Boigandre

gandreaau
Olivier Boi
gandre

Los Bohemios

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Boigandreau, Olivier
Los Bohemios(m)
Imagen de tapa:
“Sueño” (Óleo / Lienzo. Medida 100 x 70 cm. 2005), obra del
artista plástico José Luis Lorenzo (Cuba).
Todas las imágenes de este libro fueron cedidas
gentilmente por el artista, rogamos no reproducirlas sin su
previa autorización.
Contacto:
Web: www.estudio-tallerlorenzo.pinarte.cult.cu
E.mail: jllorenzo@pinarte.cult.cu
Ediciones En la Cosmopista
www.enlacosmopista.com.ar
editorial@enlacosmopista.com.ar
1º Edición digital:
Formato PDF, 47 páginas, 2,43 MB
(m)

Derechos morales reservados: esta obra puede
reproducirse gratuitamente con aviso al autor de la obra. No
defendemos el derecho de propiedad burgués sino el derecho
del autor para con su creación.

-2-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Índice
El autor

4

El artista

5

Prólogo

6-7

“ad natura”

9

“ma bohème...”

12

“la suave piel”

26

“demos contra cracia = Acracia”

30

“nocturno III”

45

-3-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

El autor: Olivier Boigandreau [España]
Olivier Boigandreau, aprendiz de poeta, estudiante eterno.
Nacido en 1984 en ciudad amurallada, madura su conciencia
en su llegada a Segovia y Gomorra, lugar de bellos
atardeceres donde el arte y la cultura florecen a su
alrededor. Tras la traición a una de sus hermanas, comienza a
realizar una poesía directa y emocional, sincera y humilde, en
la que relata el vis a vis de la realidad y de lo onírico,
describiendo pensamientos desgarrados que él va a
aprendiendo a cabalgar, iniciando así un método socrático
con el que limpiar el alma a base de verdades incómodas,
propias y ajenas. Participa en la fundación de la Asociación
Vendimia en la Universidad de Valladolid, aún un germen de
un humanismo crítico y libertario que poco a poco va calando
en las mentes más curiosas y que promulga la libre creación y
la libertad plena de pensamiento. Su realidad viaja entre el
mundo vigil y el mundo onírico, del que extrae pinceladas
para afrontar el vis a vis. La psicodelia, la creacción, el
situacionismo cómico se habituan a su persona. El sentido
crítico agudiza su poética, que aún así no deja de dar
latigazos a su propia persona, siempre en transformación,
pues la vida es movimiento."
- Autor del libro "Cabilando", publicado en 2008 en la editorial
online Authorcrossing.
- Colaboración en el "Especial Surrealismo" de la Revista
Virtual "La Buhardilla", de Rosario, Argentina.
Web: www.pipasdecoco.es ; www.vendimiatv.es
Correo: boigandreau@yahoo.com

-4-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

El artista: José Luis Lorenzo Díaz [Cuba]
1976, Pinar del Río, Cuba.
Graduado en la Escuela Profesional de Artes Plásticas de Pinar
del Río.Es miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la
Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC). Además de
emplazar esculturas monumentales, realizar murales, diseñar
catálogos e ilustrar revistas y libros, ha integrado jurados en
prestigiosos eventos nacionales, provinciales y municipales.
Actualmente se desempeña como pintor, dibujante, grabador,
escultor e instalacionista, es artista independiente y posee
más de cientocuarenta exposiciones y proyectos colectivos en
Cuba y el extranjero, diecisiete exposiciones personales, siete
menciones y veinticuatro premios.
Web: www.estudio-tallerlorenzo.pinarte.cult.cu
E-mail: jllorenzo@pinarte.cult.cu

