Está en la página 1de 24

R E V I S T A

Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 105

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

Contrapunto

La pirámide social guatemalteca


en el siglo XXI
Guillermo Díaz
Universidad Rafael Landívar

Resumen
En este artículo se describe la composición de la pirámide social guatemalteca
en el siglo XXI, construida a partir de un esquema de clases elaborado con base
en categorías ocupacionales y una estratificación social realizada según ingreso y
educación. Los datos fueron obtenidos de censos de población y de encuestas de
empleo e ingresos, de los años 2002 y 2018. Los resultados evidencian que la
pirámide social guatemalteca es de tipo triangular, con una amplia base de clase
trabajadora, según el esquema de clases, o de estrato bajo muy pobre, según la
estratificación socioeconómica. También muestran que la base se mantuvo estable en
los dos años en comparación, lo que se interpreta como indicador de una sociedad
con escasas oportunidades de movilidad social.

Palabras clave
Pirámide social, estratificación social, estructura de clases, movilidad social, clases
sociales.

Abstract
This paper describes the composition of the Guatemalan social pyramid in the 21st
century, built from a class scheme elaborated based on occupational categories and
a social stratification carried out according to income and education. The data were
obtained from population censuses and employment and income surveys, from the
years 2002 and 2018. The results show that the Guatemalan social pyramid is of a
triangular type, with a broad working-class base, according to the class scheme, or
very poor low stratum, according to socioeconomic stratification. They also show that
the base remained stable in the two years in comparison, which is interpreted as an
indicator of a society with few opportunities for social mobility.

Keywords
Social pyramid, social stratification, class structure, social mobility, social classes.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 106

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

Introducción
En las primeras dos décadas del siglo XXI la economía guate-
malteca creció a una tasa promedio anual de 3.5 %. A priori,
es de esperar que dicho crecimiento económico beneficie a
la población e impulse cambios en la estructura social. Algu-
nos indicadores económicos y sociales apuntan en esa di-
rección. En el primer caso, el ingreso por habitante aumentó
de US$1,665 a US$4,472 entre los años 2000 y 2018 (Banco
Mundial, 2019). En el segundo, la tasa neta de educación bá-
sica, que comprende 9 años de estudio, subió de 30 % a 42
% y la de educación secundaria, que incluye 2 o 3 años más
aumentó ocho puntos porcentuales, a 24 % (Ministerio de
Educación, 2019).

Sin embargo, la evolución de la ubica a Guatemala como uno de


tasa de pobreza en dicho período los países con más alta concen-
evidencia que el crecimiento eco- tración del ingreso en el mundo
nómico no benefició a la mayoría (Banco Mundial, 2019), que limita
de la población guatemalteca, las oportunidades de superación
porque, primero se redujo de 56 de la pobreza. La experiencia de
% a 51 % entre 2000 y 2006, y América Latina en las primeras dos
después aumentó a 59 % a 2014. décadas del siglo XXI muestra que
Guatemala es el quinto país con los países que redujeron su índice
mayor tasa de pobreza en Améri- de Gini también disminuyeron su
ca Latina (Banco Mundial, 2019). tasa de pobreza (Díaz, 2019).
La evolución y persistencia de una
tasa alta de pobreza en Guatema- La persistencia de valores altos en
la hace pensar que el país afronta los indicadores de pobreza y con-
el problema de trampa de pobre- centración de ingresos, en térmi-
za, término que se refiere al cír- nos sociológicos, induce a pensar
culo vicioso en el que la pobreza en la existencia de una estructura
actual es causa de pobreza futura social rígida o cerrada en la so-
(Azariadis y Stachuski, 2005). La ciedad guatemalteca. De hecho,
concentración del ingreso incide Guatemala se ubicó entre los paí-
en la alta tasa de pobreza. El ín- ses con más baja movilidad social,
dice de Gini, con valor de 0.48, en la posición 75 de 82, en el In-
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 107

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

forme Global de Movilidad Social La aproximación metodológica a


de 2020 (World Economic Forum, los temas objeto de estudio se rea-
2020). liza a través de construir la estruc-
tura de clases, con base en datos
Los estudios sobre estratificación y de las ocupaciones reportadas en
movilidad social en Guatemala en los censos de población de 2002
las primeras dos décadas del siglo y 2018. También se utilizan datos
XXI son escasos, pese a que este de encuestas de empleo e ingre-
tema junto al de estratificación so- sos de esos años para construir un
cial ha sido retomado en América esquema de estratificación social,
Latina por la investigación socio- con base en los indicadores de in-
lógica. A nivel de América Latina gresos y educación.
se pueden citar, entre otros, los
elaborados por Portes y Hoffman Revisión de literatura
(2003) y Marinho y Quiroz (2018).
Para México, los estudios de Cor- Las clases sociales y la estratifica-
tés y Escobar (2005) y de Serrano ción social son dos de los temas
y Torche (2010), los de Kessler y más estudiados en la sociología,
Espinoza (2003) y Dalle (2012), tanto desde la perspectiva teórica
para Argentina, y los de Sembler como empírica. En consecuencia,
(2006), Ezpinoza, Bazoret y Mén- es amplia la literatura existente
dez (2013) Pérez (2018), para al respecto. En este apartado se
Chile. En Guatemala, se pueden realiza un esbozo de las teorías,
citar las investigaciones de Díaz enfoques y esquemas revisados y
(2012) y Ferreira, Messina, Rigoli- seleccionados por considerar que
ni, López, Lugo y Vakis (2013). contribuyen al estudio realizado.
La presente investigación es mo- El análisis sociológico de las clases
tivada por el deseo de conocer sociales se inicia con Marx (Marx,
cuán abierta o cerrada fue la es- 1973), que define las clases so-
tructura de clases en la sociedad ciales desde su vinculación con la
guatemalteca, en respuesta a los propiedad de los medios de pro-
cambios registrados en las prime- ducción, a partir de la cual plantea
ras dos décadas del siglo XXI. In- una relación de conflicto entre dos
teresa conocer cuánta movilidad principales clases, los capitalistas
social produjo o no el crecimiento (propietarios) y trabajadores (no
económico durante las primeras propietarios). Según esta teoría,
dos décadas del siglo XXI. Tam- las clases sociales se han manifes-
bién, conocer los cambios en la tado en la historia por su posición
estructura ocupacional y de clases.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 108

