Está en la página 1de 23

Sulfonamidas

Prof. Ángel Cintra Francis


Farmacología Veterinaria

José Pablo Gardea Larrea / 5°A


Fueron los primeros agentes quimioterapéuticos eficaces que se emplearon en la
prevención y cura de las infecciones bacterianas. Por Paul Ehrlich se deben los
fundamentos de los actuales principios de la quimioterapia y el descubrimiento de
los medicamentos antitripanosómicos y antisifilíticos, aportando notables avances.

Los químicos sintetizaron muchos derivados de la sulfanilamida que podían tener


acción antibacteriana más amplia o diferente. Se sintetizaron y estudiaron más de
5,400 sustancias relacionadas, de las cuales más de 120 han tenido importancia
terapéutica.

Las combinaciones de sulfonamidas permiten mayor solubilidad total,


disminuyendo las posibilidades de daño renal por la ley de la solubilidad
independiente; es decir, en una mezcla de sulfonamidas, cada una de ellas tiene
sus propios índices de solubilidad y de saturación. Un ejemplo seria el preparado
trisulfapirimidina, que aun si los componentes se comportan de manera
independiente en relación con su solubilidad, la actividad antibacteriana de las
sulfonamidas combinadas es aditiva.

Farmacodinámica.

Las sulfonamidas poseen gran actividad y eficacia terapéutica en las primeras


etapas de una infección bacteriana aguda, ya que en este periodo se reúnen las
siguientes características:

 Presencia de bacterias con elevada tasa metabólica que incorporan


rápidamente la sulfonamida al metabolismo celular. Ya que las
sulfonarnidas carecen o es muy débil de actividad, en el caso de bacterias
en reposo.
 El huésped aún tiene un sistema reticuloendotelial capaz de fagocitar a los
agentes patógenos.
 El proceso inflamatorio aún no ha producido barreras en los tejidos que
impidan la difusión de los fármacos.

Para obtener resultados óptimos, es mejor aumentar los días de tratamiento que
elevar la dosis.
La sulfanilamida y el ácido paraaminobenzoico (PABA) poseen acciones altamente
antagónicas y postulando la hipótesis de que la sulfanilamida interfiere en la
utilización del PABA. La penetración de las sulfonamidas en las bacterias se ha
demostrado por microscopia de fluorescencia, y también se sabe que dichos
fármacos pueden inhibir la respiración aerobia y anaerobia de las bacterias.

Al bloquear la utilización del PABA, se impide la acción de la enzima sintetasa de


dihidropteroato, necesaria para la síntesis del ácido fólico. Debido a esta reducción
las concentraciones de la forma reducida activa (tetrahidrofolato o ácido folínico),
también disminuyen. El tetrahidrofolato es un componente esencial de las
coenzimas responsables del metabolismo celular que participan en la síntesis de
bases púricas, suprimiendo la síntesis proteínica y la producción de ácidos
nucleicos, y alterando los procesos metabólicos celulares en general.

Espectro de actividad.

Las sulfonamidas tienen actividad antimicrobiana variable contra microorganismos


grampositivos y gramnegativos. Su efecto va a depender de la dosis. Su eficacia
se puede reducir radicalmente cuando hay exceso de ácido fólico, timina, purina,
metionina, plasma, sangre, albúmina, tejido necrótico y productos de degradación
de proteínas endógenas, que pueden ofrecer sustratos alternos para las bacterias.

Resistencia a las sulfonamidas.

Se ha desarrollado resistencia, dado que las sulfonamidas tienen más de 50 años


de uso, y las bacterias han adquirido mecanismos que les permiten sobrevivir. Por
lo general presentan mutaciones en los cromosomas que hacen que no actúe
eficazmente o tenga poca penetración, o que la propia bacteria experimente
producción de enzimas dihidropteroato insensibles o hiperproducción de PABA. Se
desconoce la rapidez con que se desarrolla la resistencia, pero se cree que ocurre
después de la producción de una o dos generaciones bacterianas.

Potencia antibacteriana relativa.

Las concentraciones de sulfonamidas necesarias in vitro para producir efectos


bacteriostáticos varían considerablemente. El sulfatiazol y la sulfacloropiridazina
sódica son las más potentes, seguidas por el grupo de las sulfapirimidinas, la
sulfadimetoxina y el sulfametoxazol.

Farmacocinética.

La mayor parte de las sulfonamidas se absorben bien en el intestino. El tipo de


sulfonamida y la especie animal afectan la velocidad y el grado de absorción. Se
absorben mejor y con más rapidez en el aparato digestivo de carnívoros y aves
que en el de los herbívoros.

