Está en la página 1de 26

Novena a Nuestra Señora de Candelaria, Patrona de

Chichigalpa.

Introducción
¡VIVA JESÚS!
Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria y
majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad Soberana,
postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y magnifica y
consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa delante del cielo
y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande ingratitud, y con firme
propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia desea morir antes que volver
a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
DÍA PRIMERO
MEDITACIÓN
Cumplíanse los cuarenta días en que conforme a la ley de Moisés la mujer que daba luz a
un niño, debía purificarse para entrar al templo. En cumplimiento de este deber, la madre
de la pureza determinó pasar a Jerusalén para conformarse con las demás mujeres
madres. No ignoraba su inocencia y pureza propia pues sabía que había concebido por
obra del Espíritu Santo, quedando siempre Virgen y más pura que el sol: más su profundo
humildad le sujeto a la ley que no le comprendía.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…
ORACIÓN DEL DÍA PRIMERO
Oh Purísima María, azucena blanquísima de celestial fragancia, la más pura entre las
puras criaturas, maestra de humildad, que, conociendo tu pureza virginal, quisiste
obedecer gustosa la ley de purificación a que no estaba obligada, pues fuiste exenta de la
ley del pecado. Te suplicamos Soberana reina de los ángeles y Señora Nuestra nos
reconcilies con Jesús tu Hijos Amado quien dándonos su gracia nos dé después su gloria
para alabarle contigo por eternidades. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra Señora
con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro brillante
de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de angelical
pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca Santa del
verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios niño que
reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a su eterno
padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del mundo. Oh
suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la salud de los
míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres de gracia llena,
perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida, seamos por vos
presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.
Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad Soberana,
postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y magnifica y
consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa delante del cielo
y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande ingratitud, y con firme
propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia desea morir antes que volver
a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA SEGUNDO
Habiendo tratado la gran Señora con el señor San José, de la jornada que tenían que hacer,
y habiéndola ordenado para estar en Jerusalén el día determinado por la ley, y prevenido
lo necesario, se despidieron del sagrado lugar del nacimiento. Y postrándose en tierra la
madre de la pureza, pidió a su esposo santísimo la bendición y licencia para hacer la
jornada a pie y descalza; pero el prudentísimo esposo, aunque le permitió ir a pie, no
quiso fuese descalza, temiendo le hiciesen daños los fríos para la salud.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…

ORACIÓN DEL DÍA SEGUNDO


Oh María obedientísima, que aventajando en fe y devoción a nuestro padre Abraham
quisiste llevar tu misma la víctima para el divino sacrificio; oh Madre amorosa de Jesús,
que deseosa de acompañar en los trabajos a tu tierno infante, caminaste a pie a Jerusalén
con grande gozo de tu alma y aumento de merecimientos. Oh suplicamos Purísima Virgen
y Señora nuestra muy amado nos alcancéis de nuestro preciosísimo Hijo, espíritu de
mortificación; y que sin reparar en el que dirán del mundo, caminemos por la senda de la
salvación, hasta ser introducido por vos en el celestial Jerusalén. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra Señora
con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro brillante
de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de angelical
pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca Santa del
verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios niño que
reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a su eterno
padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del mundo. Oh
suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la salud de los
míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres de gracia llena,
perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida, seamos por vos
presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.
Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa.
Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:

ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA TERCERO
Partieron del portal María con el niño en su brazos y José llevando del diestro el
jumentillo sobre el que acomodó la caja de los fajos del divino infante, y con ellos la
parte los dones de los reyes, que reservaron para ofrecer al templo innumerable
multitud de ángeles acompañaba su rey niño muy hermoso y refulgente, cantándole
altísimos cánticos de alabanza; y de su vista gozaba la sagrada Virgen y el castísimo
esposo.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…