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

antagónica, expresada en lucha de de la distribución del excedente


clases (Marx y Engels, 1970). A la económico. La calificación es un
teoría marxista de las clases socia- elemento de diferenciación entre
les se unieron numerosos autores, los trabajadores en el capitalismo.
entre los que se pueden mencionar A criterio del autor, la calificación
a Dahrendorf (1966), Poulantzas da origen a estratos dentro de la
(1977), Touraine (1995) y Wright estructura de desigualdad. A partir
(1999), quienes reinterpretaron las de los elementos indicados, Wri-
ideas iniciales de Marx para com- ght elaboró la matriz presentada
pletar su teoría, debido a que di- en la tabla 1, que vincula formas
cho autor falleció antes que pudie- de apropiación y de dominación
ra hacerlo. De hecho, Marx utilizó según las relaciones capitalistas o
en sus diversas obras el término de producción de pequeñas mer-
clase de varias formas e incluso cancías.
contradictorias (Kerbo, 2003).
La teoría de Wright identifica las
De los citados autores, para este relaciones de clase con la des-
trabajo de investigación toman igual distribución de los derechos
relevancia Touraine (1995) con sobre los medios de producción.
su planteamiento de dos clases, Con base en esta concepción de-
una superior y otra popular, así fine la estructura de clases como
como Wright (1999), quien es el “la suma total de las relaciones de
teórico marxista contemporáneo clase en una unidad dada de aná-
más influyente, por su definición lisis… puede hablarse de estructu-
de las clases sociales a partir de ra de clases de una empresa, de
la relación de autoridad y con una ciudad, de un país… (Wright,
las calificaciones del trabajo, en 1999, p. 7). La relevancia de este
complemento a la relación con concepto en el análisis del autor
la propiedad de los medios de es que “la estructura de clases
producción. Wright aborda la au- trata de la estructura de las rela-
toridad como una dimensión de ciones sociales en la cual los in-
las relaciones de clase en el ca- dividuos (o, en algunos casos, las
pitalismo, dentro del cual los ge- familias) determinan sus intereses
rentes y supervisores son quienes de clase…. la estructura de clases
ejercen el control de los medios de define el conjunto de lugares va-
producción por delegación de los cíos o posiciones ocupadas por los
capitalistas. De esa cuenta, geren- individuos o las familias” (Wright,
tes y supervisores los distingue de 1985, p. 10). Un elemento impor-
los trabajadores porque participan tante de esta teoría para esta in-
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 109

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

vestigación es que la estructura de


clases proporciona un mecanismo
para describir los cambios sociales
en el tiempo.
Tabla 1
Esquema de clases de Wright

Fuente: Wright, 1997.

El otro autor clásico del análisis de estos factores, Weber identificó


de las clases sociales es Max We- cuatro clases sociales: los obreros,
ber, quien, en términos de Kerbo sin propiedad, ni formación; la pe-
(2003), presenta un paradigma queña burguesía, con propiedad
alternativo del conflicto, que in- pero escasa formación; los técni-
cluye, además de lo económico, cos funcionarios y empleados de
factores políticos y sociales, entre cuello blanco, que tiene formación
otros, como causa del conflicto. pero no propiedad; y la burgue-
Para Weber las clases sociales se sía, que poseen propiedad y for-
definen en función del acceso des- mación (Requena, Salazar y Radl,
igual de recursos escasos y social- 2013). De esta teoría tienen rele-
mente valorados, en especial la vancia para esta investigación los
propiedad, riqueza y posición en siguientes autores Lenski (1969),
el mercado, determinada esta por Parkin (1978) y Erikson y Gold-
la formación. El acceso a tales re- thorpe (1993). De la teoría de
cursos incide en que los miembros Lenski son de interés los conceptos
de una clase social tengan simila- de poder, privilegio y prestigio. El
res oportunidades de vida. A partir poder lo define dicho autor como
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 110

