Está en la página 1de 6

c 

 


c c¬  


 

El Litio es uno de los minerales industriales más interesantes. Es un metal con propiedades especiales
en la conducción del calor y la electricidad. Se encuentra presente en una amplia gama de
minerales, aunque sólo algunas poseen valor económico ×  
 
 


     l mismo tiempo, el Litio se encuentra en salmueras naturales, salmueras
asociadas a pozos petrolíferos y a campos geotermales. También se encuentra presente en diversas
arcillas (siendo la hectorita la más importante) e incluso en el agua de mar.

Si bien las fuentes de litio pueden ser diversas, en la actualidad solo dos procesos de obtención son
económicamente factibles: mediante salmueras y minerales. De ambas fuentes, la primera
transformación para la obtención del litio, permite obtener carbonato de litio (Li2CO3)1. En una
segunda fase de transformación se obtienen los compuestos de litio (hidróxido de litio -LiOH- y
cloruro de litio -LiCl-). Una tercera fase de producción permite obtener litio metálico, butil litio y
derivados orgánicos e inorgánicos (ver figura 1, "árbol de los compuestos de litio").

El consumo mundial de litio se ha incrementado de las 100 toneladas de carbonato de litio


equivalente (LCE)2 por año en los inicios de 1900 a más de 90.000 toneladas por año un siglo
después. En particular, ha sido durante los últimos diez años donde la industria mundial del litio
experimentó un considerable cambio, duplicándose la demanda mundial de carbonato de litio (de
las 45.000 TM)3.

En la actualidad, de la demanda mundial por litio y sus derivados, el 46% es por carbonato de litio,
21% por concentrado de litio, 13% por hidróxido de litio, 5% por butil litio, 4% por litio metálico, 3% por
cloruro de Litio, y un 8% por otros derivados del litio (SQM, 2009b).

El litio se utiliza como materia prima en diversas industrias. Según SQM (2009), las "Baterías"
representan la principal aplicación con el 27% de la demanda total; "Grasas lubricantes"
representan el 12% de la demanda; "Fritas" el 9%4; "Vidrios y cerámicas" constituyen el 8%; "ire
acondicionado" el 5%; "luminio" el 4%; "Polímeros" el 4%; "Usos farmacéuticos" el 3%; y "Colada
continua" con un 3%.

Es interesante destacar que junto a la duplicación en la demanda por productos de litio, también
ha cambiado la composición en los usos de litio en la última década. En 1998, la demanda de litio
para "Baterías" era de 7%; "Vidrios y cerámicas" constituían el mayor destino del litio con el 47%;
"Grasas lubricantes" el 17%; "luminio" el 6%; y "ire
acondicionado" el 5% (González, . 2000).


I Principales Usos del Litio

Fuente: SQM (2009)


* Estimaciones al 31 de Diciembre del 2008.

Las baterías de Litio-ion se han convertido en la principal aplicación, ya que se utilizan


intensivamente en variados dispositivos, como cámaras fotográficas, computadores portátiles,
teléfonos celulares, agendas electrónicas, MP3, entre otros. demás, el uso de este tipo de baterías
es altamente atractivo por su peso (livianas), su potencia y ciclo de vida, su rango de soporte en
cuánto a temperaturas y en particular, porque carecen del "efecto memoria"5.

Durante los últimos años se ha estado desarrollando sostenidamente la industria de los autos híbridos.
La producción de autos híbridos superó las 500.000 unidades el 2007 (SQM, 2008). Para el 2008, solo
en EE.UU. se habían vendido sobre las 300.000 unidades. Si bien esto es aún una pequeña fracción
de la producción mundial de automóviles, se espera un importante y rápido crecimiento de la
industria6.

Los autos híbridos (HEV o PHEV7) requieren para funcionar de una batería para almacenar la energía
generada por el motor a combustión interna y por diversos procesos que liberan energía. Los PHEV
además, tienen la particularidad que se conectan a la red eléctrica para recargar la batería. Para
lo anterior, requieren de baterías livianas, de poco volumen y con gran capacidad de
almacenamiento. Las baterías que utilizan litio, como las "ion-litio", son las que mejor responden a
estos requerimientos.
El Litio se utiliza también intensivamente en la industria de los vidrios y las cerámicas. Es utilizado ya
sea en la forma de concentrado o bien como carbonato de litio. El principal efecto es reducir la
temperatura de fusión de los materiales lo que produce un importante ahorro de energía. Mejora
también notablemente la calidad del producto, obteniendo un producto más estable y resistente al
calor.

5 El efecto memoria es un fenómeno que genera una pérdida en la capacidad de la batería, el que se genera por repetidas

cargas y descargas de ésta sin que la batería se haya descargado completamente.


6 El año 2007, la producción mundial de automóviles fue de 73 millones de unidades. La fabricación de autos híbridos significó

ese año apenas un 0,7%.


