Está en la página 1de 5

DERECHOS DEL NIÑO Y EL ADOLESCENTE

En la actualidad los niños y niñas gozan de una variedad de derechos, siendo importante
que ellos conozcan cuáles son éstos, qué implican y formar así a personas responsables
a guatemaltecos responsables. Pero, así como son poseen derecho, también tienen la
responsabilidad de cumplir con ciertas obligaciones y es importante conocerlas, pues se
complementan con los derechos; no son independientes, trabajan de forma conjunta, de
tal forma que los niños se puedan desarrollar adecuadamente. Estos deberes abarcan
áreas de su vida como su casa, sus centros educativos y también con otras personas
En el artículo 62 establece que todos los niños, niñas y adolescentes, en la medida de sus
facultades, será sujeto a las limitaciones establecidos por la ley, para asegurar el
reconocimiento y respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las
exigencias de la moral, del orden público y del bienestar general de la sociedad
Los deberes fijados por este cuerpo normativo son los siguientes:
1. Desarrollar actitudes positivas con las demás personas, sin ninguna distinción.
Esto quiere decir que los niños y niñas tienen el deber de tratar con respeto,
tolerancia, solidaridad, comprensión y consideración, sin hacer ningún tipo de
distinción razón de edad, sexo, posición económica y social, etnia, religión, entre
otros.
2. Respetar y obedecer a sus padres, tutores o encargados. Este deber no sólo se
encuentra en la Ley de Protección Integral de la Niñez y la Adolescencia, sino que
también lo recoge el Decreto Ley 106, Código Civil en su artículo 263: “Los hijos
aun cuando sean mayores de edad y cualquiera que sea su estado y condición,
deben honrar y respetar a sus padres.
3. Apoyar a sus padres en la vejez, discapacidad o enfermedad. En la segunda parte
del artículo 263 del Código Civil se habla sobre este deber: “Los hijos aun cuando
sean mayores de edad y cualquiera que sea su estado y condición, deben honrar y
respetar a sus padres y están obligados a prestarles asistencia en todas las
circunstancias de la vida”.
4. Actuar con honestidad y responsabilidad en el hogar y en los centros educativos.
5. Esforzarse en su educación y en el desarrollo de sus habilidades para un óptimo
rendimiento escolar.
6. Cumplir con las normas del centro escolar que asista, siempre que estas normas
no contravengan ninguna ley del país y sean compatibles con el concepto de
dignidad.
7. Participar activamente en actividades escolares y de su comunidad.
8. Cuidar y respetar los bienes propios y los ajenos, participando en su
mantenimiento y mejoramiento.
9. Colaborar en las tareas del hogar.
10. Cumplir con los tratamientos médicos, sociales, psicológicos o cualquiera que sea
necesario para su bienestar.
11. Participar honradamente y con respeto en actividades culturales, deportivas o
recreativas, organizadas por instituciones públicas o privadas.
12. Buscar la protección de quien le esté cuidando –sean padres, encargados o las
autoridades competentes– de cualquier hecho que lesione sus derechos.
13. Respetar, propiciar y colaborar en la conservación del ambiente.
14. No abandonar la casa de quien le esté cuidando –padres, encargados o autoridad,
a menos que tenga autorización de ellos, salvo cuando su integridad física o
mental esté en peligro.
DERECHOS DEL NIÑO Y EL ADOLESCENTE
LOREM IPSUM DOLOR SIT AMET, CONSECTETUER ADIPISCING ELIT
• La Declaración de los Derechos del Niño fue aprobada por las Naciones Unidas el
20 de noviembre de 1959. Son 10 principios y todos los niños tienen estos
derechos, aunque los Estados y los adultos no siempre los respetan.
• Predecesora de la Convención de los Derechos el Niño, recoge los derechos
fundamentales de la infancia. Fue aprobada el 20 de noviembre de 1959.
• El objetivo de los Derechos del Niño es que los niños puedan tener una infancia
feliz, e instar, como explica la ONU, a los padres, a los hombres y mujeres “y a las
organizaciones particulares, autoridades locales y gobiernos nacionales a que
reconozcan esos derechos y luchen por su observancia”.
• Cinco años antes, en 1954, la Asamblea General de Naciones Unidas recomendó
que se instruyera en todos los países el Día Universal del Niño.
• Posteriormente, el 20 de noviembre de 1989, la Asamblea General de las
Naciones Unidas aprobó la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), que
es el primer instrumento internacional que reconoce a los niños y niñas como
agentes sociales y como titulares activos de sus propios derechos.
• La Convención sobre los Derechos del Niño tiene 54 artículos recogen los
derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños. Su
aplicación es obligación de los gobiernos, pero también define las obligaciones y
responsabilidades de padres, profesores, profesionales de la salud, investigadores
y los propios niños y niñas.
PNA