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

posibilidad de apropiarse todo o Erikson y Goldthorpe (1993), con


la mayoría del excedente econó- base en el planteamiento de Weber
mico, mientras que el privilegio es sobre el poder y el status, elaboran
la posesión de dicho excedente y un esquema de clases fundamen-
el prestigio, algo que se deriva de tado en la ocupación y el status
los dos anteriores. Para Lenski las asociado a esta, que les permite
clases sociales son conjuntos de agrupar categorías ocupacionales
personas que tienen similitudes en de individuos con similares niveles
términos de poder, prestigio y pri- de ingreso y condiciones de traba-
vilegio, por lo que la estructura de jo (Atria, 2004). Su esquema toma
clases la fundamenta en la cuota en consideración la posición del
de poder de cada clase. individuo dentro del proceso pro-
ductivo, con lo cual incorpora el
Por su parte Parkin (1978), con- factor de autoridad. El esquema
sidera que las clases sociales se básico de Erikson y Goldthorpe se
conforman a partir de la estructura basa en tres posiciones de clase.
ocupacional. Califica a esta de “la En una versión posterior, elabora-
pared maestra de la jerarquía de da junto a Portocarero amplió a
clases”. Con base en este plantea- 11 el número de clases (Marhino y
miento, el citado autor identifica Quiroz, 2018). La tabla 2 presen-
seis categorías ocupacionales que ta ambos esquemas.
dan origen a desiguales remunera-
ciones en el capitalismo actual, las Marhino y Quiroz (2018) apli-
cuales son: profesionales, técnicos caron ambos esquemas para los
y ejecutivos; técnicos de grado países de Centro América, Pana-
medio y administrativos; pequeños má, República Dominicana y Mé-
empleados; trabajadores manua- xico. En el caso de Guatemala,
les cualificados; trabajadores ma- país que interesa por ser el cen-
nuales semi cualificados y trabaja- tro de esta investigación, la cla-
dores manuales no cualificados. se de servicio representó el 8.3
Para Parkin, las cualificaciones y la % de la población consultada en
propiedad son los principales fac- la encuesta nacional de empleo
tores de exclusión social en la so- e ingresos de 2017. La clase no
ciedad capitalista. Sobre este tema manual constituyó 48.7 % y la cla-
es clave el concepto de “cierre so- se trabajadora 43 %. Los autores
cial excluyente” que utiliza para re- también elaboraron un esquema
ferirse al proceso mediante el cual de estratificación social con base
un grupo social privilegia su posi- en dos dimensiones: educación e
ción a expensas de otros grupos. ingresos. En ambos casos utiliza-
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 111

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

ron cuartiles para elaborar la ma-


triz clasificatoria de doble entrada.
En educación el cuartil bajo com-
prendió hasta 6 años de estudio y
el cuartil alto más de 12 años de
escolaridad.

Tabla 2
Esquema de clases de Erikson, Goldthorpe y Portocarero

Fuente: Marhino y Quiroz, 2018.

propia y empleados o trabajado-


Esquema de clases y de res asalariados.
estratificación
El esquema propuesto plantea tres
A partir de los planteamientos de clases principales: propietaria, in-
Marx Weber y Parkin y los esque- termedia y trabajadora. Al interior
mas de Wright y Erickson Gold- de cada una existen posiciones
thorpe y Portocarrero se presenta de clase, que también se les de-
un esquema de clases basado en nomina en este trabajo clase ocu-
tres dimensiones: propiedad de los pacional, por basarse en la ocu-
medios de producción, autoridad pación laboral. Las posiciones se
y cualificación. Adicional, se con- integran a partir de la propiedad
sidera la relación que tienen en el con los medios de producción, la
mercado laboral, como emplea- ocupación que tienen y su vincu-
dores, trabajadores por cuenta lación en el mercado laboral. Esto
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 112

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

último se aplica en especial a la que se propone para analizar la


clase trabajadora que se integra estructura de clases de Guatemala
por trabajadores asalariados e in- y sus cambios entre los años 2002
dependientes o por cuenta propia. y 2018.
La tabla 3 presenta el esquema

Tabla 3
Esquema de clases sociales para Guatemala

Fuente: Elaboración propia

El esquema propuesto toma en producción tienen autoridad, en


consideración la dicotomía pro- mayor o menor medida, y cualifi-
pietarios y no propietarios de me- cación obtenida, preferentemente,
dios de producción, que en un país a través de credenciales académi-
como Guatemala significa ricos y cas. A su vez, permite distinguir en
pobres. También incorpora la con- la clase propietaria entre capita-
dición contradictoria de quienes se listas y pequeños empresarios, en
ubican entre ambos extremos, ya función de su relación en el mer-
que si bien no poseen medios de cado laboral. Asimismo, permite
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 113

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

distinguir en la clase trabajadora, las nociones de capital cultural y


con base en su relación en el mer- capital económico de Bourdieu
cado laboral y la calificación de su (2001). La adaptación de dicho
trabajo, entre quienes ocupan una esquema se realiza porque, en el
mayor o menos posición. caso de Guatemala, se compro-
bó que las variables educación e
En complemento al esquema ante- ingreso están correlacionadas con
rior, también se presenta un esque- la ocupación laboral, como lo afir-
ma de estratificación con base en man los autores. La tabla 4 pre-
el propuesto por Marhino y Qui- senta la matriz de estratificación
roz (2018), que se fundamenta en propuesta en esta investigación.

Tabla 4
Estratos sociales de Guatemala según educación e ingresos

Fuente: Elaboración propia

Como se puede observar, la matriz en situación de pobreza, que en su


o esquema de estratificación com- mayoría tiene educación primaria
prende los estratos bajo, medio y o más e ingresos bajos. El estrato
alto. Los dos primeros están subdi- medio se divide en medio bajo y
vididos en dos, con el propósito de medio alto. El primero se integra
diferenciar la heterogeneidad de por personas que tienen educación
su integración, en lo que se refiere secundaria a terciaria e ingresos
a la posesión de capital cultural y altos. El estrato alto comprende a
económico, representados por la quienes tienen educación terciaria
educación y el ingreso mensual. y los más altos ingresos.
El estrato bajo muy pobre pretende
representar a la población en po- Datos
breza extrema del país, que carece
o tiene poca educación e ingresos Los datos para la elaboración del
muy bajos. El estrato bajo pobre esquema de clases se obtuvieron
intenta representar a la población
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 114