ORACIÓN DEL DÍA TERCERO


Oh Soberana Virgen María, bendita entre las mujeres, que en cumplimiento de la
voluntad del Señor; partiste presurosa y dejando el lugar del nacimiento, lugar de
delicias y de dulzuras para tu alma, peregrinaste a Jerusalén, esparciendo rayos de
modestia de santidad. Haced, piadosísima Virgen que estemos siempre dispuestos a
cumplir las divinas inspiraciones; y que los deseos todos de nuestro corazón sean solo
de agradar a tu Hijo Jesús, nuestro redentor. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra
Señora con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.
Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa
Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…

MEDITACION DEL DÍA CUARTO


La cuarta palabra de la saludación angelical es: "dominus tecum". El señor es contigo,
porque en ti descansa el Señor y apacenta de las virginales azucena de tus virtudes, en ti
esta un Dios como en su magnifico templo elevado trono, casa real, palacio hermoso. El
Señor es contigo. Alegrate Reina de los ángeles, Señora de los Profetas, Corona de los
Apóstoles, honra de los mártires, alegría de los serafines, santos y justos, consuelo mundo,
clarín sonoro, cielo purísimo, mar por donde se conducen las almas al cielo. Por honraros,
Señora, gozoso quisiera tener un millón de lenguas, e ir repitiendo: el Señor es contigo
para hacer memoria de cuando el estubo en tu vientre como segura y gustosa nave. ¡Oh,
Madre piadosisima! alcanzanos por el amor que tienes a tu hijo Jesús, deseos fervorosos
de servirte diciendo: El Señor es contigo y humilde con la mayor devoción en la capilla
angelical. Venid ángeles, arcángeles, querubines, serafines . y toda la corte celestial; venid
a enseñarme con afectos fervorosos a decir Ave, a saludar a la madre de los pecadores y
señora nuestra; venid llamad a las puertas de sus piadosos oídos. A las puertas de su
clemencia ¡oh soberana reina! espera un alma que desea publicar sus beneficios recibidos
por tu imagen de Candelaria; Ave cándida y hermosa paloma que en tu purificacion
misteriosa traes en las manos el ramo de olivo, nuestro Jesús y nuestro Redentor; ya
señora se acabaron los enojos, ya ceso el diluvio, ya se aplaco la justicia divina, ya todo es
misericordia; las guerras fenecen, la tranquilidad se experimenta porque la paloma trae el
ramo de olivo. María Señora Nuestra y soberana en estos montes, y sus devotos se
regocijan de tener tal amparo y protección que con sus ruegos sean oídas nuestras
humildes suplicas que hacemos en esta novena. Amen.

Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…

ORACIÓN DEL DIA CUARTO


Oh! Madre de gracia que en tu maravillosa imagen muestras que eres la iluminadora del
mundo concedida por Dios a los gentiles como lo canto Simeon y lo experimentaron los
fieles, haz que experimentemos la luz que nos comunicas y logremos tus devotos divinos
favores y la gracia que te pedimos en esta novena si es para bien de nuestras almas. Amen.

ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.
Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa
Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA QUINTO
El tiempo que Jesús, María y José continuaban su viaje y antes de llegar a Jerusalén el
sumo sacerdote Simeón, fue ilustrado por el Espíritu Santo, como el Verbo humano
venía a presentarse en las manos de su madre Virgen.
La misma revelación tuvo la Santa viuda Ana, y de la pobreza y trabajos que venían los
Señores del mundo y maestros de la humildad.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…
ORACIÓN DEL DÍA QUINTO
Oh Reina de las virtudes, María Señora nuestra cuán hermosos y agraciados serían en
la presencia del altísimo los pasos que disteis en esta jornada, llevando en vuestros
brazos, como en sagrada litera, al príncipe de las eternidades Cristo Jesús, tu Hijo y
Salvador Nuestro; por este mérito y el de los trabajos e incomodidades de vuestra
pobreza, os suplicamos Divina Peregrina, que de tal modo hagamos el viaje de esta
miserable vida, que merezcamos a fin de ella, acompañados de Vos, entrar en la
triunfante Jerusalén de la Gloria. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra
Señora con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.

Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa.


Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA SEXTO
La misma tarde que llegaron a Jerusalén María Santísima y José, trataron lo que
debían hacer, y antes de recogerse llevó al Santo Esposo al templo los dones de los
Reyes para ofrecerlos en silencio, y sin ruido, como se deben hacer las limosnas y
ofrendas; y dio la mirra, incienso y oro al que recibía los dones en el templo; y de
camino trajo las tortolillas, que habían de ofrecer al otro día en público, con el infante
Jesús.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…
ORACIÓN DEL DÍA SEXTO
Oh piadosísima Virgen María espejo y ejemplar admirable de religión, pues
desestimado todo lo terreno; sólo deseaba gradar al Señor, y haciendo de tu corazón
brasero de pura devoción. Le ofrecías perfumes de suavísimo olor en obras Santas Os
suplicamos, Virgen Soberana, que, enseñados por Vos, seamos para Dios sacrificio
grato con oro de caridad, incienso de oración y mirra de penitencia para adorarle
eternamente en el Santuario de la Gloria. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra
Señora con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.

Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa


Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA SÉPTIMO
Llegada la mañana para que, en los brazos de la Purísima Alba, saliese el sol Jesús,
nuestra vida; la divina Señora, prevenidas las tortolitas y dos velas aliño al infante
Jesús en sus paños, y con el Santo esposo José, salieron de la posada para el templo y
habiendo llegado, prosiguiendo hasta el lugar que llegaban las demás madres se
inclinó, y puesta de rodillas adoro al Señor en espíritu y verdad, en su santo templo, y
se presentó ante su Altísima y Magnifica Majestad con su divino hijo en los brazos.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…
ORACIÓN DEL DÍA SÉPTIMO
Oh aurora de la gracia María, Arco Iris que anuncia la paz del mundo, Madre del Verbo
eterno que solícita y cuidadosa llevaste al templo el dulce fruto de tu vientre, prenda
de valor infinito, para ofrecerlo por la salud de los hombres y alcanzarnos bendiciones
abundantes de gracia y misericordia: os pedimos poderosa medianera nos alcancéis
de Jesús tu Hijo, gracia para servirle, y que jamás salgamos del camino recto de la
salvación. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra
Señora con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.

Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa


Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA OCTAVO
El sumo sacerdote Simeón, movido por el Espíritu Santo, entró también en el templo; y
encaminándose al lugar en donde estaba María Santísima con su infante Jesús en los
brazos, vio al Hijo y Madre lleno de resplandor y gloria y llegándose lleno de júbilo a la
celestial Reina, recibió en sus manos al Divino Niño en sus palmas, y levantando sus
ojos al cielo, le ofreció al Eterno Padre, y dijo: Ahora despedirás a tu siervo, según tu
palabra en paz: porque mis ojos vieron ya al que es tu salud, al que pusiste delante de
la cara de todos los pueblos lumbre para las revelaciones de la gente y gloria de Israel
tu pueblo.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…
ORACIÓN DEL DÍA OCTAVO
Oh Divina María, Paloma candidísima, cuán inundada estaría tu alma purísima en
sagradas delicias cuando ofreciste en el templo por manos de Simeón el sacrifico más
suave y delicioso que jamás vieron los siglos, alegrándose al cielo y a la tierra con la
pacífica Hostia que presentabas con Jesús Niño: con rendimiento te alabamos y
humildes te pedimos por el mérito de tan gran sacrificio, nos alcances de cordero de
Dios, borre nuestros pecados; y manteniéndonos en su santo servicio, merezcamos ir
a adorarle en el templo de la Gloria. Amén
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra
Señora con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.

