Está en la página 1de 24

Programa de Estudios Básicos

Taller de Método de Estudio Universitario

Tres Posiciones sobre la Eutanasia en el Perú

INTEGRANTES:

Arellano Hidalgo Teodoro


Chávez Montoya Susan
Pacheco Vicente Renato
Quispe Cotaquispe Evelyn
Riveros Sánchez Jimmy
Siviruero Reyes Carla

PROFESORA:

Débora Zambrano

Lima-Peru

Diciembre, 2009
RESUMEN

En el presente trabajo se toma en cuenta el aspecto legal en el cual se establecen diversos


puntos de vista de distintos países como Holanda que se convirtió en el primer país en legislar
la eutanasia. Pero existen diversas aplicaciones, a las personas a las cuales se le ha
practicado la eutanasia en algunos casos de forma ilegal, lo cual solo ocurre para familias
adineradas. En Francia se dio de otra manera una paciente que estaba vegetal, dirían muerto
en vida, los médicos no la podían desconectar ya que era ilegal ;pero, el esposo de la paciente
fue hasta la corte para que puedan desconectarla y después de bastante tiempo se logro lo que
quería el esposo y la mujer pudo descansar.

En cambio en el Perú la eutanasia es ilegal, como en muchos países de Latinoamérica.


Sin embargo se ha formado una comisión conformada por congresistas y universitarios, en el
que están debatiendo si se hace legal la eutanasia. Uno de los puntos de esta comisión es la
modificación del artículo 112 de la constitución política. Además, se debe tomar en cuenta que
esta práctica no solo podría ser aplicada a pacientes desahuciados sino a la vez a personas
que cometen delitos como violación a menores pero eso comprende un teme relevante del
nuestro lo cual solo cabe entender que en cierta forma esta práctica tan controversial podría
beneficiar a algunas personas desatando el debate de muchos.

Por último, en el aspecto religioso se castiga rotundamente cualquier acto de eutanasia. Ellos
consideran que la vida la dio dios y solo dios la puede quitar.
El derecho a la vida es, pues, un derecho anterior y superior al Estado. Y, como cristianos,
sabemos que la vida es un don de Dios y que nadie, sino Él, puede dar término a nuestra
existencia. Por ello, el primer derecho reconocido en la Constitución Política del Perú y en los
tratados internacionales, por ser un derecho de primera generación, de carácter originario de la
persona
No sólo se consagra el derecho a la vida sino el respeto a la vida y a la dignidad de la persona
humana.
Estos puntos que se han tomado de forma rápida, se explicara detalladamente en la presente
investigación monográfica.
CAPITULOS

I. INTRODUCCIÓN.

II. PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN MONOGRÁFICA.

2.1 Planteamiento del Problema y Justificación.

2.2 Objetivos.

2.3 Hipótesis.

2.4 Marco Teórico.

2.4.1. Definición de Conceptos.

2.4.2. Investigaciones Previas.

III. METODO

IV. RESULTADO Y DISCUSIÓN

V. REFERENCIAS BIBIOGRAFICA.

VI. ANEXOS
I. INTRODUCCIÓN

La práctica de la eutanasia fue recomendada por Platón, Aristóteles y luego por Lutero.
Tomas Moro y Michael Montaigne, en el siglo XVI, llegaron a considerarla una opción
racional y éticamente valida si es voluntaria y se da en ciertas circunstancias.
El termino eutanasia se popularizo en el siglo XVII y se uso ampliamente para designar
diversas formas de muerte tranquila y natural. A partir XIX, se refiere a todas las formas
de muerte permitidas o provocadas en el paciente. (10)

Desde la antigüedad la eutanasia ya era conocida y practicada con el fin de quitarles la


vida a aquellas personas que sufrían incapacidad por ejemplo:

En la India antigua los incurables eran conducidos al borde del Ganges allí los
asfixiaban tapándole la nariz y la boca con barro luego eran arrojados al río sagrado.
En la Grecia antigua se practico indudablemente la eutanasia.
En Roma adquirió su más cabal expresión cuando se daba muerte rápida a aquellos que
en los circos quedaban mal heridos y presas de la agonía cruel. (7)

Desde la concepción la persona ya es sujeto de derecho por lo tanto cuenta con los
derechos con los que la constitución los ampara. Se dice que la persona tiene derecho a
la vida pero hasta que punto es libre de decidir si ¿vivir o morir? Que pasa con aquellas
personas que como se dice están muertos en vida y que su vida depende de una
maquina, tiene derecho a seguir viviendo y cargando con el dolor que embarga su
cuerpo. Por eso hace una décadas atrás las personas han planteado un método para
terminar con ese sufriendo que agobia a cualquier enfermo terminal , la eutanasia, como
método usado para culminar con dicho sufrimiento de aquellas personas que están
postradas en su cama sin poder hacer uso de sus facultades. (15)

Desde ya hace algún tiempo, pero cada vez con mayor intensidad la regulación de la
práctica de conductas eutanásicas constituye objeto de una amplia polémica en la que se
implican perspectivas y aspectos tan variados como los jurídicos, sociales, médicos,
filosóficos, religiosos o propiamente políticos a la que como todas las sociedades en el
presente trabajo se pretende dar cuenta de modo necesario las tres posiciones: legal,
social y religiosas acerca de la eutanasia en el Perú. (6)

