Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

NUCLEO DE ANZOATEGUI
ESCUELA DE INGENIERIA Y CIENCIAS APLICADAS
DEPARTAMENTO DE INGENIERIA QUIMICA
AREAS DE GRADO
CONTROL, TRANPORTE Y ALMACENAMIENTO DE GAS

CLASIFICACION Y CARACTERIZACION DE LOS INSTRUMENTOS


MEDIDORES DE CAUDAL Y DE NIVEL Y SU USO EN LOS SISTEMAS
DE CONTROL

Realizado por:

De Moya, Ana CI.: 17.898.227

Iriza, Astrid CI.: 18.847.877

Equipo # 05.

Sección # 01.

Profesora: Isvelia Avendaño.

Barcelona, Julio 2010.


OBJETIVOS

Objetivo general

Clasificar y caracterizar los instrumentos medidores de caudal y nivel y su uso para


los sistemas de control.

Objetivos específicos

 Estudiar las características de los instrumentos de nivel y de caudal.

 Analizar el funcionamiento de cada uno de los instrumentos de medición.

 Aplicar el sistema de control para los instrumentos de medición.


DISCUSIÓN DE RESULTADOS

La instrumentación es el conjunto de elementos que permiten controlar, regular


y registrar variables de proceso, tomando acciones correctivas sobre las mismas, de
manera que dicho proceso vaya bien encaminado. Los instrumentos de medición
independientemente de la variable que se este midiendo, deben poseer dos
características importantes como lo son: la exactitud que no es mas que la
desviación del comportamiento real respecto al comportamiento ideal que va a tener
un dispositivo, y se expresa en porcentaje, y la precisión que es la tolerancia mínima
de medida que permitirá indicar, registrar o controlar el instrumento.

Tanto la exactitud como la precisión de un instrumento van íntimamente ligadas,


a fin de establecer cual será el instrumento más idóneo para medir la variable
deseada. La medición es la determinación de la proporción por medio de un
instrumento de la variable medida con una unidad de medida característica. Los
instrumentos de medición se clasifican de acuerdo a la variable que se desea medir,
en instrumentos de medición de presión, temperatura, caudal y nivel.

Medidores de Caudal

El caudal es la cantidad de fluido que va a circular a trabes de un punto en un


determinado instante de tiempo. Esta variable puede ser medida a por medio de
medidores de flujo o caudal. Para la selección de un medidor de caudal, es necesario
tomar en cuenta diversos factores, entre los cuales se encuentran:

- Rango: dependiendo del tipo de proceso que se este manejando, si es a


gran o a menor escala, debe conocerse el rango de las variaciones
esperadas así como también, el orden de magnitud de la velocidad de
flujo.
- Exactitud requerida: la mayoría de los medidores disponibles en el
mercado poseen una exactitud del 5 % del flujo real, otros ofrecen
exactitudes del 2 %, mientras que otros dicen tener una exactitud del 0.5
%. Mientras menor sea el número de la exactitud, el instrumento será
mas preciso al llevar a cabo la medición. La exactitud de los
instrumentos no debe estar prelada por el costo, pues todos los
instrumentos son exactos en su posibilidad. La exactitud busca apegarse
a la realidad
- Pérdida de presión: va a depender del diseño del dispositivo, debido a
que a medida que el fluido transcurre a trabes de un punto, se va a
producir una determinada perdida de energía o caída de presión.
- Tipo de fluido: el funcionamiento de algunos medidores se encuentra
afectado por las condiciones del fluido, si el fluido es o un liquido o un
gas, o también por las propiedades del mismo, como lo son la
temperatura, la viscosidad, conductividad eléctrica, entre otras
- Calibración: algunos dispositivos deben ser calibrados, otros como la
placa de orificio no pueden ser calibrados. Algunos fabricantes ofrecen
graficas o esquemas en función de variables de fácil medición, en
función de la lectura obtenida de la variable que se desea conocer.

Para la selección de un instrumento, deben tomarse en cuenta estos cinco


factores, sin excepción.

Entre la clasificación de los medidores de caudal, se tienen, los medidores de


caudal por presión diferencial, que son aquellos que miden el flujo estableciendo una
caída de presión a medida que el fluido pasa a trabes de ellos, entre estos medidores
se tiene:

La placa orificio, que es un disco chato, que se instalará en cajas orificio o


bridas, en tuberías. Pueden tener orificio concéntrico para medir líquidos u orificio
excéntrico para medir gases. No es calibrable, por lo tanto debe cambiarse si se
desea medir otro tipo de flujo o si se deteriora con el tiempo. Son instrumentos
frecuentemente utilizados para la medición del gas natural, que transcurre a trabes
de los gasoductos.

El Tubo Venturi, que consiste en dos secciones cónicas unidas por un tramo
cilíndrico corto, que es donde se produce la caída de presión. Se emplea mucho en
los automóviles, para la alimentación de combustible.

La tobera, que al igual que la placa orificio, produce una restricción o caída de
presión, sin embargo se emplea para caudales mayores, y menores caídas de
presión.

Existen otros tipos de medidores como el tubo Pitot, tubo Annubar, etc.