Las sulfonamidas se distribuyen por todo el cuerpo y se reparten en proporción


variable; así, el SNC es el que contiene la concentración más pequeña, seguido
en orden creciente de huesos y tejido adiposo. Todas las sulfonamidas comunes
se difunden fácilmente en el feto y en las membranas fetales.

Las sulfonamidas circulantes se metabolizan principalmente en el hígado, y una


pequeña proporción en los pulmones, en ambos casos por aceúlación, que
consiste en la conjugación de un radical acetilo en el grupo p-amino de la molécula
de la sulfonamida. Debido a que el fármaco acetilado es menos soluble en agua y
tiende a precipitarse con mayor facilidad, lo que hace que sea peligroso para los
túbulos renales y sobre todo en medios ácidos, como la orina de carnívoros y
aves.

Otras vías metabólicas incluyen la conjugación glucurónida y la hidroxilación


aromática. El conjugado glucurónido es muy soluble en agua y se elimina
rápidamente en la orina. El perro es acetilador deficiente, por lo cual se debe evitar
la sobredosificación en esta especie.

Las sulfonamidas se excretan principalmente a través de los riñones por filtración


glomerular. Se excretan pequeñas cantidades en bilis, jugos pancreático, gástrico
e intestinal, saliva y leche. Las sulfonamidas se pueden eliminar por las heces, y
en ello influyen el grado de absorción en el intestino, el equilibrio de líquidos, la
solubilidad de la sulfonamida y la dosis.
Indicaciones y dosis.

Las sulfonamidas se aplican por VO, IV, IM, IP y tópica. La mayoría de las
sulfonamidas se administran por VO en tabletas, bolos o suspensiones, pero
también en polvos mezclados con el alimento o en forma de sales solubles
disueltas en el agua, principalmente en el caso de cerdos y aves.

Casi todas las sales sódicas se pueden administrar por vía IV a dosis de 60-71.3
mg/kg. Las sulfas normalmente se aplican en soluciones con coadyuvantes que
disminuyan su irritabilidad; la dosis IP también es de 71.3 mg/ kg.

Es importante resaltar que las sulfonamidas pueden ser muy irritantes por vía IP, y
que sólo se recomiendan preparados diseñados especialmente para esta vía.

Aunque las sulfas, solas o con otros antibióticos, se pueden aplicar por vía
intrauterina contra infecciones genitales, cabe recordar que tienen una acción
limitada en medios con sangre o pus.

El número de estados patológicos en que las sulfonamidas son terapéuticamente


útiles y sustancias de primera elección ha aumentado notablemente con el
desarrollo de las combinaciones de sulfonamidas con trimetoprim, siendo más
eficaces y útiles por el aumento gradual de la resistencia a muchos antibióticos.

Efectos adversos.

La reacción adversa más común, por insuficiencia en la excreción, se presenta a


nivel renal como la cristaluria, hematuria y obstrucción, esto a menudo por varios
días de tratamiento.

En el caso de la obstrucción, depende de:

 Solubilidad de la sulfonamida.
 Volumen de orina.
 Cantidad de sulfonamida excretada.
 pH de la orina.
 Grado de acetilación de la sulfonamida.
 Sensibilidad individual o de especie.

Provocando que las sulfonamidas precipitadas formen cristales, los cuales


perforan y desgarran las células del aparato urinario y pudiendo ser lo
suficientemente numerosos para formar cálculos que obstruyen los túbulos
colectores, la pelvis renal o los uréteres.

Algunos otros signos de toxicosis crónica son:

 Neuritis periférica y degeneración mielínica


 Anomalías hematopoyéticas.
 En aves, baja de la postura y deformación del cascarón
 Hipersensibilidad
 Hiperplasia tiroidea
 Reducción de la síntesis de ácido fálico
 Queratoconj untivitis seca en perros, que puede conducir a opacidad de la
córnea. Son más sensibles los Doberman
 El uso indiscriminado de polvos en altas concentraciones puede retardar la
cicatrización
 Se ha informado de reacciones cutáneas severas que incluyen la reacción a
menudo letal de epidermólisis necrosante, con erosión perioral grave y
perianal de dichas áreas.

La toxicosis aguda en medicina veterinaria a menudo es consecuencia de la


inyección por vía IV con demasiada rapidez o en dosis excesivas de cualquiera de
las sulfonamidas sódicas.

