Está en la página 1de 13

INTRODUCCIÓN

1.Ordenamiento para construir juntos la Paraná Ciudad Capital

Los últimos dos años fueron de un contexto difícil. La pandemia todavía no


terminó, y a pesar de una campaña de vacunación exitosa y de que se empiecen
a ver signos de reactivación de la economía, aún se siguen afrontando sus
consecuencias económicas y sociales. En ese marco, sin dejar de cuidar la salud
de los paranaenses, la actual gestión nunca detuvo el camino hacia los objetivos
con los que se comprometió.

Al asumir en diciembre del 2019, el Municipio estaba endeudado, desarticulado,


había roto su vínculo con la ciudadanía y la institucionalidad, y no estaba en
condiciones siquiera de proveer los servicios más básicos. Esta situación exigía
actuar con gran determinación para salir de la desidia y empezar a ordenar el
caos. Eso se hizo.

En diciembre de 2019, la deuda pública del Municipio era de 1.599 millones de


pesos (según el informe elevado al Tribunal de Cuentas de la Provincia), lo que
representaba más del 34% del presupuesto. Y los salarios se llevaban casi el 80
% de los recursos. Esas limitaciones presupuestarias hacían inviable cualquier
proyecto de ciudad.

Luego de un proceso de ordenamiento financiero y de los recursos humanos del


Municipio, con la sanción de la ordenanza de emergencia económica y mediante
la revisión de la deuda pública, esa situación se revirtió y se logró reactivar a
Paraná y ponerla en marcha.

Los objetivos fueron:

-Ordenar para recuperar la capacidad operativa del Estado local.

-Ordenar para poner nuevamente en funcionamiento a Paraná.

-Ordenar para recomponer el vínculo de confianza entre el vecino y su Municipio,


que es la base de la construcción colectiva de una ciudad.
Como resultado de este trabajo, y a pesar del contexto de pandemia, para el
ejercicio 2022 se logró que casi la mitad del presupuesto esté destinado al
desarrollo económico de la ciudad, siendo la partida orientada a la Obra Pública
la que representa la mayor erogación de los gastos totales.

Las prioridades cambiaron y se pasó del ahogo financiero a la realización de


obras concretas que le mejoran la vida a la gente.

Aún quedan muchos barrios que esperan soluciones y grandes problemas por
resolver en la ciudad. Pero es valioso lo logrado en estos dos años y dos meses
de gobierno, en medio de una pandemia histórica que puso al mundo patas para
arriba.

DESARROLLO

A. CIUDAD EN MARCHA

La infraestructura urbana y productiva es la base del crecimiento de cualquier


ciudad. Por eso, la prioridad fue elaborar y ejecutar un plan estratégico de obras
que atienda las necesidades de los vecinos e impulse la transformación de
Paraná.

Los arroyos son parte de la identidad local. Sin embargo, por falta de
planificación, en algunos casos se han transformado en una dificultad. Para
integrarlos a la trama urbana, se reactivó el plan de obras hidráulicas de la
ciudad.

Entre esas obras, se concluyó el Puente de calle Gálvez, un proyecto


demandado durante más de 20 años. Una solución integral a los problemas de
desborde del arroyo Antoñico, que aporta a la tranquilidad de los vecinos y a la
seguridad vial.

Se avanzó en la sistematización de la Cuenca Alta de la Santiagueña para


resolver los históricos problemas de inundación en calle Corrientes, Avenida
Laurencena y zonas aledañas cada vez que llueve.

Se licitó la obra integral del Arroyo Las Viejas, un proyecto hidráulico, ecológico
y turístico que va a permitir recuperar el Thompson, el balneario más importante
de la ciudad. Incluye la sistematización del arroyo, la construcción de un parque
lineal desde calle Ambrosetti hasta el río, nuevos servicios para los vecinos y un
innovador sistema de filtros biológicos para recuperar la calidad del agua que
desemboca en el Paraná.

Por otra parte, se lleva adelante un plan de movilidad basado en la


recuperación de la trama vial. El objetivo es que circular por Paraná sea fácil, ágil
y seguro.

Dentro de ese plan, ya se inauguraron las obras integrales en bulevar Racedo y


avenida Rondeau, claves para la vinculación entre el Este, el Oeste y el Sur de
la ciudad, que además permiten descongestionar el área central.

Se desarrolla el tercer tramo de Avenida Zanni, uno de los ingresos más


importantes a Paraná. Una obra que revaloriza la zona, fortalece su perfil
comercial y junto al nuevo Acceso Sur y la Circunvalación jerarquiza a Paraná
como Ciudad Capital.

En breve se comenzará a trabajar en Avenida Ejército, con una mega obra que
incluye la recuperación de calle Paracao. Este proyecto busca integrar los
nuevos barrios PROCREAR y 500 VIVIENDAS DEL IAPV a la zona céntrica y
acompañar el crecimiento del Sur de la ciudad. Además vincula entre sí a los
tres principales hospitales de Paraná y los conecta con las rutas provinciales y
nacionales que bordean el ejido local, aportando a la salud y la vida de quienes
requieren atención urgente.

La obra de Crisólogo Larralde ya lleva más de un 20% de avance. Está pensada


para unir el Hospital de la Baxada con el Aeropuerto y brindar una alternativa de
conexión entre la zona sureste, centro y norte de Paraná, ayudando a
descomprimir el tránsito en Avenida de las Américas y Avenida Ramírez.

Además, se continúa avanzando en la Avenida Circunvalación, un proyecto


de integración regional para posicionar a Paraná y desarrollar su potencial
productivo. Esta obra conectará la ciudad y el Parque Industrial con las Rutas
11, 12, 18 y también con el Túnel Subfluvial, lo que aumenta el atractivo local
como destino de inversiones. Además, consolida la escala Metropolitana de
Paraná, agilizando el traslado de quienes estudian o trabajan en la ciudad, pero
residen en las localidades cercanas.

Todas estas obras parten de una mirada integral. No se trata sólo de asfalto,
sino que apuntan a mejorar la vida diaria de los vecinos y a potenciar el desarrollo
económico de la ciudad. Incluyen mejores servicios, nuevos sistemas de
alumbrado LED y forestación. También prevén estacionamiento, señalización y
nueva semaforización para garantizar la seguridad vial.
Una de las prioridades fue recuperar el estado de las calles de Paraná. En ese
sentido, se desplegaron múltiples frentes de bacheo y repavimentación para
paliar años de desinversión en infraestructura vial. De ese modo, se recuperaron
corredores fundamentales como Avenida Jorge Newbery, Almirante Brown y
calles de la zona céntrica. Hoy, se sigue atendiendo la demanda de los barrios
sin descuidar las principales arterias. Es una tarea ardua y permanente en la que
todavía falta mucho, pero diariamente se sigue trabajando para borrar el estigma
del pozo en la ciudad.

La Municipalidad reactivó también un plan de asfaltado de 100 cuadras bajo


el esquema de esfuerzo compartido (en colaboración con los vecinos) para
llegar con un trabajo colectivo a todos los barrios de Paraná. Para el primer
semestre de 2022, se proyectan sumar 60 cuadras más.

También se invirtió en un nuevo plan de semaforización. Se inició la


sincronización de los semáforos en Avenida Ramírez, con tecnología que va a
permitir incorporar la onda verde en las principales arterias de la ciudad, una
medida fundamental para ordenar y agilizar el tránsito en Paraná.

Se retomó y actualizó el Plan Director del Agua. El río llegó a estar a menos
0,40 centímetros. Sin embargo, en Paraná salía agua cada vez que se abría la
canilla. Esto fue posible gracias al traslado de la bomba que alimenta la planta
de Avenida Ramírez a mayor profundidad. Una obra que se comenzó a gestionar
al principio de la gestión, ante la necesidad de independizar la red del nivel del
río para garantizar un servicio esencial. Esa previsión permitió sortear todas las
dificultades que padecieron el resto de las ciudades costeras ante la histórica
bajante del Paraná.