7 HEV: Vehículos Eléctricos Híbridos. PHEV: Vehículos Eléctricos Híbridos "Enchufables" (plug-in).
En los últimos años, un importante crecimiento ha experimentado la industria del acero en el uso del
Litio, en particular en los procesos de polvo de colada continua donde el carbonato de litio ofrece
una mayor velocidad y fluidez en el proceso de moldeado. Esta demanda creció entre 4 y 5% en el
2008.

Otro uso importante es en las grasas y lubricantes. En esta aplicación se utiliza el hidróxido de litio,
consiguiendo que las grasas sean resistentes al agua y a la oxidación, permitiendo además, que
tengan un buen desempeño en un amplio rango de temperaturas. El uso en grasa lubricante
representa aproximadamente el 75% del mercado total de hidróxido de litio. De hecho, las
estimaciones indican que más del 70% de las grasas lubricantes producidas en el mundo contienen
litio. No obstante lo anterior, durante el 2008 el uso de hidróxido de litio en grasa lubricante no mostró
ningún crecimiento como consecuencia de la desaceleración en la industria del automóvil que se
inició durante el segundo semestre del año (SQM, 2009).

Una amplia variedad de derivados orgánicos e inorgánicos se producen a partir de carbonato de


litio, hidróxido de litio y cloruro de litio. Estos derivados tienen diferentes aplicaciones, principalmente
en las industrias química y farmacéutica. Con el tiempo, derivados de litio han mostrado tasas de
crecimiento bastante estable, que se espera continuarán en el mediano y largo plazo, ya que, en
general estas aplicaciones son especificas y no sensibles a los ciclos económicos.

å
c  
      

Fuente: Departamento de Ingeniería en Minas, Universidad de Chile (2003).


c     


Es difícil cuantificar el nivel de avance en el desarrollo de nuevos productos y/o aplicaciones. El


desarrollo tecnológico avanza a pasos veloces, y lo que hasta ayer podía ser solo parte de estudios
en laboratorios, hoy puede o bien ser una aplicación ya en marcha blanca, o bien, una idea ya
desestimada.

La principal aplicación que se discute en la literatura especializada, con un potencial desarrollo a


futuro, es el de la energía nuclear. También se ha señalado una potencial aplicación en la industria
del cemento y en las aleaciones de aluminio.

¬   


El litio ha sido considerado como un material fundamental para el desarrollo de futuros reactores de
fusión nuclear. Estos reactores utilizarían, principalmente, deuterio y tritio como combustibles; éste
último, que es escaso en la naturaleza, se obtendría irradiando litio 6 con neutrones. El litio actuaría
como productor de tritio, permitiendo además su empleo como un excelente refrigerante y medio
de transporte calorífico, debido a su alta capacidad calórica, baja viscosidad, alta conductividad
térmica y baja presión de vapor. Para su utilización, en estado líquido, existen algunas desventajas
ya que en ese estado y con temperaturas elevadas es un material altamente corrosivo que, en
determinadas condiciones puede reaccionar violentamente en contacto con agua o aire; por esta
razón, actualmente su uso está restringido en la medida que aún no se conozcan adecuadamente
los mecanismos de corrosión involucrados en la interacción litio-materiales estructurales.

En la actualidad existe un conjunto de dispositivos experimentales, de tamaño pequeño y mediano,


operados por asociaciones de países y grupos de trabajo, explorando la posibilidad de controlar el
proceso de fusión nuclear. Estas investigaciones tienen como finalidad apoyar experimentos de
mayor tamaño, donde el más importante es el ITER (International Thermonuclear Experimental
Reactor), reactor que se construye en el sur de Francia, y el cual será el primero de una serie de
reactores cuyo objetivo es el desarrollo de la fusión nuclear, como fuente futura de energía
eléctrica. ctualmente, se cree que el escenario más probable será la reacción nuclear de Deuterio
y Tritio.

Se estima que el primer reactor de fusión experimental (ITER) estará en operación a partir del año
2017 aproximadamente. Este prototipo de 500 MW no será destinado a la producción de energía
eléctrica sino a demostrar la viabilidad de la fusión con una amplificación de potencia mayor a 1.
Se desmontará a partir del año 2026. El programa de desarrollo de la fusión nuclear contempla la
construcción de un reactor nuclear demostrativo (DEMO) de 2.000 MW de potencia estará en
operación alrededor del año 2040 y será el primer reactor en generar electricidad, proveyéndose
de tritio a partir de generadores de litio.

Para el 2050 debiese entrar en operación el primer reactor comercial de fusión (PROTO) de 1.500
MW de potencia. La producción a gran escala de energía eléctrica a partir de reactores de fusión
nuclear estaría consolidada el año 2100.

Según los pronósticos de uso y consumo de litio para los reactores de fusión, sería necesario entre 6 y
9 toneladas anuales de litio para generar 1,5 GW durante un año aproximadamente.
   
  
    

½ c
  

    

 partir de los análisis sobre la disponibilidad futura de litio, se ha abierto una discusión entre los
expertos más reconocidos, que siguen el mercado del litio, sobre la estimación real de reservas de
litio a nivel mundial y la capacidad de proveer la demanda futura.  partir del trabajo de Tahil, "The
Trouble with Litium" (2007 y 2008), y las sucesivas respuestas y contra-respuestas de Evans (2008-2009)
y Zuleta (2008) se ha puesto en cuestionamiento cuán certera es la información de reservas a nivel
mundial.