1
II. PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN MONOGRÁFICA.

2.1 Planteamiento del Problema y Justificación.

Los cuidados médicos opinan que en pacientes en estado terminal son uno de los temas
más discutidos, no sólo en el aspecto medico, sino también en el campo legal, social y
religioso. (8)
Hasta finales del siglo pasado, poco podía hacer el médico por su paciente cuando éste
se enfrentaba con una probable muerte. La mayoría de las personas morían por
infecciones intratables como: neumonía, tuberculosis, etc. Desde hace unas décadas la
situación ha cambiado de modo radical; aquellas enfermedades han sido controladas y
ahora las causas de muerte son principalmente enfermedades crónicas, degenerativas y
tumorales como las enfermedades del corazón y cerebro-vasculares. Hoy día el personal
sanitario puede ejercer un control más eficaz en las situaciones límite, pero también a
veces puede prolongar inútilmente la vida de estos pacientes que no tienen calidad de
vida. A lo largo de la historia la iglesia católica ha hecho evidente la defensa por la vida,
cuidando que las personas tengan una vida digna y sin dificultades. (10)
Estos hechos han ocasionado una serie de problemas hasta hace unos. Siendo pues un
hecho frecuente la atención sanitaria de los pacientes terminales, generalmente en
centros hospitalarios, sorprende la incomodidad del médico y de la enfermera ante este
tipo de pacientes. Se invocan diversas razones para explicar esta actitud frente al
enfermo terminal: la ausencia de preparación, reacciones personales (ansiedad,
sentimiento de culpa, rechazo personal, incapacidad vocacional) y dedicación preferente
a otros enfermos con mejores perspectivas. Se han presentado diversas soluciones; una
de ellas ha sido la de reclamar la legalización de la eutanasia, que puede considerarse
como la acción u omisión que, por su propia naturaleza, o en sus intenciones, procura la
muerte, con la finalidad de eliminar todo dolor y sufrimiento.
Ante Dios esto es una eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona
humana. En los diversos países de América latina, la iglesia católica ha dejado claro la
posición que adopta ante la permisividad de la eutanasia. (21)
En una encuesta realizada a 100 alumnos de la Universidad Ricardo Palma acerca, si
esta de acuerdo o no con la eutanasia, en el cual el 64% contesto que si estaban de
acuerdo y el 36% que no estaban de acuerdo con la aplicación de la eutanasia.
La pregunta que seguía en esta encuesta para los que estaban de acuerdo con la
aplicación de eutanasia era; ¿En que casos?, dando las siguientes opciones: Muerte
Cerebral con un 43%, Hidrocefalia con 15%, Paciente Terminal con un 29% y otros
con un 13%. También al realizar otra encuesta en un asilo a un grupo de 20 ancianos
preguntándoles ¿Qué aspectos influyen en su opinión con respecto a la eutanasia?
dejaron los siguientes resultados: la religiosa con un 50% la moral con un 25%, la legal
con un 5% y otros con un 20%. Teniendo estos datos finales logramos deducir que la
sociedad esta a favor de la eutanasia y también que aspecto influye mas con respecto al
tema tocado.
Por definición la enfermedad terminal está irreversiblemente unida a la muerte; esto
implica que médicos y enfermeras, además de administrar los cuidados físicos y
psicológicos necesarios, han de esmerarse en evitar el sufrimiento y la inseguridad, así
como acompañar hasta el final al enfermo agonizante. En el presente capítulo se
analizan (5)
¿Cuáles son las posiciones sobre la eutanasia en el Perú?

2
2.2 Objetivos.

2.2.1 Objetivo General

Identificar las diversas posiciones sobre la eutanasia

2.2.2 Objetivo Especifico

Identificar cual es la posición legal sobre la eutanasia en el Perú.

Identificar cual es la posición social sobre la eutanasia en el Perú.

Identificar cual es la posición religiosa sobre la eutanasia en el Perú.

3
2.3 Hipótesis.

2.3.1 Según la posición Legal:

La ley no acepta la eutanasia basándose en la constitución política, cual en el capitulo I,


articulo 2, 1 dice: Toda persona tiene derecho a la vida, a su identidad, a su integridad
moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar. El concebido es sujeto de
derecho en todo cuanto le favorece.

La posición legal también está en contra de la eutanasia y se basa en el código penal,


decreto legislativo Nº 635, libro segundo, título I, capítulo I, articulo 112 que dice lo
siguiente: El que, por piedad, mata a un enfermo incurable que le solicita de manera
expresa y consciente para poner fin a sus intolerables dolores, será reprimido con pena
privativa de libertad no mayor de tres años.

2.3.2 Según la posición Social:

La sociedad está a favor de la aplicación de la eutanasia como un método que elimina


el dolor del enfermo, esta se afirma de cómo mantener a una persona viva si esta ya no
la posee y por lo tanto no posee calidad de vida.

La sociedad está a favor de la eutanasia ya que los órganos que estas personas dejan
pueden ser utilizados para beneficio de otras personas.

2.3.3 Según lo posición Religioso:

La iglesia no acepta la eutanasia porque se basa en la moral, en respetar la vida del


paciente; como creyente aun en la hora final, el Señor no abandona a los suyos.

La iglesia no acepta la eutanasia porque ellos se basan en la biblia, la cual dice en uno
de sus libros de Juan 11:25: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí aunque
este muerto vivirá”. Y en Juan 14:6 dice: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie
viene al Padre sino por mí”.