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

del censo de población realizado agricultores, operarios y no clasi-


en los años 2002 y 2018 (INE, ficados (clasificaciones 5, 6, 7, 8
2003 y 2019). El universo fue de y 9), dividiéndola en asalariados
3,463,397 y 5,048,234, respecti- e independientes o por cuenta
vamente. De cada censo se obtuvo propia, según la categoría ocu-
la información de la ocupación a pacional indicada en la columna
un dígito, según la clasificación de la matriz. A su vez, se clasificó
internacional uniforme de ocupa- entre no manuales y manuales. Los
ciones, la cual fue ubicada en una primeros constituidos por la clasi-
matriz de doble entrada en las fi- ficación 5 y los segundos por las
las. En las columnas se ubicó la clasificaciones 6, 7, 8 y 9.
variable categoría ocupacional,
que divide a la población ocupada Los datos para la elaboración de
según sea empleador, trabajador los estratos sociales se obtuvie-
por cuenta propia o empleado pú- ron de las encuestas nacionales
blico o privado. Asimismo, incor- de empleo e ingreso (INE, 2003
pora las categorías de empleado y 2019), que proveen información
doméstico y familiar no remunera- sobre el nivel de escolaridad e in-
do, que representan ocupaciones gresos de las personas interesa-
en condiciones de vulnerabilidad das. El tamaño de la submuestra
laboral. seleccionada de la encuesta na-
cional de 2002 fue de 2,316 y de
La categoría patronos fue clasifi- 4,459 para la encuesta de 2018.
cada como clase propietaria y di- Como ya se dijo, en la matriz de
vidida en capitalistas y pequeños doble entrada, los niveles educa-
empresarios, según los porcenta- tivos primario, secundario y tercia-
jes de empresas pequeñas, media- rio fueron ubicados del lado de las
nas y grandes reportados en los filas y los quintiles de ingreso del
directorios nacionales de empre- lado de las columnas. El total de
sas (Banco de Guatemala, 2002 personas ubicada en cada casilla
y 2013). La clase intermedia fue fueron clasificadas según el estrato
constituida por las ocupaciones de correspondiente.
directivos, profesionales y técnicos
y empleados de oficina (clasifica- Cambios en la pirámide
ciones 1, 2, 3 y 4). Del total de
cada ocupación se restó el núme- social guatemalteca
ro de empleadores o patronos. La
clase trabajadora se integró con El esquema de clases elaborado,
las ocupaciones de vendedores, contenido en la tabla 5, revela que
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 115

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

en 2002 la estructura social gua- intermedia se integraba por perso-


temalteca era del clásico tipo pira- nas que laboraban como técnicos
midal. La base estaba constituida y personal administrativo, cuyo nú-
por una amplia clase trabajadora, mero era alrededor de 293,000,
que representaba el 78.8% de la igual a 8.4% de la población ocu-
población ocupada o 2.7 millones pada. Las posiciones de clase pro-
de habitantes. El cimiento de dicha fesional y gerencial y directiva eran
base eran trabajadores indepen- reducidas, cada una representaba
dientes seguidos por trabajadores casi el 2 % de la población ocu-
asalariados, que eran el 41.2 % y pada.
37.6 %, respectivamente. Desde
otra perspectiva, se observa que La clase propietaria se integraba
la base también eran trabajadores en su mayoría por pequeños em-
manuales, que constituían el 69.4 presarios, cuyo número en 2002
%, de los cuales un poco más de era de 268,509, equivalente a 7.8
la mitad eran independientes o por % de las personas ocupadas. Los
cuenta propia. capitalistas o patronos era un por-
centaje mínimo, de casi uno por
La clase intermedia representaba ciento, que sumaban alrededor de
el 12.6 % de la población cifra 30,000 personas. En total la clase
equivalente a casi 437,000 per- propietaria era un poco menos del
sonas. La mayor parte de la clase 9 %.

Tabla 5
Esquema de clases de Guatemala. Años 2002 y 2018

Fuente: Elaboración propia.


R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 116

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

La situación existente en 2002 per- ria. El número de graduados uni-


maneció igual en 2018 en la base versitarios se duplicó entre 2010
de la pirámide social guatemal- y 2015, pasando de casi 15,000
teca, lo que permite plantear la a alrededor de 35,000 (Díaz,
idea de una sociedad estática en 2019). La fracción de clase inter-
dicha parte de la estructura social. media profesional sumó 365,757
En efecto, la clase trabajadora se en 2018 contra casi 82,000 en
mantuvo en 78 %, evidenciando 2002. En 2018 la clase interme-
en 2018 una reducción de casi dia representó el 17.4 % de la po-
medio punto porcentual respecto blación ocupada.
a 2002, pero en términos abso-
lutos aumentó a 3.9 millones de En 2018 la clase propietaria era
personas. Los principales cambios menor a la de 2002, tanto en
se produjeron al interior de la cla- términos absolutos como relati-
se trabajadora, con un aumento vos. En el primer caso, el núme-
de la fracción de clase trabajado- ro bajó de 298,343 a 220,712,
ra independiente, en monto similar respectivamente. La reducción se
a la reducción de la clase traba- produjo en los pequeños empre-
jadora asalariada, lo que permite sarios, cuyo número disminuyó de
inferir que hubo un proceso des- 268,509 en 2002 a 187,605. En
cendente de movilidad social ab- consecuencia, la participación de
soluta. El número de trabajadores dicha fracción de clase entre la
independientes aumentó a 2.2 mi- población ocupada se redujo en
llones en 2018, contra 1.4 millo- cuatro puntos porcentuales.
nes en 2002.
La composición de la pirámide so-
La clase intermedia en 2018 regis- cial guatemalteca para 2018, que
tró un aumento respecto a 2002, es similar a la de 2002, se ilustra
pero se interpreta que también fue en la gráfica 1. En ella se puede
resultado de un proceso descen- observar lo ancho de los peldaños
dente de movilidad social absoluta de la base, constituida por la cla-
de la clase propietaria. El aumento se de trabajadora, y lo angosto de
en la clase intermedia se produjo los peldaños de las fracciones de
en la fracción de clase profesional. la clase intermedia, así como de la
Esto como resultado de la masifi- cúspide conformada por la clase
cación de la educación universita- propietaria.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 117

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

Gráfica 1

Fuente: Elaboración propia, con base en la tabla 5.

