Está en la página 1de 4

La oración: concepto. Oración biemembre y unimembre.

Sujeto expreso y tácito

La oración

Cuando nos comunicamos, no lo ha


sí, para armar unidades de sentido q
llaman oraciones. Aunque a veces,
contexto en que la estamos emplean
-Profe, ¿podría pasar la prueba pa
–No.
Como verás, la primera oración es u
con significado. Y la segunda oraci
desgracia )
En el habla, la oración se identific
asciende al comienzo de la misma,
diciendo dos oraciones seguidas en
unidad de sentido u oración. Los to
exclamación, de duda, de orden. En Página 1 de 4
La oración: concepto. Oración biemembre y unimembre. Sujeto expreso y tácito

La oración

Cuando nos comunicamos, no lo hacemos con palabras sueltas. . Tejemos esas palabras, las conectamos entre
sí, para armar unidades de sentido que son las que nos permiten comunicarnos. Estas unidades de sentido se
llaman oraciones. Aunque a veces, una sola palabra puede formar una oración, porque tiene sentido en el
contexto en que la estamos empleando.
-Profe, ¿podría pasar la prueba para la semana que viene?
–No.
Como verás, la primera oración es un grupo de palabras que se relacionan entre sí produciendo un mensaje
con significado. Y la segunda oración está formada por una sola palabra y... también tiene significado (por
desgracia )
En el habla, la oración se identifica porque tiene una entonación propia, es decir que el tono de la voz
asciende al comienzo de la misma, se sostiene y presenta un descenso al final (podés comprobar ese descenso
diciendo dos oraciones seguidas en este mismo momento). Por lo tanto, vos interpretás perfectamente cada
unidad de sentido u oración. Los tonos pueden ser enunciativos (de afirmación/negación), de interrogación, de
exclamación, de duda, de orden. En la escritura no hay tonos, por lo tanto el comienzo de la oración se
indica con una mayúscula, y el final se debe representar con un punto, para indicar que la oración finalizó
(vos colocás mayúsculas y puntos cuando escribís ¿VERDAD? Hummm... esperemos que sí)

Redondeá la respuesta correcta de Verdadero o Falso, y prepárate para justificar oralmente en clase tu
elección:

En el habla, las oraciones se distinquen por tener una entonación propia. V F


No nos comunicamos con palabras sueltas. V F
Las oraciones son unidades de sentido. V F
Una sola palabra no puede formar una oración. V F
Cuando se habla, no hay modo de distinguir una oración de otra. V F
Cuando se escribe, es posible distinguir una oración de otra. V F
Las oraciones, en la escritura, comienzan a veces con mayúscula. V F
Vos siempre colocás mayúsculas a comienzo de cada oración escrita. V F
Cuando escribís, vos siempre colocás un punto al final de cada oración. V F

Oración bimembre y unimembre.

El dulce aroma,
¿de qué flores vendrá?
Bosque estival.
Taigui

El brevísimo poema que acabás de leer es un haiku. Más adelante te propondremos otros. ¿Cuántas oraciones
lo componen? (recordá las características de la oración):_________

En la primera oración podemos observar que se habla de “El dulce aroma” y se dice algo sobre él: “¿de qué
flores vendrá?” Observá el verbo vendrá: se refiere a el dulce aroma, ya que concuerda con el sustantivo
aroma (que es el núcleo, es decir, la palabra más importante del sujeto) en persona (tercera) y número
(singular). Cuando en una oración se habla de algo, podemos decir que ese es el sujeto de la misma; pero
sólo habrá sujeto, siempre y cuando se predique (se diga) algo sobre él. Lo que se dice sobre el sujeto se llama
predicado. En este caso la oración es bimembre (tiene dos partes: sujeto y predicado.)

En la segunda oración, Bosque estival, no se dice, no se predica nada sobre el mismo. Por ese motivo, NO es
sujeto, porque no tiene predicado. La oración, en este caso, es unimembre (no tiene ni sujeto ni predicado).

Sujeto tácito

Página 2 de 4
La oración: concepto. Oración biemembre y unimembre. Sujeto expreso y tácito

Hoy no me alegran
los almendros del huerto.
Son tu recuerdo.

