Está en la página 1de 22

c;E.F0 - y L.

Secre-taria de Publicaciones 194


I
C. LEVI-STRAUSS

LA FAMILTA

LEVI-STRAUSS,CIaude:"La fami1ia'

POLEMICA SOBRE EL ORIGEN Y LA UNIVERSALIDAD -•


DE LA FAMILIA"9EditorialAnagrama,Espana, -
1976,Traduci6n Jose Liobera

La palabra farnilia es de uso tan corntTh, y se re-


' fiere a un tipo de realidad tan ligado a Ia experiencia


/liti 1 cZ.A9 ' -
::
que. los antrop6logos pertenecen a -una extrafla espe- -
cie::les gusta convertir 19 <familian en rnisterioso y
complicado. De hecho, el estudio comparativo de Ia
familia entre los. d.iferentes pueblos ha suscitado algu-
nas de las .polémicas mAs isperis de toda Ia historia
del : -pensamiento antropolágico y probablemerite su
cambio de orientación más espectacular,
Durnte.. Ia segunda mitad del siglo xix y a princi-
pios del siglo xx, los antrop6logos trabajaban bajo
la influencia del evolucionismo biológico. Su idea era
ordenar-los. datds de.forma que coincidieran las ins-
tituciônes de los pueblos más simples con una de las :
prirneras -etapas de Ia : evolución de In humanidad,
mientras que nuestras instituciones corresporiderfan a
las etapas ms avanzadas de--la evolución. Asi, por

7 '

- - - ------------
e.

ejemplo, In inmilia basada sobre ci matrimonio mon&


gamo —.que se consideraba en nuestra sodedad Ia o poseen una organizac!6n politica muy simpley que
institudán mLs loable y tienen un nivel tecnoiOgico muy bajo —pues. aigunos
apreciada— no podia encon-
trarse en las sociedades salvajes, que para ci caso de estos grupos desconocen ci tejido, Ia alfarerfa y Ia
eran equiparadas con las sodedades tfpicas de los construcción dc chozas—. no tienen otra estructura
albores de Ia hurnanidad. Se asisti6, por consiguienre, social que ia familia,- Ia mayor parte de las veces
a una distorsjón y a una interpretacida errónea de basada en Ia monogamia. El investigador dc campo
los hechos; más ain, se inventaron caprichosament e identifica fciImente Ins parejas casadas, asociadáses-
etapas <tprimigeniasro . de Ia evblüción, trechamente. por làzos scatimentales y de cooperaciOn
tales como dma-
trixnonio dc gmpo yp scuidad>> para explicar econOmica, nsf corno por Ia crianza de los hijos(as) -
ci perlodo en que ci hombe era tan b&rbaro como nacidos de éstas uniones.
para desconocer las finezas de Ia vida social que son Esta supremacIa de la familia en las dos extremi-
propias del hombre civilizado. Cualquier cosrumbre • dades de Ia escala de la evolución de las sociedades
distirta de las nuestras, se scieccionaba cuidadosarnen. humanas se puede interpretar de dos formas. Algunos
te como vestigio de un tipo más antiguo de organi. autores alegan que los pueblos más simples pueden
zadón social. considerarse algo asi como ci vestigio de una oedad
Esta forina de tratar ci problerna perdió viencia de oro anterior al sometimiento de la humanidad a
cuando Ia acu t ción de datos hizo eviderite ci he- las penalidades y perversiones de Ia civilización, Sc
chó siguiente: ..eI tip9 de farnilia caracterfstico de la supone que ci hombre conoció, en aquel primer
civillzacjón moderna, S d&fr, basado en ci matri- estadia, las delicias. de In familia monOgama, pero
monio monógarno, en el estab1ecii±jeitn independien. luego renunció a ellas y que no fueron descubiertas
te de in pareja de recin casados, en Ia alec- de nuevo hasta ci .advenimiento del cristianismo. No
tuosa entre padres e hijos, etc., si bien no siernp- obstante,_Ia tendencia general entre 1ontrop6Iogos
fácil de reconocer tras Ia complicada red de extrañas - :-escue1avenesa— -cqn
vida famtliar CStá Pre pr Sct icamen te todas
costumbres e instituciones dc los pueblos primitivos,
es cuando inenos patente en las sociedades que pare- las sociedades humanas, incluso ei quejl --s cosm
tumbres sexualesy educativas difieren en gt rc.
cen haber permanecido —o vuelto.— en ci nivel cultu-
dida de las nuestra. Dc este, modo, tras haber soste-
ral ms simple. Tribus como los andamaneses de las
nido durante cincuentaaüôs que l mlia, tal y como
islas del Ocano Indico, los fueguinos de la extre-
Ia conocemos en las socicdades inoderns, eta_ia con-
midad meridional de Am&ica del Sur, los nnmbicuara
secuencta rectente dc una evolucion lenta y prolon.
del centro del Brasil y los bosquimanos de Africa
gada, los antropOlogos actuales se ir.clinari hacia la
del Sudoeste —por citar solo unos ejernpios— que
convicción contraria, es decir, hacia Ia idea'Ie que la
viven en pequefias bandas seminOmadas, que carecen
familia, constituida por una uniOn más a menos dura-
8

-.-- - -:.

-
I :

dera y socialmente aprobacla 'de un hombre, una mu- presentart una forms extrema de u'na tendencia que
jet y los hijos(as) deambos, es un fenórneno universal en -las sod edades huanasm es mucho ms frecuente
que se halla presente en todos y cada uno de lo que cómtThmente se reconoce. •.
tipos de sociedad. de los Gran mimerb de sociedads, si biert no ban ido
Sin embargo, esas posiciones extrernas pecan am. tan lejos como los nayar en negarel reconocimiento
bas de simplismo. Es bien sabido' que son muy raros de unidad social' a là familia, ban limitado este reco-
los casos en los que pueda alegarse Is inexistencia de nócimiento al admitir simuItneamente pautas de tipo
lazos familiares. Un caso notable es el de los nayar, diverso. Por ejemplo, los masai y los chagga, dos tn.
un numeroso grupo humano quc vive en Is costa de bus africanas, reconocfan a Is familia como unidad
IVialabar, en Is India. En el pasado, Is actividad 'social, pero, pot' las mismas razones que los nayar,
guerrera impedia a los nayar fundar una familia. El esto no se aplicaba pars los hombres que estaban en
mairimonjo era"poco más que una ceremonja simbó. ci primer grado .deedad adulta —que se dedicaban a
lica, pues no creab lazos permanentes entre un horn. las actividades guerreras --- , y a los ,que no se les
bre y una rnujer. Dhecho, las mujeres casadas esta. perniitIa casarse ni fundar una familia. Dichos indivi-,
ban autorizadas a tener tantos arnantes como qui. duos acostumbraban a vivir en organizaciones regi-
sierân. Los hijos(as) perteneclan exdusivamente a Is mentadas. Durante este perlodo podlan tenet relacio-
linea materna y Is autorjdad sobre Ia familja y sobre nés promiscuas con las'mujeres pertenecientes, al mis-
Ia tierra. no era ejercida pot el efImero marido, sino mo grado de edad que ci suyo. Dc esta forms, en
0 0
pot los hermanos de Is esposa. Por otra parte, is estos pueblos' Ia familia coexistla con un tipo no fa.
tierra era cultivada pot una casta inferior, sometjda miliar .y promiscuo de relaciones entrelos sexos. 0'

a los nayar, con lo que los }Ierrnanos. de una mujer' Pot dIsw!.iac iaones existia & mismo tipo de piuta
gozaban de la misrna libertad pars dedicarse a las dual ent're los v otras tribus del Br'si!, los
actividades guerreras que ei marido temporal o los munla y otras tribus de Ia "d_2 y- Assam, etc To-
arnantes dc su hermana. dos los ejemplos conocidos podrian or iat tie tal
Ahora bien, el caso de los nayar ha sido, con fre- forms que los nayar aparecieran c: -, r ci caso 'iii's ' 0
I

coherente, sistemtico y Jjvadoa sus :trrrnos.lógi. "


cuencia, interpretado erráneamente. En primer lugar,
cos, de una situacidn que puecfe presentarc
no puede considerarse un vestigio de un tipo primi- -
al menos de forms embrionania, en la sociedad rtz-'.
tivo de organizacján social que haya estado muy di- 0 0
fundido 'en el pasado. Pot ci ,contrario, los nayar derna
Una dcmostracidn. elocuente Is hallamos en is Ale. ,.
presentan un tipo extremo y complicad o de estruc.
mania nazi, donde empezaba a aparecer una ruptura ,.
tura social y, desde este punto de vista, no prueban
demasjado. O similar en Is unidad familiar, Por una pane, los horn-
Pot otra parte, no hy duda de que los nayar re- O bres se dedicaban a las 'actividades polIticas y guerre-.

