Está en la página 1de 7

El liderazgo como forma de vida

El liderazgo, más que una capacidad, es una cualidad o


medios para influir, que poseen algunas personas, en la
mayoría de los casos, de manera positiva. Es una figura
que puede encontrarse en diferentes ámbitos: laborales,
políticos, sociales y más cercanos, como los familiares o
de amistad; que es tomada en cuenta por sus capacidades
de orientar, dirigir y ser proactivo. Un líder es un ente
motivador y carismático que puede lograr cambios y
alcanzar objetivos, seguido por las personas que creen y
entienden sus habilidades. El líder es capaz de tomar las
decisiones necesarias, aún bajo condiciones adversas, de
acuerdo a los requerimientos de las circunstancias. Cuando
las personas reconocen la presencia de un líder, lo siguen,
porque saben que tiene la capacidad de dirigirlos de la
forma más adecuada.

La pregunta es: ¿el líder nace o se hace? Este


cuestionamiento ha sido planteado por los estudiosos del
tema desde siempre. Algunos, no todos, han llegado a la
conclusión de que las habilidades o cualidades que
presentan las personas de liderazgo vienen con el
nacimiento. Tal vez esto sea así en la mayoría de los
casos, pero también pienso que un líder puede ser
circunstancial. Esto quiere decir que puede surgir un líder
en cualquier momento, que puede presentarse una
situación en la que se requieran los conocimientos, las
habilidades de una persona para resolver una determinada
problemática. En ese momento es escogido porque es la
persona más capacitada, de los que se encuentran en la
situación. Cuando la situación ya ha pasado la posición de
líder desaparece, por lo que se puede decir, que la
condición de líder puede ser temporera, aunque hay líderes
que lo son siempre. Estos son los que se diría líderes
natos, que ejercen su liderazgo en todos los momentos de
su vida.

Existen diferentes tipos de líderes y de liderazgos, pero la


función primordial de éstos es lograr las metas u objetivos
planteados. Para lograrlo, el liderazgo debe ser motivador,
inspirador, entusiasta; con la capacidad de gestionar,
convocar, promover, convencer, incentivar a los
seguidores por los logros alcanzados de forma eficiente.
Un líder es parte de un grupo, con la capacidad de dirigir y
ser seguido.

Un líder presenta ciertas cualidades que lo califican como


líder. El verdadero líder es aquel que no necesita gritar, ni
exigir y mucho menos obligar a los seguidores para lograr
la realización de un objetivo. Un buen líder escucha, se
comunica, motiva, convence, es admirado por sus
convicciones y valores, promueve la autorrealización y la
autoestima, da atención individualizada y personalizada,
promueve la creatividad; y tiene el carisma, la seguridad y
la inteligencia para no sentirse amenazado ante otro líder
potencial en el grupo.

El liderazgo es algo que se ve a diario, todos hemos sido


líderes o seguidores en algún momento de nuestras vidas.
Aunque la realidad es que la mayoría de las personas son
seguidores, porque los que lideran son personas de mucha
influencia. Lo vemos en muchas aspectos, la publicidad
que se genera por los medios de comunicación son los que
ejercen liderazgo en la sociedad. Los seguidores comen,
visten, calzan, compran lo que por influencia percibimos.
Este tipo de liderazgo es muy efectivo, influye y
convence, logrando los objetivos que se plantean esos
líderes. Tan efectivo es ese tipo de liderazgo que creemos
todo lo que nos dicen, sin cuestionar o sin analizar, porque
tenemos la concepción de que ellos saben más que
nosotros.

Un liderazgo positivo puede llevar a unos logros positivos,


donde se percibe el bien obtenido por el grupo y para el
grupo; pero también entiendo que puede haber liderazgos
negativos, donde los objetivos alcanzados solo benefician
al líder a costa de la confianza de los seguidores. En esta
situación, se puede perder el liderazgo cuando las personas
se dan cuenta que no obtienen ningún logro que los
beneficie.