Los signos típicos en bovinos son ceguera transitoria, dificultad para el enfoque
visual, midriasis, debilidad, temblores musculares, movimientos repetitivos de la
cabeza, degeneración mielínica en los nervios ciático y mediano, así como en las
vías nerviosas ascendentes y descendentes de la médula espinal. En perros los
síntomas son carreras sin fin, parálisis espástica, convulsiones, depresión de los
reflejos condicionados, ataxia, anorexia, diarrea, náusea y vómito.
Tiempo de retiro.

En animales lactantes, las sulfonamidas se excretan en la leche en


concentraciones muy similares a las de la sangre. Se ha informado sobre la
excreción de sulfonamidas en el huevo (albúmina y yema) y en tejido comestible
de pollos.

 Corta duración:
- Sulfacetamida.
- Sulfametazol.
- Trisulfapirimidina.
- Sulfatiazol.
- Sulfisoxazol.
 Duración intermedia.
- Sulfadimetoxina.
- Sulfisoxazol.
- Sulfametoxazol.
- Sulfapiridina.
- Sulfacloropiridazina.
- Sulfametazina.
- Sulfadiazina.
 Larga duración:
- Sulfametilfenazol.
- Sulfabromometazina.
- Sulfametazina.
- Sulfaetoxipiridazina.
 Sulfonamidas entéricas:
- Succinilsulfatiazol.
- Sulfaguanidina.
- Sulfaquinoxalina.
- Ftalilsulfatiazol.
- Sulfasalazina.

Sulfonamidas más utilizadas.

Sulfametazina (sulfadimidina).

Se ha utilizado por décadas en medicina veterinaria para tratar bovinos, caballos,


cerdos, aves, pequeños rumiantes, conejos, etc. Se encuentra formulada para
administrar con el agua de bebida o mezclada con el alimento, en bolos y en
solución para administración por vía intravenosa.

Farmacocinética.

Es una sulfonamida de rápida absorción GI y rápida eliminación renal. Se


biotransforma en el hígado, y obviamente el perro no la metaboliza, por lo que en
esta especie su vida media resulta muy prolongada.

Indicaciones y dosis.

 Cerdos: para el tratamiento de infecciones por Salmonella typhi-suis y


Bordetella bronchiseptica.
 Bovinos: la dosis inicial por VO es de 150-247 mg/kg y posteriormente 78-
123 mg/kg. No es recomendable en el tratamiento de la coccidiosis bovina.
 Ovinos: para la prevención de coccidiosis en dosis de 60 mg/kg/3-5 días por
vía oral.
 Equinos: para la prevención de coccidiosis: 110 mg/ kg/ día/2 días; se repite
el tratamiento a las 48 horas.
 La DL50 en el ratón es de 1.06 g/kg por vía intraperitoneal.

Interacciones.

Se encuentra disponible sola o en combinación con otros antimicrobianos como


tilosina, clortetraciclina, penicilina G procaínica e incluso con otras sulfonamidas.
La combinación sulfametazina-clortetraciclina en el agua de bebida es una opción
para prevenir y tratar la salmonelosis porcina. La combinación de sulfametazina
mas pirimetamina es útil para tratar la toxoplasmosis canina, felina y ovina,
siempre y cuando no sea crónica.

Tiempo de retiro.

Para bovinos de engorda, con una dosis de 150-247 mg/ kg se recomienda un


tiempo de retiro de 10-12 días, y de 96 h para vacas lecheras.

En cerdos se requieren 0.001 ppm y el tiempo de retiro deberá prolongarse hasta


30 días, asegurándose que no existen contaminantes en el alimento, pues se ha
demostrado que 2 ppm pueden perdurar en la piara hasta por un mes.

Sulfamerazina.

Puede adquirir una tonalidad oscura si se expone a la luz. Es muy soluble en éter
y cloroformo.

Farmacocinética.

En ovinos, la sulfarnerazina administrada por vía IV y se elimina por la orina sin


cambios, pero también en forma de un metabolito llamado acetilsulfamerazina,
principalmente cuando se administra por vía oral.

Indicaciones y dosis.

Se menciona que una dosis de 100 m g/ animal por cuatro semanas no evita la
infección, pero reduce la viabilidad de los ooquistes esporulados provenientes de
los sujetos tratados. También se dice que puede ser útil en equinos para el
tratamiento de la coccidiosis, y se manejan dosis iniciales de 130 mg/ kg, seguidas
de una dosis de mantenimiento durante otros cuatro días de 65 mg/ kilogramo.

Interacciones.