El Centro Distribuidor Sur, próximo a construirse, va incrementar en 6 millones


de litros las reservas de agua potable en Paraná, beneficiando a más de 40 mil
vecinos del sureste que padecen graves problemas con el servicio de agua
potable, sobre todo en la temporada estival.

La actual gestión municipal, lleva adelante también un plan intensivo de


reparación de roturas y recambio de cañerías obsoletas en la red de agua
potable, e incorporando tecnología para tener un manejo más eficiente de las
presiones, detectar filtraciones y evitar el derroche de un recurso tan valioso y
costoso para la ciudad.

En materia de saneamiento, se finalizó el Colector Cloacal Sureste. Esta obra


supone la erradicación de al menos 5 mil pozos negros, una gran contribución a
la salud de los vecinos y el ambiente de Paraná.

En cuanto a las plazas de la ciudad, se lleva adelante un plan de recuperación


como parte de un proceso de revalorización de lo local. Ya se terminó la obra en
la Plaza Alvear y en breve comenzarán los trabajos en la plaza Sáenz Peña. En
la plaza Eva Perón, un ícono del barrio San Agustín, las tareas ya llevan un 60%
de avance. También se licitaron las obras en plaza Italia y plaza Le Petit Pisant.
Equipos técnicos y trabajadores del Municipio renovaron completamente las
plazas Alemania y Francisco Ramírez, además de las intervenciones diarias que
realizan en todos los espacios públicos de la ciudad.

Se invirtió también en la recuperación de balnearios y complejos. Así, después


de años de abandono, el Balneario Municipal y la Toma Vieja volvieron a
convertirse en los puntos más elegidos por miles de paranaenses y turistas para
disfrutar del verano.

Por otro lado, se ultiman detalles del Parque Lineal. Un nuevo espacio público
que surgió como respuesta ante la falta de espacios verdes en el Sur de Paraná.

Se reactivó la obra de la Peatonal. Se decidió retomarla por el gran valor


simbólico, turístico y comercial que tiene para la ciudad. Mejorarla es apoyar el
desarrollo de emprendimientos y la generación de empleo.

Este plan tiene un enorme potencial transformador. Fue posible gracias al apoyo
del Gobierno nacional y provincial, del Presidente Alberto Fernández y el
gobernador Gustavo Bordet, quienes entendieron la prioridad que tienen estas
obras para la ciudad.

B. CIUDAD ACTIVA

El objetivo es ampliar y diversificar el perfil productivo de Paraná para construir


una ciudad con oportunidades para todos.

Se está invirtiendo en el Parque Industrial para mejorar su competitividad. Junto


a ENERSA, se equipó el predio con alumbrado LED, servicio de conectividad y
sistema de video vigilancia. Además, se licitó un plan de obras que incluye el
cerramiento de todo el lugar para mayor seguridad, la construcción de un lactario,
una sala de primeros auxilios y la recuperación de las calles internas.

También en el Parque Industrial se proyecta la construcción de una planta de


tratamiento de efluentes cloacales e industriales, y se planea incorporar nuevas
hectáreas al predio. Gracias a las gestiones del gobernador Gustavo Bordet, se
va a pavimentar calle Hernandarias para que el Parque tenga salida directa a
Avenida Circunvalación y se integre a toda la región. También se trabaja en la
extensión de la red de gas natural.
Como política de acompañamiento al sector, durante la pandemia se
implementaron medidas de alivio fiscal.

Hoy, la inversión privada en el Parque asciende a miles de millones de pesos,


diversificada entre la industria plástica, farmacéutica, alimenticia, de congelados,
el acero inoxidable y el vidrio. Industrias que generan 5 mil puestos de trabajo.
Para este 2022, se proyecta otorgar el permiso de radicación a 6 nuevas
empresas. El objetivo es que con el desarrollo del Parque Industrial, más
empresas elijan radicarse en Paraná, y además, que las ya instaladas sigan
creciendo.