Novena a nuestra Señora de Candelaria Patrona de Chichigalpa


Puesto de rodillas delante de la imagen de María Santísima recogiendo tu espíritu y
avivando la presencia del Señor que está en todo lugar y que todo lo llena con su gloria
y majestad haciendo la señal de la cruz; dirás el siguiente:
ACTO DE CONTRICCIÓN
Altísimo Seño y Dios mío Rey Supremo eterno e invisible, ante vuestra majestad
Soberana, postrada está bellísima criatura hechura de tus manos, os confiesa, adora, y
magnifica y consumo dolor de haberos ofendido, quebrantado tata veces tu ley santa
delante del cielo y de la tierra protesta el dolor y arrepentimiento de su grande
ingratitud, y con firme propósito de la enmienda ayudado de vuestra divina gracia
desea morir antes que volver a pecar. Amén
ADORACIÓN
Ved que viene a su Santo Templo el Señor de los que dominan, y el Soberano de toda la
gente. Venid toda la gente alabemos al Señor;
Alegrémonos en Dios nuestro Salvador, y con cánticos de alegría honremos su
presencia.
Se repite: Ved que viene…
Él es el Señor Dios excelso, Rey magnífico sobre todo los dioses; Él es el Señor que no
desecha a su pueblo, Él es nuestro Dios y nosotros ovejas de su rebaño.
Se repite: Ved que viene…
Gloria al Padre y al hijo y al Espíritu Santo…
Se repite: Ved que viene…
MEDITACIÓN DEL DÍA NOVENO
Oyendo María Santísimo y José en cántico de Simeón, se admiraban de lo que decía
con tanto espíritu. Y el Santo anciano prosiguió diciéndole la Madre de Jesús, a quien
se convirtió con atención. Advertid, Señor a que este Niño está puesto para ruina y
salvación de muchos en Israel; y para señal o blanco de grandes contradicciones, y a
vuestra alma, traspasará un cuchillo de dolor para que se descubran los pensamientos
de muchos corazones. Así habló Simeón y como sacerdote dio su bendición a María y a
José, la profetisa Ana confesó también al Verbo humanado. Y con los dos santos viejos
quedó testificada en público la venida del Mesías a redimir a su pueblo.
Aquí se rezan tres Ave María, en honor de las gracias, dones y privilegios con que la
Santísima Trinidad adornó el alma de María Santísima.
1. Dios te Salve María Santísima hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es
contigo…
Santa María Madre de Dios…
2. Dios te Salve María Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
3. Dios te Salve María Santísima esposa de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el
Señor es contigo…
Santa María Madre de Dios…
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo…
ORACIÓN DEL DÍA NOVENO
Oh dulcísima María, escogida entre millares para ser Madre feliz del Verbo Divino, el
que, naciendo de ti, dejándote más pura que el sol, y con nuevos brillos de santidad y
gracias, le ofreciste en el templo para aplacar la ira del Señor y reconciliar tu pueblo,
Os rogamos Altísima Señora y abogada nuestra, por este ardor de tu caridad y por el
dolor y gozo que inundaron vuestro pecho al oír las palabras misteriosas del santo
anciano Simeón; nos alcances de tu Jesús Niño el dolor de haberle ofendido tantas
veces; y el gozo de una conciencia limpia para podernos presentar en su recto
tribunal. Amén
Benditísima y felicísima María Virgen, esclarecida de incomparable belleza y santidad,
más pura, excelente y gloriosa que los que los Ángeles, Arcángeles y Principados: más
poderosa, maravillosa y excelsa, que las potestades, Virtudes y Dominaciones: más
dichosa, sapientísima y encendida en Divino amor que los tronos. Querubines,
Serafines, templo augusto y magnífico de la Santísima Trinidad, dotaba y enriquecida
