Está en la página 1de 5

Ministerio Público de la Nación

///nos Aires, 11 de febrero de 2022.


Habiéndose analizado las constancias del sumario, entiendo atinado
dictaminar sobre la prosecución de las presentes actuaciones.
Vale recordar, que la presente causa se inició con fecha 19 de octubre de
2021, cuando personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria intervino en una
manifestación que estaban realizando ex empleados de la empresa LATAM,
quienes en un primer momento se convocaron frente al sector denominado como
“ECO”, lindante a la Avenida Rafael Obligado y de ahí se desplazaron hacia el
sector AI del Aeropuerto Internacional Jorge Newbery.
En el sumario consta que se realizó un corte parcial de la Avenida aludida,
garantizándose la circulación de un carril en sentido norte y en sentido sur
respetivamente, también se sumaron a los reclamos de manera solidaria
aproximadamente setenta personas integrantes del Centro de Estudiantes de
Ciencias Sociales de la Agrupación ANCLA de la Universidad de Buenos Aires
y del Centro de Estudiantes de Psicología.
El desplazamiento, según las constancias, fue acompañado en todo
momento por personal de Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Momentos mas tarde los manifestantes ingresaron al sector Arribos
A1, movilizándose hacia los mostradores identificados del 7 al 12, acercándose
al mostrador 7 mediante la cinta transportadora donde los empleados de la
empresa se encontraban realizando el Check in del vuelo LA 440, que tenía
como destino a la Ciudad de Santiago de Chile procurando que los mismos se
retiren del lugar.
Finalmente, se dieron determinadas situaciones descriptas en el
sumario en cuestión que ocasionaron la demoraron unas horas, los vuelos LA
440 y el LA 8033.
El personal policial procedió a identificar a quienes resultaron ser
organizadores de la manifestación los Sres. Eduardo SAAB DNI 25.556.237 y
Martin TOME, DNI 32.677.095.
En el sumario obra la declaración efectuada en sede policial por el Sr.
Sebastian Vago, quien fuera el Jefe de Servicio de la aerolínea involucrada el día
del hecho, el que da cuenta de la situación antes descripta, afirmando que el
personal de la empresa no sufrió daños físicos por parte de los manifestantes y
que los vuelos a Santiago de Chile y a San Pablo, antes aludidos, se demoraron 4
horas y 2 respectivamente.
Tambien se tomaron en sede policial declaraciones testimoniales a
algunos de los empleados que prestaban funciones el día del hecho quienes
fueron contestes en describir los hechos de la manera antes señalada, y
afirmaron no haber sufrido daños físicos ni poder identificar a ninguno de los
manifestantes involucrados.
Respecto a los daños sufridos al mobiliario de la empresa, obra un
informe técnico en el que consta que los daños materiales se produjeron en dos
mamparas de material de vidrio templado, dispuestas sobre los mostradores
nueve y diez, los que se habrían producido presuntamente por un movimiento de
tipo mecánico ejercido con un objeto de entidad considerable, producto de un
impacto o un golpe.
En el sumario fueron agregadas fotos de los elementos dañados y del
evento en cuestión, y posteriormente fueron arrimados a la instrucción y subidos
al sistema lex 100 las filmaciones tomadas por el personal policial el día del
hecho.
Habiendo sido delegada la dirección de la investigación en esta
Fiscalía Federal en virtud de lo normado por el art. 196 del CPPN, adelanto que
habré de solicitar a Vs. el sobreseimiento de las personas señaladas en la
Ministerio Público de la Nación