10

O•,c' '- - ___, ___._ - - -S -. -.,., . _, - . - - ... , , - - _,, - -- 0 -


ras de las que, debido al elevado prcstigio de dichas dcl dcccso a las mujeres va acompafiad con ci dogma
posiciones, derivaban innumerables libertades. Por oficial de que los hombres no desenpeflan papel al-
otra pane, a las mujeres les estaban destinadas las guno en Ia procreación fisiolágica (lo que aportaba
3 1K> funcionales: Küche, Kirche, Kinder (cocina, des. buenas razones V para negar Ia existencia de lazo
igesia y uiños). Es fácil imaginar que, si esta orien alguno entre el marido y los hijos(as) de Ia esposa), la
taciTh hubicra perdurado varios cientos de años, esta familia se convierteVen uri grupo económico basado en
clai-a divisián ic funciories entre hombres y mujeres, Ia division sexual del. trabao: el márido aporta los
unida a Ia corresoiidente diferenciación de status 1 productos de Ia caza y la esposalosde la recolecci6n
cer. Luaiera podido dat lugar a un tipo de organiza- Los antropOlogos que pretenden que esta trnidad eco-
ciaI ia quc Ia unidad familiar gozara de tan nOmica basada en ci. principio de odar y tornar>> es
ccJeracid como entrc los nayar. una.prueba de la existencia de Ia farnilia inciusoentre V
V.) : uizjrnos jFos, los amropólogos han rea- los grupos rnás salvajes, no estn ciertamente en uria
eueczOspa ra mostrar qUe, incluso base más uirme que aquellos antropOlogos que afirrnan V

• - . •. -u ue practican el préstamo de espo- que dicho ripe de familia no tiene en comiin ms que
lente con morivo de ceremonias -. el término utilizado para referirse al otro tipo de
V •:aruirncn.c amu sucede cuan- familia tal y como puede observarse en otros lugares. V

:cmbres entar en un tipo de El mismo tipo de perspectiva relativista es aconse-


• V VVV V. :;.V ia implicu ci préstamo de es- jable para Ia familia polIgama. Recordemos que Ia;
:maros), estas cosrumbres no deben palabra poligamia se refiere tanto a Ia poliginia, es •..

iu. sunervivencia del <<matrimonio de decir, al sistema en el que a un hombre se le autoriza


:iintc Vexisten con Ia familia y, ade- tener varias esposas, como a Ia poliandria, o sistema •
VV)1C,• :cOflOQjmiento. Es evidente que complementario en ci que varies maridos comparten
pccr pifst,u a propia esposa es preciso aptes una esposa.
.,oubstnte, si consicleramos ci cao de Ahora..bien, en muchos casos sucede que las fami.
ribrs austriilianas como los \vunarnbal de Ia: • has polfgamas no son ms que una 'inación de
noroeste, podremos drnos cuenta de .que un • varias familias mori6gan as cm-las que un srna per-
:;rc quc Sc inOstrara rcacO a preStat su esposa a. sona desempefla el . papel deV varic s c6nyuges. Pot • d
maridus potcrciaies dutnntc las ceremonis reli- ejemplo, entre algunas tribus bantt'ies cada esposa vive
V
V;aa. scriA considerdo .muv egoIsra, ya que tra- con sus hijos(as) en una choza separada; .iinica
1VV

na de rnonopoiizar un privikgio que eI grupo social • diferencia con una familia monOgama es el hecho dc •:

:nsicra qt debe compartir con todas las. personas • V que el mismo hombre desempefla el papelde rnarido V V V

,ue :ieneu dcrecho a diH . vgio. Si, además, te- para todas sus esposas. Sin embargo, hay otros ejem- V

ncs en c ' VIta V VCi :ctitud con respecto al pbs con, una situaciOn menos clara. Entre los tupi-
V

13

• V
VVV -...........

V1.
• .• . . 7

kawahib del centro del BrassL un jefe puede casarse Si bien es cierto que Ia identidad legal, econórnic
cozivarias. berinarics o cOn una madre-y sus .hijas (de y sentimental de Ia familia puede manterierse inclu&
un matrirnonlo anterior) En ese ultimo caso los bajo la poliginia o la poliandnia, no es seguro qu
hijos(as) son criados conJuntamene pot las mueres, pueda decirse lo misrno cuando Is poliandria coexist
que no parecen preocuparsc demasiado pot e1 hecho conxia poliginia. ComO hernos visto, éste era, hast
de stllos'hijos què est1n criando son suycs -o no. cierto punto, el caso de los tupi-kawahib, pot cuant
Adems, el jefe presta de'buen grado sus esposas a: los mnatnimonios poilginos existIan —cuando menc
sus hermanos menores, a los funcionarios de is corte •.
coma. . pnivilegio de los jefes— en combinación cc
y a los : vis itante s. Nos hallamos pues; no s6lo ante un elaborado sistema de prestaci6n de esposas a It
una combinación de poliginia y poliandria, sino que hermanos más jóvenes, abs ayudantes y a los yin
la confusión aumenth–odavfa más por el hecho de tantes de otras tribus. En. este caso se podrIa aieg
que las co-esposas puedèn \ estar relacion'adas. pot es-
que el lazo entre una mujer y su marido legal difien
trechos lazos consanguinebs "previos al matrimonio con
imis en grado que on cualidad de una gama de otrc
el mi6no hombre. En un caso presenciado par el
áutor, una rnadre y su hija, casadas con el mismo lazos que. podrIan ser ordenados en orden decreciènr
hombre, estaban al cuidado de unos hijos(as) que de fuerza: desde los aniantes legitirnos y semiperrn
eran, al rruismo tiempo, hijastros(as) con respecto. a nentes hasta los amantes ocasionales. No obstant
una de las mujeres y, segün ci caso, riietos(as) 'o her. incluso en este caso ci status de los hijos(as) venJ
inanastros(ss) de Ia otra. definido par. el matrimonio legal y no par los otrc
La poliandria propiarnente dicha puede, en ocasic- tiposde uniones. .... . ...

nes, tomar formas extrafias, como sucede entre los Si consideramos;_Li . evoluci6n de los toda duran
todas, donde varios hombres —por lo comün her- ci siglo xix tics acercarnos al llamado <matrimoni
H nanos— comparten una esposa. El padre legItirno de de grupo>. Los toda poselan originalmente un sisten
los hijos es aquel que ha jealizado una ceremonia poliandro, hecho posible gracias a Ia costumbre d
especial —y lo sigue siendo hsta que otro marido infanticidio femenino. Cuandi dministración bi
no se atribuye ci derecho de paternidad mediante el tanica prohibió •esta ililtima pctc estauranc10
mismo. procedimiento. En Tibet y Nepal la poliaridria Ia tasa natural de nacimientos, los Ll rtjnuarc
parece explicarse pot ciertos factores ocupacionales practicando Ia poliandnia; sin embargo,
dcl mismo tipo que hemos encontrado entre los na- de vanioz hermanos compartiendo Ia misma essa,
yar: los bombres viven una existencia semi-nórnada, fue posible conseguir varias esposas. Como en
como gulas y portadores, y on consecuencia Ia polian- caso de los nayr, los tipos de organiznción que m
dna hace factible que par lo c2enos uno de los man- lejanos parecen de Ia familia conyugal no se dan,
dos estt siempre al cuidack ckl iogar. las sociedades más salvajes y arcaicos, sirio en form

14

-
-. - -

fji l
- - de desarrollo social relativamente recientes y cctremp- -- Tratar dc resolver este pbIema . impca, en p-
damentc elaboradas. - • .. met .Iugar, definir loque entendemos pot .-familia,.
En consecuencia, Cs evidente pot qu6 el problems Dicho inrento no puede consistir en integrar las nu-
de Ia farniia no debe set tratado de forms dogmtica. - merosas observaciones prkticas realizadas en distintas
De hecho, es una de las cuestiones ms escurridizas sociedades, ni tampoco en limitarnos a Is siruci6n
• dentro dcl estudio de Is organización social. Poco que- existe entre nosotros. Lo pertinente es Construir
sabemos del tipo de organización social que prevale-. • un modelo ideal delo que-pensamos cuando usamos
ció en las primeras etapas de la humanidad, ya que Is palabra familia. Sevens, entonces,que dicha pals-
• los restos humanos que poseemosde1 paleoiftico supe- • bra - sirve para designar un grupo social que posee, pot -
rior, Cs decir, de hac unos 50.000 años, consisten • lo menos, las tres caracterIsticas .siguientes: 1) Tiene
fundamentalmente an fragmentos tie esqueletos y uten- su origen en ci matnimonio. 2) Está forrnado por ci
silios de piedra que - no proporciJnan ms que una in- rnanido, Ia esposa y los hijos(as) nacidos del matnirno-.
fortnaci6n muy insuficiente sobre Ins leycs y costum- tijø ; aunque as concebible que Otospaxientes encuen-
- bres sociales. Por otra parte, cuando consideramos Ia - - -: -- tren su lugar cerca del grupo nuclear. 3) tdnei._
ampliadiversidad de sociedades hutnanas que han sido - bros de la familia estn- unidos por a) lazos legales,
observadas, digamos, desde Herodoto hasta nuestros - •b)derechos y obligaciones económicas, religiosas y de
dias, lo ünico que podemos decir es In siguiente: Ia • • otto tipo y c) una red precisa de derechos y prohibi-
familia conyugal y mon6gama as muy frecuente. Don- - - - ciones sexuales, ms una cantidad variable y diversi-
dequiera que parece set invalidada pot diferentes ti- ficada de - sentimientos psicológicos tales como amor,
pos de organizaciones,stc(ucede, por lo comin, an afecto, respeto, - temor, etc. Seguidamente procedere-
sociedades muy speializadas y complejas y no, como - mos a-un examen detallado de estos diversos aspectos
acostumbraba .a creerse, an ins tipos más simples y - a Ia luz de los datos existentes.
primitivos de sociedad. Además, los pocos casos de
familia no conyugal (incluso en Sn forrna -poligama)
cstabieccn sin la menor sornbra de duda que is alta El matrimonio y Ia familia
frecuencia del tipo conyugal de agrupación social no
deriva de usia necesidad universal. Es posible conce- Como ya h ci matrimonio puede ser
bit Ia existencia de usia sociedad perfectamente esta- monógamo o poligam6 E'conveniente insistir inme-
ble y duradera sin la familia conyugal. La compleji- diatamente an ci hecho de qètl.pnimer matnimonio
dad dcl problems reside an el hecho de que, si bien as mucho rns frecuente -que ci segundo, incluso mu-
no existe ley natural aiguna que exija Ia universalidad cho ms de lo que un'precipitado inventario de so-
de la familia, hay que explicar el hecho de que se ciedades humanas llevarma screen. Un buen nimero
encuentre an casi todas pastes. de las ilamadas sociedades poilgarnas son autntica-

