Evaluación de las ofertas que se presenten en la referida convocatoria, cuya evaluación iniciará
inmediatamente concluya la audiencia de cierre programada para el próximo 27 de mayo de 2008.

Finalmente, Sr. Alcalde, me he comunicado con la Dra. Susana Correa, Agente Especial, quien coincide
plenamente con los términos de esta comunicación.

Atentamente,

Evamaría Uribe Tobón


Superintendente de Servicios Públicos

APRC/LHR

Carrera 18 No. 84-35 Bogotá D.C.- Colombia PBX: 6913005 FAX: 6913142- AA 88666 - www.superservicios.gov.co