Está en la página 1de 2

AUTOESTIMA DEFINICION

La autoestima es el valor que nos asignamos a nosotros mismos y tiene


que ver con qué tanto nos aceptamos, cómo somos y qué tan satisfechos
estamos con lo que hacemos, pensamos o sentimos. Esto a su vez está
relacionado con el grado en que creemos que tenemos derecho a ser felices
y cuanto respetamos y defendemos nuestros intereses.

Proviene de saberse querido y respetado por los demás, así como de


sentirse competente, es decir, tener confianza y seguridad, lo cual ayuda a
hacer la vida más agradable y facilita la consecución de las metas
propuestas.

UNA AUTOESTIMA POSITIVA O NEGATIVA

De la misma manera que lo hacemos con los demás, podemos valorarnos


mucho o poco y de acuerdo con esta apreciación, tratarnos con amabilidad
y respeto y tenernos consideración; en caso contrario, exigirnos más de lo
que podemos, no gustar de lo que somos y hacemos o criticar
inclementemente nuestros actos.

Un nivel alto en la autoestima implica quererse, admirarse y respetarse, es


la clave par lograr relaciones gratificantes y positivas con los demás,
enfrentar con éxito las adversidades, arriesgarse a luchar por lo que
queremos y desarrollar nuestras propias capacidades.

Las personas con autoestima positiva son capaces de valorar sus logros y
los de los demás, expresar adecuadamente sus emociones, estar abierta a
recibir el afecto de quienes le rodean y confiar en sus capacidades, las
personas con autoestima alta hace crecer a quienes las rodea guiándolas y
c orrigiéndolas con afecto.

Una autoestima negativa nos hace sentir incapaces e inadecuados, actuar


de manera insegura y dependiente de la opinión y aprobación de los demás.
Nos lleva a percibirnos como personas desagradables y a quien nada le
resulta bien, estado de ánimo que se proyectará hacia su entorno.

Un autoconcepto bajo obliga a postergar deseos y necesidades pues se


tiene la convicción de no merecer que sean satisfechas, lo cual favorece la
aparición de actitudes pesimistas, ansiosas o depresivas.

Tomamos el tema de la autoestima como introducción al tema que


desarrollaremos en este compendio de investigación realizada respecto a la
depresión post parto y otras enfermedades que podrían surgir luego del
alumbramiento.

Desde el momento mismo de la concepción existe un conjunto de cambios


en el organismo femenino, cambios internos y externos que pueden llevar a
la mujer a tener estados de ánimos fluctuantes dependiendo de los
síntomas presentes y de la intensidad y frecuencia de éstos.

Estos cambios se presentan en el primer trimestre de embarazo (náuseas,


somnolencia, vómitos, rechazo a algunos alimentos, excesiva sensibilidad) y
van disminuyendo con el progreso de éste para aparecer otros en la
finalización de la etapa (hinchazón de pies y manos, presencia excesiva de
orina, dolores de espalda), entre otras; ésta es una etapa muy especial
para toda mujer en la que requiere de su pareja y de sus afectos toda la
atención, comprensión y cuidados posibles.

Es muy importante que el hombre apoye a la mujer, que haga que ella
tenga plena seguridad de que ni esos kilos adquiridos durante ese periodo,
ni las estrías, o la cicatriz de la cesárea afecten la relación ni los
sentimientos respecto a ella

Es fundamentalmente importante el compartir los cuidados que el nuevo


miembro de la familia requerirá y hacer saber a la mamá que es amada y
necesitada por su familia.

Es muy factible que luego del alumbramiento, sobre todo si el parto fue muy
difícil, si la madre carece de los factores arriba citados o de capacidad
económica para el cuidado del niño entre en lo que se conoce como
“Depresión Postparto” lo que en caso de serle diagnosticada necesitará
ayuda de profesional especializado.

1. PUERPERIO O CUARENTENA Es el periodo de tiempo que


comprende desde la expulsión de la placenta hasta que la
anatomía y fisiología del aparato genital de la mujer vuelve al
estado anterior al embarazo. Marca el final del puerperio la
aparición de la menstruación, excepto en mujeres que dan
lactancia. Su duración es de 6-8 semanas (de ello el nombre de
cuarentena)

Se caracteriza también por:

- La instauración de la secreción láctea.

- Se establece el vinculo materno-filial (madre-hijo).