Está en la página 1de 8

INSTITUTO UNIVERSITARIO POLITECNICO SANTIAGO MARIÑO

ESCUELA #42 INGENIERIA CIVIL

CONCRETO II

Maria Laura Viloria

CI:19751786
Las losas o placas

La losa es un elemento flexional de espesor uniforme que sostiene cargas distribuidas


en su superficie. Las losas pueden estar armadas para soportar flexión en una o dos
direcciones. Estas losas puedes ser nervadas o viguetas en una o dos direcciones. Losa
Unidireccional: una losa unidireccional de concreto armado es un elemento flexional
que cubre el claro entre apoyos en una sola dirección y que está reforzado contra la
flexión en un solo sentido. Si una losa está apoyada en vigas o muros por los cuatro
lados, pero su claro largo equivale dos veces el claro corto, casi toda la carga es
soportada en el sentido corto; por tanto la losa puede diseñarse como si fuera
unidireccional. Las losas unidireccionales pueden ser macizas, nervadas o aligeradas
con cajonetas. Las losas unidireccionales pueden acartelarse en los soportes para
aumentar su resistencia a la flexión o al cortante. La resistencia dependerá del peralte
que tenga la los así como del refuerzo y las propiedades de los materiales utilizados. El
peralte de losa necesario para generar la resistencia se calcula suponiendo que un
ancho de 30 centímetros de la losa equivale a una viga. Son elementos de
cimentación cuyas dimensiones en planta son muy grandes comparadas con su
espesor y que, en general, definen un plano sobre el que apoyan los pilares o
muros de un edificio.

Las losas y las zapatas corridas eran ya utilizadas en las civilizaciones antiguas. Los
caldeos y asirios las construían uniendo bloques cerámicos macizos con asfalto natural.
Los griegos, chinos, mayas, etc. colocaban grandes sillares unidos cuidadosamente con
llaves de plomo o hierro. Por ejemplo, en el Mausoleo de Halicarnaso se emplearon
bloques de 0,90 x 0,90 x 0,30 unidos por grandes grapas. A partir de los romanos la
cohesión de los sillares se conseguía con diversos morteros hidráulicos y se conocen
grandes plataformas de ladrillo construidas por los árabes, holandeses, etc. Con el
descubrimiento del hormigón en masa o armado, este material pasó a ser el
componente exclusivo de este tipo de cimentaciones.

Tipos de losas

La clasificación realizada sobre las losas se realiza según varios criterios: distribución
del refuerzo,forma estructural, composición, apoyos y construcción.
Según la distribución del refuerzo
– Reforzada una dirección.
– Reforzada en dos direcciones.
Según su forma estructural
– Plana.
– Reticular.
– Nervada.
– Vigas profundas.
– Vigas realzadas.
Según su composición
– Maciza.
– Nervada.
* Bloque piñata.
* Casetón o Fibra de vidrio. O Metálico. O Combinación de bloques de madera. O
Madera recuperable o no recuperable. O Poliestireno expandido.
- Lamina acanalada de acero.
Según los apoyos
– Sobre muros.
– Sobre columnas.
Según su construcción
– Vaciadas “in situ”.
– Prefabricadas.
* Losa TT
* Vigas T
* Vigueta y bovedilla

Losa maciza:

Se deberá encofrar toda la superficie de la losa teniendo en cuenta que se debe dar la

respectiva contra-flecha en la parte central de la losa.


Colocar tablas de 1 ” lado a lado en sentido transversal al encofrado de las vigas, las

que estarán apoyadas sobre soleras de 2 ” x 2 ”. La soleras estarán colocadas cada 80


cm apoyadas sobre vigas de soporte de 2 ” x 4 ” previamente apuntalados con bolillos,

los cuales estarán apoyados sobre cuñas de madera que servirán para nivelar el
encofrado.
Losa nervada en 1 y 2 direcciones:

El encofrado para este tipo de losas será el mismo que para las losas macizas, con la

diferencia de que sobre el tablero del encofrado de la losa se deben clavar


complementos, tales como cerámica o plastoformo, dejando los nervios libres de

acuerdo al ancho especificado en planos.

Losa alivianada:

Las losas alivianadas no requieren de un encofrado, ya que las viguetas están

diseñadas para soportar el peso del hormigón al momento del vaciado, pero en luces
grandes, estas deben estar apoyadas sobre soleras de 2 ” x 4 ” ubicadas cada 2 m

previamente apuntaladas.

Las losas de cimentación se usan también para reducir el asentamiento de las


estructuras situadas sobre depósitos muy compresibles. Bajo estas condiciones, la
profundidad a la que está desplantada la losa se hace a veces tan grande, que el peso
de la estructura más el de la losa está completamente compensado por el peso del
suelo excavado. Entonces, el asentamiento de la estructura sería casi insignificante.
Cuando resulta impracticable hacer una compensación total, puede colocarse una losa
menos profunda, si el aumento neto en la carga es suficientemente pequeño como
para producir asentamientos tolerables.

