Antonia Acosta Cortés

EL ASESOR TÉCNICO PEDAGÓGICO COMO TRABAJADOR DEL CONOCIMIENTO

El asesor técnico pedagógico (ATP) es pieza clave en la capacitación de los docentes frente a grupo. Es un individuo que posee un conocimiento específico, un saber, y lo utiliza para trabajar. Produce conocimientos, ideas, información, entre otros, para integrarlo para que sean productivos. Es dueño de los medios de producción, se identifica con su área de especialización, aplica sus conocimientos en la organización. Su función es proporcionar estrategias de trabajo, metodología, materiales didácticos, asesoría en planificación, en el uso de la tecnología, entre otras. Sin embargo, no se da así en la realidad, por distintas razones: no existe un manual que regule sus funciones, así como tampoco un reglamento que especifique un perfil del ATP. Por lo tanto en la mayoría de los casos quien lleva a cabo esta labor no puede capacitar, si él desconoce, aquello que debe brindar a sus asesorados. La investigación gira en torno a cual es el impacto real en los centros de trabajo. Ser un trabajador del conocimiento implica autosugestionarse, es decir, concentrarse en su tarea, aquella que generará la contribución específica que sólo ese trabajador puede hacer; controlar su propio tiempo; reconocer sus puntos fuertes y débiles; asumir responsabilidades de su propio desarrollo y crecimientos y por los resultados que genere. Un trabajador del conocimiento es eficaz cuando logra un equilibrio entre lo urgente y no urgente siempre trabajando sobre lo importante. Para poder concentrarse en lo importante la clave es delegar. Cuando el trabajador del conocimiento es eficaz hace su mayor y singular contribución de valor, es decir, incrementa su productividad, sin embargo para que esto sea posible la organización tiene un rol que cumplir. Dentro de las responsabilidades que la organización debe cumplir están: y La misión: Debe estar clara, explícita, entendible, puesto que esto permite que el ATP tome decisiones respecto el aporte, la tarea, las propiedades. y La integración en red: La organización debe estar estructurada en red, en equipos, sin jefes ni subordinados.

para el logro de las metas propuestas. La búsqueda deberá ser entonces de una escuela eficaz. . transparencia. que es quien sin duda. tal y como hace mención Francisco López. ³una escuela es de calidad si es eficaz. dando énfasis en aspectos tan relevantes como son la capacitación y apoyo en la organización de los centros escolares. logrará hacer una buena gestión de recursos técnicos-pedagógicos. se puede decir que ha sido integradora y esta lista para producir modificaciones.Son cuatro las dimensiones que debe cubrir la gestión para que esta se de en forma completa: y y y y Administrativa Dimensión Organizacional Técnico-Pedagógica Comunitaria Cuando la gestión cubre estas cuatro dimensiones. Todo esto en su conjunto nos permitirá no solo hacer una crítica sino proponer soluciones. cultura y dominio de la actividad´. que nos lleven a la innovación y por lo tanto a la búsqueda de mejora y de la calidad. Es importante mencionar la labor del Asesor Técnico Pedagógico (ATP). con la finalidad de tener impacto en los docentes de los centros escolares.y Autonomía: Es imprescindible genera un clima de confianza. que responsabilice a las personas por los resultados y otorgue amplia libertad para trabajar. cambios en la práctica. También deberán estar contempladas en el Plan General de Trabajo que llevará a cabo el asesor técnico-pedagógico. en búsqueda de innovar y de una escuela con educación de calidad. personas. si consigue sus objetivos´ y para lograrlo nos marca cuatro pilares fundamentales³liderazgo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful