Está en la página 1de 1

Baterías de Ion-Litio de última generación.

Todos los vehículos eléctricos de Renault están equipados con una batería de Ion-Litio de
última generación.
La batería se compone de 48 módulos de potencia dispuestos en dos filas yuxtapuestas.
Cada uno de estos módulos, del tamaño de un PC portátil, incluye 4 células elementales.
En el interior de dichas células se producen las reacciones electroquímicas que permiten
producir la corriente o almacenar la energía.
Las 4 células de cada uno de estos módulos suministran 8,4V, es decir 400V para el
conjunto de los 48 módulos que componen la batería.
La sociedad AESC (Automotive Energy Supply Corporation), co-empresa de Nissan –
NEC fundada en abril de 2007 fabrica estas baterías de Ion-Litio compactas e
innovadoras.
El rendimiento de estas baterías respecto a las baterías de níquel-hidruro metálico de la
antigua generación es superior en todos los aspectos: autonomía, prestación, fiabilidad,
seguridad.
· Las baterías de ion-litio no conocen el efecto memoria de carga que podemos observar
en las baterías clásicas tras unos ciclos de recarga incompletos y que provoca una
disminución de la capacidad.
· La batería de la Alianza no necesita mantenimiento alguno y conserva entre el 80% y el
100% de su capacidad durante un tiempo promedio de seis años. Además, se puede
recargar en periodos cortos sin que se altere su capacidad.
· La batería se refrigera con el aire ambiente gracias a las propiedades de disipación del
calor de su cárter de aluminio.
· La capacidad energética rompe con la de las generaciones anteriores: 100 Wh/kg frente
a 25 para una batería de plomo y 63 para una batería NiMh
Por último, las baterías ion-litio se pueden reciclar y la Alianza Renault-Nissan está
trabajando en unos procesos y circuitos de reciclaje adaptados a las baterías de los
automóviles. Recordamos que las baterías de ion-litio – compuestas por elementos no
tóxicos (litio, óxido de manganeso o fosfato de hierro, y grafito) – no representan peligro
alguno para el medio ambiente, al contrario de las antiguas baterías de níquel-cadmio.
Para dar una idea de las necesidades de litio, las baterías AESC de la Alianza de 250 kg
sólo contienen 3 kg de litio. Según las sociedades mineras Chemetall y SQM, las reservas
mundiales actuales de litio se calculan en torno a 14 y 17 millones de toneladas.
Los países productores (Chile, Bolivia, Argentina, China…) son además geográficamente
diferentes de los productores de energías fósiles tradicionales).