4
2.4 Marco Teórico.

II.4.1 Definición de conceptos.-

2.4.1.1 Eutanasia.-

2.4.1.1.1 La palabra eutanasia etimológicamente proviene de dos voces griegas: eu, que
quiere decir bien y thanatos, que significa buena muerte, el primero en ocuparse
científicamente del tema fue en el siglo XVII, aparentemente en 1623 el ingles
Francisco Bacón de Verulamio (6). Bacón considero que la misión del medico consiste
en proporcionar la salud y aliviar los sufrimientos y los dolores, no solamente cuando
ese alivio puede conducir a la curación, sino también cuando puede servir para producir
una muerte dulce y tranquila. Los médicos, por el contrario se creen obligados con sus
vanos escrúpulos e ideas religiosas a atormentar al enfermo cuando la enfermedad no
tiene esperanza alguna de curación; los médicos, según mi opinión, debería tener
suficiente habilidad para endulzar con sus manos los sufrimientos y la agonía de la
muerte. (2)
Entendemos que es difícil un criterio uniforme de definición de eutanasia, pero
nosotros la definiríamos como aquel acto en virtud del cual un sujeto ordinariamente
penetrado de la más profunda y sincera piedad siega de la vida de otro, considerando
como incurable y normalmente poseído de terribles dolores físicos.

2.4.1.1.2 Según la encíclica evangelium vitae, en un sentido verdadero y propio se debe


entender una acción o una omisión que, por su naturaleza y en la intención, causa la
muerte con el fin de eliminar cualquier dolor. (10)

2.4.1.1.3 La Asociación Médica Mundial en 1987 define el concepto de la eutanasia


como “El acto deliberado de dar fin a la vida del paciente.

2.4.1.1.4 La Eutanasia es la muerte dulce provocada: es el transito de la vida a la muerte


acelerado por medio que, lejos de agravarla, la hacen apacible, agradable, eufórica.

2.4.1.1.5 En la actualidad se entiende por eutanasia el llamado homicidio por


compasión, es decir, el causar la muerte de otro por piedad ante su sufrimiento o
atendiendo a su deseo de morir por las razones que fuese. (24)

2.4.1.1.6 Se llama también eutanasia al acto cuyo objeto es causar muerte a un ser
humano para evitarle sufrimientos, bien a petición de éste o por considerar que su vida
carece de la calidad mínima para que merezca el calificativo de digna. (21)

5
2.4.1.1.7 Piedad: Es un sentimiento subjetivo de difícil definición. Es la conmiseración
ante el sufrimiento ajeno (RAE).

2.4.1.1.8 Suicidio asistido: Significa proporcionar en forma intencional y con


conocimiento a una persona los medios o procedimientos o ambos necesarios para
suicidarse, incluidos el asesoramiento sobre dosis letales de medicamentos, la
prescripción de dichos medicamentos letales o su suministro. Se plantea como deseo de
extinción de muerte inminente, porque la vida ha perdido razón de ser o se ha hecho
dolorosamente desesperanzada. (10)

2.4.1.1.9 Cocotanasia: Es la eutanasia que se impone sin el consentimiento del


afectado. La palabra apunta hacia una mala muerte. (6)

2.4.1.1.10 Eutanasia activa voluntaria: Es la acción destinada a provocar la muerte de


una persona que padece una enfermedad terminal o irreversible que le causa
sufrimientos sentidos subjetivamente como insoportables, siempre que sea debidamente
informada de su estado y pronostico atendiendo a su petición libre, voluntaria y
reiterada, con el único fin de evitarle estos sufrimientos.(13)

2.4.1.1.11 Distanasia: Consiste en el "encarnizamiento o ensañamiento terapéutico",


mediante el cual se procura posponer el momento de la muerte recurriendo a cualquier
medio artificial, pese a que haya seguridad que no hay opción alguna de regreso a la
vida, con el fin de prolongar su vida a toda costa, llegando a la muerte en condiciones
inhumanas, aquí se buscan ventajas para los demás, ajenas al verdadero interés del
paciente. (23)

6
2.4.1.2 Tipos de eutanasia

2.4.1.2.1 Eutanasia directa

Adelantar la hora de la muerte en caso de una enfermedad incurable, está a su vez posee
dos formas:

2.4.1.2.1.1 Activa: Consiste en provocar una muerte indolora a petición del afectado
cuando se es víctima de enfermedades incurables muy penosas o progresivas y
gravemente invalidantes; el caso más frecuentemente mostrado es el cáncer, pero
pueden ser también enfermedades incurables la obesidad o la depresión crónica. Se
recurre a substancias especiales mortíferas o a sobredosis de morfina. (22)

2.4.1.2.1.2 Pasiva: Se deja de tratar una complicación, por ejemplo una


bronconeumonía o de alimentar por vía parenteral, con lo cual se precipita el término de
la vida; es una muerte por omisión. De acuerdo con Pérez Varela “la eutanasia pasiva
puede revestir dos formas: la abstención terapéutica y la suspensión terapéutica. En el
primer caso no se inicia el tratamiento y en el segundo se suspende el ya iniciado ya que
se considera que más que prolongar el vivir, prolonga el morir” Debe resaltarse que en
este tipo de eutanasia no se abandona en ningún momento al enfermo. (22)

