Está en la página 1de 3

CUENTO

El cuento es una narración breve de carácter ficcional protagonizada por un grupo


reducido de personajes

• El cuento popular: Es una narración tradicional breve de hechos imaginarios que se presenta en
múltiples versiones, que coinciden en la estructura pero difieren en los detalles. Tiene 3 subtipos: los
cuentos de hadas, los cuentos de animales y los cuentos de costumbres. El mito y la leyenda son
también narraciones tradicionales, pero suelen considerarse géneros autónomos (un factor clave para
diferenciarlos del cuento popular es que no se presentan como ficciones).

• El cuento literario: Es el cuento concebido y transmitido mediante la escritura. El autor suele ser
conocido. El texto, fijado por escrito, se presenta generalmente en una sola versión, sin el juego de
variantes característico del cuento popular

Partes del cuento

El cuento se compone de tres partes.

• Introducción o planteamiento: La parte inicial de la historia, donde se presentan todos los personajes
y sus propósitos. Pero fundamentalmente, donde se presenta la normalidad de la historia. Lo que se
presenta en la introducción es lo que se quiebra o altera en el nudo. La introducción sienta las bases
para que el nudo tenga sentido.
• Desarrollo o nudo: Parte donde surge el conflicto, la historia toma forma y suceden los hechos más
importantes. El nudo surge a partir de un quiebre o alteración de lo planteado en la introducción.
• Desenlace o final: Parte donde se suele dar el clímax, la solución a la historia y finaliza la narración.
Incluso en los textos con final abierto, hay un desenlace. Puede terminar en un final feliz o no.

Características del cuento

El cuento presenta varias características que lo diferencian de otros géneros narrativos:

• Ficción: aunque puede inspirarse en hechos reales, un cuento debe, para funcionar como tal,
recortarse de la realidad.
• Argumental: el cuento tiene una estructura de hechos entrelazados (acción – consecuencias) en un
formato de: introducción – nudo – desenlace.
• Única línea argumental: a diferencia de lo que sucede en la novela, en el cuento todos los hechos se
encadenan en una sola sucesión de hechos.
• Estructura centrípeta: todos los elementos que se mencionan en la narración del cuento están
relacionados y funcionan como indicios del argumento.
• Personaje principal: aunque puede haber otros personajes, la historia habla de uno en particular, a
quien le ocurren los hechos.
• Unidad de efecto: comparte esta característica con la poesía. Está escrito para ser leído de principio a
fin. Si uno corta la lectura, es muy probable que se pierda el efecto narrativo. La estructura de la
novela permite, en cambio, leerla por partes.
• Prosa: el formato de los cuentos modernos (a partir de la aparición de la escritura) suele ser la prosa.
• Brevedad: por y para cumplir con estas características, el cuento es breve.
NOVELA

una obra literaria en prosa en la que se narra una acción fingida en todo o en parte, y cuyo fin es
causar placer estético a los lectores con la descripción o pintura de sucesos o en lances interesantes,
de caracteres, de pasiones y de costumbres.

Las bases de una novela son las siguientes:

• Una narrativa extensa: las novelas tienen, generalmente, entre 60.000 y 200.000 palabras, o
de 300 a 1.300 páginas o más.

Aquí radica la diferencia con el "cuento". Existe una zona difusa entre cuento y novela que no es
posible separar en forma tajante. A veces se utiliza el término nouvelle o novela corta para designar
los textos que parecen demasiado cortos para ser novela y demasiado largos para ser 'cuento'; pero
esto no significa que haya un tercer género (por el contrario, duplicaría el problema porque entonces
habría dos límites para definir en lugar de uno).

Hay otras diferencias entre novela y cuento: el relato aparece como una trama más complicada o
intensa, con mayor número de personajes que además están más sólidamente trazados, ambientes
descritos pormenorizadamente, etcétera.

• Es de ficción, lo que la hace diferente de otros géneros en prosa como la historia o el


ensayo.

• En prosa, lo que la separa de los relatos ficticios extensos en forma rimada.

Biografía: ernest theodor Amadeus hoffman

Nació en Königsberg (Prusia Oriental; actualmente Kaliningrado, en Rusia), hijo y sobrino


de abogados, aunque tras la separación de sus padres en 1778 se crió con la familia de su
madre. Su tercer nombre era originalmente Wilhelm, pero más tarde adoptó el de Amadeus
en honor del compositor Wolfgang Amadeus Mozart. Hoffmann estudió Derecho en la
Universidad de Königsberg pero sólo lo ejerció un corto período antes de dedicarse
forzosamente a la pintura, la crítica musical y la composición debido a la derrota de Prusia
por parte de Napoleón. En 1814 volvió a la administración civil prusiana en Berlín y ejerció
exitosamente como juez hasta su muerte.

Hoffmann es mucho más conocido como escritor, siendo una figura de gran influencia en
grandes escritores posteriores como Edgar Allan Poe y Théophile Gautier. Sus obras de
ficción, de horror y de suspense, que combinan lo grotesco y lo sobrenatural con un
poderoso realismo psicológico, se encuentran entre las mejores y más influyentes del
movimiento romántico.
Revolución rusa

La Revolución Industrial fue un periodo histórico comprendido entre la segunda mitad del
siglo XVIII y principios del XIX, en el que Inglaterra en primer lugar, y el resto de Europa
continental después, sufren el mayor conjunto de transformaciones socioeconómicas,
tecnológicas y culturales de la Historia de la humanidad, desde el Neolítico.

La economía basada en el trabajo manual fue reemplazada por otra dominada por la
industria y la manufactura. La Revolución comenzó con la mecanización de las industrias
textiles y el desarrollo de los procesos del hierro. La expansión del comercio fue favorecida
por la mejora de las rutas de transportes y posteriormente por el nacimiento del ferrocarril.
Las innovaciones tecnológicas más importantes fueron la máquina de vapor y la
denominada Spinning Jenny, una potente máquina relacionada con la industria textil. Estas
nuevas máquinas favorecieron enormes incrementos en la capacidad de producción. La
producción y desarrollo de nuevos modelos de maquinaria en las dos primeras décadas del
siglo XIX facilitó la manufactura en otras industrias e incrementó también su producción.

Así es que en la revolución industrial se aumenta la cantidad de productos y se disminuye el


tiempo en el que estos se realizan, dando paso a la producción en serie, ya que se
simplifican tareas complejas en varias operaciones simples que pueda realizar cualquier
obrero sin necesidad de que sea mano de obra cualificada, y de este modo bajar costos en
producción y elevar la cantidad de unidades producidas bajo el mismo costo fijo.