Para explicar mejor los cambios en Al comparar el esquema de clases


la estructura de clases del Guate- urbano y rural lo primero que se
mala, se analiza la estructura de observa, en la tabla 6, es que la
clases a nivel geográfico urbano clase intermedia es más incipiente
y rural, considerando que la in- en el área rural, lo que en términos
formación del censo de población gráficos significa que su pirámide
de 2018 reveló que el país expe- es más ancha en la base y menos
rimenta un proceso de urbaniza- delgada en la parte media que la
ción. En consecuencia, interesa del área urbana. La pirámide so-
conocer dónde se produjeron ma- cial rural tiene forma de una copa
yores cambios en la estructura de inversa, mientras que la del área
clases y cuál fue la configuración urbana es triangular. En esta la
de la misma en lo urbano y rural. clase intermedia tiene mayor peso
Adicional, en lo urbano se analiza o importancia que a nivel país.
la estructura de clases de la capital
del país, por ser el área de mayor
dinamismo económico y social.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 118

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

Tabla 6
Esquema de clases de Guatemala, según ubicación geográfica.
Años 2002 y 2018

Fuente: Elaboración propia.

En ambas áreas geográficas el 90 %. En ambas los trabajadores


patrón de cambios presenta simi- manuales fueron mayoría en 2002
litud con el descrito a nivel país, y 2018, pero más en lo rural, ca-
en lo que respecta a la reducción racterística del rasgo de sociedad
de la clase propietaria y aumento agrícola que aún tiene Guatema-
de la clase intermedia entre 2002 la, en particular en lo que se refiere
y 2018. En la clase trabajadora al trabajo por cuenta propia como
en ambas áreas se observa un pe- agricultor. En la clase intermedia,
queño aumento de casi un punto la fracción de clase más importan-
porcentual en lo urbano y próximo te en ambas áreas geográficas es
a dos puntos porcentuales en lo la de técnicos y personal adminis-
rural. En el área urbana la clase trativo.
trabajadora representó en los dos
años analizados alrededor del 70 En 2002, según el peso de la po-
% de la población ocupada, mien- blación, la clase trabajadora era
tras que en el área rural fue casi el más de carácter rural, con una
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 119

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

participación de 53 % en el total Los cambios en la estructura de


de dicha clase en el país. Esta si- clases de Ciudad de Guatemala
tuación cambió en 2018 en favor entre 2002 y 2018 difieren del
de la población urbana, con 57 patrón evidenciado a nivel país y
%. En términos absolutos, la clase según áreas geográficas urbana y
trabajadora rural ascendió de 1.4 rural, según se observa en la tabla
millones en 2002, contra 1.2 mi- 7. El principal cambio que se pro-
llones de la urbana, mientras que dujo en el período analizado fue
en 2018 fue 1.7 contra 2.2 millo- el descenso en la participación de
nes, respectivamente. El tamaño la clase trabajadora, compensado
de 123,122 en 2018 ilustra el es- por un aumento de la clase inter-
tado incipiente de desarrollo de la media, lo que se interpreta como
clase intermedia rural. un proceso ascendente de movili-
dad absoluta.

Tabla 7
Esquema de clases de Ciudad de Guatemala
Años: 2002 y 2018

Fuente:
Elaboración propia.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 120

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

En la clase trabajadora, el descen- El esquema de estratos sociales,


so se produjo principalmente en la construido con base en educación
fracción de trabajadores manuales e ingresos y presentado en la tabla
y en los asalariados. El aumento 8, también muestra para 2002 y
en la clase intermedia fue signifi- 2018 una estructura social clásica
cativo, de casi quince puntos por- de tipo piramidal. En ambos años
centuales entre 2002 y 2018 y se la base estaba constituida por un
produjo en las posiciones de clase amplio estrato bajo, el cual, a su
profesionales y técnicos y personal vez, se integraba en su mayoría
administrativo. La clase propietaria por el estrato bajo muy pobre.
mantuvo un patrón de reducción, Este comprendía el 44 % de la po-
similar al del país. blación ocupada estratificada en
2002, cifra que para 2018 subió
cinco puntos porcentuales.

Tabla 8
Estratos sociales de Guatemala. Años 2002 y 2018

Fuente: Elaboración propia.

El estrato medio en ambos años las condiciones de vulnerabilidad,


tuvo una participación importante en especial respecto al ingreso, en
en la estructura social. Al menos que sus miembros se integraban al
una de cada cinco personas ocu- estrato medio. Lo anterior se ma-
padas en 2002 y 2018 pertenecía nifestó a través de la reducción de
el estrato medio. Al interior de casi seis puntos porcentuales que
este el estrato mayoritario era el experimentó el estrato medio entre
medio bajo, situación que refleja 2002 y 2018. Este hecho permite
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 121

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

retomar la idea planteada respecto la sociedad guatemalteca como


al proceso descendente de movili- una pirámide de seis peldaños.
dad absoluta, aunque en este caso El peldaño base, integrado por el
fue en el estrato medio. Asimismo, estrato bajo muy pobre, es ancho,
la evolución de los estratos bajo y puede decirse que también sólido
medio permite reforzar la idea de debido a que se expandió entre
sociedad estática, en este caso en 2002 y 2018. El segundo pelda-
el estrato alto, como característica ño es menos ancho y muestra una
de la sociedad guatemalteca. mayor diferencia en lo ancho con
el anterior que con los siguientes,
Al igual que se hizo con el esque- que se integran con los segmentos
ma de clases, en la gráfica 2 se medio y alto. Entre estos la dife-
presenta la pirámide social guate- rencia de ancho se reduce, por lo
malteca según los estratos socia- que en esa parte la pirámide se
les. En ella se puede visualizar a vuelve parcialmente vertical.