Otro tipo de medidores de flujo son los medidores por desplazamiento positivo,
entre los cuales el mas empleado en la realidad es el rotámetro, que el un cilindro
que consta de un flotador móvil, que se mueve a lo largo de dicho cilindro. El flotador
se puede representar geométricamente con el volumen de un cono, y es por ello que
se dice que es un medidor de cabeza variable. A medida que el caudal aumenta, el
flotador móvil del rotámetro se moverá, indicando la lectura del caudal. Los
rotámetros se emplean en la medición del caudal de oxígeno, necesario para el
suministro de los pacientes en los hospitales. Pueden usarse en combinación con
otros medidores de flujo, como placas orificio. Otro tipo de medidores de
desplazamiento positivo son Los Discos Oscilantes, de Engranaje, etc.

Se posee otra clasificación de medidores de flujo como lo son los medidores de


velocidad, que se basan en la influencia de un tipo de energía, la cual será
transformada para la medición del caudal. Entre estos medidores se encuentran los
medidores ultrasónicos, en los cuales el fluido que transcurre a trabes de ellos
produce ondas, transformadas por medio de elementos en medición de caudal. De
igual manera funcionan los medidores de Coriolis, por fuerzas de Coriolis inducidas,
no las naturales de la corteza terrestre, los medidores electromagnéticos, que se
basan en el transcurso de una corriente de fluido sobre una superficie no conductora,
produciéndose una fuerza electromotriz, esta fuerza se transforma por medio de
transductores en caudal medible. Estos medidores son no intrusivos, pues el fluido
no choca directamente con el dispositivo medidor.

En las actividades industriales, los insumos y las cargas de trabajo no son


infinitas, constantemente se deben estar proveyendo materiales para mantener las
operaciones. Para hacer recargas de materiales u otros insumos, deben existir
mecanismos para determinar con precisión los estatus generales de los elementos
necesarios para el funcionamiento industrial, más allá de la planificación económica y
los cronogramas de actividades que prevén los momentos en los que se requerirán
implementos. Frecuentemente ocurren situaciones inesperadas que desvían un poco
las planificaciones. Entonces, los procesos industriales deben tener algún tipo de
dispositivo que controle los niveles de insumos que se disponen y que se van
consumiendo. Estos son los medidores de nivel.

Medidores de nivel de líquidos

Los medidores de líquidos trabajan midiendo, bien directamente la altura del


líquido sobre una línea de referencia, bien la presión hidrostática, bien el
desplazamiento producido por un flotador por el propio líquido contenido en el
tanque, o bien aprovechando las características eléctrica del líquido.

Los primeros, instrumentos de medida directa se dividen en: sonda, cinta y


plomada, nivel de cristal e instrumentos de flotador. Estos usan el principio mecánico
de transmisión de movimiento entrando en contacto directo con el líquido mediante
algún brazo de extensión, además operan a presión atmosférica generalmente y se
puede decir que son los más simples y menos costosos. Por ello, son de gran utilidad
y frecuentemente son los candidatos escogidos en la industria siempre y cuando las
características del líquido y del proceso lo permitan.

Los aparatos que miden el nivel aprovechando la presión hidrostática se dividen


en: Medidor manométrico, Medidor de membrana, Medidor tipo burbujeo, Medidor de
presión diferencial de diafragma.

Estos aparatos son un poco más complejos en tanto usan el principio de que la
presión en la base de un tanque contenedor de un líquido es directamente
proporcional a la altura y densidad de la columna de fluido.

El empuje producido por el propio líquido lo aprovecha el medidor de


desplazamiento a barra de torsión. Que consiste en un flotador parcialmente
sumergido en el líquido y conectado mediante un tubo de torsión unido rígidamente
al tanque. Generalmente se caracteriza por el ángulo de rotación es proporcional al
momento ejercido por el flotador.

Los instrumentos que utilizan las características eléctricas del líquido se


clasifican en: Medidor resistivo, Medidor conductivo, Medidor capacitivo, Medidor
Ultrasónico, Medidor de radiación, Medidor de láser.

Todos los fluidos tienen propiedades eléctricas que los hacen distintivos,
mediante dispositivos o electrodos que permiten el paso de cierta forma de onda
electromagnética o flujo de partículas que al ser recogidas muestran alteraciones que
permiten calcular el nivel del líquido.

A manera comparativa se puede observar en la siguiente tabla cada uno de lo


medidor de nivel, donde se ve representado sus campos de medidas, las presiones
y temperaturas a las cuales trabajan, precisión y algunas ventajas y desventajas que
ofrecen estos instrumentos. La selección de la instrumentación adecuada depende
de la naturaleza del proceso, del grado de exactitud, control requerido y aspectos
económicos. Es muy importante que el usuario conozca los diferentes medidores
disponibles, para que asi pueda realizar una selección apropiada. De esta manera se
puede tener una visión mas concreta de cual es el equipo o instrumento que se debe
utilizar y se pueden ir descartando dependiendo de la aplicación y las características
del proceso en estudio.