Se expende sola o en combinación con tilosina, tetraciclinas, e incluso con otras


sulfonamidas como sulfametazina o sulfadiazina en un preparado inyectable de
tres sulfonamidas, muy usado en bovinos para diversas infecciones o como
profiláctico contra la fiebre de embarque.

Sulfatiazol.

La solubilidad varía dependiendo de la concentración y pH del medio, pero se


menciona que es soluble en agua, alcohol, acetona y aceite mineral, solo o en
combinación con otras sulfas.

Farmacocinética.

En corderos a los que se les administró al 5% a razón de 36-72 mg/kg por vía IV,
se observó que el fármaco se eliminaba rápidamente y que el Vd era de 0.34-0.59
L/kg, con vida media de 70-90 min.

En ovejas, con una dosis de 214 mg/kg por VO en solución acuosa al 12.5% el
antibiótico se elimina más lentamente del plasma que cuando se administra por
vía IV, teniendo biodisponibilidad oral del 73% y vida media de 18 h.

En el cerdo, si se administra una dosis de 72 mg/kg de sulfatiazol sódico por vía


IV, se elimina del plasma rápidamente, tiene Vd de 0.54 L/kg y vida media de 80
minutos.

Indicaciones y dosis.

Se encuentra disponible para administrarse por VO, ya sea solo o en combinación


con otras sulfas. Se utiliza como promotor de crecimiento.

Es más tóxico que la sulfametazina y que la sulfadimetoxina.

Si se encuentra en forma de ftalilsulfatiazol no se absorbe del GI. El sulfatiazol


puede utilizarse en caballos, bovinos, ovinos y cerdos en dosis de 66 mg/kg/ día.

Interacciones.

Actualmente hay una fórmula en la que se combina sulfatiazol con clortetraciclina.


Hay bolos orales de sulfatiazol-trimetoprim para uso en becerros prerrumiantes.
Se usan como profilácticos o metafilácticos en diarreas y neumonías.

Tiempo de retiro.

Con una dosis de 72 mg/kg por vía IV en ovinos, 2 h después se pueden encontrar
residuos en riñón, hígado, corazón, músculo, grasa y omento. Los residuos
disminuyen rápidamente a < 0.1 ppm y hasta valores no detectables en 24 h,
aunque se recomienda un periodo de retiro de 72 h en ovinos y terneros.

Derivados del sulfatiazol.

El sulfatiazol es una de las sulfas más potentes, seguida por el grupo de las
sulfapirimidinas, y tiene dos derivados:

1. Succinilsulfatiazol: Es soluble en soluciones alcalinas y sódicas, poco


soluble en alcohol y acetona e insoluble en cloroformo y éter.
2. Ftalilsulfatiazol: Se encuentra en forma de cristal, tiene un sabor
ligeramente amargo y tiende a oscurecerse cuando se expone a la luz. Es
prácticamente insoluble en cloroformo y agua.

Indicaciones y dosis.

Los derivados del sulfatiazol son antibacterianos y eficaces para infecciones


entéricas dado que no se absorben a partir del tubo digestivo. La DL50 en el ratón
es de 5.7 g/kg por vía IP. No son tóxicos por vía oral.

Sulfadimetoxina.

Puede encontrarse en forma de sal sódica o combinada con ormetoprim.

Es un polvo con olor suave o inodoro, de color blanco cremoso. Es muy soluble en
agua y escasamente en alcohol y puede formar cristales, pero su eficacia no
resulta afectada por este hecho.

Es una sulfonamida de efecto intermedio.

Farmacocinética.
Se une en gran porcentaje a proteínas plasmáticas.

En la mayor de las especies se metaboliza por acetilación, excepto en el perro,


dando lugar a la acetilsulfadimetoxina. Se elimina en la orina y tiene vida media de
eliminación relativamente prolongada, ya que se reabsorbe en los tú bulos renales.

Indicaciones y dosis.

Se usa en el tratamiento de infecciones respiratorias, genitourinarias, entéricas y


de tejidos blandos causadas por Streptococcus sp., Staphylococcus sp.,
Escherichia coli, Salrnonella sp., Klebsiella sp., Proteus sp. y Shigella sp.

 Perros: para coccidiosis puede ser útil en forma de solución al 0.05% a


dosis de 20 mg/kg/12 h/3-5 días por VO. Para infecciones bacterianas se
usan 25 mg/kg/12- 24 h vía IV u oral.
 Gatos: se administran 25 mg/ kg/ día por las vías IV u oral.
 Bovinos: en becerros se usan 55 mg/kg por vía IV o VO como dosis inicial,
y después 27.5 mg/kg/día por VO hasta por cinco días. Si se administran
bolos de liberación prolongada en becerros, la dosis es de 137.5 mg/ kg/ 4
días por vía oral.
 Caballos: se administran 55 mg/ kg por vía IV o VO como dosis inicial y
después 27.5 mg/kg/ día por VO hasta por cinco días.