-5-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Prólogo: Fabricio Simeoni [Argentina]
La coacción de toda sintaxis con el infundado orden
semántico se soslaya en la posibilidad latente que por encima
del texto cierta génesis insurrecta avizora de la postrimería
de un cuerpo desvalido que se hace verbo en las vísceras.
Los Bohemios representa una de las formas más
existenciales de proponer desde los enlaces más propicios del
vínculo un merecedor arte poético encausado en las
preguntas más entrañables y las respuestas menos
ocasionales. Esta serie de poemas establecen un orden y al
mismo tiempo parecen establecerse en él.
Cada disgregación es parte del mismo lenguaje corporal
que lo merece, como des encajando los estereotipos
cronológicos que se enquistan en la vitalidad de un hombre
que inevitablemente pregunta, cuestiona, se condiciona, se
amedrenta, corresponde, intenta responder.
El lugar en el mundo que cada elemento del orden
causal sostiene coordina las entradas y las salidas de toda
búsqueda que desde el afuera insiste con adentrarse, toda
pérdida que desde adentro insiste con tocar la intemperie,
desprotegerla. Entonces el nominalismo se torna ilusorio,
nada puede llamarse, nada incluye un sesgo preciso de
dirección, la palabra es el único origen.
Los Bohemios nos muestra los lugares más recónditos
de nuestro paso vital desnudando en cada precariedad, la
humanidad desgajada del defecto y la virtud. Historia,
filosofía, sociología y psicología son cuatro de los ejes que
indaga el autor y que en distintos modelos gramaticales, de
estilo, metodológicos y tonales desarrolla una especie de
resolución optimista.
Nunca queda al margen la naturaleza de la naturaleza
misma o la naturaleza de quien se somete al poema o deja
que el mismo se someta a él.
-6-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

"... Hay mil mundos ahí afuera,
tan minúsculos y enormes,
que si nuestro cerebro creciera
alcanzaríamos a darles nombre..."
En un acto casi onírico realidad y ficción también se
rozan en la constante esencia de la perpetuidad como instinto
escriturario, el sentir vital que no acaece y desmiente la gota
canónica de lo que no se dice.
Como un enlace surrealista todas las imágenes
conjugan en la manera sustancial y cálida de cada momento
los motivos más elocuentes que la amistad intuye.
Los Bohemios pertenece a la esfera menos ocasional
del destino incierto y se eleva en los cimientos construidos
artesanalmente desde las venas regulares de un sistema
recíproco en la forma holográfica de llegar al cielo.
Fabricio Simeoni es periodista y escritor nacido en Rosario
(Argentina) en 1974. Coordinador del Taller literario de la
Biblioteca Popular Gastón Gorí, participa en diversos medios
escritos y orales de la ciudad de Rosario. En 2005 fue declarado
artista distinguido de Rosario por su trayectoria poética, literaria y
periodística. En diciembre de 2006 fue reconocido artista de la
provincia de Santa Fe, título otorgado por la Cámara de Diputados
de dicha provincia en homenaje a su trayectoria literaria y
periodística.Tiene publicados los siguientes libros:

Cronos / Rey piojo / Calambre de los descensos / Agua vírgen
/ Jardines flotantes / Sub / Otro pasto / Cavidades del recreo
/ La mujer de las cortadas. También editó el disco
“Alquímica” con música de Fabián Gallardo y voz de
reconocidos artistas argentinos.
Web: www.fabriciosimeoni.com.ar / www.alqumica.com.ar
E-mail: fabriciosimeoni@hotmail.com
-7-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Los Bohemios es un compendio de pensamientos y
emociones que surgen de mi perenne curiosidad y de
mis ganas de observar y aprender, sin duda van
dedicados a mi gente de Segovia y Gomorra, que día
tras día comparte instantes y sonrisas...sabéis
quiénes sois, y sabéis que si nombro uno a uno me
olvidaré de alguien, soy disperso pero os amo; a mi
gente de Avila Beach, que, de cuando en cuando,
coincide en mi fluir y demuestra que la distancia es
sólo una palabra, y que no atemoriza a la palabra
amistad; a mi Pluma, excelsa musa, clara presencia,
ente independiente que agudiza mi ser; a mis cuatro
estrellas: Andrés, Pili, Ra y Rorro; al surrealismo, a
Aloysius y su impacto en las mentes Vendímicas y a
La Cosmopista, por cruzarme con ellos, por
conocerles y, espero, por darles un gran abrazo
algún día....y a todos aquellos soñadores que en vez
de esperar sentados levantan sus almas para
colorear esta gris realidad. Pronto nos levantaremos
en lápices, y venceremos con la palabra.
Olivier Boingadreau

-8-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

“ad natura”
En paisaje nublado y oscuro
la melancolía campa a sus anchas.
Sin señalar a nada,
se acuerda de todo,
vivos recuerdos o experiencias muertas.
Cualquier excusa le vale
para al alma apretar las tuercas
y exigirla un pequeño momento de duelo,
una simple lágrima que caiga,
mecida por el viento
y animada por la gravedad,
al intenso océano de la memoria.
En noches húmedas y lluviosas
es cuando el corazón del poeta
se sobrecoge por la cotidiana belleza del mundo
y por sus pequeños detalles.
Veneremos a los dioses de la vida
por habernos rodeado de Naturaleza.
Pero no pidamos que ella nos venere
simplemente por mantenerla viva,
pues es misión innata del ser humano
el vivir con ella en armonía.
Vivo valiente el presente,
en paz con el pasado
y el futuro se viste de anhelos
posibles, claro,
pues lo imposible no existe.
Soñar es de supuestos perdedores
-9-