2.4.1.2.2Eutanasia Indirecta

Es la anticipación de la muerte por el principio del doble efecto. Con el Objetivo de


tratar sus síntomas al enfermo se le administran medicamentos Contra el dolor y
tranquilizantes que precipitan la muerte como efecto
Secundario.
Por ejemplo la sobredosis de analgésicos, como es el caso de la morfina para calmar los
dolores, cuyo efecto agregado, como se sabe, es la disminución de la conciencia y casi
siempre una abreviación de la vida. Aquí la intención, sin duda, no es acortar la vida
sino aliviar el sufrimiento, y lo otro es una consecuencia no deseada. (22)

7
2.4.2 Investigaciones previas

2.4.2.1 Según la posición Legal

La situación en Holanda

A partir del de abril del 2002, entró oficialmente en vigor la ley de eutanasia en
Holanda. Con ello, Holanda se convierte en el primer país que, en ciertos casos, permite
la eutanasia.

Han sido diversas las causas que han operado a favor de la legislación de la eutanasia,
algunas de esas razones son las siguientes:

 La dilución del fervor religioso en las sociedades contemporáneas occidentales

 La aparición de numerosos grupos ateos que, dentro de una lógica de exaltado


individualismo, exigen el control sobre su cuerpo

 La expansión del materialismo económico que hace ver la vida como una
relación costo-beneficio

 Los altos costos causados por la industria de la salud

 La existencia, cada vez mayor, de discapacitados

 El surgimiento de enfermedades crónico-degenerativas como son la demencia


senil, el síndrome de Alzheimer, la diabetes, el cáncer, las patologías
cardiovasculares, enfermedades reumáticas y otras;

 Los avances científico-técnicos en medicina que llegan a los extremos de


prolongar la agonía poniéndole dificultades al morir y que son causantes de
elevados costos en la atención del enfermo

 La deshumanización médica

En la práctica los médicos ya la aplicaban, aunque constituía un acto punible.


Un estudio efectuado en Holanda en 1995. Ese país contaba con 15 millones de
habitantes, y tenía un ingreso perca pita de 16,600 dólares, cuenta con atención médica
universal. Este país recibía, cada año, 10,000 solicitudes para que se permitiera la
eutanasia. La mayoría fue rechazada. Pero 3,700 casos se llevaron a cabo. Existieron
1,000 casos de personas que habían sido muertas sin ser mentalmente competentes,
violando las normas establecidas; este tipo de muertes constituyó el 2.9% de todas las
muertes anuales. Además, la mitad de las muertes no fueron reportadas. El 0.7% del
número total de las muertes en Holanda fueron de pacientes que no habían dado su
consentimiento. La experiencia holandesa muestra la dificultad de mantener un criterio
ético estricto en la práctica de la eutanasia. Estas investigaciones permiten establecer una
segunda conclusión: aun en aquellos países con problemas económicos resueltos y
atención médica universal el mantenimiento de una práctica ética en el ejercicio de la
eutanasia es difícil de alcanzar. (2)
8
Tras un intenso debate público que se ha prolongado por de más 25 años, el Senado
holandés ha aprobado el proyecto de ley que regula la eutanasia. Holanda es el primer
país del mundo en el que, bajo estrictas condiciones, no se penaliza la eutanasia. El
médico que, a petición explícita del paciente, pone fin a la vida de éste y se atiene a lo
que estipula la nueva ley, ya no deberá comparecer ante el juzgado. (20)

La situación en Bélgica

Bélgica es desde el segundo país del mundo en haber despenalizado la eutanasia. Desde
el lunes 23 de septiembre, está en vigor una ley que autoriza a un médico a poner fin a
la vida de un paciente, siempre y cuando, éste, en plena lucidez y consciencia, lo haya
demandado por escrito y de forma reiterada. (11)
La despenalización de la eutanasia en Bélgica llega tras un debate social muy
participativo y difícil. Algo propio del peculiar carácter de este pequeño país
centroeuropeo, donde una de las tradiciones católicas más arraigadas del viejo
continente, convive con iniciativas sociopolíticas de tono marcadamente liberal.
Los obispos encabezaron la activa. Mientras que la asociación para el derecho a una
muerte digna, una organización con ramificaciones en otros países de Europa, fue la
punta de lanza a favor de la norma. (15)
La llegada de la ley sobre la eutanasia abre una alternativa para que enfermos crónicos
decidan cuándo y en qué condiciones desean poner fin a sus vidas. Pero sobre todo,
dicen sus defensores, tiene la virtud de regular una actividad que ya existe, que es
relativamente frecuente, pero que ha sido secreta, por tanto, susceptible de excesos. (17)

La situación en el Perú

Perú vive un intenso debate en torno a la legislación de la eutanasia. El detonante fue la


propuesta realizada ayer por la comisión especial revisora del código penal peruano del
congreso para su despenalización. (10)
El proyecto, avalado en primera instancia y que deberá ser discutido en un debate amplio
en el legislativo, permitiría interrumpir el embarazo en casos de violación sexual o mal
formaciones congénitas, de acuerdo a un documento oficial.
Los grupos pro-vida han criticado duramente la iniciativa del congreso.
Ahora, la comisión especial, integrada por parlamentarios, representantes del ministerio
de justicia, del colegio de abogados de lima y de las universidades, tienen el encargo de
revisar y elaborar un proyecto de ley para modificar el código penal, que después deberá
ser discutido en el congreso. (21)
Esta comisión acordó modificar el artículo 112 del código para permitir a los jueces
eximir de sanciones a las personas que interrumpan la vida de un enfermo, siempre que
este lo solicite expresamente.
Este grupo de trabajo aprobó modificar los artículos del código penal por cuatro votos a
favor y uno solo en contra.
Pero esto proyecto todavía este curso y todavía no culmina.