16 \. 17
N
N - • -

-
mente tales 9 pero muchas otras establec pagar ci flarado precio d e : Ia novia o compensación Op
"una mar-
cada diferencja entre la primera>, y estfictarnente ia matrimonial), pero dot-ide, al mismo tiernpo, aumentar
ünica y autntica esposa, dotàda con tados los dere- el nt.Imero de esposas significa incrementar la riqueza,
chos que concede ci status conyugal, y las otras que por cuanto ci trabajo femenino posee tin valor econó.
en ocasiones son poco ms queconcubjna. Por otra rnico determinado. Sin embargo, es evidente que Ia
parte, en todas las sociedacles poilgarnas el privilegio. • prktica sistemrctica dc Ia poligamia viene limitada
de poseer varias esposas es disfrutado solarnente por autornáticamente por el .cambio de estructura que
una pcqueña mjnorIa. Esto es fáciknente comprensi- con toda probabilidad provocará en In sociedad.
ble si se tiene en cuenta que en cuaIquier grupo social En,consec-uencia, no es necesari 0 devanarse los
tornado al azar ci nimero de hombres y mujeres es sesos para explicar ci predbminio del matrimonio
aproximado el mismo, con un equilibrio normal de monógamo en las sociedades humanas. Que In mono-
• 110 sobre 100 en favor de uno u otro sexo. Para gamia no está inscrita en Ia naturaleza del hombre Ia
hacer posibie Ia poligamia deben cumplirse ciertas demuestra claramente ci hecho de que Ia poligamia
condiciones. Puede suceder que los niños de un deter- existe en muy diversos lugares y formas y en rnuchos
minado sèxo sean eliininados voluntarjament e (cos- • tipos de sociedades ; par ott-a arre, Ia preponderan..
rumbre más bien rara, pero de Ia que se conocen cia de Ia monogamia es consecuencia del hecho de
casos como el infanticjdjo femer)jno entre los toda, que, normalrnertte, es decir, salvo que se produzcan
aI que ya nos referimos) a que, por deterrninadas cir. voluntai-ja o involuntariament e condicjones èspeciales,
cunstancia s , las expectativas de vida para arnbos se-
par c-ada hombre no exisre rnás que una mujer dispo.
xos scan distintas, como sucede entre los esquimale s nible. En las sociedades modernas, razones de tipo
y algunas tribus australianas en donde muchos horn- moral, religioso y econ6mico han oficializado ci ma-
brcs acosturnbraban a morir jóvenes porque ci tipo trimonio monógamo (regla quc en In prctica es trans.
de ocupacjones --pesca de ballenas en un caso, guerra gredida pot- medios tan diferentes como Ia libertad
er' d otro— eran especialmente peligrosas. Si ro es prematrimonial, Ia prostitución y ci aduiterlo). Pero
te ci caso, Ia tiflica explicacidn es Un Sistema social en sociedades con un nivel culiural .muchdrns ajô,
tertemente jerarquizado, en dot-ide una determinada donde no existe prejuicio alguno con:- - poligamia
ase —ancianos; sacerdotes, hechiceros, hombres ri. e inciuso donde Ia poligathia puede en ' estar
cos, etc.—, es lo su&ientemente poderosa como para autorizada o ser preferida a otras forrnas, se cu.ig;
monopolizar impunement e ms mujeres de Ia parte
ci mismo resultado en In ausencja de diferencjas so-
alicuota, a expensas de Ia gente ms joven o ms pa- ciales o económicas, de tal forma que ningin hombre
bre. Dc hecho, sabemos de sociedades —Ia mayorIa posee ni los medios ni ci poder pat-a obtener ms de
de ellas en Africa—. donde un hombre ticne quc ser una esposa y donde, en consecuencja, todo ci mundo
rico pra conseguir muchas esposas (ya que es preciso estd obligado a convertir Ia necesidad en virtud.
18
19

1.
:

L1
Cierto que en las sodedades humanas / eden o cirse .que enti-e las llaadas trihus primtivas, no eis-
servarse tipos de matrinionios muy dis.intos: mon6- ten solteros por Ia simple razón de quc no podrian
gamos y poilgamos, y en este iJtirno .aso, po]Iginos sobrevivir. Uno de los momentos ms conmovedores
y poliandros, o ambos; por otra parte, el rnatrimonio
de mi trabajo de campo entre los bororo fue ci en-
• . puede ser por intercambjo, compra, libre. elección o

contrarnie con un hombre de unos 30 años, sucio,
. imposición familiar, etc. No obstante, el hecho sor- mal alimentado; triste y solitario. Cuando pregunt
prendente es que en todas partes se distingue entre . si el hombre se hallaba gravemente enfermo, Ia res-
:
el matrimonio, es decir, un lazo legal entre un horn- puesta de los nativos me resultó un shock: el horn-
bre y una mujer sandonado por el grupo y ci tipo
bre no tenIa nada de partIcular, salvo ci hecho de ser
de unión perruanente o temporal resultante, ya de Ia soltero. Ciertamente, en una sociedad en Ia que sc
violencia o ünicamente del consentimiento. Esta in- comparte sistemâticamente el trabajo entre hombre
tervención del grupo puede ser fuerte o débil, pero y mujer, y en Ia que Ilnicamente ci status matrimo-
Jo que i.rnporta es que todas las sociedades poseen
nial permiteal hombre gozar de los frutos del trabajo
algin sisterna que les permite distinguir entre las
de la mujer, incluyendo entre elks el .art dc despio-
uniones libres y las uniones legftimas Esta distin-
jar, ci de pintar ci cuero y ci de arrancar las plu-
cián opera a niveles diferentes. mas, asI como In comida vegetal y In comida cocida --
En primer lugar, casi todas has sociedades conceden . (por cuanto Ia mujer bororo cultiva Ia tierra y hace -
una apredación elevada al status matrimonial. Don- las vasijas), un soltero es en realidad solo medio ser
dequiera existen grados de edad, ya en su forma . . humano.
institucionalizada o en agrupaciones no cristalizadas, . Es-to se aplica no solamente a los solteros sino

existe algiin tipo de conexiOn entre el grupo más jo- I
también hasta cierto punto a has parejas sin hijos(as).
yen de adolescentes y ci celibato, los ya meños j6ve-
Cierto que pueden subsistir, pero en muchas socie-
nes y los adultos sin hijos(as), y in edad aduIta con
dades un hombre o una rnujer sin hijos nunca liegan
Ia plenitud de derechos (esta 61tima acostumbra a • a gozar del pleno status dentro del grupo. Pot otra
correr parejas con ci nacimlerito dcl primer hijo(a)) parte, lo m.ismo sucede mas alló uci grupu, s decir,
ta triple distinciOn no sOlo fue reconocida pot mu- cuando se trata de Ia no menos impor • sociedad
chas tribus primitivas, sino también pot ci mundo . formada por los parientes fallecidos, donde ono.
campesino de Ia Europa occidental, aunque sOlo
cimiento como antepasado a través del culto sOio Ic
fuera para fiestas y ceremonias hasra principios del pueden efectuar los propios descendientes. RecIproca-
siglo : • mente, un husfano se halla en Ia misma desgraciada
TodavIa es mds notable ci auténtico sentimiento
posiciOn- que un soltero. Dc hechO, arnbos términos
de repulsion que muchas sociedack muestran con • son utilizados en ocasiones como los insultos ms te-
respecto a! celibato. En términos genernlcs puede dc- rribles que pueden hallarse en Ia lengun nativa. Sol-
20
21

77
. L.
TI tetxs y hu&fanos. pueden. inciuso4legar a sér cons!de-•
rados en Is m.isma categorfa qu engloba a lisiados y
bujos, como si stis condicionesjfueran el resultado de
algtn tipo de rnaidici6n sobrenatural.
El interés que inuestra el grupo pot ci matrirnonio
de. sus iniembros puede expresarse de forms: directa,
• corno sucede en nuestra sociedad, donde los futuros
esposos, si tienen Is edad legal para casarse, deben
• procurarse, en primer lugar, una licencia y, posterior-
como procurarse cuñados. El hecho de que ef atri- /
monio tiene lugar... ms entre gruDos. que
viduos explica de inmediato nunjerosas
que a primera vista pueden parecer extraflas. 'Pot
ejemplo, dc 'es& - fornia comprendernos por 'qué en
algunas partes de Africa, donde Ia fili9i6n '(descent)
sigue Is linea paterna, d matnimonio no es totalmente
viido en tanto Is esposa no ha :dado iuz a un varón,
cumpliendo asI la funciórn, de rnantencr ci linaje dcl
res
0111,

mente, los servicios de un representante reconocido


del grupo pars su unión. Esta rclación directa entre merido. Los liamados levirato y saroralo debieran
los individuos, pot uria parte, y ci grupo corno un explicarse a Ia iuz del mismo principio: si ci mats-i-
todo, pot otra, si bien reconocida espor&carnentc monio es is union de dos grupos a los que pertene..
en otras sociedades, no puede dedrse que sea. ftc- cen los cOnyuges, no puede haber contradicciOn en el
cuente. En cainbio, uno de los rasgos casi universales reernplazamient de. uno de los consortes par sus
del rnatrimonio es que no se origina en los indivi. herrnanos o sus hermanas. Cuando muere el marido,
duos, sino en los grupos interesados, '(farnilias, lina- ci levirato estipula que sus hermanos solteros goceni
jes, clanes, etc.), y que, aderns, une a. los grupos de un derecho preferente sabre su viuda (a, córno
antes y pot encima de los individuos. Dos razones en ocasiones suele expresarse, comparten ci deber de
explican este hecho. Por una parte, la gran impor- su hermano muerto de sostener a su esposa y a sus
tancia del matrimonio hace que los padres, incluso • hijos), mientras que ci sororato perrnite a un horn-
en las sociedades ms simples, empiezan pronto a bre, en una sociedad poilgama, ci rnatnimonio prefe-
preocuparse por obtener c6nyuges apropiados pars su rente con las hermanas de su esposa o, si Ia sociedad
projenie, lo cual puede Ilevar a Ptoutr sus hijos(as) seguir usia hermana para reempia.
zar ala esposa Si tiene hijos(as), o ha de divor.
des 4 Ia infanda. Pero aqul nos hallamos, ante'1-cio,
ciarse dè ella pot Su ii c',nducta o Cual.
h.e..a una cxtraña paradoja que mds tarde consi-
deraremos de nuevo, y es que, si bien ci matnirnonlo quiera que sea Ia forma en la quc I q colccui;...
press su interés pot ci rnatrirnonio de sus miernbro,
lies, las que generan matrimonios como d dispositivo ya sea a través de la autoridad investida en los pode.
legal ms impontante que poseen para establecer-aliari- rosos grupos consanguIneos 0, mis directaincnte, a
• zas eats-c cites. Los nativos de Nueva Guinea cxpre. través de Is intervencián del estado, sigue siendo cien-
sar, cite realidad al efirmar que ci verdadero prop& • to que ci rnatnirnoaio no es, ni puede set, un asunto
privado.
sho del masrirnonio as tanto una esposa