Pero en general, un liderazgo efectivo es aquel que logra


su objetivo con la ayuda de los que confían en el líder. Es
por esta razón que en las empresas u organizaciones, así
como en la sociedad, se valen de esas personas que han
mostrado la cualidad del liderazgo para lograr las metas y
los objetivos institucionales. Sin la presencia de los
líderes, los individuos caminarían sin un rumbo, porque
los seres humanos necesitan de guías o modelos para
llevar a cabo su vida.
El liderazgo es el conjunto de habilidades gerenciales o de las directivas que un
individuo tiene para influir en la forma de ser y actuar de las personas o en un
grupo de trabajo determinado, haciendo que este equipo trabaje con
entusiasmo hacia el logro de sus metas y objetivos.

Para lograr la supervivencia de cualquier organización es vital el liderazgo.


Esto se debe ya que es necesario contar con talento que conozca y utilice
adecuadamente sus capacidades para guiar y dirigir. Sin importar si se trata de
una gran empresa o de un grupo pequeño de personas.

Tipos de líderes
No existe ningún liderazgo superior a los demás, pues todo dependerá del
contexto. Independientemente del tipo de líder, la actuación de los
responsables de los procesos tendrá consecuencias.

Te describimos los principales tipos de líderes para que actúes consciente de


lo que puedes provocar. Además, tendrás los conocimientos para modificar
las dinámicas en función de los resultados que consigas; es decir, si un perfil
específico no funciona, optas por otro diferente.
1- Líder laissez-faire
Este líder se caracteriza por delegar funciones y no ser controlador, pues
deja que los empleados cumplan sus tareas sin intervenir regularmente, solo
cuando hace falta.
Confía en que los trabajadores con experiencia producen más cuando son
menos supervisados, ya que pueden cumplir de forma independiente. Este tipo
de líder tiene como ventaja que fomenta la creatividad y motivación del equipo
de trabajo.

Por otra parte, no se recomienda con personal poco experimentado que no


sabe cumplir los objetivos en cierto plazo. Además, el comportamiento de
este líder puede causar una falta de control y poca productividad.
2- Líder autocrático
Un líder autocrático toma decisiones sin consultar con los demás, pues
concentra todo el poder y no acepta que alguien le lleve la contraria. Funciona
de forma unidireccional: el gerente manda y los demás obedecen sin chistar.
Este tipo de liderazgo resulta beneficioso cuando se necesitan decisiones
rápidas y cuando se tienen empleados que deben ser vigilados para cumplir
sus actividades. Un perfil autocrático puede promover la productividad. No
obstante, dentro las desventajas está un grupo de trabajo desmotivado que
no siente que se le da el valor que merece.
3- Líder democrático
Es un líder participativo que entusiasma a los empleados y promueve la
participación. Tiene como bandera el diálogo y toma en cuenta las opiniones
antes de tomar una decisión.
Tiene las ventajas de que los empleados se sienten valorados y se
comprometen más con la organización y sus actividades. Sin embargo, es
posible que se creen desacuerdos entre los trabajadores cuando se toman
decisiones.
4- Líder transaccional
Un líder transaccional ejerce sus labores con procesos de intercambio con los
subordinados; es decir, los empleados son premiados cuando desempeñan
sus labores eficientemente y eso lleva a incrementar la productividad.
Este tipo de liderazgo orienta a alcanzar los objetivos, gracias a las
recompensas que eso genera. Resulta efectivo cuando se quiere que la
empresa funcione sin problemas, pero su personalidad predecible tendrá
desventajas en los entornos cambiantes.

5- Líder transformacional
Un líder transformacional utiliza una comunicación de alto nivel para
conseguir metas y transmite a los empleados una excelente visión de cambio.
Con alta motivación mejora la productividad del equipo y es capaz de
emprender cambios organizacionales.
Este tipo de liderazgo logra que todos trabajen en la misma dirección y
se fomenten valores de confianza, respeto y admiración. Se encuentra en
las tendencias gerenciales porque sabe usar los recursos disponibles para
sacarles provecho.