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

a los ojos de quién está encadenado
a la banal idea de que no hay nada que hacer.
Yo les digo:
“Pongan sus sueños en el mostrador de su mente,
propónganse dotarlos de amor y deseos,
riéguenlos con el esfuerzo diario
y, sigilosamente, sin ser impaciente,
ni escuchar las posibles burlas ajenas,
se darán cuenta, de repente,
que la vida es como usted quiera que sea.
Si cree en la magia, la verá.
Si cree en la justicia y la libertad, se aplicarán.
Siempre y cuando sea consecuente
y haga lo propio con usted mismo.
La humildad de cara al público
es simple vanidad al servicio del qué dirán.
Si la humildad no se aplica
también en uno mismo
seremos simples cajas vacías,
eso sí, con hermoso pero inútil envoltorio.
La magia no existe
porque muchos no creen en ella.
Encerrada en sus quehaceres,
la persona olvida su yo vital,
sus pensamientos, sueños y sentimientos.
Lo que hace que su Yo Orbital
parezca, cuanto menos,
una broma de mal gusto,
un escenario diseñado para hundirse.
- 10 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Puedes querer no creer en la magia,
pero intenta, al menos, sentirla,
saborear las pequeñas casualidades
que te indican el camino,
que te dan gratas sorpresas,
que te hacen estar vivo
y formar parte de algo grande.
Y aunque no sepas concretar qué es,
tu mente y tu cuerpo lo sienten.
¿O acaso no ha vuelto el mundo casual
justo cuando se necesitaba interiormente,
justo cuando evadirse era la única opción,
justo cuando la vida no aportaba
ese goce de antaño?.
No busques,
pues lo encontrarás,
si crees en ti
y, por extensión, en el encantamiento del mundo.
Dentro del humo negro
siempre quedan espacios de aire puro,
que es donde realmente has de respirar:
sueña y no contamines tu espíritu.

- 11 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Uno y más
De la serie Tumultos. Medida 70x100 cm.
Técnica: Experimentación grafica. Año: 2004.

“ma bohème...”
Los mitos del pasado
son fáciles de aprender,
muchos los han cambiado
impidiéndoles florecer.
Cuando el gusano vivía amurallado,
era en la prisión de su ser,
de eternos muros altos
que a su Yo no dejaban ver.

- 12 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Él pintó de negro sus recuerdos,
lobotomía para la nueva vida.
Pero dejó a su ego maltrecho
porque no recordaba su historia.
Fue un movimiento socrático,
para caer en gran ignorancia
y levantar nuevos ladrillos
fabricados con su inteligencia.
Tomó las riendas de su vida
o, mejor dicho, las soltó,
para irla hechizando cual druida
y así el camino no agotó.
El vis a vis otorga tiempos,
lugares, vistas y momentos,
de los que has de estar atento
para no quedarte seco.
El agua de la vida es vivirla,
beberla del eterno cántaro
que hace que encuentres salidas
para no ser dueño ni esclavo.
·······

- 13 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

La Nodriza
Medida 52,5x70cm. Técnica: Experimentación grafica. Año: 2004.

La experiencia nuestra afecta
a cómo observamos el mundo.
El sistema enferma e infecta
nuestra percepción a cada segundo.
Modas pasajeras distraen el alma,
muchos pasajeros ya no van con calma,
más de mil paisajes nos perdemos con la prisa,
más pasajes vivimos si salimos de las pistas.

