Está en la página 1de 2

Liceo Augusto D’Halmar

Depto. de Lenguaje y Comunicación

Puntuación

La puntuación de los textos escritos, con la que se pretende reproducir la entonación de la


lengua oral, constituye un capítulo importante dentro de la ortografía. De ella depende en gran
parte la correcta expresión y comprensión de los mensajes escritos. La puntuación organiza el
discurso y sus diferentes elementos. Al mismo tiempo, permite evitar la ambigüedad en textos que,
sin su empleo, podrían tener interpretaciones diferentes.

Uso del punto


El punto ( .) señala la pausa que se da al final de un enunciado. Después del punto –salvo
en el caso del utilizado en las abreviaturas- siempre se escribe con mayúscula.

Hay tres clases de punto: el punto y seguido, el punto y aparte y el punto final.

a) El punto y seguido separa enunciados que integran un párrafo. Después de un punto y seguido
se continúa escribiendo en la misma línea. Si el punto está al final de un renglón, se empieza en el
siguiente sin dejar margen.

b) El punto y aparte separa dos párrafos distintos, que suelen desarrollar, dentro de la unidad del
texto, contenidos diferentes. Después del punto y aparte se escribe en una línea distinta. La
primera línea del nuevo párrafo debe tener un margen mayor que el resto de las líneas que lo
componen, es decir, ha de quedar sangrada.

c) El punto y final es el que cierra un texto.

Otro uso del punto


El punto se utiliza también después de las abreviaturas. Ejemplos: Dra., Pdte., Gral.

Uso incorrecto del punto


Los títulos y subtítulos de libros, artículos, capítulos, obras de arte, etc., cuando aparecen
aislados, no llevan punto final: ejemplos:

Cien años de soledad


Un viejo que leía novelas de amor

Uso de la coma
La coma ( , ) indica una pausa breve que se produce dentro del enunciado.

a) Se usa coma para separar elementos análogos o enumeración, es decir, elementos que
desempeñan la misma función gramatical en la oración.

b) Se usa coma para separar el vocativo (llamado a la segunda persona, nombrándola, ya sea ésta
real o una personificación) del resto de la oración. El vocativo llevará una coma detrás de sí cuando
estuviere al principio de lo que se diga y en otros casos la llevará antes y después.

c) Se usa coma antes de las conjunciones adversativas: Algunas de ellas son: pero, mas, sino,
aunque, etc.

d) Se usa coma en presencia de elementos conjuntivos (conjunciones) o modos adverbiales que


tienen por función aclarar, explicar o seguir con el relato. Algunos elementos conjuntivos son: esto
es, es decir, en fin, por último, por consiguiente, no obstante, por lo tanto, en consecuencia,
mientas tanto, sin embrago, en cambio, al mismo tiempo, o sea, en general, vale decir, en
conclusión, en resumen, al fin. También van entre comas los adverbios terminados en –mente
cuando se usan como nexos: efectivamente, finalmente, lógicamente, indudablemente, etc.

Ejemplo: Todas las evidencias lo delatan, por consiguiente, fue condenado.

1
e) Se usa en presencia de sujeto extenso. Normalmente el sujeto de la oración no debe ir separado
del predicado, pero si el sujeto es demasiado extenso o complejo es necesario usar coma:

Ejemplo: Toda la fisiología del aparato digestivo estudiada durante los tres cursos del primer
periodo del año, configura el elemento central de nuestro análisis.

f) Se usa coma cuando una oración se interrumpe, ya sea para citar o indicar el sujeto o la obra
donde se ha citado; o bien, inserta otra que amplía lo planteado. Tales elementos, que suspenden
momentáneamente el relato principal y que se pueden suprimir sin alterar fundamentalmente el
sentido de la oración, se encierran entre comas:

Ejemplos: Giussepe Verdi, talentosísimo músico italiano, tenía muy mal concepto de los críticos.

g) Se usa coma para señalar la presencia de la alteración del orden gramatical lógico de la oración,
es decir, un hipérbaton. Esta misma regla se usa para las oraciones precedidas por si
condicional.

Ejemplo: Si la invitan hoy, no podrá ir mañana.

h) Se usa coma cuando se produce una elipsis verbal

Ejemplo: El niño visitó a su madre, después, a su padre y más tarde, a su abuela.

Uso de punto y coma


El punto y coma ( ; ) indica una pausa superior a la marcada por la coma e inferior a la
señalada por el punto.

a) Se usa punto y coma antes de conjunción adversativa (mas, pero, aunque, etc.) cuando el
periodo es de una extensión mayor o cuando en su interior ya tiene comas.

Ejemplo: ninguno de los autores mencionados más arriba alcanzaron la jerarquía de Eduardo
Gudiño Kiefer; aunque no desentonan junto a los creadores de segunda categoría.

Cuando el periodo es breve, bastará una simple coma antes de la conjunción. Es el caso de la
expresión: Dijo lo correcto, pero lo hizo en forma inadecuada.

b) Se usa punto y coma para separar oraciones yuxtapuestas, expresiones continuadas,


relacionadas por el sentido y carentes de nexo gramatical.

Ejemplo: La desidia envilece; el trabajo optimiza.

c) Se usa punto y coma para separar oraciones relacionadas por el sentido y que ya tienen coma.

Ejemplo: La película me pareció formidable; el libro, extrañamente, me pareció una basura.

Uso de dos puntos

a) Se usa dos puntos antes de una enumeración anunciada.

Ejemplo: Aquellos fueron los factores que llenaron de incertidumbre su alma: comprobar que su
amiga lo había engañado y verla marcharse sin dar una explicación.

b) Se usan dos puntos antes de una explicación que es consecuencia de lo dicho anteriormente.
Se usan antes de un resumen o conclusión general.

Ejemplo: El egoísmo, la lujuria y la envidia: sentimientos y actitudes que merecen el repudio de


todos los seres humanos.