9
La situación en otros países

A lo largo de la historia el debate de la eutanasia a tocados distintos posiciones


ideológicas desde las prohibiciones extremas hasta las restricciones parciales. Un
movimiento a favor de su legalización dio inicio en Inglaterra en 1935, cuando Killick
Millard fundó la sociedad para la eutanasia. La discusión se ha llevado a las cortes de
Australia, Colombia, Estados Unidos, y otros países. En la segunda mitad del siglo XX
varios países europeos restaron severidad a las condenas contra la eutanasia.
En el Territorio Norte de Australia entró en vigor, en junio de 1996, la Ley de los
Derechos de los Enfermos Terminales. Autorizaba al médico a dar muerte al enfermo
con una acción positiva, como una inyección letal. Además, permitía que cualquier
ciudadano pudiera viajar a ese Estado para someterse al tratamiento. En Francia un
comité de ética de las ciencias y de la salud francesa (CCNE), publicado en marzo, ha
abierto una puerta a la despenalización de la eutanasia la recomendar la creación de una
nueva figura legal “eutanasia por excepción”, para casos raros y excepcionales, esta es
diferente a eutanasia activa y pasiva.
En los estados unidos en el estado de Oregón, en 1994 se aprobó la ley de la “muerte con
dignidad” que no entro en vigor debido a las protestas sociales. Finalmente en 1997 se
aprobó con 60% de votos a favor con restricciones a su aplicación. En este precepto
estadounidense se admite el suicidio asistido: los médicos pueden prescribir drogas
letales pero no administrarlas. (4)

Las causas anteriores se han visto traducidas en favor de la eutanasia en diversas


encuestas, de la siguiente manera: en España, el 67%; en Estados Unidos, 75%; en Gran
Bretaña, 80%; en Australia, 81%, y en Holanda 92%. Estas cifras deben ser analizadas
dentro de un contexto cultural, económico, social, político, técnico y científico. Por
ejemplo, en Estados Unidos el 80% muere en los hospitales y si en éstos la agonía es
sumamente dolorosa, es lógico que opten por la eutanasia. (6)

¿Qué dice el proyecto de ley?

 El enfermo debe padecer sufrimientos insoportables sin posibilidad alguna de


mejoría.
 El paciente debe haber manifestado enfáticamente en diversas oportunidades su
deseo de morir.
 El médico tiene la obligación de solicitar la opinión a otro colega sobre el caso.
 El médico está obligado a informar con urgencia a una de las cinco Comisiones
Regionales que están conformadas por un jurista, un médico y un especialista en
ética que analizan y juzgan si se ha cumplido el trámite de forma debida.
El proyecto de ley de eutanasia holandesa es un acto de caridad cristiana, un gesto de
compasión, en el sentido más noble del vocablo. Es decir, sufrir con el otro, entenderlo
e intentar aliviar al máximo sus pesares.

10
Con la nueva ley, la discusión sobre la Eutanasia en Holanda no ha finalizado, pero en
adelante se desarrollará con menos hipocresía. Además, el Gobierno holandés iniciará
una campaña de publicidad para que en el extranjero se aclaren los malentendidos sobre
el tema. (21)

Según los contraeutanasistas; la eutanasia occisiva no es compatible con las finalidades


que en el campo de la salud pública todo Estado persigue, también sabemos que se
encuentra dentro de la finalidad de sanidad estatal el proteger, conservar y mejorar la
salud de los miembros que integran la comunidad y sobre esta base realmente resultaría
absurdo pretender afirmar que la eutanasia coincide con la finalidad preservadora de
vida que constituye función inequívoca de todo Estado; es claro e irrebatible que no se
encuentra dentro de los fines reconocidos por el Estado.(4)

Según los proeutanasistas; el sufrimiento puede llegar a caracteres realmente pavorosos,


y porque tal hecho no puede menos hacer brotar un verdadero derecho no solo
amparado en la solidaridad humana.

Enrique Ferri, otro proeutanasistas publico: “L´omicidio-suicidio, en esta obra traza los
límites de la sanción o impunidad amparándose de los móviles que motivan el acto. Así
el considero que aquel que comete un homicidio “guiado por móviles altruistas y
piadosos, no debe ser considerado como delincuente” (10)

H. Binet-Sangle llega a la conclusión de la conveniencia de la reglamentarla


estatalmente para los enfermos positivamente adoloridos e “indiscutiblemente”
incurables.