- 14 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

El águila aprovechaba
el suave y fluido viento,
y, batiendo sus grandes alas,
disfrutaba cada momento.
Es lo que propicia
la vida en movimiento,
existen mil salidas
si un problema es un infierno.
Como partes de nuestro cuerpo,
como órganos vitales,
declaro a los sentimientos
que nos fluyen a raudales.
No por empequeñecer
un asunto muy cruento,
has de ver palidecer
tu osadía en un intento.
Que un problema no te hunda
no significa olvidarlo,
puedes darle buena tunda
si lo enfrentas por todos lados.
El cobarde se entierra,
el valiente prospera,
pero si éste va y alardea
su final ya no le espera.
Caía la noche
con la hermosa visión
de un campo de flores
de tono marrón
- 15 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

mezclado con mate
y un cierto azulón,
comenzaba el combate
entre la Luna y el Sol.
Tengo al que escribe el destino
ciertamente atareado,
pues siempre nada nunca
tengo todo preparado.
Me asquean los horarios,
soy algo irresponsable,
los límites son temerarios,
los poetas vivimos del aire.
Aún no puedo vislumbrar
los fogonazos de dispersión creativa.
La hoja en blanco es un gran mar
donde navegan las disyuntivas.
·······
Dudo que el tiempo no exista
pensé, pienso, pensaré,
sus límites no se resisten,
ahorrarlo es lo que no haré.
Mi tiempo no venderé
a los fríos hombres grises
que con chapeaux et cigarrés
piensan sólo en embestirme.

- 16 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

¿Es acaso perder horas
sentarse a pensar en la vida?
No. Es vida contemplativa
y de ella la alegría tomas.
No llevo hora en mi brazo,
lo porto en el corazón;
no me doy prisas, ni atajo,
creyendo que así lo hago mejor.
Todo tiene su engranaje,
da igual si funciona o no encaja;
al entorno haz gran marcaje
potenciando tu mirada.
Busca los significados
encriptados en tu mapa
lleno de singularidades
guardadas bajo la manta.
Un día soñé en esmeralda;
al mes vi a una chica, gallarda,
con ojos como la Luna
y verdes color esperanza.
Si yo no me fijo o desisto
de observar los detalles mágicos,
mejor será apagar y listo:
y acogerme a los gestos mecánicos.
Mas no es ese mi propósito,
el olvidar mi mundo onírico;
pues no es sino en Pipas de Coco
donde cuido de mis amigos.
- 17 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

·······
Amistad, el eterno tesoro,
donde uno se encuentra a sí mismo,
aprendiendo de los otros,
y abrazando el idealismo.
Haz de los otros valientes,
haz de los tuyos los reyes,
pues si con ellos no te cruzaras
el fluir pararía de repente.
Un hueco tiene presente
el que sabe de las leyes,
que no es otro que el abogado
con el que hablo de las mieles.
Más de un lustro he abrazado
conversaciones eternas y afables
y si él no apareció en “Cabilando”
sí lo hicieron sus versos vitales.
·······
La reunión de los amigos
acaba de comenzar,
coge la copa de vino,
que vamos a brindar
por seguir juntos y unidos
toda una eternidad,
siendo nosotros mismos
con amor y honestidad.

- 18 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Surgen historias de calle,
de noches cuasi sin fin
en las que un rumor de pecado
da sombras donde acudir.
Pues es en los lugares
tomados como malditos
donde muchos personajes
se forman sus propios mitos.
Acudamos de ipso facto,
vamos a menorear;
con entradas guays al palco
sólo nos queda bailar
en un ambiente no apto
para mentes cuadriculadas,
donde entran en el retrato
amigos, musas y hadas.
Son lugares de penumbra,
pero todos llenos de luz
que si dudas de si alumbra
no sólo te pierdes tú:
pierdes aire, ron y labia,
pierdes quizá la razón
y en mitad de celebraciones
la rabia es ahora tu obsesión.
La gente que muere en el bosque
lo hace por simple vergüenza
de haber sido tan torpe
de adentrarse en la maleza.

- 19 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

No des lugar a flaquezas,
renuévate a cada instante,
sueña y usa la cabeza
y siempre saldrás adelante.
·······

Las féminas y el culto Priapal.
Medida 65x80cm. Técnica: Experimentación grafica. Año: 1998.