LT -.
23

71

-•
/ EI
Fo.'mas de /ai!ia
pie, n:chas sociedcdes cctn interesadas en establc
Cd Ciaramonte las rclacicnc cntre Ia progenie y ci
Es preciso recurrjr a casos tan etremcr cemo ci gruo del padre, potuna part, y entrc Ia progenie
nayar yc decrito paaa hallar rxiedcde3 c y C1 ga-'po de Ia madre, par otra; sin crnbaro, cato
no edste siquiera una unión tcnporal de fn cI in hacea diferenciando firmernznte los dos tipes de
marido, Ia esposa y los hijos(as). Pero no debc relaciones. Sucede a veces qua, par una Jinca, sz hare-
olvdar que Si blen en nuestra sockdad dk±o gnpo
dan los dared-ms territoria1c y, pot In otra, lea
constituye Ia familia y gaza de reconocjmien o lecI, iagios y obligaciones religiores a el status cr
no sucede lo mismo en un gran nmero de c-cdads • y las tcnicas mgicas per ci o:o. Pueden haUac
humanas. Es cierto que existe un instinto matcm-1 • gran ruiniero de ejcmpics en t:ica, Australia, An.
que compele a Ia madre a cuidar de sus hijo5(as) y rica, etc., cue iiustran esta hcLio. Para Iirnitaane a
que hace que encuentre en ci ejercicio de dichar da clios, as notable CI - minucicso
tividades una profunda satisfaccidn ; también exicn Lea indies hopi (Arizona) delimitzba n eios dis-
impulsøs psicológicos que explican pot qu6 un hombre tintos de derechos legales y religiosos a las lincas
puede sentir afecto par los hijos(as) de una mu jet paterna y rnaterna, al tiernpo qua Ia frecuancia del
conla que vive y cuyo crecimiento presencia paso a divorcio convertla a Ia familia en algo tan inestable
paso, aun en el caso de no creer (como sucede en las qua muchos.xm. -dos no ConvivIan con sus hijos(as)
tribus de las que se dice desconocen Ia paternidad en Ia misma cz dado que las casas eran propiedad
fisiológica) que haya tornado parte alguna en Ia pro. de las mujeres y, desde el punto de vista legal, los •-
creación. Aigunas •sociedades tratan de reforzar eseos hijos segulan In linea materna.
sentimienros Convergentes; pot ejeniplo, algunos auto- Esta fragilidad de Ia familia conyugai, tan comn
res han tratado de explicar Ia couvade —costurnbrc entre los liamados pueblos prirniivos, no impide que
de acuerdo con La cual un hombre comparte las pena. • dichos pueblos coricedan cierco valor a In fidelidad
lidades (naturales o sociaimente impuestas) de li niujer conyugal y al afecto dc los padres pot los hijos(as).
parurienta— coma un intent0 pot construir una uni- Sin embargo, estas normas morales que deben diferen-
d.. soidada a partir de unos materiaks no damasiado ciarse cuidadosamente de las normas Ie ue en
homogncos.
muchos casos no reconocen formalmente mas - -' In
Sin embargo, In mayor parte de sociedades no relacián de los hijos(as) con in linen paterna a Ia IInea
muestran gran inters pot un tipa de agrupac n materna o cuando raconocen forrnahnente aybas Ia
que, para algunas sociedades (corno La nuestra), es hacen para n-pos completamentedif, zntea de dere.
muy iraportante. En este caso lo importante no son chos y/iLgcvncs Un case C/tt 1o,
los agregados temporales de los reprerenrnntes mdi. ci .¼ ic sc rillo -L '' a Frircsn ('n
viduates dcl grupo, sino Los grupos mismos. Po.r cjcn. la "rua1idcd nc nrs e '-ç
'

24

Li

- - -I__t ----- _
- - - - - -.--..---- -----

-7 -_---

los -quc, si hcnos de creer recientes informantes, ci sonas que vivân y trabajaban bajo Is misma autori.
matrimonio es tan inestable que en ci curso de una • dad, han :sido designadas con ci nombre dc familiar
vida todo individuo tiene ocasión dc casarse con • -ariicujadas o exténdidas. Ambos thminos son ütiles
todas las personas del sexo opuesto. Tan acuciante pero iriducen a confusión por implicar que dichas
es e1 probiema que Is tribu parece haber ideado un vastas unidades se componen de pequens, familias
sisteina de denominaci5n especial para los hi jos( as), conyugales. Como ya hemos visto, es cierto que Ia
con ci fin de mostrar a cuál de, pot lo menos ocho familia conyugal limitada a Is madre y a loshijos(as)
matrimonios,: pertenecen. Cierto que con toda pro- es prácticamente universal puestogue-csiá basada en
babilidad nos hallamos ante un acontecirniento recien- Is depeq4cncia fisiológica ypëol6gica que; a! menos
te que puede explicarse pot Ia exiguidad de lattibü, •jrfr11cierto pejjde--dè tiempo, existe entre una
poruna parre, y por las condiciones de inestabilidad otros. Pot oti:a parte, Ia familia conyugal formada
en las que han vivido los exnerilion en ci ilitimo siglo, pot ci marido, Is esposa y los hijos(as) se presenta
pot otra..- No ôbstante, .dicho caso no deja de mostrar • casi con Ia misrna frecuencia pot razones psicdlógicas
que en Ia ocurrencia de :cierras condiciones la familia y. económicas que debieran añadirse a las niencionadas
conyugal es dificilmente reconocible. anteriorrnente. Sin embargo, el proceso histórico que
La inestabilidad explica los ejemplos arriba cita- • ha lievado a nuestra sociedad al reconocizpiento de 10
dos, pero en otros casos deben- h2cerse consideraclo- •
fantilia cnugi es ciertamente muy corn1ejo y sóio
nes de orden totaimen-te -opuesto. En Is mayor parte en porte puede explicarse por el progresio conoci-
de Is India - contemporánea y en muchas partes de • miento de una situación natural. Pero caben pocas
Europa (en .ocasiones hasta ci siglo xix) Is unidad so- dudas de que el resultado procede, en gran -part; de
cial b4sica estaba constituida pot un tipo dc- familia Ia reducci6n a un grupo mmnirno cuya vigencia- legal,
que no podmos denominar con yugal, sino que debe- en ci pasado de nuestras instituciones, res*-di6 dUante
rnos describir corno dornéstica: Is propiedad de Ia siglos en grupos mucho más vastos. En üItima' is
tierray de la vivierida, asi como Is autoridad paterna tancia, expresiones dci tipo <<familha ex—rdidao o
y ci Iiderazgo econ6mico, correspondlan al ascendien- milia articulada son inapropiadas, ya . - ri reali-
te vivo de mayor dad o a ia comunidad de herrnanos dad es Is famulia conyugal Ia quc merece el ncmbre
originada del mismo ascendiente. En Ia- bratsvo rusa, - de famiia restringida.
Is zadruga sudeslvica y Is maisnie francesa Is familia - Hemos visto que cuando a Ia familia se Ic concede
estaba de hecho formada pot el hermano mayor, o ittjr-eduddo valor funcional tienden a desaparecer in.
los herrnanos supervivientes, sus esposas, los hijos CIus4ebajo del nivel del tipo conyugal. For ci
casados, y sus esposas, las hijas solteras y asi sucesi- - contrarto, gran valor funcional existe muy
vamente hasta los bisnietos(as). Dichos vastos grupos, por encima del nivet', y u aa I La supuesta universa.
que en ocasiones englobaban varias docenas de per- lidad de Is famulia conyugal rrcrpondc, de hecho,

26

------.• &_.••• ---------


---------
• - -- - - ---- --. - ,',- -• -4: •,
- -•- '• - - -- -, • -,Lfr -.-

N.
S..- ..**W _ --- - - * -

r-. -'••--•: -- ..a,-

19.

mds a un equflibrio inestable entre los extremos quc debieran epiicarse con referenda a extreordinaris;
a. una necesidad pertnanente . y duradera proveniente anormalidades mentales. Todo lo contrarlo. Dc hecho,
de Ins exigencies profundas dé Is naturaleza humana. podrfaznos traer a colacicsn ejemplos de otras partes
Para compietar ci cuadro hen9s de considerar if. del mundo: America del Stir, Nueva Guinea (tanto
nalmente aquellos., casçs en los que Is fàmilia con- -. en las tierras altas como en ci trópico), etc. -
yugal diuiere dc In nuestra, io tento CQPI referenda a Dc hecho, -los ejemplos que hernos escogidó res-
una diferencie de valor funcional, sino ms bien par- petan todavla, par Jo menos haste cierto purito, In
que su velcr funcional es 'concebido dé una forme dualidad de sexos que nos parcce uno de los. requisi. -
cualitativarnetue diferente dc nuestras propias con- tos papa ci matrimonjo y ci establecirnjento dc una
cepciones. -- familia. Pero en algunos lugares de Africa ciertas
Corno vcrcmos ms adelante, hay inuchos pueblos: mujeres de rango - elevado estaban autoriz cia -.