Gráfica 2

Fuente: Elaboración propia, con base en la tabla 8.

El análisis de los estratos sociales más en el área urbana. En efecto,


de Guatemala según área geo- en dicha área el tamaño del es-
gráfica, contenido en la tabla 9, trato bajo aumentó cinco puntos
revela que el aumento en el estra- porcentuales en el período indica-
to bajo entre 2002 y 2018 ocurrió do. El incremento se produjo prin-
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 122

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

cipalmente en el estrato bajo muy porcentual y se produjo en el es-


pobre, originado en una reduc- trato pobre. Los datos muestran
ción de similar monto en el estrato que dicho aumento tuvo en parte
medio bajo. su origen en la reducción del es-
trato medio bajo. El estrato alto
En el área rural, el aumento del registró un reducido aumento en
estrato bajo fue de casi un punto cada una de las áreas.

Tabla 9
Estratos sociales de Guatemala, según ubicación geográfica. Años
2002 y 2018

Fuente: Elaboración propia.

Al comparar los datos de los es- refleja la característica jerárquica


tratos de las áreas urbana y rural, de la sociedad guatemalteca, así
se observa el mismo fenómeno como la desigualdad que ello im-
que en la estructura de clases, en plica en acceso a recursos econó-
el sentido que la pirámide social micos, como el ingreso, y sociales,
del área rural tiene una base más como la autoridad y el prestigio.
amplia La amplia base de la pirámide y
su reducida cúspide refleja que se
Análisis de resultados está ante una sociedad compues-
ta principalmente por dos clases,
Un primer aspecto relevante del popular y superior para decirlo en
análisis de la estructura de clases términos de Touraine (1995), entre
y de estratos sociales de Guate- las cuales emerge una incipien-
mala es su forma piramidal, que te clase intermedia (Goldthorpe,
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 123

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

1993), a la cual pertenece en el tiva entre los años 2000 y 2014,


mejor de los casos una de cada período en que tal indicador so-
cinco personas de la población cial aumentó de 0.30 a 0.44. De
ocupada a nivel país a 2018. acuerdo dicho estudio, la movili-
dad social educativa registrada en
El segundo elemento destacable ese período fue en su mayoría de
es el carácter estático que presen- corta distancia (Díaz, 2018). Con
ta la estructura de clases y de es- base en estos datos, el referido
tratos sociales durante el período autor afirma que en Guatemala se
de análisis, lo cual es indicio de debe hablar más de reproducción
un sistema de estratificación social social educativa que de movilidad
rígido y cerrado (Pérez, Andrade, social educativa.
Bastos y Herradora, 2003). En tér-
minos de Parkin (1978) se observa Otro elemento destacable de aná-
un sistema con cierre social exclu- lisis es el contraste que presentan
yente, que durante el período de ambos esquemas en lo que se
estudio se manifestó a través de la refiere a los cambios de la clase
reducción, relativa y absoluta, de o estrato intermedio. En el esque-
la clase propietaria y en la estabi- ma de clases, elaborado a partir
lidad del estrato alto, así como de de las ocupaciones, se observa
la estable participación de la clase incremento de la clase interme-
trabajadora, tanto a nivel urbano dia, en especial de las posiciones
como rural, en el total de la pobla- de clase profesionales y personal
ción ocupada en los años analiza- administrativo, relacionadas con
dos. Con base en los datos, puede la educación. Sin embargo, en el
decirse que en la cúspide de la esquema de estratos, construido
pirámide social se produjo movi- con base en educación e ingresos,
lidad social descendente y en la se observa reducción del estrato
base movilidad horizontal, durante medio. Este fenómeno es reflejo
el período de estudio. de la reducción de los retornos
de la educación evidenciada en
Sobre la estable participación de el período de estudio, según Díaz
la clase trabajadora en el total de (2019), quien en su investigación
la población ocupada del país, estima reducción de más de quin-
puede decirse que tal fenómeno ce puntos porcentuales en los re-
se explica por la baja movilidad tornos de la educación en los nive-
social en su forma educativa exis- les secundaria y universidad, entre
tente. Un estudio revela un bajo 2002 y 2018. En consecuencia, el
índice de movilidad social educa- citado autor sostiene que esa re-
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 124

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

ducción tiene implicaciones en la Es en la estructura de clases del


pobreza, lo cual evidencia a tra- área urbana de Ciudad de Gua-
vés de la mayor probabilidad de temala, el centro de poder econó-
estar en situación de pobreza que mico y político del país, donde se
estimó en las personas con educa- observan los mayores cambios, en
ción secundaria y universitaria. En lo que respecta a movilidad social
el primer caso dicha probabilidad ascendente, de la clase trabajado-
aumentó veinte puntos porcentua- ra a la clase intermedia. En la ca-
les entre 2000 y 2014, mientras pital del país, la clase intermedia
que en el segundo el incremento ya tiene una proporción significa-
fue de tres puntos porcentuales. tiva, alrededor de cuatro de cada
diez personas de la población
En un análisis comparativo a nivel ocupada. La importancia de su
país, se debe resaltar que estu- peso relativo como actor social se
dios realizados en un período de evidenció en las manifestaciones
quince años, comprendidos entre contra la corrupción realizadas en
1989 y 2004, revelaron aumento, el país en 2015.
de trece puntos porcentuales, de
los estratos medios, con la consi- A nivel de análisis comparativo
guiente reducción de los estratos con otros países, se observa que
bajos (PNUD, 2005). En contra- Guatemala tiene una estructura
posición, aun con las diferencias de clases similar a otros países
metodológicas, la presente inves- de América Latina, como Chile
tigación reveló una baja, de seis (Pérez, 2018) Colombia (Fres-
puntos porcentuales, de la parti- neda, 2017) y México (Zamudio,
cipación de dichos estratos, en el Cosmes, Arana, Andrade, Bece-
período similar de tiempo analiza- rril y Rodríguez, 2018), en lo que
do hasta 2018. Al respecto, debe respecta a su forma piramidal. En
decirse que en este segundo pe- los casos de Chile y Colombia
ríodo se produjo una severa crisis también se tiene similitud en la
económica mundial, que afectó a estabilidad de la participación de
Guatemala, a diferencia del pri- la clase trabajadora en un perío-
mer período, comprendido entre do de casi dos décadas. En Chile
finales del siglo pasado y princi- dicha clase representó casi 60 %
pios del presente, en que el país entre 1992 y 2013, mientras que
registró un crecimiento promedio en Colombia la participación fue
anual de 3.6 %. alrededor de 65 % entre 1994 y
2012.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 125

