Está en la página 1de 7

Introducción:

Uno de los aspectos más importantes dentro de una planeación es la


evaluación de los aprendizajes esperados.

En el preescolar, esta evaluación se realiza con criterios particulares,


desarrollando estrategias que hagan parte de la vida de los niños para facilitar su
proceso enseñanza aprendizaje. La evaluación es unas estrategias que ayudan a
ver el grado de desarrollo de los alumnos, evidenciando sus logros, promoviendo
sus habilidades, fortaleciendo oportunidades.

Es fundamental que la educadora lleve fielmente un registro de actividades,


el anotar los aspectos de desarrollo más sobresalientes de cada niño, su
conducta, sus habilidades, oportunidades, fortalezas etc., ayudará en su formación
según su estilo de aprendizaje, y según el objetivo que se propone la reforma
educativa.

El plan 2011 propone algunos componentes que deben considerarse para


la evaluación en los distintos momentos de la secuencia didáctica:
1. Recopilación de evidencias
2. Análisis de la información obtenida
3. Formulación de conclusiones
4. Establecimiento de un juicio de valor acerca del objeto evaluado

Este ensayo también nos habla de los Momentos evaluativos que forman
parte del proceso educativo y que estará presente en todo su desarrollo. El
docente es el responsable directo de los aprendizajes que alcanzarán sus
alumnos, uniendo perfectamente los objetivos del programa educativo vigente.
Tema: La evaluación de aprendizajes y los distintos momentos de
la secuencia didáctica.
1. Evaluación del aprendizaje

La evaluación es un componente esencial del proceso de enseñanza, que


parte de los aprendizajes esperados y concluye con la comprobación de la
adquisición de hábitos y habilidades por parte del niño y permite a la educadora
conocer el grado de comprensión de sus alumnos.

Esta evaluación le permite verificar si los métodos seleccionados fueron


adecuados para lograr en cada niño los objetivos propios de su edad y su
capacidad:
La evaluación en su sentido amplio significa utilizarla como instrumento que
permita, establecer, en diferentes momentos del proceso, la calidad con que se
van cumpliendo los objetivos dentro de las áreas y en dependencia de los
resultados alcanzados, determinar las correcciones que es necesario introducir
para acercar cada vez más los resultados a las exigencias.

La evaluación desde el punto de vista formativo, está inmersa en los


procesos de enseñanza y de aprendizaje, tiene como objetivo central mejorar el
desempeño de los alumnos “aprender a aprender”.

Este aspecto de la evaluación en el preescolar tiene como objetivo “la


enseñanza y al aprendizaje” proceso sistemático y un poco riguroso para
obtención de datos. Su Inicio es importante, se trata de conocer cómo llegan los
alumnos y se busca información continua y significativa para conocer la situación,
para formar juicios de valor con respecto a ella y tomar luego, las decisiones
adecuadas para cada niño. (Casanova, 1998).
Se sugiere que para realizar la evaluación de los aprendizajes es necesario
considerar los siguientes pasos de dicho proceso:

 Recopilar datos a partir de la observación u obtención de evidencias.


 Analizar la información adquirida en función del referente de evaluación, y
formular conclusiones.
 Establecer un juicio de valor acerca del aprendizaje y compartirlo con el
alumno para detonar o mejorar las estrategias de aprendizaje.
 Establecer un juicio de valor acerca de la estrategia de enseñanza y
adecuarla para lograr mejores resultados.

En este sentido se puede decir que la evaluación de los aprendizajes de los


alumnos preescolares, se realiza durante todo el ciclo escolar en donde la
educadora a través de los instrumentos que utiliza, tales como la observación y el
registro, las tareas, los trabajos de los alumnos y el portafolios o expediente
individual por medio de los cuales constata sus logros y dificultades en referencia
a las competencias.

En este nivel no se generan instrumentos con escalas estimativas, listas de


cotejo o algún otro instrumento preelaborado, ésta evaluación se da a través de
la descripción de la situación de cada alumno en referencia a los campos
formativos y competencias, sobre sus logros y dificultades, sobre lo que conocen y
saben hacer.

2. La evaluación al inicio de la secuencia didáctica

Como sabemos la secuencia didáctica está constituida por una serie de


actividades agrupadas en orden lógico y con un propósito general: facilitar el
desarrollo de las competencias ya que debe orientar al niño del cómo llegar a los
resultados de los aprendizajes esperados. La secuencia didáctica integra tres
etapas: de inicio o apertura, de desarrollo y de cierre o resultado final.
A). La etapa de inicio de la secuencia didáctica es decisiva para interesar
a los alumnos en el aprendizaje, por lo que es recomendable comunicarles lo que
se espera que aprendan, cómo lo lograrán y para qué les va a servir.

