Está en la página 1de 4

Clases de Microscopios

MICROSCOPIO ÓPTICO COMPUESTO


Un microscopio óptico compuesto tiene una serie de lentes y utiliza
luz visible como fuente de iluminación. El funcionamiento del
microscopio óptico es a través de un conjunto de lentes finamente
talladas forma una imagen focal definida cuyo tamaño es muchas
veces mayor que el de la muestra en sí.

DIFERENTES MICROSCOPIOS
Parte de los microscopios más utilizados son los Microscopio de
campo oscuro, Microscopio de contraste de fases, Microscopio de
polarización, Microscopio de fluorescencia, Microscopios invertidos
y Microscopio de fluorescencia.
MICROSCOPIO DE CAMPO OSCURO:
Las lentes del microscopio reciben solo la luz dispersada por los
diferentes componentes celulares, por lo que las estructuras celulares
aparecen brillantes, contra un fondo oscuro. Los objetos pequeños
aparecen brillantes sobre un fondo oscuro o bien con un curioso
efecto de bajorrelieve. Normalmente, se usa la microscopía de fondo
oscuro para la observación de células vivas y móviles, como
bacterias y espermatozoides. Por ejemplo, una célula de un cultivo
puede mostrar brillantes el nucléolo, la envoltura, las mitocondrias y
las gotitas de lípidos, que se destacan sobre el fondo oscuro del
citoplasma.

MICROSCOPIO DE CONTRASTE DE FASES:


Estas diferencias de refracción no resultan evidentes con el
microscopio común, pero el microscopio de contraste de fase las
amplifica, con lo que hace que su intensidad sea visible, de manera
que las preparaciones citológicas e histológicas puedan ser
observadas sin necesidad de tinción. Para ello, este microscopio
cuenta con una iluminación anular, debido a un diafragma con anillo
de luz ubicado en el condensador. Debido a sus particulares
características, este microscopio permite observar células y tejidos
sin necesidad de teñirlos, por lo cual es muy útil cuando interesa
conocer sus estructuras in vivo.

MICROSCOPIO DE POLARIZACIÓN:
Este microscopio usa luz polarizada para iluminar la muestra. El
microscopio de polarización posee un prisma polarizador de la luz,
que solo deja pasar luz polarizada hacia la muestra. Cuando se
observan materiales celulares o tisulares llamados «isotrópicos», los
cuales tienen el mismo índice de refracción en todas direcciones, de
manera que no modifican la luz polarizada que los atraviesa,
cualquiera que sea el plano de incidencia, se ven oscuros. Por el
contrario, las estructuras anisotrópicas, como las sustancias
cristalinas y las moléculas fibrosas orientadas en forma ordenada,
modifican el plano de la luz polarizada y envían rayos luminosos a
través del analizador.
Pueden tener también accesorios con dispositivos para la
observación con luz polarizada, para interferencia y, en algunos
casos, también para epifluorescencia.

MICROSCOPIO DE FLUORESCENCIA:
Este tipo de microscopio permite detectar moléculas que se vuelven
fluorescentes, es decir, que absorben luz de determinada longitud de
onda y reemiten luz de una longitud de onda mayor.
El microscopio de fluorescencia se caracteriza por poseer una fuente
de luz de gran intensidad y dos sistemas de filtros. De esta manera,
las estructuras fluorescentes aparecen luminosas y brillantes, y
resaltan sobre un fondo oscuro.
Como fuente de luz puede utilizarse luz visible, de longitud de onda
corta, o bien ultravioleta, lo que permite detectar moléculas que
absorben dicho tipo de luz y se vuelven fluorescentes, con lo que
emitirán una luminosidad que se encontrará dentro del espectro
visible. Las técnicas de inmunofluorescencia, que proporcionan gran
especificidad y sensibilidad en la detección de moléculas en células
y tejidos, se basan en la utilización de anticuerpos unidos a
colorantes fluorescentes.

También podría gustarte