Está en la página 1de 14

Definición de idea, desarrollo del concepto para

la filosofía
Idea es un término filosófico que designa el “sentido”, la “significación”, la “esencia”
y está vinculado estrechamente con las categorías de pensamiento y ser. En la
historia de la filosofía, la categoría “idea” se emplea en distintos sentidos.

Descartes indica que idea es cualquier contenido material o del pensamiento.

Locke denominó a la idea como todo lo que ofrece el contenido de la conciencia


dividiendo las ideas en simples y complejas las cuales se forman a partir de las
simples.

Al considerarse únicamente como existente en la conciencia, la idea significa: La


imagen sensorial que surge en la conciencia como reflejo de los objetos sensibles
(Realismo ingenuo).

El “sentido” o “esencia” de las cosas que se reducen a las sensaciones e


impresiones del sujeto o al principio creador que da origen al mundo (Idealismo
subjetivo).

Para algunos sistemas filosóficos, la idea designaba también un principio


materialista, por ejemplo, Demócrito llamó “ideas” a sus átomos.

En los sistemas del idealismo objetivo, la idea se considera como esencia


objetivamente existente de todas las cosas, idea objetiva.

Según Hegel, la idea es el sentido y el creador de todas las cosas, que se desarrolla
de modo puramente lógico y atraviesa las fases objetiva, subjetiva y absoluta.

¿Qué es una idea creativa?


La idea creativa es el producto del pensamiento creativo, es un proceso que se
desarrolla en nuestro cerebro y que nace de la capacidad de imaginar de los seres
humanos. La idea creativa es la que nos permite generar nuevas soluciones
originales. Es la capacidad de generar nuevas asociaciones para definir una nueva
realidad.

Y si la imaginación es el origen para realizar conexiones, podríamos decir que la


creatividad es el resultado final.
¿Cómo surgen las ideas?
La capacidad de generar ideas creativas es una habilidad intrínseca del ser humano
que se desarrolla en el cerebro. Así que podemos afirmar que no hay personas sin
creatividad y que, como cualquier otra capacidad, debe ejercitarse desde que somos
niños.

La creatividad es un proceso que da como resultado ideas nuevas, originales y que


han de servir para resolver algún problema.

Ver la definición de creatividad y sus características principales

Definición de idea principal


La idea principal es la que identifica el tema del que se habla o se escribe. Hace
referencia al concepto principal sobre el que se organiza un texto. Es la idea
dominante, o idea principal de un mensaje que se quiere comunicar por un emisor a
un receptor. La idea principal de un texto es en esencia lo que un autor quiere
transmitir a sus lectores.

La idea principal facilita la información básica del mensaje y estructura de manera


lógica los conceptos sobre los que versa el tema en cuestión. A partir del concepto
principal en el texto pueden surgir ideas secundarias que amplían y contextualizan a
la idea principal.

Una idea principal se caracteriza por:

● Exponer el contenido más importante del texto, sin esta idea se pierde todo el
sentido.
● No depende de otras ideas.
● Articula el contenido de texto y deriva en las diferentes ideas secundarias.
● No tiene porque ser explícita, en ocasiones se ha de deducir al realizar la
lectura.
Una creencia es una actitud mental que consiste en la aceptación de una
experiencia, una idea o una teoría, considerándolas verdaderas sin que
medien ni hagan falta demostraciones argumentales o empíricas. Es decir,
es aquello que decidimos creer y afirmar sin que tengamos el
conocimiento o las evidencias de que sea o pueda ser cierto.
Los seres humanos tenemos creencias de todo tipo. Están expresadas casi
siempre como proposiciones o afirmaciones lógicas sobre el mundo real o
imaginario, puesto que son una de las primeras formas de aproximación al
mundo con que contó nuestra civilización en sus inicios. Hoy aún existen,
aunque contamos con otras herramientas de conocimiento más fiables.

No toda creencia es necesariamente falsa, pero en el momento en que


procedemos a comprobarlas fáctica o científicamente, dejan de ser
creencias y pasan a ser conocimientos, leyes científicas u otro tipo de
saberes. Incluso existen creencias profundas, de las que no somos del todo
conscientes, y que sin embargo juegan algún rol en la configuración de
nuestro modo de ver el mundo.

Tipos de creencias
De acuerdo a su origen, las creencias pueden ser de dos tipos:

● Externas. Cuando provienen de fuera del individuo, ya sea porque


aceptamos las de nuestro entorno social para encajar mejor, o
porque recibimos una herencia o educación informal al respecto.
Es el caso de las creencias religiosas (concernientes a Dios y a lo
divino), culturales (relacionadas con la propia tradición y la ajena),
sociales (relacionadas con el trato hacia los demás) o políticas (que
tienen que ver con el ejercicio del poder).
● Internas. Cuando provienen de la propia mente del individuo,
como fruto de su experiencia directa con el mundo, o de la
interpretación (errada o no) que pueda hacerse una persona de
algún evento. Es el caso de muchas creencias personales,
especialmente durante la infancia.