Desde la actual gestión municipal se apuesta a la economía del conocimiento.


Paraná tiene ventajas competitivas para el desarrollo del sector, es sede de
universidades nacionales y provinciales y también de organismos de
investigación. Además, es cuna de empresas líderes en el rubro y cuenta con un
gran capital humano.

Como primera instancia, se creó el Distrito del Conocimiento y se desarrolla


un plan estratégico para consolidarlo a través de obras e inversiones. Se licitó
un espacio coworking para dictar capacitaciones, conferencias y asistencia
técnica.

Junto a las universidades, se gestiona nueva infraestructura para que también


ellas cuenten con espacios de desarrollo dentro del Distrito. Un ejemplo es el
Centro de Fortalecimiento Académico de la Universidad Tecnológica Nacional.

A un año de aprobada la ordenanza de creación del Distrito, hay 4 pedidos de


radicación de empresas. Además del interés de ENERSA en desarrollar nuevos
proyectos como un cargador para autos eléctricos e insumos que le permitan
sustituir importaciones.

También se avanza, con el Ministerio de Ciencia y Tecnología, para acceder a


una de las Tecnotecas que se proyectan en cinco ciudades del país (Paraná ya
fue preseleccionada para una de ellas).

Asimismo, se acompaña el desarrollo del Distrito con políticas de promoción de


nuevos emprendimientos de base científico-tecnológica. A finales de 2021 se
anunciaron los ganadores del Segundo Concurso de Ideas y ya se prepara la
tercera edición.

La Industria Cultural es otra apuesta de la gestión. Paraná es reconocida por


su talento creativo, capaz de producir bienes y servicios, generar riqueza y crear
nuevos puestos de trabajo. Por eso se recuperó con un nuevo impulso el FEICAC
(Fondo Económico de Incentivo a la Cultura, las Artes y la Ciencia), la Editorial
Municipal y la Feria del Libro de Paraná, tres herramientas estratégicas de
estímulo al sector que estaban desaprovechadas y hoy se consolidan dentro de
la región.

Se impulsa el Turismo por su gran capacidad para generar empleo y dinamizar


la economía en general. La llegada de turistas no beneficia sólo a los hoteleros,
sino también al rubro gastronómico, cultural, comercial y emprendedor.

La pandemia golpeó duramente al sector. Pero gracias al trabajo en conjunto con


el ámbito privado y académico en el marco del Ente Mixto Paraná Turismo
(EMPATUR), se generaron múltiples herramientas que hoy están ayudando a su
recuperación. Un ejemplo es el Plan Operativo de Marketing Turístico, que logró
posicionar a Paraná como destino a nivel regional.

Para la temporada estival y por tercer año consecutivo, se desarrolló el programa


Activá Verano, una agenda de actividades recreativas gratuitas y de calidad, para
que quienes visiten Paraná se encuentren con una ciudad llena de propuestas.
Este 2022, la temporada se cierra con la querida Fiesta Nacional del Mate.

En este sentido, también se trabaja en la recuperación de los espacios públicos,


como el anfiteatro y las playas; y se acompañan proyectos como el eco-turismo
en los humedales y el Islote Curupí. El objetivo es concentrar esfuerzos para
fortalecer el perfil turístico de Paraná.

En cuanto al sector de cooperativistas y emprendedores, se reactivaron los


créditos del Consejo de Promoción del Empleo y se impulsaron las ferias y
mercados locales, como la Feria del Salta y Nogoyá y el Mercado Sur, que se
están poniendo en valor. También se incorporó a los emprendedores en la
agenda turística de la ciudad, a través de paseos feriantes y patios
gastronómicos. La actual gestión municipal valora y acompaña a quienes eligen
producir en la ciudad.

Se impulsó el proyecto Marca Paraná, una estrategia de desarrollo a largo plazo


que se basa en la revalorización de lo local. Es el resultado del trabajo conjunto
entre amplios sectores institucionales, productivos, sociales y culturales y va más
allá de las gestiones político partidarias al frente del Municipio.
En ese marco, el año pasado se definieron los acuerdos estratégicos de la
Paraná del futuro, como una ciudad inteligente, sostenible y turística, y ya se
implementa el plan de colaboración público-privada para alcanzar esos objetivos.