Según la USGS (U.S. Geological Survey), las reservas base de litio a nivel mundial alcanzarían en el
2008 las 11 millones de toneladas y los recursos totales (incluidas las reservas base) sumarían 13,7
millones. Evans (2008) estima por su parte, que las reservas accesibles de litio ascienden a 30 millones
de toneladas de litio metálico, equivalentes a aproximadamente 160 millones de toneladas de
carbonato de litio (ver cuadro 1). De éstas reservas accesibles de litio, cerca de 14 millones de
toneladas de litio (46%) se encuentran en operaciones actualmente en funcionamiento o
propuestas para una pronta puesta en marcha.

 partir de estos resultados, Evans (2008) sostiene que si en la actualidad la demanda anual de litio
es de aproximadamente 85.000 ton. de carbonato de litio equivalente (16.000 ton. de litio),
entonces las preocupaciones por una falta de provisión de la demanda futura serían "infundadas".

Por otra parte, Tahil (2008) discute las estimaciones de Evans, e indica que las reservas mundiales
probadas solo ascienden actualmente a 4 millones de toneladas de litio metálico, y que los recursos
serían del orden de las 17,3 millones de toneladas de litio metálico.

Las cifras estimadas por Tahil, son también consistentes con la relación de reservas geológicas de
litio, que se incluyeron en un estudio especializado que concluyó que existían solamente alrededor
de 14,7 millones de toneladas de litio en depósitos de salmueras y cerca de 1,6 millones de
toneladas en depósitos mineralizados, totalizando 16,3 millones de toneladas de litio en el mundo
(Garrett, D., 2004).

Evans (2009) recientemente, presentó una actualización de sus estimaciones de reservas mundiales,
en el Seminario Mundial del Litio realizado en Santiago, a comienzos del 2009. Desestimó las críticas
de Tahil, señalando que los términos de "reservas" están sujetos a una tecnología y precio de
mercado existente, pero que sin embargo, los precios van cambiando en el tiempo y la tecnología
desarrollándose.
El cuadro 1, resume las reservas mundiales estimadas por Evans (2009). Según estas nuevas
estimaciones, las reservas de litio se concentran principalmente en salmueras, las que representan
un 60% de las reservas totales de litio. Las reservas minerales (pegmatitas) alcanzan un 26% de las
reservas totales y se concentran en EE.UU. y Zaire fundamentalmente.

Chile, por su parte, muestra las mayores reservas de litio en salmueras, con cerca de 7 millones de
ton., las que representan el 39% de las reservas de litio en salmueras y el 23% de las reservas totales
de litio a nivel mundial. Las estimaciones de reservas que son adjudicadas a Chile a nivel
internacional, no incluyen sin embargo, información de otros salares con contenidos de litio
(Pedernales, Punta Negra, Maricunga, Incahuasi, guas Calientes).
Ô
c  
     

   


País / Fuente Pegmatitas Salmueras Salmueras Arcillas Jadarita TOTAL


Rerservas
geotermales y pozos (Hectorita)
petrolíferos
EEUU 2.830.000 40.000 1.750.000 2.000.000 -.-20.000
Canadá 255.-00 255.-00
Zimbawe 5-.700 5-.700
Zaire 2.300.000 2.300.000
Australia 2-2.800 2-2.800
Austria 100.000 100.000
Finlandia 14.000 14.000
Rusia 1.000.000 1.000.000
Serbia 850.000 850.000
Brazil 85.000 85.000
China 750.000 2.-40.000 3.390.000
Bolivia 5.500.000 5.500.000
Chile -.900.000 -.900.000
Argentina 2.550.000 2.550.000
TOTAL x fuente 7.-54.100 17.-30.000 1.750.000 2.000.000 850.000 29.884.100
Fuente: Elaboración COCHILCO en base de datos extraídos de Evans, R. (2008)

Es interesante notar que Chile, mediante el Salar de tacama; Bolivia, con el Salar de Uyuni; y
rgentina, a través del Salar del Hombre Muerto, Rincón y Olaroz, concentran cerca del 85% de las
reservas de litio en salmueras, y 50% de las reservas totales de litio. Este "triangulo del litio" que se
concentra en las zonas fronterizas de los tres países, ha dado paso a que Forbes Magazine se refiera
a la región como la "rabia Saudita del Litio".

Durante el 2008, la producción mundial de litio metálico alcanzó las 27.400 ton., mostrando un
incremento cercano al 90% de las 13.000 toneladas que se producían en el año 2000, lo que
significa un incremento promedio anual de un 8% aproximadamente (USGS, 2009). La producción
mundial de litio se concentra fundamentalmente en cuatro países: Chile, que lidera el mercado con
una participación del 44% de la producción (mediante salmueras), le siguen ustralia con una
participación del 25% (mediante espodumeno), China y rgentina alcanzan un 13% y 12%
respectivamente de participación de la producción mundial (mediante salmueras).