Está en la página 1de 6

EL VALOR DE EDUCAR

FERNANDO SAVATER

En esta obra, el autor maneja un comparativo del desarrollo alcanzado desde el


momento del nacimiento de los animales que habitan en la naturaleza, los cuales
se pueden valer casi por si mismos a partir de ese instante, siendo desde ese
momento lo que van a ser; en cambio los humanos dependemos de otros
humanos mayores por un tiempo muy largo, en el cual no podríamos sobrevivir sin
esta ayuda, además de que la humanidad la vamos adquiriendo a partir de otros
humanos, siendo también éstos los que nos califican sobre la humanidad que
vamos desarrollando; por otro lado, algo que nos distingue de otras especies es
precisamente lo consiente que estamos de nuestra ignorancia y de la urgente
necesidad de aprender, y aprender no solo de la experiencia, como sucede con
los animales, sino de aprender de los demás humanos, los cuales te trasmiten los
conocimientos adquiridos de alguien más, pero no solo eso, sino que te deben
enseñar a reflexionar y a mejorar o evolucionar los conocimientos adquiridos, lo
cual es un rasgo solo de los humanos, que ha generado un gran avance científico
en todas las áreas.

En relación a los contenidos de la educación, como el autor lo señala, no somos


los únicos, ni tampoco los primeros, porque ha habido un sinnúmero de
generaciones antes de nosotros, las cuales tuvieron sus propias fallas y aciertos, y
que nos han legado infinidad de conocimientos que se han ido trasmitiendo y
mejorando de generación en generación, pero también en razón del tiempo
(nuestro gran invento), podemos darnos cuenta y nos aterra de que solo estamos
de paso por un periodo muy breve, y que por lo tanto tenemos que llenar de
conocimientos a nuestros descendientes para poder perpetuarnos a través de
ellos; pero para poder enseñar primero hay que vivir el conocimiento, y no
cualquiera esta capacitado para enseñar cualquier cosa, por lo tanto surgieron
instituciones educativas que con una pedagogía adecuada, un método científico,
impartido por especialistas en los diversos temas, se encarguen de preparar a los
educandos de la mejor manera.
1
Ahora bien, los diversos tipos de conocimientos que se enseñan hoy en día, nos
ayuda a manejar y resolver problemas mucho más complejos, asimismo nos
ayudan a interrelacionarnos con más gente y a trabar relaciones comerciales,
económicas o culturales que conllevan a un desarrollo social cada vez mayor,
porque el intercambio de todo tipo que se genera nos beneficia a todos por igual;
pero además, la función de la enseñanza es la de promover modelos educativos
que eleven la autoestima y personalidad de los educandos, así como también a
desarrollar un pensamiento crítico que promueva la democracia y que nos aliente
a desarrollar nuevas áreas de conocimiento sin conformarnos con lo establecido.

Posteriormente, nos habla sobre la educación o socialización que recibe el hombre


en primera instancia en el seno familiar, y que es esto lo que sirve de cimientos
que nos ayudarán para poder recibir una mejor instrucción en la etapa secundaria,
lo cual le corresponde a las instituciones educativas, pero si esta socialización no
se da de manera adecuada se le complicara a estas instituciones, pues tendrían
que hacer la socialización primaria que le corresponde a la familia y la instrucción
secundaria que le corresponde a institución. Por lo anterior es indispensable que
alguien de la familia, por lo regular el padre, tome el rol que le corresponde para
encausar de la mejor manera al niño o al joven, teniendo a su favor el temor que
tiene el niño de perder el amor de las personas de las que depende, pero también,
este miedo que se va superando con ayuda de la autoridad del padre es lo que
posteriormente servirá para prevenir un temor mayor que impida mayores logros.
Pero desgraciadamente, las enseñanzas que le correspondía a los padres
enseñarles a los hijos de una manera gradual, de acuerdo a sus diferentes etapas
de crecimiento, se ha visto desplazada por la gran información que sin ninguna
restricción manejan los medios de comunicación masiva, principalmente la
televisión, información que se da de forma abierta sin importar que quien la reciba
no esté en edad de comprenderla, además de que muchas veces solo crea
confusión y genera relaciones o situaciones que no se darían con un adecuado
manejo de dicha información, siendo muy difícil para la escuela o para los padres
revertir todo esto.

2
En otro orden de ideas, hay algunos temas que en realidad asustan y preocupan
a la sociedad en general, y aunque es obligación de los padres el manejo de ellos,
por lo regular pretenden que sea la escuela quien se encargue de hacerlo,
cuestión que es muy complicada porque no es mucho lo que ésta puede hacer; el
primer tema es la ética, la cual debe enseñarse con ejemplos primeramente en el
hogar, la cual del mismo modo en la escuela debería predicarse con el ejemplo de
todos los que pertenecen a estas instituciones, como complemento de las clases
doctrinales; la religión, la cual es completamente obligación o decisión de la familia
si desea inculcarle alguna, y en la escuela solo manejarla como un tema
informativo de las diferentes creencias o tipos de religión que los grupos humanos
han generado. En cuanto al sexo, son los padres quienes de forma clara y abierta
deberían tratar este tema de manera tal que se concientizara a los jóvenes para
que estas relaciones se den en su momento, de la manera más segura, con la
persona adecuada, y que esto no sea motivo de truncar proyectos de vida, de
contraer alguna enfermedad mortal, obligaciones a muy temprana edad, o gran
cantidad de madres solteras; al hablar de las drogas, podemos darnos cuenta del
problema tan grande que éste representa para los jóvenes, los cuales en razón de
su inexperiencia, son presa fácil de las grandes organizaciones criminales que en
principio les regalan para enviciarlos, sabiendo que posteriormente generaran muy
buenos dividendos con su consumo, siendo este el mayor peligro por el gran
poder económico y de todo tipo que tienen estas organizaciones; y que por lo
regular, en este tema los maestros solo pueden orientar a los jóvenes, pero por el
peligro que representa, no pueden actuar aun dándose cuenta de alguna situación
específica; otro tema difícil de tratar es la violencia, en razón de que los humanos
somos violentos por naturaleza, y ha sido ésta la que en algún momento sirvió
para quitar tiranos, o no dejar que otros llegaran a serlo, siendo la misma violencia
la que en un momento dado mantiene un equilibrio social, porque estamos
consientes de que el Estado está facultado para hacer uso de ésta para mantener
el orden, y por otro lado, la escuela debe buscar la manera de canalizarla para
lograr a través de ella más cambios positivos que negativos.