11

2.4.2.2 Según la posición religiosa


La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamente
contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la Iglesia Católica Romana y
de las Iglesias evangélicas y pentecostales. La postura del actual papa Benedicto XVI
quedó explícitamente recogida en una carta a varios eclesiásticos norteamericanos de
2004. (1)

Según Juan Pablo II:

Se da ciertamente la obligación moral de curarse y de hacerse curar, pero tal obligación


debe confrontarse con las situaciones concretas; es necesario valorar si los medios
terapéuticos a disposición son objetivamente proporcionados a las prospectivas de
mejora. La renuncia a medios extraordinarios o desproporcionados no equivale al
suicidio o a la eutanasia; más bien expresa la aceptación de la condición humana ante la
muerte. (8)

No todos los asuntos morales tienen el mismo peso moral que el aborto y la eutanasia.
Por ejemplo, si un católico discrepara con el Santo Padre sobre la aplicación de la pena
de muerte o en la decisión de hacer la guerra, éste no sería considerado por esta razón
indigna de presentarse a recibir la Sagrada Comunión. Aunque la Iglesia exhorta a las
autoridades civiles a buscar la paz, y no la guerra, y a ejercer discreción y misericordia
al castigar a criminales, aún sería lícito tomar las armas para repeler a un agresor o
recurrir a la pena capital. Puede haber una legítima diversidad de opinión entre católicos
respecto de ir a la guerra y aplicar la pena de muerte, pero no, sin embargo, respecto del
aborto y la eutanasia. (7)

Nuevamente el 29 de octubre de 2007 en la Ciudad del Vaticano el Papa Benedicto


XVI, apelando a los profesionales de la salud a que sean “objetores de conciencia”
contra dichas prácticas. El Papa comentó en una Convención de Farmacéuticos
Católicos Romanos, que parte de su trabajo es ayudar a proteger la vida humana desde
la concepción hasta la muerte natural, la enseñanza de la Iglesia que descarta cualquier
interrupción deliberada del embarazo o la eutanasia. (3)

La eutanasia es un problema para toda persona que sea o no sea creyente. La eutanasia
implica matar a un ser querido por Dios, quien vela por su vida y su muerte. La
eutanasia es así, un grave pecado que atenta contra el hombre y, por tanto contra dios,
quien ama al hombre y es ofendido por todo lo que ofende al ser humano, razón por la
cual Dios hace alusión en los mandamientos “No mataras” como exigencia para todo el
que quiera estar de acuerdo con Él.
La iglesia dice: toda persona humana esta hecha a imagen y semejanza de Dios.
También sustenta que el hombre no es el dueño de la vida. Solo dios, quien creo el
hombre para su servicio y alabanza, puede poner fin a la vida humana.
La teología cristiana defiende que el primer derecho del hombre es el derecho a la vida.

12
La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es
mayoritariamente contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el
caso de la Iglesia Católica Romana y de las Iglesias evangélicas y
pentecostales. La postura del actual papa Benedicto XVI quedó
explícitamente recogida en una carta a varios eclesiásticos
norteamericanos de 2004. (2)

La Iglesia exhorta a las autoridades civiles a buscar la paz, y no la


guerra, y a ejercer discreción y misericordia al castigar a criminales,
aún sería lícito tomar las armas para repeler a un agresor o recurrir a
la pena capital.
13
2.4.2.3 Según la posición Social

Según la historia, La eutanasia fue un problema social en aquellas sociedades primitivas


en que se practicaba la eliminación de vidas consideradas inútiles, costumbre que estuvo
admitida respecto a los recién nacidos con malformaciones o los ancianos en distintos
pueblos de la antigüedad, hasta que la influencia del cristianismo acabó con tales
prácticas inhumanas. Desde la llegada del cristianismo, la eutanasia dejó de ser un
problema social hasta el siglo XX, en que algunos vuelven a convertirla en problema al
pretender su legalización. (10)

Desde los años 30 de este siglo se vienen constituyendo asociaciones en defensa de la


eutanasia y se han propuesto leyes permisivas, que habitualmente han sido rechazadas,
en distintos países. Sin embargo, la actitud a favor de la eutanasia de estos pequeños
grupos, y cierta mentalidad de relativización del respeto debido al ser humano (que se
expresa, por ejemplo, en el aborto), van calando en la sociedad, convirtiendo de nuevo a
la eutanasia en un problema social que vuelve a aparecer después de haber sido
superado durante siglos. (3)

Los puntos a favor de la Eutanasia podrían ser:


• Tengo un derecho a disponer de mi propia vida, y puedo reivindicar la autonomía
como parte integral de la dignidad humana y expresión de ésta.
• Una vida en determinadas condiciones es indigna, la imagen que proyecto ante los
seres cercanos o aún en los otros, puede ser considerada como humillante e indigna.
• ¿Por qué aceptar una forma de existencia en circunstancias limitadísimas
sacrificando, en cierta forma, a parientes y amigos?
• Así como se tiene un derecho a vivir con dignidad, ¿por qué no tener un derecho a
morir dignamente?
• No debe intentarse prolongar la vida cuando ésta no se pueda vivir, haciendo del
paciente no un ser humano, sino un caso clínico interesante (como ocurre en los
hospitales universitarios actualmente)
• Podría institucionalizarse unos derechos no sólo del paciente terminal, sino de la
familia en sí.
• ¿Es justo morir de un modo tan doloroso?