entrc los que el tipo de c6nyuge con ci quc uno debe - - sarse- con otras -mujeres que, mediã*nte e usa de •
caSePSC cs rnucho ruts importante que ci tipo de unión - athantes varones no reconocidos les dan-an hijos(as);
que forxnarán. juntos. Esto pueblos .estn dispuestos in mujer noble se convertIa en ci padrez de los
a aceptar wiioncs que a -nosotros, noF s6lo nos pare- • hijos(as) de . -su esposa> y - transmitla a éstos,. de
cerlan increibies, sino en contradiccián directa con acuerdo con . el derecho paterno vigente, su propio --
los fines y propósitos de fundar una farnilia. Pot nombre su status y su riqueza.. Finalmente existen
ejemplo, los chükchee de Siberia no mostraban In me- aigunos.
nor repuisida pot ci matrimonio de una chica de veinte • que Is tamiha conyugal era- considerada neces rurpsia
aflos con un bebe-marido de dos o tres años. En cste Is procreación de los hijos pero no para su crianza, - -,
caso, Ia jOven mujer, madre gracias a un amante auto- - por èuanto-cadafamilia trataba de quedarse con los
rizado, cuidarla conjuntamente a su propio beb y a hijos(as) de otra familia (a set posible dc-status su-
u bebe-marido. Pot su parte, los indios mohave de penior) pars criarlos, al tiernpo que sus propios hijos - - --
orteamrica tenIan in costurnbre opuesta: un horn- pertenecIan - (en ocasiones ante, dcl ncimiento) a -
ore se casaba con una nina, a in que cuidaba hasta otra familia. Esto sucedia en algunas par.. - Poll-
que fuera 10 suficiente mayor como para curnplir con nesia, mientras que ci fostemage, es decir, Ia cst-:m-
sus deberes conyugales. Se suponfa que dichos ma - bre de que -Un hijo varón era criado' por ci hermano
trimonios eran en extrerno duraderos dado que los dc su madre, era prctica comtn en Is costa ndroeje '
sentimienios neturales que existen entre marido y - de NorteamCnica, asi- como en Is - sociedad feud[' -
esposa vendrian reforzados por el recuerdo del cui- Cw'opea - -
dado maternal a paternal concedido par uno de los
cdnyuges sabre ci otro. Dc ningün modo deben conce-
birm estos ejemplos coma casos excepcionales que

-- -.--- -
-*-- -- -.-----*--

" 0 - -
ni

Los laws /amiliares. Como,fjis formas familiares, Ia division del trabajo


es coritcuencja ms de consideracione s socjales y
En ci transcurso de varios cientos de aos nos he- culturales que de consideraciones naturales. Cierto
mos acostumbrado a Ia rnoralidad cristiana que con- que en..cada grupo humano las mujeres son las quc
sidera ci matrimonjo y ci establecimiento de una paren y cuidan a los hijos y los hombres se especiali.
familia como Ia nica inanera de prevenir que Ia zan en Ia mza y en las actividades guerreras. Pero,
gratificacion sexual sea pecaminosa. Si bien esta usc- incluso en este carnpo, hay cCsos ambiguos: no cube
ciacidn existe en algdo que otro lugar, no es ri mo. dude tie que Ios-hombre s no pueden dar a
luz, pero
cho rnenos frecuente. Entre Ia mayor parro do on moc}is socjedades corno hemos visto con Ia
pueblos, el malrimonio tiene poco quo -ovadu— esrn obligados a simularlo Y. es Hen cier-
sartstaccion del lmpulso scxuaj, cado quc cc', one gran diferencia encre ci uadre nambi-
miento social proporciona numerosas cpu: ........ - ... cuda a so bebé cuando ste so cnsucja y
peru ella; dichas onortunidades no san s do:no .h2CC mocha tiempo a quien sos
al matrincr-io, iflU que incluso on ocusioy. -, a ram Pa:, un:u,-:os forrnH memo do yea or: 0mm-
rnuiiccidn a Par cienaqla. votre 10 ........- P. ertuoria or :r, p1005
H :iemn acs can tO CO - s 020:-
ru:::.. cPa: - a cC?:C 00
c
coiccs cricac sc Ic r 'fm : :. fur
C CSOfl(C c:1S1r1.:
• ;. . Joveocs concobnas do; jcfe n:r:mcwl r a tim-
trs vvr 0005 CC CT) dtCflls cc:nd:c1. .. las ac::v:caclos dOniscfcas y PtC1Crcn ('Cmpar-
abs n,UH secusur. de cuordo con 0cnturu do Ins cxpcd:cmno s
do sos :nnr:cm
ufllrso COO :iifounn de sus arnanles do H. o es im;acns quo una costanaisr e similar (qua
Sncoc :.;ovalcjA en acres tribus sudume
quo on on poLi:ido ms him: n) or. J
cud .. .:ombre esu casado con una esposa auc ruIn cusc especial de rnuieres mocL. £urci2S, medjo
c.ensus aios mozos coma Ia amante do Cu .lyudaqces no se casaban, pero cc. -onanabari a las
ecinost actual. hombre s en Ia senda do IC guerra, eSt:,:
1 cI oil-
'or otra partc-, coma heinos vista es cior:: quo do Ia fan:osa ieyenda de las amazojos
las consicierecjones sexuales no son de imcnrrancia Cuando consicHra:no s actividades monos b:lsjc
fundamental peru a1 matrimonio, las necesidades 'CCO- a crianza tie los hijos(as) y Ia guerra, so beee adn
ndmicas se hailan presentes en luger primordial
ill-Is dufIcil diferencier reglas quc gohiernan In divi-
situ sexual dcl trabaj o
todas las sociedades. Ye hernos rnostrado quo lo qua . Las mujeres bororo trabajan
Ia
convierte ci matrirnonio en una necestdad furuiamo!1- terra, micnttas que entre los zuñi éste es on tra.
tal en las sociedades tribales es H divisidn sexual dcl baja tie hombres; segtri Ia tribu, Ia construccjt n
de
trebajo. las chozas. Ia fabrjcacitn de cachurros y Ia confeccitin

30
31

---.• ............-..-•--- .,..,


-

- ......... -a--- r -----


- - Th. r --- t-- ----- - -&_--------------.---.------.. .-.-.--- - .- .----.---.---- --,-.-- .---
— ----

de vestimentas puede ser Ia labor de UDO U Otto SCXO puede set tan Importapte como ios otros i volvcm'os
En consecuena hemos de aer en extremo cuida a Ia divisián del trabajo qe antes considergbamo
y /
dosos y di.unguir entre ci becho de Ia d&visión en Ia que se afirma que>uno de los sexos debe reah.sr
/
sexual del trabajo, que es prkucamente universal, ' ciertas tareas, esto significa tatnbin que at Otro
sexo
is mancra sesun la cuai las diferentes tareas son atri Ic estan prohibidas A la luz de esto Ia divisibse a
buds a unóu .otro. sexo, dändedebirarnosdescubrir
Ia misma importancla decsiva de los facLores cultu
dètra.kajQyo es ms .
uti estado reck roco de de end
dISDOSM
iitre los sexbs
tales, podriarnos decir Is rnisma ari:/tc:al:dad que reins Lo mismo P0 na decirse -d(aspecto sexual de is
en Is organzzación misma de la famiha vida faiiIii Aunq1Ino sea cierto como hemos
AquL nos enfrntamos de nuevo con Ia misna cues mostrado, aue pueda cxphcarse Ia faj1ja en terminos
ti6n si las i-szones naturales que pudieran explicar sexiaies —dacio que para muchas tribu Ia 'vida se
Ia division sexual del trabajo no parecen desempefiar xual y 1 a fan'dia no estn de ningun modo) tan estre
un papei decisiio (ci menos tan pronto dejamos Ia chariente relacionadas como nuestras normas morales
base sOiada de Ia especializaciOn biologicc de las mu pretendenhaceJo_creer–_ existe un asnecto negatLvo
jeres en la produccion de los hijos), como explicar, qucho mas importante Ia estrtctufa de Ia
entonces, su existencia? .L.jDJsm hecho de ._ famiha, siempre 'en todas parLes. hci quecierto
vane incesantemente de sociedad en sociedad muestra •. . tio de relaciones sexuales 'n posibles o que
POt Jo menos sean equivocadas. Es cierto que las
su existencia o que es iosamente necesario, pueden variar enomemente de un lugar
mientras que a orma bajo la uc a arece.no esen,- .-
a otto segtn ci tipo de cultuta considerado. En Is
manera a guns importante, r Ic m ~ dlm n artig.ia Rusia existia U.5 CThThl5re denominada
to e vista e cua quier necesidad nat ,at- -.
snokaichesivo senTI cud un padre gozaba del
deP pnivilegio de tenet acceso sexual a Ia joven esposa de
problems, 'tenemos shots Is posibilidad
.
de percibir, .' su hijo; una costumbre simétrjca ha sido mencionada
mucho 'mejor que al principio de'este trabajo, algunos en algunaparte del sudeste asiátjco, pero alif his per.
de los rasgos comunes que pueden acercarnos a. uns sonas envueltas son ci hijo de, Ia hermana sposa
respuesta. Dadoque Ia 'familia se nos' aparece corno . .. dci hem9p de sy midr e . . pro tura
...

una realidad social positiva tal vez Is unica realidad no objet'mos' que un hom'bre se aerr i-hr
social posinvs nos senumos indrnados a dcfirnrlaex mana de laesposa costumbre que hasta mediados del
4!
ciusivarnente pot sus caracteristicaS positivas. ANO Uu- sigiu ALF. i4 icy iiJgieia consicieraDa lflcestuosa. Lo

tante, es precise senalar que cuando hemos tratado de inko cierto es que cada sociedad conocida ; de1'pre. '

mostrar to que. era Is farnilia, ci mismo tiempo estába- ..sente o dcl pasado, proclama Si Ia relaciOn ma-
mos indicando 10 que no era, este aspecto negativo ride esposa —a la\0 ue, como hcmos...ysto, se pueden

32 I

0
7-T. . .. ... . .

