Está en la página 1de 3

KOMBUCHA O CAMBUCHA

Definición:

La Kombucha es una bebida fermentada que se realiza a partir del té negro o té verde con azúcar,
lo cual permite la formación de un cultivo de levaduras y bacterias, conocidas como SCOBY, que
ayudan a equilibrar la flora intestinal, a fortalecer el sistema inmune y mejorar el funcionamiento
del intestino.

Además, la kombucha también posee excelentes cantidades de polifenoles y vitamina C,


compuestos con propiedades desintoxicantes que ayudan a mejorar las funciones del hígado,
promoviendo la eliminación de toxinas del organismo a través de la orina y de las heces.

El té negro con azúcar blanco son los ingredientes más utilizados para hacer kombucha, pero
también se pueden utilizar otras hierbas e ingredientes adicionales como la flor de jamaica, té de
hierba mate, jugo de frutas y jengibre, para que tenga un sabor más agradable al paladar.

Preparación:

Para preparar la base del kombucha, también llamada de primera fermentación, se deben llevar a
cabo los siguientes pasos:

Ingredientes para la Primera Fermentación

3 L de agua mineral;

Olla de acero inoxidable, vidrio o cerámica;

1 taza de azúcar blanco;

5 sobres de té negro;

1 hongo de kombucha, también llamado hongo chino;

1 recipiente de vidrio hervido con agua caliente;

300 ml de kombucha listo, equivalente a 10% del volumen total de la kombucha a ser producida
(opcional)

Lavarse bien las manos y los utensilios, pasándolos por agua caliente y vinagre para ayudar a
eliminar cualquier contaminación por microorganismos. Colocar el agua en la olla y calentar.
Cuando el agua esté hirviendo, se debe adicionar el azúcar y mezclar bien. En seguida, se debe
apagar el fuego y agregar los sobres de té, dejando que la mezcla descanse de 10 a 15 minutos.

Colocar el té en el frasco de vidrio y esperar a que se enfríe hasta alcanzar la temperatura


ambiente. En seguida se debe adicionar el hongo de kombucha y los 300 ml de kombucha listo (si
se desea), tapando el frasco de vidrio con un paño y una liga, lo que irá a permitir la circulación del
aire sin dejar la mezcla expuesta. Guardar el frasco en un sitio aireado, sin mucha luz alrededor de
6 a 10 días, tiempo en el cual la bebida final estará lista, con el aroma de vinagre y sin sabor dulce.
Al final del proceso, una nueva colonia de kombucha es formada por encima de la primera, el cual
puede ser guardada en el refrigerador o donada para otra persona.

ambién llamado Kombucha de segunda fermentación, ya que se le puede dar sabor con
ingredientes como jengibre, pera, uva, fresa, limón, piña, naranja y otras frutas, trayendo un
nuevo sabor para la bebida y agregando el beneficio de las frutas.

Las frutas y otros ingredientes deben ser agregados en la Kombucha base ya lista, y en esta
fermentación la bebida quedará gasificada, recordando un refresco.

Beneficios:

Poder antioxidante

Muchos científicos creen que los antioxidantes de alimentos y bebidas son mejores para la salud
que los suplementos. La kombucha, especialmente cuando se hace con té verde, parece tener
efectos antioxidantes en el hígado. Los estudios en ratas han encontrado que beber kombucha
reduce regularmente la toxicidad hepática causada por químicos tóxicos, en algunos casos al
menos en un 70%. Si bien no existen estudios en humanos sobre este tema, parece ser un área de
investigación prometedora para las personas con enfermedad hepática. De hecho, un trabajo
publicado en 'Journal of Microbiology Biotechnology' determina: "Las moléculas antioxidantes
producidas durante el periodo de fermentación podrían ser la razón de las propiedades
hepatoprotectoras y curativas eficientes de este té contra la hepatotoxicidad inducida por
fármacos".

Antibacterias

La principal sustancia producida durante la fermentación de la kombucha es el ácido acético, que


también es abundante en el vinagre. Al igual que los polifenoles en el té, el ácido acético puede
matar muchos microorganismos potencialmente dañinos, como demuestra un estudio publicado
en 'Journal of Agricultural Food Chemistry'.

Riesgo cardiaco
La enfermedad cardiaca es la principal causa de muerte en el mundo y los estudios en ratas
muestran que la kombucha puede mejorar en gran medida dos marcadores de la patología, el
colesterol LDL, el malo, y el colesterol HDL, el bueno, en tan solo 30 días, como destaca una
investigación publicada en 'BMC Complementary Alternative Medicine'. Aún más importante, el té
(especialmente el té verde) protege las partículas de colesterol LDL de la oxidación, que se cree
que contribuye a la enfermedad cardiaca. De hecho, los bebedores de té verde tienen hasta un
31% menos de riesgo de desarrollar patologías cardiovasculares, un beneficio que también puede
aplicarse a la kombucha.

Diabetes

Afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por altos niveles de
azúcar en la sangre y resistencia a la insulina. Un estudio en ratas diabéticas encontró que la
kombucha ralentizó la digestión de los carbohidratos, lo que redujo los niveles de azúcar en la
sangre. También mejoró la función hepática y renal. Es probable que la kombucha hecha de té
verde sea aún más beneficiosa, ya que se ha demostrado que la infusión en sí misma reduce los
niveles de azúcar en la sangre. De hecho, un estudio de revisión de casi 300.000 personas
encontró que los bebedores de té verde tenían un 18% menos de riesgo de convertirse en
diabéticos

También podría gustarte