En la industria la medición de nivel no solo toma en cuenta cuanta cantidad o


altura del fluido se debe tener presente en mi proceso, también debe tomar en
cuenta el funcionamiento del proceso, mantener un caudal de producción constante o
bien sea aumentarlo y evitar que se derrame el fluido. Para ello todo proceso en la
industria debe tener un sistema de control que permita mantener todas esas
variables dentro de una condición deseada. Es importante destacar que los sistemas
de control tienen una clasificación en donde trabajan tomando en cuenta la variable
de salida, se les conoce como retroalimentación y otros donde no existe.

Esos sistemas donde se toma en cuenta la variable se salida se les conoce


como sistemas de lazo cerrado, estos procesos generalmente se usan cuando no es
posible regular por el hombre, una producción a gran escala que exige grandes
instalaciones y el hombre no es capaz de manejar o que vigilar un proceso es
especialmente duro en algunos casos y requiere una atención que el hombre puede
perder fácilmente por cansancio o despiste, con los consiguientes riesgos que ello
pueda ocasionar al trabajador y al proceso.

Cuando no se toma en cuenta la variable de salida se les conoce como


sistemas de lazo abierto, no existe retroalimentación, la variable se salida no afecta
el controlador. Este sistema se caracteriza por:

• Ser sencillos y de fácil concepto.


• Nada asegura su estabilidad ante una perturbación.
• La salida no se compara con la entrada.
• Ser afectado por las perturbaciones. Éstas pueden ser tangibles o intangibles.
• La precisión depende de la previa calibración del sistema.

Cada proceso en la industria debe tener un sistema de control bien sea


automatizado o manual, esto es necesario para evitar el mal funcionamiento y asi
controlar las variables que salen de esa condición deseada.

En los tanques refrigerados se debe controlar el nivel de una manera cautelosa


para evitar algún problema o accidente, ya que se esta trabajando con altas
presiones en los tanques y cualquier falla puede ser perjudicial. Es por ello que el
sistema de control para estos tanques tienes interruptores y son puntuales para muy
bajo, bajo, alto y muy alto nivel. A medida que el tanque llegue a ese nivel específico
se activa la alarma indicando nivel que presenta el tanque.

En la siguiente figura se puede observar el esquema del tanque refrigerado.

CONCLUSIONES
La exactitud de un instrumento de medición esta relacionada con la desviación
que tenga un instrumento entre su comportamiento real, y su comportamiento ideal, y
la precisión tiene que ver con el nivel de incertidumbre que tenga un instrumento, con
respecto al rango de medición que posea el dispositivo.

El caudal es la cantidad de masa o volumen que pasa por un punto en un


tiempo determinado, y este es medido a través de medidores de caudal o
flujómetros.

Es necesario contar con medidores de caudal en los diversos procesos


industriales, con el fin de conocer por medio de la instrumentación, las medidas de
caudal, y así mantener esta variable de proceso con los requerimientos exigidos, a
fin de que dicho proceso vaya bien encaminado.

Un medidor de caudal, debe cumplir con diversos factores para su correcta


selección, los cuales son el rango, la exactitud requerida, las pérdidas de presión, el
tipo de fluido y la calibración. Debe reunir todas estas características.

Los medidores más empleados en la industria son los de presión diferencial,


entre los cuales se encuentra la placa orificio, utilizado para la medición del gas
natural en los gasoductos, y los de desplazamiento positivo, cuyo mejor ejemplo es el
rotámetro, empleado en la medición del oxigeno proveniente de líneas de tuberías o
cilindros presurizados.

Existen dispositivos de medición de caudal que son calibrables, como los


rotámetros, mientras que otros no son calibrables, como lo es la placa orificio.

Algunos dispositivos de medición son no intrusivos, es decir, no tienen contacto


directo con el fluido para su medición, como lo son los medidores electromagnéticos.
En los procesos industriales se hace menester contar con medidores de nivel
de líquidos de operación, acordes a las características de operación y de la carga, a
la disponibilidad económica y a la necesidad de respuestas rápidas de medición.

Los medidores de nivel de líquidos existen en una gran variedad. Los más
usados son los de desplazamiento y de presión hidrostática debido a su confiabilidad
y bajo costo.

Cuando las cargas de operación se encuentran a altas presiones y


temperaturas, o cuando son altamente peligrosos, se requiero de medidores de nivel
más complejos que los cotidianos. Preferiblemente que no entren en contacto con el
líquido y que utilicen algún tipo de radiación electromagnética para la medición. En
ello se requieren los mejores estándares de seguridad y precisión.

Los medidores de líquidos han evolucionado satisfactoriamente para


caracterizar, su diseño y selección que debe estar ajustado a la disponibilidad
económica y a las características del proceso y de la carga. En muchos casos se
trabajan con niveles de presión y temperaturas muy elevados, en ese caso se hace
necesario utilizar medidores más resistentes y apropiados.

RECOMENDACIONES
A la hora de realizar las lecturas de la medición de caudal y de nivel se debe
tener una buena apreciación del instrumento.

Se debe tomar en consideración todos los aspectos en el momento de


seleccionar el instrumento de medición.

Es necesario un control de proceso, bien sea a lazo abierto o lazo cerrado,


dependiendo de la situación.