Según la última medición del INDEC, en Paraná hay 6 mil personas sin empleo.
Un 4,3% de la población económicamente activa local. El compromiso es seguir
trabajando con el sector productivo y generando políticas para reducir esos
números.

Además de una política productiva integral, el desarrollo de Paraná exige un


Estado moderno y eficiente. Por eso se decidió encarar un proceso de
modernización puertas adentro a partir de la incorporación de tecnología y la
implementación de una nueva ingeniería institucional.

En ese marco, se desarrolló la aplicación Mi Paraná, para que la mayor parte de


los trámites se puedan realizar de manera online y así evitar el aglomeramiento
y el peregrinaje por las oficinas municipales. Esto mejoró la experiencia del
contribuyente ante organismos como AFIM y redujo los tiempos en la obtención
del Carnet de Conducir y las habilitaciones comerciales.

Además, se están profesionalizando distintas dependencias y regularizando


espacios institucionales claves como el Juzgado de Faltas de la ciudad, que sólo
contaba con un Juez. En la actualidad se han cubierto por concurso público y
abierto los dos juzgados vacantes.

El transporte público es fundamental para una ciudad. Es la red que une. En


Paraná, el servicio de colectivos tiene grandes falencias que se arrastran hace
tiempo. Sin embargo, como se ha visto en los últimos días, la capital entrerriana
no es la única ciudad que padece tales dificultades. La solución del problema
requiere de una estrategia integral y a largo plazo. Permanentemente se gestiona
en ese sentido, coordinando con otras ciudades de la región, como Rosario,
Córdoba y Santa Fe, para amplificar la voz y que las demandas no queden
aisladas.

De todos modos, a nivel local, el Municipio cumplió con sus obligaciones a fin de
garantizar al paranaense un transporte público de mayor calidad. Los controles
son permanentes para que la empresa prestataria cumpla con el contrato,
firmado por la anterior gestión municipal.
Ante el Ministerio de Transporte de la Nación se gestionaron todas las
herramientas al alcance para brindar un mejor servicio. Paraná fue la primera
ciudad del interior, después de Capital Federal, en poner en funcionamiento la
aplicación Cuándo Subo, que es gratuita y está a disposición de los usuarios
del transporte urbano de pasajeros. Esta herramienta permite saber recorridos y
horarios de llegada de todas las líneas que funcionan en la capital provincial para
aportar al vecino mayor previsión.

Además se están sumando opciones sustentables para circular por Paraná. Se


incorporó un nuevo sistema de bicicletas públicas para que todos los
paranaenses accedan a los beneficios de este medio de movilidad. En una
primera instancia, son 50 bicis distribuidas en 4 estaciones a lo largo del circuito
recreativo de la ciclovía del Borde Costero que conecta la costanera con el
balneario Thompson. El objetivo es ampliar este sistema a toda la ciudad a fin
de promover el uso de medios de transportes amigables con el ambiente y
favorecer la multimodalidad.

C. CIUDAD SOSTENIBLE

Desde la Municipalidad se trabaja por una Paraná sostenible e inclusiva que


promueva el acceso pleno de sus habitantes al agua potable, una alimentación
equilibrada, el saneamiento, la salud, la educación y un ambiente sano.

En este sentido, se finalizó el Hospital Illia, que brinda atención médica gratuita
a más de 15 barrios. También se llamó a licitación para la refacción y ampliación
del Centro de Salud Papa Francisco del barrio 20 de junio, uno de los 13
proyectos del Presupuesto Participativo que fueron elegidos en 2015, pero que
nunca se concretaron. Hoy se están ejecutando con el esfuerzo de los
contribuyentes.

