Está en la página 1de 2

SEGREGACIÓN ESPACIAL EN TACNA

Ccoica Quispe, Andre Bryam

Hablar de la segregación espacial en la ciudad de Tacna, también es hablar acerca

de su evolución, nuestra ciudad al igual que muchas ciudades en el país, es el resultado de

diferentes fenómenos ya sean migratorios o modelos económicos, si bien se aborda más el

tema de la segregación residencial, desde una perspectiva económica, también es

importante señalar el rol de la segregación étnica y su vinculación al acceso de una

vivienda adecuada y a las oportunidades de trabajo.

El concepto de segregación hace referencia a la separación o marginación que

sufren las personas, ya sea por su nivel económico, educativo o simplemente por sus

características étnicas. Cuando se habla de segregación espacial, todas estas características

que define a un grupo, pasan a establecerse a un espacio físico, agrupando a las personas

con las mismas cualidades, ya sea que cuenten con un nivel económico alto y se agrupen

formando las famosas urbanizaciones privadas, como el caso del condómino el Olivar, o se

trate de personas con un poder adquisitivo menor, y formen barrios en zonas más

económicas, generalmente ubicados en la periferia de la ciudad de Tacna.

Así también la segregación se presenta desde un punto étnico, la concentración

espacial de los grupos étnicos en las zonas urbanas de Tacna fue cobrando importancia a

mediados del siglo XX, Para el año de 1940, ya dos fenómenos caracterizaban la evolución

poblacional de la ciudad. Primero, la concentración de la población en las zonas urbanas,

puesto que la población urbana solo representaba el 53% del total, y actualmente está
supera el 90%, y segundo es la concentración de la mayoría poblacional en la ciudad de

Tacna, producto de la migración de los pobladores de las zonas andinas del departamento y

fundamentalmente de los departamentos vecinos, en especial de Puno, que buscan

oportunidades de trabajo e ingresos, que presentaba y aun presenta Tacna, en comparación

a sus lugares de origen. La gran mayoría de personas que migraba, se fueron posicionando

cercanas al centro histórico, sin embargo, Alto de la alianza y Ciudad Nueva al norte de la

ciudad, fue la que tuvo la mayor concentración de migrantes. Y ya para inicios del siglo

XXI, se produce una movilidad espacial hacia el sur y hacia la zona agrícola, conocida

ahora como Gregorio Albarracín Lanchipa.

En cuanto a las condiciones residenciales de los migrantes, la historia muestra que

aquellos que pertenecen a los estratos sociales más bajos tienden a concentrarse en zonas

específicas de la ciudad, donde el acceso a la vivienda es menos costoso y las condiciones

de vida son más desventajosas. Han tendido a preferir las zonas periféricas y las áreas

cercanas a sus lugares de trabajo: ferias informales para la venta de ropa de segundo uso o

venta de productos agrícolas. Históricamente, estos espacios se han caracterizado por

importantes deficiencias estructurales, como la falta de acceso a servicios de agua potable,

alcantarillado, luz y transporte urbano (especialmente en zonas recién formadas como

Viñani), además de la falta de infraestructura urbana, como colegios, centros de salud y en

específico la falta de centros comerciales, ya que principal la actividad económica de la

ciudad, es evidentemente comercial, limitando sus oportunidades de empleo al centro

histórico.

También podría gustarte