Está en la página 1de 2

Psicología evolutiva.

Aberastury: “La adolescencia normal”.

Este autor va a pensar que la adolescencia es un periodo de transición entre la pubertad y


el estadio adulto, también va a plantear que la estabilización de la personalidad (proceso
que debe llevarse a cabo durante la adolescencia) no se logra sin pasar por un cierto grado
de conducta “patológica” pero esta conducta debe ser considerada como propia de la
evolución normal de esta etapa de la vida.
Aberastury hablara de un “síndrome de la adolescencia normal”, este estará compuesto por
diez “sintomatologías:
1) Búsqueda de si mismo y de la identidad: Aquí el adolescente debe atravesar un
periodo de duelo, duelo por la pérdida de cuerpo infantil y por los padres infantiles.
El duelo por la identidad tiene que ver con lo psíquico, es cambiar nuestra identidad de niño
por nuestra identidad adolescente. Podríamos decir que hay tres identidades en el
adolescente, son identidades que adopta mientras carece de la definitiva:
A) transitorias: Solo es utilizada en algunos momentos.
B) circunstanciales: La adopta para una determinada situación, por ejemplo para estar en el
club o en la escuela.
C) ocasionales: por ejemplo si tiene que encontrarse con una persona de sexo opuesto,
entonces se arma una personalidad para enfrentar dicha situación.
2) La tendencia grupal: Los adolescentes tratan de diferenciarse de los adultos pero se
irán igualando con los otros, con sus pares, entonces se juntan en grupos en donde se da un
proceso de sobreidentificacion masiva en donde todos se identifican con cada uno.
El fenómeno grupal es muy importante ya que se transfiere al grupo gran parte de la
dependencia que antes se mantenía con los padres y es por esto que el grupo es necesario
para lograr la individualización adulta.
3) Necesidad de intelectualizar y fantasear: La realidad impone la necesidad de
renunciar al cuerpo, al rol y a los padres de la infancia, esto es vivenciado por el
adolescente como un fracaso o impotencia y frente a ellas recurre a ciertos mecanismos de
defensa que son propios de la adolescencia, fantasear (es fantasear de forma cco, es por
ejemplo cuando decimos “esta en la luna”) e intelectualizar (se toman conceptos
intelectuales para poder de cierto modo “manejar” la realidad).
4) Las crisis religiosas: El adolescente puede pasar de ser un ateo a un místico, también
navegar por las diferentes religiones. Al encontrarse despersonalizado, el aferrarse a una
religión seria “tomar algo para sentirme algo”, lo místico tiene que ver con las figuras
parentales ya que Dios se refiere al padre, a la protección y es en esta etapa que los
adolescentes deben separarse de sus padres requieren de la religión.
5) La desubicación temporal: El adolescente vive con una cierta desubicación temporal, es
decir, pierde el sentido del tiempo, o hay una urgencia del tiempo (“ya”) o hay una
postergación del tiempo (“todavía falta”). También se puede agregar a esto la dificultad
para distinguir entre pasado-presente y futuro.
El tiempo del adolescente es un tiempo experimental, tiene que ver con el tiempo biológico
y social (un tiempo para comer, para estudiar, para dormir) pero el mantenerse únicamente
en este tiempo es una forma de intentar paralizar el tiempo y los cambios, negar una visión
del pasado, del presente y del futuro. Debe poder lograrse una conceptualizacion del
tiempo o el tiempo conceptual que es el que nos permite una discriminación del pasado,
presente y del futuro.
El autor considera que la percepción y la discriminación de lo temporal es una de las tareas
más importantes de la adolescencia ya que se podrá reconocer un pasado, formular
proyectos a futuro y lograr una capacidad de espera y elaboración del presente.
6) La evolución sexual desde el autoerotismo hasta la heterosexualidad: El adolescente
oscila permanentemente entre a actividad de tipo masturbatorio y los comienzos del
ejercicio genital ya que en esta etapa hay un contacto genital de tipo exploratorio pero que
no es la verdadera genitalidad procreativa que recién se da con la capacidad de asumir un
rol parental que se logra recién en la adultez.
7) Actitud social reivindicatoria: El adolescente se opone a todo lo que esta establecido en
la sociedad que le dejaron los adultos, ellos quieren hacer cambios pero estos son cambios
abruptos pensados desde la fantasía, son propios de un pensamiento mesiánico en donde se
supone que el por si solo va a “cambiar el mundo”. El adolescente antes de oponerse a la
sociedad se opone a la familia, a las reglas de esta las cuales querrán ser sustituidas por
otras nuevas y mejor formuladas.
8) Contradicciones sucesivas en todas las manifestaciones de la conducta: El
adolescente no puede tener una línea de conducta rígida, permanente y absoluta, es decir
que no es posible hallar un equilibrio y una conducta estable en el adolescente, solo podrá
manifestar una conducta rígida un adolescente mentalmente enfermo.
Son los adultos los que no toleran los cambios de la conducta del adolescente.
9) Separación progresiva de los padres: Tiene que ver con uno de los duelos
fundamentales que debe elaborar el adolescente, el duelo por los padres de la infancia. El
adolescente tiene que querer separarse de los padres quienes deben dejar que ellos se
separen para que se logre la identidad del adolescente (que tiene que ver con el ir
separándose de los padres).
10) Constantes fluctuaciones del humor y del estado de animo: Como es sabido, el
adolescente cambia mucho de animo, a tal punto de sentirse contento en un momento y al
momento siguiente sentirse deprimido y a causa de la ausencia de equilibrio no hay un punto
medio, es un todo o nada, o se esta bien o se esta mal.
Este autor va a decir que en la adolescencia deben elaborarse tres duelos fundamentales:
*Duelo por el cuerpo infantil: Las modificaciones biológicas características de la
adolescencia crean en el individuo un sentimiento de impotencia que lo lleva a desplazar su
rebeldía hacia el pensamiento dando origen así a un manejo omnipotente de las ideas frente
al fracaso en el manejo de la realidad externa. La perdida del cuerpo infantil da origen al
fenómeno de “despersonalización”.
*Duelo por la identidad y el rol infantil: En la adolescencia hay una confusión de roles al
no poder mantener la dependencia infantil y tampoco poder asumir la independencia adulta.
Generalmente es en los grupos de pares en donde el adolescente adopta cierto roles
cambiantes.
*Duelo por los padres de la infancia: Se va abandonando la necesidad de dependencia
propia de la infancia, pero también se da un pensamiento contradictorio ya que si bien hay
una cierta independencia esta no puede ser total porque el adolescente aun es dependiente
de sus padres en el sentido económico.