Hay mil mundos ahí afuera,
tan minúsculos y enormes,
que si nuestro cerebro creciera
alcanzaríamos a darles nombre.
Los sueños, sueños son,
mas se mezclan con la vida
- 20 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

y, por la vía nocturna, amanecen
mil historias surrealistas.
El hombre de las mil ideas
haría mal en confiarse,
pues cuando menos lo espera
pensara que alardease.
Pero el mundo está cambiando;
las drogas están cambiando;
los gilipollas que decía Renton
hace tiempo que llegaron.
Y, si bien, es cierto, insisto
que alardear precipita la caída,
yo debo afirmar que existo
sin caer en la felonía.
Uno ha de confiar en sí mismo
sin aplastar el ego de otros;
y si aprendes a no golpear
te sentirás honesto con todos.
Cuando tus ojos miran sucio
tu alma se vuelve borrosa
y en tí crecen raíces
peores que la ponzoña.
Con los tuyos, haz lo tuyo.
De lo tuyo, da a los tuyos.
Para los tuyos, eres el suyo.
Sin tu Yo no eres ni cuyo.
·······
- 21 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

No tengo los pies en la tierra,
andan sobre Pipas de Coco,
lugar de verdes praderas
donde el miedo no tiene hueco.
No es un lugar idílico,
guarda mis trazos de sombras.
El dolor se clava, rubrico,
pero de sortearlo existen mil formas.
Si el tiempo acaso existiera,
seguro que habría una manera
de no llenarlo de tristeza
y no hacer juego a tu cabeza.
Minimiza tus errores y,
siempre y cuándo sigas vivo,
entonces levántate y corre
y constrúyete otro camino.
Di: “Yo caigo, luego existo”
y sigue luchando en tus trece.
Siempre puedes alegar
que todos los días amanece.
·······
La muchedumbre desconcertada
iba en grupos a la plaza,
donde decían que había montado
un novedoso espectáculo.
El ágora era un gran vacío
de mentes en conexión
- 22 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

con un sosegado sonido
que escuchaban con atención.
Parecía invento demoníaco,
poseía a los cuerpos descalzos
y hacía contornearlos
al ritmo de su alegato.
La gente esbozaba sonrisas,
al tiempo que se olvidaban
de todas esas diatribas
que su vida vapuleaban.
Pronto empezaron los saltos,
los bailes no patentados
y gritos tan animados
como los pájaros del campo.
Invento tan aclamado
no podía ser del Diablo,
a pesar de soltar las cadenas
de muchas mentes enfermas;
a pesar de dar alegría al hundido
y juventud al que más ha vivido.
Quizá fuera invento divino
que otra vez Prometeo robó,
y, sin recordar lo que le sobrevino,
con la misma piedra tropezó.
Y volvió a regalarle al mundo
lo que los dioses le ocultaban,
aún sabiendo de su propio infortunio
cuando ellos se enteraran.
- 23 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

El espectáculo continuaba
entre vino y bebidas varias
y mesas con ricas pitanzas
de las que todos disfrutaban.
Habían olvidado la muerte,
confiaban ahora en su suerte
y quisieron otorgarle nombre
a aquel rumor tan solemne.
Fueron todos a visitar
al más sabio del lugar,
que no tardó en espetar:
“Por libre debéis de pensar”.
Para luego continuar
con una historia sin par
sobre una antigua juglar
que habitó más allá del mar
y, que un día de nunca olvidar,
decidió acudir a tocar,
un instrumento singular
que acababa de inventar,
al lugar donde pudo hallar
a los dioses habitar.
Y, tras tocar, cantar y bailar,
con ellos comenzó a dialogar
sobre cómo diantre nombrar
lo que acababan de escuchar.
Y, después de mucho cavilar,
todos decidieron honrar
a ésta valiente juglar,
y con su nombre denominar
lo que acaban de vislumbrar:
“MÚSICA”.
- 24 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Dieciocho y más.
De la serie Tumultos. Medida 70x100 cm.
Técnica: Experimentación grafica. Año: 2004.

- 25 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

“la suave piel”
La musa es felina de ojos césped,
su sombra en mis recuerdos se revuelve,
quizá nunca la haya conocido,
quizá es que aquella noche iba dormido.
Entre estrechos recovecos segovianos,
el Sol iba escondido tras sus rayos.
La Luna, en decrecendo, le cantaba
a aquel punto del día en que se encontraban.
Mezcla entre luces y sombras
que usan poetas y musas,
intentando que las estrellas
alumbren con cantos su alcoba.
La Luna, multiforme y brillante,
hermosura pinta su forma en el cielo,
y mi corazón, encogido y palpitante,
exige a los vientos silencio.
·······
El colibrí, de pequeño, soñaba
con encontrarse una flor algún día,
cuyo néctar le procurara
durante años mucha alegría.
Ahora, el colibrí,
que sabe volar por sí solo,
amaría a tantas flores
como tantas hay en el globo.
- 26 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

No puede aferrarse a una,
siente que no respira,
no cree haber encontrado
la flor que complete su vida.
·······
Sigo en tema mujeril
dónde yo a veces soy vil.
Pero no porque las odie,
sino por las dudas que tengo de mí.
Dudo en no estar a la altura,
de meter sólo la punta,
de crearme fantasías ilusas
que me encierran en la gruta.
Seguro de mis errores,
dudoso de mis virtudes,
recojo piropos cual soles
mas no cambian actitudes.
·······

- 27 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

El baño
Medida
50x70cm.
Técnica:
Experimentación
grafica.
Año: 2003.

