Está en la página 1de 19

Direcciones de la Luz.

Alumno: José Eduardo Rodríguez Gallegos


Materia: Cacería de imágenes (fotografía digital)
Institución: Escuela preparatoria No.8
Profesora: Nory Jiménez Álvarez
Fotografía:
TIPOS DE DIRECCIÓN DE LA LUZ
Frontal: En una iluminación frontal, la luz incide en la parte frontal del objeto o
sujeto (por ejemplo, cuando trabajas con el flash integrado de la cámara). En este
tipo de iluminación el resultado obtenido son imágenes planas, ya que el objeto se
ilumina de forma homogénea y no se producen sombras que nos hagan percibir el
volumen del objeto.
Las texturas quedan por lo tanto minimizadas, lo que puede ser útil, por ejemplo,
para retratos donde busquemos eliminar las imperfecciones. El color en una
iluminación frontal es saturado y se percibe más detalle, por eso es la iluminación
que se utiliza en las fotos para el carné de identidad.
Es la técnica de iluminación más común. En la iluminación frontal, la cámara se
posiciona mirando al objeto en la misma dirección de la luz y la cámara recibe la
luz reflejada del objeto.
Este tipo de iluminación se consigue mediante anillos de luz, iluminadores
puntuales, de área y lineales. Esta iluminación es especialmente útil en superficies
con pocos reflejos.
La luz frontal es aquella que se sitúa delante del motivo a fotografiar y detrás de la
cámara o fotógrafo. Este tipo de iluminación hace que el motivo no presente
muchas texturas y casi ninguna sombra. Fotografiar con luz frontal devuelve
imágenes planas y bidimensionales.
Técnicamente hablando, cuando conversamos sobre la direccionalidad de la luz,
en fotografía, nos referimos a como esta incide en el sujeto. Al cambiar la
dirección de la luz en el sujeto podemos cambiar mucho la apariencia de la
imagen. Según la direccionalidad de la luz se puede reforzar el color, el volumen o
las formas.
En el caso de la luz frontal el sujeto aparecerá plano, sin sombras. Por ende, sin
sensación de volumen. Esta iluminación se utiliza para fotografías de identificación
o aplicaciones científicas o descriptivas.
Este tipo de iluminación se crea colocando la cámara entre la fuente de luz y el
sujeto, es decir; la fuente de luz se coloca detrás del fotógrafo y de frente al sujeto.
Al usar esta iluminación podemos conseguir fotografías que normalmente resultan
planas, sin volumen ni texturas y con muy poco contraste.

Conclusión: La dirección de la luz frontal es aquella donde la luz (natural o


artificial) va dirigida directamente al objeto, y el resultado de la fotografía no debe
tener ningún tipo de sombra o volumen, este tipo de dirección de la luz se utiliza
principalmente a la hora de hacernos fotos para alguna identificación oficial.
DIRECCIÓN DE LA LUZ LATERAL
En este caso, la fuente de luz, sea esta natural o artificial, se coloca a un lado del
sujeto. Este tipo de orientación de la luz produce sombras muy marcadas en la
mitad del rostro o parte del objeto que no queda iluminado.
Dado que con esta orientación de la luz se genera mucho contraste entre luces y
sombras, tenemos mucha sensación de volumen y profundidad. Este tipo de
iluminación es ideal para resaltar las texturas y aumentar el dramatismo.

La iluminación lateral es la que se produce desde un lado del objeto. Lo más


destacable de este tipo de iluminación es las sombras que produce. Las sombras
de los objetos iluminados lateralmente muestran el relieve de las superficies y lo
modulan. Los relieves y arrugas del motivo cobran importancia.
La luz lateral puede ser de varios tipos dependiendo de su ángulo de incidencia y
de su altura.
lo que define a la iluminación lateral es que la fuente de luz se ubica a un costado
del objeto que queremos fotografiar, creando un ángulo de 90º con la cámara y el
objeto. Este tipo de iluminación da lugar a imágenes contrastadas con una zona
altamente iluminada y otra repleta de sombras.
La iluminación en fotografía es muy importante, pero, concretamente, la
iluminación para retratos es absolutamente esencial. Por ello voy a enseñarte
unos trucos para que puedas empezar a usar la iluminación básica en fotografías
de retrato desde ya mismo, independientemente de los recursos que tengas. Eso
sí, para ello has de aprender tanto la teoría de la luz como los tipos de iluminación
en fotografía.
Sin embargo, la dirección de la luz sí que depende del fotógrafo (por lo menos en
fotografía de retrato), ya que gracias a la dirección de la misma y cómo quieres
que esta incida sobre el modelo, vas a guiar al mismo para que se ponga de una
forma u otra. Por eso es muy importante hacer que el modelo se sienta cómodo
contigo.
La luz lateral es aquella que viene desde el lateral del modelo y crea sombras muy
estiradas. Este tipo de luz crea mucho contraste y texturas en la imagen,
resaltando las sombras y el color en la misma.