Como vemos, la cantidad de preguntas que nos arrastra aún es grande, sin embargo, ya
existe una cierta conciencia en nuestro tiempo para que ella sea aceptada de alguna
manera, los valores se han ido transformando poco a poco y ya se está llegando, a que algún
día, no muy lejano, se apruebe el derecho a una muerte justa, en los términos aquí
planteados. Los individuos están tomando más en serio su papel dentro de este momento
histórico y se comienzan a preguntar sobre aspectos trascendentales en la existencia del ser.
Sin embargo, los riesgos de que éste individuo sea absorbido y manipulado por el sistema
capitalista están latentes, ya que éste puede manipularlo para volverlo desechable y hasta
productivo en un momento dado. (19)
Aún existen muchos aspectos indeterminados en torno a la Eutanasia, cabe mencionar
algunos como la dignidad humana y la autonomía, el no tomar al ser humano desde un
punto de vista eminentemente biológico, la calidad de la vida y la libertad de elección Y no
hay que olvidar la ambigüedad a la que se puede llegar con su eventual legalización.
14
2.4.2.4. Argumentos en contra de las tres posiciones sobre la eutanasia en el Perú

Los argumentos en contra inciden en la inviolabilidad de la vida humana, la defensa de


su dignidad independientemente de las condiciones de vida o la voluntad del individuo
implicado, y las repercusiones sociales de desconfianza que podría conllevar la
eutanasia. Además es calificada de crimen por el derecho. La lamentable experiencia
que vamos teniendo donde se tolera aconseja no permitir más el asesinato por
compasión. (3)

La Asociación Médica Mundial considera contrarios a la ética tanto el suicidio con


ayuda médica como la eutanasia, por lo que deben ser condenados por la profesión
médica. En cambio recomienda los cuidados paliativos. (5)

El problema esencial de la despenalización de la eutanasia es su fundamentación


jurídica. Las proposiciones de ley presentadas hasta el momento defienden la libertad de
decisión por encima incluso de la propia vida. Pero esta racionabilidad no es tan
evidente.

1. La eutanasia legal favorece una "pendiente peligrosa" en contra del


derecho a la vida en otros campos. En países como Holanda la eutanasia se
aplica no ya a enfermos, sino simplemente a gente que no quiere vivir, como el
senador socialista. Se calcula que en Holanda se dejan morir a unos 300 bebés al
año por nacer con minusvalías y hay casos (en este país rico) de negar la
implantación de marcapasos a mayores de 75 años; la eutanasia favorece otras
actuaciones de "eliminación de los inútiles".

2. La eutanasia no es solicitada por personas libres, sino casi siempre por


personas deprimidas, mental o emocionalmente trastornadas. ¿"Piden
libremente" la eutanasia los niños "eutanasiados" en los países que defienden
esta práctica? No tienen madurez para hacer este acto en libertad. Pero muchos
adultos tampoco porque lo piden con enfermedades mentales o emocionales.
Cuando uno está sólo, anciano, enfermo, paralítico tras un accidente es fácil
sufrir ansiedad y depresión que llevan a querer morir. En un país si los
terapeutas se esfuerzan por curar esta depresión, devolver las ganas de vivir, casi
siempre tienen éxito si el entorno ayuda. Por el contrario, en un país con
eutanasia, en vez de esforzarse por eliminar la depresión se tiende a eliminar al
deprimido "porque lo pide".

3. La eutanasia dificulta el trabajo de los terapeutas que trabajan con


minusválidos, deprimidos, enfermos. Las personas que ayudan a otros a vivir
con una grave minusvalía o en duras circunstancias ven su trabajo saboteado por
la otra opción, la eutanasia, que legalizado aparece con atractiva insistencia
como una salida fácil para el enfermo.
15
4. La eutanasia tenderá a eliminar a los más pobres y débiles. Como el aborto,
la eutanasia tenderá a hacerse especialmente accesible y promocionada entre las
clases económicamente más débiles, los grupos étnicos desfavorecidos, etc. Al
desatenderse la oferta en cuidados paliativos, éstos serán un lujo sólo para gente
con medios adquisitivos.

5. La eutanasia legal no impedirá las eutanasias ilegales, sino que las


potenciará. Como en el caso del aborto, aprobar una ley que permite la
eutanasia "con todos los controles que haga falta" no impedirá que se extienda el
fraude de ley, los permisos escritos sin examinar al paciente, la laxitud en la
aplicación de la ley y el fraude de ley generalizado. El caso de Holanda
demuestra que no hay control de los 2.000 casos denunciados, como ha señalado
con indignación el Comité de Derechos Humanos de la ONU. Con todo, el
mejor argumento contra la eutanasia siempre será el testimonio de miles de
hombres y mujeres en circunstancias dificilísimas que, apoyándose mutuamente,
con la ayuda de sus valores, su familia, amigos o profesionales demuestran día a
día que la dignidad del hombre les lleva a vivir y enriquecer la vida de otros.(8)
16

III. METODO

Para lograr hacer la siguiente monografía hemos investigado mucho, recopilando


información de diversos sitios, de los cuales hacemos mención:

Biblioteca Nacional del Perú ubicada en la avenida Abancay

Biblioteca Nacional del Perú ubicada en la avenida Javier Prado.

Biblioteca Central de la Universidad Ricardo Palma.

Colegio Médico del Perú ubicado en Miraflores.

Colegio de Abogados del Perú ubicado en la Avenida Arequipa.

El diario El Comercio.