- 28 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Las mujeres se veneran
no se insultan o se escupen.
El hombre que pega es de pega,
asco en mí es lo que produce.
Él no merece más versos.
Ella se mece en su tiesto;
es ahora una flor marchita
pues la ahogan y no rechista.
Mujer: levanta, despierta.
Mujer: tu arma es tu calma.
Llevas ya varios milenios
esperando ser liberada.
Y la espera ha terminado,
y el Padre sigue dando largas.
Él no quiere liberaros,
es mejor clavarle dagas.
Mas no caigas en su trampa
de empezar tú a despreciar,
a los hombres, con tu alma,
también los debes de amar.
En resumen, semidiosa,
tú que creas y que destruyes,
sabes bien por qué no huyes:
en tu ser eres hermosa.

- 29 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

“demos contra cracia = Acracia”
De callar a los rebeldes
es de lo que viven algunos,
que imponen reglas y límites
a los que no ponen su culo.
Pienso libre, luego existo.
Actúo libre: yo estoy vivo;
ningún papel ni contrato
romperá el sueño que estimo.
Dicen que todo va mal, es fatal.
Dicen que todo se hunde, se difunde.
Sólo somos mercenarios
de un sistema que produce.
Nos tratan como valores,
números, consumidores.
Pero somos más que eso:
somos grandes soñadores.
Yo no quiero generales,
sé tu propio comandante.
Mas tampoco quiero buitres
que se queden con mis partes.
El poder me huele mal;
el poder me tiene hastiado.
Ya no se escucha jamás
la voz de los ciudadanos.
O quizá es que ya no griten,
sean autómatas sin cerebro,
- 30 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

que dejan que se les pise
por un coche, casa y euros.
¡Claro!- me insisten.
¡Tengo todo lo que quiero!
Lo que sueño, lo que soy...
¡lo consigo con dinero!.
“Con dinero hay esperanza”,
nos anuncian con templanza;
pero yo nunca he pagado
por un beso apasionado.
“Nuestro dinero y caprichos lo es todo”,
nos repiten como loros.
Pero yo nunca he invertido
en disfrutar del Mundo Onírico.
Por mis ojos o mis manos
ningún euro yo he pagado;
por olores o susurros
no he ofrecido yo ni un duro.
La realidad apesta.
Mi mente es siempre una fiesta,
y no hay nada que yo anhele
porque paso de la tele.
En la tele sólo hay sangre.
“Quédense todos en sus casas,
cómprenme mis materiales
y, con suerte, nunca salgan”.
La calle es nuestra alma.
- 31 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Las palabras nuestra voz.
Nuestras manos son las armas:
¡dótalas ya de ilusión!.
Empuña tu lápiz,
agarra tu pincel,
sueña sobre tu hoja en blanco
que el mundo cambie de una vez.
Pero actúa, no lo esperes,
nada cambia sino te mueves;
duda de todo y critica
que nuestra libertad es sólo ficticia.
Estamos en una trampa
donde el monstruo sólo zampa,
el trabajo que ofrecemos
ya no sirve para nada.
Los bancos dan los billetes,
pero cobran intereses
que has de pagar de nuevo
recogiendo más billetes..¡qué huevos!.
Pero cobran intereses
que has de pagar de nuevo
recogiendo más billetes...¡qué huevos!.
“Arrodíllate ya súbdito.
Yo soy el rey oscuro,
tu opinión me importa un pito:
¡compra y calla tonto'l culo!”.
“Vótame conciudadano.
Te prometo lo que quieras.
- 32 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Ofréceme ya tu mano
y te arrancaré luego las piernas”.
Y las culpas, para el negro,
para el raro y pa'l extraño.
“Vendo tus ojos al miedo,
quedas ciego en el rebaño”.
Apelo a los sentimientos
que nos hacen florecer.
Luchemos contra todo miedo:
sin él podremos crecer.
Rompe toda ideología,
piensa sólo en libertad.
Verdad, lucha y melancolía
por los tiempos que vendrán.
Nunca nada es utopía
si un camino has de andar;
danza ya con alegría,
mentalizado para amar.
Ahora todo es energía,
pero no de la que venden.
Sino la de las personas
que comparten el relente.
·······

- 33 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Por los pelos
Medida 50x36cm.
Técnica: Experimentación grafica. Año: 2004.