Conclusión: La dirección de la luz lateral consiste en que la luz (artificial o


natural) venga del lateral de donde se encuentra el objeto para así tener una cara
del mismo objeto más iluminada y la otra mitad más oscura para así hacer un
contraste. Este tipo de iluminación se produce desde un lado del objeto. Lo más
destacable de este tipo de iluminación es las sombras que produce.
DIRECCIÓN DE LA LUZ SEMILATERAL O 3/4:
Este tipo de iluminación se sitúa entre la frontal y la lateral. Con esta orientación
de la luz se consiguen contraste y texturas, pero sin llegar a un efecto tan
dramático como en la iluminación lateral.
La iluminación semilateral o 3/4 es una de las más utilizadas por los fotógrafos de
retrato y bodegón, ya que consigue texturas y volumen, a la vez que cierto
dramatismo, pero siendo una opción más equilibrada e igualmente interesante y
fotogénica.
Dentro de este tipo de esquema de luz, está el famoso estilo Rembrandt, que
recibe el nombre del propio pintor, y que es muy utilizado tanto en retrato como en
fotografía culinaria o de bodegón. Se basa en una iluminación de 45º desde un
ángulo algo picado y consigue unos retratos muy característicos.

Este tipo de iluminación se sitúa entre la frontal y la lateral. Con esta orientación
de la luz se consiguen contraste y texturas, pero sin llegar a un efecto tan
dramático como en la iluminación lateral.
El esquema de luz semilateral en fotografía es uno donde la fuente de luz principal
está colocada a 45º del objeto. Ya no tenemos un objeto dividido entre luz y
sombra. Este recibe luz de manera más parcial y crea un fondo con sombras.
En las fotografías con luz semilateral, las sombras favorecen la profundidad del
objeto. Con este tipo de iluminación en la fotografía logras darles un efecto
documental a las imágenes. Al igual que con la luz lateral, podemos usar una luz
de relleno para bajar la intensidad de la sombra.
Esta configuración es la que conocemos como la “clásica”, siendo la más usada ya
que nos da sombras no muy marcadas, resaltando texturas y dándole contraste
que favorece al sujeto.

El objeto a fotografiar es iluminado en forma diagonal, con una iluminación


intermedia entre la frontal y la lateral, y formando un ángulo de cuarenta y cinco
grados en relación a la línea que se produce entre el objeto y la cámara. Suele
utilizarse esta iluminación cuando se busca lograr imágenes cuya textura y
perspectiva quedan bien marcadas gracias a la sombra oblicua.

Conclusión: Este tipo de dirección de la luz va dirigido a un ángulo de 45 grados


el cual nos ayuda a que la fotografía tenga el mismo efecto como en la dirección
lateral solamente con menos dramatismo, ya que al estar en este ángulo el objeto
o la persona en cuestión se ve iluminada, pero de forma más fotogénica y simple.
DIRECCIÓN DE LA LUZ TRASERA O CONTRALUZ:
En este caso, la luz se sitúa justo detrás del sujeto principal. Es la luz de las
siluetas, y la forma, ya que gran parte de la información de los tonos medios se
pierde.
Cuanto más dura sea la luz, más se potenciará la silueta, ya que el rango
dinámico de la cámara no permite obtener correctamente las luces y las sombras
de forma simultánea, por lo que hay que escoger entre un fondo o un sujeto
correctamente expuesto.
Variando el ángulo del contraluz (135º aproximadamente) podemos utilizarlo para
perfilar a nuestro sujeto.

La fuente de luz se ubica frente al fotógrafo y detrás del objeto a fotografiar,


causando un efecto contrario al de la iluminación frontal. Por medio de esta
iluminación, se logran imágenes con elevado contraste y poco convencionales.
La dirección de contra luz que, incidiendo desde atrás, crea un contorno sobre la
figura, separándola del fondo. No debe caer sobre el rostro, sino que debe
funcionar como una línea de separación entre la figura y el fondo.
Estas posiciones de luz nos ayudarán a construir los esquemas de iluminación
básicos, que serán los puntos de partida para armar iluminaciones más
complicadas.
La iluminación a contraluz o posterior es un tipo de iluminación sugerente. El foco
de iluminación se sitúa detrás del objeto o persona, con lo que aquello que vemos
es su silueta o contorno. En este caso tampoco percibimos la textura.
Ya hemos visto qué es la luz, cómo medirla y de qué tipos puede ser. Pero
también importa de dónde viene. La luz se puede clasificar de varias maneras en
función de cómo sus rayos inciden sobre el objeto. Su dirección influye
directamente, cómo veremos, en el motivo en la fotografía.
Este tipo de iluminación también se da poco y exclusivamente con luz artificial
para dar efectos muy expresivos a la toma ya que produce sombras muy poco
naturales en el rostro.
Conclusión: En esta dirección de la luz, ya sea artificial o natural vienes desde
detrás del objeto, ósea que el sujeto aparezca totalmente en sombra y su fondo
sea iluminado. Que la luz este detrás del objeto o modelo para que asi la
iluminación pueda estar detrás de él.
DIRECCIÓN DE LA LUZ CENITAL (O PICADA):
La fuente de luz se sitúa por encima del sujeto u objeto principal. Es la luz del sol
cuando se encuentra alto (mediodía) o de todas aquellas luces que se encuentren
por encima del sujeto principal o en el techo de las habitaciones de cualquier
vivienda.
Cuando utilizamos este tipo de luz, obtenemos sombras muy marcadas. En
retratos obtenemos sombras bajo los ojos, la nariz y la barbilla y, si bien estamos
acostumbrados a ella, no suele ser buena opción para fotografiar retratos.
En estos casos suele ser buena idea ayudarse de un reflector para suavizar esas
molestas sombras en el rostro, o intentar buscar ángulos no tan cenitales
moviendo a nuestro sujeto o la lámpara ligeramente.