0 -
0'
0

'•- '.: .
1

4 -''o ------
-----':
law
01

tras— implica derech?s se Por tanto, el peligro de los matrimonios entre con-
agregar ev entualmente
xuales, existen otras relaciones i g ualmente derivadas sangumneos no es tanto Ia razón como Ia consecuencia
n concebibles, peca- de Ia prohibición del incesto. Adems, el hccho de
de Ia estructura familiar, que son i
a legaimente punibles como unlOfleS seUa- que muchos pueblos primitivos no compartan nuestras
minosas especifica,
universal del incesto creencias cle que los ma trimonios consanguIneos son
les. La prohibición consideradas
perspnas biológicarnente dañinos, y por ci contrario exhihen
como regla general que las herrana, in
coma padres e hijos(as), o hermano y teorIas diametraimente opuestas ; hace que debarnos
pueden tener relaciofles se- buscar Ia razón en otra parte; do una forma rnis en
cluso norn inalmefite, rio
menos pueden casarse uno con otro. consonancia COfl las opiniones rnantenidas por el con-
xi.des y mucho
Existen algunas instancias, como los antiguos eglpcios, Jo humanidad.
algunos relnos de Africa, del La verdadera expiicación debiera buscarse en una
ci Peru precolombino y
do Polinesia, en las que el mcesto direccián completarriente distinta; lo quo hemos di-
sudeste asitico y
menos estricta que en cho con respecto a lii divisi6n sexual del trabajo puede
era definido de una forma
cow ia regis e s a Nes vuJarno ' c'lpLdrl'l Esta I-a sido exjl cHa como un
otra partLS Aun en ecto
grupo miflOrltoriO, ia close instrumento para establecer uno dependencia mutua
el incesto se limiraba a Un l Nrecer
dond etre lOS 5CXO Cl 1 5C fllOt1',CS SOC 1es eco't'
at 'gette (Lan eccpcion de Eg pta otra porte,
extendicia); par cbs, esrabieciendo as con toda claridod quo el tno - -
Ia c ostumbre estaba mils monO Cs meJor quo el celibato,
no todos los parientes cercanos podlan convertise era
en
SOlO Ia Ahora bien; exactamente de Jo mismo forma quo
en ocasiOfles
cónyuges. Por ejerriplO,
la hermana, a Ia herrnana mayOr al principio do Ia divisián sexual del trabajo estabece
he rmanostra, pero no
una dependencia mutua entre lOS scxos, obIigndo1es
pero no Ia menor, a perpetuarse y a fundar Una familia, Ia proiubicidn
Nos falta espacio para demnostrarndamento que en este casO,
u natural del incesto establece una mutua deperidercia ontro
como en los anteriores, no hay f en gefletica fomilias obligndolas, con ci fin do perpetuarse a s4
Los especialistas
para dicha costumbre
que si bien tomatrnlofl10S consan- Tlismas, a la creaciói de nuevas tamilias. Es gracias a
ban mostrado rt'os en une i uria extraña. iótt.Mue se pasa pc: some-
guineos pueden provocar efectos
los ha evitado de forma cohrente e J• janza eritre los dosproes 4ebido al use
ciedad que mucho mnenor si Ia pro}nbicion - os tan distintos coma divisdni. r una porte, y prc
pasado ci peligro serb cuanto esto hubiera dada hibici6n, por Jo otra. Pero fácj1rne hubjérarnos tao-
nuaca hubiera existido, ior
portunidad a que los caracteres hereditaos dido insistir unicanaente en el aspecto hgativo de la
amplia o liminados por seleccion. divisián del trabajo. liamndo1e prohibici6ride tareas;
aparecieran y fberan e
dañinos ro cedirnieflto utihzado por los . e, inversamente, enfatizancio ci aspecto positive de
De hecho ste es ci p 0ldad de sus reses. in prohihicion del incesto denominándolo principio
Ia 0
ganaderos para p e rfeccionam
. 35
34.
' .7 Ai

• •: •.

•de division de derechos matrimoniales entre familias. en la prohibicion del incesto; esto se expitca pot el
Ya que Ia prohibiciOn del incesto Jo iinico que afirma hecho de que,, corno Jiemos mostrado, la prohibicidn
es que las familias (cualquiera que sea Is definiciOn) del incesto noes msque una suerte de remode6
pueden casarse entre Si, pero no dentro de sI mismas. miento de las condiciones. biolOgicas dcl npareamiento V

Podemos comprender ahora por qué es tan errOneo • y de. Ia procreación (que no conocen reglas, como
tratar de explicar en base a los motivos puramente puede verse observando Ia vida animal) que las corn-
naturales de procreaciOn, instinto materno y senti- pele a perpetuarse.nicamcnte en un marco artificial
mientos. psicolOgicos entre. hornbre y mujer y padres de tabes y obligaciones. Es alif, y solo allI, que
e hijos(as). Ninguno de éstos serIa suficiente para hallamos un pasaje de In naturaleza a Is cuitura, de
crear una farnilia, y por una raz6n bastante simple: Is vida animal •a Is vida humana, y quë podemos
para elconjunto de Is humanidad el requisito absoluto ccmprender Ia verdadera esencin de su articulaci6n.
para Is creaciOn de una familia es Is existencia previa Come Tyler demostrO hace casi un siglo, I s expli.
de otrasdos familias, una que proporciona un horn-
I
• cacion i51tima es probablemente que Is humanidad •• V V

bre, Is otra una mujer; con el rnatrimonio iniciarén compxendi6 desde muy al principio que, con ci fin
una tercera familia y asI sucesivamente En otras pa- • de liberarse de la lucha salvaje por In existencia, se
labras: lo que v erdaderamente diferencia ci. rnundo
V
enfrentaba.con Ia simple elección entre <<cissrse fuera
humano del mundo animal es que en Is humanidad del grupo o ser matado fuera del grupo>. La alter-
una familia no podria existir sino exist iera Is sociedad, nativa era entre familias biolOgicas viviendo en yuxta.
es decir, uria pluralidad de farnilias dispuestas a reco- V
posiciOn y tratando de seguir siendo unidades cerra-
nocer que existen otros lazes adernás de los consan- das . y autosuficientes, ateriazadas .por sus ternores,
V

guineos y que ci proceso natural de descendencia sOlQ V..


odios e ignorancias, y ci establecirniento sistemtico,
puede ilevarse a cabo a travs del proceso social de per medio de Is prohibiciOn del incesto, de lazes ma-
afinidad. V trimoniales entre dichas familias, logrando asi cons-
COme ha ilegado a reconocerse esta interdependen- • truir, mediante los lazos artifieiales de la afinidad, una VV

cia entre familias es otro problerna que no estamos verdadera sociedad hurnana a pesar de, y en contradic-
efi disposiciOn de - resolver, porque no existe razón ciOn con, Ia influencia aislante de Is con • Hnidad.
V

para creer que ci bombre, desde queemergiO de su En consecucñcia, podemos cornprender n1ejV;nl
estado animal, no ha disfrurado de una forma de sucediO que, si bien no sabemos todavia Jo que es
organizaciOn social que, con respecto a los principios V V la conocemos bien los prerrequisitos y las
fundamentales, no podia diferir esencialmente de Is reglas prcticas. que definen sus condiciones de pej V
muestra Lo cIerto es que nunca se insistirá lo sufi- petuaclon.
ciente en ci hecho de que si ]a organizaciOn social Los ilarnados pueblos primitivos poseen, para dicho V

tuvo un principio, éste sOlo pudo haber consistido fin, regias muy inteiigentës a Ia yez que en extremo

36 37

— -- - -
- - — ----,-,.,- --V--V..
V
V • V V V V
8

simples, pew debido al. foimidable incternento del establecer contactos más amplios. Pero incluso en
tamaflo y fluidez de Is sociedad .moderna: dichas re tales casos las oportunidades se limitan al grupo tri-
bal, ya que la mayor parte de los pueblos prirnitivos
glas son en ocasiones dificiles de comprender, para
consideran que la tribu es una espediede gran fami-
nosotros. Ha y que las fronteras de Ia humanidad se sitan sill
Con el fin de asegurar que lasfamilias no se cerra-
ran y no se constituirán progresivamente en unidades donde terminan los lazos tribajes.
autosuficientes, nuestra sociedad se contenta con pro- En dichas condiciones todavIa es posible asegurar
hibir el znatrimonio entre parientes próximos. El nü iamezcla de familias en una sociedad bien unida uti-
mero de contactos sociales que cualquier individuo es lizando procedimientos similares a los nuestros, es de-
verosrnil que mantenga fuera de sti familia restrin- cir, prohibiciones matrimoniales en tie parientes sin
gida, es lo suficientemente grande corno para propor- recurrir a prescripdiones positivas sabre dOnde y con
cionar una probabilidad alta de que, por término me quién uno debiera casarse. Sin embargo, Ia experien-
cia muestra que en las sodedades pequelias estó sOlo
dio, q los cientos de familia que constituyen en cual- es posible si el tamaflo mnfirno del grupo y Is ausencia-
quier rnomento dado una sociedad .moderna no les
será permitido <congelarse*, si uno puede usar dicha de movilidad social se cornpensan extendiendo de for-
ma considerable el alcance de loS grados prohibidos.
palabra. Pot otra parte, IS maxima libertad en is elec-
corl&diOn de En tales circunstanejas uno no debiera casarse no sOlo
don del c6nyuge (sometidR a Is ünica
que Is elecciOn debe realizarse fuera de Is familia con. Is propia hermana o hija, sino tampoco con
restringida) asegura que estas familias se mantendrari mujer alguna con Is que exista una relaciOn de sangre,
en flujocontiriuo y que tendra lugar un proceso sa- por remota que ésta pueda ser, flicha soluci6n is
tisfactorio de mezcla constante a través del matri- hallamos entregruDos pequeños, debajo nivel cultural
rnonio, contrihuyendo asf a Is aparición de una H- y de organizaciOn poIltica y social incipiente, tales
brica social homogénea y bien combinada coma ciertas tribus desérticas de America del Norte
ydelSur.
Las condiciones son del todo diferentes en las Ha-.
madas sociedades primitivas, dcnde Is cifrade pobla- Sin embargo, Is gran mayorIa de ios pueblos pri-. -
mitivos han ideado otro método parr. - -ver dicho
ciOn global es pequefia, si bien puede variar de unas
pocas docenas de personas a varios miles. Ademas, problema. En lugar de confinarse a un p o esta-
Is fluidez social es baja y no es probable que las dIstico —contando con Ia probabilidad de que un
relacioncs que uiia persona pueda establecer durante vez forrouladas ciertas prohibiciones se seg-uirá espon-
su vida sean muchas, estando limitadas a Is aldea, ei taneamente un equilibrio satisfactoria ck intercambios
entre las familias biolOgicas— -han preferido inventar
terreno de caza, etc., si bien muchas tribus organizan
diversos actos, tales como fiestas, ceremonias triba- reglas que cads individuo y familia deben seguir cul-
les, etc., con el fin de proporciOnar ocasiones para dadosamente y de las que un tipo especial de mezcla,