Nunca una noche te encontrarás solo
si con cielo brillante te interesa un poco
preguntarle al bello astro por qué fuiste tan bobo
o celebrar con ella cualquier pequeño logro.
- 34 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

“¡Lunón!”, gritan las diosas, las musas y las ninfas,
entonces el poeta canta al nuevo paradigma.
Cambiando reglas rotas por libertarias medidas
que permitan a las personas disfrutar de la alegría.
·······
Si de nacionalismos hablamos,
España es un gran hervidero.
Los hay grandes y pequeños
que cosechan siempre el miedo.
Hay uno grande, presente,
que se oculta tras el pueblo,
y no deja ser diferente
al que no acepte su gran ego.
Este grande ser monstruoso
siempre niega su existencia,
y considera muy enojoso
que se rían de su ignorancia.
Luego hay peces más pequeños,
pirañas vestidas de traje,
que de su cultura hacen señuelo
para defenderse como pajes.
Y caen en el mismo error
que cometió quién les conquistó;
y crean un cierto horror
para que el odio hilvane los hilos.

- 35 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Respeto, pido respeto,
para grandes y pequeños,
cada cual con su cultura
pero no siendo tan necios.
Necio o tonto es el que no aprende,
el que limita su cerebro
con telajes de colores viejos
uno es libre malamente.
Libertad para el ciudadano,
muerte a la patria o nación.
Que no haya fronteras ni trapos
que generen persecución.
·······
Yo no quiero ser audiencia,
no pretendo ser consumidor,
y me armo de paciencia
para no caer en el Error.
Error, diría yo que es,
superponer objetos a lo que eres.
Dejando de lado tu alma
para cubrirla con enseres.
No sientes ni padeces,
sólo huyes y obedeces.
No gritas ni te quejas:
eres un águila vieja.
Antes podías volar,
pero tú elegiste sentarte.
- 36 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Y ahora tus alas son parte
de un aburrido vagar.
Las personas han de buscar,
y si no buscan que encuentren,
y si no encuentran que lo creen,
y creyéndoselo más podrán crear.
·······

Interior con columnas
Medida 70x50cm.
Técnica: Experimentación grafica. Año: 2004.

- 37 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

¡Ay!¡La dichosa patria!
¿Cuándo aprenderemos a vivir
sin estar apegados a infamias
que hacen difícil existir?.
Familias desquebrajadas
por putrefactas banderas pasadas,
por el odio o el amor a éstas
las broncas están aseguradas.
Padres de fino instinto,
de inteligencia muy superior
pasan a ser distintivos
de ideas que producen pavor.
No pisotees tu persona
por un gran ente nacional,
tus sueños siguen en boga:
valen más que el himno marcial.
Déjennos acertar o equivocarnos,
permítannos ser o no sanos,
dennos tiempo para analizarnos
y conocernos para amarnos.
·······
Cada vez lo veo más claro,
cada día yo más lo siento,
creo que ya se está alumbrando
un bonito movimiento.

- 38 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

En cabeza van los jóvenes
que aún no vendieron su miedo,
que siguen soñando con cócteles
de verdad, libertad y sentimientos.
Personas que se desviven
por poner en pie su vida,
y que charlan y deciden
cómo acabar con la mentira.
Grupos de idealistas
que no buscan poder,
pacíficos anarquistas
que quieren hacernos ver,
con sus lápices y sus ideas,
cuán libres podríamos ser.
Nos destapan los oídos
que no buscan escuchar.
Atacan a nuestros ojos
y así hacerles volver a mirar.
Se apoyan unos a otros,
demostrando solidaridad,
y se atreven a dar por el orto
a quienes nos quieren encadenar.
Como en la época dorada
a sus rifles ponemos flores.
Como ahora su sombra es más larga
construimos muchos más soles.
Puedo elegir amar lo oscuro,
si es puro;
y detestar lo más brillante
- 39 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