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

media que como clase baja, en la


Un último análisis que se realiza es que le ubican sus condiciones de
contrastar la auto adscripción de ingreso y educación. Esto puede
clase expresada por las personas interpretarse como una disonancia
con la estructura de clases ela- entre la auto adscripción y la ubi-
borada. De acuerdo a datos de cación de clase.
la encuesta Latinobarómetro de
los años 2014 y 2015, sobre una Conclusiones
muestra de 2,772 personas, el 54
% se auto clasificó como parte de El análisis comparativo de la pirá-
la clase baja, 44 % dijo pertenecer mide social guatemalteca elabora-
a la clase media y el restante 3 % da en este trabajo evidencia una
a la clase alta (Corporación Lati- estructura de clases estática en la
nobarómetro, 2015 y 2016). En base, entre los años 2002 y 2018.
la clase baja el porcentaje descrito La movilidad global se dio en un
de auto adscripción es menor a la intercambio entre las clases pro-
de 70 % obtenida en la estratifica- pietaria e intermedia. En el primer
ción elaborada en esta investiga- caso fue descendente y en el se-
ción. El porcentaje de auto identi- gundo, ascendente. Este patrón se
ficación de clase media es casi el repitió en lo urbano y rural.
doble al estimado para el estrato
medio en este trabajo. Las per- La base de la pirámide social gua-
sonas con educación primaria se temalteca está constituida por cla-
identificaron más como miembros se trabajadora, que es en su ma-
de la clase baja, mientras que las yoría independiente o por cuenta
personas con educación secunda- propia y manual.
ria y universitaria se identificaron
más como integrantes de la clase La clase intermedia es incipiente
media (Díaz, 2020). Un aspecto en la sociedad guatemalteca, te-
a resaltar es que en los resultados niendo un carácter urbano. Dicha
de auto adscripción de clase tam- clase evidenció una significativa
bién se obtuvo una estratificación expansión durante los años de es-
de tipo piramidal, aunque no tan tudio.
triangular como la estimada con
base en ingresos y educación, sino La estratificación social elaborada
un poco más ancha en la parte con base en ingresos y educación
media. Lo anterior significa que las evidenció un aumento del estrato
personas entrevistadas tienden a bajo, en especial del bajo pobre,
verse a sí mismas más como clase así como una reducción del estra-
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 126

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

to medio, entre los años 2002 y bancomundial.org/


2018. El aumento del estrato bajo
fue tanto en el área urbana como - Cortés, F. y Escobar, A. (2005). Mo-
rural. vilidad social intergeneracional en el
México urbano. Revista de la CEPAL,
(83), 149-167.
La auto adscripción como inte-
grante de la clase baja es alta, al - Bordieu, P. (2001). Poder, derecho
igual que la estratificación realiza- y clases sociales. (Trad. J. Bernuz).
da en este trabajo, pero en menor Madrid: Desclée de Brouwer.
cantidad, de 54 % contra 70 %,
respectivamente. El porcentaje de - Corporación Latinobarómetro.
personas que se considera miem- (2015). Informe 2015. https://www.
bro de la clase media es casi el latinobarometro.org/lat.jsp
doble del obtenido en la estratifi-
cación realizada. - Corporación Latinobarómetro.
(2016). Informe 2016. https://www.
latinobarometro.org/lat.jsp
Referencias
- Dalle, P. (2012). Cambios recientes en
- Atria, R. (2004). Estructura ocupacio-
la estratificación social en Argentina
nal, estructura social y clases sociales.
(2003-2011). Inflexiones y dinámi-
Serie Políticas Sociales, 96. Santiago,
cas emergentes de movilidad social.
Comisión Económica para América
Argumentos. Revista de crítica social,
Latina y el Caribe.
(14), 77-114.
- Azariadis, C. y Stachuski, J. (2005).
- Dahrendorf, R. (1966). Las clases
“Poverty traps”. En: P. Aghion y S. sociales y su conflicto en la sociedad
Durlauf, edits.
industrial. Madrid: Rialp.
- Handbook of economic growth. Lon-
- Díaz, G. (2012). Estratificación y mo-
don: Elsevier, pp. 295-384.
vilidad social en Guatemala. Revista
de la CEPAL (107), 31-49.
- Banco de Guatemala. (2002). Di-
rectorio nacional de empresas y sus
- Díaz, G. (2018). Pobreza y movilidad
locales 2002. Guatemala: Proname.
social educativa en Guatemala. El
ascensor social camina lentamente.
- Banco de Guatemala. (2013). Direc-
Podium, 33, 45-54.
torio nacional de empresas y sus lo-
cales 2013. http://www.banguat.gob.
- Díaz, G. (2019). El club de la pobreza
gt/sites/default/files/banguat/Publica/
en América Latina. El caso Guate-
DINEL/Informe_DINEL_2013.pdf
mala. Aposta. Revista de Ciencias
Sociales, 83, 138-152, http://apos-
- Banco Mundial. (15 de febrero de
tadigital.com/revistav3/hemeroteca/
2021). Databank. https://datos.
godiaz.pdf
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 127