39
38

- -- —

I k
----- t
-
0.

U.

que ex perimëntalmeflte se, .concibe como satisfactoria, rolentras que tan to mi:tlo.materno .como mi tfa pa-
ha de. surgir forzosamente terna son parientescruzados. De Ia rnisma forma, los
Cuando esto. tiene lugar,. : todo. el campo del pa- primes. que. trazan 5U relación através de"dos herma-
reñtesco se convierte en .una especie de juego corn- nos -a dos hermanas son primes paralelós, 'mientras
plicado; Ia terminologIa'de parentésco se utiliza para que los conectados.,a travCs dcun.hermano yuna
distribuir a todos los miembros del ,grupo. en diferen- hermana son primos cruzados. 'En la"generación de
tes categorlas, 4e forma que la categorla de los, pa- los sobrinos, si yo soy vardn ; los hijos de mi hermano
dres define directa o indirectamente Ia categorIa de sern mis sobrinos paralelos, mientras que 10$ hijos
los hijos(as) .y que, de acuerdo con his categorlas en de mi hermana sern mis sobrinos cruzados.
las que. están situados los miembros dcl grupo pue- Ahora bien, ci hecho sorprendente, sobre dicha 'dis-
den o no casarse entre sI. El estudio. 'de dichas reglas tinción es que prácticamente todas las tribus que Ia.
de parentesco y matrimonib ban p roporcionado a In hacen sostienen Que los parientes paralelos son la mis
antropologla moderna uno dc los capitulos ms difi- ma cosa que los parientes más prdximos situados al
cites y cornplicados. Pueblos, en apariencia i gnorantes mismo fliVel generacional: el hermano de mi padre '
y salvajes han sido capaces de inventar codigos in. es un epadre>, Ia hermana de mi madre es mi ma-
creiblemente ingeniosos que, en ocasiones, la cOrn- dré>>, mis primes paralelos son como hermanos para
prerisión de su f u ncionamientd y de sus efectos re- ml y mis sobrinos paralelos son come hijos. Con
quieren algunas de las rnentes lógicas, e incluso mate- cualquiera de dIes el rnatrimonio serla incestuoso y
rnáticas, más brillantes de nuestra civilización moder- esui, per consiguiente, prohibido. Per otra parte, los
na. En consecueflCia, entre los princp!OS más fre- primos cruzados son designados mediante térmirios
cuentes nos limitarernoS a explCar los m's elernen- especiales y es entre ellos que uno debe preferente-
tales. mente encontrar cónyuge. Esto es cierro hasta ci punto
Iridudablemente, uno de ellos es la ilamada regla de que, con. frecuencia, existe un 6nico tCrmino que
del matrirnonic entre primes cruzados, que ha sido signiIIca, a Ia vez, cónyuge>>• y <cprimo-cruzado>.
adoptada per innumerabics tribus en todo ci mundo. Cudl puede ser ci motivo de dicha ifirmación, rnuy
Se trata de un sistema compiejo segiin ci cual los similar entre centenares de tribus dif. - en Afri-
parientes colaterales son divididos en dos ,categorl5 ca, America, Asia y Oceania, scgd'n Ia CUfti :flO flO
bsicas: <4colatetales paralelos>, cuando Ia rclación dcbicra casarse, en ninguna circunstancin, con Ia hija
puede trazarse a través de dos germanos (siblings) del del hermano dcl padre, dado que esto equivaidrIa a
mismo sexo y <coiatetalcs cruzadoS>? cuando la reIa casarse con Ia propia hermana, y en cambio Ia esposa
ción se traza a través de dos germanos (sblings) tie mis aceptabie es In hija dcl hermano de In madre, es
distinto sexo. Pot ejeml* flu tiu paterno es Un pa- decir, un pariente que en tCrminos puramente bioló-
riente paralelo, al ival que 10 es ml tia rnaterfla gicos es tan cercano come ci anterior?

40 41-

'wij-'-
en el transcurso del tiempo, Is prirnera regis que de-.
Más uin. Existen tribus que Ilevan .dichos, refina- biera ezistir es Is que determina ci status de los
mientos un paso ms alid; Algunas piensan que uno hijos(as) con respecto al status dc- sus padres.' La
no debiera casarse con primos cruzados, sino con sus regla rns simple posible para este fin, y con mucho
hijos(as); otras, y 'éstes elcaso mis. frecuente, flO.: Is adoptada con ms frecuencia, se denomina gene.;
Se contentan cop Is simple distincjón entre primos .ralrnente regis de fdaci6n unilineal (unilineal descent).
paralelós y primos cruzados, sino que subdividen los Segün dicha regla los hijos(as) obtienen el mismo.
primos cruzados entre matrimoniables y no matrhno- status que. su padre (flhiación patrilineal) o que su
niables. Pot ejemplo, aunque Is hijadel ,herman9 de madre (flliacián.inatrilineal).. Puedeer<-también acor-...
I s madre es,segiin las definiciones previas, una prima dado que se tomen en conidefácin tantoI status
cruzada en el m ismosentido en..que.loes Is hija de del padre coma ci de Is madre y qüe Is combinaciórz
Is hermana dcl padre, existen en la India tribus, de ambos deEms usa tercera categorla a Is que perte-
frontèrizas que creen que.610' una de ellas, distinta necern los hijos(as). Pot ejernplo, ci hijo(a) de un
en cads caso, es el cónyuge aceptable y que la muerte padre que pertenece a us status A y de una niadre
es mejor que el pecado de casarse con is otra. que pertenece a us status B, pertenecer5 a us status
Todas estas distinciones (a las que podrIan afla- • C; y ci status ser6 D Si Cl padre es B y Is madre A.
dirse otras) parecen a primera vista fantásticas por- Entonces C y D se casarn y procrearn hijos(ss)
que no pueden explicarse en términos biolágicos 0 A y B segün is orientación sexual, y asI sucesivamente
psicológicaS. Pero, si tenemos en cuenta lo que ha Cualqiier persona con tiempo libre puedeidea i '
sido explicado en Ia sección precedente, es decir, que gias de este ti my ser sorpr 4a;c 10 mesas
todas las prohibiciones m atrimonialeS no tienen otra no puede hai1are aigunas tribus donde se apliquen
finalidad que la de establecer una dependencia mutua de hecho cads una de las reglas.
entre las familias biológicas, o para ponerlo en tér- Una vez definida Is regis de filiación, Ia segunda
nos más côntundentes, que las regias matrimoniales cuestión es saber en cuántos grupos exógamos se
:xpresan 15 negativa, par parte de Ia sociedad, de divide lasociedad que se consider. Us grupo exóga-
admitir Is existencia exciusiva de Ia familia biológica, rn-n es aquel que prohIbe ci matrimonio u inte-
entonces todo se hace claro. Ya que. todo este con- rior; en consecuencia, requiere is existen. -r
junta de complicadas reglas y distinciones no. son rnás lo menos otro grupo exdgamo con ci que interLL;
que el resultado de los procesos mediante los cuales, biar hijos y/o hijas con fines matrimoniales. En nues-
en usa sociedad determinada, las familias se relacio- tra socidad hay tantos grupos exdgarnos como fami-
nan unacon otra con el fin de participar en ci juego has restringidas, es decir, us nümero extrsordinaria-
del matrirnonio. mente elevado, y es gracias a este nmcro elevado
onsideremos brevemente las reglas dcl juego. Dado que podemos corifiar en ias probabi.lidades. Sin em-
que las sociedades tratan tie rnantener su identidad
43
42 -