si intereses hay en su frente.
Son ahora épocas “loables”,
donde exportamos la “paz” a bombazos,
en las que hablamos de “integrarse”
expulsando a los “raros” en barco.
¿Qué fue del Crisol,
del cruce entre culturas?.
¿Por qué el blanco es más?
¿Porque acumula más basura?.
¿Por qué está más informado
que ese a quién ni conoce?.
¿Por qué cree estar más avanzado
que aquel que respeta al roble?.
¿Por qué yo soy más que tú
cuando yo soy menos que un bush?.
¿Por qué diferencias las razas
si a todos nos tratan cual ratas?.
¿Por qué sigues votando
a aquel que roba tu trabajo?.
¿Por qué peleas con amigos
por opiniones de tu partido?.
¿Por qué ninguneas tu persona
por ideas que vienen de arriba,
en vez de escribirte las notas
- 40 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

que den un buen ritmo a tu vida?.
En un mundo vertical
yo me siento horizontal.
Quiero ser hombre singular,
por ningún espejismo dejarme llevar,
seguir mi destino universal
de nacer, vivir y morir en paz.
¿Por qué teméis a la dulce muerte
si ni siquiera vivís plenamente?.
¿Qué veis de malo en el vacío
en el que nadáis ya de continuo?.
¿De qué sirve levantaros
para luego ir arrodillados?.
¿Qué tiene de libertad
elegir sólo el qué comprar?.
¿Qué tiene de singular
hacer lo que los demás?.
¿Cómo puedes estar tan solo
con la de almas que hay en el globo?.
Que la tierra es un gran ying-yang
nunca lo podrás obviar,
y lo malo que te encuentres
sabes que algo bueno lo vence.
·······
- 41 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Él alumbraba los días
luchando contra la oscuridad.
Muchos milagros hacía
en la tierra, en el aire y el mar.
Multiplicaba las cosechas,
domaba la naturaleza,
mas algunos días usaba
su calor con toda crudeza.
Demostraba así su poder,
sin pedir veneración,
pues creía en los seres libres
que piensan en cada acción.
Su bondad era infinita,
su sonrisa luminosa,
mas se veía con señorita
de reputación dudosa.
Pocas veces se los veía juntos,
quizá un par de veces al día
en los que con mucho disimulo
hasta el alba se despedían.
A ella también la adoraba
gente escondida en montes,
oculta de oscuros monjes
que de brujería las acusaban.
Él era odiado y amado,
pero tuvo que ser humillado
por un signo del zodiaco
que estaba entre sus allegados.
- 42 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Durante tres días es crucificado
por una gran constelación,
y, al tercer día, es levantado
trayendo más días de calor.
En invierno con él se alinean
Sirio y las estrellas “Tres Reyes”,
que no traen humildes regalos,
sólo apuntan hacia el Este.
Podría estar hablando de Cristo,
de Horus, de Buda o de Mitra,
mas creo que ya estamos listos
para aclarar una sucia mentira.
El bulo de la teología,
la sandez del supuesto Mesías,
que no era más que alegoría
del gran astro que alumbra los días.
Señoras, señores: Siempre Dios fue astrología.
Y la fé: nuestra propia energía.

- 43 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

Acuerdate Orula
Medida 70x100cm.
Técnica: Experimentación grafica. Año: 2007.

- 44 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

“nocturno III”
Justa poesía y delgado lápiz:
mis únicas armas guerreras,
mi alma corre con el viento
y se refleja en las estrellas.
Salto feliz en el tiempo,
sin apenas tomarle en cuenta;
Vivo valiente el presente,
sorteando las muchas piedras.
Con sonrisas y alabanzas
a la enérgica madre tierra:
donde nazco, vivo y muero
con amor, sin ningún pero.
Poesía arma de nobles,
solitarios y rebeldes
que utilizan el relente
cuando cantan a las flores.
Vida contemplativa,
y tinta con ironía,
satirizan sin prejuicios
los errores de los vivos.
Ataco a los que atacan,
los que atacan y no acatan
la belleza de la vida
y viven sembrando plagas.
A la muerte me remito,
no hay lugar para remilgos
- 45 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

nadie muere dando brincos
preguntadle a vuestros hijos.

Tirando piedras
Medida 70x50cm.
Técnica: Experimentación grafica. Año: 2003.

- 46 -

Olivier Boigandreau

Los Bohemios

“Los Bohemios” de Olivier Boigandreau, con obras de José
Luis Lorenzo.
1º edición digital: junio de 2009.

www.enlacosmopista.com.ar
editorial@enlacosmopista.com.ar

- 47 -