Jorge Luis Borges

¿De qué se habla en la primera oración? __________________________

¿Qué se predica?____________________________

Delimitá el sujeto y el predicado en la primera oración.

En la segunda oración, se sigue hablando de los almendros de tu huerto. Y se predica de ellos que Son tu
recuerdo. Pero no se los menciona, porque no es necesario. Es obvio que se habla de ellos. Por lo tanto, en la
segunda oración el sujeto queda tácito, es decir, queda sobreentendido. Si se lo volviera a mencionar, el
discurso se tornaría redundante. Pero la economía del lenguaje en nuestro idioma nos permite saber cuál es el
sujeto de una oración en ciertas circunstancias en la que no es necesario repetirlo, a través del verbo: observá
que está en tercera persona (porque habla de ellos, de los almendros) y en plural (no es un almendro, son
varios).

Hoy no me alegran /los almendros del huerto. Oración bimembre

predicado sujeto expreso

Son tu recuerdo. ( sujeto tácito: los almendros del huerto ) Oración bimembre

predicado

Es un error indicar expresar un sujeto tácito con un pronombre (él, ella, ellos, etc.) Como hemos visto, el
sujeto tácito debe reponerse con todo su significado (como en el caso de los almendros del huerto ) y por ese
motivo, porque ya se lo ha mencionado, no es necesario expresarlo.

La oración que tiene sujeto tácito es bimembre, porque tiene dos partes, sujeto y predicado, lo que ocurre es
que el sujeto no está mencionado pero está sobreentendido, es decir, tácito.

Conocer cuál es el sujeto de una oración es muy importante, porque es la manera de saber de qué se
habla. En oraciones breves es simple, pero te habrá pasado que a veces, en textos extensos, te
“perdés”... eso puede deberse a que lo que has perdido es el sujeto, ya que este, al ser tácito, ha quedado
sobreentendido para el emisor del texto, pero a vos te ha costado reponerlo. Pues con volver atrás y
localizarlo... suficiente ¡Ya sabés de qué se está hablando! Veamos un ejemplo: en el texto que sigue,
hemos destacado los sujetos con letra cursiva. Separá las oraciones con corchetes, subrayá los predicados y
clasificá las oraciones como bimembres o unimembres. Si encontrás algún sujeto tácito, indicá cuál es como
lo hemos aprendido.

Durante el Neolítico, las periódicas crecientes de los ríos dieron a los hombres primitivos la idea de la
agricultura. De esta manera, la siembra y la espera del fruto convirtieron al hombre nómada, dedicado a la
pesca y a la caza, en sedentario.

Página 3 de 4
La oración: concepto. Oración biemembre y unimembre. Sujeto expreso y tácito

Y con el almacenamiento de las cosechas y sobrantes de los frutos de las tierras, el hombre encontró en su
vida muchos ratos de ocio. No necesitó emplear la actividad de todos los días en la búsqueda del alimento y
entonces pudo ocupar sus numerosas horas libres dedicándose a trabajos placenteros. ( En Historia antigua y
medieval, ed. Stella, 1966 )

Uní según corresponda:

El predicado es lo que debemos buscar el sujeto.


Cuando un sujeto no está expresado se se dice sobre el sujeto
El sujeto es aquello llama tácito.
La persona y el número del verbo de lo que se habla.
Si nos “perdemos” al leer un texto concuerdan con el núcleo del
sujeto.
Ahora resolvé solo el siguiente cuestionario:

Un aguacero.
Se toman de las ramas
los gorriones.
Buzon

¿Cuántas oraciones tiene este haiku?


_____________________________

¿De qué se habla en la primera?____________________

¿Se predica algo sobre aquello de lo que se habla? __________________

¿Qué nombre recibe entonces la oración?_______________________

¿Por qué?_______________________

¿De qué se habla en la segunda?___________________

¿Se predica algo sobre aquello de lo que se habla? __________________

¿Cuál es el verbo en ese predicado?_________________________

¿Con qué sustantivo concuerda en persona y número?___________________

¿Qué nombre recibe entonces la oración?_______________________

¿Por qué?_______________________

Página 4 de 4

También podría gustarte