denuncia y respectivamente el archivo de las actuaciones por los argumentos


que a continuación expondré.
En primer lugar, de las constancias aunadas a la causa, no es posible
conocer a los autores de los daños sufridos al mobiliario del Aeropuerto
Internacional Jorge Newbery, ( no pudiendo ser identificados por los testigos y
ni en la filmaciones acompañadas), lo cierto que los mismos integraban el grupo
de manifestantes que se presentaron ese día para hacer valer sus derechos frente
a la empresa LATAM, véanse las publicaciones de los diarios del día de la fecha
en la que se observa que los manifestantes se encontraban efectuando un
reclamo a la empresa por la continuidad laboral tras el cese de actividades de la
compañía aérea ( compúlsense los hechos en los diarios
https://www.infobae.com/sociedad/2021/10/19/incidentes-en-aeroparque-por-
una-protesta-de-empleados-despedidos-de-latam/;
https://www.lanacion.com.ar/sociedad/exempleados-de-latam-reclaman-en-el-
hall-de-aeroparque-ser-reincorporados-hubo-corridas-y-empujones-
nid19102021/ ) .
En razón de lo expuesto, entiendo que estas protestas sociales que
toman el espacio público tienen como único fin el de dirigir sus reclamos, para
hacerse oír por las autoridades correspondientes. Tal como ha pronunciado
representantes del Ministerio Publico Fiscal en situaciones similares “… Ello no
debería ser sujeto a medidas tan gravosas e intensas como su criminalización,
porque ello conduciría a la penalización de manifestaciones sociales pacíficas
que no encajan exactamente en las normas penales y que son desarrolladas en
ejercicio de derechos de jerarquía superior, como son la libertad de expresión,
de petición y reclamo a las autoridades, de reunión, asociación, etc…” (cn°
FSM 3884/2013/CFC2 “Acosta Josefina Regina s/ entorpecimiento de servicios
públicos”, dictamen n° 10647 de la Fiscalía General n° 4 a cargo del Dr. Javier
Augusto De Luca, 11/08/2016).
Es más, conforme surge de la información aportada a la causa, la
manifestación aludida únicamente ha conllevado demoras, que de ningún modo
ponen en peligro la seguridad del tránsito y de los medios de transporte, máxime
cuando respecto al transporte terrestre, se habilitó un carril para evitar el corte
total, y respecto al transporte aéreo hubo demoras de apenas unas horas en cada
vuelo.
Asimismo, no se hallan en autos fundamentos para creer que esta
protesta social fue algo más que un mero ejercicio del derecho constitucional a
expresarse libremente, ni que se hayan excedido en el ejercicio del mismo,
puesto que conforme surge de las actuaciones el corte duró poco tiempo, se
desplegó de manera de permitir la circulación, los daños constatados fueron de
una entidad menor y no es posible identificar a los autores, y según los testigos
no hubo agresiones a terceros.
“…Una sociedad democrática reconoce a las protestas como uno de
sus principales motores para el bienestar común. Sin reclamos de esta
naturaleza la sociedad dependería de la buena voluntad de sus autoridades
para la realización de sus derechos. La tolerancia es el precio que esa sociedad
deberá pagar si pretende gozar de derechos elementales.
[…] puede concluirse que mientras las manifestaciones públicas se
limiten a reunirse, gritar o vociferar, discursos o cánticos, cortar las calles o
rutas, exhibir pancartas o banderas, de una manera pacífica, se las debe
catalogar como conductas expresivas…” (Ibid.)
En consecuencia, el caso de autos se refiere a una protesta que, si bien
se desconocen sus características particulares, puedo asegurar que se trata de un
mero ejercicio de un derecho constitucional. Motivo por el cual, solicito a VS el
archivo de estos actuados por inexistencia de delito de conformidad con lo
dispuesto en el art. 195 segundo párrafo del CPPN toda vez que no pudo
verificarse la configuración de un hecho delictivo.
Ministerio Público de la Nación

En el mismo sentido, habiéndose identificado a dos de los


organizadores de la manifestación, entiendo que corresponda que Vs. Sobresea a
los Sres. Eduardo SAAB DNI 25.556.237 y Martin TOME, DNI 32.677.095, de
las demás condiciones obrantes en autos, en los términos del art. 336 inc. 3 del
Código Procesal Penal de la Nación.
Ramiro Gonzalez
Fiscal Federal
PRS

Ante mi:
Maria Juliana Marquez
Auxiliar Fiscal

En la fecha se subió al sistema coirón para su vinculación con Lex 100, al


Juzgado nro. 7, secretaria nro. 13

También podría gustarte