Interacciones.

En el mercado la sulfadimetoxina se encuentra combinada con ormetoprim o


baquiloprim.

Tiempo de retiro.

Cuando se administra 400 mg/ ml inyectable por vía IV, el tiempo de retiro es de
cinco días para carne y 60 h para leche; la sulfadimetoxina en bolos o IM requiere
de 21 días de retiro para carne. En solución oral se requieren siete días en carne
de ganado y cinco días en carne de ave.

Sulfadimetoxina-ormetoprim.
Indicaciones y dosis.

Se inicia con 55 mg/ kg, VO el primer día de terapia y se continúa por VO con 27.5
mg/ kg/ día.

Esta combinación está indicada para el tratamiento de perros con infecciones de


piel y tejidos blandos producidas por Staphylococcus aureus y E. coli.

Efectos adversos.

La combinación sulfadimetoxina-ormetoprim está contraindicada en animales con


daño hepático, alteraciones de la producción hemática, o antecedentes de
sensibilidad a las sulfas.

Debe usarse con precaución en pacientes con enfermedades hepáticas o


tiroideas, y aún no se ha establecido si su uso es seguro en animales gestantes,
pero se informa que en animales de laboratorio es teratogénica.

Entre los efectos más comunes se encuentran queratoconjuntivitis seca, hepatitis


con ictericia, vómito, anorexia, diarrea, fiebre, anemia hemolítica, urticaria,
poliartritis, poliuria, polidipsia, colestasis y reacciones de hipersensibilidad. Otros
efectos hematológicos incluyen anemias y agranulocitosis, las cuales son muy
raras.

Tiempo de retiro.

En el caso de la premezcla para aves se establece que un tiempo de retiro de


cinco días es suficiente para pollos y pavos. No se debe utilizar en gallinas
ponedoras, pues aún no se determina el tiempo de retiro, que puede ser muy
prolongado y económicamente inviable.

Sulfacloropiridazina.

Es poco soluble en lípidos y soluble en orina.

Útil en infecciones entéricas, está clasificada como de acción corta-intermedia.


Cuando se encuentra en la forma inyectable debe protegerse de la luz, el calor y la
congelación.
Farmacocinética.

Se distribuye bien en los siguientes tejidos en orden descendente: hígado, riñón,


pulmón, músculo y hueso.

Se une en gran porcentaje a proteínas plasmáticas.

La vida media en el bovino es de poco más de 1 h. Se metaboliza principalmente


por acetilación y conjugación glucurónida en el hígado. Atraviesa la placenta y se
distribuye hacia la leche. Se elimina por vía renal por filtración glomerular; los
metabolitos acetilados son menos solubles y se cristalizan en medios ácidos.

Indicaciones y dosis.

 Bovinos: se administran 88-110 mg/kg/12-24 h vía IV, o 30 mg/kg/8 h por


VO. Está indicada en becerros menores de un mes de edad a razón de 33-
50 mg/kg divididos en dos dosis al día durante uno a cinco días por VO o IV
para el tratamiento de diarrea provocada por E. coli.
 Cerdos: se administran 44-77 mg/kg divididos en dos dosis al día durante
uno a cinco días por vía oral.
 Aves: en diversas infecciones tiene acción favorable, en pollo de engorda
principalmente contra E. coli. Se administra una dosis inicial de 125-200
mg/ kg y luego 75 mg/kg de mantenimiento.

Efectos adversos.

Ocurre toxicosis aguda a consecuencia de la inyección IV de soluciones de


sulfonamidas sódicas, pero este tipo de intoxicación es muy difícil que se presente
con la sulfacloropiridazina sódica, dado que su vía de administración es la oral.

Interacciones.

Puede desplazar a otros fármacos que se encuentran unidos a proteínas como


metotrexato, warfarina, fenilbutazona, algunos diuréticos, salicilatos, probenecid y
fenitoína.

Tiempo de retiro.
El tiempo de retiro es de siete días para bovinos de carne, y de cuatro días para
cerdos y pollo de engorda.

Sulfaguanidina.

Es poco soluble en alcohol o acetona e insoluble en soluciones de NaOH.