3
Al hablar de la libertad de la educación, podemos darnos cuenta que dicha libertad
no existe, al menos en la mayor parte de lo que se nos enseña, porque en
principio es la familia la que decide que es lo más importante que el niño debe
aprender, así mismo al llegar a la escuela ésta ya tiene diseñados los planes de
estudio según la carrera que elija el educando, y las clases se van a llevar de
acuerdo a lo que mejor consideren los pedagogos encargados de su diseño; pero
debe ser precisamente la ignorancia en que nos encontramos lo que nos motive a
lograr una educación de altura, la cual será al final la que nos hará libres de lo que
nos aqueja o limita en esta vida, la que servirá de trampolín para logros mayores,
y para buscar nuevos conocimientos que cada quien genere de acuerdo a sus
capacidades y proyectos, y que el educador logre despertar toda esta inquietud en
los alumnos haciéndoles ver que merece el esfuerzo lo que se está aprendiendo.

En su tiempo, platón manejo una forma de enseñar jugando, considerando que así
el niño desarrollaría todo su potencial al hacer lo que en realidad le gustaba o le
llamaba más la atención, en la actualidad, dos pedagogos Freinet y Montessori,
manejaron lo mismo, un sistema de enseñanza en el cual se aprendiera jugando,
pero bueno esto también puede ser contradictorio, porque si en la escuela se
enseña que no siempre se puede estar jugando, y que se debe crecer y madurar
para tomar las responsabilidades que nos corresponden, y esto para nada es un
juego; lo que si la escuela debe preparar a los educandos para que afronten los
retos de la mejor manera, fomentando una visión de éxito hacia el futuro, tratando
siempre de erradicar la insolencia que solo es reflejo de la ignorancia que se tiene.

Algo mas en cuanto a la educación es lo que algunos doctrinarios manejan, en


razón de que según ellos se está perdiendo la educación humanista, la que en la
antigüedad era considerada la de mayor jerarquía, la cual fue rebasada por una
preparación técnico-científica en la que se prepara al educando para integrarse de
manera inmediata a las fabricas mecanizadas, hoy robotizadas, que se estaban
desarrollando en razón de la revolución industrial, cuestión que en la actualidad
está completamente rebasada, porque si bien en la educación humanista se
cultiva el alma y los valores cívico-morales, también es cierto que ambas no

4
pueden ir separadas por ser una complemento de la otra, pues hay que tener
valores para manejar la ciencia, y hay que tener conocimientos científicos además
de valores para poder desarrollarse en la actualidad. Además como nos señala el
autor, el termino humanista es un término que nació en el renacimiento para
diferenciar de la educación que se daba a partir de los textos divinos (estudios
bíblicos), de los enseñados por textos de simples mortales, humanistas, por lo
tanto no hay razón de ninguna diferenciación, y lo que si hay que buscar que la
educación se imparta por verdaderos maestros que entiendan que no tiene nada
de malo enseñar con humildad, haciendo de lado todo tipo de pedantería,
motivando en sus alumnos el deseo de superar lo aprendido en vez de estar
presumiendo lo logrado por él, y con esto se lograría un mejor desarrollo del país y
de su gente en general.

Por último la educación debe erradicar cualquier tipo de discriminación que


siempre se ha dado, inclusive en el actualidad, y que no importe la raza, el color,
el estatus social o el sexo para alcanzar este beneficio, y que solo sean las ganas,
la necesidad, o el interés que cada quien tenga, lo que marque la diferencia en los
logros que cada quien obtenga. Ahora bien, cada grupo social enseña a sus
descendientes lo que considera puede ser necesario de acuerdo a su propia
idiosincrasia, sin dejar de lado lo que en términos generales se tiene que
aprender, haciéndonos ver asimismo de la importancia que tiene el educador en
cuanto a sus educandos, porque es muy grande la responsabilidad que tienen
quienes se dedican a esta profesión tan digna, y que si no tiene la vocación y el
espíritu para hacerlo mejor que renuncie y que se dedique a otra cosa. Tenemos
que entender también que muchas veces la educación se da de acuerdo a la
forma de pensar del educador, pero por lo mismo el estudiante debe de desarrollar
su pensamiento crítico para decidir que toma, que desecha o que mejora de un
determinado maestro, y es precisamente esto lo que hace que se salga de los
parámetros establecidos y que se generen nuevas formas de pensamiento,
cuestión que algunos no comprenden, tachando inclusive de traidor a quien se
atreve a hacerlo, pero como el mismo autor lo dice, lo importante es lograr que se
dé una educación pluralista, al alcance de todos, y donde todos tengan derecho de
5
expresar sus opiniones y poner en marcha sus ideas, porque es gracias a la
educación generalizada y de calidad, que se dan los cambios y avances sociales
en los cuales todos salimos ganando.