de gracias, dones y privilegios sobre tu criatura, más hermosa que Raquel, más
victoriosa que Judith, más agraciada que Esther, amada y predilecta esposa del
Espíritu Santo por cuya virtud concebiste en tus entrañas purísimas al Verbo Divino,
naciendo de Ti hecho hombre para remedio de los hombres, sin detrimento de tu
inmaculada virginidad, uniendo los gozos de Madre, con el sublime honor de Virgen;
por estas sagradas prerrogativas con que te decoró el brazo del Altísimo, añadiendo
en tu elegantísima belleza el riquísimo collar y corona Imperial de Reina y Señora del
Cielo y la Tierra; te pedimos y rogamos tus pobres devotos siervos nos mires desde
esas eternas moradas con rostro apacible y maternal afecto, y nos recibas este corto
obsequio que en honor de vuestra purificación santa hemos hecho, perdonándonos lo
tibio de nuestras oraciones; y supliendo como piadosa y compasiva, los muchos
defectos y poca compasión de nuestro corazón en este corto ejercicio, y por la heroica
humildad con que te presentaste en el templo como mujer pecadora, llevando en los
brazos a Jesús, tu hijo tierno, nos alcances de su piedad conocimiento de nuestros
graves pecados. Propósito firme de la enmienda, y un deseo sincero de servirle
viviendo arreglados al suave yugo de su ley santa hasta poner fin a nuestra vida,
acabando en el ósculo santo de Jesús, y entregando nuestras almas en tus manos, oh
María, seamos admitidos en el templo de la gloria. Amén
Vuestro corazón sagrado,
Dulcísima Madre Mía
Nos defienda noche y día,
De toca culpa y pecado.
Aquí se hace la petición con fervor y con confianza y después la letanía de Nuestra
Señora con la oración siguiente que se rezará todos los días.
ORACIÓN
Oh bellísima María, sol refulgente de caridad, luna clarísima llena de gracia, astro
brillante de heroicas virtudes, rosa encarnada de divino amor, cándida azucena de
angelical pureza, fragante lirio de virginidad, mar insondable de perfección. Arca
Santa del verdadero maná, Virgen inocentísima casa dorada y Madre intacta de Dios
niño que reclinando en tus brazos y sobre el purísimo altar de tu pecho, le ofreciste a
su eterno padre, como sagrada víctima en el templo de Jerusalén para la redención del
mundo. Oh suplicamos, dulcísima Virgen Madre que, pues fuiste la medianera para la
salud de los míseros hijos de Eva, nos alcances por tu sagrada purificación, pues eres
de gracia llena, perdón de nuestras culpas, y que, después del destierro de esta vida,
seamos por vos presentados en el templo inmortal de la gloria. Amén. Jesús
Madre del amor hermoso Virgen ejemplar de perfección
Alcánzanos buena vida y buena muerte Por tu sagrada purificación.
GOZOS A NUESTRA SEÑORA DE
CANDELARIA, PATRONA CELESTIAL DE
CHICHIGALPA
HIMNO A NUESTRA SEÑORA DE CANDELARIA
PATRONA DE CHICHIGALPA
A la Virgen de Candelaria
Homenaje de amor tributemos,
Chichigalpa con fe te pedimos
nos des paz fervor y piedad.
Inclinemos a ti Virgen bella
nuestro pecho de gloria y fervor,
humillados a vos linda estrella
los heroicos fieles de honor. (bis)
¡Viva Nuestra Señora de Candelaria!
¡Viva la Reina de Chichigalpa!

Plegaria a nuestra Señora de Candelaria,


Patrona de Chichigalpa.
Virgen de Candelaria
Madre tierna amorosa
escucha bondadosa
nuestra humilde oración
eres patrona amada
eres luciente estrella
bendice Virgen bella
toda tu población
Admiro Virgen santa
tu singular ejemplo
al presentarte al templo
con tu hijo el buen Jesús
haz que también nosotros
la ley de Dios guardemos
y que purifiquemos
el alma como tú.

Créditos: Imágenes tomadas del Facebook parroquia San Blas y Nuestra Señora de Candelaria.

También podría gustarte