De toda la información recopilada hemos sintetizado y comprendido, para así poder


realizar la siguiente monografía con mucha más eficacia.
17

IV. RESULTADOS Y DISCUSION

4.1 Posición religiosa:

En la conclusión encontrada en esta monografía respecto a esta posición estos afirman


que nadie ni nada puede ir en contra de la vida de una enfermo , la iglesia católica ha
condenado siempre todos los actos que van en contra de la vida humana y ahora frente a
los intentos de despenalizar la eutanasia se pronuncia aun con más severidad , puesto
que atenta contra la vida .(10) la iglesia dice que solo Dios es el que puede quitarle la
vida a un ser humano ; la arbitraria destrucción de la vida con el suicidio y el homicidio
está condenada por la ley divina . (21)

4.2 Posición social:

La conclusión respecto a esta posición es muy clara, la sociedad está a favor de la


despenalización de la eutanasia como método utilizado para eliminar el sufrimiento de
la persona que gracias a una enfermedad terminal no puede disfrutar de la calidad de
vida que esta merece o a la que tiene derecho. (18) la sociedad dice que la utilización de
este método de alguna forma podría ayudar a salvar vidas ya que lo órganos de vital
importancia de las personas a quienes se les aplique la eutanasia podría servir para
salvar tantas vidas que depende de la búsqueda de esos órganos. (20)

4.3 Posición legal:

En cuanto a la posición legal respecto a la despenalización de la eutanasia, esta se opone


rotundamente a la aplicación de dicho método porque alega que nadie, puede atentar
contra la vida de otra persona, ni por piedad ni por petición de esta misma por cualquier
motivo, esto está escrito ye estipulado en el artículo 112 del código pena con una
sanción no mayor de 3 años de pena privativa de la libertad. (17) Dicha posición alega
que nadie puede ir en contra de otra persona ya que estaría en contra de el derecho
primordial y la base de la constitución política de Perú de 1993, El derecho a la vida ya
la integridad física. (5)
18

V. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. Málaga M. Salud Publica – Enfoque Bioético.1ª.Ed.Caracas: Disinlined; 2005.

2. Santillán J, Torres F. El derecho a la vida en Entredicho. El Comercio. Perú:


2009; Octubre 08.

3. Despenalización del aborto y eutanasia desata polémica. El comercio, Perú:


2009; octubre 08.

4. Charles I, Germino B, Pittman M. Agonía, muerte, ante un reto para la vida:


1ª.Ed.Peru: El manual moderno. S/F.

5. Morales R. Hacia una concepción jurídica unitaria de la muerte, vol7.Perú:


fondo Ed. PUCP; 1997.

6. Rodríguez R. Eutanasia aspectos éticos controversiales: Revista Medica


Herediana 2001;12(1):32-36

7. Claus R, Fernando M, Barquin J, Olmeda M, Méndez G. Eutanasia y suicidios,


cuestiones dogmáticas y de política criminal. Perú: ara Editores; 2008.

8. Vélez L. Ética Médica. Bogotá: CIB; 1996.

9. Montori V. Medicina Ethica et Thanatos. {Tesis Doctoral}.Lima. Universidad


Cayetano Heredia; 1996.

10. Vicente P, Sánchez M, valer O. El problema moral- religioso de la eutanasia.


Lima: talleres gráficos de la editorial Lumen; 1951.

11. Políticos belgas piden la eutanasia para niños con enfermedades terminales. El
comercio, Perú: 2008, marzo 19.

12. Matew J. Eutanasia una batalla por ganar, Perú: libros Enred; 2008.

13. Arribei R, Valle I. La eutanasia voluntaria autónoma Madrid: DYKINSON;


2002.

14. Vásquez R. Algo más sobre el suicidio asistido y la eutanasia: Del aborto a la
donación. Principios Bioética Liberal 1997; 109(03):67-68.
19

15. Rodríguez Y. La eutanasia y sus argumentos: reflexión crítica. Ars Médica


2000; 02(02):45-57.

16. Sambrizzi E. Derecho y Eutanasia. Buenos Aires: La ley; 2005.

18. Martínez J. Muerte digna y eutanasia, Taller provincial “Dilemas de


bioética”. Facultad de Ciencias Médicas; Sancti Spiritus. Abril de 1996. p. 11

19. Serrano J. Eutanasia y vida dependiente. : Ediciones Internacionales


Universitarias; 2001.

20. Humphry D, Wickett A. El derecho a morir: comprender la eutanasia. :


Tusquets Editores; 1989.

21. Román J. Problema moral de la eutanasia. : Flecha; 1985.

22. Gunning K. Ejemplos de eutanasia activa y pasiva [web].2008. [Fecha de


acceso 16 de noviembre de 2009].URL disponible en
http://www.muertedigna.org/textos/euta240.htm#3

23. Martínez J. La Eutanasia. El Problema de su Fundamentación Ético-Jurídica.


La Habana, Cuba: Editorial Cuba literaria. 2001.

24. Conceptos generales en torno a la Muerte Digna y a la Eutanasia. [en línea]. . ;


2007. [Fecha de acceso 18 de noviembre de 2009]. URL disponible en:
http://www.muertedigna.org/textos/eutan.htm.
20

VI. ANEXOS

ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con la eutanasia?

SI ( ) NO ( )

¿En qué casos está de acuerdo que se aplique la eutanasia?

Muerte Cerebral ( ) Paciente Terminal ( ) Hidrocefalia ( ) Otros ( )

Si optó por otros , nómbrelo

…………………………………..

¿Qué aspectos cree usted que influyen para la legalización de la eutanasia en el Perú?

Moral ( ) Económico ( ) Religioso ( ) Legal ( ) Otros ( )

Si optó por otros , nómbrelo :

………………………………….

21