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

- Díaz, G. (2020). Educational social ine.gob.gt/index.php/encuestas/em-


mobility in Guatemala: The social pleo-e-ingresos
elevator walks slowly. International
Journal of Humanities Social Sciences - Instituto Nacional de Estadística.
and Education, (7), 8, 71-79. (2019). XII Censo nacional de pobla-
ción y VII de vivienda 2018. https://
- Erikson, R. y Goldthorpe, J. (1993). www.censopoblacion.gt/descarga
The constant flux: A stury of class
mobility in industrial societies. Oxford: - Kerbo, H. (2003). Estratificación
Claredon Press. social y desigualdad. Madrid: Mc-
GrawHill.
- Espinosa, V., Barozet, M. y Méndez,
M. (2013). Estratificación y movilidad - Kessler, G. y Espinoza, V. (2003).
social bajo un modelo neoliberal: El Movilidad social y trayectorias ocu-
caso de Chile. Revista Lavboratorio, pacionales en Argentina: Rupturas y
(25), 14, 169-191. algunas paradojas del caso de Bue-
nos Aires. Serie Políticas Sociales, 66.
- Ferreira, F., Messina, J., Rrigolini, J., Santiago, Comisión Económica para
López, L., Lugo, M. y Vakis, R. (2013). América Latina y el Caribe.
La movilidad económica y el creci-
miento de la clase media en América - Lenski, G. (1969). Poder y privilegio.
Latina. Washington: Banco Mundial. Teoría de la estratificación social.
Buenos Aires: Paidós.
- Fresneda, O. (2017). Evolución de
la estructura de clases en Colombia, - Marx, C. (1973). El capital. Crítica
1983-2010. ¿Han crecido las clases de la economía política. México:
medias? Sociedad y economía. (33), Fondo de Cultura Económica.
205-236.
- Marx, C. y Engels, F. (1970). Mani-
- Instituto Nacional de Estadística. fiesto del partido comunista y otros
(2019). XI Censo nacional de pobla- escritos políticos. México: Grijalbo.
ción y VI de vivienda 2002. https://
www.ine.gob.gt/ine/censo-2002/ - Marhino, L. y Quiroz, V. (2018).
Estratificación social: Una propuesta
- Instituto Nacional de Estadística. metodológica multidimensional para
(2003). Encuesta Nacional de Em- la subregión norte de América Latina
pleo e Ingresos. 2002. https://www. y el Caribe. México, Comisión Econó-
ine.gob.gt/index.php/encuestas/em- mica para América Latina y el Caribe.
pleo-e-ingresos
- Ministerio de Educación. (2019).
- Instituto Nacional de Estadística. Anuario estadístico de la educación
(2018). Encuesta Nacional de Em- en Guatemala. Guatemala: Autor.
pleo e Ingresos. 2018. https://www.
R E V I S T A
Año 10 - Edición 208 - julio / 2021 128

Guillermo Díaz La pirámide social guatemalteca en el siglo XXI

- Parkin, F. (1978). Orden político y Políticas Sociales, 125. Santiago,


desigualdades de clase. Estratifica- Comisión Económica para América
ción social de las sociedades capita- Latina y el Caribe.
lista y comunista. Madrid: Debate.
- Serrano, J. y Torche, F. (2010). Movi-
- Pérez, P. (2018). Clases sociales, lidad social en México. Población, de-
sectores económicos y cambios en la sarrollo y crecimiento. México: Centro
estructura social chilena entre 1992 de estudios Espinosa Yglesias.
y 2013. Revista de la CEPAL (126),
171-191. - Touraine, A. (1995). Producción de la
sociedad. (Trad. I. Vericat). México, D.
- Pérez, J., Andrade, K., Bastos, S. F., México: UNAM.
y Herradora, M. (2003). El orden
social ante la globalización. Procesos - World Economic Forum. (2020).
estratificadores en Centro América Global social mobility index 2020:
durante los años noventa. Serie Políti- why economies Benefit from fixing
cas Sociales, 80. Santiago, Comisión inequality. https://www.weforum.
Económica para América Latina y el org/reports/global-social-mobili-
Caribe. ty-index-2020-why-economies-bene-
fit-from-fixing-inequality
- PNUD. (2005). Diversidad étnico-cul-
tural: La ciudadanía en un Estado - Wright, E. (1985). Classes. Great
plural: Informe Nacional de Desarro- Britain: Biddles Ltd, Guildford and
llo Humano 2005. Guatemala: Autor. King´s Lynn.

- Portes, A. y Hoffman, K. (2003). Las - Wright, E. (1997). Class counts.


estructuras de clase en América Lati- United Kingdom: University Press,
na: Composición y cambios durante Cambridge.
la época neoliberal. Serie Políticas
Sociales, 68. Santiago, Comisión - Wright, E. (1999). Foundations of
Económica para América Latina y el class análisis: a marxist perspective.
Caribe. USA: University of Wisconsin.

- Poulantzas, N. (1977). Las clases - Zamudio, F., Cosmes, W., Arana, R.,
sociales en el capitalismo actual. Andrade, M., Becerril, G. y Rodrí-
Madrid: Siglo XXI Editores. guez, L. (2018). Una estratificación
- Requena, M., Salazar, L. y Radl, J. socioeconómica para comparar dos
(2013). Estratificación social. Madrid: momentos del desarrollo en México:
McGrawHill. 1930-2010. Economía, sociedad y
territorio. 56 (XVIII), 259-289.
- Sembler, C. (2006). Estratificación
social y clases sociales. Una revisión
analítica de los sectores medios. Serie

También podría gustarte