Está en la página 1de 2

Buques de LPG totalmente presurizados

Considerando el sistema de contención y el equipo de manejo de la carga,


son los de construcción más sencilla, por transportan a temperatura ambiente. No
precisan ningún aislamiento térmico, ni planta de relicuación. La descarga se
realiza por medio de bombas y compresores. El sistema de contención está
basado en tanques tipo C, con recipientes a presión de acero cuya típica presión
de proyecto es de 17,5 bares correspondientes a la presión de vapor de propano a
45ºC. Sin embargo existen en servicio buques totalmente presurizados con
presiones más altas entre 18 y 20 bares.

Los tanques de los buques presurizados son muy pesados, a causa de las
altas presiones, por eso solo se construyen buques pequeños con capacidades de
carga inferiores a 4000 m3, para el transporte LPG.

Buques de LPG semirefrigerados y a presión

Son la evolución tecnológica de los buques presurizados. Están


proyectados para una presión máxima entre 5 y 7 bares. Los barcos alcanzan
capacidades de hasta 12000 m3 y se usan principalmente para su transporte.
Comparados con los buques totalmente presurizados, los tanques son de menor
espesor, por soportar una menor presión, pero precisan de planta de relicuacion y
los han de estar aisladas. El material de los tanques es de acero de grano fino o
con bajo contenido de níquel (< 0,5%), capaces de resistir temperaturas de -10ºC.
los tanques tienen formas esféricas, cilíndricas, troncocónicas o bilobuladas.

El lastre se lleva en dobles fondos y en tanques laterales superiores.

Buques de LPG semipresurizados/totalmente refrigerados

Su capacidad de carga no suele ser superior a 20000 m3.

Los tanques se construyen de aceros con 0,5% de níquel, ya que han de


ser capaces de soportar temperaturas de -48ºC adecuadas para la mayoría de
cargamentos de LPG. El sistema de carga está proyectado para cargar o
descargar gas presurizado o refrigerado hacia las instalaciones de la terminal.
Buques LPG a presión atmosférica y totalmente refrigerados

Este tipo de buque, que además pueden transportar amoniaco, tienen una
capacidad de carga de entre 20.000 m3 y 100.000 m3, lleva su carga a la presión
atmosférica y en consecuencia requieren una planta de relicuación y el aislamiento
de los tanques.

La configuración más utilizada es con tanques independientes prismáticos,


capaces de resistir una presión máxima de trabajo de 0,7 bares. Los tanques se
construyen en aceros aleados con níquel, capaces de soportar temperaturas de -
48ºC (o de aceros o aluminios de aleación especial, con características de alta
resiliencia para el transporte de etileno a -104ºC, buques LPG).

Los transportes de LPG totalmente refrigerados suelen tener tres o cuatro


tanques de carga, (divididos por un mamparo longitudinal en crujía)