Está en la página 1de 2

Haz un resumen en tus propias palabras de los artículos

En el año 2004 cuando Nathan Copeland cumplía su mayoría de edad sufrió un


accidente de transito que le causo daños en la medula espinal. Por lo que quedó
tetrapléjico e incapaz de valerse por sí mismo. Luego de 10 años este joven
estadounidense tomo la decisión de someteré a un experimento llevado a cabo
por científicos de la universidad de Pittsburg; este se trataba de introducir unos
electrodos en la corteza somatosensorial y los conectaron a un brazo robótico,
Gracias a esto pudo por primera vez después de todo este tiempo sentir algo
similar a lo que es el tacto.
Los científicos tenían como meta devolverle naturales que había perdido su
cerebro por el accidente.
El experimento fue todo un éxito gracias a que el joven volvió a sentir y palpar
objetos gracias a este brazo robótico conectado a su cerebro.
Él menciona que cada Utah Array (Como son llamados los implantes) con sus
electrodos (100 en total cada uno) penetran la corteza de su cerebro y toma
información que brindan las neuronas, además de él es el primero en tenerlos en
la corteza cerebral, también menciona que la sensación es igual a la que sentía
antes del accidente pero que para él se ha convertido en una segunda realidad.
En este mismo año a un chico africano en estados unidos se le instalaba una
antena que le permitía percibir los colores invisibles como infrarrojos y
ultravioletas, también podía percibir imágenes videos e incluso llamadas.

Hace seis años un científico español con su equipo lograron transmitir


“telepáticamente” un mensaje la palabra hola en este caso a más de 7000
kilómetros de distancia (esta es la distancia entre Francia y la india) entre en
sujeto emisor y el sujeto receptor, el mensaje fue transmitido en código binario el
que el receptor tuvo que descifrar una vez recibido.

Estos experimentos hacen parte de la neuro tecnología y gigantes como


Facebook, Google y Microsoft están invirtiendo cientos de millones en la
investigación y el desarrollo de este campo.
Elon Musk fundo hace 4 años una compañía de neuro tecnología, especializada
en implantes cerebrales llamada neuralink con la que busca lograr una interacción
plena entre los humanos y las máquinas es decir como estar conectados
permanentemente con robots a través de internet.

Es necesario regular este tipo de prácticas e incluirlas e incluirlas como parte de


nuestros derechos humanos, para evitar el mal uso de esta poderosa tecnología,
para evitar violar la intimidad de cada una de las personas ya que esta es tan
poderosa que permite violar lo más intimo que tenemos como ser humano que son
nuestros pensamientos.
Pero sobre todo regularlas e incluirlas como parte de nuestros derechos humanos
para no privar a personas que esta tecnología les haría su vida mucho más digna
y facilitaría su supervivencia, devolviéndoles por ejemplo la “visión”, el “tacto” etc.
Es importante resaltar que las mismas personas que han llevado esta tecnología a
un desarrollo tan sorprendente son las mismas que están pidiendo que sean
reguladas porque son conscientes de lo poderosa que es y lo que podría afectar a
la humanidad el mal uso de ella, tal como es mencionado en el articulo el caso de
la bomba atómica que causo un inmenso desastre en la comunidad japonesa. Se
menciona que sus mismos desarrolladores fueron los que impulsaron su
regulación precisamente para evitar cosas como esas. Esto es lo que están
buscando actualmente los desarrolladores de la neuro tecnología evitar que
suceda algo negativo con su tecnología y por esto buscan su regulación.

¿Consideras que la neuro tecnología podría suponer un perjuicio para


nuestra integridad como personas, argumenta tu respuesta?
Considero que sí, a raíz de lo que menciona la doctora Muñoz ya que algunas de
las complicaciones que tendría este tipo de aplicaciones en el cerebro de una
persona “sana” podrían llevarla a ser privada de su integridad física o metal.
Algunas de estas complicaciones podrían ser verse afectado por una enfermedad
neurológica o perdida de memoria como menciona la doctora Muñoz.

¿Consideras que necesitamos nuevos derechos humanos?


Considero que sí, porque a pesar de que actualmente existen pocas leyes, estas
no van a ser suficientes en un futuro cercano, no solo porque son poco conocidas
si no porque la neuro tecnología va a seguir avanzando a grandes pasos ya que
tiene un fin bastante ambicioso, no tanto para las personas “sanas” a las que
podría traerle ciertas complicaciones o efectos secundarios estas aplicaciones
como menciona la doctora Muñoz y por esto deben existir criterios para regularlas,
si no que es una oportunidad para las personas que han nacido con ciertas
limitaciones y para las que por algún motivo han llegado a perder parte de sus
funciones motrices o sensoriales y tendrían el derecho de poder volver a gozar de
ellas en caso de existir alguna posibilidad de ello.

¿Qué opinas de la frase “Nos estamos dando cuenta como sociedad de que
los avances tecnológicos van mucho más allá de lo que estamos preparados
filosófica y legalmente”?
Lo cierto es que frente a esto vivimos situaciones a las que nunca antes nos
habíamos enfrentado por lo que no tenemos experiencia previa, por lo que
es sensato decir que filosóficamente no tenemos bases para ello y por
supuesto que legalmente no nos encontramos preparados ya que nuestras
leyes y derechos en toda la historia jamás se habían visto enfrentados al
reto de regular prácticas similares a las que se están viendo actualmente
por lo tanto no se tiene un antecedente en el cual basarse para tratar de
poner límites razonables sin llegar a perjudicar el acceso a las personas que
en realidad necesitan y se verían beneficiadas con esta tecnología,
personas a las que le devolvería la posibilidad de vivir una vida común y
corriente como la que merecería cualquiera.

También podría gustarte