Características de cada losa


La losa está subordinada a decisiones de las estructuras que se refieren a los costos,
pero edificios de pocos pisos ocurre lo contrario.
– Losas planas: proporcionar mayor flexibilidad para la ubicación de columnas y
reducen la altura estructural pero limita el tamaño de las luces por lo que es adecuado
para edificios de apartamentos y oficina.
– Losas de concreto armado: armada en una o dos direcciones. Las primeras se apoyan
en vigas que van en la dirección más larga, mientras las segundas poseen vigas
principales en ambos sentidos.
Se adaptan a cualquier magnitud de cargas en edificios corrientes cuyas luces máxima
entre columnas es alrededor de 10 m.
– Losas reticulares: ventajosas para cargas pesadas, como estacionamientos, áreas de
almacenamiento y edificios con luces muy grandes.
– Lámina acanalada de acero: adecuada para pórticos de acero, por el poco peso y
facilidad de montaje así como la colocación de instalaciones eléctricas,
comunicacionales, calefacción y aire acondicionado; además sirven de encofrado para
concreto recién vaciado, eliminando la necesidad de colocar los andamiajes
temporales. Este tipo de losa no es apropiado para la distribución y resistencia de
fuerzas laterales tales como el viento o sismo.

Tipos de cargas

La losa es un elemento plano cuya carga se aplica perpendicular al plano, por lo tanto
la deformación es similar a la de una viga con la diferencia de poseer curvatura en las
dos direcciones según la relación en las dimensiones de la placa.
Las losas donde la relación entre las dos luces perpendiculares del panel es mayor a
dos
(LMAYOR/lmenor>2), se dice que se comporta como una viga, donde la curvatura es
en el sentido de la menor longitud (véase Figura 1). Por otra parte si la relación de
luces en el panel es menor o igual a 2, la curvatura es en los dos sentidos
La fuerza cortante en las losas es pequeña por lo que no requiere suministrar acero
para corte, ya que el corte es resistido solo por el concreto, el acero suministrado es
para soportar la flexión y el tamaño de las losas obedece principalmente a criterios de
rigidez.

Usos y aplicaciones de las losas

El uso de losas nervadas se ha popularizado en los últimos años en las


edificaciones. Para que sea eficiente el uso de estas losas nervadas y
hacer que funcionen como sistemas realmente aligerados, es vital hacer
cumplir varias restricciones en su diseño.
Las losas nervadas son rentables si la luz de cálculo (distancia entre
apoyos) es mayor de 5.00 m. Losas de 4.00 m. o menores dejarían una
pérdida económica de hasta un 10.54% de usarse nervadas.

Este estudio se basó en que para las losas macizas solo interviene el
concreto y acero. Y en el caso de las losas nervadas además del
concreto y el acero están los bloques de arcilla, cemento o poliestireno
expandido y su colocación, la malla de acero de la loseta, además de la
elaboración de los nervios y los estribos que en algunos casos se
necesitan.

En las losas de 6.00 m. de luz en adelante es ventajoso usar el sistema


nervado, ya que el ahorro es de un 16.71% aproximadamente. Solo si
los nervios son de 0.20 m. de altura (incluyendo la loseta de 5cm). Para
nervios con éstas dimensiones se tendrían que calcular las flechas ya
que no cumplen con los espesores mínimos de la Tabla 9.6.1 de la
Norma.

Si usamos menor altura de los nervios estos no cumplirían con los


límites de deformación normativos. Si se decide usar una loseta de 7.5
cm. por comodidad en la colocación de tuberías eléctricas y sanitarias
(hablamos de comodidad para referirnos a tubos de 2 pulgadas, que
deban quedar embebidos por ejemplo). La economía se reduce a solo un
8.98%.

En luces de 7.00 m. el ahorro de las losas nervadas es de un 5.55% con


una altura de nervios de 25 cm. (incluyendo el espesor de la loseta).
Recordamos que la altura del nervio garantiza el control de vibraciones
en las losas, cuando se incrementa la altura. El ahorro es menor que en
luces de 6.00mts y es por los 5 cm. más en la altura de los nervios.

En luces de 8.00 m. y 9.00 m. el ahorro que representa usar el sistema


nervado es de un 7.59% y 9.77 % respectivamente. Con una altura
total del nervio de 30 cm.

Por lo que concluimos diciendo, que el uso de losas nervadas (o


“aligeradas”) es ventajoso solo si contemplamos las variables que la
hacen verdaderamente rentables. Y esas variables las debe establecer la
persona que realice el cálculo estructural. El realizar un cálculo
estructural no debe ser simplemente disponer las losas por experiencias
similares. Las estructuras deben responder no solo a un principio de
seguridad sino de economía.
ANEXOS

También podría gustarte