Indicaciones y dosis.

Se emplea para el tratamiento de enfermedades infecciosas bacterianas, en una


dosis inicial de 264 mg/kg y de mantenimiento 132 mg/kg. La DL50 en ratón es de
1 g/kg vía intraperitoneal.

Sulfacetamida.

Es soluble en agua, alcohol y acetona e insoluble en éter.

Es 90 veces más soluble que la mefadiacina, por lo que se puede utilizar en


preparados relativamente concentrados. Existe en forma de sal sódica
monohidratada.

Indicaciones y dosis.

 Perros y gatos: se recomienda para el tratamiento tópico de infecciones


oculares causadas por grampositivos. La DL50 en perros es de 8 g/kg por
vía oral.
 Cerdos: la combinación de sulfacetamida y tilosina es eficaz en el
tratamiento de neumonía porcina.
 Bovinos: dado que la sulfucetamida tiene pH neutro y no es irritante,
también se le ha incluido en algunos preparados intramamarios, en dosis
aproximada de 500 mg/ cuarto.

Mafenida.

Existen los derivados clorhidrato, acetato y propionato.

Indicaciones y dosis.
De uso tópico, útil en perros y gatos para la prevención de infecciones en
quemaduras. Se absorbe del sitio de aplicación y se alcanzan concentraciones
pico en 2-4 h. Como inhibe la anhidrasa carbónica, puede producir acidosis
metabólica con hiperventilación compensatoria limitando su uso.

Sulfonamidas combinadas con otros fármacos.

Se han realizado muchas pruebas en que se combinan sulfonamidas con otros


compuestos, y se ha descubierto un efecto aditivo cuando se unen con
antimicrobianos bacteriostáticos, una acción antagonista si se combinan con
antibióticos bactericidas, e incluso efectos aditivos o potenciados cuando se
administran con aminoglucósidos

Farmacocinética.

En caso de utilizar combinaciones sulfonamidas-trimetoprim, hay que considerar


que la velocidad de absorción debe estar vinculada con la obtención de valores
plasmáticos y tisulares que mantengan la proporción óptima de ambos fármacos.

Se distribuye bien y llega al SNC, en especial cuando hay inflamación de


meninges. Atraviesa la placenta y se distribuye hacia la leche. Se metaboliza en el
hígado. Se elimina en orina vía filtración glomerular y secreción tubular.

Espectro de actividad.

El espectro antibacteriano de esta combinación es mucho más amplio que el de


cualquiera de los dos compuestos por separado, lo que los identifica como
altamente sinérgicos.

Dado su amplio espectro y baja toxicidad se han utilizado contra múltiples


infecciones. Las sulfonamidas solas generalmente son bacteriostáticas; el
trimetoprim es bactericida y potencializa el efecto de las primeras. Esta
combinación se considera como de primera elección para el tratamiento de
muchas enfermedades, principalmente de origen bacteriano.

Su espectro incluye a:
 Bacterias grampositivas: la mayoría de los estreptococos, estafilococos y
Nocardia sp.
 Bacterias gramnegativas: enterobacterias, con excepción de Pseudomonas
aeruginosa.
 Algunos protozoarios: Eimeria sp., Isospora sp. y Toxoplasma sp.

En gramnegativos la resistencia es mediada por plásmidos.

Bacterias sensibles son las que se inhiben con menos de 2 µg/ml de trimetoprim +
76 µg/ml de sulfonamida. En algunas instancias el nivel de sensibilidad se
establece en 0.5 µg/ml de trimetoprim y 9.5 µg/ml de la sulfonamida.

Indicaciones y dosis.

La combinación trimetoprim-sulfonamidas ha sido eficaz en la bordetelosis canina,


en la prevención de la coriza infecciosa, cólera aviar en pavos por Pasteurella
multocida, infecciones del SNC producidas por especies de Haemophilus, en
enfermedad respiratoria crónica complicada en aves y salmonelosis en cerdos y
becerros. Esta combinación también es eficaz en el tratamiento de neumonías e
infecciones de las vías urinarias. Se le ha usado asimismo en infecciones
cutáneas en perros.

Efectos adversos.

Las sulfonamidas potencializadas pueden provocar hiperparatiroidismo en perros y


producir problemas de hipersensibilidad. En gatos puede producir anemia y
agranulocitosis. En caballos se llega a observar prurito transitorio después de la
administración N, y diarrea con la administración VO.

Los signos de sobredosificación incluyen náusea, vómito, diarrea, depresión, dolor


de cabeza, depresión de médula ósea e incremento de la aminotransferasa sérica.