Li - -

c_
i:"•
I,

Al
la cifra es por lo nales que puedan utilizarse ya sea par o impar el
bargo, en las sociedades primitivas i-mi-nero de elementos -.
el grupo
comiin mücho menor; pot una parte. porque Hay dos maneras de resolver dicha dificuitad El
es pequeflo . per otra porque los lazes famf.tares var
habitualmente entre intercambxo puede seguir siendo simultaneo y con
mas aU.á de lo que van .sual y vertirse en indirecto o seguir siendo directo a ex
nosotros pensas de convertirse en sucesivo El primer tipo
Nuestra prixiera hipotesis ser Ia rns suple po
dos grupos ex6gainos A corresponde ci caso en que A da sus hijas i B B C
sible fihacion unulineal y C a D, D a Y finalmente n a A. Una vez comple '
y B. En este caso la unica soiuc'on es que los horn tado el ciclo cada grupo ha dado y ha- recibido una
bres de A se caseri con las mujerés de B y los horn-
bres de B se-casen con las mujeres de A. Un caso mujer, Si bien ei.grupo al'ue'se dan mujeres no es - - -
el mismo que el grupo de donde se reciben. En este,
tIpico serIa el de-dö hornbres,'.A yB respectivaifleflte, caso, papel y lapiz derios'aran que los prumos para
que intercambiaran sus hermanas, de mode que cada lelos pertenecen s empre a! grupo propio, a! 1guu1
uno de ellos pudiera procuralse una esposa El leco - que los hermanos y las hermanas, ' que seg1.n Ia re-
rio tiene mu que tomar papel y lápiz para construir gia uno no puede casarse con elios. Con respccto a'.
la geneaiogIa teórica que resuitaria de dicho ordena-
los prumos cruzados aparece una nuevil distinción: Ia
miento. Cualquiera que sea la regia de fuiiación, germa-
primos paralelos caerán dentro de prima cruzada par ci lade rnaternio (Ia hija del her-
nos (siblings) y mano de Ia madre) pertenecerá siempre al grupo ma
la misma categora, mientras que todos los primos
categorias opuestas. En trirnopiable (AaB, Ba C, etc.), mientras que Ia del
cruzados caern dentro de lado paternib (11 hi,a de Ia herm'ini'a del padre) perte
primos cruzadcs (si los que
consecuenCla, solo los 'necera ci grupo opuesto (es decir, ci grupo ci que i-ni
o los hu- -
participan en el grupo son 2 a 4 grupos) grupo da mujeres, pero del que no recibe ninguna.
- jos(as) de los prirnos cruzados -(si jugamo's con 8 gru-
B a A, C a B, etc.). -
pos, ye que seis es un caso intermedio) satisfacen los
- La a1crnativ:seria Conservar ej,intercambjo direc-
requisitos iniciales de que los cónyuges deben perte- tO, pero en- generaciones consecuuvas par cjcrnpio,
cer a grupos opuestOs. . A recibe una mujer de B y devu1ve 'B Ia
Hasta el momentO rio hemos considerado más que - de
- dicho matrimonto para que Sc convierta en 15
grupos ligados por parejas: 2, 4, 6, 8. Los grupossólO de un hombre de B- en-la genernción siguiente. i
pueden presentarse en nümeros pares. Pero, que s - conservamos flUeStrOs grupos ordenaios en frd - S
cede si la sociedad se corripone de un n6rnero impat
serie: A, B, C,D, n..., la pauta general será que cual-. - .1
de grupos intercambistas? De ecuerdo con Ia regla quler grupo, digarnos- C, dt C 0 y recibe de B en la -
precedente uno de los grupos quedar aislado, cs de- primera gencracion, mientras -quc en Ia- generación
cir, no podrá esteblecer una relación de intercambie sucesiva reembolsa a B yes reembolsado por D y asi
con otro grupo. Dc ahi-la necesidad de reglas ads-
---------- 45
44 --
\

--
it

• caso ligeramente rns corn-


iridefinidamente. Aquf ci paciente lector. hallará de pectiVa diferente (en
nuevo que los primos cruzados son clasificados en plicada) ambos sexospueden consolarse pensando que
dos categorfas, ptro en esta ocasión de forma inver- las reglas del jue ; odrIan forrnularse dicierido que
tida: paraun varón, ci cónyuge apropiado serg. siem- se trata de grupossonsanguIneos compuestos de horn-
pre la hija de la hermana del padre, quedando Ia hija bres y mujeres ,.: dedicados a intercambiar lazos de
del hermano de Ia madre en Ia categorIa eequivocfl parentesco. -
Lacoriclüsión importante que conviene retener es
cada. -
Estos son los casos ms simples. En diversoslu -
que de Ia farnilia restringida no puede decirse ni que
gores del mundo existen todavi sistemas de paren sea ci átomo del grupô social, ni tampoco que resulte
tescb y ieglas matrimotialeS que no han recibido una de esre ciitimo. Lo que sucede Cs que Cl grupo SOCIOI
interpretocián s atisfactoria; tales son el sistema am- solo puede establecerse en parte en contradiccidn y en
brym de las Nuevas Hébridas, el sistema murngin del porte de acuerdo con 10 familia, ya quc con ci fin de
noroeste de Australia y todo ci complejo norteameri- mantencr In sociedad a travs dcl ticinpo, has mujeres
cano que se cbnoce por ci nombre de sistemas de deben procrear hijos(as), gozar de In protccciOn de
parentesco crow-omaha. I n dudablernente, para expli-. los horabres durante ci embarazo v In crianza y se re-
car estas y otras regias, se deberá proceder coino quiere on conjunto preciso de regias porn perpetuar
• aqul hemos hecho, es decir, se deberán interpretat a 10 largo de generaciones la pauta b2isica de Is f- 2
matrirnofliales brica social. Sin embargo, ci intets social fundamcn-
-lOS sisternas de parerxtescO y las regias
como encarnaciófl de Ia regla de on tipo de juego tal con respeco a Ia farnilia no es protegerla o refor-
rnuy especial que consiste en que grupOS consangul- zarla: es una actitud de dcsconfinnza, una negncidn
neos de hombres intercambien rnujeres entre SI; en de su detecho a existir aislada o permanentemente;
las -familias restringidas sOlo csuin autc -:zadas a go-
otras palabras, esabieciendO nUCVOS familias con las
piezas de las ya existentes, que deben destruirse para zar dc una existencia limitada en ci ticrnpo —cor-
to 0 larga segn las circunstaucia.s-- ncro bajo a
dicho propdsito.
lectora que se siente horrorizada al ver que las condición estricta de que sus panes
mujreS son tratadas como mercancIa sometida a las sean desplazadas, prestadas, tornadas en présta
transacciones controladas par grupos de hombres, pue- trcgadas o devueltas incesanternente de forma
de consolarse fciimente con la seguridad de que las puedon crearsc o destruirse perpctuamcnte nuevas fa-
rniIia. restringidas. Asi, la- reiaci6n entrc ci grupo
reglas del juego no cambiarlan Si consideráramos gru- social como on todo y Ins familias rcstringidas de las •
pos de mujeres que intercambian hornbres. De hecho,
arcadamente matri-. que parece estar formado, no es una relaciOn estitica, • -
unas pocas sociedades, de tipo m corno serb Ia de In pared con 1-especto a los ladrillos
lineal, han tratado de expresar las cosas de esta for
de que est6 compuesta. Sc trata rnis bien de on pro- -
• ma, par lo menos hasta cietto unto. Desde una pets-
• • 47
6

.-.-•. I
y is cultura y no afecta el cuadro general qiie hemà
ceso dinmico de tens6ñ y oposlción con un punto ofrecido en este ensayo. Cuando une; vija despaclo y
de equiiibrio que es extremadarnente dificil de alcan 7
con gran esfuerzo, los descansqdebieran ser largos
zar, dade que su poición exact a est4 sometida a in- y frecuentes. Y cuando a uno Ic es ofrecida Is posi- 1
finitas variaciones de una época a otra. Pero is pala- bilidad de viajar, a menUdo y rpido, ui-to debicra /
bra de. las Escritras; Dejarás a tu padre y tu aunque per, ralé diferentes, parar y descansar,a
madre, proporciona la regia de hierro para)a fun- thenudQos ma's caminos existan es mucho ma's
dacián y ci IuncionamiefltQ de cualquier sociedad. poible encontrar cruces. La vida social impone sobre
• La sociedad pertenece al reino de Is cultura, mien- los stocks consanguIneos de Is humanidad üi viaje
1
tras que Is familia es Is emanación al riivel social incesante de una parte a otra;Ia ida familiar es
p0-
de aquellos requisites naturales sin los cuales no poco ma's que la expresi6n de Is necesidad de aflojar
onsccu'wCia, tampocO
• dna existir is sociedad y, en c Ia marcha en los cruces y tomar Ia oportunidad pars
• Is humanidad. Como dijo un filósofo dcl siglo xvi ci descansar. Pero las órdenes son de continuar Is mar-
hombre sóIo puede superar a Is naturaleza obedecien- cha. Y no puede decirse que Is socledad est corn-
do sus Ieyes. C on siguientemente, is 50cidad ha de puesta per farniias de Ia misma-forma que no puede
dar a is familia .algün tipo de rec onocirniefltb. Nos
- 'C-

decirse que un viaje este formado por las paradas


s orprendente, pues —como los gcógralos han obscr- que lo descomponen enuna serie etapas disconti-
vado también con respecto at usc de los recursos na- nuas. En conclusián, is existeiia de farnilia es, al
turales de Is tierra— que el mayor grado de acata- mismo tiem.po, : Is condición y Is negación de Is so-
miento de las leycs naturales se a costumbra a dar en ciedad.
los dos extremes de. Is escala cultural: eritne los pue-
blos más' simples y entre los pueblos ma's civilizados.
Sucede aue los primeros no pueden permitirse ci hijo
plus - - - - -
depagar el precio de una desviaciOn lemaSiaUQ
nunciada, mientras que los segundos se han equive-
cado suficientes veces corno para comprerider que e
so etimiento a las Icyes naturales es hi poliuca rn..s - • --
In -
• apropiada a seguir. Esto. explica por que is farm
- -
restningida, morógama, re lativamcflte establejOSy pUC-
pe-
rec onoCimlento en
quefla parece recibir mayor -.
ociedades modernas que en
bios primitivos y en las s •
las sociedadea situadas a niveles intermedios. Sin
• • •-
embargo, esto no es más que un infimo cambio ue
poslclo'I del punto de eqtdibnio entre la naturaieza
- 49
48

IRWIN

También podría gustarte