La palabra cenital proviene de la astronomía. El cénit o zénit se produce cuando el


Sol alcanza el punto más alto de su elevación sobre el horizonte, es definido por la
RAE como "la intersección.
Es la luz del sol cuando se encuentra alto (mediodía) o de todas aquellas luces
que se encuentren por encima del sujeto principal o en el techo de las
habitaciones de cualquier vivienda. Cuando utilizamos este tipo de luz, obtenemos
sombras muy marcadas
La luz cenital es la que incide desde arriba. Permite separar al sujeto del fondo.
Esta luz se proyecta por el sol a las horas alrededor del mediodía. Algo
importante, que debemos distinguir, es si esta luz cenital está adelantada o
retrasada respecto al sujeto, esto producirá matices diferentes que debemos
considerar.

Conclusión: La dirección de la luz cenital es aquella que va desde arriba hacia


abajo dándonos un efecto de “divinidad” esta dirección de la luz permite separar al
sujeto del fondo. Esta luz se proyecta por el sol a las horas alrededor del
mediodía. Algo importante, que debemos distinguir, es si esta luz cenital está
adelantada.
DIRECCIÓN DE LA LUZ CONTRA CENITAL (NADIR O CONTRA PICADA):
Este tipo de luz es el más irreal, ya que no lo encontramos de forma natural. Se
trata de una iluminación desde un punto de vista bajo hacia arriba.
Con esta dirección de la luz se crean sombras muy irreales, totalmente opuestas a
la cenital. En retratos, se forman sombras encima de la barbilla, en las cuencas de
los ojos, encima del labio, etc. No son sombras para nada favorecedoras si lo que
buscas es un retrato estándar, pero puede darte mucho juego si quieres una
imagen siniestra. Por eso este tipo de iluminación es muy utilizada en las películas
de miedo.
Si nos movemos del plano vertical ligeramente a los lados, este efecto tan
acentuado se reduce, y hace este tipo de iluminación menos «radical».

Más allá de la definición estricta, que nos sirve simplemente para poder definir los
esquemas de dirección de la luz, ten en cuenta que se pueden mezclar las
diferentes orientaciones para obtener resultados más equilibrados. Puedes hacer
un esquema de luz frontal y ligeramente contrapicado, uno lateral cenital, etc.
Contra Cenital (la fuente de luz ilumina la escena, sujeto u objeto desde abajo)
Puntual (ilumina solo una parte del motivo de modo de resaltarla por sobre el resto
de la imagen)
Es impresionante cómo la dirección de la luz es capaz de cambiar una fotografía.
¿Lo has comprobado alguna vez? ¿Te has fijado, por ejemplo, cómo cambian las
texturas de un objeto o de un retrato simplemente variando el ángulo en el que la
iluminación incide sobre él?
Seguro que si eres un apasionado o apasionada de la fotografía de retrato, te
habrás dado cuenta de que a determinadas horas los retratos te salen
espectaculares (seguro que eres fan de los amaneceres y atardeceres) y a otras
horas, que los retratos muestran unas sombras muy poco favorecedoras (por
ejemplo a mediodía).
Esto proviene no solo de la intensidad de la luz, que también, sino de la
orientación de la luz. Y como es algo esencial en iluminación, vamos a dedicarle
este artículo al completo. Vale la pena que te quedes y le eches un vistazo, verás
cómo al acabar has llegado a alguna conclusión interesante :).
Antes de empezar, te recomendaría que te guardaras nuestra guía completa sobre
iluminación en fotografía, donde podrás completar este artículo con muchísima
más información sobre iluminación. La luz va de abajo hacia arriba y su posición
es prácticamente contraria a la cenital. Por medio de la iluminación de
contrapicado, se invierten las sombras del rostro y se genera un efecto de misterio
o terror.
Conclusión: Esta dirección de la luz es la que va desde abajo hacia arriba
creando un efecto de terror como el que vemos en las películas, este tipo de
dirección tiene que ser estrictamente artificial ya que no se puede conseguir en la
vida cotidiana
Dirección de la luz frontal:
Dirección de la luz lateral:
Dirección de la luz semilateral o 3/4:
Dirección de la luz cenital:
Dirección de la luz contra cenital:
Dirección de la luz trasera (contraluz):

También podría gustarte