Gracias al Programa Nacional de Mejoramiento Barrial PROMEBA IV, la realidad


de los Barrios Humito, Los Arenales y Toma Nueva está cambiando. Son
intervenciones integrales que buscan mejorar desde la trama vial hasta los
espacios públicos, garantizando a los vecinos el acceso a los servicios básicos
en zonas muy postergadas de la ciudad.
Se están haciendo las conexiones domiciliarias a la red cloacal para más de 400
familias en los barrios Macarone y El Morro, además de llevar el servicio de agua
potable a los barrios Juan Pablo II, El Radar y Capibá. El objetivo es que los
servicios lleguen a cada vecino de Paraná.

La mejor política de inclusión es el trabajo, por eso, permanentemente se


articulan con Nación y Provincia distintas herramientas y programas para
acompañar los proyectos productivos de los paranaenses. El 2021 se cerró
apoyando a 13 huertas comunitarias y 2 fábricas de bloques de cementos que
significan ingresos genuinos para 120 familias de la ciudad.

Asimismo, se implementó el Programa Recuperemos Valores, que promueve


la separación en origen y la inclusión de las cooperativas de recuperadores en
la gestión municipal de los residuos sólidos urbanos. En este marco, también se
está equipando la Planta de Clasificación de Residuos Municipal, para darle más
valor al material recuperado y mejorar los ingresos de los 89 cooperativistas que
trabajan allí.

El deporte es un derecho: al bienestar, a la salud, al desarrollo, a la recreación.


Y como derecho el compromiso del Municipio es garantizarlo. Por eso se trabaja
para que cada vez haya más Escuelas Municipales de Deportes en los barrios.

Este verano, más de 1500 niños, niñas y adolescentes participaron de las


colonias de vacaciones en los complejos municipales, espacios públicos que
pusimos en condiciones para que los puedan disfrutar los gurises y los adultos
mayores.

También se abrieron las Escuelas de Deporte Adaptado y de Deportes de


Playas, porque disfrutar del río en verano no puede ser un privilegio de quienes
tienen para pagar la cuota de un club.

La actual gestión recuperó y jerarquizó las Escuelas Municipales de


orientación artística, una opción de formación gratuita para los niños
paranaenses. Tras estar cerrada por más de un año en la anterior gestión, hoy
la Escuela Municipal de Danza cuenta con docentes elegidos por concurso y el
aval curricular del Consejo General de Educación. Más de 100 gurises asistieron
a la Escuela de Circo y para este año se proyecta la creación de la Escuela de
Música.

PRIORIDADES 2022

Transformación de la ciudad mediante las obras

Este año la obra pública y la dotación de infraestructura continuará siendo el


vector del cambio. Se continuará desarrollando y ampliando el plan estratégico
de obras para impulsar la transformación de Paraná en una capital a la altura de
otras ciudades del país y del mundo.

Ambiente: Separación de residuos

En los próximos meses, la ciudad va a dar un salto trascendental en materia


ambiental. Comenzará a funcionar la doble contenerización en la recolección
urbana. La tan comentada y poco implementada diferenciación en origen, que
va a permitir separar los residuos orgánicos e inorgánicos para reducir el
volumen de basura que se produce en la ciudad.

Se trata de un avance más que significativo en estos dos años y respecto a


diciembre del 2019, momento en el que la ciudad estuvo al borde de un colapso
sanitario, cuando había solamente 3 camiones para recolectar la basura con
unas 300 toneladas de residuos para juntar a diario.

Hoy, la Municipalidad cuenta con una flota de 36 compactadoras y se


incorporaron más de 550 nuevas cuadras a la recolección sistematizada. Se
erradicaron los minibasurales y la ciudad está limpia. Como Capital de la
Provincia, Paraná tiene la responsabilidad de dar el ejemplo en materia de
gestión ambiental.

Si bien en otras partes de la ciudad ya se viene trabajando en la separación en


origen con las Cooperativas de Recuperadores, a través del Programa
Recuperemos Valores, es la primera vez que se apela a la modalidad
mecanizada de gestión de residuos en Paraná. La idea es modernizar el servicio
para garantizar su sostenibilidad y evitar otro resultado fallido.