La Procuraduría de la niñez y Adolescencia (denominada PNA) es la entidad encargada


de la promoción y representación de la protección de los derechos e interés superior de
los niños, niñas y adolescentes (NNA). Propicia el ejercicio y disfrute de sus derechos,
esto conforme lo establece la Constitución Política de la República, los tratados,
convenios, y pactos internacionales en materia de derechos humanos aceptados y
ratificados por Guatemala.
Funciones y competencias de la Procuraduría de la Niñez y Adolescencia.
Las funciones que realiza la PGN en materia de niñez y adolescencia se encuentran
desarrolladas en el artículo 108 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y la
Adolescencia, entre ellas:
• Representar legalmente a niños, niñas, y adolescentes que carecen de ella.
• Dirigir de oficio o a requerimiento de parte o de juez competente, la investigación.
• Presentar denuncia ante el MP cuando se comete delito en contra del NNA que
carezca de representante legal, y apersonarse en el proceso penal para defender
sus intereses.
• Evacuar audiencia y emitir opinión jurídica en los procesos judiciales, notariales y
administrativos que la ley señala, haciendo valer derechos y garantías.

La ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (PINA), establece un modelo


de protección integral el cual implica asegurarle al NNA su desarrollo a través de las
garantías de sus derechos individuales y sociales, teniendo en cuenta su condición de
niñez y adolescencia.
Artículo 29: Comunicación de los casos de maltrato. Los casos de sospecha o
confirmación de maltrato contra el niño, niña o adolescente detectados por el personal
médico o paramédico de centros de atención social, centros educativos y otros deberán
obligatoriamente comunicarlos a la autoridad competente de la respectiva localidad, sin
perjuicio de otras medidas legales.
Artículo 44: Obligación de la denuncia Las autoridades de los establecimientos de
enseñanza pública o privada comunicarán a la autoridad competente los casos de: Abuso
físico, psicológico o sexual que involucre a sus alumnos; Reiteradas faltas injustificadas y
de evasión escolar, cuando sean agotados los medios administrativos locales.
Artículo 50: Seguridad e integridad Los niños, niñas y adolescentes, tienen derecho a la
protección contra el secuestro, el tráfico, la venta y la trata para cualquier fin o en
cualquier forma.
Artículo 53: Maltrato y agravios Todo niño, niña o adolescente tiene el derecho de no
ser objeto de cualquier forma de negligencia, discriminación, marginación, explotación,
violencia, crueldad y opresión, punibles por la Ley, ya sea por acción u omisión a sus
derechos fundamentales.
ALERTA ALBA-KENETH
MISION: El Sistema de Alerta Alba-Keneth es el conjunto de acciones coordinadas y articuladas
entre instituciones públicas, que permiten agilizar y lograr la localización y resguardo de los niños,
niñas o adolescentes que han sido sustraídos o que se encuentren desaparecido.