También existen otras formas de clasificar las creencias, distinguiendo


entre opiniones (que se sostienen sobre algún tipo de interpretación o
elucubración a partir de lo real), las ideologías (que nacen a partir del
sentido mismo de identidad del grupo al que se pertenece) o las religiones
(que no poseen ningún vínculo apreciable con el conocimiento del
mundo).

Algunos ejemplos de creencias son:

● El colectivo terraplenes tiene la firme creencia de que el planeta


Tierra es plano, en lugar de esférico.
● En ciertas regiones de América Latina existe la creencia popular
de que al barrerle los pies a una persona, se impide que dicha
persona se case. En otros lugares se cree lo mismo, pero respecto
de abrir un paraguas bajo techo.
● El credo católico defiende la creencia de que Jesús de Nazaret fue
el mesías, hijo de Dios, y que su muerte libró de sus pecados al
mundo.
● Existe un movimiento negacionista en distintos países de
Occidente que defiende la creencia de que el Holocausto, o sea, el
exterminio de casi 6 millones de personas judías por parte del
régimen nazi de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial,
fue un engaño urdido por el sionismo judío para justificar la
creación del Estado de Israel.
● Algunos economistas tienen la creencia de que el mercado
capitalista es regulado una “mano invisible” que tarde o temprano
equilibra siempre la oferta y la demanda.

Función de las creencias


Las creencias son aproximaciones al mundo real que intentan complacer
nuestras necesidades, a través de algún tipo de explicación más o menos
verosímil. Las creencias nos guían a través del mundo, nos orientan
respecto a quiénes somos y qué queremos, sin por ello decirnos realmente
qué son las cosas, sino quiénes somos los que las observamos.

En muchos casos, las creencias compartidas permiten una interacción


social más amable, otorgan sentido de pertenencia. Pueden incluso servir
para establecer cierta idea de la norma dentro de un colectivo, tal y como
hicieron muchas religiones en las civilizaciones antiguas.
Toda creencia es, en el fondo, un intento por calmar la angustia que nos
produce vivir en un mundo desprovisto de más sentido que aquél que
nosotros mismos le otorgamos.

Conocimiento filosófico
Qué es el conocimiento filosófico

El conocimiento filosófico es el conjunto de saberes obtenidos mediante la


observación, análisis y reflexión sobre la naturaleza del ser y la realidad que este
contempla.

La función del conocimiento filosófico es generar nuevas ideas y conocimientos a


partir de la reflexión y de la argumentación racional.

Busca responder cómo el ser humano se relaciona con la realidad y la existencia, y


nos aproxima a la sabiduría que guía la vida de las personas.

Sus objetivos son encontrar la verdad de las cosas, del conocimiento y del ser, así
cómo, responder cuestiones sobre el ahora y el pensamiento actual.

El conocimiento filosófico se caracteriza por ser crítico, analítico e integrador, a fin


de guiar las acciones humanas. Para ello, debe evaluar la validez de sus
argumentos y de sus afirmaciones.

Existen diferentes tipos de conocimiento filosófico que abarcan diversos temas,


disciplinas, métodos y teorías que permiten resolver diversos problemas filosóficos.
Por ejemplo, el conocimiento epistemológico estudia el origen y validez de las ideas,
y el conocimiento político estudia cómo son las relaciones entre los individuos de
una sociedad.

Características del conocimiento filosófico

● Es un conocimiento racional: busca respuestas comprensibles al


entendimiento humano sobre los fenómenos o hechos desconocidos. Los
temas de estudio se abordan a partir de los conceptos, categorías y principios
lógicos que ya existen.
● Es sistemático: busca organizar los conocimientos que se reúnen sobre un
tema, a partir de un modelo que le permita transmitir ese cúmulo de ideas de
forma coherente.
● Es crítico: es un conocimiento que propicia el análisis y el razonamiento de
aquello que se conoce, en especial, si se tiene dudas. De esta manera, las
personas se acercan a la verdad y evitan las afirmaciones absolutas.
● Se vincula con la historia: es un conocimiento que se relaciona con el
contexto histórico, cultural y social en que se formula. Por tanto, es cambiante
en el tiempo.
● Es un conocimiento integrador: abarca y trata de dotar de sentido a las
experiencias humanas, es decir, todo lo que los individuos pueden sentir,
pensar, hacer o imaginar. De esta manera, pretende generar nuevos
conocimientos.
● Es especulativo: es un conocimiento que, a través de la reflexión, busca
acercarse a la realidad o a la verdad de las cosas. Sin embargo, no está en la
obligación de probar sus teorías.