Interacciones.

La mezcla trimetoprim/sulfa puede prolongar el tiempo de coagulación en


pacientes que hayan recibido anticoagulantes coumarínicos.
Las sulfonamidas desplazan a fármacos que se encuentran unidos a proteínas
plasmáticas, tales como metotrexato, fenilbutazona, diuréticos, salicilatos,
probenecid y fenitoína.

Los antiácidos incrementan la biodisponibilidad de las sulfonamidas si se


administran simultáneamente.

Tiempo de retiro.

Esta combinación reduce el tiempo de espera después del tratamiento para la


utilización comercial del huevo o las canales.

Sulfametoxazol-trimetoprim.

El sulfametoxazol es un polvo cristalino de color blanco opaco, casi sin olor. Se


encuentra en combinación con el trimetoprim, lo que potencializa su efecto.

Farmacocinética.

Esta combinación tiene absorción eficiente en el GI con un pico a las 4 hrs. Se une
en 65% a la proteína plasmática y se elimina por los riñones a razón de 25-50% en
24 hrs.

Indicaciones y dosis.

 Perros: se administran 15 mg/kg cada 12 h por VO o IV, o bien 30


mg/kg/día. Para el tratamiento de Nocardia sp. se aumenta la dosis al
doble. Para meningitis: 15 mg/kg/8-12 h por VO o IV. En mastitis: 30
mg/kg/12 h/7 días por VO. Para toxoplasmosis: 15 mg/kg/8-12 h por VO, y
en coccidiosis, 30 mg/kg/ día/10 días por vía oral.
 Gatos: se dan 30 mg/ kg/12-24 h por VO o SC. En Nocardia sp. doblar la
dosis. Para toxoplasmosis se administran 15 mg/kg/12 h por vía oral.
 Bovinos: se administran 25-44 mg/kg/ día vía IM o IV. En becerros se dan
48 mg/kg/día por vía IV o intramuscular.
 Caballos: la dosis es de 15 mg/ kg/8-12 h por vía IV o 30 mg/kg/día por VO.
Potros: 15 mg/ kg/ 12 h por vía intravenosa.
 Cerdos: 48 mg/ kg/ día por vía IM; en suspensión oral la dosis es de 240
mg/5 mililitros.
 Aves: se puede utilizar para el tratamiento y prevención contra coccidios a
dosis de 2 ml/kg/ 12 h por VO.

La DL50 en ratón es de 5 513 mg/ kg por vía oral.

Efectos adversos.

El efecto adverso más importante es la queratoconjuntivitis seca en perros, se


cree que se debe a un efecto directo del nitrógeno contenido en el anillo piridínico
sobre las células lagrimales. Ocasionalmente produce eritema, petequias,
hemorragias internas y hematuria.

Tiempo de retiro.

El tiempo de retiro para carne es de siete u ocho días, y para huevo, de 10 días.

Sulfadiazina-trimetoprim.

Prácticamente insoluble en agua, pero soluble en alcohol y acetona. En la práctica


veterinaria se utiliza la combinación de sulfadiazina con trimetoprim, tanto en su
presentación para VO como en la de uso parenteral.

Farmacocinética.

1
La vida media de eliminación de la sulfadiazina es de casi 10 h en el perro, 2 h
2
1 1
en el caballo, 2/ h en los bovinos y 4\ h en pollos de engorda luego de su
2 2
administración oral.

La vida media de eliminación de la sulfadiazina va de 5.7 a 3.6 h en los mismos


1
periodos, y el trimetoprim se elimina en las semanas mencionadas con una T B
2
de 8.4 h que se reduce a tan sólo 0.9 h en la sexta semana.

Indicaciones y dosis.
Se le recomienda para infecciones de las vías respiratorias del tubo digestivo y de
las vías urinarias. Se le usa con mucho éxito para coccidiosis en perros y gatos.

 Perros: se administran 15 mg/kg/12 h por VO o IV, o bien 30 mg/kg/ día.


Para Nocardia sp. se aumenta la dosis al doble. En meningitis es de 15
mg/kg/8-12 h por VO o IV. Para coccidiosis y toxoplasmosis la dosis es de
15-30 mg/kg/12 h/7 días por VO.
 Gatos: en esta especie la dosis es de 30 mg/kg/12- 24 h por VO o SC. Para
tratar Nocardia sp. se duplica la dosis.
 Bovinos: se administran 25-44 mg/kg/ día por vía IM o IV. En becerros se
usan 48 mg/ kg/ día por vía IV o intramuscular.
 Caballos: se usan 15 mg/kg/8-12 h por vía IV, o bien 30 mg/kg/día por VO.
En potros se emplean 15 mg/kg/ 12 h por vía intravenosa.
 Cerdos: se administran 48 mg/kg/día por vía intramuscular.