VISION: Procurar no solo participación de las instituciones que integran la Coordinadora Nacional
del Sistema de Alerta Alba-Keneth en la búsqueda, localización y resguardo de los niños, niñas o
adolescentes desaparecidos o sustraídos, sino que se vincule a otros órganos del sector público a
organizaciones no gubernamentales, equipos locales de búsqueda, bomberos, iglesias
asociaciones comunitarias y estudiantiles, población en general.

Funciones: 1) Planificar y dar seguimiento a las acciones de búsqueda, localización y resguardo


del niño, niña y adolescente desaparecido o sustraído. 2)Contar con un registro de información de
todo el Sistema de Alerta Alba-Keneth que facilite la denuncia, información, seguimiento y
búsqueda de casos. 3) Divulgar por todos los medios de comunicación, escritos, radiales,
televisivos y sociales, las fotografías de los niños, niñas y adolescentes sustraídos o que se
encuentren desaparecidos. 4) Coordinar con las instituciones públicas y autoridades locales la
realización de acciones específicas para la conformación del equipo de búsqueda y localización del
niño, niña o adolescente sustraído o que se encuentre desaparecido.

Objetivos: 1) Establecer un marco de referencia para la búsqueda, localización y


resguardo inmediato del niño, niña o adolescente desaparecido o sustraído.2) Facilitar la
coordinación interinstitucional. 3) Hacer uso eficiente de todos los recursos disponibles
para la búsqueda y localización.4) Estandarizar los procedimientos de acciones operativas
de forma articulada y coordinada para lograr mayor eficiencia en el funcionamiento del
sistema.
Principios: 1) Interés superior del niño, niña o adolescente: Para el Sistema de Alerta
Alba-Keneth, el interés superior del niño se entiende como la realización de todas las
acciones que permitan la pronta localización y resguardo de un niño que ha sido sustraído
o que se encuentra desaparecido. (Art. 2 Ley del Sistema de Alerta Alba-Keneth).
2) Celeridad: Este principio tiene que ver con la urgencia, prioridad e inmediatez con que
se realicen las acciones de búsqueda, localización y resguardo de un niño, niña o
adolescente desaparecido o sustraído, para asegurar su integridad y resguardo.
(Art. 3 Ley del Sistema de Alerta Alba-Keneth).
¿Cómo activar una alerta? Cuando se tenga conocimiento de la desaparición o
sustracción de un niño, niña o adolescente, debe presentar denuncia de manera
inmediata.
Para colocar una denuncia puede presentarse a: Subestaciones y sedes de la Policía
Nacional Civil, Oficinas de atención permanente del Ministerio Público, Delegaciones
departamentales de la Procuraduría General de la Nación, Sede de la Unidad Operativa
(Ciudad Capital), También puede llamar al teléfono 1546 de la Unidad Operativa o al 110
de la Policía Nacional Civil.
Reporte de desaparición: Para reportar la desaparición o sustracción de un niño, niña o
adolescente, ingrese la información solicitada en el siguiente formulario y seleccione
enviar. La información se enviará de manera inmediata a la Unidad Operativa, desde
donde se comunicarán con usted.
CONCLUSIONES
En la actualidad los niños y niñas gozan de una variedad de derechos, siendo importante
que ellos conozcan cuáles son éstos, qué implican y formar así a personas responsables
a guatemaltecos responsables.
Es muy importante tomar en cuenta los derechos de los niños y adolescentes, hay
muchas razones por la que los derechos de los niños merecieron su propia convención de
derechos humanos. Los niños son personas, no son propiedad de sus padres ni del
estado, los niños tienen el mismo estatus que todos los demás miembros de la familia.
Los niños y adolescentes tienden a depender de los adultos para recibir los cuidados y la
orientación que requieren para llegar a ser independientes.
Los niños, niñas y adolescentes, en la medida de sus facultades, será sujeto a las
limitaciones establecidos por la ley, para asegurar el reconocimiento y respeto de los
derechos y libertades de los demás,

También podría gustarte