Está en la página 1de 3

Krispy Kreme.

Hemos visto casos de empresas estadounidenses como McDonald's, Amazon, Apple,


Coca-Cola, etc. Solo por mencionar algunas empresas icónicas del país, las cuales su
crecimiento fue ascendente y avanzo de una forma acelerada creando buenas utilidades
y expandiéndose a nivel mundial de una manera increíble pero al conocer el caso de
Krispy Kreme nos damos cuenta por todas las dificultades que una empresa con un
crecimiento acelerado tiene que enfrentar pues no estaban preparados para lo que venía.

Pero ¿A quién no le gustan las donas? Esta empresa tiene como fundador a Vernon
Rudolph quien se apropió de la receta de su tío un granjero que a su vez le compro la
receta a un chef llamado Joe LeBeau y abrió una tienda en el año de 1937 en Winston-
Salem, Carolina del Norte y esta se dentro del mercado de restaurantes de servicio rápido
y en la industria de producción de alimentos las cuales son altamente competitiv os,
comenzando así el imperio de Krispy kreme.

Sus consumidores tienen características distintas pero todos comparten tener el gusto
por comer donas sin importar, genero, raza o nacionalidad más sin en cambio la edad
varía desde los 5 años de edad hasta los 75 años e incluso más y sobre el nivel
socioeconómico va dirigido a población de nivel medio bajo, medio, medio alto y alto pues
sus precios así lo dictan.

Su distribución se da por tiendas satélite (no produce solo vende) y tiendas de fábrica
(produce y vende) por lo tanto tiene 4 segmentos de ingresos: Tiendas de la empresa
(67.4%), Cadena de suministro KK (24.6%), franquicias domesticas (2.4%) e
internacionales (5.6%). Cada uno de sus puntos de venta cuentan con un buen servicio
al cliente a pesar de ser rápido es eficaz.

Algunos de los retos y desafíos que la empresa Krispy kreme tuvo que pasar fue que el
propietario y dueño de la compañía falleció dejando las 94 y 25 franquicias en manos de
la Beatrice Foods y durante su crecimiento su administración y control interno no fueron
eficientes además este conglomerado no se interesaba por hacer crecer a la empresa y
debido a eso el CEO Scott Livengood no supo cómo manejarlo haciendo que su mala
contabilidad trajera consigo un periodo de declive para la empresa pero con la sustitución
de este por Stephen Cooper e impulso de James Morgan lograron que se recuperara.

Pero cuando empezaban a salir a flote de nuevo se toparon con otro desafío, las personas
empezaban a elegir opciones más saludables y la manera en cómo se veía a Krispy
Kreme que era un manjar dulce se convirtió en una señal de alerta para todos aquellos
que quisieran comerlas por su alto contenido de grasas, azucares y carbohidratos así fue
como sus ventas empezaron a bajar y tuvieron que implementar un plan de acci ón para
contrarrestar el daño causado por la cultura de la buena salud y las dietas, en vez de
competir contra esta nueva demanda se unieron a ella sacando su propia línea de
productos bajos en grasas, azucares y carbohidratos pues las donas integrales fue ron
una gran opción para los clientes que amaban sus productos pero querían cuidar de su
salud.

Y actualmente se tiene la amenaza de la competencia con grandes marcas familiares


como Tim Hortons y Dunkin´Donuts y a pesar de ser llevar utilidades más altas que ellos
dos la popularidad y prestigio que tiene estas son reconocidas por personas de una edad
más joven por lo tanto Krispy Kreme se siente amenazado gracias a esto.

Ya dicen que para la comida no hay mejor tarjeta de presentación que el olor y Krispy
Kreme utilizo esto a favor desde sus inicios pues el primer establecimiento en Winston-
Salem en Carolina del Norte cerca de una fábrica brindo que fueran descubiertos por
trabajadores hambrientos que en su descanso o al final de su jornada laboral se
deleitaban con una riquísima dona de Krispy Kreme un plus para esa época fue vender
rosquillas calientes, aunque con el paso de los años en las sucursales los clientes podían
ver el proceso de elaboración de sus donas hasta llegar a su mano, también implemento
el dar donas gratis a los clientes para que pudiera tenerlos enganchados con su productos
puesto a que son donas de un exquisito sabor y un precio considerablemente medio alto
para ser una dona.

Pero no solo vendían donas en sus establecimientos utilizaron una buena estrategia para
aumentar sus ventas y fue ofrecer otros productos que complementaran el servicio como
la venta de café, smoothies, bagels, helado, infusiones de fruta, malteadas y sándwiches
pero a pesar de contar con más productos que representan el 22% de sus ingresos la
mayoría de sus ingresos se deben a la venta de las donas representando el 88% dividido
en los 4 segmentos de ingresos que ya se mencionaron antes, aun así nunca perdieron
su identidad, además Krispi Kreme cuenta con una variedad de donas increíble, y basta
para que se adecuen a la fecha en el calendario (con temática) y gusto del consumidor,
incluso con una dona Premium pues están enfocados en la calidad y frescura que cada
una de estas tiene ofreciendo un producto y servicio adecuado.

También tiene promociones como cuando al comprar una docena de donas por 99
centavos más te puedes llevar un café del tamaño que tú prefieras, por el momento
quieren incursionar más en el segmento del café pues se reunieron diversos tostadores
y están dispuestos a invertir para sacar su marca única. Y sus métodos de publicidad son
buenos y creativos en los medios de comunicación dando siempre de que hablar por sus
Donuts de edición limitada, incluso hasta algunos aficionados han creado páginas web.
Para finalizar debemos recalcar la importancia de una buena administración y liderazgo
que se debe implementar desde la creación de una empresa para evitar catástrofes como
las que paso Krispy Kreme en la administración con el CEO Scott Livengood pues
implementar acciones para maximizar las utilidades de la empresa y todo lo que requiere
como logística, marketing, finanzas, contabilidad, capital humano y las instalaciones de
distribución y producción requieren de una planeación, organización, control y dire cción
por parte de todos los empleados pero sobre todo de los administradores, gracias a que
James Morgan junto con Stephen Cooper supieron reconocer las fallas en el sistema que
se había creado y se esperaron por repararlas ya sea implementando una nueva o
modificándolas para ser las eficaces la empresa Krispy Kreme pudo resurgir y ser lo que
ahora es una franquicia a nivel mundial con altas ventas.

También podría gustarte