Aún formándose para ser un buen líder, algunos tipos de liderazgo


resultan ser más exitosos que otros. Algunos de ellos logran mejores
resultados con sus equipos y empresas, y otros simplemente sobrellevan su
rol.
Esto se debe a diferentes motivos. Por un lado la persona puede necesitar
una formación más profunda sobre sobre las características que debe
alcanzar como buen líder o bien su personalidad no permite llegar a
ella de manera más eficaz. Por otro lado, algunos líderes pueden alcanzar el
éxito y otros no debido a la naturaleza interna de la empresa. Recordemos
que la cultura institucional puede ser también un limitante del éxito del líder. 
Reconocer las diferentes teorías de liderazgo puede ayudarnos a
comprender los tipos de líderes que las empresas demandan en los
tiempos modernos y aprender a diferenciar las habilidades que debemos
potenciar o poner en práctica en una u otra situación que, como líderes, nos
toca atravesar.
Se destacan 3 teorías de liderazgo:
1. TEORÍA SITUACIONAL: en ella, los líderes deben ajustarse a la situación
de su equipo y cambiar su forma de actuar de acuerdo a cómo se sucede
dicha situación. Es decir, deben modificar los incentivos, las formas de
motivación que emplean, las exigencias que promueven entre los empleados,
las formas de tomar decisiones, entre otras.
2. TEORÍA PARTICIPATIVA: Este tipo de teoría contempla el papel del otro
en el proceso de toma de decisiones, sin afectar la posición del líder aunque
buscando siempre la contribución de los demás por sobre la imposición de
formas de acción. El objetivo que buscan estas teorías es que los liderados
se sientan valorados y comprometidos.
3. TEORÍA DE RELACIONES O TRANSFORMACIONALES: esta es, sin
lugar a dudas, la teoría que más favorece a los líderes. En ella, lo importante
no es únicamente el rendimiento del grupo, sino el máximo desarrollo del
potencial de cada integrante. Un líder transformacional será aquel que
consiga combinar el interés del grupo con el interés de cada individuo que lo
integra. Para ello, busca ganarse la confianza de los mismos mediante una
relación sólida de inspiración y cooperación mutua.

LIDERAZGO HUMANIZADO PARA ELEVAR LA CALIDAD EN EL SERVICIO

Pensando en una nueva forma de trabajar el liderazgo como herramienta


esencial para la gestión y creación de competencias humanas, se desarrolló el
módulo denominado liderazgo humanizado, que articuló propósitos claves a
nivel de cambio personal, empoderamiento, ética, toma de decisiones, trabajo
en equipo y humanización.  La importancia del “ser persona” fue una dimensión
central de la capacitación y, con esto, se buscó sensibilizar y fortalecer en los
policías de tránsito de Bogotá su vocación, sus valores éticos, re significar el
sentido de vida de cada uno y propender por un espacio de reflexión y
construcción que avivara el compromiso con la calidad en el servicio.

Teorías del liderazgo

A medida que el interés por los diferentes tipos de liderazgo y sus

consecuencias ha aumentado, se han introducido varias teorías de

liderazgo para explicar exactamente cómo y por qué ciertas personas se

convierten en grandes líderes.

La gente ha estado interesada en el liderazgo a lo largo de la historia de la

humanidad, pero ha sido relativamente reciente la aparición de varias


teorías del liderazgo de manera formal, aumentando el interés por este

tema durante la primera parte del siglo XX.

En esta toma de decisiones, la ética adquiere gran envergadura, ya que les


permite a los líderes discernir entre las acciones correctas e incorrectas. Con
criterios éticos, serán capaces de tomar decisiones justas, honestas y
orientadas al mejoramiento de las condiciones de la empresa y de quienes son
parte de ella. Asimismo, la forma en la que decidan moldeará la imagen con la
que serán observados e imitados por los empleados. Por lo tanto, este proceso
requiere de sumo cuidado y de un análisis y reflexión profundos.

El poder constituye un medio para conseguir la obediencia. Por su parte,


el liderazgo es un proceso de influencia sobre el comportamiento de otros.
Ambos, poder y liderazgo, resultan en el efecto que un individuo ejerce sobre
la conducta de otras personas.

También podría gustarte