Está en la página 1de 1

10) A partir del sesgo de nuestro programa, comente las opiniones que sobre la payada

de La vuelta de Martín Fierro dan Borges en “El escritor argentino y la tradición” y


Martínez Estrada en Muerte y transfiguración de Martín Fierro.

Al referirse a la poesía gauchesca Borges realiza una división fundamental:


diferencia entre la poesía gauchesca y la poesía de los gauchos. En este gesto discute
con las ideas de Rojas que atribuyen a la gauchesca una mirada nacionalista y de color
local. Borges esclarece la discusión al afirmar que “la poesía gauchesca es un género
literario tan artificial como cualquier otro.”
Borges ve que en el episodio del contrapunto entre Fierro y el moreno Hernández
deja de darles a sus personajes un habla gaucha y de la vida pastoril, y pasa a ocuparse
de temas filosóficos, de carácter más general y abstracto. ¿Por qué este episodio le atrae
tanto a Borges? Porque de este episodio se vale para profundizar la discusión con Rojas.
¿Por qué la literatura argentina debería ocuparse del color local, por qué tiene que
remitir sólo a un determinado aspecto? Ese fragmento donde se discute sobre el mar, las
leyes y el amor es abordado también por los payadores, quienes se expresan con mayor
soltura haciendo poesía, payando con palabras del orden general y cotidiano que
limitándose al lunfardo o al habla específicamente orillera. ¿Cuál es la tradición
argentina entonces para Borges?: Occidente. Argentina puede tratar cualquier tema que
se trate en Europa, y logrará –por esa distancia y despego- tratar los mismos temas con
mayor soltura.
Martínez Estrada realiza un gesto similar al emparentar la payada con los cantos de
los juglares y los trovadores. Tal vez se trate justamente de ese gesto: cómo la
apropiación se realiza –en Argentina, siglos después- de las mismas temáticas y del
mismo vehículo (instrumento y voz).
Pero más allá de estas reflexiones generales Borges distingue claramente a los poetas
gauchescos de los populares. Los gauchescos se expresarían con un color local, con
frases y habla propia del medio, mientras que los populares usarían un habla más
general al igual que sus temas. En este sentido Martínez Estrada no realiza tal
distinción, y se refiere a la payada como el arte de “cantar opinando”, el duelo entre dos
figuras de renombre. Borges emparentaría el episodio del contrapunto entre Fierro y el
moreno como un episodio aislado, donde el tono cambia, donde se hace poesía popular.
Mientras que Martínez Estrada si bien ve a la payada dentro de la poesía popular la
emparenta de manera insistente con el canto y distingue los estilos dentro de la misma
payada.

Intereses relacionados