Este trabajo se va a desarrollar por etapas. Va a comenzar por el área entre


bulevares, que es la zona más densamente poblada. A partir de ahí se avanzará
sobre el resto de la ciudad.
Es un cambio cultural muy importante a favor del ambiente, una apuesta al futuro
que necesita un cambio de hábito en cada hogar y como sociedad. El Municipio
aporta la infraestructura pero cuidar el ambiente requiere del compromiso de
todos.

Paraná. Ciudad Capital

La actual gestión municipal trabaja para impulsar la modernización y el desarrollo


de Paraná y así recuperar el orgullo de ser la capital entrerriana. Para eso, son
necesarias obras de infraestructura que se seguirán gestionando y concretando
con el acompañamiento fundamental de Provincia y Nación. El objetivo es seguir
conectando la ciudad incluyendo a todos los barrios, construyendo accesos de
calidad para quienes llegan para trabajar o estudiar desde otras ciudades,
también para la producción, la industria y la generación de empleo.

Como ciudad capital se busca también brindar más y mejores servicios,


incorporando inversión y tecnología para que a nadie le falte este derecho
básico. La transformación que se propone para Paraná tiene que ver con esto:
que la ciudad funcione sin dejar a nadie afuera.

El trabajo cotidiano está enfocado en la construcción de una Paraná capital


limpia, ordenada, eficiente, con espacios públicos de calidad, sostenible; pero
esta tarea sólo es posible de manera colectiva. Sumando todos los sectores,
impulsando la sinergia público-privada. Escuchando todas las voces. Haciendo
desde lugares diferentes pero con un horizonte común.

Se trabaja además que Paraná tenga una propuesta cultural importante, que sea
referencia a nivel país y potencie el inmenso talento de los hacedores locales. El
objetivo es que puedan trabajar en la ciudad, viviendo de lo que eligieron, el oficio
para el que se prepararon con tanto esfuerzo.

Paraná tiene paisajes y atractivos únicos. Por eso, se busca seguir


construyendo, junto a todos los sectores, una oferta turística que posicione a la
ciudad como destino, con la convicción de que el turismo es una industria
importante para la economía local, que genera puestos de trabajo y moviliza la
actividad de los emprendedores.

En este sentido, se están generando eventos que difunden a Paraná en todo el


país, acontecimientos deportivos, culturales, ferias, convenciones, que sirven
para potenciar la llegada de visitantes y para mostrar la identidad de una ciudad
capital que está recuperando su brillo y su potencia.
CIERRE

Finalmente, queda agradecer a la ciudadanía el acompañamiento en estos dos


años de gestión que no fueron fáciles, pero que dejaron un enorme aprendizaje,
tanto desde lo político como desde lo humano.

Dos años en los que se pudo trabajar en conjunto, aportando cada uno desde su
lugar, dejando de lado pequeñas diferencias o mezquindades partidarias,
poniendo por encima de todo el interés general de Paraná.

Dos años en los que se pudo comprobar que no se trata de elegir al Estado o al
mercado, que no se trata de generar falsas antinomias entre lo público y lo
privado. Los avances que muestra la ciudad, son una prueba cabal de que es la
alianza virtuosa entre el Estado, el sector privado, los emprendedores, las
organizaciones de la sociedad civil, las vecinales, los gremios y las
universidades, la que genera progreso y bienestar.

Queda mucho por delante y la invitación es a seguir trabajando juntos. A que


cada vecino o vecina acerque sus ideas, sueños, a que marque los errores,
porque nadie es infalible y de cada tropiezo se puede sacar una lección.

Todo es fruto de un trabajo en equipo, dialogando con todos los sectores,


escuchando más y hablando menos, pero sobre todas las cosas, haciendo más.

Se viene un año de mucho crecimiento, de mucha actividad económica, de


muchas obras por inaugurar.

Un año donde el objetivo es redoblar el esfuerzo para ser cada día mejores.

También podría gustarte