Tipos de conocimiento filosófico

Los tipos del conocimiento filosófico derivan de las ramas de la filosofía. Buscan
establecer una concepción racional del universo, la naturaleza del ser humano y la
realidad, para ello toman en cuenta diferentes perspectivas teóricas y prácticas,
como:
Conocimiento epistemológico: se refiere al conocimiento puro que consiste en
estudiar el conocimiento en sí mismo. Se centra en el estudio del origen de las ideas
y el límite del conocimiento. Guarda relación con la sabiduría. Por ejemplo, analizar
y cuestionar la naturaleza social del ser humano.

Conocimiento gnoseológico: estudia el conocimiento humano, tomando en cuenta


su origen, su alcance y sus límites.

Conocimiento metafísico: estudia qué es la realidad y sus propiedades. Para ello,


intenta describir el origen del mundo, de la existencia humana, del ser, del tiempo y
el espacio, entre otros.

Filosofía del lenguaje: estudia el lenguaje, su relación con el pensamiento y su


capacidad para generar conocimiento a partir de la interpretación de los significados
y las referencias.

Conocimiento metafísico: estudia la realidad y las nociones fundamentales que


definen al ser, los objetos, la existencia, entre otros.

Conocimiento político: estudia las relaciones humanas en comunidad. También


estudia las formas de gobierno, las organizaciones sociales, y términos como poder,
justicia, libertad, entre otros.

Conocimiento lógico: estudia la estructura, forma, validación de los argumentos


expresados a través del lenguaje. También estudia la noción de verdad.

Conocimiento de la estética: estudia la belleza, las formas y las creaciones


artísticas.
Conocimiento ético: estudia las conductas humanas a través de las normas
morales, las virtudes, los valores fundamentales.

Fenomenología: es el estudio que busca interpretar el mundo a través de la


conciencia, valiéndose de la interpretación y manifestación de las experiencias
humanas.

Ejemplos del conocimiento filosófico

El conocimiento filosófico se puede evidenciar en las obras de numerosos filósofos


que han reflexionado sobre qué es el ser, el conocimiento, la ética, las experiencias
sensibles, las ideas. Estos son los más importantes:

● Tao Te Ching. Contiene los fundamentos del taoísmo filosófico, sistema de


pensamiento basado en el tao, que se refiere al orden del universo y la
existencia.
● La República. Contiene las reflexiones de Platón sobre la naturaleza, los
límites y los alcances de la organización política de la sociedad.
● Metafísica. Es la compilación de una serie de tratados escritos por Aristóteles
sobre la comprensión del ser, la existencia de Dios, de los objetos
matemáticos, entre otros.
● Leviatán o La materia, forma y poder de un estado eclesiástico y civil. Esta
obra aborda la explicación y justificación del Estado absolutista que sirve para
establecer una relación de control sobre los ciudadanos, con el fin de
mantener la paz y el orden social.
● Principios matemáticos de la filosofía natural. Es una obra de carácter
filosófico y científico en la que se establecen importantes fundamentos de la
física.
● Dos tratados sobre el gobierno civil. Obra en la que se reflexiona sobre la
sociedad, la política y los derechos fundamentales del hombre, y en la que se
asientan las bases del liberalismo.
● El contrato social. Es una obra sobre filosofía política que trata sobre la
libertad e igualdad de los ciudadanos en un Estado organizado bajo un
contrato social. Este contrato social se refiere al acuerdo al que llegan, de
forma voluntaria, el Estado y los ciudadanos, y en el que se reconoce una
figura de autoridad, una serie de normas, deberes y derechos.
● Crítica de la razón pura. Es una obra que busca responder si la metafísica
puede ser considerada una ciencia. Su principal aporte es la mirada crítica
que el autor hace sobre las posturas que defienden las ramas filosóficas del
racionalismo (la razón intervienen en la adquisición del conocimiento) y el
empirismo (de la experiencia se forman las ideas y el conocimiento).
● El ser y el tiempo. Esta obra aborda el sentido temporal del ser. Entre sus
aportes está el definir al ser humano como un poder-ser, y destacar que la
existencia se antepone a la esencia.
● Dialéctica de la Ilustración. Es una obra sobre la crítica social. Su principal
aporte a la filosofía es la crítica sobre el uso de la razón como instrumento
para dominar la naturaleza y nuestros semejantes (la razón dominadora
pierde de vista el fin esencial que busca el ser humano). También se destaca
la introducción del concepto “industria cultural”, para referirse a la valorización
y actividad mercantil de la cultura.
IDEAS IMAGENES
CREENCIAS IMAGENES
CONOCIMIENTOS IMAGENES

También podría gustarte