Son los momentos a partir de los cuales es posible identificar y recuperar


las experiencias, los saberes, las preconcepciones y los conocimientos previos de
los alumnos. A partir de tal identificación y recuperación se realizan las actividades
de desarrollo.

Por los momentos en que se realiza la evaluación, la etapa de inicio


corresponde a la evaluación diagnóstica, en la que se busca la valoración de los
saberes e ideas previas; de los razonamientos y estrategias espontáneas; de las
actitudes y los hábitos adquiridos por los alumnos, en función de su utilidad para el
aprendizaje esperado, así como de las representaciones que generaron los
estudiantes acerca de la tarea que se propone.

B) La etapa de desarrollo

Son los momentos en los cuales se introducen nuevos conocimientos para


relacionarlos con los identificados y recuperados en las actividades de apertura.

En la etapa de desarrollo, la evaluación formativa dependerá en gran


medida de las evidencias que desde la planificación se haya previsto que se
podrán obtener, para valorar los progresos de los alumnos en el aprendizaje, los
saberes nuevos que han conseguido, sus razonamientos y sus hipótesis o
explicaciones, así como las estrategias que emplean para aprender.
Durante el desarrollo de la secuencia didáctica es necesario que los
docentes comprendan el enfoque de los campos formativos y de las asignaturas,
además tener claridad sobre cómo aprenden los alumnos, porque de ello
dependerán las actividades y los instrumentos de evaluación que se utilicen.

C) La etapa de cierre

Es el momento que permite a los estudiantes hacer una síntesis de las


actividades de apertura y de desarrollo.

En la etapa de cierre de la secuencia didáctica se deberá contemplar la


propuesta de actividades para favorecer procesos de reflexión en el alumno
acerca de lo que aprendió y cómo lo aprendió, para ayudarle a conectar los
nuevos aprendizajes con otros, y para valorar los logros del alumno con referencia
a la situación de inicio y a la final.

La etapa de cierre corresponde a la evaluación sumativa, cuyo objetivo


central es la valoración del logro de los aprendizajes esperados. Esta evaluación
puede llevarse a cabo a partir de las evidencias reunidas a lo largo de la
secuencia didáctica, considerando el resultado o producto final, y su análisis
permite obtener un juicio.
Conclusión

La evaluación de los aprendizajes es una de las tareas de mayor


complejidad que realizan los docentes, comenta Rebeca Anijovich, en su
prólogo. El docente motivado en el proceso de aprendizaje de los niños, sabe lo
que implica desarrollar una secuencia didáctica, una planeación con objetivos
claros de enseñanza para luego emitir juicios sobre logros de aprendizaje.

La evaluación de aprendizajes tendrá éxito sólo es posible que el docente


se hacen conscientes de las emociones que involucran sus alumnos, si junto con
ellos evalúa la forma en que está formando y si corresponde su enseñanza a las
necesidades de cada niño. Su objetivo, sus herramientas que use deberán dar la
oportunidad a los niños de conocer, experimentar, reflexionar lo que van
aprendiendo y los motiva a seguir buscando de aprender con los valores que
implica el nuevo programa de educación.

Las consecuencias didácticas que cuidadosamente se proyectan saben que


hay más riqueza de conocimientos si se comparten. Por tanto es motivo de
evaluación si en nuestras planeaciones se toma en cuenta el valor de la inclusión,
sobre todo, ya en el momento de la evaluación final, responder honestamente si
se confío en la capacidad de aprender de todos y cada uno de los alumnos.

Por lo tanto la finalidad de la evaluación formativa dentro de una secuencia


didáctica facilita el aprendizaje del alumno, dándole información sobre sus
respuestas o realización de tareas en un tiempo y en una situación en la que la
retroalimentación puede utilizarse para corregir los propios errores. De esta
manera, la evaluación formativa ofrece un apoyo esencial al aprendizaje. Ojala
que tomemos en serio estas herramientas tan necesarias para hacer triunfar a
nuestros alumnos, en esta sociedad tan necesitada de ellos.
REFERENCIA BIBLIOGRAFICA

 García García Noemí y et. All. Los elementos del currículo en el contexto del enfoque
formativo de la evaluación, Primera edición, 2012.

 Orejel Domínguez Angélica María y et. All. La Secuencia Didáctica en la práctica escolar,
Noviembre de 2016

 http://docente.dtesepyc.gob.mx/system/files/secuencia_didactica.pdf

También podría gustarte