Efectos adversos.

No se debe administrar en perros o caballos con daño hepático, alteraciones del


recuento hemático o antecedentes de sensibilidad a las sulfonamidas.

En ratas produce teratogenicidad. Puede provocar conjuntivitis seca en pequeñas


especies. En tratamientos de más de 10 días se pueden desarrollar poliartritis y
fiebre que ceden al suspender la terapia. Los perros de raza Doberman son
particularmente susceptibles a presentar reacciones adversas, incluyendo
reacciones cutáneas graves.

Sulfametoxipiridazina.

Forma cristales al combinarse con agua. Es poco soluble en metano y etanol y


más soluble en acetona y dimetilformamida. Lo es aún más en soluciones
alcalinas. Puede encontrarse en forma de sal sódica.

Indicaciones y dosis.

Útil en infecciones bacterianas susceptibles, y la dosis recomendada para bovinos


y ovinos es de 20-22 mg/ kg/ día por las vías SC, IM o IV. La DL50 en ratón es de
1,750 mg/ kg VO. Combinada con trimetoprim (200 mg) se usa para infecciones de
vías respiratorias y de tracto GI en caballos, ovinos y caprinos.

Tiempo de retiro.

Cuando se utiliza la sal sódica de sulfametoxipiridazina en bovinos, el tiempo de


retiro es de 21 días para carne y dos días para leche, y en ovinos es de siete días
para carne.

Sulfaquinoxalina.

Es soluble en soluciones de Na2 C03, NaOH y con pH de 7. Existe la sal sódica,


muy soluble en agua.

Farmacocinética.

En gallinas a las que se dio por VO una dosis de 275 mg/ kg, alcanzó una
concentración plasmática de 16.1 µg/ml. Tiende a concentrarse en hígado y riñón.

Indicaciones y dosis.

Aves: para tratamiento de colisepticemias y pasteurelosis.la dosis es de 30 mg/ kg/


día por cinco a seis días por vía oral.

Efectos adversos.

En aves se puede presentar daño hepático, hemorragias en epicardio, riñones,


oviductos e intestino delgado, y dermatitis gangrenosa con dosis elevadas y por
tiempo prolongado.

Tiempo de retiro.

No se debe administrar a vacas lecheras o gallinas ponedoras. El tiempo de retiro


para carne de bovinos, ovinos y aves es de 10 días.

Sulfacloropiridazina-trimetoprim.

La acción específica de ambos fármacos, como antifolatos en bacterias o en


células animales, los ha colocado en la preferencia de muchos clínicos para el
tratamiento de diversos trastornos.
Farmacodinámica.

El mecanismo de acción de esta combinación radica en sus efectos combinados


sobre dos pasos de la vía enzimática para la síntesis del ácido tetrahidrofólico.

Farmacocinética.

El volumen de distribución es catalogado como excelente para sustancias que se


consideran ácidos orgánicos débiles.

Evaluación comparativa de la combinación sulfacloropiridizina


sódica.trimetoprim en relación con otros antimicrobianos.

Es evidente que la acción conjunta y sinérgica de sulfonamidas-trimetoprim las


coloca como primera opción por tres razones:

1. Por su baja o nula toxicidad.


2. Debido a su alta eficacia y por el efecto sinérgico.
3. Porque habitualmente no inducen resistencia.

Diaminopirimidinas.

Son inhibidores de la enzima reductasa de dihidrofolato, se encuentran


trimetoprim, ormetoprim, metoprim, pirimetamina y baquiloprim.

Al seleccionar un inhibidor de la reductasa de dihidrofolato, se debe verificar que


tenga:

 Alta selectividad por la enzima bacteriana.


 Vida media comparable con la de la sulfonamida a utilizar.
 Estabilidad en el rumen.

La resistencia al trimetoprim y a otras diaminopirimidinas es el resultado de la


aparición de un plásmido transposón con un plásmido codificado o de la síntesis
cromosómica de una enzima reductasa de dihidrofolato resistente.
El trimetoprim, ormetoprim, aditoprim o baquiloprim se combinan con varias
sulfonamidas, en una proporción promedio de 1:5. La combinación produce un
efecto bactericida contra un amplio espectro de bacterias.

También podría gustarte